Page 59

cabo la postproducción, la imagen y el sonido se trabajan por separado en procesos interrelacionados pero independientes, ambos especializados y complejos. No nos detendremos a describir aquí las características de dichos procesos, pero el grado de dificultad y la enorme atención que requieren puede ser claramente ejemplificada en la proporción de tiempo que debe invertirse en ellos: si partimos del hecho de que un largometraje se toma seis semanas para realizar el rodaje, es muy común que tarde seis meses en terminarse la postproducción. Como en los procesos anteriores, establecer un estándar siempre conlleva el riesgo de no considerar las excepciones, las cuales, en el caso del cine independiente, son la mayoría. La postproducción termina al momento de estar lista la “copia compuesta” (película positiva con sonido integrado) lista para su exhibición interna –no comercial–, ya que para fines de distribución y exhibición comercial se requieren procesos posteriores que dejaré fuera del presente proyecto. La copia compuesta es propiamente el final de los procesos creativos dentro de una producción cinematográfica. La vida posterior de una película queda generalmente fuera de las manos de los individuos involucrados en los procesos anteriores, a excepción del Productor Ejecutivo. Es cierto que dentro del modelo de producción independiente el Director, y en ocasiones los actores, se involucran también en la exhibición y distribución del filme. Después de las tres etapas descritas (Preproducción, Producción y Postproducción), el curso de una película dependen en gran medida de una

59


Tesis oul septiembre 2011  
Advertisement