Issuu on Google+


PRIMER HABITO.- SEA PROACTIVO PROACTIVIDAD No solo significa tomar la iniciativa, sino también ser conscientes que, como seres humanos, somos responsables de nuestras propias vidas, de nuestras propias conductas, de nuestras propias decisiones. Por el contrario, si otorgamos poder a las cosas para que nos controlen, nos volvemos reactivos, y se debe a que nosotros les hemos dado ese poder. El carácter de las personas reactivas se ve influenciada por los factores físicos, sociales o psicológicos, en cambio las personas proactivas realizan un trabajo de calidad, sin importar que haga un buen tiempo o no, que se les revise el trabajo o no. Las personas proactivas también son influenciadas por esos factores, pero la diferencia es que su respuesta es una elección basada en valores.

SEGUNDO HABITO.- EMPIECE CON UN FIN EN MENTE

Consiste en empezar hoy con la imagen, el cuadro o el paradigma de vida como marco de referencia o criterio para el examen de todas las otras cosas. Significa comenzar con una clara comprensión de nuestro destino. Significa saber adónde se está yendo, de modo que se pueda comprender mejor dónde se está, y dar siempre los pasos adecuados en la dirección correcta. Podemos estar muy atareados, podemos ser muy eficientes, pero solo seremos también verdaderamente efectivos cuando empecemos con un fin en mente. El hábito de empezar con un fin en mente se basa en el principio de que todas las cosas se crean dos veces. Siempre hay primero un creación mental, y luego una creación física. Si comprendemos este principio y aceptamos ambas creaciones, ampliaremos nuestro círculo de influencia. Todas las cosas se crean dos veces, pero no todas las primeras creaciones responden a designios conscientes, pues si no desarrollamos autoconciencia permitiremos que otras personas actúen sobre nosotros.

TERCER HABITO.- ESTABLEZCA PRIMERO LO PRIMERO

El tercer hábito es el fruto personal, la realización práctica del primero y el segundo. El tercer hábito es la segunda creación, es la creación física. Es la realización, la actualización, la aparición natural del primero y segundo hábito. Es el ejercicio de la voluntad independiente que pasa a ser centrado en principios. Es la puesta en práctica incesante, momento a momento.


El primero y segundo hábitos son absolutamente esenciales y prerrequisitos del tercero. Uno no puede pasar a centrarse en principios sin tomar primero conciencia de su propia naturaleza proactiva y desarrollarla. Practicando un auto administración efectiva vivimos el tercer hábito. Entonces se dice administra desde la izquierda; lidera desde la derecha. El grado en que hemos desarrollado nuestra voluntad independiente en la vida cotidiana se mide por nuestra integridad personal.

CUARTO HABITO.- PIENSE EN GANAR/GANAR

Debemos concentrarnos en producir una excelencia personal y organizacional de un modo enteramente diferente, creando un sistema de información y recompensa que refuercen el valor de la cooperación. Si pasamos de la independencia a la interdependencia avanzamos a un rol de liderazgo, y el hábito de liderazgo interpersonal efectivo es pensar en ganar/ganar. Este forma uno de los 6 paradigmas de la interacción humana, los cuales son: - Ganar/ganar - Pierdo/pierdes - Gano/pierdes - Gano - Pierdo/ganas - Ganar/ganar o no hay trato

QUINTO HABITO.- PROCURE PRIMERO COMPRENDER Y DESPUÉS SER COMPRENDIDO.

Este principio es la clave de la comunicación interpersonal efectiva. Hemos aprendido a leer, escribir, hablar, pero no a escuchar. Lo común es que nos comprendan, pues solo escuchamos para responder, y utilizamos un paradigma autobiográfico. Es por eso que debemos utilizar la escucha empática, la cual quiere decir escuchar con la intención de comprender emocional e intelectualmente, no necesariamente estando de acuerdo con la otra persona. La escucha empática es un depósito en la cuenta bancaria emocional. Este principio es aplicado en diferentes campos, tales como: la medicina, en las ventas, en el campo del derecho, en el diseño de productos, etc. Si empezamos por juzgar nunca podremos comprender. Todos los consejos bien intencionados del mundo no representan nada si no empiezan por afrontar el problema real. Es por eso que debemos dejar a un lado nuestra autobiografía y tratar de comprender. Puede ser que al principio lleve tiempo, pero después lo ahorrará.


SEXTO HABITO.- SINERGICE.

El ejercicio de todos los otros hábitos nos prepara para los hábitos de la sinergia. A esta la podemos definir de diferentes formas: Es la actividad superior de la vida: la verdadera puesta a prueba y manifestación de todos los otros hábitos reunidos. -Es la esencia del liderazgo transformador. -Es la esencia de la paternidad transformadora -Significa el todo es más que la suma de sus partes. La esencia de la sinergia consiste en valorar las diferencias: respetarlas, compensar las debilidades, construir sobre las fuerzas. Y la clave para valorar esas diferencias consiste en comprender que todas las personas ven el mundo no como es, sino como son ellas mismas, por eso debemos comprender a las otras personas y valorar la percepción de ellas. Cuando nos comunicamos con sinergia abrimos nuestro corazón y expresiones a nuevas posibilidades, nuevas alternativas, nuevas opciones. SÉPTIMO HABITO.- AFILE LA SIERRA

Consiste en tomar tiempo para afilar la sierra. Engloba a todos los otros hábitos del modelo de los siete hábitos porque es el que los hace posibles. De este séptimo hábito tenemos algunas definiciones: -Es CP personal. -Significa preservar y realzar el mayor bien que usted posee: usted mismo. -Significa renovar las cuatro dimensiones de su naturaleza: la física, la espiritual, la mental y la social/emocional. -Significa dar expresión dar expresión a las cuatro motivaciones. Por eso debemos ser proactivos y hacer que la CP se convierta en una segunda naturaleza, en una especie de adicción sana; y como se encuentra en nuestro de influencia nadie puede hacerlo por nosotros, debemos hacerlo nosotros mismos. Esa es la inversión más


poderosa que está a nuestro alcance: la inversión en nosotros mismos, en el único instrumento con que contamos para vivir y realizar nuestra aportación. Pues para ser efectivos debemos dedicar tiempo a afilar la sierra en las cuatro dimensiones. Dimensión Física.- Consiste en cuidar efectivamente de nuestro cuerpo físico (alimentación, descanso, ejercicios correctos). Se requiere atender la resistencia, la flexibilidad y la fuerza. Dimensión Espiritual.- Proporciona liderazgo a nuestra propia vida, se relaciona con el segundo hábito. Es nuestro, un área privada de la vida de mucha importancia. Dimensión Mental.- Proviene de la educación formal. La desarrollamos mediante el leer, escribir, organizar y planificar. Dimensión Social/Emocional.- Enfoca a los hábitos cuarto, quinto y sexto centrados en los principios de liderazgo interpersonal, la comunicación empática y la cooperación creativa.

reflexion Es un libro de lectura densa, no hay que engañarse, porque la verdad es que es un libro bastante extenso pero a medida que vas leyendo los hábitos estás convencido de que merece la pena leerlo, eso sí, no se lee en una tarde ni mucho menos, requiere su tiempo pero merece mucho la pena, algunos de los aprendizajes que he extraído de su lectura han sido: - Planificar: gran parte del éxito de las personas, ya sea en el terreno profesional o personal, es la planificación que hagan de sus actividades centradas en lo realmente importante y no en lo urgente y que nos impide seguir avanzando. - Ser proactivo: puedes hacer que las cosas que te propongas sucedan de verdad (siempre que sean coherentes y realistas evidentemente) quedándote sin hacer nada, nada pasará, para que te pase algo positivo hay que buscarlo - Creer en uno mismo: la celebración de los pequeños logros es básico para confiar en nosotros mismos, si nos proponemos una cosa podremos llegar a alcanzarla si creemos realmente en nuestras posibilidades. - Escuchar activamente: y respetar a la otra persona, ponernos en su lugar para saber realmente lo que piensa, así estableceremos relaciones más sólidas con el resto de personas que nos ayudarán, ya sea en el terreno personal o profesional. Es un libro muy interesante y que yo ya estoy aplicando, en gran parte, en mi día a día, si hay que ponerle una pega sería que está demasiado enfocado a gerentes o mandos intermedios porque conceptos como la delegación lo da como bastante


factible y en gran parte de la gente no es asĂ­ exactamente, pero por lo demĂĄs libro aconsejable 100%, sin duda.


Primer habito