Page 31

31

paciente. Debido a la importancia de su entorno diario, siempre es mejor ver sus lugares de elección para comer, tomar agua, dormir, etc. Esta primera consulta suele ser extensa, ya que como homeópatas nos importa todo, hasta lo más ridículo que se les pueda ocurrir que realizan o les gusta, o no tanto. Realizamos un cuestionario al propietario o a quien más conozca al animal para recabar los datos más peculiares o raros y así diferenciarlo del resto.

No es necesaria una agravación para empezar la curación. A veces puede ocurrir, pero no en la mayoría de los casos.

Es como armar un rompecabezas con los síntomas particulares y propios del animal y por la ley de similitud encontrarle su medicamento homeopático.

En resumen, elegimos la homeopatía por una simple premisa: funciona, no tiene efectos secundarios y es accesible. Si bien muchos de nosotros comprendemos que la medicina tradicional no funciona en ciertos aspectos de la mejor manera, creemos que el modo de generar el cambio no es confrontándolo, sino buscando nuevas alternativas. La transformación comienza con uno mismo, así lo dijo Gandhi “sé el cambio que querés ver en el mundo”.

En esta primera entrevista está la clave de un tratamiento exitoso, por ello su gran extensión a diferencia de una consulta veterinaria convencional.

Por todas estas razones es que hoy, para mí, la medicina alternativa es la tradicional y mi primera elección es siempre la homeopatía.

Es habitual que en los sucesivos encuentros se siga completando el conocimiento de nuestro paciente mediante nuevos aportes de los dueños o de observaciones posteriores. Es necesario tener en claro que los tiempos del tratamiento pueden variar dependiendo de la profundidad del desequilibrio que esté afrontando el animal en ese momento. Los dueños deben entender esto y armarse de paciencia. Buscamos generar una simbiosis entre el médico y el “intérprete” del animal para poder llegar a los resultados esperados por ambos. Muchas veces terminamos la consulta pidiendo al dueño que defina a su animal en 3 palabras. Por último, una de las preguntas a las que nos enfrentamos bastante seguido y quiero desmitificar es, si su animal primero debe empeorar, conocido en el rubro como Agravación Homeopática, para luego mejorar y sanar. Pongamos un ejemplo, un animal llega con alergia cutánea, mucha picazón y pérdida de pelo por sectores. El dueño pregunta si primero debe quedarse pelado para luego empezar su curación definitiva. Esto es incorrecto.

Bajo la premisa “dar es recibir” prueben darle una vida más natural y reconfortante a sus compañeros de ruta, ellos se lo van a agradecer.

Por Dra. Lucila Ferrini Médica veterinaria Homeópata MN 8226

lucila_ferrini@yahoo.com.ar www.homeoequina.com.ar

Urban Pets Mag #05  
Urban Pets Mag #05  

Quinta edición de la revista de mascotas

Advertisement