Page 1

URAA NIA

EDICIÓN NOVIEMBRE 2019

“Los muertos enseñan a los vivos” Entrevista al Director de Museo de Anatomia

“La huella de la Reforma Universitaria“

“Una noche en el Hospital de Clinicas“

“Entre libros y batas“ Entrevista a Armando Rios.

Crónica de la Noche de los Museos

1


Más que un edificio El Hospital Nacional de Clínicas, construido durante la gestión del decano Luis Rossi, tuvo desde sus principios el objetivo de funcionar también como escuela. Los terrenos fueron cedidos por el intendente Juan Manuel de la Serna, ubicados en el entonces llamado “Barrio de quintas”, y actual Alberdi. Inaugurado en mayo del 1913, durante el tercer siglo de existencia de la Universidad Nacional de Córdoba, contaba con capacidad para 282 enfermos y aulas aptas para 621 estudiantes de las carreras de Medicina, Obstetricia y Farmacia. Entre 1915 y 1917, debido a la numerosa recurrencia del hospital, fue necesario anexar nuevos pabellones a la planta inicial.

Pasillo principal del viejo Hospital de Clinicas tomada por Yamila Satuf.

Fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1996 considerando de valor arquitectónico e histórico patrimonial el pabellón central, pabellón de especialidades, cirugía, internación, chimenea, aula menor, pabellón oncológico, depósito, cocina, capilla, aula mayor, pabellón de anatomía, cátedra de farmacología, servicios generales y anatomía patológica. Allí se formaron numerosos profesionales que marcaron hitos en la medicina. Entre ellos se destacan: Pablo Luis Mirizzi, Humberto Dionisi, Pedro Ara, Pedro Vella, entre otros. Su vida estuvo fuertemente ligada a la historia universitaria cordobesa, siendo centro de las protestas estudiantiles y obreras. Además, fomento a modificar la identidad del barrio mediante aportes socioculturales. Se hizo famoso por sus peñas, personajes y compromiso con la vida política y social del país. Actualmente recibe 20.000 consultas mensuales, participando de políticas y planificaciones sanitarias, implementadas tanto por el Ministerio de Salud la Nación, como por el Ministerio de Salud Provincial. Cuenta con más de 30 cátedras de Medicina. Esta a cargo del Museo de Ciencias de la Salud, el Museo de Anatomía, Museo de Anatomía Patológica y Museo Casa de la Reforma Universitaria. Donde se exhiben bienes que forman parte del patrimonio de la Facultad de Ciencias Médicas y de dicho hospital. 2


Entre libros y batas Armando Ríos nos cuenta sobre los museos P

ara conocer un poco más sobre la conexión entre los museos y el Hospital de Clínicas, nos acercamos a conversar con una de las personas que lleva más años en el ambiente. Armando Ríos, quien trabaja en el hospital hace 15 años, y desde el 2011 cumple el rol de archivero de la biblioteca del Clínicas, muestra una sonrisa cuando a su alrededor observa los libros que guardan años y años de historia. • ¿Qué relación mantiene el hospital con los museos? Siempre se trabaja en conjunto. Por ejemplo, para la Noche de los Museos, en el Nodo Clínicas se unieron los tres museos de Ciencias de la Salud, Anatomía Normal y Anatomía Patológica. Este año se realizaron 19 actividades para el evento. El Hospital presta, más allá de las instalaciones, el apoyo por parte de la Dirección para todas las acciones que se realicen en los museos. • ¿Tienen alguna actividad planeada a futuro? Estamos presentando los

formularios para realizar un par de actividades en diciembre. Y para el año que viene, como todos los años, ya hay gente que se está ofreciendo para trabajar en la Noche de los Museos.

Entrada a la biblioteca, tomada por Yamila.

• ¿Es por convocatoria la participación en el encuentro? Hay una convocatoria y la gente también se ofrece. Hay servicios, como cátedras del hospital, que ya colaboran y nos dicen “cuenten con nosotros para el año que viene”. Por ejemplo, la Cátedra de Parasitología y la de Nutrición ya solicitaron volver a participar. Este año un personal de Seguridad vino disfrazado de médico y no solo colaboró con la noche sino que también cumplió con su 3

trabajo de cuidar el lugar. • ¿Trabajan en conjunto con los directores de cada museo? Sí, se puede trabajar de manera individual o de forma conjunta. Ellos vienen y nos dicen “queremos hacer esto y necesitamos colaboración de panel o de personal”, y nosotros colaboramos. • ¿Si hablamos de salud, cuál sería el aporte que le brindan a la comunidad? La prevención. Por ejemplo, con respecto al mal de Chagas, con un compañero nos caracterizamos como el insecto infectado y del otro lado estaba la cátedra explicando la sintomatología, el tratamiento y otras cosas que el Hospital entiende como importante para la salud de la gente. • ¿El aporte económico lo reciben por parte de la Nación? Sí, somos parte del programa PROMU (Programa de Museos) y ellos velan los aportes destinados a los museos.

Por: Yamila Satuf.


Cultura y sociedad

Una noche en el Hospital de Clínicas En éste 2019 se presentó la décima “Noche de los Museos”, un espacio en el que los museos abren sus puertas al público en la noche y proponen recorridos y visitas guiadas, además de múltiples actividades en relación a cada uno, portando el lema de “Museos de Córdoba, espacios de diálogo social”. El Hospital de Clínicas del barrio alberdi trae mucha historia consigo, fue inaugurado en 1913 y ha cumplido el rol de hospital escuela desde ese entonces, hay más de 30 cátedras de medicina y permite realizar prácticas a estudiantes de diferentes carreras, tales como: Enfermería, Nutrición, Farmacia, Laboratorio, etc. Además el Clínicas tiene cuatro museos abiertos al público: el Museo de Anatomía normal, el Museo de Anatomía Patológica, el Museo de Ciencias de la Salud y el Museo de la Reforma. Así es que a las 20 horas del viernes 18 de octubre se abrieron las puertas para que el público disfrute de las actividades y exposiciones que presentaban tan alegremente en ésta maravillosa noche, y no sólo en los distintos museos, sino en todo el hospital!! 20:00 horas: El hospital abrió sus tres grandes puertas de madera y los primeros visitantes ingre

saron intrigados. Lo primero que vieron fueron aquellas grandes letras hechas con cajitas de diferentes medicamentos, las letras eran una N y una M por “Noche de los Museos”. “Un trabajo muy original” dijo una mujer que pasaba por allí. En la entrada estaba el Museo de Ciencias de la Salud, mostraban una interesante variedad de instrumentos quirúrgicos, en medio de la sala se podía apreciar una camilla metálica utilizada como mesa de cirugía.

Camilla quirúrgica.Museo de Ciencias de la Salud. tomada por Ludmila. Al salir de éste primer museo los visitantes se encontraron con un pasillo con luces azules, dónde habían puestos informativos, el primero era sobre “Ilustración científica”, que mostraba varios dibujos relacionados al cuerpo huma 4

no y la medicina, comunicando la ciencia de forma visual. La música llegaba a los oídos de la gente, invitándolos a seguir el recorrido. Más adelante se encontraban puestos de la cátedra de “Parasitología y micología médicas”, allí habían insectos y parásitos en pequeñas vidrieras, y afiches enseñando los riesgos para la salud del humano que traían los mismos, los niños que pasaban estaban muy emocionados por ver aquellas arañas, alacranes y demás. De allí se pasaba al patio, dónde estaba la música, un escenario, y varios puestos de comida y artículos artesanales. En aquel momento estaba vacío a excepción del personal de la noche de los museos y los vendedores, pero más tarde se llenaría al igual que todo el hospital. Camino hacia el Museo de Anatomía se encontraba un espacio para niños(un pequeño puestito con una mesa y una manta hecha de goma eva para sentarse), nunca se llenó de niños pero sí de varios otros interesados. Por alguna extraña razón a los organizadores les pareció buena idea poner ejemplares de bebés malformados en la mesa de aquel “espacio para niños”. Siguiendo el recorrido aparece la parte de anatomía, dónde había más luces azules. Por allí se encontraba el “Anfiteatro Anatómico”, el Museo Anatómico Normal y el


de patologías. En el Museo de Anatomía habían muchos estudiantes vestidos con sus guardapolvos y dando charlas a los que se acercaban. El anfiteatro se preparaba para dar un espectáculo de títeres que comenzaría a las 9:30hs, y el Museo Patológico mostraba los desagradables órganos y partes del cuerpo infectadas con distintas patologías. Entre todo eso se encontraban muchos jóvenes pintados y pintándose las caras como lo hacen en “El día de los muertos” en México. Los chicos explicaron que ellos eran los guías, y que aquella era la temática del hospital. 9:30 horas: En el anfiteatro se comienza a armar una fila para entrar, solo 70 personas podían ingresar al espectáculo. Era una obra de teatro con títeres hecha por los docentes de la Facultad de Filosofía, y se titulaba “El hospital sin niños”, fué sin dudas un espectáculo muy cómico y familiar, perfecto para que los niños se divirtieran. Al salir del anfiteatro se podía apreciar la larguísima cola para entrar al museo patológico. Para las 10 de la noche el Clínicas se encontraba repleto de gente. Según el Director del Museo de Anatomía, Dr. Carlos Sánchez Carpio, habían ingresado alrededor de 8 mil personas a su museo, y esperaban al menos 12 mil al terminar la noche. Alejándose del área de anatomía se encontraba un hermoso espectáculo con bandas de folcklore, la gente reía y

los niños bailaban y cantaban, casi olvidándose de que estaban en un hospital. Entonces, ya hemos recorrido todo, todo excepto el Museo de la Reforma, pero ¿dónde está?. La gente daba vueltas y vueltas, y no lo encontraba, porque éste último museo no estaba en el hospital, estaba afuera. Uno de los guías con la cara pintada como si fuera una calavera guío a un pequeño grupo de gente hacia allí, y explicó que aunque el museo era parte del Hospital de Clínicas, en ésta ocasión estaba exponiendo de manera individual. 10:30 horas: En el Museo de la Reforma se encontraba una multitud de gente alrededor de una pareja que bailaba un alegre chamammé, y también un puesto de comidas que ofrecía licuados, distintos tipos de biscochuelos, granola y demás (se veían muy apetitosos). La exposición constaba de la sala de calderas y la de carpintería, que eran parte del

hospital pero había quedado en desuso en 1989, pero en el 99 se recuperó y se convirtió en museo. Sin embargo ninguna de esas salas eran lugares muy entretenidos, en la sala de calderas había calderas, y en la de carpintería había una gran biblioteca, aquello era lo más importante (dejando de lado el espectáculo que se daba en el patio del lugar). Así es que transcurrió la noche de los museos en el Hospital de Clínicas, con la temática del día de los muertos, música y luces azules. El mágico momento en el que el hospital se volvió una fiesta. Una mujer que pasaba por el área de Anatomía, dónde se concentraba la mayor cantidad de jóvenes, luces música, replicó: “Éste lugar parece un boliche”.

Fotogrfía de la Noche de los Museos. Entrada principal del Clínicas tomada por Ludmila.

Por: Ludmila Crociara

5


Arte en el Hospital de Clínicas

Ilustra-Ciencia: La muestra del Museo de Ciencias de la Salud

L

a muestra que comenzó el 7 de octubre, organizada por el museo, busca visibilizar de qué trata la práctica del dibujo científico. Desde la edad media hasta la actualidad, esta técnica se ha utilizado como ayuda al lector en textos científicos. Su principal característica es que muestra puntualmente lo que pretende explicar el científico. El museo cuenta con un dibujo que se encuentra siempre en exposición. Solicitado por el Doctor Fracassi y llevado a cabo por el dibujante Dr. Ángel Roque Suárez, era utilizado durante las clases del doctor para explicar las partes y el funcionamiento de la médula espinal. El archivo estaba compuesto por varios dibujos, que hoy agregan valor la exposición, donde se ve reflejado la labor realizada por los distintos prof sionales de las distintas épocas. En la muestra, también se pueden encontrar acuarelas de Buffo, artista reconocido por su aporte astronómico y científico, a quien el Dr. Mirizzi convocó para retratar sus investigaciones sobre la vesícula. Se cree que el doctor extraía la vesícula, la abría, y allí mismo Buffo hacia sus acuarelas donde se distinguían los distintos tipos de cálculos. Estos dibujos eran plasmados en clases, escritos y bibliografías. Ilustra-Ciencia comienza con dibujos de Guido da Vigevano. Los más antiguos datan del siglo XIV, entre los años 1280 y 1349. El italiano es uno de los primeros anatomistas de la época medieval, y el

“Se encuentran los dibujos de la directora del Museo de Ciencias de la Salud, Paola Franco, distinguida gestora cultural, museógrafa y artista plástica reconocida” 6

primero en añadir obras de arte anatómico a sus manuscritos. En la obra publicada por Andreas Vesalius, greco del siglo XVI, se encuentra ilustraciones cuya autoría aún es dudosa, pero se sospecha que los dibujantes que participaron fueron Jan Stephen Van Calcar, Domenico Campagnolo e incluso el mismo Vesalius. A estos se suma el aporte de Leonardo Da Vinci, quien además de ser distinguido por su arte, fue un científico y políglota del siglo XV, actualmente reconocido como un genio universal. Su labor en la anatomía es sumamente destacado, y considerado uno de los más grandes anatomistas de la historia. Las obras de estos y otros artistas pueden hallarse en la muestra, pero sobre todo, se encuentran los dibujos de la directora del Museo de Ciencias de la Salud, Paola Franco. Ella, además de ser una distinguida gestora cultural y museógrafa, es una artista plástica reconocida por su labor. En colaboración con un equipo de investigadores del Museo de Antropología, dibujó un cráneo, para que los científicos pudieran retratar las medidas craneales de los aborígenes que habitaron la provincia de Córdoba. Incluso hizo una retrospección del modo de vida de los habitantes hace 2000 años atrás, profundizando en las inflexiones de los antropólogos. Gracias a su investigación se dedujo qué tipo delabor realizaban los aborígenes de la época. Por ejemplo, si sus rodillas estaban desgastadas, se llegó a la conclusión de que pasaban mucho tiempo arrodillados realizando sus tareas diarias. Por otra parte, si sus dentaduras se encontraban desgastadas, se supuso que los mismos mordían fibra vegetal, la cual muchas veces contenía arena entre otros materiales. De esta manera se logró construir una aproximación de cómo pudo ser el rostro de los lugareños, el cual se encuentra expuesto en la muestra. También se logró reflejar en esta exposición la importancia de la ilustración científica, y cómo fue progresando junto a sus avances. La fotografía no reemplaza al dibujo ni viceversa, sino que ambos se complementan mutuamente. Un espacio para todos La biblioteca del Museo cuenta con un archivo histórico que data desde la apertura del Hospital de Clínicas en 1913. Se encuentra bi-


bliografía con orientación médica, general y hasta las actas de sesión de la facultad. En un principio, la biblioteca se encontraba en el mismo espacio físico que el museo, pero hace algunos años cuentan con una sala propia. Y, a pesar de que el nuevo lugar no es del todo espacioso, su bibliografía es sumamente variada. El archivo está disponible tanto para la comunidad médica, como para el alumnado y la vecindad. Inclusive cuentan con una sala de estudio para los estudiantes de medicina, que cursan en el hospital. Con solo hacerse socios de manera gratuita, quien quiera puede acceder a la biblioteca. Y el servicio que aporta al hospital es de suma importancia, no solo para los profesionales que solicitan cierta información, sino también para aquellos pacientes internados, que mediante un pariente, pueden acceder a datos validados. Para aquellos que necesitan un material específico pueden adquirirlo, ya que se mantiene un continuo contacto con la biblioteca de la Facultad de Ciencias Médicas, que se encuentra en el Pabellón Argentina. Allí se puede solicitar desde papers tanto de data actual como material bibliográfico antiguo. Continuamente el museo recibe donaciones, pero por el escaso espacio, solo pueden quedarse aquellas colecciones que se encuentran directamente ligadas al museo. Los tres profesionales a cargo de Museo de Ciencias de la Salud tienen amplios conocimientos acerca de la conservación de objetos, destacándose entre ellos Julio Melían, encargado del material papel y bibliotecario de la extensión del museo.

Museo de Ciencias de la Salud son de lo más variadas. Durante octubre se llevaron a cabo varias de ellas, destacándose la Noche de los Museos como la más importante del mes. También hubo dos muestras museológicas, Ilustro-Ciencia, abocada al dibujo científico, y una muestra en colaboración con los docentes de nutrición, de la Cátedra de Parasitología, acerca de la higiene de manos como prevención de enfermedades.

El museo habitualmente dicta diversos talleres. Algunos de ellos están orientados a la conservación y restauración de bienes; como por ejemplo de libros, fotografías o planos. También de objetos patrimoniales de distintos materiales, ya sea madera, metal, vidrio, etc. Estos talleres despiertan la curiosidad de aquellos que tienen bibliotecas en sus hogares, y quieren aprender como conservarlas en mejor estado. Entre dichos talleres, también se Actividades para todos dictan algunos orientados a la forLas actividades de extensión del mación para guías de museos. 7

El 30 de octubre se llevó a cabo un taller orientado a docentes, para trabajar las herramientas de las visitas guiadas, y comprender cuál es la mejor manera de prepararlas para sus alumnos. Además, desde julio, cada miércoles se dicta un taller de folclore para la comunidad hospitalaria.

Fotografía tomada por Valentina en el museo, obra realizada por Paola Franco.

El Hospital de Clínicas se encuentra ubicado en el Barrio Alto Alberdi, donde se destaca el Chango Rodríguez, figura de los años 30’ la cual asistía continuamente al hospital y era reconocido por la gran fluidez que mostraba para con los estudiantes. Con este último taller intentan amalgamar la mezcla del barrio estudiantil, con la comunidad peruana y boliviana que los habita. Por: Valentina Luna


Museo Reformista

La huella de la Reforma Universitaria Entre veredas arboladas y calles de adoquín, el Museo Casa de la Reforma, en sus grandes paredes externas refleja la conquista de derechos protagonizada por alumnos y trabajadores en 1918.

Las intrincadas calles del barrio Alberdi albergan a La Casa de la Reforma. Ubicada en el Paseo de la Reforma Universitaria y antigua zona de calderas del hospital Clínicas, la misma cuenta con un registro de fotos, diarios y escritos que documentan los hechos desatados en 1918. Con una entrada acogedora, llena de árboles y pisos de adoquín, el lugar guarda anécdotas y recuerdos históricos. Las antiguas vías del tren ya en desuso, las paredes añejas y algunas puertas de madera avejentada, dejan entrever la antigüedad del lugar. Al entrar al museo, son vitrinas las que decoran y resguardan el material anegdótico de ese 1918 revolucionario. Un hombre alto de uniforme a cuadros, es quien 8

Fotografía tomada en el Museo de la Reforma por Ornella.

La guerra europea, la revolución rusa y el advenimiento del radicalismo al poder de nuestro país, son las tres llaves que nos abren la puerta a la verdad” Julio Gonzáles, estudiante reformista


se encarga de realizar las visitas guiadas para quienes se acercan al lugar. La declaración de huelga universitaria es la atracción principal. Con la firma de un amplio alumnado junto a la llave de la puerta del ingreso al rectorado, que en palabras del guía Álvaro Ferrell “Fue tomada por los estudiantes para llevar a cabo la convicción de sus ideales en aquellos años”. “La juventud argentina de Córdoba, a los hombres libres de Sud América. Manifiesto de la F.U de Córdoba”, titulaba el medio gráfico La Gaceta Universitaria, donde ubicaba al alumnado como generador de la lucha y motor de la misma. “Nuestro régimen universitario, aún el más reciente, es anacrónico. Está fundando sobre una especie de derecho divino, el derecho divino del profesorado universitario”, declaraba la Federación Universitaria de Córdoba reclamando, entre otras cosas, un gobierno estrictamente democrático. Recorrer el lugar es realmente fascinante.

venimiento del radicalismo al poder de nuestro país, son las tres llaves que nos abren la puerta a la verdad”. De esta manera, las puertas hacia la idea de poder concretar la conquista de nuevos derechos estudiantiles fueron abiertas. Según Ferrell, el museo que todavía abre sus puertas a objetos de valor histórico de la fecha, está inconcluso ya que la historia aún no termina de ser reconocida. Este museo, perteneciente a una extensión de la Universidad Nacional de Córdoba, debido a su valor histórico, brinda un importante significado a de la Facultad De Medicina, tanto en el pasado como en la actualidad. Entre los reformistas se destacaba una amplia mayoría de estudiantes de la carrera, que finalmente dejaron su huella en la historia.

Logra ubicar al visitante en aquellos años, con retratos de personalidades importantes asociadas a la reforma, cartas originales y carillas de diarios. Así nació la Reforma Es de amplio conocimiento la historia de la Reforma Universitaria, pero pocos conocen tan de cerca su historia asociándola con objetos periodísticos y de valor histórico. Un periódico que forma parte de la vitrina del segundo salón del museo, contiene el diario La Voz del Interior con la fecha 14 de junio de 1981. En el mismo, Julio Gonzáles, estudiante reformista, aseguraba: “La guerra europea, la revolución rusa y el ad-

Fotografía tomada en el Museo de la Reforma por Ornella.

En los pasillos del hospital, en las prácticas y en las clases que los estudiantes transitan en el mismo, los alumnos tienen la posibilidad de remontarse diariamente a los pasados años de lucha y conquista. Por: Ornella Romero

9


Los muertos enseñan a los vivos Entrevista al Doctor Sánchez Carpio

Entrada a la morgue tomada por Yamila.

Las 15 hs del pasado martes 8 de octubre fue la momento destinada por el Dr Sanchez Carpio para conceder la siguiente entrevista. Al ingresar al museo se pueden observar distintas materiales anatómicos parafinadas, diafanizadas, además de huesos, entre otras piezas del cuerpo humano. Un hombre alto de traje preguntó en voz alta: “¿Me esperaban? Soy el director, disculpen la demora”. Para llevar a cabo la entrevista en un lugar más tranquilo, nos condujo hacia uno de los pasillos internos del museo.”Esperen, a ustedes no les da impresión entrar, ¿Verdad?” Así nos dimos cuenta por donde estábamos pasando: La morgue. Al ingresar a la habitación, la sensación de ardor en los ojos llamó nuestra atención, era el formol que inundaba cada rincón. Mientras el director se acercaba a un grupo de alumnos para preguntarles acerca de la actividad que practicaban con un cuerpos violetas tendidos sobre las camillas. El lema “Mortus docent vivus” aún resguarda tanto el ingreso como la salida del lugar. En el interior de la oficina de Sanchez Carpio, el Doctor y Profesor de una de las cátedras dictadas en el edificio, Richuto se encontraba corrigiendo los exámenes corres-

pondientes a sus alumnos. “Tomen asiento y cuentenme todo lo que les interesa saber”. • Llamaron nuestra atención los carteles ubicados sobre la puerta de la morgue ¿Que significan? Es el lema en el que basamos las últimas ediciones de la noche de los museos, y significa “Los muertos enseñan a los vivos”. A partir de esto, hicimos una valoración de la muerte, como en algunos paise de latinoamérica donde se la festeja. • ¿Qué proyectos tienen actualmente como institución? Siempre tenemos diferentes proyectos. Aquí hay proyectos de investigación y casualmente al lado mío está un docente, el Doctor Richuto, que está planificando su tesis doctoral qué va a ser relacionada con el cuerpo humano y la microcirugía. Entonces son todos docentes que van preparando una tesis doctoral, que son proyectos de investigación. Actualmente sostenemos proyectos investigación, como por ejemplo el de la parafina, porque como ustedes vieron, el preparado cumbre que tenemos en el museo llamado “Cabeza de viejo”(1929-1930), hecho por el Dr Pedro Ara, está parafinado, no embalsamado. La diferencia es que en el embalsamado se le sacan los órganos y en el

10

parafinado se dejan los órganos. Nosotros actualmente desarrollamos trabajos de investigación con la parafina y también con la diafanización, y además trabajamos en proyectos de extensión para comunicar a la sociedad todas las características del cuerpo humano. • ¿Ofrecen actividades al público general? Nosotros, en la cátedra de Anatomía Normal, hacemos cursos de extensión universitaria para los pacientes que están interesadas en ver su cuerpo por dentro. Desde el Hospital de Clínicas vienen para averiguar cómo sería, por ejemplo, una operación en la rodilla con una prótesis, porque a veces el paciente no entiende, entonces el doctor los manda al museo a ver las piezas anatómicas de rodillas con prótesis que tenemos. Además hacemos cursos de extensión, como prevención de la salud, por ejemplo. Mostramos los pulmones afectados por el tabaquismo y así uno explica lo negativo que es fumar viendo esas piezas que serían pulmones fuera de lo normal. • Aproximadamente ¿Cuántas piezas tienen expuestas? Tenemos aproximadamente 1200 piezas anatómicas. • ¿Cómo es el funcionamiento interno del museo? ¿Cuántas personas trabajan aquí y qué cargos


tienen? Éste es un museo que está dentro del Instituto Anatómico de Córdoba, acá funciona la Cátedra de Anatomía Normal, y de esta forma el Museo Anatómico Pedro Ara, que tiene un funcionamiento de 9 a 16 horas, en el cual participan todos los docentes que tenemos en la cátedra, 20 en total. Contamos con ayudantes alumnos (17), y a su vez con las Técnicas Rosario Varelo y Silvia Reachi. Por otra parte, están los secretarios que participan dentro de la cátedra del instituto, los cuales colaboran en las visitas guiadas junto a ayudantes alumnos. Si me preguntas el número de personas que trabajan aquí, serán 30 personas que dan vuelta permanentemente en el museo. • ¿Cual es la relación con los estudiantes de medicina? Acá se cursa la materia de primer año de medicina que se llama Anatomía Normal. Vienen estudiantes de otras carreras de Ciencias de la Salud; como por ejemplo Enfermería, Tecnología Médica, Fisioterapia, Nutrición, Fonoaudiología, etc. Todos pasan por el museo y por la Cátedra de Anatomía Normal. • Los materiales (piezas) del museo en exposición, ¿Cómo llegan hasta acá? Vamos a hacer un poco de historia. El museo fue inaugurado en 1878, porque la facultad fué inaugurada en 1877, y como necesitaban dar una materia de primer año que es anatomía hubo que inaugurar un museo. En ese momento había algunos huesos y algunos preparados anatómi-

cos que venían de la morgue judicial tampoco se usa y quedó solo como y después, en 1925, la universidad museo. Éste anfiteatro que tenecontrata al Doctor Pedro Ara, el cual mos nosotros acá sí se usa, ahí se hace disecciones y conservaciones dictan las clases magistrales, se de todos los preparados cadavéricos, dan coloquios o se usa para hacer que son donados a la parte de la algunos cursos de posgrado. Lueciencia de la salud. go están las partes de oficinas del Se van sacando partes y se van preinstituto, abajo está el salón de parando con diferentes técnicas de disección, todo eso forma lo que conservación para ser expuestas, se llama el Instituto Anatómico de como están viendo ustedes, en las Córdoba. vitrinas del museo. • La crisis actual del país, ¿cómo Este museo es considerado y catarepercute en el museo? logado como uno de los museo más El el museo se conserva hace muimportante del mundo, porque es el chos años en perfectas condiciones. que tiene mayor cantidad de prepaEn nuestro caso, los fondos que rados anatómicos en transparencia o recibimos tanto para la Facultad también llamados diafanización. de Ciencias Médicas como para el • El museo es muy prestigiosos a Programa de Museos de la Univernivel mundial, en la provincia o sidad Nacional de Córdoba, siguen en el país, ¿Hay algún otro museo siendo los mismos desde el punto que tenga similitudes con este? de vista de que lo que necesitamos, ¿Hay algún tipo de conexión con cualquier pieza o las drogas para otros museos de la ciudad? las preparaciones de las piezas Acá en Córdoba no hay otro museo anatómicas, se mantiene exactaatómico, otras universidades están mente igual. En este caso a nodesarrollando algunas exposiciones sotros no nos repercute de forma de piezas que en realidad son salas negativa. de exposición, no museos. A nivel • Doctor, muchas gracias por su nacional, hay un museo en la UBA tiempo, fue un placer. (Universidad Nacional de Buenos Gracias a ustedes, y sepan que Aires), el Museo Naón, que tiene las esperamos para la Noche de características no iguales porque no los Museos. fue hecho para museo, y tiene algunas pieza,s pero no en la cantidad que tenemos nosotros en Córdoba. También en La Plata y La Rioja hay pequeñas salas de exhibición. • ¿Cómo se compone el Instituto? Tenemos el Aula Magna, que es como un anfiteatro, único en esta parte del mundo. Hay uno en Barcelona que no se usa y es donde funciona la Academia de Ciencias de Cirugía y hay otro en Suecia que

Por: Ludmila Crociara y Yamila Satuf .

Piezas parafinadas por el Doctor Ara tomada por Yamila.

11


Equipo de ediciรณn literaria: Luna Valentina, Satuf Yamila. Equipo de ediciรณn grรกfica: Crociara Ludmila, Romero Ornella. 12

Profile for Urania revista

Urania  

Urania es una revista innovadora que te llevará entre sus páginas a recorrer los museos asociados a la medicina en la ciudad de Córdoba. Ent...

Urania  

Urania es una revista innovadora que te llevará entre sus páginas a recorrer los museos asociados a la medicina en la ciudad de Córdoba. Ent...

Advertisement