Issuu on Google+

EL EDITORIAL DE TIERRA DE VETTONES. Con este primer número 0 en su formato digital, queremos establecer un nuevo cauce de comunicación entre Tierra de Vettones y nuestros asociados abulenses. Abulenses o Vettones, un pueblo vivo y moderno en plena expansión, en la que cada día están ocurriendo cosas y en la que poco a poco vamos mejorando nuestro nivel de vida. Por eso la información, tanto escrita en papel como en digital es importante, y vemos que día a día algo cambia. Los pequeños acontecimientos de un pueblo como el abulense, donde se engloban obras de mejora o los propios problemas de sus vecinos, hace años acostumbraban a pasar desapercibidos en unos medios de comunicación más preocupados en llegar a un público mayoritario, que por cumplir una labor de información local que a veces no era atractiva para otros pueblos, nadie leía. Por esa razón los Ayuntamientos encontraban dificultades en dar a conocer a sus vecinos las decisiones que se hablaban en sus propios plenos, y que por desgracia, solo a ellos importaban. Cuando antaño los pueblos eran muy pequeños, bastaba con que un pregonero armado con una vieja trompeta de latón fuera dando a conocer a los vecinos a las noticias, sin embargo, a medida que los pueblos y villas han ido creciendo los medios de comunicación se han ido sofisticando, el pregonero ya no puede cumplir con una función que le sobrepasa. Las revistas, como Tierra de Vettones, dan información a la totalidad de los pueblos y permiten acercar a sus vecinos a sus Ayuntamientos y a los vecinos les sirven para establecer un flujo de información entre los representantes municipales y los propios vecinos que a la larga beneficia a todos; permitiendo tomar decisiones basadas en el conocimiento de los hechos y no en suspicacias y juicios de valor. Actualmente la información la recibimos diariamente a través de los medios de comunicación, que han pasado a formar parte de nuestra vida cotidiana sin que muchas veces y es verdad no seamos conscientes de ello. La televisión, la radio, los periódicos, y por supuesto internet forman y conforman nuestro modo de pensar y nos ponen en segundos en relación con el mundo que nos rodea. Un mundo, que al ampliar sus fronteras gracias a los avances tecnológicos va quitándonos tiempo para conocer de cerca a nuestros vecinos, para saber los problemas que tienen las personas con las que convivimos o para conocer a nuestra propia provincia. Hemos llegado a un extremo, en el que las catástrofes que ocurren en la otra parte del mundo puede conocerse antes y mejor que lo que ocurre en nuestra propia provincia o pueblo. A medida que los medios tecnológicos al alcance del ser humano han ido acercándonos al modo de vida de países distantes se ha producido una cierta reacción de alejamiento de nuestra realidad cercana. La posibilidad de conocer lo que ocurre en otros sitios nos brinda también la oportunidad de opinar sobre sucesos y así nuestro mundo se ensancha, pero no hay que olvidar nunca que en definitiva la realidad sobre la que mejor podemos y debemos operar es la propia comunidad en la que habitamos, y para ello es necesario estar informado de lo que ocurre en nuestro propio pueblo.


Las personas que componen la redacciテウn de Tierra de Vettones, con un gran luchador por su tierra como Agustテュn Cubas Ortiz de El Tiemblo, esperan que esta revista tanto en su formato digital como en su formato en papel sirva a todos los vecinos de esta acogedora y maravillosa provincia de テ」ila para conocer su propio entorno ciudadano y para establecer una comunicaciテウn abierta y cordial entre todos sus vecinos en general.


El editorial de tierra de vettones