Page 1

40 El principio es el final.

Una publicación inmediata con textos de Mayra Lima, María Gutiérrez, Utopía, Bruno Conti, Tania Parodi, Khandice Rivera Debbie Rucanski, Chipi Vega Tomaduz, Fol Cvetreznik, Zam Zambrana, Tania Samusenko.

40 Fanzine Ciudad Vieja de Montevideo 20 de marzo de 2020

Tania Parodi

Fanzine.

No-Editorial Untonga


El principio es el final.

Nos llegó la oportunidad, de estar en casa. Leudar una masa, dar vuelta una tierra, activar una semilla. Convencerse de lo correcto. Soltar casi todo. Exhalar el enojo. Inhalar acciones. Hacer. Crear. Ni siquiera anunciar. No esperar que se decrete nada. Decretarlo como propio. Contagiar las buenas. Explorar la fortaleza que tenemos adentro. Confiar. Apoyarse en alguien, permitir que te contengan. Contener a alguien, devolver esa energía y que siga circulando.

Somos un grupo de personas que se junta a leer y a escribir. Escribir también como forma de compartir y dejar registro de lo que nos pasa, desde lo personal hacia lo local. Escribimos también como unidad de medida, de lo que pasa y lo que sentimos. Recién comenzábamos. Todos estábamos comenzando algo y nos cambiaron los planes. La respuesta es adaptarnos a otro formato. Al escribir ya era imposible obviar el tema. Somos bombardeados y nos atraviesa. Así que decidimos afrontarlo escribiendo. También para liberarlo. Y quizás esto que escribimos y ahora publicamos, ya no es siquiera lo que pensamos y sentimos. Pero sería una falta no compartirlo. Porque también es un empuje al hacer y al compartir. En eso estaremos ahora. Hacer y compartir ahora será sobremorir. Untonga


SUGERENCIAS PARA PASARLA EN LA CASA DE TUS VIEJOS

María Gutiérrez @maritus30

Volviste. No te quedó otra. Te quedaste sin laburo, corta de guita o te separaste, armaste las valijas y, momentáneamente, volviste. No iba a ser por mucho tiempo, pero llegó el virus y la cosa se va a extender más de la cuenta. Y ahí estás, lidiando con la difícil vuelta a lo de mamá o papá, y en cuarentena.

Un ringtone a destiempo, el informativo de fondo en el horario que no elegiste, la risa de los demás por cada meme, sticker, audio o video que envían y reciben. La cisterna del baño, el timbre del microondas y los consejos no pedidos que da tu madre.

¡Calma! La primera buena noticia es que no son cuarenta días. ¡Qué alivio! Aún no apareció otro nombre para este tiempo, pero serán catorce días. Sí. Dos semanas. Siete más siete días: de encierro.

Un sinfín de sonidos arman una sonata difícil para la cuarentena. Registrálos y fumátelos. Unite a la joda de alguien, a la escucha atenta de las noticias o compartí la música que sale de tus auriculares. Desarrollá la empatía y entrenate en la convivencia. Saldrás más fuerte, aunque ahora solo pienses es en ese maldito momento de tu vida, que te trajo de nuevo a ese: tu no-hogar.

¿Dónde estar? Estás en un lugar que no es el tuyo, aunque se empeñen en hacerte sentir como en casa. Buscate tu propio espacio, conquistá un rinconcito. Comprá terreno. Poné tu compu, unos libros, tus auriculares, tu celular, un cuaderno, los puchos, el encendedor, tus lentes, cualquier objeto propio. Plantá bandera y, si es posible, no lo compartas con nadie. Una vez ahí, aseguráte de tener los ítems necesarios para ir al baño, a la cocina y al living pareciendo un ser razonable. Todos saben por qué estás ahí, tampoco andar dando pena. Sacáte el pijama. Ponete tu mejor cara. Hacéte un favor. Bañáte y olé siempre rico. Vestite con ropa suficientemente cómoda, pero linda, para dignificarte durante estos días.

¿Qué escuchar? Este es el mayor desafío. No importa cuánta gente viva en esa casa, ni cuán grande sea el rinconcito que hiciste propio, vas a tener que aceptar que escuchar el silencio será prácticamente imposible. Ni siquiera cuando duermen, porque de seguro… alguien ronca.

¿Qué ver? Andarás de ojos bien abiertos y enfrentarás escenas de todo tipo: los pies de algún hermano, los pelos parados de un padre recién levantado o el camisón de tu madre, que ya hace años no veías. Como los cuidados del virus no sugieren el uso de tapaojos, reenfocá la mirada hacia tus cosas. Leé un libro o escribí en tu cuaderno. La pantalla del celular te provee formas de conectar con tu mundo. Pero ¡ojo! sé selectiva, no consumas contenido bajón que te recuerde lo que estás viviendo. Si tenés que laburar, LA-BU-RA. Y dejate de boludear con los dispositivos que te distraen. Quien sabe, si te volvés más productiva en el trabajo a distancia, después de esta crisis puedas hacerlo más seguido. Y si la cuarentena te está matando, incursioná en la meditación. A lo mejor ese portal te conduce a una nueva dimesión. Mientras tanto: ventilá tu espacio, lavate las manos, no te toques la cara y respira hondo que, esto, también pasará.


Su mejor versión del COVID-19 1-

Sitúese en un lugar que le sea propio, no uno prestado. Uno donde

4-

Intercale las actividades que haga durante el cautiverio, digo… la

usted sepa que no puede ver amenazado o interpelado por intereses de un

cuarentena. Si mira 3 películas de Kung Fu al hilo, haga una pausa, recués-

segundo, un tercero o un cuarto… o un quinto si vive en una casa con otros

tese y escuche un podcast o algún discurso de Greta Thunberg, haga un

cuatro.

croquis de como le gustaría que luciera esa huerta orgánica que nunca va a hacer o intente hacer alguna coreo de algún cantante pop de los 2000. Si

2-

Ármese de todo tipo de parafernalia, memorabilia y mampostería que

ve que funciona, repita. Si no, no repita.

lo haga sentir a gusto y que sepa que puede lidiar. No se busque ese libro enorme de Paul Auster que trae todas las obras completas, si solo lo va a

5-

Cada tanto pregúntese si es la mejor versión de usted mismo y si no

hojear por arriba y pasearlo de su espacio al baño, del baño a la cocina y de la

tendrá algún cometido en la vida más que quedarse esperando a que

cocina al baño y por consiguiente a su espacio nuevamente.

termine la cuarentena mirando pantallas, comiendo y durmiendo. Si es así, haga algo al respecto, cualquier cosa sirve, un paso a la vez, tampoco se

3-

Limítese a alimentarse lo justo y necesario, recuerde que va a estar

agobie.

muchos días en esa situación y después si dios y la ciencia quieren va a volver a su vida normal, y si usted esta a hamburgas, milangas y salchipapas con

6-

Si ninguno de los pasos anteriores sirvió, ármese su propia rutina.

Coca-Cola (aunque sea light) todos los días, no le va a gustar con lo que se va a

Tampoco tiene porque seguir todo lo que le dijo al pie de la letra. Después

encontrar. Como el señor que salía de la oscuridad luego de mucho tiempo en

de todo usted es un ser pensante y capaz como la persona que escribió

aquel cuento de Lovecraft y después cuando se ve al espejo… bueno ya sabe

este instructivo, ¿o no?

de cual le hablo, no se haga el bobo. No se extralimite con el morfe, estamo? Bruno Conti @batibatiendo


Situaciones vecinales

Utopía @utopia.reloaded

En estos tiempos es esencial sentirnos cómodas y a gusto en nuestro hogar, refugio u celda. Ya hicimos las compras necesarias: tenemos papel higiénico y Agua Jane. Ponerte al día con el trabajo, el estudio, la pareja, la familia, el libro de arriba de la mesa de luz, ese hobbie que siempre quisiste, terminar la serie, terminar otra serie. Aunque toda esta idea resulta muy atractiva hay un pequeño detalle que no descubrirás hasta que finalmente te dispongas a disfrutar de tu cuarentena; vivís en el medio de la ciudad y a una o dos paredes de distancia hay otras personas disfrutando de sus cuarentenas. Por eso, te contamos cómo superar la situación vecines (neighbor situation) Situación 1 - La madre que grita todo el día a sus niñes que tienen demasiada energía para un día en el apartamento. No entres en pánico, el timbre de voz agudo de les infantes está especialmente diseñado para molestar, causar alarma, llamar la atención. Son sólo niñes, no permitas que su atormentador llamado te saque de tu eje, te desvíe del objetivo. Consejo: Después del mediodía acércate a su puerta, toca al timbre, con rostro amable y voz calma plantéale que ahora trabajás desde tu casa on line y sus gritos los escucha toda la empresa. Si esta acción no funciona también podés colgarte de la ventana y gritar: "¡cállense, criaturas del demonio o iré por sus almas mientras duermen!" Situación 2 - Ana y Carlos, con casi 100 años, con la TV a todo volumen, todo el día, todos los días. Despreocupate, es la situación más fácil de manejar, sólo es necesaria una mínima advertencia (amenaza). Consejo: No te molestes en tocarles timbre, igual no lo van a escuchar porque están sordxs, dejales una notita por abajo de la puerta informándoles que si no bajan el volumen y se dejan de panikkkear vas a empezar a estornudad por abajo de la puerta de entrada

Situación 3 - El gato del vecino entró por la ventana y ronronea en tu sillón. Consejo: Ignora a tu vecino, su llanto y sus llamentables gritos en busca del felino. Ahora ese michi reina en tu casa, ya lo alimentaste y acariciaste su barriguita. Se han vuelto uno tú y el michi, no hay vuelta atrás. Situación 4 - Estudiantes + reggaetón furioso. Consejo: Amiga, no quisiera estar en tus zapatos, esa gente no respeta la hora de los Tatitos. Recuerda; no hay mejor defensa que un buen ataque. Aprendete las letras y cantalas a viva voz, te garantizamos que en un par de días habrán cambiando a Karol G por Piazzolla. Situación 5 - Tal parece que en el apartamento de al lado (posiblemente motivadxs por la falta de trabajo) se están filmando películas de YouPorn. Estrategia A: Si vos escuchás te escuchan, eso es ley, así que hacete escuchar. Pueden ser ruidos sutiles, tos, música alta, podés hacerte la que mandás audios comentando del tema, un poco de tap, canto gregoriano o también podés aprovechar la situación para llorar lo que tenías guardado desde el 97', quizás la cuarentena es el momento indicado, cualquier cosa que sirva para distraer es válida. Estrategia B: Tocales timbre y encará la situación. No creo que haya nada más incomodante que preguntar; "escuché gritos, ¿están bien?" Estrategia C: Si no puedes vencerles, úneteles. Quizás con tu talento hasta se convierta en tendencia ese tal porno feminista. Eso sí; si presentan síntomas de resfriado huye del lugar. Si seguís nuestros tips te prometemos una cuarentena libre de inconvenientes entre vecines. Para saber cómo soportar a la gente que vive adentro de tu casa no te pierdas nuestra próxima edición.


GUÍA DE SUPERVIVENCIA PARA PANDEMIAS, INVASIÓN ZOMBIE Y OTROS FINALES DISTÓPICOS paso uno Consiga una casa rodante y desinfecte sus superficies. (¡Pare! No se ponga a cocinar metanfetaminas) paso dos Cargue dicho vehículo con víveres previamente desinfectados. Hasta el tope. Solo dejando lugar para dos personas y media. paso tres Elija su persona favorita. Secuéstrela y cárguela también al vehículo, dejando ahora lugar para usted y medio más. paso cuatro Ahora sí, pase a buscar al perro y cárguelo también en el vehículo. ¡Claro que puede ser un gato! Pero no olvide que los felinos suelen aborrecer alejarse mucho del hogar.

Tania Parodi @tannomas

paso cinco Usted ya lo tiene todo, bueno, casi todo. A continuación huya al lugar menos predecible y deshabitado que se le ocurra. A esta altura ya puede usar la ayuda de su humano y/o animal para elegir dicho sitio. paso seis Encontrado el lugar apropiado, acampe. Haga una huerta de estación, un pozo para el agua y desarrolle una tesis sobre las notables propiedades del agua de pozo por encima de las del agua Salus. paso siete Duerma una siesta y luego despierte.¡Bravo! Usted ha creado su propio paraíso privado propio y alejado del caos; sin ayuda de sus padres, sus contactos, su terapeuta e incluso su tarotista. Nunca vuelva. recuerde Al despertar cada mañana, cuando no entienda dónde se encuentra, ni por qué cometió tan torpe acto de escape y auto-vandalismo emocional, mire a los ojos a su perro y entenderá todo. Si el perro está fallado, vuelva e ingrese 'rosebud' para dinero infinito.


Instrucciones para una cuarentena productiva Empiece por mirar la hormiga que camina por la pared. Sígala, de ser necesario. Una vez que se retire, despídala de forma apropiada, agitando un pañuelo rojo. Enjugue sus lágrimas, continúe con su día. Cuelgue el pañuelo, y saque una camisa de su ropero. De allí puede caer una idea. Si así sucede, llévela en su mano, por un período de 24 horas. Quítese la ropa, siéntese en el escritorio. Rasque su ombligo. Allí encontrará un recordatorio de su propia humanidad. Quizá entonces, cuando la idea y la humanidad se encuentren, usted será productivo.

May Lima @mayl94


Khandice Rivera

5 PARA EL CONFINAMIENTO

@khandice_002 1 – Levántese y hágase el aseo, luego proponga una rutina de Kizomba. Aparte de iniciarse en esta danza de origen africano verá cómo se achua hasta su último músculo. Esto lo mantendrá con actitud positiva durante el confinamiento. 2 – A la hora de preparar los alimentos intente elaborar un recetario corto y breve donde el brócoli y la piña sean los protagonistas a diario y durante el almuerzo y la cena, según ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, pero ojo que su sentido del olfato corre el riesgo de perderse con esos olores tan fuertes. 3 – Si no tiene un perro de mascota alquile uno, porque son los únicos que no tienen restringidas las salidas. Así podrá sacarlo a hacer sus necesidades y disminuirá su tristeza y aprovechará para respirar aire puro. 4 – Cuando los sábados prepare el asado y para mitigar el aburrimiento, no olvide colocar un audio en el lugar con música y voces. Parecerá como si se tratara de una especie de fiesta o reunión familiar con amigos, de esta manera le serán de buen provecho las cervezas. 5 – Si esta en pareja, antes de meterse en la cama invente una ducha con el cuento de que necesita limpiar su cuerpo ante la emergencia que estamos viviendo. Y al estar en el baño grite fuerte como si se tratase del inicio de una crisis de pánico, allí aparecerá su príncipe azul. Usted aproveche y active su creatividad en materia sexual. *achuar: averigüe qué es.


Reflejando el horror Estás invitado a encerrarte en donde puedas, huyendo de la mayor cantidad de humanos posibles. Si cuentás con la suerte de encerrarte completamente solo, el horror va a ser menor, pero menos rico. En cambio, si compartís tu refugio con otros seres, el horror de la realidad será acompañado por el horror vincular con los mismos. La consigna es proveerse de un espejo, alimentos y artículos de limpieza. Sin pensar que existe un mañana, ni que existe un otro. Ese otro puede acabar con tu vida. Una vez encerrado con todo lo necesario, acomodate para realizarte las siguientes preguntas: Qué es el tiempo? Cuál es mi tiempo? De quién es mi tiempo? Porque el dueño de mi tiempo quiere mi tiempo? Está el dueño de mi tiempo, adentro o fuera de mi? De qué forma mercantilizo mi tiempo? Porqué nadie me preguntó si quería mercantilizar mi tiempo? En qué momento mi tiempo corrompido y mercantil boicotea a mi tiempo real? Existe mi tiempo real?

Zam @biunivoca Es esta consigna una guerra de tiempos internos? SÍ. LO ES. Y como en toda guerra hay horror y destrucción por y para algo. Si al finalizar el cuestionario no sentiste un mínimo de terror, te invito a que lo vuelvas a hacer calando mas hondo en tus respuestas.

Si compartís tu encierro con mas humanos, el tedio existencial que genera el tiempo que es tuyo y no tuyo al mismo tiempo, hará que esos seres se transformen en espejos. Si estás completamente solo apaga las luces eléctricas, prende una vela y toma el espejo delante tuyo. Allí mismo, en el espejo o en las caras de los seres cercanos, deberás detenerte para apreciar las horrendas criaturas que verás reflejadas. Al principio desviarás la mirada, es normal, pero la clave está en grabar en tu retina todo detalle de la cara del monstruo que eres tú. En esas máscaras encontrarás alguno de tus tiempos encerrados. No existe un reembolso, pero disponiendo del coraje necesario para poder mantener la mirada de la criatura se develan las respuestas a todas tus preguntas. Todo es cuestión de dominar el miedo. Dependiendo del valor que le des a las respuestas encontradas en tus monstruos, tendrás más o menos armas para luchar con todo aquel que quiera robar tu tiempo una vez estés en el mundo exterior.

Cuánto de él me queda? Adelante!


Chipi @vegatomaduz

AISLAMIENTO PARANOICO A continuación, una serie de sugerencias para su aislamiento.

Haga uso del ocio con moderación, duerma hasta que se lo permitan sus responsabilidades, haga siestas, lea, cante, baile, goce, como sugerimos

Hágase la idea que la realidad supera a la ficción, esto no es como se ve en las películas de zombies, es mucho peor, esto le cuesta plata y le puede costar su trabajo. El abastecimiento de víveres hágalo con precaución, no vaya a grandes superficies, no sea gil, vaya al almacén del barrio, a la panadería, compre en lugares que no compró nunca quizás. Pero no vaya al supermercado, colabore con la comunidad. Este es un buen momento para usar su creatividad, cocine (con lo que compró en el almacén a una cuadra de su casa), pida por internet materiales, haga cerámica, macramé, escriba, haga música, revele fotos. Use su cabeza para cosas productivas, no deje que el encierro nefasto y no elegido, le queme el coco. Sobre cocinar, tiene todo el tiempo del mundo ahora, aproveche a cocinar casero, como nuestros antepasados, que hace algunas décadas cocinaban casero y nos encantaba. Limpié, ordene, tire cosas, practique el desapego, si va a tirar algo, tenga en cuenta que eso le puede servir a alguien que lo necesite, déjelo de una manera que pueda ser reutilizable, que lo tire no significa que es basura, eh.

antes, lo importante es no comerse la cabeza. Aproveche cuanta plataforma de películas y series encuentre, vuelva a mirar Tango Feroz, miré nuevamente todas las de El Señor de los Anillos. Su casa es su templo, haga todo lo que siempre se excuso en que no tenía tiempo. Cuídese, hay millones de tutoriales para hacer cualquier deporte indoor, hágalo. Respete su cuerpo, recuerde eso de alma, mente, cuerpo. Cuerpo, disfrute de su sexualidad como se lo permita la cuarentena, tóquese, mastúrbese, hága el amor a su vínculo amoroso, sexual, su pareja, su … póngale el título que quiera, cuidado con llamar ex’s ahora, evalúe el costo-beneficio. Haga lo que haga con otro ser, tome precauciones, porque en nueve meses nacerán los hijos de la cuarentena. Por último y no por eso menos importante, recuerde que si sale de su casa, tiene que cuidarse y cuidar a los demás con todo lo que dijo el MSP. Y ahora sí, lo último, lea noticias, escuche informativos, pero no repita como un loro, piense, infórmese, no repita boludeces, el aislamiento paranoico no ayuda, ni a usted, ni a nadie.


Perdónese a sí mismo

Debbie Rucanski @debtoon

A continuación detallaremos una lista de pasos a seguir si usted se encuentra

De lo contrario, le sugerimos que se ponga inventivo y cree nuevas recetas

en aislamiento domiciliario.

a partir de lo que encuentre en su cocina. ¿Alguna vez probó a combinar pescado a la plancha con dulce de batata? Quizás pueda descubrir fusiones

En primer lugar haga 3 respiraciones profundas y perdónese a si mismo por ser

nunca antes vistas.

el posible portador del virus que ha ocasionado una pandemia mundial. No se crea tan importante, usted es tan solo un montón de microscópicas bacterias

Manténgase alejado de los microondas en funcionamiento y apague el

en la inmensidad del universo.

módem del Wifi antes de irse a dormir. No tiene nada que ver con la prevención del Covid-19 pero mal no le va hacer para prevenir futuros

Tómese el tiempo necesario para recordar con qué amigos, parientes, colegas,

daños causados por las ondas electromagnéticas.

ex parejas usted está en falta. Reúna el coraje, cruce la línea y escriba todos esos mensajes, emails o por qué no, audios de whatsapp para limar esas viejas

Si todavía siente que tiene mucho tiempo sin ocupar cante el himno nacio-

asperezas. Después de todo es mejor irse librando de esos asuntos pendientes

nal versión completa, en jeringoso y de atrás para adelante. Esa tarea lo va a

y así logrará ocupar parte de su tiempo de ocio.

entretener por un buen rato.

Aproveche, es el momento ideal para dedicarle a un exhaustivo aseo personal.

Al finalizar todos los pasos, lávese las manos con agua, jabón, alcohol en

Córtese las uñas de los pies y de las manos con dedicación de manicurista.

gel, astringente y luego aplíquese alguna cremita humectante para que no

Si lo desea, esmalte las mismas de un color de su agrado. Contemple su obra

se le reseque la piel.

de arte y siéntase bien con el resultado obtenido. Antes de irse a dormir, repítase a si mismo: Si dispone de financiación sáquese las ganas de pedir al delivery todas las opciones más exóticas que nunca se animó a probar. Comida asiática, bielorrusa o checa. Si sufre una indigestión lo bueno es que ya está haciendo reposo en casa y solo sumará una queja más a su día a día.

“Hoy es el primer día del resto de mi vida”.


Tania Samusenko @__tanius__

EN TUS MANOS No sé cómo dar instrucciones para hacer cosas si todo el tiempo estoy pensando en que me tengo que lavar las manos, y para eso ya hay mil, miles de instrucciones! La cuarentena debe servir para ponerse al día con el hogar, por ejemplo. Sí, un embole señora/señor, pero es una ANTIEXCUSA para hacer las cosas que vivís postergando porque nunca estás o no tenés tiempo (ahora te sobra, acordate antiexcusa). ¿Por qué no? Por ejemplo, intentar aplicar el método Marie Kondo. Sacar todo del ropero, tirarlo en la cama, ver lo que te sirve, lo que no te sirve, separarlo – vas te lavás las manos- volves agarrás la ropa de verano, la doblas, la guardás. ¡QUÉ BELLO EL ORDEN! Exclamás mientras te auto-palmeás la espalda. Acto seguido, te lavás las manos. Y así sucesivamente con toda la ropa, invierno, verano , media estación, etc.

Ves que tenés libros. ¡Wow! Copate y léete alguno o cambialos de lugar. Después que cortás la lectura, lavate las manos. Porfa. Tirate unos pasos ¡sí! Total nadie te va a ver, o por lo menos cada vez hay menos chance de que te vean, ponete un reggeton Con Altura, Con Calma, Despacito, cuando te canses, andá y pegate un baño y de paso, te lavás las manos.

Podés aprovechar para cocinar algo. ¡Pueden salir grandes manjares! ¡O no, pero al menos lo intentás! Antes y después de ponerlas en la masa, lavate las manos.

Cambiá los muebles de lugar, aplicá algo del feng shui. El sillón para allá, los cuadros a otra pared, la tele a donde estaban los cuadros, vamos a ocupar el espacio armónicamente y esto influirá positivamente en nuestra vida, dicen.

Mejor momento para aplicar el feng shui amigos, no van a encontrar. Bueno, me terminan de ordenar todo, y se lavan las manos. ¡Obvio! Dosifiquen las redes y Netflix. Metés un tuit opinando cosas que a nadie le importan, te sacas una selfie con el placard ordenado con el método de Marie Kondo, y subís unas stories con algún tip de doblado de ropa.

Hacete una cuenta en tik-tok ¿Qué es eso? Es hora de que lo averigüemos. ¡Podés hacer un tik-tok de lavarse las manos! FIN.


Fol.

Primera semana

@fol.cvetreznik

Si el fin del mundo es con internet, nos vamos a morir mirando memes. Por ende, esto a lo que le decimos vida, fue un intento de mierda de

Acá no hay silencio tenso. Hay grillos.

largometraje de terror, que terminó siendo comedia por la incapacidad de los guionistas, que seguro habían fumado porro y quedaron incapacitados de

Todo pensamiento que parte de mí,

tomarse el trabajo en serio sin caer en la paranoía.

recorre un camino entre el pánico y la satisfacción

Podemos decir que somos el resultado de un mal viaje bien llevado.

hasta aterrizar en ansiedad

muy

o en ganas de tirarme al piso

poco

a hacer angelitos en la tierra

serio

mientras me río y grito que ya sabía.

todo. Bienvenidos, bienvenides Pensamientos desde una cuarentena privilegiada. Porro, pasto y una playa vacía. En mi cabeza Montevideo se prende fuego. La calma está al borde de ser placentera, pero la tensión te abraza claustrofóbicamente entre un par de paredes con humedad.

a la apocalipsis de la incertidumbre.


María Gutiérrez @maritus30 Tenemos indicaciones precisas: distanciamiento social y no tocarse. El cuerpo no presenta síntomas de tos o fiebre, pero sí siente las importantes consecuencias de no contar con abrazos. Nos hacen falta de todo tipo: los que nos dan paz y nos calman, los que transmiten alegría, los que nos elevan y dan cosquillas en la panza, los de festejo y los de gol. Algo dentro se va apretando, la espalda se duerme y el corazón parece arrugarse. Sentimos la falta de las caricias y de las manos que se encuentran casi sin quererlo, pero queriéndolo todo. Añoramos la cercanía y el efecto químico de cuando nuestros átomos se atraen. Experimentamos la sensación de nuestros labios inertes, porque no encuentran otras superficies sobre las que posarse. La salvación parcial llega con la tecnología. Hay múltiples plataformas para vernos, leernos y escucharnos. Al mirarnos por la ventana de internet construimos breves vecindarios virtuales, que calman esta soledad afectiva. Y al oír las voces de quienes queremos y deseamos, estamos más cerca. Poco a poco nuestro cuerpo se activa y tiende a despertarse. En tiempos de cuarentena la gestión de lo afectivo es un problema. Pero, “si el lenguaje es otra piel, toquémonos más con mensajes de deseo”.

BONUS

Cuarentena afectiva


40 El final es el principio.

Una publicación inmediata con textos de Mayra Lima, María Gutiérrez, Utopía, Bruno Conti, , Tan Parodi, Khandice Rivera Debbie Rucanski, Chipi Vega Tomaduz, Fol Cvetreznik, Zam Zambrana, Tania Samusenko.

40 Fanzine Ciudad Vieja de Montevideo 20 de marzo de 2020

Fanzine.

No-Editorial Untonga

Profile for Untonga

40Fanzine  

Somos un grupo de personas que se junta a leer y a escribir. Escribir también como forma de compartir y dejar registro de lo que nos pasa, d...

40Fanzine  

Somos un grupo de personas que se junta a leer y a escribir. Escribir también como forma de compartir y dejar registro de lo que nos pasa, d...

Profile for untonga
Advertisement