Page 1

Un Rosario por Chile Al rezar el Rosario la Santísima Virgen María ora con nosotros a Dios

Editorial

Papa Francisco

"María es la mujer del «sí». ¡Que María nos ayude a conocer cada vez mejor la voz de Jesús...”

Desde Pio V, (1566-1572) conocido como el primer Papa que rezó, valoró y promovió el rezo del Rosario (*) hasta nuestros días, los pontífices no sólo han continuado llamando a incorporar en la vida de fe cotidiana esta poderosa devoción, sino que muchos de ellos lo rezan; confiando así sus vidas y pontificado a la protección y mediación de la Santísima Virgen María. En este boletín, junto a otros valiosos testimonios y noticias que explicitan la gracia de Dios, te contamos cómo fue que el Papa Francisco confirmó su adhesión al rezo diario del rosario, inspirado por el

testimonio de piedad que contempló en el Papa Juan Pablo II. Tenemos la esperanza que muchos, al leer ese testimonio de nuestro Papa, escucharán el llamado de Nuestra Madre a vivir en Cristo y por Él, que es precisamente lo proclamado en cada Padre Nuestro, Ave María y Gloria expresado con fe. ¡Créanlo… el rosario así rezado, así vivido, es fuente de salvación para todos! ¡Paz y Fe! (*): Batalla de Lepanto / Instituye fiesta del 7 de Octubre Nuestra Señora de Las Victorias, luego Nuestra Señora del Rosario.

Año 2, Mayo 2013

“El Rosario es un instrumento espiritual eficaz ante los males de la sociedad” (E. Rosarium Virginis Mariae)

SUMARIO Editorial

1

Catequesis del Papa Francisco...

1

Catequesis del Papa Francisco: “Las vocaciones nacen en la oración y de la oración

Cuatro divorcios en 2 las manos de la ... El terrorista sorprendido y...

3

Un sacerdote puesto a prueba

3

El Papa Francisco se hizo devoto...

4

Invocando la mediación de la Santísima Virgen María, el Papa Francisco destaca a la oración como instancia de Fe, clave para el incremento y fidelidad de las vocaciones sacerdotales y religiosas, ¡una de las siete intenciones de Un Rosario por Chile! Lee a continuación un extracto de esta catequesis del Papa, el pasado 21de abril, durante el Regina Caeli…

“Detrás y antes de cada vocación al sacerdocio o a la vida consagrada, está siempre la oración fuerte e intensa de alguien: de una abuela, de un abuelo, de una madre, de un padre, de una comunidad… Es por esto que Jesús ha dicho : «¡Rueguen al dueño de los sembrados –o sea a Dios Padre- que envíe trabajadores para la cosecha!» (Mt 9,38). Las vocaciones nacen en la oración y de la oración; y sólo

en la oración pueden perseverar y fructificar. Me gusta subrayarlo hoy, que es la “Jornada mundial de oración por las vocaciones”. Invoquemos la intercesión de María, que es la Mujer del “sí”. Ella ha aprendido a reconocer la voz de Jesús desde cuando lo llevaba en el vientre. ¡Que María nos ayude a conocer cada vez mejor la voz de Jesús y a seguirla, para caminar en el camino de la vida!”


Página 2

Un Rosario por Chile

Cuatro divorcios en las manos de la Santísima Virgen María

Este es el testimonio del P. José Luis Alonso, sacerdote en Venezuela de la Orden de los Agustinos Recoletos. La experiencia le fue transmitida por una catequista de su Parroquia… “Caminaba tranquila hacia su casa cuando se vio frente a frente con una mujer que llorando mostraba un gran tormento interior. “No tengo dinero para ayudarle, pero le voy a regalar un rosario para que usted, con sus hijas, lo rece cada día”

La mujer le dijo: «Me han informado que usted es una persona muy espiritual. Me encuentro en situación límite. Si

usted no me ayuda, puedo cometer una locura».

devolveré el Rosario, pues me ha hecho tres milagros».

La catequista le preguntó: «¿Qué es lo que le angustia?» La mujer, enjugándose las lágrimas, le respondió: «Soy divorciada y tengo tres hijas en la misma situación. No tenemos trabajo y mis nietos pasan mucha necesidad. Cada día crece mi desesperación. Por favor, ayúdeme».

La catequista no podía dar crédito a lo que ella le contaba, tanta era la emoción que le embargaba por dentro. La señora le confiesa que ella fue quien le mandaba los ramos de lirio, ya que cada vez que regresaba su yerno a su esposa, ella se lo manifestaba con flores.

La catequista le dijo clara y decididamente: «No tengo dinero para ayudarle, pero le voy a regalar un rosario para que usted, con sus hijas, lo rece cada día. La Virgen María es ¡MADRE !» La señora, al principio, se quedó cortada, sin saber cómo reaccionar, pero viendo la seguridad con que le hablaba la catequista, le dio las gracias y se marchó. Pasaron varias semanas y la catequista se encontró con la sorpresa de que llamaban a la puerta de su casa y le entregaban un ramo de lirios, tan lujoso como bello. Ella firmó el recibo y se quedó impresionada. No podía explicarse quién le podría haber mandado ese regalo. Pasó una semana y volvió a recibir otro ramo de lirios tan lujoso y bello como el anterior. Quiso preguntar al joven quién se lo mandaba, pero el dependiente no supo darle razón. A la semana y media volvió a recibir otro ramo de lirios. Ella ya no pudo contener su curiosidad y empezó a hacer pesquisas, aunque todo fue inútil. Pero un día en la calle se encontró de nuevo con la señora que le había pedido auxilio, quien no dejaba de abrazarla y besarla, al tiempo que le decía: «Aunque usted me lo reclame, no le

Los tres esposos regresaron cambiados y trasformados, decididos a ser buenos cristianos, a vivir en su hogar y educar a sus hijos. La señora quería darle un regalo a la catequista, pero ella le manifestaba que el regalo tenía que ser sólo para la Virgen, ya que ella simplemente había sido un instrumento. Le tomaron tal cariño las hijas y sus respectivos esposos a la catequista que le rogaron muy encarecidamente que les acompañara en la cena de Navidad, a lo que ella aceptó muy complacida. Estaban a punto de iniciar la cena familiar, cuando de pronto suena el timbre y al abrir la puerta, se encuentran con el esposo de la señora quien solicitaba le perdonaran, pues estaba decidido a cambiar y a ser buen esposo. Todos lloraban de pura alegría. La Virgen María había hecho realidad lo que nadie podía haber imaginado. Fue la Navidad más hermosa de toda su vida.”

P. José Luis Alonso o.a.r/ Venezuela Fuente: www.infancia-misionera.com


Página 3

Año 2, Mayo 2013

El terrorista sorprendido y converso Esta peculiar historia de gracia y conversión vivida por un terrorista, que puede leerse en el libro "Nuestra Señora de Fátima" escrito por William Thomas Walsh, nos la ha enviado la hermana carmelita, María Asunción de la Madre de Dios, desde el Monasterio “Cristo Rey y María Mediadora” en Santiago de Chile. Es un canto a la victoria del amor, un sí a la paz, una señal de esperanza:

Corría la historia que tenía oculto en su bolsillo un artefacto explosivo, con el cual estaba decidido a destruir la capilla en presencia de la multitud. Pero, al introducir su mano en el espacio del pantalón, ¡se encontró en su lugar con un rosario! Una versión paralela -más probable- señala que habría sido su hermana quien le puso allí un rosario, para que su mano de descreído lo encontrase en el momento oportuno…

"Hubo una demostración notable el 13 de Mayo siguiente a la muerte de Jacinta (se refiere a la vidente de Fátima) el día en que la famosa estatua era instalada en la capilla. No era algo extraño, pues un año o dos antes, un individuo había ido a Cova de Iria con el corazón más dispuesto al escarnio que al amor…

En todo caso, este hombre sorprendido, fue tocado por la gracia y retornó a la práctica de la fe. Luego, por gratitud, prometió mandar hacer una estatua para la capilla… que atrajo escenas de loca alegría cuando ocupó por primera vez su puesto de honor el 13 de mayo de 1920… La entronización ocurría

precisamente el día en que el Gobierno, resuelto a no contemporizar por más tiempo con una invasión de misticismo, había enviado un par de regimientos del ejército regular a Cova de Iria. Cuando comenzaron a llegar los peregrinos, se encontraron con fusiles y bayonetas contorneando el lugar de las apariciones. Sin acobardarse por esto, los más humildes y descalzos formaron un cordón aún mayor alrededor de los hombres uniformados, y procedieron a recitar el Rosario y a cantar las canciones de Nuestra Señora con tal pasión, que a poco los soldados principiaron a participar en ellas...” ¡Alabado sea Jesucristo!

Un sacerdote puesto a prueba

El día de Santo Domingo me encontraba yo un poco caído. Un trombo en una pierna me tenía recluido en reposo semi absoluto. La angustia Al no poder aguantar tanto reposo me salí al claustrito de la parroquia y me puse a rezar el rosario: los misterios gozosos. Me salía fatal. Yo seguía con mi estima baja y razonando: Todo lo que he predicado, todo lo que he escrito, tanto esfuerzo ¿para qué ha servido? Es cierto que tengo suficientes testimonios de que muchas de mis cosas han llegado a gente, pero cuando estás mal estás mal, y todo te parece poco menos que porquería. Me entraba hasta un poco de angustia. No llegaba a ver mi vida perdida pero como si la viera.

La voz interior Comienzo el segundo misterio: “La visitación de María a su prima Isabel”. Para mí era igual que fuera prima, que tía que nieta; estaba totalmente distraído. Cuando me faltaban un par de avemarías sentí una palabra por dentro que me decía: “Mis encuentros me los preparo yo”. No entendía nada. De pronto me fijo en el misterio que estaba rezando: había un encuentro maravilloso el de María e Isabel. Pensé: “Sí, Señor, que encuentro más genial te preparaste aquí”. Sigo el siguiente misterio, el del nacimiento. Ya me sentía yo un poco ungido. De repente caigo: El encuentro de los pastores lo preparó el Señor y oigo de nuevo la voz interior: “nadie vio al niño a no ser los que yo quise; mis encuentros me los preparo yo”. En este momento ya estaba rezando con toda mi atención; me había olvidado del trombo, del reposo, del calor y de Santo Domingo. Cuarto misterio: “Ay, Dios mío, aquí sí que te preparaste el encuentro”. El viejo Simeón esperando tiempo y tiempo hasta que, entre tanto niño, llegó uno y se le reveló: “ese es”. Se fue corriendo, lo cogió en brazos y

emocionado oraba: “Ahora Señor, según tu promesa….” Los encuentros los prepara Él Me quedó muy claro. El Señor me decía: “Tú has escrito mucho, has predicado mucho, y te has esforzado mucho. Vale, muy bien, te lo agradezco, pero mis encuentros los preparo yo. El que yo quiera lo oirá en el espíritu y lo quebrantará y los demás no se enterarán. Yo sé muy bien a quiénes va a llegar tu predicación. Tú ni preocuparte de eso, porque todo lo que has dicho te lo he dado yo, nada es tuyo”. Fue una riña lo reconozco, pero me quedé súper a gusto.. La unción siempre se realiza con aceite que es un símbolo del Espíritu Santo. Había diez doncellas, cinco tenían aceite y cinco descuidaron el aceite. Cinco tenían Espíritu Santo y cinco no lo tenían. Yo cuando comencé el rosario no tenía aceite y me lo estaba pasando fatal, estaba totalmente fuera del banquete. Al terminar estaba ungido, tenía Espíritu Santo, y me gozaba en la opulencia. Testimonio del P. Chus Villarroel o.p. Fuente: www.religionenlibertad.com

“...fue tocado por la gracia y retornó a la práctica de la fe”


Al rezar el Rosario la Santísima Virgen María ora con nosotros a Dios Visita nuestro sitio web donde encontrarás útiles herramientas pastorales, noticias, testimonios , orientaciones magisteriales , espirituales y mucho más. escríbenos a info@rosarioporchile.cl Registra tu compromiso de orar el Rosario

Reza el Rosario diciendo “Pido por las intenciones de Un Rosario por Chile”

Un Rosario por Chile invita a rezar diariamente el Rosario, por las siguientes Intenciones: • Que la Virgen del Carmen interceda ante Dios Padre, por la protección de Chile. • Que en Chile se rece el Santo Rosario y sea un país donde se vivan los valores cristianos. • Por la Iglesia, por el Santo Padre y sus intenciones. • Por la santidad de nuestros sacerdotes, y el incremento de las vocaciones sacerdotales y religiosas. • Para que las familias chilenas recen unidas y sean un reflejo de la Sagrada Familia de Nazareth. • Por nuestros políticos, autoridades gubernamentales, legislativas y judiciales. • Por las intenciones particulares de cada orante de Un Rosario por Chile.

¡Estamos en la Web! www.unrosarioporchile.cl

El Papa Francisco se hizo devoto del rosario junto al Beato Juan Pablo II El testimonio le fue descrito de puño y letra por el entonces Cardenal Bergoglio a la periodista Stefania Falasca, quien hace un par de semanas escribió al respecto estas líneas en el diario Avvenire de Italia...: Cuando el Beato Juan Pablo II murió, el 2 de abril de 2005, toda la Iglesia y el mundo entero le rindió homenaje. Su enseñanza y su persona habían dejado una huella profunda e indeleble para siempre. Una avalancha de comentarios, conmemoraciones, análisis, destacaron el valor histórico y eclesial del largo pontificado de Wojtyla. Fue entonces que Giulio Andreotti, director de la revista "30Giorni", para la que escribía entonces, tuvo la idea de invitarme a producir una breve memoria del Papa polaco pidiendo testimonio a los cardenales que llegaban a la ciudad para participar en el Cónclave. Así entonces tomé contacto con el cardenal Jorge Mario Bergoglio, quien todavía estaba en Buenos Aires. Presenté la solicitud y cuando estuvo en Roma me dio una página

escrita a mano y me dijo que la había compilado en el avión. El testimonio eran sólo unas pocas líneas, pero muy elocuente. El arzobispo argentino no paró de valorar el pontificado que acababa de terminar. Pero el breve texto entrelazaba todo con una historia más íntima, totalmente espiritual y comenzaba recordando una noche romana de años pasados… Cita del texto Bergoglio…

del

cardenal

"Si no recuerdo mal, era 1985. Una noche fui a rezar el Santo Rosario que dirigía el Santo Padre. Estaba delante de todos, de rodillas. El grupo era grande, veía al Santo Padre por la espalda y, poco a poco, me sumergí en la oración. No estaba solo: Oraba entre el pueblo de Dios al que yo pertenecía, y todos los que estaban allí, dirigidos por nuestro Pastor. En el medio de la oración, me distraje, mirando la figura del Papa: su piedad, su devoción, ¡eran todo un testimonio! Y el tiempo se desvaneció, y empecé a imaginar el joven sacerdote, seminarista, el

poeta, el trabajador, el niño de Wadowice... en la misma posición en que estaba en ese momento, orando Ave María tras Ave María. Su testimonio me impactó. Sentí que este hombre, elegido para dirigir la Iglesia, había recorrido un camino de regreso hasta su Madre del Cielo, un proceso iniciado desde su infancia. Y allí me di cuenta de la densidad que tenían las palabras de la Madre de Guadalupe a San Juan Diego: "No temas, ¿no soy acaso tu madre?" Comprendí así la presencia de María en la vida del Papa, que no dejó de testimoniar ni un instante. Desde entonces recito todos los días los quince misterios del Rosario". Stefania Falasca Fuente: Avvenire

…El sello de unidad de Juan Pablo II y Francisco es la Santísima Virgen María y ambos, confiados en ella, entonan un mismo canto espiritual de poderosa invocación al Espíritu Santo: el Rosario. ¿Qué esperas para empezar a rezarlo diciendo al inicio “Pido por las intenciones de Un Rosario por Chile?”

Mayo 2013  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you