Page 7

DOMINGO 20 DE JUNIO DE 2010

E

l presidente Felipe Calderón Hinojosa expresó ayer su profundo pesar por la muerte del escritor, ensayista y cronista Carlos Monsiváis, uno de los hombres de letras más importantes del país. Monsiváis, quien desde hacía ya varias semanas estaba internado, falleció ayer al medio día en el Hospital de Nutrición. La Presidencia de la República, en un comunicado expresó que la obra literaria y periodística del malogrado hombre de letras es referencia fundamental para comprender la riqueza y diversidad cultural de México. Monsiváis, especifica, fue cronista y testigo de su época, un hombre de gran importancia y trascendencia para la vida nacional y del mundo entero. Expuso que las crónicas, ensayos, artículos y el pensamiento de este entrañable mexicano han sido esclarecedores para comprender a

unomásuno

LA POLITICA 7

Expresa Felipe Calderón pesar por la muerte de Monsiváis En un comunicado expresó que la obra literaria y periodística del malogrado hombre de letras, es referencia fundamental para comprender la riqueza y diversidad cultural de México

En punto de las 21:15 horas una ovación rompió el silencio que desde minutos antes se estableció en el Museo de la Ciudad de México, cuando el cuerpo del escritor Carlos Monsiváis entró por la puerta principal. La ovación, que se prolongó hasta un minuto, fue la bienvenida para Carlos Monsiváis, quien llegó acompañado de sus más cercanos familiares, así como de artistas, funcionarios culturales y personalidades inmersas en el mundo de las letras, todos ellos reflejando el dolor en el rostro. La escritora Cristina Pacheco; la presidenta del Conaculta, Consuelo Sáizar; el flautista Horacio Franco, y

Diversas personalidades se dieron cita para homenajearlo.

Ovacionan al ilustre personaje el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, José Narro Robles, rodearon el féretro de madera donde reposaban los restos del intelectual mexicano, fallecido ayer en la ciudad de México. La primera guardia de honor la hicieron la escritora Elena Poniatowska, Consuelo Sáizar, la secretaria de Cultura local, Elena Cepeda, y el rector de la UNAM, José Narro Robles, quienes fueron sustituidos momentos después por otras personalidades que habían mostrado deseo de hacerlo.

Al tiempo que las guardias de honor se sucedían una tras otra y en lapsos breves, el flautista mexicano Horacio Franco, entrañable amigo de Monsiváis, interpretó una pieza musical a manera de réquiem, por el amigo que se ha marchado y que ha provocado una tristeza. A un lado del féretro instalado frente a la fuente del patio central del recinto museográfico fue colocada una fotografía de gran formato, donde se ve al intelectual sonriente y teléfono en mano mirando fijamente a un gato, que figura en primer plano.

nuestro país y a nuestro tiempo. Su obra se caracterizó por su agudo y bien informado sentido crítico, además que Carlos Monsiváis forjó escuela entre los grandes cronistas de la cultura y la sociedad en el México contemporáneo, indicó el primer mandatario. La Presidencia de la República señaló que en el marco de una sociedad plural, que mantiene su impulso decidido por transformar a nuestra nación, los mexicanos extrañaremos la visión crítica, reflexiva e independiente de Carlos Monsiváis. Junto con el cuerpo del coleccionista, crítico, cronista y ensayista, ingresó al museo un cuerpo de seguridad integrado por alrededor de 15 elementos de la Policía Bancaria e Industrial, quienes resguardaban el interior del inmueble, mientras que el exterior era vigilado por otros guardias de seguridad a pie y en vehículos especiales. Carlos Monsiváis, quien falleció en el Instituto Nacional de Nutrición "Salvador Zubirán", donde ingresó el 2 de abril pasado víctima de complicaciones de fibrosis pulmonar que padecía desde tiempo atrás, sería velado toda la noche en el Museo de la Ciudad de México para ser incinerado antes del mediodía de hoy.

Junio 20, 2010  
Junio 20, 2010  

Periodismo crítico y veráz

Advertisement