Page 19

ENERO

DE

JUSTICIA /19

2013

másuno

mo las peores de las as altas autoridades carecemos de todo, eterminación y vocaier efectivo policial de s que viviera lo que hubiera corrido”. que venía ocurriendo estados de Jalisco,

tos objetivos: amedrentar, atemorizar y por qué no aterrar a efectivos policiales con sus masacres y atentados, como ocurrió a fines del mes en el municipio de Ayotlán, Jalisco, donde el “grueso de los uniformados”, ante la falta

San Luis Potosí destapróximo pasado por el ciones y desmembrafueron considerados árbaros por miembros efensoras de los derePosiblemente sea un va administración por

de apoyo y carencia de recursos, dimitieron a sus cargos, no obstante que sus renuncias no fueron aceptadas. “Más vale que digan aquí corrió que aquí quedó”, seguramente pien-

ales, quienes recurren ma a efecto de preserun tienen sobre diverlas que no sólo emgo de drogas y precuro también para el tráersonas, extorsiones, estros y otros delitos ngues ganancias, con us estructuras finanindica, contrario a lo da administración, no

san los esforzados servidores públicos, cuyas instalaciones fueron atacadas, con armas largas, el pasado día 23 por un grupo de pistoleros profesionales, quienes ultimaron a tres uniformados y un civil. A lo anterior se le sumó la masacre de policías en Pihuamo, donde los policías municipales contemplan la posibilidad de seguir el ejemplo de sus homólogos de Ayotlán, municipio que es ahora patrullado por autoridades militares, federales y estatales, ya que la presencia de los emisarios del mal es manifiesta. CASI 700 DECAPITADOS EN 2012 Con el “descabezamiento” de 75 “mortales” en diciembre pasado, 2012 “cerró con un gran total” de 687 decapitados, los

iciembre pasado, los denes de las principadelincuencia organizade sus tantos y nefas-

que sumados a los 607 y 410 registrados en 2011 y 2011, arrojan la terrorífica cifra de mil 704 víctimas, entre ellos elementos de corporaciones policiales, mujeres y jóvenes. “Con base en las cifras anterior —expusieron autoridades periciales, ministeriales y policiales— no sería nada exagerado el referir que a lo largo de la administración del ahora ex presidente Felipe Calderón se cometieron fácilmente más de dos mil decapitaciones, lo que “pinta de cuerpo entero” la brutalidad, violencia e incluso demencia con que actúan los comandos de la muerte. Sexenio rojo y fantasmagórico: Con una cifra récord de más de dos mil decapitados y/o descuartizados a “a manos de

sólo eso, sino también las desmembraron”. Si bien es cierto que de diciembre de 2006 a diciembre de 2009 no se tienen registros confiables respecto de las decapitaciones cometidas por las huestes del crimen organizado, también es cierto el hecho de que en los años restantes se perpetraron mil 704 decapitaciones, a las que había que aumentarles un mínimo de 500 ejecuciones por esa vía, la que fue puesta de moda por el Cártel del Golfo y su ex brazo armado, Los Zetas, así como los Kaibiles, soldados desertores del Ejército Regular de Guatemala, contratados por los primeros para el adiestramiento de los segundos”, acotaron autoridades ministeriales y periciales de la

hemos caído. Se subrayó que los métodos utilizados por los comandos de la muerte para enfrentar y eliminar a autoridades y oponentes cada vez son más violentos, salvajes, bárbaros e inhumanos, todo ello Para aterrar no sólo a la población, sino autoridades policiales de los tres niveles de gobierno, las que por lo visto poco o nada han podido hacer para evitar las atrocidades, las que todo apunta han cumplido cabalmente con su cometido, que es el de atemorizar a la comunidad, a la que es urgente proteger y dejar a salvo de esas bestialidades”. Se estableció que entre el 70 y 80 por ciento de los decapitados también fueron descuartizados, lo que resulta aterrador.

comandos de la muerte” de las grandes empresas del crimen organizado con-

Federación. Expertos en la materia, defensores de

Abogados, defensores de derechos humanos, paramédicos, peritos y perso-

cluyó la administración del ahora ex presidente de la República, Felipe

derechos humanos, penalistas y fiscales, tanto federales como del fuero común,

nal de diversos cuerpos de socorro, coincidieron en el hecho que de ese tipo de

Calderón Hinojosa, en el que se estima fueron ejecutados por los “emisarios

“desde cualquier punto de vista que le quiera ver, el número de decapitados y

ejecuciones, considerado como diabólico, inhumano y demencial, ha tomado carta

del mal” entre 65 mil y 70 mil personas, entre quienes destacan policías, mari-

descuartizados resulta escalofriante, alarmante e inhumano, ya que si el hecho de

de naturalización entre las empresas del crimen organizado que, a sangre y fuego,

nos y agentes policías de los tres niveles de gobierno. “De enero a noviembre

privar de la existencia constituye ya una conducta deleznable, más lo es cuando,

se disputan la supremacía en el trasiego de droga y precursores químicos, ilícitos

del año que está por concluir se registraron 612 decapitaciones, contra 607 ocurridas a todo lo largo de 2011 y 410 del año anterior, los que sumados a los tres años anterior daría un gran total de por lo menos dos mil personas a las que los despiadados verdugos cortaron la cabeza y en muchas ocasiones no

como en estos casos, se recurre a la crueldad, a la maldad incontenible, a la demencia, a la locura para volverse auténticos demonios, emisarios del mal y gente sin escrúpulos. Desde cualquier punto de vista los hechos con aterradores y acreditar de manera fehaciente el alto grado de deshumanización en que por desgracia

que les reditúan multimillonarias ganancias, por lo que recurren a todo, a la violencia extrema, para no perder los territorios que actualmente ocupan y despojar a sus adversarios de los que administran a base de terror, muerte y sufrimiento de millones de seres humanos, de la sociedad en su conjunto.

8 Enero 2013 Municipios quebrados... ¡Sin rescate!  

GRACIAS POR UNIRTE A NUESTRA COMUNIDAD... UNOMASUNO TE DA LA BIENVENIDA Y TE INVITA A QUE NOS SIGAS... EN FB unomasuno.com.mx, EN TWITTER-u...

Advertisement