Page 13

MARTES 8 DE ENERO DE 2013

unomásuno

13

™ FRANCISCO ESTRADA

De pactos y alianzas: ¿gobierno sin oposición?

H

ablemos del cambio de gobierno y de la obsesión por los pactos. De la euforia desatada, obviamente entre los priístas y entre algunos filopriístas, que creen que para que este país funcione bien se tiene que cancelar la oposición. Euforia hueca, sin mucho sentido y sin ningún eco social; pero sobre todo sin ninguna congruencia, toda vez que en el origen del PRI está nada menos que la Revolución Mexicana, la que se hizo en gran medida a partir de un reclamo de democracia y del derecho de la oposición a existir. No por nada si algo brilla por su ausencia en el discurso del "nuevo priísmo" es, precisamente, la Revolución Mexicana. Ese estorbo ideológico que Carlos Salinas echó al baúl de los recuerdos en aras de "la modernización" y la adopción del neoliberalismo. Algo de lo que hoy ya casi nadie se acuerda, por incómoda. Por molesta. Porque hablar de Revolución Mexicana es hablar de sufragio efectivo. Es hablar de Justicia y equidad social. Y, en términos más concretos, de defensa del artículo 3º, es decir del laicismo y de enseñanza pública al alcance de todos. Y también de los derechos laborales, de nacionalismo y soberanía nacional. Y soberanía en primer lugar, sobre nuestros recursos, desde luego sobre los energéticos. Y de democracia, claro, lo que implica contienda de ideas y competencia. No por nada, cuando se discutió la naturaleza del régimen que emanaría de la Revolución, el debate en el Constituyente del 17 giró en torno al papel del Congreso en su relación con el Ejecutivo. Y no sólo eso, sino que hace 95 años cuando se hizo la pregunta de quien era el depositario de la representación nacional en ese tiempo no hubo duda, al menos en la mayoría, de concluir que sólo podía y debía ser el Congreso de la Unión. El debate fue el 18 de enero de 1917, y se opuso el diputado José María Truchuelo, señalando que con esa facultad el Legislativo prácticamente venía a sustituir al pueblo y se podía caer en varias irregularidades antidemocráticas. "El presidente estará constantemente amenazado por el Congreso, por las intrigas que se desaten para buscar su caída", advirtió, igual que claman los puritanos de hoy. Y agregó: "Nosotros tenemos que pensar muy seriamente en que no todas las Cámaras van a ser como ésta ni a estar de acuerdo con el Ejecutivo..., no se deben dejar abiertas las puertas al enemigo... Sería un arma poderosa para el Congreso dejarle esas facultades tan amplias y sin ninguna restricción, lo que sería un constante peligro para las instituciones federales y democráticas". Pero a favor opinó Hilario Medina, y el suyo fue el criterio que prevaleció: "La oposición -dijo- es la condición de los buenos gobiernos... Las minorías, señores diputados, en los regímenes democráticos, tienen derechos tan respetables y tan grandes como los tienen los demás partidos; y una minoría que se ve en un Parlamento en la imposibilidad de oponerse a la designación de un candidato, lo que hace es descompletar el quórum y hacer labor obstruccionista.... Esto se ha hecho en el Parlamento inglés, se ha visto en el Parlamento francés... Y en Inglaterra sucedió este caso más patente: sucedió que los partidarios del régimen irlandés, fundándose en el reglamento del debate de la Cámara de los Comunes que los autorizaba para mantener el uso de la palabra todo el tiempo que querían, se unían y todos ellos desfilaban por la tribuna y lanzaban grandísimos discursos, de tal manera que durante 15 días, 20 días y hasta un mes, nunca fue posible llegar a una resolución, que le urgía al gobierno. Apelando a procedimientos de esta naturaleza, la minoría obligó a la mayoría a una transacción y resultó un conjunto que es perfectamente adecuado a los intereses nacionales. Yo no me asusto ni me asustaré de la oposición que se haga al presidente de la República y, al contrario, yo deseo que en nuestra Carta constitucional tengamos el principio de la formación de partidos políticos que hagan labor oposicionista y estén controlando los actos de un Gobierno". En fin, que eso, la idea de que la oposición es la condición de los buenos

gobiernos, fue algo que olvidaron los revolucionarios, pero peor aún algunos ciudadanos con el paso del tiempo. Fue un reclamo que hizo nada menos que Plutarco Elías Calles, tan temprano como en su célebre mensaje del 1 de septiembre de 1928, que dio al paso al Partido Nacional Revolucionario. "La libertad efectiva de sufragio que traiga a la Representación Nacional a grupos representativos de la reacción -sentenció- no puede ni debe alarmar a los revolucionarios de verdad… La presencia de grupos antagónicos no sólo no pondría en peligro el nuevo edificio de las ideas ni las instituciones revolucionarias… La representación de tendencias conservadoras fortalecería, en fin, la acción legislativa de los Congresos, y, naturalmente, la acción de los Ejecutivos…". Pero vaya que alarmaba. Y tanto, que se siguió en el camino de la unanimidad. Por lo que años después también se lo reclamaría a los gobiernos que le sucedieron el general Lázaro Cárdenas, en cuyo testamento político, signado en octubre de 1970, fue categórico: "Es necesario, a mi juicio, completar la no reelección en los cargos de elección popular con la efectividad del sufragio, pues la ausencia relativa de este postulado mina los saludables efectos del otro; además, debilita en su base el proceso democrático, propicia continuismos de grupo, engendra privilegios, desmoraliza a la ciudadanía y anquilosa la vida de los partidos… La relativa invalidez del sufragio, también ha hecho que se asigne a los demás partidos, de disímiles posturas, un papel complementario y dependiente que se traduce en adhesiones electorales al partido en el poder... Esta situación abate el espíritu cívico de la ciudadanía, especialmente de los jóvenes que, en vez de una lucha de principios e intereses encontrados, encuentran en paradójica unión partidaria a explotadores y explotados, a revolucionarios y reaccionarios; y entre los partidos sólo hallan una contienda propiamente convencional". Más claro, ni el agua. Sólo que el paradigma hoy, afirman, es "nuestro Pacto de la Moncloa": el Compromiso Nacional por la Legalidad y la Democracia suscrito en noviembre de 1988 por Carlos Salinas y la dirigencia nacional del PAN, no para acelerar la democracia sino para retrasarla, para acabar de despojar de su triunfo a Cuauhtémoc Cárdenas y para marginar del poder a la izquierda, y repartírselo ellos, sin tomar en cuenta para nada, claro, al pueblo. Es verdad que lo que vivimos ahora se parece mucho a lo que vivíamos durante el salinismo. Tanto, que a veces diera la impresión de que estamos en 1995 y no en 2013. Pero lo importante es que ahora existe una oposición dispuesta a ser oposición, como no la hubo en 1988 o 1994. Lo importante es que no perdamos la calma y sigamos trabajando por el cambio. Y que valoremos sobre todo lo que hoy tenemos. Una oposición fuerte, porque no son pocos los votos que obtuvo. Y un ex candidato presidencial -AMLO- no sólo con la autoridad moral suficiente para encabezar esa oposición sino que además está armando su propio partido. Pueda ser que a muchos no les guste ver, como a Truchuelo, debates ni escándalo en las tribunas del Congreso. Ni marchas en las calles que contradigan al poder. Pero mil veces preferible eso, como le respondiera a él Medina, que la "civilidad" del porfirismo… o del viejo PRI. Cuando el presidente era un rey y el Congreso un rebaño dócil. Y nadie protestaba de nada, y si lo hacía se le acallaba como fuera. No reneguemos pues, de la oposición. No la cancelemos. Que la protesta hoy, las voces discordantes son más necesarias que nunca. En todo caso, que renieguen quienes le temen. Quines no la quieren. Pero que los opositores lo hagan y cieguen las posibilidades de la democracia, eso no se puede llamar de otro modo sino ignorancia. O mala fe. Ignorancia de lo que significa la palabra democracia, claro. Y desde luego mala fe con lo que es el viejo ideal que de ella tiene el pueblo mexicano. francescomx2000@yahoo.com.mx

8 Enero 2013 Municipios quebrados... ¡Sin rescate!  

GRACIAS POR UNIRTE A NUESTRA COMUNIDAD... UNOMASUNO TE DA LA BIENVENIDA Y TE INVITA A QUE NOS SIGAS... EN FB unomasuno.com.mx, EN TWITTER-u...

Advertisement