Page 9

SABADO 5 DE MARZO DE 2011 FELIPE RODEA REPORTERO

E

n un operativo fallido, agentes de la Oficina para el Control del Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF, por sus siglas en inglés), permitieron la entrada de miles de armas a México que fueron a parar a cárteles del narcotráfico; se presume que una de ellas ocasionó la muerte del agente especial del Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE), Jaime Zapata. Al conocer el asunto, el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, ordenó a funcionarios de alto nivel del gobierno realizar una investigación para conocer la forma en que se permitió de forma deliberada la entrada de miles de armas a territorio mexicano. Reportes de la ATF revelan que unas mil 765 armas fueron vendidas a presuntos contrabandistas en un lapso de 15 meses como parte de la investigación, de las cuales 797 fueron recuperadas en ambos lados de la frontera México-EU, incluyendo las 195 que fueron ligadas a crímenes en suelo mexicano. John Dodson, agente de la Oficina para el Control de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF, por sus siglas en inglés), en entrevista por la cadena televisiva CBS, aceptó que la agencia dejaba pasar intencionalmente las armas a territorio mexicano. El funcionario afirmó que durante el operativo “Rápido y Furioso” no se logró la captura de ningún miembro importante de los cárteles de la droga, y que sin embargo miles de armas aún están perdidas y siguen cobrando víctimas en ambos lados de la frontera. Informó que a través de la operación “Rápido y Furioso” ya mencionada, oficiales permitieron deliberadamente que contrabandistas estadounidenses compraran armamento para luego seguirlo hasta sus destinatarios finales: los capos de la droga; Mediante el

POLITICA 9

unomásuno

Agentes de EU proveyeron miles de armas a cárteles mexicanos * La misma ATF entregó el armamento para atrapar a delincuentes, pero algo falló * Decenas de ellas fueron ligadas a crímenes en suelo mexicano

Miles de armas aún están perdidas y siguen cobrando víctimas en ambos lados de la frontera México-Estados Unidos. operativo, la ATF dejó en manos de contrabandistas miles de armas, las cuales al distribuirse en México serían rastreadas hasta los cárteles de la droga. Es decir que al ubicar en manos de quien quedarían las armas, la operación permitiría ubicar a la cadena completa del trasiego hasta los cárteles de la droga en suelo mexicano. El operativo iba conforme a lo planeado cuando fue entregado a los contrabandistas y se preveía que sería asegurado antes de cruzar su frontera sin embargo parte de la operación falló y los armamentos llegaron a su destino, aceptó el agente federal estadounidense. Sin embargo, el plan se les salió de las manos y la agencia perdió el rastro de miles de armas que ya han sido ligadas a crímenes, incluyendo el asesinato de un agente de la

Patrulla Fronteriza el pasado diciembre. Entrevistado por la cadena CBS, al preguntarla a Dodson si la agencia federal estadounidense era culpable por parte del incremento de violencia en México, el agente dijo que sí, y que incluso hay una correlación entre la escalada de violencia y la compra de armamento. “Entre más compraban nuestros hombres (contrabandistas), más violencia ellos (México) tenían”. Abundó que “con el número de armas que permitimos contrabandear nunca sabremos cómo mucha gente fue asesinada o asaltada. No hay nada que podamos hacer para recuperar esas armas. Están perdidas”. Sobre el mismo tema, un reporte de la ATF señala que esta agencia no sólo permitió el libre trasiego de armas entre ambos países, sino que captu-

ró en video los momentos cuando los contrabandistas se hacían de equipo como rifles AK-47, sin que sus elementos hicieran nada. La ATF, por su parte, asegura que durante la investigación se tomaron todas las precauciones necesarias para asegurar las armas antes de que cruzaran la frontera con México, pero algo falló, por lo que la estrategia se encuentra bajo evaluación en estos momentos. El informe indica que miles de esas armas están distribuidas a lo largo del territorio mexicano, especialmente en los estados con mayor índice de violencia. Según datos del Centro para la Integridad Pública de Estados Unidos, se detalla que al menos 195 de éstas han sido vinculadas a delitos en México. Ordenan investigación Al conocer la pérdida de las

armas cuyo objetivo inicial era desmantelar las estructuras del crimen organizado y capturar a capos de alto nivel, sin embargo, la operación falló, y e perdieron más de mil 700 armas, el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, ordenó una investigación a fondo del operativo de la ATF que perdió el rastro de miles de armas que llegaron hasta los estados más violentos de México. La BBC de Londres, informó que varias de esas armas ya han sido ligadas a crímenes cometidos en ambos lados de la frontera, e incluso vinculadas con la muerte de un agente de la Patrulla Fronteriza en diciembre del año pasado. Por su parte, la CBS, informó que tras la información del agente Dodson, la ATF inició de inmediato dos acciones, la primera consistente en una investigación interna para evaluar sus operativos para combatir el tráfico de armas hacia México y en segundo término envió una carta a todos sus agentes para tratar de “disminuir la cobertura de estas historias en los medios de comunicación”. El documento indica textualmente: “Favor de realizar el máximo esfuerzo en las próximas dos semanas para maximizar la cobertura de operación y arrestos de la ATF en la región”, esto, con el objetivo de paliar la “cobertura negativa de CBS”.

5 marzo, 2011  

Periodismo Critico y Veraz

5 marzo, 2011  

Periodismo Critico y Veraz

Advertisement