Page 19

SÁBADO 5 DE MARZO DE 2011

LA CULTURA 19

unomásuno

Leí un libro de Siqueiros para pintar aquel mural en CU: Leonardo Nierman

Cuando pinto, sólo busco la alegría de vivir”, responde Leonardo Nierman al invitarlo a conversar acerca de esos movimientos internos y externos que lo condujeron —desde hace más de cuatro décadas— a ocupar un consolidado sitio dentro de las mejores colecciones de pinturas y esculturas surrealistas y abstractas en museos, galerías, centros culturales y universidades del mundo. Así, Nierman, confesó: “Leí un libro de Siqueiros para pintar aquel mural de CU”. Y el artista reflexiona enseguida, acerca de sus “suertudos” principios. ¿Cómo fueron estos? “No me resulta difícil decirlo —asevera el artista con la azul franqueza de sus ojos—, porque en aquellos principios, era tan sólo uno de tantos pintores aficionados. Y lo digo, no sólo porque jamás fui acusado de ser un niño prodigio, sino porque los primeros 20 años de la vida, me los pasé coqueteando con la música. Yo anhelaba ser un buen violinista. — ¿Empezó ahí la aventura de su primer cuadro? — Quizá; porque nunca aprendí a tocar muy bien el violín, pero sí a entender algo que fue muy útil. Aprendí armonía. Armonía para ver la vida, la muerte, el color, el Sol, los sueños, las aspiraciones. De modo que esos 20 años sumergido en el mundo de la música, fueron dándome una idea de que el área en la que yo realmente quería o aspiraba a moverme, era en el arte. “Poco tiempo después de dejar el violín y percatarme de mi insuficiente talento para tal asignatura, empecé a jugar con los colores. Como aficionado, nada más. Esto es, porque empecé a hacer caricaturas de los maestros en mi carpeta de apuntes, y realmente era yo eso justamente. Un aficionado a la pintura. Y totalmente autodidacto. Jamás pasó por mi mente asomarme a una escuela de arte. Pero de algún modo, a mis amigos y conocidos les gustaba las cosas que yo hacía. Inclusive alguno sugirió que medio le gustaría comprarme un cuadrito. Pero lo que realmente marcó mi destino fue que formando parte de la primera generación de estudiantes de la Facultad de Comercio, en Ciudad Universitaria, me enamoré de un muro que estaba colocado entre el gran hall de entrada y la puerta hacia el auditorio, con el que se conformaba una especie de biombo de unos 25 o 30 metros cuadrados. Así empecé a coquetear con la idea de pintar un mural dentro de ese espacio. EL MURAL DE CU Adentrado en la charla, el artista confiesa que no tenía ningún antecedente de amor por las artes plásticas, pero que aquel muro le gustaba. “(...) Era flotante. Algo así como un bastidor de acero. Y un día coincidí en los pasillos con el que fuera director de la Facultad, Wilfrido Castillo Miranda. Se trataba de un personaje simpático. Pues no estaba revestido de aureolas monárquicas. Fue entonces cuando le dije: —Maestro, ¿qué tal si me deja pintar ese muro? — Bueno —me dijo—. Yo no tengo autoridad para esos permisos, pero presénteme un proyecto para turnárselo a un comité, y a ver qué ocurre. Pasaron varios meses, y ya hasta se me había olvidado. Pero un día, al encontrármelo, me alertó: — ¡Oye Leonardo!, ya te aceptaron el proyecto. Así que empiezas a pintar mañana. ENCUENTRO CON SIQUEIROS “Caí en pánico”, recuerda el pintor. “Así que conseguí el teléfono de David Alfaro Siqueiros para pedirle una cita. Me la dio. Fui a su casa y me dijo: — ¿Qué se le ofrece joven? — Que me diga cómo se pinta un mural. — Te voy a resolver tu problema —me respondió—. Ve a una librería y compra un libro que escribí, que se llama exactamente así: Cómo pintar un mural. Igualmente, me dio un tip muy bueno. Me recomendó a un extraordinario mexicano a quien nunca se le hizo la menor justicia y que fue el ingeniero químico Julio González Parrodi. Hijo de Carlos González Peña, escritor. Era un hombre bohemio, muy inteligente, fue el que inventó los colores acrílicos y que hoy en día es una industria multimillonaria. Se venden casi tantos colores acrílicos como pinturas al óleo, acuarelas y eso. Pero, en fin. El esfuerzo que hice para pintar ese mural siendo un aficionado, fue lo que realmente marcó mi destino. Esto es lo que yo quiero hacer el resto de mi vida. Continuará mañana

Crear una plataforma de discusión de temas actuales en el mundo de la música.

Alistan Feria Internacional de la Música en Guadalajara El encuentro, del 16 al 19 de junio; buscará promover la cultura musical

S

er un punto de encuentro internacional y de vanguardia que apueste por fortalecer la profesionalización de creadores y la promoción de la cultura musical, es el objetivo de la Feria Internacional de la Música, que se desarrollará del 16 al 19 de junio en diversos espacios de Guadalajara. En entrevista con los medios de comunicación en el Lunario del Auditorio Nacional, Ana Teresa Ramírez de Alba, coordinadora de producción y difusión musical de la Universidad de Guadalajara, dijo que uno de los objetivos del encuentro es crear una plataforma de discusión de temas actuales en el mundo de la música, pues “es imprescindible que en el país se empiece a crear una discusión al respecto. “Temas que nos interesan mucho, porque la Feria está creada por una universidad pública y esto le da un carácter académico; por otra parte, la discusión

versará sobre Latinoamérica de hoy y sus modelos de desarrollo cultural”, explicó Ramírez de Alba. Detalló que habrá también representantes de Brasil y Colombia para hablar de los derechos de autor, la música en Internet, la venta y compra de música por estos medios. “Por otra parte habrá show case de trabajo nacional; es decir, de grupos mexicanos, así como algunos conciertos y talleres durante los días de la Feria”, señaló de Alba. Destacó que estos talleres de trabajo serán de temas especializados, entre los que destacan disqueras independientes y otra entre productores. Añadió que habrá un taller que consiste en que los jóvenes que asistan o participen dentro de éste, podrán ver todo el proceso de producción de una canción, que será seleccionada por medio de una convocatoria abierta a nivel nacional.

“La canción será inédita; entonces, será producida ahí, para que los jóvenes vean todo el proceso de producción”, adelantó de Alba. También contarán con un mercado con estands que estará en la parte internacional de la expo, que básicamente será una muestra que poco a poco darán a conocer, y habrá una muestra fílmica como parte de la Feria. Las sedes de la Feria Internacional de la Música, en su primera edición, serán el Teatro Diana, Estudio Diana, Expo Guadalajara y Cineforo. Este encuentro nace con un esquema de trabajo especializado y académico, similar al que la Universidad de Guadalajara imprime en su Feria Internacional del Libro (FIL). Reunirá a músicos, compositores, productores, ejecutivos de sellos discográficos, editores, investigadores, melómanos y público en general.

Pensamientos y Reflexiones

El ser humano, por temor a sentir, ha aprendido a sufrir y fingir, y se acostumbra a vivir con rencor para olvidar lo que es el amor. Omar Brindis Furiate: http://pensamientos07-09.blogspot.com/

5 marzo, 2011  

Periodismo Critico y Veraz

Advertisement