Page 8

8 POLÍTICA

unomásuno

Continúa en impasse la conclusión presupuestal Cierra sesión Emilio Chuayffet en espera del dictamen de la Comisión de Presupuesto IGNACIO ÁLVAREZ HERNÁNDEZ REPORTERO

A

lrededor de las 15 horas de ayer, el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Emilio Chuayffet Chemor, decidió clausurar la sesión de pleno general que se encontraba abierta desde el sábado, con el fin de discutir y aprobar la Ley de Egresos para 2012, para citar a otra, en cuanto la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, tenga listo el dictamen respectivo. En medio de acusaciones entre PAN y PRI, los primeros advirtiendo que los conflictos internos de los priístas habían cancelado la posibilidad de aprobar el presupuesto, mientras que los segundos, argumentaron que la dificultad de rehacer lo “mal hecho” por el Ejecutivo, era la causa del retraso que busca tener el gasto público del 2012, antes de la fecha fatal del 15 de noviembre. Por ello en breve sesión dominguera en la que prevalecieron las acusaciones desde las curules, el presidente diputado, decidió

cerrar la sesión para citar a una nueva en cuanto la comisión responsable, informe con certeza sobre la conclusión del dictamen que se pondrá discusión en el pleno. En tal forma la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados convocará a sesión hasta que el dictamen del Presupuesto de Egresos de la Federación del 2012 se encuentre impreso y haya sido repartido con tres horas de anticipación, informó

el diputado presidente Emilio Chuayffet Chemor, al clausurar la sesión. Al filo de las 14:35 horas, el diputado Chuaffet Chemor manifestó que al no contar con el documento y para “evitar horas de espera, el Pleno de esta Soberanía será citado cuando la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública haga llegar las copias del dictamen, a fin de que los diputados conozcan lo que van a discutir”.

En receso “indefinido” el presupuesto 2012 IGNACIO ÁLVAREZ HERNÁNDEZ REPOETREO

Los “candados” para evitar el uso electoral de los recursos en programas sociales, la complejidad del entorno económico negativo que amaga con recrudecerse en 2012, el incumplimiento del gobierno federal de “adelgazar” a la alta burocracia, rompieron con la posibilidad de amanecer este lunes con presupuesto

aprobado para el próximo año. La raquítica bolsa a distribuir y la inflexible exigencia de mayores recursos al sector agropecuario e indígena, convirtieron una negociación, días antes anunciada, como tersa, fácil, con rápidos acuerdos, en algo complicado, ríspido, hasta con visos de insurrección interna en PRI y PRD, incluso con el amago de un diputado indígena peredista, de auto inmolarse al estilo “bonzo”, si se mantiene en el olvido a las comunidades étnicas. El diputado del PRI, Jorge González Llescas, acusó de “insensibles” a los funcionarios de la Secretaría de Hacienda y a su coordinador parlamentario Francisco Rojas Gutiérrez, de no tener la capacidad para “modificar los planteamientos de los funcionarios de Hacienda”, por lo que amenazó con su apoyar la toma de tribuna de los diputados indígenas del PRD. En tanto el diputado del PRD, José Domingo Rodríguez Martell, otro de los defensores de la causa indígena, amagó con prenderse fuego con gasolina en el Salón de Plenos, si no se atendían las demandas de reasignar 9 mil millones de pesos al desarrollo de las comunidades étnicas, las cuales hasta el momento habían obtenido una reasignación de 4 mil millones. Así, mientras el Salón General de Plenos de la Cámara de Diputados, se encuentra en “receso indefinido” y con el reloj legislativo “detenido”, la Comisión de Programación y Presupuesto, se mantiene paralizada, sin poder a convocar a sesión por los desencuentros que prevalecen por la exigencia hacia comunidades indígenas, campo e inversión productiva a estados y municipios

LUNES 14 DE NOVIEMBRE DE 2011

MIGUEL ANGEL ROCHA VALENCIA Cuesta arriba gobierno de Calderón Una desgracia más que no obstante aclararse técnicamente de cabo a rabo, dejará la sensación de que no se habla con toda la verdad. Así pasó con Juan Camilo Mouriño y José Luis Santiago Vasconcelos, cuyas muertes se explicaron hasta la saciedad por parte de peritos nacionales y extranjeros. Así será el caso de Francisco Blake Mora, lleno de especulaciones a pesar de la petición presidencial de no hacerlo y dejar que el análisis objetivo de los hechos den una conclusión acerca de las causas del desplome del helicóptero súper Puma TPH-06 donde pereció el secretario de Gobernación y sus siete acompañantes, incluyendo tripulación. La verdad absoluta será difícil conocerla, lo cierto es que se tardaron cerca de dos horas para localizar los restos del aparato en los altos del municipio de Chalco, en el estado de México, o al menos esa fue la impresión que dan las primeras indagaciones. Parece increíble que un aparto eso sí, con una edad de 28 años, donde viajaba el segundo en el mando del gobierno federal, no fuera rastreado por medios más eficaces ni que se le siguiera la huella o que incluso careciera de escolta, dado el rango del personaje y las condiciones de inseguridad que prevalecen en el estado de Morelos. Tampoco se trata de hacer especulaciones sino simplemente fijar el hecho en un contexto objetivo de inseguridad y las negociaciones que innegablemente manejaba con buena mano el finado ex secretario de Gobernación, sobre todo en lo que se refiere a diversas reformas a leyes secundarias, especialmente la política y todas las que inciden en seguridad. Intentar hacer comentario como el de posibles revanchas del crimen, es especulación pura independientemente de que sean dos titulares del interior quienes fallecieron coincidentemente en accidentes aéreos y en noviembre casi con tres años de diferencia. El caso es que Blake Mora con todo y los rumores de su posible renuncia, estaba destinado a conducir el último año de la actual administración, tan es así que tenía los hilos de los convenios estatales de coordinación en seguridad y estaba avocado al proceso electoral el año próximo; eso hacía que no se previera ningún cambio en el palacete Covián, ya que incluso se sabe que Blake Mora tenía reuniones periódicas con los gobernadores y estaba muy cercano a los líderes partidistas y camarales. Que hubo desvío en la ruta del aparto, no hay duda y por la forma como se hallaron los restos, es evidente que chocó de lleno sin que se vean rastros de una explosión previa al impacto. Se dice que fue la neblina la que obligó al cambio de ruta y causó el accidente; eso no se va a saber con toda certeza; habrá dudas, máxime porque aquí no hay cajas negras y los únicos datos son los que conocen torre de control México y la lectura que hagan los peritos a los restos del aparato. Total que el gobierno del Presidente Felipe Calderón pierde una de sus principales piezas en el momento menos oportuno pues incide en lo político, en seguridad y sus implicaciones en lo económico y social. Y como Blake Mora desplazaba toda la actividad, realmente quien le suceda deberá iniciar desde cero, dado que el malogrado secretario asumía el diálogo directo con los gobernadores especialmente en cuanto a la coordinación en el tema de seguridad desde el punto de vista institucional como con su derivación electoral. Esto desde luego no quiere decir que el país se vaya a caer en pedazos, pero finalmente los acuerdos en que se tenían avances, reiniciarán, independientemente que los niveles de confianza alcanzado con interlocutores se perdieron. Habrá que esperar quién queda al frente de la institución, si se ratifica al encargado del despacho Juan Marcos Gutiérrez González, quien se desempeñaba como subsecretario de Gobierno, o se decide otra opción; cualquiera que sea, la administración del Presidente Felipe Calderón será cuesta arriba.

14 Noviembre, 2011  

Periodismo Critico y Veraz. Hasta las ultimas consecuencias... GRACIAS POR UNIRTE A NUESTRA COMUNIDAD... UNOMASUNO TE DA LA BIENVENIDA Y TE...

Advertisement