Issuu on Google+

http://universobeisbol.wordpress.com VOLUMEN 1, Nº 1

FECHA DEL BOLETÍN: JULIO DE 2010

Universo B Béisbol éisbol ¡Adiós, Junior!

EN ESTE NÚMERO - El Perfil: Sadaharu Oh - En la Mirilla: No es culpa de la FIFA, mucho menos del mundial - De las Grandes Ligas: El “juego imperfecto” - Sección Especial: ¡Adiós, Junior! Una mirada a la carrera de Ken Griffey, Jr en la era del dopaje

Armando Galarraga y su “juego imperfecto” Foto: Paul Sancya/ AP

Foto: AP


VOLUMEN 1, Nº 1

Ases del Box

PÁGINA 2

¿Quién es ese Armando Galarraga: El “juego imperfecto” Ubaldo Jiménez? más tarde. Universo Béisbol — Muchos se preguntan hoy de dónde Ubaldo Jiménez ha sacado la efectividad que muestra este año, como el lanzador de mayor dominio en las Grandes Ligas. Lo cierto es que a pesar de lo que digan algunos, la consistencia mostrada por el diestro de los Rockies del Colorado es abrumadora. Comenzando junio, su promedio de limpias no rebasaba 1.00 por juego, y aunque ha subido considerablemente en las últimas jornadas, se mantiene siendo impresionante.

Ubaldo Jiménez en acción (Foto: Matt York/ AP) Ya en esta campaña había dado una muestra de lo que podía hacer cuando dejó a los Bravos de Atlanta sin hits ni carreras el pasado 17 de abril. Sin embargo, agregó otra nota impresionante a su desempeño de esta temporada, al convertirse en el segundo lanzador de los últimos 80 años en ganar 13 de sus primeras 14 salidas. De acuerdo con un reporte de Jon Krawczynski, de AP, Jiménez “está llevando el béisbol a una era olvidada, en la que hombres como Bob Gibson y Sandy Koufax dominaban el panorama.” Estadísticas que asombran PCL: 1.83 (Líder empatado) Juegos Ganados: 14 (Líder) Juegos Perdidos: 1

“Fue la decisión más importante de mi vida,” dijo, “y lo eché a perder. Acabo de quitarle un juego perfecto a ese muchacho.” “Pensé que (Donald) había llegado primero. Y estuve convencido de ello hasta que vi la repetición.” Dave Dombrowski, gerente general de Detroit, declaró que Joyce pidió hablar con Galarraga después del juego. El tirador agradeció el gesto. “No es muy común ver que un árbitro venga después del juego y te diga: ‘Quiero decirte que lo lamento’,” dijo Galarraga. “Se sentía muy mal. Ni siquiera se duchó.” El mentor Jim Leyland protestó la decisión El out que Jim Joyce no vio (Foto: AP) instantáneamente, y fue secundado por varios jugadores una vez concluido el choque: la jugaDetroit, AP — Armando Galarraga, de los Ti- da era el out 27 del partido. gres de Detroit, perdió una oportunidad de Galarraga estaba tratando de lanzar el tercer lanzar un juego perfecto por una jugada en juego perfecto de las mayores este año. primera base que el árbitro Jim Joyce admitió haber decretado erróneamente. Había dos outs Versión de Universo Béisbol en la pizarra y era la novena entrada. El inicialista Miguel Cabrera atrapó limpiamente un roletazo de Jason Donald hacia su derecha y luego hizo un tiro certero a primera base. Galarraga estaba cubriendo la inicial, y la pelota llegó con tiempo suficiente. Cuando todos los aficionados en el Comerica Park se aprestaban a celebrar la victoria 3-0 — y el tercer juego perfecto de las Mayores en dos meses —, Joyce decretó el “quieto” enfáticamente. El veterano ampaya (umpire) lo lamentaría

Comienzo furioso de Stephen Strassburg Washington (AP) — Strassburg ya no puede lanzar mejor. Ante los ojos del presidente norteamericano Barack Obama, estableció una nueva marca de ponches en lo que fuera otra sensacional aparición. La fiesta beisbolera conocida como Strasmas (palabra formada por Strassburg y Christmas, que significa Navidad) — aparece cada cinco días en los calendarios — fue otro gran espectáculo en la noche del 18 de junio. El novato de 21 años ponchó a 10 para elevar su total a 32 en tres aperturas. Sin embargo, fue el primer partido sin decisión de su carrera, pues los Medias Blancas derrotaron a los Nacionales 2-1 en 11 capítulos ante otra gran concurrencia. J.R Richard ostentaba el récord de ponches para las tres primeras salidas de un tirador novato con 29, cuando comenzó con los Astros de Houston en 1971. Strassburg permitió cuatro imparables en siete entradas y llegó a retirar a 15 oponentes al hilo. La primera salida de su carrera en las Grandes Ligas fue impresionante, pues en ocho episodios abanicó a 14 oponentes y no transfirió a ninguno. “El fenómeno” Stephen Strassburg (Foto: AP)

Versión de Universo Béisbol


VOLUMEN 1, Nº 1

Dormida en el noveno

Frases del béisbol  “Creo  en  la Iglesia  del  Béisbol.  He probado  todas las grandes religiones y la mayoría de  las  pequeñas.  He  adorado  a  Buda,  a  Alá,  a  Brama, a Vishnu, a Siva, a los árboles, a los  hongos  y  a  Isadora  Duncan.  Sé  ciertas  co‐ sas.  Por  ejemplo,  hay  108  cuentas  en  un  Rosario Católico, y hay 108 costuras en una  pelota de béisbol. Cuando me enteré de eso,  le di una oportunidad a Jesús. Sin embargo,  las  cosas  entre  nosotros  no  funcionaron:  el  Señor depositó demasiada culpa en mí. Pre‐ fiero  la  metafísica  a  la  teología.  ¿Ven?  No  hay culpa en el béisbol, y nunca es aburrido  (…) Las he probado todas, de veras que sí, y  la única iglesia que alimenta el alma, un día  tras otro, es la Iglesia del Béisbol.”   Fragmentos del discurso de apertura  pronunciado por Annie Savoy (Susan  Sarandon) al inicio de la película Bull  Durham  ***  “Vamos a ver qué sale de ese brazo de millo‐ nes de dólares.”  Sheila McWaters, Canadá, seguidora de  Universo Béisbol, comentando sobre las  primeras salidas de Stephen Strassburg 

Mensaje a los lectores de

Universo Béisbol Estimados lectores: Con acontecimientos impresionantes – superando a los presentados en el Número anterior – Universo Béisbol sale al aire en junio, mostrando en esta edición una sección especial dedicada a Ken Griffey Jr., quien fuese un gran jugador de las Mayores y anunciase su retiro el 2 de junio pasado. Se incluye acá una muestra de los desempeños de los lanzadores, en los que muchos consideran “el Año del Pitcher”, mostrando lo que sucedió en el caso del “juego imperfecto” lanzado por el venezolano de los Tigres de Detroit Armando Galarraga.

PÁGINA 3

Por Yanela González Pérez/ Simpatizante de Universo Béisbol Resultará curioso para el lector habitual encontrarse con un comentario de una “no fanática” del deporte. ¿¡Dentro de una revista sobre el baseball!? La autora del presente se delata desde el inicio porque sabe que la agudeza del público inteligente notará de inmediato en las líneas siguientes que en realidad no soy una seguidora de “la pelota” – que es como se conoce popularmente en Cuba al baseball. Pero, ¿por qué escribiría sobre algo que no es de mi interés? Pues, inicialmente, a petición del fundador de este proyecto (brillante idea en mi opinión). Luego, por el reto que para cualquier persona constituye opinar sobre algo que no le gusta sin herir a quienes lo aman; pero no por ello dejando de plasmar una opinión sincera sin miedo a una lluvia de ataques. Mi desinterés por el baseball no viene como algo personal en contra de este deporte. No soy amante de este juego, como tampoco lo soy de muchos otros. Tras esta idea, la oleada de opiniones provenientes de gran parte del sexo masculino diciendo (y con ello afianzando el “machismo ancestral”): “claro, dice eso porque es mujer… a las mujeres sólo les interesan los chismes, la ropa, etcétera, etcétera…” es casi un tsunami. No podrían, sin embargo, estar más equivocados. El baseball no me gusta no por ser mujer, sino de la misma forma en que no me gustan otros sucesos. Creo que cada juego de “pelota” es demasiado largo. ¿No se puede definir en cinco innings lo que se define en nueve? Esto, unido a otros detalles, hace que no suscite en mí el más mínimo interés. No significa que ante un juego final de Serie Nacional o de Copa Mundial la pantalla del televisor no me robe una que otra mirada; en realidad, estos acontecimientos hasta los más detractores los siguen de una u otra forma. Tampoco significa que no admire la pasión y el empeño de jugadores y fanáticos. Como casi todo cubano, he visitado un estadio de baseball, y he disfrutado al ver la mezcla de sentimientos que encierra cada jugada, y como cada juego se convierte en una fiesta para los admiradores. Indudable es que el baseball es un deporte de multitudes, emociones fuertes y seguidores enamorados. El amor por el juego de alguien muy cercano me ha mostrado que “la pelota” es tan hermosa para sus fieles como para cualquier mortal su pasión más profunda. Me guste o no el baseball, no puedo dejar de reconocer sus virtudes. Tendría mucho más que decir en contra y a favor del juego, pero por el momento es suficiente, no querría aburrirlos con 9 innings de palabras de alguien a quien ni siquiera le gusta “la pelota”. Poco a poco se ha logrado una promoción de la revista, y personas, incluso de Japón – gracias a Yuko Takizawa, nueva colaboradora que hará contribuciones fotográficas del béisbol de la tierra del Sol Naciente. Muchos de los escritos que acá se muestran no son publicados en la red, y viceversa. Es por eso que se les aconseja tanto visitar el sitio como consultar la revista. Incluimos una sección de frases relacionadas con el béisbol, algunas conocidas y otras dichas desenfadadamente por personas cercanas a UB.

Gracias por su lectura Este mes hemos incrementado las visitas a Atentamente nuestro sitio en Internet, gracias a la constante publicación de trabajos, en su mayoReynaldo Cruz, ría escritos por el fundador de Universo Fundador de Universo Béisbol Béisbol. http://universobeisbol.wordpress.com


VOLUMEN 1, Nº 1

PÁGINA 4

El Perfil: Dedicado al Juego: Una recapitulación de la carrera de Sadaharu Oh “Él nos mostró lo mucho que uno puede lograr si pone su mente en ello. Y eso es algo hermoso.” _ Hiroshi Arakawa, sensei de bateo de Sadaharu Oh Robert Whiting/ Especial para The Japan Times

bién sensei de artes marciales. Desde enero de 1962, Arakawa comenzó a trabajar con Oh en su dojo de aikido y dio con un remedio inusual. “Diseñé una posición de bateo para enfocar su centro de gravedad en un área más pequeña,” dijo Arakawa. “Se me ocurrió al ver a bateadores como Kaoru Betto, de los Tigres de Hanshin, quien también levantaba su pie antes de hacer swing. Pero hice que Oh levantara el pie más alto, hasta la cintura, y pararse como un flamenco mientras esperaba el lanzamiento.” Tuvo algo de temor al principio, pero una vez que usó esa posición, comenzó a rendir dividendos. Ese año terminó como líder en cuadrangulares con 35. Oh intensificó su trabajo en el dojo de Arakawa, haciendo swings al aire durante horas con su maestro de rodillas ante él. También comenzó a usar una katana (espada samurai) cortando hojas de papel suspendidas desde el techo, para fortalecer sus muñecas. “Lo que hicimos,” recuerda Oh, “fue aplicar los principios del Budo (arte militar) al bateo.” En 1964, conectó 55 cuadrangulares para establecer una marca en Japón. Sería el tercero de sus 13 títulos consecutivos de jonrones. El flamenco, estilo de bateo de También ganó tres Sadaharu Oh títulos consecutivos Foto: AP de bateo desde 1968, con promedios de .326, .345, y .325, respectivamente. Luego, en 1973 y 1974, ganó la Triple Corona. Ese año 1973, sería el mejor de su carrera: .355 de promedio, 51 jonrones y 114 impulsadas. Antes de 1980, año de su retiro, Oh ganaría nueve títulos de Jugador Más Valioso.

Sadaharu Oh fue una de las dos figures icónicas de su generación, en una época conocida como la “Era Dorada del Béisbol Japonés”. Oh y su legendario compañero de equipo, el ídolo Shigeo Nagashima, formaron el poderoso dúo de los Gigantes de Yomiuri, conocidos como el “Cañón O-N”. Juntos, le dieron a Yomiuri 11 títulos de la Serie del Japón, La grandeza de Sadaharu Oh trascendió fuera de Japón incluyendo nueve al Foto: Sports Illustrated hilo. El éxito de los orgullosos Kyojin en aquella era estableció el béisbol como un deporte nacional en Japón, con transmisiones de los Gigantes dominando la televisión. También simbolizó el nuevo estatus que la nación estaba adquiriendo como superpotencia económica a escala global. En sus 22 años con la camiseta de los Gigantes, Oh ganaría 15 títulos de cuadrangulares, y dispararía un total de 868, récord mundial. Luego tendría una exitosa vida como mentor, que incluye dos coronas de la Serie del Japón, aunque el cenit de su carrera vendría cuando guió al equipo Nipón a un sorprendente triunfo en el primer Clásico Mundial de Béisbol. Nacido con el nombre de Wang Chenchih, el 20 de mayo de 1940, en Tokio, hijo de un inmigrante de Taiwán y una japonesa, Oh fue objeto de discriminación sobre todo por sus origen chino. Sin embargo, se sobrepuso a todo eso en su juventud para llevar al Waseda Jitsugyo a la Gloria en el Torneo Primaveral de Preuniversitario celebrado en el Koshien Stadium. Ante una audiencia televisiva a escala nacional, Oh lanzó cuatro juegos completos en igual número de días durante la etapa final del torneo, a pesar de las ampollas sangrantes e infes_ Versión y traducción Universo Béisbol tadas de su mano de lanzar, que dejaban la pelota cubierta de sangre. Récords ofensivos de Sadaharu Oh Al unirse a los Gigantes de Yomiuri en 1959, se decía que Nota: Cursiva en rojo, récord para el béisbol japonés había perdido la velocidad de su recta y se movió a primera base para aprovechar su poder al bate. Sin embargo, no le Equipo CA H CI HR AVE SLG fue del todo bien en sus inicios, pues tuvo estadísticas me- Carrera diocres en sus tres primeras temporadas. “Francamente, era 22 Años Yomiuri Giants 1967 2786 2170 868 .301 .634 fácil ponerle out,” dijo Hiroshi Gondo, de los Dragones. “No Mejor Temporada 114 156 124 55 .355 .761 podía pegarle a la bola rápida. Solamente las veía pasar.” Para superar su defecto, los Gigantes contrataron a un enAño 1977 1969 1977 1964 1973 1974 trenador de bateo llamado Hiroshi Arakawa, quien era tam-


VOLUMEN 1, Nº 1

SECCIÓN ESPECIAL

PÁGINA 5

¡Adiós, Junior! Una mirada a la carrera de Ken Griffey, Jr en la era del dopaje Por Reynaldo Cruz/ Universo Béisbol

pe de la temporada que salvó el béisbol en Seattle, cuando “En el apogeo de su anotó desde primera con el carrera, Ken Griffey doble de Edgar Martínez en el último juego del Campeonato Junior parecía destipor la División de la Liga Ameri- nado a romper todas cana, nada más y nada menos las marcas ofensivas que contra los Yanquis de Nuedel béisbol” va York. Esa etapa vio también una excelente producción de cuadran_ AP gulares por parte de Ken, quien estuvo a la cabeza de los toleteros de la Liga Americana en 1994, y llevaba un ritmo que le hubiese valido para alcanzar el récord de Roger Maris, cuando la huelga frustró la temporada. “Varios jugadores estaban inmersos en buenas temporadas, pero todos escogimos un mal año para tener un buen año,” diría, refiriéndose a aquellos que, como él, ostentaban buenos números en 1994. Regresaría a encabezar el listado de los vuelacercas en 1997 (año en que ganó el título de Jugador Más Valioso de la Liga Americana), ’98 y ’99, su última temporada con los Marineros. El apego de Griffey a su familia, y la muerte del golfista Payne Stewart – quien vivía en su pueblo, acentuaron su deseo de vivir en Cincinnati, para estar cerca de sus padres y criar a sus hijos. Su deseo se cumplió, y fue transferido a los Rojos, donde cambió su número 24 por el 30, en honor a su padre.

La primera vez que vi a Ken Griffey Junior fue cuando mis dedos pulsaban los controles de un SuperNintendo en la versión Ken Griffey, Jr’s Baseball, de 1994. Fue ese gran pelotero – entonces en los Marineros de Seattle – el primer ligamayorista que conocieron muchos jóvenes de mi generación y de otras, en aquel tiempo un poco más chicas. Cuando las noticias de los escándalos por dopaje – en los que José Canseco, Mark McGwire, Barry Bonds y otros resaltaban – el ya veterano Griffey salió ileso de las críticas. Para esa época, ya había sufrido varias lesiones y su rendimiento había decrecido cualitativa y cuantitativamente. Sin embargo, el estelar jugador seguía produciendo, ahora con la camiseta de los Rojos de Cincinnati, y sus números del año 2005 le valieron el título de Comeback Player of the Year, así como su inclusión en la nómina de Estados Unidos para el Clásico Mundial de Béisbol de Marzo de 2006. Nombrado George Kenneth Griffey Junior, Ken nació en Donora, Pensylvania, el 21 de noviembre de 1969. Su padre, Ken Griffey Senior, había sido un estelar jardinero para los Yanquis de Nueva York y los Rojos de Cincinnatti. Junior comenzó su carrera el 1989 con los Marineros de Continúa en la página 6 Seattle, con solo 19 años. En su primer turno, conectó un doble, la primera vez que compareció al plato en Seattle, disparó un cuadrangular. En total, largaría 16 vuelacercas durante 127 partidos en la temporada. En 1990, su padre fue contratado por los Marineros, y ambos jugaron juntos 51 partidos – primera vez en las Mayores que un padre y un hijo jugaban en el mismo club a la misma vez – hasta que Griffey Senior se retiró en junio de 1991. Sin embrago, no lo hizo sin antes dejar una huella profunda en la historia del béisbol mundial, cuando al 14 de septiembre de 1990 ambos conectaron jonrón de manera consecutiva frente al lanzador Kira McCaskill, de los Angelinos de California. La década de los noventa fue una época de ensueño para Griffey. Primero, Ken Griffey Junior, cerca de su adiós con los Rojos ayudó a reestablecer la imagen de las (Foto: Jim Mc Isaac/ Getty Images) Grandes Ligas luego de la huelga de 1994. También, en 1995, fue partíci-


VOLUMEN 1, Nº 1

SECCIÓN ESPECIAL

PÁGINA 6

¡Adiós, Junior! Una mirada a la carrera de Ken Griffey, Jr en la era del dopaje Viene de la página 5 Sin embargo, la transferencia no sería muy feliz para su carrera de pelotero. Las lesiones – que algunos atribuyeron a la cantidad de juegos jugados en el Kingdome de Seattle – obligaron a Junior a faltar a 260 de 486 partidos posibles desde 2002 a 2004. A finales de esa temporada, una lesión ocurrida en San Francisco lo envió a cirugía, donde le insertaron tres tornillos de titanio en su pierna derecha. Luego de que José Canseco publicara su libro Juiced: Rampant ‘Roids, the Hard Times and How Baseball Got Big, las Ligas Mayores comenzaron a ser cuestionadas. Ya en 1998 habían sonado las primeras señales de alarma cuando Mark McGwire y Sammy Sosa destrozaron el récord de cuadrangulares de Roger Maris. Sin embargo, no fue hasta 2001 cuando Barry Bonds desapareció 73 esféricas que comenzaron las investigaciones, influenciadas también por la denuncia de Canseco. A esto se unió la muerte de Ken Caminitti, quien fuera un bateador de mucho poder en esa época. Los lanzadores tampoco salieron exentos de culpas, y el “Cohete” Roger Clemens también fue objeto de muchos cuestionamientos. Al parecer la generación de finales de los ochenta y los noventa parecía estar totalmente vinculada con una jeringa. El Reporte Mitchell arrojó luces sobre el asunto, y demostró que los infractores eran muchos más. El nombre de Ken Griffey Junior no aparecía entre ellos. A pesar de que también fue objeto de investigación, ni Canseco, ni Mitchell vincularon a Junior con las sustancias prohibidas. La lesión sufrida a finales de 2004 y la cirugía a la que sería sometido más tarde, hicieron dudar a muchos de la posibilidad de que volviese a jugar. Sin embargo, en 2005 resurgió como el ave fénix y disparó 35 batazos de vuelta completa, por lo que se ganó un puesto en el equipo de Estados Unidos al Clásico Mundial de Béisbol en marzo del año siguiente. Vistiendo la franela de su país, compiló para .524 y ayudó a su equipo en la victoria contra Sudáfrica, pero los norteños serían eliminados en la segunda ronda por México. En 2008, Griffey firmó con los Medias Blancas de Chicago, y en 2009, regresó a Seattle y al número con que se inició: el 24. Su alegría, entusiasmo y las constantes bromas que hacía, le devolvieron la vitalidad a un equipo que parecía dividido y frustrado.

Curiosamente, Griffey fue el primer jugador en llevar el 42 en su espalda en el Día de Jackie Robinson, por una petición hecha a Rachel, la viuda del primer jugador negro de la Gran Carpa. Desde 1997, a ningún jugador se le ha permitido adoptar el número, a menos que lo hubiesen estado usando antes de esa fecha. Junior abrió la puerta, y este año fue secundado por la totalidad de los jugadores y Ken Griffey, Jr en Junio de 2009 (Foto: Keith Allison) entrenadores de las Mayores, el pasado 15 de abril. El 7 de julio de 2009, Junior usó una guantilla blanca en la primera entrada — en lugar de las dos que llevaba habitualmente — como tributo al fallecido Michael Jackson. El 2 de junio de 2010, Ken Griffey Junior anunció su retiro. La noticia fue relegada a un segundo plano debido a la mancha que había significado el “juego imperfecto” del lanzador de los Tigres Armando Galarraga. No había dado cuadrangulares en esta temporada, y el total de su carrera es de 630. Ningún jugador de su generación ha conectado más jonrones sin haber sido vinculado a los escándalos por consumo de sustancias prohibidas. La carrera del hombre que salvó el béisbol en Seattle con su entusiasmo, su gorra con la visera hacia atrás y su talento natural para hacerlo todo bien, terminó, cuando el propio Griffey Junior descubrió que ya era hora. “Regresé porque pensé que podía ayudar a los Marineros,” dijo. “No puedo permitir convertirme en una distracción para el equipo.” “The Kid” (el Chico), como era conocido por muchos, se fue sin muchas fanfarrias, con discreción, y con la sencillez que siempre acompañó a su grandeza como atleta. Todos aseguran que en cinco años entrará a Cooperstown sin muchos problemas. AVG: .284 HR: 630 Hits: 2,781 CI: 1,836 Todos Estrellas: 13 Guantes de Oro: 10 Números usado por Ken Griffey Jr. y las causas: 24 (SEA) por Willie Mays, 30 (CIN) por su padre, 3 (USA-CIN) por sus tres hijos, 17 (CWS) edad a la que fue reclutado, 42 (CWSSEA, 15 de abril) por Jackie Robinson.


En la Mirilla: No es culpa de la FIFA, mucho menos del Mundial. Por Reynaldo Cruz/ Universo Béisbol No esperé que la apatía hacia el béisbol aumentara tanto en tan corto tiempo, a la vez que los cubanos – mis compatriotas – se sumergen cada vez más en el fútbol y el voleibol. La Copa Mundial de la FIFA, el evento deportivo más seguido después que (o junto a) los Juegos Olímpicos invade los televisores con una agradable rapidez. Argentina, Brasil, Uruguay, Holanda, Portugal… y otros muchos, parecen devolverle las ganas de soñar a muchos cubanos, sobre todo niños y adolescentes, que tienen ganas de emular con sus grandes estrellas. El béisbol parece olvidado en una caja de trastos viejos, y los que lo amamos disfrutamos de Messi, Robinho, Higuaín, Forlán y compañía, pero en nuestros corazones no deja de existir cierta nostalgia. Era apenas un niño cuando fui “protagonista” de mi primera Copa Mundial, Estados Unidos 1994. Aunque esperaba y deseaba el triunfo de Brasil, lloré con Roberto Baggio cuando lanzó el penal por encima del arco defendido por Claudio Andre Taffarell, pues si alguien no debía fallar, era él, a quien tanto le debía la azzurra. Coincidentemente, ese año Cuba se coronó campeón del Campeonato mundial de Béisbol en Managua, Nicaragua. Para aquel entonces, los rivales más fuertes de la Mayor de las Antillas en el área eran los norteños y el país sede. No tuvo nuestro conjunto problema alguno para coronarse invicto, en una época en que en las Series Nacionales de Béisbol primaba la supremacía naranja – esas mismas naranjas condenadas hoy a ser segundas. Aquel equipo de Estados Unidos, formado por jugadores universitarios (varios jugarían en Grandes Ligas), le dio a Cuba un fuerte choque, pero tampoco pudo con una artillería formada por hombres como Orestes Kindelán, Antonio Pacheco, Omar Linares, Ermidelio Urrutia, Víctor Mesa, y Lourdes Gourriel. Poco podían hacer Todd Walker, Todd Helton, Russ Johnson, Ryan Dalimore, A.J. Hinch, Mark Merila y varios bisoños estadounidenses, de esos que “estudiaban de día y jugaban de noche”, ante aquella poderosa maquinaria de peloteros hechos para momentos tensos. A pesar de la cercanía geográfica del Mundial de Fútbol, y de la transmisión íntegra y en vivo de casi todos los partidos, la gente hablaba de béisbol. El fútbol llenaba los corazones de muchos, pero quizás la decepción por el hecho de que Diego Armando Maradona diera positivo en una prueba antidoping llamaba a buscar respuestas en un deporte que estuviese un poco más limpio (o eso pensábamos en aquel entonces). El

A muchos aún les duele la derrota en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 (Foto: Getty Images)

programa “Veraneando en Dos Tiempos”, conducido por el glorioso Eddy Martin, apoyado por Iván López, mantenía a los cubanos pendientes de TODO en el mundo deportivo. Allí vimos peleas de Joe Louis, conocimos a Pete Sampras y supimos de la triste muerte de Mickey Mantle, quien aconsejó a las juventudes mantenerse lejos de las tentaciones del alcohol y los vicios. Quiso la suerte que en 2002 el mundial de la FIFA coincidiera con la victoria que más he disfrutado en mi vida desde que veo deportes, cuando la sorprendente nave de los Cachorros de Holguín se alzó con el título de la pelota cubana, algo que no pensé que nunca pudiese ver, y que creo que pasarán muchos años para que se repita. Llega el domingo, día de la final mundialista, y ¿qué ven mis ojos en el Juventud Rebelde? ¡No puedo creerlo! Una foto del equipo de fútbol de Turquía se levanta flamante y gloriosa como TERCER LUGAR DE LA COPA DEL MUNDO (Brasil se alzaría con el título ese día ante Alemania), en tanto unas líneas tediosas – casi obligadas o escritas “por compromiso” – se referían al triunfo de los del norte oriental, con una foto de José Ricardo Basteiro (quien no volvería a jugar en el equipo) resaltando por encima de los demás a medida que mostraba su medalla dorada. Nada me ha llenado de más dolor en mi vida, pues esperé que la publicación nacional con la que a mis 19 años me sentía más identificado hiciera justicia a lo que había sucedido. Granma se “limpiaría” ese lunes, al decir que el equipo Holguín se había coronado con el campeonato porque “lo mereció, y luchó por ello desde el primer día”. Gracias. Este año ha sucedido algo que no esperaba: Industriales ha ganado y aún así se ha hecho silencio. El año 2010 avanza con tranquilidad, a medida que noviembre se acerca con la Serie Nacional Número Cincuenta. (Continúa en la página 8)


En la Mirilla: No es culpa de la FIFA, mucho menos del Mundial. (Viene de la página 7) ¡Medio siglo! A excepción de una corta entrevista con Germán Mesa, y otra larga – a mi entender manipulada – que le hiciera Rufo Caballero a Ariel Pestano, casi no se trata el tema del béisbol. En la era de los medios, la informática y la Internet, el sitio http:// www.beisbolcubano.cu se mantiene casi nulo, y solo muestra su rostro de vez en vez para informar algo sobre los entrenamientos de las preselecciones. Estados Unidos, Japón y Corea (nuestros rivales más poderosos en el béisbol en los últimos años) se encuentran inmersos en sus campeonatos más importantes sin que digamos nada al respecto, o hagamos un análisis de lo que pueden hacer para vencernos en los próximos torneos. En Taipei de China 2001, los nipones nos vencieron en las preliminares con un plantel formado íntegramente por jugadores de la NPB (Liga Profesional de Béisbol Japonés), para luego “perder el bueno” en 11 entradas en el juego de semifinales. En ese equipo estaban los ya establecidos Yoshinobu Takahashi y Shinnosuke Abe. Tres años más tarde, sufrimos el primero de nuestros tres tragos amargos con el enigmático Daisuke Matsuzaka. Solamente gracias a que Australia eliminaría a Japón en las semifinales pudo Cuba alzarse con el cetro olímpico de Atenas 2004, sinceramente. En 2006 sucedió lo impredecible: Bud Selig decidió celebrar el primer Clásico Mundial de Béisbol, sin duda alguna el evento más fuerte e importante de ese deporte a escala global, en marzo. Cuba, contra todo pronóstico, venció a poderosos adversarios como Venezuela, Puerto Rico y República Dominicana para “aparecer” en las finales, donde caería con Japón en el Petco Park de San Diego. Ocurrió allí algo increíble: la mayoría del público apoyaba a la Mayor de las Antillas, pero eso no fue suficiente, y los nipones, de la mano de Matsuzaka (otra vez) y de Ichiro Suzuki se llevaban el cetro. A estadio lleno, incluso por norteamericanos, italianos y holandeses (con amplia participación en Alemania 2006) el Clásico se convirtió en un espectáculo casi digno de emular con la Copa Mundial de la FIFA. Hoy muchos de los apasionados del béisbol responden con un: “¡No me hables de pelota!” o un: “Háblame de fútbol, compadre.”, que en la totalidad de los casos está más que justificado, cuando alguien les saca el tema del deporte de las bolas y los strikes o les habla del retiro de Ken Griffey Junior, la poca producción de vuelacercas – ligado al control de sustancias –, o el sólido debut de Stephen Strassburg con el uniforme de los Nacionales de Washington. La gran mayoría de aquellas personas que una vez veneraron “la pelota” sienten hoy un alto grado de frustración y desencanto cuan-

do ven que un elevado por ciento de nuestros atletas no se esfuerza al máximo y que las autoridades del deporte nada hacen para cambiar esa situación. La FIFA y la FIVB han hecho modificaciones audaces y sustanciales para aumentar el atractivo del deporte sin cambiarle su esencia. El “Gol de Oro” y el “Gol de Plata” fueron cambios no muy bien recibidos, que desaparecieron sin mucho ruido en el fútbol, en tanto el rally point ha convertido al voleibol un deporte más seguido y dinámico. En el béisbol japonés – puro yakyu – existe el empate luego de diez u once capítulos; las Ligas Mayores han hecho que el Juego de las Estrellas decida por dónde comienza la Serie Mundial. Por otro lado, la Serie Nacional de Béisbol en Cuba se ha convertido en una carrera de fondo para integrar el “equipo de las cuatro letras”, en la que algunos jugadores — con algo de trayectoria o por simpatías personales — llevan ventajas sustanciales y abrumadoras sobre otros con igual o mejor rendimiento. Los cambios que se han hecho en la forma o estructura de competencia son a medias positivos y distan de ser justos, a medida que favorecen a algunos y perjudican a muchos. Las estadísticas ofensivas resultan artificiales e inflamatorias, pues son los lanzadores — muy castigados en el campeonato cubano — los que “sacan la cara” fuera de la isla. Lo más cerca que ha estado internacionalmente el béisbol del fútbol en cuestiones humanas ha sido el Baseball Spoken Here (Aquí se habla béisbol) que fuera el estandarte del Clásico Mundial. A la IBAF le queda por aprender, y a la Federación Cubana de Béisbol Aficionado, también. Reynaldo Cruz es el fundador de Universo Béisbol http://universobeisbol.wordpress.com

Cuba celebra el título olímpico de Atenas 2004 (Foto: Donald Miralle/ Getty Images)


Kato y Selig sostienen diálogo sobre campeonato de clubes Kyodo — El comisionado de la Liga Profesional Japonesa Ryozo Kato visitará a su homólogo de las Ligas Mayores, Bud Selig, el próximo mes para discutir un posible campeonato de clubes entre ambas partes, según afirmaron fuentes del béisbol. El ex-embajador en los Estados Unidos tiene programada una reunión con Selig el 13 de julio, a raíz de la celebración del Juego de las Estrellas de las Mayores 2010 en el Angel Stadium. Selig había sido invitado a la Serie de Estrellas (dos juegos) a finales de julio, pero decidió asistir a la inducción al Salón de la Fama del Béisbol para esa fecha. *** Los Guinnes honran a Kanemoto Osaka (Kyodo) — La cadena de juegos consecutivos del jardinero de los Tigres de Hanshin Tomoaki Kanemoto, quien participó en 1492 partidos consecutivos sin perder una entrada ha sido reconocida por la comisión de los Récords Guinnes, según afirmó el club el 15 de junio. Kanemoto, de 42 años, recibiría un reconocimiento antes del choque ante los Dragones de Chunichi, en el Koshien Stadium el 29 de junio. “No sé como me sentiré hasta que vea el certificado,” dijo Kanemoto en una conferencia de prensa. “Tengo sentimientos mezclados. Me siento honrado y extraño a la vez.” La racha de Kanemoto comenzó el 21 de julio de 1999 y terminó el pasado 18 de abril debido a una lesión en el hombro derecho. “El tiempo (12 años) se fue rápido,” declaró. Ante la pregunta de si volvería a jugar a la defensa luego de los interdigas, Kanemoto expresó: “No sé cuando. Necesito ver cómo se siente mi hombro. Puede tomar más tiempo.” *** Segui testifica en el caso de Clemens Washington (AP) — El ex-jugador de las Grandes Ligas David Segui compareció el 17 de junio ante el gran jurado que investiga a Roger Clemens por perjurio. El Daily News de New York reportó que Segui testificó por cerca de 90 minutos, pero se negó a comentar a la prensa cuando abandonó la habitación del Gran Jurado. Segui le informó al Daily News a principios de mes que no sabía si Clemens había usado sustancias prohibidas, pero que esperaba que le preguntaran sobre los frascos, agujas y gasas ensangrenta-

das que el ex-entrenador de Clemens le dio a los investigadores en 2008, como evidencia de que el lanzador usaba esteroides. Biran McNamee le dijo a los investigadores que había comentado con Segui acerca de los deshechos médicos hace unos diez años. Si David confirma la historia de McNamee ante el gran jurado, se socavaría la posible defensa de Clemens si el lanzador es condenado de perjurio. Rusty Hardin, abogado defensor de Clemens, declaró que el ex-entrenador había fabricado la evidencia para respaldar su historia de que el lanzador había usado drogas, que apareciera en el Reporte Mitchell, publicado en 2007. *** NPB usará una sola pelota la próxima temporada Kyodo — El béisbol japonés ha decidido tener un solo proveedor oficial de pelotas — Mizuno Corp. — a partir de la próxima temporada. El comité ejecutivo de Nippon Professional Baseball dijo el 14 de junio que todos los 12 equipos consideran que Mizuno es mejor que los otros tres fabricantes de pelotas en términos de producción y entrega. El béisbol japonés actualmente usa cuatro pelotas diferentas. En enero, el comisionado reformista Ryozo Kato propuso utilizar una sola pelota, como en las Ligas Mayores. Además, los doce clubes recibieron instrucciones de evitar vínculos con pandillas, luego de que dos grandes del sumo fuesen sancionados por la Asociación Sumo de Japón por proporcionarle boletos a miembros de pandillas. *** Selig no revertirá el error de Joyce New York (AP) — El juego imperfecto se mantiene. Las lágrimas de un árbitro y su admisión de que se equivocó en una jugada no fueron suficientes para conmover al comisionado de las mayores Bud Selig para que le otorgara el juego perfecto a Armando Galarraga. La jugada y sus repercusiones se convirtieron en la comidilla del mundo de los deportes, y más allá, hasta la Casa Blanca. Selig dijo el 3 de junio que la Major League Baseball analizará la expansión del replay y analizará el arbitraje, pero no se refirió al error de Jim Joyce que le costó a Galarraga un juego perfecto. Un funcionario del béisbol, cerca de

la noticia, dijo que la jugada no sería revertida. La persona habló en condición de anonimato, pues ese elemento no aparecía en la declaración de Selig. Joyce dijo que erró en lo que habría de ser el out 27 cuando decretó a Jason Donald, de los Indios de Cleveland safe en primera. El árbitro se disculpó personalmente con Galarraga al final del juego, con la victoria de los Tiges 3-0. Luego, salió al terreno del Comerica Park al día siguiente con los ojos llenos de lágrimas. *** Okada seleccionado el Más Valioso de los Interligas El jonronero de los Búfalos de Orix Takahiro Okada fue seleccionado el Jugador Más Valioso de los Interligas, al ayudar al club de la Liga del Pacífico a terminar en la punta de la tabla de posiciones del Interligas. Okada bateó para .588 con hombres en posición anotadora y empató en la punta de los remolcadores con el jugador de los Chiba Lotte Marines, Kim Tae Kyun (ambos con 24 impulsadas). El jugador de 22 años ganó 2 millones de Yenes como parte de su premio. “No sabía que había un premio al más valioso de los Interligas,” dijo Okada. “Lo mejor es que tuvimos el mejor balance entre los 12 equipos. Estoy contento de haber jugado de acuerdo con mis habilidades.” Orix tuvo balance de 16-8 en los Interligas. Los premios de 1 millón de Yenes fueron para el receptor de los Yomiuri Giants Shinnosuke Abe y el lanzador zurdo del Fukuoka Softbank Hawks Tsuyoshi Wada. Abe encabezó la Liga Central con 10 vuelacercas y 19 remolques, en tanto Wada ganó sus cinco aperturas con un promedio de limpias de 2.16. Editado por Universo Béisbol

Takahiro Okada (Foto: Kyodo)


Así va la Gran Carpa

VOLUMEN 1, Nº 1 Liga Americana

PÁGINA 10

Jackson lanza un descontrolado cero-hit

Este

G

P

AVE Dif

New York Yankees

47

28

.627

Boston Red Sox

46

31

.597

2

Tampa Bay (Devil) Rays

44

31

.587

3

Toronto (Blue) Jays

40

37

.519

8

Baltimore Orioles

23

52

.307

24

Central

G

P

AVE Dif

Detroit Tigers

41

34

.547

Minnesota Twins

41

35

.539

0.5

Chicago White Sox

39

36

.520

2

Kansas City Royals

33

44

.429

9

Cleveland Indians

28

47

.373

13

Oeste

G

P

AVE Dif

Texas Rangers

46

29

.613

Los Angeles Angels

43

35

.551

4.5

Oakland Athletics

37

40

.481

10

Seattle Mariners

31

44

.413

15

Este

G

P

AVE Dif

Atlanta Braves

45

32

.584

New York Mets

43

33

.566

1.5

Philadelphia Phillies

40

34

.541

3.5

Florida Marlins

36

40

.474

8.5

Washington Nationals

33

44

.429

12

Central

G

P

AVE Dif

Cincinnati Reds

43

34

.558

St. Louis Cardinals

42

34

.553

0.5

Milwaukee Brewers

34

42

.447

8.5

Chicago Cubs

33

43

.434

9.5

Houston Astros

30

47

.390

13

Pittsburg Pirates

26

50

.342 16.5

Oeste

G

P

AVE Dif

San Diego Padres

45

31

.592

Los Angleles Dodgers

41

35

.539

4

San Francisco Giants

40

35

.533

4.5

Colorado Rockies

40

36

.526

5

Arizona Diamondbacks

30

47

.390 15.5

Liga Nacional

St. Petersburgo, Florida (AP) — Edwin Jackson estaba tan descontrolado al principio, que no había razón para creer que finalizaría el juego; mucho menos que lanzaría el cuarto cero-hit-cero-carreras de esta temporada. Pero siendo este el Año del Pitcher, cualquier cosa es posible. Jackson lo logró, lanzando una escandalosa cantidad de 149 lanzamientos — la mayor de las Grandes Ligas en cinco años — llevando a los Arizona Diamondbacks a una victoria de 1-0 sobre su antiguo equipo, las Manta rayas de Tampa Bay, Edwin Jackson (al centro) celebra con el viernes 25 de junio. sus compañeros (Foto:AP) “Ha sido uno de los juegos más locos que he tenido,” declaró Jackson. “No podía encontrar la zona de strike con mi recta.” “Al menos podía tirar la slider en cualquier conteo buscando la zona. Hizo que mi juego volviera a la vida.” Jackson (5-6) transfirió a ocho bateadores, siete de ellos en las tres primeras entradas, pero el Tampa Bay fue dejado sin hits por tercera vez desde julio pasado, incluyendo el juego perfecto de Dallas Braden en Oakland el 9 de mayo. Ubaldo Jiménez, del Colorado, dejó sin hits a Atlanta el 17 de abril, y Roy Halladay, de Filadelfia, lanzó un juego perfecto en Florida el 29 de mayo. Armando Galarraga, de los Tigres, perdió su juego perfecto con dos outs en la novena entrada cuando Jim Joyce se equivocó en primera base con el que habría de ser el out 27. Jason Bartlett roleteó por el torpedero Stephen Drew y los compañeros de Jackson lo agasajaron por la improbable hazaña. Versión de Universo Béisbol Líderes individuales Liga Americana Liga Nacional Bateo Bateo AVG: Robinson Cano (NYY) .358 AVG: Martin Prado (Atl) .334 C: Kevin Youkilis (Bos) 62 C: Brandon Phillips (Cin) 60 HR: 3 jugadores con 20 HR: 3 jugadores con 18 CI: Miguel Cabrera (Det) 67 CI: David Wright (NYM) 61 H: Robinson Cano (NYY) 107 H: Martin Prado (Atl) 110 2B: 4 jugadores con 24 2B: 2 jugadores con 25 3B: Denard Span (Min) 7 3B: Shane Victorino (Phi) 7 SLU: Miguel Cabrera (Det) .630 SLU: Scott Rolen (Cin) .577 OBP: Justin Mourneau (Min) .446 OBP: Albert Pujols (StL) .424 Pitcheo Pitcheo PCL: David Price (TB) 2.44 PCL: 2 lanzadores con 1.83 JG: David Price (TB) 11 JG: Ubaldo Jiménez (Col) 14 JP: 4 jugadores con 9 JP: 2 lanzadores con 10 JC: Cliff Lee (Sea) 5 JC: Roy Halladay (Phi) 6 Sv: Neftali Feliz (Tex) 20 Sv: Matt Capps (WSH) 22 L: varios lanzadores con 1 L: Roy Halladay (Phi) 3 K: Pared Weaver (LAA) 118 K: Yovani Gallardo (Mil) 120 BB: Gio Gonzalez (Oak) 44 BB: Randy Wolf (Mil) 50 Nota: Las estadísticas datan del 30 de junio de 2010


Liga Japonesa

VOLUMEN 1, Nº 1 Pct

Dif

PÁGINA 11

Liga Central

G

P

E

Yomiuri Giants

43

27

0 .614 —

Hanshin Tigers

37

29

1 .561

4

Por Jason Coskrey/ The Japan Times

Chunichi Dragons

36

36

1 .500

8

Alex Ramírez llega a una meta importante

INTERLIGAS

G

P

E

Orix Buffaloes

16

8

0 .667

Saitama Seibu Lions

14

10

0 .583

Fukuoka Softbank Hawks

13

10

1 .565

Chiba Lotte Marines

13

10

1 .565

Rakuten Golden Eagles

13

10

1 .565

Nippon Ham Fighters

12

11

1 .522

Tokyo Yomiuri Giants

12

12

0 .500

Hanshin Tigers

11

12

1 .478

Nagoya Chunichi Dragons

11

13

0 .458

Hiroshima Toyo Carp

10

12

2 .455

Tokyo Yakult Swallows

9

14

1 .391

Para establecer una marca, Alex Ramírez regresó a donde todo comenzó. Ramírez se convirtió en el segundo jugador extranjero en conectar 20 cuadrangulares en 10 temporadas consecutivas con un jonrón solitario en la cuarta entrada del juego que su equipo, los Gigantes de Yomiuri, le ganara por 5-1 al otro conjunto de Tokio, los Yakult Swallows, durante la noche del martes 22 de junio. “Es una bendición haber conectado 20 vuelacercas en 10 temporadas al hilo,” comentó el consistente jugador. Alex Ramírez ahora tiene al menos 20 jonrones en sus 10 primeras temporadas en Japón, para un total de 307 en su carrera en la NPB. El Alex Ramírez (Foto: Kyodo) otro gaijin en lograr la hazaña fue Tuffy Rhodes. “Es una de las razones por las que he estado acá tanto tiempo,” dijo Ramírez. “He sido consistente. Juego duro y doy lo mejor en cada salida al terreno.” Alex pasó la mayor parte de su carrera en el Jingu Stadium, con los Swallows — sus adversarios de esa noche, donde jugó desde 2001 hasta 2007. “Conecté mi primer cuadrangular aquí hace 10 años,” dijo Ramírez. “Ahora conecto uno que me da 10 años consecutivos con más de 20 jonrones aquí. Pude hacerlo en frente de mis antiguos fanáticos… losaprecio mucho, al igual que todo lo que han hecho por mí.” Esta marca es el triunfo más reciente de lo que ha sido una carrera de excelencia. “Miro lo que he logrado, y se necesita de mucha dedicación,” dijo Ramírez. “Espero que los otros jugadores extranjeros y los más jóvenes puedan sacar provecho de eso.”

Yokohama BayStars

6

18

0 .250

Versión y traducción de Universo Béisbol

.403 14.5

Hiroshima Carp

27

40

2

Yakult Swallows

27

41

2 .397 15

Yokohama BayStars

25

44

0 .362 17.5

Liga del Pacífico

G

P

E

Seibu Lions

45

30

0 .600 —

Softbank Hawks

41

32

3 .562

3

Chiba Lotte Marines

38

31

2 .551

4

Orix Buffaloes

35

36

1 .493

8

Nippon Ham Fighters

35

37

2 .486 8.5

Rakuten Golden Eagles

32

38

2 .457 10.5

Pct

Dif

Pct

Nota: Las estadísticas datan del 30 de junio de 2010

Contribución de los receptores Por Jason Coskrey/ The Japan Times ¡Qué temporada esta para los receptores! En junio, una buena parte de los catchers de Japón se ven envueltos en buenos momentos ofensivos, y muchos tienen sus mejores números de la temporada. A quien mejor le ha ido el al receptor de los Seibu Lions Toru Hosokawa. Hosokawa compila para .350 con cuatro jonrones y 15 remolques en sus últimos 15 juegos (hasta el 24 de junio). Es un vuelco total para él, puesto que al entrar este mes

bateaba solamente .168 con 12 empujadas. Otro que ha levantado es Shinnosuke Abe, capitán de los Yomiuri Giants. Abe, quien se “encendió” durante los Interligas, compila para .350 con 10 cuadrangulares y 14 remolques durante 16 juegos este mes. Su vuelacercas de Shinnosuke Abe dos anotaciones (Foto: Kyodo) del 20 de junio lo

convirtió en el quinto enmascarado en la historia del béisbol japonés que conecta 20 jonrones en cuatro años consecutivos. En la misma ciudad, Ryoji Aikawa, de los Tokyo Yakult Swallows, lleva su mejor mes del año, con promedio de .339, cuatro jonrones y 10 remolques. Otros que destacan son: Kenji Johjima, de los Tigres (.333, 3 HR, 9 CI); Motohiro Shima, de Rakuten (.351, 2 HR, 9 CI); Tomoya Satozaki, del Chiba Lotte (.317); y por último, Takeshi Hidaka, de los Búfalos (.340, 1 HR, 8 CI). Versión de Universo Béisbol


Equipo de realización de

Universo Béisbol

Fundador: Reynaldo Cruz Díaz Traducción: Reynaldo Cruz Díaz Edición: Reynaldo Cruz Díaz Correo:

Universo Béisbol Calle 3, #16 Altos, entre 2 y 4 Reparto “José Díaz” (Palomo) Holguín, Holguín Cuba CP 80100

Teléfono: (024) 424 538 Correo: universobeisbol@yahoo.com Sitio web: http://universobeisbol.wordpress.com

universobeisbol@yahoo.com

Sitio web:

http://universobeisbol.wordpress.com

Fecha de creación: 23 de marzo de 2010

¿El año del pitcher?  Por Reynaldo Cruz/ Universo Béisbol Las actuaciones de los serpentineros en la presente temporada de las Grandes Ligas hacen a muchos referirse a 2010 como “El Año del Pitcher”. Cierto es que la producción de largo metraje ha disminuido considerablemente desde que los controles contra las sustancias prohibidas son más estrictos. A esto, se ha visto sumado el desempeño magistral de algunos lanzadores: Ubaldo Jiménez, Dallas Braden, Roy Halladay, Armando Galarraga y Edwin Jackson. Sin embargo, la realidad indica que si bien es cierto que el uso de esteroides ayuda a soportar la carga de entrenamiento, su uso no influye en la capacidad para “ver” y conectar algunos lanzamientos, sobre todo los de rompimiento. Entonces, ¿qué está sucediendo? Dos cero-hit-cero-carrera, dos juegos perfectos y un juego imperfecto (así pasará a la posteridad el magistral partido lanzado por Armando Galarraga, en el que Jim Joyce se equivocó y decretó quieto al último out del choque) dicen que el rendimiento ofensivo de las mayores ha decrecido. Miguel Cabrera había conectado “solamente” 20 jonrones hasta el 28 de junio, pero nadie recuerda que los 22 jonrones de Ken Griffey Jr. antes del primero de julio de 1994 lo colocaron en posición para romper el récord de Roger Maris.

Mucho se especula hoy, pero aún aparecen marcadores abultados: hasta el propio Ubaldo Jiménez, casi seguro ganador del Cy Young, ha sido castigado por los bateadores contrarios. Batear es lo más difícil del béisbol, y si los lanzadores se concentran y trabajan en la zona, será muy difícil que alguien vuelva a disparar 60 vuelacercas. Varios fanáticos extrañan los batazos enormes que se perdían entre las luces y caían en lo más alto de los graderíos, y muchos de ellos ven como “Papi” Ortiz y A-Rod no producen lo que producían en años anteriores, dejando claro cuál había sido su posición en cuanto al uso de sustancias que mejoraban el rendimiento. Solamente hombres como Miguel Cabrera, Albert Pujols, Ichiro Suzuki, Robinson Miguel Cabrera Cano, José Bautista y Paul (Foto: Getty Images) Konerko, entre otros, mantienen números similares a los de últimas temporadas. No se puede culpar a los controles o a la falta de fármacos prohibidos: simplemente, el tiempo no pasa por gusto.

http://universobeisbol.wordpress.com


Universo Béisbol 2010-07