Issuu on Google+


REVISTA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE ORIENTE No. 22 Órgano informativo de divulgación científica, tecnológica y cultural de la Universidad Católica de Oriente Licencia 4504 - 90 ISSN 0121 - 1463 Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 CANCILLER: Monseñor Ricardo Tobón Restrepo RECTOR: Monseñor Oscar Aníbal Marín Gallo COMITÉ EDITORIAL: Pbro. Luis Argemiro García Monsalve Gabriel Alfonso Roldán Pérez Berta Miriam Gaviria Gutiérrez Jhon Jairo Serna Sánchez Margarita María Gómez Giraldo Luis Erney Montoya Gallego Eva Cecilia Mendoza De La Rosa Walter Sorge Zizich Guillermo Gómez Zuluaga Luz Marina Rodas Chamorro English tutor, traSlator and interpreter Albeiro Monsalve Marín EDITOR: Comunicaciones y Relaciones Públicas FOTOGRAFÍA CARÁTULA: “La Cena de Emmaus” Caravaggio Fotografía: Carlos Enrique Ortiz Giraldo CANJE: Biblioteca Universidad Católica de Oriente A.A. 008 Rionegro - Antioquia E-mail: biblioteca@uco.edu.co CIRCULACIÓN Y DISTRIBUCIÓN: Comunicaciones y Relaciones Públicas Apartado Aéreo 008 http://www.uco.edu.co Rionegro - Antioquia - Colombia DISEÑO Y DIAGRAMACIÓN Divegráficas Ltda.


Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 


Contenido Editorial Bienestar y Pastoral, un quehacer prioritario en las universidades católicas

7

Por: Mons. Oscar Aníbal Marín Gallo

El otro o más allá de Martín Heidegger

13

Por: Jhon Jairo Serna Sánchez

De la búsqueda moral por el beneficio particular al beneficio social según la concepción smithiana de la vida en sociedad

25

Reconocimiento de la pudrición de raíces (Phytophthora cinnamomi Rands) en Aguacate (Persea americana Mill) en Antioquia

41

Evaluación del protocolo (ovsynch) de inseminación artificial a tiempo fijo y diagnóstico temprano de gestación en búfalas de agua (Bubalus bubalis) durante la estación reproductiva

53

Por:Ángel Emilio Muñoz Cardona

Por: Diana Patricia Ciro Ortiz Karina Maryelli Rendón Escobar Rafael Navarro Alzate Bertha Miryam Gaviria Gutiérrez

Por: Susana Medina Campuzano Natalia García Alvarez Jeison Marulanda Alzate Juan David Rojas John Fredy Ramírez Agudelo

Micropropagación de especies de interés hortícola y forestal en biorreactores de inmersión temporal Por: Dagoberto Castro R. Jaiber Díaz G. Nelson Montoya P. Domingo Ríos G.

63


Contenido

Diagnóstico, inventario y caracterización de los aceites usados y residuos sólidos asociados, provenientes de automotores en los municipios de la zona norte del Área Metropolitana del Valle de Aburrá

73

Metodología para la implementación de procesos de Gestión del Conocimiento

83

Por: Ana Judith Gil Quintero Emerson de Jesús Cardona Ramírez

Por: Nelson de Jesús López Franco José Luis Urrea Sánchez Carlos Arturo Castro Castro

Los semestres de práctica o de industria en la formación profesional del área de la administración empresarial en Colombia. Reflexiones críticas

97

Por: Giovanny Cardona Montoya

El proceso civil ¿un debate entre iguales?

105

Por: Mabel Londoño Jaramillo

Reflexiones preliminares en torno a una educación con calidad. Una mirada general en tiempos de globalización

119

Por: Juan Mauricio Arias Giraldo

El contrabando la costumbre que hace mal

135

Por: Grupo de Estudio de Importaciones

Pedro Morales Pino: El padre de la música andina colombiana Por: Luis Erney Montoya Gallego

147


Editorial

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 




Editorial Bienestar y Pastoral, un quehacer prioritario en las universidades católicas Siete principios orientadores Por: Mons. Oscar Aníbal Marín Gallo, Rector

El bienestar y la pastoral en las universidades católicas están en una íntima conexión. El bienestar es “un estado del ser humano en el que se le hace sensible el buen funcionamiento de su actividad somática y psíquica”1; y la pastoral es “todo servicio hecho al hombre en nombre de la fe”. Es evidente un concepto integrador a propósito de que el bienestar y la pastoral se convierte en un principio orientador que inspira las políticas a que haya lugar, para que se disponga la universidad católica a realizar el servicio de bienestar no sólo con un sentido humanizante sino, ante todo, con una vocación trascendente iluminada desde la cosmovisión cristiana de la vida. Para dar respuesta a esta íntima relación, el bienestar y la pastoral en las universidades católicas se enmarca en siete principios que encierran la dimensión esencial del ser y del hacer que una institución de educación superior y para lo superior, como la nuestra, invoque a sus estudiantes a convertirse en protagonistas de la construcción de un mundo más humano, esto dado que él y ella en su futura o presente condición de egresados de un tipo de institución que se caracteriza por pensar y actuar así, están llamados a dar fe en su vida profesional, ejercida no sólo con un alto sentido del servicio sino con una dimensión de eternidad o, lo que es lo mismo, con un enfoque pastoral de su ejercicio profesional. Los siete principios a considerar para la puesta en práctica de esta doble característica del único servicio cristiano a la sociedad a la cual nos debemos, y que en la universidad católica es parte de su identidad y, por lo tanto, lo puede ser de sus egresados, son:

Primer principio: Ex cordae Eclesiae: con corazón y alma capaz de trascender a lo verdaderamente humano en lo que hacemos.

Por su vocación, la universitas magistrorum et scholarium se consagra a la investigación, a la enseñanza y a la formación de los estudiantes, libremente reunidos con sus maestros animados todos por el mismo amor del saber. Ella comparte con todas las demás universidades el gozo de buscar la verdad, de des-

* Rector de la Universidad Católica de Oriente. Licenciado en Filosofía y Ciencias Religiosas de la UCO y Especialista en Investigación en Ciencias Sociales de la U. de A. E-mail: omarin@uco.edu.co 1

Diccionario Enciclopédico Espasa.



Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 


Editorial cubrirla y de comunicarla en todos los campos del conocimiento. Su tarea privilegiada es la de unificar existencialmente en el trabajo intelectual dos órdenes de realidades que muy a menudo se tiende a oponer como si fuesen antitéticas: la búsqueda de la verdad y la certeza de conocer ya la fuente de la misma. En una universidad católica, por tanto, los ideales, las actitudes y los principios católicos penetran y conforman las actividades universitarias según la naturaleza y la autonomía propias de tales actividades2. Deberá darse una especial prioridad al examen y a la evaluación, desde el punto de vista cristiano, de los valores y normas dominantes en la sociedad y en la cultura moderna, y a la responsabilidad de comunicar a la sociedad de hoy aquellos principios éticos y religiosos que dan pleno significado a la vida humana. Es ésta una ulterior contribución que la Universidad Católica puede aportar al desarrollo de aquella auténtica antropología cristiana, que tiene su origen en la persona de Cristo, y que permite el dinamismo de la creación y de la redención que influyen sobre la realidad y sobre la justa solución de los problemas de la vida.

Segundo principio: Humanizar la globalización, el mayor reto para asumir en el mundo.

Desde la praxis de la pastoral y a partir del bienestar de las personas, se contempla que: “El verdadero desarrollo no puede consistir en una mera acumulación de riquezas o en la mayor disponibilidad de los bienes y de los servicios, si esto se obtiene a costa del subdesarrollo de muchos, y sin la debida consideración por la dimensión social, cultural y espiritual del ser humano”3. Es

necesario indicar que en el mundo actual, entre otros derechos, es reprimido a menudo el derecho de iniciativa económica. No obstante, éste se trata de un derecho importante no sólo para el individuo en particular sino, además, para el bien común. La experiencia demuestra que la negación de tal derecho o su limitación en nombre de una pretendida “igualdad” de todos en la sociedad, reduce o, sin más, destruye de hecho el espíritu de iniciativa, es decir, la subjetividad creativa del ciudadano. Como consecuencia surge, de este modo, no sólo una verdadera igualdad sino una nivelación descendente: “En lugar de la iniciativa creadora nace la pasividad, la dependencia y la sumisión al aparato burocrático que, como único órgano que dispone y decide -aunque no sea “poseedor”– de la totalidad de los bienes y medios de producción, pone a todos en una posición de dependencia casi absoluta, similar a la tradicional dependencia del obrero – proletario en el sistema capitalista”4.

Tercer principio: Globalizar la solidaridad: un quehacer que nos fortalece.

“El amor al prójimo enraizado en el amor a Dios es ante todo una tarea para cada fiel, pero lo es también para toda la comunidad eclesial, y esto en todas sus dimensiones”5. En la difícil situación en la que nos encontramos hoy, a causa también de la globalización de la economía, la Doctrina Social de la Iglesia se ha convertido en una indicación fundamental, que propone orientaciones válidas más allá de sus confines: estas orientaciones, ante el avance del progreso, se han de afrontar en diálogo con todos los que se preocupan seriamente por el hombre y su mundo.

Cfr. Constitución Apostólica del Sumo Pontífice Juan Pablo II sobre las Universidades Católicas. Cfr. Carta Encíclica “Sollicitudo rei socialis”, La preocupación por las cuestiones sociales. Su Santidad Juan Pablo II, 30 de diciembre de 1987. 4 Ibid. 5 Cfr. Carta Encíclica Deus Caritas Est del Sumo Pontífice Benedicto XVI. 2 3

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006




Editorial Para definir con más precisión la relación entre el compromiso necesario por la justicia y el servicio de la caridad, hay que tener en cuenta dos situaciones de hecho: El orden justo de la sociedad y del Estado es una tarea principal de la política. Un Estado que no se rigiera según la justicia se reduciría a una gran banda de ladrones, dijo una vez Agustín: “Remota itaque iustitia quid sunt regna nist magna latrocinia”. La política es más que una simple técnica para determinar los ordenamientos públicos: su origen y su meta están precisamente en la justicia, y ésta es de naturaleza ética. Así, pues, el Estado se encuentra inevitablemente de hecho ante la cuestión de cómo realizar la justicia aquí y ahora. Pero esta pregunta presupone otra más radical: ¿Qué es la justicia? Este es un problema que concierne a la razón práctica. Pero para llevar a cabo rectamente su función, la razón ha de purificarse constantemente, porque su ceguera ética, que deriva de la preponderancia del interés y del poder que la deslumbra, es un peligro que nunca se puede descartar totalmente. La caridad cristiana, que promueve la acción pastoral, es ante todo y simplemente la respuesta a una necesidad inmediata a una determinada situación. La persona humana necesita siempre algo más que una atención sólo técnicamente correcta. Necesita humanidad. Necesita atención cordial. La verdad es que no se puede promover la humanización del mundo renunciando, por el momento, a comportarse de manera humana. A un mundo mejor se contribuye solamente haciendo el bien ahora y en primera persona, con pasión y donde sea posible, independientemente de estrategias y programas de partido.

Cuarto principio: Priorizar el valor de la persona: un énfasis vigorizador de la acción institucional (Plan de Desarrollo UCO, 2006 – 2015). La universidad católica, como centro generador de nuevos comportamientos humanos, asume el 

compromiso de acrecentar en sus estudiantes y trabajadores la sensibilidad social, el afianzamiento de aptitudes hacia la búsqueda permanente de soluciones adecuadas a los problemas sociales, el sentido de pertenencia regional y del país para generar propuestas de cambio desde su saber humanístico y científico. Se trabaja por formar personas sensibles a los hechos sociales tanto como a las distintas expresiones del conocimiento, que sean poseedoras de un empeño permanente por ser ciudadanos éticos, tolerantes, solidarios y capaces de trabajar en grupo y de llegar a consensos enmarcados dentro de una concepción humanística cristiana. La universidad católica tiene un doble propósito: de una parte, como universidad, es responsable de contribuir a la formación integral de los ciudadanos y de trabajar por la creación, desarrollo y difusión del conocimiento en todas sus formas y expresiones y de estimular su utilización en todos los campos para promover el desarrollo de las comunidades; y, de otra parte, como católica, ser fiel a la filosofía y principios que orientan el quehacer de las universidades católicas. En el caso de la Universidad Católica de Oriente es bastión de la Iglesia Diocesana en su encargo de evangelizar la cultura; la universidad católica, entonces, responde a encargos del Estado, de la sociedad y de la Iglesia.

Quinto principio: Establecer un diálogo cada vez más claro entre la fe y la ciencia.

Si bien la universidad católica comparte con las demás universidades la misión básica de formar en el nivel de la Educación Superior, asume este compromiso a partir de la manera como se concibe la acción formativa. Tal acción supone un diálogo permanente entre lo universal y lo particular, entre lo global y lo local, y entre ciencia y fe, en torno a la tarea de hacer de los ciudadanos y futuros profesionales personas competentes para su desarrollo y atentos a responder humana

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Editorial y éticamente a las transformaciones que requieren el país y la región. Es un honor y una responsabilidad de la universidad católica consagrarse sin reservas a la causa de la verdad. Es ésta su manera de servir, al mismo tiempo, a la dignidad del hombre y a la causa de la Iglesia, que tiene “la íntima convicción de que la verdad es su verdadera aliada… y que el saber y la razón son fieles servidores de la fe”. Sin descuidar en modo alguno la adquisición de conocimientos útiles, la universidad católica se distingue por su libre búsqueda de toda verdad acerca de la naturaleza del hombre, del mundo y de Dios. Nuestra época, en efecto, tiene necesidad urgente de esta forma de servicio desinteresado que es proclamar el sentido de la verdad, valor fundamental sin el cual desaparecen la libertad, la justicia y la dignidad de la persona humana. Por una especie de humanismo universal, la universidad católica se dedica por entero a la búsqueda de todos los aspectos de la verdad en sus relaciones esenciales con la verdad suprema que es Dios6.

Sexto principio: En la elección ética, dar primacía al otro como persona. Alteridad es respeto por el otro; es responsabilidad por el otro. Alteridad es hacerme en el otro, en donde tengo la capacidad de asumir las responsabilidades desde la autonomía y desde la comunión con él. La elección ética por el otro es una elección a favor del bien común de la sociedad, de la familia y del medio ambiente. Si algo tiene el tema de las relaciones y de la convivencia humana es su impronta ética. Y en éste tema lo que se impone es una reflexión que permita identificar que ella no rompe con la moral sino que se convierte en su hermana

siamesa, toda vez que lo que ella convierte como materia de su reflexión filosófica es la moral. Un asunto que no es de poca monta porque desde él y desde las opciones que se asumen, lo que queda claro es que según el tipo de valoración y de escala de principios orientadores de la vida es que se definen las existencias en el mundo. Por lo demás, no es gratuito que una de las tareas que con más urgencia se tiene es la de poder discernir lo que se nos ofrece, no vaya a ser que en nuestro afán de quedar bien o de figurar en los diversos ambientes en los que interactuamos quedemos sin referente ni brújula de orientación existencial.

Séptimo principio: Mantener la fe en la vida como lo testifica Cristo resucitado. En un mundo como el de hoy, afligido por las tragedias humanitarias, causadas por la violencia, el egoísmo, y la injusticia humana, la Resurrección de Jesús es el gran motivo de esperanza. El gran desafío para los cristianos consiste en testimoniar que Cristo ha resucitado y vive para siempre, que nos salva hoy en la Iglesia por la fuerza y el poder del Espíritu Santo. La humanidad actual necesita y espera de los cristianos un renovado testimonio de la Resurrección de Cristo; necesita encontrarlo como verdadero Dios y verdadero hombre. La universidad católica, en su acción pastoral, debe facilitar la ruta para que su comunidad viva la experiencia de la Resurrección del Señor y sus miembros puedan testimoniar, en los espacios donde interactúan y cumplen una misión histórica, que Cristo ha resucitado. El Papa Benedicto XVI en su mensaje pascual 2007 invita a los jóvenes a ser amigos de Jesús para sembrar esperanza en el mundo: “Como a los primeros discípulos, Jesús os dirige también a

Cfr. Constitución Apostólica del Sumo Pontífice Juan Pablo II sobre las Universidades Católicas.

6

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

10


Editorial vosotros a ser sus amigos. Si respondéis con alegría a este llamamiento suyo, seréis sembradores de esperanza en vuestros coetáneos”. Podemos concluir con optimismo que desde la pastoral y el bienestar universitario se dispone de una gran reserva de esperanza en los claustros de las universidades católicas. Y si, como queda dicho, a los profesionales les cabe una gran responsabilidad en la tarea de aportar ingentes esfuerzos por la humanización de la historia, no queda duda que habrán de hacer uso de esta reserva de esperanza para cumplir lo que les compete en la tarea de hacerse responsables de un compromiso muy grande: el futuro mismo de la humanidad. La renovación, exigida por los cambios que se vienen dando en el mundo contemporáneo, en particular a las universidades católicas las convierte en factor de intervención con su ejemplo de identidad y testimonio de lo que guarda en sus cimientes mismas, hasta llegar a dar fe de lo que proclama y de lo que está en capacidad de realizar de cara a su compromiso con una sociedad que como la actual demanda de una

11

atención cristiana que cualquier profesional, egresado de sus claustros, esté en capacidad de testimoniar que la vida está por encima y más allá de la muerte porque su Maestro Jesús el Cristo así lo ha demostrado y lo sigue haciendo a través suyo. Hoy, cuando las culturas parecen estar signadas por la muerte y de la no razón existencial y biófila, se impone una búsqueda espiritual que habilite para testimoniar con la propia seguridad personal, que la dignidad de la persona y el trabajo, al igual que la vida de lo espiritual y de lo ambientalmente sano, tiene la palabra. Pero para el logro de ese objetivo se impone la certeza de que en la muerte y en el sinsentido, a que muchas fuerzas desean arrinconar al mundo, no está para nada el Dios de Jesucristo que es un Dios que no se deja amilanar y que, a diferencia de los ídolos que se fabrican en la cultura contemporánea, si tiene oídos, boca y corazón para escuchar, orientar y amar a quienes estamos dispuestos a seguirlo y testimoniarlo vivo en medio de los hombres.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Ciencias Humanas y Sociales

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 

12


El otro o más allá de Martín Heidegger Por: Jhon Jairo Serna Sánchez*

Resumen En este breve ensayo se acude a la palabra de autores que como Jean Francois Lyotard, Paul Celan, Jacques Derrida, y en particular Emmanuel Levinas, se dan a la tarea de revisar los postulados del más grande filósofo del siglo XX, Martín Heidegger, en la convicción de que su aporte al pensamiento filosófico reviste una sinigual significación, toda vez que en él se dan las posibilidades de refundar un pensamiento filosófico que había caído en descrédito, dado que se había convertido más en una especulación que en un análisis riguroso desde el ser mismo, de las condiciones y de las realidades que enmarcan el vivir y el morir de lo real. Sin dejar de reconocer, que a cualquiera que desee adentrarse en los terrenos propios de la filosofía le corresponde entrar por las sendas trazadas por Heidegger, lo que afirma Levinas es que no es posible si se quiere avanzar a “Un modo que ser que vaya más allá de la esencia”, si no se cuestionan las grandes categorías propuestas por Heidegger, como un ejercicio que hay que realizar, en tanto que no es posible construir una filosofía de la alteridad, si no es desde el proceso de deconstrucción y de reconstrucción del pensamiento heideggeriano, para proponer y promover un tipo de reflexión en el cual más que el yo propio del Dassein, se abra al otro, como el alter, ante el cual he de ser capaz de ponerme en su lugar, como una actitud ética que es la verdadera filosofía primera, y a la cual hay que apostar, a no ser que, entendiendo lo que en esta opción se juega, decidamos, desde el absurdo del poder y de la negación del diferente, seguir en los rumbos de la guerra y de la violencia que hoy azotan al mundo entero y en particular a Colombia.

* Doctor en Filosofía; Docente de la Universidad Católica de Oriente. Rionegro, Antioquia (Colombia). E-mail: jserna@uco.edu.co

13

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 


El otro o más allá de Martín Heidegger Palabras claves: filosofía de la alteridad, Bassein, existencialismo, el otro, ser para la muerte, ser para el otro, deconstrucción, reconstrucción. Abstract In this short essay we call to the words of authors that as Jean Francois Lyotard, Paul Celan, Jacques Derrida and particularly Emmanuel Levinas, they try to review the statements of one of the greatest philosopher from the XX century, martin Hidegger where the conviction of his points to the philosophical thought becomes meaningful, because in him you can find the possibilities to get a philosophical taught that had become in low quotation, because it had become only in speculation more than in a strong analysis from the human being as such, from the conditions and the realities that circle the living and dying from the real things. Without acknowledging that anyone who World like to enter into the philosophy landfill should enter throughout the Heidegger pathway, what Levinas affirms is that is not possible to if you want to advance to a “ a way that may go farther than the essence”, if the big cathegories are not questioned proposed by Heidegger,as an army thata must be done, so to make up a philosophy based on alter is not possible, only to the deconstruction process and rebuild of the Heidegger thoughts, to propose and promote a kind of reflection where more than myself from Dassein is open to the other as an alter, where I should be able to put myself in his place, in an ethic attitude that is the true and first philosophy, and to the one we are to bet unless we understand that we play in this option, we dedicate from the power of the absurd and the negation of the different thing, to followup with the traces of the war and violence that today flagellate the entire world in special way to Colombia. Key words: Alter philosophy, Bassein, Existentialism , the other, being to dye , be for the others, deconstruction, rebuild.

“¿No es la principal tarea de los que se dedican al oficio del pensamiento la de arrojar luz sobre los crímenes que se cometieron en el pasado y mantener la conciencia de ellos? ... Parece que ha llegado el momento de pensar con Heidegger contra Heidegger” Jürgen Habermas. No se trata de seguir a un autor por senderos impracticables; de lo que se trata es de generar una comunidad de diálogo, que abra los pequeños círculos que se generan alrededor de los maestros, que muchas veces se convierten en verdaderas sectas. TODTNAUBERG Árnica, eufrasia, el trago del pozo que remata el dado estrellado,

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

en la Cabaña. la línea -¿qué nombre registró el libro antes del mío?-, la línea escrita en ese libro sobre una esperanza, hoy, de una palabra inminente en el corazón, de un pensador, 14


El otro o más allá de Martín Heidegger césped del bosque, desnivelado, orquídea y orquídea, aisladas, Lo tosco, más tarde, al pasar, nítido quien nos lleva, el hombre que nos escucha, los senderos de estacas a medias recorridos en la turbera alta humedad, mucha. Paul Celan1 En la presente exposición se van a plantear siete numerales, en los cuales se pretende dar cuenta, de una manera sintética, de una posición crítica que frente a Heidegger asumen autores como Paul Celan, Jürgen Habermas, Jean Francois Lyotard y Emmanuel Lévinas, Jacques Derrida, Lacoue-Labarthe y Alejandro Kaufman, quienes, entre otros pensadores, plantean cuestionamientos a la propuesta filosófica de Martín Heidegger, como hacedor de un pensamiento, a quien sin dejar de reconocerle su significatividad en el pensamiento filosófico, se opta por tomar distancia frente a él, con la intención de permitir una mejor asimilación de la propuesta de su perspectiva y, con ello ubicar a este autor en un lugar más teórico en el cual sea posible validar su aporte con elementos de mayor ubicación ante su proyecto filosófico.

I.

La relación Paul Celan - Martín Heidegger fue una relación permanente y de mutuo reconocimiento, que se acentuó por la actitud

1 2

del segundo después de 1945. Paul Celan se preocupó por las obras de Martín Heidegger, hasta poder decirse que anotó, en el sentido de realizar una lectura a fondo de la obra Ser y tiempo2 con todo detalle, y que conoció a profundidad las conferencias de Heidegger sobre Hölderlin, George y Trakl. Incluso el vocabulario radicalmente innovador y en gran parte su sintaxis son heideggerianos. Heidegger no perdía de vista la poesía de Celan, y en un raro acto público asistió a sus lecturas. Junto con Levi (y ambos eligieron el suicidio, en pleno dominio de sus facultades), Paul Celan es el único sobreviviente del holocausto cuyos escritos son, en cierto grado indiscutible, conmensurables con lo indecible. Tal presencia recíproca entre nuestros dos personajes se cristaliza en la visita de Celan a la célebre choza de Heidegger en Todnauberg pocos años antes de que Celan se suicidara. Esta visita y único testimonio de ella es el poema con el que recién iniciamos esta reflexión, publicada en Lichtzwang en 1970, que se ha convertido en objeto de fervorosas investigaciones y especulación. Incluso tal poema ha sido tratado monográficamente por Jacques Derrida, Jean Francois Lyotard y Lacoue-Labarthe. Del encuentro sólo sabemos lo que el enigmático poema comenta, o mejor, decide no comentar: lo que hubo fue una lacerante decepción –o, lo que es lo mismo, desengaño y falsedad, leída esta decepción en su sentido etimológico-. Como a través de un cristal oscuro y más oscuro que oscuramente, en Todnauberg sentimos un misterioso silencio. Celan llegó a cuestionar, a poner en duda la percepción o no-percepción por Heidegger de la Shoah –holocausto judío-, de los vientos de muerte que habían convertido en cenizas a millones de seres humanos y al legado judío que imbuía el destino de Celan. Si

Revista de Occidente No. 124, septiembre de 1991. Madrid. p.p. 26-29. Traducción de Miguel Sáenz. HEIDEGGER, Martín. Ser y tiempo. Santiago de Chile: Editorial Universitaria, 1998.

15

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


El otro o más allá de Martín Heidegger alguien tenía el derecho y la obligación de pedir alguna respuesta a la cuestión de lo inhumano, ese era Paul Celan. Hasta donde sabemos, en la medida en que Todnauberg nos instruye, esa confianza fue violada, fuese por una evasión tribal (como en la entrevista del Spiegel) o por un absoluto silencio, por una completa abstención del discurso, como aquellas a las que recurría Heidegger, así mismo, en situaciones pedagógicas. De una u otra manera, puede sentirse que el efecto sobre Celan tuvo que ser calamitoso. El más grande poeta del idioma, después de Hölderlin y de Rilke, buscó al rey secreto del pensamiento, blasfemó contra el sentido cardinal del propio Heidegger, de la santidad del preguntar. De allí que el encuentro entre Celan y Heidegger “no separa el no del si”, de allí que en contravía a los planteamientos de Heidegger afirme poéticamente que “yo soy tú, cuando yo soy yo.”

II.

Guido Schneeberger publica en 1962 Nachlese zu Heidegger, con textos esenciales de éste, con declaraciones públicas ultranacionalistas y pronazis, durante su Rektorat en la Universidad de Friburgo de Brisgovia. Incluso él da una entrevista intolerablemente astuta y evasiva, publicada póstumamente en el Spiegel en 1966. En él hay un silencio y una frase absolutamente criticable, en la que compara Auschwitz con la práctica de la industria alimentaria motorizada y con la amenaza nuclear, que agravan el trágico asunto. Farias documenta información a propósito de que Heidegger mintió al tratar de ocultar que, hasta 1945, conservó su credencial de miembro del partido nazi. Incluso se puede 5 3 4

presentar la negativa del filósofo del Ser, del magistral intérprete de Sófocles y de Hölderlin, a enfrentarse a su conciencia, su reflexión, su discurso ante la inhumana negación de la vida en que él había desempeñado una parte. Él se dejó atrapar por la brutal y festiva embriaguez que recorrió Alemania, después de unos 15 años de humillación nacional y de desesperación; lo anterior puede explicar que se sintiese como un jefe del pensamiento que moldearía una resurrección nacional. Hay en Europa ensombrecimiento del mundo, huida de los dioses, destrucción de la tierra, masificación del hombre, y el odio, la sospecha contra todo lo que es creador y libre, síntomas todos que dan cuenta de la denuncia de este gran maestro del pensamiento filosófico en su texto ¿Qué significa pensar?3 En él hay una radical incapacidad para “pensar en Auschwitz”, para ver en qué formas la bestialidad del nazismo puede situarse en una interpretación racional de la historia social y política. Incluso Lyotard en Heidegger y los judíos4, escrito en 1998, sostiene que Auschwitz fue una puesta en acción, en grado supremo, de ese “olvido del ser” que se encuentra en el meollo mismo de los análisis heideggerianos de la historia y la conciencia occidentales.

III.

El “pensar el ser”5 es de un orden distinto del pensamiento de la conducta prescriptivo, normativo o heurístico. Mucho más que Nietzsche, Heidegger piensa y siente en categorías aparte del bien y del mal. El precepto y la imagen de Heidegger por los cuales la muerte es un santuario en el que el ser se encuentra más desnudo, más epifánticamente presente, reduce categóricamente el problema del bien

HEIDEGGER, Martín. ¿Qué significa pensar? Madrid: Trotta, 2005. Traducción de Raúl Gabás. LYOTARD, Jean Francois. Heidegger y los judíos. Buenos Aires: La Marca, 1995. HEIDEGGER, Martín. Tiempo y ser. Madrid: Tecnos, 2003. Traducción de Manuel Garrido.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

16


El otro o más allá de Martín Heidegger y del mal, que según esta óptica corresponde a la metafísica en los sistemas tradicionales de pensamiento. Si Heidegger hubiese tratado de comprender el mal del nazismo y de su propio papel en él, si se hubiese esforzado por pensar en Auschwitz, con una profundidad cercana a la requerida, el dominio de la ética en términos de la responsabilidad por el otro y por la otra hubiese sido indispensable en su obra. Celan en “El meridiano” afirma: lo que cuenta en el discurso, en la medida en que se dirige al otro, es el hecho de decir, esto es, dirigirse al otro, algo mucho más importante que lo dicho que, en definitiva, se convierte en un elemento de la estructura lógica. Se puede ir hacia el otro en el silencio. Pero el silencio es de plomo, como lo ejerció Heidegger después de 1945 cuando no va hacia el otro, cuando no abdica respecto de sí. Pero esto es algo que solo se puede ofrecer, nunca pedir. Habrá de llegar el día, como dice Alejandro Kaufman, en que el connatus essendi no será la fuente de todo derecho y de todo sentido.

IV.

Pensar el caso Heidegger es una urgencia del pensamiento. Él está a la par de los más grandes, pero a la vez estuvo comprometido con el nazismo de manera no anecdótica, sino deliberada, profunda y en cierto sentido persistente6. Son los dos rostros de un autor: el venerable y el innoble, que no se deben amalgamar. Él es lúcido porque se atrevió a releer su contexto, desde la exclusividad greco alemana, que le aporta una exclusividad excepcional. La tarea del pensar es de construir la ilusión, empujarla a su abroquelamiento o a su retirada, y con ello clausurar perspectivas que animen la existencia auténtica, el fundamento es el sin

6

fundamento, incluso la proyección hacia, queda cerrada o fuera de proyecto. De allí que el volk –pueblo- esté ante la insoportable angustia de estar arrojado ante la nada, ante la cual él piensa, en lo más profundo. Ser y tiempo en la segunda sección se consagra al poder que tiene el Dassein, y sobre todo a ese codestino denominado Volk que se da su destino como siendo sido, que denomina historicidad; en ello más que un programa se descubre un proyecto auténtico. El codestino es el gestarse del pueblo. Incluso insta a plesbicitar a Hitler el 12 de noviembre de 1933: “El pueblo alemán es llamado a las urnas por el fürer. Pero esta no es una demanda que el fürer dirige al pueblo; por el contrario, él le otorga al pueblo la posibilidad más inmediata de la más alta decisión libre: “el pueblo entero decidirá si quiere su propio Dassein o si no lo quiere. Mañana el pueblo elige nada menos que su futuro” (Débat, 184-185). La soberanía no la tiene el Dassein, sino el fürer que salvaguarda al pueblo y le otorga el poder de saber cuál es su ser esencial, entre los posibles por venir, decidiéndolo. De lo que se trata es de apostar por una superioridad dinámica. Lo que queda es el mito, de lo prepolítico, con la geo-filosofía; es el ser, es decir la nada, que desliza su luz crepuscular, las cenizas de la segunda guerra son el simple producto del retiro del ser de los judíos, que por lo demás en su exterminio fue olvidado por Heidegger, aunque se haya acudido a una higiene industrial de ese pueblo en particular. La tragedia de Auschwitz contiene la guerra, en la que se administra el crimen como una producción, producto a su vez de la técnica, que conduce a Heidegger a escribir una única frase en 1949: “La agricultura es ahora una industria alimentaria motorizada, en cuanto a su esencia lo mismo que la fabricación de cadáveres en las cámaras de gas y los campos de exterminio, lo

HEIDEGGER, Martín. Nietzsche. Barcelona: Destino, 2000. Traducción de Juan Luis Vermal. En la contratapa de la obra, cuando presentan al autor, afirman: “su convivencia con el régimen nacionalsocialista hizo que lo apartasen de la docencia universitaria hasta 1951...”

17

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


El otro o más allá de Martín Heidegger mismo que el bloqueo y la reducción de países al hambre, lo mismo que la fabricación de bombas de hidrógeno” (Fiction 58), como si situar a Auschwitz en la escena de la técnica la justificara; es un crimen que se perpetra conforme a un arte, del tratamiento de desechos.7 Cabe señalar que la técnica en Heidegger es a la vez naturaleza objetivada y sociedad cosificada. Si todo es posible gracias a la técnica, entonces todo puede tener lugar, pues el ser se pone a disposición de la técnica: esa es la ontología poética del destino trágico político, que hace que lo judío no inspire terror ni compasión: he ahí un razonamiento que se mantiene en occidente y en particular en Colombia. El crimen consiste en reconciliar el espíritu con aquello que no concilia, es otro que es nada, o no coincide con la verdad del ser, que se da en torno a la ley.

V.

El ser para la muerte niega el problema de las singularidades, que a su vez no abre espacios al compartir y al reconocer8. La muerte limita lo comunicable, que es lo que nos autoconstituye, y sin lo sagrado lo que queda es la nuda ley, y con ella la expulsión de los múltiples éxodos de nuestros pueblos. El individuo heroico desarrolla en el arrojo la totalidad de su ser: es el violento, el creador, que domeña el Ser, obligando a lo no visto a entrar en su mirada y a lo no acontecido a entrar en acción. El violento es el individuo superior, el solitario inquietante, y finalmente el sin salida, que considera la no existencia como la suprema victoria sobre el Ser. Heidegger trata de fundar la existencia humana, en su historicidad y totalidad a la vez, a partir de sí misma; quiere asegurarse con la totalidad

del Dassein, de un primer principio desde el cual fundar el ser de todos los entes, de ahí el nombre ontología fundamental9. Pero la existencia humana no es capaz de fundamentarse a sí misma ontológicamente, así que la filosofía primera se hacía para él imposible; ya no hay un sujeto sino un pastoreo y guardia del ser, vive en el leguaje como la casa del ser, para un egoísmo que no va más allá de su propia sombra.

VI.

Después de reconocer la significatividad de la obra de Heidegger, llegando incluso a afirmar que no se puede ser filósofo sin haber leído la obra de este pensador, Emanuel Lévinas reconoce que: “Han pasado muchos años – quizás fuera antes de 1933 y, en cualquier caso, tras el gran éxito de Hitler en las elecciones al “Reichstag”– desde que me enteré de las simpatías de Heidegger por el nacional socialismo. El desgraciadamente fallecido Alexander Koyré fue quien, tras unos de sus viajes a Alemania, me habló de ello por primera vez. Fue ésta una noticia de la que no cabía dudar, que escuché con sorpresa y desilusión, pero también con la débil esperanza de que se tratara únicamente de la expresión del trastorno temporal de un gran espíritu especulativo aplicado a asuntos banales de índole práctica. La noticia hizo que se tambaleara mi firme convicción de que existe una distancia insalvable y eterna entre el odio criminal y enloquecido que proclama el mal desde las páginas de “Mi lucha”10 y la agudeza intelectual y el virtuosismo extremadamente analítico de “Ser y tiempo”, virtuosismo que hizo posible el planteamiento de nuevos interrogantes filosóficos”. “Uno puede perdonar a muchos alemanes, pero hay algunos

9

BAUMAN, Zygmunt. Vidas desperdiciadas. La modernidad y sus parias. Barcelona: Paidós, 2005. RICOEUR, Paul. Caminos del reconocimiento. Tres estudios. México: Fondo de Cultura Económica, 2006. HEIDEGGER, Martín. Ser, verdad y fundamento. Caracas: Monte de Ávila, 1968. Traducción de Eduardo García Belmunte. 10 HITLER, Adolfo. Mi lucha. Medellín: Bedout, 1975. 7 8

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

18


El otro o más allá de Martín Heidegger alemanes que es difícil perdonar. Es difícil perdonar a Heidegger”11. Si Heidegger se refiere al ser, Levinas se refiere a la ética, y la ética para Levinas está más allá del ser –de otra manera que siendo-. Ética es el llamar en la cuestión igual, que no puede ocurrir dentro de la espontaneidad egoísta igual, sino que es entendida como una aparición al ser causada por el otro. Como ontología la filosofía es narcisista, su placer es buscar incorporando al otro en lo igual. La filosofía en este sentido es una egología siempre que afirme la primacía del uno mismo, igual, del tema o del ser. La ontología como totalidad no admite el exterior. Así, para preservar al otro, éste no puede ser convertido en objeto del conocimiento o de la experiencia dentro de la totalidad de un egologísta. Llega incluso a afirmar Levinas que, en la corriente de ideas que van de Tales de Mileto a Martín Heidegger, el discurrir del pensamiento no ha hecho sino ondular alrededor de la identidad entre ser y sentido; esto explica que Levinas se concentre en abrir un repliegue y en realizar una fisura en ese círculo ontológico y así hacer posible una filosofía de la alteridad. Cabe señalar que el proceso que conduce a esta ruptura del Dassein como ser en sí a la alteridad como ser en y para el otro y la otra, se narra en la obra de Levinas De l`évasion12 producido en 1935, artículo más adelante convertido en libro, considerado por sus biógrafos como la base del programa académico por él a emprender. “Filosofía del poder, la ontología, como filosofía primera que no cuestiona el Mismo, es una filosofía de la injusticia. La ontología heideggeriana que subordina la relación con el otro a la relación con el ser en general –aún si se opone a la pasión técnica, salida del olvido del ser oculto por el ente– permanece en la obediencia 14 11 12 13

de lo anónimo y lleva, fatalmente, a otra potencia, a la dominación imperialista, a la tiranía. Tiranía que no es la extensión pura y simple de la técnica en los hombres cosificados. Se remonta a los “estados de ánimo” paganos, al enraizamiento en el suelo, a la adoración que hombres esclavizados pueden profesar a sus señores”13.

VII. La confrontación con la ontología o “De otro modo que ser”.

Existe la tentación de buscar un hilo argumental. “Más allá de la esencia, o de otro modo que ser”14, no significa contra la ontología, sino sólo contra su primado; pero tampoco para quedarse de nuevo en ella después de una nueva aventura en el mismo esquema de actuación que el de Ulises, por muchas novedades desconocidas que tal periplo aporte; incluso, frente a Ulises que retorna a su casa, Lévinas coloca la historia de Abraham que deja definitivamente su tierra hacia lo nuevo e ignoto. Hay quienes han sugerido que se debe comenzar a leer a Levinas por la influencia que Heidegger ejerció sobre su pensamiento, y eso explica que muchas de las ideas de Lévinas pueden ser vistas como un diálogo crítico con Heidegger, un diálogo que es el que se intenta señalar en estas páginas y en los comentarios que de ellas se deriven. Puede incluso afirmarse que el itinerario de Emmanuel Lévinas parte de Heidegger para llegar más allá de Heidegger. No es ser de otra manera, es otra cosa que ser o lo que está más allá de la esencia, romper la totalidad, en la que fue concebida la metafísica desde los griegos hasta los modernos, para redescubrir la alteridad verdadera, irreductible al simple ser-ahí disponible del ente, y por tanto, una alteridad subversiva con respecto a la

LEVINAS, Emmanuel. Lo diabólico da que pensar. Madrid: El Urogallo, 1989. LEVINAS, Emmanuel. De la evasión. Madrid: Arena Libros, 1999. Traducción de Isidoro Herrera. LEVINAS, Emmanuel. Totalidad e infinito. Ensayo sobre la exterioridad. Salamanca: Sígueme, 1995. p. 80. LEVINAS, Emmanuel. De otro modo que ser, o más allá de la esencia. Salamanca: Sígueme, 1995.

19

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


El otro o más allá de Martín Heidegger violencia ejercida por el totalitarismo propio de los sistemas de la filosofía occidental. “La ética es el campo que diseña la paradoja de un Infinito en relación con lo finito que se ofrece en el rostro en relación con lo finito sin desmentirse en esta relación.”15 La ética es la explosión de la unidad originaria y absoluta del yo, a la apertura a lo que está más allá de la experiencia, el lugar del testimonio –y no de la tematización- del Infinito a partir de la responsabilidad hacia los otros de un sujeto que soporta todo, que está sujeto a todo, que sufre por todos y que es responsable de todo. La fenomenología del mal permite vislumbrar lo que hay más allá del ser, más allá de la ontología. La diferencia entre el bien y el mal precede a la diferencia ontológica. El punto de partida de Lévinas es la ontología fundamental de Heidegger. Pero cuando rechaza la concepción heideggeriana del ser como horizonte último, cuando en Totalidad e infinito afirma que la ontología en sí depende de –y presupone- la ética como filosofía inicial, está criticando a Heidegger por su fracaso en hacerle frente al mal y por su fracaso en apreciar lo que distingue a la respuesta ética frente al mal. Heidegger se vale del término metafísica para designar el olvido del ser, para señalar de qué forma la tradición ha confundido lo óntico con lo ontológico. Para Heidegger es la metafísica la que a la vez presupone y oscurece la ontología fundamental. Pero cuando Levinas contrasta la ontología con la metafísica y reafirma la primacía de esta última, lo hace con el fin de demostrar que hay algo más allá de la ontología fundamental heideggeriana, algo más allá del horizonte del ser. El pensamiento ético de Levinas rechaza el imperialismo ontológico. La filosofía occidental ha sido a menudo una ontología: una reducción de lo otro a lo mismo, gracias a la interposición de un término medio y neutral que garantiza

la comprensión del ser. Cuando habla de ese imperialismo no es una metáfora muerta, es la colonización de lo extranjero lo diferente, lo otro. Lo que se da es el cuestionamiento de lo mismo por parte del otro, o como la ética que lleva a cabo la esencia crítica del conocimiento. Es una crítica a Heidegger ante todo filosófica. El pensamiento ontológico de Heidegger carece de los recursos necesarios para ocuparse del mal y de la respuesta ética ante éste. El hombre se encuentra desde el encuentro, de allí que encuentro sea diferente de conocimiento. La relación yo-totalidad es una relación de seres humanos cuyo rostro reconozco, frente a ellos soy culpable o inocente: la condición del pensamiento es una conciencia moral; el problema de la relación yo-totalidad remite a la descripción de las condiciones orales del pensamiento. No es una trascendencia que implica algún otro reino, es una trascendencia inmanente, a la que debemos hacer frente en su horrible y abrumadora concreción. El lenguaje despierta en mí y en nosotros lo que tenemos en común, pero supone la alteridad y la dualidad. El otro cuyo concepto estamos utilizando no es invocado como concepto sino como persona. Es la relación con otro yo, en la que el yo se despoja de su primordialidad, como acontecimiento no gnoseológico necesario para la reflexión entendida como conocimiento y para la reducción egológica en cuanto tal. Puedo tomar el lugar de cualquier hombre, pero nadie puede sustituirme a mí y, en ese sentido, soy elegido, yo mantengo un concepto de individuación por responsabilidad respecto del otro... dejo a la religión todo el aspecto consolador de esta ética, señala Levinas. La humanidad de la conciencia no está en sus poderes sino en su responsabilidad; es el espacio del acoger, la pasividad y la obligación con respecto al otro: la conciencia no es ahora la cuestión primera: es

LEVINAS, Emmanuel. Altriment che essere, 1986.

15

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

20


El otro o más allá de Martín Heidegger el espacio del humanismo del otro hombre. Hay posibilidad de no despertar e ir en pos del otro y de la otra; es la posibilidad del mal: el ir hacia el otro y la otra es la posibilidad de lo humano en el ser, es otro modo que ser; el ideal de santidad es lo que es contrario a las leyes del ser. Consultado a propósito de si Heidegger representa la primacía del mismo sobre el otro, Lévinas responde que él es el filósofo más grande del siglo XX, de los más grandes del milenio, pero agrega que jamás puede olvidar lo que fue en 1933. Lo que admiro en su obra es Ser y tiempo, texto cumbre en la fenomenología. Los análisis son geniales. Lo humano allí se convierte en una articulación de una ininteligibilidad anónima o neutra a la que se subordina la revelación de Dios. También es preguntado por la diferencia que establece Heidegger entre el Ser y el Ente, allí acaso: ¿el ser correspondería al Otro modo que ser?, pregunta que le conduce a afirmar que “De otro modo que ser” es la relación con el otro, la relación ética. En Heidegger estar con el otro es un momento de nuestra presencia en el mundo. En ese mismo sentido viene la pregunta de si ¿es éste estar en el mundo, un momento esencial del Dasein? A lo que él riposta señalando: no creo que él piense que dar, alimentar a quien tiene hambre y vestir a quien está desnudo sea el sentido del ser o esté por encima de la tarea del ser. Véase como lo no-intencional es por principio pasividad, no se deja describir mediante ella; en la pasividad de lo no intencional queda cuestionada la justicia misma de la posición en el ser que se afirma según el pensamiento intencional, saber y dominio de la manu-tención: ser como mala conciencia; estar en cuestión, pero también ser interrogado, tener que responder: nacimiento del lenguaje; tener que hablar, que decir yo, ser primera persona, ser precisamente yo; y, en cuanto tal, en la afirmación de su ser yo, tener

21

que responder del derecho a ser. Ese es el sentido profundo de la declaración pascaliana: el yo es aborrecible. Sería ingenuo proponer una doctrina mejor: le han alejado de su tesis sobre la prioridad fundamental de la ontología, y en particular sobre el tema de la muerte, el pasaje de Samuel 2, 1,23 en el canto fúnebre presenta cómo el profeta se lamenta de la muerte en el combate del rey Saúl y de su hijo Jonathan: Queridos y amados en la vida, tampoco la muerte los separó, más ligeros que águilas, más fuertes que leones. Como sí, contrariamente al análisis heideggeriano, en la muerte no se disolviese toda relación con los demás. He ahí lo que significa la gratuidad de la trascendencia-de-otro que irrumpe el ser preocupado de ese mismo ser y de su perseverancia en el ser. Interrupción absoluta de la ontología, pero en el-uno-para-el-otro de la santidad, de la proximidad, de la socialidad, de la paz; socialidad utópica que gobierna sin embargo toda humanidad en nosotros y en la que los griegos percibieron la ética La desformalización del concepto de tiempo es mi tema esencial, señala Levinas. Kant designa el tiempo como forma de toda experiencia, relleno de la experiencia. El hecho de ser sin haber tenido que elegirlo, de tener que vérselas con posibilidades que siempre han comenzado ya sin nosotros – el éxtasis del ya sido-; el hecho de un dominio de las cosas, cabe las cosas, en la representación o el conocimiento-éxtasis del presente-: el hecho de existir-para-la-muerte –éxtasis del futuro-. Tal es aproximadamente la apertura heidegeriana. Es una torpeza traducir en lenguaje predicativo de la ontología, sólo lo hace el lenguaje imperativo de la ética, como filosofía primera, pues al develamiento del ser en general, como base del conocimiento, como sentido del ser, le antecede la relación con el ente que expresa; el

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


El otro o más allá de Martín Heidegger plano ético precede al plano de la ontología16. Lo que está ahí, a la espera, primado de la práctica, una relación entre obedecer y comprender, que yo por mi parte aún no he analizado del todo. La historia del pensamiento greco occidental tratando de mostrar hasta que punto de ésta se halla bajo el poder totalitario del pensamiento asimilador, que él aún no ve con éxito, ni siquiera en Heidegger. Heideg ger es un pensador que, con su “Discurso del rectorado,” con su “Carta sobre el Humanismo,” en la que (después de la guerra) olvidó sencillamente a los judíos, tenía que producir una sensación más bien de horror. Son razones estrictamente sistemáticas a los enunciados de Heidegger, carentes de sujeto, y no ser desprovisto de seres humanos, tenían que aparecer como algo sospechoso. La compatibilidad con la modernidad la consiguió mediante la privatización. Los escritos que en este texto se presentan dan la impresión de que Emmanuel Levinas estuviese escribiendo dentro del marco de Ser y Tiempo, la obra monumental de Martín Heidegger, con la intención de enfocarla y desintegrarla mejor. El significado del Ser y la interpretación del Tiempo como horizonte posible para cualquier entendimiento del mismo, son los dos motivos que conducen a que el significado del ser esté movido por esta posibilidad última. La significación de la epistemología es ubicada por Levinas en la sensibilidad; y a su vez la transformación de la sensibilidad en intencionalidad está motivada por la significación misma del sentimiento como para el otro. La tarea del nuevo filósofo artista, que es la invitación a que este autor nos convoca, es la de proceder a la reacuñación, al neologismo, y a la reintoxicación de la verdad sobria a través de la creación de nuevas metáforas; es la filosofía

tanto como amor a la sabiduría cuanto sabiduría del amor, hasta incluso llegar a presentar la filosofía como el amor del amor; como bien lo presenta en su texto Entre nosotros. Ensayos para pensar en otro.17 Con la concepción de producción se permitirá este autor distinguir la idea de Infinito del concepto de totalidad. Levinas supone que Heidegger tergiversa la reflexión cuando hace a un lado en su discurso filosófico el cuidado. Lo que Levinas plantea como fundamental es que no se trata del cuidado por el ser encaminado a la nada, el tipo de atención que él está proponiendo. No es una figura de cuidado existencial ontológica a través de lo existencialmeontológico. El cuidado que él propone se realiza en lo inmediatamente ontológico, es decir, se convierte en la acción misma del sujeto en su cotidianidad. Así que sin desviarse por el vacío, el cuidado se orienta directamente hacia la plenitud del ser, agobiado por los requerimientos del otro quien pertenece al existente. Referencias bibliográficas BAUMAN, Zygmunt. Vidas desperdiciadas. La modernidad y sus parias. Barcelona: Paidós, 2005. HEIDEGGER, Martín. ¿Qué significa pensar? Madrid: Trotta, 2005. Traducción de Raúl Gabás. Lyotard, Jean Francois. Heidegger y los judíos. Buenos Aires: La Marca, 1995. HEIDEGGER, Martín. Nietzsche. Barcelona: Destino, 2000. Traducción de Juan Luis Vermal. HEIDEGGER, Martín. Ser, verdad y fundamento. Caracas: Monte de Ávila, 1968. Traducción de Eduardo García Belmunte. HEIDEGGER, Martín. Ser y tiempo. Santiago de Chile: Editorial Universitaria, 1998. HEIDEGGER, Martín. Tiempo y ser. Madrid: Tecnos, 2003. Traducción de Manuel Garrido.

LEVINAS. Totalidad e infinito. Op. Cit. p. 214. La moral no es una rama de la filosofía, sino la filosofía primera. LEVINAS, Emmanuel. Entre nosotros. Ensayos para pensar en otro. Barcelona: Pre-textos, 1987.

16 17

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

22


El otro o más allá de Martín Heidegger HITLER, Adolfo. Mi lucha. Medellín: Bedout, 1975. LEVINAS, Emmanuel. Altriment che essere. 1986. LEVINAS, Emmanuel. De la evasión. Madrid: Arena Libros, 1999. Traducción de Isidoro Herrera. LEVINAS, Emmanuel. De otro modo que ser, o más allá de la esencia. Salamanca: Sígueme, 1995. LEVINAS, Emmanuel. Entre nosotros. Ensayos para pensar en otro. Barcelona: Pre-textos, 1987.

23

LEVINAS, Emmanuel. Lo diabólico da que pensar. Madrid: El Urogallo, 1989. LEVINAS, Emmanuel. Totalidad e infinito. Ensayo sobre la exterioridad. Salamanca: Sígueme, 1995. p. 80. RICOEUR, Paul. Caminos del reconocimiento. Tres estudios. México: Fondo de Cultura Económica, 2006.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Ciencias Humanas y Sociales

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 

24


De la búsqueda moral por el beneficio particular al beneficio social según la concepción smithiana de la vida en sociedad. Por: Ángel Emilio Muñoz Cardona*

“Dos cosas llenan el ánimo de admiración y respeto: el cielo estrellado sobre mí y la ley moral dentro de mí” Inmanuel Kant Resumen. La filosofía moral de Adam Smith parte del principio axiomático del hombre como ser social, lo cual significa la necesidad natural de simpatizar con los demás seres1, es decir:  La imposibilidad absoluta de abastecer, por sí sólo, todas sus necesidades ontológicas y fisiológicas sin la pérdida de mejores condiciones de vida.  El procurarse lo que es agradable tanto para sí como para el grupo, ya sea porque busca explícitamente la felicidad de los demás, o bien porque sin proponérselo, en su afán de querer vivir bien genera bienestar y felicidad para sí y para otros. Al obrar con prudencia una persona muestra ante sí y ante los demás su carácter civil, por lo que con madurez asume la autodeterminación y el autocontrol de sus actos tan necesario para el bienestar de todos, lo que le permite disfrutar de ese sentimiento de felicidad, de aprobación, de saberse acompañado; sentir que es mucho mejor al de saberse odiado. Palabras claves: Prudencia, simpatía, moral, egoísmo puro, egoísmo moderado o del amor propio, virtud y felicidad. * Economista de la Universidad de Antioquia; Especialista en Economía del Sector Público de la Universidad Autónoma; Magíster en Filosofía Política y Ética de la Universidad de Antioquia; candidato a Doctor en Filosofía de la U.P.B. Actualmente se desempeña como jefe del área económica en la Corporación Universitaria Adventista. Medellín, Antioquia (Colombia). E-mail: angelm@une.net.co 1 SMITH, Adam. La Teoría de los Sentimientos Morales. Madrid: Alianza, 1997. Sección I Capitulo 1.

25

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 


De la búsqueda moral por el beneficio particular al beneficio social según la concepción smithiana de la vida en sociedad Abstract. The moral philosophy from Adam Smith starts on the axiomatic principle of the human being as a social being, it jeans the nature necessity to sympathize with the others it means: • Total impossibility to do it by itself, all its necessities without losing the best life conditions. • To worry about what is okay not only by yourself but also for your group, could be because you are looking for happiness for the others or could be also without propose it, in it’s a hurry to want to live in happiness by himself and to the others. If you act carefully you show in front of yourself and to the others your civil character, so with maturity assume the auto determination and the self control of his acts so necessaries to the well being of others, it allows us to enjoy that feeling of happiness, approval, to feel yourself accompanied, to feel that is much better it than to feel that you are hated. Key words: Prudence, sympathy, moral, pure selfishness, selfishness moderated, self love, virtue and happiness.

La acción moral de la prudencia.

La idea que subyace en el presente artículo es la de contravenir una crítica que se hace a la teoría de la Mano Invisible de Adam Smith en la película Una mente brillante2, donde se cuenta la vida del Nóbel en Economía Jhon Nash (1994)3. La escena cinematográfica en la que Nash funda su crítica ocurre cuando la mujer más hermosa de la universidad visita una discoteca acompañada de cuatro amigas, un grupo de jóvenes varones de la misma academia que se encontraban en aquel sitio público competirían de forma natural por conseguir pareja, pero a su vez el sentido de competencia les empuja a cada uno de ellos a preferir para sí la más hermosa. Por teoría de juegos, la solución al problema, que aparentemente se ve tan sencilla, es que los competidores, sin haber hecho antes

2

3

un acuerdo previo, optan por cortejar no a la más bonita sino a sus compañeras, ignorando a propósito la más bella. La explicación que Nash da a la decisión final de los competidores es que: si todos se lanzan al mismo tiempo en procura de conquistar la más hermosa terminarían peleándose mutuamente y ninguno sería dueño de nada. La solución estratégica al juego no cooperativo -sin acuerdos previos- era ignorarla, para que fuese ella quien eligiera y no ellos. A lo que concluye Nash: El teorema de la Mano Invisible postula que la suma de los comportamientos egoístas de las personas redunda en un beneficio y bienestar general. Pero para que esto sea cierto se requiere un mínimo de cooperación entre los agentes económicos. En otras palabras, Jhon Nash, según la película, señala que:

Título en español: Una mente brillante. Titulo en inglés: A beautiful mind. Dirección: Ron Howard. País: USA. Año: 2001. Duración: 134 min. Interpretación: Russell Crowe (John Nash), Ed Harris (Parcher), Jennifer Connelly (Alicia Nash), Christopher Plummer (Dr. Rosen), Paul Bettany (Charles), Adam Goldberg (Sol), Josh Lucas (Hansen), Vivien Cardone (Marcee), Anthony Rapp (Bender), Jason Gray-Stanford (Aisnely), Judd Hirsch (Helinger), Austin Pendleton (Thomas King). Guión: Akiva Goldsman; basado en el libro de Sylvia Nasar. Producción: Ron Howard y Brian Grazer. John Forbes Nash Jr. nació el 13 de junio de 1928 en Bluefield, Virginia Occidental, EEUU. Estudió en Carnegie Institute of Tecnology (sus primeros escritos los publicó con su padre a la edad de 17 años) donde obtuvo el grado de Licenciatura y Maestría en Matemáticas en 1948. En 1950 obtuvo el grado de doctor en la Universidad de Princeton con su Tesis “Juegos no cooperativos” y su teorema de equilibrio en negociaciones, el cual inauguró una lenta revolución en campos tan diversos como: economía política, ciencias políticas y evolución de la Biología.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

26


De la búsqueda moral por el beneficio particular al beneficio social según la concepción smithiana de la vida en sociedad “El bienestar común no de pende exclusivamente de la búsqueda por el bienestar individual como dice Adam Smith en su teoría de la Mano Invisible, sino de la búsqueda simultánea por el bienestar individual y colectivo.”4

Esta solución de Nash, si bien es cierta, desconoce el problema ético que subyace en la renuncia de la satisfacción individual para cada uno de los jugadores, y ello es normal, dado que Nash parece desconocer el planteamiento smithiano de la moral. Si Nash tuviese en cuenta las dos obras principales del escocés: La riqueza de las naciones y La Teoría de los Sentimientos Morales, se percataría de que en ningún momento rebate la teoría de Adam Smith, sino que simplemente la confirma; es más, ni siquiera se puede afirmar que la complementa. Miremos por qué. Siguiendo el razonamiento smithiano en La Teoría de los Sentimientos Morales, las otras razones que sirven para explicar la estrategia de solución seguida por los jóvenes al juego competitivo serían: primero, el temor que sentiría cualquiera de ellos al ser despreciado por la hermosa estudiante y, por tanto, la vergüenza al ser objeto de burla, lo cual modera o limita la acción por el sentimiento de pena. Segundo, si no moderan las pasiones y todos se disponen a cortejarla, entonces se alimenta en ella el sentimiento de vanidad al sentirse el centro de atracción, es decir, la más hermosa, lo que termina por hacerla exigente e inalcanzable; en otras palabras, la lleva a actuar con prepotencia. Tercero, por la educación o por la experiencia recibida; cada uno de ellos se percata que la joven es igualmente deseada para sí, por lo que,

moderados por la debida prudencia cada uno, sin saberlo, evita despertar en el otro sentimientos de envidia, herir susceptibilidades, provocar roces, desacuerdos o problemas, con lo que se mantiene la calma y se da mayor valor a la conservación de la amistad. Es, pues, la instrucción recibida, o la correcta prudencia, lo que les aconseja la quietud y la espera a mejores oportunidades. Es así como la acción moral de la prudencia se convierte en la acción estratégica a seguir por los competidores, la cual consiste en ignorar a la joven y esperar a que sea ella quien elija, lo que de antemano, por la existencia del juego limpio, da al elegido mayor felicidad y satisfacción, ya que podrá conservar la amistad, al contar con la aprobación de todos, y lucir la mujer más bella de la colegiatura; es decir, siguiendo el razonamiento smithiano, la búsqueda prudente del beneficio particular lleva al beneficio de la sociedad como un todo. De esta manera, Nash, desde la matemática de la teoría de los juegos, casi 200 años después, llega al mismo resultado que Smith desde la filosofía moral, diecisiete años antes de escribir La riqueza de las naciones5. Más allá de la simple solución matemática está el concepto de la ética, en la que los jóvenes, de forma particular y sin proponérselo –sin un acuerdo previo-, moderan por experiencia su comportamiento bajo un claro sentido de la prudencia, lo que les permite una racionabilidad de sus voluntades. Ellos, por ejemplo, gracias a su experiencia en las relaciones interpersonales valoran sus actos no desde su propio egoísmo sino también desde la opinión de los otros, es decir, de los demás espectadores. Dan una mayor importancia a las relaciones sociales

Ibíd. (3). Adam Smith nació en Kirkaldy, Escocia, el 5 de junio de 1723 y murió en Londres el 17 de julio de 1790. Antes de ser economista, Smith fue filósofo moral, realizó formación en las universidades de Glasgow y Oxford. En la Universidad de Edimburgo enseña Retórica y Literatura a partir del año 1748, donde entabló una gran amistad con David Hume que resultó ser fundamental para su pensamiento. Durante trece años ejerció la docencia en Filosofía moral en la Universidad de Glasgow, y publicó en 1759 su primera gran obra de la filosofía moral: Teoría de los Sentimientos Morales. Viajó a Francia en 1764, donde conoció a los intelectuales fisiócratas y su doctrina. Tras regresar a Escocia, se dedicó durante diez años a escribir su magna obra de la economía Investigación sobre la naturaleza y causa de la riqueza de las naciones, publicada en 1776.

4

5

27

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


De la búsqueda moral por el beneficio particular al beneficio social según la concepción smithiana de la vida en sociedad como la amistad que a las simples relaciones del oportunismo o a las del egoísmo no moderado (selfishness) como el de pelearse o luchar como bárbaros nómadas por lo que sus impulsos o apetitos a bien personal dicta. Pero es menester dar mayor claridad al concepto moral smithiano del hombre, de tal manera que se comprenda el valor de la teoría económica de la mano invisible legada por Adam Smith desde sus fundamentos antropológicos en la filosofía moral que permean el accionar del homo oeconomicus.

por error en nuestros juicios de racionabilidad, afirma Smith, “el hombre confunde los medios con los fines y cree que el procurarse para sí el poder y la riqueza le hacen ser verdaderamente feliz, razón por la que empeña parte de su vida en la laboriosidad de satisfacer tales deseos.”7 Pero la experiencia, su sentir natural simpatético, el vivir en comunidad le harán entender su error y lo llevarán a actuar conforme dicta el verdadero sentido de la utilidad social.

El hombre moral de Smith.

La característica principal del hombre moral smithiano es que vive por naturaleza en sociedad, sus actos no sólo van a depender de lo que a él le parece mejor; también dependen de la forma como las demás personas los ven e, incluso, afirma Smith, “resulta a veces más ventajoso prestar una particular atención a la manera como las personas interpretan los resultados de dichos actos que la justificación que a ellos, a criterio personal, se les pueda dar.”6 La razón de este proceder en el hombre es su naturaleza de ser social, la cual pretende simpatizar con el mayor número posible de personas. Para lograrlo él ajusta su accionar al común de la sociedad, lo que le permite ganar, por el acto de la prudencia, el reconocimiento y la aceptación social imprescindible al buen vivir en comunidad. De esta manera, lo que por naturaleza es bueno o malo para un hombre ha de ser también para la sociedad, ya que la necesidad ineludible de establecer relaciones sociales permanentes y lo más estables posibles surgen naturalmente de la búsqueda de los hombres por la felicidad, o del logro de un mejor vivir, aunque a veces, 6

8 7

“Lo que le impulsa primero a cultivar la tierra, a construir casas, a fundar ciudades y comunidades, a inventar y a mejorar todas las ciencias y artes que ennoblecen y embellecen la vida humana; cambiando por completo la faz de la tierra, él ha transformado las rudas selvas de la naturaleza en llanuras agradables y fértiles y ha hecho del océano intransitado y estéril un nuevo fondo para la subsistencia y una gran carrera que comunica las diversas naciones del globo.”8

Es así como, para Smith, la inmensidad de los deseos del hombre se convierte en el motor interno que desarrolla y ennoblece la vida. Cuando apenas se logra satisfacer un deseo se empiezan a dar otros pasos para satisfacer una cantidad mayor, por lo que resulta que la búsqueda individual por mejorar las condiciones de vida se traducen en beneficios para la sociedad. El caficultor que, por ejemplo, en su afán de aumentar sus riquezas ordena y dispone las tierras para la producción de café, cosecha para sí toneladas de dicho bien que él solo no es capaz de consumir, por lo que se ve obligado a distribuir los excedentes de su cosecha entre aquellos que con esmero preparan el alimento que se consume, entre los que labraron la tierra e hicieron posible la cosecha del grano, entre quienes industrializan y comercializan el café en

SMITH, Adam. La Teoría de los Sentimientos Morales. Op. Cit. Parte VI, Sección III. Ibíd. Parte II, Sección II. Ibid. Parte IV, Sección II. p. 332.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

28


De la búsqueda moral por el beneficio particular al beneficio social según la concepción smithiana de la vida en sociedad grano, entre quienes cuidan de su casa y animales, entre quienes le complacen otra variedad de deseos y comodidades. De esta manera, por rico o pobre que sea el hombre, su naturaleza le lleva a desear bienes y comodidades que le procuran bienestar; necesidades o deseos que para ser satisfechos demandan del concurso del saber de otros seres, en otros términos, de una división natural del trabajo. La condición natural de ser social le impide al hombre por sí solo alcanzar el más alto nivel de bienestar; él demanda de la asistencia de otros saberes, habilidades y conocimientos que no posee, pero que en la unión de hombres sí es posible obtener. Esta limitación natural del hombre es la que lo lleva por naturaleza a ser social y, por tanto, a moderar su comportamiento egoísta –self love-, de tal manera que él pueda contar con la asistencia de otros y alcanzar el bienestar deseado tanto para sí como para el conjunto. La unión de conocimientos y el intercambio de saberes entre los hombres es lo que permite el desarrollo de las sociedades, la paz y la felicidad pública. Por lo que la felicidad no es sólo medible o alcanzable en el volumen o cantidad de riquezas materiales que posee o puede disfrutar un ser humano, sino también del grado de aceptación social que le permite realizarse y vivir como persona; inclusive esto último es lo que tiene mayor valor o estima para el hombre smithiano. De allí que por cuestiones de hecho el hombre modera sus actos de relación social al punto del agrado y de la aceptación grupal o comunal, así no existan acuerdos previos; en otras palabras, cualquiera sea la empresa que un hombre emprenda, su éxito o fracaso dependerá, en gran medida, de la ayuda o de la asistencia que los demás puedan brindarle. El obrar correcto, el actuar con prudencia es lo que le permite el

9

logro para sí de relaciones simpatéticas con los demás seres de su naturaleza. Si bien la Divina Providencia, en términos de Smith, ha dotado a todos los hombres de idénticas potencialidades, no todos desarrollan las mismas destrezas y habilidades, por lo que es necesario el concurso de varios hombres para llevar a cabo una labor. Se crea así una división natural del trabajo destinada a procurar la satisfacción de las necesidades propias a través de la satisfacción de las necesidades de otros, a lo que Smith afirma: “Una mano invisible los conduce a realizar casi la misma distribución de las cosas necesarias para la vida que habría tenido lugar si la tierra hubiese sido dividida en porciones iguales entre todos los habitantes, y así sin pretenderlo, sin saberlo, promueven el interés de la sociedad y aportan medios para la multiplicación de la especie.”9

En otros términos, independientemente del egoísmo existente entre los hombres, el carácter de su naturaleza simpatética les lleva a moderar sus comportamientos individuales y hacerlos más sociables, lo que les permite a todos disfrutar de la variedad de lo producido, de los avances tecnológicos, de los desarrollos de la ciencia y de las artes en general, con lo que se logra, como guiados por una mano invisible, mejorar las condiciones de vida y de bienestar social. Por ejemplo, el aprovechamiento de los avances tecnológicos de la rueda para facilitar el traslado de personas y mercancías, en su momento, fue de gran utilidad para la sociedad en general, aunque en forma particular un individuo de esa misma sociedad no hubiese tenido la experiencia o acceso al carruaje. Otro ejemplo aplicable hoy en la información y en las comunicaciones es Internet, el cual beneficia y está disponible a todo el mundo, así algunas personas no se percaten de su utilidad y uso. De esta manera, Smith no aprueba el egoísmo

Ibid. p. 333.

29

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


De la búsqueda moral por el beneficio particular al beneficio social según la concepción smithiana de la vida en sociedad puro como única categoría capaz de explicar el móvil del accionar del hombre, ya que también sus actos son movidos por el sentimiento de simpatía, “pues no puede un corazón puramente egoísta vislumbrar las cimas de la amistad y de la generosidad”.10 De esta manera, el hombre smithiano, visto como un ser que basa su accionar en su capacidad simpatética, significa: que él logra mayor bienestar en el desarrollo de una vida conjunta y compartida con los demás seres sintientes, significa que su accionar es fruto de la experiencia, esto es, de sus relaciones sociales, las cuales le enseñan los límites del egoísmo y la virtud de la prudencia.

El hombre, un espejo para el hombre.

En el libro Los Ensayos Filosóficos, Smith afirma que la fuente principal del conocimiento es la experiencia. Para el escocés, “La ciencia no es más que un conjunto cambiante de hipótesis, producto de la imaginación, cuya relación con los fenómenos que pretende explicar no podemos nunca conocer.”11 En otras palabras, para Smith la fuente del conocimiento es la experiencia y no la razón. Es por medio del recuerdo que el hombre racionabiliza lo que es mejor para sí, es decir, lo que le potencializa en su felicidad, o lo que le es placentero; evita hacer lo que le causa displacer, sufrimiento o dolor. Es mediante la asociación de ideas, de imágenes, de la sensibilidad de hechos pasados que el ser humano conoce, aprende lo que le sirve para mejorar su existir. La experiencia le permite racionabilizar los actos,

moderar las pasiones y frenar los impulsos. El buen uso de lo aprendido permite al hombre elegir y conocer el disfrute de una vida mejor y perseguirla hasta alcanzarla, disfrutar del sentimiento de felicidad y de espontaneidad, es decir, de la seguridad y de la tranquilidad que brinda el llevar una vida de progreso.12 Por el contrario, afirma Smith, la manera del proceder del científico consiste en relacionar fenómenos mediante una cadena de razonamientos fundados en unos pocos principios explicativos, evidentes empíricamente, lo que se convierte en el método más atractivo e ingenioso para el uso de la razón, ya que brinda el placer de ver o de hallar cierta armonía entre fenómenos, lo que descansa en el placer mental de unir lo que antes se veía desconectado. Para la filosofía, en cambio, afirma Smith, el objeto principal es satisfacer una necesidad psicológica, nuestro deseo de coherencia y organización. Actuando bajo estos principios el hombre logra la vida de felicidad que él pretende para sí y para los demás.13 “…al parecer la naturaleza ha ajustado tan felizmente nuestros sentimientos de aprobación y reprobación a la conveniencia tanto del individuo como de la sociedad, que, previo el más riguroso examen, se descubrirá, creo yo, que se trata de una regla universal.”14

En otras palabras, el sentimiento de placer o de displacer que acompaña a un hombre sobre lo que para él es bueno o malo, es el mismo que debe acompañar a todos los demás hombres; por lo tanto, al estar todos en procura de su felicidad, aceptarán como buenos aquellos actos

Ibid. Libro I, capítulos IV-V. SMITH, Adam. Ensayos Filosóficos. España: Pirámide. De las Transactions of the Royal Society de Edimburgo. Compilador: Jhon Reeder. De los principios que presiden y dirigen las investigaciones filosóficas, ilustrados por la historia antigua de la lógica y la metafísica. p.p. 125-137. 12 Para Smith la felicidad puede interpretarse como sinónimo de seguridad, de tranquilidad, de alcanzar no sólo lo que es bueno para sí, sino también para los demás, de lo que racionalizamos como lo mejor para todos. 13 SMITH, Adam. Ensayos Filosóficos Op. Cit. Capítulo de los Sentidos Externos. p.p. 137-171. 14 SMITH, Adam. La Teoría de los Sentimientos Morales. Op. Cit. De los sistemas de filosofía moral. De los diversos sistemas que se han elaborado respecto del principio aprobatorio. 10 11

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

30


De la búsqueda moral por el beneficio particular al beneficio social según la concepción smithiana de la vida en sociedad particulares que benefician al conjunto, los que, por sentimientos de simpatía, apoyarán como si fueran propios. De esta manera, el individuo que actúa orientado por su egoísmo, estará, sin saberlo, actuando involuntariamente en pos de cierto orden de bienestar para todos, ya que, por su condición de ser social, el logro de sus esfuerzos sólo serán posibles si cuentan con la asistencia de los demás; en otros términos, la búsqueda personal de la felicidad conlleva a la existencia de una vida armónica, segura y tranquila para el disfrute de todos. Por lo tanto, el accionar humano se basa de forma natural en los principios del egoísmo y de la benevolencia, así lo anota Smith en el primer libro de La Teoría de los Sentimientos Morales, cuando afirma: “Por más egoísta que quiera suponerse al hombre hay algunos elementos en su naturaleza que lo hacen interesarse en la suerte de los otros, de tal modo, que la felicidad de éstos le es necesaria.” 15 De esta manera, una persona considerará correcta una acción de otra si al ponerse en el lugar de ésta, mediante su imaginación, simpatiza con los motivos pasionales de dicha acción, para lo cual el hombre smithiano parece dividirse en dos: uno que juzga la acción del otro a partir de su propia experiencia, en otras palabras, a partir de su sentir racional se pone en el lugar de él, lo acompaña. El segundo, es aquel que es capaz de trascender su individualidad ética, sabe escuchar otras razones, confronta su sentir con el sentir de otros para finalmente juzgar de acuerdo con el consenso de lo que ha de ser mejor para todos. Este proceder ayuda a la unificación de los intereses particulares y, por tanto, a la vida en sociedad. El actuar con prudencia en la búsqueda individual de nuestros propios intereses lleva, obligatoriamente, a la discusión de las ideas, juicios y percepciones que se tienen. Es decir,

lleva a buscar el consenso, pues la felicidad de todos es tarea de todos, no de individualidades; mí razón puede ser incapaz de conocer en qué consiste dicha felicidad pública y menos aún el de saber cuáles son los medios más adecuados para alcanzarla, por lo que la sociedad, como un todo, demanda de estancias para el dialogo y el consenso, demanda de instituciones capaces de mantener y fomentar lo que es realmente bueno para todos y velar por que lo acordado se cumpla. Al tener como base moral el hombre smithiano, la categoría innata de ser social y, por tanto, de ser perfectible, su accionar obedecerá, en buena medida, al espejo que los hombres y las instituciones sociales le proyecten, le forman o le inculquen; de tal manera que si a un hombre se le enseña el buen trato, el respeto, la solidaridad, el amor, a usar mejor su sentir natural, muy seguramente él será mejor ser humano y procurará por un mayor bienestar social. Para el escocés, a diferencia de Rousseau y de Thomas Hobbes, no es la existencia de una forma de gobierno determinada la causa exclusiva de la cual depende la felicidad humana; y menos aún de la visión subjetiva de un gobernante, sino de la naturaleza misma del hombre, de su capacidad simpatética, por la cual procura para sí y para el conjunto lo que es bueno y, por tanto, crea y apoya las instituciones que le garanticen dicho bienestar social. Es deseo universal de los hombres llevar una vida agradable y placentera, por lo que ellos, basados en la experiencia, acuerdan la creación de normas e instituciones que permitan y fomenten prácticas de felicidad general. De los centros de educación, por ejemplo, se espera que el hombre aprenda a vivir en sociedad, aprenda las artes, las ciencias necesarias que fomenten el progreso de la comunidad; al hacerlo, las instituciones de

Ibid. Parte I, Libro I.

15

31

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


De la búsqueda moral por el beneficio particular al beneficio social según la concepción smithiana de la vida en sociedad formación se granjean el aprecio y el respeto. Igual beneplácito y acato se espera de las personas a las instituciones jurídicas y políticas al ver su utilidad, a lo que no se puede dejar de añadir, afirma Smith: “...que la capacidad de un pueblo para ejercitar derechos políticos con provecho para sí presupone una difusión del conocimiento y una buena moralidad, que sólo pueden resultar de la acción previa de leyes favorables al trabajo, al orden y a la libertad.”16

Leyes que no dependen de la voluntad de un gobernante o de un gobierno sino del libre juego de la naturaleza social del hombre; es decir, leyes que por surgir de la experiencia han enseñado a la sociedad cuáles son los caminos y las normas que deben ser promulgadas en aras de conservar la paz, la justicia y la armonía dentro de la comunidad. En otras palabras, donde se respete la libertad de opinión, conviva la tolerancia, el buen vivir y, por ende, la felicidad social.

“El mismo principio, el mismo amor por lo sistemático, el mismo aprecio por la belleza del orden, el arte y el ingenio, frecuentemente llevan a recomendar las instituciones que tienden a promover el bienestar general...De esta manera, los logros institucionales en el buen desarrollo del comercio y la industria son objetivos nobles y magníficos. Contemplarlos nos complace y nos interesa todo lo que pueda tender a fomentarlos.”17

De allí que sea motivo de orgullo para un ciudadano vivir en un país próspero, con altos índices de calidad de vida; y sea razón de vergüenza vivir en un país de extrema pobreza, que posee la más alta población de malandrines o delincuentes. Para evitar lo anterior, el buen ciudadano, desde su misma naturaleza innata de ser sintiente o simpatética, busca mejorar su

condición, con lo que logra, guiado como por una mano invisible, la felicidad de todos los demás hombres, por lo que acepta el condicionamiento de su interés personal en aras de la equidad, la igualdad, el orden, la seguridad, la paz y la prosperidad social. Propone, contribuye y acepta la promulgación de normas que promuevan la felicidad general, y el mejoramiento de la calidad de vida para sí y para el conjunto. Tal es, según Smith, uno de los deberes redistributivos más importantes del Estado para la existencia de la justicia y, por ende, de la sociedad: garantizar la educación a las personas de bajos recursos. Afirma el escocés que si la sociedad por sí misma no es capaz de prestar atención educativa a las clases sociales más bajas, entonces es necesaria la intervención del gobierno para prestar el servicio de educación a estas clases pobres, evitando de esta manera precaver una entera corrupción o degeneración en las costumbres y en el conocimiento de la gran masa del pueblo.18 Igualmente, el Estado deberá velar por la formación civil de aquellas personas que, por la rutina de su trabajo manual poco calificado, no se preocupan por estar bien informados o por tener un nivel más alto de educación. Con dicha formación civil se evita el decaimiento intelectual de esta parte de la comunidad. Y la sociedad, como un todo, logra para sí el status de pueblo civilizado capaz de mantener la seguridad, la libertad, el respeto entre sus ciudadanos, lo que le granjea al gobierno el juicio favorable de la opinión pública y, mejor aún, cuando posee una población de ciudadanos que no se aventura caprichosa o impremeditadamente a juzgar la conducta del gobierno, no coloca en vilo, innecesariamente, la estabilidad del Estado, con lo que se logra la paz y la convivencia19.

�������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������� SMITH, Adam. Ensayos Filosóficos. Op. Cit. Relación de la Vida y Escritos de Adam Smith, por DUGALD STEWART. P.P. 270-271. ����������������������������������������������������������������� SMITH, Adam. Teoría de los Sentimientos Morales. Op. ���������������� Cit. p. 334. ��������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������� SMITH, Adam. Investigación sobre el origen y las causas de la riqueza de las naciones. México: Fondo de Cultura Económica, 1997. De los gastos de obras públicas e instituciones públicas, Libro V, parte III. p.p. 639-716. 19 Ibid. p. 688. 16 17 18

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

32


De la búsqueda moral por el beneficio particular al beneficio social según la concepción smithiana de la vida en sociedad De esta manera, el Estado como institución cumple su rol social: garantizar el orden, la seguridad, la igualdad de oportunidades y de justicia, de realizar la distribución más equitativa posible de los beneficios derivados de la unión política entre todos los diferentes miembros de la comunidad. Esto hace de dicha institución algo noble, ya que actúa con equidad y oportunidad, a través de la promulgación de leyes que interesan a todos los miembros de la comunidad. Así, los hombres, guiados como por una mano invisible, unen la búsqueda del interés particular con el interés general, es decir, los medios con los fines, en otras palabras, la laboriosidad individual del hombre que busca su propio beneficio con su aprecio natural por el orden, la armonía de lo sistemático y el fiel cumplimiento de las instituciones que tienden a promover el bienestar general, lo que hace de dicho orden civil algo magnifico y bueno. De igual manera, la sociedad como un todo se convierte en un modelo para sí; es decir, el hombre es un espejo para el hombre, él va de su sentir particular al sentir general evitando realizar actos que sean motivo de conflicto, de discordia, o de rencillas, en otras palabras, que no promuevan el bien o la felicidad del conjunto. Él procura el autocontrol o la moderación de sus actos hasta el punto de la armonía social. El hombre smithiano, actuando con absoluta libertad, busca por naturaleza realizar aquellos actos que para sí son agradables y buenos en cuanto potencializan su felicidad, le evitan la zozobra, pleitos y discordias, con lo que se logra la tranquilidad, la seguridad y la paz. Es posible afirmar definitivamente que en la escena de la película Una mente brillante el grupo de jóvenes universitarios prudentes que se vieron fascinados por la belleza de la joven que entró al bar, comprendieron rápidamente que en cada uno de ellos se despertó la misma pasión de conquistar, de allí que para evitar desacuerdos y peleas prefirieron, como guiados por una mano 33

invisible, ignorarla. La experiencia, la instrucción y el sentimiento de la simpatía les ha enseñado a moderar sus pasiones, por lo que, sin ponerse en común acuerdo, cada uno de ellos desiste de despertar en el otro los celos y el enojo al competir todos por el mismo objetivo, dejando a ella, como ser sintiente, la elección final, con lo que se alcanzó el mejor bienestar posible para todos y se conservó la armonía social del grupo. Dicha acción moral muestra un comportamiento civilizado, acorde con la instrucción recibida, pues no es lógico ni común observar en universitarios comportamientos salvajes o animalescos, ya que dichos procederes desmentirían el papel que ha jugado el sistema de educación en ellos y se pondría en evidencia o en tela de juicio la belleza y la utilidad de los esfuerzos sociales para mantener o apoyar dichas instituciones.

Más allá del bienestar particular.

Finalmente, y para concretar la acción moral de la mano invisible en la teoría de Adam Smith, es menester no dejar pasar por alto que antes de escribir La riqueza de las naciones el escocés escribió La Teoría de los Sentimientos Morales; en otros términos, para entender la teoría económica de Smith primero se deberá comprender la naturaleza social del hombre, de lo contrario el escocés seguirá siendo un autor muy nombrado pero igualmente desconocido. Smith primero pensó al hombre en su esencia, en su naturaleza, en la forma como conoce, juzga y puede actuar; en otras palabras, lo teorizó, para después llevarlo a la práctica de las relaciones sociales, al ejercicio de la economía, a la moderación de su interés por el interés público, es decir, al logro de la “riqueza de las naciones”, al orgullo de pertenecer a una nación prospera y pujante, la cual es fruto de sus acciones, de su moral civil o autónoma. De allí que, más allá de satisfacer necesidades de supervivencia –alimento, vestuario, techo y

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


De la búsqueda moral por el beneficio particular al beneficio social según la concepción smithiana de la vida en sociedad sexo- el ser humano demanda el cubrimiento de necesidades ontológicas de pertenencia, de realización a sí mismo, de estatus y estima. Pero a veces, nos dice Smith, los hombres creen alcanzar la satisfacción de sus necesidades sólo en el placer y en el disfrute que pueden obtener del consumo de los bienes materiales, piensan que en el tener bienes materiales se encuentra su verdadera felicidad por lo que se esfuerzan en conseguirlos, en ocasiones, sin importar el cómo. Para ellos el reconocimiento social, la fama, los honores, tienen mayor sentido si hay riqueza y si existe esta última, entonces hay felicidad; esto los vuelve calculadores, fríos, ambiciosos y avaros, al punto de granjearse para sí el desprecio de la sociedad20. Es verdad que la utilidad de un bien es satisfacer necesidades, pero no es necesariamente cierto que la existencia o ausencia de más o menos bienes signifique más o menos felicidad. Por el contrario, el exceso o la simple consecución de algún bien por parte del individuo puede llegar a ser causa de infelicidad, por cuanto no les permite andar o relacionarse libremente por miedo a ser robados, o por cuanto no logran satisfacer las verdaderas necesidades de aprecio y de amor que demandan, bienes que, por el contrario, dan a su poseedor mayor insatisfacción. Lo que realmente llama la atención de los bienes es la comodidad que brindan a su dueño, no la felicidad; el sentimiento de felicidad no lo dan los bienes materiales, o bienes intermedios, con los cuales no podemos relacionarnos, es decir, intercambiar impresiones, sentir simpatía, bienes que no brindan el calor de otro ser. La verdadera felicidad está en la relación que un hombre puede establecer con otras personas. Los bienes materiales brindan comodidad,

satisfacción pero no felicidad, así lo confirma Smith al escribir:

“... Pero en la postración de la enfermedad y en el hastío de la edad desaparecen los placeres de los vanos y quiméricos sueños de grandeza. Para quien se encuentre en tal situación, esos placeres no tienen ya el suficiente atractivo para recomendar los fatigosos desvelos que con anterioridad lo ocuparon. En el fondo de su alma, maldice la ambición y en vano añora la despreocupación e indolencia de la juventud, placeres que insensatamente sacrificó por algo que, cuando lo posee, no le proporciona ninguna satisfacción verdadera. Tal es el lastimoso aspecto que ofrece la grandeza a todo aquel que, ya por tristeza, ya por enfermedad, se ve constreñido a observar atentamente su propia situación y a reflexionar sobre lo que en realidad le hace falta para ser feliz. Es, entonces, cuando el poder y la riqueza se ven tal como en verdad son: gigantescas y laboriosas máquinas destinadas a proporcionar unas cuantas insignificantes comodidades para el cuerpo, que consisten en resortes de lo más sutiles y delicados que deben tenerse en buen estado mediante una atención llena de ansiedades, y que a pesar de toda nuestra solicitud, pueden en todo momento estallar en mil pedazos y aplastar entre sus ruinas a su desdichado poseedor.”21

Por tanto, es innato a la naturaleza del hombre para el logro de su felicidad contar con el calor, la aprobación, el reconocimiento justo, el amor y el aprecio que los demás seres humanos le brindan, el llevar una vida laboriosa y cómoda, el de procurar también para los demás la felicidad y la prosperidad en la que sea posible la vida placentera. Estos son bienes que podríamos llamar de finales, por cuanto son el fin de la naturaleza social del individuo, es decir, de su capacidad simpatética, porque dichas relaciones

SMITH, Adam. Teoría de los Sentimientos Morales. Op. Cit. Parte IV, Del efecto de la utilidad sobre el sentimiento de aprobación. p.p. 27-29. Ibid. Parte IV, Capitulo 1. p. 330. Y de la edición del Fondo de Cultura Económica. p. 121.

20

21

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

34


De la búsqueda moral por el beneficio particular al beneficio social según la concepción smithiana de la vida en sociedad no están reguladas por el dinero o son parte de una formalidad laboral o de la atención debida a un cliente, sino que, por el contrario, son reales y transparentes, lo que da a su poseedor mayor beneficio; así, por ejemplo, las relaciones de familia reportan al individuo una alta utilidad, por cuanto le brindan seguridad, confianza, amor, amistad. Son bienes que verdaderamente no caben en ninguna relación comercial y ayudan a ser mejor persona; al niño, por ejemplo, lo prepara mejor para la vida. Caso contrario ocurre con el egoísmo no moderado (selfishness) como único fin y última razón del accionar humano, el cual, sí fuera posible suponerlo como una práctica natural en el ser humano, entonces no permitiría la existencia del accionar moral del hombre, esto es, de las relaciones simpatéticas. Las relaciones sociales del egoísmo puro (selfishness) sólo tienen sentido si de ellas el hombre particular puede sacar partido o le son útiles, por lo que dichas relaciones basadas en el egocentrismo no son las más ideales para una organización social, pues le faltarían los sentimientos del humanitarismo como la benevolencia, la piedad, la caridad, el altruismo, el amor y la amistad. En otras palabras, le faltaría lo que es inherente a todo ser humano: la capacidad de simpatía, sentir último que se convierte en el verdadero límite del egoísmo en sí. De esta manera, el egoísmo no moderado (selfishness) no es inherente a la naturaleza social del hombre, por cuanto dicha forma de comportamiento tiene como fin principal la importancia exclusiva del sentir personal sin importar el de los demás. Es un accionar que, para Smith, ni siquiera es posible suponer en una sociedad de comerciantes, pues de ser ésta una práctica común, la desconfianza, el recelo, la rabia ante la injusticia y las experiencias pasadas no permitirían más el intercambio, por lo que

dicha forma social desaparecería rápidamente, ya que no es posible que subsista tal organización entre quienes continuamente están prestos a engañar y a “tumbar” a otros22. Por el contrario, se puede observar que en una sociedad de comerciantes existe un grado de confianza que facilita el intercambio y a mayor grado de confianza mayor será el desarrollo del mercado, de las artes y de las ciencias que harán de dicha forma de organización lo más loable. Es, pues, el egoísmo moderado (self love), como búsqueda natural de todo hombre por cuidarse, de mejorar su condición, de procurarse para sí una vida agradable, lo que demanda comportamientos sociales como la benevolencia. Estas acciones son un complemento al sentir innato de la simpatía, que le permite condolerse de los más desafortunados, es decir, de participar, activamente, en la elaboración de programas, planes y proyectos sociales de carácter exclusivamente humanitarios que favorecen a los más necesitados, lo que le hace sentirse persona útil, agradable a sí mismo y a los demás. Caso contrario ocurriría con el sentir moral de un hombre al ver, por ejemplo, que otros se quejan de hambruna. Si bien, en un primer momento, aquel espectador puede condolerse del dolor ajeno, le es imposible pasar a una segunda instancia de acción social, ya que él también posee una alimentación precaria. Esto lo lleva a experimentar sentimientos de impotencia, rabia, desesperación y de profundo resentimiento, situación que de continuar en forma repetida lo convertirá en un ser apático, violento y resentido con el orden social en el que vive. Por naturaleza, el hombre desea lo que es bueno, lo que le permite ser espontáneo, busca salir de esa situación de postración; él procura hallar los medios que le permitan remediar su situación y obtener un mayor bienestar, y para ello ha de perseguir por amor propio (self love)

Ibíd. Parte II, Sección II. De la justicia y la benevolencia. p.p. 180-186.

22

35

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


De la búsqueda moral por el beneficio particular al beneficio social según la concepción smithiana de la vida en sociedad la superación personal, esto es, lograr para sí un mejor nivel de vida, y para ello demanda de la asistencia de los demás, lo que facilita el progreso social, recuperando de esta manera su carácter de ser moral. Así mismo, el pensamiento económico del escocés se basa en la libertad de acción y de elección, de allí que cualquier intento de poner cortapisas al libre accionar de las personas puede llegar a traducirse en desequilibrios sociales más profundos. Así, por ejemplo, la condena y la limitación que algunas instituciones religiosas y civiles hacen al control del consumo de bienes no necesarios, típicos del consumismo23, por considerar su demanda de irracional y de perversión moral. No debería ser así, pues han de ser las libertades de la acción moral y del mercado las que, guiadas por la simpatía y por la competencia, pongan límite a los apetitos y deseos de los hombres. Por ejemplo, el consumo de tarjetas de crédito, de teléfonos móviles y de productos de moda, son juzgados por los moralistas conservadores como actos de vanidad, de corrupción social, absurdos y pecaminosos. Pero, dichos bienes brindan al usuario comodidad, sentimientos de pertinencia, placer y satisfacción. Aunque todos los hombres desean llevar una vida cómoda y placentera como un deber público, la falta de recursos les obligará por el sentido de la prudencia a controlar sus apetitos y a la empresa de una economía de mercado, por razones de competencia, a inventarse mejores formas de suplir sus necesidades a más personas. Han de ser la libertad del mercado y la libertad moral las que, guiadas como por una mano invisible, pongan los verdaderos límites a los deseos y las pasiones existentes entre los

hombres. Ellos ajustarán su accionar por el sentimiento de pena o de censura al demandado por la sociedad, lo que permite ganar, por el acto de la prudencia, el reconocimiento y la aceptación social imprescindible al buen vivir en comunidad. Si el consumo en una economía de libre mercado es el uso individual que hacen las personas de los bienes y servicios producidos, entonces el consumo está regulado por los gustos y preferencias del consumidor particular, no por la forma como la gran mayoría de la gente lo hace, sino de la forma como él se siente más propio, como más le gusta porque va más con su forma de ser, de pensar y de ver el mundo, es decir, con su individualidad; así por ejemplo, las personas que aman un tipo de música diferente a la de otras, tienden a vestirse y comportarse de forma particular. Si un padre no comparte los gustos de su hijo y quiere obligarle, bajo el pretexto de decencia, a que su hijo se vista como él, pondrá a su hijo de burla frente a sus amigos que no son los mismos del padre, ni poseen la misma edad, ni comparten los mismos gustos; es decir, el joven muchacho perdería autoestima, reconocimiento, popularidad y dignidad frente a su grupo de amigos, lo que le lleva a experimentar sentimientos de infelicidad y, por tanto, a mantener comportamientos hostiles con el padre y su familia, lo que puede terminar en odios y rencores. La libertad del consumidor de elegir lleva a un ejercicio de respeto moral por la diferencia, de tolerancia difícil de alcanzar, pero necesario para el dialogo. El papel del padre, del maestro y los adultos es explicar o ilustrar al joven en lo que es o no conveniente, en los beneficios, consecuencias de hacer esto o aquello, pero no

El consumismo se considera un acto irracional por cuanto el individuo da un mayor valor a los bienes innecesarios, o de la moda, que a los verdaderamente necesarios. Es decir, es poner por encima lo superfluo, es no saber establecer un verdadero orden de preferencias. Poner límite a este accionar es violentar la libertad de elección del consumidor; con lo que Adam Smith está en total desacuerdo, así nos lo puede dar a entender en La Teoría de los Sentimientos Morales cuando crítica a Bernard de Mandeville en la Fábula de las Abejas.

23

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

36


De la búsqueda moral por el beneficio particular al beneficio social según la concepción smithiana de la vida en sociedad el de imponer o coartar la libertad del otro, así sea un menor de edad. La sociedad debe saber educar con libertad si no quiere llegar a prácticas totalizadoras o dictatoriales en las que priman las relaciones de alienalidad y adolecen las de alteridad. Creo ya haber explicado ampliamente por qué Nash criticó desacertadamente La Teoría de la Mano Invisible de Adam Smith. En la teoría smithiana la búsqueda por la riqueza, el afán de lucro y el egoísmo desaforado (selfishness) de los individuos tienen dos límites que son regulados como por una mano invisible; ellos son: el sentimiento de la simpatía que modela y frena al egoísmo en sí entre los hombres, y la competencia perfecta que modela el afán de lucro entre las empresas. De esta manera, los límites al egoísmo quedan regulados por la misma naturaleza social del hombre.

En conclusión.

En la filosofía moral de Adam Smith se puede leer que cuando se deja al hombre actuar libremente –sin presión o coacción alguna- su misma naturaleza le llevará, como guiado por una mano invisible, a la prosperidad social y política, al logro de sus empresas; lo anterior gracias a que en él existe la tendencia natural de procurarse para sí lo que es bueno y agradable, de preferir el orden social al desorden social, lo sistemático a lo caótico. En otras palabras, es menester dejar que la naturaleza humana actúe en libertad, para que sea ella la que establezca sus propios designios. El hombre smithiano no pierde su naturaleza civil al actuar libremente, ya que sin él proponérselo y como guiado por una mano invisible es capaz de procurar la felicidad tanto para sí como para los demás, la libertad que demanda sus deseos por la búsqueda de la riqueza individual como, también, el amor por la prosperidad y la riqueza económica de su nación, la de verse y sentirse bien como persona y ser humano, y la de ver 37

que todos los demás seres humanos disfrutan igualmente del mismo bienestar que él disfruta. Para él es motivo de orgullo disfrutar de bienestar económico y social, como también es razón de orgullo pertenecer a una cultura y a una nación que es por todo el mundo admirada y respetada, por lo que entrega todo de sí para lograrlo. Adam Smith debería ser considerado como un moralista de la prudencia y no como un utilitarista, ya que la base de las acciones humanas, para Smith, es la experiencia y no la razón. La experiencia permite al hombre smithiano la racionalidad de sus actos, de allí que él evalúe entre ellos cuál debería ser su obrar frente a relaciones diferentes con los demás seres sintientes. Y ese actuar de la prudencia surge de la experiencia social, mas no del cálculo racional; en cambio, el sentido del actuar utilitarista surge en el individuo de un cálculo racional más que de los sentimientos simpatéticos para con los demás seres sintientes. Para la teoría moral de Smith esto último se hace insostenible. De allí que los jóvenes pretendientes en la película Una mente brillante, guiados como por una mano invisible, actúen con la sabia razón que dicta la prudencia, lo que favorece la convivencia pacífica y a la felicidad social. El carácter natural del hombre smithiano de ser social le lleva a granjearse para sí de las demás personas la admiración, el respeto, la amistad, los sentimientos de amor verdadero; en otras palabras, que se le aprecie como individuo. Él no desea que se le trate o se le mire como a un objeto útil, que posee “amigos” sólo si es útil o satisface un fin ajeno. El hombre smithiano es aquel ser sintiente capaz de establecer relaciones sociales simpatéticas desinteresadas y por tanto naturales, como lo son la confianza y el compartir, sentimientos de la benevolencia que embellecen el edificio social. En la teoría moral y económica de Adam Smith existen dos límites claros al egoísmo del hombre, es decir, a su afán por la búsqueda de la riqueza y

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


De la búsqueda moral por el beneficio particular al beneficio social según la concepción smithiana de la vida en sociedad del lucro, ellos son la simpatía y la competencia perfecta. Los sentimientos de compañía, de dolor, de felicidad, de entender al otro, de saber que se siente frente a esta u otra situación, le permiten al individuo moderar su egoísmo, condolerse del sentir del otro, congraciarse con él, ayudarlo; en otras palabras, la capacidad simpatética del individuo le lleva, como guiada por una mano invisible, a moderar su egoísmo, a preferir la paz a la guerra, el amor al odio, la prudencia a la maledicencia, la amistad a la enemistad, la aprobación al ostracismo social, el bienestar de todos a su exclusivo bienestar. Y ante el afán de la ganancia empresarial está la competencia perfecta, la libertad de mercado, el lesser faire y el lesser paser que, guiados como por una mano invisible, pondrán los límites al afán desmesurado de riqueza. De esta manera, los límites al egoísmo quedan regulados por la misma naturaleza social del hombre.

Success. En: Market Capitalism and Moral Values: Proceedings of Section F (Economics) of the British Association for the Advancement of Science. Keele: By Samuel Brittain and Alan Hamlin, 1993. Pub. Aldershot, Hand, England, Brookfield, Vt. USA. p. 24.

Bibliografía recomendada.

SMITH, Adam. Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones. México: Fondo de Cultura Económica / Serie de Economía, 1997.

EVENSKY, Jerry. Adam Smith’s lost legacy. Southern Economic Journal, 2001. p.p. 67- 73. GUISÁN, Esperanza. Introducción a la Ética. Madrid: Cátedra, 1995. p.p. 377- 409. KLAMER, Arjo. A conversation with Amartya Sen. The Journal of Economic Perspectives. Vol. 3, Issue 1 (Winter, 1989). p.p. 135 -150:140-141. LAURENCE, Dickey. Historicizing the “Adam Smith Problem”: Conceptual, Historiographical and Textual Issues. The Journal of Modern History. Vol. 58, Issue 3 (Sep. 1986) p.p. 579 - 609. SEN, Amartya. (1995) Moral Codes and Economic

SEN, Amartya. (1986) Adam Smith’s Prudence. En “Theory and Reality in Development. Essays in honour of Paul Streeten. Ed. By Sanjaya Lall and Frances. SMITH, Adam. La Teoría de los Sentimientos Morales. Madrid: Alianza, 1997. Introducción por Carlos Rodríguez Braun. SMITH, Adam. Teoría de los Sentimientos Morales. México: Fondo de Cultura Económica, 1978. Introducción por Eduardo Nicol. SMITH, Adam. Ensayos Filosóficos. España: Pirámide. De las Transactions of the Royal Society de Edimburgo. SMITH, Adam. Lecciones sobre jurisprudencia, estudio preliminar de Alfonso Ruiz Miguel. Madrid: Centro de Estudios Constitucionales.

TASSET, José Luis. “Sobre la simpatía en sentido moral”. En: Revista Telos. Revista Iberoamericana de Estudios Utilitaristas. Volumen IV, número 2, diciembre de 1995, S.I.E.U. Madrid - España, Universidad de Cataluña. p.p. 97-129. TRINCADO AZNAR, Estrella. “El Iusnaturalismo no utilitarista de Adam Smith”. Ensayo presentado al VII Congreso de la Asociación de Historia Económica. Zaragoza, España del 19 al 21 de septiembre de 2001. Universidad Complutense de Madrid, Campus de Somosaguas.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

38


Ciencia y Tecnología

39

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Ciencia y Tecnología

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 

40


Reconocimiento de la pudrición de raíces (Phytophthora cinnamomi Rands) en Aguacate (Persea americana Mill) en Antioquia Por: Diana Patricia Ciro Ortiz, Karina Maryeli Rendón Escobar*, Rafael Navarro Alzate** Bertha Miryam Gaviria Gutiérrez***

Resumen En los últimos años, el cultivo del Aguacate (Persea americana Mill) ha alcanzado gran importancia en el país. En Antioquia se cultivan aproximadamente 1275 ha de Aguacate, el 34.5% en el Oriente Antioqueño. Es un cultivo promisorio con potencial para la exportación y consumo nacional, a través de la producción de la economía campesina, pequeños y grandes grupos asociativos. Las condiciones agroecológicas de esta región son apropiadas para el establecimiento de nuevas áreas de siembra de Aguacate con frutos que reúnen las condiciones de calidad requeridas para su exportación y con el incremento en el área de cultivo surge la necesidad del conocimiento de problemas fitosanitarios, entre ellos, la causante de la pudrición radicular asociada a la marchitez y muerte de árboles. Con el propósito de determinar la presencia de P. cinnamomi R en cultivos de Aguacate y viveros localizados en el Oriente Antioqueño cercano, se recolectaron muestras no aleatorias de plantas afectadas por esta enfermedad, en 14 plantaciones y tres viveros en los municipios de Marinilla, La Ceja, Rionegro y el Retiro considerados con mayor área de siembra en las variedades Hass, Fuerte, Colling reed y Choquette. Los resultados mediante la técnica de ELISA para identificar la presencia de Phytophthora sp indican en plántulas de vivero en Rionegro y Marinilla y plantaciones establecidos en Marinilla, Rionegro y el Retiro * Estudiantes del programa de Agronomía y Zootecnia, Facultad de Ciencias Agropecuarias. Universidad Católica de Oriente. E-mail: diana178@msn.com – karyrendon@hotmail.com ** Magister en Fitopatología. Director Unidad de Sanidad Vegetal de la Universidad Católica de Oriente. Rionegro, Antioquia (Colombia). E-mail: rnavarro@uco.edu.co *** PhD. en Ciencias Agrícolas. Jefe de Laboratorio Unidad de Sanidad Vegetal de la Universidad Católica de Oriente. Rionegro, Antioquia (Colombia). E-mail: bgaviria@uco.edu.co

41

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 


Reconocimiento de la pudrición de raíces (Phytophthora cinnamomi Rands) en Aguacate (Persea americana Mill) en Antioquia un 66% de muestras positivas; mientras que por los métodos de inmersión de fruto y inoculación de raíces en aguacates sanos no fue posible detectar P. cinnamomi, se identificaron otros hongos como Pythium sp, Fusarium sp, Verticillim sp y Colletotrichum spp. Palabras clave: Pudrición radicular, marchitez, organismos patógenos, métodos de detección. Abstract In Antioquia are cultivated around 1275 of avocado, the 34.5% in the east of Antioquia. Is a promissory plantation with export potential and national consume, through the production the country economy and small groups associations. Increasing the plantation area emerge also the necessity to know the problems fit sanitariums, specially the whiter and tree deaths. To determine the presence of P. cinnamomi R in avocado plantations we collected samples from 14 plantations and 3 nursery from Marinilla, La Ceja, Rionegro, and the Retiro considerate to have the more variety area in Hass, strong, colling reed and choquette. The results through ELISA technique indicate positive examples in the towns mentioned before with 66%, while immersion fruits and their roots in healthy avocados was not possible to be detected p. cinnamomi were identified other mushrooms such as Pythium sp, Fusarium sp, Verticillim sp y Colletotrichum spp. Key words: Ridicule production, whiter, photogenes organisms, detection methods.

INTRODUCCIÓN

En Colombia el cultivo del Aguacate (Persea americana Mill.) ha alcanzado gran importancia dentro de las especies frutícolas del país, por su rentabilidad, generación de empleos rurales e indirectos y su potencialidad en el mercado nacional e internacional. Para el 2003 el área sembrada fue de 15491 Ha, en los departamentos de Santander, Tolima, Antioquia y Valle (7592 Ha), la Costa Atlántica (6746 Ha) y (1153Ha) en los departamentos de Risaralda, Quindío, Caldas, Huila, Norte de Santander, Boyacá, Cundinamarca (Bernal y Díaz,2005). En Antioquia se cultivan aproximadamente 1275.6 Ha con una producción de 9419.3 toneladas y un rendimiento promedio de 8123.7Kg /Ha. En el Oriente Antioqueño, el aguacate es utilizado como producto alimenticio e industrial; El Retiro es el municipio con mayor cantidad de área sembrada, 170 Ha, y un rendimiento promedio de 12000Kg /Ha; Rionegro, 90 Ha y un rendimiento promedio de 12000Kg /Ha; La Ceja, 130 Ha y un rendimiento promedio

de 12000Kg /Ha; y el municipio de Marinilla con 50 Ha aproximadamente y un rendimiento promedio de 12000Kg /Ha (Secretaria de Agricultura, 2004; Bernal y Díaz, 2005), lo que ha motivado el incremento en el área sembrada y, simultáneamente, la aparición de nuevas enfermedades o el aumento de las tradicionales. Para Tamayo (2005), entre las enfermedades del aguacate de mayor importancia por su frecuencia y severidad se destaca: la pudrición de raíces causada por Phytophthora cinnamomi y la marchitez por Verticillium; la antracnosis del fruto por Colletotrichum; la mancha de la hoja y la mancha negra del fruto por Cercospora purpurea; estos fitopatógenos que deterioran el árbol y la calidad de la fruta causan pérdidas importantes en el campo. Se reportan otros patógenos que afectan frutos como: Rhizopus sp, de reciente aparición e importancia en cultivos de aguacate en Colombia; así mismo, el daño por Fusarium causando retraso en el desarrollo de plantas en viveros y almácigos. Según Zentmeyer (1980), desde hace pocos años

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

42


Reconocimiento de la pudrición de raíces (Phytophthora cinnamomi Rands) en Aguacate (Persea americana Mill) en Antioquia el cultivo está decreciendo a nivel mundial; una Dextroza Agar (PDA) adicionado con Benomil de las causas es la generalizada distribución de y Cloranfenicol y un test de ELISA específico la tristeza o podredumbre de la raíz producida para Phytophthora. por el hongo P. cinnamomi, que está presente en casi todas las zonas productoras del mundo. De METODOLOGÍA igual manera, reporta que el sistema radical del árbol P. americana, es frecuentemente afectado Localización desde la etapa de vivero (propagación), hasta El proyecto fue realizado en el periodo el estado adulto por patógenos de reconocida comprendido entre noviembre de 2004 y importancia que ocasionan enfermedades diciembre de 2005. Se efectuaron visitas a 17 severas como la pudrición de las raíces del empresas de las cuales 14 son cultivos dedicados aguacate Phytophthora cinnamomi Rands. a la producción y tres a la comercialización En Colombia el hongo P. cinnamomi provoca de plántulas y semillas (propagadores de pérdidas que oscilan entre 30 y 50% de los aguacate), localizados en los municipios de La árboles en la etapa de vivero y durante los Ceja, Marinilla, El Retiro y Rionegro, donde se dos primeros años de establecimiento del encuentran los mayores productores de esta cultivo (Tamayo, 2005). La enfermedad ha sido fruta en el Oriente Antioqueño (Secretaría de reportada en cultivos de aguacate ubicados en Agricultura, 2005). Estos municipios presentan los departamentos de Antioquia, Caldas. Cesar, unas condiciones ambientales similares, como Tolima y Valle (Burítica, 1999). temperatura -que oscila entre 10-18ºC-, una P. cinnamomi penetra por heridas en las raíces; altura entre 2100 – 2200 m.s.n.m., y precipitación este patógeno se desarrolla bien en condiciones anual promedio entre 1818 y 2100 m.m. (García, de alta humedad y temperatura en el suelo, con 2000; González, 2006). pH ligeramente ácido (las raíces se mueren por asfixia si permanecen más de 24 horas en un Visitas suelo saturado de humedad). Inicialmente las Se visitaron cuatro fincas de cada municipio, se hojas se vuelven amarillentas y no se desarrollan seleccionaron árboles con síntomas similares a normalmente, luego se empiezan a caer hasta P. cinnamomi. Las fincas se ubicaron con la ayuda quedar el árbol completamente desnudo; las de técnicos de la UMATA de cada municipio y raíces presentan internamente coloraciones o la Cooperativa de Productores de Aguacate del manchas rojizas y luego se pudren causando la Oriente Antioqueño; allí se realizó una encuesta muerte del árbol (Carvajal, 1996). donde se relacionan aspectos fitosanitarios y Este estudio pretendió determinar la presencia manejo agronómico del cultivo. del hongo P. cinnamomi en cultivos y viveros de aguacate localizados en el Oriente Antioqueño Toma de muestras cercano, en los municipios de La Ceja, El Retiro, Las fincas seleccionadas para este estudio se Marinilla y Rionegro, mediante la recolección de dividieron en tres grupos: grandes (más de 1.000 muestras no aleatorias de plantas que presenten árboles), medianas (entre 200 a 1.000 árboles) la sintomatología de la enfermedad; de igual y pequeñas (entre 30 a 200 árboles). Se realizó manera, se evaluaron diferentes medios de un monitoreo en cada empresa, mediante un aislamiento para la determinación de P. cinnamomi, muestreo dirigido hacia los sitios donde se a través de los métodos de inoculación en frutos encontraban plantas con síntomas similares o de Aguacate, medio de cultivo nutritivo Papa sospechosos de la enfermedad (Figura 1). 43

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Reconocimiento de la pudrición de raíces (Phytophthora cinnamomi Rands) en Aguacate (Persea americana Mill) en Antioquia

Figura 1. a. Ramas de aguacate con síntomas aparentes de P. cinnamomi variedad Hass.

b. Plántulas de vivero con sintomatología semejante a P. cinnamomi. Foto Ciro y Rendón, 2005.

Se recolectó suelo de varios sitios localizados alrededor de plantas enfermas, en la zona de raíces secundarias utilizando un barreno saca bocados de 2.5 cm. de diámetro a una profundidad de 20 cm., se tomaron cuatro submuestras, depositadas en una bolsa plástica, identificada con los datos de la finca o vivero, formando una muestra representativa. Se retiraron los 10 primeros centímetros de suelo

junto con la hojarasca y restos vegetales; se recogió el suelo en cuatro o cinco puntos de un mismo árbol hasta completar tres kilogramos y se empacó cada muestra. Para muestrear la raíz, se tomaron en los mismos sitios donde se colectaron las de suelo y se empacaron por separado; como mínimo se extrajeron tres gramos de raíz utilizando tijeras podadoras (Figura 2).

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

44


Reconocimiento de la pudrición de raíces (Phytophthora cinnamomi Rands) en Aguacate (Persea americana Mill) en Antioquia

Figura 2. Raíces de plántulas de vivero con síntomas de la enfermedad. Foto Ciro y Rendón, 2005.

Aislamiento de P. cinnamomi

De Raíces. En el laboratorio de Sanidad Vegetal de la UCO, las partes de tejido con síntomas de afecciones se lavaron con agua corriente hasta eliminar el suelo, se secaron con papel facial y se cortaron en trozos de cinco milímetros, seleccionando fragmentos de tejido necrosado; éstos se depositaron en un frasco con 90 cm. de

agua y 10 cm3 de hipoclorito de sodio al 5%o (cinco por mil) durante tres minutos, secándose con papel facial; posteriormente se introducían en frutos verdes sanos, previamente lavados con agua y desinfectados con hipoclorito al 5%o, se sellaban con una banda adhesiva (Figura 3); y se llevaron a cámara húmeda durante 12 días, haciendo observaciones a partir del tercer día.

Figura 3. Metodología para determinación de P. cinnamomi a partir de raíces en frutos de aguacate. Foto Ciro y Rendón, 2005.

De Suelo. Para el aislamiento de P. cinnamomi en suelo se utilizaron frutos de aguacate verdes, sanos, para sembrarlos en suelo que se presume contiene el patógeno; éstos se lavaron con agua y se desinfectaron con hipoclorito al 50/00, se sembraron en bolsas de almácigo, que contenían un kilo de suelo recolectado en las 45

fincas sospechosas. El fruto se sembró con el pedúnculo hacia arriba (Figura 4), el suelo se humedeció a capacidad de campo y se colocó en cámara húmeda en el invernadero de Sanidad Vegetal de la UCO, bajo zaharan, por 12 días; se realizaron observaciones a partir del tercer día. Sí las muestras del fruto inoculado o en bolsa

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Reconocimiento de la pudrición de raíces (Phytophthora cinnamomi Rands) en Aguacate (Persea americana Mill) en Antioquia presentaban manchas de color marrón o café posteriormente se sembraba en PDA + Benlate oscuro alrededor de los orificios o del fruto, se + Cloranfenicol. Las muestras obtenidas en los realizaban aislamientos inicialmente en frascos medios de cultivo se observaron al microscopio esterilizados, con agua destilada estéril; éstos y la identificación se realizó con base en criterios se dejaban allí ocho días, durante los cuales morfológicos establecidos (Waterhouse, 1963) se observaba el crecimiento del hongo, que (Figura 5).

Figura 4. Método de detección de P. cinnamomi a partir de suelo. Foto Ciro y Rendón, 2005.

Figura 5. Observación de muestras aisladas en medio de cultivo nutritivo. Foto USV, 2006.

Identificación de Phytophthora sp. por el método de Elisa Se analizaron muestras de raíz de plantas con síntomas similares o sospechosas de la

enfermedad. Las muestras de raíces fueron procesadas en el laboratorio de Sanidad Vegetal de la UCO (Figura 6), empleando el método de ELISA (Biopruebas, 2006; Agdia, 2006).

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

46


Reconocimiento de la pudrición de raíces (Phytophthora cinnamomi Rands) en Aguacate (Persea americana Mill) en Antioquia

Figura 6. Test de ELISA para determinación de Phytophthora sp. Foto USV, 2006.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

% de empresas encuestadas

Los resultados generales obtenidos a través de las actividades en función de las visitas y registro de la información en la encuesta a la zona productora de Aguacate en los municipios muestreados, destaca los siguientes aspectos: se encontró que las variedades más cultivadas son Hass, Fuerte, Reed, Choquette y Colling reed. De estas variedades la más utilizada es Hass con un 41.17%, Fuerte con el 23.52%, Reed con el 17.64%, Choquette con el 11.78% y Colling reed con el 5.88% (Figura 7).

45 40 35 30 25 20 15 10 5 0

41,17 Hass Fuerte

23,52 17,4 11,78

Reed 5,88

Choquete Colling reed

100% Variedades

Figura 7. Porcentaje de siembra de variedades de aguacate en la región.

De acuerdo con Bernal y Díaz (2005), la variedad Hass se caracteriza por la calidad del fruto, palatabilidad, adaptación, resistencia para transporte y el tamaño del fruto es el adecuado para la comercialización. Los productores obtienen sus patrones en un 70.58% en los 47

municipios de La Unión y Sonsón, mientras que el 29.41% restante lo obtienen del Valle del Cauca. El análisis de la encuesta permite identificar que la región del oriente cercano se caracteriza por el incremento del área sembrada de árboles de aguacate, donde el 82.35% de

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Reconocimiento de la pudrición de raíces (Phytophthora cinnamomi Rands) en Aguacate (Persea americana Mill) en Antioquia las empresas se dedica al mercado y venta de el control de P. cinnamomi en los cultivos del fruta, y sólo el 17.47% a la comercialización de oriente cercano el 47.5% utiliza fungicidas a base plántulas injertas. de fósforo, mediante la inyección del producto Al analizar los datos registrados en las encuestas en tallos; el 29.41% opta por la erradicación, acerca de la distancia de siembra entre los eliminando las plántulas que muestran la árboles, se encuentra que es de 7 x 7 m para el sintomatología de la marchitez; y el 23.52% 65% de los cultivos visitados en la zona. utiliza Oxicloruro de cobre o Ridomil (Figura Con relación al manejo de la enfermedad, para 8).

Porcentaje

50

47,5

40

29,41

30

23,52

20 10 0 Productos a base de fosforo

Erradicacion

Oxicloruro de cobre y ridomil

Tipo de tratamiento Figura 8. Prácticas de Manejo de la Marchitez del aguacate en la región.

Respecto al conocimiento del daño causado por P. cinnamomi y los síntomas que éste presenta, la totalidad de los encuestados dicen conocerlo y aplican los correctivos antes mencionados, y todos coinciden que la época de mayor muerte de plantas es en invierno, atribuyéndole la muerte a un exceso de humedad en el suelo. En los trabajos de Ho y Zentmyer (1977), se reporta a los forestales de Pino y Eucalipto como hospederos de P. cinnamomi causante de la pudrición radicular. Los cultivos de aguacate en los municipios de La Ceja, Marinilla, El Retiro y Rionegro se encuentran establecidos, en su mayoría, en zonas anteriormente cultivadas con forestales similares.

Organismos encontrados en los suelos analizados

En el medio de cultivo PDA complementado con Benlate + Cloranfenicol, se observó el desarrollo y crecimiento de los hongos Pythium, Fusarium, Verticillium, Rhizopus, Colletotrichum; sin embargo, por esta metodología no fue posible detectar la presencia de P. cinnamomi. De otro lado, mediante el método de ELISA se determinó Phytophthora sp. en un 66.66% de las muestras; de las 48 muestras analizadas 32 fueron positivas para este patógeno. La Figura 9 indica que Pythium fue el organismo con mayor presencia en los municipios de Rionegro, La Ceja y Marinilla, con un 29.21%;

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

48


Reconocimiento de la pudrición de raíces (Phytophthora cinnamomi Rands) en Aguacate (Persea americana Mill) en Antioquia Colletotrichum, con el 47.05%, se presentó con Retiro; y los demás se encontraron en Rionegro mayor incidencia en Marinilla, Rionegro y El y La Ceja en un 23.54%.

23.54

Pythium "Rionegro, La Ceja y Marinilla"

29.41

Colletotrichum " Marinilla, El Retiro y Rionegro"

47.05

Otos" La Ceja y Rionegro"

Figura 9. Organismos con mayor incidencia en los suelos de los municipios muestreados.

Para Agrios (2002), Colletotrichum podría presentar síntomas en campo similares a los causados por P. cinnamomi como la muerte descendente y pudrición de injertos en campo; además, afecta los brotes, ramas, flores y frutos. La pudrición es de color café oscuro o rojizo y se produce en condiciones de humedad relativa alta y lluvias continuas. Al igual que Colletotrichum, algunos de estos organismos podrían presentar la misma sintomatología de P. cinnamomi, como

decoloración del follaje y marchitamiento de hojas, las hojas nuevas son escasas y pequeñas, los árboles mueren gradualmente (Aponte, 1975). De acuerdo con los análisis realizados con el Test de ELISA, las figuras 10 y 11 muestran que Phytophthora sp. se encontró en cuatro fincas del municipio de Marinilla, lo que representa el 33.33% de las muestreadas; tres fincas de El Retiro, en un 25%; y una finca del municipio de Rionegro, con el 8.33%.

Marinilla Rionegro

25% 33,33%

El Retiro

8,33%

Figura 10. Incidencia de Phytophthora en 12 fincas muestreadas y analizadas por el método de ELISA.

49

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Reconocimiento de la pudrición de raíces (Phytophthora cinnamomi Rands) en Aguacate (Persea americana Mill) en Antioquia Si bien en los trabajos de Córdoba y Baesriga por lo tanto, el método de inoculación de raíz en el fruto, inmersión de fruto en suelo y el posterior (1968) se reportan antecedentes exitosos, con aislamiento en el medio de cultivo, no fueron relación a la utilización del medio de cultivo eficientes para identificar P. cinnamomi debido, PDA, en este estudio no fue eficiente en el posiblemente, a un efecto de tratamientos crecimiento de Phytophthora. Para los resultados preventivos que aplica el agricultor, situación obtenidos es importante tener presente que los que no permitió desarrollar los postulados de tratamientos que se hacen en el manejo de P. Koch, ya que Phytophthora sólo fue identificado cinnamomi podrían afectar la sensibilidad de las mediante el test de ELISA, que no es específico pruebas realizadas para detectar este organismo; para P. cinnamomi.

Figura 11. Test de ELISA para Phytophthora sp. Obsérvese la coloración amarilla en las muestras positivas. Foto USV, 2006.

De igual manera, también es importante destacar y tener presente que existen factores diferentes a P. cinnamomi que, al igual que éste, causa marchitez y muerte en los árboles, como exceso de humedad, mal drenaje y deficiente nutrición.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

En los municipios muestreados, de acuerdo con la encuesta realizada, las variedades predominantes fueron, en su orden, Hass, Fuerte, Reed, Choquette y Colling red. Por método convencional utilizando frutos de aguacate y PDA no fue posible aislar Phytophthora, con el Test de ELISA se encontraron pruebas positivas en un 66.66% para Phytophthora sp.

Dentro de los organismos aislados en PDA procedentes de muestras de suelo y raíces de aguacate en cultivos visitados en el Oriente Antioqueño cercano se identificaron: Pythium, Colletotrichum, Verticillium, Rhizopus, Fusarium, Trichothecium. Es importante realizar en el departamento, y en el país en general, más estudios en relación con la incidencia de dicha enfermedad, ya que no se dispone con material bibliográfico que facilite la investigación con respecto a los antecedentes de ésta en la zona y el manejo que se debe dar teniendo en cuenta las condiciones agroecológicas y ambientales de la región productora de Aguacate, y que de igual forma permita tener mayor claridad sobre la presencia de la enfermedad en las plantaciones y viveros.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

50


Reconocimiento de la pudrición de raíces (Phytophthora cinnamomi Rands) en Aguacate (Persea americana Mill) en Antioquia BURITICÁ, Pablo. 1999. Directorio de patógenos Fundamentalmente es necesario utilizar y enfermedades de las plantas de importancia semillas certificadas, tanto en calidad genotípica económica en Colombia. Universidad Nacional de como sanitaria, y con esta práctica evitar el Colombia, Sede Medellín. Instituto Colombiano establecimiento de organismos fitopatógenos Agropecuario. ICA. Bogotá. p.329. en áreas libres.

AGRADECIMIENTOS

A los cultivadores de Aguacate, al personal adscrito a las Unidades de Asistencia Técnica de los Municipios de Marinilla, San Vicente, El Retiro, Rionegro; y al ICA. A las personas que colaboraron en la revisión del trabajo escrito. Al personal adscrito al Laboratorio de Sanidad Vegetal y al Sistema de Investigación y Desarrollo de la Universidad Católica de Oriente.

Bibliografía AGDIA. DAS ELISA (on line) SF, consultado en junio de 2006. Disponible En: www.agdia.com/. AGRIOS, George. N. 2002. Fitopatología. 2 ed. México: Limusa. p. 838. - --------. 2005. Plant Pathology. Fifth edition. Elsevier Academic Press, p. 922. APONTE, C. E. 1975. Enfermedades e insectos del aguacate. Puerto Rico: La Hacienda. p. 70. Bernal E., jorge y díAZ D., Cipriano. 2005. Generalidades del cultivo: tecnología para el cultivo del aguacate. Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, CORPOICA, Manual técnico 5. Centro de Investigaciones La Selva. Rionegro, Antioquia, Colombia. p. 241. BIOPRUEBAS. Agdia (on line) SF, consultado en junio de 2006. Disponible En: http://www. biopruebas.com.co/pages/hongo:html.

51

CARVAJAL, j. G. 1996. Manual práctico para el cultivo del aguacate. Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA. Subdirección sector primario extractivo y desarrollo social. Centro Multisectorial de Oriente. Rionegro, Antioquia, Colombia. p. 22-24.

CORDOBA, G. y BARRIGA, R. 1968. Una enfermedad radical del aguacate (Persea americana Mill) en Colombia. Asociación Colombiana de fitotecnia. En: Fitopatología 3 (1-2). p. 16-26. GarcÍa t., Victoria E. 2000. Municipios de mi tierra. Antioquia, Colombia: Casa Editorial el Mundo. p. 13, 26, 31. GONZALEZ, H. 2006. Comunicación personal. Director UMATA del municipio de Rionegro, Antioquia. HO, HH. and G.A ZENTMYER.1977. Morphology of Phytophthora cinnamomi. En: Micología. California. p. 321. Tamayo, M, Pablo J. 2005. Enfermedades y desórdenes abióticos. Tecnología para el cultivo del aguacate. Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, CORPOICA. Manual técnico 5 Centro de Investigaciones La Selva. Rionegro, Antioquia, Colombia. p. 241. WATERHOUSE, G. M. 1963. key to the species Phytophthora de Bary. Commonw. Mycol. Inst., Mycological Papers, 92. p. 22. ZENTMYER, G.A. 1980. Phytophthora cinnamomi and the diseases it causes. The American Phytopathological Society, Paul Minnesota 55121. USA, Monograph No 10. p. 96.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Ciencia y Tecnología

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 

52


Evaluación del protocolo (ovsynch) de inseminación artificial a tiempo fijo y diagnóstico temprano de gestación en búfalas de agua (Bubalus bubalis) durante la estación reproductiva Por: Susana Medina Campuzano, Natalia García Alvarez, Jeison Marulanda Alzate, Juan David Rojas*, John Fredy Ramirez Agudelo**

Resumen La inseminación artificial en búfalas es una práctica con pocos años de utilización en el país, debido en parte a características fisiológicas de la especie que dificultan la detección del celo en las hembras. Con el propósito de contribuir al desarrollo de la reproducción asistida y el mejoramiento genético del hato bufalino del país, el Semillero de Investigación sobre Búfalos de la Universidad Católica de Oriente evaluó el protocolo ovsynch (GnRH/PGF2α/GnRH) de inseminación artificial a tiempo fijo y un sistema de detección temprana de la gestación. Se seleccionaron veinte búfalas (Bubalus bubalis) con más de tres partos y buena condición corporal durante la estación reproductiva, todas las hembras fueron sincronizadas e inseminadas según el protocolo Ovsynch. Diecinueve días después de la inseminación artificial se tomó muestra de sangre a todos los animales para medir las concentraciones plasmáticas de progesterona y cuatro meses después se palparon todos los animales para diagnóstico de preñez. Las concentraciones plasmáticas de progesterona fueron 4.12 +/- 1.33 y 0.24 +/- 0.10 ng/mL en las búfalas preñadas y no preñadas, respectivamente (P<0.05), la tasa de gestación determinada por este método fue de 30% (6/20). Nueve de las 20 búfalas (45%) fueron diagnosticadas como preñadas por palpación rectal. Con la ejecución de este ensayo se confirmó la obtención de buenas tasas de gestaciones en búfalas mediante la utilización del protocolo Ovsynch, mientras que el diagnóstico de gestación por determinación de las

* Estudiantes de Agronomía y Zootecnia; integrantes del Semillero de Investigación sobre Búfalos. Universidad Católica de Oriente. Rionegro, Antioquia (Colombia). E-mail: bufalosuco@yahoo.com ** Zootecnista. Asesor del Semillero de Investigación Especies Alternativas y coordinador del Semillero Bufalosuco de la Universidad Católica de Oriente. E-mail: bufalosuco@yahoo.com

53

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 


Evaluación del protocolo (ovsynch) de inseminación artificial a tiempo fijo y diagnóstico temprano de gestación en búfalas de agua (Bubalus bubalis) durante la estación reproductiva concentraciones plasmáticas de progesterona demostró que no es un método seguro para la detección temprana de gestación en esta especie. Palabras claves: Búfalos, Ovsynch, Progesterona Abstract Twenty female buffaloes (Bubalus bubalis) were used to evaluate the efficiency of ovulation synchronization protocol (GnRH/PGF2α/GnRH) for fixed timed insemination. Blood samples were collected at 19 days after artificial insemination to evaluate pregnancy by progesterone concentration. The progesterone concentrations were 4.12 +/- 1.33 y 0.24 +/- 0.10 ng/mL in pregnant and non-pregnant buffalo cows, respectively. The pregnancy rate was 30% (6/20) by progesterone concentration. In 20th day after insemination, nine buffalos predicted non-pregnant were re-inseminated. After four months, nine buffaloes (45%) were diagnosed pregnant by rectal palpation. This study indicated that the use of synchronization of the ovulation for fixed timed insemination presents satisfactory results in buffalo and the determination of plasma progesterone concentration 21th days after insemination was not an accurate method of predicting pregnancy in water buffalo cows. Key words: Búffalos, Ovsynch, Progesterone

INTRODUCCION

La sincronización de la ovulación es una técnica en la que se utiliza la aplicación de hormonas sintéticas o no para estimular la liberación de otras hormonas involucradas directamente en el proceso de la ovulación. La utilización de esta técnica permite realizar la inseminación artificial (I.A.) a tiempo fijo sin la necesidad de observar los síntomas del celo y poder optimizar el uso de biotecnologías reproductivas como la I.A., la transferencia de embriones y la monta dirigida. En la actualidad existen varios protocolos que permiten realizar la sincronización de la ovulación y utilizar la I.A. a tiempo fijo (IATF). El protocolo «Ovsynch» es uno de ellos; en éste se utilizan hormonas liberadoras de Gonadotropina (GnRH), prostaglandinas y sus análogos. En vacunos se han desarrollado este tipo de protocolos con gran éxito en la sincronización y buenos porcentajes de gestación (11,18, 19, 21, 22). No obstante, en búfalas existen pocos reportes acerca del uso de este protocolo. Baruselli et al (1) realizó estudios en la región rural de Sao Pablo (Brasil) y logró optimizar su utilización

en búfalos. En estos trabajos, el autor modificó el protocolo «Ovsynch» que tradicionalmente se usaba en vacas lecheras con la aplicación GnRH el día menos siete (-7). De esta manera, el protocolo consta de la aplicación de GnRH el día cero, Pgf2α el día siete, nuevamente GnRH el día nueve e inseminación 16 horas después. Estudiando la dinámica folicular durante el tratamiento “Ovsynch”, algunos autores (19) verificaron que después de la primera aplicación de GnRH ocurre la ovulación y/o el inicio de una nueva onda de crecimiento folicular, que resulta en la presencia de un folículo dominante siete días después, momento en el cual la aplicación de Pgf2α provoca la luteólisis haciendo que los animales tratados ovulen entre 24 a 32 horas después de la segunda dosis de GnRH. Las inyecciones de GnRH, en cualquier fase del ciclo estral, dan como resultado un pico de LH que provoca la ovulación de los folículos >9.0 mm o la luteinización de los folículos no viables, y una nueva onda de crecimiento folicular aparece 2 ó 3 días después (22). Con la ovulación o luteinización del folículo dominante, los niveles de progesterona permanecen altos;

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

54


Evaluación del protocolo (ovsynch) de inseminación artificial a tiempo fijo y diagnóstico temprano de gestación en búfalas de agua (Bubalus bubalis) durante la estación reproductiva por consiguiente la Pgf2α suministrada en el día 7 induce la luteolisis y promueve la ovulación del folículo de la nueva ola de crecimiento folicular (4). La segunda inyección de GnRH es recomendada 48 horas después de la inyección de PGF2α para una buena sincronización de la ovulación y para permitir la inseminación a tiempo fijo (9). Algunos trabajos (2), demuestran que búfalas tratadas con este protocolo durante la estación reproductiva presentan un porcentaje de gestación promedio de 50%; con una marcada influencia de la condición corporal sobre estos porcentajes de preñez (14). El presente trabajo tiene como finalidad evaluar la eficiencia de la utilización del protocolo Ovsynch de sincronización de la ovulación en búfalas de agua en el norte colombiano bajo un esquema de I.A. a tiempo fijo y determinar si los niveles de progesterona del día 19 después de la inseminación pueden ser usados como una prueba de diagnóstico temprano de gestación.

METODOLOGÍA Animales y Localización. Se utilizaron veinte (n=20) búfalas multíparas, de buena condición corporal y sin problemas reproductivos durante la estación reproductiva 2005-2006 (noviembre - enero). Todos los animales se encontraban bajo el mismo sistema de manejo y alimentación con libre acceso a sal mineralizada y agua, en el municipio de Planeta Rica, Córdoba, norte de Colombia; coordenadas: latitud norte: 08º 24’ 53” y longitud oeste: 75º 13’ 18”, temperatura promedio de 27º C y 100 metros sobre el nivel del mar. Protocolo Ovsynch Todos los animales fueron tratados con aplicaciones intramusculares en días aleatorios del ciclo estral. Las búfalas recibieron el día cero 2 ml de un producto comercial equivalente a 55

100 µg de Gonadorelina sintética liberadora de GnRH, el día 7 recibieron 5 ml de un producto comercial equivalente a 25 mg de Pgf2α (Dinoprost), dos días después se les inyectó 1 ml del mismo producto comercial equivalente a 50 µg de Gonadorelina sintética liberadora de Ngr., y 16 horas después fueron inseminadas, siguiendo el orden estricto utilizado en las aplicaciones. Diagnóstico precoz de gestación Diecinueve días después de la inseminación se tomaron muestras de sangre para determinar las concentraciones plasmáticas de progesterona, utilizando el método de quimioluminisencia en Immulite 2000. Segunda inseminación artificial Veintiún días después de la segunda aplicación de GnRH del protocolo ovsynch se aplicó 1 ml de un producto comercial equivalente a 50 µg de Gonadorelina sintética liberadora de GnRH a nueve búfalas diagnosticadas como no preñadas por sus bajas concentraciones de progesterona y se les inseminó 16 horas después. Ambas inseminaciones fueron realizadas en las horas de la mañana. Sesenta días después de esta segunda inseminación se introdujo un reproductor en el lote de búfalas. Diagnóstico de gestación por palpación rectal. Cuatro meses después de la segunda inseminación artificial se palparon rectalmente todas las búfalas. Análisis Estadístico Las diferencias de cada uno de los grupos de los estados reproductivos (preñadas y no preñadas) fueron analizadas con la prueba T Student (20).

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Evaluación del protocolo (ovsynch) de inseminación artificial a tiempo fijo y diagnóstico temprano de gestación en búfalas de agua (Bubalus bubalis) durante la estación reproductiva

RESULTADOS

El porcentaje de gestación determinado por los niveles de progesterona en el día 19 después de la inseminación fue de 30%, mientras que el obtenido por palpación rectal, que fue realizado cuatro meses después de la segunda inseminación, fue de 45%. En la Tabla 1 se encuentran las características generales de las 20 búfalas utilizadas en el ensayo. Las búfalas tuvieron un peso promedio de 497 +/- 56 Kg., 63+/-16 días posparto, eran búfalas multíparas con más de tres partos y condición corporal superior a 3.5 en la escala de 0-5. En las Tablas 2 y 3 se muestra cómo el peso y los días posparto no tuvieron ningún tipo de influencia sobre la eficiencia de la utilización del protocolo Ovsynch. En la Tabla 4 se observan las concentraciones plasmáticas de progesterona en el día 19 después de la inseminación artificial. Según estos resultados y considerando que concentraciones superiores a 1 ng de progesterona por mililitro de suero son indicativos de preñez, se concluyó que el 30% de las búfalas estaban preñadas ya que presentaban una concentración de 4.12+/1.33 ng/mL, mientras que el otro 70% de las búfalas fue diagnosticado como no preñadas por presentar una concentración de 0.24+/0.10 ng/mL. En la Tabla 5 se muestra que no existió diferencia estadística significativa en las concentraciones plasmáticas de progesterona del día 19 entre las búfalas diagnosticadas como preñadas y vacías por palpación rectal. En la Tabla 6 se observan los resultados obtenidos por palpación rectal cuatro meses después de la utilización del protocolo de sincronización de la ovulación e inseminación artificial a tiempo fijo. Según estos resultados se encontró un 45% de efectividad en la utilización del protocolo Ovsynch, 40% para la monta natural y 15% de animales vacíos en ese momento. Dos de las seis búfalas (33%) que habían

sido diagnosticadas como preñadas por sus altos niveles de progesterona estaban vacías al momento de la palpación rectal y cinco de las catorce búfalas (36%) que habían sido consideradas como no preñadas por sus bajos niveles de progesterona se encontraron preñadas.

DISCUSION

Para comprender cómo influyen los tratamientos de sincronización de la ovulación sobre la funciones normales del sistema reproductivo se debe tener claro que la eficiencia de dichos tratamientos depende de la respuesta de los ovarios a la aplicación de las diferentes hormonas en cada una de las fases del ciclo estral. De Rensis et al (9) encontró que la presencia de un folículo grande al inicio del protocolo Ovsynch es un factor determinante en la obtención de altas tasas de gestación ya que bajo estas condiciones se observa una mejor repuesta a la aplicación de GnRh. Baruselli et al (18) encontró ovulación temprana, baja sincronización de la ovulación y bajos niveles de progesterona en el día 7 en aquellas búfalas que no ovularon tras la primera dosis de GnRH, lo cual indica que la ausencia de ovulación al principio del tratamiento entorpece la sincronización de la onda de crecimiento folicular provocando variaciones en el momento de la ovulación. Estos resultados indican la necesidad de determinar el estado ovárico de los animales al momento de iniciar el protocolo de sincronización. En el presente trabajo se logró un porcentaje de gestación del 45%, el cual corresponde a los reportes internacionales promedios como: Neglia G. et al., quien obtuvo 36% (16); Campanile G, et al., 46.7% (5); Paul V et al., 33.3% (17); De Rensis F. et al., 44% (9); Chohan KR et al., 47.8 y 53.1 % (7); Campanile G. et al., 34% (6); ��������������� Pietro Sampaio Baruselli et al., 48.5% (18); y De Araujo Berber RC et al 56.5% (8). Para incrementar estos porcentajes es necesario

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

56


Evaluación del protocolo (ovsynch) de inseminación artificial a tiempo fijo y diagnóstico temprano de gestación en búfalas de agua (Bubalus bubalis) durante la estación reproductiva buscar alternativas de suplementación hormonal, tal como lo propone De Rensis et al. (9), quien demostró que la suplementación con progesterona entre el día 0 al 7 del protocolo tiene un efecto positivo sobre los porcentajes de gestación (30% vs. 4.7% en búfalas acíclicas y 51.5% vs. 35.7%, en búfalas normales). Aunque en este artículo no se consideró la condición corporal como una variable de estudio, es claro que para incrementar los porcentajes de gestación se deben utilizar animales con condición corporal >3.5 (escala de 1 a 5) como lo sugiere Geary et al. (10), quien demostró que los porcentajes de gestación son mayores en aquellos animales con mejor condición corporal, ya que la condición corporal influye notablemente en la ciclicidad ovárica controlando el ciclo estral y la ovulación; lo anterior sin llegar a utilizar animales demasiado obesos que pudieran presentar algún tipo de trastorno ovárico. También se ha encontrado (16) una marcada diferencia en los porcentajes de gestación de búfalas primerizas y multíparas (35.5% vs. 51.0%, respectivamente), demostrando que el numero de partos es un factor decisivo en la eficiencia del protocolo, ya que las hembras primerizas aún se encuentran utilizando mucha energía en su crecimiento, mientras que las multíparas convierten esa misma energía en procesos reproductivos, garantizando ciclicidad ovárica y actividad reproductiva normal. El periodo pospar to es un factor que estadísticamente no influye sobre la efectividad de la utilización del protocolo (1), pero es importante tener en cuenta este aspecto ya que los procesos involucrados con la involución uterina y la actividad ovárica dependen directamente de factores fisiológicos al momento del parto y durante el periodo posparto. En cuanto al diagnóstico temprano de gestación algunos autores (16) han utilizado la medición de los niveles de progesterona en leche y han hallado concentraciones de 7.99 ng/ml el día 11 y 57

8.04 ng/ml el día 21 después de la inseminación artificial; pero, al igual que lo sucedido en el presente trabajo, algunas de las búfalas con altos niveles de progesterona resultaron estar no preñadas tras el diagnóstico por palpación rectal. Ya que, para algunos autores como Batra S.K. et al (3), es evidente que concentraciones de progesterona en sangre superiores a 1 ng/mL son indicativos de preñez, se puede atribuir a factores como la muerte embrionaria la inconsistencia obtenida entre el diagnóstico de gestación por niveles de progesterona y los determinados por palpación rectal. Campanile G. et al (6) han encontrado muerte embrionaria entre el día 26 y el día 40, asociada a la presencia de agentes infecciosos en el 8% de los animales y ha atribuido un 50% de muerte embrionaria a la reducida capacidad de secreción de progesterona después de los protocolos de I.A. Este último factor, unido al hecho que las hembras bufalinas presentan una alta variabilidad en la longitud de sus ciclos estrales (12) promueve la búsqueda de un método que sea más confiable para determinar el estado luteal de las hembras que serán sometidas a programas de sincronización. Dado que los resultados del diagnóstico de gestación por progesterona en sangre no son concluyentes y existe cierto grado de dificultad para obtener las muestras, se debe proponer el estudio de métodos alternativos, tal como el propuesto por Hattab S.A. et al. (12) quien encontró que las concentraciones de progesterona en sangre se correlacionan con las concentraciones de sus metabolitos en heces fecales. Estos esfuerzos contribuirían a un buen diagnóstico de gestación temprana para una mejor utilización del protocolo ovsynch en el que la búfalas que no queden preñadas puedan ser inseminadas en el siguiente ciclo estral tal como fue propuesto en el presente trabajo.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Evaluación del protocolo (ovsynch) de inseminación artificial a tiempo fijo y diagnóstico temprano de gestación en búfalas de agua (Bubalus bubalis) durante la estación reproductiva

CONCLUSIONES

- La utilización del protocolo ovsynch mostró ser una herramienta eficaz para la obtención de índices aceptables de gestación en búfalas de agua. - El diagnóstico temprano de gestación mediante la determinación de los niveles de progesterona en sangre demostró ser una herramienta medianamente confiable para este propósito. - La resincronización de la ovulación con una aplicación de GnRH en el día 20 después de la inseminación artificial mostró ser una práctica totalmente ineficiente para incrementar los índices de gestación con la segunda inseminación en el protocolo ovsynch. - Otras investigaciones son necesarias para determinar cuáles son los factores fisiológicos que más influyen en la efectividad del protocolo ovsynch en búfalas.

Referencias bibliográficas (1) Baruselli, P.S. Reproducción en búfalos. http://www.fmvz.usp.br/menú/ bufaloesnhol.htmlINTRODUÇÃO. 2003; P.34- 114. (2) Baruselli, P.S. Reproducción en bubalinos. In: Oliveira, G.J.C.; Almeida, A.M.L.; Soza-filho, U.A. (eds.) O búfalo no Brasil. Cruz das almas: UFBA, Escola de Agronomia, 1995. p.p. 117-153. (3) Batra, S.K.; Arora, R.C.; Bachlaus, N.K. and Pandey, R.S. ������������������������������� Blood and milk progesterone in pregnant and no pregnant buffalo. J Dairy Sci. ����� Sep; 62(9):1390-3. 1979. (4) BODENSTEINER, K.J.; KOT, K.; WILTBANK, M.C. and GINTHER. O.J. Synchronization of emergence of follicular wave in cattle. Theriogenology, v. 45, n, p. 1.115-1.128. 1996. (5) Campanile, G.; Neglia, G.; Di Palo, R.; Gasparrini, B.; Pacelli, C.; D’Occhio, M.J.; & Zicarelli, L. Relationship of body condition

score and blood urea and ammonia to pregnancy in italian mediterranean buffaloes. Dipartimento di Scienze Zootecniche e Ispezione degli Alimenti, B. Ferrara section, Federico II University, V. F. Delpino, 1, 80137 Napoles, Italy. guicampa@unina.it Reprod Nutr Dev. 2006. Jan-feb;46(1):57-62. (6) Campanile, G.; Neglia, G.; Gasparrini, B.; Galiero, G.; Prandi, A.; Di Palo, R.; D’Occhio, M.J. & Zicarelli, L. Embryonic mortality in buffaloes synchronized and mated by AI during the seasonal decline in reproductive function. DISCIZIA, Federico II University, 80137 Napoles, Italy. giucampa@unina.it Theriogenology. May; 63(8):2334-40. 2005. (7) Chohan, K.R. Estrus synchronization with lower dose of PGF2 alpha and subsequent fertility in subestrous buffalo. Department of Animal Reproduction, College of Veterinary Sciences, Lahore, Pakistan. Theriogenology. 1998. Nov;50(7):1101-8. (8) de Araujo Berber, R.C.; Madureira, E.H.; and Baruselli, P.S. Comparison ������������������ of two Ovsynch protocols (GnRH versus LH) for fixed timed insemination in buffalo (Bubalus bubalis). Department of Animal Reproduction, Medicine College of Veterinary, Sao Paulo University, Brazil. berber@ffalm.br Theriogenology. Mar 15; 57(5):1421-30. 2002. (9) De Rensis, F.; Ronci, G.; Guarneri, P.; Nguyen, B.X.; Presicce, G.A.; Huszenicza, G. and Scaramuzzi, R.J. ���������������������� Conception rate after fixed time insemination following ovsynch protocol with and without progesterone supplementation in cyclic and non-cyclic mediterranean italian buffaloes (Bubalus bubalis). Theriogenology. Apr 15; 63 (7):1824-31. 2005. (10) GEARY, T.W.; WHITTIER, J.C.; DOWNING, E.R.; LEFEVER, D.G.; SILCOX, R.W.; HOLLAND, M.D.; NETT, T.M. and NISWENDER, G.D. Pregnancy rates of postpartum beef cows that were synchronized using Syncro-Mate-B® or the ovsynch protocol. Journal Animal Science. v. 76, n., p. 15231527, 1998. (11) Gupta, M. and Prakash, B.S. Milk

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

58


Evaluación del protocolo (ovsynch) de inseminación artificial a tiempo fijo y diagnóstico temprano de gestación en búfalas de agua (Bubalus bubalis) durante la estación reproductiva progesterone determination in buffaloes postinsemination. Division of Cattle Physiology, National Dairy Research Institute, Karnal, India. Br Vet J. Nov-Dec; 146����������������� (6):563-70. 1990. (12) Hattab, S.A��������������������������� .;������������������������� Kadoom, A.K������������� .;����������� Palme, R��. and Bamberg, E. Effect of CRESTAR on estrus synchronization and the relationship between fecal and plasma concentrations of progestagens in buffalo cows. Theriogenology Department, Faculty of Veterinary Medicine, Alexandria University Edfina, Behira, Egypt. Theriogenology. Oct 15; 54(7):100717. 2000. (13) Kamboj, M��. and Prakash, B.S. Relationship of progesterone in plasma and whole milk of buffaloes during cyclicity and early pregnancy. Division of Cattle Physiology, National Dairy Research Institute, Karnal, India. Trop Anim Health Prod. Aug; 25(3):185-92. 1993. (14) Kizur, Adriana; Pellerano, Gabriela S.; Maldonado Vargas, Pablo; Rodríguez, Sebastián y Crudeli, Gustavo A. Eficiencia en el uso del protocolo de sincronización “Ovsynch”con resincronización en Búfalos en el NEA Argentino. Universidad Nacional del Nordeste. Argentina, Comunicaciones Científicas y Tecnológicas. 2003. (15) Mehmet Uçar, Mustafá; Kuçukkebapçi, Mustafá Gundogan and Erdal, Saban. Using Milk Progesterone Assy��������������������������������� at������������������������������ the Time��������������������� of������������������ Oestrus and Postmating for Diagnosing Early Pregnacy in Anatolian Water Buffaloes. Revista Turkey Journal Vet. Animal Sciense No. 28. p.p. �������������������������������������� 513 a 518 15; 55(2):563-71.������ 2004. (16) Neglia, G.; Gasparrini, B.; Di Palo, R.; De Rosa, C.; Zicarelli, L. and Campanile, G. Comparison ���������������������������������������������� of pregnancy rates with two estrus synchronization protocols in Italian Mediterranean Buffalo cows. Dipartimento di Scienze Zootecnichee Ispezione degli Alimenti (DISCIZIA), Faculty of Veterinary Medicine-Federico II University, Naples

59

80137, Italy Theriogenology. 2003. Jun;60(1):12533. (17) Paul, V. and Prakash, B.S. Efficacy of the Ovsynch protocol for synchronization of ovulation and fixed-time artificial insemination in Murrah buffaloes (Bubalus bubalis).Division of Dairy Cattle Physiology, National Dairy Research Institute, Karnal 132001 Haryana, India. vijaypaul_74@rediffmail. com Theriogenology. 2005. Sep 15;64(5):1049-60. Epub 2005 Mar 2. (18) Pietro Sampaio, Baruselli; Ed Hoffman, Madureira; Valquíria, Hippollito Banarbe; Renato Campanarut, Barnabe; Rodolfo Cassimiro and de Araújo Berber. Evaluation of synchronization of ovulation for fixed timed insemination in buffalo (Bubalus bubalis). Brazilian Journal of Veterinary Research and Animal Science����������������������������� . Vol.40 no. 6 São Paulo 2003 (19) PURSLEY, J.R.; MEE, M.O. and WILTBANK, M.C. Synchronization of ovulation in dairy cows using PGF2 and GnRh. Theriogenology, v. 44, p. 915-923, 1995. (20) SPSS 10.0 User Guide. New York: McGrawHill. 2001 (10) Thatcher, W.W.; Drost, M.; Savio, J.D. et al. New clinical uses of GnRH and its analogues in cattle. Anim. reprod. sci., v. 33, p.p. 27-49, 1993. (21) Thatcher, W.W.; Drost, M. and Savio, J.D. et al. new clinical uses of GnRH and its analogues in cattle. Anim. reprod. sci., v. 33, p. 27-49, 1993. (22) TWAGIRAMUNGU, H.; GUILBAULT, L.A. and DEUFOUR, J.J. Synchronization of ovarian follicular waves with a gonodotropin-releasing hormone agonist to increase the precision of estrus in cattle: a review. Journal Animal Science v. 73. Page. 3141-3151, 1995.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Evaluación del protocolo (ovsynch) de inseminación artificial a tiempo fijo y diagnóstico temprano de gestación en búfalas de agua (Bubalus bubalis) durante la estación reproductiva

ANEXOS Tabla 1. Características generales de los animales Número de animales Peso promedio Días posparto Número de partos Condición Corporal

20 497 +/- 56 Kilogramos 63 +/- 16 días >3 > 3.5

Tabla 2. Efecto del peso sobre los porcentajes de preñez. (n=)

Peso (Kgr)

Diagnóstico por P.R.*

%

9

502.78+/-48.10

Preñadas.

45

11

492.27+/-64.10

Vacías

55

No existe diferencia estadística significativa (P=0.689) * Palpación Rectal (P.R.) Tabla 3. Efecto de los días posparto sobre los porcentajes de preñez. (n=)

Días posparto

Diagnóstico por P.R.*

%

9

65.44+/- 16.79

Preñadas

45

11

60.27+/-16.63

Vacías

55

No existe diferencia estadística significativa (P=0.491) * Palpación Rectal (P.R.)

Tabla 4. Diagnóstico temprano de preñez. Concentraciones Séricas de Progesterona antes del día 21 después de la Inseminación Artificial. (n=) Progesterona (ng/mL) Estado % 6 4.12 +/- 1.33a Preñada 30 14 0.24 +/- 0.10b No Preñada 70 Existe diferencia estadística significativa (P<0.05)

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

60


Evaluación del protocolo (ovsynch) de inseminación artificial a tiempo fijo y diagnóstico temprano de gestación en búfalas de agua (Bubalus bubalis) durante la estación reproductiva Tabla 5. Comparación de las concentraciones plasmáticas de progesterona de las búfalas diagnosticadas por palpación. (n=)

Progesterona (ng/mL)

Diagnóstico por P.R.*

%

9

1.83+/-2.15

Preñadas

45

11

1.05+/-1.79

Vacías

55

No existe diferencia estadística significativa (P=0.383) * Palpación Rectal (P.R.)

Tabla 6. Diagnóstico de gestación por palpación rectal. (n=)

Estado

%

9

Preñadas Ovsynch I. A.

45

8

Preñadas Monta Natural

40

3

Vacía

15

61

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Ciencia y Tecnología

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 

62


Micropropagación de especies de interés hortícola y forestal en biorreactores de inmersión temporal Por: Dagoberto Castro R. Jaiber Díaz G. Nelson Montoya P. Domingo Ríos G.*

Resumen La Unidad de Biotecnología Vegetal de la Universidad Católica de Oriente ha desarrollado investigaciones sobre el empleo de los biorreactores de inmersión temporal (BIT) con el propósito de lograr una mayor eficiencia en la calidad y proliferación de materiales de siembra en especies de interés hortícola y forestal. El empleo de los sistemas de inmersión temporal facilita la automatización de las etapas de proliferación y elongación, lo cual permite la producción masiva de brotes con alta calidad fisiológica. Se logró la multiplicación de clones seleccionados de Eucalyptus grandis, mediante la adición de CO2 (1200 µmolmol1 ) con una condición de alto flujo de fotones (120 µmolm-2s-1). La tasa de proliferación correspondió al 11.6 y las plantas presentaron un porcentaje de prendimiento durante la fase de aclimatización mayor al 95%. Otras especies que se han logrado multiplicar en los BIT son papa (cultivares ICA Puracé y Diacol Capiro) mediante la inducción de microtubérculos in Vitro, y bananos del grupo Cavendish (Williams, Giant Naine y Giant Cavendish). Palabras claves: biorreactores de inmersión temporal, Eucalyptus grandis, Solanum tuberosum, Musa AAA, micropropagación.

* Investigadores de la Unidad de Biotecnología Vegetal de la Universidad Católica de Oriente. Rionegro, Antioquia (Colombia). E-mail: dcastro@uco.edu.co

63

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 


Micropropagación de especies de interés hortícola y forestal en biorreactores de inmersión temporal Abstract The Unit of Plant Biotechnology of the Catholic University of East has developed investigations on the employment of the biorreactores of temporary immersion (BTI) with the purpose of achieving a bigger efficiency in the quality and proliferation of plant materials in horticultural and forest species. The employment of the systems of temporary immersion facilitates the automation of the proliferation and elongation stages, that which allows the massive production of buds with high physiologic quality. The multiplication of selected clones of Eucalyptus grandis was achieved, by means of the addition of CO2 (1200 µmolmol-1) with a condition of high flow of photons (120 µmolm-2s-1). The proliferation rate corresponded at the 11.6 and the plants presented a prendimiento percentage during the phase of more acclimatization to 95%. Other species that have been possible to multiply in the BIT are potato (ICA Puracé and Diacol Capiro) by means of in vitro microtubers induction, and banana trees of the group Cavendish (Williams, Giant Naine and Giant Cavendish). Key words: temporary immersion bioreactors, Eucalyptus grandis, Solanum tuberosum, Musa AAA, micro-propagation.

INTRODUCCIÓN

La mayor desventaja de las técnicas convencionales de micropropagación es la dificultad de controlar las propiedades químicas y físicas en el ambiente de los recipientes de cultivos. Por lo tanto, es importante desarrollar nuevas estrategias de propagación para mejorar las limitaciones de las técnicas convencionales de micropropagación. En los últimos diez años se han desarrollado numerosas investigaciones sobre la automatización en los procesos de organogénesis con sistemas tales como cultivos aeropónicos, air lift, biorreactores de burbujeo, entre otros (Giles y Weathers, 1992; Takahashi et al. 1992; Ziv y Shemesh 1996; Paek et al., 2001). Teisson et al. (1996) desarrollaron un sistema de inmersión temporal, denominado comercialmente RITA (récipient à immersion temporaire automatisé) y que se ha utilizado con resultados importantes en varios cultivos para la micropropagación mediante organogénesis y embriogénesis. A partir del desarrollo del primer sistema semi-automatizado de inmersión temporal se han realizado investigaciones sobre la aplicación de esta técnica en la proliferación de caña de azúcar Saccharum sp (Lorenzo et al., 1998), para la producción de microtubérculos

de papa Solanum tuberosum (Pérez et al., 1999) y micropropagación de piña Ananas comosus (Escalona et al., 1999).

MATERIALES Y MÉTODOS

La investigación se realizó en los laboratorios de la Unidad de Biotecnología Vegetal de la Universidad Católica de Oriente (Rionegro, Antioquia - Colombia). Se utilizaron vitroplantas de E. grandis como fuente de material vegetal, procedentes del método de propagación convencional. También se emplearon brotes de bananos (Williams y Giant Cavendish) para la inducción de organogénesis y brotes de papa (Diacol capiro e Ica Puracé) para la inducción de microtubérculos.

Descripción del sistema de inmersión temporal

El sistema consistió de un programador automático, un compresor, una caja de cultivo, tubos de silicona, filtros millipore de 0.22µm y un frasco de un litro de capacidad como recipiente del medio de cultivo. La caja de cultivo, con una capacidad total de cuatro litros, es una cámara transportadora de bioseguridad (Figura 1).

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

64


Micropropagación de especies de interés hortícola y forestal en biorreactores de inmersión temporal

Ingreso de aire a las cajas de cultivo

12 hr de espera para el siguiente ciclo de inmersión

Inmersión de los brotes por 3 min.

Retorno del medio de cultivo al frasco

Figura 1. Funcionamiento del BIT para la micropropagación de E. grandis.

Un tubo de silicona se conectó a la cámara de cultivo con el frasco recipiente del medio de cultivo, el cual se aseguró con una tapa rosca de polipropileno equipada con dos puertos de salida: uno para conectarlo a la cámara de cultivo y el otro con un filtro millipore (0.22µm). Para realizar los intercambios gaseosos con CO2, se instaló un cilindro de gas, el cual se conectó a un flujómetro que reguló la cantidad de aire enriquecido que ingresó a las cajas.

Eucalyptus grandis: condiciones generales del experimento.

Se utilizaron nueve explantes, cada uno compuesto por cinco brotes. Para la fase de proliferación el medio de cultivo consistió en las sales minerales y vitaminas de MS (Murashige y Skoog, 1962). La frecuencia de la inmersión fue de 12 horas con una duración de tres minutos. Después de tres semanas se efectuó el cambio de medio para inducir la elongación. El medio de cultivo tuvo la misma composición anterior, excepto que la BA se reemplazó por AIB (1 mg/L) y la sacarosa se adicionó de acuerdo con los tratamientos empleados (0, 1.5 y 3.0% P/V). Como fuente de luz se utilizaron lámparas

65

fluorescentes y se evaluaron dos flujos de fotones fotosintéticamente activos (FFF): 80 µmol m-2 s-1 y 120 µmol m-2 s-1; la temperatura se mantuvo en promedio de 28º C. El fotoperíodo fue de 12 horas luz. Cada seis horas se inyectó un flujo de aire (350±50 µmolmol-1 de CO2) o una mezcla de aire enriquecido con CO2 (1200 µmolmol-1), el flujo del CO2 a las cajas de cultivo fue de 15 mL/minuto durante 30 segundos. Se utilizó un experimento trifactorial en diseño completamente aleatorio. Para evaluar el efecto de las condiciones ambientales establecidas en cada uno de los tratamientos, 21 días después del cultivo en la fase de elongación en los sistemas de inmersión temporal, se determinaron las variables correspondientes a coeficiente de multiplicación, altura media de los brotes, el porcentaje de brotes competentes (brotes mayores de 2 cm). Posteriormente se seleccionaron cuarenta brotes por tratamiento que se transplantaron a semilleros, en los cuales se utilizó como sustrato arena previamente esterilizada con vapor a 1.2 kg.cm2 y 121ºC durante una hora. A los treinta días después de sembradas las plántulas se les evaluó el porcentaje de supervivencia.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Micropropagación de especies de interés hortícola y forestal en biorreactores de inmersión temporal

Bananos – Influencia del número de explantes y volumen de medio sobre la tasa de multiplicación y calidad de los brotes. Se empleó un experimento bifactorial en diseño completamente al azar con tres repeticiones, donde se evaluaron los factores correspondientes a número de brotes: 5, 10 y 15 grupos de explantes cada uno compuesto por 3 brotes axilares; y el volumen del medio de cultivo: 250, 500 y 750 mL. La frecuencia de inmersión fue cada 6 horas con una duración de tres minutos cada una. El medio de cultivo utilizado para la fase de proliferación consistió en las sales minerales de MS (Murashige y Skoog, 1962). Los constituyentes orgánicos incluyeron las vitaminas MS, sacarosa (30 gL-1) y benciladenina (BA, 5.0 mgL-1). Para la fase de elongación y enraizamiento se empleó el mismo medio de cultivo, excepto que la BA se sustituyó por el ácido indol butírico (AIB). En todos los casos el medio de cultivo se esterilizó por autoclave (25 min., 121ºC), el pH se ajustó previamente a 5,8 ± 1 con NaOH. Los cultivos se incubaron a 24 ± 1ºC con un fotoperiodo de 12 horas luz: 12 horas oscuridad. Como fuente de luz se emplearon bombillos de luz fluorescente (75 µmolm -2s -1). Se evaluaron las variables correspondientes a: coeficiente de multiplicación y tamaño de las plantas. De igual manera se evaluó el porcentaje de supervivencia durante la fase de aclimatización.

Papa – inducción de microtuberculos.

El proceso de inducción de tuberización se desarrolló en dos etapas: la primera correspondió a la proliferación de brotes y la segunda etapa en la inducción y desarrollo de los microtubérculos.

En la Tabla 2 se muestran algunos resultados preliminares logrados cuando se evaluaron tres concentraciones de la citoquinina 6bencilaminopurina (BAP), en el medio MS suplementado con sacarosa al 8.0%.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Micropropagación de eucaliptos. En la Figura 2 (A, B y C) se muestran los efectos de diferentes concentraciones de sacarosa, concentraciones de CO2 y condiciones de luz (FFF), sobre algunas variables de crecimiento en plantas de Eucalyptus grandis, durante la fase de elongación en los sistemas de inmersión temporal. Las variables del coeficiente de multiplicación, altura y porcentaje de brotes competentes mostraron interacciones entre los factores evaluados. Condiciones de alto FFF, el enriquecimiento de la atmósfera con CO2 y la adición de sacarosa (1.5 y 3.0%) en el medio de cultivo favorecieron los mayores coeficientes de multiplicación (Figura 2A) y altura promedio de los brotes (Figura 2B), mientras que cuando se omitió la sacarosa estas dos variables mostraron los valores más bajos. Respecto al porcentaje de brotes competentes (2C), se observa que el factor correspondiente a la sacarosa tuvo un efecto positivo sobre el tamaño de los brotes; particularmente, la concentración de sacarosa intermedia (1.5%) produjo los brotes de mayor tamaño en comparación al tratamiento con mayor concentración (ver figuras 4 y 5 en las fases de establecimiento y elongación de brotes). En la mayoría de los casos el FFF alto mostró las mejores respuestas. Los mayores porcentajes de supervivencia entre el 90 y 95% se presentaron cuando el FFF se incrementó a 120 µmolm-2s-1 y se utilizó sacarosa en el medio de cultivo (1.5% y 3%).

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

66


Micropropagación de especies de interés hortícola y forestal en biorreactores de inmersión temporal

Figura 2 (A, B, C). Efecto de diferentes concentraciones de sacarosa, concentraciones de CO2 y condiciones de luz sobre el coeficiente de multiplicación, altura media de los brotes y el porcentaje de brotes competentes. Las concentraciones de CO2 fueron: aire sin enriquecer (350±50 µmolmol-1) y aire enriquecido (1200 µmolmol-1). Las condiciones de luz (FFF) fueron: A: 120µmolm-2s-1 y B: 80µmolm-2s-1. Los datos representan la media±EE.

67

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Micropropagación de especies de interés hortícola y forestal en biorreactores de inmersión temporal

Figura 5. Fase de proliferación de E. grandis en BITs

Bananos - Efecto del volumen de medio de cultivo y número de explantes sobre la proliferación y calidad de los brotes.

De acuerdo con los resultados de la Figura 5, se encontró interacción entre los factores y las variables evaluadas. En todos los casos con el empleo de 500 mL de medio de cultivo se logró el mayor coeficiente de multiplicación. Cuando se empleó un volumen de 250 mL con 10 y 15 explantes se presentó una disminución del coeficiente de multiplicación, debido a un efecto

Figura 5. Brotes elongados de E. grandis en BITs

de competencia de los explantes por nutrientes. Kozai et al. (1997) informan resultados similares en el cultivo de papa (Solanum tuberosum), quienes señalaron que el volumen inicial del medio de cultivo y la concentración de sales en el medio afectaron los contenidos iniciales de iones, el desarrollo de los brotes, la fotosíntesis y la absorción de iones. Cuando el volumen de medio se incrementó a 750 mL hubo una leve tendencia a presentarse hiperhidricidad en los brotes, posiblemente ocasionado por una mayor absorción de iones de amonio (Ziv y Ariel, 1994).

Figura 5. Efecto del número de explantes y del volumen de medio de cultivo sobre el coeficiente de multiplicación en brotes de banano “Williams” y “Giant Cavendish” propagados en BITs. Los datos representan la media ± error estándar (EE) de tres repeticiones. Los tratamientos con letras diferentes presentan significación para p< 0.05 por el test de Duncan.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

68


Micropropagación de especies de interés hortícola y forestal en biorreactores de inmersión temporal En la Tabla 1 se muestran algunas comparaciones en la eficiencia de multiplicación y porcentajes de supervivencia entre los sistemas convencionales y los biorreactores de inmersión temporal, donde evidentemente se observa como después de tres meses en los BITs se logran obtener más de 400 brotes, mientras que en los sistemas convencionales se obtuvieron 47 brotes; de igual manera, la supervivencia de las plántulas

fue mayor en los BITs, debido a la mejor calidad de los brotes. Esto se debe a que el proceso de inmersión temporal para la proliferación de diferentes especies vegetales permite un mejor intercambio gaseoso, una mejor asimilación de los nutrientes; adicionalmente se presenta un mayor contacto entre los tejidos y el medio de cultivo y una mayor difusión de sustancias tóxicas, lo cual incide en mejorar los coeficientes de multiplicación y calidad de los brotes.

Tabla 1. Comparación del coeficiente de multiplicación y porcentaje de supervivencia de brotes de bananos “Williams” y “Giant Cavendish” en sistemas convencionales de micropropagación y BITs.

Sistema de propagación

Coeficiente de multiplicación

Total brotes (después de tres meses)

% supervivencia

Convencional

1.5

47.5

85.0

9.4

423

97.5

BITs

tres concentraciones de la citoquinina 6bencilaminopurina (BAP), en el medio MS suplementado con sacarosa al 8.0%.

Papa – Tuberización in vitro

En la Tabla 2 se muestran algunos resultados preliminares logrados cuando se evaluaron

Tabla 2. Evaluación de tres concentraciones de BAP sobre el peso y número de microtubérculos obtenidos en papa variedad “Diacol Capiro” en biorreactores de inmersión temporal.

BAP

RANGO DE PESO DE LOS MICROTUBERCULOS (g)

TOTAL

(mg/L)

1.2 – 0.55

0.55 – 0.3

0.3 – 0.12

0.12 – 0.02

MICROTUBERCULOS

1.0 .0

10 11

25 15

101 39

187 159

323 224

5.0

0

1

10

100

111

De acuerdo con los anteriores resultados, se obtuvo el mayor número de microtubérculos con la concentración más baja de BAP (1 mg/L). 69

Cuando se empleó la mayor concentración de BAP se presentó una disminución en el número total microtubérculos así como en su peso. Es

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Micropropagación de especies de interés hortícola y forestal en biorreactores de inmersión temporal importante destacar el potencial que tiene esta técnica, que permite obtener en promedio hasta 323 microtubérculos por litro de medio de

Figura 6. Inducción de tuberización de BITs

CONCLUSIONES La tecnología de los biorreactores de inmersión temporal se presenta como una novedosa alternativa que permite mejorar los coeficientes de multiplicación, desarrollo de las plántulas, la calidad fisiológica y un mayor porcentaje de supervivencia en eucaliptos, banano durante la fase de aclimatización y la inducción de microtuberculos in vitro con un mayor tamaño y posibilidades de sembrarlos directamente en campo como apoyo a los programas de producción de tubérculos – semilla certificados de papa.

AGRADECIMIENTOS Los autores agradecen al Sistema de Investigación y Desarrollo de la Universidad Católica de Oriente, por el apoyo financiero para la realización de las investigaciones.

Bibliografía recomendada ESCALONA, M., J.C. LORENZO, B. GÓNZALEZ, M. DAQUINTA, J.L. GONZALEZ, Y. DESJARDINS

cultivo, la cual, una vez se logre estandarizar, será una alternativa a los sistemas convencionales de micropropagación (figuras 6 y 7).

Figura 7. Microtubérculoss obtenidos en BITs

and C.G. BORROTO (1999). Pineapple �����������(Ananas comosus L. Merr) micropropagation in temporary immersion systems. Plant Cell Reports 18:743-748. GILLES, K. and P.J. WEATHERS (1992). Mist cultivation of cells - on a support permeable to liquid nutrient in a cultivation chamber. European Patent N 234868. KOZAI, T. Ch., KUBOTA and B.R. JEONG (1997). Environmental control for the large – scale production of plants through in vitro techniques. Plant Cell, Tissue and Organ Culture 51: 49 – 56. LORENZO, J.C., GONZALEZ, B.L., ESCALONA, M., TEISSON, C., ESPINOSA, P. and C. BORROTO (1998). Sugarcane shoot formation in an improved temporary immersion system. Plant Cell Tissue and Organ Cult. 54:197-200. MURASHIGE, T. and F. SKOOG (1962). A revised medium for rapid growth and bioassays whit tobacco tissue cultures. Physiol. Plant 15:473-497. PAEK, K.; HAHN, E. and SON, S. (2001). Application of bioreactors for large-scale micropropagation systems of plants. In Vitro Cell. Dev. Biol. 37(2):149 – 158.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

70


Micropropagación de especies de interés hortícola y forestal en biorreactores de inmersión temporal PEREZ, N., M. DE FERIA, E. JIMENEZ, A. CAPOTE, M. CHAVEZ y E. QUIALA (1999). Producción de microtubérculos de papa (Solanum tuberosum L. Var. Atlantic) en sistemas de inmersión temporal y estudio de su comportamiento en campo. En: Libro de reportes cortos. Quinto Coloquio Internacional de Biotecnología Vegetal. Instituto de Biotecnología de las Plantas. Universidad Central de las Villas. Santa Clara, Cuba. TAKAHASHI, S., K. MATSUBARA, H. YAMAGATA and T. MORIMOTO (1992). Micropropagation of virus free bulblets of Lilium longiflorum by tank culture1. Development of liquid cultured method and large-scale propagation. Acta Hort. 319:83-88.

71

TEISSON, C., ALVARD, D., B. BERTHOULY, F. COTE, J.V. ESCALANT, H. ETIENNE and M. LARTAUD (1996). Simple apparatus to perform plant tissue culture by temporary immersion. Acta Hort. 440: 521-526. ZIV, M. and T. ARIEL. (1994) Vitrification in relation to stomatal deformation and malfunction in carnation leaves in vitro. In: Lumsden, P.J.R. Nicholas, W. J. Davies (eds). Physiology, growth and development of plants in culture, 143 – 154. Kluwer Academic Publishers. Netherlands. ZIV, M. and D. SHEMESH (1996). Propagation and tuberization of potato bud clusters from biorreactor culture. In vitro Cell. Dev. Biol. Plant. 32:31-36.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Ciencia y Tecnología

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 

72


Diagnóstico, inventario y caracterización de los aceites usados y residuos sólidos asociados, provenientes de automotores en los municipios de la zona norte del Área Metropolitana del Valle de Aburrá1 Por: Ana Judith Gil Quintero* Emerson de Jesús Cardona Ramírez**

Resumen De febrero a diciembre de 2006 se llevó a cabo el proyecto de investigación “Diagnóstico, inventario y caracterización de los aceites usados y residuos sólidos asociados, provenientes de automotores en los municipios de la zona norte del Área Metropolitana del Valle de Aburrá”. El estudio se llevó a cabo en seis etapas comprendidas desde la planeación del proyecto hasta la sensibilización de los actores y la socialización de los resultados. Dentro de los resultados logrados en el marco del proyecto se destacan: la identificación de los actores, el conocimiento de las condiciones actuales, el análisis de la composición fisicoquímica de los aceites, el conocimiento en el manejo de residuos sólidos asociados, la georreferenciación de la información, el análisis de la normatividad colombiana de los aceites usados y cumplimiento, la capacitación y la divulgación. Se encontró que en la zona norte, 132 establecimientos generan aproximadamente 10.7 toneladas mensuales (de las cuales cerca del 50% corresponde a sólidos asociados como estopa, aserrín, arena, etc.), siendo las estaciones de servicio las mayores generadoras, seguidas por los parqueaderos y multiservicio, los talleres de mecánica, los centros de servicio y lubricentros, las empresas con parque automotor y transporte, los talleres de motos y los cambiaderos en general. Palabras claves: aceites usados, residuos peligrosos, zona norte del Valle de Aburrá, Medellín.

Para efectos de esta investigación, la zona norte corresponde a los municipios de Bello, Copacabana, Barbosa y Girardota, pertenecientes al ente jurídico Área Metropolitana del Valle de Aburrá (AMVA). * Ingeniera Industrial; docente de la Universidad Católica de Oriente. Rionegro, Antioquia (Colombia). E-mail: zagil@une.net.co ** Co-investigador; Ingeniero Ambiental de la Universidad Católica de Oriente. Rionegro, Antioquia (Colombia). E-mail: aceiteuco@ yahoo.es 1

73

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 


Diagnóstico, inventario y caracterización de los aceites usados y residuos sólidos asociados, provenientes de automores en los municipios de la zona norte del Área Metropolitana delValle de Aburrá Abstract From february to december 2006 was Developer an investigation project “Diagnosis, inventory and characterization of the used oils and solid resides, associated, coming from cars from the north towns of the metropolitan area Aburra Valley”. The survey was done into 6 stages from the planning till the awareness of the actors and the socialization of the results. Among the results we got we stress on, Identity of the actors, acknowledge of the actual conditions, analysis of the physiochemical compositions of the oils, to know how to handle the solid resides associated, the management of the information, analysis of the rules from Colombian law on the used oils and the fulfillment and training and the divulgation. We found that in the north area, 132 places generate more or less 10.7 monthly tons from those 50% correspond to acid solids associated with different left over, being the gas stations the hugest generators follow up by the parking lots and multiservices, mechanical shops, and motorbike shops, services centers and care ones, companies with parking and transportation, and changing parts in general. Key words: used oils, hazardous components, dangerous components, north zone, Medellin

Introducción

El manejo integral de los aceites lubricantes usados es un reto de gran magnitud para un estado responsable por la salud de su población y por la protección de su riqueza ambiental. Estos aceites son considerados un desecho peligroso de acuerdo con los postulados del Convenio de Basilea, aprobado por la Ley 253 de 1996. La condición de peligrosidad de los aceites lubricantes usados no se debe al aceite lubricante nuevo, sino a los metales pesados que se liberan durante su uso en los motores, a algunos compuestos que se generan en las cámaras de combustión como desechos de la misma por desgaste de los motores y hasta a contaminantes que pueden entrar en contacto con el lubricante dentro del motor. La anterior situación se agrava si a ello se suman prácticas deficientes de manejo del lubricante usado una vez fuera de la cámara del motor, que ponen en contacto al aceite con otros productos de desecho tales como disolventes, líquido de frenos, residuos sólidos como trapos, papeles y demás, lo que finalmente resulta en una mezcla heterogénea de compuestos, la mayoría de ellos altamente peligrosos. Y si además los lubricantes

usados se vierten en forma irresponsable a través de los sistemas urbanos de drenaje, se logra una dispersión totalmente incontrolable de contaminantes altamente tóxicos, con graves impactos sobre el ambiente y la salud pública. Los contaminantes presentes en los lubricantes usados son, en su mayoría, compuestos de alto impacto nocivo en la salud humana. En el ambiente se caracterizan por mantenerse en forma estable en plantas y suelo, hasta alojarse finalmente en el cuerpo humano donde desarrollan su influencia letal. Por estas razones, los desarrollos tecnológicos siempre buscan concentrar estos contaminantes en las formas más estables posibles y disponer de ellos en forma tal que queden completamente aislados de aquellas circunstancias que puedan liberarlos nuevamente en un ambiente desde el cual puedan reiniciar su ciclo de vida. Estas son tecnologías que demandan mucho esfuerzo en recursos económicos y trabajo, por lo que siempre se busca minimizar la generación de los residuos finales provenientes de aceites lubricantes usados y se considera que cualquier acción tendiente a ello debe acometerse sin demoras y con la mayor eficiencia.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

74


Diagnóstico, inventario y caracterización de los aceites usados y residuos sólidos asociados, provenientes de automores en los municipios de la zona norte del Área Metropolitana delValle de Aburrá Por otra parte, también es importante el hecho de que los aceites lubricantes usados, por estar compuestos mayoritariamente por bases de petróleo, poseen muy atractivas posibilidades de aprovechamiento, sea como energéticos en procesos de combustión, como insumo para la regeneración de las bases lubricantes, o como insumo para otras industrias en sectores tan variados como caucho, fundición, cerámicas y otras. Con base en análisis plenamente sustentables, puede señalarse que la generación de lubricantes usados en Colombia actualmente es del orden de 12 millones de galones por año. ¿Cómo aprovechar en forma eficiente y ambientalmente responsable ese recurso contenido en los lubricantes usados? Extensas investigaciones desarrolladas en Colombia sobre prácticas de manejo y sobre normatividad, en países como Estados Unidos, Canadá, los países de la Unión Europea, Sudáfrica y algunos países de Centro y Suramérica como México y Argentina, mostraron que ambientalmente es aceptable la utilización de aceites lubricantes usados siempre y cuando algunos contaminantes no sobrepasen ciertos niveles de concentración, por encima de los cuales se pueden generar situaciones de riesgo. La solución a este complejo problema empieza con un adecuado manejo del aceite lubricante usado, desde el momento mismo de su generación en el interior de un motor. Por ello, es fundamental seguir las estrategias, recomendaciones, procedimientos y líneas de acción aplicables a cada uno de los actores de la cadena del aceite lubricante usado, tendientes a lograr el máximo aprovechamiento de este recurso, con el mínimo impacto ambiental por su carácter de residuo peligroso. La planeación de soluciones al problema en el Área Metropolitana del Valle de Aburrá debe basarse en hechos reales que incrementen la probabilidad de éxito de las soluciones propuestas. 75

El proyecto “Diagnóstico, inventario y caracterización de los aceites usados y residuos sólidos asociados, provenientes de automotores en los municipios de la zona norte del Área Metropolitana del Valle de Aburrá”, cofinanciado por el Área Metropolitana del Valle de Aburrá y la Universidad Católica de Oriente, a través de la Dirección de Investigación y Desarrollo, proyecta impulsar la investigación en el campo de la problemática de los residuos peligrosos, realizando actividades como inventario de los actores susceptibles a generar afectaciones al medio ambiente por el mal manejo de los aceites usados; diagnóstico sobre volúmenes de generación, manejo, almacenamiento y disposición final de los aceites usados de automotor; caracterización físico – química de los aceites usados y residuos sólidos peligrosos asociados; y sensibilización a los actores para que se comprometan en el desarrollo integral de la región metropolitana.

Justificación

Ante los grandes volúmenes de aceites usados generados en la ciudad, es recomendable identificarlos por actividad y reconocer los focos de contaminación del parque automotor. El Área Metropolitana del Valle de Aburrá, como autoridad ambiental, es la encargada de crear las directrices y lineamientos para ampliar la capacidad de gestión, mediante el cubrimiento en el control y vigilancia ambiental y la implementación de normatividad específica para este fin. Por esto, se hace necesario estudiar y monitorear los actores que intervienen desde la comercialización y distribución del lubricante nuevo hasta la disposición final del residuo peligroso en la zona norte del Área Metropolitana, ya que en estos municipios solo se ha visualizado el tema de la gestión de residuos sólidos y residuos infecciosos de origen hospitalario. Por ello, es de gran importancia ampliar la gestión de los residuos tóxicos y

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Diagnóstico, inventario y caracterización de los aceites usados y residuos sólidos asociados, provenientes de automores en los municipios de la zona norte del Área Metropolitana delValle de Aburrá peligrosos, en el caso específico de los aceites usados y residuos sólidos asociados. En la zona norte del Valle de Aburrá, donde se encuentran 16 afluentes principales del río Medellín, los aceites usados impactan gravemente el recurso agua por vertimientos; así mismo, el recurso aire con la combustión ilegal, específicamente en la zona industrial del municipio de Bello; como también el recurso suelo por vertimientos y deposición de residuos sólidos peligrosos a cielo abierto.

actores que intervienen con los aceites usados. Etapa 2. Realización del trabajo de campo para obtener la información primaria. Etapa 3. Procesamiento, clasificación y análisis de resultados. Etapa 4. Georreferenciación en mapas cartográficos. Etapa 5. Sensibilización de los actores con un modelo de capacitación para el manejo de los aceites usados y socialización de resultados.

Metodología implementada en el proceso

A continuación se presenta un resumen de la ejecución del proyecto hasta la fecha, dando cuenta de los logros y alcances, lo cual permitirá diseñar nuevas estrategias y nuevas alternativas para la gestión de los residuos generados por el sector transporte.

El trabajo de investigación se desarrolló mediante las siguientes etapas: Etapa 1. Planeación y diseño de instrumentos para la recolección de información entre los

Resultados

Tabla 1. Reporte total de aceite usado generado en la zona norte del Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

TIPO DE ESTABLECIMIENTO Cambiaderos Centros de servicio y lubricentros Estaciones de servicio Parqueaderos y multiservicio Talleres de mecánica Talleres de motos Empresas con parque automotor y de transporte TOTAL

TOTAL ACEITE USADO GENERADO G/MES 245 832 1.020 965 893 289 795 5.039

La anterior tabla indica que en la zona norte se generan, aproximadamente, 5.039 g/mes de aceite usado.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

76


Diagnóstico, inventario y caracterización de los aceites usados y residuos sólidos asociados, provenientes de automores en los municipios de la zona norte del Área Metropolitana delValle de Aburrá EMPRESAS CON PARQUE AUTOMOTOR Y DE TRANSPORTE; 795; 16%

CAMBIADEROS; 245; 5% CENTROS DE SERVICIO Y LUBRICENTRO; 832; 17%

TALLERES DE MOTOS; 289; 6%

TALLERES DE MECANICA; 893; 18%

ESTACIONES DE SERVICIO; 1020; 19% PARQUEADEROS Y MULTISERVICIO; 965; 19%

Figura 1: Generación en galones mensual y porcentajes de aceite usado en la zona norte del AMVA

En la Figura 1 se puede concluir que los agentes con menos participación en la producción del aceite usado son: cambiaderos y talleres de moto, lo que no significa que sea directamente

proporcional al grado de contaminación por sus procesos programados en el manejo. Los demás actores comparten una participación aproximadamente similar.

Tabla 2. Generación y composición física de los residuos sólidos asociados a los aceites usados – proyección a los generadores en la zona norte del AMVA.

Generación mensual de residuos sólidos asociados a los aceites usados -proyección para todos los actores de la zona norte del AMVA Nº DE LOCALES

RESIDUOS PELIGROSOS (Kg./mes)

RESIDUOS ORDINARIOS (Kg./mes)

TOTAL RESIDUOS (Kg./mes)

Cambiadero

7

259,2

144,0

403,2

3,8

Centros de servicio y lubricentros

7

539,3

418,5

957,8

8,9

Estación de servicios

9

401,8

300,9

702,6

6,6

Empresa con parque automotor y de transporte

7

450,0

396,0

846,0

7,9

Parqueaderos y multiservicios

17

1159,0

1713,4

2872,4

26,8

Taller de motos

39

580,8

979,9

1560,7

14,6

46 132

1828,0 5218,0

1542,1 5494,7

3370,0 10712,7

31,5 100,0

TIPO DE ESTABLECIMIENTO

Taller de mecánica TOTALES

77

(%)

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Diagnóstico, inventario y caracterización de los aceites usados y residuos sólidos asociados, provenientes de automores en los municipios de la zona norte del Área Metropolitana delValle de Aburrá Las proyecciones de generación mensual para los 132 establecimientos estudiados con una generación total de 10.7 toneladas mensuales, de los cuales 5.218,0 Kg./mes son de residuos sólidos asociados peligrosos (estopas, trapos, aserrín, arena y residuos comunes impregnados con aceites y grasas). Si al total de los residuos sólidos asociados peligrosos se les restan los de centros de servicios y estaciones de servicio, arroja una diferencia de 4.277 K /mes, que es

la cantidad estimada que presenta tratamiento convencional en rellenos sanitarios y por la connotación de peligrosos deben ser incinerados o estar en rellenos de seguridad donde acarrea problemas a la gestión de residuos a nivel municipal. Finalmente, el municipio de Bello participa con el 66% del total de residuos peligrosos generados en la zona norte del Área Metropolitana. 1542,1

TALLER DE MECANICA

TALLER DE MOTOS

979,9

580,8

PARQUEADEROS Y MULTISERVICIOS

1713,4

1159,0

EMPPRESA CON PARQUE AUTOMOTOR Y DE TRANSPORTE

1828,0

396,0 450,0 300,9 401,8

ESTACION DE SERVICIOS

418,5 539,3

CENTRO DE SERVICIO AUTOMOTRIZ Y LUBRICENTROS

144,0 259,2

CAMBIADERO

0

200

400

600

RESIDUOS PELIGROSOS (5218,0 kg/mes)

800

1000

1200

1400

1600

1800

2000

RESIDUOS ORDINARIOS (5494,7 kg/mes)

Figura 2. Generación mensual de residuos sólidos asociados a los aceites usadosGeneradores zona norte del AMVA.

Según lo apreciado en la Figura 2, los 5.218,0 K/mensuales de residuos peligrosos del sector automotriz de la zona norte del Área Metropolitana, se observa que en todo el Área Metropolitana del Valle de Aburrá se generan aproximadamente 88.943 K./mensuales de

residuos sólidos peligrosos que aporta este sector, según los 2.250 actores que se estiman se encuentran en la jurisdicción urbana; datos de los estudios del sur y proyecciones de otros estudios en la zona de Medellín.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

78


Diagnóstico, inventario y caracterización de los aceites usados y residuos sólidos asociados, provenientes de automores en los municipios de la zona norte del Área Metropolitana delValle de Aburrá Tabla 3: Resultados de análisis químico de muestras de aceite usado de automotor RESULTADOS DE ANÁLISIS QUÍMICO DE MUESTRAS DE ACEITE USADO DE AUTOMOTOR CONCENTRAPARÁMETROS MUESTRA 1 MUESTRA 2 MUESTRA 3 MUESTRA 4 MUESTRA 5 CIÓN PERMISIBLE (ppm) Hierro

131

150

421

158

123

100 - 500

Cadmio

> 0,010

0,256

0,195

0,136

0,217

Cromo

5,91

10,8

9,6

6

3,7

Plomo

17,14

16,61

20,04

19,74

26,03

100 - 1000

Calcio

1793

1973

1460

1835

1748

1000 - 3000

TRAZAS

Magnesio

208

194

121

98

67

100 - 500

Niquel

1,73

2,37

3,45

1,61

4,98

TRAZAS

Cobre

19,25

14,1

48,08

21,33

26,37

TRAZAS

Zinc

807

832

650

740

555

500 - 1000

Estaño

1.42

5.77

5.39

5.65

ND

TRAZAS

Aluminio

16.03

23.91

84.58

39.95

38.99

TRAZAS

Bario

6.63

11.23

4.80

4.10

8.37

MENOR A 100

Silicio

51.24

53.75

195.3

53.30

890.3

50 - 100

En la Tabla 3 se observan cinco (5) sitios de muestreo dimensionados así: Muestra 1: estaciones de servicio, lubricentros y centros de servicio automotriz del municipio de Bello. Muestra 2: estaciones de servicio, lubricentros y centros de servicio automotriz de los municipios de Copacabana, Girardota y Barbosa. Muestra 3: parqueaderos de todo tipo, talleres de mecánica, talleres de moto y cambiaderos, y empresas con parque automotor del municipio de Bello. Muestra 4: parqueaderos de todo tipo, talleres de mecánica, talleres de moto y cambiaderos de los municipios de Copacabana, Girardota y Barbosa. Muestra 5: procesadores y/o dispositores finales de aceite usado. El parámetro que dio una concentración por encima de la norma fue el silicio, que presentó unas concentraciones 890.3 ppm de la muestra 5 referente al aceite usado pre79

tratado en procesadores y/o dispositores finales del municipio de Bello. Esto se debe a que se almacenan aceites de diferentes marcas comerciales con concentraciones altas de silicio en sus aditivos y también indica que los pretratamientos son incipientes a la hora de remover metales. Cabe anotar que las concentraciones permisibles para los aceites usados tratados no se hacen necesarios porque los resultados de los generadores son muy bajos.

Proceso de capacitaciones

Con el objetivo de apoyar la gestión de los aceites usados en el manejo de los residuos líquidos y sólidos peligrosos del sector automotor, se realizaron jornadas y eventos de capacitación, dirigidos a sensibilizar a los actores que hacen parte de la cadena de los aceites usados, organismos de control municipal, grupos ecológicos y personas que trabajan en el tema de salud y del ambiente, de los municipios objeto de estudio.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Diagnóstico, inventario y caracterización de los aceites usados y residuos sólidos asociados, provenientes de automores en los municipios de la zona norte del Área Metropolitana delValle de Aburrá Para el desarrollo de estas jornadas se implementaron dos estrategias de abordaje al público, organizadas de la siguiente manera: l Capacitaciones personalizadas en los mismos establecimientos o locales. l Eventos de capacitación en auditorios y administraciones municipales de cada localidad objeto del proyecto. Estas estrategias están fundadas a la dificultad del desplazamiento de empleados y por otro lado a la disposición de enviar personal en representación de las empresas de servicio más grandes. En total, 211 personas recibieron la capacitación, cubriendo así el 100% de los actores que intervienen con los aceites usados al norte del AMVA; como caso especial, se logró la participación de los funcionarios municipales, situación que no tenía precedentes en estudios anteriores donde se hubiera abordado el tema de capacitación en materia de aceites usados.

Conclusiones l

A pesar de que existen políticas intrasectoriales con otros ministerios en materia de residuos peligrosos, no se encuentran coordinadas para enfrentar la problemática de los aceites usados, como ocurre con el Ministerio de Transporte que no posee acciones de regulación del transporte de sustancias peligrosas en el Área Metropolitana. l Los resultados de análisis químicos de aceites usados, realizados en otros estudios, indican que los aceites no tratados no pasan los límites permisibles para aceites pretratados, lo que lleva a no requerir procesos de remoción de metales contaminantes para la utilización en otros usos, especialmente como combustibles alternativos. l El destino de los residuos sólidos peligrosos encontrados en los residuos solidos urbanos es generalmente desconocido. La persistencia ambiental de estos compuestos peligrosos es uno de los asuntos críticos en su gestión a largo plazo.

l

En el caso de extenderse a estos establecimientos la implementación de un programa de separación y una alternativa viable de disposición final de los filtros y materiales olefílicos, es posible reducir esta carga significativa de residuos peligrosos del sector automotriz en el Valle de Aburrá. l Las empresas recolectoras de aseo municipal pueden jugar un papel importante en la gestión de residuos peligrosos, siempre y cuando se les asigne algún tipo de requerimiento para que se abstengan de recolectar materiales impregnados con aceites o grasas. l Las personas capacitadas se encuentran preocupadas por la implementación de un manual técnico sobre el manejo de aceites usados, porque en la práctica no se encuentran verdaderas soluciones técnicoeconómicas de disposición de estos residuos peligrosos.

Bibliografía recomendada AREA METROPOLITANA DEL VALLE DE ABURRÁ. Estudio del flujo y caracterización de los aceites usados y residuos sólidos asociados, provenientes de automotores en los municipios de la zona sur del Área Metropolitana del Valle de Aburrá. Medellín, 2005. 133 p. AREA METROPOLITANA DEL VALLE DE ABURRÁ. Materiales peligrosos. 1 ed. Medellín, 2006. 28 p. CONSEJO DEL MANEJO INTEGRAL DE DESECHOS DE CALIFORNIA. Manual de prácticas de manejo aceite usado de motor. California, 2006. 2 p. DEPARTAMENTO TÉCNICO ADMINISTRATIVO DEL MEDIO AMBIENTE. Manual de Normas y Procedimientos para la Gestión de Aceites Usados. Bogotá, 2003. 79 p. ENVIRONMENTAL PROTECTION AGENCY. Petroleum Refining Listing Determination. USA, 1998.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

80


Diagnóstico, inventario y caracterización de los aceites usados y residuos sólidos asociados, provenientes de automores en los municipios de la zona norte del Área Metropolitana delValle de Aburrá TCHOBANOGLOUS, George; PHEISEN, Hilary y VIGIL, Samuel A. Gestión Integral de Residuos Sólidos. Volumen I. España, McGraw-Hill, 1994. p. 115-141. LUPIEN ROSENBERG ET ASSOCIÉS. Utilización de aceite usado como energéticos en procesos de combustión. Bogotá, octubre de 2001. p. 14. MINISTERIO DE AMBIENTE, VIVIENDA Y

81

DESARROLLO TERRITORIAL. Manual para el Manejo Integral de Aceites Lubricantes Usados: Convenio de cooperación científica, tecnológica y financiera para el diseño de las estrategias y lineamientos técnicos requeridos para la gestión ambientalmente adecuada de los aceites usados de origen automotor e industrial en el territorio nacional. Medellín, 2005.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Universidad al día

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 

82


Metodología para la implementación de procesos de Gestión del Conocimiento Por: Nelson de Jesús López Franco * José Luis Urrea Suárez** Carlos Arturo Castro Castro***

Resumen Cada día las empresas se ven enfrentadas a nuevos desafíos que las obligan a implementar mecanismos para maximizar no solo su recurso financiero sino también su recurso humano. Con el paso del tiempo, las empresas han encontrado en la Gestión del Conocimiento la mejor forma para obtener ventajas competitivas, al analizar sus procesos principales e identificar cómo éstos pueden ser apoyados y optimizados por un conocimiento generado por sus propios empleados, evidenciando un verdadero aprendizaje organizacional e individual. Son varios los aspectos que deben tenerse en cuenta al momento de llevar a cabo un proceso de Gestión del Conocimiento, como es el caso de los procesos más críticos que hacen parte de la cadena de valor de la organización, los contenidos que constituyen la materia prima de la gestión del conocimiento, la tecnología como herramienta de apoyo para identificar, medir y estructurar el conocimiento y, finalmente, las personas con su cultura organizacional, elementos fundamentales para llevar a cabo con éxito un proyecto de administración del capital intelectual. Varias empresas y sectores han desarrollado procesos de Gestión del Conocimiento, experiencias que pueden convertirse en mejores prácticas para ser aplicadas por empresas que estén a punto de iniciar

* Ingeniero de Sistemas de la Universidad Católica de Oriente; Especialista en Gestión de Información y Bases de Datos de la Universidad San Buenaventura. Analista de Sistemas de Empresas Públicas de Medellín. E-mail: nelofra@yahoo.es - nelsonlopez@seti.com.co ** Ingeniero de Sistemas de la Universidad Católica de Oriente; Especialista en Gestión de Información y Bases de Datos de la Universidad San Buenaventura. Analista de Sistemas de Avansoft S.A. E-mail: jlurrea@avansoft.com *** Coordinador de la Facultad de Ingenierías de la Universidad de San Buenaventura.

83

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 


Metodología para la implementación de procesos de Gestión del Conocimiento un proceso similar. Por medio de estas experiencias y basados en una profunda investigación teórica se formula una metodología que sirva de base para que una empresa pueda iniciar un proceso de Gestión del Conocimiento. En esta se plantean cinco fases: Planeación, Diagnóstico, Formulación, Desarrollo y Evaluación de Resultados, cada fase con una descripción detallada de sus actividades. Palabras clave: gestión del conocimiento, metodología, personas, procesos, contenidos, tecnología, cultura, capital intelectual, mejores prácticas, lecciones aprendidas. Abstract Every day, companies face new challenges which make them implement mechanisms to maximize not only their financial resource, but also their human resource. As time passes, companies have found that Knowledge Management is the best option to obtain competitive advantages when analyzing their main processes and identifying how they could be supported and optimized by a knowledge generated by their own employees, thus showing a real organizational and individual learning. Several aspects should be taken into account when performing a Knowledge Management process, as in the case of the most critical processes which make part of the organization’s chain of value, the contents which are knowledge management base, the technology as a supporting tool to identify, measure, and structure knowledge, and finally the people with their organizational culture, basic elements to successfully carry out an intellectual capital administration project. Different companies and sectors have developed Knowledge Management processes. Such an experience could become better practices to be applied by companies which are about to begin a similar process. A formulation of a methodology as a base for a company to start a Knowledge Management process has been thought through such experiences and based on a deep theoretical research. The methodology has five phases: Planning, Diagnosis, Formulation, Development, and Evaluation of Results, each one of them having a detailed description of the activities. Key words: knowledge process, methodology, people, process, contents, technology, culture, intellectual property, better practices, learnt lessons.

1. Introducción

La Gestión del Conocimiento, más conocida como Knowledge Management (KM), se ha convertido en una estrategia que brinda una nueva forma de optimizar los procesos en la empresa, al permitir generar ideas y compartir experiencias, asegurando el correcto desarrollo de sus proyectos y aprovechando al máximo su recurso humano. Muchas organizaciones no cuentan con estrategias adecuadas que administren su conocimiento, este no se difunde por no existir canales ni herramientas adecuadas y de alguna forma permanece estancado. Por ello, se desea plantear una metodología que permita a las empresas la elaboración de un plan de Gestión del Conocimiento que sirva de guía

en la potenciación del capital intelectual, en la socialización del conocimiento y en la generación de ventajas competitivas. En ésta se estructura una serie de pasos lógicos que permiten clasificar dicho conocimiento, ordenarlo y establecer la forma como debe ser puesto al servicio de unos determinados propósitos o metas. En América Latina la Gestión del Conocimiento es un concepto que ya se viene aplicando y los empresarios están manejando los términos básicos sobre el tema. En el consorcio internacional comienzan a aparecer ciudades tecnológicas o del conocimiento, logrando identificar el “saber hacer” como uno de los factores claves que influencian el surgimiento y desarrollo de los países.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

84


Metodología para la implementación de procesos de Gestión del Conocimiento

2. La Gestión del Conocimiento en el ámbito empresarial 2.1 ¿Por qué la Gestión del Conocimiento? La gestión del conocimiento surge principalmente por la necesidad de identificar, medir y organizar conocimiento, per mitiendo preser var el aprendizaje generado por los empleados en cualquier tipo de proceso organizacional, de tal manera que pueda ser accedido por quien lo requiera, reduciendo tiempo y esfuerzo necesario para adquirir dicho conocimiento y evitar incurrir en errores cometidos en el pasado que pueden ser fatales para una compañía. Es una forma de dar continuidad a las mejores prácticas sin tener que retomar procesos que en el pasado han sido objeto de estudio, haciendo más eficiente el desarrollo de proyectos, el trabajo en equipo y la toma de decisiones al interior de la organización. Pensar en los beneficios de administrar el know-how ya no es una utopía; hoy en día las organizaciones compiten con base en el conocimiento y es una verdad tangible la posibilidad de generar ventajas competitivas

Sistemas de Información

Datos

a partir de una cultura que comparta el conocimiento, haciéndolo fácilmente disponible y utilizable por las personas que puedan aplicarlo. Ya hoy muchas empresas consideran el conocimiento como una de las inversiones más rentables y un factor altamente estratégico en los procesos de producción. La meta es construir empresas generadoras de nuevas ideas, que apliquen sus mejores prácticas, evitando volver a incurrir en errores ya cometidos y siendo cada día más sólidas e inteligentes. 2.2 Un proceso esencialmente cultural La Gestión del Conocimiento es una estrategia o metodología, si así puede llamarse, por medio de la cual se promueve el capital intelectual y se comparten las mejores prácticas al interior de las organizaciones, creando nuevo conocimiento basado en experiencias y vivencias en torno a temas específicos. Tiene como elemento fundamental el recurso humano con capacidad de transformar la información en conocimiento y en donde se propicia el desarrollo de una cultura de generar conocimiento y transmitirlo a toda la organización, alcanzando lo que se conoce como “nivel de inteligencia organizacional”.

Recurso Humano

Información Conocimiento

Figura 1. Transformación de la información

La Figura 1 representa la forma como se genera el conocimiento a partir de los datos e información que se produce en los procesos corporativos, conocimiento que es generado por personas y generalmente apoyado por tecnología. 85

La gestión del conocimiento es considerada como un proceso organizacional basado en recursos humanos, tecnologías de información y cultura organizacional. Es un fenómeno que depende de la formación del individuo

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Metodología para la implementación de procesos de Gestión del Conocimiento que se hace imprescindible en el proceso de generación de conocimiento permitiendo su distribución, acceso y uso por parte de todos los empleados, para formar organizaciones inteligentes, adaptables y más competentes. Este concepto debe ser contextualizado en los modelos de negocio de la organización y analizado para determinar puntos claves en los que la gestión del conocimiento puede dar valor agregado y convertirse en una oportunidad de ser más productivos. Debe partir de la premisa que gerenciar el conocimiento adquiere sentido en la medida en que éste pueda brindar beneficios a la organización y apoye el logro de sus objetivos, no en la medida que satisface necesidades de

información sino cuando apoya procesos de innovación, creatividad y mantiene un continuo aprendizaje. En la Gestión del Conocimiento se involucran procesos organizacionales que pretenden una sinergia entre la capacidad de procesamiento de datos e información de las tecnologías de información con la capacidad de crear e innovar de los seres humanos1. 2.3 Bases teóricas y prácticas En la Tabla 1 se refleja la Gestión del Conocimiento vista desde sus fundamentos teóricos y prácticos que refuerzan los conceptos anteriores:

Tabla 1. Gestión del Conocimiento. Teoría Vs Práctica Gestión del Conocimiento Aportes con énfasis teóricos

Aportes con énfasis prácticos

3 Debe permitir retener el conocimiento generado en todos los 3 Es un aspecto estratégico (ventajas competitivas). procesos de la organización para que a futuro apalanque sus metas y objetivos. 3 No solo comprende aprendizaje individual sino también colectivo.

3 Además del aprendizaje generado en el recurso humano, también se habla de aprendizaje organizacional.

3 Muchas empresas administran su conocimiento de forma 3 Los contenidos están enriquecidos por información empírica y requieren mecanismos que lo estructuren de la estructurada como las Lecciones Aprendidas y Mejores manera más apropiada. Prácticas. Debe asegurarse que la información sea replicada. 3 Tiene como elementos principales: personas, procesos, cultura, 3 Además de los elementos mencionados en la teoría, debe tecnología y contenidos. involucrarse el capital intelectual. 3 Inversión en tiempo y capital.

3 Las personas deben asumir la gestión del conocimiento como parte fundamental de su trabajo diario. Una buena etapa de planeación debe evitar retrocesos que impliquen costos en tiempo y dinero

3 Elegir la tecnología apropiada.

3 Evaluar la tecnología con la que cuenta actualmente la empresa antes de adquirir nueva tecnología.

3 Es fundamental la elección de un buen equipo de trabajo para 3 Las organizaciones deben dar vocería a aquellas personas asegurar el éxito del proyecto KM. que demuestran interés en los proyectos de KM; son estos “gomosos” los que impulsan los proyectos. 3 Mapas de conocimiento, permiten determinar cuáles son los intangibles que aportan valor a la organización.

3 Con estos mapas las empresas identifican brechas de conocimiento y focalizan las necesidades de conocimiento (capacitaciones).

3 La gestión del conocimiento debe involucrar todos los procesos 3 No se debe asumir un proyecto KM de manera global; de la cadena de valor de la organización. se debe subdividir en “n” subprocesos de acuerdo con la cadena de valor.

1

MALHOTRA, Yogesh. An interview with Dr. Yogesh Malhotra. [en línea] http://www.brint.org/managementfirst.html [Consulta: 26 de febrero 2006].

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

86


Metodología para la implementación de procesos de Gestión del Conocimiento Las bases teóricas sirven, entonces, de fuente de información para que cada empresa lleve a cabo su proceso de Gestión del Conocimiento y la experiencia de cada una de estas organizaciones se convierte, a su vez, en lecciones aprendidas que servirán como punto de partida para otras implementaciones. Por ello, tanto la teoría como la práctica juegan un papel fundamental en la formulación de una metodología de KM (Knowledge Management).

2.4 Cuadro comparativo de empresas entrevistadas que han implementado Gestión del Conocimiento Para el desarrollo de la metodología de Gestión de Conocimiento es de gran importancia saber lo que se ha realizado en la práctica. A continuación, en la Tabla 2, se encuentra la metodología utilizada por algunas empresas entrevistadas para hacer gestión del conocimiento.

Tabla 2: Metodología aplicada por las empresas entrevistadas.

Empresa CONnovatic, Gerencia de Conocimiento en la Práctica.

Experiencia en G. C.

Entrevistado

Metodología aplicada

8 años

Luis Ovidio Galvis

3 3 3 3

Empresas Publicas de Medellín

8 años

Iván Darío Parra Mesa

3 3 3 3

3

Conocer bien el tema de Gestión de Conocimiento. Definir un responsable de la gestión de conocimiento en la empresa. Hacer un diagnóstico. Formulación de proyectos. Conformación de grupo de gomosos por el tema de gestión del conocimiento. Vender la idea a la gerencia para ubicarla en el plan estratégico. Diseñar un modelo de gestión de conocimiento. Iniciar con proyectos pequeños que adopten iniciativas llevadas por los mismos empleados y que no son consideradas como gestión del conocimiento. Definición de mapas de conocimiento.

ISAGEN

10 años

Hildebrando Toro Uribe

3 3 3

Detectar necesidades de conocimiento. Vender la idea al grupo directivo. Trazar un plan con grupos pilotos que muestren resultados concretos.

Grupo Corona

6 años

Flor Yamile Muñoz Jaramillo

3

Identificar necesidades de gestión del conocimiento. Elaborar un diagnostico para identificar las brechas de conocimiento. Identificación de conocimiento crítico y vulnerable. Generación de planes de acción y portafolio de proyectos.

3 3 3

Según las empresas que fueron entrevistadas, está claro que para desarrollar proyectos de gestión de conocimiento no hay una única metodología que deba aplicarse, pero si es muy importante que cualquiera que se desee aplicar debe contar con el apoyo de toda la organización debido a que todos los procesos se van a ver afectados. 87

2.5 Elementos a involucrar en un proceso de Gestión de Conocimiento Varios pilares deben ser tenidos en cuenta si se quiere llevar a cabo con éxito un proceso de Gestión del Conocimiento. Dichos elementos están enfocados a personas, procesos, contenidos, tecnología, cultura, la planeación estratégica de

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Metodología para la implementación de procesos de Gestión del Conocimiento la empresa, su estructura organizacional y el capital intelectual, los cuales serán ampliados a continuación. Personas. Se considera a las “personas” como uno de los elementos principales en un proceso exitoso de gestión del conocimiento, ya que son las personas quienes mostrarán una actitud receptiva o una actitud altamente resistente al cambio. Es en las personas en donde se identifican líderes que apoyarán la consecución de este tipo de proyectos e igualmente es con ellas que se conforma el equipo de trabajo que llevará a cabo cada una de las actividades necesarias para la implementación de gestión del conocimiento. Cultura. La cultura es un tema interesante y complejo de tratar en cualquier proyecto en el que se quiera enfrentar una organización, ya que cualquiera que sea involucrará personas y, por lo tanto, una cultura, mucho más aún si se trata de romper paradigmas al momento de compartir el conocimiento. Estos paradigmas están basados en una diferencia marcada en lo que se referencia como “compartir”, ya que muchas personas están dispuestas a compartir información, pero no sucede lo mismo cuando se trata de compartir conocimiento y este pensamiento va en contra del objetivo que persigue un proceso de gestión del conocimiento. Procesos. Al analizar la cadena de valor, podremos encontrar aquellos procesos críticos que hacen parte esencial de la organización y en donde la gestión del conocimiento puede ser de gran ayuda. Generalmente es en los procesos críticos en donde se genera gran cantidad de lecciones aprendidas y se recopilan mejores prácticas orientadas a evitar reprocesos e incurrir en errores del pasado. Contenidos. Los contenidos se convierten en la materia prima de la gestión de conocimiento de una empresa y en un producto final para los clientes de información al interior de la organización. Se deben establecer políticas que

indiquen cual es la información de valor para la organización y como debe ser almacenada y estructurada. No estar acorde con estas políticas puede conllevar a que sea el contenido mismo el que se convierta en el principal factor de fracaso del proyecto de Gestión de Conocimiento, ya que el hecho de que las personas constantemente no puedan encontrar respuesta a sus problemas provocará que el sistema implementado pierda credibilidad. Tecnología. En medio del proceso de identificar, medir y estructurar el conocimiento es donde surgen las necesidades tecnológicas. El proceso de elegir la mejor tecnología puede ser difícil y costoso, puesto que primero se debe establecer el tipo de tecnología que la empresa quiere implementar y el impacto que ésta puede tener para la empresa; debe ser fácilmente administrable y mantenible, proporcionar mecanismos de captura y consulta de información de tal forma que pueda ser recuperable justo en el tiempo en que sea requerida. Capital Intelectual. Por último, el Capital Intelectual corresponde a las ideas innovadoras y conocimiento de valor que personas con habilidades y capacidades generan en sus actividades diarias para llevar a cabo su trabajo. Este capital intelectual está basado en la formación, la experiencia y el aprendizaje inherente a cada individuo. 2.6 Metodología formulada para realizar un proceso de gestión del conocimiento La metodología propuesta consiste en un proceso compuesto de 5 fases, y cada fase de un conjunto de actividades, con las cuales se pretende cumplir con las metas en cuanto a gestión del conocimiento. En la Figura 2 se expresan, de una manera gráfica, las fases y sus correspondientes actividades, así como un desarrollo conceptual y metodológico de cada fase.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

88


Figura 2. Esquema Metodología Gestión del Conocimiento Planteada

Metodología para la implementación de procesos de Gestión del Conocimiento

89

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Metodología para la implementación de procesos de Gestión del Conocimiento 2.6.1 FASE I: Planeación del proyecto de Gestión del Conocimiento Conformación del equipo interdisciplinario de trabajo. Como sucede en todo proyecto en el que pueda incursionar una organización, es importante la conformación de un equipo de trabajo, con personas altamente comprometidas que se encargarán de dar cumplimiento a cada una de las actividades que previamente se han concertado. Para el caso que nos compete, el proceso de gerenciar el capital intelectual, se requiere de un equipo conformado por personas que conozcan a fondo los procesos críticos de la organización a fin de identificar aquellos que requieren ser apoyados por Gestión del Conocimiento. Factibilidad. En esta etapa del proyecto de Gestión del Conocimiento se deben evaluar los beneficios e impactos con el fin de determinar si realmente es una necesidad sentida por la empresa y la implicación de orientar los proyectos y personas en nuevas actividades. No hay que olvidar que introducir la gestión del conocimiento en los procesos de la empresa implica tiempo y dedicación en la elaboración de documentación y en la administración de sistemas de información que podría retrasar otros proyectos que estén actualmente en curso. Alinear los objetivos del proyecto de Gestión del Conocimiento con los objetivos de la empresa. Se entiende por alineación estratégica, las acciones de gestión organizacional que permite que los esfuerzos por administrar el conocimiento se dirijan a los objetivos estratégicos que la organización quiere conseguir. En pocas palabras, se pretende que tengan unidireccionalidad hacia el objetivo estratégico. La estrategia de la organización reúne conceptos como la visión de los directivos sobre el futuro del negocio, la

2 3

misión o propósito más general de existencia de la organización; los objetivos corporativos de negocio, entre otros conceptos. Por ello, un proyecto de Gestión de Conocimiento debe alinearse con las estrategias de negocio, con el propósito de seguir un camino convergente y mutuamente potenciador. 2.6.2 FASE II: Diagnóstico de la empresa con respecto a la Gestión de Conocimiento Identificación de la cadena de valor. Cada empresa es un conjunto de actividades que se realizan para diseñar, producir, llevar al mercado, entregar y apoyar a sus productos2. En este punto se debe identificar cada una de las actividades que son de valor para la organización, las cuales están encadenadas de una forma lógica para aplicar sus estrategias. Aquí se deben identificar los procesos “core” de la organización, identificar el conocimiento crítico y vulnerable, conocimiento que representa el “know how” para la generación de un producto o servicio. Establecer el estado del arte y nivel de madurez de la empresa con respecto a la Gestión del Conocimiento. Aunque la gestión del conocimiento es un problema de cultura, es claro que también se requiere una serie de herramientas que ayuden a ser posible este proceso. Para ello es importante conocer los elementos que apoyan los procesos de la organización como sistemas de calidad ISO 9001, modelos de maduración de procesos como CMM, CMMI, entre otros. Aunque ISO 9001 está definido como un estándar y CMMI como un modelo, ambos enfoques tienen como objetivo común la evaluación de procesos; permiten definir y determinar tanto procesos de ingeniería de software como procesos de gestión, de relación entre cliente y proveedor de la organización3.

PORTER, Michael E. Ventaja competitiva, creación y sostenimiento de un desempeño superior. 16 ed. CECSA, 1998. Software Engineering Institute. What is CMMI? [En línea] http://www.sei.cmu.edu/cmmi/general/general.html. [Consulta: 12 de abril de 2006].

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

90


Metodología para la implementación de procesos de Gestión del Conocimiento Identificar necesidades de Gestión del Conocimiento. Una de las tareas importantes en que se debe ocupar el equipo líder de gestión de conocimiento es identificar los procesos críticos para la organización y que están necesitados de gestión de conocimiento. En esta fase es muy importante identificar los procesos de valor para la organización y el conocimiento necesario para su ejecución. Establecer brechas de Gestión del Conocimiento. Toda empresa que esté en un continuo proceso de mejora debe saber cuál es su referente, cuál es su norte o situación ideal a la que quiere llegar; pero, además, debe tener en cuenta su estado o situación actual para poder establecer la brecha que lo separa de ese objetivo. Todo esto también es aplicable a la gestión del conocimiento y en esta fase el grupo líder del proyecto tiene que establecer sus referentes (Benchmarking) con otras empresas que apliquen gestión de conocimiento para definir su estado actual. Identificar procesos de documentación en la empresa. Para la gestión del conocimiento puede ser un punto de partida bien importante si la empresa tiene procesos de documentación, ya sea generados por sistemas de calidad o porque la empresa documente las actividades que desarrollan en los procesos. En esta fase es muy importante identificar si la empresa lleva a cabo cualquiera de estos procesos, ya que toda esta información puede contener mucho conocimiento y experiencias que son de mucha utilidad para la empresa y más concretamente para el proceso de gestión de conocimiento. Además, esto también permite establecer la cultura de documentar que pueden tener los actores de cada proceso, factor que influye a la hora de poner en funcionamiento cada uno de los proyectos de gestión de conocimiento. Conocer el estado actual de la tecnología. Aunque se ha dicho que la gestión de conocimiento no es un problema de tecnología sino netamente un problema cultural, es de anotar que la gestión 91

de conocimiento sin tecnología no tendría tampoco razón de ser. Por esta razón, en esta fase es muy importante identificar la tecnología actual de la empresa (red corporativa, correo electrónico, chats, foros, universidad corporativa, comunidades de práctica, entre otros) y cuál podría ser utilizada para apoyar la gestión de conocimiento. En esta fase se debe identificar la tecnología con que cuenta la empresa. 2.6.3 FASE III: Portafolio de proyectos de Gestión del Conocimiento Formular proyectos por procesos que requieren Gestión del Conocimiento. Implementar un único proyecto macro de gestión del conocimiento es algo realmente complejo. En muchas ocasiones no es posible involucrar de manera simultánea a todas las áreas de la organización con sus respectivos procesos y personal. Por esta razón, la metodología plantea la formalización de varios proyectos de Gestión del Conocimiento, de acuerdo con el número de procesos críticos que se hayan identificado y que hagan parte de la cadena de valor de la organización. Para cada uno de los sub-proyectos deberá estar asociada un área con la cual se realizará una planeación interna, estableciendo cronogramas de trabajo, responsables por área y el presupuesto necesario. Priorizar proyectos. Al tratarse de varios proyectos de gestión del conocimiento coordinados por un equipo central de trabajo, se determinará, de acuerdo con la criticidad, magnitud y disposición en tiempo, con cuáles procesos se dará inicio al desarrollo del proyecto (Fase IV - V) o, incluso, si es posible que ciertas áreas puedan llevar a cabo actividades de manera simultánea. 2.6.4 FASE IV: Desarrollo de los proyectos formulados Gestión del cambio. La gestión del cambio es muy importante para el proyecto de gestión

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Metodología para la implementación de procesos de Gestión del Conocimiento de conocimiento, pues de ella depende el éxito o fracaso del proyecto debido a que en este proceso se involucran personas. La gestión del cambio significa prepararse para abandonar todo lo que se hace4, es aprender a aprender desde el puesto de trabajo, olvidar el miedo de aplicar nuevas ideas, pensar por si mismo, es ser más conscientes del potencial intelectual de cada quien; y para poder lograr esta nueva forma de pensar se requiere de una muy buena apertura y disponibilidad de toda la organización. La gestión del cambio se debe iniciar involucrando el proceso de gestión de conocimiento a la vida y actividades diarias de los empleados. Generación de cultura. En las organizaciones existen diferentes culturas en las cuales hay un sistema de significados comunes entre sus integrantes. Al respecto, Davis5 dice que “la cultura es la conducta convencional de una sociedad e influye en todas sus acciones a pesar de que rara vez esta realidad penetra en sus pensamientos conscientes”. La cultura se fundamenta en los valores, creencias y los principios que constituyen los cimientos del sistema gerencial de una organización6. Contenidos. Después de identificar cuáles son las necesidades de la empresa en cuanto a la gestión del conocimiento es importante también definir qué tipo de conocimiento será almacenado; no toda información y documentación que se genera en los procesos corporativos debe ser conocimiento. En esta fase es muy importante definir a qué se le llamarán mejores prácticas o lecciones aprendidas; así como también se deberá definir lo que será almacenado de las comunidades de práctica. Es muy importante lograr que todo el conocimiento que va a ser

4

5 6

almacenado le proporcione valor a la empresa, de lo contrario solo será utilización de recursos de forma no óptima. Estructuración del conocimiento. En un proceso de gestión del conocimiento se debe definir cómo va estar organizado el conocimiento, la forma como va a ser recopilado y almacenado, de tal manera que pueda estar disponible y pueda ser localizado por las personas que lo necesiten. Qué herramientas tecnológicas van a ser usadas, bases de datos, bodegas de datos, directorios compartidos, páginas amarillas, intranet, portales corporativos, entre otros. Se debe definir cómo va a ser difundido el conocimiento: por demanda, es decir, en el momento que se requiera; o, por el contrario, las personas son notificadas en la medida que se genere el conocimiento. Es importante también definir la forma de acceso, restricciones, si es visible dentro y fuera de la organización. Mapas de conocimiento. Son varios los beneficios que obtiene una empresa al realizar un mapa de conocimiento. Gracias a estos mapas es posible identificar las áreas y el nivel de conocimiento que actualmente posee la organización. Esto le permitirá establecer sus competencias más fuertes que posteriormente podrá convertir en fortalezas y, por lo tanto, estar preparado para las oportunidades que pueda presentarle el entorno competitivo al cual deba enfrentarse. Luego de tener un mecanismo a través del cual se identifique dónde y quién tiene el conocimiento se podrán involucrar otros procesos como la gestión de calidad. También pueden identificarse puntos estratégicos en los cuales se puedan establecer comunidades y centros de práctica alrededor de temarios en los cuales la empresa requiera un mayor conocimiento.

DRUCKER, Peter. Su visión sobre: La administración, la organización basada en la información, la economía y la sociedad. Norma, 1997. p. 72. DAVIS, Keith. Comportamiento humano en el trabajo. México: Mc Graw Hill, 1993. GRANADA GRANADA, Rodrigo. Docente del curso Dinámica y Cultura Organizacional. Universidad de San Buenaventura. Septiembre de 2004.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

92


Metodología para la implementación de procesos de Gestión del Conocimiento Selección de la tecnología. Luego de que se hayan desarrollado las fases de diagnóstico, de gestión del cambio y se hayan formulado los diferentes proyectos de acuerdo con el análisis de la cadena de valor, se deben evaluar las tecnologías que se van a adquirir o desarrollar y que darán apoyo a todo el proceso de Gestión del Conocimiento. Es en esta etapa en donde se realiza el análisis de una serie de herramientas existentes y se evalúa la tecnología que posee actualmente la empresa con el fin de tomar la decisión que más se ajuste a sus necesidades y cumpla con una serie de requisitos mínimos para llevar a cabo una correcta gestión del conocimiento. Pr uebas piloto. Como resultado de la implantación de la tecnología, es necesario programar actividades de pruebas que permitan sensibilizar a las personas a través de la interacción y navegación con los sistemas de información adquiridos o desarrollados; esto permitirá evaluar reacciones y detectar posibles inconvenientes que podrán ser corregidos y adecuadamente documentados. Por medio de las pruebas piloto se realizan ajustes a los procesos de implantación del proyecto de gestión del conocimiento y es así como cada empresa va amoldando la metodología de acuerdo con sus necesidades. Mecanismos para proteger el conocimiento. La gestión del conocimiento está estrechamente relacionada con el capital intelectual y éste está ligado al capital humano y la gestión del conocimiento debe asegurar que existan formas adecuadas de administrarlo y controlarlo. El conocimiento generado en las organizaciones a través de todo el proceso que se ha descrito requiere mecanismos de protección que comprendan derechos de autor, patentes e, incluso, cláusulas contractuales que aseguren que los mismos empleados no harán mal uso del conocimiento que se ha generado en la empresa.

93

2.6.5 FASE V: Evaluación de resultados Evaluar el cumplimiento de objetivos del proyecto. En esta etapa se deben verificar aspectos como porcentajes de cumplimiento de cada una de las actividades programadas en cronogramas de trabajo y el impacto que la implantación del proyecto de Gestión del Conocimiento ha tenido en las personas y en la organización. En esta etapa es fundamental el papel que desempeña la gestión de calidad, puesto que a través de ella se asegura la consistencia y confiabilidad del proyecto que se ha implementado, que se comprueba a través de la documentación, implementación, cumplimientos, mejora continua, entre otros aspectos básicos. Retroalimentación. Identificar aspectos a mejorar. Muchas empresas que han implementado la Gestión del Conocimiento, si tuvieran la oportunidad de devolver el tiempo atrás y realizar de nuevo una secuencia de pasos o actividades para llevar a cabo el proceso, tienen la seguridad de que muchos de ellos serían retirados o modificados y otros adicionados. Esto demuestra, en primera instancia, que la metodología planteada en este proyecto de tesis, como ya se había mencionado anteriormente, tiene como objetivo servir de punto de partida para una empresa que quiera comenzar un proceso de Gestión del Conocimiento; pero ésta, a su vez, deberá irse ajustando a las necesidades específicas de cada empresa. Por ello, la metodología no puede convertirse en un patrón único e inmodificable, es diferente para cada organización. En segunda instancia, se ha ubicado esta actividad al final de la implementación de la metodología, porque ésta debe hacer parte de la administración de información que da valor agregado a la empresa, y como tal deberá ser debidamente documentada y estructurada como parte de mejores prácticas en un proceso de implantación de Gestión del Conocimiento.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Metodología para la implementación de procesos de Gestión del Conocimiento

3. Conclusiones •

En un entorno tan competitivo como el actual, las empresas requieren adoptar mecanismos y estrategias que les permita no solo mantenerse en el mercado sino también que generen ventajas competitivas continuamente. La Gestión del Conocimiento permite asumir el aprendizaje al interior de la organización como una gran oportunidad de potencializar el capital humano y, por consiguiente, proporcionar mecanismos de preservación del conocimiento y generación de ideas innovadoras que pueden marcar la diferencia. Por esta razón es que toda organización en proceso de crecimiento debe incluir entre su portafolio de proyectos, a corto o mediano plazo, la implementación de un proceso de administración del capital intelectual. Los procesos de Gestión del Conocimiento son principalmente culturales, puesto que son las personas o empleados quienes finalmente tendrán la misión de generar conocimiento, difundirlo y hacerlo reusable. Para lograrlo se requiere cambiar actitudes y comportamientos, convencer a los empleados de las ventajas y beneficios que aportará en sus actividades diarias. La cultura es un aspecto tan importante que de ella depende, en gran medida, el éxito o fracaso de un proyecto de Gestión del Conocimiento. La tecnología es un elemento fundamental en la Gestión del Conocimiento. Elegir la más apropiada es realmente difícil y costoso; pero cualquiera que sea la decisión que se tome, debe asegurar que sea administrable, mantenible y lo suficientemente amigable para todos los usuarios finales; de no ser así las herramientas implementadas pueden caer en un estado de subutilización, de nada sirve adquirir la mejor tecnología si los empleados no hacen uso de ella.

Un proyecto de gestión del conocimiento o cualquier tipo de proyecto que se desee iniciar en una organización debe estar alineado y buscar coherencia entre lo que el proyecto pretende alcanzar y las estrategias y objetivos propios de la organización. De no ser así, no tendría sentido su implementación y muy probablemente desde su inicio no será aprobado por las personas encargadas de tomar este tipo de decisiones. Cada empresa aplica el proceso de Gestión de Conocimiento de acuerdo con sus necesidades y son diversas las formas en las cuales es posible desarrollarla. Por ello, la metodología propuesta en este proyecto de grado pretende servir de base para las empresas que deseen comenzar a implantar procesos de Gestión del Conocimiento; pero a medida que ésta se planea y desarrolla se deberá ir ajustando de acuerdo con las características propias de la empresa.

Referencias bibliográficas DAVIS, Keith. Comportamiento humano en el trabajo. México: Mc Graw Hill, 1993. DRUCKER, Peter. Su visión sobre: La administración, la organización basada en la información, la economía y la sociedad. Norma, 1997. p. 72. GRANADA GRANADA, Rodrigo. Docente del curso Dinámica y cultura Organizacional. Universidad de San Buenaventura. Septiembre de 2004. MALHOTRA, Yogesh. An interview ith Dr. Yogesh Malhotra. [en línea] http://www.brint. org/managementfirst.html [Consulta: 26 de febrero de 2006]. PORTER, Michael E. Ventaja competitiva, creación y sostenimiento de un desempeño superior. 16 ed. CECSA, 1998. Software Engineering Institute. ¿What is CMMI? [En línea] http://www.sei.cmu.edu/cmmi/general/ general.html. [Consulta: 12 de abril de 2006].

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

94


Metodología para la implementación de procesos de Gestión del Conocimiento

Bibliografía recomendada

GRADILLAS REVERTE, María. Propuesta para la formulación de una estrategia de gestión del conocimiento [en línea]. Febrero de 2001. http:// www.gestiondelconocimiento.com/documentos2/ mgradillas/estrat.htm [Consulta 1 de noviembre de 2005]. CMMI Staged Maturity Levels, [En línea] http://www.teraquest.com/CMMI/static/ CMMI%20Staged%20MainPage.html [Consulta: 12 de abril de 2006]. Inteligencia organizacional [En línea]. http://www. ids.com.gt/inteligenciaorganizacional.htm. [Consulta: 22 de diciembre de 2006].

Sinergia: es la integración de elementos que da como resultado algo más grande que la simple suma de éstos; es decir, cuando dos o más elementos se unen sinérgicamente crean un resultado que aprovecha y maximiza las cualidades de cada uno de los elementos. Alineación estratégica: para el caso de Gestión del Conocimiento, consiste en hacer compatibles los objetivos de un proyecto como este con los objetivos organizacionales. Cultura organizacional: las organizaciones, sean grandes o pequeñas, al igual que los individuos, llegan a tener una personalidad que les caracteriza y diferencia de otras que es conocida como Cultura Organizacional.

Sitios web recomendados www.gestiondelconocimiento.com www.kmworld.com www.knowledgemanagement.com www.gestiopolis.com www.uc.com.co www.brint.com/km www.parquesoft.com www.innovapyme.com

Cadena de valor: fue descrita y popularizada por Michael Porter en su best-seller de 1986. La cadena de valor categoriza las actividades que producen valor añadido en una organización.

Glosario Know-How: conjunto de conocimientos técnicos y administrativos que son imprescindibles para llevar a cabo un proceso y que son inherentes a una organización específica. Inteligencia organizacional: es la transformación del conocimiento organizacional individual en un conocimiento corporativo organizado que permite compartir los procesos y políticas de la organización,

95

estandarizar los modelos de trabajo y ser capaces de responder con creatividad a las demandas del mercado. [IDS06]

Conocimiento: capacidad de convertir datos e información en acciones efectivas. Gestión del conocimiento: crear, adquirir, retener, mantener, utilizar y procesar el conocimiento para poner al alcance de los empleados la información que necesitan en el momento preciso para que su actividad sea más efectiva. Información: datos procesados, organizados o estructurados.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Universidad al día

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 

96


Los semestres de práctica o de industria en la formación profesional del área de la administración empresarial* en Colombia. Reflexiones críticas. Giovanny Cardona Montoya**

Resumen Los semestres de práctica o industria se han consolidado en el sistema de educación superior colombiano como instrumentos que permiten el acercamiento de la academia con el aparato productivo; esto se hace con el interés de fortalecer la formación práctica de los estudiantes, lo que es particularmente notorio en el caso de las carreras asociadas al área administrativa. Sin embargo, evidencias encontradas en las reglamentaciones de las prácticas y la falta de un claro sistema de relaciones universidadempresa muestran la importancia de perfeccionar estos instrumentos para una mejor formación de profesionales. Palabras claves: proceso de formación laboral, semestre de práctica o industria, relación universidadempresa, componentes del PDE. Abstract Semesters where you suppose to do the practices have been consolidated into the university field in Colombia as an instrument that allows to get close to the academia with the productive machine, this is done trying to enforce the practical education, what is really important is those careers that are associated with the administrative side. However, evidences found in the regulations of the practices and the lack of a clear system of relations between university and companies show the importance to improve these tools to get better professionals education. Key words: Job process education, practical semester, industry, relation university/company, PDE components.

* En este ámbito se incluyen todos los programas asociados a la administración de empresas: mercadeo, finanzas, negocios internacionales, etc. ** Director Académico de la Institución Universitaria ESUMER; economista, magíster en Política y Economía Internacional; estudiante de Doctorado en Ciencias de la Educación Superior en la Universidad de Pinar del Río (Cuba).

97

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 


Los semestres de práctica o de industria en la formación profesional del área de la administración empresarial en Colombia. Reflexiones críticas educación tiene causas, procesos y consecuencias Introducción sociales, a la vez que se desarrolla en un contexto Existe una contradicción en el contexto de la de costos y beneficios privados. En otras educación en Colombia que tiene origen en palabras, las organizaciones productivas privadas las limitaciones económicas de nuestro país: requieren de un recurso humano calificado, pero, la universidad aislada de la empresa no está en a la vez, no están dispuestas a asumir los costos capacidad de crear las condiciones de ambiente de este proceso de formación. La empresa no necesarias para generar las habilidades que se asume su compromiso social, ni percibe el valor requieren para que los egresados desempeñen agregado que aporta a sus organizaciones el los modos de actuación profesional. Esto es, participar del proceso formativo de los futuros el conocimiento teórico no está articulado profesionales. de modo sistémico a procesos de práctica En síntesis, se puede observar que, desde una durante la mayor parte de los momentos óptica ideológica, la evolución de la formación de enseñanza aprendizaje. Este hecho es laboral en un sistema socio-económico regido especialmente notorio en el caso de las carreras por las leyes del mercado se circunscribe a de administración. La fundamentación teórica la confrontación y unidad de los intereses no es confrontada con la realidad y, en síntesis, colectivos y los intereses privados: tanto las el egresado sale al medio laboral con un bagaje empresas como la sociedad en su conjunto teórico de dimensiones incalculables pero con requieren de un profesional idóneo; sin embargo, la incertidumbre de un mundo laboral que como consecuencia de la desarticulación del siente hostil, por el desconocimiento que tiene interés privado y del interés social en el proceso del mismo. Se egresa para desempeñarse en una de formación, la sociedad en su conjunto y las realidad que sólo se conoce en abstracto. empresas en particular reciben un profesional no preparado, ni para fortalecer el lucro privado ni 1. Ausencia de un modelo para aportar a la transformación social. pertinente de relación

universidad-empresa

La educación en Colombia no se apoya en una relación sólida entre la universidad y la empresa, esto debido a la ausencia de un modelo pertinente socialmente, que defina los alcances y la forma en que se debe desarrollar esta relación. En consecuencia, la articulación del concepto teórico a la generación de habilidades laborales no posee las condiciones necesarias de infraestructura, ni metodológicas para su desarrollo2. Esta afirmación expresa una manifestación profunda del carácter dialéctico de la relación entre la universidad y la empresa privada: la

2. La empresa como objeto de transformación del sistema educativo

Bajo estas condiciones es que han surgido en el país carreras del área de la administración, cuyas condiciones materiales sólo permiten formar personas con conocimientos teóricos pero sin la apropiación de habilidades de desempeño laboral. El tema de la relación entre las universidades y las empresas tiene una especial connotación en el caso de las facultades de administración de empresas. Una de las particularidades de

Autores como Omar Aktouf consideran que el uso de casos como metodología para generar habilidades laborales tiene muchas limitaciones debido a lo reduccionista, porque no aproximan al estudiante a su objeto puesto que es simplemente un simulacro. “Administración y pedagogía”, Fondo editorial U. Eafit. Medellín, marzo de 2000, capítulos 4 y 5.

2

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

98


Los semestres de práctica o de industria en la formación profesional del área de la administración empresarial en Colombia. Reflexiones críticas las carreras del área de la administración es El problema no sólo tiene una connotación que su objeto de formación (las empresas) se ideológica sino que también implica un análisis deriva directamente de las relaciones sociales técnico desde la pedagogía. de producción, lo que hace que el contexto en el que se desenvuelve la educación superior 3. El semestre de práctica o sea en estas facultades también su objeto de industria: ¿Una actividad transformación. extracurricular? Desde esta óptica, la relación entre la universidad Ante la ausencia de condiciones que permitan y la empresa adquiere una connotación particular. un proceso permanente de articulación didáctica Para la universidad, la empresa, además de ser entre la universidad y el aparato productivo, la un espacio para complementar el aprendizaje y alternativa ha sido la creación de semestres de de ser el ente que aprovecha el conocimiento práctica o industria, en los cuales los estudiantes adquirido y o construido por los estudiantes, es se vinculan a las empresas e intervienen en sus también una parte de la realidad que puede ser procesos. Las prácticas empresariales o semestres transformada (mejorada). de industria han permitido que los estudiantes Para la universidad, la estructura, la dinámica, el conozcan las empresas, se familiaricen con el desarrollo y la articulación social de la empresa ritmo de trabajo, adquieran responsabilidades e, son componentes fundamentales del campo incluso, realicen labores inherentes al ejercicio de acción del proceso de formación. Por ende, de su profesión. En estos semestres de práctica la universidad no sólo prepara personas para los estudiantes se aíslan del centro educativo y que se desempeñen en las empresas sino, y se ocupan en una empresa bajo un seguimiento esto especialmente, para que las transformen. operativo desde la IES (ver Gráfico 1).

Gráfico 1. La práctica y su relación con lo académico y lo investigativo

99

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Los semestres de práctica o de industria en la formación profesional del área de la administración empresarial en Colombia. Reflexiones críticas Este gráfico pretende mostrar que el semestre de operativas más o menos generales que se pueden sintetizar de la siguiente manera: práctica es una actividad planeada operativamente - Se realizan en semestres avanzados de desde el currículo, pero su dimensión didáctica las carreras de educación superior. posee una vinculación marginal con el resto - Se realizan una o, máximo, dos veces de actividades formativas: las académicas y en el transcurso de la carrera. las investigativas. El argumento fundamental - No existen diseños curriculares para esta afirmación es el hecho que, en predefinidos que sustenten los esencia, desde la planeación curricular no se objetivos, contenido y metodología a pueden predeterminar las competencias que implementar durante la práctica. se pretenden desarrollar a través de la práctica. - A diferencia de las prácticas en el Las habilidades que se desarrollan dependen sector salud o en las ciencias naturales, de las particularidades de la empresa a la que el asesor de prácticas cumple un papel ingresa el estudiante y a la calidad de la relación secundario en el proceso formativo. de éste último con el personal que acompaña - El empresario es el principal su trabajo. acompañante del estudiante practicante, Algunas instituciones de educación superior pero su rol no está definido desde lo definen el semestre de práctica como: “el curricular. Su aporte es empírico, tanto semestre destinado a aplicar los conocimientos desde el objeto de la práctica como teóricos adquiridos en la tecnología respectiva” desde los métodos formativos. (Esumer, 2001); ó “las prácticas universitarias - La evaluación, en consecuencia, no estudiantiles... forman parte integral de su responde a objetivos curriculares sino currículo. El objetivo de las prácticas es que a percepciones directas del empresario el estudiante aplique a la realidad social y y colaterales del asesor. al sector productivo... los conocimientos, - Las funciones del practicante habilidades y destrezas aprendidas a lo largo de generalmente se acompañan su formación profesional, para obtener un mayor del desarrollo de un proyecto o conocimiento” (U. de M., 2002). investigación que aporte a la empresa Estas definiciones normativas no presentan una en la que se labora, aunque su mayor claridad pedagógica y muestran de alguna formulación no siempre responda a manera lo que sucede normalmente en las IES requerimientos de dicha organización. cuando de semestres de práctica o industria se - En su estado ideal, la empresa trata: no hay una precisión curricular de lo que cooperadora permite la rotación del es esta etapa en la formación de tecnólogos y practicante por diferentes dependencias profesionales en Colombia. En la Universidad de la organización, ampliando el de Antioquia, específicamente en la Facultad espectro de conocimiento que el de Educación, a partir del estudio que se hizo estudiante puede tener de su objeto de de las prácticas y su reglamento, se llegó a la estudio. conclusión que era necesario definirle a este Si tratáramos de analizar la práctica como proceso su objeto, componentes y relaciones asignatura podríamos evaluar en qué situación (Quintero, 2001). se halla cada uno de los componentes del Los denominados semestres de práctica o PDE: problema, objeto, objetivo, contenido de industria en Colombia, en las facultades (conocimientos, habilidades y valores), métodos, económico administrativas tienen características medios, formas y evaluación.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

100


Los semestres de práctica o de industria en la formación profesional del área de la administración empresarial en Colombia. Reflexiones críticas - Problema – Objeto - Objetivo: No acompañamiento, básicamente administrativo, se predeterminan. La selección de que realiza el asesor de práctica designado por la empresa en la que se realizará la la institución educativa. práctica es un condicionante del tipo En los semestres de práctica se dan contenidos de problema que se va a resolver, de que no están explicitados en planes y programas los campos de acción en que se va a de estudio pero que se manifiestan de forma intervenir y de los objetivos que se implícita en los aprendizajes en la empresa. Se pretende alcanzar. trata de pautas y modelos de relación social - Contenido: No se predetermina. que se producen en ocasiones sin una clara Aunque es claro que son empresas en las conciencia de sus posibles efectos. Esto es lo que que se realizan actividades relacionadas se denomina currículo oculto, el cual se localiza con el objeto de la profesión, no se primeramente en el ámbito de las relaciones sabe con anterioridad cuales serán sociales de la escuela, en su alrededor pero que los conocimientos a adquirir ni las ha sido extendido por algunos autores hasta el habilidades que se desarrollarán. conocimiento objeto de transmisión (González, - Métodos, Medios y Formas: Los 2001). Muchas veces este currículum oculto métodos no se predeter minan. es una fuente de obstáculos para lograr las Normalmente, el estudiante asume finalidades del currículo formal o pensado. labores de observación al inicio, para En síntesis, lo que estamos planteando es luego comenzar a intervenir algún tipo que los semestres de práctica tal como están de proceso organizacional. Paralelo concebidos en el marco de las relaciones sociales al trabajo cotidiano en la empresa, de nuestro país, no tienen una clara definición el estudiante realiza un proyecto curricular. Si bien se administran desde el área coordinado por el docente tutor, el cual docente de las universidades, éstos no poseen la se espera sea de utilidad futura para la estructura del PDE, conclusión que se deduce organización. del hecho que sus objetivos y evaluaciones no - Evaluación: Ante la ausencia de una parten de una definición curricular, sino de las formulación previa del problema, particularidades de cada caso. De hecho, nos el objeto y el objetivo, la evaluación atrevemos a plantear que el semestre de práctica asume en consecuencia un carácter es una actividad extracurricular que, si bien más subjetivo. Ésta combina la aporta al desarrollo del estudiante, no posee percepción de que el empresario tiene los elementos necesarios para garantizar una las actitudes y aptitudes del estudiante adecuada formación laboral. y el docente-tutor anexa su valoración del compromiso del estudiante con 4. ¿Qué es el semestre de práctica respecto al desarrollo del proyecto. para la empresa? Lo más relevante de los semestres de práctica Muchas empresas han concebido el semestre en Colombia es la desconexión tácita del de práctica como actividad que genera costos estudiante del resto de la vida universitaria. Su y no como proceso de beneficio recíproco. La vida académica se traslada completamente a la permanencia de un estudiante en la empresa se organización productiva pero sin una bitácora entiende como un gasto que no beneficia (por lo definida curricularmente, bajo una tutela de menos proporcionalmente) a la organización. carácter laboral liderada por la empresa y con un De otro lado, para otras empresas u 101

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Los semestres de práctica o de industria en la formación profesional del área de la administración empresarial en Colombia. Reflexiones críticas organizaciones, el estudiante practicante es desvincula de la universidad, y las labores que mano de obra parcialmente cualificada y de realiza no tienen una clara connotación curricular. bajo costo, definición que se aleja totalmente del Incluso, la asimilación del estudiante practicante carácter formativo que deben tener las pasantías como mano de obra barata ha hecho que esta a las empresas. Esta situación ha derivado en un figura favorezca la agudización de los niveles replanteamiento de la discusión de los semestres de desempleo en Colombia. Los empresarios de práctica, trasladándola del campo educativo al están encontrando en el estudiante pasante, en económico: la remuneración de los estudiantes muchos casos, una oportunidad para reducir y el beneficio de las empresas se han convertido costos en actividades de mediano y bajo nivel de en el centro de la discusión, dejando de un lado complejidad, al utilizar esta figura en reemplazo el compromiso y los logros en términos de de trabajadores plenamente remunerados. formación. Desde esta óptica, la administración de los 5. El nuevo reto (en lugar de procesos educativos ha encontrado una nueva conclusión) contradicción a resolver: la que existe entre la El reto que surge no es solamente el de actividad laboral como proceso de formación articular la empresa como espacio de práctica, y como proceso productivo. Lo que estamos sino especialmente de establecer un sistema presentando acá es una situación compleja. de formación laboral que posea todos los De un lado, no se ha podido demostrar la componentes del PDE y en el cual el docente y el utilidad económica de articular estudiantes a empresario asuman un rol formador claramente las empresas en su proceso de formación. De predeterminado y para lo cual las IES deben otro lado, los empresarios no han concebido la prepararlos. responsabilidad social que les cabe en el proceso Para elevar la pertinencia y viabilidad de de formación de la juventud, a la vez que los los semestres de práctica sería importante diferentes actores (empresarios, estudiantes y concentrarse en dos principios que deberían docentes) han entendido la actividad de práctica guiar la dinámica de este proceso formativo: empresarial como un espacio económico y no - El estudiante se formaría también en la académico. empresa y el aporte de la organización Inclusive, el decreto 933, que reglamenta la es parte del compromiso social que vinculación de aprendices a las empresas, habla debe tener el sector productivo con su de “...prácticas para afianzar los conocimientos entorno. teóricos sin que, en estos casos, haya lugar a - El hecho de que el estudiante aprenda la formación académica, circunscribiéndose haciendo permitiría concebir el espacio la relación al otorgamiento de experiencia y de práctica como contexto que facilita el formación práctica empresarial” (Ministerio de logro de resultados productivos desde la Protección Social, 2003). Por esto, algunos la formación; esto es, el estudiante analistas han planteado que la última reforma aprende en la medida en que produce. laboral ha permitido la reducción de costos Estos dos principios (el aporte de las empresas laborales a través de la vinculación de aprendices privadas al proceso social de formación y el en lugar de trabajadores plenos (Semana, principio de aprender haciendo) deberían ser 2004). los ejes rectores de la definición, desarrollo En conclusión, la práctica ha pasado a ser un y evaluación de las actividades de carácter momento de trabajo en que el estudiante se laboral, en el proceso docente educativo.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

102


Los semestres de práctica o de industria en la formación profesional del área de la administración empresarial en Colombia. Reflexiones críticas OBSERVATORIO DEL TRABAJO DE Esta óptica, como faro guía de la relación LA UNIVERSIDAD EXTERNADO DE universidad-empresa en el proceso de formación, permitiría definir, desarrollar y evaluar procesos COLOMBIA. Revista SEMANA, Bogotá, marzo y actividades que garantizaran una formación de 2004, edición 1141. con calidad de un profesional que pueda, a su QUINTERO QUINTERO, Marta Lucía. La práctica vez, intervenir en las dinámicas sociales, a través integral escolar en la formación de licenciados en del aparato productivo y mejorar la sociedad, educación en la Universidad de Antioquia. Tesis para aportando a la elevación de la competitividad optar al título de Doctora en Ciencias Pedagógicas. de sus empresas. La Habana, 2001.

Bibliografía recomendada INSTITUCION UNIVERSITARIA ESUMER. Reglamento de Práctica Integrada. Acuerdo 137 del Consejo Directivo, junio 20 de 2001. MINISTERIO DE LA PROTECCIÓN SOCIAL. Decreto 933, artículo 6, literal g. Bogotá, 2003.

103

UNIVERSIDAD DE MEDELLÍN. Acuerdo No. 74 del Consejo Académico, septiembre 30 de 2002. UNIVERSIDAD EAFIT. “Administración y pedagogía”. Medellín: Fondo Editorial Universidad EAFIT, marzo de 2000, capítulos 4 y 5.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Universidad al día

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 

104


El proceso civil ¿un debate entre iguales?* Por: Mabel Londoño Jaramillo**

Resumen Para que el proceso civil sea verdaderamente un debate dialéctico debe garantizar para las partes intervinientes en la litis iguales oportunidades de ataque y de defensa en desarrollo del principio del debido proceso consagrado en el artículo 29 de la Constitución Política, y más propiamente de los principios que de él se desagregan: bilateralidad de la audiencia (o derecho de defensa o contradicción) e igualdad. En la práctica, nos vemos enfrentados a una realidad que pone en jaque este perfecto equilibrio, pues es sabido que los litigios no se dan, en la generalidad de los casos, entre iguales sino, por el contrario, entre desiguales, es decir, hay una parte “fuerte” enfrentada a una “débil”, y es allí donde necesariamente tiene que entrar en escena el juez (bajo el entendiendo que el proceso civil ha dejado de ser una cosa o asunto privado de las partes) para garantizar la igualdad material de los contendientes, pues él se constituye en el Estado social de derecho, en un “director” del debate procesal y no en un simple “convidado de piedra” como en otrora lo fuera en vigencia del sistema dispositivo puro. Palabras claves: Proceso jurisdiccional, conflicto jurídico, juez, partes, debido proceso, derecho de defensa, principio de igualdad, principio de imparcialidad, contradictorio, sentencia.

*

Ponencia presentada en el Primer Foro de Derecho Procesal “Presente y futuro del proceso”, realizado el 4 de agosto de 2006 en la Universidad Católica de Oriente. ** Abogada y Magíster en Derecho Procesal de la Universidad de Medellín, Doctoranda en Filosofía en la Universidad Pontificia Bolivariana. Docente investigadora de la Maestría en Derecho Procesal de la Universidad de Medellín y docente de pregrado en la misma universidad y en la Universidad Católica de Oriente. Integrante del Grupo de Investigación en Derecho Procesal de la Universidad de Medellín. E-mail: mlondono@udem.edu.co.

105

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 


El proceso civil ¿un debate entre iguales? Abstract So that the civil process could be truly a dialectic debate should guarantee to the both parts that play a role in the equal debate and defending the development the statement of being consecrated in the article 29 from the politic constitution and even more from the principles where they are derivate: co- participation of the audience ( right of defending and contradiction) and equality. In the practice, we FACE a reality that tends to kill the perfect equilibrium, is known that agreements are not done, in most of the cases, between equal parts but in the contrary between not equal parts, it means there is a strong side facing a weak one, and is there where necessarily a judge must take part ( to conciliate the parts) To guarantee the equality of both sides, because is necessary to build up the social right in a director of the debate and not simply in a stone agent. Key words: Jurisdictional process, jurist conflict, judge, parts, proper process, defending right, equality principle, impartiality principle, contradictory, sentence.

Introducción

El estudio del derecho procesal exige ser confrontado con el ámbito cultural en el cual se inserta, pues no se puede ignorar la realidad social y política en que el hombre está circunscrito. Estamos obligados a asumir no solo una actitud teorética y contemplativa, sino también práctica, para orientar la revisión permanente de los conceptos suministrados por la dogmática procesal, en procura de la evolución de sus teorías e instituciones, facilitando una adecuada producción de la normatividad procesal. En la actualidad se observa que hay un opulente discurso acerca de las garantías constitucionales que tienen las partes en el proceso; pero, paralelo a ello, padecemos una palmaria carencia en su implementación, y es precisamente hacia ese punto neurálgico hacia donde tenemos que direccionar todo nuestro interés discursivo, procurando un constante diálogo entre la dogmática jurídica procesal y el constitucionalismo contemporáneo, para adaptar nuestro objeto de conocimiento a la

trasformación constante que se viene dando en nuestras sociedades, posibilitando que el derecho procesal sea un mecanismo real de actuación del derecho sustancial, al facilitar la renovación de sus contenidos temáticos y el replanteamiento de los modelos conceptuales tradicionales que se han ofrecido, en atención al cambio de paradigmas que nos convocan. Luego de esta breve introducción, me permito abordar el tema de la igualdad de las partes en el proceso civil, pues considero que en la actualidad es un eje problemático que no permite que se cristalicen y fluyan fines tan loables del Estado, como son la convivencia pacífica y la justicia1. La justicia civil se presenta como un servicio público que el Estado, a través del órgano jurisdiccional, presta a los ciudadanos cuando las diferentes formas alternativas de resolver los conflictos, principiando por el acercamiento directo de las partes en un ejercicio dialógico, han fallado. El Estado se ocupa de resolver con un acto de autoridad, llamado sentencia, los conflictos que surgen entre las partes. En este sentido, el artículo 229 de la Constitución

Artículo 2 Constitución Política: “Son fines esenciales del Estado: servir a la comunidad, promover la prosperidad general y garantizar la efectividad de los principios, derechos y deberes consagrados en la Constitución; facilitar la participación de todos en las decisiones que los afectan y en la vida económica, política, administrativa y cultural de la Nación; defender la independencia nacional, mantener la integridad territorial y asegurar la convivencia pacífica y la vigencia de un orden justo ...”

1

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

106


El proceso civil ¿un debate entre iguales? Política, que consagra el derecho de acción, dispone que se garantiza el derecho de toda persona para acceder a la administración de justicia; lo que implica, a su vez, un acceso en condiciones de igualdad para todos los ciudadanos, según lo señalado en el artículo 13 que constitucionaliza el derecho fundamental a la igualdad ante la ley y las autoridades estatales2. No obstante este deber ser que demarca la Constitución, debemos reconocer que existe una serie de obstáculos a la entrada, que impiden que ciertos conflictos accedan al aparato jurisdiccional3; entre ellos encontramos: - Obstáculos económicos: No es desconocido que en un sinnúmero de casos la situación económica de los ciudadanos hace inviable el acceso a la administración de justicia, pues de entrada se está pensando en los costos que tienen que asumir para contratar los servicios de un abogado que ejerza la reclamación procesal. Debe tenerse en consideración que en muchas ocasiones nos encontramos ante pretensiones de muy bajo valor, indebidamente denominadas pequeñas causas4, que incrementan los costos públicos y privados del proceso, lo que hace que éste resulte proporcionalmente más costoso para los sectores de estrato socio económico

2

3

4

5 6

más bajo. Al respecto, Cappeletti5 sostiene que “se tornan económicamente imposibles las causas de menor valor, que son, típicamente, las causas de la gente pobre”. Así, la excitación del órgano jurisdiccional para la solución de un conflicto, por ejemplo, de un salario mínimo, resultará más oneroso en comparación con lo que se pueda obtener en la sentencia. En este punto, podemos intentar una defensa del Estado en cuanto a la viabilidad que el ordenamiento jurídico contempla para que las personas de escasos recursos económicos accedan al órgano jurisdiccional en reclamo de sus pretensiones, y es en razón de la existencia de figuras como el amparo de pobreza6 y los consultorios jurídicos de las diferentes Facultades de Derecho oficialmente reconocidas, organizados para prestar servicios jurídicos a personas pobres, tal como lo señala la Ley 583 de 2000 en su artículo primero, al disponer que los estudiantes adscritos a estos centros de práctica son abogados de pobres. No obstante, el gran problema radica en el desconocimiento de tales herramientas por parte de los llamados a su utilización, pues no hay una política de difusión de las mismas; podríamos, incluso, concluir que sólo los estudiantes de derecho en el curso de sus estudios universitarios acceden

Artículo 13 Constitución Política: “Todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, recibirán la misma protección y trato de las autoridades y gozarán de los mismos derechos, libertades y oportunidades sin ninguna discriminación por razones de sexo, raza, origen nacional o familiar, lengua, religión, opinión política o filosófica. “El Estado promoverá las condiciones para que la igualdad sea real y efectiva y adoptará medidas a favor de grupos discriminados o marginados. “El Estado protegerá especialmente a aquellas personas que por su condición económica, física o mental, se encuentren en circunstancias de debilidad manifiesta y sancionará los abusos o maltratos que contra ellas se cometan”. Sobre el tema puede consultarse el artículo “Jueces de paz y justicia informal: una aproximación conceptual a sus potencialidades y limitaciones”, del Dr. Rodrigo Uprimny. Según mi criterio, hablar de pequeñas causas generalizando aquellas que son de muy bajo valor, es un equívoco, pues la importancia que se da al conflicto en razón de su cuantía, debe hacerse depender del estrato socioeconómico que tenga el pretensionante, v. gr., si bien es cierto que una pretensión que no supere la mínima cuantía, esto es, inferior a 15 S.M.L.M.V., puede ser intrascendente para una persona económicamente próspera, para una ubicada en los sectores menos favorecidos puede poner en riesgo su patrimonio, su integridad, hasta su vida, y en este sentido, ya no podríamos denominar a esa pretensión como una “pequeña causa”, en razón de la significación que reporta para quien se autoatribuye la titularidad del derecho que se reclama. CAPPELETTI, Mauro. Proceso, ideologías y sociedad. Buenos Aires: Ediciones jurídicas Europa-América, 1974, p. 112. Artículo 160 Código de Procedimiento Civil: “Se concederá el amparo de pobreza a quien no se halle en capacidad de atender los gastos del proceso sin menoscabo de lo necesario para su propia subsistencia y la de las personas a quienes por ley debe alimentos, salvo cuando pretenda hacer valer un derecho litigioso adquirido a título oneroso”.

107

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


El proceso civil ¿un debate entre iguales? a su conocimiento en desarrollo de las cátedras del área procesal. - Obstáculos espaciales: Para muchos usuarios del servicio de la justicia acudir a los despachos judiciales demanda una gran cantidad de tiempo; y, en este sentido, un gran número de personas de escasos recursos económicos no tienen como disponer de él, debido a que se encuentran en la lucha por su diario sustento. De otro lado, como la justicia civil se imparte en días hábiles, los ciudadanos que se encuentran domiciliados en zonas alejadas a los despachos no tienen como acceder al órgano jurisdiccional porque, como es el común denominador, sólo se desplazan a las cabeceras municipales los fines de semana para hacer todas sus diligencias. Lo anterior se agrava en los lugares a donde simplemente no llega el aparato judicial, ya sea por su remota ubicación o por razones de orden público que ponen en riesgo la seguridad de los funcionarios llamados a solucionar las controversias jurídicas. - Obstáculos temporales: Como es de conocimiento popular la enorme prolongación de los procesos, no es extraño que muchos ciudadanos se abstengan de acudir al órgano jurisdiccional en procura de solucionar sus conflictos, pues esa percepción negativa que tienen acerca de la lentitud y complejidad de los trámites actúa como un repelente natural. Hoy por hoy, la sideral duración de los procesos ha hecho reaparecer la antigua preocupación de J. Bentham, cuando escribía que una justicia demorada es una justicia negada (justice delayed is justice denied7). El progresivo alargamiento de la duración de los procesos se explica, en buena parte, con el efecto acumulativo del trabajo atrasado que presentan los jueces, ya que si observamos la relación entre procesos entrantes y concluidos en el curso de los años, rápidamente nos daremos cuenta que

7

el número de los procesos salientes año tras año, proporcionalmente es mucho menor que el de los entrantes, y en este sentido, arrastramos una mora judicial de muchos años, es decir, siempre se trae una herencia acumulada. Este fenómeno comporta un efecto devastador sobre la duración de los procesos porque determina, con el correr de los años, un aumento sin fin de los mismos, que se van apilando en el despacho de cada juez, propiciando una pesadez del trabajo judicial y una “ineficiente” prestación del servicio público de la justicia. - Obstáculos educativos y de asesoría técnica: Las barreras presentadas por la falta de conocimientos jurídicos y de recursos profesionales aíslan cada vez más la justicia de los sectores populares, pese a que tengan derecho a que el Estado les solucione las controversias. Aplica en este punto, igualmente, el desconocimiento que la comunidad tiene de la razón de ser de los consultorios jurídicos de las Facultades de Derecho, a que se hizo referencia en renglones anteriores, además de otras figuras como las Casas de Justicia, creadas para orientar a los ciudadanos en diferentes temáticas. Insisto, pues, que debe hacerse mayor difusión de las diferentes herramientas jurídicas que acercan la justicia al ciudadano común, y en esta labor la academia tiene que jugar un papel preponderante. Todos estos obstáculos de entrada hacen que un número considerable de conflictos intersubjetivos no accedan al aparato judicial en nuestro país, presentándose, lastimosamente, un campo abonado para la proliferación de la autotutela como forma de solución de las controversias jurídicas, figura que, como se conoce, está restringida en nuestro ordenamiento jurídico para determinadas situaciones reguladas por el legislador, toda vez que está prohibido el hacerse justicia por cuenta propia.

Magna Carta, Chapter 40; Bentham, Principles of Judicial Procedure, with the outlines of a Procedure Code, in The Works of Jeremy Bentham (ed. Bowring) (1843) (Tait, Edinburgh) Vol. 2 at 19.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

108


El proceso civil ¿un debate entre iguales? Observando este panorama, se entiende el florecimiento de tendencias dirigidas a acreditar nuevos modelos de solución de conflictos, pues como se dejó entrever, el mecanismo por excelencia para la solución de las controversias jurídicas, esto es, el proceso jurisdiccional, es insuficiente e ineficiente. Es así como la moderna sociedad puede elegir otros caminos, más ágiles, más económicos, más simples, más cercanos a las necesidades y a los modos de sentir de los ciudadanos involucrados en una controversia como, por ejemplo, la conciliación, la justicia de paz, por nombrar algunos. Se asiste, entonces, a una fug a de la jurisdiccionalización de los conflictos jurídicos y a una contextual búsqueda de formas alternativas para su solución. Se deja simplemente insinuado el tema y mi clara posición de aceptación frente al mismo, ya que en esta oportunidad lo que nos convoca es el proceso jurisdiccional. Cuando los obstáculos de entrada son superados y el ciudadano puede someterle su diferencia jurídica al juez, hablamos de la jurisdiccionalización del conflicto, y ya en este escenario del proceso jurisdiccional es pertinente preguntarnos si hay igualdad de armas para los contendientes. Para dar respuesta a esta pregunta, es necesario primero hacer una breve explicación del principio de igualdad, que se constituye en un principio rector del proceso y que se encuentra inmerso en el principio del debido proceso, erigido como garantía máxima del derecho procesal. La garantía del debido proceso se consagra en el artículo 29 de nuestra Constitución, en los siguientes términos: “(…) Nadie podrá ser

juzgado sino conforme a las leyes preexistentes al acto que se le imputa, ante juez o tribunal competente y con la observancia de la plenitud de las formas propias de cada juicio (…)”. De esta norma se puede extractar que el núcleo del debido proceso es: “Nadie podrá ser juzgado sino ante juez o tribunal competente y con la observancia de las formas propias de cada juicio”8. La doctrinante Beatriz Quintero en su obra Teoría general del proceso9, desarrolla el principio del debido proceso derivando de su núcleo la garantía de legalidad del juez y la garantía de la legalidad de la audiencia, esta última, a su vez escindiéndola en los principios de bilateralidad de la audiencia y legalidad de las formas10. El principio de bilateralidad de la audiencia se conoce también como principio del contradictorio o derecho de defensa, y significa que un juez no puede decidir una pretensión, si la persona en contra de quien ha sido propuesta no ha tenido oportunidad de ser oída. Es el principio que tradicionalmente se ha enunciado como audiatur et altera pars. Entonces, en consideración a la esencial bilateralidad del proceso, es necesario impartir un tratamiento igualitario a las partes, tanto la activa como la pasiva, de tal manera que éstas gocen en el proceso de idénticas y recíprocas oportunidades de ataque y de defensa, y que ninguna pueda encontrarse en una posición de inferioridad jurídica frente a la otra. Es así como el derecho de defensa o derecho de contradicción corresponde por igual al actor y al opositor, esto es, al demandante y al demandado, y en razón de ello el principio aparece como un aspecto de socialización o democratización de proceso.

Como antecedente histórico se relata que a principios del siglo XIII los varones ingleses obligaron a Juan sin Tierra a suscribir la Magna Charta Libertum, que se componía de 70 capítulos que enumeraban garantías, las mismas que hoy se han convertido en el catálogo moderno de las libertades. El capítulo 46 consagraba la garantía del debido proceso en similares términos: “Ningún hombre libre puede ser arrebatado, expulsado (...) sino de acuerdo con la ley de la tierra y mediante juicio de pares”. 9 QUINTERO, Beatriz y PRIETO, Eugenio. Teoría general del proceso. 3 ed. Bogotá: Temis, 2000. p. 91 y ss. Ver también “El Derecho procesal en la Constitución de 1991” En: Revista Temas Procesales, No. 16, mayo de 1993. 10 DÍAZ, Clemente A. Instituciones de Derecho Procesal, Parte general, Tomo I. Buenos Aires: Abeledo Perrot, 1972. Desde la óptica de Clemente A. Díaz, los principios generales del proceso son: 1) Principio de la bilateralidad de la audiencia; 2) Principio del formalismo; 3) Principio de autoridad; 4) Principio de economía y 5) Principio de moralidad. 8

109

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


El proceso civil ¿un debate entre iguales? Tenemos, pues, que el postulado de igualdad procesal de los litigantes es uno de los aspectos fundamentales del principio de bilateralidad de la audiencia, y para que pueda cumplirse y exista un verdadero equilibrio procesal, debe encontrar apoyo en disposiciones legales que bien lo respalden y que garanticen iguales oportunidades de participación de las partes en el proceso. Esto en teoría es un planteamiento que no admite discusión, ¿pero en la práctica será posible hablar de una igualdad jurídica absoluta entre los litigantes? La respuesta es negativa, porque siempre existirá una razonable desigualdad, la cual dentro de lo posible hay que tratar de contrarrestar mediante una nivelación o equilibrio de la condición procesal de los justiciables, y esto, considero, debe ser tarea del juez. Aquí es donde me adentro al estudio de la imparcialidad del juez, fijando como directriz de la siguiente construcción teórica, que el proceso civil no es un asunto que interese exclusivamente a las partes, como en cierta época lo fue cuando imperaba el sistema dispositivo puro, que dejaba el proceso a su total dominio, o mejor, al de sus abogados, libres para competir en la arena, determinando su desarrollo, y que en razón de ello se reducía a un intercambio de escritos frente a un juez inerte, cuya pasividad venía exaltada como garantía de imparcialidad del juicio. Recordemos que el juez imparcial es aquél que no tiene interés personal mediato o inmediato con ninguno de los elementos del proceso, esto es, con las partes, con el bien contendido, con la solución del conflicto; el que está libre de todo prejuicio, atadura o prevención que le impida juzgar o proceder autónomamente. Para que el juez pueda actuar con la más absoluta

imparcialidad debe estar despojado de cualquier ligadura que pueda comprometer su recto entendimiento y aplicación del ordenamiento jurídico, ya sea, por ejemplo, por la presencia de alguna de las causales de impedimento previstas en la ley11, como la  existencia de vínculos de parentesco o amistad íntima con una de las partes, o de un marcado interés personal en la decisión. La doctrina procesal ha concluido que la imparcialidad requiere de la presencia de dos elementos: uno subjetivo y otro objetivo. El componente subjetivo, alude al estado mental del juez, es decir, a la ausencia de cualquier preferencia, afecto o animadversión con las partes del proceso, sus representantes o apoderados. El elemento objetivo, por su parte, se refiere al vínculo que puede existir entre el juez y el asunto objeto de controversia, de forma tal que se altere la confianza en su decisión, ya sea por la demostración de un marcado interés o por el previo conocimiento del asunto en conflicto, que impida una visión neutral de la litis. El autor Adolfo Alvarado Velloso12 plantea que el concepto de imparcialidad, que indica que el juez debe carecer de todo interés subjetivo en la solución del litigio, involucra el de impartialidad, que reclama que el juez no debe estar situado en la posición de parte, ya que nadie puede ser actor o acusador y juez al mismo tiempo. Es decir, la condición de imparcial que tiene el funcionario judicial exige mantener ajeneidad y neutralidad13 con relación a las partes. Indicaba Werner Goldschmidt14, hace casi medio siglo, que la imparcialidad consiste en poner entre paréntesis todas las consideraciones subjetivas del juez, entendiendo que el juez

Ver artículos 149 y 150 del Código de Procedimiento Civil. ALVARADO VELLOSO, Adolfo. Debido proceso versus pruebas de oficio. Bogotá: Temis, 2004. p. 146. 13 La neutralidad es la actitud o comportamiento del que no se inclina por ninguna de las dos partes que intervienen en un enfrentamiento ni las beneficia ayudando a forzar la solución pretendida por una de ellas. 14 Cita de PICÓ I. JUNOY, Joan. La imparcialidad judicial y sus garantías: la abstención y la recusación. Barcelona: J.M. Bosch Editor, 1998. p. 23. 11 12

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

110


El proceso civil ¿un debate entre iguales? es el hombre y sus circunstancias personales (su salud, su cultura, su educación, su inteligencia, su agudeza mental y visual, su poder de convicción, etc.); por ello, mediante la imparcialidad pretende garantizarse que el juzgador se encuentre en la mejor situación psicológica y anímica posible, para emitir un juicio objetivo sobre el caso concreto ante él planteado por las partes, con fundamento en el sistema de fuentes. La concepción de la imparcialidad como garantía subjetiva de la jurisdicción es necesaria para asegurar estándares de justicia, pues es claro que el juez debe guardar una distancia con relación a las partes y tomar su decisión sólo con fundamento en el ordenamiento jurídico (sistema de fuentes), mas no basado en afectos o prejuicios que tenga con los sujetos del proceso o en algún interés con el objeto por ellos perseguido. Pero, pensemos en la siguiente pregunta: ¿A partir de qué momento el juez debe colocarse en un punto medio entre las partes y constituirse en ese sujeto supraordenado que dirige el debate procesal? Para dar respuesta al anterior interrogante debemos entender que el juez debe crear para las partes un escenario procesal que las coloque en igualdad de condiciones o, al menos, hacer posible que las partes en el proceso puedan colocarse en igualdad de condiciones. Sabido es que en la mayoría de los procesos hay una parte fortalecida, ya sea por su situación económica, por su condición de superioridad o jerarquía frente a la contraparte, por una mejor representación judicial, etc., al lado de una parte débil. En tales circunstancias, nunca va a ser posible garantizar el principio de igualdad, porque ello requiere que la balanza en que se encuentran los contendientes, el sujeto activo y el sujeto pasivo, esté equilibrada, nivelada, para que

se opere un perfecto contradictorio que brinde iguales oportunidades de defensa y de ataque. Es, pues, necesario, cuando se evidencia que una de las partes se halla en desventaja procesal con relación a la otra, ya sea por desconocimiento de sus derechos y de las herramientas de que dispone para su defensa (recordemos en este punto que es factible que los justiciables actúen en causa propia en los procesos civiles de mínima cuantía, y que en contadas ocasiones ésta es la alternativa cuando no disponen de recursos para pagar los servicios de un abogado) o por una deficiente representación judicial que ponga en riesgo los derechos pretendidos; que el juez, a través de una oportuna intervención, nivele la balanza entre las partes suministrando orientación o sancionando al abogado que, atentando contra la ética, no esté haciendo un eficiente ejercicio de su profesión, al actuar en detrimento de los derechos e intereses que supuestamente defiende en el proceso15. Ahora bien, ¿cuál debe ser esa precisa oportunidad procesal utilizada por el juez para equilibrar la balanza entre los justiciables y garantizar un contradictorio en pie de perfecta igualdad? Considero que debe ser en la etapa conciliatoria de la audiencia regulada en el artículo 101 del C. de P.C., en los procesos que la admiten (ordinarios y abreviados, salvo algunas excepciones establecidas en la ley) o de la audiencia fijada para los procesos verbales cuyo desarrollo describen los artículos 432 y 439 del C. de P.C. Recuérdese que en las audiencias de conciliación adelantadas en el curso de los procesos, el juez abandona temporalmente sus funciones jurisdiccionales para asumir el rol de conciliador, en donde está obligado a proponerle a las partes posibles soluciones a las diferencias jurídicas que han planteado16. En este nuevo papel que desempeña en el proceso,

Con referencia al tema, debe señalarse que el artículo 71 del Código de Procedimiento Civil consagra como deber de los apoderados el proceder con lealtad y buena fe en todos sus actos; además, el artículo 73 regula la posibilidad de imponer una sanción patrimonial al apoderado que actúe con temeridad o mala fe. 16 Artículo 8 de la Ley 640 de 2001: “El conciliador tendrá las siguientes obligaciones: …formular propuestas de arreglo…”. 15

111

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


El proceso civil ¿un debate entre iguales? y que requiere un previo estudio del expediente judicial contentivo de todas las actuaciones hasta ese momento realizadas por las partes, debe brindar orientación a la parte débil para ponerla en igualdad de condiciones con relación a su contendiente, es decir, debe poner a las partes en equilibrio, pues solo así se puede desarrollar un serio y sensato ejercicio dialógico en el que las partes libremente puedan decidir la suerte del litigio que los convoca. En el caso de los procesos en los que el legislador excluyó la etapa conciliatoria, o en los que autorizó que la misma no se llevara a cabo en razón de haberse agotado el requisito de procedibilidad de la conciliación extrajudicial en derecho17, queda la posibilidad de que el juez de oficio cite a las partes a audiencia de conciliación, tal como lo autoriza el artículo 43 de la Ley 640 de 200118. Hoy por hoy, bajo el esquema del Estado social de derecho (Art. 1 C.P.) que atribuye al juez fuertes poderes en la dirección del proceso19 y en la búsqueda de la verdad, necesariamente estamos llamados a volcar nuestra forma de ver y practicar el derecho, y una primera idea de esta mutación que ha trascendido al proceso es que se espera del juez una decisión que permee el tejido social al requerírsele no sólo solucionar los conflictos jurídicos particulares sino, al mismo tiempo, vigilar el respeto por sus derechos

fundamentales constitucionales20, como lo es el de la igualdad; situación que no es posible, si permanece impasible en el proceso, en espera de la llegada del momento en que será necesario proferir su decisión. En razón de estos cambios paradigmáticos, urgen reformas al Código de Procedimiento Civil, pues nuestro sistema de procesamiento debe acomodarse a las directrices y políticas constitucionales, con miras a que el proceso sea un instrumento eficaz para alcanzar fines tan caros del Estado, como la convivencia pacífica y la vigencia de un orden justo. Como el tema que me convoca en esta oportunidad es el de la igualdad de las partes en el proceso civil, paso a hacer una muy breve referencia a dos figuras procesales desarrolladas en el Código de Procedimiento Civil que han de replantearse o rediseñarse, debido a que tienden a fomentar la desigualdad de los contendientes (se aclara que las posiciones aquí esbozadas están en proceso de construcción). 1. Estudio preliminar sobre la demanda: la infundabilidad jurídica o atipicidad de la pretensión, nueva causal de rechazo de la demanda (artículo 85 inc. 3º C. de P.C.). 2. Indicio por conducta omisiva del demandado: eliminación del indicio grave en contra del demandado que no contesta la demanda (artículo 95 C. de P.C.).

Artículo 35 Ley 640 de 2001: Requisito de procedibilidad… Realizada la audiencia sin que se haya logrado acuerdo conciliatorio total o parcial, se prescindirá de la conciliación prevista en el artículo 101 del Código de Procedimiento Civil o de la oportunidad de conciliación que las normas aplicables contemplen como obligatoria en el trámite del proceso, salvo cuando el demandante solicite su celebración…”. 18 Artículo 43 Ley 640 de 2001: “Las partes, de común acuerdo, podrán solicitar que se realice audiencia de conciliación en cualquier etapa de los procesos. Con todo, el juez, de oficio, podrá citar a audiencia…”. 19 Corte Constitucional, Sentencia C-037 de 1996, M.P. Vladimiro Naranjo Mesa. Afirma el máximo tribunal acerca del tema planteado que “... en lo que atañe a la administración de justicia, cada vez se reclama con mayor ahínco una justicia seria, eficiente y eficaz en la que el juez abandone su papel estático, como simple observador y mediador dentro del tráfico jurídico, y se convierta en un partícipe más de las relaciones diarias de forma tal que sus fallos no sólo sean debidamente sustentados desde una perspectiva jurídica, sino que, además, respondan a un conocimiento real de las situaciones que le corresponde resolver...”. 20 En un Estado social de derecho el formalismo legal cede terreno frente a la realidad social, ya que el juez tiene por función esencial la de vivificar los derechos y garantías fundamentales de las personas. El juez es el encargado de impartir justicia en cada caso concreto, no a través de una ciencia estática normativa y rígida, sino a través de una disciplina dinámica en la que en búsqueda de la verdad, consulta no solamente las disposiciones legales, sino además los criterios de justicia para respetar las garantías humanas de todos los sujetos procesales. 17

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

112


El proceso civil ¿un debate entre iguales?

1. Infundabilidad jurídica o atipicidad de la pretensión

La pretensión, como reclamo concreto que se le dirige al juez, debe ser fundada tanto fáctica como jurídicamente. Sobre la fundamentación jurídica de la pretensión se destaca el estudio que presenta el profesor peruano Juan Monroy Gálvez21, quien considera que la falta de sustentación jurídica de la pretensión produce la imposibilidad de juzgar por parte del órgano jurisdiccional, limitándose su poder de pronunciarse respecto del conflicto sometido a su decisión, como cuando una persona demanda a su concubina para que se declare el divorcio respecto de la relación que mantienen; se trata de una exigencia desprovista de fundamento jurídico, es decir, infundada, de un defecto generado en la formulación de un caso no justificable y que impide que se sujete la pretensión a un desarrollo procesal. Cuando una pretensión es infundada jurídicamente, es decir, atípica, el legislador tiene que dotar al juez de un instrumento adecuado para despachar esa pretensión en la etapa inicial del proceso22, pues de lo contrario se está dando vía libre a un seudoproceso (debido a que resulta estéril para el cumplimiento de sus fines), y con ello, a la realización de una innecesaria actividad procesal, ya que desde el principio es sabido que la pretensión propuesta y discutida tendrá que ser desestimada en la sentencia. Así las cosas, ¿que igualdad va a existir entre las partes, si desde el inicio de la contienda procesal se sabe quién va a ser el vencido, en

razón de la proposición de una pretensión cuya fundamentación jurídica es inexistente? El Código de Procedimiento Civil no da la posibilidad de que en la etapa inicial del proceso, una vez constatada la atipicidad de la pretensión, el juez rechace la demanda, por cuanto en dicha etapa procesal sólo se aborda el estudio sobre su admisibilidad, esto es, si la demanda cumple con todos los requisitos generales y específicos en atención al litigio planteado, mas no se hace un control sobre la fundabilidad de la misma, entiéndase jurídica, y esto es lo que posibilita que pueda tramitarse todo un proceso, cuya duración es en la mayoría de los casos sideral, que tiene como objeto una pretensión sin fundamento. Las causales de rechazo de plano de la demanda o in limine se encuentran enunciadas en el inciso 3º del artículo 85 del Código de Procedimiento Civil, en los siguientes términos: “El juez rechazará de plano la demanda cuando carezca de jurisdicción o de competencia, o exista término de caducidad para instaurarla, si de aquélla o sus anexos aparece que el término está vencido”. Igualmente, regula el rechazo posterior de la demanda, que se presenta cuando el juez habiéndola inadmitido por las circunstancias consignadas en los siete numerales del artículo 85 del Código23, los defectos no sean subsanados por el demandante dentro del término de que dispone para hacerlo, es decir, dentro de los cinco (5) días siguientes a la notificación por estado del auto inadmisorio de la demanda.

MONROY GALVEZ, Juan. Introducción al Proceso Civil Bogotá: Temis, 1996. p. 196-198. Citado por AGUDELO RAMÍREZ, Martín. Introducción al Estudio del Derecho Procesal. 3 ed. Medellín: Señal Editora, 2004. p. 269. Para efectos del desarrollo temático, se hace necesario entender que el proceso se compone de dos fases, a saber: a) Una fase o etapa preliminar, dirigida a integrar el contradictorio, a fijar los extremos litigiosos o el tema de decisión, y a sanear la contienda procesal; y b) Una segunda fase en donde se desarrollan las etapas sustanciales de pruebas, alegaciones y fallo. 23 Artículo 85 Código de Procedimiento Civil: “El juez declarará inadmisible la demanda: 1. Cuando no reúna los requisitos formales; 2. Cuando no se acompañen los anexos ordenados por la ley; 3. Cuando la acumulación de pretensiones en ella contenida, no reúna los requisitos exigidos por los tres numerales del primer inciso del artículo 82; 4. Cuando no se hubiere presentado en legal forma; 5. Cuando el poder conferido no sea suficiente; 6. En asuntos en que el derecho de postulación procesal esté reservado por la ley a abogados, cuando el actor que no tenga esta calidad presente la demanda por sí mismo o por conducto de apoderado general o representante que tampoco tenga; 7. Cuando el demandado sea incapaz y no actúe por conducto de su representante”. 21

22

113

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


El proceso civil ¿un debate entre iguales? A su vez, debe señalarse la causal de rechazo de plano de la demanda que trae el artículo 36 de la Ley 640 de 2001, cuando no se agota el requisito de procedibilidad de la conciliación extrajudicial en derecho que es exigido antes de acudir a la jurisdicción en un proceso civil o de familia24. Considero pertinente, en aras de garantizar un real debate entre iguales, contemplar como nueva causal de rechazo de la demanda la infundabilidad jurídica de la pretensión, o lo que es lo mismo, su atipicidad, y con ello evitar la puesta en marcha de todo un proceso innecesario, con los consecuentes costos públicos y privados que tienen que asumir el Estado y las partes, para que al final se concluya con una sentencia desestimatoria de la pretensión por falta de tutela concreta, evidente desde la etapa inicial, pero insuperable en ese momento, por la inexistencia de un instrumento legal que posibilite que en esa etapa el proceso sea abortado. Esta propuesta que se plantea exige que el juez, una vez aborde el estudio de la demanda, no sólo revise el cumplimiento de los requisitos legales para su admisibilidad, sino que verifique su tipicidad, su fundamentación jurídica. Frente al tema, una última acotación: a quienes consideren que contemplar como causal de rechazo de la demanda la atipicidad de la pretensión, constituye una denegación de justicia al torpedear el libre acceso a la

misma25, se les recuerda que una providencia de inadmisibilidad o rechazo de la demanda cimentada en derecho, satisface perfectamente el derecho a la tutela judicial efectiva.

2. Indicio grave en contra del demandado que no contesta la demanda

Es bien sabido que la contestación de la demanda se evidencia luego de corrérsele traslado de la misma al sujeto pasivo de la relación procesal26 y en ella el opositor hace contener sus tesis defensivas frente al reclamo concreto del demandante; se pronuncia expresamente sobre las pretensiones y los hechos de la demanda, con indicación de los que son admitidos o negados y de los que no le constan, plantea las excepciones de mérito o fondo propuestas contra las pretensiones del demandante, se pronuncia sobre la autenticidad de los documentos allegados con la demanda y peticiona y/o aporta las pruebas que pretenda hacer valer en la litis. La contestación de la demanda es una de las actuaciones que el demandado puede ejercitar en desarrollo de su derecho constitucional de defensa y contradicción. Pero dicha actividad no constituye una obligación procesal ni un deber, sino que se enmarca dentro del concepto de carga procesal, debido a que no es necesario que el sujeto pasivo efectivamente la ejerza, pues ésta deriva de su voluntariedad27.

Artículo 36 Ley 640 de 2001. “Rechazo de la demanda. La ausencia del requisito de procedibilidad de que trata esta ley, dará lugar al rechazo de plano de la demanda”. 25 Artículo 229 Constitución Política: “Se garantiza el derecho de toda persona para acceder a la administración de justicia. La ley indicará en qué casos podrá hacerlo sin la representación de abogado”. 26 Artículo 87 Código de Procedimiento Civil: “En el auto admisorio de la demanda se ordenará su traslado al demandado, salvo disposición en contrario. “El traslado se surtirá mediante la notificación personal del auto admisorio de la demanda al demandado o a su representante o apoderado o al curador ad litem, y la entrega de copia de la demanda y de sus anexos...”. 27 PÉREZ PALOMINO, José Francisco. La buena fe, la lealtad de las partes, el fraude procesal y la conducta o comportamiento de las partes como indicio que siempre deberá valorar el juez. XXII Congreso Colombiano de Derecho Procesal, editado por el Instituto Colombiano de Derecho Procesal y la Universidad Externado de Colombia, Bogotá, 2003, p. 462. Afirma al respecto que “...el derecho de contradicción se garantiza con el otorgamiento de la oportunidad de defenderse, sin que sea necesario que efectivamente el sujeto procesal lo haga, pues ello es de su propia voluntad, y nadie, ni siquiera la ley, puede compelirlo a hacerlo. La carga procesal es un concepto del derecho procesal que nos indica lo que cada parte debe realizar en el proceso si desea obtener resultados favorables, pues su no realización le puede traer consecuencias desfavorables, pero en ningún momento su omisión puede acarrear sanciones, ya que no se trata de una obligación”. 24

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

114


El proceso civil ¿un debate entre iguales? Nuestra Corte Constitucional, con miras a establecer una diferencia entre los conceptos de deber, obligación y carga procesal, cita en la Sentencia C-1512 de 200028, un análisis realizado por la Corte Suprema de Justicia sobre el tema, en la que se clarifica que los deberes están instituidos por los ordenamientos en interés de la comunidad, las obligaciones en pro del acreedor y las cargas en razón del propio interés, definiendo estas últimas como aquellas situaciones instituidas por la ley que comportan o demandan una conducta de realización facultativa, normalmente establecida en interés del propio sujeto y cuya omisión trae aparejadas para él consecuencias desfavorables, como la preclusión de una oportunidad o de un derecho procesal e inclusive hasta la pérdida del derecho sustancial debatido en el proceso. Como la carga procesal supone un proceder potestativo del sujeto a quien para su propio interés le ha sido impuesta, impidiendo constreñirlo para que se allane a cumplirla, debe entenderse que la respuesta a la demanda es un acto contingente y no necesario del proceso, pues en todo caso puede presentarse una falta de reacción del sujeto pasivo de la relación procesal, frente a la incitación que representa la demanda. No obstante, nuestra legislación procesal, pese a que contempla dicha actuación como una carga, coacciona su realización al atribuir al juez la posibilidad de valorar la conducta omisiva como un indicio grave en contra del demandado, según disposición del artículo 95 del C. de P.C. Se observa, que el legislador impone una sanción probatoria al demandado que no contesta la demanda, pues al silencio que envuelve su inactividad se le otorga un primer grado de prueba de los hechos

narrados en la demanda, a favor del actor y en contra de éste. Insensato tratamiento dispuso el legislador al permitirle al juez configurar la prueba del indicio grave en contra del opositor, dada su inactividad frente a la demanda, esto es, su falta de contestación; pues si entendemos que la pretensión procesal desatada por el actor involucra indefectiblemente al demandado a la relación jurídica procesal, aun en contra de su voluntad, y que la respuesta a la demanda como se dijera, no es un dato necesario en el proceso, sino meramente eventual o contingente, por constituir un acto propio del demandado cuyos efectos favorables o desfavorables repercuten sólo en él, pues dentro del abanico de posibilidades que tiene está el de guardar silencio o no contestar la demanda, debiera, entonces, posibilitársele la no participación activa en esta fase inicial del proceso, sin la consecuente valoración probatoria de la conducta asumida. Debe considerarse que la inactividad del demandado puede obedecer a múltiples circunstancias y no necesariamente a actos desleales; puede deberse, por ejemplo, a ignorancia, descuido o estrategia de defensa, esta última fundamentada en el derecho que los justiciables tienen de guardar silencio. A las anteriores se suma tal vez la principal de las causas de falta de contestación de la demanda por parte del opositor, y es la de no contar con los recursos económicos que le posibilite el nombramiento de un apoderado judicial para que ejerza su defensa en el proceso, y, paralelo a ello, el desconocimiento de figuras como el amparo de pobreza29 que garantiza el acceso a la administración de justicia en condiciones de igualdad, y la misión que

Corte Constitucional. Sentencia C-1512 de noviembre 8 de 2000, M.P. Alvaro Tafur Galvis. Ver también Sentencia C-095 de enero 31 de 2001, M.P. José Gregorio Hernández. Artículo 160 Código de Procedimiento Civil: “Se concederá el amparo de pobreza a quien no se halle en capacidad de atender los gastos del proceso sin menoscabo de lo necesario para su propia subsistencia y la de las personas a quienes por ley debe alimentos, salvo cuando pretenda hacer valer un derecho litigioso adquirido a título oneroso”.

28

29

115

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


El proceso civil ¿un debate entre iguales? cumplen los consultorios jurídicos de las diferentes Facultades de Derecho oficialmente reconocidas, organizados para prestar servicios jurídicos a personas pobres, tal como lo señala la Ley 583 de 2000 en su artículo primero, al disponer que los estudiantes adscritos a estos centros de práctica son abogados de pobres. Estimo exagerado que, además de las obvias consecuencias que implica para el opositor la falta de contestación de la demanda, ya que es clara la pérdida de una importante oportunidad de defensa y contradicción en la fase preliminar del proceso, especialmente en lo que tiene que ver con la aducción y solicitud de pruebas, dado el fenómeno de la preclusión procesal, se agrave su situación valorando la conducta como constitutiva de un indicio grave en contra, que en todo caso no es contundente para fundar un fallo adverso por esa sola circunstancia30, pero que a todas luces le genera una ventaja probatoria al actor frente a su opositor inactivo. Repárese que quien tiene la carga de probar el supuesto de hecho de las normas que consagran el efecto jurídico perseguido con la demanda es precisamente el accionante, conforme a lo señalado en el artículo 177 del C. de P.C., que reza: “Incumbe a las partes probar el supuesto de hecho de las normas que consagran el efecto jurídico que ellas persiguen...”31. Y, en este sentido, José Francisco Pérez Palomino32 sostiene que el derecho del demandante no se ve vulnerado con la inactividad de la parte demandada, pues, igual si se contesta o no la demanda, aquél tiene la carga procesal de probar los supuestos de hecho de las normas cuyos efectos persigue.

No obstante, es claro que la rebeldía coloca al actor en aprietos porque le aumenta la carga de probar, ya que la ausencia del demandado lo priva del consuelo de la más mínima admisión sobre el reclamo concreto, v. gr., la confesión de algunos hechos fundantes de la demanda. Sería más acertado entender que la inactividad del demandado en lo que tiene que ver con la demanda es indicativa de una oposición tácita a ella, y de que se atiene a lo que sea probado en el proceso por el sujeto demandante, como es lo consecuente. Asumir la posición opuesta es excusar al demandante de la carga de probar los hechos planteados en su pretensión, en aras de la declaración de certeza de los derechos que pretende alcanzar; e igualmente al juez, de la puesta en marcha de todos sus poderes de instrucción para la averiguación de la verdad envuelta en la relación jurídica sustancial ventilada33, y en este orden de ideas, debe entenderse que, pese al silencio del demandado en la fase inicial, la labor del juez en búsqueda de la verdad de los hechos debe continuar en el proceso en las diferentes etapas que están por sucederse, pues la justa composición del litigio presupone una ardua actividad investigativa del juez director del debate procesal, que en ejercicio de sus facultades oficiosas posibilita la producción de la prueba, cuando la misma no aparece en el mundo del proceso por inactividad de una de las partes. Bajo el esquema constitucional imperante, el juez no puede ser un espectador que logre su convicción con la prueba suministrada por la parte fuerte, pues está obligado a garantizar la

Pese a que el legislador contempló la posibilidad de derivar el indicio grave en contra del demandado que no contesta la demanda, puede que dicha omisión carezca de aptitud para fundarle fallo adverso, pues para tal propósito se requiere de una pluralidad de indicios conforme a lo señalado en el artículo 250 del Código de Procedimiento Civil, además que sean graves, concordantes y convergentes, y con una fuerza tal, que su ponderación lleve a la total certeza al juzgador. 31 Se aclara que en esta oportunidad no se hará referencia a la teoría de la carga dinámica de la prueba, que traslada la carga de probar los hechos a la persona que se encuentra en mejores condiciones de hacerlo, aun cuando no sea quien los haya afirmado o negado. 32 PÉREZ PALOMINO, José Francisco. Op. cit., p. 461. 33 Frente al tema planteado puede consultarse el artículo “Valoración de la conducta omisiva derivada de la falta de contestación de la demanda”, CD Controversia Procesal, Grupo de Investigaciones en Derecho Procesal, septiembre de 2006, ISBN 958-33-9936-1. 30

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

116


El proceso civil ¿un debate entre iguales? consecución de los fines del Estado social de derecho, asegurando la convivencia pacífica y la vigencia de un orden justo. Aquí es donde el deber de dirección del proceso de que dispone el juez34 debe estar encaminado a garantizar la igualdad material de las partes, pues es de entenderse que ellas no sean investigadoras imparciales de la verdad y que utilicen la prueba como instrumento de naturaleza retórica para persuadir al juez acerca de la consecución de sus particulares fines35, pues cada parte, o mejor, sus apoderados judiciales, emplean los medios de convencimiento para apoyar la historia que presentan como verdadera, con miras a obtener una sentencia favorable.

Bibliografía referenciada AGUDELO RAMÍREZ, Martín. Introducción al estudio del derecho procesal. 3 ed. Medellín: Señal Editora, 2004. ALVARADO VELLOSO, Adolfo. Debido proceso versus pruebas de oficio. Bogotá: Temis, 2004. CAPPELETTI, Mauro. Proceso, ideologías y sociedad. Buenos Aires: Ediciones jurídicas EuropaAmérica, 1974. DÍAZ, Clemente A. Instituciones de derecho procesal, Parte general, Tomo I. Buenos Aires: Abeledo Perrot, 1972. PICÓ I. JUNOY, Joan. La imparcialidad judicial y sus garantías: la abstención y la recusación. Barcelona: J.M. Bosch Editor, 1998.

QUINTERO DE PRIETO, Beatriz y PRIETO, Eugenio. Teoría general del proceso. Bogotá: Temis, 2000. TARUFFO, Michele. Evidencia en el litigio civil: tradiciones culturales y tendencias teóricas, Recolección y presentación de Investigación Procesal No. 4. Medellín: Señal Editora, 2005. Sentencias: Corte Constitucional. Sentencia C-095 de enero 31 de 2001. Magistrado ponente Dr. José Gregorio Hernández. Corte Constitucional. Sentencia C-1512 de noviembre 8 de 2000. Magistrado ponente Dr. Alvaro Tafur Galvis. Corte Constitucional. Sentencia C-037 de 1996. Magistrado ponente Dr. Vladimiro Naranjo Mesa. Artículo: Uprimny, Rodrigo. “Jueces de paz y justicia informal: una aproximación conceptual a sus potencialidades y limitaciones”. www.djs.org.co/pdf/libros/ru_ juecesPaz.pdf. Ponencia: PÉREZ PALOMINO, José Francisco. La buena fe, la lealtad de las partes, el fraude procesal y la conducta o comportamiento de las partes como indicio que siempre deberá valorar el juez. XXII Congreso Colombiano de Derecho Procesal. Editado por el Instituto Colombiano de Derecho Procesal y la Universidad Externado de Colombia. Bogotá, 2003.

Artículo 37 del Código de Procedimiento Civil: “Son deberes del juez: 1. Dirigir el proceso, velar por su rápida solución, adoptar las medidas conducentes para impedir la paralización y procurar la mayor economía procesal, so pena de incurrir en responsabilidad por las demoras que ocurran...”. 35 Acerca del tema TARUFFO, Michele. Evidencia en el litigio civil: tradiciones culturales y tendencias teóricas, Recolección y presentación de Investigación Procesal No. 4. Medellín: Señal Editora, 2005. p. 42. 34

117

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Universidad al día

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 

118


Reflexiones preliminares en torno a una educación con calidad. Una mirada general en tiempos de globalización. Por: Juan Mauricio Arias Giraldo*

La poesía es al lenguaje lo que Dios es al amor, Dios es al amor, lo que la alegría es al corazón, la alegría es al corazón lo que la investigación es al conocimiento, la investigación es al conocimiento lo que el desarrollo es a la sociedad, el desarrollo es a la sociedad lo que el maestro es a la pedagogía, la pedagogía es a la formación lo que el maestro es a la educación, el maestro es a la educación lo que la didáctica es al aprendizaje.

Resumen En el presente documento se comparten tres reflexiones básicas, partiendo de una concepción general en la que se define al maestro como un orientador por excelencia de los procesos informales, no formales y formales, toda vez que éstos son los que mayor trascendencia tienen en las personas, en tanto se articulan con un real interés en el marco del proyecto de vida que tiene una persona, una familia y una comunidad. Al mismo tiempo, se plantean algunas ideas muy generales de carácter propositivo, en especial, en el componente de lo que como futuros sacerdotes podemos aportar para un mejoramiento de la práctica educativa y pedagógica; que considero, son de vital importancia para lograr una mejor y mayor sostenibilidad de la educación en el marco de un desarrollo humano integral. En tal sentido, se parte de un abordaje general con relación a los retos y perspectivas que urgen enfrentar en el contexto educativo con una dimensión proactiva, a los cuales no podemos estar ajenos; posteriormente se enuncian algunos aspectos de orden pedagógico y didáctico ubicados en el campo de la educación básica y media, como un lugar especial para asumir una labor de pastor con una dimensión a los demás niveles educativos y, por último, se exponen algunas ideas muy generales desde la posición profesional que debe asumir el maestro en un mundo contemporáneo ubicado en la ruta de una transformación educativa, en la búsqueda de generar procesos de apropiación y articulación del mensaje que desde la profesión

* Magíster en Educación; Decano de la Facultad de Educación de la Universidad Católica de Oriente. Rionegro, Antioquia (Colombia). E-mail: marias@uco.edu.co

119

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 


Reflexiones preliminares en torno a una educación con calidad. Una mirada general en tiempos de globalización se puede interiorizar en el marco del reconocimiento de una realidad contextual y multidimensional del ser humano. Palabras claves: Educación, calidad educativa, globalización, análisis, reflexión, mirada. Abstract In the actual document we share Basic reflects starting on the general conception where the teacher is defined as a leader in the in formal process, not formal process and formal ones, when they are transcendental in the people because they articulate with a real interest in the life project that each person has, a family and the community. At the same we assume some ideas very general ones with a proposal character, specially, in the component as a future priests we can place to get better the education practice and pedagogical; which I consider are so important to get a better support on the education in its integral human development. In that sense, we take a general point of view relating with the challenges and perspectives that urge to face in the education context with a pro active dimension, to those that we can not ignore, later I mentioned some aspects on the pedagogical order and didactic as well located in the field of the basic and secondary education, as a special place to assume a Sheppard work with a dimension of the other education levels and at the end I present some general ideas from a professional position that the teacher should assume in his or her search of appropriation process and articulation of the message that from the profession can be interiorized in the knowledge of a contextualize reality and the so many dimensions of the human being. Key words: Education, education quality, globalization, glance, reflect, analysis.

Es muy importante anotar que éstas reflexiones preliminares parten de los escenarios tanto políticos como académicos que actualmente se vienen generado en el contexto de la educación en Colombia y que, sin asumir una posición receptiva, requieren de una ubicación tanto conceptual como de comprensión crítica desde la realidad que estamos viviendo y a la cual, como ya lo expresé, no podemos estar ajenos como iglesia. Se plantean en esta lógica tres rutas: una mirada general al contexto de la educación como un espacio en el que el maestro debe asumir una posición de conocimiento y al mismo tiempo de pensamiento frente a lo que desde la profesión se puede aportar. La segunda tiene relación con iniciar de manera muy enunciativa una mirada general al papel que se debe asumir en el ámbito de la pedagogía, en razón a que ésta es la que dinamiza un proceso educativo y al mismo tiempo permite evaluar los impactos en

la transformación del ser humano. La tercera ruta expone algunas de las competencias que el maestro debe manejar para su dimensión formativa.

1. Una mirada general al contexto de la educación.

Cada día se reconoce con mayor claridad la complejidad de la educación y los grandes desafíos que enfrenta en el siglo que se inicia. Esta complejidad tiene un mayor grado en países como Colombia, dadas las dinámicas y las lógicas que se cruzan en nuestra sociedad y la necesidad de una reforma del pensamiento para abordarla, desde nuevos enfoques y esquemas mentales, además de una nueva ética y nuevos compromisos frente al presente y al futuro. En el campo de la globalización se viene presentando un acelerado crecimiento de la violencia, de la pobreza y de la miseria; ya no solo se reflexiona en torno a la globalización

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

120


Reflexiones preliminares en torno a una educación con calidad. Una mirada general en tiempos de globalización de la economía, también es evidente la internacionalización, dinamizada por los medios de comunicación. Igualmente, la necesidad de la emergencia de nuevas pedagogías, todas ellas tendientes a la fundamentación de una nueva escuela, en un aprendizaje centrado en el sujeto, tal como Juan Amos Comenio lo expresó en el siglo XVI. También hoy se escucha permanentemente el discurso de la interdisciplinariedad y transversalidad en la educación, del compromiso que se tiene para formar en una sociedad del conocimiento, derivándose así todo el fundamento teórico del discurso de las competencias y los estándares de calidad, dejando de lado la investigación, las relaciones con las comunidades, características que han venido definiendo a la educación en el marco de una lógica de carácter instrumental y técnica. Dados estos componentes en el contexto educativo que se enuncia, es indudable que en este momento la pedagogía se invisibiliza y se convierte en una función técnica y complementaria del hecho educativo, pero no se trata de entrar en crítica frente a los modelos de la educación que desde los diferentes propuestas internacionales y programas de gobierno se vienen desarrollando; el compromiso en este primer momento es poner en cuestión los retos y las perspectivas de la calidad de la educación. En el caso particular, el contexto educativo invita a la emergencia de múltiples reflexiones y acciones tendientes a la transformación de los procesos curriculares, de los enfoques pedagógicos y de prácticas educativas imbricadas en una relación sinérgica con los diferentes componentes que constituyen a la educación como uno de los factores del desarrollo de la sociedad. Dadas estas condiciones en términos de retos

1

y perspectivas, es importante anotar, al decir de Antonio Duque1: Las tendencias mundiales (UNESCO – CEPAL) muestran rasgos relevantes de la llamada crisis de los sistemas educativos y definen orientaciones fundamentales para pensar en las reformas escolares. Por un lado, esos rasgos han sido sistematizados de la manera siguiente por Ricardo Hervia (1992): • Desarticulación y aislamiento del sector educativo con otros sectores del estado y de la sociedad. • Centralización y burocratización de su administración. • Centralización en la enseñanza, mas no en el aprendizaje. • Insuficiencia del sistema, cuyos síntomas visibles se leen en los escasos logros en relación con las inversiones, la ausencia de aprendizajes relevantes para la vida. Continúa afirmando Hervia que “por otro lado las reformas educacionales comienzan a ser pensadas en tres direcciones: • En lo político, el consenso para posibilitar g randes acuerdos nacionales que relacionan la producción con la capacitación y la innovación tecnológica. • En lo estratégico a través de cambios en la gestión escolar, impulsando políticas de descentralización. • En lo pedagógico, satisfaciendo las necesidades básicas de aprendizaje, entendidas como el acceso y procesamiento de información, el pensamiento sistémico, la experimentación y el trabajo en equipo. Y aunque dichas reformas van en la dirección

DUQUE A., Antonio. Un estado del arte del estudio sobre las reformas escolares. En: Revista Educación y Pedagogía. Número 38 Vol. XVI. Universidad de Antioquia, 2005.

121

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Reflexiones preliminares en torno a una educación con calidad. Una mirada general en tiempos de globalización mencionada, se continúa con un modelo que no está generando transformaciones, en tanto el conocimiento desde el diálogo fe y razón como elemento central para el desarrollo humano integral, no está cumpliendo con la demanda que el contexto actual expone y exige. En este sentido, la educación no está respondiendo a las demandas que la globalización propone (sociedad del conocimiento y de la información, formación en competencias que den respuesta a macroproyectos como el CAN, el MERCOSUR, el TLC, el desarrollo humano integral, entre otros); es decir, que la formación en los diferentes niveles aún tiene vacíos en cuanto a lo pedagógico, lo curricular y el aprendizaje permanente, generando consecuencias directas en los y las jóvenes que se evidencian directamente en el mundo laboral, cultural, religioso, social y académico. Se han cumplido 10 años del Plan Decenal de Educación y gran cantidad de preguntas se ocurren en términos de balance: • ¿Colombia se apropió del Plan Decenal? • ¿Cuáles son los avances que se lograron en el marco de los lineamientos del Plan Decenal? • ¿Qué pasó en realidad con el Plan Decenal? Aunque no es momento para entrar en debate sobre este tema, sí tiene que ser un referente para analizar la calidad de la educación. Y, por ello, es necesario entender la calidad de la educación desde la definición que plantea el informe de seguimiento de Educación para Todos, donde se insiste en que “…no se podrá lograr la educación para todos sin mejorar la calidad. En muchas regiones del mundo se sigue dando una diferencia considerable entre el número de alumnos que terminan sus estudios de primaria y la porción de ellos que han logrado llegar

a dominar un mínimo de competencias cognitivas…” Y al mismo tiempo concibe la calidad desde dos principios: “el primero considera que el desarrollo cognitivo del educando es el objetivo explícito más importante de todo sistema educativo y, por consiguiente, su éxito en este ámbito constituye un indicador de la calidad de la educación que ha recibido; el segundo hace hincapié en el papel que desempeña la educación en la promoción de las actitudes y los valores relacionados con una buena conducta cívica, así como en la creación de condiciones propicias para el desarrollo afectivo y creativo del educando”2. Desde esta perspectiva internacional, cabe preguntarse a 11 años de la Ley General de Educación ¿En qué sentido se ha logrado su aplicación. A pesar de la gran autonomía que ésta brinda a las instituciones educativas, se siguen ofreciendo procesos formativos con carácter de dependencia? ¿Qué ha significado el Proyecto Educativo Institucional al interior de la Institución o Centro? ¿De qué manera se asume el Plan Educativo Departamental? ¿Cómo éste se ha venido articulando a los Planes Educativos Municipales? A pesar de los grandes esfuerzos que se vienen emprendiendo con la calidad de la educación, se sigue en deuda social. • En el sector rural aún no se logra la cobertura en su totalidad, ello, sumado a los problemas curriculares que tienen muchos de los modelos educativos para este contexto, principalmente porque prima la política de homogenización de las propuestas educativas; no se está formando para comprender mejor el mundo rural y para mejorar las condiciones de vida de la población. • Igualmente, es evidente la desintegración educativa que se vive en este sector, la escuela no es comunitaria, es academicista y sin significación y sentido para la niñez.

UNESCO. Educación para Todos, El Imperativo de la Calidad. Informe de Seguimiento. 2005.

2

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

122


Reflexiones preliminares en torno a una educación con calidad. Una mirada general en tiempos de globalización •

Se siguen reduciendo los programas de alfabetización a la enseñaza de la lengua. Precisamente, “a pesar de los compromisos contraídos por las naciones hace 15 años en Jomtien y ratificados hace cinco años en Dakar para alcanzar la meta de Educación para Todos, el analfabetísmo tiene sumidos en la más absoluta ignorancia a más de 860 millones de adultos, mientras que 120 millones de niños, uno de cada cinco en edad escolar, no asiste a la escuela primaria” (Gómez, 2005). Estos resultados efectivamente confirman el fracaso de las propuestas de alfabetización en Colombia; “el analfabetismo de la población mayor de 15 años disminuyó del 29% en 1964 a 12% en 1985 y a 7.6% en 2003, lo que significa un descenso de 21,4 puntos porcentuales en casi 40 años. Sin embargo, todavía hay un número importante de colombianos que carecen de las herramientas básicas para la comunicación para quienes resulta muy difícil incorporarse a la vida productiva del país y sacar provecho de las oportunidades que brinda el desarrollo. De hecho, una comparación con otros países de la región mostraba rezagos para Colombia en 2002: el país estuvo por debajo de Argentina, Costa Rica, Cuba y Chile”3. Dados estos resultados, es apenas preocupante el desarrollo de la alfabetización en el país y los programas que en este momento se vienen emprendiendo siguen operando bajo el concepto de enseñanza de la lengua como se expresó abiertamente. En el sector urbano, los planes y programas educativos se encuentran atrapados a proyectos de gobierno, que si bien apuestan por contribuir al desarrollo humano sostenible, no generan procesos a mediano y largo plazo.

En el marco de lo pedagógico, se puede decir que el siglo pasado dedicó gran tiempo a la discusión de la ubicación epistemológica de la pedagogía; hoy por su trascendental divergencia, se viene mostrando en la praxis como un saber que se articula al conocimiento para hacerlo más comprensible. • Desde lo académico, es indudable que no hay propuestas ubicadas en el concepto del conocimiento pertinente, de la contextualización cognitiva y cultural. Para nadie es desconocido que el conocimiento tiene su propio contexto de enseñanza y que el aprendizaje tiene también su propio contexto, determinado por ciertas condiciones culturales de los sujetos educativos. El discurso educativo sigue hablando de homogenización y en otros casos de adaptación. En este mismo campo, se sigue enseñando como se aprendió, no hay una transposición didáctica para hacer más comprensible el conocimiento desde las condiciones culturales y contextuales de los sujetos educativos. Sumado a ello, el aprendizaje y formación permanente de los formadores no está dado desde una línea investigativa, sino desde un enfoque de capacitación; precisamente con el reciente Decreto 1095 del 11 de abril de 2005 se propicia la emergencia acelerada de cursos que no hacen más que repetir la tradicional historia del ascenso en el escalafón, posibilitando que el proceso educativo, antes de centrarse en el aprendizaje, siga en la tradicional enseñanza. He aquí una gran responsabilidad de los comités departamentales de capacitación docente.

Visión Colombia 2019. 2005. p. 51.

3

123

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Reflexiones preliminares en torno a una educación con calidad. Una mirada general en tiempos de globalización Y ¿qué se ha venido derivando de todo esto? • La educación preescolar no es prioridad. Por todos/as es conocido que en este nivel de la educación es donde más deuda social tiene el país; sólo se ha reducido al grado cero como política pública o a los hogares comunitarios del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. He aquí un gran abismo de la educación que aún no tiene respuesta concreta y que desde cada departamento tendrá que explicitarse en el componente político y social la manera cómo se pretende darle solución a esta problemática. • Pérdida del sentido de la educación básica. Por nuestra condición dependiente, se ha reducido la educación básica a nueve grados cargados de asignaturas desde la homogenización de la educación, cuando ésta ha de entenderse como el mayor pasaporte para que el sujeto educativo pueda enfrentarse con verdadero acierto a la vida y como el eje para lograr un desarrollo social equitativo. • La educación media ni es técnica ni es académica. De un lado, en Colombia se tiene un vacío con relación a la formación de maestros y maestras para la educación media, las universidades tímidamente lo están realizando y, de otro, el proceso formativo no está generando las competencias que el contexto exige. • La educación superior no está integrada a los demás niveles de la educación. El contexto universitario se caracteriza por su distanciamiento con la educación preescolar, básica y media; la universidad sólo se ha quedado en la crítica de la baja calidad de la

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

educación y en los problemas que de ella se derivan, pero no viene haciendo los suficientes aportes basados en la investigación para su mejoramiento. En el marco del contexto anterior, es indudable que en Colombia se encuentran grandes vacíos: • Hay un vacío de integración e d u c a t i v a . To d a s l a s instituciones públicas y privadas siguen desarrollando acciones de manera independiente, a pesar de existir las mejores intenciones. • H a y u n v a c í o d e entendimiento en que lo público debe ser público. A pesar de existir gran cantidad de políticas públicas para la educación éstas no se logran conocer, la información no está generando formación. • Hay un vacío de participación. No hemos comprendido que la participación está dada desde la socialización y empoderamiento y apropiación con el conocimiento; la asumimos con una mirada técnica. Dadas estas condiciones, el contexto educativo en el cual está inmerso el reto de la calidad de la educación ha de enfrentar un gran cambio que tiene en su desarrollo grandes principios por desarrollar: • Es necesario recuperar el principio de la motivación en la educación. • E l c o n o c i m i e n t o d e l a s condiciones previas de los sujetos educativos. • La generación de una autonomía responsable. 124


Reflexiones preliminares en torno a una educación con calidad. Una mirada general en tiempos de globalización

Nuevas mediaciones pedagógicas y diferentes estrategias de acompañamiento al aprendizaje. Sigue siendo un compromiso de la educación ofrecer una formación con pertinencia y con integración a la realidad. En el marco de esta misma reflexión, se enuncian algunos de los retos y perspectivas que es necesario asumir para responder a la deuda social que se tiene en términos de una educación con calidad: • Buscar la integración educativa. Rosa María Torres plantea que “es esencial vincular las metas del aprendizaje adulto a las del aprendizaje de niñ@s y jóvenes, dentro de un marco integral que incorpore el aprendizaje tanto dentro como fuera de la escuela y todos los niveles y modalidades del sistema escolar”. La inseparabilidad de la educación y el aprendizaje de niñ@s y personas jóvenes y adultas, los beneficia a todos en la perspectiva de la educación con calidad”4. La intención que actualmente se tiene en el campo educativo sugiere la constitución de sistemas locales de educación, pero éstos deberán buscar una mayor articulación con los diferentes niveles educativos, es decir, desde la integración de lo no formal e informal con lo formal. • Comprender con sentido crítico el contexto de desarrollo y desde la autonomía generar procesos de apropiación para ser integrados en el proceso educativo; no se trata de criticarlo, el reto es formar en competencias pero integradas a las dimensiones existenciales del ser

humano, es decir para la investigación, la comunicación para el trabajo en equipo, para la solidaridad y para la convivencia. Se requiere de una nueva forma de pensar el currículo a partir de un mayor diálogo con las subregiones, en el marco de la integración educativa expuesta que brinde orientaciones básicas sobre el concepto de educación que debe desarrollarse en cada subregión, el análisis crítico de contexto, la concepción del desarrollo psicológico humano, la concepción de la enseñanza – aprendizaje desde las didácticas de las disciplinas, los objetivos generales del proceso, los principios pedagógicos más pertinentes, el abordaje de principios metodológicos desde la óptica de la interdisciplinariedad y la transversalidad. Definir el concepto de educación básica y sus alcances a partir de una formación centrada en el fortalecimiento de las potencialidades humanas, es decir, en lo cultural, en lo afectivo sentimental, en lo cognoscitivo, en libertad y participación y en lo físico. Darle identidad a la educación media en el marco de los siguientes componentes propuestos por el Grupo de Investigación SER de la Universidad Católica de Oriente: - Superar la dicotomía entre lo académico y lo técnico. - Diseñar un currículo que integre conocimiento – ciencia –tecnología y desarrollo. - Proponer modelos demostrativos, laboratorios a escala.

TORRES, Rosa María. Aprendizaje a lo largo de toda la vida. Un nuevo momento y una nueva oportunidad para el aprendizaje y la educación básica y las personas adultas (AEBA) en los países en desarrollo. Documento base en el foro de discusión en línea entorno al AEBA. Fronesis. Buenos Aires, 2002. http://www.fronesis.org

4

125

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Reflexiones preliminares en torno a una educación con calidad. Una mirada general en tiempos de globalización -

Vincular la Educación Media Técnica no solo con el trabajo sino con la universidad. - Superar la tensión trabajo – oficio. - Planear, delimitar y estructurar los ambientes de aprendizaje. - Educación Media Técnica fundamentada en la investigación. - Diseñar la infraestructura y dotación de recursos. - E s t a b l e c e r c o n v e n i o s insterinstitucionales. - Definir áreas o familias de ocupación de acuerdo con las potencialidades productivas y organizativas de las diferentes subregiones, teniendo en cuenta su inserción con el contexto internacional. Algunas de estas áreas pudieran ser la Biotecnología, la organización y gestión empresarial, la salud comunitaria, ambiente y desarrollo sostenible y las comunicaciones. Reformar de nuevo la base curricular de la formación de maestros y maestras. Luego de la reforma de las facultades de educación, propuesta por el Decreto 272 y puesta en marcha a partir del año 2000, y de los lineamientos del Decreto 2566 de 2003 y la Resolución 1036 de 2004, se encuentra que por la variabilidad de las políticas educativas y por el nuevo escenario de la pedagogía es necesario volver la mirada a la dimensión del proceso educativo fundamentado en las fuentes teóricas que permitan la comprensión de las ciencias. En un sentido más concreto, el reto en este campo es hacer comprender

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

científicamente la realidad, romper con la empiria para entrar un mundo racional. Es necesario educar para el contexto y el entorno. Esto supone entender la necesidad de un nuevo currículo con características en su diseño ubicadas en las competencias pero desde el punto de vista de la integración del humanismo con el conocimiento científico; esto es fortalecer las dimensiones existenciales del ser humano en su ser, su hacer, su tener, su convivencia y su permanente aprender a aprender. Concibiendo las competencias entonces como el dominio de la información, la comprensión crítica del conocimiento, el desarrollo de habilidades lógicas y prácticas y la generación de nuevas actitudes y valores, teniendo como referente su pertinencia y una dinámica de flexibilización académica. Entender la necesidad de priorizar la educación de personas jóvenes y adultas, pero no desde programas y propuestas desintegradas de los centros e instituciones educativas, sino ubicadas académicamente en sus proyectos educativos institucionales, de manera que se posibilite una educación integral para la niñez y sus familias. Por su parte, la universidad tendrá que desar rollar estrategias de cercanía con la comunidad y con los diferentes niveles de la educación, emprendiendo una tarea basada en la investigación educativa con diferentes campos de estudio: la didáctica de las disciplinas, el diseño curricular y la formación permanente de formadores de acuerdo con las potencialidades educativas de las subregiones. Los retos son grandes, la responsabilidad 126


Reflexiones preliminares en torno a una educación con calidad. Una mirada general en tiempos de globalización con la calidad de la educación lo es aún mayor. No se trata, entonces, de ampliar la cobertura solamente; se trata de construir proyectos pedagógicos desde lo comunitario. En conclusión, de una real integración educativa que permita comprender que el tema no es solamente para ser reflexionado en las facultades de educación o en las secretarías de educación, también lo es para las demás disciplinas y organizaciones que tienen que ver con el desarrollo.

3. Aproximaciones al horizonte pedagógico del profesional de la educación.

En primer lugar, es importante, de manera general, recordar los orígenes de la universidad en Colombia. Se puede decir que esta historia ha estado sujeta siempre al poder político, y encontrando que la formación se determina de acuerdo con el contexto de desarrollo y, en muchos casos, a los planes de gobierno. En los años 30, la universidad se dedicó exclusivamente a formar profesionales; luego, en los 50, aparece la investigación como un eje sobre el cual se adquirió prestigio, pero esta investigación se ubicó principalmente en la producción de conocimiento científico con el modelo positivista; luego, en los años 90, la universidad se convierte en empresa, hasta el punto de denominar al estudiante “cliente”, sumando además las características del modelo neoliberal que se dejan ver en todo lo que hoy se denomina acreditación. Desde todo esto, es evidente que, a pesar de las reformas, se sigue con una estructura de los años 30. Claro está que no se puede generalizar, pero en el contexto social es lo que más se deja ver en los “profesionales”, como aún se siguen denominando.

Ahora, la reflexión debe ubicarse en un piso contextual en el cual está inmerso el desarrollo. Se continúa afirmando, como se expresó en la primera parte de este documento, que los lenguajes en este aspecto se conservan; es necesario caminar hacia la definición de nuevos patrones para una mejor educación. Galeano plantea la necesidad de una reconversión de los actores directos; es decir, profesores, estudiantes y docentes directivos desde la administración. Al respecto dice que tal reconversión deberá tener en cuenta “el devenir histórico, cultural; y desde la epistemología y la hermenéutica encontrar caminos para atender las nuevas exigencias de la modernidad y la posmodernidad en la educación”5. Mirado este contexto en una dimensión hermenéutica, y partiendo de las propuestas que se plantean en la primera parte, en especial en lo relacionado con la integración educativa, es fundamental generar propuestas innovadoras en las siguientes áreas: La revisión curricular permanente, esto implica asumir con actitud proactiva un compromiso con los diferentes programas y proyectos, estrategias pedagógicas y procesos de aprendizaje permanentes. Ubicar la formación de los programas en competencias generales y específicas, teniendo como ejes transversales la investigación, la comunicación, el trabajo en equipo, la solidaridad y la convivencia, entre otras. • Fortalecer el proceso educativo con nuevos aprenderes que permitan el desarrollo de potencialidades hacia la independencia del pensamiento y formación para el cambio. • Desarrollar una educación centrada en el sujeto; en este aspecto es necesaria una g ran apuesta por generar transformaciones tendientes a la construcción de una cultura del aprendizaje.

GALEANO LONDOÑO, José Ramiro. Cómo gestionar la calidad en la educación. Universidad de Antioquia, 2004.

5

127

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Reflexiones preliminares en torno a una educación con calidad. Una mirada general en tiempos de globalización •

Formar en la interculturalidad y la interdisciplinariedad. • Educar para cambiar y, en muchos de los casos, hasta para olvidar, lo que muchos/as llaman aprender a desaprender. Pero, ¿cómo enfrentar estos retos desde una base formativa sólida? Puede decirse que existen principios iluminadores sobre los cuales es necesario ir profundizando: • La motivación como punto de partida y de llegada durante la relación pedagógica que se teje en el proceso educativo. • La generación de autonomía responsable en el proceso de aprendizaje. • La definición del sentido y el hacer de la mediación y el acompañamiento para el aprendizaje. • La pertinencia con el conocimiento que se pone en discusión, con el ánimo de generar apropiación crítica y mayor sentido por lo que se aprende. Este horizonte pedagógico “conlleva una redefinición de las tareas y funciones del maestro, puesto que en la sociedad de la información, la obtención de saberes y conocimientos acerca de la realidad, así como de los sistemas de representaciones sociales y culturales para actuar cotidianamente, dejan de ser patrimonio exclusivo de la institución educativa”6. Quiere decir que el maestro o la maestra dejan de ser el único o principal sujeto proveedor de conocimientos, para convertirse en un excelente compañero de ruta y de aventura que representa para él o ella y sus estudiantes navegar en ese mar de aprendizaje que permita desde su apropiación llegar a un puerto seguro. Mirados estos principios desde el enfoque y los propósitos de la integración educativa, es

6

7

necesario abordar la reflexión a partir de tres grandes ejes: la diversificación de los mediadores para el aprendizaje, la búsqueda de nuevas modalidades pedagógicas y la facilitación de la organización académica. Si se logra transportar estos tres ejes al reto de la integración, es necesario hacer una reflexión y propuesta acerca de lo que es el currículo en el contexto de los créditos académicos y en el contexto de desarrollo que anteriormente se enunciaba. Un cambio fuerte para argumentar sería la desaparición del concepto de lo extracurricular, de los requisitos, correquisitos y prerrequisitos; en este sentido, una formación con sistema de créditos sugiere la participación del estudiante como sujeto autónomo de for mación y aprendizaje, la pertinencia e integración curricular; surge, entonces, otro nuevo reto: organizar el currículo por campos, por áreas, por núcleos temáticos, por módulos, por cursos, por proyectos o por ciclos. Mario Díaz brinda una mayor claridad con relación a los créditos académicos, definiéndolos como “una unidad que valora el trabajo académico del estudiante e incluye las horas de acompañamiento del profesor y las horas de trabajo independiente que debe realizar el estudiante, en función de los logros académicos y profesionales y de las competencias que se espera desarrolle el estudiante, de acuerdo con los objetivos de formación de un curso o asignatura7. Puede concluirse que la valoración del sistema de créditos implica la participación del estudiante en su propio aprendizaje, ya sea en el trabajo compartido con los y las docentes en el tiempo presencial, ya sea en las responsabilidades que de ��ste se derivan y que implican la utilización de un determinado tiempo, en el cual los y las estudiantes, individual o colectivamente,

BOHÓRQUEZ BUSTAMANTE, Boris; ARANGUREN DÍAZ, Fernando y GUZMÁN ARGUELLO, Rodrigo. Modelo Pedagógico de Competencia Televisiva. Comisión Nacional de Televisión, Universidad Distrital de Caldas, 2005. DÍAZ, Mario. Los créditos académicos. Memorias Taller de Formación de Pares Académicos. Ministerio de Educación Nacional, 2005.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

128


Reflexiones preliminares en torno a una educación con calidad. Una mirada general en tiempos de globalización desarrollan las actividades propias de su proceso responsable de conocimiento. Dadas estas condiciones, ¿cuál sería el cambio de las lógicas educativas que tendrían que asumir los maestros y las maestras? • Pasar de la enseñanza al aprendizaje. • De los contenidos a las competencias. • Del discurso docente al diálogo y la discusión argumentada. • Del sólo trabajo en clase o en el aula, a las múltiples mediaciones de aprendizaje. • De un estudiante receptivo a un estudiante activo, dinámico y con actitud investigativa. • De exámenes memoristas a una evaluación abierta, principalmente del conocimiento y de las competencias. • Del trabajo individual al trabajo cooperativo y tutorial. • Del maestro o maestra conferencista que impresiona con el lenguaje, al desarrollo de una práctica pedagógica propiciadora de una construcción flexible e intersubjetiva. Por último, en esta primera parte, y abordando los anteriores planteamientos, además de partir del mapa que se refleja en los estudiantes con relación a su realidad tanto social como cultural y hasta geográfica, es importante que en la estrategia pedagógica que privilegia el aprendizaje se tengan en cuenta los siguientes consejos prácticos: desarrollar el conocimiento y su apropiación teniendo tres ejes básicos: una estrategia de entrada por documento de estudio que recupere el saber en sus diferentes dimensiones; una estrategia de desarrollo que exige en el docente comprender y recomprender el conocimiento que se quiere transmitir, comunicar o debatir (no se puede olvidar que la función como docentes universitarios es trabajar las fuentes del conocimiento). Y, por último, una estrategia de cierre que permita la identificación 129

del nivel de apropiación crítica del saber previo y el conocimiento apropiado. En el marco de estos lineamientos, conviene que desde la práctica pedagógica se tengan en cuenta los siguientes elementos generales: • El elemento motivador y conductor del aprendizaje se convierte durante las competencias a desarrollar en el principal amigo del conocimiento y en el socializador del mismo; es un lenguaje fundamentado que se encarga de hacer más agradable el aprendizaje, sirve de puente entre el saber científico y el sujeto educativo que aprende; por ello, es muy importante que se incluya en el triángulo didáctico (profesor/a, contenido y alumno/a) como el texto que motiva, que retoma conceptos, que invita a la investigación; como el texto con el cual tanto el sujeto como su contexto entran en dialogo con el conocimiento. • El aprendizaje cooperativo. Su finalidad tiene varias dimensiones: trata de generar en el sujeto educativo la construcción de una real filosofía de la participación, es decir, un espacio educativo interactivo en el cual se entretejen emociones, culturas, pensamientos, ideas y conocimiento en el marco de una reflexión provocada por la lectura previa y el aprendizaje individual. • La producción del estudiante. Se trata de superar el sentido convencional del “ensayo, del trabajo escrito, de la tarea”; éste es un instrumento que demuestra el empoderamiento del sujeto educativo desde la reflexión en los niveles de autoaprendizaje e interaprendizaje. Desde la orientación del docente o de la docente, cada par ticipante registra de manera

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Reflexiones preliminares en torno a una educación con calidad. Una mirada general en tiempos de globalización

autónoma su conocimiento, resultado de las respectivas investigaciones, al igual que va definiendo su compromiso con la temática de estudio. En conclusión, la producción del estudiante es la mayor evidencia del conocimiento apropiado, en tanto éste representa en su máxima expresión las competencias, el pensamiento, las actitudes y los valores por la temática; además, permite evidenciar el desarrollo de competencias lectoescriturales en cuanto a la comprensión y argumentación textual. Estrategias pedagógicas adicionales. En el deseo de fortalecer lo que Freire ha llamado como “el aprender a aprender” como condición para alcanzar una pedagogía de la autonomía, es necesario tener en cuenta estrategias básicas como: sugerir ampliar desde la investig ación, indicando una bibliografía complementaria además de tener la suspicacia para provocar la profundización de conocimiento desde otras mediaciones educativas.

4. El sentido científico del maestro profesional de la educación.

En el marco de los planteamientos expresados, conviene, además, hacer una reflexión con relación al deber ser como constructores del desarrollo humano en un mundo cambiante en el que la educación se reafirma como una de las principales herramientas para enfrentar con conocimiento el vertiginoso modelo de desarrollo que impera en nuestra sociedad. En el marco del contexto geopolítico, hay especiales retos como formadores y generadores de la construcción de un tejido social. Dice Savater que “Educar es acercarle el mundo a otra persona. Cuando un niño pregunta ¿qué es eso?, en realidad quiere decir dámelo. Pide que le

entreguemos la realidad y el maestro o la maestra debe hacerle ese obsequio”. Y este obsequio, en el proceso de enseñanza y aprendizaje, está rodeado de significativos condicionantes connaturales a esta profesión: • El/a maestro/a es un/a observador/ a crítico/a de la ciencia. Dice Suárez (2005) que “en los últimos tiempos se están produciendo cambios importantes con respecto a los enfoques asumidos en la investigación científica. Cambia el objeto de estudio y la consideración sobre éste, teniéndose en cuenta contextos naturales en que las acciones tienen lugar. En el ámbito educativo o social se estudian realidades que están configuradas por múltiples elementos que interaccionan y cambian”, permitiendo concluir que es necesario adoptar con urgencia prismas diferentes en la teoría y en la praxis científica. Cuando se observa, internamente se sienten transformaciones con sentido de apropiación que permiten generar socializaciones apoyadas en la enseñanza y el aprendizaje, al mismo tiempo en el ser humano lograr su trascendencia y transformación en el mundo y del mismo conocimiento; este aspecto exige el dominio de la disciplina que se decide observar y sobre la cual se está generando comunidad de pensamiento y sociedad. Sin la observación permanente y crítica de la ciencia, difícilmente se logra la formación de conciencia y no se tendrán raíces para enfrentar la lucha contra la ignorancia y nuevos y mejores aportes que disminuyan el rezago educativo del país. Nada se puede enseñar sin conocer sus fuentes, nada se puede aprender sin su articulación con la realidad y nada se puede comprender sin el dominio crítico de la ciencia. • El maestro/a es un/a científico/a de la pedagogía y de la didáctica. Cuando

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

130


Reflexiones preliminares en torno a una educación con calidad. Una mirada general en tiempos de globalización

131

se observa críticamente la ciencia, su comunicación para la generación de aprendizaje exige una recomprensión que permita la identificación de las maneras más posibles para hacer comprensible el conocimiento. Dice Morin (1999) que es necesario aprender a conocer el conocimiento y para lograrlo es fundamental ubicar con cientificidad a la pedagogía y la didáctica en el marco del reconocimiento de la multidimensionalidad del ser humano. Al decir de Vigostky, comprender que el aprendizaje humano se basa en un proceso social “En el cual el niño accede a la vida intelectual de los que lo rodean” y esto significa en el maestro y la maestra asumir el aprendizaje como un proceso dialógico (Flecha, 2000), tener claridad en que el intelecto no es una cosa biológica, que la educación es un mecanismo evolutivo responsable de la evolución de la especie humana, que el rol central de la educación implica el desarrollo de la evolución humana en el sentido de desarrollar las capacidades transformacionales. Suponiendo a la didáctica como el espacio en que el conocimiento puede objetivarse y expresarse con la posibilidad de su comprensión y divergencia y con la particularidad de su integración en un contexto y entorno cultural del sujeto. El maestro y la maestra: un/a profesional del currículo. Para nadie está oculto el gran reto que es necesario asumir con relación a la generación de un aprendizaje que responda a la cotidianidad, a la vida cultural y al mundo global. En esta perspectiva, es necesario entender al currículo como la

base que orienta la acción educativa; esto significa que como profesionales del currículo en necesario tener claridad en que no se trata de reducirlo en términos de su formulación e implementación a la generación de un aprendizaje basado en el tradicional discurso de las competencias; es fundamental ir mas allá de ellas y esto sólo es posible si el maestro y la maestra se asumen como profesionales del currículo. El maestro y la maestra: un/a académico/a de la razón. En este planteamiento me baso fundamentalmente en la posición de Savater, en la que expone que “la educación es formar seres humanos, y los seres humanos somos ante todo seres racionales. La razón no es una disposición meramente automática, sino un logro social, posibilitado por unas capacidades naturales, evolutivas. La razón está en buena medida basada en el confrontamiento con los demás, es decir, razonar es una disposición natural basada, o para nosotros fundada, en el uso de la palabra, en el uso del lenguaje; y el uso del lenguaje es lo que nos obliga a interiorizar nuestro papel social. El lenguaje es sociedad interiorizada. Implica esto en el maestro el dominio epistemológico del lenguaje y de sus manifestaciones con relación al fortalecimiento y apropiación del aprendizaje y de la razón. Por lo tanto, en la educación de lo que se puede tratar, de lo que se debe tratar, es de desarrollar lo que es una capacidad en principio casi inevitable de la vida en sociedad de la vida en común, es decir, todos tenemos que razonar permanentemente para poder sobrevivir”8. El/la maestro/a: un/a conocedor/a de la geopolítica. Sin una visión y conocimiento claro de los factores

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Reflexiones preliminares en torno a una educación con calidad. Una mirada general en tiempos de globalización

8

9

geográficos, económicos, raciales, culturales, económicos, ambientales y religiosos; es muy complejo un proceso educativo con sentido y trascendencia. Ahora, este componente debe ubicarse en un piso contextual en el cual el desarrollo se sigue fortaleciendo; ya se ha insistido de manera reiterada en lo que significa estar en medio de la globalización; todo esto también exige para el maestro y la maestra una comprensión sin sesgos y una actitud de formación y aprendizaje permanente con relación al papel del conocimiento en un mundo cambiante. El/la maestro/a: un visionario/a desde la sociedad de la información. Sin duda, una de las realidades de mayor peso en la actualidad, el dominio de las tecnologías de la información y la comunicación y su articulación con los procesos de aprendizaje, además de la comprensión de la tecnología, la emergencia de mediaciones apoyadas en lo virtual y lo multimedial. El/la maestro/a: testigo/a de unidad y coherencia. “Frente a un mundo caracterizado por la división entre el pensar y el obrar, entre el querer y el hacer, entre el ideal y la realidad, entre la teoría y la praxis, entre las promesas y las realizaciones, el maestro es un testimonio de unidad interior, de coherencia de vida, de unidad entre hechos y palabras, entre comportamientos personales y valores, entre formas de actuar y principios éticos, entre propósitos y realizaciones. Nuestra sociedad necesita testigos de la coherencia. Las enseñanzas que pronuncie el maestro no pueden ser palabras vacías, sino que deben ir

cargadas de realidad. Dicho de otra manera, el maestro ha de ser un testigo de autenticidad. La esquizofrenia social y personal que caracteriza a nuestras sociedades, ha de encontrar en el maestro un modelo inspirador de síntesis profunda, no sólo intelectual sino real. No basta la enseñanza; ella ha de ir acompañada por la fuerza del ejemplo”9. Con éstas reflexiones iniciales, se teje el compromiso de estar en la capacidad para comprender y analizar permanentemente la ciencia y de su comunicación con una visión científica de la pedagogía y de la didáctica, de manera que en la dimensión profesional para la generación del aprendizaje se tenga la suficiente claridad del papel de currículo en su apropiación en medio de un contexto cambiante y de la especial coherencia que es necesario testimoniar.

Referencias bibliográficas B O H Ó R Q U E Z B USTA M ANT E , B o r i s ; ARANGUREN DÍAZ, Fernando y GUZMÁN ARGUELLO, Rodrigo. Modelo Pedagógico de Competencia Televisiva. Comisión Nacional de Televisión, Universidad Distrital de Caldas, 2005. DÍAZ, José Jaime. Algunas reflexiones en torno a los Créditos Académicos y Currículo. Memorias Seminario Departamental Créditos Académicos y Currículo. ASIESDA, 2004. DÍAZ, Mario. Los créditos académicos. Memorias Taller de Formación de Pares Académicos. Ministerio de Educación Nacional, 2005. GALEANO LONDOÑO, José Ramiro. Cómo gestionar la calidad en la educación. Universidad de Antioquia, 2004. GOBERNACIÓN DE ANTIOQUIA. Documento estratégico de Alianza de Antioquia por la Equidad. 2005.

SAVATER, Fernando. Potenciar la Razón. En: Agenda Cultural No. 10. Revista Universidad de Antioquia. Universidad de Antioquia, 2005. VARGAS R., Gerardo. “El profesor como testigo”. Universidad Pontificia Bolivariana, 2005.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

132


Reflexiones preliminares en torno a una educación con calidad. Una mirada general en tiempos de globalización TORRES, Rosa María. Aprendizaje a lo largo de toda la vida. Un nuevo momento y una nueva oportunidad para el aprendizaje y la educación básica y las personas adultas (AEBA) en los países en desarrollo. Documento base en el foro de discusión en línea entorno al AEBA. Fronesis. Buenos Aires, 2002. http://www.fronesis.org MORIN, Edgar. Los siete saberes básicos necesarios para la educación del futuro. UNESCO, 1998. SAVATER, Fernando. Potenciar la Razón. En: Agenda Cultural No. 10. Revista Universidad de Antioquia. Universidad de Antioquia, 2005.

133

UNESCO. Educación para Todos, El Imperativo de la Calidad. Informe de Seguimiento. 2005. UNIVERSIDAD CATÓLICA DE ORIENTE. Transposición Didáctica y Pedagogía del Texto. Documento de Trabajo. Grupo de Investigación Servicio Educativo Rural. 2004. UNIVERSIDAD CATÓLICA DE ORIENTE. Propuesta de Educación Media Rural. Documento de Trabajo. Grupo de Investigación Servicio Educativo Rural. 2002. VARGAS R., Gerardo. El Profesor como Testigo. Universidad Pontificia Bolivariana, 2005.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Universidad al día

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 

134


El contrabando la costumbre que hace mal Por: Grupo de Estudio de Importaciones*

Resumen Uno de los problemas crónicos que ha sufrido la Economía Colombiana ha sido el Contrabando. La gravedad de este fenómeno radica en sus implicaciones directas en los aspectos fiscales y en la generación de corrupción, pareciera que a mayor protección por parte del gobierno más contrabando. Paradójicamente el tema del contrabando es poco estudiado en Colombia, todos se pronuncian sobre sus efectos y resultados mas no sobre sus causas y sus orígenes; se atacan las raíces con medidas policivas, olvidándose de los aspectos económicos que genera el problema. El contrabando es el resultado de una combinación complicada de causas macroeconómicas, sociales, culturales, jurídicas y administrativas, de manera que es difícil pensar que operando algunas pocas variables se puede obtener una política anticontrabando a largo plazo. Palabras claves: contrabando, importaciones, ilegal, rentabilidad, aranceles, IVA, evasor. Abstract One of the serious problems that the Colombian Economy has in the last year has been the contraband. The gravity of this phenomenon in its direct implications with the fiscal aspects and like generator of corruption, it looks more protection more contraband. * El Grupo de Estudio de Importaciones está adscrito al programa de Comercio Exterior de la Facultad de Ciencias Contables, Económicas y Administrativas, Universidad Católica de Oriente. En la producción del artículo participaron Elizabeth Alvarez, Elizabeth Arbeláez, Eider Arias, Juan Javier Bedoya, Lina Bustamante, Pilar González, Karen Jaramillo, Susana Jurado, Melisa Lopera, Juan Felipe Ramírez, Diana Ramírez, Esledy Sánchez, Carolina Zapata y Sindy Martinez. La coordinadora del grupo de estudio es la profesional en Comercio Exterior Silvia Liliana Ceballos Ramírez, docente. E-mail: lceballos@uco.edu.co

135

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 


El contrabando la costumbre que hace mal The subject of the contraband is little studied in Colombia, all of them pronounce on their effects and results but not on their causes and their origins, the roots are attacked with police measures, forgetting the economic aspects that generate the problem. The contraband is the complicated result of one combination of macroeconomic, social causes, cultures, legal and administrative, so that is difficult to think that operating some few variables they are possible to be obtained a political anti contraband in the long term. Key words: Smuggling, imports, illegal, rent ability, taxes, IVA, skipper.

1. Cómo surge el contrabando en Colombia El fenómeno del contrabando se perpetúa a lo largo de toda la historia colonial y produjo como reacción la clausura de costas y ríos de navegación. El contrabando llegaba al puerto de Cartagena a través de navíos extranjeros que se dedicaban a la trata de negros. En la segunda mitad del siglo XVII los comerciantes de Bogotá llevaban moneda a Honda y allí la cambiaban por oro en polvo antes de continuar su viaje a la feria de Cartagena. Dentro de esa red, Cartagena fue una ciudad clave: por su ubicación estratégica fue punto de encuentro y de intercambio; junto con Riohacha estuvo expuesta al ataque de los corsarios franceses, quienes venían en busca de mercancías y riquezas. Este fenómeno se puede explicar por el insuficiente desarrollo manufacturero español, la metrópoli tuvo que importar productos elaborados por sus rivales y luego traerlos a América, recargados enormemente por los impuestos; esto permitió a los hispanos desarrollar un gusto por las mercancías extranjeras. Los puertos americanos comenzaron a recibir al tratante ilícito que ofrecía mejores precios que el comercio legal, los extranjeros lograron involucrar en este negocio a personas desde lo más humildes labradores hasta los más altos oficiales gubernamentales y eclesiásticos. Los contrabandistas echaron mano de diversas artimañas para burlar la vigilancia española e introducir sus productos a los mercados americanos. Una de las prácticas realizadas

para este cometido era la de Arribada, donde esgrimiendo cualquier problema imprevisto (rotura de velamen, carenado de casco, extravío de la ruta), debían anclar por largos periodos en los puertos; una vez allí, procedían en secreto al desembarco de las mercancías o establecían negociaciones con las autoridades locales. Los productos que los contrabandistas recibían a cambio de sus mercancías eran materias primas, maderas tintóreas y nobles, frutos de la tierra, azúcar, tabaco, algodón, cacao y, en menor medida, metales preciosos. Las mercaderías más apetecidas en el nuevo mundo eran las bebidas alcohólicas, artículos de uso doméstico, bienes de producción como hierro y acero, aceites, así como el comercio de esclavos negros. España tomó medidas no solo punitivas y jurídicas, sino también diplomáticas, económicas, administrativas y militares, y pese a estas medidas el contrabando no pudo ser detenido y menos eliminado.

2. Los derechos del consumidor

La Constitución Política de Colombia consagró el sistema de mercado, bajo los supuestos fundamentales que emanan del artículo 333 de la carta, que son la propiedad privada, la libre empresa y la libertad de competencia. En este contexto, el Estado no interviene en su funcionamiento sino para evitar conductas que perjudiquen o perturben el funcionamiento del mercado. El motor que pone en funcionamiento la economía del mercado es la competencia, donde el ganador es el consumidor ya que obtiene la

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

136


El contrabando la costumbre que hace mal mejor calidad y precio dentro de un sistema de libre elección. Con la Constitución de 1991, el Congreso de la República de Colombia quedó investido de amplias facultades para regular la economía, en actividades como la financiera, bursátil, aseguradora, de comercio exterior, aduanas, crédito público y cambios internacionales. A través de esta actividad reguladora del Congreso, se establecen limitaciones admisibles a la competencia, haciendo uso de la potestad punitiva del Estado para sancionar las operaciones de importación o exportación efectuadas clandestinamente, o realizadas por fuera de las regulaciones legales. El consumidor tiene derecho a elegir, entre los distintos participantes del mercado, los productos o servicios que desee; el empresario está obligado a responder por la calidad de los bienes y servicios que ofrece, en cuanto a ellos atenten contra la salud, la seguridad y el adecuado aprovisionamiento a consumidores y usuarios1. Además, debe obrar con honestidad, evitando las prácticas y actos de competencia desleal. El contrabando constituye un atentado contra el orden económico y es adicionalmente una conducta fraudulenta, que engaña a los sistemas de control aduanero establecidos como instrumento de control del ingreso a las importaciones.

3. Definición del contrabando

Se puede entender el contrabando como la introducción ilegal de mercancías extranjeras a territorio aduanero nacional, burlando los controles aduaneros. Su fin primordial es eludir el pago de los tributos aduaneros (arancel e IVA). Regularmente el contrabando se reconoce porque:

1 2

• •

No paga tributos aduaneros. Se declara en aduana un precio inferior al real, para pagar menos tributos. • Declara mercancías por un número menor al que ingresa. • No se declaran las mercancías. • No ingresa por lugares habilitados. • Ingresa mercancías prohibidas. • Ingresa por zonas de régimen especial aduanero. Las zonas costeras (Barranquilla, Santa Marta y Cartagena), las zonas de frontera y las regiones que poseen regímenes especiales de comercio exterior, son las áreas donde más se registra el contrabando. Los sectores que más se asocian con el contrabando son: licores, electrodomésticos, textiles, repuestos para carros, gasolina y cigarrillos. Las temporadas más afectadas por el contrabando son aquellas en que se celebran días clásicos como el de la Madre, del Padre, Navidad y la temporada escolar. 3.1. Clases de contrabando • Contrabando abierto: cuando la mercancía ingresa al país sin documentos, por lugares no habilitados2. • Contrabando técnico: cuando se presentan diferentes conductas, entre ellas, la presentación de documentos falsos o bien, la ausencia de documentos soportes, es decir las autorizaciones otorgadas por las autoridades como el Instituto de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA), el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), el Ministerio del Medio Ambiente, los cuales son necesarios en algunos casos para certificar la importación. • Contrabando por subfacturación: actúa secundado por el lavado de activos; en este

Constitución Nacional de Colombia. Artículo 78. Entendido como lugares diferentes a las demarcadas como zonas primarias (los lugares por donde pueden ingresar o salir bienes).

137

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


El contrabando la costumbre que hace mal caso, lo que interesa no es declarar un menor valor sino limpiar dinero3.

4. Las importaciones en Colombia

La Aduana ejerce el control sobre el tráfico internacional de mercancías. El control aduanero se ejerce sobre las mercancías y en las zonas primarias, para impedir el ingreso o salida de mercancías que no han sido declarados ante la autoridad aduanera, o sin los documentos soporte de una importación o exportación. En Colombia las importaciones se encuentran sujetas a un sinnúmero de controles, buscando impedir el contrabando. El hecho de importar supone inicialmente una autorización dada por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de manera general o particular según los bienes de que se trate.4 Existe además el reconocimiento de la mercancía por parte de las autoridades aduaneras. Aparecen los controles que se derivan del pago de los Tributos Aduaneros (Arancel e IVA), y la legalización del giro al exterior que se debe realizar por medio de un intermediario del mercado cambiario. Toda mercancía que es susceptible a ser negociada en una transacción internacional debe clasificarse bajo una estructura numérica, denominada posición arancelaria 5, que se encuentra en el Arancel de Aduanas; en dicho libro se pueden encontrar los requisitos que debe cumplir el producto para poder ingresar al país, régimen, arancel e IVA que debe cancelar. Dependiendo de la política económica del gobierno en turno, se establecen regulaciones

3 4 5

6

7 8

específicas que facilitan, restringen o prohíben las importaciones de determinados bienes. Por este motivo, las mercancías se clasifican en tres regímenes: en libre, previa o prohibida importación. Si el gobierno tiene una política proteccionista, los bienes de libre importación serán menos, pero si se tiene una política liberacionista, la lista será mayor. Las importaciones deben estar respaldadas por unos documentos soporte. Dependiendo del régimen y de la naturaleza de la mercancía, puede tener registro o licencia de importación, la factura comercial que debe expedir el proveedor en el extranjero, el documento de transporte6, la declaración de importación7 y la Declaración Andina del valor.8 Las importaciones en Colombia son un acto complejo que no se agota inmediatamente ingresa la mercancía al país, sino que tiene varias etapas que involucran el cumplimiento de varias responsabilidades como el ingreso del medio de transporte por lugares habilitados, la declaración de la mercancía, su reconocimiento, liquidación y pago de tributos aduaneros y el retiro de la mercancía.

5. El problema del contrabando

La importación ilegal es rentable en la medida en que exista una diferencia entre el precio extranjero y el precio del mismo bien en el mercado doméstico, causado por las variaciones en la tasa de cambio, cargas arancelarias, impuestos al valor agregado. La coexistencia de dos mercados cambiarios: uno en que las divisas deben transarse obligatoriamente a través de los intermediarios cambiarios

El lavado de activos se presenta tanto en el contrabando abierto como técnico. Entiéndase el Registro de Importación (decreto 4406 de 2004) y Licencia Previa (Resolución 001 de 1995). Posición Arancelaria: son cinco pares de dígitos que identifican una mercancía. Los tres primeros pares de dígitos son iguales en cualquier lugar del mundo. El documento de transporte se puede llamar de formas diversas dependiendo del medio de transporte que se utilice: en el aéreo se llama Guía Aéreo, en el Marítimo BL (Bill of loading), y en el terrestre Carta Porte. La declaración de importación es el documento donde se liquidan los tributos aduaneros. La Declaración Andina del Valor se diligencia cuando la importación tiene un costo superior a los US$ 5.000.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

138


El contrabando la costumbre que hace mal autorizados, y el otro que no necesariamente debe hacerlo, puede ser una de las causas para que esta práctica sea rentable, ya que la ley define que el pago de las importaciones de bienes debe hacerse a través de los Intermediarios del Mercado Cambiario (IMC), cuya tasa de cambio es más alta que la del mercado libre. La reducción de los aranceles en los últimos años se podría ver como un remedio contra el mal, ya que en la práctica debería desestimular el contrabando, pero al sumarle el impuesto al

valor agregado y el diferencial cambiario anotado anteriormente se convierte en determinante en la fijación de precios, especialmente en la categoría de bienes de capital, materias primas necesarias para el proceso de industrialización del país. El Impuesto al Valor Agregado (IVA) se convierte en un multiplicador, ya que éste se liquida sobre el valor de la importación más el arancel. Un ejemplo hipotético de lo anterior se representa en la Tabla 1.

Tabla 1. Comparación de una importación legal y otra ilegal

Descripción Valor FOB de la mercancía Fletes Seguro (0.5%) Valor CIF de la mercancía Valor CIF de la mercancía en pesos IMC $ 2.300 (10.150*2.300) Mercado libre $ 2.100 (10.150*2.100) Arancel 15% del valor CIF Total CIF + Arancel 9 IVA 16% 10 $ 26.846.000 * 0.16 Total de tributos aduaneros a pagar (Arancel + IVA) Costo total de la importación (valor CIF + Arancel + IVA)

Como se observa en el ejemplo anterior, la persona que ingresa mercancías ilegalmente obtiene una ganancia de un 46% al compararla con una importación legal. Incluso, aún si se asume que no existiera una tasa de cambio diferente para las dos operaciones, el IVA genera la gran diferencia. El importador paga el IVA en el momento de la nacionalización de la mercancía, lo que hace que muchos negociantes introduzcan las

9

Importación legal US$ 10.000 100 50 US$ 10.150 $ 23.345.000

Contrabando US$ 10000 100 50 US$ 10.150

$ 3.501. 750 $ 26.846.750

$ 21.315.000 0 $ 21.315.000

$ 4. 295.480 $ 7.797.230

0 0

$31.142.230

$ 21.315.000

mercancías ilegalmente. Al evitar liquidar el IVA, el importador disminuye el monto de los impuestos a pagar en el instante, lo que aumenta la rentabilidad del evasor o contrabandista. Actualmente existe una modalidad de contrabando denominada “correo de brujas”, que consiste en que la mercancía extranjera es entregada en la puerta del comprador, se asume un costo más alto del transporte, pero no hay pago de tributos aduaneros (Arancel e IVA).

Como se puede observar, en este valor en pesos ya hay una diferencia del 26%. El valor del IVA se calcula sobre el valor CIF de la mercancía más el Arancel.

10

139

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


El contrabando la costumbre que hace mal En la Tabla 2 se ilustra la forma en que se realiza el correo de brujas. Tabla 2. Comparación de una importación y un correo de brujas.

Cara y sello de una importación Correo de brujas Importación legal Entrega puerta a puerta

Valor FOB11 + Seguro + Flete

US$ US$ US$

10.000 50 100

= Valor CIF12 US$ 10.150 = Valor CIF (TC 2300) $ 23.345.000 Arancel (15%) $ 3.501.750 Valor CIF + Arancel $ 26.846.750 IVA (16%) $ 4.295.480 + Gastos llevar la mercancía a fábrica $ 580.000 Valor total $ 31.722.230 Tiempo despacho: 5 días

Como se observa en la Tabla 2, en el correo de brujas el valor de la mercancía colocado en un lugar de desembarque en el país del comprador es más alto que con la importación legal (un sobrecosto de $ 345.000); al llegar en forma ilegal al país no se paga ni arancel ni IVA, el costo de la mercancía en el local del comprador (importador) es el mismo. En la importación legal se incrementa el costo de la importación en un 34% ($ 8.032.230).

Valor FOB + Flete (500 kilos)

US$ 10.000 US$ 300

= Valor CIF = Valor CIF (TC 2300)

US$ 10.300 $ 23.690.000

Valor total

$ 23.690.000 Tiempo despacho: 3 días

6. Otras implicaciones

El contrabando es una de las mayores actividades de la economía informal en los centros urbanos, generando grandes efectos sobre la sociedad. El primer efecto incide en las buenas costumbres; a pesar de que el contrabando es detectado en sus puntos de entrada, la diferencia de su precio con el producto legalmente importado es tan grande que alcanza a sobornar a algunos funcionarios y al comprador que va a preferir

Valor de la mercancía colocada en un lugar de embarque. Valor de la mercancía colocada en un lugar de desembarque.

11 12

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

140


El contrabando la costumbre que hace mal comprar un producto más barato. El segundo efecto que se puede notar influye en el empleo; el sector informal cobija a gran parte de la fuerza laboral de las ciudades, que queda por fuera de las reglamentaciones y obligaciones establecidas en el sector formal de la economía; el contrabando impide un desempleo abierto, pero produce fluctuaciones en los ingresos per capita de los trabajadores. Y el último efecto incide en los efectos fiscales, ya que es imposible medir cuánto deja de percibir el Estado y cuál es realmente el PIB colombiano.

• • •

7. Penalización del contrabando

La penalización del contrabando obedece al ejercicio de la potestad punitiva del Estado, que busca proteger los intereses colectivos y que comprometen la libertad del mercado concebida en la Constitución. En cuanto a los antecedentes de la legislación13 contra el contrabando, se puede enunciar: • La Ley 79 de 1931, conocida como Código de Aduanas, donde se dictan decretos en materia aduanera, jurisdicción penal aduanera, junta general de aduanas, tránsito, transporte, importación, exportación de bienes, agentes de aduana, etc. Esta ley se caracteriza por el tratamiento que se dio a las infracciones de mercancías importadas o exportadas que no cumplieran los requisitos legales; dichas infracciones eran sancionadas con penas que iban desde el decomiso hasta la privación de la libertad. Pero el contrabando como tal tuvo diversos tratamientos como delito o como infracción administrativa. • Con el Decreto 955 de 1970, 520 de 1971 y la Ley 21 de 1977, se definen disposiciones relativas a infracciones

por contrabando de mercancías, penas y sanciones. Mediante el Decreto 956 de 1970, 525 de 1971, 133 y 194 de 1979, se reguló la jurisdicción penal aduanera. Con la Ley 52 de 1984 se unificó la legislación penal aduanera en materia de contrabando de mercancías. En 1989, bajo las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial, se expidieron regulaciones para desmontar la jurisdicción penal aduanera y la despenalización del contrabando. Tal conducta se convirtió en una simple infracción administrativa, sancionable por los organismos de control aduanero. Con el Decreto 2274 y 2352 de 1989, 1750 de 1991, el gobierno nacional suprimió definitivamente el carácter de hecho punible que se atribuía al contrabando, dándole la categoría de falta administrativa, de competencia exclusiva de la Dirección General de Aduanas, hoy Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN). La legislación contra el contrabando tuvo sus orígenes en el proyecto de ley 39 de 1996, con el se tipificaba la conducta del contrabando. Posterior mente aparecieron los proyectos de ley 287 de 1997 de la Cámara y 256 del Senado, “ por el cual se expiden Normas tendientes a fortalecer la lucha contra la evasión y el Contrabando” Con la expedición de la Ley 365 de 1997, donde se dio un aumento de penas, se consideró el contrabando como una causal de agravación de la pena en el delito de lavado de activos.

SINTURA VARELA, Francisco. La penalización del contrabando.

13

141

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


El contrabando la costumbre que hace mal •

Con la Ley 383 de 1997, en los artículos 15 al 19, se consagraron cuatro tipos penales denominados contrabando, favorecimiento de contrabando, defraudación de rentas de aduanas, y favorecimiento de servidor público.

7.1. Infracciones y sanciones por contrabando • Según la Ley 599 de 2000, Artículo 319, modificado por la Ley 788 de 2002 en el Artículo 69, quien importe mercancías al territorio aduanero nacional (TAN) o exporte desde él, por lugares no habilitados, o las oculte, disimule o sustraiga de la intervención y control aduanero, por una cuantía superior a 50 salarios mínimos mensuales legales vigentes (smmlv), tendrá prisión de 3 a 5 años y una multa de 300 a 1.500 salarios mínimos legales, sin que en ningún caso sea inferior al 200% del valor aduanero de los bienes importados o de bienes exportados. Si supera los 200 smmlv la pena puede ser de 5 a 8 años de prisión y una multa de 1.500 a 50.000 smmlv, sin que en ningún caso sea inferior al 200% del valor aduanero de los bienes importados o exportados. El monto de la multa no podrá superar el máximo de la pena de la multa establecido en el código penal. En caso de reincidencia, las penas aumentaran de la mitad a las tres cuartas partes. • Con la Ley 599 de 2000, Artículo 320, modificado por la Ley 788 de 2002 en el Artículo 71, se habla de favorecimiento de contrabando, a quien, en cuantía superior a 50 smmlv, posea, tenga, transporte, almacene, distribuya o enajene mercancías introducidas al territorio aduanero nacional por lugares

no habilitados, u ocultada, disimulada o sustraída de la intervención y control aduanero, tendrá pena de prisión de 1 a 5 años y una multa de 200 a 50.000 smmlv, sin que en ningún caso sea inferior al 200% del valor aduanero de los bienes importados o exportados. El monto de la multa no podrá superar el máximo de la pena establecido por el código penal. El juez, al imponer la pena, privará al responsable del derecho de ejercer el comercio por el término de la pena y un año más. • Según la ley 599 de 2000, Artículo 319 – 1, incorporado por la Ley 788 de 2002, en el Artículo 70, se habla de contrabando de hidrocarburos y sus derivados, y dice que quien, en cantidad superior a 20 galones, importe hidrocarburos o sus derivados al territorio aduanero nacional, o los exporte desde él, por lugares no habilitados, los oculte, disimule o sustraiga de la intervención aduanera, tendrá prisión de 3 a 5 años y una multa de 300 a 1.500 salarios mínimos legales, sin que en ningún caso sea inferior al 200% del valor aduanero de los bienes importados o de bienes exportados. Si supera los 80 galones la pena puede ser de 5 a 8 años de prisión y una multa de 1.500 a 50.000 smmlv, sin que en ningún caso sea inferior al 200% del valor aduanero de los bienes importados o exportados. El monto de la multa no podrá superar el máximo de la pena de la multa establecido en el código penal. • Con la Ley 599 de 2000, en el Artículo 320 – 1 incorporado por la Ley 788 de 2002, en el Artículo 72, habla del favorecimiento de contrabando de hidrocarburos o sus derivados, co m o a quel que p o see, ten g a ,

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

142


El contrabando la costumbre que hace mal

143

transporte, almacene, distribuya o enajene hidrocarburos o sus derivados introducidos al territorio aduanero nacional, por lugares no habilitados, ocultadas, disimuladas, sustraídas de la intervención y control aduanero en cuantía superior a 20 galones. Quien lo cometa tendrá una pena de prisión de 3 a 6 años y una multa de 300 a 1.500 smmlv, sin que en ningún caso sea inferior al 200% del valor aduanero de los bienes importados o de los bienes exportados. El juez, al imponer la pena, privará al responsable del derecho de ejercer el comercio por el término de la pena y un año más. En la misma ley, en el artículo 321, se habla de defraudación de rentas de aduana, y establece que quien declare tributos aduaneros por un valor inferior al que por ley le corresponda, salvo que obedezca a controversia sobre descripción, valoración o clasificación arancelaria de la mercancía en cuantía superior a 20 smmlv, tendrá prisión de 5 a 8 años y una multa de 20 veces lo dejado de declarar por concepto de tributos aduaneros. En la Ley 599 de 2000, Artículo 322, modificado por la Ley 788 de 2002 en el artículo 73, se habla del favorecimiento de contrabando por servidor público, entendido como aquel funcionario que colabore, participe, transporte, distribuya, enajene o de cualquier forma facilite la sustracción, ocultamiento o disimulo de mercancías del control de las autoridades aduaneras, o la introducción de las mismas por lugares no habilitadas, u omita los controles legales o reglamentarios propios de su cargo para los mismos fines, cuando el valor de la mercancía involucrada sea

inferior a 50 smmlv, tendrá una multa de 300 a 1.500 smmlv, sin que en ningún caso sea inferior al 200% del valor aduanero de los bienes involucrados, e inhabilitados por el ejercicio de derechos y funciones públicas de 3 a 5 años. Si supera los 50 smmlv recibirá una pena de prisión de 5 a 8 años y una multa de 1.500 a 50.000 smmlv, sin que en ningún caso sea inferior a los 200% del valor aduanero de los bienes involucrados, e inhabilitado para el ejercicio de derechos y funciones publicas de 5 a 8 años. • En el Artículo 322 – 1, e incorporado por la Ley 788 de 2002 en el artículo 74, se habla de favorecimiento por servidor público de contrabando de hidrocarburos o sus derivados, como aquel que colabore participe, transporte, distribuya, enajene o de cualquier forma facilite la sustracción, ocultamiento o disimulo de mercancías del control de las autoridades aduaneros, o la introducción de las mismas por lugares no habilitadas, u omita los controles legales o reglamentarios propios de su cargo para los mismos fines; cuando el valor de la mercancía involucrada sea inferior a los 20 galones, incurrirá en una multa de 50 smmlv, sin que en ningún caso sea inferior al 200% del valor aduanero de los bienes involucrados, e inhabilitación para el ejercicio de los derechos y funciones publicas de 3 a 5 años; si supera los 20 galones, pena de prisión de 5 a 8 años, multa de 50 a 150 smmlv, sin que en ningún caso sea inferior a 200% del valor aduanero de los bienes involucrados, e inhabilitación para el ejercicio del derecho y funciones públicas de 5 a 8 años. Cuando el valor de la mercancía supera los 50

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


El contrabando la costumbre que hace mal SMMLV se efectúa un decomiso14, además, el caso es llevado a investigación previa sea policial o judicial. Esta investigación previa puede durar 2 meses y si es especializada dura 4 meses. Dependiendo del resultado de la investigación previa o especializada, se dicta una resolución de apertura de investigación; a los tres días se llama a indagatoria y se define una situación jurídica de la mercancía y se presenta una resolución inhibitoria. En la etapa de instrucción, el fiscal puede dictar la libertad y se firma un acta o medida de aseguramiento como conminación, caución, detención preventiva con beneficio o detención domiciliaria y con prohibición de salida del país. Una vez definida la situación jurídica de la mercancía por resolución, hay cierre de investigación; si hay alegatos precalificatorios se tienen 8 días contados a partir de la resolución para hacerlo; esto entra a calificación del sumario.

En este caso se pueden dar dos situaciones, la primera es que se de resolución de preclusión de investigación o una resolución acusatoria. En caso de darse la segunda, se prepara una audiencia ya sea para plantear nulidades o solicitar pruebas; aquí el juez competente da un auto que fija hora y día para la audiencia y comienza una etapa de juzgamiento. En la audiencia hay lectura de interrogatorio, presentación de pruebas y alegatos, y comienza la audiencia pública para definir la clase de contrabando, su cuantía y así poder determinar las sanciones, multas y tiempo de prisión que estipulada la ley15. Dependiendo del resultado de la audiencia pública, el juez puede dar sentencia de primera instancia, sentencia de segunda instancia sea verbal o escrita, o recurso extraordinario de casación o acción de revisión. A continuación se presenta un gráfico que muestra el trámite procesal por contrabando.

Se entiende por decomiso el acto en virtud del cual pasan a poder de la nación las mercancías respecto de las cuales no se acredite el cumplimiento de los trámites previstos para su presentación o declaración ante las autoridades aduaneras. Ver las infracciones y sanciones estipuladas por la Ley 599 de 2000 en sus artículos 319 a 322.

14

15

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

144


145

OPCIONAL

INVESTIGACION PREVIA (2MESES) ESPECIALZIADA (4 MESES)

INVESTIGACION PREVIA POLICIA JUDICIAL Y O FUNCIONARIO INSTRUCTOR

RESOLUCION APERTURA INVESTIGACION

FIN TEMPORAL

RESOLUCION INHIBITORIA

3 DIAS INDAGATORIA

LIBERTAD FIRMA ACTA

RESOLUCION CIERER INVESTIGACION

SIN BENEFICIO PROHIBICION SALIR DEL PAIS

CONMINACION CAUSION DETENCION PREVENTIVA DETENCION DOMICILIARIA

MEDIDA DE ASEGURAIEN TO

ETAPA DE INSTRUCCION (CUMPLE FISCAL INSTRUCCIÓN) (18 MESES SI SON TRES DELITOS O TRES SINDICADOS 30 MESES)

DEFINICION SITUACION JURIDICA CALIFICACION DEL SUMARIO

FIN PROCESO

RESOLUCION PRECLUSION INVESTIGACION

RESOLUCION ACUSATORIA

PREPARACION AUDIENCIA PLANTEAR NULIDADES Y SOLICITAR PRUEBAS

AUDIENCIA PREPARATORIA AUDIENCIA PÚBLICA

FALLO

JUZGAMIENTO

SENTENCIA DE 2 ESTANCIA VERBAL O ESCRITO 15 DIAS

EFRAUDACION DE RENTAS DE ADUANA LEY 599 DE 2000. ART 321

FAVORECIMIENTO POR SERVIDOR PÚBLICO DE CONTRABANDO DE HIDROCARBUROS O SUS DERIVADOS. LEY 599 DE 2000 ART 322 1 MODIFICADO POR LA LEY 788 DE 2002 ART 74

FAVORECIMEINTO DE CONTRABANDO POR SERVIDOR PUBLICO LEY 599 DE 2000 ART 322. MODIFICADO POR LA LEY 788 DE 2002 ART 73

FAVORECIMENTO DEL CONTRABANDO DE HIDROCARBUROS Y SUS DERIVADOS LEY 599 DE 2000 ART 320 1. MODIFICADO POR LA LEY 788 DE 2002 ART 72

FAVORECIMIENTO DE CONTRABANDO LEY 599 DE 2000 ART 320. MODIFICADO POR LA LEY 788 DE 2002 ART 71

CONTRABANDO POR HIDROCARBUROS Y SUS DERIVADOS. LEY 599 DE 200 ART 391 1. INCORPORADO LEY 788 DE 2002 ART 70

CONTRABANDO POR CUANTIA SUPERIOR A 50 Y 200 SMMLV. LEY 599 DE 2000 ART 319. MODIFICADO POR LA LEY 788 DE 2002 ART 69

SENTENCIA DE PRIMERA INSTANCIA

Gráfico 1. Trámite procesal por contrabando16 17 18

ALEGATOS PRECALIFICATORIOS 8 DIAS

JUZGAMIENTO JUEZ COMPETENTE

EN CUANTIA SUPERIOR A 20 SMMLV, PRISION DE 5 A 8 AÑOS Y MULTA EQUIVALENTE A 20 SMMLV, PRISION DE 5 A 8 AÑOS Y MULTA EQUIVALENTE A 20 VECES LO DEJADO DE DECLARAR POR CONCEPTO DE TRIBUTOS ADUANEROS. LO DISPUESTO NO SE APLICARA CUANDO EL MENOR VALOR DE LOS TRIBUTOS ADUANEROS CORRESPONDA A CONTROVERSIAS SOBRE VALORACION, ERROR ARITMETICO EN LA LIQUIDACION DE TRIBUTOS O CLASIFICACION ARANCELARIA

CANTIDAD INFERIOR A 20 GALONES, MULTA DE 50 SMMLV, SIN QUE EN NINGUN CASO SEA INFERIOR AL 200% DEL VALOR ADUANERO E INHABILITACION PARA EJERCER LOS DERECHOSY FUNCIONES PUBLICAS DE 3 A 5 AÑOS. SI SUPERA LOS 20 GALONES, PRISION DE 5 A 8 AÑOS Y MULTA DE 50 A 150 SMMLV, EN NINGUN CASO INFERIOR AL 200% E INHABILITACION PARA EL EJERCICIO DE DERECHOS Y FUNCIONES PUBLICAS DE 5 A 8 AÑOS

EN CUANTIA INGERIOR A 50 SMMLV, MULTA DE 300 A 1500 SMMLV, SIN QUE EN NINGUN CASO SEA INFERIOR AL 200% DEL VALOR EN ADUANAS DE LAS MERCANCÍAS INVOLUCRADAS E INHABILITACION POR EL EJERCICIO DE LOS DERECHOS Y FUNCIONES PUBLICAS DE 3 A 5 AÑOS. SI SUPERA LOS 50 SMMLV PRISION DE 5 A 8 AÑOS Y UNA MULTA DE 1500 A 50000 SMMLV, SIN QUE SEA INFERIOR AL 200%E INHABILITACION DE CARGOS PUBLICOS DE 5 A 8 AÑOS

CANTIDAD SUPERIOR A 20 GALONES PRISION DE 3 A 6 AÑOS Y MULTA DE 300 A 1500 SMMLV, SIN QUE EN NINGUN CASO SEA INFERIOR AL 200% DEL VALOR ADUANERO DE LOS BIENES. EL JUEZ AL IMPONER LA PENA PRIVARA AL RESPONSABLE DEL DERECHO DE EJERCER EL COMERCIO POR TERMINOS DE LA PENA Y UN AÑO MAS

EN CUANTIA SUPERIOR A 50 SMMLV, PRISION DE 1 A 5 AÑOS Y MULTA DE 200 A 50000SMMLV SIN QUE EN NINGUN CASO SEA INFERIOR AL 200% DEL VALOR ADUANERO DE LOS BIENES IMPORTADOS. PROHIBICION DE EJERCER EL COMERCIO POR TERMINO DE PENA Y DE UN AÑO MÁS

CANTIDAD SUPERIOR A 20 GALONES. PRISION DE 5 A 8 AÑOS Y MULTA DE 300 A 500 SMMLV SIN QUE EN NINGUN CASOSEA INFERIOR AL 200% DEL VALOR ADUANERO DE LOS BIENES. SI SUPERA LOS 80 GALONES PRISION DE 5 A 8 AÑOS Y MULTA DE 1500 A 50000 SMMLV, SIN QUE EN NINGUN CASO SEA INFERIOR AL 200% DEL VALOR ADUAENERO

EN CUANTIA SUPERIOR A 50 SMMLV, PRISION DE 3 A5 AÑOS Y MULTA DE 300 A 1500 SMMLV. EN CUANTIA SUPERIOR A 200 SMMLV PRISION DE 5 A 8 AÑOS Y MULTA DE 1500 A 50000 SMMLV, EN NINGUN CASO INFERIOR AL 200% DEL VALOR ADUANERO DE LOS BIENES IMPORTADOS O EXPORTADOS

RECURSO EXTRAORDINARI O DE CASACION O ACCION DE REVISION

17

La Ley 600 de 2000 comenzó a regir el 24 de julio de 2001. En sus artículos 319 a 322 modifica parcialmente la penalización por contrabando. ESQUEMA Manual para Importadores y exportadores de Rogelio Perilla Gutiérrez. 2005 18 El esquema anterior solo tiene vigencia hasta el 31 de diciembre de 2005. A partir de 2007 rige la Ley 906.

16

DECOMISO DE MERCANCIAS SUPERIOR A 50 SMMLV

INVESTIGACION

El contrabando la costumbre que hace mal

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


El contrabando la costumbre que hace mal

8. Conclusiones

El tratamiento del contrabando ha estado directamente relacionado con la impunidad que goza en la práctica y la aceptación social que presenta frente a otros comportamientos desviados. Hay que precisar que para combatir el contrabando no basta con los instrumentos penales que existen, sino que se requiere de una cantidad de instrumentos de política económica relacionados con el control de tasas de interés del manejo de los cambios internacionales, ya que la sanción debe ser un complemento de la política económica. La sanción al contrabando debe ser una prioridad del gobierno nacional, ya que esto salvaguarda los intereses colectivos e impide las conductas desviadas que ponen en peligro la libre competencia. En la Constitución de 1991, el Congreso de Colombia quedó investido de amplias facultades para regular la economía, las actividades financieras, bursátil, aseguradora, de comercio exterior, aduanas, crédito público y cambios internacionales. Mediante estas actividades

reguladoras se establecen limitaciones admisibles a la libre competencia, y en su potestad punitiva sanciona las operaciones de importación o exportación efectuadas clandestinamente o por fuera de las regulaciones legales. Para que una mercancía sea declarada de contrabando y el autor del ilícito quede sujeto a sanción, será necesario demostrar que se realizó sin declaración, o no se presentó ante la autoridad aduanera, o que ingresó por un lugar no habilitado.

Bibliografía recomendada

Constitución Nacional de Colombia 1991 Decreto 2685 de 1999 Ley 383 de 1997 Ley 599 de 2000 Perilla G. Rogelio. Manual para importadores y exportadores. 7 ed. Almagrario, 2005. SINTURA VARELA, Francisco. La penalización del contrabando.

Páginas Web recomendadas www.dian.gov.co www.mincomercio.gov.co

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

146


Arte y Cultura

147

Revista Universidad Cat贸lica de Oriente l No. 22 l A帽o 2006


Arte y Cultura

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 

148


Pedro Morales Pino:

El padre de la música andina colombiana Por: Luis Erney Montoya Gallego*

Haber dotado los aires musicales de la región andina colombiana de arreglos para diversas combinaciones de instrumentos, lograr darle una identidad propia a nuestra música nacional al definir el sincopado compases 3/4 y llevar al pentagrama bambucos, pasillos, danzas y torbellinos, introducirle un nuevo orden de cuerdas a la bandola, crear la primera estudiantina del país y proponer que esta música se escuchara en concierto junto a obras del repertorio europeo, son méritos suficientes para considerar al maestro Pedro Morales Pino como el padre de la música andina colombiana. Si bien es cierto Morales Pino no fue quien creó el conjunto de bandola, tiple y guitarra para la ejecución de la música andina colombiana, puesto que esta organología ya era aplicada a nuestra música antes que él creara su histórica Lira Colombiana, también es verdad que el célebre músico cartagüeño logró darle altura y precisión a las ejecuciones de la música colombiana. “Y mejoró considerablemente el nivel de las polcas, pasillos y valses locales, no sólo en su contenido musical, sino en su ejecución. No hay duda de que las ideas musicales de Morales Pino hicieron importante mella en el devenir de la música colombiana, si bien siempre dentro del ámbito de la música popular”1. En marzo de 2006 se cumplieron 80 años de la muerte del maestro Pedro Morales Pino. El músico, compositor, instrumentista y pintor nació en Cartago, Valle del Cauca, el 22 de febrero de 1863 en el hogar de don Ramón Morales y Bárbara Pino. Falleció el 4 de marzo de 1926. A continuación, una breve reseña de su vida y obra artística. * Comunicador Social; Especialista en Pedagogía y Didáctica. Jefe del Departamento de Comunicaciones y Relaciones Públicas de la Universidad Católica de Oriente; Director de la emisora Sinigual F.M. Estéreo 93.3. Rionegro, Antioquia (Colombia). E-mail: emontoya@uco.edu.co 1 DUQUE, Ellie Anne. Pedro Morales Pino. Compositores Colombianos. Ellie Anne Duque y Jaime Cortés, eds. (Consulta, 1 de noviembre de 2006). http://facartes.unal.edu.co/compositores/

149

Revista Universidad Católica de Oriente No. 22 Año 2006 


Pedro Morales Pino: El padre de la música andina colombiana

Su infancia: de vendedor de dulces a dibujante

Pedro Morales Pino vivió su infancia en un hogar humilde y lleno de necesidades por la pobreza de sus padres. Doña Bárbara, su mamá, quien sostenía el hogar con su empleo de panadera, empezó también a preparar dulces como una forma de ampliar las fuentes de ingresos económicos. A Pedro le tocaba vender los dulces por las calles de su pueblo, situación que fue definitiva en su futuro como artista, pues empezó a visitar los sitios de la bohemia donde se reunían los juglares y trovadores que ejecutaban las piezas musicales y poéticas de la época. En ese ambiente aprendió Morales Pino los primeros trozos de obras musicales y se interesaría por aprender a tocar el tiple.

El pintor

Cuando Pedro Morales Pino tenía 15 años, se trasladó con su madre a la ciudad de Ibagué. Allí su madre trabajó como empleada de la familia Sicard Pérez. Entre tanto, el joven artista se desempeñó como dibujante y corrió con la buena suerte de que su primer dibujo, un retrato de la señora Pérez de Sicard, fue acogido con gran entusiasmo por la retratada, quien la exhibió con orgullo en la sala de su casa. Adolfo Sicard

2

Pérez, hijo de la señora, observó el retrato y vio en su autor a un verdadero prospecto de las artes. Esta situación le abrió las puertas a Morales Pino para que se radicara en Bogotá, donde continuó sus estudios de dibujo en la academia de Alberto Urdaneta. Después de varias sesiones, el joven Pedro sorprendió a don Alberto Urdaneta con un excelente retrato de su señora esposa. El maestro, viendo la perfección de la obra de su discípulo, realizó unos contactos iniciales para enviarlo a estudiar a Europa; para infortunio de Morales Pino –pero, quizás, para fortuna de la música colombiana- la iniciativa no se llevó a efecto. Pedro Morales Pino participó en 1881 en la exposición nacional de pintura realizada en la ciudad de Bogotá; allí exhibió los retratos de la señora Ana Tanco de Carrizosa, Salvador Camacho Roldan, el de una actriz norteamericana, el nacimiento y puesta del sol y un muchacho desnudo, pinturas que fueron muy acogidas por la critica2. Luego se matriculó, en 1882, en la academia nacional de música que fundó Jorge Wilson Price; allí adelantó los estudios de teoría musical y armonía. Para ese entonces Morales Pino era ya un músico de algún prestigio. Hoy la historia nos dice que el pintor es más recordado por haber empuñando la bandola en lugar de los lápices y pinceles.

PINILLA A., José I. Cultores de la música colombiana. Bogotá: Ariana, 1980. p. 304.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

150


Pedro Morales Pino: El padre de la música andina colombiana

Estudio del artista en el Pasaje Rivas. Bogotá, c. 1898.

Formación musical

A pesar de su pobreza, la sensibilidad de doña Bárbara le permitió descubrir el talento y las cualidades musicales del pequeño Pedro. Sacrificando parte del dinero que recaudaba con su trabajo de panadera y con la venta de las golosinas, le compró un tiple y buscó al compositor José Hoyos para que le enseñara los primeros secretos en la ejecución de instrumentos de cuerda. Cuando ya era diestro en el tiple, Morales Pino siguió recibiendo clases, ahora de bandola, con el maestro Ramón Antonio de la Peña. Gracias al interés del educador Adolfo Sicard Pérez, Pedro Morales Pino se trasladó a Bogotá, donde asistió al colegio, desarrolló su habilidad de dibujante e inició estudios musicales formales en la Academia Nacional de Música, fundada en 1882 por Jorge W. Price. “… allí adquirió los conocimientos sobre teoría musical

3 4

que le permitieron estudiar nuestros ritmos, marcándole una estructura precisa y definida, muy especialmente a la escritura que le dio en el pentagrama al bambuco, que hasta nuestros días no ha sido modificada”3. El 5 de noviembre de 1884 conformó un dueto con Vicente Pizarro, con quien realizó presentaciones en el Teatro Maldonado. Dos años después amplió el dueto y lo transformó en el Trío Colombiano –aunque en otras biografías aparece como Trío Nacional-, al sumárseles otro músico a los dos anteriores: Rafael Riaño; el conjunto estaba conformado por instrumentos de cuerda como la bandurria, el tiple y la guitarra. En esa época, el maestro Morales Pino se repartía entre la música y el dibujo, alternando presentaciones con exposiciones de arte. Pero “Es en esa época cuando definió claramente su dedicación a la música por encima de sus habilidades pictóricas”4.

RICO SALAZAR, Jaime. La canción colombiana. Bogotá: Norma, 2004. p. 393. Ibid. p. 36.

151

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Pedro Morales Pino: El padre de la música andina colombiana

LA BANDOLA COLOMBIANA

Morales pino y la bandola

La bandola es el instrumento melódico del trío de música colombiana, con el acompañamiento de tiple y guitarra. Es un instrumento de cuerdas pulsadas con plectro o plumilla, tiene mástil trasteado, y es propio de la organología de la región andina colombiana. La versión moderna más conocida de estos instrumentos en el siglo XX tiene caja y mango de cedro con clavijero mecánico y doce cuerdas metálicas agrupadas en seis ordenes: tres triples y tres dobles. Según las investigaciones sobre el origen de la bandola, se ha llegado a la conclusión de que este instrumento tuvo como antecesor a la bandurria y no a la guitarra ni a la vihuela. “Independientemente de la evolución de la vihuela y de la guitarra, que tenían una forma semejante, se desarrollaron otros instrumentos

5

de cuerdas con caja de forma oval. Entre ellos, el más antiguo fue el laúd, el ‘cistro’ y la bandurria que dio origen a nuestra bandola”5. La bandurria llega al Nuevo Mundo con cuatro órdenes de cuerdas. En Colombia se transforma en bandola y se desarrolla durante el siglo XIX para pasar de cuatro a cinco órdenes de cuerdas. En 1890, después de varios años de interpretación formal de la bandola con su Trío Colombiano, Pedro Morales Pino era ya un virtuoso ejecutante de este instrumento y de otros cordófonos como el tiple y la guitarra. Ocho años después, ese amplio conocimiento del instrumento lo motivó a adicionarle un sexto orden de cuerdas para suplir la necesidad de cuerdas más graves. Morales Pino le encargó la fabricación de esta bandola a don Jorge E. Montoya, propietario

Ibid. p. 390.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

152


Pedro Morales Pino: El padre de la música andina colombiana de la fábrica de instrumentos Lira Colombiana. Como homenaje a él le dio este mismo nombre a su histórica estudiantina. De esta manera, la bandola colombiana fue estrenada el 30 de noviembre de 1898 en el concierto de despedida de la Lira Colombiana, que iniciaría un viaje por varias ciudades del país para recoger los fondos suficientes que les permitiera viajar al exterior y presentar el grupo instrumental y nuestra música en importantes salones de Centro y Norteamérica.

“La Lira Colombiana toca bien o no toca”

El maestro Pedro Morales Pino fue también el responsable de la ampliación del trío instrumental típico colombiano convirtiéndolo en estudiantina, una conformación muy semejante a las estudiantinas españolas de la época “… y

para estos conjuntos hizo transcripciones de obras como la Danza Macabra de Saint-Saëns y la obertura de La italiana en Argel de Rossini, en las que la velocidad de los violines debía ser imitada por las bandolas”6. Pero lo más importante es que supo combinar la música de concierto, que gustaba a fines del siglo XIX y se escuchaba en los elegantes salones de la época, con aires andinos, realizando presentaciones impecables con los instrumentos típicos de la región andina como bandola, tiple y guitarra. Con ello, Morales Pino hizo cambiar la concepción que tenían los colombianos de la música tradicional andina. Esa estudiantina fue bautizada por el propio Morales Pino como “Lira Colombiana”, en homenaje al taller de instrumentos del mismo nombre, propiedad de don Jorge E. Montoya, el luthier que le construyó la bandola con seis órdenes de cuerdas.

LA LIRA COLOMBIANA EN 1899 De izquierda a derecha, de pies: Carlos Wordsworthy, Blas Forero, Antonio Palomo y Gregorio Silva. Sentados: Pedro Morales Pino y Carlos Escamilla, “El Ciego”. Esta fue la primera estudiantina que se fundó en Colombia.

6

DUQUE, Op. Cit.

153

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Pedro Morales Pino: El padre de la música andina colombiana La Lira Colombiana tuvo varias etapas en sus históricas conformaciones. “La primera Lira Colombiana fue en realidad un cuarteto de cuerdas: Morales Pino primera bandola, Temistocles Vargas, segunda bandola, Rafael Riaño en la guitarra y el tiple de Ricardo Acevedo Bernal”7. Pero al conjunto se fueron integrando otros músicos para ampliar las bandolas, los tiples y las guitarras. En esa etapa se unieron Fulgencio García y los hermanos Romero en las bandurrias, Carlos “el Ciego” Escamilla en el tiple, Julio Valencia y William Zinkeizen en los chelos y Elías Forero en el violín8. Esta primera Lira Colombiana debutó en el Teatro Maldonado interpretando bambucos, pasillos, valses, danzas y torbellinos. Para esa presentación el maestro Morales Pino ya había estructurado perfectamente las tonadas del pasillo y el bambuco. “Lo cierto es que Morales Pino, al realizar arreglos para conjuntos de instrumentos variados, tuvo que emprender la tarea de separar acompañamientos armónicos, de melodías y de patrones rítmicos, desmenuzando así los componentes de los aires andinos que trajinaba”9. “Y para eso, por supuesto, tuvo que llevarlos primero al pentagrama y crear un formato de escritura para el bambuco que es el que hasta el momento tiene vigencia, escrito en 3/4”10. El concierto fue todo un éxito, hasta el punto de verse en la situación de repetir las presentaciones en varias oportunidades a pedido del público. El maestro Morales Pino se había propuesto realizar una gira por varias ciudades del país para presentar la Lira Colombiana y conseguir recursos para viajar al exterior con el conjunto musical. Sin embargo, ante la salida de varios de

los músicos, se vio en la obligación de posponer su partida y rearmar la estudiantina. En septiembre de 1898 logró ar mar la segunda Lira Colombiana, por supuesto con él en la dirección y primera bandurria, Carlos Wordsworthy en la segunda bandola, Gregorio Silva y Silvestre Cepeda en las guitarras, Carlos “el Ciego” Escamilla y José Vicente Martínez en los tiples, y Julio Valencia en el chelo. E s t e c o n j u n t o s e p r e s e n t ó e n va r i a s oportunidades, también en el Teatro Maldonado. Y ofreció un concierto de despedida el 30 de noviembre de 1898, precisamente aquel donde estrenó el maestro Pedro Morales Pino su nueva bandola con seis órdenes de cuerdas. Al otro día de esa presentación partieron hacia La Mesa (Cundinamarca) donde actuaron con su música; de allí pasaron a Anapoima, donde le ofrecieron un concierto a Manuel Antonio Sanclemente, Presidente de la República; luego estuvieron en Girardot y de allí se fueron para Honda (Tolima) por el río Magdalena. Pasaron a Puerto Berrío y de allí por vía férrea a Medellín. Después de un tiempo en la capital antioqueña, el periplo continuó en Manizales y Cartago, el pueblo natal de Morales Pino. De Cartago pasaron a Cali, ciudad en la que recibió el 22 de julio de 1899 un merecido homenaje por su contribución musical, reconocimiento representado en una medalla de oro y un pergamino. Allí la Lira Colombiana sufrió de nuevo la ausencia de varios músicos. El conjunto quedó reducido a un sexteto, con el cual logró viajar a Panamá, y luego a Costa Rica, Nicaragua y El Salvador. A pesar de las dificultades, en todos esos países realizaron aplaudidas presentaciones y recibieron homenajes por parte de las autoridades y los artistas.

9

RICO SALAZAR, Op. Cit. p. 36. PINILLA, Op. Cit. p. 305. DUQUE, Op. Cit. 10 RICO SALAZAR, Op. Cit. p. 37. 7 8

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

154


Pedro Morales Pino: El padre de la música andina colombiana

La Lira Colombiana en Nueva York. Arriba de izquierda a derecha: Gregorio Silva (guitarra), Pedro Morales Pino (bandola y director) y Blas Forero (bandola); abajo a la izquierda, Carlos Escamilla (tiple); abajo a la derecha, Carlos Wordsworthy (bandola). Nueva York, 1903.

Luego fue Guatemala, donde se les unió el poeta y violinista colombiano Julio Florez. De allí viajaron en barco a tierras norteamericanas. Desembarcaron en Nueva Orleans, pasaron a San Luis y a Buffalo, donde actuaron en el Templo de la Música, pabellón erguido con motivo de la Exposición Panamericana. Hasta que por fin llegaron a la Gran Manzana; el 4 de julio de 1902 se presentaron en Nueva York, con motivo de la conmemoración de la Independencia de los Estados Unidos, en donde brindaron una espléndida demostración del folclor colombiano con la interpretación de las obras “Los Lunares” y “Chispazo”, entre otras piezas compuestas por Morales Pino. A pesar del éxito, la segunda Lira Colombiana se disolvió en Nueva York y Pedro Morales 155

Pino se quedó solo. Sin embargo, permaneció allí hasta 1905. Morales Pino regresó a Guatemala, en donde había renunciado a su vida de bohemio para casarse con Paquita Llerena, notable pianista guatemalteca; con su nueva familia llegó a Bogotá en 1912. Nuevamente se dio a la tarea de organizar su conjunto, la tercera Lira Colombiana, esta vez con once integrantes: él como director, Blas Forero y Carlos “el Ciego“ Escamila –antiguos integrantes-, Andrés Avelino Montañez, Jorge Añez, José María Forero, Manuel Augusto Salazar, Luis Antonio Calvo, Ignacio Afanador, José María Pinto y Cerbeleón Romero. La nueva Lira Colombiana, después de varios días de ensayos, se presentó en el Teatro Municipal con el lema “La Lira Colombiana toca bien o no

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Pedro Morales Pino: El padre de la música andina colombiana toca”. El éxito obtenido los anima a planear una gira por Suramérica. Sin embargo, la temprana muerte de su esposa, en 1916, truncó sus planes y debió retornar a Guatemala para criar a sus hijos con el apoyo de la familia de su esposa. En 1918, y a raíz de las dificultades causadas por los terremotos en Guatemala, estaba de vuelta en Colombia. Y otra vez recompone un conjunto con el

nombre de Lira Colombiana, que en esta etapa incluye las voces del dueto de Alejandro Wills y Alberto Escobar. Con esta agrupación logra realizar su anhelada gira por Sudamérica, y parte en julio de 1922 hacia el Valle del Cauca para proseguir a Quito y a Lima, a donde llegan en enero de 1923. La gira incluyó a Aristóbulo Ortiz, Antonio Ruiz, Salomón Martínez y Gustavo Romero.

La Lira Colombiana en el Teatro Municipal de Bogotá. 1925.

De regreso en Colombia participó en el Concurso Nacional de Música, del cual fue ganador en 1925. Pero el maestro Morales Pino no contaba ni con la salud ni con los ánimos para organizar otro conjunto musical y reiniciar sus labores.

En sus últimos años se dedicó a la enseñanza particular hasta el día 4 de marzo de 1926, fecha en la que falleció, en condiciones económicas muy precarias, el genio cartagüeño.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

156


Pedro Morales Pino: El padre de la música andina colombiana

Pedro Morales Pino, el padre de la música colombiana.

Hasta el momento no se ha incluido en la presente reseña mucho sobre la decisiva contribución del maestro Pedro Morales Pino a la música nacional como compositor de históricas piezas instrumentales y vocales. Y este es, precisamente, uno de los aspectos que más resaltan en su constitución como “padre de la música andina colombiana”, apelativo que ha recibido muy merecidamente. De 1884 en adelante, la actividad musical de Morales Pino se intensificó, como también el éxito de sus composiciones. En Bogotá fue aplaudido por las tandas de valses “Horas del campo” y “Los lunares”. A la usanza de la época, cada título comprendía cuatro valses diferentes con introducción y comentario final. En años posteriores, Morales Pino reduciría el número de valses a tres. Pero la popularidad de sus valses iba a la par con el aprecio generalizado por sus danzas y pasillos. La obra del maestro Pedro Morales Pino, está comprendida por bambucos, pasillos, valses, danzas, tangos, entre otros aires. Entre los títulos más reconocidos se pueden mencionar: El calavera, Los lunares, Chispazos, Fusagasugueño, Divagación, Nunca mía serás, Leonilde, Reflejos, Cuatro preguntas (sobre versos del poeta Eduardo López), Lejos de Ti, Ya ves, Trigueñita, Pierrot, Tierra mía, Negra, Ojos negros, Aura, Blanca, Esquiva, Lira Colombiana, Onda Fugaz, Andina, Recóndita (con letra del autor peruano Leonidas Yeroví), Cautiva, María Luisa, Sara, Retorno, Encantado de verte, La madrileña, Penumbra, Colombia, Volutas, Lejanía, Joyeles, Isabel, Paulina, Aquí estoy, Vida bogotana, Voces de la selva y numerosas piezas para orquesta. Ya se ha resaltado que el genio cartagüeño fue

el responsable de darle una identidad propia a nuestra música nacional al definir el sincopado en compases 3/4 –en oposición a quienes consideran que lo lógico es 6/8- y llevar al pentagrama bambucos, pasillos, danzas y torbellinos. “En la obra de Pedro Morales Pino se cristalizó la esencia de los aires andinos de pasillo, bambuco y danza, no sólo mediante buenas e inspiradas melodías, sino con el acertado discernimiento de su teoría musical inherente. Esto le permitió escribir correctamente sus ritmos y realzarlos en arreglos, tarea que habían eludido sus antecesores”11. Gracias a Pedro Morales Pino en Colombia podemos hablar de un nacionalismo musical, porque logró validar y universalizar un lenguaje particular, convirtiéndose en paradigma, en un momento histórico decisivo, para la generación de músicos que surgía a comienzos del siglo XX y que con su música y su discurso nacionalista realizaron una verdadera defensa de la herencia que empezaba a dejar Morales Pino, en quien veían el origen, el camino y el modelo de la música nacional, con toda su sensibilidad hacia la música y la poesía, hasta el punto que mucho de lo que se hace en Colombia en materia de tríos y estudiantinas, inclusive hoy en día, debe remitirse al legado de Pedro Morales Pino.

Bibliografía DUQUE, Ellie Anne. Pedro Morales Pino. Compositores Colombianos. Ellie Anne Duque y Jaime Cortés, eds. (Consulta, 1 de noviembre de 2006). http://facartes.unal.edu.co/compositores/ PINILLA A., José I. Cultores de la música colombiana. Bogotá: Ariana, 1980. RICO SALAZAR, Jaime. La canción colombiana. Bogotá: Norma, 2004. ZAPATA CUÉNCAR, Heriberto. Compositores colombianos. Medellín: Carpel, 1962.

DUQUE, Op. Cit.

11

157

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006


Universidad Católica de Oriente

Comité Editorial Revista Universidad Católica de Oriente Guía para autores El Comité Editorial de la Revista se propone estimular la difusión de temas de actualidad nacional e internacional que recojan el resultado de las investigaciones, del desarrollo de la creatividad y de la producción intelectual de los docentes y colaboradores. Al enviar artículos a la coordinación de la Revista, los autores adquieren el compromiso de no someterlo simultáneamente a la consideración de otras publicaciones. Los juicios emitidos por los autores de los artículos son de su entera responsabilidad. Por eso, no comprometen ni las políticas de la Universidad ni las del Comité Editorial. El Comité Editorial se reserva el derecho de someter a revisión los artículos y recomendar los cambios que considere pertinentes, o devolver aquellos que no reúnan las condiciones exigidas. Los artículos deben transcribirse en Word y enviarse en un disquet, Cd o por e-mail acompañado de una copia impresa a la coordinación de la Revista (Departamento de Comunicaciones y Relaciones Públicas); si el artículo incluye fotografías, gráficos o similares, se debe incluir originales suficientemente claros para facilitar la edición. La extensión máxima es de 10 páginas a doble espacio y en tamaño carta, aparte de gráficas y tablas. En casos especiales, y según la trascendencia del tema, el Comité Editorial acepta trabajos más extensos. Todo artículo debe contener las siguientes partes: Título; subtítulo, si lo requiere; un resumen de contenido, con una extensión de aproximadamente 10 líneas; palabras claves. Se debe agregar los nombres y apellidos completos del autor, profesión, afiliación institucional, dirección y E-mail. El trabajo debe tener el resumen y el abstract, introducción, desarrollo, conclusiones y referencias bibliográficas de acuerdo con las normas del ICONTEC. Estas recomendaciones son con el ánimo de mantener una homogeneidad y profesionalismo en la presentación de artículos. También se reciben trabajos redactados mediante otros estilos, como por ejemplo: Ensayo, Reportaje, Columna y Editorial.

Revista Universidad Católica de Oriente l No. 22 l Año 2006

158


El contenido de todos los artĂ­culos, es responsabilidad exclusiva de los autores



Revista UCO 22 Contenido