Page 20

La selección de los trabajos para un portafolios puede hacerse en forma conjunta entre profesor y alumnos; aunque también es posible (y deseable) que sean estos últimos quienes realicen esta tarea una vez que se hayan familiarizado tanto con el instrumento como con los objetivos particulares. Definir también criterios para valorar los trabajos en forma individual, grupal y/o global. Al respecto hay que tomar en cuenta al menos los siguientes puntos: Los criterios generales deberán ser predefinidos y conocidos por el alumno. Decidir si las evaluaciones se realizarán cada vez que se hagan las entradas y/o cuando se complete un cierto periodo o el portafolio completo. Para la evaluación de cada producto se pueden diseñar ex profeso rúbricas, listas de control o escalas. Las valoraciones que se propongan deberán realizarse, insistimos, por medio de estrategias de evaluación docente, coevaluación, evaluación mutua y autoevaluación. Tendrá que definir se con claridad la forma en que los criterios serán tomados como base para la asignación de calificaciones, sean éstas cualitativas o cuantitativas. Este tipo de evaluación longitudinal e integral permite valorar, más que los productos, el proceso de desarrollo de aprendizajes y habilidades complejas durante un episodio de enseñanza amplio.

Díaz, F. y Hernández, G. (2002). Estrategias docentes para un aprendizaje significativo: Una interpretación constructivista. México: McGraw Hill. (pp. 350-423).

Lectura complementaria 1 parte1  
Lectura complementaria 1 parte1  
Advertisement