Page 9

 

 

   

 

Agua Bendita IĂ“N DE FE Y MILAGROS

EspĂ­ritu Santo, Fuente de Vida

E

Maira Franco grafica@universal.org.ec

Acceda: universal.org.ec

La rabia y el resentimiento me volvieron un hombre violento... Desde pequeĂąo vi la violencia en mi familia, durante aĂąos estuve resentido con mi papĂĄ porque golpeaba a mi mamĂĄ. Fui creciendo con rebeldĂ­a y violento, con el tiempo adquirĂ­ vicios de alcohol y cigarrillo. Por otro, ademĂĄs de gastar el dinero en vicios, tambiĂŠn lo gastaba con mujeres. Por el hecho de ser violento y de estar lleno de rabia, me volvĂ­ un joven que me involucraba en todo tipo de peleas, lo que me llevĂł a estar preso en dos ocasiones. DespuĂŠs de salir de prisiĂłn intentĂŠ cambiar, pero no lo conseguĂ­, por el contrario, me sumergĂ­ mĂĄs en el alcohol y empecĂŠ a tener pensamientos suicidas. DespuĂŠs sufrĂ­ un accidente y eso me trajo grabes consecuencias, me

fracturÊ una pierna y dos discos de mi columna se salieron de su lugar. Por dos aùos sufrí con fuertes dolores en la columna. Me sentía atormentado, no conseguía conciliar el sueùo. Cuando reflexionaba en mi vida, llegaba a la conclusión de que era un fracasado y eso me hacía desear morir. Así lleguÊ a la Iglesia Universal, donde desde el primer día sentí una paz que nunca había sentido. ComencÊ a luchar en la cadenas, porque entendí que sólo Dios podía transformar toda mi vida, así fui curado, liberado de los vicios, de la vida promiscua que llevaba, la rabia y el resentimiento desaparecieron, luego tomÊ la decisión mås importante en mi vida, decidí entregarme por completo al Seùor Jesús, me bauticÊ en la Aguas, con el tiempo, mientras mås me apeguÊ a Dios, mås fuerte espiritualmente me volví. Pero el mejor día de mi vida fue cuando recibí el Espíritu Santo, fui transformado en un nuevo hombre, pasÊ a tener paz interior, la alegría de la salvación se volvió algo constante, pasÊ a ver las situaciones y a las personas con otra perspectiva. Dios me dio dirección para independizarme económicamente, y gracias a Él, tengo una vida solvente.

SIEMPRE EXISTE UNA SALIDA

Sr. Pedro SuĂĄrez

El Espíritu Santo es quien me fortalece y me da la convicción de que siempre estå conmigo y por eso, todo lo que haga con Su dirección saldrå bien. Él me volvió un hombre realizado, que no dependo mås de la rabia o del resentimiento para sentirme fuerte.

n el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrån ríos de agua viva�. (Juan 7:37-38) La vida sin el Espíritu Santo es vacía y sin sabor, porque Él es el agua viva que Jesús då; ya que el agua de este mundo no puede calmar la sed del alma. Muchos quieren ser saciados con el agua de este mundo, buscando la solución de sus problemas, pero eso no llena el vacío del alma, es decir, eso no satisface el alma. Por ejemplo, el sueùo de muchos era casarse y pensaron que así serían felices, pero despuÊs que se casaron se dieron cuenta que continuaban vacíos e infelices. Lo mismo sucede con todos los anhelos por las cosas de este mundo: comida, carro, estudios, matrimonio, dinero, etc., pues todo aquello es temporal y al ser alcanzados, aunque dan una sensación de bienestar temporal, no solucionan el vacío del alma, porque el agua del Espíritu Santo es lo único que llena, que le completa, le hace feliz de verdad y para siempre. La sed de la que habla el Seùor Jesús, no es la realización de los sueùos personales, ni de las cosas de este mundo, sino del agua del Espíritu Santo que Jesús ofrece, que es una fuente de la que siempre estå brotando agua y que no se detiene. Así es la persona que recibe el Espíritu Santo, de ella brota vida todo el tiempo. Infelizmente, los que no tienen esta agua viva,

continuamente viven lamentĂĄndose de su condiciĂłn y estĂĄn siempre buscando llenar ese vacĂ­o con las emociones de este mundo, pero el EspĂ­ritu Santo es insustituible, por eso ellas no consiguen saciar la sed del alma con nada. AsĂ­ como el agua no se puede sustituir con nada, asĂ­ el agua de vida, que es el EspĂ­ritu de vida, no puede ser sustituido con las cosas vanas de este mundo.

Quien desee recibir el Espíritu Santo, el Agua de Vida, primero debe vaciarse de sí mismo, luego Él vendrå sobre usted y transformarå su vida por completo. Quien se convierte en una fuente de agua viva, es feliz en todas las condiciones, no es que ella se conforme con la situación, ¥no! ella usa la fe dada por el Espíritu Santo, y de fe en fe va venciendo sus problemas. Por otro lado, ninguno de los problemas que suceden en su exterior, pueden secar la fuente de agua viva que hay en su interior. Quien estå lleno del Espíritu Santo, no espera nada mås de este mundo, porque ya estå satisfecha interiormente, pero quien no Lo recibió, vive buscando la felicidad en las cosas de este mundo. ¿Cuål es la sed que usted tiene? ¿Tiene sed de las cosas de este mundo o del Espíritu Santo que es fuente de agua viva? Si su sed es por el Espíritu Santo, con seguridad usted serå saciado.

Si usted necesita comunicarse con el obispo Ronaldo, para aclarar alguna duda que tenga o necesita una orientaciĂłn, escrĂ­bale al correo electrĂłnico:

orientacion@universal.org.ec

Profile for Universal Ecuador

Edición N° 888  

Edición N° 888

Edición N° 888  

Edición N° 888

Advertisement