Issuu on Google+


Paradigmas

Corporación Universitaria Unitec

Presidenta

Dra. Amparo de Arango

Rector

Dr. Fernando Parra Ferro

Vicerrector Académico Dr. Jorge Coronado Padilla

Editor David Arturo Acosta Silva, Corporación Universitaria Unitec. dacosta@unitec.edu.co

Comité Editorial Jorge Coronado Padilla, Corporación Universitaria Unitec. Francisco N. Rodríguez Cruz, Corporación Universitaria Unitec. David Arturo Acosta Silva, Corporación Universitaria Unitec. Asesoría gráfica: Marcelo Meléndez Peñaranda Coordinadora de comunicaciones y divulgación: Nelly Acosta Coordinadora de diseño y diagramación: Diana Marcela Grosso Noguera, Taller de Diseño Digital. Diseñador gráfico: Jeisson Rojas Vargas Correctora de estilo: María Andrea López © Corporación Universitaria Unitec, 2007 Todos los derechos reservados Centro de Investigación Calle 76 No. 12-61/69 Bogotá, D. C., Colombia. www.unitec.edu.co Preprensa e impresión: Artes Gráficas Unidas Impreso en Colombia.


Objetivos y cobertura temática

Paradigmas (ISSN 1909-4302) es una publicación académica, la cual sirve como órgano de difusión del Sistema Institucional de Investigación de Unitec y como un medio para la formación y actualización en investigación. Paradigmas publica artículos, ensayos, reseñas e informes sobre la realización, difusión, gestión, evaluación y administración de proyectos de investigación, dentro y fuera de la Corporación Universitaria Unitec. En consecuencia, está dirigida a investigadores, docentes, administradores y a todos aquellos interesados en la formación en y para la investigación.

Política editorial Nota: Paradigmas será publicada semestralmente (en los meses de enero y julio) a partir del segundo número del segundo volumen. Paradigmas es publicada en un volumen por año por el Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU) y distribuida gratuitamente a la comunidad académica colombiana. Su política editorial es planteada y revisada semestralmente por su comité editorial, de acuerdo con las políticas generales de la Universidad. Contribuciones son bienvenidas de dentro y fuera de la universidad, sobre cualquiera de los temas cubiertos. Las instrucciones para los autores se encuentran en la página anterior de la contraportada. Ni el Sistema Institucional de Investigación (SIIU) ni el editor son responsables por las opiniones y comentarios de los colaboradores de Paradigmas. Espacios para publicidad en Paradigmas están disponibles, siempre y cuando, estén de acuerdo a la naturaleza de la revista y a los intereses de los lectores.

Derechos de autor

La reproducción total o parcial de este escrito en forma idéntica o modificada por cualquier medio mecánico, electrónico o informático, incluyendo fotocopia, grabación, digitalización o cualquier sistema de almacenamiento y recuperación de información no autorizada por la Corporación Universitaria Unitec viola los derechos reservados. Solicitudes de permisos de reproducción pueden ser dirigidas directamente al editor. Canje: Marcela Álvarez. Jefe Sección de Biblioteca. Corporación Universitaria Unitec. Cra. 15 No. 76-40. Bogotá, D. C., Colombia. Correspondencia, copias números anteriores y publicidad: Centro de Investigación, Calle 76 No. 12-61/69, Bogotá, D. C., Colombia. Teléfono: (571) 212 55 83 Ext. 117. Correo electrónico: siiu@unitec.edu.co


CORPORACIÓN UNIVERSITARIA UNITEC

Paradigmas

Vol. 2. No. 2 Julio-diciembre de 2007

Sistema Institucional de Investigación


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

Contenido

Vol. 2. No. 2. Julio-diciembre de 2007

Las mejores (y peores) prácticas en la administración de la investigación

87

Lynn E. Miner, Jeremy T. Miner y Jerry Griffith

Escalas de medición

104

Presentación de la línea de investigación de la Escuela de Ingeniería

126

Políticas de investigación de la Corporación Universitaria Unitec

142

Desarrollo de la Red de Semilleros de Investigación de la Corporación Universitaria Unitec

147

Colaboradores

153

Ing. Jorge A. Coronado Padilla

Ing. José Ebert Bonilla Olaya, Ing. John Pablo Cruz Bastidas, Ing. Félix Germán Fajardo Prieto, Ing. Warlen A. González C., Ing. Eduardo Jara Páez, Ing. Cesar Armando Moreno González, Ing. Cristian Andrés Rodríguez Montes, Ing. Jonny M. Suárez P.

Junta directiva de la Red de Semilleros de Unitec

83


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

Presentación Expresar que en las instituciones «todo cambio trae crisis» no es ninguna novedad. Pero que los cambios se generen e impacten positivamente los procesos, no siempre es cierto. Mas, si los cambios que se quieren propiciar afectan concepciones y obligan a modificar actitudes y comportamientos. En el Centro de Investigaciones hemos asumido el reto quijotesco de generar cambios y romper paradigmas y a fe que lo estamos logrando. Prueba de ello son los resultados que en materia de investigación se han dado en el último año. Quisiéramos ir más rápido, alcanzar metas más lejanas y lograr mayor dinamismo en el proceso, pero somos conscientes que la creación de una cultura investigativa en una institución joven demanda condiciones especiales para alcanzar su propio ritmo de desarrollo y consolidación. Un paso más y un testimonio más de nuestros logros lo constituye el presente número de Paradigmas. Se ha elaborado con cariño para quienes aman la investigación y para los que no, también. Ing. Jorge Coronado Vicerrector Académico Corporación Universitaria Unitec

Paradigmas, Vol 2, (2). Bogotá, D. C. (julio-diciembre de 2007), pp. 85 ISSN 1909-4302 © Corporación Universitaria Unitec, 2007

85


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

LAS MEJORES (Y PEORES) PRÁCTICAS EN LA ADMINISTRACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN1 Lynn E. Miner, Ph.D. Marquette University Jeremy T. Miner, M.A. St. Norbert College Jerry Griffith, Ph.D. Miner and Associates, Inc.

Este artículo discute algunas de las mejores (y peores) prácticas en la administración de investigaciones. Tal discusión se basa en una revisión bibliográfica y en nuestra experiencia combinada que suma 70 años estableciendo, administrado, entrenando, evaluando y orientando tanto a programas de gestión de la investigación como a profesionales en universidades públicas y privadas. En esencia, cuatro factores principales diferencian lo mejor de lo peor: 1) cultura, 2) cambio, 3) competencia, y 4) comunicación.

El énfasis tradicional para alcanzar las «mejores prácticas» se ha enfocado en las competencias o habilidades necesarias para ser un efectivo administrador de investigaciones. Sin embargo, este artículo toma una perspectiva más amplia, situando las competencias en un sistema de comportamiento organizacional más grande, el cual Originalmente publicado en Research Management Review, Vol. 13, No. 1 (invierno-primavera de 2003), pp. 11-20. © National Council of University Research Administrators, 2003. Traducido al español por David Arturo Acosta Silva con permiso del editor. Toda reproducción adicional está prohibida. 1

Paradigmas, Vol 2, (2). Bogotá, D. C. (julio-diciembre de 2007), pp. 87-103 ISSN 1909-4302 Corporación Universitaria Unitec, 2007

87


Las mejores (y peores) prácticas en la administración de la investigación

incluye los atributos de cultura, cambio y comunicación. Manejados de forma incorrecta, cualquiera de estos factores puede entorpecer las iniciativas investigativas y académicas de una universidad; y, de manera inversa, cuando son manejados diestramente, hacen que los administradores de investigaciones sean extremadamente efectivos y experimenten una alta satisfacción laboral, sea juzgada ésta por sí mismos o por sus colegas.

Cultura ¿Cuál es su cultura institucional para las actividades investigativas y académicas?, ¿desearía usted hacer investigación en su institución? La investigación, desde luego, no existe en el vacío. Es llevada a cabo en el contexto de la cultura de una institución. A pesar de que una completa discusión de las culturas académicas va más allá del alcance de este artículo, ciertos comportamientos institucionales, al ser tomados colectivamente, pueden contribuir a una positiva cultura investigativa. Wagner y Hollenbeck (1995) plantean que la cultura organizacional se origina a partir de las maneras informales y no oficiales de hacer las cosas. Ésta influencia la organización al modelar la manera en la que sus miembros perciben y reaccionan a trabajos formalmente definidos y a las configuraciones de su estructura. Dado que algunas instituciones son más propensas a apoyar la investigación que otras, ¿cómo reconocer una cultura que proporcione tal ayuda? Infortunadamente, no existe un test que mida la cultura institucional, ya que el concepto es abstracto. En cambio, se deben buscar ciertos comportamientos institucionales que, cuando ocurren conjuntamente, representan una cultura investigativa positiva. Al menos tres de tales comportamientos institucionales específicos definen operacionalmente la cultura de investigación: 1) las prácticas de contratación, 2) el compromiso financiero administrativo y 3) los sistemas de gratificación. Cada uno de estos es discutido a continuación.

88


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

Prácticas de contratación Los investigadores que se contraten hoy afectarán el nivel de financiamiento externo que se obtenga en los años por venir. En este sentido, las prácticas de contratación de una institución revelan cómo se está planificando su futuro. Al observar los procesos de contratación utilizados por las instituciones para reclutar a sus nuevos investigadores, dos puntos cardinales merecen atención especial: la descripción del cargo y el proceso de entrevista. Aquellas instituciones que siguen las «mejores prácticas» incluyen en sus típicos avisos de vacantes, en coherencia con su misión institucional, el que se espera que sus postulantes desarrollen investigaciones en caso de ser contratados. Una reseña reciente de la revista Chronicle of Higher Education (enero de 2003) mostró ejemplos de los anuncios clasificados empleados por instituciones (predominantemente post-graduales) que buscaban contratar un profesor asistente de química. La oración clave que describía la expectativa por parte de la institución de que aquellos contratados deberían desarrollar investigación –y que era utilizada en las descripciones del cargo de cinco universidades diferentes– incluía las siguientes:  «Se espera que los candidatos satisfactorios desarrollen investigaciones que sean financiadas y reconocidas nacionalmente.»  «Se espera que el candidato satisfactorio desarrolle un programa de investigación activo.»  «Se espera que el candidato establezca una investigación productiva, la cual involucre a estudiantes de pre y post-grado de química experimental analítica y/o física.»  «Se anima particularmente a aplicar al cargo a candidatos con intereses en investigación que complementen nuestras fortalezas en las áreas de las biociencias, la química de materiales y las ciencias ambientales.»  «El candidato satisfactorio debe establecer una investigación financiada externamente en química de materiales orgánicos, la cual se traslape con las investigaciones existentes en el departamento. La investigación debe involucrar tanto a estudiantes de pregrado como de post-grado.»

89


Las mejores (y peores) prácticas en la administración de la investigación

El lenguaje empleado en tales anuncios de vacantes comunica la expectativa a priori de que una parte importante del cargo es que el postulante sea académicamente productivo. Pero más allá de lo anterior, ¿hasta qué punto se enfatiza en el proceso de entrevista la expectativa de las universidades en que sus postulantes realicen investigación académica?, ¿durante el proceso de entrevista los decanos, los jefes de programa y los otros miembros de la parte académica le comunican a los entrevistados su expectativa de que estos últimos deben desempeñarse como investigadores activos dentro de la institución?, ¿las preguntas de las entrevistas indagan los antecedentes y el futuro potencial en investigación?, ¿los formatos de evaluación son empleados de tal manera que los entrevistadores puedan registrar sus impresiones acerca de la potencial productividad en investigación del candidato?, ¿dichos formatos demandan que el evaluador detalle comentarios específicos sobre el potencial en el área investigativa del aspirante? Las instituciones experimentadas en entrevistar investigadores han desarrollado preguntas diseñadas para generar respuestas específicas a cerca del desempeño pasado, presente y futuro del candidato. En esencia, tales preguntas evalúan al desempeño como un predictor de competencia. Ejemplos de entrevistas basadas en competencias pueden hallarse en textos de referencia sobre recursos humanos y en internet. El gobierno de Alberta [Canadá] (2001) presentó un documento con 36 preguntas específicas que están distribuidas entre 13 diferentes categorías y que pueden ser fácilmente adaptadas a entrevistas con investigadores. No obstante, aunque estas son preguntas relevantes e inquisitivas, no toman en cuenta una importante categoría del comportamiento: la información negativa (Green, 1991). Por ejemplo, la entrevista debería indagar instancias donde los candidatos fallaron en un proyecto, estuvieron envueltos en una situación que no pudieron manejar o en la que desconocían los procedimientos o la información pertinente. La renuencia a admitir errores pasados, los cuales todos cometemos, dice mucho sobre la franqueza del candidato e, incluso, sobre sus estándares éticos. Además de explorar la capacidad en investigación del candidato, es importante que los entrevistadores le informen a éste las políticas

90


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

y prácticas institucionales (la cultura) que apoyan a la investigación. Esto incluiría aspectos tales como, por ejemplo, las políticas sobre ascensos; así mismo, se le deberían explicar las políticas sobre la devolución de los costos indirectos de la investigación. De igual forma, los programas de apoyo sabático y financiamiento interno son de especial interés para la mayoría de los candidatos. Adicionalmente, deberían ser detallados los servicios de apoyo ofrecidos por la oficina de investigación, como, por ejemplo, la asistencia al planificar propuestas, editar anteproyectos, construir presupuestos y enviarlos, así como la forma de agilizar las aprobaciones internas. Por lo tanto, si bien los protocolos de contratación son manejados sobre todo a nivel administrativo, los anuncios de vacantes deberían incluir la expectativa sobre la producción académica de los candidatos y su experiencia en la búsqueda de financiamiento para sus proyectos cuando sea apropiado. Las oficinas de gestión de la investigación pueden desarrollar una serie de frases de muestra para que sean incluidas en los anuncios futuros de este tipo. Incluso el directivo de más alto rango de tal oficina podría emitir un memo urgiendo la inclusión de este tipo de lenguaje en dichos anuncios. Entre las peores prácticas que hemos encontrado en algunas instituciones se encuentran:  Políticas poco claras o inexistentes, especialmente aquellas referidas a la relación entre las responsabilidades de investigación y de cátedra.  Falta de claridad en los anuncios de vacantes sobre el deseo de que los candidatos se desempeñen en investigación; o, en el mejor de los casos, oraciones que no dicen mucho como: «se espera que los candidatos se involucren en investigaciones académicas.»  Falta de una declaración por parte de un miembro de la administración central en relación al rol de la investigación –incluida la investigación interdisciplinar– en el contexto global de la institución.  Ningún intento proactivo por parte de los comités de entrevistas por solicitar (y luego comparar) retroalimentación escrita de los entrevistadores frente a los candidatos.

91


Las mejores (y peores) prácticas en la administración de la investigación

Compromisos administrativos en materia financiera El dinero puede ser un poderoso motivador para que los docentes se involucren en la búsqueda de financiamiento externo para la investigación. La mayoría de las instituciones cuentan con mecanismos internos para suministrar los fondos básicos (capital semilla) para los proyectos de sus docentes, de manera que ellos puedan empezar a recolectar los primeros datos de sus investigaciones y, a partir de estos, comiencen a buscar financiamiento externo. Tales dineros usualmente provienen de diversos presupuestos internos. Aparte de tales programas de financiamiento interno, algunas instituciones devuelven un porcentaje de los costos indirectos de un proyecto para estimular posteriores esfuerzos en investigación. Estos recursos le llegan (de maneras diferentes) a los decanos, a los directores de los centros o a los docentes investigadores. El porcentaje de tales fondos restituidos fluctúa entre el 0 y el 50% e incluso más en algunas instituciones. La mayoría de los administradores de investigaciones están de acuerdo en que esos recursos sirven como un refuerzo positivo de la actividad investigativa de los docentes así como también estimulan nuevas búsquedas de financiamiento. Además de lo anterior, algunas instituciones también devuelven una porción del ahorro en sueldos para la universidad que se genera cuando la subvención externa cubre tal rubro mientras dura el proyecto. Por ejemplo, asumamos que un docente recibe 10 millones pesos de una beca para su salario académico anual y estos cubren el dictar un curso que le correspondía. Es probable que un reemplazo temporal pudiera cobrar, digamos, 3 millones por dictar ese curso. El ahorro resultante en salario sería de 7 millones, el cual podría ser restituido al departamento del investigador para ser usado con el propósito de estimular investigaciones posteriores. Sin embargo, muchas subvenciones externas no incluyen los salarios anuales completos; en consecuencia, generalmente muy poco de este tipo de dinero está disponible para ser empleado como apoyo de actividades investigativas posteriores.

92


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

Dentro de las peores prácticas encontramos:  Algunas universidades carecen de una política de devolución de los costos indirectos.  Entre las instituciones que poseen tales políticas de devolución de los costos indirectos, algunas conducen la mayoría de dichos fondos hacia administradores; así, esos dineros puede que no terminen siendo empleados por los docentes, quienes fueron los que inicialmente los generaron; desincentivando así la búsqueda de financiamiento externo.  Algunas universidades poseen una política sobre años sabáticos, frecuentemente concedidos uno cada siete años. El proceso de aplicación puede que no aliente la renovación intelectual que proviene de aprender una técnica de investigación nueva, colaborar en el trabajo de un colega o generar datos pilotos para propuestas futuras.

Sistemas de gratificación Universidades con fuertes culturas investigativas tienen múltiples sistemas de reconocimiento para fortalecer la búsqueda de fuentes propias de financiación por parte de sus docentes investigadores. Frecuentemente los reconocimientos no financieros juegan un papel crucial en motivar a los docentes hacia actividades de búsqueda de subsidios externos, aunque éstos ocasionalmente afirmen lo contrario. Tanto los investigadores como los decanos necesitan una perspectiva clara y consistente del rol del financiamiento externo tanto en sus evaluaciones anuales como en las deliberaciones sobre quién es promovido o retirado de su cargo. No obstante, algunas veces existe una brecha entre las percepciones de los investigadores y de los decanos respecto a qué tanto esta búsqueda «cuenta» en las evaluaciones anuales realizadas por sus superiores. Tal brecha puede ser tan considerable al punto de convertirse en una constante fuente de tensión entre la academia y la administración. Los docentes y los decanos con frecuencia expresan opiniones divergentes al respecto de la conveniencia de darle tiempo libre a un docente como premio a una exitosa búsqueda de financiamiento externo.

93


Las mejores (y peores) prácticas en la administración de la investigación

Algunos académicos sienten que, dada su misión tradicional como docentes en instituciones de educación, realizar cualquier cosa diferente a dictar clase menoscabaría el aprendizaje de los estudiantes. Adicionalmente, algunas de las áreas de trabajo de los docentes son tan específicas que razonablemente se podría esperar no encontrar reemplazos competentes para cubrir su ausencia. En contraste, algunos administradores sugieren que como parte de la transición de una institución de educación superior a una universidad de pleno desarrollo, un mayor énfasis en la formación de los docentes es obligatorio. Por lo tanto, ven la falta de una política clara en relación a estos «tiempos libres» como una barrera a los futuros esfuerzos de los investigadores en la búsqueda de financiamiento. Para ayudar a elevar el perfil institucional de una universidad, las oficinas de investigación pueden ayudar a publicitar los logros de la universidad en la materia, tanto internamente –a través de boletines de prensa y correos electrónicos– como externamente –por medio de comunicados de prensa dirigidos a medios impresos y electrónicos–. Entre otras, estas actividades proveen de un importante reconocimiento a los esfuerzos de los docentes en su búsqueda de financiamiento. Entre las peores prácticas encontramos:  El rol de la investigación y de la productividad académica en las evaluaciones anuales de los docentes no es clara a niveles departamentales e institucionales.  Puede existir la impresión que el obtener financiamiento es lo único que «cuenta» en las evaluaciones y, por lo tanto, en el avance de la carrera del docente-investigador; pero que el hecho de haber buscado y aplicado no «cuenta».  El publicar es lo más importante para el avance de la carrera del docente, no la búsqueda de financiamiento. En algunas instituciones, la docencia puede convertirse en tal prioridad que el énfasis en investigar y publicar se convierte en algo negativo. Para algunos individuos el pensar en no enseñar por haber sido premiado con tiempo libre puede ser percibido como algo doblemente negativo.

94


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

Cambio Los administradores de investigación gastan mucho de su tiempo buscando lograr que los docentes envíen más propuestas, fortaleciendo la cultura investigativa institucional, asegurando que la academia y la administración crean en las actividades de investigación y capacitando al personal acerca de las políticas y procedimientos del área. Estas actividades generan cambios tanto entre los administrativos como entre los docentes. Sin embargo, aunque los primeros pueden ser agentes de cambio en muchas universidades, rara vez reflexionan sobre la naturaleza de éste. No a todo el mundo le apasiona. Mas, ¿por qué la gente se resiste al cambio? Aquí están algunas de las formas comunes de resistencia al cambio: 1. Interés propio: el cambio puede hacer difícil o imposible el satisfacer las necesidades y deseos personales en el trabajo. «–Yo fui contratado para enseñar, no para investigar». 2. Miedo a lo desconocido: desconocer o no poseer una base para predecir los resultados de un cambio puede crear una atmósfera de miedo. «–¿A qué me iré a exponer?» 3. Desconfianza general: la falta de confianza en la jefatura, el no entender la necesidad de cambiar y el sentimiento de ser cuestionado por el rendimiento en las actividades previas menoscaba la certidumbre en que el cambio es bueno o incluso necesario. «–Mi carga de trabajo ya es demasiada y ahora ellos quieren que haga además investigación; ¿por qué debería hacerlo?» 4. Miedo al fracaso: los cambios significan alterar la manera en que las personas hacen su trabajo; el cambio crea incomodidad y preocupación sobre las nuevas responsabilidades. «–No me hablen sobre buscar financiamiento para mi proyecto. Una vez traté y fallé totalmente; es una completa pérdida de tiempo». 5. Inercia burocrática: originada a partir de reglas rígidas y procesos estandarizados, la burocracia fomenta la falta de iniciativa y de flexibilidad. Las organizaciones deben estar seguras de que tienen la

95


Las mejores (y peores) prácticas en la administración de la investigación

autonomía y los recursos para incidir en el cambio antes de iniciarlo. «–Claro, investigaré tan pronto como ellos me den tiempo y un buen estudiante para que me ayude». Por definición, el cambio o la reestructuración organizacional es una estrategia diseñada para realizar modificaciones globales y a largo plazo bajo la guía de los agentes de cambio. Cinco importantes aspectos caracterizan a las organizaciones que son efectivas al implementar el cambio institucional: 1. Énfasis en un cambio planeado con anterioridad, el cual se desarrolla por una apremiante necesidad de cambio y su énfasis está en la planeación. Usualmente dos factores principales desencadenan el cambio institucional; uno es un creciente desequilibrio financiero, cuando las necesidades institucionales y de las facultades superan los presupuestos internos disponibles. Otro es un deseo de crear una nueva misión y visión que impacte las actividades académicas y de investigación. Ambos requieren de una transformación en las estructuras y recursos administrativos. La administración central debe revisar constantemente sus planes estratégicos para asegurarse que realmente el cambio está ocurriendo y que lo está haciendo en la dirección deseada. 2. El enfoque socio-psicológico del cambio es la segunda característica. El impacto del cambio ocurre en muchos niveles: individual, interpersonal, departamental, interdepartamental y a través toda la universidad. Más específicamente, éste podría incluir a docentes-cátedra, docentes de tiempo completo, decanos, personal administrativo, estudiantes de pre y post-grado y a cualquier otro ente con el cual la universidad interactúe. En otras palabras, los agentes de cambio deben anticipar y planear los efectos de largo alcance del cambio. 3. Atención al cambio global. Esta característica está conectada con la anterior, pero también tiene otras implicaciones. Dado que el cambio está diseñado para mejorar la eficiencia operativa, fortalecer la capacidad de investigación y mejorar la reputación de la universidad en investigación dentro de un mercado competitivo, los nuevos cambios deben conseguir captar la atención de todos los individuos asociados con la universidad. Típicamente, los cambios son cuidadosamente presentados y explicados a los docentes y a los administrativos; no

96


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

obstante, otro personal de apoyo, como las secretarias, los técnicos de laboratorio y los estudiantes son dejados sin conocimiento de los cambios que se están llevando a cabo. Métodos y programas sistemáticos deben ser desarrollados y presentados repetidamente para asegurar que el personal clave, en todo nivel, esté involucrado. 4. Una orientación de larga proyección es la cuarta característica vital. La investigación sobre sujetos humanos y animales ha producido un axioma comportamental que plantea que «organizar previene reorganizar». Las abuelas lo decían de manera más simple: «loro viejo no aprende a hablar». Estos comentarios nos dicen que la resistencia natural hace difícil el iniciar el cambio. Es incluso más difícil mantenerlo y puede tomar meses, incluso años, antes de obtener los resultados deseados. En esencia, las universidades deben generar un compromiso a largo plazo para implementar el cambio. 5. El direccionamiento realizado por los agentes de cambio es el quinto aspecto y está unido con las estrategias de larga proyección. Puede que los efectivos agentes de cambio sean externos o internos a la universidad. Pero hay ventajas y desventajas en ambos casos: los externos son nuevos, objetivos y no tienen prejuicios, pero a la vez no tienen el conocimiento de la cultura de la organización y la experiencia de haber trabajado dentro de ella; los agentes internos, por su parte, poseen dicho conocimiento y experiencia pero también podrían estar parcializados y poseer los tipos de resistencia al cambio que son inherentes a todas las universidades. En esencia, las instituciones deben ser conscientes de que además de los retos financieros, varias fuerzas poderosas y «naturales» operan de manera tal que podrían socavar el éxito final de un nuevo o ampliado énfasis en investigación y en la productividad académica. Es vital el desarrollo de un fuerte núcleo de agentes de cambio internos y de estrategias para monitorear al cambio y validar el que ocurra o no. Las unidades académicas a todo nivel deberían discutir el fenómeno del cambio. Entre las peores prácticas que hemos visto en las universidades están:

97


Las mejores (y peores) prácticas en la administración de la investigación

 El cambio es impuesto de arriba hacia abajo, sin que la comunidad de investigadores pueda opinar o creer realmente en él.  Los agentes de cambio fallan al no entender el proceso de inducir cambios a largo plazo.  El cambio no es comunicado claramente a todos los niveles de la comunidad.

Competencia Los administradores de proyectos de investigación se esfuerzan mucho por ser competentes. Esto consiste en un conjunto de comportamientos que colectivamente hace que otros pronuncien juicios sobre grados de competencia. En su búsqueda de competencia, averiguan los listados de «mejores prácticas» en asociaciones nacionales (Bogdanski, Turner, & Barnard, 2002; Engineering Research Council, 2002), en páginas web de oficinas de investigación de otras universidades (Arizona State University, 2002) y en libros sobre «Cómo hacer…» (Miner et ál., 2003), los cuales son compendios de «buenas prácticas» en la exitosa búsqueda de financiamiento externo para proyectos de investigación. El personal de las oficinas de administración de la investigación puede reunir información acerca de oportunidades de becas y subvenciones, diseminar dicha información, ayudar a los investigadores a planear y desarrollar sus propuestas y presupuestos, publicar y distribuir las propuestas y resolver problemas con las cláusulas de cumplimiento. La mayoría de los docentes-investigadores valoran tales actividades y estarían de acuerdo en que dicho personal fue competente si estos comportamientos fueron realizados de manera consistente, acertada y oportuna.

98


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

Pero los administradores altamente competentes irán más allá de esos servicios básicos y proveerán un rápido acceso a la información importante. Un ejemplo hipotético podría ser el siguiente: la mayoría de los investigadores en biomedicina saben que la Fundación Whitaker (una reconocida fundación de financiamiento) va a cesar sus actividades intencionalmente; para el próximo año todos los activos y capitales que posee para el patrocinio de investigaciones serán otorgados. El diligente administrador irá un paso más allá y por medio de una búsqueda a fondo tratará de encontrar un nuevo patrocinador para llenar el vacío dejado por la salida de la Whitaker. Basado en esta información preliminar, el administrador ayudará a los docentes en biomedicina a desarrollar nuevas relaciones con un futuro importante benefactor.

Entre las peores prácticas se encuentran:  Un funcionario externo se rehúsa a discutir los términos de un contrato de I+D con un administrador quien ha fallado en hacer reconocer su competencia profesional. Sin credibilidad, la infraestructura institucional investigativa lentamente se debilita y, con el paso del tiempo, los fondos recibidos declinan.  Administradores que sufren severos casos de «sumisión-sitis». Las energías de sus oficinas son dirigidas hacia el acatar todos los requerimientos de las agencias reguladoras a expensas de fallar en el reconocimiento del panorama general, un camino que seguramente puede ser explotado en beneficio del investigador.  Administradores que sufren severos casos de «pasivitis». El rol de las oficinas dirigidas por este tipo de personas se limitan a proveer servicios pasivos, como, por ejemplo, ayudar a los miembros de la academia a llenar formularios. Este tipo de oficina no sería capaz de ocuparse de servicios proactivos de ayuda como facilitar contactos o asistir en actividades que se desarrollan al preparar un anteproyecto (como el diseño del documento, sus textos estándar o los borradores del presupuesto).

99


Las mejores (y peores) prácticas en la administración de la investigación

Comunicaciones De acuerdo a las investigaciones en comportamiento organizacional (Sawyer, 2003), la comunicación dentro de una empresa es un fenómeno complejo. Para simplificar tal complejidad para los objetivos de este artículo, tres grandes variables afectan el flujo de la información dentro de una institución y dentro de cada una de sus diferentes unidades: facultades, departamentos, centros e institutos. Estas son: 1. ¿Quién posee el conocimiento? 2. ¿Dónde está el conocimiento? 3. ¿Qué es el conocimiento? Sawyer además plantea que la información tiende a fluir con bastante facilidad hacia la base de datos central (humana o electrónica) pero no fluye «naturalmente» hacia fuera. Para decirlo de otra manera, en el mundo académico, la información fluye más fácilmente siguiendo una dirección hacia adentro y arriba que hacia afuera y abajo. De hecho, algunas organizaciones exclusivamente distribuyen la información hacia sus oficinas dependiendo de las necesidades de estas últimas. Éstas, a su vez, se dirigen a la base de datos central sólo cuando sus necesidades individuales inmediatas así lo exigen; usualmente no revisan toda la información existente de manera regular y periódica. Saber quién tiene el conocimiento es el factor más importante al establecer un sistema de redes entre los individuos con el propósito de intercambiar información significativa. Los administradores exitosos son maestros en el trabajo en red; saben quién tiene la última información sobre temas tales como las prioridades de los programas, la composición de los páneles de evaluación de las propuestas de investigación, el tamaño que se considera razonable para un presupuesto, las negociaciones de los contratos y los requerimientos a cumplir. Internamente, los administradores saben cómo obtener capital semilla e influenciar políticas de investigación cruciales tales como los criterios para evaluar el trabajo de los docentes.

100


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

El dónde reside el conocimiento es la segunda en importancia y es frecuentemente influenciada por el quién. Los administradores muchas veces poseen el conocimiento pero lo mantienen en sus oficinas. Los miembros individuales de la academia también pueden tener información pero a menudo son renuentes a compartirla. Sienten que el mantenerlo en secreto les da ventaja, particularmente en un ambiente competitivo. Algunas veces el quién está fuera de la institución pero se comunica con alguien de adentro; no obstante, nadie más se entera de este canal de comunicación. De nuevo, la renuencia individual impide el intercambio de la información; romper con esta barrera muchas veces requiere una clara centralización de la información y un proceso para hacerlo. El qué es lo tercero en importancia, aunque puede cambiar rápidamente, a menudo cada hora. En consecuencia, es un reto muy grande el mantener actualizada esta información en una base de datos centralizada. El quién y el dónde, por otra parte, son más estables y deberían recibir un mayor énfasis en un sistema de administración altamente centralizado. Un área problemática dominante en muchas instituciones es la falta de una comunicación expedita y regular entre sus docentes, entre estos y los administradores y, finalmente, entre estos últimos. Los investigadores regularmente expresan un fuerte deseo de que la información sea centralizada y de asistencia en todas las facetas de la búsqueda de financiamiento. Adicionalmente, la mayoría de los docentes están de acuerdo en que el repositorio de este núcleo central debería estar localizado en la oficina de administración de investigación. Aunque dicha oficina puede convertirse en tal repositorio para la información que llega, también tiene que comprometerse en agilizar el flujo de la información hacia las otras unidades. Las oficinas de administración de investigaciones han tomado agresivas medidas hacia la construcción de procedimientos estandarizados para la identificación de fuentes de financiamiento, la revisión de anteproyectos, la ayuda en los procesos de preparación y escritura de proyectos, el apoyo para reunir la documentación requerida para completar la propuesta y el envío de las propuestas para su aprobación administrativa final.

101


Las mejores (y peores) prácticas en la administración de la investigación

Entre las peores prácticas están:  Los anuncios sobre oportunidades de financiamiento son distribuidos entre los docentes luego de cumplirse las fechas límite.  La información sobre nuevas oportunidades de financiamiento son enviadas a los decanos y a otros funcionarios, quienes puede que no se las reenvíen a los docentes que podrían estar interesados.  Los comunicados sobre nuevas oportunidades de financiamiento no son presentados de manera concisa y fácil de leer; por ejemplo, simplemente cortar y pegar un anuncio de una agencia del gobierno o incluir una dirección de una página web no satisface la información que necesitan los docentes.

Conclusión Los administradores de los proyectos de investigación pueden ser una fuerza activa para transformar lo negativo en positivo dentro de una universidad. Más aún, si entienden la dinámica del cambio, desarrollan sus competencias profesionales y se comunican hábilmente con los diferentes grupos de funcionarios, pueden influenciar poderosamente la cultura de la investigación en sus instituciones. Así, estarán bien preparados para entender cómo la cultura general de las instituciones es manejada y dónde la investigación se ajusta dentro de ella.

102


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

Referencias Anónimo. “Career Network.” Chronicle of Higher Education. Enero

28, 2003. Disponible en internet en la dirección: http://chronicle. com/jobs/

Arizona State University. “Sponsored Projects FAQs and Best

Practices.” (2002). Disponible en internet en la dirección: http://researchadmin.asu.edu/training/spon_projects_faqs.cfm

Bogdanski, V., R. Turner, y J. Barnard. “Best Practices: Professional

Courtesy.” National Council of University Research Administrators. (2002). Disponible en internet en la dirección: www.ncura.edu/newsroom/newsletters/may02/practices.doc

Engineering Research Council. “Best Practices in Research Administration Workshop.” (2002). Disponible en internet en la dirección: www.asee.org/erc/html/aseeinfo.html

Government

of Alberta. “Competency-Based Interview Questions.” (2001). Disponible en internet en la dirección: http://www. pao.gov.ab.ca/toolkit/assessing/competency-based-interview.htm

Green, P. C. Behavioral Interviewing: More Than a Gut Feeling. Des Moines [EE.UU]: American Median Inc., 1991.

Miner, L. E., & Miner, J. T. Proposal Planning and Writing, 3ra ed. Westport [EE.UU]: Greenwood Press, 2003.

Sawyer, J. E. (Directivo del Department of Business Administration, University of Delaware, Newark, [EE.UU]). Comunicación personal. (2003).

Wagner, J. A. III, y J. R. Hollenbeck. Management of Organizational Behavior. 2a ed. Englewood Cliffs [EE.UU]: Prentice Hall, 1995.

103


Escalas de medición

ESCALAS DE MEDICIÓN Ing. Jorge Coronado Padilla, M. Sc. Corporación Universitaria Unitec

La medición es un proceso inherente y consustancial a toda investigación, sea ésta cualitativa o cuantitativa. Medimos principalmente variables y ello demanda considerar tres elementos básicos: el instrumento de medición, la escala de medición y el sistema de unidades de medición. La validez, consistencia y confiabilidad de los datos medidos dependen, en buena parte, de la escala de medición que se adopte. He ahí la importancia de profundizar en el tema de las escalas de medición.

Aunque diferentes autores han definido el concepto de medición de distintas maneras, tal vez uno de los más frecuentemente citados, es aquel que expresa que la medición es el proceso de asignar, según reglas bien definidas, números a propiedades de objetos. Podría decirse también que medir es estimar la magnitud de cierta propiedad de uno o más objetos con ayuda de un sistema métrico específico (instrumento de medición, escala de medición y unidades de medición). Las propiedades a que se hace referencia, son aspectos observables o características propias del mundo empírico. En cierto modo, la anterior definición se ajusta muy bien a los intereses de la investigación social empírica, pero es evidente que se contrapone a los aspectos más teóricos del proceso de conocimiento. No obstante esta limitación, la definición dada puede considerarse como un razonable punto de partida para introducirse en aspectos lógicos y conceptuales de la medición, aunque no es el interés del presente escrito.

104

Paradigmas, Vol 2, (2). Bogotá, D. C. (julio-diciembre de 2007), pp. 104 -125 ISSN 1909-4302 © Corporación Universitaria Unitec, 2007


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

Conviene tener en cuenta siempre que no medimos objetos, personas o colectividades en cuanto tales; medimos propiedades observables de ellas tales como peso, rendimiento laboral, integración, etc. En verdad, una propiedad puede ser expresada en términos cualitativos o cuantitativos, o en ambos, si hacemos reducción de los segundos a los primeros. Por ejemplo, rural y urbano, alfabeto y analfabeto, son propiedades expresadas al modo cualitativo, en categorías no ordenadas; la mortalidad infantil se expresa cuantitativamente por medio de los valores de la tasa correspondiente, por ejemplo 60 x 1000, y estos valores a su vez pueden reducirse a expresión cualitativa si los transformamos en las categorías de baja, moderada o alta mortalidad infantil. La abstención electoral puede expresarse porcentualmente como una propiedad de un colectivo (comunidad, por ejemplo). Las mediciones, en términos de rangos ordenados, están a medio camino entre los dos tipos anteriores, el cualitativo y el cuantitativo, y los expresamos en términos de ‘mayor que’ y ‘menor que’. Desde luego, la distinción cualitativo-cuantitativa que hacemos respecto a propiedades de la realidad está determinada por consideraciones muy diversas, entre ellas, por los fines teóricos y/o prácticos de una investigación en particular, pero también depende de la naturaleza y propiedades de la realidad misma. Es preciso recordar que la medición no es un fin en sí misma, y sólo tiene legítimo sentido cuando se la percibe sirviendo a los fines instrumentales del conocimiento teórico y pragmático.

Escalas o niveles de medición Muchas personas tienen una noción errónea acerca de la naturaleza de la medición. La medición incluye la evaluación, un proceso mediante el cual las cosas se diferencian. No está limitada al uso de instrumentos altamente desarrollados y refinados. Desde luego, termómetros, metros y cronómetros pueden utilizarse para medir de

105


Escalas de medición

manera precisa temperatura, distancia y tiempo. Sin embargo, esas variables pueden también medirse de manera informal mediante la observación –por el «ojo entrenado» u «ojo clínico»–. Se dice que impresores expertos usando sólo la vista y el tacto son capaces de evaluar (medir) el grosor de una película de tinta con un grado de precisión increíble: millonésimas de pulgada. Los sentidos son nuestros metros para evaluar el medio que nos rodea. Cuando esas observaciones se expresan utilizando el lenguaje de los números, el proceso de medición se ha completado. En efecto, hay una correspondencia estrecha entre la madurez científica de una disciplina y el grado con el cual las variables relevantes de esa disciplina pueden medirse de manera objetiva y precisa. Por ejemplo, la medición en las ciencias sociales y en la educación generalmente produce números, pero éstos están sin algunas de las propiedades matemáticas para la medición de variables como tiempo, distancia, área, peso o costo. Así, la escala de medición para evaluar el coeficiente intelectual (CI), difiere en forma significativa de la usada para medir la estatura de una persona. Esto es importante debido a que en la interpretación de un valor influye la escala de medición correspondiente. Una escala de medición es el conjunto de los posibles valores que una cierta variable puede tomar. Es un continuo de valores ordenados correlativamente, que admite un punto inicial y otro final. El nivel en que una variable puede ser medida determina las propiedades de medición de una variable, el tipo de operaciones matemáticas que puede usarse apropiadamente con dicho nivel, las fórmulas y procedimientos estadísticos que se utilizan para el análisis de datos y la prueba de hipótesis teóricas. Las escalas o niveles de medición se utilizan para medir variables o atributos. Por lo general, se distinguen cuatro escalas o niveles de medición: nominal, ordinal, intervalos y escalas de proporción, cociente o razón. Las dos primeras (nominal y ordinal) se conocen como escalas categóricas, y las dos últimas (intervalo y razón) como escalas numéricas. Las escalas categóricas se usan comúnmente para variables cualitativas, mientras que las numéricas son adecuadas para la medición de variables cuantitativas.

106


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

Tabla 1. Tipos de variables vs. escalas de medición Datos o variables

Ejemplos

Categóricas o cualitativas

Escala

Preguntas

Respuestas

1. Nominal 2. Ordinal

¿Tienes pasaporte?; ¿Tienes carro?; ¿Vives en casa o apartamento?; ¿Tienes los ojos azules?

SÍ/NO Dicotómicas

¿Cuántas camisas tienes?; ¿Cuántos hijos tienes?

Número natural

¿Cuánto pesas?; ¿Cuánto mides?; ¿Cuánto dinero ganas?

Número real

Discretas Numéricas, cuantitativas o intervalares

3. Intervalo 4. Razón o proporción Continuas

Tabla 2. Ejemplos prácticos de variables y sus escalas de medición Tipo de variable

Ejemplo de variable Partido político

Valores de la variable

Respuestas

Liberal; conservador; independiente; socialista Mujer; hombre Masculino; femenino Negro; blanco; amarillo; mestizo; mulato Alto; medio; bajo

Nominal

A; B; C; D; E

Ordinal

0º - 100º

Intervalar

Coeficiente intelectual

70 - 150 puntos

Intervalar

Peso

1 - 100 Kg

Razón

Estatura

0 - 2.50 mts

Razón

0 – 125 años

0 – 125 años

Razón

Género Categóricas o cualitativas

Numérica o cuantitativa

Raza Nivel de satisfacción Calificación en el examen Temperatura

Nominal Nominal Ordinal

107


Escalas de medición

En la tabla 1 se presenta una relación entre el tipo de variables y las escalas de medición. En la tabla 2 se dan ejemplos de estas variables y de su respectiva escala de medición. En los ítems subsiguientes haremos una descripción pormenorizada de cada uno de los niveles mencionados.

Escala nominal Es la escala más elemental y la forma más rudimentaria de medir. En una escala como estas se clasifica a las unidades de estudio (objetos, personas, etc.) en categorías, basándose en una o más características, atributos o propiedades distintivas y observadas, dándole a cada categoría un nombre (de ahí lo de «nominal»). Los nombres que se emplean en la aplicación de la escala nominal de medida no necesitan ser nombres (alfabéticos o alfanuméricos) en el sentido estricto de la palabra. También se pueden utilizar números o numerales. Con las escalas nominales (categóricas), los números asignados definen cada grupo distinto y sirven meramente como etiquetas o identificadores. Los números hacen distinciones categóricas más que cuantitativas; cumplen una función puramente de clasificación y no se pueden manipular aritméticamente; cada cifra representa una categoría diferente. Por ejemplo, no tendría sentido en este nivel de medición, calcular el promedio aritmético de diez códigos estudiantiles. La magnitud de los números no refleja orden (ascendente o descendente) o jerarquía (mayor o menor) de alguna de las cosas a las que fueron asignados, más bien sólo sirven como códigos de identidad. Las observaciones no pueden ser ordenadas de menor a mayor o de pequeño a grande, es decir, ninguna de las categorías tiene mayor jerarquía que la otra, únicamente están reflejando diferencias en la variable. Cualquier cuestión perteneciente a la magnitud de la variable fundamental es irrelevante para la medición nominal. La única cuestión comparativa relevante para los datos nominales pertenece a si dos observaciones son o no la misma. En esta escala se tienen dos o más categorías del ítem o variable medida. Las variables nominales que incluyen dos categorías se denominan dicotómicas, como por ejemplo, el sexo (masculino o femenino),

108


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

el tipo de escuela a la que se asiste (pública o privada) y el estado de salud de una persona (sano o enfermo). En una encuesta ordinaria, una variable de este tipo permite las respuestas «Sí» o «No»; en una investigación de laboratorio, corresponderá a aquella que distingue la presencia (el grupo experimental) o la ausencia (el grupo de control) de una manifestación física del experimento. Para el caso de la variable ‘sexo’ sabemos que ésta tiene sólo dos categorías: masculino y femenino. SEXO

Femenino Masculino

Si les asignamos una etiqueta o símbolo a cada categoría, esto identifica exclusivamente a la categoría. Por ejemplo: ♀ = Masculino ♂ = Femenino Si usamos numerales, es lo mismo. Aquí la elección de los números es arbitraria: 2 = Masculino

1 = Masculino Es igual 2 = Femenino

1 = Femenino

Las variables con tres o más categorías se denominan multicotómicas o policotómicas. Son ejemplos de estas variables las siguientes: filiación política, carrera elegida, raza, canal de televisión preferido, ocupación, etc. La filiación política es una variable nominal categórica. Si pretendiéramos operarla aritméticamente tendríamos situaciones tan ilógicas como ésta:

109


Escalas de medición

Sean 1= liberal 2= conservador 3= independiente 4= socialista 5= otros entonces, 1+2=3

liberal + conservador = independiente.

¿Tiene sentido una afirmación como la anterior? Ejemplos de variables que deben ser medidas en escalas nominales son: • Clasificación de los estudiantes por carreras (Administración – 1; Sistemas – 2; Electrónica – 3; Derecho – 4; etc.). • Nacionalidad (colombiano, ruso, italiano, senegalés, etc.). • Uso de anteojos (normales, bifocales, lentes de contacto, transición, etc.). • Número de camiseta de los jugadores en un equipo de fútbol (1, 2, 3,…, 20). • Número de la cédula de ciudadanía. • Código de identificación de un estudiante o un funcionario en su carné. • Colores (blanco, amarillo, azul, negro, naranja, etc.). • Color de los ojos (negros, pardos, azules, verdes, etc.). • Estado civil (soltero, casado, viudo, divorciado, unión libre). • Profesión (ingeniero, abogado, médico, docente, etc.). • Cereales cultivados en una región: trigo, maíz, centeno, soya, etc. • Sexo (masculino, femenino). • Afiliación religiosa o política (cristiano, musulmán, católico, etc.; o liberal, conservador, independiente, etc.). • Tipo de escuela (pública o privada). • Carrera elegida (Ingeniería, Medicina, Arquitectura, Bibliotecología, etc.). • Raza (blanco, negro, amarillo, mestizo, etc.).

110


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

• Género (masculino, femenino). • Ciudad de nacimiento. • Canal de televisión. • Sabor favorito de helado (vainilla, chocolate, fresa, etc.). • Colores de automóviles conducidos por estudiantes. • Barrio de residencia de los estudiantes. • Estrato (1, 2, 3, 4, 5, 6). • Nombres de personas, compañías, etc. • Grupos sanguíneos (O, A, B, AB). • Número del documento de identidad. • Número del carnet estudiantil. Las únicas relaciones matemáticas adecuadas a las escalas nominales son las de equivalencia (=) o no equivalencia (≠). Así, una entidad u objeto particular posee la característica que define la clase (=) o no la tiene (≠). Las escalas nominales sólo admiten el cálculo de proporciones, porcentajes y razones. Los datos empleados con este tipo de escalas consisten en conteos de frecuencias o tabulaciones del número de sucesos en cada clase de la variable estudiada. Tales datos reciben denominaciones diferentes como datos enumerativos, de frecuencias, de atributos o de categoría. Una representación gráfica de una escala nominal se presenta en la figura 1. Figura 1. Escalas nominales para la variable ‘estado civil’ Casado Viudo

Soltero

Viudo

Unión libre Soltero

Separado

Unión libre

Casado

Separado

Nótese que el orden de los identificadores (casado, soltero, etc.) puede cambiar y la escala sigue siendo la misma y puede aplicarse de

111


Escalas de medición

igual forma. Sin embargo, para darle a la escala cierto grado de presentación estética, podemos establecer un ordenamiento relativo de los nombres de las categorías considerando aspectos propios del estado civil que permiten diferenciar una categoría de otra. Por ejemplo, para estar casado se necesita primero estar soltero; para estar viudo se debe estar casado y así sucesivamente. Por lo tanto, una presentación ideal de la escala anterior podría ser la que se muestra en la figura 2. Figura 2. Escala nominal ordenada para la variable ‘estado civil’ Soltero

Casado

Viudo

Unión libre

Separado

Escala ordinal Una escala de medición ordinal se logra cuando las observaciones pueden colocarse en un orden relativo con respecto a la característica que se evalúa, es decir, las categorías de datos están clasificadas u ordenadas de acuerdo con la característica especial que poseen. Aquí, las etiquetas o símbolos de las categorías sí indican jerarquía. Si utilizamos números, la magnitud de estos no es arbitraria sino que representa el orden del rango del atributo observado. Se supone un continuo subyacente en los números de modo que las relaciones típicas son, en este caso, «más alto que», «mayor que» o «preferible a». Sólo las relaciones «mayor que», «menor que» e «igual a» tienen significado en una escala de medición ordinal. Bajo una escala ordinal es posible clasificar u ordenar algunos objetos o eventos que tengan diversas cantidades de alguna característica, basados en la característica. Por ejemplo, podemos clasificar familias de acuerdo con su condición socio-económica, estudiantes de acuerdo con el orden en que terminan un examen, miembros militares por su rango y participantes en un reinado de belleza según sus atractivos. Cuando los objetos o eventos se clasifican por una característica, es posible determinar qué objeto o evento tiene más o menos de la característica comparado con otro; pero no podemos decir, basados en el orden solamente, en cuánto difieren. Consideremos, por

112


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

ejemplo, tres objetos que se han ordenado como primero, segundo y tercero, teniendo en cuenta alguna característica. La cantidad en que el objeto colocado en segundo lugar se diferencia del primero, no es necesariamente igual a la cantidad en que difiere del objeto clasificado en tercer lugar. En este tipo de escalas, los datos son mutuamente excluyentes (un individuo o medición pertenece únicamente a una categoría), y exhaustiva (cada individuo, objeto o medición, debe pertenecer, obligatoriamente, a una cualquiera de las categorías). Para mayor claridad tomemos como referencia la clasificación de los cargos en una determinada empresa como se muestra a continuación: CARGO Presidente Vicepresidente Director General Gerente de área Subgerente Jefe de sección Empleado A Empleado B Empleado C Intendencia

CÓDIGO 10 9 8 7 6 5 4 3 2 1

Sabemos que el Presidente (10) es más que el Vicepresidente (9), éste más que el Director General (8), a su vez este último más que el Gerente de área (7) y así sucesivamente; pero no puede precisarse en cada caso cuánto más. Tampoco podemos utilizar las operaciones aritméticas básicas: no podríamos decir que 4 (empleado A) + 5 (jefe de sección) = 9 (vicepresidente); ni que 10 (presidente) + 5 (jefe de sección) = 2 (empleado C). Sería absurdo, no tiene sentido. No importa qué se asigne en el ejemplo anterior, al cargo más alto el rango numérico más alto o el más bajo, siempre que seamos consecuentes al dar a las entidades su posición relativa adecuada a la serie

113


Escalas de medición

ordenada. Sin embargo, se ha generalizado la costumbre de asignar los rangos numéricos más bajos (1º, 2º, 3º, etc.) a los más altos en la escala. Así, el ganador de una competencia recibe el rango de ‘primero’, el siguiente en orden, ‘segundo’, y así sucesivamente. Otros ejemplos de medición ordinal son los que se hacen al distinguir la clase social, el grado académico, lugar en la clase, concursos de belleza (en efecto, todas las variables expresadas como rangos) y normas percentiles. En términos generales, se miden en una escala ordinal, la mayor parte de los atributos de los objetos o personas, tales como el sabor, la belleza, la honestidad, la calidad de un servicio, etc. Desde el punto de vista matemático, y al igual que las escalas nominales, las escalas ordinales sólo admiten el cálculo de proporciones, porcentajes y razones. Son ejemplos de variables que pueden ser medidas o representadas en escalas ordinales los siguientes: • Notas escolares cualitativas (I - insuficiente; A - aceptable; B - bueno; S - sobresaliente; E - excelente). • Rangos militares (recluta, dragoneante, cabo, sargento, teniente, etc.). • Asignación del orden de atención según llegada de pacientes a consulta médica (primer turno, segundo turno, tercer turno, etc.). • Grado de escolaridad (primaria, bachillerato, técnico profesional, tecnólogo, universitario, etc.). • Preferencia a la compra de productos de consumo (siempre, frecuentemente, ocasionalmente, nunca). • Etapa de desarrollo de un ser vivo (recién nacido, bebe, niño, joven, adulto, anciano). • Clasificación de películas por una comisión especializada (menores de 12 años - 1; mayores de 12 años en compañía de adultos - 2; mayores de 18 años - 3; categoría X - 4; triple X - 5). • Madurez de una fruta en el momento de comprarla (verde, pintona, madura, muy madura, podrida).

114


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

• Calificaciones de un curso (A, B, C, …) • Calidad de vida en una ciudad. • Grado de satisfacción con la prestación de un servicio público. • Posición de un candidato político según su grado de popularidad. • Nivel socio-económico. • Clasificación de los equipos de fútbol durante el campeonato nacional. • Clasificación de los libros por año de edición. • Grados de desnutrición de la población infantil en una región. • Intensidad de consumo de alcohol. • Días de la semana. • Meses del año.

Escala de intervalos Las escalas de intervalo o cardinales son más refinadas puesto que además del orden o jerarquía entre categorías, las etiquetas o números consecutivos establecen intervalos iguales en la medición (las distancias entre categorías son las mismas a lo largo de toda la escala). La medición en una escala de intervalos se basa en suponer que puede conocerse exactamente la diferencia entre los objetos medidos según esta escala. Esto es, debe ser posible asignar un número a cada objeto de modo tal que la diferencia entre los objetos quede reflejada por la diferencia entre los números asignados. Por ejemplo, la diferencia entre los valores 4 y 5 es la misma que entre los valores 1 y 2, o entre 9 y 10. Un cambio unitario en la escala reflejará siempre el mismo cambio en el objeto medido. Figura 3. Formato de escala de intervalo Intervalo Constante 1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

115


Escalas de medición

Las variables medidas en escalas de intervalo dan una idea de cuánto o de qué tamaño es lo que se está midiendo. Por ejemplo, qué tan cálido o frío es, qué tan cerca o lejos está, qué tan triste o alegre se siente, qué tan pesado o liviano es. Igualmente, con las variables de intervalo, los márgenes de error pueden definirse mejor y son más fáciles de manejar porque las puntuaciones se pueden redondear aplicando las reglas de aproximación matemática. En este tipo de medida puede utilizarse cualquier unidad, sea cual sea su magnitud; y la elección del cero (origen) puede hacerse de modo arbitrario. El cero no representa conceptos como ‘ninguno’, ‘vacío’ o ‘nada’; es decir, cero no representa la ausencia de la característica medida; representa un punto conveniente del cual se marcan intervalos de igual magnitud para construir la escala. Este punto podría colocarse en cualquier posición dentro del rango posible de la variable que se mide. La medición de la temperatura en una escala de grados Centígrados o Fahrenheit constituye una medición por intervalos típica. La elección del origen (cero) es arbitraria, no implica que realmente haya cero (ninguna) temperatura (incluso en ambas escalas el cero es diferente). Por ejemplo, la diferencia entre las temperaturas (energía cinética) de 50° y 51° es idéntica en magnitud a la diferencia entre 70° y 71°. Para la escala centígrada de temperatura, la temperatura a la cual el agua se congela se asigna a 0 °C; para la escala Fahrenheit, el punto en el que una solución salina saturada se congela se asigna a 0 °F. Si la temperatura de ayer era de 17 °C y la de hoy es de 20 °C, podemos decir no solamente que la temperatura de hoy supera la de ayer, sino también que la diferencia entre ellas es de 3 °C. Sin embargo, la medición de la temperatura en una escala absoluta no constituye una medición por intervalos, pues esta escala tiene un origen natural (el cero absoluto, temperatura a la que cesa todo movimiento molecular). Desde el punto de vista matemático, las escalas de intervalo admiten el cálculo de proporciones, porcentajes y razones; además, permite estimar estadísticos como: la media aritmética, mediana, moda, rangos y desviación estándar.

116


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

Algunos ejemplos de este tipo de escalas y variables medidas en ellas son: • Lapsos de tiempo transcurridos entre 1995-1999 y 2000-2004. • Escalas de los test psicológicos. • Temperatura del cuerpo humano. • Ubicación de una carretera respecto de un punto de referencia (Km 85, Ruta 5). • Nivel de aceite en el motor de un automóvil medido con una vara graduada. • Variables usadas en test de rendimiento. • Temperatura corporal. • Puntaje obtenido por un equipo en un campeonato deportivo. • Sobrepeso respecto de un patrón de comparación. A diferencia de las variables de intervalo, las variables ordinales son adimensionales aun cuando las categorías ordenadas estén numeradas. Por ejemplo, al terminar una carrera de autos Fórmula 1, la ubicación de los competidores (1, 2, 3, etc.) es sólo ordinal puesto que los números indican simplemente qué autos cruzaron la línea de meta en primero, segundo, tercer lugar, y así sucesivamente; pero no nos clarifican qué tan cerca o alejados llegaron los unos de los otros. Para considerar esta variable ordinal como una de intervalo, los autos deberían haber llegado al mismo tiempo, en un solo orden y a distancias iguales entre ellos. Por ejemplo, el auto ganador debió haberle tomado una diferencia de 20 m al segundo; este una de 20 m al tercero; a su vez el tercero, haber llegado a la meta a una distancia de 20 m del cuarto y así sucesivamente. La resta entre los números que identifican la posición de una variable ordinal en la escala correspondiente proporciona sólo diferencias entre rangos y no la distancia entre las puntuaciones. Por ejemplo, si tomamos el auto que llegó en cuarto lugar (Renault) con relación al que llegó en noveno lugar (Ferrari), la diferencia (9 - 4 = 5) entre sus posiciones indica, únicamente, que el coche de Renault llegó cinco puestos adelante del coche de la Ferrari. Estos pudieron haber llegado a la meta, separados unas decenas de metros o a dos vueltas de distancia.

117


Escalas de medición

Como se ha podido observar, las variables ordinales permiten ciertos cálculos como diferencias en rango y rango promedio, pero tienen una utilidad matemática limitada. De otra parte, las variables de intervalo permiten la realización de varias operaciones aritméticas y garantizan una utilidad matemática mayor. Cabe agregar que diversas mediciones, sobre todo en el campo de las ciencias sociales y del comportamiento humano, no son verdaderamente de intervalo (v. g. escalas de actitudes, pruebas de inteligencia y de otros tipos), pero se acercan a este nivel y se suele tratarlas como si fueran mediciones de intervalo. Esto se hace porque este nivel de medición permite utilizar más fácilmente las operaciones aritméticas básicas y algunas estadísticas modernas que, de otro modo, no se usarían. Además, los procedimientos estadísticos para el nivel intervalar proporcionan más información y con mayor detalle que el nivel ordinal. Aunque algunos investigadores no están de acuerdo en suponer tales mediciones como si fueran de intervalo. Ritchey2 considera que para tratar una variable ordinal como de intervalo, se deben verificar dos condiciones: a. Que la variable ordinal tenga al menos siete categorías o puntuaciones de clasificación (cuantas más, mejor). b. Que la distribución de las puntuaciones no debe estar sesgada o ser bimodal. Esto significa que las puntuaciones se distribuyan normalmente o de forma rectangular (esto es, uniformemente a lo largo de su rango con una frecuencia parecida en cada punto de la escala). Cuando estas características se presenten, podemos analizar la variable ordinal como intervalar; sin embargo, hay que tener mucho cuidado en el análisis e interpretación de los cálculos con este tipo de variables.

Escala de proporción o razón Llamadas también escalas de cocientes. Estas escalas tienen las propiedades de las ordinales y de intervalo (intervalos iguales entre 2

Ritchey Ferris, Estadística para las ciencias sociales. México: McGraw Hill, 2002; p. 45.

118


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

categorías y aplicación de las operaciones aritméticas básicas y sus derivaciones), pero además, el cero es real, es absoluto, no es arbitrario. Es decir, el cero representa la ausencia de la característica en cuestión; en consecuencia, los números pueden compararse como proporciones y nos permite indicar cuántas veces es más grande un objeto que otro, además de señalar la cantidad en que difieren. Por ejemplo, si la variable son los gastos en transporte de un trabajador en una determinada semana y nos dice que no tuvo gastos durante esa semana, entonces es válido decir que dichos gastos fueron iguales a cero. De igual manera podemos valorar la antigüedad de una persona en una empresa que apenas ingresa a laborar. En este caso diríamos que la antigüedad de esa persona es de cero años o meses. En esta escala sólo es arbitraria la unidad de medida. El hecho de fijar el origen permite hacer comparaciones no sólo de los intervalos de los objetos, sino también de los valores de los números asignados a estos objetos. Es así que en este tipo de escala tiene sentido las ‘razones’, y puede decirse, por ejemplo, que «el valor x es el doble que el de y». El peso, la longitud y la masa se miden en una escala de razones. Las distancias expresadas en kilómetros, millas o pies son ejemplos de mediciones en una escala de razones, ya que en todos estos casos las escalas tienen un origen común. En la medición del valor de las cosas o de los ingresos también se emplea una escala de razones. Ya sea que la unidad empleada sea el peso, el dólar o la peseta, la ganancia cero es siempre la misma. Figura 4. Formato de escala de razón Seg.

1

Es real

2

3

4

5

6

7

8

9

10

Las medidas de longitud para las cuales se utiliza una regla o una cinta métricas ejemplifican una medición de proporción. Si Carlos mide 1.52 m de altura y Rodrigo 1.27 m, entonces Carlos es 119% (1.52/1.27=1.19) tan alto como Rodrigo o Carlos es 20% más alto

119


Escalas de medición

que Rodrigo. La evaluación del CI, sin embargo, no tiene la cualidad de proporción: si María tiene un CI de 125 y Elvia tiene un CI de 100, no se puede decir que María es 25% más inteligente que Elvia. Es importante indicar el nivel de medición de todas las variables e ítems de la investigación, porque dependiendo de dicho nivel se selecciona uno u otro tipo de análisis estadístico. Por ejemplo, la prueba estadística para correlacionar dos variables de intervalo es muy distinta a la prueba para correlacionar dos variables ordinales. Así, es necesario hacer una relación de variables, ítems y niveles de medición. Desde el punto de vista matemático, las escalas de razón admiten el cálculo de todo tipo de operaciones aritméticas, obtener razones y proporciones, así como la estimación de un buen número de estimadores estadísticos. La Economía y la Demografía son las áreas que más utilizan este tipo de escalas. Algunos ejemplos de variables medidas en este tipo de escala son: • Número de hijos en una familia. • Medición magnitudes físicas como: longitud, masa, intensidad de corriente, peso, velocidad, etc. • Estatura de las personas. • Litros de agua consumidos por persona al día. • Velocidad de un auto de carreras. • Número de goles marcados por un jugador en un partido. • Longitud, masa, intensidad de corriente eléctrica. • Nivel de productividad. • Ventas de un producto. • Ingreso familiar mensual. • Peso (quilates) de una joya de oro. • Tiempo de vuelo. • Coeficiente intelectual. • Goles marcados por un futbolista en un partido.

120


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

A manera de complemento, presentamos, en la tabla 3, las escalas de medición con respecto a los tipos de relación que se pueden dar entre dos observaciones, X1 y X2 . Tabla 3. Escalas de medición en relación a las observaciones Tipo de relación entre dos observaciones

La cuestión es relevante para: ¿Datos nominales?

¿Datos de intervalo?

¿Datos ordinales?

¿Datos de proporción?

No

¿En cuántas unidades X1 excede a X2?

No

No

¿En qué porcentaje X1 excede a X2?

No

No

No

¿Es X1 diferente de X2? ¿Es X1 mayor que X2?

Nota: uno de los puntos más importantes de una investigación es determinar el tipo de análisis estadístico de los datos que se va a llevar a cabo. En estadística el tipo de análisis depende del nivel o escala de medición de las variables de investigación. Cada nivel requiere un análisis diferente. La importancia de esta clasificación por niveles reside en que mientras más complejo o alto es el nivel de medición, más efectivos son los métodos estadísticos que se pueden utilizar.

Propiedades de las escalas de medición Podemos resaltar como propiedades de las escalas de medición, las siguientes: Ordinales: • Las categorías de los datos son mutuamente excluyentes, es decir, un objeto o individuo debe pertenecer a una de las categorías.

121


Escalas de medición

• Las categorías de datos están clasificadas u ordenadas de acuerdo con la característica especial que poseen. De intervalo: • Las categorías son mutuamente excluyentes y exhaustivas (exhaustiva: un individuo, objeto o medición debe pertenecer a una de las categorías). • Las categorías están ordenadas de acuerdo con la cantidad de características que posean. • Diferencias iguales en la característica están representadas por diferencias iguales en los números asignados a las categorías. De razón: • Las categorías son mutuamente excluyentes y exhaustivas (exhaustiva: un individuo, objeto o medición debe pertenecer a una de las categorías). • Las categorías están ordenadas de acuerdo con la cantidad de características que posean. • Diferencias iguales en la característica están representadas por diferencias iguales en los números asignados a las categorías. • El punto cero refleja la ausencia de esta característica.

Cambios entre escalas En virtud de las similitudes en las características de las escalas de medición categóricas y numéricas, al igual que en la aplicación de los procedimientos estadísticos, algunos autores acostumbran a agrupar las escalas como nominal/ordinal e intervalo/razón. Una escala o variable puede ser transformada en otro tipo de escala o variable, siempre y cuando ésta sea de rango inferior a la utilizada inicialmente.

122


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

Así, de una escala de razón podemos pasar a una de intervalo, ordinal o nominal, pero nunca en sentido inverso. Algo similar ocurre cuando trabajamos con variables cuantitativas continuas, las cuales pueden transformarse a discretas, ordinales o categóricas, pero no en sentido inverso. Figura 4. Relaciones entre escalas y variables Razón Intervalo Ordinal Nominal

0 absoluto (Igualdad de Razón)

Distancia (Igualdad entre intervalos)

Relación de Orden (Mayor a menor o viceversa)

Relación de Identidad (Determinación de Igualdad)

Para aprovechar las unidades determinadas de medición, frecuentemente se crean formas para transformar escalas o variables nominales/ordinales en escalas o variables de intervalo/razón. Un ejemplo de esta situación se presenta en la tabla 4 en la cual se describen varias variables nominales que se transformaron a una variable de razón. El cambio de escalas es factible hacerlo a partir de un sistema de codificación especial denominado codificación prototipo o dummy en inglés, porque las puntuaciones numéricas son artificiales. El cero (0) y el uno (1) usados como códigos de identificación, no determinan cantidades. El cero representa la ausencia de la característica, mientras que el uno, la presencia de la misma. Así, la variable de razón considerada tomará valores equivalentes a los totales de los valores de los códigos prototipo establecidos para las variables nominales analizadas. Por ejemplo, el rendimiento académico de un estudiante (variable de razón) puede ser evaluado a partir de variables nominales como la frecuencia de estudio, la investigación, el nivel de ejercitación, el nivel de aprovechamiento de las tutorías y el trabajo en Internet. Por lo tanto, al obtenerse cuatro respuestas «Sí» en las cinco variables nominales evaluadas, concluimos que el rendimiento académico del estudiante se encuentra en el nivel de 4 puntos sobre un máximo posible de 5 unidades. Aplicando esta lógica de transformación, podemos afirmar que si Jaime cumple satisfactoriamente con cuatro de

123


Escalas de medición

las cinco variables medidas y Francisco sólo una, entonces, Jaime tiene un rendimiento académico cuatro veces mayor que el que obtiene Francisco. Esto puede expresarse a través de una razón de 4:1. Tabla 4. Transformación de variables nominales en una de razón Nombre de la variable

Forma de medición

Escala de medición

Forma de medición

Resultado de la medición

Estudio

¿Estudia diariamente? ¿Participa en algún grupo de estudio? ¿Realiza todas las tareas propuestas? ¿Aprovecha las tutorías docentes? ¿Trabaja diariamente en Internet? ¿El estudiante tiene buen rendimiento?

Nominal

No = 0 Sí = 1

Nominal

No = 0 Sí = 1

No

Nominal

No = 0 Sí = 1

Nominal

No = 0 Sí = 1

Nominal

No = 0 Sí = 1

Razón

Total de respuestas «Sí» en las cinco primeras variables

4:1

Investigación Ejercicio Tutoría Internet Rendimiento académico

124


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

Referencias Downie, Norville M. Métodos estadísticos aplicados. Nueva York: Harper & Row, 1986.

Folks, Leroy. Ideas of Statistics. Nueva York: John Wiley & Sons, 1981.

Harnett, Donald y Murphy James. Introducción al análisis estadístico. México: Addison-Wesley Iberoamericana, 1987.

Lind, Douglas, Marshal William et ál. Estadística para administración y economía. México: Alfaomega, 2004.

Runyon, Richard y Haber Audrey. Estadística para las ciencias sociales. México: Addison-Wesley Iberoamericana, 1987.

Shao, Stephen. Estadística para economistas y administradores de empresas. México: Herrero Hermanos, 1970.

Sierra, Restituto. Ciencias Sociales: Análisis Estadístico y Modelos Matemáticos. Madrid: Paraninfo, 1994.

Triola, Mario. Estadística. México: Pearson, Addison Wesley, 2004. Wayne, Daniel. Estadística con aplicaciones a las ciencias sociales y a la educación. México: McGraw-Hill, 1993.

125


Presentación de la línea de investigación de la escuela de ingeniería

PRESENTACIÓN DE LA LÍNEA DE INVESTIGACIÓN DE LA ESCUELA DE INGENIERÍA

Ing. José Ebert Bonilla Olaya, Sc. M. Ing. John Pablo Cruz Bastidas Ing. Félix Germán Fajardo Prieto, Ed. M. Ing. Warlen Alveiro González Cardona, Ed. M. Ing. Eduardo Jara Páez, Ed. M. Ing. Cesar Armando Moreno González Ing. Cristian Andrés Rodríguez Montes Ing. Jonny Marcel Suárez Puentes, Sc. M. Corporación Universitaria Unitec

1. Identificación de la línea Análisis, diseño y construcción de soluciones en tecnología (ADCoST) Investigadores: José Ebert Bonilla Olaya, John Pablo Cruz Bastidas, Félix Germán Fajardo Prieto, Warlen Alveiro González Cardona, Eduardo Jara Páez, Cesar Armando Moreno González, Cristian Andrés Rodríguez Montes, Jonny Marcel Suárez Puentes.

126

Paradigmas, Vol 2, (2). Bogotá, D. C. (julio-diciembre de 2007), pp. 126-141 ISSN 1909-4302 © Corporación Universitaria Unitec, 2007


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

2. Antecedentes conceptuales y metodológicos Desde finales del siglo XIX, cuando se encontraba en sus albores la revolución industrial –y cuyo impulso dio origen, entre otros inventos, al nacimiento de la válvula electrónica por De Forest (1905)–, la tecnología ha jugado un papel protagónico dentro de la sociedad. La referencia específica al invento de De Forest, se asocia básicamente a la fecha en la que oficialmente se da inicio a la electrónica como una rama específica del árbol del conocimiento. A partir de allí, la creación de la válvula al vacío, el descubrimiento de las aplicaciones de los materiales semiconductores, las teorías propuestas por Claude Shannon permitieron el desarrollo de los circuitos integrados y, como consecuencia final, la era de los computadores. La electrónica, las telecomunicaciones y la informática son disciplinas que hoy en día se asocian con la tecnología, al igual que la nanotecnología, la manipulación genética y la computación biológica, dando elementos que han hecho evolucionar el diario vivir. Las actividades de innovación tecnológica se definen según el manual de Frascati como: El conjunto de etapas científicas, tecnológicas, organizativas, financieras y comerciales, incluyendo las inversiones en nuevos conocimientos, que llevan o que intentan llevar a la implementación de productos y de procesos nuevos o mejorados. La I+D3 no es más que una de estas acEl uso del término I+D (investigación y desarrollo) se remonta a junio de 1963 cuando la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) celebró una reunión de expertos internacionales en estadísticas de investigación y desarrollo en la Villa Falconieri de Frascati, Italia. Fruto de sus trabajos fue la primera versión oficial de la Propuesta de norma práctica para encuestas de investigación y desarrollo experimental, más conocida como el “Manual Frascati”. Desde la publicación de la quinta edición en 1994, el papel esencial de la I+D y de la innovación en la economía fundada en el conocimiento ha suscitado un creciente interés. Para garantizar un seguimiento de la I+D, es esencial disponer de estadísticas e indicadores fiables y comparables. Por este motivo, en la publicación de la sexta edición del Manual se potencian las diversas recomendaciones y directrices metodológicas, especialmente para mejorar las estadísticas de I+D, en el sector servicios así como en la recogida de datos más detallados sobre los recursos humanos en I+D. 3

127


Presentación de la línea de investigación de la escuela de ingeniería

tividades y puede ser llevada a cabo en diferentes fases del proceso de innovación, siendo utilizada no sólo como la fuente de ideas creadoras sino también para resolver los problemas que pueden surgir en cualquier fase hasta su culminación.

Además de la I+D, en el proceso de innovación se pueden distinguir otras actividades innovadoras. Según la definición que figura en el Manual de Oslo (OCDE, 1997a) estas actividades son la adquisición de tecnología no incorporada y de «know-how», la adquisición de tecnología incorporada, la puesta a punto de las herramientas y la ingeniería industrial, el diseño industrial, otra adquisición de capital, el inicio de la fabricación y la comercialización de productos nuevos y mejorados.4 Actualmente en nuestro país, el número de publicaciones científicas ha sido más favorable que en años anteriores, sin embargo, la creación de productos novedosos se mantiene aún lejos de países con altos niveles de desarrollo. En años recientes, esfuerzos conjuntos como la creación de ParqueSoft, han permitido estrechar un poco la brecha que nos separa de los países industrializados; no obstante, el camino por recorrer es aún bastante largo. Dentro de este contexto, se toma la Investigación y el Desarrollo como una de esas actividades que pueden llevarse a cabo en diversas fases del proceso de innovación. Por lo tanto, la línea de investigación permite articular de forma integral la reevaluación y/o producción de nuevas ideas con la implementación de nuevos procesos. 3. Justificación En los últimos años, en el país los procesos de desarrollo tecnológico no se han dejado en el olvido; tanto así que, siendo consciente de que la educación es el medio para lograr cambios en la sociedad, el gobierno ha buscado mecanismos que propendan por el logro de estos objetivos. OECD, Frascati Manual: Proposed Standard Practice for Surveys on Research and Experimental Development. París: OECD, 2002, p. 18. 4

128


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

3.1 Desarrollo de tecnología En el año de 1988 se conformó la Misión de Ciencia y Tecnología con el fin de revisar el estado del arte en la materia, proponer una reorganización institucional y proporcionar un marco normativo para el desarrollo de estos tópicos. En el año de 1990, dicha misión entregó el respectivo informe y se expidió la Ley 29 de 1990.5 Por lo tanto, con la expedición de esta ley se establecieron las directrices para coordinar la inversión nacional en ciencia y tecnología (CyT) y se sentaron las bases para la creación de Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología (SNCyT), el cual fue creado mediante el Decreto-Ley 585 de febrero 1991, definiéndose como un «sistema abierto, no excluyente, del cual forman parte todos los programas, estrategias y actividades de ciencia y tecnología, independientemente de la institución pública o privada o de la persona que los desarrolle.»6 Este Decreto-Ley también confirió la coordinación y dirección del SNCyT al Concejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CNCyT), el cual está directamente vinculado a la Presidencia de la República. De igual forma, dicho decreto dispuso el paso de Colciencias, que estaba en el Ministerio de Educación, al Departamento Nacional de La Ley 29 de 1990 en sus dos primeros artículos establece: “Artículo 1º. Corresponde al Estado promover y orientar el adelanto científico y tecnológico y, por lo mismo, está obligado a incorporar la ciencia y la tecnología a los planes y programas de desarrollo económico y social del país y a formular planes de ciencia y tecnología tanto para el mediano como para el largo plazo. Asimismo, deberá establecer los mecanismos de relación entre sus actividades de desarrollo científico y tecnológico y las que, en los mismos campos, adelanten la universidad, la comunidad científica y el sector privado colombianos. Artículo 2º. La acción del Estado en esta materia se dirigirá a crear condiciones favorables para la generación de conocimiento científico y tecnología nacionales; a estimular la capacidad innovadora del sector productivo, a orientar la importación selectiva de tecnología aplicable a la producción nacional; a fortalecer los servicios de apoyo a la investigación científica y al desarrollo tecnológico; a organizar un sistema nacional de información científica y tecnológica; a consolidar el sistema institucional respectivo y, en general, a dar incentivos a la creatividad, aprovechando sus producciones en el mejoramiento de la vida y la cultura del pueblo.” 6 Decreto 585 de 1991 (febrero 26), Por el cual se crea el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, se reorganiza el Instituto Colombiano para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología - Colciencias y se dictan otras disposiciones. 5

129


Presentación de la línea de investigación de la escuela de ingeniería

Planeación (DNP), y dio vida a los once programas nacionales de ciencia y tecnología que aún funcionan y que cubren los ámbitos de preocupaciones científicas y tecnológicas más relevantes.7 En julio de 1991 la nueva Constitución Política Nacional definió como obligación del Estado apoyar la ciencia y la tecnología, lo cual fue un punto culminante en la construcción de una política coherente y de largo plazo. Así, en esta nueva etapa, se concibe a la ciencia y la tecnología como un asunto central de política económica y, por lo tanto, como parte constitutiva de los planes de desarrollo.8 En julio de 2005, el CNCyT aprobó el tránsito de los once Programas Nacionales de Ciencia y Tecnología a las seis áreas de conocimiento. Con esta innovación institucional se renueva, fortalece y promueve, con visión de futuro, la apuesta nacional por el desarrollo de capacidades científicas, tecnológicas y de innovación. Esta reforma busca dar mayor dinamismo y flexibilidad al SNCyT en la definición de políticas y prioridades, a través del desarrollo de agendas de investigación de mayor impacto en el mediano y largo plazo. Igualmente, se busca un mayor diálogo entre generadores y usuarios del conocimiento, entre disciplinas y entre instituciones para complementar recursos y capacidades que contribuyan a la transformación social y productiva del país y sus regiones con base en el conocimiento.

3.2 Visión Colombia 2019, Segundo Centenario En referencia a los retos que se presentan para el futuro de nuestro país, especialmente en el campo del desarrollo tecnológico, se encuentra según el informativo del centro virtual de noticias del Ministerio de Educación el siguiente documento: Biotecnología, Ciencias Básicas, Ciencias Sociales y Humanas, Ciencias del Mar, Ciencias del Medio Ambiente y del Hábitat, Estudios Científicos de la Educación, Ciencias de la Salud, Ciencias de la Electrónica, Telecomunicaciones e Informática, Ciencias de la Energía y Minería, Ciencias Agropecuarias y el Programa de Desarrollo Tecnológico Industrial y Calidad. Cf. Departamento de Planeación Nacional. Visión Colombia II Centenario. Bogotá, 2005. 8 Ibíd., p. 8. 7

130


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

Esta Visión pretende brindar un sentido de dirección al Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología (SNCT+I) y así identificar dónde queremos estar en el año 2019 y cómo vamos a llegar allí. También busca dar un sentido de finalidad al Sistema, al argumentar por qué y para qué debemos emprender un proceso de cambio para conseguir lo que queremos. La Visión considera que el país debe cambiar de ruta y acelerar el paso para alcanzar las metas, donde la C[iencia] y T[ecnología] deben articularse con la transformación productiva y social del país. […] Esta Visión concluye: Para que sea viable, la inversión mínima estimada en CyT deberá ser del 1% del PIB en el 2010 (50% de inversión pública y 50%, privada) y del 2%, en el 2019 (30% en inversión pública y 70%, privada). Esto logrará el ideal de que la inversión privada adquiera gradualmente un mayor protagonismo como ocurre en los países avanzados. […] La inversión en CyT acumulada al 2019 se estima en $84.566.531,71 billones de pesos. La inversión priorizará objetivos relacionados con: generación de conocimiento, innovación y desarrollo productivo, capacidades humanas, infraestructura y sistemas de información, integración regional, apropiación social del conocimiento e internacionalización. Esta Visión se concreta con el proyecto Plan Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico 2019, realizado por Colciencias y el DNP, como una propuesta para que sea considerada, deliberada y retroalimentada por los miembros del SNCT+I para culminar con la versión final y definitiva del Plan.9

3.3 Educación y tecnología La Ley 30 de 1992 en su artículo 6º establece como objetivos, entre otros, los siguientes:

Ministerio de Educación Nacional. Centro virtual de noticias. [pdf] Disponible en internet en la dirección: www.mineducacion.gov.co/cvn/1665/fo-article-114073. pdf. (Acceso: Jueves 20 de Noviembre de 2006). 9

131


Presentación de la línea de investigación de la escuela de ingeniería

a) Profundizar en la formación integral de los colombianos, dentro de las modalidades y calidades de la Educación Superior, capacitándolos para cumplir las funciones profesionales, investigativas y de servicio social que requiere el país. b) Trabajar por la creación, el desarrollo y la transmisión del conocimiento en todas sus formas y expresiones y, promover su utilización en todos los campos para solucionar las necesidades del país. […] d) Ser factor de desarrollo científico, cultural, económico, político y ético a nivel nacional y regional.10

Por otra parte y respecto a los procesos de investigación, el Consejo Nacional de Acreditación en sus lineamientos para la Acreditación de Programas considera dentro del Factor No. 4 «Características asociadas a los procesos académicos», dos conceptos diferenciados de investigación: uno, el de investigación formativa como aquél que «(...) promueve la capacidad de indagación y búsqueda, y la formación de un espíritu investigativo que favorece en el estudiante una aproximación crítica y permanente al estado del arte en el área de conocimiento del programa y a potenciar un pensamiento autónomo que le permita la formulación de problemas y de alternativas de solución».11 El otro concepto, que se podría denominar investigación propiamente dicha, tiene relación directa con la generación de conocimiento nuevo, pertinente y válido dentro de los parámetros de la comunidad investigativa nacional e internacional. Por lo tanto, es indudable que las instituciones de educación superior deben propender por crear los espacios necesarios para el fomento de los procesos investigativos. De acuerdo con lo anterior, en nuestro país y de manera especial en concordancia con lo estipulado en la Ley 29 de 1990, la Ley 30 de diciembre 28 de 1992 y la Ley 115 de febrero de 1994, se ha venido tomando conciencia de la importancia que debe jugar la investigación en el proceso formativo de los futuros profesionales, a fin de prepararlos adecuadamente con los elementos necesarios que les permitan responder a un mundo cada vez más cambiante, exigente y globaliICFES, Educación Superior. Compendio de Normas. Ley 30 de 1992. 2ª ed. Bogotá: ICFES, 1997, p. 11-12. 11 Consejo Nacional de Acreditación, Lineamientos para la acreditación de programas. Bogotá: Corcas Editores, 2003. 10

132


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

zado. Por ello, la investigación debe ser una prioridad en el quehacer diario de todas las instituciones de educación superior, ya que es su responsabilidad y debe ser una expresión fundamental de su misión. Por lo tanto, en nuestro caso, lo anterior sirve de marco para formular los fundamentos, lineamientos estratégicos y operativos que dan seguridades al cumplimiento de la función investigativa de la Corporación Universitaria Unitec12 como institución de educación superior y a mantener la relación con la Misión y el Proyecto Educativo Institucional en todas y cada una de las escuelas y programas curriculares de formación tecnológica y universitaria.13

3.4 La tecnología y Unitec Ahora bien, siendo la Escuela de Ingeniería parte integral de la institución, es su deber fomentar los procesos investigativos en sus dos programas actuales: Tecnología en Electrónica y Telecomunicaciones y Tecnología en Sistemas. Sin embargo, esta misión debe ser extensiva a cualquier programa académico que se genere como parte integral de la Escuela.

En el documento del PEI, se hace clara referencia de la posición que asume la institución frente a los procesos investigativos: “La Corporación Universitaria Unitec entiende desde su Misión, que la función de investigación es un elemento esencial dentro del proceso de formación que desarrolla la institución. Es por esto que realiza los esfuerzos académico administrativos y genera las estrategias puntuales y necesarias para construir una cultura investigativa en la comunidad académica, sin perder de vista el proyecto histórico nacional que marca orientaciones y genera normatividades concretas para consolidar un pensamiento investigativo, científico, técnico y tecnológico que aporte al desarrollo político, económico y cultural. Particularmente Unitec, como institución universitaria, con vocación tecnológica, asume la función investigativa en los marcos de la globalización, la interdisciplinariedad, y las estrategias metodológicas que hacen posible la construcción de problemas de investigación ligados a la generación de alternativas de solución en contextos regionales, locales, y nacionales”. Corporación Universitaria Unitec. Proyecto Educativo Institucional. Bogotá: Unitec, 2006, p. 58. 13 Corporación Universitaria Unitec, Documento marco de investigación institucional: fundamentos, lineamientos estratégicos y operativos de la función universitaria de la Corporación Universitaria Unitec. Bogotá: Unitec, 2005, p. 7. 12

133


Presentación de la línea de investigación de la escuela de ingeniería

En este sentido y como respuesta para ese fomento de la investigación, emerge para la Escuela de Ingeniería, la línea de investigación «Análisis, diseño y construcción de soluciones en tecnología (ADCoST)», como medio para propender la generación, optimización y aplicación de dichas tecnologías en favor del desarrollo social. Según lo anterior y de acuerdo con las nueva Política del CNCyT, la línea de investigación ADCoST adscrita a la Escuela de Ingeniería de Unitec, se enmarca dentro del Área de Ciencia y Tecnología (CT+I) denominada «Gestión del Conocimiento, Aplicaciones Sociales y Convergencia Tecnológica»,14 la cual comprende tres temas fundamentales: (a) la naturaleza del conocimiento y la innovación y sus procesos asociados; (b) las relaciones de este conocimiento con la sociedad y las aplicaciones sociales y productivas de la innovación y el conocimiento; (c) los productos de dicho conocimiento y sus tecnologías convergentes. En el estudio de estos temas surgen otros dos que contribuyen a su esclarecimiento: (a) la gestión de la innovación y del conocimiento; (b) la convergencia tecnológica. Por lo tanto, desde la perspectiva de la Electrónica, las Telecomunicaciones y los Sistemas, es importante reconocer que los avances tecnológicos inciden notablemente en el desarrollo de la sociedad; en ese sentido, se deben formular a partir de los procesos de formación académica de nuestro estudiantes y de las necesidades propias de muestra sociedad, alternativas innovadoras, eficientes y económicas que a su vez generen procesos de emprendimiento, generación de empresa mediante la inserción, reevaluación y/o producción de nuevas ideas con la implementación de nuevos procesos.

Departamento de Planeación Nacional, Visión Colombia II Centenario. Bogotá, 2005, p. 12. 14

134


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

Desde la perspectiva de la ingeniería de software, es fundamental reconocer que el software de computadoras es una de las pocas tecnologías claves que han tenido impacto significativo en casi todos los aspectos de la sociedad moderna. Se trata de un mecanismo para automatizar negocios, industrias y gobiernos, que captura valiosa información la cual puede ser utilizada por diferentes gremios, un medio para diferenciar los productos de una compañía de los productos de sus competidores, y una ventaja que permite examinar el conocimiento colectivo de una corporación. Encontramos el software (frecuentemente, sin darnos cuenta) cuando nos desplazamos hasta nuestro trabajo, cuando efectuamos cualquier compra, cuando visitamos al médico o cuando realizamos cualquiera de cientos de actividades diarias que reflejan la vida moderna. En las áreas de la electrónica y las telecomunicaciones, el punto de encuentro obligado tiene que ver con la denominada convergencia tecnológica. «La convergencia tecnológica consiste en una expresión que encierra un hecho innegable, la convergencia entre los sectores de telecomunicaciones, medios de comunicación y tecnologías de la información que, aunque venía manifestándose de forma parcial desde finales de la década de los setenta, sólo tomó visos de veracidad cuando la telemática se hizo realidad como producto de la convergencia entre la informática y las telecomunicaciones. No obstante, el fenómeno de la convergencia integral entre sectores alcanzó su primera manifestación básica cuando los tres mundos «constituidos por unas tecnologías e infraestructuras digitales, unos operadores, un mercado y unos consumidores», comenzaron, a mediados de la década de los 90, a satisfacer una misma demanda: el Beatriz Martínez, “El potencial de la convergencia tecnológica en el desarrollo de la sociedad de la información”. Revista divulgación OCS (Junio 25 de 2004) España. www.cibersociedad.net 16 Ibíd., “Los elementos clave en la implantación real de dicha convergencia tecnológica, pasan por la digitalización de los distintos medios ‘datos, voz y video’, como transformación necesaria a fin de homogeneizar su transmisión, debido a las elevadas prestaciones que exige en las redes de acceso que conectan a los usuarios finales. Estas prestaciones se miden principalmente en términos de velocidad de transmisión ‘en cada uno de los sentidos de la comunicación’, de los servicios que soporta, de la calidad y disponibilidad del servicio, y de su cobertura”. 15

135


Presentación de la línea de investigación de la escuela de ingeniería

consumo de información multimedia (audio, vídeo y datos)»; esto significará el empleo de un único canal de comunicación para todos los servicios que actualmente se ofrecen de forma individual a los usuarios, en el que, por supuesto, los aparatos digitales seguirán permitiendo su acceso además de brindarle movilidad. Esto abre nuevas posibilidades para que se planteen y construyan soluciones ajustadas a las necesidades y a las disponibilidades de recursos propios (desarrollo de tecnologías endógenas), inherentes a todos los sectores sociales ya que cualquier individuo requiere manejar un mínimo de información. Por lo tanto, esta línea de investigación se justifica en la medida que responda a lo siguiente: • Generación de proyectos que permitan la inclusión de la electrónica, las telecomunicaciones y los sistemas informáticos, en productos y servicios relacionados con los cambios tecnológicos que demanda el mundo de hoy. • Fomente la investigación tanto en los docentes como en los estudiantes de la Corporación Universitaria Unitec acorde a los lineamientos del PEI. • Fortalezca el desarrollo de los procesos investigativos en pro del mejoramiento de las condiciones de vida de la sociedad.

4. Objetivos general y específicos de la línea Objetivo general Impulsar la generación de proyectos de investigación aplicada y formativa que permitan identificar, analizar, construir y dar respuesta a necesidades generadas en diferentes ámbitos tales como el cotidiano, el productivo y el educativo. Objetivos específicos • Reconocer e identificar en los ámbitos sociales, empresariales y educativos, el conocimiento científico y técnico para el desarrollo de proyectos de investigación relacionados con temas de ingeniería de software, electrónica y telecomunicaciones.

136


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

• Analizar y plantear posibles soluciones de tipo tecnológico que den respuesta a las necesidades del sector empresarial y MYPIMES. • Diseñar y proponer soluciones que modifiquen o generen nuevas aplicaciones, especialmente en el desarrollo de tecnologías endógenas.

5. Propuesta de desarrollo de la línea Tomando como base la identificación que se le ha dado a la línea de investigación para la Escuela de Ingeniería: «Análisis, diseño y construcción de soluciones en tecnología (ADCoST)» y puesto que está misma ofrece un campo de acción inagotable, se debe propender porque se formulen proyectos de investigación que fortalezcan el desarrollo de los programas de la Escuela. En este sentido y para lograr este objetivo, se debe: • Estructurar grupos de estudio y semilleros conformados por docentes y estudiantes, que constituyan equipos de desarrollo para los proyectos de investigación. • Orientar los procesos de asesoría a los estudiantes interesados en realizar trabajos de investigación dirigida (TID), como opción de grado en los programas de la Escuela de Ingeniería. • Con el desarrollo de proyectos de investigación se pretende aportar a la dinámica de mejoramiento de temáticas de los planes de estudio y prácticas pedagógicas orientadas al aprendizaje de las disciplinas que constituyen la Escuela de Ingeniería de Unitec. • Estimular y favorecer la cultura investigativa de la Corporación Universitaria Unitec, conformando grupos interdisciplinarios que posean una clara visión de pertinencia, servicio, calidad y mejoramiento de la sociedad. • Diagnosticar, analizar y evaluar las estructuras actuales a fin de formular novedosas estrategias tecnológicas orientadas a fin de mejorar los procesos para así satisfacer las necesidades de la sociedad contemporánea. • Fomentar el conocimiento y aplicación del software libre. • Generar posibles recursos para la institución.

137


Presentación de la línea de investigación de la escuela de ingeniería

6. Resultados esperados Con la puesta en marcha de esta línea de investigación se deben generar resultados de corto, mediano y largo plazo. Vale la pena aclarar, que en la medida que se vinculen proyectos, las características de estos resultados pueden ser replanteados o cambiados, de acuerdo con su delimitación, es decir, que no podemos hablar de una uniformidad de proyectos, debido a que la dimensión del área es muy amplia; sin embargo, toda línea de investigación debe tener referentes que permitan evaluar la calidad de los proyectos, por lo tanto se espera que cada uno de ellos genere por lo menos alguno o la gran mayoría de los siguientes resultados: • Generación de semilleros (para desarrollar el proyecto en fases, delegando responsabilidades o tareas, con la participación de docentes y estudiantes). • Sugerir planteamientos para la creación de una o varias revistas de carácter técnico adscritas a la Escuela de Ingeniería. • Diseño de prototipos. • Publicaciones en revistas especializadas. • Elaboración de artículos que validen los proyectos ante la comunidad académica y el sector empresarial. • Elaboración y presentación de ponencias, bien sea en congresos y/o simposios. • Inscripción y categorización de grupos de investigación en Colciencias.

7. Proyectos de investigación adscritos a la línea La línea de investigación de la Escuela de Ingeniería desde su concepción, y en concordancia con los lineamientos de la cultura investigativa de Unitec, permite recibir proyectos tecnológicos de diversa índole que permitan consolidación y fortalecimiento de la misma. Como un primer acercamiento hacia la investigación, se presentan los siguientes proyectos: • Servicios de acceso a información móvil para usuarios de plataformas E-Learning (M-Learning).

138


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

• El estudio de casos como estrategia didáctica en el desarrollo de competencias interpretativa, argumentativa y propositiva en los estudiantes del programa de Tecnología en Electrónica. • Proyecto integrador área de Ingeniería de Software-Unitec. • Creación de juegos interactivos en Java.

8. Estrategias de comunicación Como mecanismos para fortalecer la línea de investigación de la Escuela de Ingeniería, se hace necesaria la divulgación de todos los esfuerzos que en ella se realicen. Inicialmente se deben utilizar los instrumentos de comunicación existentes en la universidad que permitan dar a conocer los trabajos que se inscriban a la línea, se deben presentar los avances de los mismos para someterlos a la opinión de la comunidad académica y recibir sus aportes en pro de sus resultados finales. Los resultados finales de toda investigación se deben dar a conocer en los siguientes medios: • En las revistas institucionales destinadas para tal fin. • En la página Web de la Corporación Universitaria Unitec. • Redes de investigación de difusión nacional e internacional. • Presentación de proyectos a Colciencias. • Socialización de proyectos ante la comunidad académica Uniteísta, asociaciones académicas del país y del exterior, instituciones y organizaciones que fomentan el desarrollo tecnológico.

9. Necesidades de infraestructura física y apoyo económico en el corto, mediano y largo plazo Como parte del proceso inicial de fortalecimiento de la cultura investigativa en Unitec, se dispone de los elementos básicos y necesarios que permiten en corto plazo iniciar los procesos de la labor investigativa. Se cuenta con una infraestructura tanto a nivel administrativo y académico que refleja el esfuerzo y la clara intención de fortalecer

139


Presentación de la línea de investigación de la escuela de ingeniería

los procesos de investigación; de igual forma, se cuenta con los recursos adecuados destinados al desarrollo de proyectos de investigación. En la medida que se realicen proyectos, la línea de investigación se fortalecerá y será necesario en el mediano y largo plazo asignar recursos superiores a los inicialmente establecidos, por lo tanto, se requerirán, entre otras, las siguientes inversiones: • Contratación de investigadores con formación, experiencia y dedicación exclusiva. • Creación de un centro de recolección de datos y procesamiento de información. • Adquisición de equipos y programas especializados. • Asignación y dotación de una sala para investigadores. • Inscripción a redes de conocimiento, revistas y publicaciones especializadas en las áreas de desarrollo tecnológico (nacional o internacional). • Dotación del centro de documentación de bibliografía especializada. • Acceso a bases de datos específicas.

10. Alternativas de cofinanciación. Relación de instituciones En la medida que se presenten propuestas de proyectos investigativos debidamente estructurados y con una cobertura de interés general en sus resultados, se puede acudir a diferentes entidades de orden nacional o internacional que ofrecen apoyo financiero. Es importante tener en cuenta que el apoyo generalmente está condicionado a los intereses particulares de quien lo ofrece. Algunas entidades a las cuales se puede acudir son: • Sun Microsystems, por medio del apoyo que presta a las comunidades desarrolladoras en Java. • Fundación para la promoción de la investigación y la tecnología: dependencia del Banco de La República que fomenta y promueve estudios e investigaciones científicas, que realicen profesionales colombianos o extranjeros residentes.

140


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

• Banco Mundial: realiza convocatorias anuales para proyectos que involucren el desarrollo social y del medio ambiente. • The Rockefeller Foundation: ofrece distintas ayudas, becas para estudios y proyectos que estén encaminados a la disminución de la pobreza y el desarrollo social. • Colciencias: ofrece diferentes alternativas para la asignación de recursos financieros destinados a apoyar la realización de proyectos de investigación, innovación y desarrollo tecnológico. • El sector privado o público puede estar interesado en apoyar proyectos que garanticen beneficios para sus intereses, para esto se requieren proyectos sólidos y adecuadamente sustentados. • Recursos administrados por las ONG para el fomento y la realización de proyectos.

141


Políticas de investigación de la Corporación Universitaria Unitec

POLÍTICAS DE INVESTIGACIÓN DE LA CORPORACIÓN UNIVERSITARIA UNITEC En el siguiente texto se encuentran referenciadas las doce políticas generales de investigación que gobiernan, direccionan y promueven el quehacer de Unitec en la materia. En consecuencia, éstas plantean la posición concreta y precisa de la Corporación en los aspectos que considera de mayor trascendencia en investigación.

Ética en los procesos investigativos La ética es el principio fundamental sobre el cual se basa el trabajo investigativo en Unitec, por lo tanto, todos los miembros de la comunidad uniteísta deben actuar constantemente bajo los máximos estándares éticos; lo anterior implica (pero no se limita a) investigar y conducirse con absoluta honestidad, integridad, responsabilidad, ecuanimidad, rectitud y respeto por los derechos y por el trabajo intelectual ajeno, no sólo en sus proyectos investigativos, sino también en todo lo relacionado con el proceso educativo general, tales como su comportamiento en eventos externos, el manejo de los recursos económicos o el uso de las instalaciones y materiales de la universidad.

Libertad de investigación El Sistema Institucional de Investigación de Unitec otorga libertad de investigación a sus miembros. Por lo tanto, sus miembros tienen libertad para escoger el tema de su investigación, para buscar las fuentes que consideren pertinentes, para formar sus propias conclusiones y para publicar sus resultados; a su vez, pueden recibir guía,

142

Paradigmas, Vol 2, (2). Bogotá, D. C. (julio-diciembre de 2007), pp. 142 -146 ISSN 1909-4302 © Corporación Universitaria Unitec, 2007


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

direccionamiento y apoyo pero sin que estos vayan en contra de sus iniciativas o coarten su deseo de ahondar más en el tema escogido.17 Sin embargo, esta libertad no debe malinterpretarse, ni debe ser justificación para investigaciones que vayan en contra de los principios y valores de la Corporación, ni mucho menos de los lineamientos institucionales expresados a través de sus líneas de investigación.

Docencia e investigación La investigación es una actividad inherente a la labor del docente uniteísta. Por lo tanto, la Universidad fomenta y apoya todo proceso investigativo que esté dirigido a: impactar positivamente el currículo, generar nuevo conocimiento, crear procesos de innovación y desarrollo, contribuir al mejoramiento y bienestar del entorno y, en general, a fomentar la cultura investigativa entre los diferentes espacios y actores que hacen parte de la comunidad académica institucional. En consecuencia, la Institución cuenta con un esquema de formación permanente en investigación, relacionado con las áreas disciplinares en las que se desempeña su personal docente al interior de la Universidad.

Semilleros y grupos de investigación La Corporación propende y apoya la creación, organización y desarrollo de semilleros y grupos de investigación, los cuales deben contar con el reconocimiento institucional de acuerdo con la reglamentación existente. Los grupos de investigación reconocidos deben inscribirse ante el SNCyT y tienen como objetivo principal alcanzar su categorización. La Red de semilleros de Unitec (Reset) debe constituirse en miembro activo de la RedCOLSI. Los proyectos propuestos por los semilleros y grupos deben estar adscritos a una de las líneas de investigación institucionales.

17

Cf. Corte Constitucional. Sentencia T 172 de 1993.

143


Políticas de investigación de la Corporación Universitaria Unitec

Financiamiento y recursos externos para la investigación Todo proyecto de investigación institucional puede contar con financiamiento de organizaciones públicas o privadas, debidamente registradas ante las instituciones gubernamentales de control correspondientes. La Institución fomenta y coadyuva para que los investigadores obtengan recursos externos y/o financiación, parcial o total, de sus proyectos. Los recursos en especie obtenidos hacen parte de los elementos no fungibles del patrimonio de la Universidad. Los recursos monetarios adquiridos se distribuyen de acuerdo con lo establecido por el reglamento de investigaciones.

Asignación, administración, control y auditoría de los recursos La asignación de cualquier recurso a un proyecto de investigación se hace acorde con el plan de trabajo y el presupuesto aprobado del mismo, y debe contar con el visto bueno de la dependencia que maneja la política institucional de investigación. Pero si por motivos presupuestales la Corporación no puede costear el apoyo a todas las actividades o a todos los proyectos en curso, el Comité de Investigación será el ente encargado de distribuir dichos recursos entre los que considere como los mejores. La administración de tales recursos es responsabilidad del investigador principal. El control lo ejerce el Centro de Investigación al cual se encuentre adscrito el proyecto. La auditoría, en todos sus aspectos, está a cargo de la oficina de auditoría de la Institución o quien haga sus veces.

Vinculación del personal investigador La Institución provee para el área de investigación personal idóneo, con el conocimiento y experiencia suficiente en el campo disciplinar en el cual se desempeña y con las competencias necesarias para el desarrollo de procesos investigativos acordes con las exigencias de calidad establecidas por las normas internas y externas pertinentes.

144


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

Calidad del trabajo investigativo El trabajo investigativo, en todas sus fases, debe cumplir con los estándares de calidad científica y documental exigidos por la Universidad, el SNCyT y con las demás normas internacionales que regulen esta actividad, según corresponda. El Comité Central de Investigación garantiza el cumplimiento de tales estándares.

Propiedad intelectual La Corporación Universitaria Unitec respeta la propiedad intelectual de todos los miembros de su comunidad –incluidos los estudiantes18– sobre sus creaciones científicas, literarias o artísticas (tales como libros, artículos, informes finales de investigaciones, programas de computador, fotografías, videogramas y los contenidos protegidos en las páginas web, material multimedial, etc.) y, por lo tanto, reconoce que son estos los poseedores de todos los derechos morales y patrimoniales que la ley estipula.

Comercialización de productos y servicios La comercialización de un producto o servicio resultado de un proyecto de investigación, institucionalmente avalado y financiado por ésta, se realiza de acuerdo con lo estipulado en el Código de Comercio vigente, las normas que protegen la propiedad intelectual en Colombia y las disposiciones internas que para tal fin establezca el Consejo Directivo de Unitec. Dicha comercialización es apoyada jurídica, financiera y logísticamente con el personal experto que disponga la Institución, en aquellos casos que lo requieran. Para los proyectos de investigación desarrollados en el marco de un convenio interinstitucional, la comercialización estará sujeta a los acuerdos realizados entre las partes y que hayan sido definidos en el correspondiente convenio. Para la ley colombiana “es irrelevante la calidad del creador, es decir, la ley no distingue si es un estudiante, un profesor o un investigador.” Dirección Nacional de Derecho de Autor. Circular No. 6: El derecho de autor en el ámbito universitario. 15 de abril de 2002. 18

145


Políticas de investigación de la Corporación Universitaria Unitec

Promoción y fomento La Corporación Universitaria Unitec apoya todas las diferentes actividades encaminadas a la promoción y fomento de la investigación tanto al interior de la Institución como hacia fuera de la misma, sea en el orden nacional o internacional.

Incentivos, distinciones, sanciones y apelaciones La Corporación Universitaria Unitec exalta la excelencia investigativa mediante la entrega una mención de honor a los docentes y/o estudiantes que participen en un proyecto de investigación y que produzcan resultados investigativos de excelente calidad, generando un aporte significativo para la sociedad. Igualmente, el Comité de Investigaciones está en la capacidad de emitir un concepto informando al Comité de Categorización sobre el desempeño investigativo de los docentes cuando así se le solicite. La Corporación tiene una política de cero tolerancia ante la conducta científica impropia19 y, por lo tanto, aquellos que incurran en ésta serán sancionados de acuerdo a como esté expresado en el reglamento que corresponda a cada caso. No obstante, los docentes y estudiantes tienen el derecho a interponer recursos de reposición y apelación, tal como los definen tales reglamentos. Estos recursos serán analizados por el Comité de Investigaciones.

Se entiende por conducta científica impropia, en términos generales, la falsificación, fraude, alteración, copia, implantación o suplantación intencional de cualquier dato, hecho o persona dentro de un proyecto de investigación (sea éste propuesto, desarrollado o socializado), de manera que se desvíe de los estándares éticos de la comunidad científica. 19

146


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

DESARROLLO DE LA RED DE SEMILLEROS DE INVESTIGACIÓN DE LA CORPORACIÓN UNIVERSITARIA UNITEC Junta Directiva de la Red de Semilleros de Unitec

En este documento, los miembros de la Red de Semilleros de Unitec presentan los resultados y prospectiva de su trabajo, luego de cumplir su primer año de existencia.

Presentación La Red de Semilleros de Investigación de Unitec (Reset), luego de cumplir su primer año de formación, se presenta ante la comunidad académica como la primera asociación estudiantil de Unitec, en la cual pueden participar estudiantes de todas las carreras que ofrece la Corporación. Reset es independiente y autónoma, si bien su labor es orientada por la Red Colombiana de Semilleros de Investigación (RedCOLSI) y por el Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU). Es así, por ejemplo, que se acoge a todos preceptos y reglamentaciones que le apliquen a sus integrantes en su doble naturaleza de estudiantes y jóvenes investigadores.

Paradigmas, Vol 2, (2). Bogotá, D. C. (julio-diciembre de 2007), pp. 147 -152 ISSN 1909-4302 © Corporación Universitaria Unitec, 2007

147


Políticas de investigación de la Corporación Universitaria Unitec

Modelo de trabajo Se ha determinado que en su modelo las diferentes labores que sean desarrolladas giran alrededor de 6 ejes principales y se organizan en 4 modalidades de trabajo, a saber: Ejes: a. El trabajo independiente. b. El trabajo colaborativo y en redes. c. La formación en investigación. d. El desarrollo de investigaciones tanto formales como no formales. e. La socialización obligatoria de nuestros resultados. f. El asesoramiento en investigación. Modalidades operativas de trabajo: 1. Semillero sin tutor (grupo de estudio). 2. Semillero con el apoyo de un tutor pero sin un proyecto de investigación formal. 3. Semillero que apoya la investigación de un docente investigador. 4. Semillero que se inscribe dentro de la temática general de un proyecto pero que trabaja sus propias sub-temáticas. Lo anterior es direccionado por las siguientes políticas, las cuales marcan la posición y filosofía de la Red frente a asuntos cruciales de su labor (en concordancia con los lineamientos del Sistema Institucional de Investigación): 1. Libertad de investigación. Los miembros de la Red tienen libertad para formar parte de del semillero de investigación que deseen, investigar sobre tema que más les interese y hacerlo bajo perspectiva que consideren como la más indicada. Sin embargo, si el semillero decide el

148


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

realizar un proyecto formal, éste debe adecuarse a las líneas de investigación de Unitec. 2. Preeminencia de los estudiantes. Por definición los semilleros existen por y para los estudiantes. En consecuencia, en los semilleros de investigación siempre debe ser preferenciado el estudiante. 3. Aprendizaje independiente y docencia informal. El desarrollo de los semilleros implica un adecuado y correcto balance entre el aprendizaje independiente de los estudiantes y la docencia informal que reciben de sus tutores. Esto significa que los semilleros, cuando trabajan con un docente, implican un trabajo de dos vías: los estudiantes son coherentes con el trabajo extra-curricular que trae consigo su participación en un semillero y, a su vez, su tutor les imparte conocimientos disciplinares y de investigación. 4. Trabajo investigativo. Reset entiende que es deseable que un semillero esté atado a un proyecto de un docente-investigador, mas no es indispensable, ya que el principio que los sustenta es la independencia en la adquisición de los conocimientos. 5. Compromiso y puntualidad. Todos los miembros de Reset aceptan al compromiso y a la puntualidad como características fundamentales de su trabajo en la Red. 6. Comunicaciones. Los miembros de Reset buscan siempre emplear canales y herramientas de comunicación ágiles, que permitan el acercamiento constante y productivo entre ellos. 7. Participación activa. Para la asociación es fundamental el trabajo colaborativo de sus miembros; por lo tanto, la participación activa es uno de los máximos deberes de sus asociados. Por otra parte, esto también significa que se debe respetar al máximo todos los espacios abiertos para que esta participación ocurra.

149


Políticas de investigación de la Corporación Universitaria Unitec

Conformación de la Junta Directiva La Junta Directiva de Reset es el órgano de gobierno encargado de su administración general y de servir como puente entre sus miembros y la Corporación. Los miembros de la nueva Junta (2007-2008) son: Presidenta: Diana Paola Cortés (Semillero Inkultura, Programa de Diseño y Producción Gráfica). Vicepresidenta: Diana Carolina Gualteros (Semillero GET, Programa de Administración de Aerolíneas y Agencias de Viajes). Secretaria: Magnolia López (Semillero Dramatis Personae, Programa de Cine y Televisión). Representante del SIIU: David Arturo Acosta Silva.

Principales actividades de la Red (2007) Fecha

# de asistentes

1ª Asamblea General de Reset

22 de marzo

17

Creación de la página del grupo de discusión Convocatoria a los semilleros para participar en la Red Construcción del reglamento interno de la Red 2ª Asamblea General de Reset

23 de marzo

10 de abril

Actividad

14 de septiembre Junta directiva al 21 de octubre 25 de octubre 15

Taller de investigación cualitativa 16-31 de octubre

150

Get e Inkultura


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

Compromisos para el año 2008 La Segunda Asamblea General de la Red estableció los siguientes compromisos para su trabajo del próximo año: 1. Lograr la inscripción de Reset en la Red Colombiana de Semilleros de Investigación. 2. Realizar socializaciones del programa ante docentes y estudiantes. 3. Asistir como ponentes a por lo menos 3 encuentros de semilleros al semestre. 4. Realizar el segundo encuentro de semilleros de Unitec. 5. Presentar un proyecto ante la Oficina de Egresados para integrarlos al trabajo de los semilleros. 6. Presentar un proyecto ante el Consejo Académico para que los jóvenes investigadores puedan ser monitores de los trabajos de grado de sus compañeros pares. 7. Establecer el reglamento para el uso de la oficina de la Red. 8. Realizar una campaña de sensibilización para aumentar el conocimiento e interés de la comunidad frente al programa. 9. Publicar un fanzine sobre el trabajo de los semilleros.

Logros Finalmente, entre los logros que se han obtenido en el proceso de desarrollo tanto de la Red como de cada uno de los semilleros, se destacan los siguientes:

151


Políticas de investigación de la Corporación Universitaria Unitec

1. Establecimiento y fortalecimiento de Reset. 2. Creación de su modelo y reglamento. 3. Participación de Inkultura en el programa Jóvenes sin indiferencia 2007 de la Alcaldía Mayor de Bogotá. 4. Participación (con stands individuales) de los semilleros Colombia Industrial, GET e Inkultura en el encuentro de semilleros de la Universidad Santo Tomás «La excelencia: reto formativo de los semilleros de investigación». 5. Invitación de la Consejería Presidencial de Programas Especiales al semillero Inkultura para participar Primer Encuentro Nacional de adolescentes y jóvenes: «Por el derecho a vivir de otra manera». 6. Invitación del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) al semillero Inkultura para la realización de murales decorativos en la sede SENA Bogotá.

152


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

Colaboradores José Ebert Bonilla Olaya, M. Sc., es Ingeniero de Sistemas de la Universidad Católica de Colombia, Especialista en Gerencia de Tecnología de la Escuela de Administración de Negocios, Magíster en ciencias de la información y comunicaciones de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Investigador en el área de redes neuronales y Computación forense. Segundo puesto a nivel latinoamericano de la IEEE en el área de redes neuronales. En el campo profesional, se ha desempeñado como gerente de proyectos en tecnologías de la Información, Consultor en el área de seguridad de la información. Actualmente es el Jefe de los programas Académicos de la Escuela de Ingeniería de Unitec; jbonilla@uitec.edu.co Jorge A. Coronado Padilla es Ingeniero Electrónico con énfasis en Computación del Instituto Politécnico de Kharkov, Magíster en Ciencias de la Ingeniería del mismo Instituto, Especialista en Análisis de Datos de la Universidad de La Salle y Especialista en Informática para la gestión Educativa de la Universidad Autónoma de Colombia. Es autor de varias obras entre las que se destaca el libro Matemática básica para ingenieros (Sistemas y computadores, 2005), más de veinte documentos académicos y cerca de diez artículos referenciados. Su experiencia de cerca de 25 años en el sector educativo lo ha llevado a desempeñar importantes responsabilidades en distintas instituciones de educación superior. Actualmente se desempeña como Vicerrector Académico de la Corporación Universitaria Unitec; jcoronado@unitec.edu.co. John Pablo Cruz Bastidas es Ingeniero de Sistemas, Diplomado en Investigación y Docencia, y Especialista en Telemática. Ha trabajado como Ingeniero en instituciones del sector público, como Colciencias y el SENA; como docente catedrático en diferentes instituciones de educación técnica y superior (Colegio Mayor de Cundinamarca, Universidad Nacional Abierta y a Distancia, Universidad Incca, Corporación Universitaria Nacional); en la dirección académica en la CUN, en la UNAD y Uniciencia. Actualmente es consultor en redes de datos de Cooptenjo y se desempeña como Coordinador del Área de Redes y Telecomuni-

Paradigmas, Vol 2, (2). Bogotá, D. C. (julio-diciembre de 2007), pp. 153 -154 ISSN 1909-4302 © Corporación Universitaria Unitec, 2007

153


Colaboradores

caciones de la Escuela de Ingeniería de la Corporación Universitaria Unitec; jpcruz@unitec.edu.co Jerry Griffith es Asociado Senior en Miner and Associates, Inc.; se especializa en el diseño de programas de atención a la salud y en el desarrollo de propuestas para proyectos geriátricos, de salud mental y de cuidado de adolescentes. Ha dirigido talleres sobre el tema del financiamiento y es autor de numerosas publicaciones sobre dicho tema y sobre salud. Eduardo Jara Paéz es Radio Técnico de Primera Categoría (Ministerio de Comunicaciones), Ingeniero Electrónico (Universidad Francisco José de Caldas) y Magíster en Docencia (Universidad de La Salle). Ha trabajado en diferentes empresas del sector productivo, en cargos como los de Gerente del Departamento Técnico (Productos Prácticos Ltda.), Gerente Técnico y Gerente Administrativo (R.C.A. Comunicaciones Ltda.). Ha laborado en diferentes instituciones de educación técnica y superior (Instituto Colombiano de Telecomunicaciones y Electrónica, Universidad Manuela Beltrán, Universidad Antonio Nariño). Actualmente se desempeña como Coordinador del Área de Electrónica de la Escuela de Ingeniería de la Corporación Universitaria Unitec; ejara@unitec.edu.co Lynn E. Miner se desempeñó por dos décadas como Director Ejecutivo de la Oficina de Investigación y Programas Patrocinados en la Marquette University antes de centrar sus esfuerzos en la búsqueda de financiamiento en el College of Engineering. Desarrolla talleres alrededor de los Estados Unidos sobre financiamiento exitoso de investigaciones y es coautor de Proposal Planning and Writing, 3ra ed. (2003). Jeremy T. Miner fue coordinador de financiamiento en el Children’s Hospital of Wisconsin antes de convertirse en el Director de la oficina de Programas Patrocinados y Relaciones Gubernamentales en el St. Norbert College, DePere, Wisconsin. Es co-dueño de Miner and Associates, Inc., una firma que entrena a personal encargado de buscar financiamiento, evalúa oficinas de encargadas de esa tarea en las universidades y desarrolla propuestas. Es también co-autor de la tercera edición de Proposal Planning and Writing.

154


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

Contenido volumen 2 (2007) Número 1, enero-junio de 2007 Generalidades acerca de las técnicas de investigación Cuantitativa Francisco N. Rodríguez C.

9

Presentación de la línea de investigación de la 40 Escuela de Ciencias Económicas y Administrativas Francisco N. Rodríguez C., Edgar A. Rodríguez R., Alejandro Duarte García, Cristina Beltrán Galindo, Héctor Álvarez y Claudia Londoño. Catálogo de investigaciones Unitec 2006-2007

57

Número 2, julio-diciembre de 2007 Las mejores (y peores) prácticas en 87 la administración de la investigación Lynn E. Miner, Jeremy T. Miner y Jerry Griffith Escalas de medición Ing. Jorge A. Coronado Padilla

104

Presentación de la línea de investigación de la Escuela de Ingeniería Ing. José Ebert Bonilla Olaya, Ing. John Pablo Cruz Bastidas, et al.

126

Políticas de investigación de la Corporación Universitaria Unitec

142

Desarrollo de la Red de Semilleros de Investigación 147 de la Corporación Universitaria Unitec Junta directiva de la Red de Semilleros de Unitec


Sistema Institucional de Investigación de Unitec (SIIU)

Instrucciones para autores Los manuscritos (dos copias impresas y una copia digital) deben ser enviados a la oficina del editor: Centro de Investigación, Calle 76 No. 12-61/69, Bogotá, D. C., Colombia. Correo electrónico: siiu@unitec.edu.co. Los manuscritos deben estar en el rango de las 2.500 a las 10.000 palabras. Se requiere un resumen (abstract) de no más de 100 palabras. El material digital deberá enviarse en formato Word de Microsoft™, especificando el nombre del archivo y junto con un resumen de la hoja de vida del autor o autores del trabajo. Las copias impresas deben tener doble espacio en papel tamaño carta, por una sola cara. El envío de un artículo implica que este es inédito y que no está siendo sometido para publicación al mismo tiempo en otros medios de divulgación. Las notas de pié de página pueden ser de naturaleza aclaratoria y/o bibliográfica, indicándoselas con números arábigos y siempre deberán escribirse después del signo de puntuación, si lo hubiere (exceptuando los dos puntos). Ya que el texto es escrito en español, salvo casos excepcionales, toda la presentación, notación y empleo de signos debe apegarse a las normas de la Real Academia y no a las de otros idiomas. Los derechos de autor no son cedidos o transferidos a la revista, pero se entiende que ésta obtiene los derechos exclusivos de impresión y publicación. Si se detecta que alguna parte del artículo es plagio, éste será irrevocablemente vetado. El autor tiene la responsabilidad de obtener los derechos de reproducción de cualquier material (texto, tablas, figuras, fotos, etc.) que no sea directamente producido por él. Los artículos serán evaluados por pares académicos o árbitros anónimos, especialistas en la temática tratada en el artículo, para determinar la originalidad del conocimiento y su calidad, su actualidad, su pertinencia, su estilo, su aporte a la comunidad y su coherencia global. El concepto de los árbitros será notificado al Comité Editorial, el cual es el encargado de tomar la decisión definitiva. Los autores cuyos artículos se publiquen recibirán gratuitamente, en contraprestación, cinco ejemplares de la revista. En el caso de Paradigmas ningún otro tipo de compensación (sea monetaria o de cualquier otra clase) es o será usada.

157



Paradigmas Vol. 2, No2