Page 1

Comida o gasolina El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo


Índice Resumen Ejecutivo

2

Capítulo 1: Introducción

6

Capítulo 2: Los Biocombustibles Industriales –el contexto

8

¿Qué factores están impulsando el auge de los Biocombustibles Industriales en la UE?

9

Capítulo 3: ¿Qué tienen de malo los Biocombustibles Industriales?

12

Los biocombustibles industriales aumentan los precios de los alimentos, y conducen a más personas al hambre. 12 Los biocombustibles industriales están dañando las comunidades locales en las que se cultivan 19 Los biocombustibles industriales no son una solución al Cambio Climático 27

Capítulo 4: Los Biocombustibles Industriales en el 2020 Los Gobiernos están incrementando la demanda de biocombustibles La alarmante magnitud de la expansión de los biocombustibles industriales Conclusión

“No tengo una granja, no tengo un jardín, porque la única tierra que tengo ha sido destruida.” Elisa Alimone Mongue, madre y agricultora, Mozambique. Su tierra fue tomada por una Empresa de biocombustibles. FOTO: james oatway/panos/ actionaid

32 32 32 37

Capítulo 5: El uso de biocombustibles de la UE-Una propuesta para avanzar

38

Capítulo 6: Conclusiones y recomendaciones

41


SIGLAS Y ABREVIATURAS

ACP CO2 CPRS CE APE UE FAO G5 G8 GEI IFPRI FMI CCI PAN NREAP N2O OCDE ODI RED UN PNUMA UK EE.UU

Países de África, Caribe y Pacífico Dióxido de carbono Recursos de Propiedad Común Comisión Europea Acuerdos de Partenariado Económico Unión Europea Organización para la Agricultura y la Alimentación El grupo G5 de los países en desarrollo (India, Brasil, China, México y Sudáfrica) El grupo G8 de los países desarrollados (Reino Unido, Rusia, EE.UU., Italia, Francia, Alemania, Japón y Canadá) Gases de Efecto Invernadero Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias Fondo Monetario Internacional Centro Común de Investigación de la Comisión Europea Planes Nacionales de Acción (versión abreviada de NREAP) Plan Nacional de Acción de Energías Renovables Óxidos de Nitrógeno Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico Instituto de Desarrollo Ultramarino Directiva sobre las Energías Renovables Naciones Unidas Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente Reino Unido Estados Unidos


2 Comida o gasolina. El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo.

Resumen Ejecutivo Los biocombustibles industriales -aquellos combustibles hechos a escala industrial a partir de cultivos agrícolas- se han presentado como la respuesta a la seguridad energética, al cambio climático y al desarrollo rural. ActionAid cree que es poco probable que los combustibles industriales puedan ofrecer una solución a cualquiera de estos desafíos. En la práctica, éstos mismos han sido una de las principales causas de la crisis alimentaria, de las hambrunas y de sus futuras consecuencias adversas. Los biocombustibles industriales se hacen con maíz, trigo, caña de azúcar y semillas oleaginosas tales como aceite de palma, soja y colza. El rápido crecimiento en la demanda de cultivos para la producción de combustibles ha puesto en competencia estos cultivos con aquellos destinados a la alimentación, lo que ha provocado una subida de los precios de los alimentos, además de condicionar los hábitos alimenticios de muchas personas en los países en vías de desarrollo. La cuestión es central en un mundo donde mil millones de personas están pasando hambre. A pesar de ello, en 2008 los Estados miembros de la Unión Europea (UE) se comprometieron a que, en 2020, el 10% del combustible destinado a los transportes se obtuviese de fuentes de energía renovables. Este compromiso se cumplirá casi totalmente a través del uso de los biocombustibles industriales lo que transforma el objetivo del 10% de fuentes renovables en “objetivo biocombustibles”. El consumo de biocombustibles industriales en la UE llegará a cuadruplicarse. Al menos dos terceras partes de los biocombustibles importados procederán de países en vías de desarrollo. El objetivo del 10% no es el único índice del aumento del consumo en la UE. En 2006 se calculó que la industria de biocarburantes de la UE recibía incentivos financieros por una suma de € 4.400 millones de euros. Suponiendo que este nivel de subsidios continuase, la industria llegaría a recibir subvenciones por el valor de cerca de € 13.700 millones de euros por año, hasta cumplir con la meta de 2020. Los argumentos en contra de los biocombustibles industriales han aumentado en los últimos años. Este informe quiere corroborarlo a través los testimonios de países en los que ActionAid trabaja. Se destacarán tres de los principales impactos de alcance general. 1. Implicaciones para los precios de los alimentos y para el hambre Se estima que los biocombustibles han sido responsables de al menos el 30% del alza mundial de los precios de los alimentos en 2008. En 2008 la crisis alimentaria


3 Resumen ejecutivo

“Mientras mucha gente se preocupa de llenar sus tanques de gasolina, muchas personas en todo el mundo están luchando para llenar sus estómagos. Y cada día esto se hace más difícil”. Robert Zoellick, Presidente del Banco Mundial, 2008

había dejado ya a más de 100 millones de personas en la pobreza y había inducido al hambre a unos 30 millones de personas más. Se prevé que si todos los objetivos mundiales de biocombustibles se cumpliesen los precios de los alimentos aumentarían en un 30-76% adicional en 2020. Alrededor de 600 millones de personas podrían añadirse a las que ya padecen hambre a causa de los biocombustibles industriales. 2. Impactos locales y hambrunas Los biocombustibles industriales están teniendo efectos locales desastrosos en el contexto de la seguridad alimentaria y de los derechos a la tierra, en muchas de las comunidades donde se cultivan. La apropiación de tierras ha ido aumentando de forma asombrosa. En tan sólo cinco países de África, una superficie de 1,1 millones de hectáreas ha sido destinada a la producción de biocombustibles industriales - un área del tamaño de Bélgica. Todos los biocombustibles producidos en esta tierra son para la exportación. Varias empresas en la UE ya han adquirido o solicitado por lo menos cinco millones de hectáreas de tierra en países en vías desarrollo para producir biocombustibles industriales -un área mayor que la de Dinamarca. Los impactos locales van desde el desplazamiento de personas, el aumento del precio de los alimentos y su escasez, a las promesas incumplidas por las empresas acerca de la creación de oportunidades de trabajo y su falta de consulta y compensación. Algunos han descrito este proceso de apropiación de tierras como la nueva era del colonialismo en las naciones empobrecidas. 3. Agravando el cambio climático y el hambre Muchos biocombustibles industriales no tienen un nivel de emisión de gases de efecto invernadero (GEI) inferior al de los combustibles fósiles. Esto es a causa de: • la transformación de los bosques, las turberas o las praderas en campos de cultivo para el crecimiento de biocombustibles que contribuye de manera importante a la producción de Gases de Efecto Invernadero GEI (cambio de uso directo de la tierra); • la conversión de tierras de cultivo de alimentos existentes a cultivo de biocombustibles a menudo provoca el desplazamiento de las tierras cultivadas hacia nuevos espacios como bosques (cambio de uso indirecto de la tierra). El nuevo uso de estas tierras podría ser una causa más de emisiones de efecto invernadero, así como el cambio de uso directo de la tierra;


4 Comida o gasolina. El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo.

“Ellos se tomaron la tierra cuando ya estaba cultivada...no nos pagaron nada.... Queremos recuperar nuestras granjas, porque de ellas dependen nuestros medios de supervivencia... nos estamos muriendo de hambre y nada de lo que tenemos es nuestro en realidad”. Matilde Ngoene, madre y agricultora, Mozambique, noviembre 2009

• los óxidos de nitrógeno (N20) son liberados por los fertilizantes empleados para el cultivo de biocombustibles industriales. Las emisiones GEI del N20 son 300 veces más peligrosas que las del dióxido de carbono. Los biocombustibles industriales tampoco son buenos para el dinero. De hecho, representan la manera menos rentable de limitar las emisiones de GEI, si se comparan con otras formas de utilización de las materias primas. Los biocombustibles industriales son por lo tanto una pista falsa en la lucha contra el cambio climático, una pista que en realidad promete escenarios futuros de hambre y pobreza para los ya empobrecidos. EL FUTURO - LA ALARMANTE MAGNITUD DEL FENÓMENO DE APROPIACIÓN DE LAS TIERRAS Se estima que el consumo mundial de biocarburantes saltará de unos 70 mil millones de litros en 2008 a unos 250 mil millones de litros en 2020. Para la UE, el aumento será mayor- de 13 mil millones de litros a cerca de 55 mil millones de litros. Sólo para cumplir el objetivo del 10% de la UE, el área total de tierra necesaria para cultivar los biocombustibles industriales podría llegar a cubrir 17,5 millones de hectáreas en los países en desarrollo, más de la mitad del tamaño de Italia. Aún más tierra será necesaria en los países desarrollados, provocando así el desplazamiento de los cultivos alimentarios y de pienso para los animales hacia nuevas áreas, a menudo en los países en vías de desarrollo. Estamos en un punto de inflexión. Ahora que el petróleo ha alcanzado un precio de alrededor de 80 dólares EE.UU. el barril, está naciendo un renovado interés comercial para los biocombustibles industriales. Si no se reconocen ahora los problemas inherentes a los biocombustibles industriales, se abrirá la puerta a un futuro donde los pobres del mundo serán aún más pobres y donde el hambre y los problemas climáticos seguirán creciendo. Para detener esta tendencia los Estados miembros de la UE deben: • establecer una moratoria sobre la expansión de la producción y de la inversión de la industria de biocombustibles ; • garantizar que los Estados miembros no justifiquen el uso de biocombustibles industriales con los planes nacionales de acción de 2010; • reducir el transporte y el consumo de energía; • poner fin a los objetivos y a los incentivos financieros para los biocombustibles industriales; • impulsar la producción de biocombustibles sostenibles en pequeña escala en la UE y en el extranjero.


5 Resumen ejecutivo

Florence Minj, Director de la a People’s Action for Development, una organización socia de Actionaid que trabaja con las comunidades pobres en el noreste de India. FOTO: ATol loke/panos/actionaid

LLAMADA A LA ACCIÓN: FLORENCE MINJ Florence Minj, Director de People’s Action for Development (Acción Popular para el Desarrollo), un socio de ActionAid que trabaja con las comunidades pobres de la India nororiental. Él es parte de un movimiento cada vez más amplio de personas y organizaciones que hacen Campañas contra los biocombustibles industriales.

“En el Reino Unido quieren ir a por más biocombustibles. No deberían hacerlo. Deben posicionarse contra los biocarburantes. Nosotros hemos visto la realidad. El impacto será peor entre los adavasi [indígenas] de las comunidades agrícolas marginales. “Sólo una campaña mundial puede detener esto, aislados no podemos. Coactuando con los otros países, podemos reducir el impacto de la jatrofa (un cultivo biocombustible), la producción de alimentos así volverá a ser mejor. Finalmente se promueve el biodiesel sólo entre las personas ricas y nada va para los y las pobres”.


6 Comida o gasolina. El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo.

1. Introducción La crisis energética de la década de 1970 dio el impulso inicial a la búsqueda de nuevas fuentes de energía. Los países son cada vez más dependientes del petróleo en un momento de alza y de precios volátiles. Se cree que la producción de petróleo ha alcanzado su punto máximo en los últimos años y la lucha contra el cambio climático se ha convertido en el tema ambiental y de desarrollo principal de nuestros tiempos. La lucha por una fuente de energía más limpia y más segura está en marcha. En la lista de las alternativas y muy cerca del primer puesto aparecen los biocombustibles industriales, que en pequeñas cantidades, se pueden integrar fácil y rápidamente en el sistema de infraestructuras de transporte ya existente. Sólo hace unos pocos años los biocombustibles se consideraban un sistema innovador, eco compatible y relativamente simple para dar un paso en la dirección correcta, un nuevo combustible ‘verde’ capaz de solucionar al mismo tiempo el problema de la energía y de la crisis climática, una alternativa a los “sucios” combustibles fósiles del pasado. Otros, especialmente en los países en desarrollo, veían los biocombustibles industriales como un medio de promover el desarrollo, de garantizar un suministro de energía y de aliviar la pobreza en las zonas rurales. En Europa, la UE ha utilizado un argumento similar; es decir, que los biocarburantes darían el impulso necesario a la agricultura y a las comunidades rurales en términos de medios de vida y abrirían nuevos mercados, después de años de precios bajos para los cultivos agrícolas. Las naciones ricas se subieron al carro, estableciendo objetivos ambiciosos para el incremento del consumo de biocombustibles y apoyando a sus industrias con generosas donaciones. Después de este primer entusiasmo, la realidad sobre los biocombustibles industriales está empezando a hundirse. Las pruebas muestran que los biocombustibles industriales están teniendo efectos negativos sobre las personas en general, las personas que trabajan en la agricultura, así como sobre el hambre, el clima, la biodiversidad y los

hábitats tales como los bosques. En los países en vías de desarrollo las comunidades locales se están dando cuenta de que los biocombustibles industriales no mantendrán las promesas. Si se producen de forma sostenible y para los mercados locales, los biocarburantes cultivados en pequeña escala pueden contribuir a la seguridad energética, aumentar los ingresos locales e incluso reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Pero esto no está ocurriendo. Los biocombustibles, de la misma manera que había pasado anteriormente con “cultivos industriales en efectivo” (cash crops), están siguiendo el modelo tradicional de producción y exportación de monocultivo a gran escala. En la carrera por las cotas de mercado de los biocombustibles industriales no se ha reconocido el impacto que están teniendo. Algunos incluso han descrito el proceso de apropiación de tierras para la producción de biocombustibles como una nueva era de colonialismo para los países más pobres. Si son tan malos, ¿por qué tantos gobiernos siguen apoyándolos? Los biocombustibles industriales hacen que los países ricos puedan ir aplazando algunas decisiones urgentes y difíciles, tales como la de reducir el consumo de combustibles para el transporte y de energía en general, forzando a las empresas a invertir en tecnologías alternativas más limpias. En resumen, los biocombustibles industriales líquidos nos permitirán seguir nuestra historia de amor con el motor de combustión interna dándonos la ilusión de que las industrias automovilísticas y petroleras están actuando por el cambio.

El tema central de este informe – los biocombustibles industriales y el hambre ActionAid trabaja con las personas, las comunidades y las organizaciones asociadas en todos los países en vías de desarrollo, para la consecución del derecho a la alimentación, enfrentándose a aquellos factores que socavan o niegan este derecho. Los propios agricultores quieren contribuir con el conocimiento y los recursos existentes para desarrollar formas


7 Introducción

“Yo y la comunidad creíamos que nuestros ingresos aumentarían gracias al trabajo en la plantación. Nuestra comida es insuficiente porque vendimos nuestra tierra. Tenemos que luchar por nuestros derechos y encontrar alternativas para la producción de alimentos y medios de subsistencia”. Mamadou Bah (alias), agricultor, Senegal, octubre 2009

sostenibles de producción local como un medio hacia la autosuficiencia y la lucha contra el hambre. Hoy en día el hambre está aumentando drásticamente, sobre todo en los países más pobres del mundo. Según cifras recientes de la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el número de personas que padecen hambre crónica ha llegado a poco más de mil millones frente a los 913 millones de 2008. Una de cada seis personas en el mundo está pasando hambre. Sin embargo, sólo hace unos diez años, los gobiernos se comprometieron a reducir a la mitad el hambre1 mundial para el año 2015 como parte de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (Objetivo 1). La evidencia científica no deja de manifestarse en

contra de los biocombustibles industriales y el vínculo entre biocarburantes y hambre es fuerte. Este informe examina la relación entre los dos, especialmente desde la perspectiva de los derechos de las mujeres, y en la medida en que el derecho a la alimentación está siendo socavado por el uso de los biocombustibles industriales. Se analizará si el hambre está aumentando como consecuencia de esta demanda adicional de combustible y si esto puede causar el alza de los precios de los alimentos. Se observará si la toma de tierras por las industrias que producen biocombustibles está teniendo impactos localizados, como por ejemplo sobre la seguridad alimentaria y el desplazamiento de las personas. También se examinará la relación entre las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de los biocombustibles industriales y el impacto del cambio climático sobre el hambre.

EL ALZA DEL PRECIO DE LOS ALIMENTOS: LA HISTORIA DE BAN VAN TUAN

“Mi familia cree que nunca podremos salir de la pobreza”. Ban Van Tuan, agricultor, Vietnam. PHOTO: ActionAid

“Tomamos una pequeña ración de arroz hervido y verduras de temporada que recogemos en las colinas. Hemos aprendido a vivir sin carne, aceite y otros alimentos necesarios porque mi familia cree que nunca podremos salir de la pobreza”. “Creo que la subida de los precios ha borrado todas nuestras esperanzas y nos ha puesto en una situación verdaderamente difícil. Tenemos que pedir préstamos, préstamos y préstamos....pero,

¿por cuánto tiempo? Incluso mis hermanos se negarán un día ya que no tenemos medios para devolver los préstamos”. Ban Van Tuan vive con su esposa y dos hijas. La familia ha sido apresada por el aumento de los precios mundiales de los alimentos. Cada uno de ellos tiene que saltar por lo menos una comida al día para reducir los costes. Ban teme que sus hijas tendrán que dejar de ir a la escuela porque la familia ya no puede permitírselo.


8 Comida o gasolina. El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo.

2. Los biocombustibles industriales – el contexto El biocombustible es un combustible obtenido a partir de material biológico. Sin embargo, el término “bio” implica algún tipo de beneficio medio ambiental (por ejemplo, la palabra francesa para orgánico es biologique) y el término ha sido utilizado por la industria de los biocombustibles para conferirle una imagen “verde”.

informe se usará el término “biocombustibles industriales” en lugar de “agrocombustibles”.

Los principales cultivos agrícolas utilizados para la industria de los biocombustibles (por ejemplo agrocombustibles) son: - Semillas de aceite vegetal - como el de palma, soja, girasol, colza y jatropha que pueden ser utilizados para producir El término biocombustible, por sí mismo, sólo debería biodiesel; referirse al combustible recabado a partir de los procesos de - Almidones - maíz y trigo - y los azúcares que se utilizan deshechos en los vertederos (landfill off-gassing), del aceite para hacer etanol (alcohol etílico) que puede ser usado en la vegetal reciclado o de la producción en pequeña escala para gasolina. el uso local. Se pueden combinar fácilmente en pequeñas cantidades Los agrocombustibles son también biocombustibles pero con los combustibles existentes aportando una pequeña sólo en relación al hecho de ser un material biológico o incluso ninguna modificación a los motores de los de origen agrícola, producido de forma intensiva por vehículos y a la existente infraestructura de transportes agroindustrias, en plantaciones de monocultivos a gran (actualmente alrededor del 3,3% de combustible presente escala y que compiten, directa o indirectamente, con la en las carreteras de la UE deriva de biocombustibles 2). Los biocombustibles además que en los consumos para producción de alimentos (véase Recuadro 1). Estos son el transporte se están utilizando en centrales eléctricas, agrocombustibles producidos a escala industrial. En este

RECUADRO 1: LA COMPETENCIA ENTRE ALIMENTOS Y BIOCOMBUSTIBLES INDUSTRIALES El maíz y el trigo son alimentos básicos importantes en el

ser convertidas en etanol también son consumidas por la

mundo en desarrollo. Los aceites vegetales como el de aceite

población. Contrariamente a los argumentos aportados, hay un

de palma también son ingredientes importantes y se puede

vínculo directo y fuerte entre los cultivos que se utilizan para la

utilizar para cocinar otros alimentos.

producción de combustibles y para la de alimentos.

Muchos países ricos productores de biocombustibles

Existen otros vínculos que compiten entre sí que puede que

industriales, y en particular los países que emplean maíz y

sean tal vez aún más importantes. La creciente demanda de

trigo en la fabricación de etanol, argumentan que sus materias

maíz y trigo -para combustible- hacen que los precios de maíz

primas (es decir, los cultivos utilizados para la fabricación de

y trigo sean más altos, como se verá en el Capítulo 3. Este

biocarburantes) no compiten con los cultivos para los alimentos

factor tiene, a la vez, una incidencia directa sobre la cantidad y

porque se trata de variedades diferentes.

la calidad de los alimentos consumidos en los países en vías de

Tomemos el maíz como ejemplo: algunos defensores afirman

desarrollo.

que el etanol producido en EE.UU. se produce a partir de maíz

Otro punto tambaleante de la argumentación en defensa de los

que procede de las plantaciones (maíz amarillo) que se utiliza

biocombustibles industriales es el tema de la tierra. Gran parte

para alimentar a los animales. No se trataría de maíz dulce

de la tierra utilizada para cultivar trigo y maíz para la alimentación

que es el consumido por los seres humanos. Sin embargo,

animal y/o la producción de etanol, podría también emplearse

alrededor del 10% del “maíz de campo” todavía se usa en la

para el cultivo de los alimentos. La conversión de millones

cadena de alimentos de EE.UU. y algunas de las exportaciones

de hectáreas de tierras originariamente destinadas a cultivos

de maíz de campo son consumidas por las personas, en

agrícolas a la producción de combustible (como por ejemplo en

particular en exportaciones hacia los países en desarrollo.

la UE) podría causar el desplazamiento de los cultivos hacia las

Lo mismo pasa en la UE: las variedades de trigo que pueden

tierras disponibles en otros lugares (por ejemplo, fuera de la UE).


9 Capítulo 2 Los biocombustibles industriales - el contexto

“Es un crimen contra la humanidad emplear la tierra cultivable para la producción de cultivos que luego serán quemados como combustible.” Jean Zeigler, (hablando en 2007) Relator Especial de las Naciones Unidas para el derecho a la alimentación 2000-2008

Busiswe Mpulo, agricultora de maíz en Kwa-Zulu Natal, Sudáfrica. FOTO: James oatway/Panos/ ActionAid

calderas y estufas de cocina. Si se siguen produciendo de forma insostenible, el problema acabará afectando a todos los sectores que emplean biocombustibles.

Los biocombustibles industriales de primera, segunda y tercera generación La definición “primera generación” se refiere a los biocombustibles industriales que se producen utilizando la tecnología convencional, que están actualmente en producción comercial y que compiten con alimentos como maíz, aceite de palma y aceite de colza. La Jatropha también entra en esta categoría porque a pesar de no ser comestible, utiliza una tecnología convencional, se encuentra en las primeras etapas de desarrollo y compite en el uso de la tierra con los cultivos para la alimentación. Los biocarburantes industriales de segunda generación se producen utilizando nuevos procesos tecnológicos y cultivos no alimentarios, actualmente se está investigando su viabilidad comercial. Estos incluyen biocarburantes que proceden de subproductos forestales y agrícolas tales como tallos de trigo y de maíz, de residuos de madera o de cultivos concretos tales como álamos y micanthus. Aún quedan dudas en cuanto a su rentabilidad y comercialización3. Se estima que esta generación no llegará a los mercados antes de 20184. Los beneficios de los biocarburantes de segunda generación están aún en discusión. Pero ya se ha planteado la preocupación de que la tierra para su cultivo

acabará desplazando los cultivos alimentarios hasta causar la deforestación para establecer más tierras de cultivo5, lo que provoca una situación mucho peor respecto al cambio climático (ver capítulo 3). Se está investigando también sobre biocombustibles más avanzados producidos a partir de algas (comúnmente llamados de tercera generación). Sin embargo, la viabilidad comercial y la producción de biocombustibles de tercera generación están todavía lejos de demostrarse.

¿QUÉ FACTORES ESTÁN IMPULSANDO EL AUGE DE LOS BIOCOMBUSTIBLES INDUSTRIALES EN LA UNIÓN EUROPEA? La Unión Europea y los Estados miembros de la UE ya han formulado la invitación para que las empresas inviertan en biocombustibles industriales, que construyan nuevas refinerías y adquieran más tierras. Miles de millones de euros ya se han gastado – de forma privada y pública - para apoyar a las industrias de los biocombustibles de la UE. La interrelación entre los biocombustibles industriales y distintos sectores y temas - agricultura, energía, transporte, medio ambiente y comercio- demuestran que se está empleando una gran variedad de instrumentos y políticas para promoverlos.


10 Comida o gasolina. El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo.

El objetivo del 10% de la UE Hasta ahora el progreso más importante es la reciente agricultores de la UE aprobación de la Directiva de la UE sobre la Energía recibieron 1.400 Renovable (RED).6 ActionAid apoya de todo corazón el millones de euros para enfoque general de esta directiva -que en 2020, el 20% la producción de de toda la energía de la UE deberá proceder de fuentes biocombustibles. A este renovables. Sin embargo, hay un sub-elemento de esta paso, los Directiva que tendrá el efecto de aumentar el hambre y al biocarburantes mismo tiempo de no cumplir con los objetivos declarados podrían costar a los por la UE hacia la reducción de las emisiones de gases contribuyentes de UE de efecto invernadero GEI. Abarca el sector del transporte más de € 4,200 y dice que para esta misma fecha 2020, el 10% del millones de euros combustible empleado en los transportes tendrá que anuales en 2020. proceder de fuentes de energía renovables. Los Estados miembros alcanzarán casi enteramente el compromiso del 10% a través del uso de biocombustibles industriales, lo que significa que, en efecto, el objetivo del 10% es en realidad el objetivo de los biocombustibles industriales. En 2006, los

Los subsidios agrícolas internos Los agricultores de la UE reciben subsidios para todos los cultivos que producen, incluidos los que se pueden transformar en biocombustibles industriales - remolacha azucarera, maíz, aceite de colza, soja, girasol y trigo. El agricultor o agricultora venderá los productos a un procesador de etanol o biodiesel siempre y cuando el precio sea mejor de lo que podría obtener de un procesador de alimentos o de un productor de pienso. ActionAid calcula que, en 2006, los agricultores/as de la UE recibieron 1.400 millones de euros para la producción de biocombustibles industriales. Si se considera el nivel actual de subvenciones y las predicciones de los niveles de producción de la UE se calcula que el objetivo del 10% podría llegar a costar a los contribuyentes más de 4.200

millones de euros al año en 2020, en apoyos a la agricultura (véase el cuadro 1).7

Las exenciones fiscales Hasta ahora, el apoyo más importante que se ha proporcionado a la industria de biocarburantes de la UE ha sido la exención de impuestos especiales. Por ejemplo, el impuesto que grava sobre los biocombustibles en el Reino Unido es de 20 peniques el litro menor de lo que grava sobre los combustibles convencionales, aunque esto terminará en 2010. A partir de 2009, el impuesto sobre gasolina y gasóleo con bajo contenido de azufre en el Reino Unido fue de 54,19 peniques por litro y de 34,19 peniques por litro para biodiesel y etanol.8 En Suecia no hay impuestos sobre los biocombustibles.9 ActionAid calcula que, en 2006, las exenciones fiscales de la UE ascendieron a alrededor de 3.000 millones de euros. Aunque se espera que los impuestos especiales cambien, los niveles actuales de subvención y las expectativas de consumo de de la UE hacen pensar que el objetivo del 10% podría terminar costando a los contribuyentes unos 9.500 millones de euros al año en exenciones de impuestos para el año 2020 (véase el cuadro 1).10 Las subvenciones europeas son muy importantes (así como en los EE.UU.) porque los biocombustibles en los países desarrollados serían, de otra manera, poco rentables si no fueran subvencionados. Esto es particularmente cierto cuando el precio del petróleo cae por debajo de los 60-100 dólares de EEUU por barril dependiendo de los biocarburantes y del precio de la materia prima empleada.

Cuadro 1: principales subvenciones de la UE para los biocarburantes industriales en 2006 y 202011 Millones de Euros

Impuestos UE en 2006

Proyección impuestos UE para 2020

Exenciones fiscales para los/as productores/as

2,960

9,506

Apoyo a la agricultura

1,448

4,216

Total subvenciones

4,408

13,722

En esta proyección se supone que los pagos y las exenciones se mantengan en el mismo nivel desde 2006 hasta 2020. Aunque la tasa de exenciones fiscales ya está registrando una disminución en algunos países, el incremento de los volúmenes, compensa la disminución.


11 Capítulo 2 Los biocombustibles industriales - el contexto

“No tengo una granja, no tengo un jardín, porque la única tierra que tenía ha sido destruida. Estamos pasando hambre, aunque buscara otra granja ellos la destruirían de nuevo.” Elisa Alimone Mongue, madre y gricultora, Mozambique, noviembre 2009

Elisa Alimone Mongue, madre y agricultora, Mozambique. Su tierra fue tomada por una compañía de biocarburantes. FOTO: james oatway/panos/ actionaid

El comercio y los incentivos a la inversión

Los países de la UE cumplirán el objetivo del 10% sobre “las energías renovables” gracias a la energía producida a través de biocombustibles industriales. En efecto, esto se convierte en un objetivo de biocombustibles.

No es ninguna coincidencia que las empresas de biocombustibles industriales están centrando las oportunidades de inversión extranjeras en África, en algunas zonas de Asia y en América central y meridional. Muchos de estos países se benefician de accesos comerciales privilegiados hacia la UE. Esto significa que los biocombustibles y las materias primas comercializados en la UE o tienen aranceles bajos o están exentos de aranceles. Entre estos están países de África, el Caribe y el Pacífico en los Acuerdos de Partenariado Económico (APE), las naciones menos desarrolladas en el marco de “todo excepto las armas”, y 13 países en vías de desarrollo (Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Mongolia, Nicaragua, Paraguay, Perú, Sri Lanka y Venezuela) en el marco del Sistema General de “Preferencia + esquema” 12, 13 . Hay beneficios adicionales también para las empresas, algunos de estos acuerdos comerciales - por ejemplo, los APEs - a menudo cubren también

las inversiones extranjeras facilitando el acceso a los países en vías de desarrollo a las empresas; por ejemplo las anteriores restricciones sobre la propiedad o el arrendamiento de tierras extranjeras pueden aliviarse o ser levantadas todas a la vez. Este acceso preferencial también ha estimulado una nueva serie de acuerdos de cooperación Sur-Sur. Las compañías en Brasil, por ejemplo, han restringido el acceso a la UE del etanol brasileño, debido a la alza de los aranceles. Pero a partir de 2007, el gobierno de Brasil y la empresa brasileña “Empresa Brasileira de Pesquisa Agrícola” (EMBRAPA) han firmado una serie de acuerdos con otros países en vías de desarrollo con el objetivo de facilitar la cooperación y la inversión brasileña. EMBRAPA es el principal agente de inversión en África; ha establecido proyectos en Libia, Marruecos, Mozambique, Ghana, Kenia, Túnez, Benín, Togo y Angola, bajo su liderazgo muchos de estos países han obtenido un acceso preferencial a la UE.14


12 Comida o gasolina. El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo.

3. ¿Qué tienen de malo los biocombustibles industriales? La enorme escala de biocombustibles industriales - de plantaciones a escala intensiva hasta la exportación de la materia prima - no es sostenible. Sin embargo, el atractivo de soluciones aparentemente fáciles ha llevado a los políticos y a las empresas a seguir adelante con los biocombustibles industriales sin tener en cuenta las muchas advertencias acerca de los impactos negativos como los que siguen: Los precios mundiales de los alimentos • Los biocombustibles industriales han contribuido a la crisis alimentaria y del hambre. La conversión de las tierras y de los cultivos de alimentos a la producción de combustibles ha contribuido al aumento de los precios internacionales de los alimentos. Cuestiones locales, como la tierra, la seguridad alimentaria y las condiciones laborales • Los precios locales de los alimentos también están creciendo. • La producción industrial de biocombustibles está incitando a la apropiación de tierras y al desplazamiento de personas (a veces violento). • Los niveles de ingresos para las personas que trabajan en las plantaciones de biocombustibles son bajos y las condiciones de trabajo y son pobres. • Los impactos ambientales locales son cada vez más evidentes, desde una reducción en la calidad del suelo hasta el agotamiento de los recursos hídricos.

El cambio climático, los hábitats y la biodiversidad • Los biocombustibles industriales ya no son vistos como una solución al cambio climático; de hecho la mayoría de los biocarburantes liberan más emisiones de Gases Efecto Invernadero GEI que los combustibles fósiles. • Hay impactos enormes sobre los hábitats y la diversidad biológica. Algunos biocombustibles - como el azúcar de caña, soja y aceite de palma - o bien son directamente cultivados en zonas de bosques tropicales y otros puntos de alta biodiversidad, o están desplazando otras actividades como la cría de ganado a estas áreas. La seguridad energética • Los biocombustibles industriales no solucionarán el problema de la seguridad energética ya que los cultivos pueden ser afectados por sequías y enfermedades.

LOS BIOCOMBUSTIBLES INDUSTRIALES AUMENTAN LOS PRECIOS DE LOS ALIMENTOS, Y CONDUCEN A MÁS PERSONAS AL HAMBRE Muchos hablan de la crisis alimentaria como algo que ocurrió en 2008. Mientras en realidad los precios mundiales de alimentos cayeron en los últimos meses del 2008, los precios internos se demostraron “pegajosos” y se quedaron decididamente altos. Los

Tabla 2: Causas del aumento del precio mundial de alimentos de 2008 Causas del aumento del precio mundial de alimentos de 2008

Estudio realizado por Don Mitchell (véase la nota) 15

Estudio de la Universidad de Purdue16

Cambio de los patrones de consumo de los productos básicos

Pequeño impacto

Impacto presente, pero principalmente debido a la demanda de petróleo de China

Aumento de los precios del petróleo

10%

Impacto significativo por su vinculación con los biocombustibles y los costos de producción de alimentos

Eventos climáticos

Pequeño impacto

No a corto plazo

Caída del dólar de EE.UU

15%

Impacto significativo

Especulación

Pequeño impacto

Inconcluyente

Biocombustibles

75%

Impacto significativo y fuertes vínculos con la subida de los precios del petróleo


13 Capítulo 3 ¿Qué tienen de malo los biocombustibles industriales?

“Nadie comprará la jatropha. La gente decía que si usted tiene una plantación de jatropha seguramente llegaría a tener un buen mercado, pero no nos parece que el mercado sea tan bueno. Cuando comprendí que no había mercado, perdí la esperanza. Me puse muy triste. Me sentí muy mal. Esperaba obtener algún ingreso. Las tiré [las semillas] lejos.” Raju Sona, agricultor, India, noviembre 2009

En 2008, la crisis alimentaria empujó

disturbios por la escasez de alimentos ya no llegan a los titulares de la prensa, pero para millones de personas la crisis alimentaria sigue estando muy presente.

a unos 100 millones

precios del petróleo serán mayores en el mediano y largo plazo a medida que se salga de la recesión mundial. Así que veremos un aumento dramático en los precios de los alimentos y del hambre.

de personas más a la La crisis alimentaria, y la demanda creciente de

biocombustibles industriales, están exacerbando la biocombustibles han situación para la gente que ya vive en la pobreza y están empujado a unos 30 socavando su derecho a la alimentación. El Banco Mundial millones de personas estimó en 2008 que la crisis ya había empujado a 100 millones de personas más a la pobreza. ActionAid estimó al hambre. que entonces 30 millones de personas pasaban hambre como resultado de los biocombustibles. pobreza. Sólo los

Y serán los pobres y los países pobres los que sufrirán más. Muchos países de bajos ingresos son importadores netos de alimentos (y combustible); en la mayoría de los hogares de los países en vías de desarrollo se compran alimentos; son los más pobres los que gastan el porcentaje más alto de sus ingresos en alimentos (en algunos hogares este llega al 80%).

Las causas de la subida de los precios de los alimentos son claramente complejas, pero una serie de fuentes autorizadas han confirmado que los biocombustibles industriales son uno de las principales causas de la subida de precios de los alimentos.

La interacción entre biocombustibles industriales, alza en los precios de los alimentos y crecimiento del hambre mundial se debe a que: • el combustible, la energía y los precios de los alimentos están cada vez más vinculados; • a nivel mundial, un cambio relativamente pequeño El estudio de la Universidad de Purdue para la Farm en la oferta o en la demanda de productos agrícolas Fundation es un estudio sobre 25 encuestas. El estudio tiene un efecto desproporcionado sobre los precios soporta el análisis de Donald Mitchell (y de otras de los alimentos, por lo que el incremento de la instituciones), y aunque no se le atribuye una importancia demanda de biocombustibles ha impulsado a la alza estadística afirma que los biocarburantes, vinculados al alza de los precios de los alimentos; de los precios del petróleo, son un factor importante de la • el aumento de los precios mundiales de los alimentos subida de los precios de los alimentos. Se prevé que los se ha propagado a nivel nacional; • el aumento de los precios nacionales de los alimentos ha sido directamente transmitido al nivel local en el que la mayoría de los hogares son compradores netos; • todo esto se ha agravado cuando las personas productoras de alimentos han convertido los cultivos alimentarios en cultivos de biocombustibles con la perspectiva de rendimientos más altos, abandonando así sus tierras para trabajar en las plantaciones de biocombustibles. Raju Sona, Raju Sona, agricultor, noreste de la India. Abandonó la producción de alimentos para sembrar la jatropha, que al final no llegó a darle ningún ingreso. Su familia es mucho más feliz ahora que él está cultivando alimentos de nuevo. photo: Atol Loke/Panos/ActionAid

La FAO estima que en el bienio 2008- 2009, 125 millones de toneladas de cereales fueron desviadas a la producción de biocombustibles. En este año, como se muestra en el Cuadro 3, en un momento en el que el hambre y los disturbios por la escasez de alimentos eran comunes, la producción de cereales para la producción de alimentación animal y para los usos industriales (1.107 millones de toneladas) fue mayor que la producción


14 Comida o gasolina. El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo.

Cuadro 3: La producción mundial de cereales y su “uso” final Alrededor del 30%

Millones de toneladas

2007/08

2008/09

% de

cambio 07/08-08/09

se está convirtiendo

Producción total

2,132

2,287

+1.3%

155 millones de toneladas

en etanol

Utilización total *

2,120

2,202

-

-

Para alimentos

1,013

1,029

+1.5%

+16 millones de toneladas

de la producción de maíz en los EE.UU.

Para alimentos animales

748

773

+3.3%

+25 millones de toneladas

Para otros usos

359

401

+11.7%

+42 millones de toneladas

*La utilización es una combinación de producción y de utilización de las existencias del año anterior (en este caso las existencias a partir de 2007/08 a 2008/09 por un total de 80 millones de toneladas)

de alimentos para las personas (1.013 millones de toneladas). En el bienio 2008-2009 se alcanzó un récord de cosecha mundial de cereales, de un 7,3% superior con respecto al año anterior (en el que también se había registrado un récord).17 El mercado de los cereales se orienta más hacia la alimentación de animales y los usos industriales que a la alimentación de la gente (ver Cuadro 1, página 10).Alrededor del 30% de la producción de maíz en los EE.UU. se convierte en etanol.18 La competencia entre los mercados de energía y los de alimentos se traducirá inevitablemente en la alza de los precios.19 Los alimentos para la producción de biocombustibles industriales están registrando una demanda masiva y creciente en la producción agrícola. No sólo la oferta agrícola no podrá llegar a responder lo suficientemente rápido, sino que también hay temores bien fundados de que la tierra y otros recursos como el agua no serán suficientes para satisfacer la futura demanda de alimentos, esto sin hablar de los biocombustibles, tema que se analizará en el Capítulo 4. Todo esto está provocando la subida de los precios.

El aumento de los precios no se limita sólo a los precios del maíz, trigo, aceites vegetales y de azúcar - es decir, de la materia prima empleada para la producción exclusiva de los biocombustibles-. También se verán afectados los sustitutos de estos alimentos. Por ejemplo, con el aumento de los precios del maíz, los/as consumidores se verán forzados a comprar sustitutos más baratos. Esta demanda adicional aumentará a su vez el precio de los alimentos sustitutivos. Esto tiene también repercusiones sobre los precios de la alimentación animal que a su vez afectará a las industrias ganaderas y avícolas. El vínculo entre los precios de los alimentos y los del combustible también es evidente si se considera que la energía necesaria para la producción de abonos y para el uso en las maquinarias y en el transporte influye también en los costes de la agricultura.

El aumento de precios y el hambre a nivel mundial De 2006 a mediados de 2008, los precios mundiales de casi todos los alimentos se dispararon. En general, los precios de los alimentos en el mundo aumentaron en un 75%, sin embargo, el precio de los alimentos básicos y de cereales (como trigo, arroz y maíz), experimentó un sorprendente

Cuadro 4: Los precios de los alimentos en 2008 crecen a causa de los biocombustibles industriales 22, 23, 24 Organismo / Institución

Fecha

Aumento % de los precios de alimentos debido a biocarburantes

FMI

Abril 2008

20-30%

IFPRI

Mayo 2008

30%

FAO

Junio 2008

56-59%

OCDE

Mayo 2008

casi 60%

Donald Mitchell

Abril 2008

75%


15 Capítulo 3 ¿Qué tienen de malo los biocombustibles industriales?

“Rápidamente, la demanda creciente de biocombustibles como materia prima ha contribuido a elevar los precios de los alimentos, lo que supone una amenaza inmediata para la seguridad alimentaria de las redes de pobres compradores/as de alimentos tanto en las áreas urbanas como en las rurales.” Organización para la Agricultura y la Alimentación, 2008

incremento del 126% durante el mismo periodo20. Los impuestos de importación de los 82 países de bajos ingresos y con déficit de alimentos (en comparación con los impuestos de exportación) subieron. Cada aumento de 10% en los precios de los cereales (incluido el arroz), añade casi unos 4.500 millones de dólares de EEUU a los costes totales de importación de las naciones en vías de desarrollo que son importadores netos.21

Entre 2006-2008, los precios de los alimentos aumentaron en un 75%. Los costes de los cereales y de los alimentos de primera necesidad

Ha habido cierta controversia respecto a la medida en que los biocombustibles industriales fueron responsables del aumento de los precios mundiales en 2008 (véase el cuadro 4). Los Estados directamente interesados, como EE.UU. y la UE, han tendido a minimizar la importancia del papel de los biocombustibles en este proceso. Los observadores independientes han concluido que los biocombustibles industriales han tenido un papel importante, probablemente influyendo en un 30-75%.

de los que los pobres dependen se elevó aún más llegando al 126%

La cifra exacta probablemente se encuentra entre estas estimaciones. Tomando como valor un 30%, ActionAid calculó en 2008 que 30 millones de personas pasan hambre como resultado de la producción de biocombustibles industriales y otros 260 millones están en riesgo de hambre. Las estimaciones de ActionAid se confirmaron el año pasado cuando la FAO corroboró que entre 2008 y 2009, unos 100 millones más de personas serían empujadas a pasar hambre en un año. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), un tercio de la subida de

El objetivo del 10% de la UE y el hambre La Comisión Europea ha pronosticado que su propio objetivo podría incrementar los precios de los cereales de un 3 a un 6%29. Apoyando el mismo argumento esgrimido por el IFPRI - que afirma que el número de personas que padecen hambre podría aumentar en 16 millones por cada 1% de aumento de los precios - la UE podría ser responsable del aumento de 50-100 millones de personas hambrientas más en 2020.30 los precios agrícolas, prevista para los próximos nueve años (2008-2017), se deberá al aumento de la demanda de bioombustibles industriales.25 Muchos otros estudios han intentado prever los incrementos de precios futuros debidos a los biocombustibles si se cumplen los objetivos. El Instituto de Desarrollo Ultramarino (ODI) ha resumido 11 de estos estudios y para casi todos los productos estudiados se registró un impacto significativo sobre los precios de los alimentos. La ODI describe los modelos del Instituto Internacional de Investigación sobre las Políticas Alimentarias (IFPRI), como “típicos” de esta clase de estudios; que en 2020 los precios aumentarían entre 21 y 30% para el trigo, 29-41% para el maíz y el 45-76% para las semillas oleaginosas (ver Figura 1)26. Esto está en consonancia con otras estimaciones. Sin embargo, el extremo inferior de las estimaciones del IFPRI se basan en el supuesto

Figura 1: Cambios en los precios de los productos básicos, en respuesta a la expansión mundial de los biocombustibles en 2020

Maíz Oleaginosas

% De diferencia respecto al valor basal

100

Caña de azúcar Trigo

90 80 Oleaginosas

70 60

Caña de azúcar

50 40

Oleaginosas

Maíz

30 Trigo

20

Caña de azúcar

Maíz Trigo

10 0 Primera generación

Segunda generación


16 Comida o gasolina. El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo.

En noviembre de 2009, los precios del maíz en Zambia,

de que la segunda generación estará disponible. ActionAid considera que es poco probable que se dé el caso, y que el hecho de que los precios de la primera generación suban es una hipótesis más realista.

Suponiendo en 2020 un crecimiento conservador del 30%, se estima que unos 600 millones de personas más pasarán hambre dentro de 10 años debido a la expansión de los biocombustibles industriales. Esta estimación es muy parecida a otra - que calcula que un aumento del 20% en los precios de los alimentos podría llegar a crear, en el año 2025, un incremento de 440 millones de personas desnutridas.28

Kenya, Malawi y Mozambique eran un 60% más altos que a comienzo de 2007; el 150% más alto en Tanzania.

0.6

El modelo de IFPRI muestra que el impacto sobre la disponibilidad de alimentos y la malnutrición, podría ser alarmante, especialmente en África. El IFPRI ha calculado también que el número de personas hambrientas podría aumentar en unos 16 millones por cada aumento de un 1% en los precios de los alimentos. 27

El aumento de los precios y del hambre a nivel nacional El hecho de que las naciones más pobres y las

Figura2: Los precios del maíz en África oriental y meridional entre 2007 y 2009 31 0.5

US$ por kilo

0.4

0.3

0.2

1. Kenya, Nairobi, maíz, al por mayor, dólares de EE.UU. por kg 2. Malawi, Lilongwe, maíz, comercio minorista, dólares de EE.UU. por kg 3. Mozambique, Maputo, maíz (blanco), comercio minorista, dólares de EE.UU. por kg 4. Sudáfrica, Randfontein, maíz (blanco), al por mayor, dólares de EE.UU. por kg 5. República Unida de Tanzania, Dar es Salaam, maíz, al por mayor, dólares de EE.UU. por kg 6. Zambia, media nacional, harina de maíz blanco, al por menor, dólares de EE.UU. por kg 7. Precios internacionales, EE.UU.: Golfo, maíz (EE.UU. No. 2, amarillo), exportación, dólares de EE.UU. por kg

11/09

10/09

09/09

08/09

07/09

06/09

05/09

04/09

03/09

02/09

01/09

12/08

11/08

10/08

09/08

08/08

07/08

06/08

05/08

04/08

03/08

02/08

01/08

12/07

11/07

10/07

09/07

08/07

07/07

06/07

05/07

04/07

03/07

02/07

01/07

0.1


17 Capítulo 3 ¿Qué tienen de malo los biocombustibles industriales?

“Nos arrepentimos profundamente de permitirles (a las compañías de biocombustibles) operar en nuestra tierra.” Rashidi Omary Goboreni, agricultor, Tanzania, septiembre 2009

personas pobres sufran de las subidas de precios no depende sólo de si los países son importadores netos de alimentos, sino también de si las familias son compradoras netas o vendedoras.

inseguridad alimentaria a gran escala debido al déficit en la producción y los suministros de alimentos.33

El aumento masivo de los precios del maíz a partir de finales de 2006 tuvo un efecto inmediato sobre el campesinado y los consumidores en América Central. La La figura 2 muestra que los precios mundiales del maíz región está estrechamente vinculada con los mercados alcanzaron su punto máximo en el verano de 2008 de EE.UU.. En el año 2007 el precio de las tortillas y volvió a los niveles de los primeros meses de 2007 casi se duplicó y hubo un estallido de protestas – que cuando comenzó la recesión mundial y cayeron los desencadenó en disturbios- de las decenas de millones precios del petróleo. Sin embargo, para África oriental de pobres mexicanos que dependen de la tortilla como y meridional, los aumentos globales de los precios del maíz a partir de mediados de 2007 se tradujeron casi de comida principal.34 La crisis del maíz se extendió a otros inmediato en un aumento de los precios internos, tanto al países en América Central. Una vez más, los precios del maíz afectaron más duramente a los más pobres por mayor como al por menor. ya que el precio de la tortilla aumentó. Los costos en Sin embargo, mientras los precios mundiales cayeron, los las industrias ganaderas, donde el maíz se utiliza como precios nacionales han demostrado ser “más pegajosos”. alimento, aumentaron en un 15-20%, sólo en 2007.35 Los precios en la mayor parte de África oriental y No es de extrañar que la crisis alimentaria provocara meridional siguieron aumentando. En noviembre de disturbios en todo el mundo, desde las Filipinas, 2009, los precios del maíz en Zambia, Kenya, Malawi y Bangladesh y la India, a Egipto y Senegal; además de Mozambique, eran un 60% más altos que a comienzo México, Haití y El Salvador. En 2008, la inflación de los de 2007; en el mismo período Tanzania registró un precios de alimentos en América Latina y el Caribe era alza del 150%. La magnitud de la subida de precios, de un 20%36 mientras que en algunas zonas de África y la consecuente inestabilidad de los mercados son Zambia, Kenia y Etiopía - oscilaba entre el 16 al 47%.37 alarmantes, aunque otros cambios repentinos en los precios se registraran en los periodos antes y después Los impactos sobre los hogares, las de la cosecha. El único país de la encuesta que parece mujeres y las personas pobres invertir esta tendencia es Sudáfrica. La mayoría de los hogares en las zonas urbanas y rurales son compradores netos de alimentos y son, en Los precios internos se han mantenido altos, en parte consecuencia, los más vulnerables a los aumentos en los debido a problemas de carácter más local, como precios de los alimentos. En un estudio llevado a cabo eventos climáticos (sequías), fluctuaciones monetarias y por el Banco Mundial en siete países (Bolivia, Etiopía, guerras civiles. Pero los altos precios tienen otro efecto. Bangladesh, Zambia, Madagascar, Vietnam y Camboya), En los países en vías de desarrollo, los agricultores y sólo en Asia hay un número importante de vendedores, agricultoras se alejan cada vez más de los cultivos de alimentos para pasarse a los cultivos comerciales ya que pero incluso en este caso se trata de poco más del 50%. En Bolivia y en Bangladesh, aproximadamente el 85% los precios de estos últimos son más altos. Por ejemplo, de los hogares son compradores netos, en Zambia a mediados de 2009, los precios mundiales del azúcar habían llegado a alcanzar el valor más alto de los últimos es el 65%, y en Madagascar y en Etiopía alrededor del 28 años como consecuencia de la pérdida de cosechas 52%.38 Otro estudio muestra “La evidencia empírica de un número de países del área subsahariana...[en los que] en la India y el aumento de la demanda de etanol. En en ningún caso se encuentra una mayoría de agricultores Swazilandia los agricultores están cultivando la caña de 32 o de hogares rurales que sean vendedores netos de azúcar, en detrimento de los alimentos básicos. Sin alimentos”.39 embargo, al mismo tiempo, el país está sufriendo una


18 Comida o gasolina. El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo.

Lo que se podía comprar con 5.000 kwacha (1$EE. UU) en Lusaka, Zambia, en Febrero de 2008 (izquierda) y Febrero de 2009 (derecha). FOTO: Mwila Mulumbi

No sólo la mayoría de las familias en los países en vías de desarrollo son compradoras netas, sino que las familias pobres gastan un importante porcentaje de sus ingresos en alimentos, una cantidad que llega al 80% en algunos casos.40 De las familias de los países en vías de desarrollo que venden productos – que hemos establecido ser la minoría - la mayoría tienden a ser agricultores/as que trabajan en fincas de grandes dimensiones. Los agricultores más pobres son siempre los compradores netos y son los que tienen más probabilidades de ser negativamente afectados.41

precios de los alimentos las mujeres reducen drásticamente su ingestión nutricional para alimentar al resto de la familia.43 Según afirma UNICEF: “Hay pruebas evidentes de que... cuando los recursos son escasos las mujeres en general dan prioridad a la nutrición de los miembros de la familia por encima de otras cuestiones personales y domésticas” 44

Esto está bien demostrado en Indonesia. Cuando los precios subieron, las madres de las familias pobres respondieron reduciendo su consumo diario de alimentos para dar más a sus hijos. En el mismo estudio de la En un estudio sobre siete países diferentes, la FAO ha FAO, aunque los hogares encabezados por mujeres no calculado las ganancias o las pérdidas que derivan de un estaban excesivamente representados entre los pobres aumento del 10% en el precio de los principales alimentos de los siete países, estos invariablemente sufrían o bien básicos. En las zonas urbanas, cada hogar experimentará mayores pérdidas o bien menores ganancias. La FAO una pérdida neta (es decir, que su situación empeorará). concluyó que las familias encabezadas por mujeres iban En las zonas rurales, son los más pobres los más peor cuando el precio de los alimentos básicos crecía perjudicados (con la excepción de Ghana y Mozambique, ya que la parte de ingresos que las mujeres gastan en que han experimentado pequeñas ganancias). alimentos es mayor. En los contextos rurales, las mujeres tienen un menor acceso a la tierra y participan mucho Además los impactos afectan de manera más drástica a menos en actividades agrícolas generadoras de ingresos, las mujeres, ellas son responsables del 60-80% de la y por lo tanto no se benefician de la subida de los precios producción de alimentos en los países en vías de de los cultivos.45 desarrollo y todavía poseen menos del 10% de las tierras.42 La tierra que se ha entregado a la producción de Lo que muchos de estos estudios no consideran es combustibles industriales es de importancia vital para las qué pasaría si los agricultores en los países en vías mujeres. Aunque ellas no posean las tierras, el control y la de desarrollo produjeran más cuando el precio de los alimentos sube. Sin embargo, los estudios y el análisis administración de las mismas les ha sido entregado por de ActionAid confirman que los pequeños agricultores y sus maridos para que ellas se encarguen de cultivar, agricultoras en muchos países que producen la mayor recoger los frutos secos, hacer pastar a los animales o parte de los alimentos, no han sido capaces de responder recoger leña. Esto tiene un impacto directo sobre la seguridad alimentaria y el hambre. Con el aumento de los a la subida de precios poniendo más alimentos en


19 Capítulo 3 ¿Qué tienen de malo los biocombustibles industriales?

“Llenar el tanque de 25 galones (94,6litros) de un SUV(camioneta) con etanol puro requiere más de 450 libras (aprox 204 kg) de maíz – lo que contiene suficientes calorías para alimentar a una persona durante un año.” Los profesores Ford Runge y Benjamin Senauer, 2007

Las empresas de la UE ya han adquirido por lo menos cinco millones de

producción. Se prevé que gran parte del oeste y del este de África, así como de América meridional y central experimentarán crisis en la producción de cereales en 2009.46 Hay muchos factores detrás de esta caída en la producción.

hectáreas de tierra en los países en desarrollo para la producción de biocombustibles industriales.

Los biocombustibles industriales están dañando las comunidades locales en las que se cultivan Para satisfacer la demanda de biocombustibles en los países desarrollados se están adquiriendo áreas significativas de tierras en los países en vías de desarrollo. Esto coloca el derecho a la tierra en el centro del debate sobre los combustibles industriales: • La tierra está pasando de ser empleada para la producción de alimentos a utilizarse para la producción de combustible. • La menor disponibilidad de tierra para cultivar alimentos tendrá un impacto directo sobre los precios locales de los alimentos y sobre el hambre. • Los inversores en busca de nuevas áreas para la producción están violando el derecho a la tierra. • Las cuestiones de uso de la tierra tendrán un impacto mayor si los biocombustibles industriales contribuyen a la lucha contra el cambio climático (ver próxima sección). • Las condiciones laborales y los ingresos de los y las trabajadores/as de las plantaciones son a menudo pobres.

el último capítulo de la larga lucha colonial en los países más pobres. El acceso a la tierra y otros recursos es una condición fundamental en la lucha contra el hambre y la pobreza rural. Sin embargo, el acceso como la tenencia de tierras a menudo, están mal protegidos, especialmente para las mujeres que producen un 60-80% de los alimentos en los países en desarrollo. En comparación con los hombres, las mujeres poseen muy poca tierra. En cambio, las mujeres utilizan la tierra comunal para el cultivo de alimentos, la recolección de frutos, el pasto de animales y la recogida de leña. Sin embargo, estas mismas tierras se están convirtiendo en un objetivo para la expansión de combustibles.

La magnitud de la apropiación de tierras actual ActionAid está manifestando su desaprobación contra los biocombustibles industriales en varios países desde Guatemala y Ghana, hasta India. Estamos siendo testigos de una apropiación de tierras - el desplazamiento de las comunidades vulnerables, a menudo sin previa consulta a la comunidad o a los organismos de toma de decisiones.

La magnitud de la apropiación de tierras es impresionante. En un estudio efectuado en tan sólo cinco países - Etiopía, Ghana, Madagascar, Malí y Sudán - unos 2,5 millones de hectáreas han sido destinados a la producción de alimentos y combustibles con un Acaparar tierras - “el nuevo oro” 90% de inversión privada (principalmente extranjera). La toma de tierras para conseguir materias primas es De los 2,5 millones de hectáreas, 1,1 millones son un proceso de muchos siglos. Las naciones ricas tienen para biocombustibles industriales (un área del tamaño una larga historia de saqueo de los recursos base de los de Bélgica). Increíblemente, toda la producción de países en vías de desarrollo –desde metales preciosos, biocombustibles se ha destinado a la exportación.47 minerales, petróleo y otros combustibles fósiles hasta los productos forestales y los cultivos comerciales. Pero A nivel mundial, ActionAid ha estudiado las inversiones el reciente aumento tanto en los precios de los alimentos en tierras en países en vías de desarrollo de compañías de biocombustibles existentes y/o potenciales de la UE. como en los del combustible ha convertido la tierra – un recurso limitado y cada vez más buscado - en un producto valioso que los inversores y los especuladores ActionAid ha calculado que las empresas de la UE ya intentan aprovechar. Algunos han descrito la lucha para se han asegurado o han solicitado por lo menos cinco millones de hectáreas de tierra en los países en vías de la producción de biocombustibles industriales como


20 Comida o gasolina. El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo.

““Nuestra vida dependían de las granjas - y se han apropiado de las granjas.” Julio Ngoene, jefe de la aldea y agricultor, Mozambique, noviembre 2009

Julio Ngoene,jefe de la aldea y agricultor, Mozambique. FOTO james oatway/panos/ActionAid

LA TOMA DE TIERRAS – LA HISTORIA DE JULIO NGOENE Julio Ngoene está luchando para salvar no sólo las tierras agrícolas de la Comunidad, sino también su modo de vida. Julio es el jefe de una aldea de aproximadamente 100 familias, un total de más de 1.000 personas. Las casas están hechas de barro y de madera, no hay electricidad, por lo que su subsistencia basada en la producción agrícola es de importancia fundamental para ellos. Sin embargo, una empresa de biocombustibles

desarrollo para la producción de biocombustibles industriales. Esto es equivalente a un área mayor que el tamaño de Dinamarca. Esta será principalmente para el cultivo de la jatropha, y también para caña de azúcar y aceite de palma, ya que se conoce que estos productos están siendo utilizados como recursos para los biocombustibles. Resulta difícil obtener una cifra exacta, ya que los cultivos como caña de azúcar y aceite de palma pueden utilizarse para una gran variedad de usos. También hay pocos datos sobre algunos proyectos.

que está implementando un proyecto cerca de su pueblo, se ha apropiado - sin permiso – del 85% de las tierras del poblado destruyendo sus cultivos. Al inicio del proyecto, la empresa se comprometió a reubicar a la aldea, pero dos años más tarde, el tema ya estaba olvidado. A pesar de que las tierras fueron tomadas sin pedir permiso, nadie en la comunidad recibió algún tipo de indemnización.

Así que, aunque cinco millones de hectáreas, es una estimación aproximada, es también probable que sea una estimación a la baja. Durante los últimos 18 meses, ActionAid ha estado estudiando los impactos locales de esta usurpación de tierras en los países donde trabaja (y la investigación continúa). Las siguientes secciones muestran algunos de nuestros hallazgos. Casi sin excepción, todos los encuestados habían tenido experiencias negativas con los biocombustibles en sus zonas.


21 Capítulo 3 ¿Qué tienen de malo los biocombustibles industriales?

60 millones de personas de los pueblos indígenas están en riesgo de ser desplazadas a causa de los biocombustibles industriales

El desplazamiento de personas y de las comunidades locales Aún cuando el consentimiento para utilizar la tierra para los biocombustibles se haya solicitado y acordado (normalmente después de una consulta superficial), es más bien un despojo sutil de tierra lo que se ejecuta, especialmente en el caso de las mujeres. Muchas comunidades se dejan atraer por los aspectos positivos de los biocombustibles industriales (altos rendimientos, precios y mayores ganancias), la indemnización ofrecida y las promesas de las empresas de empleos, educación, etc. Sin embargo, muchas de estas promesas no llegan a materializarse. Al mismo tiempo, las autoridades locales a menudo suelen asignar las tierras a las empresas sin ninguna consulta previa con las comunidades directamente involucradas. En Colombia, las organizaciones no gubernamentales han documentado la violación del derecho a la tierra debida a la expansión masiva de los cultivos de aceite de palma y de caña de azúcar. 48 En Indonesia, en la aldea de Aruk, pueblos y personas han entrado en confrontación directa con las plantaciones de aceite de palma. Veinticinco parcelas fueron desbrozadas sin su permiso. Un aldeano perdió un terreno de 10 hectáreas. “Una mañana me fui a mi tierra, y descubrí que había sido limpiada. Todos mis árboles de caucho y mis plantas habían sido destruidos... Ahora tengo que trabajar como albañil en Malasia para poder dar de comer a mis tres hijos.” Su primo dijo: “Esta es la tierra de nuestros antepasados que hemos tenido durante años, y ahora la hemos perdido.” 49 El Presidente del Foro de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas ha estimado que 60 millones de personas indígenas están en riesgo de desplazamiento debido a los combustibles industriales.50 La situación es similar en Tanzania. ActionAid ha llevado a cabo entrevistas en un poblado donde 175 personas habían sido desplazadas. Evidentemente, hay rabia por lo que está sucediendo, no sólo en Tanzania, sino en toda África.

“Lamentamos profundamente dejar que [la empresa de biocombustibles] operara en nuestras tierras. Ahora sabemos que las promesas de empleo y la posibilidad de utilizar sus tractores eran sólo su estrategia para obtener nuestra aprobación. ... Nos dimos cuenta de que no sabíamos si el acuerdo preveía la venta o el arrendamiento financiero de nuestras tierras para 50 o 99 años. Un vecino nos dijo que había arrendado sus tierras por 99 años y entonces nos preocupamos. ¿Qué se esconde detrás de los 6.000 chelines [aproximadamente 3€ como pago inicial]? Nos preguntamos. Si no encontramos un empleo, entonces, ¿cómo haremos para sobrevivir? Sin tierra no podemos cultivar y nuestros hijos no tienen dónde ir a vivir, cuando crezcan. He oído historias acerca de otros pueblos que han arrendado sus tierras y a los aldeanos ya no se le permite ni siquiera pasar a las que una vez fueron sus tierras. Si recogen leña, alguien de la empresa les pedirá devolverla.” Rashidi Omary Goboreni, agricultor, Tanzania, Septiembre 2009 “Las tierras de la población local cuyos antepasados habían usado y cultivado durante generaciones es generalmente entregada a las personas ricas. Nunca habrá desarrollo si se dan las tierras a los ricos y se ignoran los pobres. Si esta tendencia continúa, no habrá más agricultores/as de pequeña escala en esta zona. Creo firmemente en que esta es mi tierra y no quiero perderla. Quiero que mis hijos se queden, que hereden la tierra y no se alejen de ella.” Gora Thiam, agricultor y jefe de aldea, Senegal, Octubre 2009

La seguridad alimentaria está en peligro porque la tierra para los alimentos se está utilizando para producir combustible En algunas partes de África, algunas empresas han


22 Comida o gasolina. El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo.

RECUADRO 3: LAS TIERRAS MARGINALES Y LA JATROPHA costos llegarían a ser competitivos sólo si los rendimientos alcanzaran las 3-5 toneladas de semillas por hectárea en un año. Las empresas privadas tuvieron que reducir las proyecciones a unas 1,8-2 toneladas por hectárea en un año, y esta cifra tampoco se ha alcanzado.53 Estas son algunas de las reacciones a la jatropha de otras entrevistas efectuadas sobre el terreno por ActionAid: “Hasta ahora no he obtenido ninguna semilla de esta jatropha. Me siento mal. Ahora hace ya casi cuatro años y no estoy recibiendo ningún ingreso. No hay ninguna mejora”. Wanjang Agitok Sangma, India “No creo que la Jatropha sea rentable.” Matilda Sangma, India “No tengo ningún interés en la jatropha. Es una pérdida para nosotros, no hay beneficios.” Mamadou Bah (alias) Senegal “No queremos jatropha aquí.” Sophie Mbodj, Senegal El concepto de tierras marginales es ahora sinónimo de otros términos - por ejemplo, la tierra que está inactiva, agotada y/o degradada. La idea de que la jatrofa (o cualquiera de los cultivos de biocombustibles industriales) debería cultivarse en estas tierras es un insulto a las personas con las que ActionAid trabaja en los países en vías de desarrollo. Las comunidades entrarían mucho más en disputa, si la tierra se dividiera en estas categorías, aunque las definiciones fueran comúnmente acordadas. Las comunidades utilizan estas tierras y habría que desplazar un número enorme de personas.

Una semilla de jatropha

Foto: ActionAid

La jatropha se ha vendido como un biocombustible milagroso. Originaria de América Central, la jatropha produce semillas que contienen un aceite que puede ser utilizado como biocombustible. Una de sus supuestas ventajas es que puede ser cultivado en las llamadas “tierras marginales” sin competir con los alimentos. Se sabe que la jatropha puede cultivarse también en zonas semi-áridas, en suelos pobres con un uso limitado de agua. Por lo tanto, representa un proveedor de medios de vida y promueve el desarrollo rural. La mayoría de las pruebas efectuadas hasta hoy sugiere que todo esto es demasiado bueno para ser cierto. Para empezar, las compañías pretenderían que el cultivo se haga en tierras fértiles y empleando las cantidades necesarias de agua para que se consigan rendimientos y beneficios mayores. Pero esto se pondría en competencia directa con la tierra utilizada para el cultivo de alimentos. En Tanzania, se buscan regiones con muchas lluvias y suelos fértiles para el cultivo de la jatropha. En las zonas del Sahel, en Senegal, la jatropha sólo sobreviviría si se emplearan sistemas de riego. Algo similar ocurre en Swazilandia que está sufriendo sequías persistentes.51 La jatropha se está vendiendo bajo la promesa de que la cosecha ofrecerá empleo y medios de subsistencia. Sin embargo, la ODI concluye que “como medio de subsistencia de las personas, [la jatropha] parece ser bastante secundaria.52 Esto es debido a que: • El empleo que genera es frecuentemente esporádico – requiere un trabajo intensivo durante la siembra (año 1) y luego muy poco hasta la cosecha (año 4 +); • En la India, donde el cultivo de la jatropha se ha establecido, la promesa de altos rendimientos todavía no ha sido confirmada por hechos reales, independientemente de si se tratara de suelos fértiles o pobres. La previsión inicial era que los


23 Capítulo 3 ¿Qué tienen de malo los biocombustibles industriales?

“Queremos recuperar nuestras granjas, porque de ellas dependen nuestros medios de supervivencia... nos estamos muriendo de hambre y nada de lo que tenemos es nuestro en realidad”. Matilde Ngoene, madre, Mozambique, noviembre 2009

asegurado la tierra que se utilizó para los cultivos de jatropha (véase el recuadro 3) y de caña de azúcar. “Mi comunidad y yo esperábamos aumentar nuestros ingresos y nuestras rentas trabajando en la plantación. Nuestra comida no es suficiente desde que cedimos la tierra. Tenemos que luchar por nuestros derechos y encontrar alternativas para solucionar el problema de la falta de alimentos y de medios de subsistencia”. Mamadou Bah (alias), agricultor, Senegal, octubre 2009 “Yo no tengo una granja, no tengo un jardín, porque la única tierra que yo tenía ha sido destruida...Nosotros cultivábamos maíz, maní, frijoles, calabazas, sandías... he renunciado a todo: Me he quedado sin poder hacer nada, porque no tenemos nada para comer. Estamos sólo pasando hambre, incluso si fuera a buscar otra granja, esta sería destruida otra vez.” Elisa Alimone Mongue, madre y agricultora, Mozambique, noviembre 2009. “Rechacé claramente todas las propuestas iniciales que recibí para cultivar la jatropha, lo hice porque no quería que nos convirtiéramos en jornaleros/as agrícolas a merced de unas pocas empresas. Prefiero seguir aumentando mi producción de arroz y maíz. ¿Se imagina lo que sucedería si la demanda mundial cayera y el precio de los agro-combustibles se derrumbara después de que todos nuestros esfuerzos se hubieran concentrado en ellos? Nuestra situación sería aún peor que ahora y pasaríamos hambre. No podemos comer jatropha, pero sí, podemos comer arroz”. Abdou Tall, agricultor, Senegal, 2008 “Los agricultores que ahora trabajan en las plantaciones han abandonado sus propias tierras y sus cultivos. El año pasado fue difícil, ya que la mayoría de los ganaderos

acudieron a las plantaciones para trabajar. Sin embargo, la empresa no pudo emplearlos. Se estaba en el medio de una temporada de lluvias, demasiado tarde para regresar y sembrar otros cultivos. Los precios de los alimentos son generalmente los mismos en el mercado. Sin embargo, hay escasez de mijo e ingresos inferiores. También este año, hay agricultores que no han cultivado nada”. Khady Diop (alias), madre, Senegal, Octubre 2009 Una de las supuestas ventajas de la Jatropha es que no compite con los alimentos y puede ser cultivada en zonas semi-áridas. Los resultados de las investigaciones llevadas a cabo sobre el terreno por ActionAid, revelan una situación muy diferente. En Tanzania, las empresas se están interesando en la jatropha no para colocarla en las zonas semiáridas del país, sino para hacerlo en lugares con lluvias seguras y adecuadas, suelos fértiles y la presencia de infraestructuras tales como carreteras, ferrocarriles y puertos, relativamente bien desarrolladas para favorecer las exportaciones. Este es el tipo de tierra que podría utilizarse para cultivar alimentos. En el noreste de India, agricultores y comunidades locales han estado experimentando el cultivo para la producción de la jatropha como cultivadores externos. Raju Sona cultivó la jatropha durante un año, en la tierra que de otro modo utilizaría para cultivar verduras para su familia. “Si plantamos la jatropha tendremos un problema, ya que [esto significa] que tendremos que comprar los alimentos del exterior. Si no hay mercado [de jatropha] entonces será un problema aún más grande. Esto me supondría una gran pérdida. Las verduras son muy caras [así que] podemos ahorrar dinero con todos los productos que cultivamos – estamos cultivando patatas y coles. Si la siembra de la tierra se efectúa de


24 Comida o gasolina. El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo.

forma profesional se puede llegar a obtener de 4.000 a 6.000 coles en seis meses, para venderlas en el mercado. Esta tierra es buena tierra para el cultivo de jengibre, cebollas y ajo.” Raju Sona, agricultora, India, Noviembre 2009

está utilizando carbón de leña. Los precios [de los alimentos] están aumentando a causa de la baja producción en la aldea y nosotros dependemos de los alimentos producidos en los pueblos vecinos”. Fatuma Omari, agricultora, Tanzania, febrero de 2009

La seguridad alimentaria está en peligro porque los precios locales de los alimentos están aumentando ActionAid está empezando a obtener evidencias de que los precios de los alimentos en los mercados locales están aumentando a causa del establecimiento de empresas de biocombustibles en las tierras de cultivo.

Promesas rotas

“En vez de cultivar sus tierras, las personas van a trabajar para las empresas [de biocombustibles]. Así que no están involucradas en sus actividades agropecuarias. En la actualidad hay un número menor de agricultores involucrados en el cultivo de su propia tierra. Conseguir alimentos se está convirtiendo en un problema ...El precio de los alimentos se ha ido incrementando una y otra vez. El alza de los precios de los alimentos tiene que ver con la escasez de alimentos en el pueblo debido a la menor producción en las granjas.” Aailyah Nyondo (alias), agricultor, Tanzania, febrero de 2009 Cuando se le preguntó si con la llegada de la empresa de biocombustibles la producción de alimentos había bajado, Fatuma Omari respondió: “Sí que es cierto... hay poca actividad en las granjas y la consecuencia es una baja producción. Estoy sola y tengo que ir a la granja cada día. Nunca he usado esta área [de Jatropha] para la recogida de leña. Más bien la compro. Uso el carbón vegetal. Antes costaba 100 chelines ahora cuesta 200. Esto es a causa de la empresa - la empresa

En algunas partes de África occidental, ActionAid ha sido testigo de lo que es poco más que una forma sutil de expropiación de la tierra, donde las empresas hacen a las comunidades promesas que no se están cumpliendo. Una empresa se ha asegurado la tierra de los agricultores, en la moneda local, a unos 30 euros por hectárea – una cantidad de dinero muy pequeña. Sin embargo, algunos agricultores han aceptado vender su terreno bajo la condición de que serían empleados por la empresa en la “plantación”, recibiendo un sueldo de 130euros al mes. Sin embargo, una vez adquiridas las tierras, la compañía dijo que sólo pagaría la mitad de la cantidad pactada, es decir unos 2,30 euros al día, unos 70 euros al mes. Si bien este es el mínimo salario para el país, la oficina de Actionaid ha confirmado que simplemente no es un salario suficiente para vivir. Para aquellos que han dado todas sus tierras, la cantidad de 70 euros al mes no es suficiente para las necesidades diarias, incluida la compra de alimentos. “Cuando la empresa llegó, nos hicieron una promesa; si deseas trabajar con nosotros, usted tiene que abandonar su tierra y entonces podrá trabajar en la plantación. Ellos han renegado de sus promesas; ya habíamos renunciado a nuestra tierra y ellos redujeron las horas en la plantación. Al principio nos dieron 30 euros por hectárea. Si usted trabajaba en la plantación, la empresa pagaría unos 130 euros al mes. Trabajé 2-3 meses y después la compañía comenzó a reducir el salario. Por último, se redujo hasta llegar a 70 euros al mes y aquí es cuando empezaron los problemas. He perdido mi tierra. No me respetaron. Ellos nos traicionaron. Ellos redujeron el número de trabajadores en la plantación y yo perdí mi trabajo. Casi todas


25 Capítulo 3 ¿Qué tienen de malo los biocombustibles industriales?

las personas en el pueblo perdieron sus puestos de trabajo. La empresa contrató a su propio personal en otra parte [del país], pero no en la aldea”. Kwame Sarpong (alias), agricultor, África occidental, 2009

Pérdida de ingresos, medios de subsistencia y recursos de la comunidad La mayoría de las veces, las más afectadas son las mujeres, porque son las frecuentemente “desplazadas”. La tierra llamada marginal es a menudo utilizada por las mujeres y es un lugar de importancia vital para la producción de sus medios de subsistencia, como los cultivos, la leña, los productos para el pastoreo e incluso como una fuente de hierbas medicinales. Desde que las huertas se está destinando a la producción de biocombustibles, las mujeres se ven obligadas a gastar más tiempo en ir más lejos para llevar a cabo tareas domésticas tales como la recogida de leña.

de esteras que vendemos en el mercado”. Mwanahawa Abdala, agricultora, Tanzania, septiembre de 2009 En Ghana hay historias similares. Las mujeres siempre han recolectado frutos secos de los árboles de karité para hacer la mantequilla de karité - un importante producto empleado en la fabricación de cosméticos y jabones, y utilizado localmente para cocinar. El karité representa, por tanto, una importante fuente de ingresos suplementarios para las mujeres pobres de las zonas rurales, especialmente durante la temporada de las lluvias. Pero en algunas zonas, los árboles de karité han sido destruidos para dar paso a las plantaciones de jatropha. “Las nueces de karité que soy capaz de recoger a lo largo del año me permiten mandar a mis hijos a la escuela, comprar ropa y también las utilizamos como suplemento alimentario cuando la cosecha en la granja escasea o se agota. Pero este año no podré obtener muchas porque han cortado los árboles. Han destruido los árboles por lo que hemos perdido una buena fuente de ingresos para siempre, sin embargo, no nos han pagado nada en compensación. Esta es la razón por la que me enfrenté al hombre blanco en la reunión.” Sanatu Yaw, Ghana, 2008

“Es la mujer la mayor afectada porque ella es la principal productora de alimentos para el hogar. Es la mujer que alimenta a toda la familia. Normalmente solíamos ir allí [a la tierra de la comunidad en la que la empresa de biocombustibles está ahora cultivando la jatropha] para cultivar y recoger leña. Ahora ya no podemos ir allí. Está prohibido. Ahora tengo que ir hacia otro bosque [para recoger leña]. Esto queda un poco lejos. Saldría de aquí a las diez de la mañana y estaría de vuelta a las dos. Llegar ahí es más pesado que ir a la otra área. A causa de todo esto puedo pasar un menor tiempo en mi granja ya que mi tiempo se ha reducido.” Aailyah Nyondo (alias), agricultora, Tanzania, febrero 2009

Aquellas familias que están plantando la jatrofa en el noreste de India tampoco están consiguiendo ingresos dignos. La mayoría de ellas no están obteniendo ningún ingreso. Los principales problemas son los bajos rendimientos y la falta de mercado para las semillas.

“El impacto para la aldea sería muy fuerte [si la empresa corta los bosques]. Ahora dependemos tanto de los bosques como de las granjas. Usamos los bosques para hacer carbón, para recoger la leña, las setas, la madera con la que construimos las casas, bancos y otras cosas. También recogemos materiales que empleamos en la fabricación

“Nadie comprará jatropha. La gente decía que si usted tiene una plantación de jatropha seguramente llegaría a tener un buen mercado, pero no nos parece que el mercado esté tan bueno. Cuando comprendí que no había mercado, perdí la esperanza. Me puse muy triste. Me sentí muy mal. Esperaba obtener algún ingreso. Las tiré [las semillas]


26 Comida o gasolina. El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo.

Matilde Ngoene, Mozambique. Su tierra fue confiscada por una empresa de biocombustibles. FOTO james oatway/panos/ActionAid

lejos. Ya no me servían para nada. Destruí las plantas por la falta de mercado. La cosa es que tengo tierra, pero si la utilizo para la jatropha y no obtengo una buena producción después de gastar dinero, me enfrento a una gran pérdida.” Raju Sona, agricultor, India, noviembre 2009 “Hasta ahora no hemos tenido ingresos de la plantación de jatropha. Me dijeron que pasarían dos años antes que pudiéramos obtener ingresos, pero ya han pasado tres años. La gente está un poco triste ahora porque hace ya cuatro años consecutivos que se puso en marcha el proyecto y todavía no hay ingresos. Todavía espero que conseguiré ingresos, de lo contrario, arrancaré las plantas”. Parindra Gohain (alias), agricultora, la India, noviembre 2009 En la región del Sahel, en Senegal, es decir, la parte más seca del país, gran parte de la tierra destinada a la producción de biocombustibles industriales también se utiliza para pastorear los animales. Cada animal requiere alrededor de 12 hectáreas de pastoreo, que se hará imposible si toda la tierra se emplea para el cultivo de biocombustibles.

La falta de consulta y de compensación La cuestión de la indemnización - o su falta - se extiende a través de muchos de los testimonios recogidos. En Tanzania, las empresas han estado ofreciendo una compensación a las personas cuando estas habían sido desplazadas de sus tierras. En una localidad, el 60% rechazó la indemnización como inadecuada. En algunas partes de África occidental, el rápido incremento de la toma de tierras ha significado que las personas más directamente afectadas por el auge de los biocombustibles no hayan sido incluidas ni consultadas en el proceso de toma de decisiones. “Ellos se tomaron la tierra cuando ya estaba labrada...no nos pagaron nada, ni nos dijeron nada. Algunas personas en la ciudad han recibido dinero, pero en nuestro caso, no nos han dado nada... Ellos no han ofrecido ningún trabajo, no nos han empleado. Ellos no nos han dado tierras alternativas. Queremos recuperar nuestras granjas, porque de ellas dependen nuestros medios de supervivencia... nos estamos muriendo de hambre y nada de lo que tenemos es nuestro en realidad” Matilde Ngoene, madre y agricultora, Mozambique, noviembre 2009


27 Capítulo 3 ¿Qué tienen de malo los biocombustibles industriales?

“El balance de las pruebas muestra que hay un riesgo significativo de que las actuales políticas [de biocombustibles] conducirán a emisiones netas de gases de efecto invernadero.” Ed Gallagher, Agencia de Combustibles Renovables, 2008

En África, se prevé que los rendimientos de la agricultura de secano, caerán en un 50% para 2020,

“Muchas cosas se verán afectadas - las clínicas de salud, los pozos, las carreteras, los pueblos, la gente. Esto necesitaría una gran cantidad de consultas. Pero no hubo ninguna consulta y ni ninguna compensación”. Mustafa Lo, agricultor, Senegal, octubre 2009

podría reducir la producción de maíz en el sur de África más del 30% para 2030.56, 57 Las intensas sequías e inundaciones son recurrentes en muchas áreas. De los 31 países que actualmente se enfrentan a la crisis alimentaria y la agrícola, 11 han sufrido condiciones climáticas adversas recientemente.58

Las condiciones laborales

El equipo científico que trabaja en el Informe Stern sobre la Economía del Cambio Climático han pronosticado que, consideradas las tendencias actuales, hasta unos 600 millones de personas más sufrirán el hambre para el año 2080, como resultado del cambio climático.59

a causa del cambio climático

Brasil es el mayor productor de biocombustibles industriales en el mundo en desarrollo, donde la industria de las plantaciones de caña de azúcar (etanol) está bien establecida. Sin embargo, las condiciones laborales muchas veces son precarias.54 De un millón de personas trabajadoras de la caña, aproximadamente la mitad se emplean como cortadores - la mayoría del trabajo lo hacen a mano. A causa del calor y del gran número de horas necesarias para cumplir con las cuotas, no es sorprendente que se hayan contabilizado numerosas defunciones. Las propias investigaciones del gobierno han encontrado condiciones de trabajo prácticamente esclavistas, sistemas de explotación en los contratos, falta de condiciones sanitarias adecuadas y baja calidad de los alimentos, agua potable inadecuada y hacinamiento. En una investigación, el equipo rescató a 11.000 trabajadores que trabajan en condiciones inaceptables.55

LOS BIOCOMBUSTIBLES INDUSTRIALES NO SON UNA SOLUCIÓN AL CAMBIO CLIMÁTICO El cambio climático no es sólo un tema medio ambiental y de desarrollo, sino también de injusticia. El impacto del cambio climático afectará de manera desigual a los países reforzando las desigualdades existentes, entre hombres y mujeres, ricos y pobres, y entre norte y sur. El cambio climático es también una cuestión de hambre. En algunos países de África, se prevé que los rendimientos de la agricultura de secano, caerán en un 50% para 2020, a causa del cambio climático, y la India podría perder el 18% de su producción de cereales de secano en el mismo período. Un estudio de la Universidad de Stanford prevé que el cambio climático

Obviamente, la acción para limitar el cambio climático es imprescindible para el desarrollo. El problema con los biocombustibles industriales en este contexto es que representan una solución falsa. Algunos políticos y empresas afirman emitir menos cantidad de gases de efecto invernadero en comparación con los combustibles fósiles - porque son sin carbono (es decir, como el combustible se quema re-emite el dióxido de carbono que la planta absorbió cuando estaba creciendo, configurando así un circuito cerrado). En realidad, otros recursos – tierra, fertilizantes y energía, por ejemplo - son necesarios para desarrollar las plantas, y para su transformación y transporte, esto significa que los biocombustibles industriales pueden tener un impacto grande y negativo sobre el clima.

Cómo la política ha adelantado a la ciencia La ciencia que estudia el impacto de los biocombustibles industriales sobre el cambio climático está evolucionando rápidamente, y muchos científicos - algunos utilizando análisis del ciclo de la vida- están proporcionando pruebas de que la mayoría de los biocombustibles que se utilizan actualmente, liberan en realidad cantidades de gases de efecto invernadero (GEI) mayores en comparación con los combustibles fósiles. Lamentablemente, todas las cifras actualmente utilizadas en la legislación de la UE (es decir, en la recientemente aprobada Directiva de Energías Renovables - RED) son demasiado optimistas sobre


28 Comida o gasolina. El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo.

Hasta 600 millones de personas más sufrirán el hambre en 2080 como resultado del cambio climático

el potencial de la industria de los biocombustibles para ayudar a reducir las emisiones. El telón de fondo de todo esto es que la RED establece que los biocombustibles utilizados por los Estados miembros deben alcanzar un ahorro del 35% de gases de efecto invernadero en comparación con los combustibles fósiles, esta proporción se elevará al 50% en el 2017.

Esto sugiere que harán falta muchas décadas, incluso siglos, para convertir los beneficios de cualquier cambio climático, en un balance positivo de gases de efecto invernadero GEI –un tiempo que simplemente no tenemos si queremos limitar el peligroso cambio climático.

Otro estudio realizado por el Instituto de Ecología Aplicada y el Instituto de Energía y Medio Ambiente en Alemania Las principales áreas políticas donde la UE es demasiado demuestra que si se incluyen los cambios en el uso directo de la tierra para las principales materias para la producción optimista o en la que actualmente no tiene políticas en de biocombustibles de la UE, ninguno de ellos alcanzaría marcha son las siguientes. la necesaria reducción de 35% de emisiones de gases de El cambio en el uso directo de la tierra efecto invernadero GEI como exige la RED.61 Esto significa El creciente uso de biocombustibles industriales está que la mayoría de la producción de biocombustibles de produciendo cambios en el uso de la tierra. El cambio la UE tendrá que provenir de tierra ya empleada en la en el uso directo de la tierra acontece cuando los producción agrícola, desplazando la existente producción bosques, los humedales, las praderas u otras tierras no de alimentos hacia otros lugares –y provocando el cambio agrícolas se transforman, se talan o se desentierran para de uso indirecto de la tierra (véase abajo). 62 la producción de biocombustibles industriales. Cuando Bajo los criterios de sostenibilidad, la RED hace algunas se amplia la frontera agrícola para incluir hábitats ricos disposiciones que restringen los biocombustibles que se en carbono, esto tiene implicaciones masivas para el originan en zonas ricas en carbono tales como bosques carbono almacenado en el suelo y en la vegetación. A medida que aumenta la producción de biocombustibles, y turberas. Sin embargo, las lagunas de la directiva son tantas que se aplica una protección muy limitada a las nuevas tierras se transforman. zonas que contienen alto contenido de carbono. Un estudio reciente ha calculado las emisiones que Además, a no ser que la verificación de las fuentes y de derivan del cambio en el uso de la tierra y las ha las cadenas de suministro sea realmente firme y creíble, comparado con el ahorro potencial de emisiones las reclamaciones que afirman que los biocombustibles realizado mediante el uso de biocombustibles industriales. Esto crea una deuda de carbono y el estudio industriales no provienen de estas áreas deben tratarse con calcula cuántos años harán falta para devolver la deuda:60 precaución. • Selvas de turberas y humedales de Indonesia/Malasia convertidas al cultuivo para aceite de palma para Además, en términos de emisiones de gases efecto biodiesel: 423 años invernadero (GEI) los criterios de la RED no prohíben el uso • Amazonia brasileña convertida a la producción de de pastizales, donde se espera que tendrá lugar una gran biodiesel de soja: 319 años parte de la expansión de los cultivos de biocombustibles.63 • Praderas centrales de EE.UU. a maíz para etanol: 93 Muchos pastizales son también ricos en carbono. El uso de sólo una pequeña parte de los pastos permanentes emitiría años más GEI del ahorro anual de emisiones que la Comisión • Selvas tropicales de Indonesia/Malasia a aceite de Europea predijo.64 palma para biodiesel: 86 años • Tierras de cultivo abandonadas de EE.UU. a maíz para Cambio en el uso indirecto de la tierra etanol:48 años • Pastizales brasileños “cerrado” a soja para biodiesel: Esto ocurre cuando la tierra originariamente empleada para cultivos alimentarios o para el pasto de animales se 37 años convierte en tierra para la producción de biocombustibles • Bosque brasileño a caña para etanol:17 años


29 Capítulo 3 ¿Qué tienen de malo los biocombustibles industriales?

industriales. Los cultivos alimentarios se desplazan hacia tierras en nuevas áreas. Así, aun cuando el cultivo de biocombustibles no se pueda considerar en sí causa directa del cambio en el uso de la tierra, se tiene que reconocer responsable debido al impacto que causa el desplazamiento de los cultivos. El nuevo uso de tierras tendrá un impacto de emisiones de gases efecto invernadero (GEI), exactamente igual que el cambio en el uso directo de la tierra. Por ejemplo: • El aceite de colza europeo es tradicionalmente usado como aceite vegetal para la alimentación, sin embargo se está empezando a utilizar, cada vez más, como materia prima para la producción de biocombustibles industriales. Este efecto de desplazamiento significa que la UE tiene que importar aceite vegetal para sustituir el aceite de colza procedente de otros lugares, como aceite extra de palma procedente de Indonesia y Malasia, gran parte del cual se

cultiva en ex bosques y turberas convertidas en tierras de cultivo. • El aumento de la demanda de los países de la UE y EE.UU para conseguir caña de azúcar y soja de Brasil para la producción de biocombustibles industriales está desplazando a otras actividades - como la cría de ganado – sobretodo en la Amazonia, provocando emisiones indirectas. • Actualmente se cultiva en los EE.UU. más maíz que antes para producir etanol a expensas de la soja. Esto, a su vez empuja al alza el precio de la soja, proporcionando un incentivo a los agricultores del sur de América para expandir la producción de soja, a menudo en las zonas forestales. Esta es la razón por la que el cambio en el uso indirecto de la tierra es un asunto importante en lo que se refiere al cambio climático. El efecto de desplazamiento indirecto es

EL CAMBIO CLIMÁTICO: LA HISTORIA DE CHELIMO “Mi nombre es Chelimo y vivo en el norte de Kenya. Cuando había lluvia la tierra era verde y las cabras tenían pasto para comer. Cuando teníamos hambre solíamos comer nuestras cabras. A veces las vendíamos para comprar otros alimentos. Ahora la tierra en todas partes está muy seca. Mi padre y mi tío pasan mucho tiempo buscando tierra con hierba verde para las cabras. Cada vez que mi padre va a buscarla, no sabemos cuándo volverá. Mi familia no ha podido cultivar ningún alimento este año.”

Chelimo, de nueve años, y su tía Margaret, norte de Kenya. FOTO: actionaid

Para la gente pobre en todo el mundo, el impacto del cambio climático ya se está sintiendo. En los últimos años, Kenya ha sufrido recurrentes sequías, las lluvias se han vuelto más esporádicas y a veces, inexistentes. En la parte norte de Kenya, una prolongada sequía ha provocado que 10 millones de personas necesiten buscar alimentos por cualquier lado. Para familias como la de Chelimo, el hambre es un problema cotidiano. Existe una necesidad urgente de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para limitar el cambio climático. La evidencia científica muestra cada día que la mayoría de los biocombustibles contribuirá a empeorar el

cambio climático, teniendo un efecto peor que el de los combustibles fósiles a los que pretenden sustituir los biocombustibles. Los biocombustibles no son la respuesta al cambio climático y además a causa de ellos más personas pasarán hambre.


30 Comida o gasolina. El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo.

importante, y si se destruyen cantidades adicionales de selva o de turberas se liberarán grandes cantidades de gases de efecto invernadero a la atmósfera. La medición del impacto del cambio en la utilización indirecta de la tierra es esencial si las emisiones GEI de los biocombustibles industriales se calculan de forma correcta. La Comisión de la UE, los parlamentarios y los Estados miembros deben garantizar que se incluyan cálculos científicamente sólidos sobre el cambio en el uso indirecto de la tierra cuando se quiera medir el balance de los GEI de los biocombustibles. El principio de precaución debe usarse cuando se quiere estudiar el cambio en la utilización indirecta de la tierra, en particular cuando persisten deficiencias de datos o puntos de incertidumbre.

El Cultivo Casi todas las materias primas para biocombustibles industriales requieren fertilizantes nitrogenados. Estos liberan óxidos de nitrógeno (N2O) a la atmósfera que son 300 veces más perjudiciales, como gases de efecto invernadero, que el CO2. Ahora, los científicos estiman que los análisis anteriores han subestimado la importancia del N2O como un GEI en un factor que va de 3 a 5.65 Incluso los escépticos, que son pocos, reconocen que “en algunos casos, [la emisiones de N2O] darán como resultado que la materia prima no limitará la emisión de gases de efecto invernadero en comparación con los combustibles fósiles”.66 Algunos incluso argumentan que “el aumento del uso de fertilizantes para la producción de biocombustibles hará que las emisiones de óxido nitroso (N2O) serán más importantes que las pérdidas de carbono, en términos de potencial de calentamiento, para finales de siglo”.67 Dado que según la evidencia científica queda claro que no hay ningún ahorro de emisiones para muchos biocombustibles industriales, la deuda del carbono nunca será saldada. La UE debe incluir con urgencia cálculos revisados sobre las emisiones de óxido nitroso en el balance de gases de efecto invernadero GEI para los biocombustibles.

¿Será la segunda generación algo mejor? Los políticos creen que los beneficios de los biocarburantes de segunda generación sobre el cambio climático son

mucho mayores que los de la primera, pero algunos han arrojado dudas sobre esta afirmación: “La expansión mundial del programa de bioenergía de celulosa [es decir, los biocombustibles de segunda generación]… hará que el uso indirecto de la tierra sea responsable de una mayor pérdida sustancial de carbono (hasta el doble) de la derivada del uso directo de la tierra; sin embargo, debido a los incrementos previstos en el uso de los fertilizantes, las emisiones de óxido nitroso serán más importantes que las pérdidas de carbono en sí mismas en términos de potencial de calentamiento.”68 Los biocombustibles de segunda generación pueden dar lugar a mayores emisiones de GEI comparados con sus equivalentes, los combustibles fósiles.

¿Una buena relación calidad-precio? Incluso si fuera posible que los biocombustibles líquidos para el transporte lograran el ahorro de emisiones de GEI, otras dos cuestiones muy importantes surgen: • ¿Cuales son las ganancias netas para el bienestar mundial y las pérdidas derivadas de la adopción de esta política – es decir: ¿son los biocombustibles industriales una forma rentable de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero? • ¿Es el camino que prevé el crecimiento de cultivos y su conversión en biocombustibles líquidos para el transporte, la mejor manera de reducir las emisiones de GEI? El Centro Común de Investigación “Joint Research Center” (JRC) de la Comisión Europea ha analizado la primera cuestión. El JRC ha identificado como beneficios netos: la seguridad energética, los beneficios en la emisión de GEI y el aumento del empleo. Los beneficios alcanzaron los 18.400 millones de euros. Sin embargo, los costos – considerado que los biocombustibles industriales son más caros de producir si se comparan a una cantidad equivalente de combustible convencional – son mucho mayores que los beneficios, llegando a unos 56.700 millones de euros. Este coste neto de unos 40 mil millones de dólares de EE.UU. en 2020 tendría que ser saldado por los contribuyentes de la UE.69 Este costo podría ser útil si estuviese realmente contribuyendo a una reducción de la emisiones de GEI, pero si no hay ningún beneficio climático con su dinero, servirá muy poco a los contribuyentes.


31 Capítulo 3 ¿Qué tienen de malo los biocombustibles industriales?

En respuesta a la segunda cuestión, también hay un cuerpo creciente de pruebas que apoyan la conclusión de que: “Los biocombustibles pueden ser utilizados de manera mucho más eficiente en las instalaciones estacionarias [por ejemplo, en las centrales eléctricas] para generar calor o para co-genera calor y electricidad, que en su empleo como combustibles líquidos de transporte [por ejemplo, para los vehículos]. 70 Los vehículos eléctricos son también más eficientes en la transformación de energía a movimiento.71 Como parte de una estrategia más amplia, el entonces Departamento de Reino Unido para el Comercio y la Industria concluyó que los biocombustibles para el transporte de primera generación son la manera menos rentable de reducir las emisiones de GEI.72 El Comité de Auditoría Ambiental en el Reino Unido llegó a una conclusión similar: la politica actual de la UE y del Reino Unido no pueden garantizar el uso más eficiente de los biocombustibles en términos de potencial de emisión de gases de efecto invernadero. Esto no es un buen logro para los contribuyentes.73 Si bien puede que haya algunas ventajas en el uso de cultivos para la calefacción y la generación de energía, necesitamos abordar este tema con mucha precaución. Si los cultivos para la producción de calor y energía se van a cultivar a gran escala y/o en plantaciones de monocultivos, los problemas con las emisiones debidas al cambio en el uso de la tierra y con las grandes emisiones de óxido nitroso, así como los otros impactos ambientales y en el desarrollo, serán los mismos que para los biocombustibles de transporte.

CONCLUSIÓN - LA RESPUESTA DE LA UE Los impactos son significativos, de amplio alcance y se espera que empeoren. Para responder a las críticas, y en vista del objetivo del 10%, la UE vuelve a esgrimir dos argumentos importantes pero mal enfocados. El primer error está en creer que podamos encontrar una solución tecnológica: es decir, que los biocombustibles industriales de primera generación sean una solución a corto plazo, nada más que un paso necesario que llevará a los combustibles más “sostenibles” de segunda y tercera generación. Sin embargo, los biocombustibles de primera generación ya se han establecido bien en los mercados

y, como se verá en la siguiente sección, su producción seguirá expandiéndose de forma masiva. Este asunto es doblemente engañoso ya que los biocombustibles industriales de segunda generación necesitarán nuevas tecnologías y un tipo de infraestructura totalmente diferente de los de primera.74 Asimismo no habrá ningún efecto trampolín entre la primera y la segunda generación, menos aún si se supone que los biocombustibles de segunda generación podrían no ser economicamente viables. Como la OCDE concluye: “Ya que las tecnologías de segunda generación están aún en fase experimentación, queda por ver si serán económicamente viables durante la próxima década. Incluso con avances tecnológicos positivos quedan dudas sobre la posibilidad de utilizar los residuos de materias primas a gran escala.” 75 El secundo argumento principal de la UE es que todos los biocombustibles tendrían que cumplir los criterios y estándares de sostenibilidad fijados por el objetivo del 10%. Los criterios ya han recibido muchas críticas por ser demasiado débiles, sobre todo en temas tales como desarrollo y estructura social. Sin embargo, como con todos los criterios que reglan la administración de las materias primas, su verificación, y su certificación serán muy difíciles de demostrar, sobre todo si se considera el asombroso incremento experimentado por la producción y las consecuentes dificultades interconectadas con los ciclos de distribución. Además, la Comisión Europea decidirá, a través de un comité consultivo, el tipo de información que los operadores deberán reportar a los Estados Miembros de UE y la decisión se tomará teniendo presente el objetivo de evitar una “carga administrativa excesiva”. ActionAid teme que los criterios de verificación no conseguirán proporcionar nada que pueda ejercer una carga real sobre las pruebas de sostenibilidad necesarias para garantizar que los biocombustibles industriales se produzcan de forma efectivamente sostenible. Finalmente, los criterios y las normas podrían tener el efecto de asentar una capa de tolerancia sobre la producción de biocombustibles sostenibles.


32 Comida o gasolina. El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo.

4. Los biocombustibles industriales en el 2020 LOS GOBIERNOS ESTÁN INCREMENTANDO LA DEMANDA DE BIOCOMBUSTIBLES

alrededor del un 20% del consumo total. A partir de este momento la cantidad de consumo crecería aún mucho más rápido.77

La futura demanda mundial de biocombustibles

Es evidente que esto podría ser sólo el comienzo. Suponiendo que todos los países mezclaran un 10% de sus combustibles para el transporte en 2030, el consumo podría llegar a unos 400.000 millones de litros (alrededor de 340 millones toneladas métricas).78

Los biocombustibles industriales no son nuevos. Brasil y los EE.UU. han producido etanol durante décadas. Lo que es nuevo es la magnitud del auge de los biocombustibles. La mayoría de países del G8 y G5 (ir a los acrónimos ver la lista de países) han establecido objetivos obligatorios para la mezcla de biocombustibles- para una fecha determinada, los combustibles de transporte deberán incluir un porcentaje de biocombustibles preestablecido (véase cuadro 5). En 2020, el consumo mundial se habrá triplicado, pasando de unos 70.000 millones de litros en 2008 a unos 250.000 millones de litros en 2020, esto si suponemos que se cumplen los objetivos actuales. De todo esto, la UE habrá consumido unos 55.000 millones de litros en 2020, Brasil aproximadamente unos 45.000 millones de litros, muy por detrás de EE.UU. cuyo consumo llegaría a unos 110 mil millones de litros. Las previsiones estiman que el consumo de los otros países en 2020 será relativamente bajo -

LA ALARMANTE MAGNITUD DE LA EXPANSIÓN DE LOS BIOCOMBUSTIBLES INDUSTRIALES En una época de cambio climático, de escasez de agua y de competencia sobre los usos de la tierra (en particular con los alimentos), ¿de donde se supone que procederá toda esta tierra para biocombustibles?

Disponibilidad y la demanda mundial de tierras Es difícil predecir la cantidad de tierra que será necesaria en 2020 para producir esta cantidad de biocombustibles industriales, por ello las siguientes cifras deben ser tratadas como meramente indicativas. Un estudio creíble estima que la cantidad adicional de tierra agrícola necesaria oscilaría entre unos 118 y 508 millones de hectáreas para 2030. Esto depende

Cuadro 5: los objetivos de biocarburantes en los países G8 y G5 (obligatorio a menos que se especifique lo contrario) 76 País

Objetivo biocombustibles (ej. % de mezcla en combustibles de transporte)

UE

Contenido renovable de 10% en 2020, la mayoría, si no todo, provendrá de biocombustibles industriales

EEUU

36.000 millones de galones en el año 2022

Canadá

Contenido renovable del 5% en la gasolina en 2010 y de 2% en el gasóleo en 2012

Rusia

Ningún objetivo

Japón

500.000 kilolitros en 2010 (voluntario)

Brasil

5% de biodiesel para 2010; 25% de mezcla de etanol en la gasolina

China

10 y 2 millones de toneladas de etanol y biodiesel respetivamente, en el año 2020

India

20% de biocombustibles en 2017 (política nacional)

Suráfrica

4,5% de biocombustibles en 2013 (estrategia nacional)

México

Objetivos bajo examen


33 Capítulo 4 Los biocombustibles industriales en el 2020

“Los objetivos y las obligaciones actuales para los biocombustibles líquidos deberían de considerarse a la luz de consecuencias ambientales potencialmente adversas, el potencial desplazamiento o la competencia con los cultivos de alimentos, y la dificultad de alcanzar estos objetivos sin una conversión de tierras a gran escala.” Deliberaciones del Comité Científico de Problemas del Medio Ambiente (SCOPE), 2008

Figura3: Consumo de biocombustibles en 2008 y 2020 en el mundo y 81 250 en la UE

Mil Millones de litros/años

200

150

100

50

Global UE

0 2000

2008

2020 Años

Sólo indicativa: Las cantidades en 2020 variarán según una serie de factores, como por ejemplo, si los objetivos se cumplen, si son introducidas nuevas ayudas, los objetivos de ahorro de las emisiones de GEI a partir de biocombustibles, la disponibilidad de la segunda generación, etc.

del tipo de cultivo y del nivel de productividad, y supone que todos los países llegarán a incluir un 10% de biocombustibles en los carburantes, para esta fecha.79 Otros científicos han concluido que, debido a limitaciones críticas a la productividad de los cultivos de biocombustibles, tales como la disponibilidad de agua, los picos más altos de las estimaciones de la cantidad de tierra que debería destinarse podrían acercarse más a la realidad.80 Otro estudio muestra un rango más bajo que va de los 56 a los 166 millones de hectáreas en 2020. Este rango toma en cuenta los rendimientos, “coproducidos”82 y la utilización de los biocombustibles de segunda generación dentro de los próximos 10 años, que, como se explicaba antes, sigue siendo muy improbable.83 Esto comparado con la cantidad estimada de tierra para biocombustibles industriales en 2007 de cerca de 27 millones hectáreas.84 Suponiendo 100 millones de hectáreas de biocombustibles industriales en 2020 –aproximadamente el doble del tamaño de Francia– se llegaría a cuadruplicar la cantidad actual de tierras de biocombustibles. Pero todo esto tendrá que tener

en cuenta también los otros aumentos previstos en la demanda de tierras y en su disponibilidad, en particular para la producción de alimentos.

La competencia entre las necesidades mundiales del uso de la tierra La expansión de los biocombustibles está coincidiendo en un momento de disputa entre los distintos tipos de utilización de la tierra disponible—como la silvicultura, la agricultura para alimentos, los piensos, fibras y combustibles, y la expansión de zonas urbanas. Uno de los mayores factores en competencia será la necesidad de alimentar a una población humana en continuo crecimiento. En 2007, el Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente (PNUMA), calculó que en 2020 se necesitarán, entre unos 200 y 700 millones adicionales de hectáreas de tierra, para cultivar alimentos y piensos y para las zonas de pasto para animales.85 Estas cifras están respaldadas por resultados similares producidos en otros estudios. El informe Gallagher estudió tres diferentes escenarios de utilización de tierras, para alimentos, piensos y combustible en el 2020:86


34 Comida o gasolina. El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo.

Carlotta Machaule Perdió su tierra en una asociación agrícola con una compañía de biocombustibles en Mozambique, y ahora está luchando para reclamar sus derechos. FOTO: james oatway/panos/ActionAid

Disponibilidad mundial para el uso de la tierra

• un escenario optimista, donde sólo 60 millones de hectáreas de tierra son necesarias para la industria de los biocombustibles, y 200 millones de hectáreas para la alimentación y los piensos; • un escenario medio en el que se requieren respectivamente 100 y 400 millones de hectáreas; • un escenario pesimista en el que se necesitan respectivamente 200 y 500 millones de hectáreas. El escenario medio supone que, en torno a 2020, podría darse la necesidad de destinar unos 500 millones adicionales de hectáreas de tierras a los cultivos para satisfacer la demanda mundial.

El informe Gallagher también resume en varios estudios un intento de estimar las tierras aptas para la expansión agrícola mundial. Esta pasó de 50 millones a 1.200 millones de hectáreas.88 Con una progresión tan amplia, cualquier análisis de la necesidad frente a la disponibilidad resulta hipotético. Sin embargo, incluso en el extremo inferior de estas estimaciones es probable que los pastizales y las llamadas tierras marginales (véase el recuadro3) terminen siendo empleadas en la producción. Las selvas, los bosques y otros hábitats naturales podrían acabar perdiéndose.

Esta es un área que es poco más de la mitad del tamaño de Europa. La cantidad actual de tierras cultivables en el mundo es aproximadamente de unos 1.500 millones de hectáreas. Esto significa que para satisfacer esta demanda se deberían liberar otros 500 millones de hectáreas de tierra - el 33% más de lo que se cultiva en la actualidad.87

Esta situación es insostenible porque: • Las selvas y los otros hábitats naturales - tales como los humedales - son importantes sumideros de carbono y puntos ricos de biodiversidad; • Los pastizales serán un objetivo primario de la expansión de biocombustibles industriales89 porque son considerados áreas de


35 Capítulo 4 Los biocombustibles industriales en el 2020

almacenamiento de bajo carbono.Pero incluso en este caso, las praderas – y en particular los pastos permanentes - son importantes depósitos de carbono; • Incluso cuando la tierra está disponible hay otros factores que hacen poco realista toda hipótesis de expansión de la agricultura intensiva, y de los biocombustibles; - el acceso al agua impondrá limitaciones sobre el uso de la tierra. Este recurso podría hacerse más difícil de encontrar a causa de los efectos del cambio climático. La escasez de recursos, en particular de tierra y agua, será una cuestión clave en muchos países del mundo en vías de desarrollo destinados al desarrollo de la industria de biocombustibles, y en los que la lucha contra el hambre debe tener prioridad.- es probable que para el año 2020, por el miedo al cambio climático se haya avanzado en algunos intentos de establecer la agricultura teniendo en cuenta el desarrollo sostenible, y que consiga mitigar los efectos del cambio climático, y que a la vez, ayude a las personas a adaptarse a ellos. La agricultura intensiva y el uso asociado de la tierra ya son responsables del 30% de las emisiones

globales de GEI.90 Todas las principales materias primas para la elaboración de los biocombustibles industriales, con la excepción de la soja, requieren cantidades importantes de fertilizantes y de óxido de nitrógeno; los óxidos nitrosos liberados a la atmósfera son entre los más potentes generadores de emisiones GEI.91 La idea de que podamos intensificar la agricultura cada vez máses decir, para obtener mayores rendimientos de biocombustibles a partir de una hectárea de tierra –es una idea insostenible. En conclusión, la tierra se está convirtiendo en un recurso bajo presión creciente, sobre todo en una época de crisis hídrica y de cambio climático. El uso masivo y competitivo de la tierra plantea dudas sobre si tenemos suficiente tierra para alimentar al mundo en el futuro. Se deberá dar prioridad a las tierras para el cultivo de alimentos antes que para la producción de combustibles.

La demanda de tierra de la UE La agroindustria de la UE, alentada por la seguridad y la confianza que el objetivo obligatorio del 10% proporciona y por el amplio respaldo que representan

Figure 4: Consumo UE de Biocombustibles etanol por fuente en 202096 Otros (incluso jatrofa) 5% Soja de Brasil 7%

Otros 8%

Soja de EE.UU. 8%

Remolacha de UE 5%

Soja argentina 10%

Granos gruesos de UE

Aceite de colza de UE 22%

(es decir, maíz) 8%

Aceite de palma de Indonesia 25%

Trigo de UE 35%

Aceite de palma de Malasia 23%

Caña de azúcar de Brasil, 44%

Consumo de la UE Biocombustibles 2020 (Total = 27.5bn litros)

Consumo de etanol de la UE por fuente en 2020 (Total = 27.5bn litros)

Fuentes: Gobierno del Reino Unido/cálculos propios del autor. Estos gráficos se deben utilizar de forma indicativa. Se basan casi exclusivamente en agentes económicos (costos, precios, incentivos fiscales, etc), así como los objetivos de producción y consumo. No se consideran otros factores tales como ahorros y pérdidas de GEI, restricciones comerciales, características de la mezcla, especificaciones técnicas, etc


36 Comida o gasolina. El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo.

Plantación de Jatropha, el norte de Senegal. FOTO: Tim rice/ActionAid

sus generosas subvenciones, está explorando el mundo en busca de oportunidades de inversión en el sector de los biocombustibles industriales. Cuatro cultivos dominan la nueva frontera colonial de los biocombustibles de la UE en los países en vías de desarrollo- la caña de azúcar para la producción de etanol y jatrofa, el aceite de palma y de soja para el biodiesel.

Temas relacionados con el uso directo de la tierra ¿Dónde se encontrarán los 55.000 millones de litros de biocombustibles necesarios para que la UE cumpla su objetivo en 2020? ¿Y qué cantidad de tierra de los países en vías de desarrollo sería necesaria para cultivarlos? A modo de ejemplo, la Agencia Holandesa de Evaluación del Medio Ambiente estima que a nivel mundial, será necesaria una cantidad de unos 20-30 millones de hectáreas, si se utilizan los biocombustibles para cumplir con el objetivo del 10%.92. Por las razones expuestas a continuación, ActionAid cree en que el extremo superior de esta estimación es probable que sea más realista, e incluso pueden

llegarse a registrar cifras más altas. Es imposible calcular con certeza “dónde” será “lo que” se va a cultivar para cumplir con dicho aumento del uso de biocombustibles dentro de la UE. Mucho dependerá, por ejemplo, de la rentabilidad de los diferentes tipos de biocombustibles (los factores más importantes son el precio del petróleo y el precio de materia prima), las características y las especificaciones técnicas de su mezcla, los cambios en el rendimiento y el nivel de ahorros o pérdidas sobre el cambio climático de los biocombustibles en comparación con los combustibles fósiles. Dicho esto, se han hecho algunos modelos para determinar qué materias primas se podrían cultivar y en qué lugares. La Asociación de Energía Renovable del Reino Unido prevé que la UE podría producir hasta el 80% de su demanda de biocombustibles en 2020.93 Sin embargo, la mayoría de las estimaciones, por ejemplo, aquella realizada por el JRC, concluyó que la UE tendrá que importar entre una mitad y dos tercios de su consumo en el año 2020, asumiendo que los biocombustibles de segunda generación no estarán disponibles para esta fecha.94


37 Capítulo 4 Los biocombustibles industriales en el 2020

Tanto directa como indirectamente, la cantidad de tierra necesaria para cumplir con el objetivo del 10% en los países desarrollados y en vías de desarrollo, ascenderá a decenas de millones de hectáreas

A pesar de las incertidumbres, también algunos Estados Miembros están intentando recopilar esta información. La mayoría de estos modelos suponen que el consumo de la UE en 2020 (en volumen) se dividirá en partes iguales entre biodiesel y etanol. Una vez más, las importaciones representarían alrededor del 60% del consumo de la UE. Estas cifras deben ser utilizadas sólo como indicativas (Figura 4). Utilizando los gráficos en la Figura 4, una estimación aproximada de la cantidad de tierra que podría ser necesaria para los países en desarrollo para cumplir con el objetivo UE del 10% de biocombustibles industriales para 2020 es la siguiente: • Unos 2.5-3 millones de hectáreas de tierra en Indonesia y en Malasia podrían ser necesarios para el suministro de aceite de palma. • Unos 2-2.5 millones de hectáreas en Brasil podrían ser necesarios para el suministro de etanol de caña de azúcar (para llegar a este nivel, haría falta cambiar el nivel de los impuestos de importación que gravan el etanol brasileño que son actualmente muy altos en protección de la industria de etanol en la UE). • Suponiendo que la jatrofa llegue a representar el 5% del consumo de biodiesel de la UE en 2020, esto podría también requerir entre 1-2 millones de hectáreas de tierra dependiendo de los rendimientos finales. Los lugares clave para la producción son África y Asia meridional, donde se considera que las llamadas tierras inactivas y marginales están disponibles (ver Cuadro 3). • Otras fuentes - como la soja de Argentina y Brasil – podrían requerir de 8 a10 millones de hectáreas. Todo esto se añade a unos 13.5-17.5 millones de hectáreas de tierras de los países en vías de desarrollo. La parte superior de estas estimaciones es bastante superior al tamaño de Italia. También en los países desarrollados, principalmente UE y EE.UU., serán necesarias millones de hectáreas de tierra.

Temas relacionados con el uso indirecto de la tierra Una cantidad significativa de tierra en la UE, anteriormente utilizada para la alimentación, se está desviando también hacia la producción de biocombustibles. Por ejemplo, el aceite de colza de la UE, tradicionalmente utilizado en la industria alimentaria como aceite vegetal, se utiliza en cantidades cada vez mayores como materia prima en la industria de los biocombustibles. La industria alimentaria ha tenido que recurrir a otras fuentes, e inevitablemente el aceite de palma se importa del Sudeste de Asia. Si en 2020 el 22% de biodiesel proviene de aceites comestibles producidos en el país, no se podrá excluir la posibilidad de que haya un déficit - que será colmado por el aceite de palma - de unos seis millones de litros de aceite comestible que requerirán otros 1-2 millones de hectáreas de tierra en países en vías de desarrollo.95 Esta es sólo una estimación moderada. Ya que es muy difícil calcular el impacto del alza en el precio y en la producción del maíz, como está sucediendo en los EE.UU. Donde los agricultores/as se están pasando al maíz a expensas de la soja, esto ha hecho subir el precio de la soja y ha incentivado el aumento de la apropiación de tierras para la producción de soja en América del Sur, acontecimiento asociado a la deforestación tropical.

Conclusión Tanto directa como indirectamente, la cantidad de tierra necesaria para cumplir con el objetivo del 10% en los países desarrollados y en vías de desarrollo, ascenderá a decenas de millones de hectáreas. Como se ha visto en el capítulo 3, esto tendrá efectos desastrosos sobre los precios de los alimentos, el hambre, el cambio climático y el derecho a la tierra para muchas personas de las comunidades en las que se cultivan.


38 Comida o gasolina. El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo.

5. El uso de los biocombustibles de la UE-Una propuesta para avanzar. El futuro de los biocombustibles debería ser construido en torno a tres principios fundamentales. En primer lugar, que hay un lugar para los biocombustibles, siempre y cuando estos se produzcan de manera sostenible, no compitan con los alimentos y contribuyan de forma efectiva a la reducción de los gases de efecto invernadero GEI. Estos biocombustibles podrían utilizarse de muchas maneras - calefacción, electricidad, cocina, transporte, etc. En segundo lugar, que una sociedad más sostenible debe reducir el consumo de energía así muchos de los impactos identificados en este informe podrían reducirse al mínimo, o incluso evitarse. En tercer lugar, deben priorizarse formas alternativas y más sostenibles de transporte público, vehículos eléctricos (suponiendo que la fuente de electricidad sea libre de carbono) y ciclismo. De acuerdo con esto, la carrera por los biocombustibles industriales deberá frenarse, y finalmente ser detenida.

1: DEBERÍA HABER UNA MORATORIA EN LA EXPANSIÓN DE LA PRODUCCIÓN Y DE LA INVERSIÓN EN BIOCOMBUSTIBLES INDUSTRIALES La moratoria tendría el efecto de reducir el impacto limitando una mayor expansión. Todos los Gobiernos, tanto del norte como del sur, son culpables de permitir y hasta de fomentar que las perjudiciales inversiones en biocombustibles sigan adelante. Como la mayor parte de la expansión se encuentra en países en vías de desarrollo, el control sobre las operaciones de las empresas y sobre el uso sostenible de la tierra es escaso. La moratoria debería mantenerse hasta que: • la ONU generalice una evaluación plena y global de los impactos de la industria de biocombustibles;

• las legislaciones nacionales y los marcos de reglamentación estén en su lugar y garanticen que: - se aplicará un plan sostenible de uso de la tierra que anteponga la producción sostenible de alimentos locales a la de los biocombustibles; - se proteja el acceso a los recursos, en particular, el derecho a la tierra, tanto para los hombres como para las mujeres (este incluiría los principios del consentimiento libre, previo e informado y una mayor transparencia cuando se trate de contratos con empresas); - se garantice que todos los trabajadores y trabajadoras reciban un trato laboral decoroso y con normas establecidas por la Organización Internacional del Trabajo; - se asegure que las empresas en el extranjero respondan legalmente de su impacto sobre derechos humanos y medio ambiente.

2: LOS PLANES DE ACCIÓN NACIONALES NO DEBEN INCLUIR LOS BIOCOMBUSTIBLES La Directiva sobre las Energías Renovables exige que los Estados Miembros de la UE produzcan, para junio de 2010, un Plan de Acción Nacional sobre las Energías Renovables (NREAP o PAN para abreviar), que establecerá los objetivos sobre las cuotas de energías renovables en los sectores de transportes, electricidad, calefacción y refrigeración en el año 2020. La directiva también incluye una revisión del objetivo del 10% del transporte en 2014. Debido a las muchas pruebas en contra de los biocombustibles industriales, ActionAid considera que, en la elaboración de Planes de Acción (NREAPs) en 2010, los Estados Miembros de la UE no deben introducir o aumentar los objetivos para la producción de energía procedente de los biocombustibles industriales - una fuente que es probable que en el futuro se descubrirá que es inviable económicamente, ambientalmente y para


39 Capítulo 5 El uso de los biocombustibles de la UE-Una propuesta para avanzar.

“Una forma más eficaz para reducir los gases de efecto invernadero y asegurar el suministro de energía es reducir la demanda, mejorar la eficiencia y desarrollar un sistema de transporte y de energía sostenibles.” Amigos de la Tierra, 2008

el desarrollo. En el camino hacia la revisión de 2014, creemos que la experiencia confirmará, incluso a los escépticos, que los biocombustibles industriales no son una forma sostenible para alcanzar ni siquiera el actual objetivo del 10% de la energía (en volumen), y que los Estados Miembros de la UE deberían suprimir todos los objetivos de volumen, seguramente no más tarde de 2014. ActionAid cree que actualmente es imposible alcanzar el objetivo de la UE de forma sostenible. El actual objetivo del 10% para el transporte debe ser sustituido por un objetivo de energías renovables que se base en la reducción de las

emisiones GEI. Esto incluiría: • que se midan todas las emisiones de gases de efecto invernadero de forma fuerte y creíble, usando un criterio de precaución. En particular, deberían estar debidamente incluidos el cambio en el uso directo e indirecto de la tierra y las emisiones de óxido nitroso. • que se refuercen los criterios de sostenibilidad y que se incluyan temas relacionados con el desarrollo. Que la verificación y la certificación de los criterios sean transparentes, creíbles y sólidas.

CUADRO 4: Agricultura sostenible y biocombustibles sostenibles La agricultura sostenible integra tres objetivos principales - la gestión ambiental, la rentabilidad agrícola y comunidades agrícolas prósperas. Este último se refiere a la capacidad de las granjas de producir alimentos de manera indefinida, sin dañar los suelos y los ecosistemas, o las personas, sus comunidades y medios de subsistencia. Su objetivo es el de mantener los suelos saludables y reducir la dependencia de los insumos - tales como fertilizantes, pesticidas y herbicidas. La producción sostenible de biocombustibles a partir de la tierra debería seguir principios similares. Sin embargo, también hay que tener en cuenta que: • los biocombustibles no deberían competir con los alimentos; • se debería dar prioridad a reducciones mayores de gases de efecto invernadero GEI; • deberían estar controlados por y para el beneficio de las comunidades locales; • se debería dar prioridad la producción a pequeña escala dirigida a satisfacer la necesidad local de energía; • cuando las empresas y los inversores están implicados deberían haber obtenido el previo consentimiento libre e informado de las comunidades locales, y de las personas.

ActionAid Brasil ha estado investigando acerca del potencial de la producción de caña de azúcar a pequeña escala en el sur del país. Un ejemplo muestra cómo los pequeños agricultores suelen tomar en cuenta aspectos sociales y ambientales, por ejemplo, la autosuficiencia energética, la no competencia con la producción de cultivos alimentarios, así como añadir valor a sus productos. Cada pequeño molino de azúcar está administrado por unas 10-15 familias de pequeños agricultores, cada una recibe de dos a seis hectáreas de caña de azúcar. Trabajan colectivamente y dividen los trabajos, tales como el corte y la trituración de la caña de azúcar, la producción de azúcar moreno, de etanol y de Cachaça – un aguardiente tradicional brasileño con alto volumen de alcohol. Según varía la demanda y los precios, cada molino puede decidir qué producto se producirá. También utilizan la caña de azúcar triturada (bagazo) para la producción de alimentación animal. No obstante, otras formas de biocombustibles sostenibles, también están disponibles – como por ejemplo los combustibles producidos a partir de residuos de procesos tales como el gas emitido por los vertederos y el aceite vegetal reciclado.


40 Comida o gasolina. El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo.

3: EL CONSUMO DE TRANSPORTE Y ENERGÍA DEBE SER REDUCIDO La manera más simple y más barata para los Estados Miembros de la UE de reducir el impacto de su sectores de transporte y energía - ya sea en relación con las emisiones de gases efecto invernadero GEI, con el hambre o con otras cuestiones – es embarcarse en una campaña para reducir el consumo de combustible de transporte y la demanda de energía. Para que esto suceda es necesario que haya un apoyo de la UE mucho mayor a: • la inversión en transporte público y otras formas más sostenibles de transporte,como vehículos eléctricos y bicicletas; • estándares de eficiencia de vehículos más ambiciosos; • sistemas de conducción más “eficientes”, como la reducción de los límites de velocidad; • inversión en energías eficientes.

4: LOS INCENTIVOS FINANCIEROS PARA LOS BIOCOMBUSTIBLES INDUSTRIALES DEBEN TERMINAR

muestran que la agricultura sostenible es altamente productiva en los países pobres y produce otros beneficios sociales y ambientales. Mientras ActionAid argumentaría que la agricultura sostenible debe dar prioridad a los alimentos antes que a otros usos, hay situaciones en las que la agricultura para alimentos, piensos, fibras y combustible (o por ejemplo de biocombustibles sostenible), puede coexistir lado a lado. Allá donde se produce y se consuma localmente produce beneficios adicionales en términos de lucha contra el hambre y la pobreza energética y promoviendo la mitigación y la adaptación al cambio climático, el empleo e ingresos económicos. No obstante, la magnitud no tiene nada que ver con lo propuesto por las naciones ricas. La mayoría, si no toda, la producción sostenible de biocombustibles se debería consumir en ámbito local en los países en vías de desarrollo y no se debería destinar a la exportación.

5: LOS PROYECTOS DE BIOCOMBUSTIBLES SOSTENIBLES A PEQUEÑA ESCALA DEBERÍAN SER PROMOVIDOS EN LA UE Y EN EL EXTRANJERO

Con este objetivo, la UE debería apoyar los proyectos de biocombustibles sostenibles a pequeña escala controlados por y para el beneficio de las comunidades locales. Esto debería dar la prioridad a las necesidades locales de energía, la conservación de los recursos naturales y el mayor ahorro de emisiones de gases de efecto invernadero GEI. Estos proyectos no deberían desplazar la producción de alimentos, o tener un impacto sobre la biodiversidad y los hábitats naturales. En los lugares donde las empresas y las inversiones están involucradas, solo se debe actuar después de haber obtenido un consentimiento previo, libre e informado de las comunidades locales y de las personas.

ActionAid cree que las pequeñas producciones de agricultura sostenible ofrecen una solución clave para la lucha contra el hambre, así como en la lucha contra la pobreza y las emisiones de GEI de la agricultura. Existen evidencias crecientes que

Se debería también brindar apoyo a los combustibles producidos a partir de residuos de procesos tales como la desgasificación de vertederos y el reciclaje de aceite vegetal.

De la misma manera que el objetivo del 10%, existen otras maniobras políticas, dentro de la UE, que están contribuyendo al auge insostenible de los biocombustibles industriales. La UE y los Estados Miembros deben eliminar todo tipo de subvenciones y de incentivos financieros para estos combustibles.


41 Capítulo 6 Conclusiones y recomendaciones

6. Conclusiones y recomendaciones Los biocombustibles industriales no ofrecen una solución a los dos objetivos principales de la política de biocombustibles de la UE luchar contra el cambio climático e incrementar la seguridad del combustible. Más bien, los biocombustibles industriales están alimentando la pobreza y el hambre, ya que ahora están compitiendo con los cultivos alimentarios, aumentando dramáticamente los precios que las personas pobres en todo el mundo deben pagar para obtener alimentos. Al mismo tiempo, los biocombustibles están teniendo impactos locales desastrosos sobre la seguridad alimentaria y derecho a la tierra para muchas de las comunidades donde se están cultivando. Los biocombustibles industriales son la causa principal de la crisis alimentaria y del reciente aumento del hambre. A pesar de esto, la acción política sobre hambre y los biocombustibles ha sido mínima. Los biocombustibles industriales proporcionan una falsa solución que permite a las naciones ricas continuar su historia de amor con la industria de transporte para seguir adelante con sus actividades usuales. Han consentido que los países desarrollados pudiesen evitar la búsqueda de medidas urgentes para bajar los actuales niveles de consumo de combustible de transporte (y de energía en general) que son insostenibles y necesitan reducirse. Mientras tanto, los costes de estas políticas - en términos de hambre, pobreza, cambio climático, degradación del medio ambiente y efectos entre las personas - se hacen sentir sobre todo en los países más pobres. Los precios del petróleo están aumentando, una vez más, y si no se frenara el auge de los biocombustibles industriales (y los objetivos relacionados con ellos), existe el peligro de que el hambre y el cambio climático se agraven hasta que se pierda el control sobre ellos. La crisis climática y del hambre requieren respuestas inmediatas y sostenibles -y los biocombustibles

industriales no son la respuesta. La manera mejor y más fácil para reducir el impacto del sector del transporte sobre el hambre y las emisiones GEI, así como de mejorar la seguridad energética, es reducir el consumo mundial de energía para el transporte. En términos de cambio climático, esto producirá una reducción inmediata y garantizada de gases de efecto invernadero GEI. Una vez que se hayan tomado en consideración los cambios en el uso del suelo, el uso de fertilizantes y otros factores, resulta evidente que muchos biocombustibles industriales no tienen ningún papel en la lucha contra el cambio climático.

Recomendaciones ActionAid está a favor de los biocombustibles sostenibles. Pero los biocombustibles industriales – los monocultivos intensivos a gran escala- son claramente insostenibles y según el punto de vista de ActionAid, la expansión de biocombustibles industriales debe ser detenida. La UE y los Estados Miembros deben: • establecer una moratoria sobre la expansión de la producción y de la inversión de los biocombustibles industriales; • garantizar que los Estados Miembros no justifiquen el uso de biocombustibles industriales con los planes nacionales de acción de 2010; • reducir el transporte y el consumo de energía; • poner fin a los objetivos y a los incentivos financieros para los biocombustibles industriales; • impulsar la producción de biocombustibles sostenibles a pequeña escala en la UE y en el extranjero.


42 Comida o gasolina. El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo.

NOTAS FINALES

1 FAO, 2009a. El Estado de la Inseguridad Alimentaria en el Mundo 2009. Organización para la Agricultura y la Alimentación, Roma. 2 GAIN. Biocombustibles UE-27 Informe Anual 2009. 3 Doornbosch, R. y Steenblich, R. Biocombustibles: ¿Es la Cura peor que la enfermedad? OCDE, 2007. http://www.oecd.org/ dataoecd/15/46/39348696.pdf 4 OCDE / FAO. Agricultural Outlook 2008-2017. Organización para la Agricultura y la Alimentación, Roma, 2008. 5 Véase Wynn, G. Los biocombustibles avanzados empeorarán el Calentamiento Global: Estudio. Reuters, Octubre2009 22. http://www.reuters.com/article/idUSTRE59L4V920091022 6 Diario Oficial de la Unión Europea, 2009. La Directiva 2009/28/ EC sobre la Promoción del uso de energía procedente de fuentes renovables. 5 de junio 2009. http://eurex.europa.eu/ LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:L:2009:140:0016:0062:ES:P DF

21 Collins, K., 2008. La importancia de los biocarburantes y otros factores del aumento de los precios de la granja y de los alimentos. Una revisión de los recientes desarrollos con un enfoque hacia los mercados de cereales forrajeros y de Mercado.Informe de Kraft Foods Global Inc., junio. 22 Véase Bailey, R. 2008a. Otra verdad incómoda. Páginas de Oxfam 19-20. 23 Borger, J. 2008a. Ataque a EE.UU. en la Cumbre Alimentaria de los biocombustibles. The Guardian, 4 de junio. http://www. guardian.co.uk/environment/2008/jun/04/biofuels.food 24 Mitchell, 2008. Op cit. 25 Anderson, JW Previsión sobre los precios de los alimentos prevista antes de la constante subida. The Washington Post, 2008. http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/ article/2008/05/29/AR2008052901023.html?wpisrc=boletín

7 Bertholet, J. Las principales subvenciones de la UE para los agrocombustibles en 2006 y 2020. Solidarité, 2008.

26 Wiggins, S. et al. Examen de los efectos indirectos de los biocarburantes: beneficios económicos e inseguridad alimentaria. De Instituto Desarrollo Ultramarino, junio de 2008. P7.

8 HM Ingresos y Costubres, 2007. BN53 – Los precios de los aceites de hidrocarburos http://www.hmrc.gov.uk/budget2007/ bn53.htm

27 Runge, C. F. y B. Senauer, 2007. ¿Cómo los biocombustibles podrían matar por inanición a los pobres. Foreign Affair, Volumen 86, n º 3

9 GAIN, 2009. Op cit.

28 Senauer, B. y M. Sur,. Poner fin al habre global en el 21 siglo: proyecciones del número de personas con inseguridad alimentaria. Review of Agricultural Economics, 23 (1) 2001, PP68-81.

10 Berthelot, 2008. Op cit. 11 Berthelot, 2008. Op cit. 12 Stevens, C. Política de Biocombustibles de la UE y Desarrollo. Instituto de Desarrollo Ultramarino, 2008. http://www.icea. co.uk/archive/EU%20biofuel%20policy%20development. ppt#256,1,EU La Política de Biocarburantes de la UE y Desarrollo 13 Diario Oficial de las Comunidades Europeas, 2008. Decisión de la Comisión de 9 de diciembre de 2008. http://eur-lex.europa. eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:L:2008:334:0090:0091: EN:PDF 14 Bizzarri, K. Arrinconar al mercado en los agrocombustibles: la candidatura de Brasil al dominio de la UE. Corporate Europe Observatory, 2008. http://archive.corporateeurope.org/docs/ cornering_the_market_in_agrofuels.pdf 15 Mitchell, D. Una nota sobre el alza de precios de los alimentos, abril de 2008. Don Mitchell es un economista del Banco Mundial, pero su punto de vista no refleja necesariamente las opiniones del Banco. 16 Abbott, P. C. et al. ¿Qué está impulsando los precios de los alimentos? Purdue Universidad, 2008. 17 FAO, 2009b. Perspectivas de Cosechas y Situación Alimentaria. http://www.fao.org/docrep/011/ai481e/ai481e04.htm and FAO, 2009c. FoodOutlook. http://www.fao.org/docrep/011/ai482e/ ai482e02.htm 18 USDA. Línea de Base para Proyecciones Agrícolas: Cultivos EE.UU., 2009 -- 2018. EE.UU. Departamento de Agricultura, 2009. http://www.ers.usda.gov/presentacióndeinformación/ base/crops.htm

29 Boel, Los biocombustibles: no una varita mágica, sino un instrumento político valioso. Discurso a la 2008 World Biofuels Market Congreso, 13 de marzo 2008. 30 Bailey, R. 2008b. Respuesta de Oxfam GB para el Gallagher Review. Oxfam. 31 FAO, 2009f. Precios nacionales básicos de los alimentos: datos y herramientas de análisis. http://www.fao.org/giews/pricetool/ visitada 3 de diciembre 2009 32 IRIN. Swazilandia: Los precios del azúcar alejan a los pequeños agricultores de la producción de alimentos, 4 de agosto 2009 http://www.irinnews.org/report.aspx?ReportID=85749 33 FAO, 2009E. Perspectivas de Cosechas y Situación Alimentaria. Noviembre. http://www.fao.org/docrep/012/ ak340e/ak340e02.htm 34 Runge, C. F. y B. Senauer, 2007. ¿Cómo los biocombustibles podrían matar por inanición a los pobres. Foreign Affair, Volumen 86, n º 3 35 Wittington, E. Growing Pains: posibilidades y problemas con los biocombustibles. Christian Aid, 2009. 36 FAO, 2008a. Situación alimentaria en América Latina y el Caribe. Septiembre / octubre de http://www.rlc.fao.org/ iniciativa/ pdf/bolobs3_en.pdf 37 FAO, 2008b. Perspectivas de Cosechas y Situación Alimentaria. Octubre. Ver por ejemplo http://www.fao.org/ docrep/011/ai473e/ai473e03.htm 38 FAO, 2008c. El Estado de la Alimentación y la Agricultura. Biocombustibles: Perspectivas, riesgos y oportunidades. PP75-76.

19 Véase Brown, LR El desvío masivo del grano de EE.UU. a biocombustibles está aumentando los precios mundiales de los alimentos. Earth Policy Institute, 2007. http://www.earthpolicy.org/index.php?/press_room/ C68/SenateEPW07

39 Barrett, citado en FAO, 2008c. Op cit, p75.

20 FAO, 2009d. Los índices de precios de alimentos. http://www. fao.org/worldfoodsituation/FoodPricesIndex/es/

40 DFID. Crecimiento y Reducción de la Pobreza: el papel de la agricultura. Londres, 2005.


43 Notas Finales

41 de la FAO, 2008c. P76. 42 UNICEF. Las mujeres y los niños: El doble dividendo de la Igualdad Género, de 2007. http://www.unicef.org/sowc07/ docs/sowc07.pdf 43 Wiggins, S. et al, 2008. Op cit. p88. 44 UNICEF, 2007. Op cit. P26. 45 FAO, 2008c. Op cit. P76-77. 46 FAO, 2009g. Perspectivas de Cosechas y Situación Alimentaria. http://www.fao.org/docrep/012/ak340e/ak340e04. htm 47 IIED, 2009. Apropiación de tierras u oportunidades de Desarrollo: Agricultura de Inversión y negocios internacionales en África. ftp://ftp.fao.org/docrep/fao/011/ak241e/ak241e.pdf pp41-51. 48 Whittington, E. Growing Pains: posibilidades y problemas de los biocombustibles. Christian Aid, 2009. 49 Painter, J. La pérdida de tierras para la palma aceitera en Kalimantan. 3 Agosto, 2007. http://news.bbc.co.uk/nolpda/ ukfs_news/hi/newsid_6927000/6927890.stm 50 MWC News. Los biocombustibles amenazan a los Pueblos Indígenas, 2007. http://mwcnews.net/content/view/14507/235/ 51 Amigos de la Tierra. ¿Jatropha: Cultivo prodigio? La experiencia de Swazilandia. Amigos de la Tierra Europa, Bruselas, 2009. 52 Wiggins, S. et al, 2008. Op cit. P51. 53 Wiggins, S. et al, 2008. Op cit. p122. 54 Bailey, R. 2008a. Op cit. p122 55 Véase Whittington, 2009. Op cit. PP17 y 18. 56 Lobell, D. B. et al. Dar prioridad a las necesidades de adaptación al Cambio Climático para la Seguridad Alimentaria en 2030. Science 1 febrero de 2008. Vol. 319. no 5863

Birdlife International, European Environmental Bureau y Transportes y Medio Ambiente, Bruselas, 2009. 65 Crutzen, P. J. et al. La liberación de N 2O de la producción agrícola de biocombustibles niega la reducción en el Calentamiento Global por medio de combustibles fósiles. Química y Física Atmosférica 8 (2), 2008. 66 Gallagher, E. La revisión Gallagher sobre los efectos indirectos de la producción de biocombustibles. Agencia de Combustibles Renovables, Reino Unido, 2008. 67 MBL. Nuevo estudio predice las consecuencias futuras de un sistema mundial de Biocombustibles. Marine Biological Laboratory, 2009. http://www.mbl.edu/news/press_ releases/2009_pr_10_22b.html 68 Melillo, J. M. et al, 2009. Emisiones indirectas de los biocarburantes: ¿Cuál es su importancia? http://science-mag. aaas.org/cgi/content/ abstract/326/5958/1397 69 De Santi, G. et al. Biocombustibles en el Contexto Europeo: Hechos e Incertidumbres. Centro Común de Investigación, Comisión Europea, 2008. las páginas 20 y 21. http://ec.europa. eu/dgs/jrc/downloads/jrc_biofuels_report.pdf 70 Howarth, R. W. et al., 2008a. Introducción: Los biocarburantes y el Medio Ambiente en el siglo 21. http://cip.cornell.edu/DPubS ?serviciodeinterfazdeusuarioylaversión=1.0&verb=Display&pag e=actualesygestor=sfrente 71 T & E, 2009. Op cit. 72 Departamento de Transporte de 2007. Estrategia 2007 de Reino Unido sobre la Biomasa: Documento de Trabajo 1. Departamento de Comercio e Industria de Londres. 73 Educación y Cultura, 2007. ¿Los biocombustibles son sostenibles? Comité de Auditoría Ambiental de la Cámara de los Comunes, Londres. 74 T & E, 2009. Op cit. 75 Doornbosch y Steenblich, 2007. Op cit.

57 IPCC, 2007a. Cuarto Informe de Evaluación (AR4). Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático.

76 Muchas fuentes, pero principalmente de la FAO, 2008c. Op cit. P29.

58 FAO, 2009E. Op cit.

77 AEA, 2008. Examen en los efectos indirectos de los biocarburantes. Informe de la Agencia de Combustibles Renovables. AEA Energía y Medio Ambiente.

59 PNUD. Informe sobre Desarrollo Humano 2007. 60 Fargione, J. et al. Desalojo de tierras y la deuda de carbono de los biocarburantes. Science, Washington, 2008. 61 Fritsche, U. R. et al. Energía sostenible: Estado actual y empleos. Instituto de Ecología Aplicada (Darmstadt) e Instituto de Energía y Medio Ambiente de Investigación (Heidelberg), 2008. http://www.umweltdaten.de/publikationen/fpdf-l/3741. pdf 62 T & E. Biocombustibles maneje con cuidado: Un análisis de la política de los biocarburantes con recomendaciones para la acción. Transportes y Medio Ambiente y otras ONG en Bruselas, 2009. 63 De Vries et al. , Como se cita en Ravindranath, L. H. et al, 2008. Implicaciones de gas de efecto invernadero en el Uso de la Tierra y la conversión de la tierra a los cultivos de biocombustibles, 2007. http://cip.cornell.edu/DPubS?service =UI&versión=1.0&verb = Display & page = actuales y manejar scope 64 Birdlife International, EEB y de T & E. ¿Cómo y por qué los impactos en el cambio de uso indirecto de la tierra deberían ser abordados en la legislación de biocarburantes en Europa.

78 Véase Ravindranath et al, 2008. Op cit. p117. 79 Ravindranath et al, 2008. Op cit. p117. 80 Howarth, R. W. et al, 2008b. Evaluación Rápida de los biocarburantes y del Medio Ambiente: Información general y principales conclusiones. http://cip.cornell.edu/DPubS?service =UI&version=1.0&verb=Display&page=current&handle=scope 81 Muchas fuentes, pero principalmente de la AEA, 2008. Op cit. 82 Los co-productos son los productos generados a partir del procesamiento de biocombustibles. Un co-producto se llama “granos de destilación” que se puede utilizar para alimentar a los animales. La industria, en particular, sostiene que reduce la cantidad de las importaciones de alimentos para animales, en particular de la soja de América del Sur, reduciendo así el cambio de uso neto de la tierra. 83 Gallagher, 2008. Op cit. 84 Ravindranath et al, 2008. Op cit. 85 CE Delft. Disponibilidad de tierras agrícolas y la demanda en


44 Comida o gasolina. El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo.

2020. Informe a la Agencia de Combustibles Renovables, Reino Unido, 2008. 86 Gallagher, 2008. Op cit. 87 Gallagher, 2008. Op cit. p34. 88 Gallagher, 2008. Op cit. PP33, 35. 89 De Vries et al, 2007. Op cit. 90 IPCC, 2007b. Change 2007: Mitigation. Contribución del III Grupo de Trabajo al 4 º Informe de Evaluación del IPCC. Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático. 91 Howarth et al, 2008b. Op cit. 92 MNP. Consecuencias locales y globales de las directivas renovables de la UE para los biocarburantes. Agencia de Evaluación Neerlandés para el Medio Ambiente, Bilthoven, 2008. 93 REA, 2009. Una revisión da luz verde a la Industria de Biocombustibles. Asociación de Energía Renovable. http:// www.r-e-a.net/info/reanews/review-gives-green-light-tobiofuels-industry/ 94 De Santi, et al, 2008. Op cit. 95 Véase también Bailey, 2008a. Op cit. pp 10 y 45. 96 Véase el Departamento de Transporte de 2009. Escenario Global y de la UE de biocarburantes de aquí a 2020: Análisis que utilizando el Modelo OCDE-FAO-Aglink COSIMO. Departamento de Transportede UK, Londres.


Autor: Tim Rice Editor: テ]gela Burton

Agradecimientos

Una gratitud especial a todas aquellas personas que colaboraron en la identificaciテウn de los casos de estudio en los Programas Nacionales de ActionAid, a las organizaciones socias que trabajaron con nosotros en el terreno y a aquellas personas que dieron testimonios sobre los impactos de los biocombustibles industriales. En particular, gracias a: Moussa Faye, Al Hassan Cisse, Fatou Mbaye, Francoise Victorine Dioh, Soukeyna Traore, Elias Mtindi, Celso Marcatto, Maテュra Martins, Marcelo Montenegro, Annika Jacobson, Bas Bijlsma, Gerno Kwaks, Nicola Borello, Carmen Munhequete, Clara de Oliveira, Anastacio Matavel, Salvador Chivite, Mario Chongo, Elija Nthinda, Mrinal Gohain, Florence Minj, Gana Chetna Samaj, Atul Loke, James Oatway, Hannah Griffiths, Meredith Alexander, Lotty Reynolds, Laurence Watts, David San Millan Del Rio, Phil Hesmondhalgh, Stephanie Ross, Anne Jellema and Claire Beadle.


“Ellos se tomaron la tierra cuando ya estaba labrada...no nos pagaron nada. Nos estamos muriendo de hambre y nada de lo que tenemos es nuestro en realidad.” Matilde Ngoene, (en la portada) agricultora de Mozambique. Una empresa de biocombustibles se apropió de su tierra. Ella no ha sido indemnizada.

ActionAid es una alianza entre personas de países ricos y pobres, dedicada a erradicar la pobreza y la injusticia. Trabajamos con personas de todo el mundo para luchar contra el hambre y la enfermedad; buscamos justicia y educación para las mujeres; exigimos empresas y Gobiernos responsables y hacemos frente a las emergencias en 40 países. La versión en español de este informe ha sido realizada gracias a la colaboración de Ayuda en Acción ActionAid UK Hamlyn House Macdonald Road London N19 5PG United Kingdom Telephone ++44 (0)20 7561 7561 Facsimile ++44 (0)20 7272 0899 Email mail@actionaid.org.uk Website www.actionaid.org.uk International Secretariat Johannesburg Asia Region Office Bangkok Africa Region Office Nairobi Americas Region Office Rio De Janeiro Europe Office Brussels

Si desea un ejemplar editado de esta publicación (en inglés) por favor contáctenos en 01460 23 8000. Todas las publicaciones se consiguen en formato electrónico en nuestra web, www.actionaid.org.uk Enero 2010 Impreso en papel reciclado con una reconocida certificación internacional medioambiental ISO 14001. Por favor, recuerde reciclar este papel cuando haya terminado con él. ActionAid es una ONG (charity) registrada No. 274467 y una sociedad limitada con garantía registrada en Inglaterra y Gales No. 1295174 FOTO DE CUBIERTA: james oatway/panos/actionaid

Visite www.actionaid.org.uk/biofuels para saber más de nuestra Campaña de Biocombustibles Industriales.

BT-01 comidaogasolina  

Comida o gasolina El impacto de los biocombustibles industriales sobre las personas y el hambre en el mundo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you