Page 1

Contra la Explotación, el Despojo, el Desprecio y la Represión:

Seis tesis sobre Trump p.7

Abajo y a la Izquierda

¡Por un gobierno Obrero, Campesino, Indio y Popular!

Nueva época, marzo 2017, Año V, N. 49

Cooperación solidaria

Nuestra palabra

Morena: el mismo gato nomás que revolcado El empresario Alfonso Romo fue nombrado coordinador del Proyecto de Nación 2018-2024 por Andrés Manuel López Obrador. Romo nació en 1950, es ingeniero agrónomo por el ITESM, fundó el Grupo Pulsar que en sus mejores momentos logró alcanzar ventas por más de 2 mil millones de dólares, vendió Cigarrera La Moderna en mil 700 millones de dólares a la inglesa British American Tobacco, creó la universidad Escuela de Graduados en Liderazgo Empresarial Duxx. En Pulsar integró a empresas de diversos giros: tabaco, empaques, agrobiotecnología (Semillas transgénicas), construcción, salud, telemarketing, educación, sector financiero y la venta de productos para el cuidado personal. Ha sido consejero del Banco Mundial para Latinoamérica y el Caribe. Es uno de los 100 hombres más ricos de México y en 2006 fue caracterizado por el mismo López Obrador como parte de la mafia del poder. Claro, hasta que se acercó a él y encontró su redención y a su redentor; así como el agua fue convertida en vino, un miembro de la mafia del poder se convirtió en coordinador del Proyecto de Nación 2018-2024. El 5 de febrero un diario de la Ciudad de México que se dice nacional,

le hace una entrevista, de la cual hemos sacado algunas frases inolvidables. Para que luego nos hablen de dónde se encuentran los salinistas. Ahora ya está claro en el Proyecto de Nación de AMLO cabe el chupacabras. (Las negritas son de la redacción de ¡UníoS!): “–¿Cómo es que un millonario como usted se interesa por la opción de los pobres y el proyecto de Andrés Manuel? –Primero, no soy millonario (él no es millonario, el hijo de AMLO no compra tenis de más de 8 mil pesos, el rancho de AMLO, “La Chingada” es un “ranchito” de 13 mil 341 metros cuadrados y tiene un valor comercial de 25 millones. ¨(N. de ¡Uníos!). Soy un empresario al que le encanta crear riqueza para mí (También le encanta desperdiciarla, cuando

A la p. 2 

Lo urgente y lo importante Subcomandante Insurgente Galeano Les he estado escuchando. A veces cuando estoy aquí, con ustedes, a veces en el “stream” del Cideci, a veces con lo que me comentan sus alumnas y alumnos zapatistas. En todo momento trato la liberación de las mujeres, de lo que algunos, muy pocos, de captar el sentido de sus les dijimos que eso no se expusieron, pues no sé cómo exposiciones, el rumbo y la ordena, sino que es propio de decirles. dirección de su palabra. He- las compañeras. La libertad Alguno me admiró, esmos escuchado exposiciones no se ordena, se conquista. cuchaba yo con atención y brillantes, didácticas unas, Dos décadas después, lo que esperaba que en determinado complejas otras, polémicas han logrado las compañeras momento nos diría: “todo esto las más, pero en y sobre las apenaría a quienes entonces que les dije, es un fraude, se que se puede debatir. Deben se decían la vanguardia del los platiqué para que vean hacerlo, pensamos, entre uste- feminismo. como es la pseudo ciencia des. Para esa discusión, tal vez Igual ahora, la ciencia y para que no se confíen en les ayudaría en algo aclarar no se impone. Es producto del el principio de autoridad, de la confusión que existe entre proceso de los pueblos, tal y que sólo porque alguien tiene ciencia y tecnología. como ya lo explicó el Subco- estudios quiere decir que lo Por lo demás, estamos mandante Insurgente Moisés. que dice es científico”. Pero tan sorprendidos como ustedes. Les dije que la mayoría no, siguió hasta terminar. El interés por la ciencia no es de sus participaciones nos han A la p. 4 algo que se haya ordenado o parecido buenas, pero bueno, impuesto, nace desde dentro. Cuando hace 23 años, * Primera parte del texto “¿Qué sigue? II. Lo urgente y lo importante”, el feminismo venía a recla- texto completo en: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2017/02/02/quemarnos que debíamos ordenar sigue-ii-lo-urgente-y-lo-importante/

“Trump representa el nuevo fascismo. No se trata del viejo fascismo como el de Hitler, aunque sí un poco más parecido al de Mussolini” (SRL) p. 7


Contra la Explotación, el Despojo, el Desprecio y la Represión p. 1 

Nuestra palabra..

trabajaba para su tío Eugenio Graza Laguera, fue despedido por haber endeudo al grupo VISA por 1,700 millones de dólares. N de ¡UníoS!), para los que me rodean y para las gentes (sic). Tengo una vocación: el empresario tiene una misión de crear más empresarios y crear mucha riqueza alrededor (no nos hagamos pendejos, el empresario lo que busca es aumentar su ganancia por medio de la sobreexplotación del trabajo. N. de ¡UníoS!). Yo no veo dónde se pelea tener una agenda social con crear riqueza (que para crear riqueza hay que explotar, despojar y saquear a los seres humanos. N de ¡UníoS!); al contrario, tenemos responsabilidad de crear riqueza, desparramarla para que todos mejoren su nivel de vida alrededor de nosotros… –Los detractores de Andrés Manuel López Obrador lo comparan con Hugo Chávez o Fidel Castro… –Esa es una gran irresponsabilidad porque no han hecho un análisis de quién es Andrés Manuel (De acuerdo, en especial no tiene nada que ver con Fidel Castro, éste hizo una revolución y destruyó el aparato de estado de la dictadura de Batista. N. de ¡UníoS!), y todas esas referencias son de una campaña, del peligro para México, que se gestó en la época del presidente Fox (el desmemoriado Romo olvida que él fue uno de los gestores de esa campaña. N de ¡UníoS!). Esa fue una campaña de miedo y se quedó en la mente de muchos ciudadanos de clase media y clase media alta… –Si Andrés Manuel llega a la Presidencia, usted, ¿qué le va a pedir a cambio? –Nada. Esas son vaciladas. ¿Qué hice con Fox cuando lo apoyé por un cambio en el país? ¿Qué le pedí, qué me dio? Nada. Me retiré. No soy panista; nunca lo he sido. Con el presidente Salinas hice cosas positivas porque él me llevó a Chiapas (Sí, Salinas lo llevó a Chiapas para inundar el estado con semillas transgénicas, aunque en la práctica lo que hizo fue primero apropiarse de regiones enteras para después vendérselas a Monsanto, inolvidable también fue que quería cortar las ceibas de la Selva Lacandona para plantar eucaliptos, que representa la forma más segura de acabar con una selva o un bosque. N de ¡UníoS!) y fui, y me metí al campo… –¿Antes, no sumó a todos? –Siempre lo hizo, pero la percepción no se daba. Hoy, nuestro reto es que se sienta percibido de que abraza a todos. Esto le va a hacer una gran diferencia para tener un posicionamiento muy fuerte en 2018. (Bien, se trata de sumar a todos, explotados y explotadores, terratenientes y campesinos, empresas mineras y despojados. N. de ¡UníoS!) –¿A todos? ¿A priístas, panistas, perredistas…? –A todos los Méxicos. Ese es mi mandato: vamos a sentarnos con todos. –¿Con independencia de la ideología… derecha, izquierda, centro? –Esto no es ideológico, esto es saber qué le conviene al país. Vamos a traer fundamentos para poder dar un sus-

2

tento institucional a lo que vamos a hacer. Si es que llega, porque todavía no es candidato, es presidente de Morena. (Jajajajaja, así que todavía no es candidato… pero ya tiene su equipo de gobierno que va a elaborar su programa de gobierno. Buen chiste. N de ¡UníoS!) –¿Usted estuvo con Carlos Salinas de Gortari, el hombre que supuestamente sigue manejando el sistema político mexicano con algunos títeres? –No creo (bueno eso dice el redentor, no?. N de ¡UníoS!). Si yo mañana dejo a mi hijo de cabeza del grupo, ¿tú crees que lo voy a manejar? El rey está muerto, viva el rey. Eso de los títeres no lo creo. Hay influencias, pero de mover hilos, la verdad no. –¿Eso quiere decir que Salinas de Gortari no tendrá ninguna influencia en Morena, en el proyecto nacional que usted coordina? –Es una pregunta muy capciosa. Yo me voy a sentar con todos; si tienen buenas ideas nadie va a tener veto. Si son buenas ideas, bienvenidas. El ex presidente Salinas o Zedillo, Herminio Blanco, Cuauhtémoc Cárdenas… hay gente muy brillante que tiene cosas buenas (Así que ahora que nos dicen los intelectuales de Morena sobre la calumnia de que atrás del EZLN se encuentra Salinas. El encargado de coordinar el grupo para elaborar el programa de gobierno va a hablar con todos y considera que Salinas, Zedillo Herminio Blanco, Cárdenas son brillantes y tienen cosas buenas que aportar. N de ¡UníoS!). .Hasta aquí la entrevista, en paralelo se anunció que Esteban Moctezuma Barragán también entraba a formar parte de ese equipo que va a elaborar el proyecto de Nación 2018-2024. Sí,

el mismo que maquinó la traición de 1995 en contra de los pueblos zapatistas, el que muchos años después escribió que renunció a a la Secretaría de Gobernación porque no estuvo de acuerdo con el ataque, el mismo que olvida que después de “renunciar”, se convirtió en senador del PRI, para luego regresar al gabinete de Zedillo como Secretario de Desarrollo Social, y luego pasó a ser director de campaña de Labastida, para acabar trabajando para Salinas Pliego como presidente de la Fundación Azteca. Y ahora los intelectuales de “izquierda” de Morena se devanan los sesos para justificar lo que en su fuero interno (esperamos) saben que es un grave error. Algunos como el historiador Pedro Salmerón dicen lo siguiente: “en todos los lugares donde ha ganado la izquierda las elecciones lo ha hecho en alianzas con la derecha”. Lo que no nos dice, el quisquilloso historiador que semanalmente lleva a cabo un combate contra las falsificaciones de la historia, es cuál ha sido el resultado de esas alianzas ¿Podría poner un ejemplo donde el resultado haya sido un cambio fundamental en beneficio de la gente? ¿Podría decirnos dónde no acabó en un golpe militar o en un deslizamiento hacia la derecha de esas fuerzas de izquierda o de plano en acciones que han llevado a esos gobiernos a agredir a sectores importantes de la población, en especial a los más explotados y despojados?

Pero, el otro elemento que es clave: cuando la izquierda llevó a cabo esas acciones las hizo con la excusa de que era indispensable dividir a la burguesía para atraer a la burguesía nacional (Lombardo Toledano dixit) hacia la conformación de un Frente Popular ¿Piensa Salmerón que Salinas Pliego o Romo representan a esa burguesía nacional progresista? Más aún, ¿Piensa Salmerón que existe burguesía nacional progresista a estas alturas de destrucción del Estado Nación? Si es así ¿Por qué no Carlos Slim? ¿O será que por abajo del agua eso ya se cocinó? Claro... según los “estrategas” de Morena. La realidad es que el señor Slim, como Azcárraga, como Salinas Pliego (bueno este es más descarado), como Romo (salinista, zedillista, foxista y lopezobradorista) juegan con una baraja en que entienden que los políticos profesionales son cartas de desecho, hoy sirven, mañana no. Y eso, ni modo, hoy en día es una ley. Así que para que tanto salto estando el suelo tan parejo. AMLO, Morena, sus intelectuales de “izquierda”, sus asesores burgueses, representan exactamente lo mismo una alternativa más, como las otras del PAN, PRI y anexas, para ser los títeres del verdadero poder, el que no se juega en 2018, el que realmente manda, contra el que se va a enfrentar el Concejo Indígena de Gobierno, el que se llama capitalismo y al que, como dicen los compas zapatistas, hay que destruir.

Prinosaurios

Los parásitos se reagrupan El 16 de octubre de 1909, en la Aduana de Ciudad Juárez que había sido remozada siguiendo los cánones arquitectónicos del palacio de Versalles, se reunieron a comer los mandatarios William Howard Taft y Porfirio Díaz Mori, el presidente mexicano lució un uniforme de gala pletórico de medallas, obtenidas por sus “esforzados servicios a la patria”, en contraparte el gobernante anglosajón vestía un austero traje gris. Se calcula que la vajilla de cristal cortado utilizada en ese banquete y que había sido trasladada desde el castillo de Chapultepec, rebasaba los doscientos mil dólares; tres trenes provenientes de Guadalajara, Jalisco, con diversas flores engalanaron calles, salones y desde luego mesas de comensales. La idea del sector hegemónico mexicano era demostrar al jerarca estadounidense, que en México, lo que sobraban eran recursos, que podían ser utilizados de forma óptima, si el capital se invertía en la nación mexicana y, de esa manera, se crearían empleos que traerían consigo la felicidad de miles de compatriotas, que esperaban gustosos el arribo de las compañías norteamericanas para mejorar sustantivamente su vida cotidiana. Esta ha sido la eterna forma e indirecta a la construcción de una en que los gobiernos liberales de los “camada” de multimillonarios que siglos XIX, XX y XXI, han entendido acostumbran lucir sus deplorables las inversiones capitalistas, como la e ínfimas condiciones culturales en panacea que resuelve la problemática diversos espacios europeos y norteaeconómica y social del país. En efec- mericanos. El gobierno del priista Enrique to en estos casi doscientos años de independencia, hemos visto como se Peña Nieto es el summun de esos “usos ha mejorado notoriamente la calidad y costumbres” de la clase parasitaria de vida de una insignificante minoría mexicana, sus integrantes se identide empresarios y políticos mexicanos, fican por su galopante corrupción, su que han unido su destino a los vaive- anhelo de poseer grandes propiedades; nes del capital trasnacional. De esa un ejemplo actual lo representan los manera, los habitantes de esta Nación, bienes del rockstar que presuntamente hemos contribuido de manera directa dirige esta Nación: Atlacomulco, Can-

talagua, Ixtapan de la Sal, Casa Blanca, Metepec, Miami y las que se acumulen. Un prototipo del uso de los cargos públicos para enriquecerse de manera escandalosa, es Pedro Joaquín Coldwell, conocido como el “mil usos”, por su gran capacidad para desempeñar todos los cargos habidos y por haber de la burocracia gubernamental; ha sido diputado local en dos ocasiones, diputado federal en dos ocasiones, senador, gobernador, secretario de estado en varias ocasiones, presidente del PRI

A la p. 3


Nuestra Palabra ¡UníoS! ConCIENCIA por la Humanidad!

Articulando a la ciencia, el arte y a los pueblos originarios J. C. Tenoch (Segunda parte) En una carta del Subcomandante Galeano dirigida a Juan Villoro le expresa: “Es nuestra creencia que la posibilidad de un mundo mejor (no perfecto ni acabado, dejemos eso para los dogmas religiosos y políticos) está fuera de la máquina y su posibilidad se sostiene en un trípode. O más bien en la interrelación entre tres columnas que han pervivido y perseverado, con sus altibajos, sus pequeñas victorias y sus grandes derrotas, a lo largo de la breve historia del mundo: las artes (exceptuando de estas últimas a la literatura), las ciencias y los pueblos originarios con los sótanos de la humanidad (…) Y he mencionado a los pueblos originarios y los sótanos mundiales, bueno, pues porque son quienes más oportunidad tienen de sobrevivir a la tormenta y los únicos con la capacidad para crear “otra cosa”. Alguien tiene que responder mañana a la pregunta “¿Hay alguien en la Tierra?”. Y aquí la palabra presenta, no sin coquetería provocadora, otra bifurcación que, en bien de esta misiva, evito con mi conocido recato”. Así, el 14 de octubre de 2016 el Congreso Nacional Indígena con tremendo comunicado dice que es hora de pasar a la ofensiva para, desde abajo, desmontar el poder de arriba, antes de que sea borrado el último rastro de lo que son; proponen una consulta entre los pueblos indios para formar un Concejo Indígena de Gobierno y acompañando esto a una mujer-indígena-candidata que materialice la voz del CNI en las próximas elecciones presidenciales como candidata independiente. En palabras de Wallenius “la resistencia social no sólo es una reacción al ejercicio de dominación y despojo, también la resistencia responde a un proyecto diferente al hegemónico, pues reacciona en tanto hay una forma de vida que debe ser defendida”. Incidir en el rumbo de la vida y con ello del mundo es una decisión necesaria, pero finalmente propia. Así, los pueblos originarios tras la comprensión del mundo actual,

p. 2 

Prinosaurios

y en todos los cargos ha encontrado la forma de amasar enormes cantidades de bienes muebles e inmuebles y en la actualidad es quien nos dice como se deben comportar los mexicanos ante los aumentos del costo de la vida. Estos verdaderos truhanes que han saqueado a la nación en los últimos 200 años, son la escoria que debemos arrojar a la brevedad al basurero de la historia. La actitud lacayuna que han demostrado el presidente de México y los integrantes de su gabinete, ante el patán que gobierna los Estados Unidos de Norteamérica, es por decir lo menos grotesca. La personita del “charal o patotas”, que eran los apodos que sus condiscípulos atlacomulquenses le adjudicaron al niño Enrique Peña, cuya característica era andar siempre muy bien peinado y con un copetito que recordaba al actor infantil Joselito de la España franquista; se ha empequeñecido cada vez que trata de convencer a Trump de las bondades de su apego sin ningún tipo de condición a las reglas del capitalismo neoliberal globalizador. No entiende el actual residente de Los Pinos, que su interlocutor, ha decidido cambiar el modelo económico en parte y proteger supuestamente la economía al interior de los EU. Ante esta situación la participación del

son conscientes de que no hay en el país, clase política que represente sus pensamientos, sus quereres. El Congreso Nacional Indígena es claro: “En nuestros pueblos nos construimos cada día en las resistencias por detener la tempestad y ofensiva capitalismo que no cesa sino que se vuelve cada día más agresiva y se ha convertido en una amenaza civilizatoria no sólo para los pueblos indígenas y campesinos sino para los pueblos de las ciudades que deben también crear formas dignas y rebeldes para no ser asesinados, despojados, contaminados, enfermados, esclavizados, secuestrados o desaparecidos” Es por eso que la defensa del territorio por parte de los pueblos originarios no es la simple defensa de éste, sino de la territorialidad, que implica, además del territorio, todas las formas de organización que se tejen al interior de las comunidades, las relaciones, su libre autodeterminación y la propia

existencia y de aquí la articulación que hay entre arte-ciencia-pueblos/ originarios. En la nueva etapa del capitalismo, la neoliberal, la alianza entre la clase política y la empresarial es evidente. Así como es evidente que para éstos lo más importante es la ganancia que se obtiene de sus negocios, sean lícitos o ilícitos. El Estado pone al servicio del capital todos los medios con los que cuenta, sea la modificación de la legislación, sean las fuerzas armadas para contener/ reprimir cualquier oposición a algún proyecto. Es absurdo pensar que todos los sexenios son lo mismo, que éste no será la excepción y que haya aún quien se sorprende por la decisión tomada por el CNI-EZLN. Se debe mirar que sexenio con sexenio la crisis se agudiza, el neoliberalismo avanza y se filtra en todos los ámbitos de la

vida; se naturalizan sus prácticas, el despojo, la explotación, el desprecio y represión, se esconden bajo el ideario de progreso, desarrollo, modernidad, bienestar. Los medios masivos hacen la función de fortalecer esas ideas y ocultar el sufrimiento de la población y la devastación que se está haciendo del medio ambiente. El neoliberalismo no niega deficiencias, pero éstas se las atribuye a la corrupción, es decir, a fallas de algunas personas, no se reconoce como la falla misma. Sucede que la agudización de la crisis para la población no se mide en sexenios. De aquí que el CNI y el EZLN lancen la propuesta, no por los tiempos electorales, sino por los tiempos del neoliberalismo y su relación antagónica con la humanidad y la naturaleza; por los tiempos de vivir o morir. * (Continuará)

“canciller” Videgaray, ha resbalado en múltiples ocasiones, el colmo es la noticia que se ha filtrado (claro con el beneplácito del mandatario de EU) en el sentido de que se encargó de corregir el discurso del presidente Trump, en el cual reiteró su decisión de construir un muro en la frontera de ambos países. El presidente Peña, que se ha cubierto de gloria contra los pobladores de Atenco, Tanhuato, Apatzingan, Ayotzinapa; que ha tratado a los profesores de educación básica prácticamente como delincuentes que cobran sin trabajar y que ha impulsado una campaña mediática sin precedentes en contra del gremio magisterial; que ha entregado la industria energética a las trasnacionales; ahora hace llamados a la unidad, claro en torno a él, que ha demostrado hasta la saciedad su ineptitud, pero sobre todo su gran disposición a los arreglos corruptos con sus pares en el gobierno y en la empresa privada. La marcha convocada para el domingo 12 de febrero es en sí misma, la expresión de la crisis en que está metida la “clase política” de este país, han perdido el rumbo; su proyecto neoliberal con el que medraron durante más de 30 años, se ha disipado o por lo menos ya no tiene el mismo impulso. El tener que acudir a lo que durante todo el sexenio combatieron,

incluso con la violencia de las fuerzas estatales; de repente, las manifestaciones, son correctas, las impulsan las televisoras y la “gente bonita”, que acudió junto con sus familias a cantar el himno nacional, aquel himno que compusieron en honor a López de Santa Anna, lo entonaron para otorgarle el apoyo al imberbe jovencito de Atlacomulco, que supuestamente defenderá a los connacionales que están siendo expulsados de esa nación. Cabe aclarar que el modelo neoliberal, impulsó el éxodo al vecino país, recordemos al tristemente célebre Vicente Fox, con sus expresiones de que los mexicanos podían trabajar de jardineros o en su defecto realizar labores que ni

los “negros” hacían. Estos son los neoliberales que han gobernado y gobiernan con impunidad a los millones de mexicanos. La coyuntura que se avecina, abre grandes oportunidades, para aquellos que estamos hartos de la corrupción en general y electoral en lo particular; debemos participar en torno al Concejo Indígena de Gobierno y su candidata (vocera) indígena, con la firme idea de organizarnos, no sólo para resistir, sino para avanzar y lograr modificar las absurdas reglas que conforman nuestro entorno cotidiano. Orgullosamente normalista Enrique Ávila Carrillo

3


Contra la Explotación, el Despojo, el Desprecio y la Represión

 De la p. 1 ...

Lo urgente y lo importante

Le escudriñé el rostro para ver si sonreía con malicia, y no. Estaba sinceramente convencido de las barbaridades que expresó, y recibía agradecido los aplausos que la banda que trajo, y a quienes engatusó en la galería, le daban. Cuando una compañera insurgenta escuchó eso de que ya no hay que hacer bebés, que mejor adoptar, porque ya hay mucha gente en el planeta, me dijo: “entonces ahí nomás se acaba la gente, no se necesita la Hidra, basta con esa idea. Y eso es idea de ricos; aunque sea uno o dos, ya son demasiados ricos y sobran, son los que estorban y no sirven. Esa idea que dijeron nos dice que no hay que luchar por hacer otro mundo, sólo tenemos que tomar anticonceptivo”. Les voy a contar lo que alguien, a su vez, me narró de hace tiempo, cuando el mundo era como una manzana esperando el mordisco del pecado original. Había un hombre que explicaba lo que hacía para vivir. Él usaba el método, decía, de “la víbora boa”. Tenía un su acompañante. Juntos, envasaban vaselina en frasquitos y les ponían etiquetas en las que se leía “Pomada Todotodo” y en letra minúscula se podía saber que esa pomada curaba todo, desde el Alzheimer hasta el mal de amores, pasando por la polio, la tifoidea, la caída del cabello, el mal de ojo, las muelas picadas, el mal olor de los pies o de la boca, y otros males que ahora no recuerdo. Lo que hacía esa persona es lo siguiente: se paraba en una esquina y se ponía a vociferar en contra de los zoológicos y los circos, que pobres animalitos, que estaban encerrados y así. Y anunciaba: “Por eso les vamos a mostrar una víbora boa, de 7 metros de largo, que encontramos en las alcantarillas, y que rescatamos y cuidamos, y ahora les mostramos a usted, dama, caballero, joven, señorita, niño y público en general.” La gente se acercaba curiosa, y más porque no se veía la víbora por ningún lado, sólo una especie de maletín lleno de frasquitos de la pomada “Todotodo”. Cuando consideraba que había gente suficiente, se volteaba hacía su ayudante y decía en voz alta: “¡Secretario, trái-ga-me la víbora!”. El cómplice asentía con la cabeza y salía corriendo a saber dónde. El hombre veía a su ayudante alejándose. Eligiendo al azar, le comentaba a alguna persona cercana: “Parece mentira, pero ahí como lo ve, ese pobre muchacho no podía moverse hace apenas unas semanas, ni con bastón, sólo con silla de ruedas. Y mírelo ahora. Hasta parece un milagro, pero no. Resulta que, para mi suerte, encontré la fórmula científica de un medicamento que lo curó. Mire, le voy a mostrar”. Claro, el comentario era “inocente” y supuestamente iba dirigido sólo a una persona, pero lo había hecho de modo que varios lo escucharan. Se dirigía entonces al maletín y tomaba un frasquito y le decía a la persona primera: “Mire, esto es de lo que le hablaba”. La persona tomaba el frasco y leía la inscripción, mientras el hombre se desentendía, como acomodando los frasquitos, mirando hacia donde se había ido su ayudante y comentando como para sí: “¿por qué tardará tanto este muchacho?, ojalá no se le haya escapado la víbora boa porque si no, mañana sale en las noticias y pobre animalito, tal vez se lo llevan a encerrar o lo convierten en bolsas y zapatos”. Mientras tanto, la persona inocente que recibió el frasco, se lo mostraba a la de junto y le comentaba lo del muchacho que fue por la víbora. En pocos minutos, el frasco ya ha recorrido a unas 10 personas, y el hombre dice entonces: “A ver ya devuélvanle su medicina a la dama, caballero, joven, señorita”, según, y agregaba, “quédelo, se lo regalo, pruebe y ya verá”. Entonces otros se acercaban pidiendo su muestra gratis, el hombre, apenado, se disculpaba: “No, lo lamento, no puedo regalarles a todos, este es un pedido especial para la Secretaría de Salud. Bueno, pero es mejor que lo aprovechen ustedes y no esos desgraciados del gobierno, sólo denme unos 10 pesos para fabricar y reponer lo del gobierno”.

4

Bastaba que se acercaran unos 5, para que otros más se sumaran, y al poco tiempo ya tenía alrededor una aceptable cantidad de personas. La misma gente comentaba entre sí de qué se trataba, y el hombre, fingiendo desapego, sólo se limitaba a cobrar, mientras se lamentaba del retraso de su “secretario” y la mentada víbora boa. Era cuestión de minutos, y el ayudante regresaba todo agitado y preocupado, y algo le decía al hombre en voz baja, él sólo decía “dios mío, ¿de veras?, ¿estás seguro?” Entonces recogía rápidamente su maletín ya vacío o casi, y dirigiéndose a la gente les decía: “Pélense, se escapó la víbora y ahí vienen la patrulla y los granaderos”, y corrían asustados. La alarma se generalizaba, y la gente también se dispersaba. Le pregunté cuánto le costaba hacer la mentada medicina. Me dijo que los frasquitos los recogían de la basura, y la vaselina, pues le salía como un peso por frasquito. Se ganaba con ese método unos 100 pesos al día, cuando el salario mínimo era de $ 8.00 diarios. Bueno, sólo les quiero decir, a quienes nos quisieron aplicar ese método en este encuentro, que, aunque tengan grado académico, no les compramos sus frasquitos. Creo que tienen que buscar otra esquina para ofrecer su mercancía chafa. -*Tal vez alguno mantenga la imagen del indígena ignorante e ingenuo, y creyó que podía decirnos que iba a hablar de una cosa, sabiendo de antemano que lo iba a hacer de otra cosa que no tiene nada de científico. Vaya, ni siquiera alcanza a ser una pseudo ciencia, y he leído en redes sociales cosas mejor elaboradas, más ingeniosas, e igualmente falsas de cabo a rabo. Y déjenme decirles: si se quejan de que en la academia no toman en cuenta en ciencias lo que es puro rollo existencial, acá tampoco. Que en la academia no toman en cuenta el activismo político, acá tampoco. Pero les voy a decir dónde sí lo toman en cuenta: en la izquierda institucional. Ahí sí, llegan ustedes y dicen: soy doctor en no sé qué, y he participado en tantas marchas, mítines, cursos, entonces sí los colocan en alguna dirección de lo que sea, o como asesores, o como coordinadores. Aquí no, si vienen que saben de matemáticas, pues de eso, aunque no sepan qué cosa es plusvalía o lucha de clases, ni sepan si “La Internacional” es una canción de lucha, una ópera o el nombre de una tienda de ultramarinos. Como ya les platicó el Subcomandante Insurgente Moisés, la ciencia es ciencia, seas partidista o zapatista.

Tampoco vale que nos vengan a adular o a cortejar, aunque creo eso sí funciona en la academia institucional. Ni valen los chantajes con el color de piel, la preferencia sexual, o la creencia religiosa. Sabes o no sabes de lo que hablas, no cuenta si eres de piel oscura, o blanca, o roja, o amarilla, o negra, o bicolor; no cuenta si eres hombre, mujer, homosexual, gay, trans o lo que sea; no cuenta si eres católico, o musulmán, o ateo, o agnóstico, o mahometano, o lo que sea siempre y cuando, a la hora de hacer ciencia, hagas ciencia, no religión, filosofía o la charlatanería de moda en redes sociales. Entonces acá no se discrimina. Las diferencias no son demérito, pero tampoco son un mérito. Respecto a los sufrimientos o dramas personales, ok, se entienden. Pero comprendan que somos un mal público para pedir lástima. Con todo lo que hayan sufrido y sufran, no podría equiparse a lo que ha sido, y es, ser lo que somos como lo que somos. Pero comprendo lo que les pasa, cada quien se masturba con lo que puede. Sin embargo, no nos parece honesto mentir diciendo que vendrían a hablar de ciencia y no de sus azotes existenciales. Pero las compañeras y compañeros son nobles y comprensivos. Los invitamos a hablarnos y lo hemos cumplido, lo hemos escuchado con respeto, lo que no quiere decir que nos tragamos sus piedras de molino. Nosotras, nosotros cumplimos. Esa gente no. Imaginen que ésta es una asamblea de uno de los poblados zapatistas, y que pasan ustedes a exponer sus proyectos. Pasan de biología, medicina, laboratorio, análisis clínico, agroecología, ingeniería, farmacéutica, y la asamblea les dice que adelante, que es urgente. De física, química, matemáticas, vulcanología, astronomía, y demás ciencias, la asamblea les dice que adelante, que es importante. Y si se presenta alguien que viene a decirnos que la ciencia necesita hacer filosofía posmoderna y tomar en cuenta las variables existenciales de cada quien, pues la asamblea les va a escuchar, pero no les va a decir que se vayan. Les van a proponer que se infiltren en Skynet y convenzan a la Inteligencia Artificial de seguir la propuesta científica que pretenden. Estoy seguro de que colapsaría en poco tiempo, lo que aliviaría la dualidad que sufre John Connor, y a la humanidad entera la libraría de las secuelas de Terminator. Claro, yo les recomendaría que realmente estudiaran y que se dieran cuenta de que están más del lado de Aristóteles y Ptolomeo, que de Copérnico, Galileo y Kepler. 3 de enero del 2017


Nuestra Palabra ¡UníoS!

Entre lo urgente y lo * importante Sergio Rodríguez Lascano

Hace unas semanas, a Guillermo Almeyra le publicaron un texto titulado “¿Y las nueces?”. En él, principalmente hacía una crítica “severa” a las posiciones del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y, en menor medida, al Congreso Nacional Indígena (CNI). A lo largo de su texto dice verdades a medias, mentiras completas y, sobre todo, evidencia una forma de hacer un “análisis” que repite hasta la náusea los errores de una vieja –muy vieja– izquierda, que no se ha cansado de repetir una serie de lugares comunes que sólo han redundado en derrotas, frustraciones y desmoralizaciones. Yo decidí esperar antes de hacer el presente comentario, con la vana idea de que los editores de Rebelión iban a caer en cuenta de que era indispensable dar a conocer tanto la palabra del EZLN como la del CNI, para que sus lectores tuvieran elementos para decidir si era o no fundamentada la crítica. Como es costumbre de los pueblos indígenas mexicanos no se trata de textos muy grandes (bueno sí lo son en contenido, desde mi punto de vista), son sencillos y claros. Pero resulta que, hasta el momento, no se han publicado. Creo que, en tanto Rebelión se reivindica como un medio libre, sería conveniente adoptar esa práctica: publicar lo que se ataca. Más aún cuando no existe ninguna referencia textual a lo que se critica sino que todo son generalidades, del tipo: “Mientras el país se agita, la reunión del EZLN no dijo una palabra sobre ningún problema nacional o internacional ni sobre las movilizaciones que estallan en todos los estados. Se limitó a hablar, muy en general, sobre las futuras elecciones presidenciales, que ni siquiera se sabe a ciencia cierta si llegarán a realizarse…“, o “¿Es posible derrocar al capitalismo por vías exclusivamente pacíficas, como dice Moisés, mientras el capitalismo prepara una guerra mundial y lleva a cabo continuamente guerras colonialistas? ¿Es posible hacerse a un lado, salir del capitalismo, construir una nueva casa? ¿Dónde y cómo?” También llama la atención el tono apocalíptico del artículo que habla de la sangre en las calles y los campos de México y se le aconseja a los demás que ellos sean quienes la pongan mientras el articulista cómodamente comenta el carácter represivo del capitalismo. Más viniendo de alguien cuyo país de origen sufrió esos baños de sangre, a lo mejor por hacer caso a consejos como los que sugerentemente les da ahora a los mexicanos. Perdón pero con eso no se juega. No es raro en las redes sociales donde irresponsablemente se dice: ¿y por qué el EZLN no hace tal y cuál cosa? O ¿Por qué no viene aquí a luchar en contra del ejército y la policía? Así que de eso se trata. De sustituir la lucha de lo demás y desde un escritorio decirle a los demás: ¡Adelante compañero, a poner el cuerpo, a derramar tu sangre! Pero si eso no es raro en las

redes sociales ¿No es indispensable que haya un poco de mesura en este terreno de alguien que no está dispuesto a poner el cuerpo sino a escribir, a posteriori, las consecuencias de los “errores” de los demás… Cada domingo, en un diario de la Ciudad de México, Guillermo Almeyra hace gala de su gran capacidad (como diría Homero Simpson: estoy siendo sarcástico) de darle línea a todos los pueblos del mundo. No importa si se trata de los sirios, los cubanos, los norteamericanos, los chinos, los rusos, los franceses, los italianos, los argentinos y agreguen cualquier pueblo del mundo. Y claro, todos esos pueblos tienen la sana costumbre de no hacerle el más mínimo caso. Pero atrás de esa forma de entender la “militancia” (yo te digo lo que tienes que hacer) se refugia en una forma de entender el papel de los intelectuales de izquierda: siempre prestos a llevar la conciencia desde fuera a los ignorantes; siempre en la línea de combate de decirles a los demás que hagan lo que ellos nunca han podido hacer; siempre proféticos, hasta se atreven a hablar sobre la imposibilidad de derrocar al capitalismo por vías exclusivamente pacíficas (sic) a un subcomandante de un ejército rebelde que, a pesar de todas las presiones, ofrecimientos y amenazas, sigue levantado en armas y que mantiene su declaración de guerra en contra del gobierno mexicano ¿Un poco fuerte, no? El problema que tiene Almeyra se llama frustración. Cuando en octubre se planteó la posibilidad de que el CNI participara en el próximo proceso electoral, se puso eufórico, no por lo que estaba dicho en la comunicación del CNI, sino por lo que él se imaginaba que iba a pasar. Por eso señaló que se trataba de un cambio de 180 grados de la posición “tradicional” zapatista. En ese momento, recuerdo que yo señalé en un comentario en Facebook: “Almeyra, hasta cuando parece que acierta, se equivoca”. La razón era sencilla. Él, como tantos intelectuales supuestamente de izquierda, no leyó lo que estaba escrito. Unos se enojaron y se lanzaron a proferir aseveraciones que los pintaron de cuerpo entero como racistas. Otros, como él, desarrollaron el viejo síndrome de esa izquierda que piensa que los pueblos deciden cosas sin darse cuenta y que lo que es indispensable es explicarles lo que quisieron decir. Y caen, así, en lo que en inglés se conoce como wishful thinking (un equivalente en español a esta expresión sería: “confundir tus deseos con la realidad” Nota de UníoS)

La propuesta original nunca fue lo que Almeyra se imaginó y eso lo enojó mucho. “¿Cómo es posible que la realidad no coincida con lo que escribo?”, me imagino que pensó. Y cuando la propuesta comenzó a rodar, cuando dejó de ser del EZLN para pasar a ser de todas las comunidades, pueblos, tribus y naciones que conforman el CNI, ésta se fue puliendo no sólo en su contenido (por ejemplo, inicialmente los zapatistas proponían crear una Junta de Buen Gobierno nacional y los compas del CNI decidieron que era mejor el nombre de Concejo Indígena de Gobierno), sino también en sus tiempos. Y entonces llegamos a un punto delicado: los tiempos. Los y las zapatistas y los pueblos organizados en el CNI siempre han distinguido entre lo urgente y lo importante. Entendiendo que muchas veces esos dos elementos se juntan y lo urgente es lo importante; y otras no, lo urgente no tan sólo no es importante sino que distrae de lo importante. Dicen, los que saben, que en política la maestría estratégica se logra cuando se controla el tiempo ¨-y creo que los compañeros zapatistas agregarían- y la geografía. Pero, por ahora, quedémonos con el tiempo. Su conocimiento del tiempo llevó a que se alzaran en armas el 1 de enero de 1994, el día en que entró en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). O, escuchando el llamado de la sociedad civil, a frenar los enfrentamientos militares exactamente como resultado no de una posible derrota militar, sino de una especie de insurrección social que les decía lo que recuerda el Subcomandante Insurgente Moisés, a nombre del EZLN en su conjunto, en ese texto despreciado por Almeyra: “Hace 23 años nos alzamos en armas contra el olvido. La indignación y la desesperación nos obligaron a disponernos a morir para vivir. Para vivir de la única forma que vale la pena vivir, con libertad, con justicia, con democracia. El pueblo de México nos miró y nos habló, nos dijo que nuestra lucha y nuestras demandas son justas, pero que no está de acuerdo con la violencia. Conforme se fueron conociendo las condiciones inhumanas

de nuestra vida y nuestra muerte, en todas partes se estuvo de acuerdo en que las causas de nuestro alzamiento no se podían cuestionar, aunque sí la forma en que se manifestó nuestra inconformidad. Ahora las condiciones del pueblo de México en el campo y la ciudad están peor que hace 23 años. La pobreza, la desesperación, la muerte, la destrucción, no son sólo para quienes poblaron originalmente estas tierras. Ahora la desgracia alcanza a todas y a todos. La crisis afecta también a quienes se creían a salvo y pensaban que la pesadilla era sólo para quienes viven y mueren abajo”. (Palabras del EZLN el 1 de enero de 2017, en la clausura de la Segunda Etapa del Quinto Congreso del CNI). En fin, son sólo dos ejemplos, podríamos dar muchos más, pero realmente muchos más… No, no es lo que se imaginaban, los que hablaban del giro de 180 grados. No, no es la entrada del EZLN a la institucionalidad estatal. No, no es lo que pensaban los que se desgarraron las vestiduras y hablaron de que el EZLN había traicionado al zapatismo. No, el EZLN no se desarma para convertirse en un partido político. Y no, el EZLN no se volvió seguidor de Almeyra. Sí, se trata de una apuesta política muy importante, la más importante desde el 1 de enero de 1994, según los propios compañeros zapatistas. Y busca ofrecer una alternativa pacífica, de organización y resistencia, a toda la población mexicana (desde luego no se incluyen aquí a los capitalistas nacionales o internacionales, clase política, torturadores y asesinos, tampoco a Esteban Moctezuma ni a Alfonso Romo, ni a Carlos Slim, ni a los que han vivido de robarle su dinero a los campesinos o a los obreros usurpando su representación). Es decir, un espacio para construir un mundo donde quepan muchos mundos, no todos, pero sí muchos. Incluido el suyo, señor Almeyra. * Extracto de un texto enviado por el compañero Sergio Rodríguez Lascano, respondiendo a un artículo de Guillermo Almeyra, a la página electrónica Rebelión. Lo que nos interesa destacar es la parte de la polémica que tiene que ver con la aparente o real dicotomía entre lo urgente y lo importante. Creemos que ese es un debate que deberíamos prestarle mucha importancia.

5


Contra la Explotación, el Despojo, el Desprecio y la Represión

Odebrecht, la trama detrás de la trama Juan Peris-Mencheta Barrio* El pasado 21 de diciembre de 2016 salía a la luz pública que el emporio brasileño Odebrecht, la mayor constructora de América Latina con más de 168 000 empleados e ingresos de más de 40 000 millones de dólares y cuyo presidente ya fuera juzgado y encarcelado en 2015 en el marco del escándalo Petrobras, había recurrido de manera masiva al pago de sobornos a políticos, partidos y funcionarios por un monto estimado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos en 788 millones de dólares para conseguir la concesión de licitaciones públicas en varios países latinoamericanos (Brasil, Panamá, República Dominicana, México, Guatemala, Ecuador, Perú, Venezuela, Colombia, Argentina y Guatemala) y africanos. Los impactos políticos y económicos del caso están aún por calibrarse, a medida que las informaciones van filtrándose, pero conviene detenerse en aquello que el caso Odebrecht no debería ocultarnos en su espectacular estallido mediático. Una Púnica a escala latinoamericana Para dimensionar adecuadamente la magnitud del delito y a la vez curarnos preventivamente de cualquier prejuicio chovinista, la suma comprometida a lo largo y ancho del caso Odebrecht se corresponde con la suma total de lo defraudado en España por las tramas Púnica, ERE de Andalucía, Gürtel y el caso Saqueo, por sólo escoger algunos de los más de 120 casos de corrupción censados en nuestro país. Más allá de su magnitud, el entramado Odebrecht revela tanto la intensidad como el modus operandi (relativamente simple y homogéneo) mediante el cual se ha generalizado esta inmensa dinámica de colusión entre los intereses de las grandes corporaciones transnacionales (especialmente aquellas dedicadas a la extracción de materias primas y a la realización de grandes obras públicas) y los defendidos por las élites político-administrativas de numerosos estados periféricos del Sistema-Mundo, por recuperar la terminología de Wallerstein. Al mismo tiempo, muestra que la impunidad se ha banalizado a tal punto que difícilmente será un desafío superable en los dos próximos decenios en América Latina y quizás de manera más acusada en un continente africano, que sigue siendo la presa más inerme de los grandes entramados crematísticos en torno a los cuales se despliega el capitalismo internacional: hasta el momento, sólo en Brasil (con el PT vastamente tocado), en Colombia y, desde la semana pasada en Perú (con el expresidente Toledo directamente implicado) hay personas juzgadas o imputadas. Pero lo que subyace tras el que ha sido ya definido como el mayor caso de corrupción en la historia reciente de

6

América Latina no es otra cosa sino la consecuencia del despliegue del capitalismo en su nueva fase de acumulación, embarrancada ya en el pillaje compulsivo de lo que hasta ahora pertenecía al dominio público, al Estado social, o seguía bajo el control de las comunidades locales, y que está siendo, en tiempos de la gobernanza neoliberal, llevado a cabo por la alianza entre los Estados (los centrales como promotores y los periféricos como cómplices necesarios) y los oligopolios privados. Más allá de Odebrecht El neoextractivismo es una estrategia de desarrollo económico adoptada por la mayoría de los gobiernos de América del Sur, con especial intensidad a principios del siglo XXI. Apoyada argumentalmente en la necesidad de alimentar las arcas públicas en pos de la aplicación de políticas redistributivas, se basa en la intensificación al interior de la matriz productiva de aquellas actividades de explotación de la naturaleza para la obtención de recursos no procesados, dirigidos de forma prioritaria a la exportación. Si bien en su modo de operación el neoextractivismo se basa en el extractivismo convencional, difiere de éste en el papel protagónico que adquieren los Estados periféricos en un proceso productivo cuya mayor plusvalía es captada por los Estados centrales. Esta participación puede adoptar una forma directa, a través de empresas estatales, o indirecta, a través de la operación de empresas transnacionales a las que se aplican tributaciones especiales y regalías, así como otros diversos mecanismos de regulación, permitiéndose la obtención de un porcentaje mayor de ingresos para las arcas estatales. Parte de estos recursos sirven para la puesta

en marcha de programas sociales y otras iniciativas públicas que dotan a los gobiernos de cierto grado de legitimidad y de hecho, es sobre esta base sobre la que reposa el argumentario de los gobiernos neoextractivistas al enfrentar las críticas desde la izquierda, el ecologismo, las comunidades indígenas, los sectores urbanos de clase media y estudiantiles y los activistas altermundialistas, que se encuentran cada vez con mayor intensidad denunciando los estragos de esta estrategia de desarrollo. Sin embargo, como se han encargado de demostrar diversos autores latinoamericanos (Gudynas, Svampa, Acosta, Escobar, Lander, entre otros) los mayores ingresos que supuestamente podrían percibir las economías de los países en los que se ceba ahora con especial intensidad el sistema capitalista global en busca de commodities cada vez más escasas, no se contabilizan enormes “externalidades” tales como la pérdida de biodiversidad, el deterioro de ecosistemas y de los servicios y funciones ambientales que prestan, la desestructuración y paulatina disolución de culturas ancestrales, ni los recursos económicos que será necesario destinar para descontaminar los vectores ambientales (agua, aire, agua y suelo). Según Maristella Svampa, las políticas de lo que ella denomina el neo-extractivismo progresista (en referencia a los gobiernos latinoamericanos de izquierda que adoptaron este modelo) deben ser reevaluadas, puesto que “en la medida en que no se ha realizado un balance objetivo que dé cuenta de los activos y pasivos que provocarán las nuevas explotaciones extractivas, la afirmación sobre mayores ingresos debe al menos relativizarse” /1.  En realidad, la “maldición de la abundancia” a la que se refiere acertadamente Alberto Acosta/2 cuando describe la condena que sufren los países ricos en materias primas a vivir permanentemente en el esquema primario-exportador subordinado al metabolismo capitalista internacional operado desde los Estados centrales en co-gobernanza con las corporaciones transnacionales y los grandes organismos internacionales, se ha cumplido con su factura de profundización de las dinámicas uniformizadoras y ampliadoras de los cercamientos privatizadores del capitalismo global, incluso en aquellas circunstancias histórico-políticas más favorables a una posible ruptura con el orden económico imperante. ¿Pero es que de este balance catastrófico para las posibilidades de un desarrollo sustentable en América Latina y en el mundo no han sido conscientes los gobernantes de la región, en su mayoría progresistas y de izquierdas en el primer quinquenio? Todo tiende a hacernos pensar que sí lo han sido, pero que lo que ha operado aquí es la visión pragmática y sobre todo, lo que Marx llamaría la “subsunción bajo el capital”, y que Wolin ha descrito posteriormente como la gran simbiosis entre el capital y el Estado/3, convertido en gran empresa extractiva, y por la cual las nuevas élites políticas latinoamericanas, que eran en un principio en sus discursos y primeras acciones de gobierno radicalmente refractarias a constituirse en piezas subordinadas al engranaje global, acaban siendo cooptadas por y para la supervivencia del capital en una de sus fases críticas (que Harvey achaca más a la sobreacumulación de capital que a la sobreproducción de mercancías). La pregunta aquí es obligada: ¿de qué nos sirven los Estados como propietarios (soberanos) de nuestros bienes

comunes estratégicos cuando, cediendo el usufructo de nuestros territorios de manera prácticamente ilimitada a las grandes transnacionales, se convierten en meros administradores/legitimadores del pillaje? El avance de los grandes espacios de liberalización comercial y financiera, que ocurre actualmente bajo la forma de Acuerdos de Libre Comercio y de Inversiones (TTIP, CETA, TPP, etc), es tan sólo la expresión más mediatizada de las nuevas apuestas del cosmocapital para dar el golpe de gracia tanto a la soberanía de Estados (cuyas élites administrativas han sido vastamente cooptadas) como a los Derechos Humanos (en especial los económicos y sociales y ambientales) y al Derecho Internacional en general. La pista de Odebrecht nos lleva por tanto hasta el verdadero meollo de la cuestión detrás del inmenso nubarrón de corrupciones: el expolio programado que se lleva dando en toda América Latina y en África por parte del entramado trans-estatal-corporativo, en perjuicio no sólo de las poblaciones donde se localizan los recursos extraídos sino, de manera agregada y en la asunción de nuestra cada vez mayor interconexión e interdependencia, del desarrollo sustentable de todas las sociedades. Sin lugar a dudas, el espacio paradigmático de esa operación de expolio a gran escala es la Amazonía, y su puntal y mayor exponente ya operativo, la Iniciativa de Integración Regional Sudamericana (IIRSA). Un mega-proyecto iniciado justo a comienzos del milenio compuesto de centenas de proyectos viales, hidrocarburíferos, mineros, agro-forestales, hidrológicos y de ocupación y destrucción progresiva del ecosistema amazónico y las culturas que lo habitan que se ha desarrollado contra todas las advertencias científicas y sin consulta ciudadana alguna. La columna vertebral del IIRSA, la Carretera Interoceánica Brasil-Perú, ha tronchado ya por la mitad el que es el segundo mayor pulmón del planeta, su segunda reserva de agua dulce (quizás la primera, cuando se pueda calcular el volumen total de aguas subterráneas que posee) y su principal sumidero de carbono. Odebrecht, por cierto, empresa constructora de uno de sus tramos, pagó 20 millones de dólares al entonces presidente Alejandro Toledo para asegurarse la concesión. Preparar nuestras sociedades para abordar una transición inteligente hacia una era post-capitalista (la transición forzosa será el colapso sistémico, ecológico y civilizatorio, que nos espera en caso de seguir sosteniendo el actual sistema) supone no sólo denunciar y actuar con toda la fuerza del derecho y de las movilizaciones sociales contra la inmensa tela corrupción, sino poner en cuestión el entramado de intereses geopolíticos y puramente crematísticos que la sostiene y la estira cada día más hacia nuestro colapso como especie. * Politólogo, asistente acreditado en el Parlamento Europeo. 1/ SVAMPA, M., “Consenso de los commodities, giro ecoterritorial y pensamiento crítico en América latina” en  OSAL Nº32, CLACSO, Buenos Aires, 2012. 2/ ACOSTA A.,  La maldición de la abundancia, Abya-Yala, Quito, 2009 3/ WOLIN, S.S., Democracy Incorporated. Managed Democracy and the Specter of Inverted Totalitarianism, Princeton University Press, Princeton, 2008 - Ver mças en: http://vientosur.info/spip. php?article12223#sthash.rPdyWnnw.dpuf


Nuestra Palabra ¡UníoS!

Seis tesis sobre Trump*

Sergio Rodríguez Lascano

Muchos artículos han sido publicados, a posteriori, sobre el triunfo de Donald Trump. Algunos han intentado explicar este triunfo únicamente señalando el avance del enojo, pero no han explicado las causas del mismo. Otros como Naomi Klein nos plantean una alternativa de construir una nueva izquierda en el mundo, como, dice que están construyendo en Canadá, que no sólo sea la mezcla de diversos movimientos pero que busque levantar una alternativa que reoriente la inversión de capital hacia proyectos ecológicos sustentables. Una especie de capitalismo verde. Otros, ven alternativas en la posibilidad de transformar el Partido Demócrata, a partir de la huella que dejo la candidatura de Bernie Sanders, como una especie de última oportunidad (no sé porque pero los progresistas norteamericanos o gente que se considera de izquierda siempre le da una última oportunidad al Partido Demócrata norteamericano) y no a construir una alternativa independiente del bipartidismo capitalista. Otros casi pintan a Trump como una especie de antineoliberal inconsciente, que estará enfrentado a Wall Street. Otros más añoran a un Clinton o a un Obama sin darse cuenta que el primero fue el que inició la construcción del muro y el segundo ha sido hasta el momento el que más indocumentados deportó, cerca de 3 millones. Entonces creo que sería importante seguir el método que nos proponen los compañeros zapatistas. Ver lo de Trump como una gota de agua, para poder hurgar hacia atrás y luego hacer algunos escenarios que nos permitan diseñar algunos posibles futuros. 1.- Una de las características fundamentales del neoliberalismo fue la fragmentación de las relaciones laborales y comunitarias, eso en los Estados Unidos ha tenido una repercusión más grande que en cualquier otro lugar. Si en la fase anterior del capitalismo era imposible entender y explicar la evolución del Estado capitalista sin la participación o la omisión de los sindicatos y del mundo laboral, es evidente que no se puede hacer abstracción de que la transformación del mundo del trabajo era precondición indispensable para el asentamiento del neoliberalismo. Todo esto fue manejado e ideologizado como una reestructuración productiva, en la realidad se trato de un ataque al nivel de vida, a la organización, a la forma de organización de la vida, de las relaciones humanas comunitarias, que implicaban el orgullo obrero (el orgullo de ser acerero, u obrero automotriz o trabajador petrolero), a la cultura de los trabajadores. 2.- La deslocalización del capital. La crisis capitalista de los años 70s permitió, que en los llamados países metropolitanos, pero en especial en los Estados Unidos, se hiciera una lectura sobre la necesidad de superar los límites nacionales de la producción de las mercancías. Ya no se trató únicamente de buscar que los seres humanos de otros países compraran sus mercancías sino que se requería bajar los costes de producción y lanzarse a la búsqueda de

un mercado laboral, nuevo, sin tradición sindical y bajo regímenes autoritarios y marcos jurídicos totalmente favorables a las grandes empresas. Entonces comenzaron a finales de los años 70 y principios de los años 80, una dinámica de deslocalización del capital. Trasladando partes completas de las cadenas productivas hacia países con manos de obra extremadamente barata y con regímenes corruptos, que a cambio de unos cuantos millones, les aseguraban, control de la mano de obra, ausencia prácticamente total de impuestos y una infraestructura de comunicación muy efectiva. Ese es el origen de la construcción de la red de carreteras en México para la exportación de automóviles y en general de mercancías hacia los Estados Unidos, este corredor de exportación de mercancías fue acompañado de la otra gran mercancía que se exportó: la droga. 3.- Trump representa el nuevo fascismo. No se trata del viejo fascismo como el de Hitler, aunque sí un poco más parecido al de Mussolini. La diferencia fundamental es que Hitler al revivir al Estado-Nación alemán doblegó a la burguesía financiera alemana (en especial a los Krupp, quien quiera entenderlo le recomiendo el libro Fascismo y gran capital del anarco-marxista, buena combinación, Daniel Guerin y la película de Luchino Visconti: Los malditos), pero no hay que olvidar que esa burguesía había sido derrotada en la primera guerra mundial y aunque despreciaba a Hitler, ya que lo veía como un paria advenedizo, apostó al final por él, ante la evidencia de que de no hacerlo las posibilidades de un revolución se presentaran una vez más con una fuerza avasalladora a partir del ridículo que había significado la república de Weimar. Ahora, no estamos enfrente de una burguesía débil. Indudablemente que Estados Unidos como país no es la locomotora que jala al resto del tren del capital, pero es igual de indudable que grandes capitales, tanto en el terreno financiero como en el industrial, se ubican ahí. 4.- Pero ese avance de la derecha no se ubica únicamente en el terreno de las instituciones. El punto que llama la atención y eso es lo más preocupante es que ese triunfo va a jugar un papel dinamizador del pensamiento de derecha entre sectores importantes de la población. Lo que aquí está implicado es que hay millones de norteamericanos que se va a sentir en la libertad de volver a ejercer el “derecho” a “defender” su forma de vida, su visión de vida, su ser y estar en la vida en contra de todos los diferentes: afroamericanos, latinos, mujeres, LGTBs, musulmanes, asiáticos. 5.- Es verdad que existe una reacción de masas en contra de Trump y de todo lo que significa. Esa reacción va desde la acariciada idea de un sector de la burguesía californiana de la independencia hasta acciones muy grandes

de la sociedad en contra del significado profundo de la llegada de Trump. Hasta el momento se trata de movilizaciones que de manera legítima están honrando lo que queda de una sociedad abierta y permisible como la que se conquistó en Norteamérica con la lucha de Martin Luther King, Malcom X, Cesar Chávez, las feministas de los 60, la lucha de Milk en San Francisco, de los Panteras Negras, etcétera. El problema, el gran problema es que no se edifica algo que vaya más allá del Partido Demócrata. Incluso la primera opción de alguien como Naomi Klein es la posibilidad de transformar el Partido Demócrata. Se requiere romper con la idea absurda de que Bernie Sanders representaba una alternativa socialista democrática, a lo más que podía aspirar ese señor, senador del Partido

Demócrata, era ser un socialdemócrata (socialiberal), que se parece pero no es lo mismo. 6.- Por eso es tan importante la decisión que tome el CNI y el EZLN sobre el Concejo Indígena y la candidatura indígena. De alguna manera se podría convertir un espejo para un movimiento que no es que no esté encabronado, pero que debería estar encabronado con todas las formas de dominación. El problema que tenemos y que no podemos evadir es que lo que pase en los Estados Unidos tiene una importancia central sobre nosotros, de lo que se trataría es que lo que se pudiera hacer aquí tuviera una repercusión ahora allá.

p. 8 Brasil...

en territorio Shuar, recordando que quienes más sufren el despojo son las mujeres y la infancia: “Sabemos que cuando los territorios se militarizan los cuerpos femeninos son usados como objeto y objetivo militar, son usados para el ultraje, son empleados como canje en aras del control territorial. Queremos que se coloque la mirada en como esta violencia en contra de la nacionalidad shuar afecta especialmente la vida de las mujeres, los cuerpos de las mujeres. Queremos que se centre la mirada en como la extrema violencia utilizada por el gobierno al militarizar el territorio expone los cuerpos de las mujeres para que sean tomados como parte de la “apropiación” de los territorios.”

preservación de un medio ambiente sano y alcanzar los derechos del buen vivir, promoviendo el respeto integral”3. Esta organización ya había sido clausurada por el gobierno de Correa en 2009, por las mismas razones que vuelven hoy a argumentar. Debido a las repercusiones que tuvo en su momento a nivel internacional, con miles de personas, organizaciones, movimientos en Ecuador y en el mundo alzando la voz contra una medida injusta y arbitraria, pudieron retomar actividades, aunque no sin una constante y descarada vigilancia. Desde este rincón del sur, frente al despojo en manos del avance extractivista, facilitado por una alianza entre el gobierno de Correa y el capital, compartimos los pronunciamientos y llamados a la solidaridad con el pueblo Shuar y organizaciones como Acción Ecológica en defensa de los derechos humanos y la Naturaleza. Desde el colectivo Miradas Críticas del Territorio desde el Feminismo, se alza la voz de denuncia ante la militarización y el hostigamiento

* Solicitamos al compañero Sergio Rodríguez un texto que expresara su opinión personal sobre el triunfo de Trump. Esta la síntesis que nos envió de un exrito más extenso de su autoría.

1 Fuente: Manifiesto en defensa del territorio shuar Colectivo de Geografía Crítica del Ecuador. http:// geografiacriticaecuador.org/2016/12/18/ manifiesto-en-defensa-del-territorioshuar/ 2 Fuente: http://wambraradio.com/ blog/2016/12/17/urgente-panantza-ysan-carlos-foco-de-intervencion-militar/ 3 Fuente: ACCIÓN ECOLÓGICA. Quito, 20 de diciembre de 2016 http://www. accionecologica.org/component/content/ article/2056-2016-12-20-23-42-51

7


Contra la Explotación, el Despojo, el Desprecio y la Represión:

Odebrecht, la trama detrás de la trama p. 6

Abajo y a la Izquierda

¡Por un gobierno Obrero, Campesino, Indio y Popular! Nueva época, marzo 2017, Año V, N. 49

Ecuador

Despojos y desalojos: solidaridad con los pueblos en lucha en Ecuador Lorena Rodríguez El domingo 19 se celebraron elecciones en Ecuador. El presidente Correa no se pudo presentar a la elección debido a que ya llevaba tres periodos en la presidencia. Nombró a Lenin Moreno como su candidato. Hasta el momento no alcanzó el límite mínimo para llegar a la presidencia. En una segunda vuelta lo más probable es que los partidos de extrema derecha logren recuperar la presidencia. Es decir otro gobierno de la “izquierda progresista” caerá. Y vendrán las explicaciones de que todo esto se debe a la mano obscura del imperialismo y pocos recordarán el carácter profundamente represivo del gobierno de Correa en contra de los movimientos sociales, en especial en contra de los pueblos originarios. A continuación un botón de muestra de las andanzas del gobierno “progresista” de Correa. El gobierno de Rafael Correa aliado a una multinacional minera china arremete contra el pueblo Shuar y una organización ecologista de larga trayectoria en el país. Ocupación y despojo de territorios ancestrales de pueblos originarios por parte de las fuerzas armadas y posterior instalación de proyectos extractivos, es el modus operandi en todo el continente que no diferencia progresismos o gobiernos neoliberales. Por unas monedas, por unas benditas monedas más que le permitan terminar “victorioso” su ciclo, bajo el gobierno de la llamada “revolución ciudadana” del Presidente ecuatoriano Rafael Correa, se ha exacerbado el despojo. La violencia ejercida contra un pueblo organizado que rechaza el avance del modelo extractivista no resulta nada nuevo para Ecuador y el resto de nuestra América, y ha caracterizado a la autoritaria administración de Rafael Correa, una administración que en alianza con el capital intenta someter a un pueblo en resistencia y hacer desaparecer a una de las organi-

zaciones no gubernamentales con reconocida trayectoria de defensa de los derechos de los pueblos indígenas y de la Naturaleza en Ecuador. Las fichas se vienen moviendo descaradamente rápido, y la obviedad de la vinculación entre los últimos sucesos es contundente: la desterritorialización del pueblo Shuar, y la tan deseada disolución de Acción Ecológica, obstáculos a la anhelada extracción minera que se pretende de un respiro más al progresismo de Correa, para mantener su aparato represivo, su desplegada burocracia y las migajas distribuidas entre los y las más pobres a costas de la desaparición de fuentes de vida y cultura para pueblos enteros. Desde este lunes por la mañana vienen circulando por las redes sociales denuncias, exigencias y condenas a la militarización del territorio Shuar y a la violencia estatal ejercida hacia el Pueblo Shuar en resistencia al desarrollo de un megaproyecto minero. Mientras tanto, se multiplican los mensajes de apoyo y las movilizaciones, organizaciones hermanas se solidarizan con la lucha

Es una publicación de tod@s y para tod@s los que se oponen al sistema opresor; sus páginas están abiertas para quienes, desde abajo y a la izquierda, luchan contra el desprecio, el despojo, la explotación y la represión... las cuatro ruedas del capitalismo. Se edita bajo la responsabilidad de: Alejandro Varas Edición: Héctor R. de la Vega Nos encuentras en: Doctor Carmona y Valle 32, col. Doctores, del. Cuauhtémoc, DF. tel. 5578 0775 y 5578 4711 twitter: @uniosmx facebook: /Unidad Obrera y Socialista (¡UníoS!) correo electrónico: unidadobreraysocialista @gmail.com página electrónica: www.unios.org.mx Impreso en: Estampa Artes Gráficas, Privada de Doctor Márquez 53, col. Doctores, tel. 5530 5289

8

de un pueblo que exige nada más y nada menos que vivir una vida digna. Pero ¿qué conocemos sobre el Pueblo Shuar desde este extremo del continente? No es la primera vez que el Estado ecuatoriano entrega el territorio al capital, pretendiendo despojar del espacio de vida y de reproducción de la cultura a una nacionalidad que ha enfrentado históricamente el saqueo. Los Shuar fueron el único pueblo que resistió a la colonización española en los siglos XVI y XVII, expulsando de sus territorios a quienes sólo buscaban oro, y un nuevo ciclo de despojo del territorio Shuar ha sido disparado por el afán de extracción de recursos minerales. “El intento de las empresas chinas de que sea el segundo megaproyecto en marcha sobre territorio Shuar solo es un paso más en la construcción de un gran distrito minero en toda la zona, que afectaría a la totalidad de su territorio”1. El proyecto Mirador, concesionado a la empresa china Ecuacorriente al sur del territorio Shuar, es el primer proyecto de minería a cielo abierto de gran escala que se pone en marcha en el país. La nacionalidad Shuar se ha mantenido firme en su rechazo a la explotación minera durante los últimos años, señalando la falta de consulta previa en la designación de las concesiones y megaproyectos mineros, violando el derecho amparado por el Convenio 169 de la OIT y suscrito por el gobierno ecuatoriano. En agosto de este mismo año ya se había concretado una oleada de desalojos violentos, y más tarde, en noviembre, el estado ecuatoriano desplegó sus fuerzas militares y cuerpos policiales en el territorio en respuesta a la toma de un campamento minero de la empresa china en Panantza (pro-

vincia de Morona Santiago). El pasado sábado 17 de diciembre varios habitantes de la parroquia Panantza, “fueron capturados por policías y militares acampados en San Juan Bosco y Panantza, en circunstancias ajenas a cualquier causa para el que se dictó el estado de excepción” y a media mañana inició la incursión militar en San Carlos. “Los militares y policías basan su búsqueda en la lista que obtuvieron cuando dos empleados Shuar de la minera proporcionaron al azar 41 nombres de indígenas y los responsabilizaron arbitrariamente de los hechos del 21 de noviembre cuando tomaron el campamento minero en Nankints, lugar donde la comunidad Shuar fue desalojada el pasado 11 de agosto para dar paso a los trabajos de la minera EXSA”2. Acto seguido, desde ayer martes 20 de diciembre circulan por las redes sociales pedidos de solidaridad frente a los intentos de disolución de la organización Acción Ecológica, enviada por el Vice-Ministro de Seguridad Interna al Ministro del Ambiente, alegando que la organización se desvía de los fines y objetivos para los cuales se ha constituido, en respuesta al llamado de alerta por la violación a los derechos humanos de las comunidades que viven en la zona a ser explotada y en respuesta a la difusión por parte de dicha organización, de los graves impactos ambientales y al ecosistema que resultarían de la actividad extractivista en la Cordillera del Cóndor. “Debemos decir, que son precisamente estos objetivos por los cuales se constituyó Acción Ecológica, como lo señala el artículo 2 de nuestro estatuto: Promover la defensa de los derechos de la naturaleza con el fin de asegurar la

A la p. 7 

Nueva época, marzo 2017, Año IV, N. 49  

Lo urgente y lo Importante