Profesiones 188

Page 43

R NUEVAS TECNOLOGÍAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

Unión Profesional contribuye a la Carta de Derechos Digitales veinticinco derechos, está elaborada a partir de cinco ejes fundamentales: libertad; igualdad; participación y conformación del espacio público; ámbito laboral; y entornos específicos como la neurotecnología.

Que el desarrollo del mundo digital ha transformado la manera en la que se despliegan actividades sociales, económicas y culturales es indiscutible; una circunstancia que la pandemia ha acelerado hasta el punto de que gran parte de esas actividades han mudado su espacio al entorno digital. En este contexto, la Secretaría de Estado de Digitalización e IA, perteneciente al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, ha impulsado la elaboración de la Carta de Derechos Digitales, siendo sus objetivos principales «proponer vías para garantizar el respeto a los valores, compartidos también en el entorno digital». Este documento abunda en los objetivos ya avanzados en el Título X de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, normativa pionera en el ámbito europeo en lo que respecta a garantizar una serie de derechos digitales relacionados con Internet, como la desconexión laboral, los relativos a la protección de datos, o aquellos enfocados en la protección de los menores en la Red. Concebido como un marco de referencia para los poderes públicos que oriente el trabajo futuro y garantice la protección de los derechos individuales y colectivos en los nuevos escenarios digitales, la Carta de Derechos Digitales, formada por un total de

The Twittering Machine Richard Seymour Akal

El Comité de Ética multidisciplinar, propuesto por Unión Profesional, vendría a constituirse herramienta transversal, clave para garantizar la salvaguarda de los derechos fundamentales en el escenario digital Aportaciones de Unión Profesional Consciente de la importancia estratégica y transversal de asegurar los derechos de la ciudadanía, también en el ámbito digital, Unión Profesional ha realizado una serie de aportaciones en el periodo de consulta pública de la Carta, convocado por la Secretaría de Estado de Digitalización e IA, que enfatizan en la importancia de contar con las organizaciones colegiales para asegurar derechos como el de seguridad y alfabetización digitales, así como el de participación ciudadana a partir de la propia red nacional de corporaciones profesionales de derecho público. Asimismo, y en línea con los valores inherentes a las profesiones colegiadas, desde Unión Profesional se ha solicitado la constitución, en colaboración con las organizaciones colegiales, de un Comité de Ética multidisciplinar desde el que poder evaluar todos aquellos ámbitos sensibles recogidos en la Carta, susceptibles de repercutir en la integridad del ser humano. El Comité de Ética multidisciplinar vendría a constituirse herramienta transversal, clave para garantizar la salvaguarda de los derechos fundamentales en el escenario digital.

Traducido como «La máquina de trinar», este ensayo firmado por Richard Seymour, columnista del periódico inglés The Guardian, describe cómo el cambio tecnológico de la última década ha afectado a la concepción misma del tiempo y de la escritura, reducidas a «mercancía y producciones de redundancia». Cómo liberarnos de la compulsión al trabajo que suscitan los medios digitales y las redes sociales es una de las cuestiones que aborda en este escrito que más nos interesa, sumándose a otras voces críticas —Byung-Chul Han, Jaron Lanier, Nicholas Carr, Marta Peirano— que, de un tiempo a esta parte, han surgido en la esfera pública con el ánimo de denunciar las servidumbres que traen consigo los nuevos medios. Comentarios críticos que, en no pocas ocasiones, son confundidos con una mirada nostálgica al pasado, cuando de lo que se está hablando es de reflexionar sobre cómo han transformado las empresas tecnológicas el ecosistema digital, incentivando la dependencia de los usuarios hasta el punto de convertirlos en auténticos adictos. Seymour recurre al imaginario utópico para intentar hallar un punto de ruptura que permita no solo salir de la máquina de trinar, sino también hallar una manera de exorcizar todo el malestar del que ésta se alimenta, incluida la autoexplotación perfectamente asumida. Él apela al paseo, a la contemplación. A la escritura entendida como tiempo de ocio; a que nuestras ensoñaciones no sean productivas. Algo aparentemente tan sencillo como deponer nuestros móviles y coger un bolígrafo.

Elisa G. McCausland nº 188 g noviembre-diciembre 2020

Profesiones g 43


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.