Page 45

K

CULTURA CULTURA

Miércoles, 8 de febrero de 2017

Educación Social y deontología profesional Partiendo de la idea de que el “ethos” de la Educación Social, como profesión, consiste en acompañar a las personas a desarrollarse lo más plenamente posible en el mundo social, y en el caso de las personas en desventaja social con más ahínco, la Educación Social tiene una doble misión: Transformar realidades sociales apoyando a las personas para que sean las protagonistas de ello; y empoderar a aquellas personas que han perdido sus derechos para que puedan llegar a ser autónomas y responsables de su propia vida. Estos objetivos se logran proporcionando una serie de servicios y recursos socioeducativos al conjunto de la

sociedad, de la comunidad y de las personas. Por ello la profesión de Educación Social posee necesariamente una dimensión política, teniendo como misión principal el respeto de los Derechos Humanos y contemplando un horizonte de valores de mayor justicia social, igualdad, libertad y responsabilidad. Es en este contexto donde la construcción de un Código Deontológico para esta profesión representa la asunción de la defensa de unos principios y normas comunes que orientan la práctica y la responsabilidad profesional ante una gran parte de la población en situación de dificultad y dependencia (...).

Miércoles, 15 de febrero de 2017

Deontología y profesión: Un modelo de ejercicio al servicio de la sociedad En junio de 2015, el Consejo Europeo de Profesiones Liberales (CEPLIS) renovó la declaración de los valores comunes que dan sustento deontológico a las organizaciones que lo componen. En ella se recogía la importancia de la que es considerada la esencia de la labor profesional: el acto profesional, cifrado desde la deontología y la excelencia a través de la formación continuada; pilares fundamentales sobre los que articular una defensa de las profesiones ante los desafíos desreguladores a los que nos enfrentamos. De manera sintética, la actividad profesional puede definirse como una tarea intelectual que requiere un alto nivel de conocimiento y está sujeta en su desempeño a un código de conducta. Así pues, la deontología es uno de los factores esenciales que distingue a una profesión: es un sistema de autorregulación del que se dota una corporación

profesional que por encomienda de la sociedad tiene reconocidas atribuciones propias en un campo determinado, con el fin de garantizar que las ejerce con sentido de responsabilidad y enfocándolas hacia la defensa del interés general. Es decir, más allá de la disposición del correspondiente bagaje académico reglado, un titulado se constituye en un profesional, con todo lo que este término comporta, en la medida que somete su ejercicio a un conjunto de normas de conducta voluntariamente promulgadas y asumidas por la corporación en su conjunto, como una especie de contrapartida que justifica el reconocimiento por parte de la sociedad de unas atribuciones específicas (...). Jordi Ludevid, presidente del Consejo Superior de Arquitectos de España

Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramón Vilalta obtienen el Premio Pritzker de Arquitectura 2017 El comúnmente reconocido como 'Nobel de la arquitectura', esto es el Premio Pritzker , este año ha recaído por primera vez en tres profesionales, subrayando el aspecto colectivo del oficio, siendo los tres españoles: Carme Pigem, Ramon Vilalta y Rafael Aranda. Hasta este año, solo un español había sido reconocido con este galardón: Rafael Moneo (1996). En el 2017 el Pritzker premia la estrecha colaboración entre los tres arquitectos y la búsqueda de la universalidad desde el cuidado de las raíces, pues desarrollan su labor profesional en el pueblo gerundense de Olot. Son autores, entre otras obras, del restaurante Enigma de Albert Adriá, en Barcelona, y diseñadores de Les Cols, en Olot. En ambas predo-

nº 166 g marzo-abril 2017

mina su consideración de la arquitectura única: «la que contribuye al bienestar físico y espiritual». Este premio al estudio RCR (las iniciales de los nombres de pila de sus tres miembros) supone un reconocimiento a la arquitectura entendida como una forma de arte que incide en la vida cotidiana sin renunciar a sus aspiraciones estéticas, tal y como informaba El País al día siguiente de que se les concediera este prestigioso premio internacional.

Profesiones g 45

Profesiones 166  

Celebramos en portada los 60 años de las profesiones en la Unión Europea.

Advertisement