Page 27

PROFESIONES Y RSC

PROFESIONES Y RSC

d) A fin de dignificar la profesión y atraer a los mejores, es imprescindible que la docencia sea una profesión colegiada. La educación es un servicio público de interés general, y para mantener la seguridad jurídica de su desempeño por profesionales cualificados con la suficiente garantía de titulación debe mantenerse la condición de profesión colegiada. e) Con el fin de fortalecer la profesión docente y garantizar la calidad de los servicios que se prestan a los ciudadanos en el ámbito educativo, debe dotarse a los Colegios de la Educación de la normativa adecuada a su misión de regular el ejercicio de la profesión docente y la vigilancia de la observancia del código deontológico correspondiente, como una norma efectiva de autocontrol profesional.

cultivo constituye la base de una vida satisfactoria y enriquecedora. Dado que los seres humanos no nacen con el bagaje de conocimientos, actitudes y valores necesarios para vivir una vida personal plena y desenvolverse en una sociedad, es necesario facilitarles al máximo su consecución, por medio de la acción educativa. De ahí deriva la importancia de la función docente, que tiene como meta la formación integral de las personas jóvenes como seres individuales y sociales.

La necesidad de considerar la docencia como una profesión colegiada no debe considerarse en absoluto como una barrera al acceso a la profesión, ni debe verse como una reminiscencia de carácter gremial. Es evidente que no debe ponerse ningún impedimento al acceso a la profesión docente a todo aquel que, gozando de titulación universitaria, demuestre de la manera que establezca la administración su capacidad para la docencia. Si en algún lugar deben buscarse obstáculos al libre acceso, no es en los Colegios de la Educación.

La necesidad de considerar la docencia como una profesión colegiada no debe considerarse en absoluto como una barrera al acceso a la profesión, ni debe verse como una reminiscencia de carácter gremial Una vez que hemos manifestado y justificado la necesidad de que la profesión docente sea colegiada, nos gustaría reproducir, para terminar estas breves notas, el preámbulo del código deontológico de la profesión docente, elaborado por el Consejo General de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letra y en Ciencias. Es una satisfacción y un orgullo para nuestros colegios que los principios en que se inspira, y que dicho preámbulo explicita, están en plena consonancia con el Objetivo 4 de desarrollo sostenible. Dicho preámbulo es del siguiente tenor: 'La educación tiene por objeto lograr el máximo desarrollo de las facultades intelectuales, físicas y emocionales de las nuevas generaciones, y al propio tiempo permitirles adquirir los elementos esenciales de la cultura humana. Tiene por tanto una doble dimensión, individual y social, íntimamente entrelazadas, cuyo nº 166 g marzo-abril 2017

El desempeño de esta tarea conforma una de las profesiones más necesarias cuando un pueblo desea configurar una sociedad justa, armónica y estable. Para alcanzar tales objetivos la sociedad debe garantizar la libertad de cátedra, el derecho de todos los alumnos a aprender y la igualdad de oportunidades educativas. La profesión docente requiere la dignidad, el reconocimiento, la autoridad y el respaldo necesario para su desempeño. El correcto ejercicio de la profesión docente no puede concebirse al margen de un marco ético, que constituye su sustrato fundamental y que se concreta en un conjunto de principios de actuación.' El texto del preámbulo continúa enumerando y justificando ese conjunto de principios, pero debemos poner aquí punto final a estas notas, no solo por razón de espacio, sino también porque con lo dicho se pone plenamente de manifiesto la actualidad y vigencia de nuestro código, que, como hemos dicho anteriormente, coincide al cien por cien con el Objetivo número 4 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Profesiones g 27

Profesiones 166  

Celebramos en portada los 60 años de las profesiones en la Unión Europea.

Advertisement