Page 1

Primer Medio de Difusión de las Seccionales Córdoba Mediterránea y Córdoba Oeste

Estacion Revista Ferroviaria Edición Nº 4/Año 2018

¡ Son Nuestros ! El 1.º de Marzo de 1948 los Ferrocarriles se Nacionalizaron Nota Pagina 4: Primero de Marzo, día del Ferroviario Argentino


Coordinación General/redacción Martin Salvadé Edición/ Fotografía/Diseño Fernando Márquez Compilación, archivo/ redacción Flavio Cesar Medina Compilación, archivo / redacción Carlos Pereyra Corrección/ Cuentos Juan Fernando Trcka Colaboradores Roberto Torino Patoco Lucrecia Belluzzo Carlos S. Márquez Rene Tabera Ángel Alessandrini Hugo Moya Liz Maldonado Olga Bazán Edición Nº 4/Año 2018


Mensaje a los Trabajadores F e r r o v i a r i o s Queridos compañeros: Llegamos al cuarto número de Estación, es cierto que con algunas complicaciones, pero felizmente, nuestra querida revista. Nuevamente está en nuestras manos. Nuevamente podemos reunirnos en ella, para estar cerca, para unirnos, para hablar, para seguir estrechando los lazos de acero de nuestra familia ferroviaria. Y nuevamente es para mí un gran placer, aprovechar estas oportunidades para hacerles llegar mi fraterno abrazo. No es ni será un año fácil, y las luchas deberán darse en todos los campos posibles, pero como siempre, acá estamos y acá estaremos compañeros. Nuestra Familia será hoy y siempre el norte de protección y conquistas hacia el cual avanzaremos, juntos, organizados y más unidos que nunca. Por todo lo conseguido y lo que falta por conseguir, por lo que a fuerza de lucha poseemos y que nadie podrá arrebatarnos. Los oscuros buitres de la flexibilización laboral revolotean sobre nuestras cabezas, eso es cierto, es una triste realidad, pero también es cierto que estamos comprometidos hasta la médula a dar cada una de las batallas que haya que dar. No daremos ni un paso a atrás compañeros, así será. Unidos y organizados, con fuerza y convicción. Disfruten el número 4 de Estación, y como siempre quedan invitados a participar de la misma. Por lo demás, les envío un afectuoso abrazo y ¡ siempre adelante compañeros !

Carlos S. Márquez Secretario de Formación Sindical Unión Ferroviaria

Edición Nº 4/Año 2018


Primero de Marzo, día del Ferroviario A r g e n t i n o Por Carlos S. Márquez Fue un Primero de Marzo. Fue en el año 1948. Fue en la Estación Retiro, una multitud rodeó la estación para festejar la nacionalización de los ferrocarriles. Así es, finalmente el General Juan Perón producía la nacionalización de los ferrocarriles. La tan pretendida nacionalización de los ferrocarriles Tristemente, ese día el General no pudo asistir al acto, ya que fue operado de urgencia, afectado por una apendicitis. Más allá de ello, no impidió que enviase por radio un importante mensaje al pueblo argentino: “Les pido que festejen esto que nos ha costado mucho, y que esta noche estén muy alegres y muy felices. Evidentemente nos ha costado mucho, muchísimo. Pero menos de lo que nos había costado como resultado de la dependencia en manos de los ingleses” La estatización de los ferrocarriles, queridos compañeros, no fue simplemente una transferencia de la administración de los servicios. Fue mucho más que eso. Aquel traspaso representó un hecho soberano e independiente que fortalecía la identidad nacional. El traspaso fue un acto absoluto de soberanía nacional, que por su parte fortalecía la creciente ola de industrialización nacional. Los Ferrocarriles ya eran nuestros, y eso era un acontecimiento que guarda en la historia del país un lugar muy privilegiado, pero que guarda en la historia de los trabajadores ferroviarios un lugar esencial. Los ferrocarriles son nuestros, y así los sentimos, así debemos sentirlos, así debemos amarlos. Con el fuerte sentido de pertenencia que ese Primero de Marzo nos legó para siempre. Fue luego de ese día, de ese glorioso Primero de Marzo, que la red ferroviaria continuó creciendo hasta superar, en su mejor momento, más de 60 mil kilómetros de extensión. De allí surge todo Compañeros, de ahí nace nuestra unión y compromiso de trabajo. De allí nace una larga historia de conquistas, fruto de un sinfín luchas, que no podemos dejar de recordar en este día. Debemos en este día, honrar esas luchas que han dado nuestros hermanos. Siguen los ferrocarriles siendo nuestros, son y serán nuestros, así debe ser, y es por eso que debemos seguir defendiéndolos de la oscura rapiña que los sobrevuela. No hay día más significativo para uno que aquel que reconoce y celebra la propia actividad, ella que con amor y dedicación diariamente desarrolla. Es por eso compañeros que en este día debemos festejar, debemos alegrarnos por el camino recorrido, debemos mirar a los lados y reconocer en nuestros compañeros ferroviarios, esos hermanos con sangre de hierro, que el ferrocarril nos ha dado. Pero como solemos decir, llegar hasta aquí ha costado sangre, sudor y lagrimas. Esfuerzo, trabajo, compromiso y dedicación. No todos los días del Ferroviario han sido felices, y este tal vez tampoco lo sea, lo que siempre ha de ser feliz son los lazos que nos unen y que nos obligan a defender lo nuestro, lo de nuestra familia. El árbol no debe tapar al bosque, el festejo y la alegría no deben hacernos olvidar que oscuras amenazas se ciernen sobre los rieles. Que infaustos intereses pretenden avanzar sobre los derechos conseguidos con tanto esfuerzo. Que los oscuros buitres de la flexibilización laboral sobrevuelan a diario esperando el momento para comernos los ojos. En este día debemos festejar, pero por sobre todas las cosas debemos reflexionar, renovar nuestro compromiso de trabajo y dedicación. En lo que a mí respecta, queridos compañeros, tengan muy presente, que creo que este es el día más importante, y en el que renuevo mi compromiso con ustedes, con mis compañeros. Renuevo mi promesa de que estaremos siempre a la altura, peleando por ustedes, por nosotros, por nuestras familias En este día del Ferroviario, llegue a ustedes mi fuerte abrazo. Llegue a Uds., queridos compañeros, mi juramento leal de que no daremos ni un paso atrás. Que lo nuestro, nuestro será. Feliz día del Ferroviario.

Edición Nº 4/Año 2018


1º de Mayo, Día del Trabajador Por Ab. Martín Salvadé.

En este recordatorio del día del trabajador, es importante comenzar, expresando nuestra solidaridad con todos los trabajadores de la Patria que hoy atraviesan horas difíciles y tristes. En ese sentido es cada vez más nuestro el compromiso de seguir batallando por un mundo diferente, donde el trabajo vuelva a ser el gran organizador social y el elemento dignificante que debe ser. Así las cosas, un nuevo 1º de Mayo nos encuentra a todas y todos los trabajadores, de nuestra adorada y diezmada Patria. Nos encuentra expectantes, preocupados. Nos encuentra en pie de lucha. Nos encuentra teniendo que lamentar la diaria perdida de cientos y cientos de puestos de trabajo. Nos encuentra lamentado y sufriendo por los compañeros que pelean día a día por mantener su fuente de trabajo y por llevar un plato de comida a sus mesas, a las mesas de sus familias. Nos encuentra enfrentando horas difíciles, tristes y preocupados. Aun así y en las aciagas horas que vivimos, vuelve a ser el mandato, el mismo que en el año 1886, el de unión y fraternidad entre los trabajadores. Vuelve a ser por estos días, una diaria preocupación para los trabajadores, el llevar un digno plato de comida la mesa de su familia. Hace exactamente un año, transcribí en esta querida revista, la siguiente frase: “Un nuevo Primero de Mayo nos encuentra reunidos a los que luchamos por hacer de nuestra hermosa tierra argentina una Nación socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana”. Esto decía Juan Domingo Perón en el año 1949. Hoy más que nunca sus palabras se hacen eco en la realidad y junto con ellas la invitación a la organización, a la lucha, al sostenimiento de los derechos conseguidos y al recupero de los últimamente perdidos. Sus palabras cobran cada día más vigencia y necesidad. Son estas palabras las que, en este día, deben brillar en nuestra conciencia como faro que nos guie hacia la victoria definitiva de los trabajadores, como estandarte de lucha y de no claudicación. Las glorias pasadas hoy son amenazadas y sólo la unión fraterna y sólida de los trabajadores puede hacer frente a los siniestros espectros del capital al servicio de los que más tienen. Sólo los trabajadores habrán de salvar a los trabajadores. En pie de lucha habrán de estar aquellos que amen esta Nación, libre, soberana, amable y bondadosa con los trabajadores, generosa con los hijos que menos tienen, que día a día dejan sangre y sudor, en sus talleres, es sus máquinas, en sus líneas, en sus oficinas, para reconstruir a base de fragua y forja, los rieles que alguna vez cruzaron de norte a sur, de este a oeste la Argentina.

La Argentina del pueblo trabajador, habrá de recuperarse más temprano que tarde y en este día, los trabajadores, debemos renovar nuestros votos, sellar un nuevo pacto de lealtad y compromiso. Los pasos dados, han sido y serán para avanzar, no puede ni debe desandarse el camino transitado. Hoy frente a gobiernos que consideran que los derechos laborales son privilegios inmerecidos, más que nunca decimos que trabajar en condiciones dignas, tener estabilidad laboral, dejar de perder poder adquisitivo diariamente, acordar libremente paritarias, de ningún modo es un privilegio. Son derechos nacidos de necesidades y por ello nadie, ni hoy ni nunca debe siquiera intentar arrebatarlos. En tiempos en donde un grupo de empresarios gobierna para ellos mismos, el Pueblo Obrero vuelve a ser variable de ajuste y no debemos, ni podemos permitirlo. Así, estimadas Compañeras y Compañeros, este Primero de Mayo debe ser fuente de homenaje para todos aquellos trabajadores que han puesto su cuerpo y su alma para la defensa del Pueblo Obrero y de sus derechos. Debe ser fuente de solidaridad para aquellos compañeros que viven horas aciagas. Debe ser un día para renovar nuestros votos de lucha. Tal y como dijimos hace un año, hoy más que nunca repetimos que sin justicia social, sin equidad y sin condiciones dignas de trabajo, la libertad es una mera ilusión… El pueblo unido, jamás será vencido. ¡Feliz día compañeros!

Edición Nº 4/Año 2018


8 de marzo “Día Internacional de la Mujer T r a b a j a d o r a ” Por: Lic. Lucrecia Belluzzo Ojalá no hubiese nada que recordar, nada que reivindicar, y el 8 de marzo fuese un día más. Si la igualdad de derechos fuese una realidad, el Día Internacional de la Mujer no tendría tanto sentido. Pero todavía no lo es, ni lo será a corto plazo. Es por esto que este 8 de Marzo es un día para conmemorar, para resistir, para reivindicar, para denunciar. Un día para reflexionar acerca de los avances conquistados en materia de género y pasar en limpio las cuentas pendientes. Esta fecha condensa muchas demandas que se construyeron de manera colectiva, a partir de la toma de conciencia en torno a la desigualdad estructural entre varones y mujeres. Conmemoramos que existen instrumentos internacionales ratificados por nuestro país, entre ellos la Convención Belem do Pará en el año 1994, que considera que el reconocimiento y el respeto de todos los derechos de las mujeres son condiciones indispensables para su desarrollo individual y para la creación de una sociedad más justa, solidaria y pacífica. Conmemoramos que en estos años de democracia, hubo en nuestro país, avances legislativos importantes como el Programa de Salud Sexual y Procreación Responsable (2006), la Ley de Parto Humanizado (2004), la Ley de Matrimonio Igualitario (2010) y la Ley de Identidad de Género (2012), la ley Integral contra la Violencia de Género (2006), por destacar algunos logros. Conmemoramos que las mujeres hemos generado procesos sociales, económicos, políticos y culturales para sostener la vida, hemos aportado a la humanidad con principios y prácticas basados en la solidaridad, la cooperación y la reciprocidad, que son hoy fundamento de las alternativas de pensamiento y cambio real. Por otro lado, resistimos y denunciamos las cuentas pendientes: - La brecha salarial, es decir la diferencia de salario frente a la misma tarea, de un 28% promedio, marca una enorme inequidad que lesiona las posibilidades de autonomía económica y despliegue individual y profesional de las mujeres. - El aumento de la participación en la vida política y la presencia de mujeres en cargos jerárquicos en todos los órdenes de la vida (empresariales, académicos, profesionales, sindicales) forman parte de la agenda pendiente. En la Argentina, en el sector sindical las mujeres ocupan el 18% de los cargos pero pocas veces están sentadas en las mesas en donde se discuten salarios o finanzas.

- Mientras el mundo laboral reniega de la presencia de mujeres en los espacios de poder, el 76% de las tareas de cuidado siguen recayendo sobre estas. Esta división del trabajo es anacrónica y no se condice con la situación actual. Viene de otra época. En los años ’60, por ejemplo, sólo dos de cada 10 mujeres trabajaban fuera del hogar; hoy, son siete de cada 10. Las mujeres más que triplicaron su participación en el mercado, sin embargo desarrollan una doble o triple jornada. - Las mujeres somos las principales víctimas del acoso callejero. - La problemática de la violencia de género está directamente relacionada con la asimetría de poder en donde las personas somos socializadas desde una dinámica patriarcal y machista que coloca a las mujeres como población vulnerable y en desventaja. En nuestro país se registra un femicidio cada 30 horas. - Es clave, fortalecer la educación sexual integral, para que todas las jóvenes y mujeres podamos tener el derecho a elegir y decidir sobre nuestros cuerpos. Es prioritario disminuir la cantidad de muertes por abortos clandestinos. Frente a estas cuentas pendientes y caminos a recorrer creemos fundamental cuestionar y desarmar estructuras socio culturales que siguen muy arraigadas, porque hay algo ahí, profundo, que mantiene un statu quo inalterable. Enfrentados a las cuestiones de género, a veces nos sentimos molestos cuando se nos interpela por ciertas acciones u omisiones, y tendemos a filtrar qué escuchamos y qué no, qué aceptamos y qué no, hasta dónde acordamos y en qué parte acudimos al silencio o al rechazo de causas que nos huelen a militancia y corrección política. Y poner el foco en esas pequeñas discrepancias nos hace perder de vista el cuadro general. Un cuadro que debe cambiar para tener una sociedad más justa, más equitativa, menos violenta, más reflexiva. Entonces, vale la pena el ejercicio de mirarse mejor para entender en qué ayudamos y en qué somos funcionales a esas inequidades e injusticias. En ese sentido, aprovechamos este día para sumar voluntades y esfuerzos a fin de reforzar la visibilidad de un tema cotidiano que se invisibiliza con mucha facilidad. La invitación es a no reproducir más violencia y desigualdad, a entender que la violencia no es sólo un problema que leemos en el diario. La invitación es a querernos, a cuidarnos, a cuidar nuestros cuerpos, nuestra manera de nombrar y de nombrarnos, a pensar y decidir cómo ocupamos los espacios que habitamos. La invitación es a ser parte de la historia que transforma y no que perpetúa. Edición Nº 4/Año 2018


Edición Nº 4/Año 2018


Refacción y reacondicionamiento del “Polideportivo Guillermo D ` A n g e l l a ” : Redacción: Flavio César Medina. Recopilación de datos: Fernando Márquez, Flavio César Medina.

E

l pasado jueves 1 de marzo del presente, con motivo de conmemoración del día del ferroviario, se presentó formalmente en la Seccional Córdoba Mediterránea la refacción y el reacondicionamiento del “Polideportivo Guillermo D`Angela”. A tal evento, acudieron directivos de la seccional y obreros ferroviarios que realizan sus labores diariamente en el taller de locomotoras ubicado en barrio Talleres, como así también, en las instalaciones del barrio Alta Córdoba. Dicho espacio deportivo fue fundado a principios de la década del 2000, por anuencia del compañero Juan Ignacio González (+), quien por aquel entonces ideó y planificó la estructura del polideportivo, como así también otras instalaciones de la seccional. Lamentablemente, el compañero González no llegaría a ver el producto final de su creatividad y logística, el cual se concretó materialmente en el actual polideportivo. Por lo cual, podemos decir que es el mismo es una parte importante de su legado hacia los ferroviarios. Así, luego de más de 10 años de albergar a los compañeros ferroviarios en diferentes eventos deportivos (principalmente los campeonatos de futbol nocturno que se realizan periódicamente), el polideportivo pudo contar recientemente con la mencionada renovación consistente en; refacciones en iluminación, campo de juego, pintura general, demarcado de límites y redes. Así, una vez más, la Unión Ferroviaria vuelve a cumplir a través de su gestión; en este caso, brindando un espacio de recreación mejorado, para que sus afiliados sigan compartiendo momentos y actividades junto a sus compañeros.

Edición Nº 4/Año 2018


Homenaje al compañero Juan Ignacio González Redacción y recopilación de datos: Flavio César Medina. Estación, Revista Ferroviaria, nuestra revista, realizada por ferroviarios y para la familia ferroviaria, además de poseer un carácter informativo, aglutinador, reivindicador las actividades recreativas y de las reuniones sociales, se da el gusto, también, de homenajear a los compañeros ferroviarios que de una u otra manera sirvieron de ejemplo, referencia o dejaron huella en nuestras instituciones. En este caso, nos toca rememorar al compañero Juan Ignacio González (09/10/1957 – 29/06/2004), debido tanto a su trabajo y trayectoria en las instalaciones ferroviarias, como así también a su idealismo, gestión y proyección en el ámbito gremial, que dejaron huellas palpables y visibles en nuestra seccional, Córdoba Mediterránea. Juan Ignacio ingresó en 1982 al Desvío. Cubrió licencias como revisador hasta 1985, año en que fue trasladado junto a otros compañeros al Torno Bajo Nivel de la calle Rodríguez Peña (lugar en donde actualmente se desempeña laboralmente su hijo). Pasó ahí los siguientes ocho años, hasta que fue despedido en el año 1993 como producto de las políticas privatizadoras del neoliberalismo menemista. Fue reincorporado dos meses después, para desempeñarse en la Estación de Servicios de Alta Córdoba, regresando a sus labores en el Torno Bajo Nivel. Estuvo trabajando alrededor de seis meses en el taller de locomotoras de barrio Talleres como producto de los contratos de reparación. Regresó tiempo después al Torno Bajo Nivel, en donde se desempeñaría por el resto de su trayectoria laboral. Seguramente muchos compañeros ferroviarios de larga trayectoria, y los jubilados más recientes, se sentirán identificados con la experiencia del compañero González, ya que muchos debieron atravesar las épocas difíciles de incertidumbre, propias de los avatares de la década del ´90. La última etapa laboral de González coincide con su incursión en la actividad sindical, en la Seccional Córdoba Mediterránea de la Unión Ferroviaria. Fue designado integrante de la Lista Verde como miembro titular de la Comisión Ejecutiva. Una vez ganadas las elecciones de su lista, comenzó a gestionar en abril de 2001 como Secretario de Finanzas. Atendió de manera sobresaliente las demandas y los problemas de los trabajadores ferroviarios, tanto del taller de locomotoras, como de la estación de servicios.

El “Polideportivo Guillermo D`Ángela”, fue uno de los frutos de sus proyecciones e imaginación. Él ideó y planificó la estructura del polideportivo, como así también otras instalaciones de la seccional. Comenzó a trabajar en el predio (que inicialmente era un sitio baldío) junto a otros compañeros, guiando la mano de obra. Recuperaron el césped, levantaron vestuarios, y realizaron un quincho con un asador. Lamentablemente no llegaría a ver en vida el producto final de este trabajo. Finalmente, fue el más firme candidato a la secretaría general de la seccional, debido a sus proyectos y compromiso con la causa sindical. Sin embargo, su elección no llegó a concretarse debido a que fallecería en 2004, tiempo antes de realizarse las elecciones. Era una deuda pendiente de Estación, Revista Ferroviaria, rememorar la trayectoria y el compromiso de este compañero, que ha dejado huella en nuestros espacios laborales y sindicales. Agradecemos especialmente a los compañeros Ariel Tello y Juan Ignacio González (hijo) por los testimonios y material para darle forma a este artículo.

Edición Nº 4/Año 2018


Escuela Ferroviaria Seccional Córdoba Mediterránea “La familia debe ser la primera escuela en el ciclo educativo nacional. La escuela debe ser un hogar para la niñez y la juventud. Los padres deben ser maestros de sus hijos. Los maestros deben ser un poco padres de los alumnos” Juan Domingo Perón

Inicio del ciclo lectivo 2018 Por: Flavio César Medina El Centro Educativo de Nivel Medio para Adultos de la Seccional Córdoba Mediterránea, comienza en este 2018 su segundo año de gestión, brindando formación escolar gratuita y de calidad para las personas que buscan completar sus estudios de nivel medio. Para este nuevo ciclo lectivo, la escuela inicia clases con una matrícula de alrededor de 70 inscriptos, que concurren a las instalaciones de la Seccional Córdoba Mediterránea ubicada en Lavalleja 1700; los días martes, miércoles y jueves, de 19:00 a 22:00 horas, cumplimentando con las horas presenciales semanales estipuladas. Además, se ha realizado una renovación en el staff de profesores para algunas asignaturas en particular, concretamente: Informática, Matemáticas, Lengua Castellana, Ciencias Sociales, Ciencias Naturales, e Idioma Extranjero (Inglés), es decir; en materias de una gran importancia y peso en el esquema curricular de Educación Media.

Sumado a estas novedades, creemos que una de las más importantes es la apertura de las puertas de nuestra escuela a la sociedad en general, brindando así esta posibilidad formativa, no solo a los afiliados de la Unión Ferroviaria y a sus familiares, sino también a la comunidad general del barrio Alta Córdoba y la ciudad toda. Sin lugar a dudas, una muestra palpable del compromiso social de nuestro sindicato. En base a estas nuevas perspectivas y a los resultados conseguidos el año pasado (como por ejemplo, los primeros egresados de nuestra escuela), sentamos las bases del trabajo por venir, con el mismo entusiasmo plasmado en aquel diciembre de 2016, cuando los directivos de nuestro sindicato firmaron el convenio educativo con el Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba, para darle vida a nuestro añorado Centro Educativo.

Edición Nº 4/Año 2018


2.º

Encuentro de Cine

en la Seccional Córdoba Mediterránea

E

l pasado Martes 27 de Marzo se realizo el Segundo Encuentro de Cine en las instalaciones de la Seccional Córdoba Mediterránea, en esté encuentro de reflexión por medio del arte audiovisual se propuso visualizar el film argentino “ La Historia Oficial ” (1985) de Luis Puenzo. Cuenta la historia de Una mujer que sospecha que su hija adoptiva es la hija de un prisionero político asesinado en los últimos años de la dictadura militar argentina (1983). La convocatoria fue en el marco al mes de marzo al cumplirse 42 años de aquel fatídico recuerdo del golpe cívico-eclesiástico-militar del año 1976, los muertos y desaparecidos civiles; qué fue lo que sucedió, y lo que dejó la dictadura militar en nuestro país. Contamos con la participación de varios compañeros de diferentes servicios, dirigentes sindicales, también gran parte de alumnos y docentes del secundario de adultos CENMA de la Seccional Córdoba Mediterránea. Recordamos que en nuestro primer encuentro compartimos la película de Verónica Rocha “ Ferroviarios, Memoria de acero en una ciudad sin tren ” (2011) donde contamos con la presencia de su directora, pueden recordar este fructífero encuentro en el Facebook de: Agrupación Justicialista Nueva Sangre Ferroviaria y observar el recuerdo fotográfico. Ambos encuentros se fueron desarrollando y proyectando en un marco de reflexión en busca de una charla que lo haga aun mas enriquecedor al momento, siempre es bienvenida alguna propuesta audiovisual que pueda conseguir una construcción y recuperación de memoria histórica. Aquí algunas imágenes de ese día, donde se vivió un emotivo momento con testimonios de compañeros que trascurrieron muy de cerca los tiempos mas oscuros de nuestro país. Edición Nº 4/Año 2018


Edición Nº 4/Año 2018


E

l pasado 24 de abril del presente año, algunos miembros del Staff de “Estación - Revista Ferroviaria” contamos con la oportunidad de asistir al espacio de trabajo de los compañeros de Vía y Obras. Sin dudas una experiencia gratificante, ya que pudimos conocer de cerca las particularidades de este trabajo tan sacrificado, que además de observarlo, contamos con el testimonio de algunos compañeros implicados en este tipo de labores, para poder acercarles a ustedes, los comentarios de los entrevistados. Nombre y apellido de los operarios encargados de guiar el trabajo de Vía y Obras. ¿En qué puestos y con qué categorías se desempeñan actualmente? Su experiencia personal en la cuadrilla, ¿hace cuánto tiempo trabajan en Vía y Obras? Hugo Ignacio Moya, tiene 42 años de servicio y se desempeña como capataz de Talleres de reparación de zorras y equipos livianos de vías.

Márquez Emilio Rufino, tiene 36 años de servicios en actividades ferroviarias, y actualmente se desempeña como capataz de la cuadrilla número tres de Alta Córdoba. Luis Ricardo Giordano, cuenta con 36 años de trabajo en el sector, y hoy en día es Inspector de Vías Córdoba.

Juan Carlos Vélez, tiene 35 años de desempeño ferroviario y hoy en día es el encargado del Vía y Obras Córdoba. ¿Qué clase de especialización o de conocimientos necesitaron adquirir para cumplir con sus labores, y de qué maneras los fueron adquiriendo? Los cuatro operarios entrevistados tienen una alta experiencia en cuadrillas, debido a que todos se desempeñaron siempre en Vía y Obras, todos cuentan con un rango de entre 30 y 40 años de servicio ferroviario, en este sector específico. Las enseñanzas y especializaciones en su trabajo, las recibieron principalmente por medio de las enseñanzas de los capataces. Esto se complementó con cursos que fue dando la empresa Belgrano Cargas en diferentes momentos. Consideran que la experiencia transmitida por los capataces fue la más influyente a la hora de aprender trabajos y técnicas. A su vez, la experiencia personal y diaria, el trabajo en cuadrilla genera una importante cuota de aprendizaje. ¿Qué nivel de complejidad tiene este tipo de trabajo? ¿Qué tanto influye el factor climático en la realización de sus actividades? El trabajo es bastante complejo debido a la cantidad de personal que debe ponerse en actividad, las herramientas e instrumentos que son necesarios para el cumplimiento de los trabajos, y la magnitud de éstos. Por lo general, las jornadas son de nueve horas diarias durante seis días semanales. Aunque a veces se requieren más horas, dependiendo de la complejidad de la situación dada, ya sea que se trate de reparación, mantenimiento, etc. Edición Nº 4/Año 2018


No consideran que el clima sea un factor determinante en sus actividades, ya que, si bien el trabajo en sí mismo es duro, pesado y sacrificado, ellos deben cumplir sus actividades bajo las condiciones dadas en el momento, ya sea con lluvia, sol, frío, calor, etc. ¿Cuáles son las principales técnicas y actividades a tener en cuenta en la realización de este trabajo? Principalmente, las actividades giran en torno al mantenimiento y reparación de vías y su entorno, como así también el acondicionamiento o la “playa”, que requiere corte de césped, desmalezamiento, extracción de basura, etc. Para ello se utiliza el trabajo coordinado de los operarios con la disposición de determinadas herramientas y máquinas necesarias. ¿Qué distancia de trabajo y mantenimiento ocupa cada cuadrilla? Cada cuadrilla tiene un sector destinado aproximado para realizar su trabajo, y en base a esos sectores, se dividen. Son cantones de alrededor de 29 – 30 kilómetros por cuadrilla. Disponen de alrededor de 4 cuadrillas (no todas completas) por sector. De ahí que sea necesario incorporar más operarios. ¿Qué nivel de importancia consideran ustedes que tienen el trabajo en las vías del ferrocarril? La importancia es primordial, ya que como en todo transporte, si no hay una buena ruta no se puede circular en condiciones. En este caso, si no hay vías en condiciones, el tren tampoco puede transportar. Es necesario el constante mantenimiento de las vías, porque esta es la base sobre la cual se debe el trabajo de la gente que integra las cuadrillas de Vía y Obras. Finalmente, un espacio dedicado a comentarios personales a libre disposición de los entrevistados. Los operarios consideran que hay un faltante importante de personal u operarios para completar las cuadrillas. Consideran que cada cuadrilla debería de disponer con alrededor de 10 operarios, siendo que dispone de entre 2 o 3. Por ende, piensan que una incorporación de 6 personas por cuadrilla, contribuiría a la realización de un trabajo más eficaz y aliviado. A la hora de hacer relevos de personal por enfermedades o accidentes, la situación se complica ya que el faltante de operarios significa que hay que pedir colaboración de otros sectores o incluso de otras localidades. En cuanto a instrumentos o insumos, también se debe tener en cuenta que serían necesarios más materiales de trabajo, ya que, dadas las condiciones, se trabaja con lo que se dispone. Respecto a la cuestión de los descarrilamientos, mencionan que hay varios motivos que los provocan; conducción, estado de vías, principalmente. Hay una discrepancia constante, ya que estiman que muchas veces se culpa injustamente al personal de Vía y Obras por este motivo, siendo que no es algo que dependa siempre de sus actividades. Notan una gran diferencia entre pasado y presente. Por un lado en cuanto a la cantidad de operarios implicados en el sector (anteriormente eran muchos más), como así también en lo que se refiere a la evolución y el avance del instrumental de trabajo: anteriormente era más manual, hoy si bien en parte sigue siendo manual, se dispone de algunas herramientas e instrumentos mecanizados. Finalmente, los compañeros agradecen la oportunidad que han tenido de ser ferroviarios, de formar parte de la familia ferroviaria, y de poder llevar, según sus palabras “la sangre ferroviaria”, que en algunos casos se transmite de generación en generación.

Edición Nº 4/Año 2018


24 de Marzo, un a n i v e r s a r i o indeseado Por: Ab. Martín Salvadé “Señores ministros del Poder Ejecutivo Nacional; señor jefe del Estado Mayor General del Ejército; señor director del Colegio Militar de la Nación; autoridades nacionales, provinciales y municipales; personal militar superior y subalterno del Ejército Argentino; señores cadetes; señoras y señores: realmente nunca hubiera querido tener que estar ante esta instancia, porque recordar el 24 de marzo de 1976 es uno de los instantes más dolorosos y más crueles que le ha tocado vivir a la historia argentina en su conjunto. “Pero los argentinos todos, civiles, militares, la responsabilidad que tengamos, tenemos que generar un acto de conciencia e identidad que nos permita definitiva-mente entrar a marcar en el ángulo justo de la historia, aquel hecho terrible y lamentable. “Señores integrantes del Colegio Militar de la Nación y de las Fuerzas Armadas, señores generales y oficiales superiores: nunca más. Nunca más tiene que volver a subvertirse el orden institucional en la Argentina. Es el pueblo argentino por el voto y la decisión de él mismo, quien decida el destino de la Argentina; definitivamente terminar con las mentes iluminadas y los salvadores mesiánicos que sólo traen dolor y sangre a los argentinos. “También, definitivamente -y esto hay que tenerlo bien en claro- porque soy hombre que predica el amor y no el odio y el rencor, que el terrorismo de Estado es una de las formas más injustificables y sangrientas que le puede tocar vivir a una sociedad. “No hay nada, por grave que sea, que esté pasando en un determinado momento de la sociedad argentina o de cualquier sociedad, que habilite el terrorismo de Estado, y menos que en eso sean utilizadas nuestras Fuerzas Armadas que deben ser el brazo armado del pueblo argentino, deben estar absolutamente solidarias, conviviendo con todos los argentinos en pluralidad y consenso. “Vengo hoy, junto a los señores generales y al teniente general, jefe del Ejército Argentino, a rescatar el espíritu Sanmartiniano de nuestras Fuerzas Armadas y de nuestro Ejército, para que juntos podamos reconstruir en paz, convivencia y creatividad, un país con justicia, inclusión social, democracia, pluralidad y convivencia plena. Este es el objetivo que tiene nuestra presencia hoy aquí, este 24 de Marzo.

El retiro de los cuadros que procedió a hacer el señor jefe del Ejército, marca definitivamente un claro posicionamiento que tiene el país todo, nuestras Fuerzas Armadas, nuestro Ejército y quien les habla como Presidente y como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, de terminar con esa etapa lamentable de nuestro país y que definitivamente, en todos los lugares de la Patria y de nuestras instituciones militares, esté consolidado el sistema de vida democrático, desterrando el terrorismo de Estado y apuntando a la construcción del nuevo país. “Estoy convencido total y absolutamente, porque lo he sentido en mis gestiones de gobernador, que nuestro Ejército va a trabajar y colaborar permanentemente en la construcción de la Argentina. Este proceso de salir de la situación del infierno, donde siempre digo que estamos en el segundo escalón, no tengo dudas, pero también esta actitud de reencuentro con su historia Sanmartiniana, de acompañar los deseos plenos de todo un pueblo decidido a vivir en pluralidad y en democracia, marca un punto de inflexión y un nuevo tiempo histórico. “Señores: que el 24 de Marzo se convierta en la conciencia viva de lo que nunca más se deba hacer en la Patria y que ese 24 de Marzo, definitivamente deje en ustedes, que son el brazo armado de la Patria, la conciencia de que esas armas que orgullosamente portan, nunca más pueden ser direccionadas hacia el pueblo argentino”, Néstor Carlos Kirchner, 24 de marzo de 2004. El 24 de Marzo es el aniversario que no querríamos tener. Es una fecha que desearíamos, no significara nada. Es un día que nadie querría haber vivido jamás. Es un hito que nunca debió ocurrir. Es el horror que espanta. Es un dolor que no deja de doler. Es una herida que no deja de sangrar. Es la muerte, la violencia, la desolación. Es una fecha que no querríamos estar obligados a recordar. Es la obligación histórica de no olvidar. Es la necesidad de justicia. Es la lucha. Es la memoria que permite avanzar. Es un grito fuerte, que se grita hasta romper las cuerdas vocales: ¡NUNCA MAS! Edición Nº 4/Año 2018


María Eva Duarte de Perón 7 de Mayo 1919, Los Toldos, Argentina

“aunque deje en el camino, jirones de mi vida, se que recogerán mi nombre y lo llevaran como bandera a la victoria” Eternamente Evita Edición Nº 4/Año 2018


Edición Nº 4/Año 2018


Fotografía Liz Maldonado

40 años del cierre de los Talleres de Cruz del Eje Por Carlos Pereyra Existe una especie de hilo conductor en la destrucción de los procesos de establecimiento de la matriz industrial en la economía de nuestro país. La brutalidad de las acciones no son un fin en sí mismo, sino el medio para implantar un sistema basado en la primarización de la economía. Y entiéndase por tal, la producción exclusiva de materias primas de origen agrícola-ganadero en detrimento de aquellos bienes con valor agregado es decir el valor económico adicional que adquieren los bienes y servicios al ser transformados durante el proceso productivo. Esto, además de seguir lineamientos foráneos donde nuestro país es concebido sólo como productor de materias primas dentro de un orden mundial conveniente para las grandes potencias, responde también a los intereses locales de una elite oligárquica y rentista que se beneficia económicamente con ese estado de situación. Es en este marco que la dictadura cívico-militar, el 15 de mayo de 1978, con el decreto 2164/78 dispuso el cierre, desguace y demolición de los talleres ferroviarios. Su liquidación fue el punto culminante de un plan destinado a revertir una política económica con fuerte presencia del Estado, donde el tren era un gran protagonista. Jorge Rafael Videla y José Alfredo Martínez de Hoz tuvieron el suficiente conocimiento de deporte y psicología social como para cerrar el taller ferroviario quince días antes del inicio del Mundial 78. Aún levantaba la copa FIFA el gran capitán Daniel Passarella, cuando comenzaba la larga noche económica y social de Cruz del Eje. Se calcula que hacia mediados del siglo XX el ferrocarril daba trabajo a tres mil obreros en esta localidad del norte cordobés. Este enclave estratégico era un nudo ferroviario que conectaba la línea del ramal A1 desde Córdoba y se abría en dos direcciones, hacia el oeste el Empalme Serrezuela a San Juan y Mendoza desde allí se podía ir a Chile con el trasandino central, o hasta Patquía, provincia de La Rioja y más al noroeste a su ciudad capital y Catamarca. Hacia el Este se dirige al empalme Dean Funes para subir al norte cruzando las Salinas Grandes rumbo a Tucumán, Santiago del Estero, Salta Jujuy, para combinar a Chile por el ramal C14 desde Rosario de Lerma o desde Jujuy a Bolivia por La Quebrada de Humahuaca. El pueblo cruzdelejeño solía decir: Cruz del Eje nació con los talleres ferroviarios y morirá con ellos. Tal era la magnitud de la identificación y el legado de lo ferroviario en esta ciudad que creció y progresó con el ferrocarril como la fuente laboral más pujante. Incluso los talleres ferroviarios de esta ciudad fueron una verdadera escuela de artes y oficios de más de una generación de jóvenes de la región. Consumado el "ferrocidio", miles de personas fueron empujadas a optar entre la miseria y el desarraigo. Muchos eligieron emigrar y la ciudad se convirtió en un pueblo resignado a la decadencia, y si bien no desapareció, como otras tantas ciudades unidas al destino del ferrocarril, se le infringió un durísimo castigo a un pueblo trabajador y progresista. Hoy como en una especie de ruinoso museo al aire libre, aún permanecen como gigantes fantasmas de óxido los restos de locomotoras, vagones y cochemotores como reliquias derrotadas de viejos sueños herrumbrados y olvidados. La historia del cierre de los Talleres de Cruz del Eje es una de las tantas estafas colectivas de quienes a los golpes o con los votos, intentan imponer un orden que beneficie la miseria de sus propios intereses en detrimento del pueblo trabajador. No olvidar nunca que nada bueno puede surgir del cierre de un taller ferroviario. Edición Nº 4/Año 2018


Esperando la vuelta del Tren Alma Por Carlos Pereyra Se recorta reptante en el horizonte la blanca formación ferroviaria. Es un tren. Artículo escaso en Puesto Viejo (Jujuy). Y no es un tren cualquiera. Es un tren que trae algo aún más escaso: médicos, medicamentos, salud. Un día por año los habitantes de Puesto Viejo, son más argentinos que el resto de los días, porque la llegada del querido tren Alma sirve para suplir lo que los Estados nacionales o provinciales no pueden o no quieren proporcionar: atención sanitaria básica a chicos que no tienen servicios permanentes de atención médica pediátrica. Esta postal sin embargo es una imagen vieja, lejana y olvidada ya que hace dos años que el tren sanitario Alma permanece a la sombra de una decisión, de una firma que autorice a que los vagones sean reparados y así se posibilite su vuelta a las vías del país. El Tren Alma y su Fundación nacieron en 1980. Su creador es el pediatra argentino Martín Jorge Urtasun junto a un grupo de amigos y profesionales quienes detectaron las enormes dificultades de traslado hacia Buenos Aires ´por parte de pacientes pediátricos del interior. Ante distintas realidades sociales y económicas arribaron a la conclusión de que sería sumamente útil llegar hasta los lugares donde se encontraban las dificultades. Y el ferrocarril era el medio idóneo para la logística de semejante proyecto: Un hospital rodante que llegara hasta los puntos más distantes del norte argentino. En 36 años de funcionamiento se hicieron 205 viajes a Jujuy, Salta, Tucumán, Chaco, Santa Fe, Santiago del Estero, Catamarca y La Rioja. Se calcula que se atendieron a más de 90.000 chicos de esas provincias. El plantel de pediatras, médicos generalistas, odontólogos, radiólogos, trabajadores sociales, enfermeros y bioquímicos es de carácter absolutamente voluntario y recorre el trazado de la línea del Ferrocarril Belgrano de 11.000 kilómetros. Una intensa historia, y una labor formidable que comenzó su deterioro cuando un incendio de los vagones en agosto de 2015 dejo prácticamente inoperativo al tren itinerante. En 2016 las nuevas autoridades del Ministerio de Transporte desconocieron el contrato que tenía la Fundación con la anterior gestión, pero se comprometieron a reparar los vagones para que en 2017 estuvieran nuevamente en funcionamiento. Esto finalmente no ocurrió. Hoy los coches aún permanecen en los talleres ferroviarios de Tafí Viejo. Mientras tanto, la fundación aguarda una autorización oficial para iniciar las tareas de acondicionamiento. Se trata de cuatro coches en desuso otorgados en comodato. Tan sólo falta una firma o la decisión política para llevar salud en tren a poblaciones alejadas de centros urbanos, asociadas a viejas estaciones ferroviarias, y a sus comunidades rurales aledañas. Es decir, a comunidades vulnerables con profundas necesidades sociales. El dato: Cada vez que el tren Alma llega a un pueblo, en los 15 días que dura cada viaje se acercan entre 600 y 800 chicos. El Tren Hospital para Chicos Alma: Un servicio solidario que promueve el acceso a la salud de chicos y adolescentes en zonas de riesgo social Pagina: Acá podes ver el cronograma de las próximas salidas http://fundacionalma.org.ar/wp/ Edición Nº 4/Año 2018


Ferrocarril

Central

Córdoba

Un acercamiento a nuestra historia Por: Flavio César Medina

“Los ferrocarriles constituyen la llave fundamental de una nación (…)” Raúl Scalabrini Ortiz.

En el número anterior de “Estación, revista ferroviaria” dimos cuenta brevemente de la situación económica e infraestructural del Ferrocarril Central Córdoba a lo largo de treinta años; la última década del siglo XIX y las dos primeras del XX. En esta ocasión, seguiremos avanzando en la “línea de tiempo”, durante la primera mitad del siglo XX, para dar cuenta de la situación real del F.C.C. C., durante años previos a la nacionalización de los ferrocarriles durante el gobierno de Juan Domingo Perón, acontecida a fines de la década del ´40. Anteriormente habíamos constatado que, el F.C.C.C. aumentó ingresos brutos de 6.285.512 pesos en 1908, a 15.573.052, 1920; pero el dividendo porcentual que declaraba en 1920 era sólo de 1.63%, lo cual era indicativo que para disimular ganancias, su capital pudo limitarse a la mitad, sin alcanzar límites llamativos para sus rendimientos. Las entradas de 15.230.232 pesos de 1920, se dispararon a 18.022.508 en 1925, sin que el ferrocarril se haya preocupado (en ese lapso quinquenal), por construir un solo kilómetro más de vías. Esos 18 millones de pesos excedentes, obligaron a confesar un rendimiento promedio del 5,82 % para su “capital” de 101.877.296 pesos, con lo cual podemos considerar que en el primer cuarto del siglo XX, el F.C.C. C. era redituable a la inversión realizada. En un período intermedio (1921), aconteció un hecho desafortunado con el incendio de gran

magnitud que destruyó completamente el bloque central de la estación Rosario del Central Córdoba. Sin embargo, prácticamente de inmediato se dispuso la reconstrucción del edificio, culminado cinco años después, en 1926. Iniciando la década del ’30, las acciones ordinarias se quedaban sin dividendos, y su cotización decayó, lógicamente, de manera abrupta. Una acción ordinaria de 100 libras se pagaba a 17,11 libras en 1930, a 13 en 1932, y a 4,87 en 1933. Ya en plena depresión, el Ferrocarril Central Córdoba continuaba siendo el ferrocarril que mayor “capital” tenía asignado por kilómetro, con la única excepción del Central Argentino. A fines de 1934 el Central Córdoba es ofrecido a la venta directa al Ferrocarril del Estado. Los diarios comienzan a acariciar la idea de una posible nacionalización de los ferrocarriles extranjeros, principalmente de capital inglés. Esta gestión fue completada años más tarde por Juan Domingo Perón, pero la transición será tratada posteriormente. A modo de conclusión provisional, podemos ver que los vaivenes y fluctuaciones de los niveles productivos del Ferrocarril Central Córdoba en los primeros 30 años del siglo XX, llevaron al capital extranjero a plantearse la posibilidad de vender los ferrocarriles al Estado Nacional Argentino.

Fotografía de Archivo* Centro de Estudios Históricos Ferroviarios Locomotora* Ferrocarril Central Córdoba

Edición Nº 4/Año 2018


La desmemoria. Chicago está llena de fábricas. Hay fábricas hasta en pleno centro de la ciudad, en torno al edificio más alto del mundo. Chicago está llena de fábricas, Chicago está llena de obreros. Al llegar al barrio de Heymarket, pido a mis amigos que me muestren el lugar adonde fueron ahorcados, en 1886, aquellos obreros que el mundo saluda cada primero de mayo. -Ha de ser por aquí -me dicen-. Pero nadie sabe. Ninguna estatua se ha erigido en memoria de los mártires de Chicago en la ciudad de Chicago. Ni estatua, ni monolito, ni placa de bronce, ni nada. El primero de mayo es el único día verdaderamente universal de la humanidad entera, el único día donde coinciden todas las historias, todas las geografías, todas las lenguas y las religiones y las culturas del mundo; pero en los Estados Unidos, el primero de mayo es un día cualquiera. Ese día, la gente trabaja normalmente y nadie, o casi nadie, recuerda que los derechos de la clase obrera no han brotado de la oreja de una cabra, ni de la mano de Dios o del amo. Tras la inútil exploración de Heymarket, mis amigos me llevan a conocer la mejor librería de la ciudad. Y allí, por pura curiosidad, por pura casualidad, descubro un viejo cartel que está como esperándome, metidos entre muchos otros carteles de cine y música rock. El cartel reproduce un proverbio del África: Hasta que los leones tengan sus propios historiadores, las historias de cacería seguirán glorificando al cazador. Eduardo Galeano. El Libro de los Abrazos. 1989.

Edición Nº 4/Año 2018


Galería Fotográfica En diferentes o c a s i o n e s , m o m e n t o s d e v e r d a d e r a unión trabajadora y compañerismo. Se presenta de manera a l e a t o r i a sin descripción p u n t u a l l a galería fotográfica de los que forman parte de esta enorme familia


Edición Nº 4/Año 2018


Un paĂ­s sin trenes, es una naciĂłn sin futuro . . .

Estación Nº 4 - Año 2018  

Primer medio de difusión de las Seccionales Córdoba Mediterránea y Córdoba Oeste de la Unión Ferroviaria - Lavalleja 1700 Bº Alta Córdoba -...

Estación Nº 4 - Año 2018  

Primer medio de difusión de las Seccionales Córdoba Mediterránea y Córdoba Oeste de la Unión Ferroviaria - Lavalleja 1700 Bº Alta Córdoba -...

Advertisement