Issuu on Google+

MANUAL GUÍA DEL AULA VIRTUAL SEGÚN EL MODELO PEDAGÓGICO PRAXEOLÓGICO UNIMINUTO Elaborado por: Juan David Zabala y Cesar Guzmán UVAAC

El presente documento tiene por objetivo dar a conocer la aplicación del modelo pedagógico praxeológico en ambientes virtuales de aprendizaje, específicamente en la constitución de un modelo de aula virtual. Con esta propuesta se busca encaminar y facilitar la labor del docente a distancia, ofreciéndole un manual guía para complementar el aula virtual y conocimientos introductorios de las herramientas adecuadas para el satisfactorio ejercicio de su labor.

Aula Virtual Como modelo de educación virtual y a distancia, el uso de la telemática y de diversas herramientas de comunicación es un aspecto de vital importancia a la hora de pensar en cobertura, calidad y acompañamiento del proceso educativo. El aula virtual es un espacio virtual y flexible que es soportado, en este caso, por una plataforma LMS denominada Moodle. El aula virtual comprende una gran multiplicidad de herramientas que facilitan el ajuste de la misma a las intenciones y particularidades de cada proceso educativo. Sus funciones y posibilidades se encuentra atadas al uso que cada institución, docente y estudiante, por lo tanto, ha de encontrarse sustentada por una práctica educativa orientada por un modelo pedagógico, en este caso el praxeológico, que facilite el trabajo autónomo, autodirigido, reflexivo y colaborativo. Las posibilidades del aula virtual pasan por grandes capacidades en el manejo de información, facilidades de acceso a contenidos y actividades, mayor control del proceso educativo, lo que implica un mejor desempeño en la planificación, supervisión y acompañamiento. El aula virtual deviene de cuatro etapas que responden al planteamiento de la pedagogía praxeológica, las cuales son iniciación, planificación, realización y evaluación; y se encuentra estructurada en cuatro momentos, que son, contextualización institucional, presentación del módulo, unidades de contenido y evaluación.

Presentación del Curso Ahora bien, el modelo praxeológico pedagógico entiende la práctica educativa como un proceso que busca sujetos lógicos, racionales y responsables, por lo tanto, la


presentación del curso pasa de ser simple cortesía para ser un requisito de transparencia en el que se ponen de manifiesto las particularidades y los fines mismos del curso, de tal manera que sea posible para el individuo tener presente esta información en su proceso educativo y dirigirse de manera autónoma. Esta presentación comprende la etapa de iniciación, desarrollada en la Bienvenida del curso y el Perfil del Estudiante, y la etapa de planificación, la cual comporta un apartado para la Metodología y los Objetivos, que dan cuenta del denominado acuerdo praxeológico, y también cuenta con un apartado de ayuda permanente.

Bienvenida Es entonces necesario realizar una bienvenida del curso que tenga la función de introducir el contenido de manera general para que así el estudiante pueda ubicarse más fácilmente. Esta debe comprender elementos que ayuden a que el estudiante ubique la importancia del curso en distintos niveles y la articulación que este, como unidad de conocimiento y habilidades, tiene con otras unidades. De la misma forma, es imprescindible facilitar que el estudiante pueda ubicar el curso en el programa curricular, esto es, propender por evidenciar la articulación que el curso tiene con otros cursos en cuanto a secuencialidad y requisitos. De igual forma debe tenerse clara la relevancia a nivel social y regional, en cuanto a herramientas brindadas por el curso y su impacto esperado en el entramado social o en la región. Esto puede ser llevado a cabo por medio de etiquetas o con recursos como presentaciones o documentos en los que se de acceso a esta información en todo momento.

Perfil del Estudiante Así mismo, debe resaltarse la importancia del curso en cuanto a la formación profesional y personal, de forma tal que el individuo en todo momento tenga claro su proceso educativo. Por ello, debe incluirse dentro de la presentación del curso el Perfil de Estudiante que se pretende conseguir como una finalidad que lo impulsa y lo hace pertinente, de esa forma debe tenerse en cuenta la relevancia a nivel particular en cuanto a herramientas, conocimientos y competencias brindadas por el curso y la importancia de estas en el ámbito profesional. Este Perfil puede facilitarse por medio de etiquetas o de algún recurso como documentos de texto, pdf o presentaciones de diapositivas.

Objetivos


Teniendo en cuenta que el modelo praxeológico se sustenta en una visión de individuo que regula su pensar y actuar de acuerdo a metas claras y definidas, entonces, tener presente los objetivos que persigue el curso resulta imprescindible para la formación de ese sujeto y la consecución de habilidades de autorregulación, autonomía y responsabilidad. Los objetivos deben dar cuenta de los conocimientos y competencias que se buscan alcanzar, los cuales devienen de la planeación curricular del curso, y que guiarán la metodología como forma de alcanzar estos mismos.

Metodología Por acuerdo praxeológico se hace referencia al establecimiento de reglas y normas básicas de funcionamiento que bien pueden ser consensuadas o simplemente informadas. Lo importante es asegurar la comunicación de esa normatividad y facilitar su consulta. El planteamiento de una metodología transparente y clara para todos los estudiantes responde a la necesidad de un acuerdo praxeológico, cuya importancia radica en la conceptualización de un sujeto autónomo, responsable y autodirigido; según el cual, es posible llegar a acuerdos mediante la participación social, los cuales no solo facilitarán la relación interpersonal sino que potenciarán el trabajo cooperativo gracias a la determinación de papeles, funciones, límites, deberes y responsabilidades. Es por ello que el acuerdo praxeológico comprende que son imprescindibles ciertos mínimos tales como la manifestación de la planeación del curso, la cual puede llevarse a cabo a través de esquemas, documentos o presentaciones que permitan evidenciar esa estructura. Dentro del acuerdo deben estar consignados tanto los objetivos puntuales a los que responde el curso, como la metodología a seguir para alcanzarlos y los criterios de evaluación que se tendrán en cuenta. Para ello se recomienda insertar un calendario o algún recurso que permita la consulta continua de fechas de entregas, así como algún tipo de documento en el que estén consignados los objetivos, métodos y formas de evaluación con sus criterios.

Ayuda Permanente Esta última sección de la Presentación del curso deviene de la necesidad de proveer información y canales de comunicación que prevengan problemas y faciliten el uso de la plataforma Moodle y del aula virtual. Por ello se pensó en permitir el acceso a un documento con preguntas frecuentes frente al uso de Moodle que permite prevenir problemas y malos usos por parte del docente y del estudiante, de la misma forma tiene


cabida un foro permanente y abierto para todos los usuarios en el cual puedan ser consignadas dudas, sugerencias y diversas precisiones correspondientes a usos particulares del aula virtual y a dinámicas propias del curso y de la relación docenteestudiante.

Unidades de Contenido Esta sección responde a la etapa de realización, en al cual se lleva a cabo aquello que se planificó previamente. De la pedagogía praxeológica es posible abstraer cuatro momentos en los cuales se podría estructurar el trabajo a realizar con respecto al contenido temático de un curso, los cuales son la lección, el trabajo individual y grupal, la socialización y recogida del conocimiento y, por último, la conclusión.

Lección (Conceptualizar y Comprender) Un primer momento estaría comprendido por la lección, este momento responde a las habilidades de pensamiento denominadas como Conceptualizar y Comprender sugeridas por la praxeología. Es imprescindible tener en cuenta la necesidad de un título, un párrafo introductorio y una imagen alusiva a la unidad. En esta se da cuenta del contenido de forma cronológica, clara y organizada de tal manera que permita ejercicios de categorización y jerarquización de los contenidos temáticos. Para dicho fin la plataforma Moodle dispone de herramientas que facilitan la transmisión y acceso a información, estos son los recursos y pueden ser documentos de texto, PDF, artículos WEB, imágenes, artículos científicos, bases de datos, revistas y publicaciones especializadas, blogs de interés, videos tutoriales, presentaciones de diapositivas y Flash.

Actividades (Analizar) Un segundo momento sería para el trabajo individual y grupal en distintas actividades que permitan la articulación entre conceptos y experiencias adquiridas y previas. Estas actividades apoyan la habilidad de Análisis y ayudan en la fijación de conocimientos y prácticas derivados de la teoría. Para este fin se cuenta con diversas herramientas como foros, lecciones, tareas, foros, ensayos, glosarios, talleres, entre otros. Particularmente, es recomendable la elaboración de un glosario, bien sea de manera individual o de manera grupal, de forma acumulativa y sistemática, esto atendiendo a la necesidad de clarificar terminología propia del campo del conocimiento


estudiado, además, un aprendizaje participativo, contextuado y colaborativo. De la misma forma, la creación de un foro para cada unidad a través del cual sea posible el trabajo grupal y la comunicación de experiencias particulares con miras a la construcción de conclusiones.

Socializar y Recoger (Sintetizar) Este momento responde a la habilidad de Síntesis necesaria en todos los estudiantes, de manera que busca afianzar los conocimientos a través de la intervención del tutor y de la interacción con otros estudiantes, por lo tanto, este es el momento en que han de darse encuentros de tutoría presencial y actividades como exposiciones, foros, presentaciones y formulaciones de proyectos de investigación o de intervención. Para estos fines se cuenta con diversas herramientas comunicativas como foros, chats, blogs, videoblogs, entre otras herramientas que permiten elaboraciones propias y comunicación entre participantes.

Conclusión (Sintetizar y Tomar de decisiones) Terminado el contenido temático y las actividades, la teoría praxeológica recomienda concluir y evaluar parcialmente los aprendizajes, competencias, prácticas y proyectos realizados con miras a ajustar y conocer la evolución que se tuvo. Este momento se encuentra tensionado entre las habilidades de Síntesis y de Toma de decisiones, dado que debe poderse delimitar los avances y falencias, a la vez que ajustar y redirigir la acción en pos de mayor eficiencia, eficacia y calidad en la práctica. Para ello es posible emplear los foros de cada unidad temática, así como documentos y otros recursos en los que se consignen conclusiones respectivas a cada unidad temática.


Figura 1. Esquema Modelo Praxeológico

Evaluación Este espacio responde es la cuarta y última etapa de la estructura del aula virtual, la evaluación parte de la necesidad de valorar la praxis con el motivo de dar inicio a nuevos procesos subsecuentes de pensamiento y ajuste a partir de la experiencia. La evaluación es parte inherente de la praxis, y por ende, del proceso educativo, comprendida como herramienta que posibilita la planificación de la enseñanza y se validen saberes previos y/o adquiridos durante el proceso enseñanza-aprendizaje, así como la retroalimentación, a manera de evidenciar falencias y fortalezas, conlleva a


lograr mayores niveles de desempeño, calidad, adaptación, eficiencia y eficacia. Por ello es importante pensar en una evaluación que rebase la función calificativa, esto la emisión de una valoración en forma de nota, sino que la evaluación ha de estar presente de forma permanente en las distintas actividades, ejerciendo así un papel más bien directivo y correctivo que permita al estudiante repensar su proceso educativo y ajustar constantemente su praxis. La

evaluación debe dar cuenta del proceso el cual se desarrolla

praxiológicamente y se evalúa tanto en su parcialidad como en su totalidad. Tendrá en cuenta aspectos como el rigor en la aprenhensión de los conceptos, la calidad de las prácticas propuestas, la relación que establezca entre la teoría y la práctica, la presentación adecuada de cada una de las actividades, la pertinencia de las evidencias para dar respuesta al contexto inmediato del estudiante y la actitud investigativa durante el proceso de aprendizaje de manera que se vea, se juzgue, se actúe y se devuelva creativamente lo aprendido. Este también es espacio y momento para pensar en ajustar el curso, pese a que debe ser algo constante, en este momento es posible recibir mayor volumen de retroalimentación por parte de los diferentes participantes (tutores y estudiantes), de tal manera que se establezcan mejoras de forma progresiva que lleven a mejorar la experiencia de los participantes y enriquecer el proceso educativo.

Heteroevaluación La heteroevaluación refiere al proceso de valoración de los esfuerzos del estudiante por parte del tutor, de esta manera se busca complejizar y enriquecer la relación docente-estudiante, además de proveer al estudiante retroalimentación de su actuación que permita decidir entre rutas de mejora para alcanzar el saber requerido. Desde esta perspectiva se habla de evaluación formativa, como aquella que le permite a tutor y estudiantes determinar, en base a criterios acordados y establecidos, el nivel de cualificación desempeño que ha obtenido en el desarrollo de una actividad; también es posible entender la evaluación como herramienta para el aprendizaje autónomo en el estudiante puesto que promueve el acto reflexivo y responsable. La responsabilidad académica consiste en verificar los logros y objetivos de aprendizaje establecidos por el profesor y desarrollados por el estudiante, por lo tanto, se entiende que la autoevaluación ha de llevarse a cabo dentro de parámetros claramente establecidos y coherentes con los objetivos y habilidades planteadas en la presentación del curso.


. La evaluación también tiene una función de promoción, entendida como la revisión del proceso del alumno en pos de verificar si ha alcanzado las habilidades necesarias en el campo objeto de estudio y, por tanto, si debe o no aprobar el curso. Esta evaluación puede darse de forma parcial, que asiste a la calificación de actividades, lecciones, talleres, ensayos y presentaciones por medio del uso del correo electrónico o de otras formas de comunicación virtual; como final, que comprende en su mayoría ensayos y pruebas cerradas configuradas por cada tutor de acuerdo al plan del curso.

Co-Evaluación La co-evaluación tiene por base el ajustar el curso en cuanto a su estructura, contenidos y tiempos, entendiendo que es posible mejorar el aula virtual a través de la retroalimentación de parte de los participantes. Esto implica que ha de habilitarse en las últimas semanas de actividad académica una encuesta o un foro en el que sea posible que cada estudiante de cuenta de forma criterial del curso y su experiencia con este, así como de posibles sugerencias y comentarios que lleven a mejorar futuras experiencias y procesos de construcción de aulas.


Manual guia del aula virtual segun el modelo pedagogico praxeologico uniminuto