Page 1

Master Thesis ǀ Tesis de Maestría submitted within the UNIGIS MSc programme presentada para el Programa UNIGIS MSc at/en

Interfaculty Department of Geoinformatics- Z_GIS Departamento de Geomática – Z_GIS University of Salzburg ǀ Universidad de Salzburg

CÁLCULO DE INDICADORES URBANOS MEDIANTE SISTEMAS DE INFORMACIÓN GEOGRÁFICA Caso de estudio: Loja, Ecuador

URBAN INDICATORS CALCULATION BY GEOGRAPHIC INFORMATION SYSTEM Study case: Loja, Ecuador by/por

Verónica Muñoz Sotomayor 1123007 A thesis submitted in partial fulfilment of the requirements of the degree of Master of Science (Geographical Information Science & Systems) – MSc (GIS)

Loja-Ecuador, Diciembre del 2013


ii

Compromiso de Ciencia

Por medio del presente documento, incluyendo mi firma personal certifico y aseguro que mi tesis es completamente el resultado de mi propio trabajo. He citado todas la fuentes que he usado en mi tesis y en todos los casos he indicado su origen.

Loja, diciembre del 2013

Ver贸nica Mu帽oz Sotomayor CI: 1104533672


iii

DEDICATORIA

A mi mamá, la forjadora de mi espíritu; a mis hermanas y a mi familia, mi apoyo y felicidad; a David, inspiración y amor de mi vida.


iv

AGRADECIMIENTO

Agradezco a mi papá, por su tiempo y su apoyo incondicional. Al Municipio de Loja a través del departamento de Avalúos y Catastros, en persona del Ing. Luis Enrique Eguiguren, por su colaboración y apertura para el presente proyecto. Al INEC, por proporcionarme generosamente la información solicitada. A Mario Andrés Correa, colaborador con la programación de datos para la presente investigación, A la fundación Naturaleza y Cultura, Al equipo UNIGIS por darme la oportunidad de plantear esta investigación como aporte a mi ciudad, y A mis colegas, compañeros de trabajo y amigos que de una u otra forma aportaron con críticas e ideas para el desarrollo de mi investigación.


5

RESUMEN El presente estudio se motiva bajo la importancia de obtener un sistema de indicadores urbanos, como herramientas de gestión hacia un desarrollo sostenible. La ciudad de Loja (Ecuador) ha sido tomada como caso de estudio, ya que se incorporó al proyecto de la Agenda 21 en el 2002, desde entonces el proyecto se ha descontinuado, ocasionando una carencia significativa de información en el contexto de la morfología y evolución de la ciudad. Mediante el trabajo científico, se pretende retomar dicha iniciativa, proponiendo los sistemas de información geográfica, como metodología de cálculo de 6 indicadores del eje: “territorio y configuración de la ciudad”, perteneciente al grupo de indicadores propuestos en la agenda 21: densidad urbana, compacidad, complejidad (absoluta y corregida), zonas verdes por habitante y proximidad a zonas verdes. Para el cálculo se trabajó con información catastral y del último censo de población (2010); fue necesario actualizar algunos datos en campo mediante GPS y procesar datos a través de programación informática. Los resultados se representaron en mapas temáticos, donde se pudo evidenciar una gran deficiencia del valor respecto al rango deseable establecido por organizaciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las capas generadas, pueden ser confrontadas con el plan de desarrollo urbano, comprobando la hipótesis de utilidad de los indicadores urbanos dentro del Plan de Ordenamiento Urbano (POU); finalmente, se propuso fichas de resumen y resultado para cada indicador, que constituirán un registro claro de la evolución urbana.


6

ABSTRACT This study is based on the importance of obtaining a system of urban indicators as management tools toward sustainable development. The city of Loja (Ecuador) has been taken as a case study because it was incorporated into the Agenda 21 project in 2002. Since then the project has been discontinued, causing a significant lack of information in the context of the morphology and evolution of the city. The idea of this investigation is to propose geographic information system as a methodology for calculate 6 indicators of territory and city architecture shaft, indicators that were proposed in the Agenda 21: urban density, compactness, complexity (absolute and corrected), green areas per inhabitant and proximity to green areas. The modelling process is based on cadastral information and the last census (2010). It was necessary to update some data in the field using GPS data and processing through informatics programming. The results were represented in thematic maps, which could show a great deficiency of value to the desirable range established by organizations such as the World Health Organization (WHO). The generated layers can be put against the urban development plan, within the Land Use Plan (POU) of the city. Finally, the results of each indicator are discussed as important inputs for urban planning and development.


7

Tabla de contenido

Compromiso de ciencia...........................................................................................II Dedicatoria .............................................................................................................III Agradecimiento ..................................................................................................... IV Resumen.................................................................................................................5 Abstract ...................................................................................................................6

1. Introducción ...................................................................................................13 1.1 Antecedentes .........................................................................................13 1.2. Objetivos ...............................................................................................15 1.3. Preguntas de Investigación ...................................................................16 1.4. Hipótesis................................................................................................17 1.5. Justificación ...........................................................................................17 1.6. Alcance..................................................................................................19 2. Marco Teórico ................................................................................................20 2.1 Indicadores: Conceptualización ..............................................................21 2.2 Indicadores Urbanos...............................................................................23 2.3 Aplicación de los Indicadores Urbanos: ¿Para qué sirven? ....................27 2.4 El papel de los Sistemas de Información Geográfica para el cálculo de indicadores ......................................................................................................32 2.4.1 Generalidades de un Sistema de Información Geográfico .................33 2.4.2 Características del SIG para la aplicación al cálculo de indicadores............................................................................................35 2.4.3 Características de los datos para el análisis espacial .........................37 2.4.4 Metodología SIG para la representación de indicadores ...................38


8

3. Metodología ...................................................................................................42 3.1 Delimitación del área de estudio .............................................................43 3.2 Indicadores Urbanos: casos de análisis .................................................51 3.3 Metodología de análisis ..........................................................................55 3.4 Cálculo de Indicadores ...........................................................................65

4. Resultados y Análisis ......................................................................................76 4.1 Densidad Urbana ....................................................................................76 4.2 Compacidad Urbana ...............................................................................78 4.3 Complejidad Urbana ...............................................................................82 4.4 Zonas verdes por habitante ....................................................................84 4.5 Proximidad a zonas verdes ....................................................................87 4.6 Indicadores, SIG y Plan de Ordenamiento Urbano .................................88 4.7 Discusión de la metodología ...................................................................94 5. Conclusiones y Recomendaciones .................................................................96 5.1 Conclusiones ..........................................................................................96 5.2 Recomendaciones ..................................................................................97 6. Referencias Bibliográficas ...............................................................................99 7. Anexos .............................................................................................................104


9

INDICE DE ILUSTRACIONES Ilustración 1: Elementos y procesamientos de la información. .................................................... 21 Ilustración 2: Instituto Geográfico Agustín Codazzi: Portal de catastro nacional, permite identificar y consultar un predio, además de navegar en el territorio con distintas herramientas en línea. ........................................................................................................................ 29 Ilustración 3: Esquema de componentes del Global Urban Observatory. .................................. 30 Ilustración 4: Observatorio Urbano de Málaga, Mapa de biodiversidad disponible en el portal de indicadores...................................................................................................................................... 31 Ilustración 5: Componentes de un SIG. ........................................................................................... 34 Ilustración 6: Características esenciales de un SIG. ..................................................................... 36 Ilustración 7: Creación de un mapa de población en base a la relación de tablas. .................. 39 Ilustración 8: Diagrama de la técnica para construir el área de expansión. Fuente: Feng (2009). ................................................................................................................................................... 40 Ilustración 9: Grafico de la evolución de la población urbana con relación a la población cantonal (%). Período de 1950 al 2001. Fuente: PNUMA, Municipio de Loja y Fundación Naturaleza y Cultura Internacional (2007) ....................................................................................... 43 Ilustración 10: Ocupación del suelo urbano en 1987. Fuente: PNUMA, Municipio de Loja y Fundación Naturaleza y Cultura Internacional (2007) ................................................................... 44 Ilustración 11: Selección de sectores censales para las áreas de estudio. ............................... 66 Ilustración 12: Proceso de edición de manzanas en base a la actualización predial para el cálculo de áreas en compacidad. ..................................................................................................... 68 Ilustración 13: Simbología en tabla de atributos de la clasificación de usos de suelo. ............ 70 Ilustración 14: Fórmula de Shannon para el cálculo de la complejidad...................................... 73 Ilustración 15: Metodología de cálculo de la fórmula de Shannon, tomando una manzana como ejemplo. ...................................................................................................................................... 73 Ilustración 16: Densidad poblacional de las zonas 3 (Parroquia Sucre) y zona 1 (Parroquia El Sagrario), en habitantes sobre hectárea. ........................................................................................ 77 Ilustración 17: Modelo de ciudad más sostenible basado en el estudio de indicadores urbanos. ................................................................................................................................................ 89


10

Ilustración 18: Captura de pantalla, página de Observatorio Urbano de Colombia. Fuente: OAU (2013). ........................................................................................................................... 90 Ilustración 19: Diagrama del uso de un Sistema de Indicadores urbanos dentro de un Observatorio para la ciudad de Loja. ............................................................................................... 91 Ilustración 20: Confrontación de indicador de compacidad urbana con las capas de suelo urbanizable y no urbanizable del Plan de Ordenamiento Urbano de Loja. ................................ 93

INDICE DE IMÁGENES Imagen 1: Captura de pantalla del promedio de áreas verdes para elección del radio de influencia. .............................................................................................................................................. 65 Imagen 2: Vista panorámica de los barrios en proceso de consolidación (Barrio Ciudad Victoria). ................................................................................................................................................ 72 Imagen 3: Obtención de datos mediante GPS. .............................................................................. 72 Imagen 4: Vista general de alturas de edificación en un sector en proceso de consolidación. ................................................................................................................................................................ 81 Imagen 5: Vista general de alturas de edificación en un sector consolidad (vista hacia el casco histórico). ................................................................................................................................... 81 Imagen 6: Calle Bolívar, una de los ejes comerciales más complejos de la ciudad de Loja. 82 Imagen 7: Vista hacia el casco histórico de la ciudad de Loja. .................................................... 82 Imagen 8: Parque central de la ciudad de Loja. ............................................................................. 85 Imagen 9: Parque San Francisco de la ciudad de Loja ................................................................. 85 Imagen 10: Parque de intersección Av. Orillas del Zamora y 24 de Mayo. ............................... 85 Imagen 11: Parque del barrio Ciudad Victoria. Sector urbano en proceso de consolidación. 85 Imagen 12: Zonificación de áreas verdes en la zona 1 de la parroquia El Sagrario. ............... 88 Imagen 13: Zonificación de áreas verdes en la zona 3 de la parroquia Sucre.......................... 88


11

INDICE DE TABLAS

Tabla 1: Datos disponibles para cálculo de indicadores urbanos. .............................................. 51 Tabla 2: Selección de indicadores a ser analizados para las áreas de estudio. ....................... 54 Tabla 3: Formato de ficha para los indicadores urbanos .............................................................. 56 Tabla 4: Grupos seleccionados dentro de análisis de complejidad para el área de estudio en base a la clasificación nacional de actividades económicas del INEC. ..................................... 71 Tabla 5: Indicador de compacidad absoluta y corregida para la Zona 1 parroquia El Sagrario. ................................................................................................................................................................ 79 Tabla 6: Indicador de compacidad absoluta y corregida para la Zona 3 parroquia Sucre ...... 79

ÍNDICE DE MAPAS Mapa 1: Delimitación y Contexto de la Ciudad de Loja................................................................. 46 Mapa 2: Zonificación administrativa para la ciudad de Loja y delimitación del área de estudio. ................................................................................................................................................................ 47 Mapa 3: Delimitación de la Zona 1 - Parroquia El Sagrario. ........................................................ 48 Mapa 4: Delimitación de la Zona 3 - Parroquia Sucre. .................................................................. 49 Mapa 5: Densidad Urbana, zona 1 parroquia El Sagrario. ........................................................ 104 Mapa 6: Densidad Urbana. Zona 3 parroquia Sucre ................................................................... 105 Mapa 7: Compacidad Absoluta, zona 1 parroquia El Sagrario .................................................. 106 Mapa 8: Compacidad Absoluta. Zona 3 parroquia Sucre. ......................................................... 107 Mapa 9: Complejidad Urbana. Zona 1 parroquia El Sagrario. ................................................... 108 Mapa 10: Complejidad Urbana. Zona 3 parroquia Sucre. .......................................................... 109 Mapa 11: Zonas verdes por habitante, zona 1 parroquia El Sagrario. ..................................... 110 Mapa 12: Zonas verdes por habitante. Zona 3 parroquia Sucre. .............................................. 111


12

Mapa 13: Proximidad a zonas verdes. Zona 1 parroquia El Sagrario. ..................................... 112 Mapa 14: Proximidad a zonas verdes. Zona 3 parroquia Sucre. ............................................... 113

Ă?NDICE DE FICHAS Ficha 1: Densidad Urbana ............................................................................................................... 114 Ficha 2: Compacidad Absoluta ....................................................................................................... 115 Ficha 3: Compacidad corregida ...................................................................................................... 116 Ficha 4: Complejidad Urbana .......................................................................................................... 117 Ficha 5: Zona verde por habitante. ................................................................................................. 118 Ficha 6: Proximidad a zonas verdes .............................................................................................. 119


13

1. INTRODUCCIÓN 1.1.

Antecedentes

Desde el siglo XX se ha experimentado un aumento progresivo demográfico en las ciudades, lo cual ha exigido una planificación eficaz fundamentada en análisis y proyectos que regulen la demanda del uso del suelo urbano, con el objetivo de ser una base para políticas encaminadas al mejoramiento de la calidad de vida. Con ésta motivación, en 1976 se realizó la primera "Conferencia de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos" en Vancouver Canadá, denominada “Hábitat I”; organizada por el Centro de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (originalmente "Fundación Hábitat"); y veinte años después se llevó a cabo la segunda conferencia “Hábitat II” que empezaría operaciones en Brasil. A partir del 2002, la organización pasó a ser el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos, ONU-Hábitat. Producto de estas conferencias se obtuvo la "Agenda Hábitat" y la "Agenda Local 21" 1, que consisten en instrumentos de aplicación local con consideraciones que responden a la necesidad de obtener y examinar datos para analizar y proponer un desarrollo urbano sostenible, alineado a los Objetivos del Milenio, declarados en el marco de la Cumbre del Milenio, celebrada en Nueva York en el año 2000, en

1

Programa de acción convenido por cerca de 179 estados en la Cumbre de la Tierra (UNCED) en Río de Janeiro en 1992. La estrategia del Programa hace hincapié respecto de cada población en la necesidad de una visión compartida del desarrollo futuro de la ciudad, de acuerdo a las exigencias de cada Municipio (ONU-Hábitat, 1992).


14

donde jefes de Estado y de Gobierno del mundo asumieron compromisos en busca de una mejor calidad de vida. Parte de ésta iniciativa, son los Observatorios Urbanos, que a su vez alimentan la base del Observatorio Urbano Nacional y Mundial. Se trata de una compilación de información urbana que “responde a la necesidad de mejorar a nivel mundial el conocimiento sobre desarrollo urbano, ayudando a gobiernos nacionales a desarrollar y aplicar estadísticas e indicadores urbanos dirigidos hacia la política y la gestión urbana" (ONU-HABITAT, 2003b, p.1). Algunos países como España, México, Perú y Chile, ya han implementado un Observatorio Urbano Nacional, conformado por observatorios locales articulados entre sí; en los cuales se monitorea el estado de la ciudad mediante indicadores urbanos comprendidos en la "Agenda Local 21". Pero ésta información no solo se presenta como metodología de transparencia de gobernabilidad y monitoreo de la ciudad, sino que forma parte del nuevo papel de la planificación urbana. Para Ecuador, este nuevo paradigma de planificación se alinea con las necesidades de organización territorial que a través de los años no ha sido más que el resultado de necesidades emergentes. Es así que desde el 2002 se han unido al proyecto de la “Agenda Local 21” algunas ciudades del Ecuador, entre ellas Loja2, ciudad que motiva la presente investigación, cuyo desarrollo urbano, en gran parte espontáneo, ha evidenciado importantes problemas de habitabilidad y

2

La Agenda local 21 Esmeraldas (Ecuador), se insertó como parte del Proyecto de Ciudades Sostenibles (PCS), que surgió como visión objetivo del Plan de Desarrollo Local Participativo de Esmeraldas. La ciudad de Loja, se unió a este proyecto, comprometiéndose en ejecutar su propia agenda local.


15

calidad de vida. La debilidad en los estudios urbanos elaborados para solucionar dichos problemas radica en la carencia de datos para un diagnóstico integral, y por consiguiente una planificación urbana orientada a cumplir los objetivos de este gran proyecto. En este contexto, se aborda notables consideraciones sobre la importancia de un plan de ordenamiento urbano idóneo para el desarrollo de cada ciudad, encajado dentro de un lenguaje nacional y mundial; de ahí la necesidad de establecer indicadores urbanos que permitan una lectura comparativa, una evaluación y un análisis adecuado que conduzcan a una mejor toma de decisiones. De ahí surge el problema: la carencia de indicadores urbanos ha impedido la lectura real de la ciudad, ignorando consideraciones importantes para la toma de decisiones en el margen de un buen plan de ordenamiento urbano, y han impedido la integración de la ciudad al proyecto de observatorios locales dentro del cual participa, perdiendo grandes oportunidades para implementar nuevas técnicas para un desarrollo sostenible.

1.2.

Objetivos

Objetivo Principal  Calcular

indicadores

urbanos

de

sostenibilidad

para

la

analizar

la

configuración territorial de la ciudad de Loja mediante Sistemas de Información Geográfica.


16

Objetivos Específicos  Caracterizar los indicadores urbanos que permiten evaluar el territorio a través de un análisis espacial.  Identificar los datos disponibles y requeridos para obtener indicadores urbanos, de acuerdo a las fórmulas de obtención de cada uno de ellos.  Conocer cinco indicadores urbanos de 2 áreas territoriales de estudio, en cartografías temáticas.  Comparar los resultados de cada indicador con los estándares de calidad de vida, de acuerdo a la Agenda 21 de la ONU.  Comprender los contrastes de dos áreas territoriales de morfología urbana diversa, analizando el resultado final frente a los parámetros aconsejables de la ONU dentro del marco de la Agenda 21.

1.3.

Preguntas de Investigación

Se plantea las siguientes interrogantes: ¿Es el SIG la metodología apropiada para generar indicadores urbanos?, ¿Cuáles son los indicadores urbanos que nos permiten comprender la evolución territorial? ¿Es similar la configuración urbana en dos zonas urbanas en la ciudad de Loja?, ¿Las características territoriales de la ciudad de Loja, se encuentran alineadas a los estándares de la ONU?


17

1.4.

Hipótesis

Las respuestas a las preguntas de investigación conllevan al planteamiento de varias hipótesis en torno a la metodología, al uso y a la obtención de los indicadores urbanos que, finalmente se resumen en que los sistemas de información geográfica aportan al método de cálculo de indicadores urbanos, potenciando su aplicación dentro de la planificación urbana y otros proyectos afines en la ciudad de Loja.

1.5.

Justificación

La morfología urbana no es casualidad, las ciudades se transforman en base a tendencias y fenómenos socio económicos, por ello la gestión y planificación del territorio no solamente trata las características físicas del mismo, el protagonista del territorio es el habitante (Gómez, 2008), de él derivan la mayoría de cambios físicos. La población es un flujo muchas veces impredecible, por ello al estudiar el territorio no se puede desvincular a la sociedad. Los indicadores urbanos, son instrumentos que permiten medir dichos fenómenos, analizando con precisión el contexto físico, por esto se ha relacionado su cálculo con los sistemas de información geográfica, ya que la representación espacial, hoy por hoy permite la interacción de todos los sistemas que conforman el medio ambiente en un análisis y diagnóstico más integral. La carencia de dichos indicadores implica ignorar valiosos datos que impiden una toma de decisiones apropiadas, convirtiendo la metodología de planificación urbana actual en una actividad incompleta.


18

La ciudad de Loja, objeto de estudio de la presente investigación, como repuesta al crecimiento demográfico, ha tenido un acelerado crecimiento que a pesar de ser contemplado desde los planes de regulación urbana, se expande antes de que puedan concluirse los estudios en vigencia, lo cual sumado a la desactualización o falta de datos, la tarea de planificación se vuelve un reto ambicioso. Por otra parte, carece de indicadores urbanos, arrastrando un proyecto de nivel mundial que no se ha podido ejecutar, impidiendo nuevos proyectos por la falta de una lectura óptima de su realidad. Llevar a cabo éste proyecto significaría para la ciudad un gran aporte para la resolución de problemas, mejor toma de decisiones, y un referente para otras ciudades del Ecuador, al posicionarse entre las primeras ciudades del país en implementar el catálogo.


19

1.6.

Alcance

La presente investigación pretende proporcionar un aporte científico, teórico y metodológico del SIG en el cálculo de indicadores en alianza con la planificación urbana, dichos indicadores se tomarán de la lista proporcionada en la ¨Agenda Local 21¨ para ciudades sustentables. Se realizará el cálculo de todos los indicadores básicos urbanos, aplicados a las parroquias centrales de la ciudad de Loja, generando una guía cartográfica con los resultados obtenidos, los mismos que podrán alimentar una geo-data-base, con el objetivo de ser incluidos dentro de los análisis de planificación urbana. Con el desarrollo de la presente investigación se contará con una base de datos necesaria para el análisis de indicadores, previo a la planificación del territorio a cualquier escala en donde, las herramientas SIG son el soporte de una metodología más objetiva y eficiente para garantizar propuestas exitosas. Con la pertinencia conceptual de los indicadores urbanos se espera motivar a la inclusión de dichos datos dentro de los nuevos planes urbanos y la utilización de las herramientas SIG como protagonistas de dicho proceso y, aplicando como caso de estudio

la ciudad de Loja; incentivar a los gobiernos locales a cumplir con la

iniciativa planteada dentro de la "Agenda Local 21", para lo cual es útil la creación de un observatorio urbano local que contenga no solo una base de datos cartográficos de los indicadores propuestos en la presente investigación, sino un compendio extendido de datos urbanos, socio económicos y ambientales.


20

2. MARCO TEÓRICO ¨El modo de vida urbano influye sobre el modo en que establecemos vínculos con nuestros semejantes y con el territorio¨ ONU-HABITAT (2005, p.184)

Cuando se menciona al desarrollo referido al territorio, es necesario señalar que los orígenes de este interés se remontan al ¨desarrollo humano¨, punto focal que motivó la Cumbre del Milenio en donde se reflexionó el rol de los países dentro del desarrollo mundial y sus compromisos para el nuevo milenio (Naciones Unidas, 2000). De ahí se plantea los objetivos de desarrollo del milenio (ODM), basados en actividades y metas de alcance al 2015. La sostenibilidad ambiental, uno de dichos objetivos, y la meta 11 que pretende ¨mejorar sustancialmente, para el año 2020 las condiciones de vida de por lo menos 100 millones de personas que habitan en asentamientos precarios¨ (ONUHABITAT, 2003a, p.3); involucran el contexto habitable y las condiciones y calidad de vida que en él se desenvuelve, de ahí la motivación de una planificación urbana sostenible. No obstante, hoy afrontamos una realidad que desde hace muchos años se temía; según estudios, la taza de urbanización alcanzará el 60% en el 2050 (ONUHábitat, 2012), situación que concierne a la planificación actual de la ciudad. Sin embargo los planes urbanos implementados en algunos países en vías de desarrollo se han inclinado a directrices de enriquecimiento y explotación del territorio que


21

contribuye a la degradación del ambiente, pobreza, migración y privatización de espacios públicos, alejándose de los objetivos de sostenibilidad urbana y ambiental. Para afrontar esta realidad, se debe explotar recursos de información, que permitan identificar la problemática y leer la realidad, uno de ellos es el indicador.

2.1.

Indicadores: Conceptualización

Desde la apreciación más generalizada, se podría entender por ¨indicador¨, una variable informativa sobre un tema en específico, que ha sido aprovechada y aplicada en diversos ámbitos y con múltiples propósitos. Como una compilación de varias perspectivas se define a un indicador como ¨una variable o atributo relevante, determinado en función de medir los resultados de un objetivo a cumplir. Un dato estadístico, cuantificable o calificable, de la realidad que puede verificarse a través del tiempo y proyectar su tendencia futura¨ (Mariani, 2010, p.1). Los indicadores forman parte de los elementos de comunicación, que resultan de la simplificación y procesamiento estadístico, obteniéndose a partir de fuentes individuales y datos primarios o secundarios. Como se muestra en la ilustración 1, un indicador refinado da como resultado el índice. La calidad de un indicador así como su credibilidad, depende de la calidad de la información con la que se calcula

Ilustración 1: Elementos y procesamientos de la información.


22

(Quiroga Martínez, 2009). Considerando que ésta información será el respaldo para la toma de decisiones de autoridades y ciudadanos, debe estar fundamentada en una ética profesional y en los objetivos de su intencionalidad. Los indicadores deben caracterizarse por ser: 

específicos, midiendo lo que realmente se desea medir; consistentes, para alinearse a un objetivo contenedor;

disponibles, con accesibilidad a través de los años para realizar análisis temporales, demostrando información periódica para evaluar el cumplimiento de las metas;

claros, entendibles para un público no especializado;

confiables, provenientes de datos reales y verídicos.

Éstas características terminan en el cumplimiento de sus 3 funciones: la simplificación, la cuantificación y la comunicación (Mariani, 2010 y Quiroga Martínez, 2009). Mediante

los

indicadores,

es

posible

evaluar

un

fenómeno,

un

comportamiento, o una situación en general, encaminada al cumplimiento de una meta u objetivo. Así, los indicadores sociales, urbanos, económicos, sanitarios, ambientales, productivos etc. son herramientas básicas para la estimación e interpretación empírica de su realidad (Bell y Morse, 2008).


23

2.2.

Indicadores Urbanos

Los indicadores urbanos son productos estadísticos referidos al análisis, evaluación y comprensión de la mayoría de los problemas urbanos, como herramientas que permitan comprender sus causas y las rutas más viables para la solución.

La ONU reconoce a los indicadores urbanos como “un conjunto de

instrumentos de gestión que permiten identificar la realidad urbana, y servir de base para la formulación de políticas, programas y proyectos que la mejoren en forma continuada y sostenible” (Mariani, 2010, p.1). Dado que entender la problemática urbana incluye el análisis de varios ámbitos, no se puede desvincular a los indicadores urbanos de otros indicadores, principalmente los ambientales y sociales, y es precisamente desde esa búsqueda, que se origina el interés de la interacción social y ambiental con el desarrollo de la ciudad, investigación contemplada por la Escuela de Chicago (1925) como ecología urbana en donde las ciencias sociales por primera vez involucraban la ecología animal y vegetal aplicados al estudio de la ciudad (Valencia Maya, 2008). Es importante entender la evolución científica que acarrea lo que hoy conocemos como desarrollo urbano sustentable, el área de investigación que requiere información de tipo estadístico otorgada por los indicadores urbanos y ambientales. La revolución industrial del siglo XIX tuvo grandes repercusiones en el mundo, en lo que respecta a la ciudad, fue una de las épocas de mayor crecimiento urbano; las ciudades no estaban preparadas para éste fenómeno y se modificaban y crecían en el marco de la ciudad moderna, se podría definir entonces al suceso


24

urbano como una gran expansión; vías, red de ferrocarriles, barrios suburbanos, infraestructura etc. todo cuanto significaba servicio se modificó irreconociblemente, comenzando en las ciudades de Inglaterra y Francia, que contagiaron hasta inicios del siglo XX al resto del mundo (Velázquez, 2001). Ya hacia los años sesenta la ciencia de la sociología, empieza a entender la relación intrínseca que representa el contexto para las sociedades, y la prosperidad material concebida como nivel de vida, inspira un nuevo concepto dentro de los indicadores sociales, la calidad de vida (Marans y Stimson, 2011). Además de todo lo expuesto, el esparcimiento de la ciudad, no solo afectó la morfología urbana, en realidad la revolución industrial extiende sus repercusiones fuera de las fronteras de desarrollo. El medio ambiente, los cuerpos de agua, los ecosistemas y paisajes, pronto se vieron afectados por la lluvia de ácidos, "una contaminación de compuestos que contienen nitrógeno y sulfuros transformándose en ácidos que más tarde son acarreados por el aire y caen a la tierra mezclados con la lluvia y la nieve" (Ceballos, 1997, p.429), con lo que se afecta gravemente a los diferentes hábitats, expandiendo una fuerte contaminación ambiental de desperdicios y residuos tóxicos, con la misma rapidez que creció la industria. Es así que a principios de los años noventa aparecen los indicadores ambientales, como una respuesta a la necesidad de establecer políticas de regulación sobre el uso descontrolado del espacio urbano y la expansión sin conciencia.

En 1993 la organización ONU-HABITAT inició el programa de

indicadores urbanos, ampliando su programa de indicadores de vivienda, que al


25

presentarse en las conferencias de Estambul Hábitat II, en 1996

(la segunda

conferencia desde Vancouver, Canadá en 1976); se solicita anexar el monitoreo urbano a escala mundial, mediante el monitoreo realizado en las ciudades de cada país, denominado ¨Agenda Hábitat¨; con ello se podría establecer comparaciones, análisis y debates para alcanzar un índice de desarrollo humano equilibrado en todo el mundo. Más tarde, en 1997 se crea el Observatorio Urbano Global (GUO) en Nairobi, Kenya, con el propósito de apoyar a los países de la ONU al monitoreo de la Agenda Hábitat, hoy conocida como ¨Agenda 21¨, que en el año 2000 se alinean a los objetivos del milenio bajo la necesidad de mejorar a nivel mundial la calidad de vida y el desarrollo urbano; con el apoyo significativo de la red global de observatorios (GUOnet) el monitoreo se dimensiona en un entramado mundial de información. Tipos de Indicadores Urbanos De acuerdo a las fuentes de información que originan el cálculo del indicador se puede determinar 5 tipos de indicadores urbanos (Mariani, 2010 y Quiroga Martínez, 2009), 

Indicadores simples: Son aquellos que contemplan una sola variable urbana o ambiental

y

son

proporcionados

generalmente

por

organizaciones,

estadísticas, instituciones etc. 

Indicadores cualitativos: Son aquellos que describen un ámbito de acuerdo a una metodología, muchos de los indicadores de calidad de vida urbana


26

pertenecen este tipo, y se sustentan en base a encuestas y levantamientos de campo. 

Indicadores cuantitativos: Se caracterizan por su objetividad, determinan parámetros como distancias a determinados espacios, accesibilidad etc.

Dentro de la agenda hábitat también se consideran los siguientes indicadores: 

Indicadores clave: Tienen gran relevancia para la formulación de políticas urbanas, se presentan como porcentajes e índices.

Indicadores extensivos: Complementan los indicadores clave y las listas de datos cualitativos.

Se puede además considerar, según la disponibilidad de datos, otra distinción entre indicadores primarios y secundarios (Graci, Pileri y Sedzzari, 2008): 

Indicadores primarios: Aquellos que son calculables utilizando directamente el dato de base mediante una simple operación matemática.

Indicadores secundarios: Aquellos que requieren un relevamiento especial de los datos, por ejemplo del nivel acústico en algunos puntos de la ciudad, o el uso de algoritmos complejos que requieren una mayor precisión de cálculo, técnica y experiencia de interpretación. Los datos para el cálculo de indicadores por lo general se obtienen de fuentes

oficiales o secundarias, por lo tanto se debe verificar la disponibilidad de dichos datos que son necesarios para el cálculo de tal o cual indicador. Para casos de inexistencia de datos, será necesario el relevamiento de datos primarios, pero siempre bajo


27

estándares oficiales de instituciones gubernamentales, con ello a más de garantizar un buen relevamiento de datos, se podrá alinear la nueva información al resto, otorgándole al resultado final la misma calidad y confiabilidad de los datos oficiales.

2.3.

Aplicación de los Indicadores Urbanos, ¿para qué

sirven? Frente a toda la problemática de contaminación ambiental, expansión desorganizada de las ciudades y la visión de un desarrollo basado en la sostenibilidad, es necesario contar con políticas públicas, de gestión y regulación de la ciudad, fundamentados en la identificación de los fenómenos de crecimiento urbano y la lectura global del desarrollo real y actual (Queraltó Ros, 2008).

La

complejidad de las causas y efectos de los factores a analizar para una planificación más sostenible, exige invertir recursos y esfuerzos para recopilar información que vaya a la velocidad de estos cambios y mantenga actualizaciones acordes a ello. De tal forma, los indicadores urbanos junto a los ambientales permitirán tomar decisiones bien planificadas ya que presentan la realidad cambiante, monitoreada de una manera sintética, y mediante interacción con otros análisis, adelantarse a efectos tanto beneficiosos como perjudiciales para alcanzar una planificación estratégica que garantice el cumplimiento de objetivos y metas. Los sistemas de indicadores urbanos particularmente, apoyan a las políticas de regulación, autoridades, analistas y ciudadanía en general

mediante la


28

elaboración, desarrollo y monitoreo de información en los siguientes casos (Mariani, 2010): 

Catastros Territoriales

Catastros

Multifinalitarios

(territorial tecnificado

con

cruces de

datos

ambientales y sociales, para una gestión territorial integrada) 

Indicadores Compuestos o sintéticos (representación cuantitativa de las unidades de organización).

Modelización de ciudades

Atlas ambientales

Observatorios Urbanos (Agenda Hábitat)

Observatorios de Patrimonio Histórico, Cultural y Arqueológico

Planes y proyectos urbanos

Legislación Urbanística

Como instrumentos de gestión: 

Evalúan la efectividad de políticas

Crean una plataforma donde se puede involucrar a la sociedad civil, privada y gubernamental.

Aportan como fuente de datos objetivos para retroalimentar las estrategias de gobernabilidad.

En definitiva, los indicadores urbanos son herramientas multipropósito que facilitan la investigación científica, y permiten a los habitantes ser partícipes de las actividades y decisiones del sector público, involucrándolos en el seguimiento de las


29

metas de actividad pública y privada; generando ante todo ello una conciencia pública de conocimiento urbano.

En algunos países la información catastral se

publica en portales web, como el caso de Colombia a través del Instituto Geográfico Agustín Codazzi; permitiendo al ciudadano generar los indicadores que desea evaluar y verificar en línea los datos prediales (Ver ilustración 2).

Ilustración 2: Instituto Geográfico Agustín Codazzi: Portal de catastro nacional, permite identificar y consultar un predio, además de navegar en el territorio con distintas herramientas en línea. Fuente: INSTITUO GEOGRÁFICO AGUSTÍN CODAZZI (2010).

Observatorios Urbanos Como ya se ha mencionado, los observatorios urbanos son portales de exhibición y presentación de los indicadores urbanos, que surgen como respuesta a la necesidad de mejorar la gestión gubernamental y civil, mediante el acceso a la información de la ciudad; con ello además mantener un monitoreo libre y abierto que se alinearía simultáneamente al accionar de todas las ciudades del mundo para la evaluación del cumplimiento de la Agenda 21 propuesta por la ONU-Hábitat.


30

La idea de mantener una red integrada de observatorios en todas las ciudades del mundo, alega al hecho de que el conocimiento de la ciudad es el camino más indicado para desarrollar propuestas de trabajo en todas las ramas de servicio colectivo y alinear objetivos y estrategias comunes, compartiendo experiencias que puedan servir para una gestión urbana más precisa y pensada; planteada tanto a nivel local, nacional e internacional. Las ventajas de pertenecer a un observatorio Nacional y Global, son que además de participar en los intereses particulares del observatorio, sus metas y su confrontación con el resto del mundo; formar parte del GUO (ver ilustración 3), brinda apertura para recibir apoyo técnico y aportes a la producción de los informes globales. Para obtener la certificación participación,

de la

Hábitat

ONUsugiere

conformar un comité de acción, que se encargue de realizar la propuesta en

base

a

los

lineamientos establecidos

por

la

agencia, la misma que será Ilustración 3: Esquema de componentes del Global Urban Observatory.

enviada a la agencia de


31

Nairobi para ser reconocida y certificada previa al análisis de la propuesta. Si ésta es certificada, entonces se pasará a negociación y establecimiento de compromisos sobre el mantenimiento, actualización y funcionamiento del observatorio. Muchos países se han unido ya al programa, manejando un portal bastante didáctico y disponible para toda la población, es así que países como Argentina, Chile, México, Colombia, España entre otros, cuentan ya con un portal web para Observatorios Nacionales, dando continuidad al proyecto, y contando con una base de datos rica en información útil para una mejor planificación urbana, y por ende territorial; en la ilustración 4 se muestra un ejemplo del interfaz del portal de MálagaEspaña; que permite a cualquier usuario acceder a la cartografía temática de los indicadores urbanos.

Ilustración 4: Observatorio Urbano de Málaga, Mapa de biodiversidad disponible en el portal de indicadores. Fuente: OMAU (2013)

En resumen, los objetivos de la estrategia operativa de un observatorio, comprenden la participación consultiva para el intercambio de información urbana,


32

que a su vez pueda estar disponible como nueva información para análisis y estudios urbanos, con apertura a toda la población, con ello respaldar decisiones sobre estrategias urbanas. Por lo tanto, no solo son los gobernantes y las entidades gestoras de la actividad urbana los interesados en obtener diagnósticos del ahora, pues, si bien la ciudad es “...un estado mental, un cuerpo de costumbres y tradición” (Park y Burgues, 1925, p.1) el protagonismo se centra en el habitante. Por más pasiva que sea la interacción del ciudadano con la ciudad, siempre va a necesitar informase sobre ella para vivirla.

2.4.

El papel de los sistemas de información geográfica en el

cálculo de los indicadores Las herramientas SIG se han constituido en parte de la organización de entidades públicas como los municipios, cuya labor es la gestión y administración del territorio, siendo así, la tendencia de implementación de ésta herramienta se expande cada vez más a nivel mundial porque ha funcionado y ha dado resultado, contagiando al resto de territorios que aún no cuentan con ésta tecnología. En lo que respecta al cálculo de indicadores, el SIG se presenta como una metodología innovadora vinculada a las ventajas de la georreferenciación de datos. Graci et al. (2008) señalan que, para los indicadores ambientales, como instrumentos cuantitativos de la lectura y planificación del territorio, los SIG son la herramienta más inmediata de representación, por las potencialidades de cálculo, elaboración y representación de los datos. Si bien los indicadores ya se han venido usando, en la actualidad se podría obtener más exactitud, precisión y actualización


33

permanente cuando éstos datos se correlacionan con su posición geográfica, y que además pueden interactuar simultáneamente, haciendo posible una "transparencia de la elección de análisis, así como la facilidad de su modificación si para el efecto sobre el territorio, sea necesario replanteo de hipótesis y criterios" (Graci et al., 2008, p. 30). En efecto, la gestión y planificación del territorio no solamente trata las características físicas del mismo, el protagonista del territorio es el habitante (Gómez, 2008), de él derivan la mayoría de cambios físicos. La población es un flujo muchas veces impredecible, por ello cuando estudiamos el territorio no podemos desvincularnos de la sociedad, de ahí la necesidad de relacionar los indicadores sociales a más de los urbanísticos y medioambientales también a su propiedad espacial. Entender la ciudad, es una tarea que

requiere procesos de mayor

complejidad; cada metro cuadrado territorial se compone de un bagaje de información que se correlaciona con su territorio adyacente, es decir la geografía adopta un protagonismo tan relevante como nunca antes se había concebido.

2.4.1. Generalidades de un Sistema de Información Geográfica Los SIG, son definidos por Llopis Peña, como ¨ la unión de la información y herramientas informáticas (programas o software) para su análisis con unos objetivos concretos" (2006, p.3). Hacen posible que la información proveniente de fuentes distintas se sobreponga para ser analizadas, siempre y cuando correspondan a un


34

mismo sistema de referenciación geográfica, y a un contexto espacial y temporal común, o periódico para el caso de análisis histórico. El análisis se realiza a través de cada uno de sus componentes, como se muestra en la ilustración 5, que complementan la eficacia del proceso. Estas características han hecho de los SIG herramientas indispensables que no solo se aplican a la representación y procesamiento de datos geográficos en mapas, sino que también son el elemento primordial a la hora de tomar una decisión. Por ello la ciencia de información geográfica se vuelve cada vez más popular y cotidiana. No es casualidad que las definiciones de los SIG, se presenten cada vez más complejas conforme el pasar del tiempo. Hoy, casi todas las personas, especializadas o no, están de una u otra forma relacionadas a un sistema de información geográfica.

Ilustración 5: Componentes de un SIG. Fuente: MARIANI (2013)


35

Pese a ello, aun en muchos lugares predomina la falta de conocimiento del manejo de datos geográficos, lo que conlleva a una deficiencia para la integración de herramientas referentes a distintas bases de datos. Las bondades de un sistema de información geográfica, nos permiten interrelacionar datos alfanuméricos, gráficos, fotográficos (ortofotos), que es precisamente lo que permiten el cálculo de un indicador, apoyado en la capacidad geoestadística de un SIG.

2.4.2. Características del SIG para la aplicación al cálculo de indicadores Los Sistemas de información geográfica, hacen posible la generación no solo de mapas temáticos que representen de forma clara y precisa el muestreo estadístico que se obtiene a partir de un cálculo de indicadores, sino también hace posible la automatización del procedimiento matemático que permite obtener estos resultados. Se cuenta entonces, con características generales que conforman la esencia de un sistema de información geográfica (ver ilustración 6), que son un importante aporte tecnológico para obtener procesos mucho más precisos y eficientes; solamente el uso de las herramientas generales, permiten un análisis dinámico, como la superposición de datos que hacen posibles relaciones existentes entre dos o más ámbitos territoriales.


36

CARACTERÍSTICAS ESENCIALES DE UN SIG

Organización de datos

Visualización de datos

Es equivalente a una bibliotecta digital de mapas y datos geográficos que estarán disponbiles para generación de nuevos datos a partir de éstas fuentes.

Un SIG hace posible el análisis temático de acuerdo a los mapas que se desea observar.

Consulta espacial

Análisis espacial

La interacción entre el usuario y los datos es la herramienta más poderosa, pues se puede automatizar la búsqueda de una respuesta deseada.

Permite la combinación y operaciones algebraicas y estadísticas entre diferentes niveles de información para evidenciar nuevos resultados.

Ilustración 6: Características esenciales de un SIG. Fuente: Datos basados en Llopis Peña (2006).

Las aplicaciones especializadas que ofrece un sistema de información geográfica, va más allá de la mera observación e interacción entre datos. De tal forma, las propiedades de ubicación, son la principal condición del sistema, pues se refiere a la capacidad de ubicar todo en su lugar, describiendo dónde y qué es lo que se ubica. Esta es una propiedad que cada vez más está tomando prioridad dentro del desarrollo,

¨las ciudades están comenzando a reflexionar de manera

estratégica sobre qué lugar les conviene ocupar en el nuevo escenario global¨ (Seisdedos, 2007, p.1). Otra de las propiedades que hacen de los SIG más que un sistema creador de mapas es la relación topológica que permite gestionar información geográfica interactuando con cada elemento de territorio mapeado que su vez pueden interactuar entre sí, haciendo referencia sobre, dentro, cerca, al límite y fuera de otra entidad georeferenciada.


37

2.4.3. Características de los datos para el análisis espacial Los datos son los componentes más primordiales de un SIG, la calidad de las soluciones y resultados dependen de la calidad de datos procesados para la obtención de los mismos. En numerosos proyectos, el valor de los datos se ha subestimado, relegando a procesos imprecisos su método de obtención. Con frecuencia la inversión en la parte informática de un proyecto y el procesamiento de datos, supera considerablemente a la inversión de obtención de datos. Se dice que mientras los países industrializados gastan un 0.5% de su producto interno en datos, los países tercermundistas lo hacen en un 0.1% (Iturbe, Sánchez, Castillo, y Chías, 2011). Los datos, son a su vez parte de la información geográfica, y considerados como tal, se encuentran ligados a la autoría y fuente de donde provienen. Esta parte indispensable es conocida como metadato3; y consiste en una descripción de las características del mismo. En lo que respecta a la base de información para la obtención de indicadores, es importante que los datos sean confiables y reales, pues los cálculos que se obtendrán a partir de ellos, será información oficial disponible no solo para uno sino varios propósitos, por lo tanto si la base de indicadores no es correcta, el error arrastrará consigo muchos proyectos sin éxito.

3

Metadata: Documentos que almacenan información descriptiva adicional sobre la información geoespacial (Moreno Jiménez, 2008).


38

2.4.4. Metodologías SIG para la representación de indicadores La tecnología SIG cada vez más se desarrolla para proveer herramientas que mejoren el almacenamiento (bases de datos), el procesamiento, el análisis y la representación de información geográfica vinculada a las ciencias sociales (Goodchild, 2000 citado en Marans y Stimson, 2011), vinculando diferentes tipos de datos, a diferentes niveles de escala; por ello, ésta metodología es capaz de vincular la información objetiva y los indicadores subjetivos del ambiente urbano. Como medida de un fenómeno territorial, los indicadores urbanos adoptarán el tipo de representación más idónea al caso, ya sea mediante puntos, líneas o polígonos, conformándose como atributos numéricos de una unidad territorial específica, que a menudo, toma como referencia una unidad administrativa, como comunidad, ciudad, provincia o cualquier extensión territorial, dependiendo la escala del proyecto. La elección de la unidad territorial depende del objetivo del análisis, el propósito de la generación de los datos, la escala de información de las fuentes primarias y su compatibilidad con otros datos obtenidos para el cálculo de los indicadores. Muchas bases de datos de fuentes oficiales gubernamentales condicionan la escala de generación del indicador, aunque dependiendo de las exigencias, siempre se puede relevar datos con este propósito, ya que de ello dependerá el nivel de detalle en la representación temática final (Tomlinson, 2007).


39

Metodología: Relacionar datos incompatibles Las aplicaciones de distintos software pueden generar dificultades para compartir la información, por lo general, las bases de datos para éste propósito a menudo se las encuentra en hojas electrónicas como Excel, para lo cual es necesario convertir los formatos en este caso a texto (.txt) o database file, para volverlo compatible con un SIG; considerando siempre la sintaxis de la estructura de la tabla para su migración a geodatos (Graci et al., 2008). Para trabajar con datos existentes de fuentes oficiales, provenientes de tablas, mediante el software ArcGis, se relaciona (JOIN) la información de la tabla con la cartografía, mediante el uso de una calve, como se muestra en la ilustración 7. Luego, generar el mapa temático depende únicamente de la simbología con la cual se representa el campo elegido a mostrarse.

Ilustración 7: Creación de un mapa de población en base a la relación de tablas. Fuente: Graci et al. (2008)


40

Metodología: Clasificación en las imágenes de sensores remotos Los sensores remotos, han sido de mucha ayuda para el análisis de coberturas de suelo,

problemas

urbanos,

expansión

territorial, etc. La clasificación de las imágenes de sensores remotos ha sido una importante técnica de aplicación en cuanto respecta las tecnologías de sensores satelitales; mediante Ilustración 8: Diagrama de la técnica para construir el área de expansión. Fuente: Feng

software específicos como ERDAS, es posible (2009).

automatizar la clasificación mediante muestras de cobertura; esta metodología es muy común para calcular indicadores de expansión urbana (ver ilustración 8), ya que es posible evidenciar cualquier asentamiento suburbano en todo el perímetro de la ciudad, y que hacerlo mediante otra metodología significaría realizar nuevos inventarios catastrales, invirtiendo más tiempo y dinero. En China, la formulación de índices de expansión no era muy adecuado, de tal forma, Feng (2009) propone para el caso de indicadores de expansión urbana, basarse en 3 indicadores: densidad, indicadores de superficie y muestra. A medida de lo que se pueda aplicar para identificar coberturas en la superficie terrestre, los sensores remotos siempre serán un aliado para la obtención de datos necesarios para la generación de indicadores.


41

Metodología: Procesamiento de fórmulas La mayoría de indicadores se obtienen de la interacción matemática entre varios datos (variables), para un SIG, el geoprocesamiento otorga la facilidad de cálculo (Winograd, Fernandez y Farrow, 1998); siempre que se tenga las variables recopiladas y compatibles se podrá generar el procesamiento de la fórmula mediante herramientas como "Field Calculator" en ArcGis o el comando Query Builder del mismo software. En muchas ocasiones es necesario calcular ciertos datos previamente antes de realizar el cálculo del indicador final, para ello el geoprocesamiento SIG puede adaptar comandos en un proceso de flujo automático, como el Model Builder en ArcGis. Un SIG, por sus características espaciales nos ofrece una mayor y mejor dinámica de análisis urbano, y de acuerdo a las características del software SIG, existen tantas metodologías como posibilidades creativas de utilizar y/o combinar softwares, sistemas, cálculos y métodos a fin de llegar al cálculo del indicador deseado.


42

3. METODOLOGÍA Para el presente estudio, como se explicó previamente, se ha considerado el análisis en Loja, una ciudad ubicada al sur de Ecuador; que, bajo la motivación y justificación de establecer su Agenda 21 de indicadores urbanos; se propone el avance en dicho proyecto a través del cálculo de indicadores urbanos. El fin al que se aspira con la presente iniciativa, es construir el Sistema Municipal de Indicadores de Sostenibilidad complementado con la creación de un Observatorio Urbano, herramientas que se están implementando en todo el mundo para conseguir una evaluación de planificación a nivel global. En lo que respecta a dicho sistema, los indicadores propuestos en cada una de las municipalidades tienen por objeto el desarrollo de un urbanismo más sostenible, existen pues, indicadores que de acuerdo a las exigencias o realidades de cada ciudad son calculados para afrontar ciertas problemáticas y obtener diagnósticos más objetivos. Por otra parte, se busca que el método y la unidad del indicador permitan posibles comparaciones y evaluaciones a nivel global dentro de una red internacional, y que con el uso de los SIG podrán estar disponibles y actualizados para los fines de planificación pertinentes, siendo una base importante para el conocimiento de la ciudad, en éste caso para Loja.


43

3.1.

Delimitación del área de estudio

La ciudad de Loja se ubica en la región interandina de la república del Ecuador; en la depresión del valle de Cuxibamba, a 2100 msnm a 4´ de latitud sur. Desde su fundación en 1548, la ciudad de Loja, diseñada en base al modelo urbano español, evolucionado afrontando

ha

constantemente, como

todas

las

ciudades del mundo, los efectos negativos desarrollo. siglo

XX,

y

positivos

del Ilustración 9: Grafico de la evolución de la población

Hasta mediados del Loja

aún

urbana con relación a la población cantonal (%). Período de 1950 al 2001. Fuente: PNUMA, Municipio de Loja y Fundación Naturaleza y Cultura Internacional (2007)

estaba

delimitada por los Ríos Zamora y Malacatos, pero a finales de la década de los años 40 se empiezan a introducir las teorías de urbanización marcadas en los denominados planes de regulación urbana que se estaba implementando como proyecto nacional para la planificación de una expansión más organizada. Es así que en el año de 1946, la municipalidad de Loja contrata el primer plan regulador, que no fue aprobado sino hasta 1960. En éste periodo de tiempo, marcado por la corriente de la revolución industrial se evidencia un importante crecimiento de urbanización, que data entre los años de 1950 y 1982, periodo en el cual la población urbana llega a triplicarse (ver ilustración


44

9); creciendo desde entonces constantemente en proporciones anuales similares (Municipio de Loja, 2009). Simultáneamente con el fenómeno de crecimiento poblacional en las ciudades de América latina en el período de 1925 a 1975, la ciudad de Loja, crece bajo las causas de industrialización y más aún por la inmigración del sector rural causada por las sequías y la crisis; los límites urbanos se expanden hacia el norte y sur a lo largo del valle, traspasando los límites de los ríos en el período de 1961 a 1965 (PNUMA, Municipio de Loja y Fundación Naturaleza y Cultura Internacional, 2007). En la década de los años 70, el centro histórico de

la

ciudad

se

convierte

en

un

conjunto

administrativo y comercial, y empiezan a construirse conjuntos habitacionales de planes de vivienda, hacia las partes periféricas del centro urbano; lo que obliga al municipio realizar nuevas ordenanzas para el desarrollo

de

la

ciudad.

Dicha

dinámica

fue

incontrolable, ya que los análisis de usos de suelo se delimitaban en el perímetro urbano como lo muestra la ilustración 10, que cada vez debía expandirse Ilustración 10: Ocupación del suelo para incluir asentamientos suburbanos que de manera espontánea se desarrollaban en áreas calificadas como no urbanizadas.

urbano en 1987. Fuente: PNUMA, Municipio de Loja y Fundación Naturaleza y Cultura Internacional (2007)


45

Actualmente, Loja alcanza una extensión de 5.186,58 ha., con una población de 118.532 habitantes registrados en el VI censo de población y vivienda del 2001. El territorio urbano está conformado por 4 parroquias: El Sagrario, San Sebastián, El Valle y Sucre; para fines de análisis y organización administrativa de la ciudad, el Municipio ha sub clasificado el suelo urbano en zonas y sectores para cada parroquia urbana (Ver mapa 1). Para el presente estudio de investigación, se pretende analizar dos zonas pertenecientes a las parroquias El Sagrario y Sucre, elegidas por sus características distintas, ya que una de ellas conforma el centro histórico de la ciudad, y la otra representa un área de expansión urbana en proceso de consolidación (Ver mapa 2). De acuerdo a la hipótesis planteada, para ambas zonas se demostrará que a través de un sistema de información geográfica, podrá determinarse algunos indicadores que serán la iniciativa para construir un sistema municipal de indicadores urbanos para el resto de zonas de la ciudad de Loja.


46

Mapa 1: Delimitaci贸n y Contexto de la Ciudad de Loja.


47

Mapa 2: Zonificaci贸n administrativa para la ciudad de Loja y delimitaci贸n del 谩rea de estudio.


48

ZONA 1, PARROQUIA EL SAGRARIO La Zona 1 de la parroquia El Sagrario enfocada en el mapa 3, está conformada por el casco histórico de la ciudad, delimitada por los ríos Malacatos y Zamora que

originalmente

fueron

los

límites de la ciudad. Dentro de los planes de regulación desde 1986

se

necesidad

ha de

resaltado

la

establecer

normativas para la conservación del

patrimonio

histórico.

Sin

embargo la expansión urbana alrededor del área consolidada ha ocasionado una concentración de Mapa 3: Delimitación de la Zona 1 - Parroquia El Sagrario.

actividades terciarias: comerciales, financieras, de intercambio y gestión dentro de dicho casco histórico, que sumado a la flexibilidad de regulación, ha ocasionado la pérdida de una gran cantidad de patrimonio histórico, adaptando, remodelando o demoliendo las construcciones antiguas para implantar edificios de hasta más de cuatro pisos.


49

En efecto, la centralización es un problema urbano que genera otras dificultades de carácter ambiental y administrativo, es así que el tráfico, el smog, el ruido, la contaminación del aire, son problemáticas que afectan a la dinámica urbana (Rodas, 2009). ZONA 3, PARROQUIA SUCRE Esta

zona

se

encuentra

topando el límite urbano actual, y abarca una zona de expansión originada

por

pequeños

asentamientos, y que en los últimos años ha sido la zona de interés para desarrollar proyectos municipales de interés social. A pesar de que ésta zona se ha

planificado

con

la

idea

de

satisfacer la demanda de suelo residencial, algunos sectores aún carecen de servicios básicos o terciarios, lo cual obliga al residente Mapa 4: Delimitación de la Zona 3 - Parroquia Sucre. a trasladarse al casco central, y esta movilización no siempre es eficiente. En el mapa 4, se puede evidenciar que existe una barrera geográfica entre la zona 3 y la zona 2 de la misma parroquia. Hacia el lado occidente de la zona 3 se puede ver


50

bien marcada una zona en proceso de consolidación, no así en la zona 2, la cual se encuentra totalmente consolidada. Dicha barrera significa una mayor distancia entre la zona 1 y el casco urbano. Por lo antes expuesto, se demuestra que la zona1 posee características de desarrollo y dinámica totalmente distintas a las de la zona 3, donde más bien el problema preliminar que se evidencia es la falta de servicios para abastecer a una extensión predial de baja densidad; mediante el cálculo de indicadores urbanos, podremos obtener una lectura espacial de lo que está sucediendo ¨al otro lado de la montaña¨. DATOS DE INFORMACIÓN A UTILIZARSE: Debido a que en la ciudad de Loja aún no existe una base de indicadores urbanos, la elección de los indicadores a trabajarse en el presente proyecto dependerá de la información oficial disponible y de la requerida para analizar los principales componentes que incide en el hábitat y calidad de vida (Rangel, 2009) y que son objeto de análisis de acuerdo al enfoque del Plan Urbano de Loja (Municipio de Loja, 2009) en lo que respecta a la cantidad y calidad de áreas verdes, centralización

de

equipamientos,

altura

predominante

de

edificaciones;

características contemplados en los objetivos 1 y 2 del ámbito ordenamiento territorial; considerando que para aquellos datos que se encuentren desactualizados se realizará un trabajo de campo para actualizar el uso o la existencia de nuevas edificaciones. En la tabla 1, se muestran los datos compilados disponibles para el cálculo de los indicadores.


51

INFORMACIÓN:

FUENTE:

FECHA DE LA FUENTE: Actualización constante hasta el 2012, algunos pendientes en el presente año. Mapa de red referencial. Actualizado al 2012. Actualización constante hasta el 2012, algunos pendientes en el presente año. 2011

Mapa base en formato .shp

Oficina de Catastros. Municipio de Loja4

Mapa de usos de suelo predial. Ficha catastral predios zona 3 y zona 1 en formato Excel .xlsx

Oficina de Informática. Municipio de Loja Oficina de Informática. Municipio de Loja

Orotofoto de la Ciudad de Loja. Escala 1:5000

Densidad poblacional por sectores censales. Formato Excel .xlsx

Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca; Proyecto Sistema Nacional de Información y Gestión de Tierras Rurales e Infraestructura Tecnológica SIGTIERRAS. INEC

2010

Tabla 1: Datos disponibles para cálculo de indicadores urbanos.

3.2.

Indicadores Urbanos: casos de análisis

En el capítulo 2 se expuso una introducción sobre los indicadores en general, luego se particularizó los indicadores urbanos como herramientas de análisis para la planificación; para el presente estudio de investigación se tomará algunos indicadores, elegidos por la importancia básica que representan en la evaluación de la morfología y desarrollo de la ciudad, generando datos que podrán profundizarse luego a temas más específicos.

4

Para la obtención de información oficial del Municipio de Loja, se estableció un acuerdo por autorización de Alcaldía con el Departamento de Catastros, quienes recibirán un ejemplar de la presente investigación.


52

Alrededor del mundo, muchas ciudades han implementado un sistema de indicadores urbanos paralelo a la construcción de un observatorio urbano; una de ellas es la ciudad de Málaga en España, la cual en el marco del Programa de Indicadores Urbano ONU-HABITAT, ha publicado una importante compilación de indicadores que conforman el observatorio urbano (Ayuntamiento de Málaga, 2005). La ciudad de Loja, intenta alinearse al mismo programa y ser partícipe del Observatorio Urbano Global (GUO siglas en inglés), considerando los SIG como metodología para el cálculo de algunos indicadores y como interfaz para el usuario para la representación de los mismos, ayudando a la ciudad a obtener una visión de vuelo de pájaro de sus situaciones y necesidades (ONU-HABITAT, 2003b). Dentro del Sistema del Observatorio del Medio Ambiente Urbano (OMAU) existen 4 rubros en torno a los cuales de clasifican los indicadores urbanos de la ¨Agenda 21¨: 1. Territorio y Configuración de la Ciudad 2. Cohesión Social y Desarrollo Económico 3. Gestión de los Recursos Naturales 4. Buena Gobernabilidad de la ciudad Para el presente estudio se considerarán indicadores correspondientes al primer grupo: Territorio y configuración de la ciudad; cuyo grupo de indicadores (ver tabla 2) nos permite realizar una primera lectura espacial de la morfología y la dinámica urbana frente a los estándares ideales estipulados por la ONU.


53

Para la elección de los indicadores de éste grupo se ha considerado por una parte la pertinencia de ésta herramienta para alcanzar los objetivos de sustentabilidad e interacción ciudadana, características que según Rueda (1997) definen la ciudad y su esencia, cuya base parte del “balance entre el ambiente natural y el construido” (Rangel, 2009, p.2).

Por otra parte, se considera la

disponibilidad de datos, dado que no se tiene actualizada la información ni migrada a una sola base de datos, dentro del presente proyecto se realizará la migración de la información y actualización de algunos datos registrados para los predios de la zona en proceso de consolidación. ESCALA DE ANÁLISIS El análisis se realizará a escala 1:5000, y se obtendrá los resultados a nivel de manzanas, a partir de los cálculos de cada unidad predial. INDICADORES A OBTENERSE: 

Densidad urbana

Compacidad absoluta

Compacidad corregida

Complejidad urbana

Zona verde por habitante

Proximidad a zonas verdes


54

INDICADORES DE SOSTENIBILIDAD URBANA SISTEMA DINÁMICO DE SEGUIMIENTO TERRITORIO Y CONFIGURACIÓN DE LA CIUDAD 1.1 Densidad urbana 1. Urbanización y 1.2 Viviendas construidas ocupación del territorio 1.3 Denidad de viviendas por hectárea 1.4 Tipología de la vivienda 1.5 Compacidad urbana 2.1 Complejidad urbana 2. Complejidad y 2.2 Techo edificado residencial / total diversidad de usos 2.3 Proximidad a servicios básicos 3. Vivienda

4. Zonas Verdes

5. Movilidad y accesibilidad

3.1 Porcentaje de viviendas de VPO (promovidas por el estado 3.2 Porcentaje de viviendas alquiladas/ viviendas totales 3.3 Accesibilidad a la vivienda 4.1 Zonas verdes por habitante 4.2 Número de árboles en viario por habitante 4.3 Masa foliar productora de sombra 4.4 Porcenaje de especies autóctonas de vegetación 4.5 Proximidad a zonas verdes 5.1 Transporte modal 5.2 Crecimiento de viajeros en transporte público 5.3 Superficie dedicada a infraestructura de transporte 5.4 Intensidad de tráfico 5.5 Longitud y proximidad de carriles bici 5.7 Calles peatonales

Tabla 2: Selección de indicadores a ser analizados para las áreas de estudio. Fuente: elaborada a partir de OMAU (2013).


55

3.3.

Metodología de Análisis

Para la obtención de los resultados de cada indicador se elaborará una ficha de descripción del cálculo y la metodología a usarse (ver tabla 3), y finalmente el mapa temático resultante; para el formato de la ficha se tomará como referencia la guía de aplicación del Ayuntamiento de Málaga (2005). Para cada indicador se migrarán los datos a una sola geodatabase, además se unificarán los formatos a .shp, por lo tanto se trabajará con el software ArcGis 10.1, ya que los datos otorgados poseen dicho formato y los CAD serán transformados y georectificados a las demás capas obtenidas. Una vez listos los datos, y verificada su compatibilidad en cuanto a datum y escalas, se delimita mediante polígonos de selección el área de estudio. Para el proceso de migración de la información catastral a la información predial obtenida en shape, se elabora una tabla en Excel utilizando como llave de unión la clave catastral que es un código único para cada predio. Una vez completada la información se realizará una verificación visual con la ortofoto y se complementará o actualizará (especialmente en la zona 3 de expansión urbana) la información con una evaluación de campo. Para las zonas verdes que no se encuentran relevadas, se georeferenciará con GPS, y se rectificará los datos en base a la ortofoto.


56

CÁLCULO DE INDICADORES URBANOS DE LA CIUDAD DE LOJA Cálculo de Indicadores Urbanos Mediante Sistemas de Información Geográfica. Caso de estudio: Loja, Ecuador

INDICADOR

Código del indicador

NOMBRE

Nombre del indicador

DESCRIPCIÓN

Se definirá el indicador mediante un concepto corto

MÉTODO DE OBTENCIÓN

Se especificará la forma de obtención, fórmulas, cálculos, procedimientos GIS.

Información usada, de preferencia utilizar información de fuentes oficiales, en los casos de FUENTE DE INFORMACIÓN relevamiento o actualización se debe documentar debidamente. El tipo de información otorgado, (censo, TIPO DE INFORMACIÓN encuesta, trabajo de campo etc.) AÑO

ÁREA DE REFERENCIA

Año al que pertenece el cálculo del indicador (por lo general será compatible con la fecha de las fuentes utilizadas) El sitio o sector al que pertenece el indicador (aglomeración urbana)

RESULTADO

El resultado corresponderá al coeficiente de toda la aglomeración urbana

MAPA

Código de Mapa Temático de resultados

Tabla 3: Formato de ficha para los indicadores urbanos


57

 Indicador Densidad urbana Definición: También entendida como número de habitantes por hectárea o unidad territorial, la densidad urbana es un indicador que nos permite tener una idea de la configuración de la ciudad, entendiendo su evolución y dispersión a primer nivel; mediante dicho indicador es posible revelar problemáticas de hacinamiento versus vialidad y servicios; así por ejemplo una densidad baja implica altos costos de provisión de servicios (CAT-MED, 2013). Metodología: Para calcular dicho indicador se debe obtener el coeficiente entre la población urbana por el territorio residencial en km2 (también puede realizarse por ha); al hablar de un territorio residencial neto se trata de incluir todo el territorio catastrado, incluyendo espacios públicos y verdes, vías etc. Para el caso de estudio, se calculará la densidad de acuerdo a las unidades censales otorgadas por la información oficial del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC, 2010a), se obtendrá como resultado tanto la densidad urbana general por zona de estudio como la densidad por unidad censal. A través del cálculo total de área del polígono zonal y censal, el total de la población para dicha área se realizará el coeficiente en la tabla de atributos del software GIS (ArcGis utilizado en esta ocasión).


58

Fuente de información: Para calcular las áreas territoriales consolidadas se tomará la base de datos catastral para cada zona; para los datos de población se tomará la información de población por unidad censal del INEC. Fórmula: Densidad urbana = (Población total del área de estudio / Superficie urbanizada) Unidad: habitantes (hab) por km2  Indicador Compacidad Definición: La compacidad es un indicador que expresa la idea de proximidad de

los

componentes de una ciudad mediante una relación entre el espacio construido y el espacio de estancia, por lo tanto la comunicación, contacto e intercambio entre los elementos del sistema urbano y los usuarios. La baja compacidad evidencia una dispersión urbana que acarrea problemas de distribución

de

servicios, expansión rápida y descontrolada de la ciudad, por otra parte, la ciudad compacta busca la eficiencia del uso recursos y servicios, sin embargo, una compacidad demasiado alta se aleja del objetivo de "ciudad compacta" ya que los altos índices puede generar otros problemas, ahuyentan a los residentes a nuevos asentamientos, convirtiendo el sector en nuevos focos de desarrollo y generando problemas de expansión urbana sobre las fronteras agrarias (Rueda, 2010; Arias, 2003 y Vivas et al., 2005). Se distinguen dos tipos de compacidad mayormente analizados para estándares de sostenibilidad, la compacidad absoluta y la compacidad


59

corregida.

La compacidad absoluta se define como la relación entre el

volumen total edificado y la superficie de suelo total en una determinada área urbana; y la compacidad corregida definida como la relación entre el volumen edificado y los espacios de estancia de una determinada área urbana. Metodología: Para el cálculo de la compacidad se partirá de la cartografía catastral, luego se migrará la información proporcionada en tablas a una sola geodatabase para contar con toda la información georeferenciada. Es necesario para éste análisis

actualizar

en

campo

algunos

predios

que

se

encuentran

desactualizados, para ello se realizará la goereferenciación con GPS y se rectificará dentro de la ortofoto. Dentro de la tabla de atributos para cada predio se obtendrá el área total edificada considerando el número de plantas, y se calculará el área total de la manzana (sin considerar áreas públicas o zonas verdes). Para el cálculo de la compacidad corregida, que para el presente estudio se lo obtendrá de manera general (por parroquia) se restará del área total zonal, la superficie correspondiente a las manzanas, obteniendo con ello la superficie de espacio público, al cual se le adicionará la superficie total de áreas verdes y plazas. Fuente de información: Para el cálculo se tomará información oficial proporcionada por la oficina de catastros del Municipio de Loja, y en los casos


60

de

actualización

se

realizará

el

relevamiento

mediante

medición

y

georefenciación con GPS, se distinguirá en la base de datos cuando la información ha sido de carácter primario para el efecto de investigación. Además se realizó un trabajo de apoyo con software de programación para la tabulación de datos catastrales, con ello se logró concatenar la información predial a escala de manzanas. Fórmula: Compacidad absoluta = Sumatoria de volumen de construcción en la unidad de territorio / Superficie unidad de territorio analizada. Compacidad corregida = Sumatoria de volumen de construcción en la unidad de territorio / Superficie de espacio público y esparcimiento de la unidad de territorio  Indicador Complejidad Definición: La complejidad es un indicador de la organización del sistema urbano, la diversidad de usos y los servicios de oferta por sector analizado. Cuantifica la mezcla de usos y funciones urbanas que ¨permite inferir aspectos asociados con la forma de organización actual del sistema y ser la base para el diseño de las estrategias de planificación futura¨ (Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 2010). Este indicador se considera como un conjunto de variables discretas con contenido significativo de información, que determina el grado de variedad de


61

interacción entre las partes heterogéneas y desasociados

de la ciudad,

permitiendo una accesibilidad ágil a la convivencia con la dinámica urbana (Rueda, 2008). Aplicar éste indicador en distintas áreas de la ciudad es muy interesante, pues

aquí se evidencian en un solo número la calidad de

interacción de usuarios y servicios, centralización y áreas de usos

evidenciando

claramente

áreas

de

específicos.

La complejidad es un indicador sintético que informa la organización (ordenada y desordenada) del

sistema urbano, que se especifica por el

número de portadores de información diferente evidenciando el grado de multifuncionalidad de cada territorio. Metodología: Para obtener la complejidad se ubicará en el predio la o las actividades existentes para cada zona, para ello se realizará una clasificación por tipos de uso no residencial para cada unidad de catastro.

Por otra parte se obtendrá

el total de la unidad territorial a analizarse, en este caso por manzana. Este indicador utiliza la “fórmula de Shannon” (1949, citado en Parra, 1992, p. 115),

procedente de la Teoría de la Información, para ello es necesario

primeramente organizar los grupos de

actividad en base a su similitud

(puede realizarse en base a la clasificación

económica

Rentas Internas), mediante el SIG se puede

clasificar

del por

acuerdo al impuesto pagado. Una vez obtenidos los grupos obtiene el número total de actividades existentes dentro

de

Sistema

de

atributos

de

análogos,

se

la

unidad


62

territorial analizada; luego se aplica la fórmula de Shannon para

obtener el

grado de diversidad

Fórmula: n

Complejidad = - ∑ Pi x Ln (Pi) i=1

Donde n es el número de actividades diferentes, es decir, el número de grupos, Pi es la abundancia relativa, es decir la probabilidad de ocurrencia, obtenida como el cociente entre el número de actividades perteneciente al grupo y el número de actividades total existente y Ln(Pi) es el logaritmo neperiano de los valores en abundancia relativa.  Indicador Zonas verdes y áreas de esparcimiento Definición: Este indicador mide la extensión de las zonas verdes y las áreas de esparcimiento existentes en el ámbito urbano, y la relación con el número de habitantes. Esta relación se obtiene a través de la proporción de los metros cuadrados de zonas verdes existente por habitante (Rueda, 2008). Este indicador es uno de los más importantes, en el marco de la salud y sostenibilidad, la cobertura verde en una ciudad, permite mantener una buena calidad de vida, el medio ambiente y la biodiversidad de la ciudad; mitigando el deterioro urbanístico de la ciudad. La meta propuesta por la ONU, es llegar a un equilibrio entre los espacios verdes y la densidad poblacional, llegando a cubrir 10m2 de área verde por habitante según ésta organización.


63

Metodología: Para obtener este indicador, se requiere medir la superficie útil de parques y jardines que tiene la ciudad en su ámbito urbano en relación al número de habitantes. Mediante la cartografía de usos de suelo se seleccionará las áreas verdes, jardines, parques (no se considerarán como áreas verdes, los redondeles, reguladores de tráfico, y jardines no accesibles); será necesario para algunos casos confrontar con la ortofoto para definir el polígono o actualizar algunos jardines o parques no registrados en las bases de datos mediante SIG. Fórmula: Zonas verdes por habitante = Superficie total de zonas verdes y jardines (m2) /número de habitantes.  Indicador Proximidad a zonas verdes y áreas de esparcimiento Descripción: Este indicador calcula el porcentaje de población que vive a una distancia considerablemente cercana de al menos una o más zonas verdes o áreas de esparcimiento. Su importancia se fundamenta en la determinación de la calidad de vida en función del área verde y su localización, ya que no solo basta con la implantación de zonas verdes en una ciudad, sino de la generación de


64

contextos, integración con las estructuras consolidadas, y la incidencia que éstas puedan producir en la vida cotidiana del ciudadano (Bascuñán, Walker y Mastrantonio, 2007). Un área verde será más beneficiosa, en función de su capacidad de servicio y su influencia en el disfrute diario de la población; por lo tanto es deseable que “los espacios naturales se encuentren integrados en el área urbana consolidada de las ciudades, cercanos al ciudadano, de tal forma que la población pueda acceder a ellos cubriendo distancias cortas” (Marín, Báez y Filippo, 2010). Metodología: Para el cálculo de este indicador, se utilizará herramientas de información geográfica que nos permiten visualizar el un área de influencia para cada punto de servicio, mediante un buffer en un software GIS, se podrá seleccionar aquellos predios que son alcanzados por la zona de influencia del espacio verde. Al

cruzar este mapa con la información de la población, se

podrá evidenciar el porcentaje de población que se encuentra a de 300m de distancia. De acuerdo a la Agenda 21 de Málaga (Ayuntamiento de Málaga, 2010), el radio de influencia se puede aplicar de acuerdo al siguiente criterio: 

Zonas verdes entre 1.000 y 5.000 m2: 300 metros de distancia

Zonas verdes entre 5.000 y 10.1000 m2: 500 metros cuadrados

Zonas verdes de más de 10.000 m2: 900 metros de distancia.


65

Para la presente investigación el radio de influencia se eligió de acuerdo al valor promedio de las áreas de las zonas verdes existentes (ver imagen 1), igual a 1.881,78 m2, por lo tanto: 300 metros de distancia.

Imagen 1: Captura de pantalla del promedio de áreas verdes para elección del radio de influencia.

Fórmula: Porcentaje de Población con proximidad a zonas verdes (300 metros) = (Población próxima una zona verde < 300 m. / Población Total del Sector) x 100

3.4

Cálculo de Indicadores Urbanos

Para la aplicación de las fórmulas que nos permitan llegar a los resultados es necesario evaluar, actualizar y organizar los datos proporcionados. Para cada indicador, se clasificó la información previo a insertarla en las tablas de atributos que permitirán realizar las operaciones en el software, y posteriormente su presentación cartográfica.


66

3.4.1 Densidad Urbana Para el cálculo de la densidad urbana se escogió la información tanto predial como de sectores censales5 otorgadas cada una de ellas en archivos shapefile, una vez resumidas las áreas de interés, se calculó el área total de la zona de estudio en hectáreas para obtener el dato general por cada zona, y las zonas censales por km2. En los casos en que las zonas censales pasaban los límites del sector de estudio, se conservó todo el sector censal, como lo indica la ilustración 11, ya que la representación gráfica será homogénea para cada uno de ellos (hab/km2). Luego se realizó los cálculos aplicando el field calculator de las tablas de atributos, una vez obtenidos los resultados, se recortó los polígonos de sectores censales que quedaron fuera del área de estudio para una mejor representación.

Ilustración 11: Selección de sectores censales para las áreas de estudio. Fuente: A partir de cartografía censal INEC 2010a 5

Unidad de territorio con límites definidos, identificada con código y conformada por un promedio de 80 viviendas; representa la extensión mínima de procesamiento de datos censal (INEC, 2010a)


67

3.4.2 Compacidad Urbana Para el cálculo de la compacidad urbana, se migró información de Excel proporcionada por el departamento de informática del Municipio de Loja, la misma que contenía el área de construcción en planta baja y el número de pisos de cada bloque contenido en cada predio. Para calcular el volumen edificado, se multiplicó el número de pisos del bloque por el área de construcción, y a éste resultado se multiplicó por 3m., medida de altura de piso estándar. Debido a que en la mayoría de predios existe más de un bloque de construcción, se unificó los valores resumiéndolos a un solo valor por predio, producto del promedio de pisos registrados y sumatorias de áreas y volúmenes. Para obtener un solo valor para cada predio se utilizó un programa informático de programación en el cual se realizó todas las operaciones matemáticas requeridas para luego ligarlas a un solo valor predial. Del producto total se unió la tabla Excel a la tabla de atributos en ArcGis para complementar la información predial proporcionada por el Municipio de Loja. Debido a la inconsistencia presentada en la actualización de mapas predial y manzanero, se realizó un ajuste en edición en el software GIS, para actualizar las manzanas cuyo proceso se muestra en la ilustración 12; ya que el cálculo de área de estos polígonos es una variable principal para el cálculo de la compacidad.


68

Luego, para obtener el indicador, se realizó el cálculo de geometría del polígono de las manzanas (escala de representación) y luego mediante herramientas para el cálculo automatizado de áreas del software GIS se utilizó el valor de volumen importando de la tabla de Excel sobre el valor calculado de la geometría (restando las áreas de espacios verdes) y obteniendo finalmente el cociente de compacidad.

Ilustración 12: Proceso de edición de manzanas en base a la actualización predial para el cálculo de áreas en compacidad.

3.4.3 Complejidad Urbana Para el cálculo de éste indicador, se requirió de un procesamiento más complejo de datos a partir del uso de suelo registrado en el sistema de catastros del Municipio


69

de Loja.

Para obtener las variables de la fórmula de Shannon es necesario

primeramente clasificar el tipo de especies o personas jurídicas que conformarán la ecuación, de acuerdo a ello se clasificó los usos de suelo de los predios de acuerdo a la clasificación municipal, en grupos que conforman la clasificación nacional de actividades económicas (INEC, 2012) elaborado por el INEC de acuerdo a criterios de homogeneidad para una comparación estadística más adecuada. En la tabla 4 se describen los grupos de la clasificación nacional de actividades económicas del INEC, y la selección de grupos que abarcan los tipos de actividades registrados en el catastro municipal; cuyo código alfabético se mantiene para la clasificación del uso de suelo; así por ejemplo para un predio que posee actividades como, comercio al por mayor de plásticos, mecánica, comercio de textiles entre otros, se codifica todos ellos con la letra “G” perteneciente al grupo “comercio al por mayor y al por menor, reparación de vehículo, automotores y motocicletas”. Una vez clasificadas las actividades económicas (especies o personas jurídicas) se coloca para cada predio el número de reincidencias de actividades de acuerdo a su grupo (ver ilustración 13). Luego, debido a que para cada predio existe, en la mayoría de casos, más de una actividad económica, fue necesario realizar un procesamiento informático de programación que nos permita de manera más automatizada detectar cuántas y qué actividades existen en un predio, ubicarlo en la manzana al que pertenece y sumarlo al conteo del resto de predios perteneciente a esa misma manzana, obteniendo


70

como resultado el conteo general de actividades para cada manzana, que es la escala a la cual se desea representar6.

Ilustración 13: Simbología en tabla de atributos de la clasificación de usos de suelo.

6

Para éste indicador suele tomarse una malla de referencia como superficie de estudio más homogénea y sistemática, definiendo la forma, el tamaño y la posición de la malla de acuerdo a la definición de los factores definidos que influirán en la representación de los resultados.


71

CLASIFICACIÓN NACIONAL DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS CIIU REV. 4.0 A B C* D E F* G*

H* I* J K* L* M N O P* Q* R* S

T U

INEC AGRICULTURA, GANADERIA, SILVICULTURA Y PESCA EXPLOTACIÓN DE MINAS Y CANTERAS INDUSTRIAS MANUFACTURERAS SUMINISTRO DE ELECTRICIDAD, GAS, VAPOR Y AIRE ACONDICIONADO DISTRIBUCIÓN DE AGUA, ALACANTARILLADO, GESTIÓN DE DESECHOS Y ACTIVIDADES DE SANEAMIENTO. CONSTRUCCION. COMERCIO AL POR MAYOR Y AL POR MENOR, REPARACIÓN DE VEHÍCULO, AUTOMOTORES Y MOTOCICLETAS.

TRANSPORTE Y ALMACENAMIENTO ACTVIDADES DE ALOJAMIENTO Y DE SERVICIO DE COMIDAS INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN ACTIVIDADES FINANCIERAS Y DE SEGUROS ACTIVIDADES INMOBILIARIAS ACTIVIDADES PROFESIONALES, CIENTÍFICAS Y TÉCNICAS ACTIVIDADES DE SERVICIOS ADMINISTRATIVOS Y DE APOYO ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Y DEFENSA; PLANES DE SEGURIDAD SOCIAL DE AFILIACIÓN OBLIGATORIA ENSEÑANZA ACTIVIDADES DE ATENCIÓN DE LA SALUD HUMANA Y DE ASISTENCIA SOCIAL. ARTES, ENTRETENIMIENTO Y RECREACIÓN. OTRAS ACTIVIDADES DE SERVICIOS ACTIVIDADES DE LOS HOGARES COMO EMPLEADORES; ACTIVIDADES NO DIFERENCIADAS DE LOS HOGARES COMO PRODUCTORES DE BIENES Y SERVICIOS PARA USO PROPIO ACTIVIDADES DE ORGANIZACIONES Y ÓRGANOS EXTRATERRITORIALES.

* Grupos encontrados en el uso de suelo predial para el caso de estudio Tabla 4: Grupos seleccionados dentro de análisis de complejidad para el área de estudio en base a la clasificación nacional de actividades económicas del INEC. Fuente: Elaboración propia en base a INEC (2012).


72

En éste proceso, fue necesario realizar una actualización de la base de datos otorgada, pues la actividad económica es altamente variable, por lo tanto se realizó un levantamiento de entidades, especialmente en las urbanizaciones nuevas, que carecían de datos de este tipo; para ello se realizó un trabajo de campo donde se registró en la cartografía (ver imágenes 2 y 3)

y en las tablas, las actividades

faltantes o sobrantes, y se relevó la posición geográfica mediante GPS.

Imagen 2: Vista panorámica de los barrios en proceso de consolidación (Barrio Ciudad Victoria).

Imagen 3: Obtención de datos mediante GPS.

Una vez tabulados los datos se calcula la complejidad de acuerdo a la fórmula de Shannon7 (Ver ilustración 14): De acuerdo a la fórmula, se determinó el valor de Pi para cada actividad económica, por lo tanto ya que se han encontrado 10 grupos económicos se tiene diez resultados de Pi, luego, aplicando la fórmula para cada manzana, se realizan las

7

El valor de H es la medida de la información calculada con la fórmula de Shannon procedente de la Teoría de la Información. H es la diversidad y su unidad es el bit de información por individuo. Pi, la probabilidad de ocurrencia (…). Los portadores de información del sistema urbano son las personas jurídicas clasificadas por categorías. (Ayuntamiento de Sevilla, 2008)


73

operaciones establecidas en la ecuación de Shannon, para ello se utilizó la aplicación de fórmulas en Excel de la Ilustración 15; cuyo resultado se relacionó con cada código de manzana para ser representado geográficamente, sobre las áreas de estudio seleccionadas. Finalmente, el resultado global, obtenido con la sumatoria de las actividades económicas para toda la zona de estudio, se determina aplicando la fórmula para cada Pi de los totales y el valor H total. Donde Pi= Ni/N equivale a la abundancia relativa de cada especie (Ni es el número de individuos “i” y “N” es el número total de individuos en la zona de estudio. Ilustración 14: Fórmula de Shannon para el cálculo de la complejidad. Fuente: Ayuntamiento de Sevilla / Servicio Observatorio de Sostenibilidad Urbanística (2008).

Ilustración 15: Metodología de cálculo de la fórmula de Shannon, tomando una manzana como ejemplo.


74

3.4.4 Zonas verdes por habitante Para el cálculo de las áreas, se seleccionó los predios calificados como área recreativa de la tabla de usos de suelo proporcionada por el Departamento de Informática del Municipio de Loja.

Como para los indicadores anteriores, se

relacionó ésta información predial a la información cartográfica (.shp) mediante la función join de ArcGis, mediante una clave, en este caso la clave catastral. Por otra parte, se actualizó los polígonos y las zonas no consideradas dentro de ésta base de datos mediante relevamiento GPS y actualización gráfica en editor de ArcGis sobre la ortofoto. Para el cálculo de este indicador, se calculó la geometría de los polígonos que delinean las áreas verdes, luego se obtuvo de la cartografía de sectores censales del INEC el total de la población para la zona de estudio, valor que fue dividido para el área total de áreas verdes obteniendo el indicador de zonas verdes por habitante, tanto para la parroquia El Sagrario, como para la parroquia Sucre.

3.4.5 Proximidad a zonas verdes Para el cálculo de la proximidad de zonas verdes, se generó el polígono de influencia a partir de la cartografía de las zonas verdes para cada área de estudio mediante herramientas de geoprocesamiento del software GIS, con un radio de influencia de 300 m. La cartografía de población puede diferir en el grado de exactitud (desde el punto de vista espacial) de acuerdo a la escala en que sea representado; aunque para muchos países, se cuenta con una escala mínima de habitantes por predio, sin


75

embargo para Ecuador, la unidad mínima de información de población distribuida en el espacio es el “sector censal”, con el cual se ha realizado el cálculo de todos los indicadores que requieren un dato poblacional para el presente estudio. Por lo tanto, se realizó una selección por localización, mediante la cual se extrajo los polígonos de los sectores censales cubiertos por las áreas de influencia propuestas. De los sectores censales seleccionados, se calcula el total de la población y se aplica la fórmula para la obtención del porcentaje.


76

4. Resultados y Análisis Para el cálculo de los indicadores se tomó como directriz la metodología planteada para cada caso y cada área de estudio, para cuyo proceso se utilizó los sistemas de información geográfica obteniendo los siguientes resultados:

4.1.

Densidad Urbana:

La densidad urbana es una de las características estrechamente ligadas al concepto de urbanismo inteligente y sustentable, generando “economías de aglomeración”, optimización de servicios y recursos. Para el análisis se ha tomado las unidades censales del INEC, que conformarían en este caso el área mínima de aglomeración urbana. Calculando el área del polígono que representa la zona de estudio, se ha obtenido un resultado general por zona, obteniendo los resultados representados en la ilustración 16; en donde, para la zona 1 de la parroquia El Sagrario se tiene una densidad urbana de 116,5 habitantes por hectárea, y para la zona 3 de la parroquia Sucre un total de 13,3 habitantes por hectárea (ver ilustración 16).


77

RANGO DESEABLE: La densidad de la población en el territorio está determinada por factores que configuran la ciudad, ya sean de carácter tipológico o histórico; dado que dichas características son heterogéneas entre una y otra ciudad, no es fácil especificar un rango deseable que se ajuste a la configuración y modelo urbano predominante en la ciudad y la distribución económica en dicho territorio.

Ilustración 16: Densidad poblacional de las zonas 3 (Parroquia Sucre) y zona 1 (Parroquia El Sagrario), en habitantes sobre hectárea.

Sin embargo, para una ciudad que contemple una distribución equilibrada de espacio público y zonas verdes media se podría determinar que 120 habitantes por hectárea, sería el nivel deseable (CAT-MED, 2013). De acuerdo a ello, para las zonas de estudio en análisis, ninguna de ellas se ajusta a un rango mínimo deseable; se podría concluir que estas zonas se desvían del concepto de ciudad compacta desde una primera apreciación hacia la


78

configuración de la ciudad. Sin embargo, la variable “densidad urbana” desde la densidad poblacional, es una de tantas variables que interviene en el propósito sostenible de un barrio o ciudad pues, estando ligado a otros factores como la complejidad, un rango mínimo o máximo, será deseable desde cómo se perciba la forma de vivirlos (Fariña, 2013). Anexos a éste indicador: Ficha No.1, Mapa 5, Mapa 6.

4.2.

Compacidad Urbana

La compacidad se encuentra ligada con la densidad poblacional, sin embargo no siempre el nivel óptimo de compacidad es atrayente al ciudadano; no obstante es innegable la influencia histórica y la tipología de las edificaciones, así por ejemplo los cascos antiguos, tendrán siempre una estructura más compleja que los nuevos barrios. Como resultado de este indicador, se obtuvo mapas temáticos que representan el valor de compacidad absoluta en metros, tanto para la parroquia Sucre, como para la parroquia El Sagrario en escala de manzanas (puede también emplearse una malla geográfica de estudio estándar); además el valor de compacidad absoluta global por área de estudio. De igual forma se calculó el valor de compacidad corregida únicamente de forma global, ya que al analizar por manzanas, se encuentran muy pocos casos que contengan espacios públicos para ser


79

representados, debido a las características morfológicas de la ciudad de Loja (ver tabla 5 y 6). RANGO DESEABLE En el presente análisis precisamente se ha tomado el casco histórico como una de las zonas de estudio, cuyo indicador de compacidad absoluta arroja un resultado igual a 3.52 (volumen total de edificación superficie total del área de estudio) que, se encuentra bajo el rango deseable de 5 a 7.5. Igualmente para la zona 3 de la parroquia Sucre, cuya compacidad absoluta es de 0.07, resultado totalmente alejado del rango deseable (ver tablas 5 y 6). Sin embargo, dentro del mapa temático analizado por zonas, se puede apreciar una distribución más uniforme de valores de compacidad, para el casco histórico las compacidades más altas se encuentran propiamente alrededor del núcleo central de la ciudad, y las zonas más bajas hacia las avenidas delimitadas por los ríos que atraviesan la ciudad.

Volúmen edifictado total (m3) 3.124.936,43

COMPACIDAD ABSOLUTA Y CORREGIDA Zona 1 Parroquia El Sagrario Superficie Superfice Compacidad urbana total espacio público Urbana (m2) (m2) Absoluta (m) 887.524,04 527.876,45 3,52

Compacidad Urbana Corregida (m) 5,92

Tabla 6: Indicador de compacidad absoluta y corregida para la Zona 1 parroquia El Sagrario.

Volúmen edifictado total (m3) 441.938,58

COMPACIDAD ABSOLUTA Y CORREGIDA Zona 3 Parroquia Sucre Superficie Superfice Compacidad urbana total espacio público Urbana (m2) (m2) Absoluta (m) 5.927.532,26

536.186,12

0,07

Compacidad Urbana Corregida (m) 0,82

Tabla 5: Indicador de compacidad absoluta y corregida para la Zona 3 parroquia Sucre


80

Para la zona 3 de la parroquia Sucre, un área en proceso de consolidación, los rangos más altos de compacidad se encuentran concentrados naturalmente hacia los barrios originados con planes de vivienda social, pero que sin embargo no han sido planificados con un estándar de compacidad sostenible, ya que ni los rangos más altos llegan a un valor mínimo deseable. Por otro lado analizando los valores de compacidad corregida, se tiene para la parroquia El Sagrario un valor equivalente a 5.92, y para la parroquia Sucre un valor de 0.82; se establece que el rango deseable de compacidad corregida es de 10 – 15 como nivel deseable (Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y Agencia de Ecología Urbana de Barcelona, 2007). Este indicador representa la relación existente entre la media de alturas de edificios sobre el espacio público, donde el espacio de convivencia e interacción entre ciudadanos atenúe la compacidad edificatoria, logrando una mayor cohesión social en un ambiente de esparcimiento y contacto con la naturaleza y medio ambiente; en resumen la lectura de este indicador nos da la idea del equilibrio existente entre el espacio edificado y el espacio libre. Dicho rango deseable se encuentra muy elevado de los valores obtenidos para las zonas de análisis en la ciudad de Loja, tanto para la zona que comprende el casco histórico, donde aparentemente el espacio edificado no está en equilibrio con el espacio público que debería existir para lograr un rango deseable, así como para la zona en plena consolidación (ver imagen 4). En este último caso, a pesar de existir aún mucho espacio vacante la planificación se está desviando de un estándar hacia el cual se debería apuntar (ver imagen 5). No obstante, aún esta situación puede ser


81

corregida, ya que es hacia estas áreas donde apunta el territorio inteligente, definido como “aquel que demuestra una capacidad continua de aprendizaje y de reinvención en cuanto a su desarrollo […] aumentando de forma equilibrada los niveles de calidad de vida” (Esteban, Ugalde, Rodríguez y Altuarra, 2008, p.6).

Imagen 5: Vista general de alturas de edificación Imagen 4: Vista general de alturas de edificación en un sector en proceso de consolidación. en un sector consolidad (vista hacia el casco histórico). ) De acuerdo a los resultados obtenidos se podría decir que para solucionar la

diferencia existente entre el valor actual y el deseado de compacidad se requiere para la parroquia El Sagrario aumentar el volumen edificado, y aumentar más aun, el área de espacios verdes; y para la parroquia Sucre, aunque el área de espacio público es mayor a la edificada la diferencia al rango deseable se solucionaría con el aumento de espacio edificado (compacidad) hasta llegar al equilibrio deseado. Anexos a éste indicador: Ficha No.2, Ficha No.3, Mapa 7, Mapa 8.


82

4.3.

Complejidad Urbana

Los

resultados

representados en la cartografía temática muestran una distribución bastante heterogénea entre los sectores escogidos; para el casco histórico,

los

índices

de

complejidad (H) en la mayoría de la superficie superan los 1.5 bits, y

Imagen 6: Calle Bolívar, una de los ejes comerciales más complejos de la ciudad de Loja.

para toda la zona, H es igual a 2.76 bits (Ver imagen 6).

En cambio para el sector en proceso actual de

consolidación la distribución de H en el mapa es bastante puntual, rodeando un valor de 1 bit., pero que sin embargo, al analizarse de forma global no dista mucho del valor representado en el caso histórico, su valor total es igual a 2.51 bits. RANGO DESEABLE Entre más diversidad exista entre el número de actividades, y más

equifrecuente

sea

su

distribución en el espacio, el índice de complejidad va aumentando; entre más probable sea encontrar

Imagen 7: Vista hacia el casco histórico de la ciudad de Loja.


83

una especie, menor es la complejidad (ver imagen 7). Con la lectura de estos mapas se puede apreciar la distribución espacial de la diversidad de usos y servicios, lo cual nos sirve para entender las dinámicas de usos en las zonas urbanas. Así por ejemplo, el casco histórico presenta altos rangos de complejidad, ello implica mayor número de desplazamientos, incrementando el flujo vehicular y peatonal, y mayor número de contacto entre ciudadanos. Por el contrario, se puede apreciar bajos índices de complejidad hacia las áreas mayormente residenciales. Se estima que en una ciudad óptima, la zonificación de uso de suelo frente al modelo de una ciudad con altos niveles de mixturas de usos, propicia espacios determinados y equipados para que se puedan dar los intercambios de una manera más adecuada y eficiente (Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 2010). El intervalo de complejidad deseable está considerado dentro del rango de 4 a 6, en el cual el nivel de diversidad de una ciudad es suficiente, sin embargo en algunas ciudades de mayor población este rango puede ser superado, especialmente en las áreas centrales, para estos casos se podría definir un mínimo de complejidad deseable igual a 6, mientras que para las zonas residenciales el valor mínimo deseable podría fijarse en torno a 4 (CAT-MED, 2013). Para las zonas de estudio analizadas, los rangos de complejidad no llegan a 5 para el área central, por lo tanto se podría decir que se encuentran dentro del rango deseable, analizado espacialmente en su distribución cartográfica; sin duda, el casco


84

histórico de la ciudad de Loja, presenta su mayor concentración de actividad económica (como en todas las ciudades) en la parte céntrica, que si bien presenta una zonificación definida y concentrada de comercio, es justamente aquí donde se crean el resto de conflictos urbanos como el tráfico; por ello, con la lectura de éste indicador, resulta estratégico determinar las zonas para las cuales se pueda requerir una planificación mayor del espacio público, estacionamientos, áreas verdes y otros elementos que puedan contrarrestar el alto flujo y permitan, como se había mencionado en párrafos anteriores, una relación de intercambio eficiente y ordenada. Anexos a éste indicador: Ficha No.4, Mapa 9, Mapa 10.

4.4.

Zonas verdes por habitante:

De los resultados obtenidos se puede abstraer una evidente deficiencia de zonas verdes. Para el caso de estudio, dentro del casco histórico las zonas abiertas de espacio público corresponden a plazas y parques (ver imágenes 8, 9 y 10) pertenecientes a una planificación temprana, por lo general espacios ligados a edificaciones religiosas; siendo así, el espacio público y las zonas verdes han ido tomando menor protagonismo; sin embargo es importante señalar, que dentro de la arquitectura colonial que caracterizaba la vivienda vernácula de Loja, la tipología predominante era la casa-patio; que a pesar de ser de carácter privado o semipúblico tienen potencial para equilibrar el verde urbano deseado.


85

RANGO DESEABLE De acuerdo a un boletín de INEC, en Ecuador, solo el 5% de las ciudades llegan a un rango deseable de este indicador (INEC, 2010b); pese a que en atlas e indicadores europeos se menciona un rango deseable de 10 a 15 m 2 por habitante (Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y Agencia de Ecología Urbana de Barcelona, 2007), distribuidos equilibradamente de acuerdo a la densidad poblacional; el INEC menciona un valor propuesto por la OMS de 9 m2 de área verde por habitante.

Imagen 9: Parque San Francisco de la ciudad de Loja

Imagen 8: Parque central de la ciudad de Loja.

Imagen 10: Parque de intersección Av. Orillas del Zamora y 24 de Mayo.

Imagen 11: Parque del barrio Ciudad Victoria. Sector urbano en proceso de consolidación.


86

Considerando éste último valor como un mínimo permisible; de los resultados se puede abstraer que, existe una gran deficiencia de zonas verdes para las zonas estudiadas en la ciudad de Loja. Para la parroquia zona 1 de la parroquia el Sagrario, con un valor resultante de 2.27 m2 por habitante, se tiene un déficit de 6.73 m2 por habitante; y para la zona 3 de la parroquia Sucre, con un resultado de 1.12 m 2 por habitante, se tiene un déficit de 7.88 m2 por habitante. En los mapas 11 y 12, se presentan las áreas verdes por zona de estudio confrontado con el mapa de población total, de tal forma se puede ver que para el casco central, las zonas que poseen más población tienen menos áreas de zonas verdes, y las zonas de esparcimiento de mayor superficie, comprenden los jardines y plazas históricos de la ciudad ubicados dentro de un sector mixto pero que sin embargo pesa más el uso comercial que residencial. La deficiencia es aún más crítica en el sector urbano en proceso de consolidación (ver imagen 11), donde la densidad alta de población carece de espacio verde; el hecho de un proceso de desarrollo en estas zonas, puede ser beneficioso para un análisis de tipo cartográfico, pues, se puede prever superficie territorial destinada a uso recreativo, antes de que dichas superficies se conviertan en lotes para la venta; priorizados y zonificados de acuerdo al indicador poblacional que representa la primera pauta de un crecimiento potencial urbano. Anexos a éste indicador: Ficha No.5, Mapa 11, Mapa 12.


87

4.5.

Proximidad a zonas verdes

Analizando este resultado, se puede fortalecer la estructura de centralidad y complejidad enraizado en factores de herencia histórica, pues si bien es cierto, en alguna época, todo cuanto conformaba la ciudad, no era más que lo que hoy conocemos como casco histórico, por lo tanto, existe un legado asertivo hacia la ciudad sostenible desde el siglo XVI, colocando parques en medio del contexto del desarrollo urbano, aunque inconscientemente, ya que sus motivos respondían a criterios más bien sociales, pero que sin embargo son un punto de partida para la configuración de la ciudad. RANGO DESEABLE El presente indicador se encuentra estrechamente relacionado al indicador de “zona verde por habitante”, pero no necesariamente ligado a sus resultados. Aunque se ha descubierto un fuerte déficit de zonas verdes por habitante, para el sector central, zona 1 existe una proximidad del 100% a zonas verdes (considerando la población por grupos de sector censal). Esta variable nos permite ahondar en un análisis de derecho ciudadano al espacio verde, donde no solo se evalúe la distancia al verde más próximo, sino también la calidad del mismo; pues la tendencia de generar espacio verde en las urbanizaciones realizadas en las últimas décadas se relega a los espacios irregulares que sobran. Por otro lado, para la zona 3 de parroquia Sucre, se tiene una proximidad del 78%, lo cual nos lleva a considerar que si bien esta zona es mucho mayor en


88

superficie que el caso central, y los radios de influencia son insuficientes para la baja compacidad de la edificación, también nos señala las debilidades del verde para zonas de alta densidad, la necesidad de una buena planificación y la urgencia de intervención de zonas verdes en estos sectores, para apuntar a los objetivos de una ciudad sostenible (ver imágenes 12 y 13).

Imagen 13: Zonificación de áreas verdes en la zona 3 de la parroquia Sucre.

Imagen 12: Zonificación de áreas verdes en la zona 1 de la parroquia El Sagrario.

Anexos a éste indicador: Ficha No.6, Mapa 13, Mapa 14.

4.6.

Indicadores, SIG y Plan de Ordenamiento Urbano

El análisis de los indicadores urbanos constituye un estudio diagnóstico de algunos sistemas urbanos, que son parte fundamental de un estudio del plan de


89

ordenamiento para cada ciudad; de ahí la importancia de partir de una lectura constante en el marco de una institución adyacente a la consultoría de elaboración del plan, propuesta en muchas otras ciudades del mundo como observatorios urbanos. Muchas veces, el cumplimiento del plan de ordenamiento se dificulta por factores externos a la administración pública, lo cual impide el desarrollo planificado a la visión planteada; antes de que llegue a cumplirse una propuesta, es necesario volver a la etapa de diagnóstico para ajustarse a nuevas jurisdicciones. Los indicadores urbanos son propuestos

como

una

herramienta

internacional,

que

permite guiar los objetivos del desarrollo urbano hacia rangos deseables

establecidos

organizaciones enfoque

mundiales, sostenible

por de y

participativo; ya que mediante portales públicos, los ciudadanos conocen la información de las fases, objetivos, metas, que los

Ilustración 17: Modelo de ciudad más sostenible basado en el estudio de indicadores urbanos. Fuente: AGENCIA DE ECOLOGÍA URBANA DE BARCELONA (2012).

motiva para vincularse en los proyectos de mejoramiento en cada uno de sus barrios (Velásquez, 2001).


90

El modelo de desarrollo de la ciudad, se está inclinado cada vez más a las prácticas sostenibles (ver ilustración 17) , producto de una conciencia colectiva que evidencia con pruebas fehacientes las consecuencias del calentamiento global, la demanda incontrolada de energía y contaminación ambiental; lo cual ha motivado iniciativas de compromisos y regulaciones internacionales durante los últimos 20 años. Por ello el uso de indicadores se vuelve un requisito de desarrollo más que una política reservada solo para ciertos proyectos en ciertos países. Así por ejemplo en el Municipio de Manizales (Colombia) con motivo del programa de Observatorios Urbanos-territoriales (ver ilustración 18) para el desarrollo sostenible de la CEPAL, se propone iniciar el montaje de los Observatorios de la Zona Centro en las comunas Olivares,

Arenillo

y Esponsión;

considerando tanto indicadores de aplicación genérica que permitirán “comparar el estado de desarrollo sostenible del municipio con el de otros municipios de Colombia o de América Latina, como aquellos que permitirán conocer a nivel local el estado de desarrollo sostenible de las distintas Comunas que integran la ciudad” (Velásquez, 2001, p.20).

Ilustración 18: Captura de pantalla, página de Observatorio Urbano de Colombia. Fuente: OAU (2013).


91

Actualmente, se ve plasmado este proyecto en Colombia, y tanto Manizales como en otras ciudades, han implementado ya el Observatorio Urbano; en donde, la población en general puede monitorear el desarrollo, la gestión y el resultado de proyectos. En Ecuador, aun no se establece una comparación entre ciudades a través de los observatorios urbanos; sin embargo existe la iniciativa de hacerlo y de vincularlo con la planificación de desarrollo. La ciudad de Loja carece de un sistema de indicadores, lo cual debilita la información del diagnóstico, excluye a la ciudadanía de una participación activa en el proceso de desarrollo de su comunidad, e impide una comparación de la realidad en números hacia los rangos deseables. Por otra parte, la planificación urbana en la ciudad de Loja, merece nuevas metodologías, que se ajusten a las necesidades actuales de la población y del territorio, que incluyan nuevas

Gestión de proyectos

herramientas

Participación de la ciudadanía

Planificación urbana

Ilustración 19: Diagrama del uso de un Sistema de Indicadores urbanos dentro de un Observatorio para la ciudad de Loja.

alcanzar

diagnósticos más cuantitativos y estratégicos en donde se incluya

INDICADORES DENTRO DE UN OBSERVATORIO URBANO EN LOJA

para

desarrollo

un

modelo

como

de

prospectiva

(ver ilustración 19), siendo el modelo sostenible el mejor o el único camino que nos conduce


92

a un desarrollo coherente y equitativo, y que además forma parte de los objetivos del Plan Nacional del Buen Vivir8. Los Sistemas de Información Geográfica, dentro de este ámbito, contribuyen a que los indicadores se alineen a la cartografía del plan de ordenamiento territorial para su análisis, ya que, siendo parte del diagnóstico contribuirán a una mejor propuesta. La información del sistema geográfico por lo tanto, no puede ser vulnerable, por ello, la creación de un sistema de información se ha vuelto la principal herramienta que permite la flexibilidad que exige un PDOT, y que mediante el SIG se puede ajustar a su posición geográfica. En la ilustración 20 se confronta el mapa de áreas urbanizables y urbanizables con restricciones del Plan de Ordenamiento de Loja 2009 y los resultados obtenidos del indicador de la compacidad, en donde se evidencia una mayor compacidad cerca de las áreas no urbanizables, y menor compacidad en los sitios urbanizables, además de detectarse la conformación de urbanizaciones puntuales, se muestra una tendencia expansiva de la ciudad de baja densidad, alejándose de un modelo compacto que facilita el modelo sostenible, el modelo difuso de crecimiento “pierde la estructura de la ciudad y gran parte de las interacciones ambientales y sociales que se daban en ella” (Agencia de Ecología Urbana de Barcelona, 2010, p. 12).

8

Objetivo 7. Garantizar los derechos de la naturaleza y promover la sostenibilidad ambiental territorial y global (SECRETARÍA NACIONAL DE PLANIFICACIÓN Y DESARROLLO, 2013).


93

Ilustración 20: Confrontación de indicador de compacidad urbana con las capas de suelo urbanizable y no urbanizable del Plan de Ordenamiento Urbano de Loja.

Bajo la interpretación cartográfica de este ejemplo se puede planificar proyectos de densificación hacia los sitios urbanizables, que permitirán crear áreas de recreación y vías de conexión que generarían un mayor gasto de recursos en sitios no urbanizables9. Por lo tanto, las herramientas SIG representan una eficiente solución para la planificación, el seguimiento y la gestión del desarrollo urbano hacia propósitos más sostenibles, incluyentes y participativos; involucrando indicadores para comparación

9

Es aquel suelo que aun estando dentro del límite urbano no presenta aptitudes para ser urbanizado, ya sea por sus condiciones topográficas, geotécnicas, paisajísticas entre otras (Municipio de Loja, 2009)


94

nacional e internacional que actualmente no son considerados dentro de la planificación urbana.

4.7.

Discusión sobre la metodología

El procesamiento de los datos para la obtención de los indicadores a través de metodología planteada por la Agenda 21 de la ONU, ha dado cumplimiento al objetivo principal de la investigación, y consecuentemente a los específicos, pues a través de la determinación de indicadores ha sido posible evaluar y contrastar el resultado con estándares internacionales, haciendo fácil una lectura crítica en contexto de sostenibilidad de la ciudad de Loja. Por otra parte se ha demostrado que los SIG son una herramienta idónea para procesar y presentar la información, ya que al contrastarse con otros mapas permite su interacción, tanto a escalas zonales como urbanas; con ello se afirma la hipótesis planteada. Ha sido posible además contrastar distintas zonas de la misma ciudad, analizando

sus

características

territoriales

y

dinámicas

sociales.

Este

conocimiento es la clave para fundamentar múltiples proyectos urbanos y orientar el desarrollo local a políticas de sostenibilidad. Por otra parte se confirma la debilidad de la información catastral, ello ha generado que la metodología de cálculo requiera de algunos artificios adicionales para poder preparar, actualizar y procesar los datos. El hecho de crear atributos nuevos a la información catastral para el caso de la complejidad urbana, fue una limitante para aplicar directamente la fórmula que además requirió de un proceso


95

más complejo, ello nos lleva a advertir que la metodología depende de la disponibilidad de los datos y de la programación informática de los mismos que puedan generar fuentes primarias inequívocas para generar resultados correctos. A diferencia con agendas de indicadores de otros países, la de Loja, depende de la escala geográfica de la información censal, por dos razones, es una fuente oficial primaria y contiene datos que no existen a escala predial (catastro). Sin embargo los resultados a

escala urbana pueden contrastarse entre distintas

ciudades sin problema, como lo hemos hecho en la presente investigación con los rangos deseables, pues al aplicar la misma metodología garantizamos una igualdad en el lenguaje, y precisamente eso busca un indicador, ser una medida estandarizada, principalmente si la intención es ser parte de un proyecto de indicadores de sostenibilidad.


96

5. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES 5.1.

CONCLUSIONES

Los sistemas de información geográfica permitieron calcular y representar de manera adecuada los indicadores urbanos seleccionados para el presente análisis; con la interacción gráfica y alfanumérica, es posible determinar indicadores a nivel barrial, parroquial y urbano, con lo cual se puede obtener detalles de información estratégica de acuerdo al grado de intervención necesario. La obtención de indicadores urbanos mediante un SIG, permite la confrontación con

propuestas

y

diagnósticos

del

Plan

de

Ordenamiento

Urbano,

constituyéndose en un fuerte soporte para la toma de decisiones en pro de los objetivos de la planificación territorial sostenible. El catastro urbano es la principal fuente de información para el cálculo de los indicadores urbanos, de allí la importancia de un sistema

que permita la

actualización, precisión y transparencia de datos. La precisión y representación depende de la disponibilidad de escala de representación de las fuentes de datos. Los sistemas de información geográfica hacen posible la generación de mapas más amigables a la lectura de la ciudad en general, a partir de ellos, es posible crear portales públicos (observatorios urbanos) como se ha venido realizado en muchas ciudades de Europa y Latinoamérica.


97

La información geográfica es el principal elemento para análisis de tipo geográfico urbano; la calidad, actualización, precisión y veracidad de datos, son características difíciles de lograr en municipios que carezcan de un equipo exclusivo para la retroalimentación de datos catastrales. Los indicadores urbanos calculados, permitieron establecer comparaciones de resultados con municipios europeos y latinoamericanos, lo cual nos permitió determinar los valores de déficit para llegar a los rangos deseados como en el caso del indicador de área verde por habitante. La obtención de los indicadores urbanos nos permite alienarnos al proyecto de la Agenda 21 de indicadores de sostenibilidad propuestos por la ONU.

5.2.

RECOMENDACIONES

Los indicadores obtenidos en la presente investigación son parte de uno de los cinco ejes del sistema dinámico de seguimiento para el desarrollo sostenible propuesto por la ONU; se recomienda complementar la guía total de indicadores (algunos de ellos no son necesariamente representables en SIG), para formar parte del grupo de ciudades que llevan a cabo la Agenda 21 de dicha organización, y poder participar en proyectos mundiales que puedan ser altamente beneficiosos para un desarrollo urbano sostenible.


98

La creación de un Observatorio Urbano ha sido una de las motivaciones de la presente investigación, se recomienda a la Municipalidad de Loja, impulsar la creación de un portal web que permita a la ciudanía acceder a esta información. Es importante recalcar la importancia que representa el involucrar la cartografía de los indicadores urbanos dentro del diagnóstico para el plan de ordenamiento urbano, se recomienda considerar este tipo de indicadores para realizar propuestas más acertadas acorde a objetivos de sostenibilidad urbana.


99

6. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS  AGENCIA DE ECOLOGÍA URBANA DE BARCELONA (2010). Plan de Indicadores de Sostenibilidad Urbana de Vitoria-Gasteiz. Vitoria-Gasteiz 2009. Accedido el 25 de Septiembre del 2013 en http://www.vitoriagasteiz.org/wb021/http/contenidosEstaticos/adjuntos/es/89/14/38914.pdf http://vitoriagasteiz.org  ARIAS, P. (2003). Periferias y Nueva Ciudad. El problema del paisaje en los procesos de dispersión Urbana. Departamento de Urbanística y Ordenación del Territorio. Universidad de Sevilla. España.  AYUNTAMIENTO DE MÁLAGA (2005). Guía de aplicación: Sistema Integrado de Indicadores Urbanos. Observatorio del Medio Ambiente Urbano. ONU-HABITAT. España: Ayuntamiento de Málaga.  AYUNTAMIENTO DE MÁLAGA. (2010). Sistema de Indicadores Urbanos. Agenda 21.OMAU España: Ayuntamiento de Málaga.  AYUNTAMIENTO DE SEVILLA / SERVICIO OBSERVATORIO DE SOSTENIBILIDAD URBANÍSTICA. (2008). Plan Especial de Indicadores de Sostenibilidad Ambiental de la Actividad Urbanística de Sevilla. España: BCN ECOLÓGICA.  AYUNTAMIENTO DE VITORIA-GASTEIZ Y AGENCIA DE ECOLOGÍA URBANA DE BARCELONA (2007). Vitoria Gasteiz: Movilidad y Espacio Público. España: Universidad Politécnica de Valencia.  BASCUÑÁN, F., WALKER, P., MASTRANTONIO, J. (2007). Modelo de cálculo de áreas verdes en planificación urbana desde la densidad habitacional Urbano, Vol. 10, num.15, mayo, 2007, pp. 97-101. Red de revistas científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal. Universidad del Bío Bío, Chile. Accedido el 20 de Julio del 2013 en:<http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=19801514> ISSN 0717-3997  BELL, S. y MORSE, S. (2008). Sustainability Indicators. Measuring the Immeasurable. Second Edition. Inglaterra: Earthscan  CAT-MED (2013). Platform for Sustainable. Herramientas: Indicadores. Accedido el 12 de Junio del 2013 en www.catmed.eu. Visitado en Noviembre del 2013.  CEBALLOS, J. (1997). Introducción a la Sociología. 1era.Edición. Santiago de Chile: LOM Ediciones.  ESTEBAN, M., UGALDE, M., RODRÍGUEZ, A., ALTUARRA, A. (2008). Territorios Inteligentes: Dimensiones y Experiencias Internacionales. Madrid, España: NETBIBLO. S.L.  FARIÑA, J. (2013). Estándares y Densidad subjetiva. Accedido el 25 de Julio de 2013 en http://elblogdefarina.blogspot.com/2013/06/estandares-y-densidad-subjetiva.html  FENG, L. (2009). Applying remote sensing and GIS on monitoring and measuring urban sprawl. A case study of China. Institute of Regional Development Planning. Revista Internacional Sostenibilidad, Tecnología y Humanismo. Número 4.


100

 GOBIERNO DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES (2010). Atlas de Indicadores de Desarrollo Urbano de la ciudad Autónoma de Buenos Aires. Atlas II. Argentina: Ministerio de Desarrollo Urbano, Sub secretaría de Planeamiento.  GÓMEZ, D. (2008). Ordenación Territorial. 2da. Edición. Madrid: Ediciones Mundi-Prensa.  GRACI, G., PILERI, P., y SEDZZARI, M. (2008). GIS e ambiente, guida all´uso di arcgis per l´analisi del territorio e la valutazione ambientale. Palermo - Italia: Dario Faccovio Editore.  INEC (2010a). Censo de población y vivienda 2010. Base de datos. Accedido el 10 de Julio del 2013 en http://www.ecuadorencifras.gob.ec/base-de-datos-censo-2010/  INEC (2010b). Índice Verde Urbano. Boletín. Accedido el 20 de Julio del 2013, en http://www.ecuadorencifras.gob.ec/indice-verde-urbano-2010/  INEC (2012). Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CIIU Rev. 4.0). Ecuador: INEC-SEN.  INSTITUO GEOGRÁFICO AGUSTÍN CODAZZI (2010). Cartografía Básica de Colombia. Accedido el 20 de Mayo del 2013 en www.igac.gov.co  ITURBE A., SÁNCHEZ L., CASTILLO, L., & CHÍAS, L. (2011). Consideraciones conceptuales sobre los Sistemas de Información Geográfica. 2da. ed. Estados Unidos: Palibrio  LLOPIS PEÑA, J. (2006). Los Sistemas de Información Geográfica aplicados a la gestión del territorio. Departamento de Ecología de la Universidad de Alicante. España: Editorial Club Universitario.  MARANS, R. y STIMSON, R. (2011). Investigating Quality of Urban Life. Theory, Methods and Empirical research. Social Indicators Research Series, 45. London: Springer  MARIANI, G. (2010). Indicadores Urbanos y Ciudad. Parte 1. Accedido el 10 de Mayo del 2013 en http://laciudadviva.org/blogs/?p=7336  MARIANI, G. (2013). Caja de herramientas para un nuevo urbanismo: Los sistemas de Información Geográfica. Accedido el 10 de Mayo del 2013 en http://laciudadviva.org/blogs/?p=7336  MARÍN, P., BÁEZ, R., FILIPPO, M., (2010). Agenda 21 Málaga. Indicadores de Sostenibilidad 2010. España: OMAU  MORENO JIMÉNEZ, A., (2008). Sistemas y Análisis de la Información Geográfica. Manual de Autoaprendizaje con ArcGis (2da. Edición). Mexico: Alfaomenga  MUNICIPIO DE LOJA (2009). Plan de Ordenamiento Urbano de Loja. Capítulo I. Loja: Municipio de Loja  NACIONES UNIDAS (2000). Resolución Aprobada por la Asamblea Nacional. Declaración del Milenio. Quincuagésimo quinto período de sesiones. 55/2. Accedido el 10 de Mayo del 2013 en www.un.org/spanish/milenio/  OAU, OBSERVATORIOS AMBIENTALES URBANOS (2013). Red de Observatorios Ambientales Urbanos de Colombia. Accedido el 12 de Diciembre del 2013 en http://oau.colnodo.apc.org/


101

 OMAU, OBSERVATORIO DEL MEDIO AMBIENTE URBANO (2013). Ayuntamiento de Málaga. Accedido el 12 de Junio del 2013 en http://www.omau-malaga.com  ONU-HABITAT (1992). United Nations Conference on Environment & Development Rio de Janeiro, Brazil, 3 to 14 June 1992. Agenda 21. Accedido el 10 de Mayo del 2013 en http://unhabitat.org/wp-content/uploads/2014/07/Agenda21.pdf  ONU-HABITAT (2003a). Guía para el monitoreo de la Meta 11 “Para el año 2020 haber Mejorado Sustancialmente la Vida de por lo Menos 100 Millones de Habitantes de Asentamientos Precarios”. Progreso en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, Nairobi. Accedido el 10 de Mayo del 2013 en www.unhabitat.org/programmes/guo/documents  ONU-HABITAT (2003b). Observatorios e Indicadores Urbanos. Accedido el 4 de septiembre del 2013 en http://ww2.unhabitat.org/programmes/guo/  ONU-HABITAT (2005). Carta Mundial por el Derecho a la Ciudad. Foro Social de las Américas-Quito (2004). Foro Mundial Urbano – Barcelona (2004). Foro Social Mundial – Porto Alegre (2005). Revisión previa a Barcelona (2005). Revista Paz y Conflictos. Número 5. Año 2012. P 184-196.  ONU-Hábitat (2012). Estado de las Ciudades de América Latina y el Caribe 2012, Rumbo a una nueva transición urbana. Brasil: Hábitat publications  PARK R. y BURGUES E. (1925). The City. Chicago: The University of Chicago Press. Traducción de Alberto Henao, profesor del Departamento de Sociología de la Universidad Nacional de Colombia. Colombia: Red Académica  PARRA, F. (1992). Elementos para una teoría formal del sistema social. Segunda Edición. Madrid: Editorial Complutense  PNUMA, MUNICIPIO DE LOJA Y FUNDACIÓN NATURALEZA Y CULTURA INTERNACIONAL (2007). Perspectivas del Medio Ambiente Urbano: GEO Loja. [versión electrónica]. Naturaleza y Cultura Org. Accedido el 19 de Junio del 2013 en http://www.naturalezaycultura.org/docs/Geo%20Loja.pdf  QUERALTÓ ROS, P. (2008). Aportación metodológica de la tecnología SIG en el cálculo de indicadores a escala urbana. Tesis de Máster Oficial. Universitat Politécnica de Cataluña.  QUIROGA MARTÍNEZ, R. (2009). Guía metodológica para desarrollar indicadores ambientales y de desarrollo sostenible en países de América Latina y el Caribe. Serie Manuales 61. Santiago de Chile: CEPAL  RANGEL, M. (2009). Indicadores de calidad de espacios públicos urbanos, para la vida ciudadana, en ciudades intermedias. Los pueblos americanos: cambios y continuidades. 53º Congreso Internacional de Americanistas. Ciudad de México. México  RODAS, A. (2009). Recuperación Integral del Centro Histórico de Cuenca. La ciudad viva como URBS. Congreso Internacional. Quito-Ecuador  RUEDA, S. (2008). Plan Especial de Indicadores de Sostenibilidad Ambiental de la Actividad Urbanística de Sevilla. Gerencia de Urbanismo - Ayuntamiento de Sevilla. España: Agencia de Ecología Urbana de Barcelona


102

 RUEDA, S. (1997). La ciudad compacta y diversa frente a la conurbación difusa. La esencia de la ciudad. Artículo. Accedido el 15 de marzo del 2014 en http://habitat.aq.upm.es/cs/p2/a009.html  RUEDA, S. (2010). Compacidad. Revista Ambiente. Editorial 102. Accedido el 12 de Agosto del 2013 en: http://www.revista-ambiente.com.ar/imagenes/102/1-compacidad.pdf  SECRETARÍA NACIONAL DE PLANIFICACIÓN Y DESARROLLO (2013). Plan Nacional del Buen Vivir. Plan Nacional de Desarrollo. Quito-Ecuador.  SEISDEDOS, G. (2007). State of the Art of City Marketing in European Cities. 43rd. ISOCARP. Congreso de la Asociación Internacional de Urbanistas.  TOMLINSON, R. (2007). Thinking About GIS. Geogrhaphic Information System Planning for Managers. Third edition. Estados Unidos: ESRI Press.  VALENCIA MAYA, V. (2008). Imaginarios del Miedo en el Contexto Urbano de Manizales Implicaciones Medioambientales. Colombia: Universidad Nacional de Colombia - sede Manizales.  VELASQUEZ, L. (2001). Indicadores de gestión urbana. Los observatorios urbano-territoriales para el desarrollo sostenible. Manizales, Colombia. Serie Medio ambiente y desarrollo 30. Cepal, Santiago de Chile: Publicación de las Naciones Unidas  VIVAS, P., MORA, M., VIDAL, T., ROJAS, J., LÓPEZ, O., VALERIA, S., POL, E. y GARCÍA, N. (2005). Ventanas en la Ciudad. Observaciones sobre las urbes contemporáneas. Editorial UOC. Barcelona, España.  WINOGRAD, M., FERNANDEZ, N., y FARROW, A. (1998). Herramientas para la toma de decisiones en América Latina y el Caribe: Indicadores ambientales y sistemas de información geográfica. México: Centro Internacional de Agricultura Tropical. PNUMA.


103

ABREVIATURAS: ONU-HÁBTITAT: Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos GPS: Global Positioning System - Sistema de Posicionamiento Global GUO: Global Urban Observatory LUO: Local Urban Observatory NUO: National Urban Observatory OCDE : Organización de Cooperación y de Desarrollo Económico. OMS: Organización Mundial de la Salud PNUMA: Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente SIG: Sistemas de Información Geográfica INEC: Instituto Nacional de Estadística y Censos OMAU: Observatorio del Medio Ambiente Urbano


104

7. ANEXOS

Mapa 5: Densidad Urbana, zona 1 parroquia El Sagrario.


105

Mapa 6: Densidad Urbana. Zona 3 parroquia Sucre


106

Mapa 7: Compacidad Absoluta, zona 1 parroquia El Sagrario


107

Mapa 8: Compacidad Absoluta. Zona 3 parroquia Sucre.


108

Mapa 9: Complejidad Urbana. Zona 1 parroquia El Sagrario.


109

Mapa 10: Complejidad Urbana. Zona 3 parroquia Sucre.


110

Mapa 11: Zonas verdes por habitante, zona 1 parroquia El Sagrario.


111

Mapa 12: Zonas verdes por habitante. Zona 3 parroquia Sucre.


112

Mapa 13: Proximidad a zonas verdes. Zona 1 parroquia El Sagrario.


113

Mapa 14: Proximidad a zonas verdes. Zona 3 parroquia Sucre.


114

CÁLCULO DE INDICADORES URBANOS DE LA CIUDAD DE LOJA Cálculo de Indicadores Urbanos Mediante Sistemas de Información Geográfica. Caso de estudio: Loja, Ecuador

FICHA 1 INDICADOR NOMBRE

I11DU Densidad Urbana

DESCRIPCIÓN

La densidad de población se define como el número de habitantes por hectárea

MÉTODO DE OBTENCIÓN

Con base en la cartografía del INEC, correspondiente al censo de población y vivienda 2010, se calculó el total de población por sector censal comprendido en la zona de estudio, las cuales están dentro del límite urbano; y, se obtuvo las áreas calculando la geometría de los polígonos que delimitan dichas zonas.

FUENTE DE INFORMACIÓN

Cartografía de sectores censales de las zonas en estudio del INEC, cartografía predial y manzanero del Departamento de Catastros del Municipio de Loja.

TIPO DE INFORMACIÓN

Censo (INEC)

AÑO

Diciembre, 2013

ÁREA DE REFERENCIA

Zona 1 parroquia El Sagrario y Zona 3 parroquia Sucre

RESULTADO

MAPA Ficha 1: Densidad Urbana

Zona 1 parroquia El Sagrario

116,5 hab/ha.

Zona 3 parroquia Sucre:

13,3 hab/ha.

Mapa 5, Mapa 6


115

CÁLCULO DE INDICADORES URBANOS DE LA CIUDAD DE LOJA Investigación para la propuesta Guía metodológica para el cálculo de indicadores urbanos mediante SIG

FICHA 2 INDICADOR NOMBRE

I15CA Compacidad Absoluta

DESCRIPCIÓN

Definido como la relación entre el espacio utilizable de los edificios (volumen) y el espacio ocupado por la superficie urbana (área).

MÉTODO DE OBTENCIÓN

A partir de la información catastral digitalizada bruta, extraer las parcelas que no correspondan a edificios (áreas verdes, industriales etc.). A nivel manzanero, se obtiene la suma de edificios por predio y luego por manzana, estimando un espacio utilizable de altura estándar (para el presente análisis se consideró 3 metros); y finalmente se divide el área total del volúmen sobre el área urbana total o de estudio.

FUENTE DE INFORMACIÓN

Cartografía predial y manzanero del Departamento de Catastros del Municipio de Loja. Información del sistema de catastros (áreas de edificaciones y número de pisos)

TIPO DE INFORMACIÓN

Trabajo de campo y registros municipales

AÑO

Diciembre, 2013

ÁREA DE REFERENCIA

Zona 1 parroquia El Sagrario y Zona 3 parroquia Sucre

RESULTADO

MAPA Ficha 2: Compacidad Absoluta

Zona 1 parroquia El Sagrario

3,52 m.

Zona 3 parroquia Sucre:

0,07 m.

Mapa 7, Mapa 8


116

CÁLCULO DE INDICADORES URBANOS DE LA CIUDAD DE LOJA Cálculo de Indicadores Urbanos Mediante Sistemas de Información Geográfica. Caso de estudio: Loja, Ecuador

FICHA 3 INDICADOR NOMBRE

I15CC Compacidad Corregida

DESCRIPCIÓN

Definido como la relación entre el espacio utilizable de los edificios (volumen) y los espacios de estancia, áreas verdes, plazas, etc. (área).

MÉTODO DE OBTENCIÓN

A partir de la información catastral digitalizada bruta, se extra todas las áreas que corresponden a áreas verdes, plazas etc. Para obtener el área de espacio público se obtiene la diferencia del área total del polígono en estudio y el área total de las manzanas, a ello se adiciona las áreas de espacios públicos, plazas y áreas verdes.

FUENTE DE INFORMACIÓN

Cartografía predial y manzanero del Departamento de Catastros del Municipio de Loja. Información del sistema de catastros (áreas de edificaciones y número de pisos). Registro de uso de suelo e identificación de espacios públicos en ortofoto.

TIPO DE INFORMACIÓN

Trabajo de campo y registros municipales

AÑO

Diciembre, 2013

ÁREA DE REFERENCIA

Zona 1 parroquia El Sagrario y Zona 3 parroquia Sucre

RESULTADO

MAPA Ficha 3: Compacidad corregida

Zona 1 parroquia El Sagrario

5,92 m.

Zona 3 parroquia Sucre:

0,82 m.


117

CÁLCULO DE INDICADORES URBANOS DE LA CIUDAD DE LOJA Cálculo de Indicadores Urbanos Mediante Sistemas de Información Geográfica. Caso de estudio: Loja, Ecuador

FICHA 4 INDICADOR NOMBRE

I21CU Complejidad Urbana

DESCRIPCIÓN

La complejidad es una medida de la organización del sistema urbano que informa del grado de diversidad en los usos y servicios que dotan la ciudad. Se obtiene a través de la fórmula de Shannon–Wiener, proveniente de la teoría de la información. Identificando primeramente los distintos tipos de actividad, se clasifican de acuerdo a los grupos económicos propuestos por el INEC, cada grupo representará un tipo de especie de Shannon (riqueza de especies). Se obtiene el índice de Shannon para cada unidad de análisis escalar (o malla de referencia) donde:

MÉTODO DE OBTENCIÓN

FUENTE DE INFORMACIÓN

- n es el número de tipos de actividad diferentes (riqueza de especies). - Pi es la abundancia relativa de cada especie, la proporción de entidades de una especie o tipo de actividad con respecto al número total de actividades existentes. - Log2(Pi) es el logaritmo en base 2 sobre la abundancia relativa de cada especie. Luego, el índicador de compacidad (H) será el producto de la adición del resultado parcial de la fórmula para cada especie. Cartografía predial y manzanero del Departamento de Catastros del Municipio de Loja. Información del sistema de catastros (Uso de suelo y registro de actividad económica). Datos de campo

TIPO DE INFORMACIÓN

Trabajo de campo y registros municipales

AÑO

Diciembre, 2013

ÁREA DE REFERENCIA

Zona 1 parroquia El Sagrario y Zona 3 parroquia Sucre

RESULTADO

MAPA Ficha 4: Complejidad Urbana

Zona 1 parroquia El Sagrario

2,76 bits

Zona 3 parroquia Sucre:

2,51 bits

Mapa 9, Mapa 10


118

CÁLCULO DE INDICADORES URBANOS DE LA CIUDAD DE LOJA Cálculo de Indicadores Urbanos Mediante Sistemas de Información Geográfica. Caso de estudio: Loja, Ecuador

FICHA 5 INDICADOR NOMBRE

I41VA Zona Verde por Habitante

DESCRIPCIÓN

Este indicador mide la extensión de las zonas verdes y las áreas de esparcimiento existentes y la relación con el número de habitantes, mediante la relación obtenida a través de la proporción de los metros cuadrados de zonas verdes existente por habitante

MÉTODO DE OBTENCIÓN

Para obtener este indicador, se requiere medir la superficie útil de parques y jardines que tiene la ciudad en su ámbito urbano en relación al número de habitantes. Mediante la cartografía de usos de suelo se seleccionará las áreas verdes; será necesario para algunos casos confrontar con la ortofoto para definir el polígono o actualizar algunos jardines o parques no registrados en las bases de datos mediante SIG. El divisor será la población total del área de estudio, tomada de la cartografía de sectores censales.

FUENTE DE INFORMACIÓN

Cartografía predial y manzanero del Departamento de Catastros del Municipio de Loja. Información del sistema de catastros (Uso de suelo). Cartografía del último censo (2010) con el número total de habitantes por sector. Datos de campo

TIPO DE INFORMACIÓN

Trabajo de campo, registros municipales, censo

AÑO

Diciembre, 2013

ÁREA DE REFERENCIA

Zona 1 parroquia El Sagrario y Zona 3 parroquia Sucre

RESULTADO

MAPA

Zona 1 parroquia El Sagrario

2,27 m2/hab.

Zona 3 parroquia Sucre:

1,12 m2/hab.

Mapa 11, Mapa 12

Ficha 5: Zona verde por habitante.


119

CÁLCULO DE INDICADORES URBANOS DE LA CIUDAD DE LOJA Cálculo de Indicadores Urbanos Mediante Sistemas de Información Geográfica. Caso de estudio: Loja, Ecuador

FICHA 6 INDICADOR NOMBRE

DESCRIPCIÓN

MÉTODO DE OBTENCIÓN

FUENTE DE INFORMACIÓN

I45PV Proximidad a zonas verdes Este indicador calcula el porcentaje de población que vive a una distancia considerablemente cercana de al menos una o más zonas verdes o áreas de esparcimiento. Para el cálculo de este indicador, se utilizará herramientas de información geográfica que nos permiten visualizar el un área de influencia para cada punto de servicio, mediante un buffer en ArcGis. Luego partiendo de la información catastral del último censo, obtenemos la proximidad del cociente resultante entre la población que se encuentra dentro del radio de influencia (escogido de acuerdo a las dimensiones de las zonas verdes), y el total de población para la zona en estudio. El resultado se representará en porcentajes. Cartografía predial y manzanero del Departamento de Catastros del Municipio de Loja. Cartografía del último censo (2010) con el número total de habitantes por sector.

TIPO DE INFORMACIÓN

Registros municipales, censo

AÑO

Diciembre, 2013

ÁREA DE REFERENCIA

Zona 1 parroquia El Sagrario y Zona 3 parroquia Sucre

RESULTADO

MAPA

Zona 1 parroquia El Sagrario

100%

Zona 3 parroquia Sucre:

78.04%

Mapa 13, Mapa 14

Ficha 6: Proximidad a zonas verdes

CÁLCULO DE INDICADORES URBANOS MEDIANTE SISTEMAS DE INFORMACIÓN GEOGRÁFICA Caso de estudio: Loja, Ec  

Tesis presentada para la obtención del título de "Master of Science (Geographical Information Science & Systems) – MSc (GIS) ", Universidad...

CÁLCULO DE INDICADORES URBANOS MEDIANTE SISTEMAS DE INFORMACIÓN GEOGRÁFICA Caso de estudio: Loja, Ec  

Tesis presentada para la obtención del título de "Master of Science (Geographical Information Science & Systems) – MSc (GIS) ", Universidad...

Advertisement