Page 1


séneca Revista

UNIANDINOS PRESIDENTE NACIONAL Darío Meza Latorre GERENTE Carlos Mosquera

06

EDICIÓN GENERAL Fanny A. Palacios Rey Irma Yenny Rojas Jovel COMITÉ EDITORIAL Darío Meza Latorre Carlos Mosquera Jorge Prieto Tolosa Santiago Arcila Naranjo Nicolás Barbosa López Fanny Palacios Rey Yulieth Mora Garzón Germán León Morales Carlos Jaime Fajardo DISEÑO Y DIAGRAMACIÓN Comunicaciones Uniandinos DISEÑO GRÁFICO Manuel Alejandro Sáenz CORRECCIÓN DE ESTILO Nicolás Barbosa López

10

IMPRESIÓN Imágenes y Textos LTDA. COMERCIALIZACIÓN María Páez Vásquez Cel: 311 262 0371 mpaezvasquez@gmail.com UNIANDINOS Bogotá. Calle 92 Nº 16-11 PBX: 616 2211 comunicaciones@uniandinos.org.co Barranquilla. Cra. 51B Nº 76-27 Ofi. 204 Telefax: (5)368 6851 - (5)360 7830 Cali. Calle 4A Nº 35 - 31 San Fernando Viejo Tel: (2) 556 9946 Cel: 300 677 0553 www.uniandinos.org.co • Bogotá - Colombia Las opiniones expresadas en los artículos son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan nescesariamente el pensamiento de Uniandinos. comunicaciones@uniandinos.org.co

Esta edición de la revista Séneca es impresa en un papel 100% reciclable y su producción garantiza una gestión forestal ambientalmente responsable.

18


08

CON TE NIDO EDITORIAL

03 60 años de evolución continua.

TALENTO PROFESIONAL

06 Coworking: juntos para llegar más lejos.

RESPONSABILIDAD SOCIAL

08 Voluntariado: una economía sin monedas.

14

PERFIL

10 Nelly Peñaranda: el corazón de Arteria.

TEMA CENTRAL

14 Innovar: el negocio del futuro.

CONTEXTO

18 Anhelando las justas proporciones.

DEPORTES

22 Dos realidades diferentes pedaleando por Colombia.

ACTUALIDAD

24 Feria Laboral.

22

MUNDO UNIANDINO 26 Hechos destacados.

CINE

28 Las plataformas de cine online.


60 años DE evolución continua

Por Darío Meza Latorre Presidente Nacional Asociación de Egresados de la Universidad de los Andes

Ha llegado el 2015 y con él la celebración de los 60 años de Uniandinos. Hacemos parte, entonces, de la Asociación de Egresados con más historia del país, y sin lugar a dudas nuestro futuro es prometedor. Digo nuestro porque esta organización está conformada por cerca de 11 mil afiliados y 90 colaboradores que año tras año se han convertido en el corazón de esta institución, un corazón que bombea más que nunca. Es claro que los años de las organizaciones son diferentes a los de los seres humanos, pero, por su naturaleza, el recorrido de la Asociación es quizá muy parecido al de un ente vivo. Bajo ese contexto, el nacimiento de esta institución, en el año 1955, comenzó con una idea que tomó meses de gestación, la cual necesitó del diálogo para saber si estaba preparada y, por supuesto, de la responsabilidad que tuvieron los fundadores al momento de ponerla en marcha. Naturalmente nacimos en espacios de la Universidad y empezamos a crecer muy cerca de ella. Los primeros años fueron de afianzamiento y retos continuos en los que todo sucedía por primera vez: aprendimos a caminar y comprendimos el entorno. A comienzos de los años 80, la creación de los capítulos profesionales permitió crear unas columnas fuertes que encontraron apoyo adicional en los capítulos de afinidad, que hoy funcionan como vigas de amarre, dándole solidez a nuestra Institución y permitiendo a nuestros afiliados organizarse de diferentes maneras para cumplir sus propósitos profesionales y de interés personal. No puedo dejar de mencionar la buena voluntad de nuestros afiliados que a diario entregan buena parte de su tiempo a la construcción de la Asociación. También pasamos por momentos de incertidumbre como los que enfrenta cualquier adolescente, cambiamos de casa muchas veces, buscamos lugares para sentirnos cómodos, y fue a comienzo de los años 90 cuando encontramos un espacio ideal para establecernos y sentirnos parte de algo: nuestra hermosa sede de la Calle 92 en Bogotá. Allí es donde podemos ofrecer a nuestros afiliados salones para reuniones y conferencias, espacios de trabajo, una hermosa galería de arte donde se realizan exposiciones permanentes, restaurante, bar y un auditorio para eventos especiales. Progresivamente hemos emprendido viajes que nos han permitido crecer fuera de Bogotá, como lo muestran nuestras sedes en las Regionales del Norte (Barranquilla) y el Occidente (Cali) del país, y esperamos llegar más lejos.


La Asociación, como un ente vivo, también pasó por etapas en sus relaciones: en algún momento nos distanciamos de la Universidad pero sin duda volvimos a encontrarnos, porque nacimos allí y con el tiempo hemos vuelto a construir una relación de confianza que nos convierte en aliados para siempre. Además, durante este tiempo hemos consolidado sólidas relaciones con otras entidades, como aquellos buenos amigos que uno tiene en la vida. Realizamos permanentemente eventos conjuntos, como por ejemplo el Centro de Trayectoria Profesional (CTP) de Uniandes y el Centro de Desarrollo Profesional (CDP) de Uniandinos, que trabajan codo a codo para ofrecer oportunidades laborales a nuestros afiliados y a los egresados de la Universidad. También hemos compartido conciertos, conferencias y reuniones de egresados en la Hacienda el Noviciado, y nos visitan profesores que traen lo último en temas de ciencia y tecnología. Es el caso de los más de 100 convenios que ha firmado la Asociación y que permiten brindar servicios especiales a nuestros afiliados. La Alianza Social Uniandina (ASU) se consolida cada vez más con cerca de 900 voluntarios y proyectos de alto impacto que nos muestran otra cara del país, a través de ASU ayudamos a ayudar. Ésta, nuestra etapa de madurez, contempla nuestro interés por vincularnos más a la tecnología y cumplir el reto de virtualizarnos para ofrecer lo mejor a esta familia, lo cual hemos alcanzado gradualmente. Ahora tenemos la madurez para innovar y asumir nuevos retos. En los próximos años, seguramente vendrán otros directivos, una generación de relevo, mucho más joven, que guiará el barco por una ruta que ya hemos trazado y que promete mucho más que llegar a la orilla. Para ello, el primer reto es acercar nuevas generaciones y diversos públicos, objetivo al que también se suma esta publicación. En esta historia, juntos hemos logrado avanzar. Esa evolución ha estado marcada por la estrategia de cambiar a diario y no abruptamente, por lo que siento una satisfacción personal de que algo hemos aportado para cumplir 60 años, con la certeza de que cumpliremos más, siempre en continua mejora. Es hora de celebrar juntos y para ello los invito a leer cada una de las historias de esta edición de la Revista Séneca, para que, como comunidad, podamos continuar innovando con efectividad.


REVISTA SÉNECA • Talento Profesional

COWORKING

Juntos para llegar más lejos

Si existe una característica común entre los emprendedores es la pasión. Se trata del motor más veloz para que una idea pase de serlo y se convierta en una realidad tangible, productiva y exitosa. Sin embargo, y a pesar de la pasión, existen otros factores como el dinero, el tiempo o el espacio que bien resueltos ayudarán a un verdadero emprendedor a llegar más lejos que nunca.

¡HAblemos de coworking! ¡Se necesita estar loco! ................................................... Un emprendedor de cualquier lugar del mundo debe tomar decisiones fundamentales en la consecución de su proyecto, y en ocasiones deberá hasta dejar su empleo, buscar financiamiento desesperadamente y esforzarse mucho más de lo que debería siendo empleado. A pesar de ello el día en que llegue a lograrlo no podrá detenerse, tendrá que salir de su área de confort y poner su emprendimiento a disposición del mercado. Por eso es que Rene Rojas, Ingeniero Industrial, Especialista en Finanzas y Banca de la Universidad de los Andes, cofundador y CEO de HubBOG, entidad dedicada a impulsar emprendimientos basados en la Tecnología

6


www.uniandinos.org.co • REVISTA SÉNECA

de la Información y primer ‘campus for startups’ en Latinoamérica, dice que “se requiere estar muy loco y tener un amor al riesgo increíble para convertirse en un emprendedor”. Por ello en 2010, y pensando en esos locos, Rojas, apasionado por la tecnología, decidió convertirse en el pionero del trabajo cooperativo o coworking en Colombia, un modelo que permite a emprendedores de diversas áreas y procedencias, compartir espacios físicos y virtuales de trabajo, gracias una membresía paga mensual o anualmente.

Trabajadores autónomos en espacios compartidos ................................................... Miles de trabajadores autónomos o freelance, como se conocen en la actualidad, han encontrado en estos espacios una productividad efectiva pero además han logrado conectarse lo suficiente con otros pares para producir emprendimientos que realmente están cambiando las formas tradicionales de consumo. Es el caso de Tappsi, una aplicación que nació en HubBog. Tappsi logró cambiar en Bogotá y en otras ciudades del mundo el método tradicional de pedir un taxi de manera práctica, rápida y segura. Es un servicio que desde 2012 ha revolucionado la industria de las aplicaciones móviles. Tappsi fue creada por Juan Salcedo y Andrés Gutiérrez, dos uniandinos que compartieron su pasión, conocimiento y talento gracias a espacios de coworking. Otros caso de éxito para HubBog es Colchones REM, un modelo de negocio distinto a la hora de comprar colchones, sin intermediaciones de distribución y transporte. A través de Colchones REM, una persona puede ordenar su colchón con las medidas exactas a través de la web.

“Estamos cambiando la forma de comprar en Latinoamérica. Antes nos sentábamos 5 minutos sobre el colchón y tomábamos la decisión. Ahora lo llevan a tu casa, lo dejan 45 días, si te gusta lo dejas, si no lo mejoran o te devuelven el dinero. Los primeros 3 meses se vendieron 130 colchones con descuentos hasta del 50% en el valor final”, explica Rene Rojas. Otras aplicaciones móviles (apps) como Transmisitp, LasPartes.com, Ukanbook, Vanitech y CloudGym, primer gimnasio en línea de Colombia en donde los precios de las clases personalizadas oscilan entre $20.000 y $50.000, promete ‘entrenamiento en cualquier lugar’; y están impulsadas por HubBog y Apps.co una iniciativa Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC).

Uniandinos se inicia en el coworking ............................................................................. Tanto impacto ha generado este nuevo modelo de trabajo que Juan Camilo Machado, Ingeniero Industrial de la Universidad de los Andes y presidente del Capítulo Profesional de Ingeniería Industrial – INADES, de la Asociación de Egresados de la Universidad de los Andes, lidera el equipo de colaboradores que se han sumado a la tarea de abrir un espacio de coworking en la Sede Nacional. “En Uniandinos confluyen diversos públicos (empresarios, empleados, o estudiantes) y consideramos que hay un buen ecosistema para que se produzcan emprendimientos. No solo con un espacio físico, sino con interacción virtual”, explica Machado. Es decir, Uniandinos podría llegar a convertirse en una incubadora de emprendimientos de todo tipo. “Sabemos que una idea es importante pero sin ejecución no hay nada. Necesitas aliados para lograrlo”, afirma este uniandino. Además, comenta sobre el desarrollo de una aplicación para generar integración en aquellos que decidan participar del programa de emprendimiento y aprovechar el espacio de coworking en la Asociación. El espacio físico estará disponible para 15 ó 20 personas que estarán en rotación, pero dentro del modelo de coworking todos pueden participar sin ningún costo. El único requisito será hacer parte de la Asociación como afiliado. Este espacio promete una iluminación adecuada, amplitud y conexiones ideales para sus usuarios.

¡El próximo emprendimiento uniandino puede cambiar el mundo!

7


REVISTA SÉNECA • Responsabilidad Social

Voluntariado:

UNA ECONOMÍA SIN MONEDAS Nunca antes la frase ‘el tiempo es oro’ ha cobrado tanta valía en el mundo contemporáneo. Miles de personas reclaman la importancia que tiene el tiempo en su cotidianidad; por eso, durante años enteros la tecnología se ha dedicado a recortar distancias de múltiples maneras. A pesar de esto, es probable que ninguna generación se haya enfrentado a darle un alto valor a algo y a su vez a menospreciarlo tanto como ahora, cuando pasamos horas y horas frente a las pantallas.

Precisamente el voluntariado de manera silenciosa y al tiempo brutal, por su impacto, ha logrado convertirse en una parte importante de la economía mundial, una economía distinta que no necesita monedas sino que exige tiempo. Un tiempo que vale oro.

Cambiar el concepto en el mundo de hoy Sin duda el mundo ha cambiado y con ello las formas de hacer voluntariado. En la actualidad, el concepto dista mucho de la imagen tradicional que evoca mencionar la palabra ‘voluntario’. Ya no solo se trata de ayudar con un par de horas para poner un ladrillo, sino que durante el mismo tiempo alguien también podría brindar su talento profesional para cambiar la realidad de una comunidad.

8

“El voluntariado es una herramienta que podemos implementar en los procesos de paz, equidad y desarrollo rural de los países. Uno de los temas de innovación social tiene que ser el voluntariado”, afirma Adriana Serdán, Coordinadora Oficial del Programa de Voluntariado de Naciones Unidas en Colombia, quien participa de la transformación conceptual de esta labor a diario.

Voluntarios en línea y otras maneras En miles de casos las personas donan su tiempo en línea y con su talento aportan a personas que están al otro extremo del continente. Es el caso de onlinevolunteering. org una plataforma que brinda opciones de voluntariado en temas de consultoría, investigación y traducción, entre otras, a organizaciones que trabajan en favor del desarrollo humano. Para Santiago Cano, Director Nacional de Fondos en Techo Colombia, (ONG que trabaja en superar la situación de pobreza de miles de personas en asentamientos precarios, a través de la acción conjunta de sus pobladores y jóvenes voluntarios), “ahora tenemos esa posibilidad de conectar muchas oportunidades, personas, ideas y acciones”. Lo dice representando a su organización, que gracias a la combinación del voluntariado tradicional y profesional ha logrado construir 100 mil viviendas de emergencia en el mundo y más de 4 mil en Colombia. Una red que teje sus esfuerzos desde oficinas en Londres, Estados Unidos, América Latina y Centro América.


www.uniandinos.org.co • REVISTA SÉNECA

De otra parte, está el voluntariado corporativo que cada vez toma más fuerza al interior de las organizaciones. Según Luz Marina León, representante del Programa Uni2 de la Fundación Bavaria, con los proyectos que adelantan al interior de su organización, han “logrado vincular a cerca de 1.073 empleados voluntarios que han aportado más 9 mil horas de tiempo donadas a causas benéficas”. Este tipo de esquemas aportan a la cultura organizacional y al clima laboral de sus integrantes, y es imposible negar su importancia cuando el más reciente Informe Sobre el Estado del Voluntariado en el Mundo, realizado por el Programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU) en el 2011, afirma que “la participación voluntaria conduce a una buena salud mental, deriva en la reducción del estrés psicológico y atenúa las consecuencias negativas del estrés, al tiempo que mejora la satisfacción vital, las ganas de vivir y la autoestima”.

Profesionales que le apuestan a la innovación social Resulta aún más sorprendente detallar los proyectos de manera individual. Es el caso de Llenando Espacios, una organización conformada por profesionales de diversas disciplinas que se dedican a mejorar la calidad de vida de personas en situación de pobreza, con el diseño y producción de muebles adecuados para sus espacios. Así, profesionales en diseño o arquitectura se convierten en voluntarios que brindan sus conocimientos. “Los muebles nos educan sobre cómo aprender a vivir en los espacios”, afirma Ricardo Ocampo, director del programa. Otros esfuerzos que vale la pena mencionar son Un Litro de Luz Colombia, organización que realiza instalaciones de botellas de 1,5 litros llenas de agua y con 10 mililitros de cloro, que al instalarse en los techos permite refractar la luz solar dentro de un espacio que no cuenta con iluminación como sucede en algunos lugares del país.

Convertirse en voluntario a cambio de experiencia Estas ideas de innovación social no solo construyen mejores espacios en las comunidades, sino que permiten al voluntario universitario, por ejemplo, abonar en su experiencia laboral. Por lo menos así lo indica, Rosa Yelena Granja, Líder de Cooperación Internacional y la Agenda

Nacional de Voluntariado de la Unidad Administrativa de Organizaciones Solidarias: “estamos trabajando junto con el Ministerio de Trabajo en reconocer las acciones voluntarias de los jóvenes como parte de las competencias para la vida laboral. A futuro podrán presentar sus experiencias en sus hojas de vida”. En estos nuevos modelos y prácticas de innovación social, el voluntariado internacional también cobra relevancia. Organizaciones como la UNICEF, la Alianza del Pacífico, por nombrar algunas, vinculan a voluntarios y los trasladan a diversos lugares del mundo para realizar su trabajo humanitario. En estos casos, uno de los requisitos más importantes es contar con un idioma extranjero. Ser voluntario es entonces una decisión libre. Hacerlo no debe exigir ningún tipo de remuneración y además se debe orientar a la búsqueda del bien común. Pero quizá algo fundamental es contar con tiempo, ese que a veces perdemos de manera desmedida en otras actividades. Para ello Alianza Social Uniandina (ASU), programa de Responsabilidad Social de Uniandinos, trabaja desde hace más de 20 años y ha logrado crear una verdadera comunidad de cerca de 900 voluntarios que sumaron 2.800 horas de labores durante el 2014, es decir, 350 jornadas laborales de 8 horas que representan más de un año de trabajo de una persona. No importa desde qué profesión, ni en qué lugar del mundo, usted podría ayudar a alguien que lo necesita donando su tiempo.

Twitter para salvar vidas Cuando el Monte Merapi de Indonesia entró en erupción en 2010, una comunidad cercana utilizó Twitter como parte de una red de información más amplia que empezó con una emisora de radio comunitaria llamada Jalin Merapi. Según la agencia de noticias Reuters, Jalin Merapi ha ayudado a los refugios que no pueden recibir ayuda del Gobierno desplegando unos 700 voluntarios que, a través de Twitter, comunican las necesidades de ayuda específicas.

(Informe Sobre el Estado del Voluntariado en el Mundo realizado por el Programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU) en el 2011).

Combatir la pobreza El índice de pobreza en América Latina podría ser un 10% más alto actualmente sin el trabajo voluntario realizado por mujeres.

(Comisión Económica para América Latina y el Caribe)

9


REVISTA SÉNECA • Perfil

Nelly Peñaranda

corazóN de Arteria eL

Egresada en Artes de la Universidad de los Andes, es la Fundadora y Directora de la Fundación y el Periódico Arteria, que este 2015 celebra 10 años y llega a su edición número 50. Su futuro estaba marcado por la medicina, pero el arte se apareció para mostrarle un rumbo que le cambiaría la vida. En esta edición hablamos sobre su pasión por acercar el arte a miles de colombianos.

Del vademécum al mundo del arte

A sus 14 años era la enfermera de la familia, conocía al derecho y al revés el vademécum, acompañaba a su papá, (pediatra y cirujano) a cuanto hospital y congreso de medicina había en el país. Sin embargo, próxima a salir del colegio, Nelly se fue de intercambio a los Estados Unidos, donde añadió un par de clases de arte a sus estudios. De regreso a Colombia tenía la idea de estudiar arte, pero su papá ya le tenía un cupo para medicina. Todo estaba arreglado. 10

Tardó un año para convencer a su familia de que quería ser artista y, a pesar de las negativas, su padre fue el mejor aliado para iniciar el pregrado en Artes en la Universidad de los Andes. En su casa el interés por el arte no era un asunto de primera línea, “y en el colegio las clases de artes eran pegar cremalleras y hacer costuras”, recuerda Nelly. “A veces digo: ¿por qué terminé estudiando arte si lo que yo veía era manualidades?”, dice entre risas.

Por Yulieth Mora Periodista Uniandinos

Aunque su mamá le preguntara mil veces de qué iba a vivir estudiando arte, Nelly no iba a decaer en el desafío. En la universidad, junto a otras compañeras, fundó el Movimiento Pos-eclíptico, realizó un performance en el que a bordo de una ‘zorra’, - como se conocía a los vehículos de tracción animal en Bogotá -, su grupo llegaba a la Facultad con la ropa impecable y unos cubiertos de plata para tomar Colombiana con roscón. “Hablábamos de la ostentación y la pobreza en un doble sentido. Fue muy chistoso porque cuando llegamos a la Facultad bajaron desde Magdalena, la señora que hacía el aseo, hasta María Teresa Guerrero, que era la directora, y fue todo un acontecimiento. Por supuesto sacamos cinco. Quizá a partir de ese momento empezamos a acercarnos de cierta manera a otra forma de hacer arte”, recuerda. Durante sus años de estudio se interesó en la historia y obtuvo una licenciatura en esa materia. Fue asistente de Ingeniería Mecánica, casi se corta un dedo con una sierra sin fin e hizo su trabajo de tesis para el Museo de los Niños con obras de interacción que puso a los niños de esa época a aprender de música y arte mientras jugaban: “me parecía absurdo que una obra de arte estuviera ahí y no pasara nada”, dice Nelly. Acepta que fue mala dibujante, pero sin duda lo intentó tanto como para lograrlo, y esa persistencia cobraría frutos años más tarde.


www.uniandinos.org.co • REVISTA SÉNECA

¿Vivir de arte en Colombia?

Recién egresada de la Universidad de los Andes, en el año 96, gracias a su trabajo con niños le llegó una propuesta de trabajo para ser maestra de arte en un colegio, pero a punto de firmar el contrato recibió una llamada de un galerista que le ofreció otro empleo. “La vida le cambia a uno en un segundo. A veces uno no se da cuenta cómo una decisión le puede cambiar de manera drástica el futuro. Pasé de ser la profesora de bachillerato de todo un colegio a trabajar para la Galería El Museo”, recuerda Nelly Peñaranda. Trabajó 13 años para la Galería en una época en la cual “trabajar en arte profesionalmente en un país como Colombia era impensable”, dice. “Yo creo que he sido muy afortunada por esas oportunidades”, afirma la hoy directora de Arteria. Tuvo a su cargo el mercado norteamericano, realizó gestiones y representaciones de la Galería en diferentes ferias en los Estados Unidos y Canadá y logró ser representante internacional en Europa y América Latina. Ya en el mundo del arte sabía que podía hacer mucho más. Así que durante esos años trabajó en proyectos alternos en televisión para Señal Colombia. Su programa Soñarte logró unir audiencias infantiles y adultas con el firme propósito de demostrar que el arte puede estar al alcance de todos. También fue columnista de artes plásticas en la Revista Cambio durante cinco años: “era la posibilidad de contarle a la gente cómo se comía esa cosa del arte”.

11


REVISTA SÉNECA • Cambio REVISTA SÉNECA • Climático Perfil

Quizá fue la posibilidad de hablar sobre arte con un lenguaje más sencillo lo que le abrió las puertas para conocer qué sucedía a nivel nacional en este campo. Pasarían un par de años para tomar la decisión de dejarlo todo por apostarle a su sueño, un medio de comunicación especializado en arte.

Arteria: un circuito que bombea Reunió a sus amigos más cercanos, les contó su idea y les pidió consejos sobre cómo orientarla. Al final de la charla ya sabía que tendría un periódico sobre arte y cultura, que sería de distribución gratuita y que circularía por todo el país. Sin embargo, aún no tenía un nombre. Llenó hojas enteras con posibles nombres, hasta que un día, a través de chat, uno de sus amigos la retó a decir la primera palabra que se le ocurriera, y dijo: Arteria. Lo dijo en el momento indicado y lo analizó de forma conceptual hasta que estuvo segura de que ese era el nombre, y que no podía ser otro que no estuviera basado en la pasión, en la noción de la vitalidad para bombear más y más conocimiento e información sobre el arte en Colombia por diversas vías. La primera edición se publicó en mayo de 2005, y de las 16 páginas del medio sólo cuatro eran a color. Bajo cualquier pronóstico, el primer número se publicó con pauta vendida. El año siguiente Nelly supo que el Periódico Arteria era apenas uno de los proyectos y sabía que vendrían muchos más en relación a este tema. Por ello creó la Fundación Arteria, verdadero corazón de un circuito que bombea con más fuerza que nunca.

12

Hoy en día, la Fundación Arteria realiza importantes alianzas con un sinnúmero de organizaciones de corte privado y público, y su directora fue becada por el Banco Interamericano de Desarrollo, BID,

con un diplomado para la implementación de la Norma Técnica de Calidad, NTC 6001 en la entidad. Así logró organizar cada vía de Arteria y actualmente genera empleos directos a un equipo interdisciplinario. “Tengo claridad de que tener una fundación sin ánimo de lucro no es tener una entidad con ánimo de pérdida. A mí me parece importante generar alternativas y no necesariamente riqueza personal. Claro que me parece importante vivir bien y tener un trabajo pero creo que ése no es mi fin”, asegura.

Hay que dar todas las batallas Sin duda el mayor esfuerzo de la Fundación Arteria es la producción del periódico. En la actualidad se imprimen cinco ediciones al año con más de 25 mil ejemplares distribuidos en la mayoría de los 32 departamentos del país, lo que logísticamente representa una fuerte inversión, más aún cuando se trata de un producto gratuito. No todo ha sido color rosa. Hubo momentos difíciles en los que el dinero escaseaba y a pesar del panorama ella persistió. “Creo que en la vida se tienen que dar todas las batallas y uno sabe exactamente cuándo se le acaban los cartuchos. Yo creo que todas las personas sabemos hasta dónde llegar en todas las materias, y yo seguí”. En este 2015 el periódico Arteria completa 10 años y el número 50 de su publicación, hecho que promete una gran celebración.


Actualmente, el equipo de contenidos cuenta también con un sitio en la web (periodicoarteria.com) y está liderado por Diego Guerrero, su pareja y cómplice, un periodista especializado en Estética, que trabajó por más de 10 años para el periódico El Tiempo y quien decidió acompañarla en los planes con Arteria. Son el complemento ideal y han decidido no tener hijos porque Arteria se ha convertido en uno que demanda mucha atención y cuidados. “Creo que no tengo esa vocación. Me parece muy interesante dedicarme a otro tipo de proyectos donde creo que puedo ser más útil que siendo mamá”. Hace apenas algunos meses, la Fundación Arteria, en alianza con el Instituto Distrital de las Artes -IDARTES- y la Cámara de Comercio de Bogotá, lanzó el Directorio Bogotá Arte Circuito, una publicación que duró al menos cuatro años en construcción y que consolida la información de 120 espacios dedicados al arte en la capital del país. Desde hace dos años, Nelly Peñaranda escribe una columna sobre arte para el periódico El Tiempo. En este 2015 Colombia será país invitado de honor a la Feria Internacional de Arte Contemporáneo ARCO en Madrid, un hecho sin precedentes y en el que Arteria tendrá participación importante realizando alianzas y facilitando medios para mostrar la mejor cara de las artes plásticas de Colombia en España, con el propósito de conectar realidades a través del arte.

Así bien, esta Uniandina, apasionada por el arte, la misma que ha entregado horas de su vida a un solo objetivo, “acercar a más personas a este mundo”, aquella que espera año tras año para ir a su lugar favorito en el mundo, la Catedral de Santa María del Fiore en Florencia, Italia, la misma que se detiene cuando suena la canción You Rock my World de Michael Jackson, que maquina sin parar cómo facilitar el arte a los colombianos, dice sin reparo: “de pronto el arte no sirve para nada pero te hace más feliz”.


REVISTA SÉNECA • Tema central

Innovar:

el negocio

del

futuro

Por Yulieth Mora Periodista Uniandinos

-----------------En el más reciente Índice Mundial de Innovación realizado por la Universidad Cornell, el Institut Européen d’Administration des Affaires - INSEAD- y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, Colombia se ubica en el puesto 68 del ranking de países más innovadores del mundo y en el séptimo de América Latina.

14

Así bien en este 2015 el país tiene un reto fundamental: lograr ascender en la escala internacional y convertirse en líder de innovación de la región, pero ¿cómo lograrlo?. Para responder esta pregunta hablamos con dos mujeres líderes de importantes organizaciones y además egresadas de la Universidad de los Andes que ya se alistan para innovar desde sus áreas en el negocio del futuro: la innovación.

A simple vista no parecen tener mucho en común. Mariana es abogada y caleña. Yaneth es economista y barranquillera. Sin embargo, estas dos mujeres son egresadas de la Universidad de los Andes y en la actualidad ocupan importantes cargos públicos en el país. Mariana Garcés es Ministra de Cultura y Yaneth Giha Tovar es la Directora de Colciencias (Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación), las dos están al frente de instituciones que con sus adelantos en innovación podrían cambiar el futuro del país.

Innovación un tema de todos Generalmente el concepto de innovación está muy cerca de otros como la tecnología y la ciencia. Sin embargo, la innovación no es un asunto exclusivo de estas materias, la verdad es que se trata de un espectro más amplio. No solo tiene que ver con batallones de científicos en laboratorios y


Ministra de Cultura: Mariana Garcés Foto: Héctor Fabio Zamora Pabón

Directora de Colciencias: Yaneth Giha Tovar Foto: Cortesía de Colciencias

millones de patentes, sino que el concepto de innovación es una cultura que puede aplicarse a productos, procesos y servicios, entre otros.

nacional sobre la importancia que tiene para los grandes temas de la humanidad pero también para los temas de la cotidianidad”, afirma Tovar, Directora de Colciencias.

Para Mariana Garcés, Ministra de Cultura de Colombia, “la innovación es una consideración propia de la cultura y las artes. El hecho creativo está en permanente evolución y es verdaderamente creativo quien innova. Tal vez por ser parte de su misma esencia no es tan evidente”.

Universidades y empresas juntas para cambiar el rumbo

------------------------------------------

Basados en la creatividad, tal vez, en aplicar esa famosa frase de Albert Einstein, “si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo” es que se produce la innovación, como un modelo en el que se intenta llegar más lejos de lo usual. “En Colombia hay que generar una conciencia nacional frente al tema de la innovación, ese va a ser un gran reto

Si existen dos grandes aliados en temas de innovación son la academia y la empresa privada, quizá la conexión entre estas es la que lograría aunar esfuerzos para que Colombia se convierta en uno de los tres países más innovadores de la región. Lo que dicen los expertos es que: ¡este país tiene con qué lograrlo! “El 80% de las investigaciones se hacen en la universidad. En el país todavía no se tiene claro que la innovación es una fuente de crecimiento de las más importantes que puede tener una empresa. Nuestras empresas colombianas

15


REVISTA SÉNECA • Tema central

tienen que entender eso y por ello gran parte del esfuerzo que vamos a hacer es que las empresas incorporen dentro de su ADN el tema de la innovación”, explica Tovar. Promover la ejecución de investigaciones y proyectos de este tipo ayudaría a dinamizar la economía y por supuesto la academia tendría aún más incidencia en la sociedad. Por ejemplo para la directora de Colciencias, la Universidad de los Andes juega un papel importante, “los Uniandinos deben estar seguros de que están en una universidad con los mejores instrumentos para hacer ciencia tecnología e innovación. Universidades como la de los Andes son aquellas que nos van a ayudar a hacer esto bien, a creer en esto”, puntualiza.

Disciplina, conocimiento e investigación: pilares de la innovación En la actualidad el 3.3 % del PIB (Producto Interno Bruto) corresponde al aporte de las industrias creativas y por supuesto en estas áreas los artistas o gestores culturales son innovadores en potencia, “la cultura y el arte, en parte, se basan en su capacidad de irrumpir, de generar nuevas visiones de la sociedad, de entender y hacer visibles sus obstáculos, todas ellas son cualidades importantes para un innovador. Podría afirmar incluso que la cultura en su constante dinámica y transformación es el resultado de la innovación constante”, explica la ministra. “Ser innovador implica una gran disciplina, implica acceder al conocimiento y a la investigación. Por supuesto hay quienes tienen condiciones para la creatividad y la innovación pero ante todo, implica una gran dosis de trabajo”, afirma Garcés.

Niños y jóvenes en el negocio del futuro

16

Una de las apuestas de Colciencias, en cabeza de su directora es llegar a cautivar a los públicos más jóvenes en el mundo de la ciencia y la innovación, para Tovar se trata de destacar a los científicos del país y darles un nivel como el de cualquier personaje público, “es lograr que en los colegios, los niños digan que quieren ser James y Shakira pero también que quieran ser Patarroyo”, comenta Tovar. Es que en los procesos de innovación caben posibilidades infinitas. Por ejemplo, uno de los retos de Colciencias fue compartido durante el Encuentro Biotech 2025, el año anterior, donde esta institución puso en conocimiento de

los asistentes las políticas y estrategias de la entidad que llevarán a Colombia a ser un país innovador, “tenemos el mejor laboratorio del mundo para innovar y es la biodiversidad. Hay que cambiar el discurso de que somos un país rico en biodiversidad y empezar a hacer algo con esto”, explica la Directora de Colciencias. Sin duda, “Colombia es un país pluriétnico y multicultural. Lo que verdaderamente distingue a un país es su cultura”, por lo menos así lo explica Mariana Garcés, Ministra de Cultura, quien trabaja día a día en una ardua labor por construir un país con sensibilidad en asuntos de innovación en temas de cultura. Por su parte, Yaneth Giha Tovar, quien desde Colciencias trabaja por una Colombia impregnada de la cultura de investigación e innovación espera, “que en los próximos años exista una generación de niños que sepan que su vida y futuro es realmente posible en la ciencia”. Así, bien estas mujeres trabajan desde orillas distintas para lograr que el barco de la innovación colombiana navegue más lejos que nunca.

¿QUÉ HACER SI ERES UN INNOVADOR CULTURAL? Debes estar atento a las convocatorias públicas que el Ministerio de Cultura ofrece para recibir capacitación y acompañamiento técnico para el desarrollo de tu idea www.mincultura. gov.co. Puedes escribir o llamar al Grupo de Emprendimiento Cultural. Teléfono: (57 1) 3816353 ó a la línea gratuita: 018000 938081.

¿QUÉ HACER SI ERES UN INNOVADOR CIENTÍFICO? Visita www.colciencias.gov.co y consulta las convocatorias para becas, investigación, innovación, internacionalización y apropiación social del conocimiento. Teléfono: (57+1) 6258480 ó a la línea gratuita: 018000 914446.


PUBLICIDAD

17

´

´


REVISTA SÉNECA • Contexto

Anhelando

las justas proporciones Por Carlos Jaime Fajardo Economista Uniandino

18


www.uniandinos.org.co • REVISTA SÉNECA

¿O cuál es de más culpar, aunque cualquiera mal haga; la que peca por la paga o el que paga por pecar? La sabia Sor Juana Inés de la Cruz escribió esto pensando en la profesión más antigua, pero es igualmente apropiado para referirse a uno de los males más antiguos y más presentes de la humanidad, la corrupción. En nuestro tiempo se ha convertido en uno de los males mayores. No respeta culturas ni sistemas políticos o económicos e impone un alto costo a la convivencia social y al desarrollo de los países. Una de sus principales características es su amplia difusión, tanto como fenómeno global como por su presencia a lo largo y ancho de muchas sociedades y de sus prácticas, azuzado sobre todo por la difusión del logro material como objetivo individual supremo, sin una contrapartida de límites éticos, sociales e institucionales suficientemente fuertes que disuadan a los individuos de quebrantar la legalidad o las prácticas que favorecen el bien común. La corrupción está particularmente difundida en los países que fueron parte del sistema colonial europeo, así lo muestra el Índice de Percepción de Corrupción en el Mundo 2014 de Transparencia Internacional que puede verse en el link: http://goo.gl/pfkcM5 y, la situación de

Latinoamérica es deplorable. El historiador Jorge Orlando Melo, en su participación en “Superar la corrupción para defender lo público”, propuso dos hipótesis para explicar su amplia difusión en nuestro continente: la naturaleza del proyecto colonial hispánico y nuestro catolicismo. La conquista de las Indias se concibió como un proyecto empresarial entre la Corona y quienes se aventuraban a descubrir territorios y riquezas en su nombre a cambio de concesiones de todo orden. Con el poder a miles de kilómetros y decenas de días de viaje de distancia se consolidó en toda América Latina colonial la tradición de “se obedece pero no se cumple” y con ella la práctica de la evasión de las obligaciones, fiscales en primer lugar pero no limitado a ellas, o el aprovechamiento personal de los bienes públicos como algo normal y corriente. Por eso el contrabando ha sido una constante en nuestra historia y de una magnitud pavorosa. Valgan para demostrarlo estos ejemplos del siglo XVII del historiador Hermes Tovar en su más reciente publicación: “el 70% de los negros esclavos entraba de contrabando” en Cartagena y en Portobelo “apenas el 15% de las mercancías se legalizaba”. Nuestra fe católica, a juicio del profesor Melo, le agregó un poderoso ingrediente a esta inclinación venal, ya que la confesión y el arrepentimiento permiten siempre recuperar la gracia divina perdida con el pecado. Como dice el dicho: el que peca y reza empata. Y como si fuera pequeña esta puerta al relativismo moral, textos ampliamente utilizados por nuestro sistema educativo, como el Manual de Ética del Padre Farías, enseñaban que no era pecado violar la ley humana y que esto era un problema de competencia

19


REVISTA SÉNECA • Contexto

exclusiva de la justicia ordinaria, y con ella debía arreglarse quien fuera aprehendido. Al resultante bajo grado de apropiación que tenemos del Estado como patrimonio de todos, el excandidato presidencial John Sudarsky destaca que nuestra unidad de solidaridad no es de ciudadano sino de patrón-cliente, cuya natural consecuencia es el estado clientelista y el estado como botín. A esto habría que añadir las secuelas particularmente insidiosas de dos fenómenos de nuestra historia. Siete décadas de conflicto de baja intensidad han producido un profundo individualismo de “sálvese quien pueda” y una enorme desconfianza sobre la capacidad del Estado de cumplir con sus obligaciones, debilitando la cultura de la legalidad. A su turno, el narcotráfico, anclado en la ilegalidad y la corrupción, consolidó en vastos grupos sociales una cultura del “todo vale”.

20

Sin embargo, este sombrío panorama tiene rendijas y todos somos testigos y ejemplo de ellas. Si bien, comportamientos como fotocopiar un libro para no comprarlo o ver una película pirata están tan difundidos en nuestro cotidiano que a pocos les parece que conlleven un problema ético, también es cierto que todos tenemos una mínima cultura de la legalidad, quizás demasiado personal y acomodaticia pero no por ello inexistente, y no estamos dispuestos a incurrir en actos que conlleven riesgos demasiado altos en términos sociales, económicos o personales, o a transgredir ciertos límites morales. Todos sabemos que el “todo vale” no puede ser una práctica social generalizada porque sería el intolerable mundo del más fuerte y de la arbitrariedad absoluta. Por eso, a todo lo largo de nuestra historia siempre han existido manifestaciones de sanción social y repudio a la corrupción, como lo ilustró la historiadora Muriel Laurent. Muchas cosas se han tratado a lo largo y ancho del mundo para tratar de “reducir la corrupción a sus justas proporciones”, con muy poco éxito, la gran mayoría de ellas basadas en la vigilancia y el castigo al supuesto ser humano utilitarista, que ante todo busca el provecho para

sí y los suyos. Sin embargo, los más recientes estudios del comportamiento demuestran que los individuos tienen una “motivación intrínseca a ser honesto”, asociada a un poderosa inclinación a construir una imagen de “buena persona” para sí y frente a los demás, que florece en ambientes de confianza en los que se hace explícita la dimensión ética de las decisiones, como lo propone Carolina Isaza, investigadora de la Universidad Externado. Así pues, la tesis de la necesidad de construir instituciones que atiendan la naturaleza del ser humano para buscar el bien común, planteada por el economista y filósofo Jorge Iván González, debe superar el “vigilar y castigar” que ha hecho carrera por siglos, para dar paso a instituciones donde la confianza y el reconocimiento social sean preponderantes.


¡Vaya reto, sobre todo en Colombia, donde la confianza es una virtud social e institucional tan escasa y nos hemos acostumbrado a penalizar todo, aunque todo quede impune! Sin embargo, la búsqueda de soluciones novedosas e imaginativas como esta es el desafío que hemos aceptado en Uniandinos, donde su Capítulo de Economistas, Ecoandinos, junto con el Centro de Ética Aplicada de Uniandes, el Instituto de Bioética de la Javeriana y Compensar, han unido esfuerzos para realizar el ciclo de debates mensuales “Superar la corrupción para defender lo público”, que se extiende hasta el mes de marzo. En este espacio de reflexión entre académicos y la comunidad interesada en colaborar en la transformación del país, se han planteado éstas y otras tesis y se aspira lograr conclusiones plausibles técnicamente y que cuenten con el apoyo de la sociedad civil. Esperamos contar con tu participación.


REVISTA SÉNECA • Deportes

Por Fanny Palacios Rey Entrevista: Yulieth Mora

22

Dos realidades diferentes

pedaleando por Colombia

El ciclismo es uno de los deportes de mayor popularidad en nuestro país, junto al fútbol. Muchos de nuestros jóvenes, atraídos por la ilusión de ser grandes figuras del ciclismo, se lanzan a las calles en una bicicleta para pedalear durante horas, imponerse retos y entrenar largas jornadas, esperando a que alguien crea en ellos y los saque del olvido para hacerlos grandes y galardonarlos en las carreteras de nuestro país. Donde está un ciclista nuestro compitiendo, desde siempre, hay buenas noticias, diferentes a las que nos han hecho reconocidos en el mundo. La Revista Séneca habló con Héctor Antonio Urrego, periodista, locutor, licenciado en educación física, y además, ciclista desde su vida escolar, quien ha vivido todas las hazañas del ciclismo colombiano desde 1951. Sin duda, uno de los mejores conocedores de este deporte,

quien nos contó los dos mundos diferentes que éste ha sufrido y que lo hacen particularmente incomparable al de los demás países del mundo. Al hablar del nacimiento del ciclismo en Colombia, hay que mencionar a Ramón Hoyos Vallejo o a Efraín Forero Triviño, ganadores de la Vuelta a Colombia en los años 50, cuando realmente se dio el inicio del ciclismo en nuestro país. “Era una aventura, cada competencia por las carreteras, las trochas de nuestro país, los caminos y las dificultades económicas, para poder llegar a participar en esa época en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Juegos Bolivarianos, de Campeonatos Panamericanos y Juegos Olímpicos”, afirma Urrego. Ramón Hoyos fue uno de los primeros fenómenos mediáticos del momento. Ganó lo que pudo ganar. Fue el primero de los grandes ídolos del ciclismo y del deporte


www.uniandinos.org.co • REVISTA SÉNECA

colombiano. Logró superar todas las contingencias del momento en su deporte, lo topográfico, lo personal, lo profesional. Se encargó de crear un fervor por este deporte, y la lucha regional se convirtió en una referencia del deporte nacional. “En esta época había dos entrenadores argentinos. Ellos vinieron a nuestro país y vieron que había un ciclismo incipiente. Sabían más de lo que sabíamos en Colombia y nos orientaron sobre este deporte. No había una metodología; no como hoy en día que miden pulsaciones, telemetría, donde todo es computarizado. Era más el talento del deportista”, puntualiza Héctor Antonio Urrego. Los ciclistas de los 60 reavivaban con cada actuación la llama que lograba encender constantemente el interés de la afición colombiana por un deporte que suele llamarse “insignia de nuestro país”.

Los saltos del ciclismo - - - - - - Para Héctor Antonio Urrego, quien ha vivido los cambios y avances de este deporte, “el ciclismo y en general el deporte ha experimentado cambios, los mismos saltos que ha vivido la sociedad, la humanidad, y es producto del avance de la tecnología, de la humanidad, de la ciencia y de la tecnología. En la medida en que estos dos conceptos han ido creciendo, el deporte también ha buscado nuevos métodos de entrenamiento. Ahora la medicina y la tecnología están en función del deporte. El deporte es la industria más poderosa del país y del mundo, y todos los deportes ameritan un tratamiento especial de científicos, investigadores, etc. El ciclismo ha cambiado muchísimo, las bicicletas son diferentes, en sus materiales, en sus componentes, y el hombre que la tripula es diferente. Ha cambiado la forma de prepararse, de entrenar de acuerdo al estado físico y la especialidad. Un entrenador sabe todos los datos de un deportista, resistencias, puntajes. Todo es más robotizado, es como estudiar un carro de Fórmula 1”.

La nueva generación al pedal - - - Nairo Quintana es un ciclista profesional colombiano que ha tenido el privilegio de comenzar su carrera compitiendo en carreteras de Europa. Se inició como amateur en su país en 2009 con el equipo patrocinado por su departamento de origen, Boyacá. En 2014 hizo historia para Colombia al coronarse como ganador del Giro de Italia, siendo el primer colombiano y latinoamericano en obtener este título, y el segundo después de Luis “Lucho” Herrera en ganar una de las tres grandes vueltas.

Para Urrego la diferencia entre ciclistas como Hoyos y los de hoy (Quintana, Urán), “es que son más europeos que colombianos. “Lucho Herrera” y Fabio Parra fueron más colombianos que europeos, porque ellos vivieron acá, compitieron aquí, y de vez en cuando iban a Europa a la vuelta a Francia y nos iba bien a pesar del momento. Los de ahora viven en Europa, corren, entrenan, duermen en Europa, hablan francés, inglés, y vienen a Colombia a preparasen en alturas y a saludar a su familia. A los anteriores se les dificultaban los terrenos en Europa, no estaban acostumbrados, los cogía un viento y los tumbaba, y jugar con el clima y los terrenos sin conocerlos causaba que los eliminaran. A las nuevas generaciones de ciclistas no los sorprende nada, ni el clima, ni la tecnología, ni nada. Ya tienen un respeto en Europa, un nombre en su lote. Ellos son producto de ese intercambio con equipos en Europa o Suramérica”. En unos años el ciclismo va a ser el mismo, como ha sido desde hace 100 años: un grupo de hombres o mujeres en pantaloneta, a quienes, en cierto punto, les bajan una bandera para que lleguen a otro punto en medio de lluvia, frío, calor o viento. Lo que cambia es el entorno, el espectáculo. Más show, conciertos, más cercanía del público. Al comienzo el ciclismo era más alejado y hacía soñar a través de las narraciones por radio. En el fútbol los fanáticos pueden ver a todos los jugadores, mientras que en el ciclismo ven al puntero o los primeros lotes. Los otros pasan al olvido, aunque seguramente en el futuro los podremos seguir a través de las cámaras de un GPS (sistema de posicionamiento global). “El ciclismo es un deporte que no da plata. Ningún aficionado paga por ir a ver a un ciclista. De pronto en una llegada se puede lograr vender una tribuna que se cobra de 10 a 20 euros. De un millón que están viendo, mil pagan algo en una tribuna. En cambio en un autódromo pagas, en un estadio pagas, por una competencia de natación pagas. Éstos sí son deportes con ingresos. El ciclismo, en cambio, es un deporte popular”, finaliza Urrego.

23 Mientras Ramón Hoyos era el fervor del público, Nairo Quintana se convirtió en el fervor de los medios de comunicación. Por su parte, Ramón Hoyos no fue contratado como imagen de marca mientras Nairo sí es apetecido en miles de campañas. Un contraste que demuestra la velocidad con que se mueve el ciclismo en estos tiempos.


REVISTA SÉNECA • Feria Laboral

FERIALABORAL Y tú, ¿qué planes tienes entre el 12 y el 20 de marzo? 24

Arma tu plan para aprovechar la versión XXII de la Feria de Prácticas y Laboral Uniandina, un espacio para que estudiantes y egresados de los Andes entren en contacto con cerca de 120 organizaciones, interesadas en ofrecer oportunidades laborales y de práctica académica.

Consulta nuestra programación en

www.ferialaboral.uniandes.edu.co


REVISTA SÉNECA • Mundo Uniandino

Uniandinos

en el Páramo más grande del mundo

Durante el mes de febrero el Capítulo de afinidad, Caminandes, realizó su primera actividad con destino al Páramo de Sumapaz, considerado el más grande del mundo.

El recorrido en el Parque Nacional Natural Sumapaz, uno de los sitios de alta montaña más ricos en géneros y especies de flora colombiana; algunos caminantes realizaron un registro de su visita y lo compartieron para la Revista Séneca. Entérate de próximas caminatas en www.uniandinos.org.co.

Inauguración

Ruidoso/Sonoro/Silencioso

26

Durante el mes de febrero se realizó la inauguración de Ruidoso/ Sonoro/ Silencioso en la Galería Espacio Alterno. Esta exposición reúne a cinco artistas dedicados a la creación del sonido y las máquinas, y estará abierta al público hasta el mes de marzo.

Juan David Quintero Arbeláez y Santiago Rodríguez Ortiz, Curadores, afirman que la intención de esta exposición es “generar en el público una experiencia respecto al recuerdo que lo sonoro y el movimiento evocan en nuestro cuerpo”.


www.uniandinos.org.co • REVISTA SÉNECA

Rodrigo Querubín Londoño, un legado para Uniandinos

En esta edición, Séneca hace un homenaje al ex presidente de la Asociación, Rodrigo Querubín Londoño, quien falleció el pasado 8 de enero. Este Ingeniero Electrónico de la Universidad de los Andes y la Universidad de Pisttburg, con un doctorado en Ciencias de la Computación de la Universidad de Texas, fue presidente de Uniandinos entre 2004 y el 2008; en este periodo hizo parte de la trasformación de la Asociación y del proceso de remodelación de las Sedes, gestionó los foros ‘Diálogos con Colombia’ con la idea de hacer eco en las problemáticas que afectan al país e inició el proceso de estrechar vínculos institucionales con la Universidad. Además, fue Cofundador y Director del Departamento de Ciencias y Cómputo e Ingeniería Eléctrica de la Universidad de los Andes, en 1998 Embajador de Colombia en la República de China y en el 2011 embajador en Malasia. Compartió su conocimiento como docente en diversas universidades como Los Andes, la Universidad de Chile y la Universidad de Texas. Solo quedan palabras de agradecimiento por todos estos años dedicados a la construcción de la Asociación y del país. Sus recuerdos y enseñanzas estarán siempre en los corazones de los Uniandinos.

27


REVISTA SÉNECA • Cine

Las Plataformas de cine online:

internet y la autonomía del espectador

L

os nuevos hábitos de consumo, tanto de los usuarios nativos como de los migrantes a internet, han obligado a la industria cinematográfica, y especialmente a los agentes de la distribución y exhibición, a sumar la nueva ventana de internet entre la sala de cine, la televisión y el mercado del DVD-Blue Ray al flujo de explotación o circulación de las películas. Netflix, Amazon, Google Play, iTunes, cada vez nos son más familiares como alternativas de acceso a producción de Hollywood relativamente reciente, e incluso, a clásicos del cine mundial. Tenemos la autonomía para seleccionar la pantalla, hora y lugar desde el cual queremos ver un determinado filme del catálogo que se nos ofrece. Podemos decidir si sólo nos interesa pagar por un contenido en particular, o si queremos sumarnos a los suscriptores de un determinado portal.

Por Alexandra Chaverra Magister en Estudios Culturales de la Universidad de los Andes y asesora de la Dirección de Cinematografía del Ministerio de Cultura de Colombia.

A la par de la emergencia de plataformas comerciales de cine, cuyo catálogo está concentrado en la oferta de grandes producciones, surgen comunidades, redes sociales y proyectos en la web con el propósito central de construir una cultura cinematográfica expandida, recuperar cinematografías de carácter patrimonial, descubrir autores y narrativas arriesgadas, así como dar espacio a formatos y géneros de difícil distribución como el cortometraje y el documental. Iniciativas como Filmin, Margenes, PLAT y Filmotech ofrecen en España una importante posibilidad de acercarse al cine latinoamericano, español y al cine de autor internacional, a través de creativas estrategias de programación que van desde ciclos temáticos hasta festivales de cine online. Propuestas como la cineteca digital de la Cineteca Nacional y el archivo audiovisual Cinépata en Chile, ponen a nuestra disposición la memoria audiovisual chilena e hitos contemporáneos de su producción, a la vez que albergan obras latinoamericanas, propiciando el intercambio cultural. En el caso de Colombia, la plataforma Indyon.tv promueve el cine independiente nacional, brindando una ventana de difusión para películas que por sus condiciones no logran entrar o permanecer en el circuito comercial, y generando además un espacio de convergencia de nuevos talentos y creadores consolidados.

28

Los enlaces de los portales alternativos reseñados: Filmin: www.filmin.es Margenes: www.margenes.org PLAT: http://plat.tv/ Filmotech: www.filmotech.com Cineteca Nacional de Chile: http://cinetecadigital.ccplm.cl/ Cinépata: www.cinepata.com Indyon.tv: http://indyon.tv/

Todas estas propuestas, desde sus diferentes modelos y perfiles, complementan el panorama del cine online, con el firme propósito de diversificar el consumo y conquistar espectadores para cines de geografías, temáticas, géneros y formatos múltiples. De este modo y gracias a internet, se han multiplicado las pantallas y los dispositivos desde de los cuales podemos acceder y seleccionar el cine que queremos ver. De cada usuario-espectador depende hacer uso de esta nueva libertad y posibilidad para sorprenderse explorando la superficie y la profundidad del cine.


REVISTA SÉNECA • Convenios

EDUCACIÓN

Gracias a nuestro convenio con Uniandinos, los egresados y sus familiares gozan de privilegios exclusivos.

GASTRONOMÍA

TURISMO

SALUD

Tarifa preferencial para la Asociación

Recibe Atención médica oportuna en el lugar donde estés, las 24 horas al día, los 365 días del año. OMV. OM, Atención Domiciliaria, Atención Urgencias Emergencias, Traslados

Pediatría Programada, Consulta Odontológica Prioritaria, Red de Especialistas, y descuentos especiales en establecimientos de salud


PUBLICIDAD

/prə'naʊns wel/

Los niños felices crecen con el Volta

¿Conoce la diferencia? Método Educativo Europeo Mixto - Calendario B Doble titulación: italiana y colombiana. Tres idiomas: Español, Italiano e Inglés (TOEFL) ICFES nivel muy superior.

La pronunciación determina el significado En marzo en La Asociación: Curso teórico práctico para personas que desean mejorar su pronunciación. Su inglés puede ser básico, intermedio o avanzado, pero: ¿le da pena hablarlo? ¿habla inseguro porque cree que no le entienden? ¿habla con confianza, pero sabe que tiene mucho acento? Si contesta SÍ a cualquiera de estas preguntas, este curso está diseñado para usted.

Descuento del 20% para afiliados. Encuentre toda la información del curso en:

www.pronouncewell.com

´

Cll. 119 No. 4-79 Bogotá . PBX. 743 8850 / 629 0245 . Cel. 312 305 7878 promocion@gimnasiovolta.edu.co. www.gimnasiovolta.edu.co

Ámbito

´

+ + + +

320 2838445

mussa59@hotmail.com

Bogotá - Colombia


ficios e n e b s o sa en l iandinos n e i p , r Un dia

en estu ducativo de s e s n e i p E Cuando ece el Fondo itos r f s, requis o o z e la t p , e s to qu ios, mon fedu.php

/ sid os y sub niandinos.org.co m a t s ĂŠ r p s w.u s sobre lo ingresando a ww t: 110 a 114 ĂĄ m a c z Cono e pago, : 616 2211 ex y forma d PBX


ASU Alianza Social Uniandina

FORTALECIMIENTO DE

COMPETENCIAS DEL

3ER SECTOR

SOSTENIBILIDAD,

DESARROLLO E

IMPACTO

INNOVACIÓN Y

EMPRENDIMIENTO

SOCIAL

COMUNICACIONES UNIANDINOS - FEBRERO 2015

Articulamos actores del sector social para promover iniciativas de desarrollo y sostenibilidad, a través de tres líneas:

Revista virtual Séneca Uniandinos  

Revista de la Asociación de Egresados ​​de la Universidad de los Andes