Page 1

ISSN 0121-7 67 LJ


UNIANDINOS PRESIDENTE Jaime Santos Suárez

06

GERENTE Carlos Mosquera EDITORA GENERAL Irma Yenny Rojas Jovel REDACCIÓN Y EDICIÓN Carolina Tobar Amorocho Irma Yenny Rojas Jovel Lina María Ayala Sánchez Yulieth Mora Garzón ASESORÍA TEMÁTICA Lina Valencia María del Socorro Castañeda COMITÉ EDITORIAL Carlos Mosquera Cristina Forero Irma Yenny Rojas Jorge Prieto Santiago Arcila Yulieth Mora Garzón

14

24

DIRECCIÓN DE ARTE Kelly Castañeda Rua DISEÑO Y DIAGRAMACIÓN Alejandro Sáenz Pinilla Melisa Campuzano Leguízamo REDES SOCIALES Ómar González CORRECCIÓN DE ESTILO Natalia Jeréz Q. IMPRESIÓN Imágenes y Texto LTDA. COMERCIALIZACIÓN María Páez Vásquez Cel: 311 262 0371 mpaezvasquez@gmail.com UNIANDINOS

30

Bogotá. Calle 92 Nº 16-11 PBX: 616 2211 comunicaciones@uniandinos.org.co Barranquilla. Cra. 51B Nº 76-27 Ofi. 204 Telefax: (5)368 6851 - (5)360 7830 Cali. Calle 4A Nº 35 - 31 San Fernando Viejo Tel: (2) 556 9946 Cel: 300 677 0553 www.uniandinos.org.co • www.revistaseneca.com • Bogotá - Colombia comunicaciones@uniandinos.org.co

Copyright © 2016 | Todos los Derechos Reservados

Esta edición de la revista Séneca es impresa en un papel 100% reciclable y su producción garantiza una gestión forestal ambientalmente responsable.

34


10

CON TE NIDO EDITORIAL

04 Uniandinos sin fronteras

26

CONTEXTO

06 Uniandinos por el mundo 08 Regionales

PERFIL

10 Diana Sierra: una paisa talentosa y revolucionaria

TEMA CENTRAL

32

14 15 16 18 20 22

33

Uniandinos en la región: la historia de grandes victorias Región Caribe: Un futuro distinto Región Andina: Pequeños superhumanos Región Pacífico: Corp-oraloteca: Así suena el pacífico Región Orinoquía: Vida llanera Región Amazónica: Culturas milenarias

TALENTO PROFESIONAL 24 Coworking sin fronteras

ACTUALIDAD

26 Estefanía Ramírez: La dama del rugby

RESPONSABILIDAD SOCIAL

30 Organizaciones sociales: su papel en el postconflicto

OPINIÓN

32 Carlos Salazar 33 Larissa Joya

36

EN EL RADAR

34 Algunos Uniandinos para tener en El Radar

MUNDO UNIANDINO 36 Eventos del trimestre


REVISTA SÉNECA • Editorial

UNIANDINOS SIN FRONTERAS Por Jaime Augusto Santos Suárez Presidente Nacional

N

uestra Asociación se está construyendo paralelamente con el desarrollo de nuestra alma máter: la Universidad de los Andes, la cual ha transitado de la etapa fundacional a una de reconocimiento y liderazgo basada en la excelencia; reconocida globalmente por la alta calidad de sus programas académicos y el buen desempeño de sus egresados. En mi criterio, y gracias al trabajo de varios líderes de diferentes generaciones de egresados, creo no equivocarme al afirmar que Uniandinos está orientada a un profundo y responsable camino de consolidación. Para ello, nuestro faro está enmarcado dentro de los más altos estándares de innovación y calidad. Hoy ya es común hablar de territorios sin fronteras, de trabajar en la nube y en general de una nueva concepción y percepción de tiempo y espacio. De operar en red y de vivir una existencia sin límites en las comunicaciones, en una Asociación enfrentada a nuevas estructuras de poder y, por ende, a una nueva arquitectura del ordenamiento global.

4

Por ello hoy me dirijo a ustedes con la intención de motivar sus compromisos para apropiarse de la razón de ser de nuestra institución y de la construcción de una modalidad de operación sustentada en organizaciones vivas, autoproductivas, sin fronteras, soportadas en el trabajo colaborativo y respetuoso del principio de la diversidad. Esta consolidación significa que, en adelante, debemos introducir cambios en aspectos importantes como el hecho de que nuestro trabajo se construya con la visión de una nueva Colombia, que nuestra visión apunte a consolidar y a fortalecer los fundamentos


Uniandinos está orientada a un profundo y responsable camino de consolidación. Para ello, nuestro faro está enmarcado dentro de los más altos estándares de innovación y calidad

de Uniandinos hacia la excelencia, a posiciones críticas y éticas, a un ambiente interdisciplinario y flexible, al diálogo y a la tolerancia por las diversas ideas, creencias y valores de los egresados. Partiendo de la tesis de que donde viva un egresado, cualquiera sea el lugar en el planeta, allí estaremos acompañándolo a él y a su familia, ofreciéndole acceso a nuestros servicios con el uso de tecnologías avanzadas, consolidando así la Red de Uniandinos en el Mundo (RUM) y avanzando en el desarrollo de estrategias para fomentar la integración y la conexión entre generaciones, donde los asociados encuentren espacios para hacer y encontrar con quién hacer, en cualquier lugar del mundo. Y para que todo ello tenga un “corazón central” que permita y facilite nuestra fase de consolidación, estamos avanzando en el proyecto de nuestra sede inteligente —epicentro de nuestro mundo Uniandino— con el propósito de mostrar que cada día que vivamos podemos demostrar que ser mejor es posible. Uniandinamente,

Jaime A. Santos Suárez Presidente Asociación de Egresados de la Universidad de los Andes Uniandinos


REVISTA SÉNECA • Contexto

6


REVISTA SÉNECA • Contexto

8


www.revistaseneca.com • REVISTA SÉNECA

9


REVISTA SÉNECA • Perfil

Por: Irma Yenny Rojas Jovel Quiso ser médica, y se ganó una beca en la mejor universidad del país donde podía estudiar casi todo, excepto Medicina —Los Andes no tenía ese pregrado—. Decidió estudiar Arquitectura, pero el día de su matrícula eligió Diseño Industrial. Atraída por la curiosidad preguntó qué era eso. Le dijeron que era “como un inventor, como Da Vinci”, referente que Diana conocía bien porque su papá tenía un libro con las máquinas de Da Vinci que siempre la deslumbró.

10

Su vida ha estado llena de circunstancias que ha aprovechado bien. Es apasionada, recursiva, fuerte, talentosa, y hecha de ese talante paisa de berraquera, desparpajo y gran corazón. Aunque nació en La Florida, Estados Unidos, ella es de Santuario, Risaralda, porque desde niña decidió abrazar sus raíces. Esas de las que aún hoy, tras 14 años de vivir en Nueva York y de una trayectoria profesional destacada, se siente orgullosa. Con el acento paisa que conserva habla sin tapujos, incluso de temas que son tabú en algunas regiones del mundo, como la menstruación. Este tema la llevó a revolucionar en Uganda las toallas higiénicas conocidas para crear una reutilizable, como solución para


www.revistaseneca.com • REVISTA SÉNECA

miles de niñas que mensualmente perdían clases, bajaban su rendimiento académico y quedaban desescolarizadas por no tener recursos para comprarlas y asumir con dignidad su condición de mujeres. Así nació BeGirl, la empresa de innovación social que Diana creó junto al ecuatoriano Pablo Freund y que ha impactado a cerca de 16.000 niñas en más de 23 países.

tiene 36 años y dos hermanos, uno de 31 y otro de 21, y que su esposo también es becario del programa Oportunidades. Nos dijo que para ella BeGirl significa su vida, Uniandes sus amigos, la familia su compromiso, Colombia sus raíces, la recursividad su inspiración, la educación oportunidades, Nueva York un trampolín y el diseño su pasión.

*** Son las 8:00 a.m. del miércoles 24 de agosto, Diana conduce por una calle de Nueva York. Va con su abuela a adelantar trámites del seguro médico. Es justo el día antes de iniciar sus vacaciones y tiene la agenda llena, pero decidió que, mientras espera, hablará con nosotros. Sabemos que es diseñadora industrial graduada con honores de la Universidad de los Andes en 2002. Que ha trabajado como consultora en multinacionales como Smart Design, Nike, Panasonic y Energizer, entre otros. Que tiene una maestría en Gestión Sostenible de la Universidad de Columbia, que ha obtenido múltiples premios entre los que se destacan el Oro IDEA 2014 por diseño con impacto social del IDSA (Industrial Designers Society of America), y el Lápiz de Acero Verde en diseño sostenible con la estufa de carbón Zoom Jet de EcoZoom.

*** En 1996, en el colegio María Auxiliadora, el rector le ofreció aplicar a una beca del programa Oportunidades. Con cierto escepticismo —era inusual recibir oferta de becas en la Universidad de los Andes— empezaron los trámites. Se la ofrecieron, sin duda, por su excelente desempeño académico, pero también por un fuerte revés económico que sufrió su familia.

Hoy nos dejó saber que es hija de un caficultor y una trabajadora de cultivos de mora que se conocieron cuando tenían 14 años y se embarazaron a los 18. Que por incompatibilidad del tipo de sangre de sus padres, sobrevivieron 24 horas perdidos en el mar antes de llegar al lugar donde nació. Que

Pasó los dos primeros filtros, pero en el tercero, el comité de becas tuvo serias dudas. “Yo estaba muy floja en Computación y en Matemáticas. En el pueblo yo nunca había trabajado con un computador”. Fue entonces cuando

Carlos Aparicio, quien era director del programa, se comprometió a nivelarla y asegurarse de que alcanzaría el nivel requerido en su responsabilidad académica. “Con sus propios recursos me consiguió clases de Computación y también unas tutorías de Cálculo… quien literalmente me abrió las puertas a esas oportunidades fue Carlos”. En Estados Unidos, Diana apoya a Plan Internacional —entidad dedicada a la promoción de los derechos de la niñez— y periódicamente recibe publicaciones: “Estaba en mi casa y, ¿puedes creer que en esa revista de Plan estaba la historia de Carlos Aparicio? A él una persona de Estados Unidos lo apoyó para estudiar. Yo lo vi y se me movió todo, sentí como si hubiéramos cerrado un ciclo… A Carlos se le dio una oportunidad, él me la paso a mí y ahora yo se la paso a las niñas con las que trabajo.” *** En Bogotá, Diana vivió en un cuarto rentado en una casa de familia, pero andaba con “la vida en una mochila”. El inicio de su formación no fue fácil:

11


REVISTA SÉNECA • Perfil

“Yo siempre he sabido dibujar y me gusta armar y desbaratar cosas, pero pues las clases de Estética que recibe uno en un colegio público de pueblo son muy limitadas”. Al punto de que uno de los profesores alguna vez le dijo “paisa, usted sí tiene un gusto muy mañé, usted definitivamente para esto no sirve”. Pero fueron más los profesores que creyeron lo contrario y le devolvieron la fe a la paisa, esa jovencita de 15 años que cargaba la responsabilidad de ser becaria y mantener un alto desempeño académico en la Universidad de Los Andes. Jorge Álvarez fue uno de ellos, la convenció de nuevo de que ella sí servía para eso y se encargó de acompañarla dentro y fuera de su clase de Taller para que aprendiera los conceptos artísticos y de diseño que le hacían falta. “Eso es a lo que yo llamo un maestro… no es el que da una cátedra sino el que se interesa porque el muchacho aprenda. No solo a trazar líneas sino a ser un ser humano. Tuve unos profesores y unos compañeros increíbles en Los Andes, gente lindísima… y vivo inmensamente agradecida”.

12

Fue el mismo profesor Álvarez quien la contactó con el diseñador Alberto Mantilla, cuando en unas vacaciones Diana viajó a trabajar a Nueva York, gracias a los tiquetes que le regaló su abuela. Trabajó con los diseñadores Alberto Mantilla y Alberto Montenegro: “lo que yo aprendí fue impresionante… logré ver todas las cosas increíbles que un diseñador podía hacer. Es muy diferente estar en Nueva York. Él [Mantilla] me aconsejó muchísimo y me dijo ‘tienes que aprender esto,

tienes que saber aquello’ y yo empecé a seguir al pie de letra los consejos”. *** Son cerca de las 9:00 a.m. y es hora de atender el trámite con su abuela, quien se irá a vivir con ella a Nueva York. Antes de despedirse nos contó que, siguiendo consejos, se fue a Barcelona a aprender diseño por computador. Aunque había ahorrado para pagar sus estudios, no contaba con un presupuesto para mantenerse. “Soy tan de buenas que me encuentro a una catalana que necesitaba que le cuidaran el gato porque se iba por fuera del país y resulté viviendo gratis como seis meses a cambio de cuidarle el gato y la casa”. Regresó a Nueva York en búsqueda de una muy buena práctica y la consiguió en Smart Design. Trabajaba de lunes a viernes, y los fines de semana limpiaba casas

para tener ingresos suficientes que le permitieran vivir en una de las ciudades más costosas del mundo. Con su talento se abrió camino en grandes multinacionales, diseñó desde cucharas para bebés hasta electrodomésticos. Pero no fue suficiente, quiso que su diseño fuera amigable con el ambiente y empezó su maestría en Gestión Sostenible en la Universidad de Columbia. Tomó una cátedra de otro programa y descubrió los rostros de la pobreza en Uganda, adonde fue a realizar su práctica a finales de 2011. Llegó para aportar una solución de diseño a un proyecto de estufas —y lo hizo— pero conoció la desescolarización de las niñas y empezó su sueño, BeGirl. En 2014 dejó su trabajo en Panasonic y junto con su socio se dedicó de tiempo completo a sacarlo adelante.


www.revistaseneca.com • REVISTA SÉNECA

Lo que más me ha tocado el corazón es saber y entender que las revoluciones más grandes se hacen con las cosas más pequeñas. Una niña de Tanzania escribía [en uno de los formularios de feedback] que lo que más le gustaba era que alguien la quería, porque había hecho esta toallita tan linda para ella y que se sentía orgullosa de ser niña. Ese fue el principio de esta aventura, porque yo dije si esto a mí no me mueve, ¿entonces qué lo va a hacer?.

*** Volvemos a conversar con Diana hacia el mediodía. Sueña con seguir trabajando en lo que ama, no le preocupa ser mamá o no serlo, vive cada día. Sus padres hoy viven

en España, hace algunos años se fueron a trabajar en invernaderos de tomate. Ella se llevó a uno de sus hermanos para Nueva York, quien ya se graduó de Ingeniería Mecánica del Georgia Tech, y después los dos decidieron llevarse a su hermano menor quien estudia becado en la Universidad de Berkeley. La educación y la equidad de género son temas que la apasionan y no descarta la política como herramienta para influir en decisiones legislativas. “Hay algo que me gustaría cumplir y es llevar estos aprendizajes a niveles donde puedan tener mayor impacto. Aquí [en Nueva York] logramos que se quitara el tax a las toallas sanitarias y tampones. Estuvimos apoyando a la concejal Julissa Ferreras. Porque uno puede

hacer muchas cosas pero si a nivel de política no estamos representados por mujeres y no tenemos voz, muy pocas veces se pueden hacer cosas que impacten profundamente”. Sueña con ver a BeGirl convertida en una empresa global que contribuya a minimizar impactos negativos en el ambiente, y en una marca que trascienda los productos. “Que sirva para cambiar conversaciones negativas por positivas y que ayude en cierta forma a las niñas a sentirse orgullosas de ser lo que son”. Así es Diana Sierra, una Uniandina capaz de revolucionar cada etapa de su vida y la vida de miles de personas en el mundo, desde la de su familia en Santuario, Risaralda, hasta la de las niñas en África, con su talento.

13


REVISTA SÉNECA • Cambio• Climático REVISTA SÉNECA Tema

Central

Por: Yulieth Mora G.

14

Sucede como una costumbre invisible. Las principales ciudades del país capturan la mayor parte de la atención en la agenda pública y los medios de comunicación. Sin embargo, más de 48 millones de habitantes que viven en 32 departamentos y en 1.120 municipios de Colombia, con climas diferentes y culturas diversas, que hablan español en su mayoría pero viven en un país que cuenta con la riqueza de 67 lenguas indígenas y 2 lenguas criollas habladas por poblaciones de origen africano, tienen más historias que contar. Esta vez, 5 egresados de la Universidad de los Andes que trabajan con un amor innombrable por las regiones de su país hablaron para la revista Séneca de Uniandinos y nos contaron sobre el trabajo incansable, las hazañas y las victorias de estar inmersos en 5 regiones de Colombia. Acompáñenos a recorrer nuestro país de la mano de estos profesionales Uniandinos.

FICHA TÉCNICA

Departamentos: Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, La Guajira, Magdalena, Sucre Superficie: 132.288 km² 11,6% del territorio nacional Clima: Cálido, tropical, seco, con clima de montaña en las cumbres de la Sierra Nevada de Santa Marta


www.revistaseneca.com • REVISTA SÉNECA

Se estima que en Colombia casi la mitad de las personas que han hecho parte de grupos armados al margen de la ley ingresaron cuando eran menores de edad. De acuerdo con cifras de la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), entre 2003 y 2016 se desmovilizaron 57.923 miembros de organizaciones ilegales; colombianos que a lo largo de su vida han sobrevivido al combate y a la hostilidad de la guerra, y por su condición han perdido sus derechos como ciudadanos. Álvaro González Fortich, ingeniero industrial de la Universidad de los Andes, con especialización en Administración y Gerencia de la Universidad de Harvard, trabajó en el sector privado por algunos años, pero luego la función pública lo envió justo al lugar que buscaba: desde hace 7 años trabaja en la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) y hoy es el coordinador del proceso de reintegración a la vida civil en el departamento de Bolívar. “Si miramos la Costa como región, alcanzaron a entrar en el proceso de desmovilización cerca de 12.000 personas distribuidas por todo el departamento. Hoy en día podemos decir que casi una tercera parte ha finalizado el proceso de reintegración. Este ha sido un modelo para otros países que viven o han vivido el conflicto y han visto la posibilidad de reintegrar a las personas para superar sus vulnerabilidades a través de competencias y habilidades que les permiten sostenerse en la legalidad”, explica González Fortich. No obstante, dejar las armas es el primer paso de un proceso que puede llegar a durar más de 6 años y medio en casos de analfabetismo,

aunque puede producirse en menos tiempo si se cuenta con un grado de escolaridad. Además, el modelo se ocupa de trabajar en áreas psicosociales, educativas, laborales, de salud y seguridad. “A cada persona se le diseña un plan de vida y se priorizan las dimensiones que puede potencializar desde su desarrollo. Con base en ese plan se organizan objetivos año tras año, dependiendo de las necesidades de cada uno… El SENA es el gran aliado del proceso, la persona opta por un empleo o puede desarrollarse como empresario”, dice el ingeniero Uniandino.

de resocialización, que permiten considerar las características de los territorios y las culturas. Así lo explica González: “el proceso de reintegración no solo puede hacerse desde Bogotá y simplemente copiar y pegar para todo el país, sino que necesariamente debe llevar un componente territorial muy importante. En el caso del departamento de Bolívar, que es diverso, en el cual las necesidades de una persona que viva en Cartagena son muy distintas a las de una que viva en Carmen de Bolívar o Magangué, por ejemplo, las soluciones de tipo rural cobran más vigencia en los municipios y enriquecen el proceso”.

Según el estudio “Retorno a la legalidad o reincidencia de excombatientes en Colombia: dimensiones del fenómeno y factores de riesgo”, realizado en 2014 por la Fundación Ideas Para la Paz, que contó con la colaboración de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz (MAPP-OEA) y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Suecia, el 76% de la población desmovilizada no es reincidente, mientras que el 24% restante sí lo es.

Sin duda, los retos son grandes, mucho más ahora con la refrendación de los colombianos a los Acuerdos de Paz firmados en La Habana entre el Gobierno Nacional y las Farc: “el reto que viene es vincular a las empresas a nuestros procesos; hoy en día, a nivel nacional, más de 600 empresas generan mecanismos de participación a los desmovilizados, que van desde empleo, donación de tiempo de sus ejecutivos en procesos de formación, prácticas, entre otros, pero creo que debe hacerse de una manera más activa de la que se viene dando. Creo que ese es un regalo que se da la sociedad a sí misma. Es darse la oportunidad de no repetir signos de violencia. Sabemos que muchos tuvieron un pasado oscuro, pero ese pasado no tiene por qué marcar su futuro”, comenta el ingeniero industrial que hoy más que nunca tiene la esperanza de que la sociedad no estigmatice a los desmovilizados para que estos colombianos transformen su vida y tengan otra historia que contar.

“Lo que se discute en este momento es ¿qué otra manera existe para darle tratamiento a las personas desmovilizadas? La gente habla de la cárcel y lo que está demostrado es que una persona que pasa por la cárcel, aquí o fuera del país, no se resocializa, sino todo lo contrario: el 66% de esas personas vuelve a cometer delitos. Si comparamos nuestro proceso con la alternativa obvia de mandar a la gente a la cárcel, claramente la cárcel es un modelo que fracasa en su propósito de resocializar, puede que castigue, pero lo que estamos buscando es reintegrarlos a la sociedad”, afirma González De otra parte está el reto de la región: la autonomía en sus modelos

Conéctese con la ACR

Web: www.reintegracion.gov.co @reintegracion reintegracion reintegracion

15


Central

Fotografía Wilmer García

REVISTA SÉNECA • Cambio• Climático REVISTA SÉNECA Tema

16

FICHA TÉCNICA

Departamentos: Antioquia, Boyacá, Caldas, Cundinamarca, Norte de Santander, Quindío, Risaralda, Tolima, Santander, Huila Superficie: 282.540 km². 30% del territorio colombiano Clima: Templado y de montaña


www.revistaseneca.com • REVISTA SÉNECA

En 2013, el colombiano Christian Silva, ingeniero mecatrónico de la Universidad Nacional y el francés Philippe Parmentier, emprendedor social, idearon la Fundación Materialización 3D (M3D). Un año después el sueño de tener una organización sin ánimo de lucro que desarrollara investigaciones tecnológicas e innovación social era una realidad oficial. Hoy la Fundación, que tuvo origen en Madrid (España) y luego se instaló en Madrid (Cundinamarca), ha donado a niños más de 30 prótesis mecánicas desarrolladas con impresoras 3D. Además, crean proyectos para incentivar a las comunidades para que aporten al reciclaje de botellas hechas a base de politereftalato de etileno (PET), un insumo para la generación de filamento plástico con el que se imprimen las prótesis y, como si fuera poco, en la actualidad su equipo trabaja a toda marcha en el desarrollo de una Bioimpresora 3D con células vivas que a futuro promete un aporte a la medicina regenerativa. Parte de este éxito se debe también a Camilo Salamanca Ruiz, diseñador industrial de la Universidad de los Andes, afiliado a Uniandinos desde hace 11 años, que hace algunos años viajó a Barcelona para realizar maestrías en Productos Sostenibles y Creatividad pero se devolvió a Colombia para poner en práctica todo su conocimiento. Hace apenas un año y medio, este Uniandino se vinculó a M3D como voluntario y ahora es parte de la Junta Directiva, gestiona nuevos proyectos y busca recursos para financiar las donaciones e investigaciones.

“Nosotros no vendemos prótesis, las donamos. Todo lo que hacemos acá lo compartimos con el mundo, lógicamente con las regiones de Colombia. Ese es nuestro modelo”, dice Salamanca, quien se refiere a un caso en particular que llamó su atención cuando locales de la región de Dagua (Valle del Cauca) contactaron a la Fundación para diseñar la prótesis de un niño que había perdido su brazo en un accidente agrícola, “dijimos no, el niño no debe venir a aquí, debemos encontrar a las personas indicadas y los recursos para que puedan hacer la prótesis allá. No tiene sentido si centralizamos todo. Debe haber allá alguien que imprima, otro que ensamble y entidades en las regiones que financien esto. Lo que buscamos es que este modelo se repita por toda Colombia. Ya logramos imprimir la prótesis y empoderar a la región”, afirma.

Nosotros no vendemos prótesis, las donamos. Todo lo que hacemos acá lo compartimos con el mundo, lógicamente con las regiones de Colombia. Ese es nuestro modelo

Se estima que un niño/adolescente con diversidad funcional puede necesitar unas 10 prótesis a lo largo de su crecimiento y, sin duda, durante la infancia el trabajo psicosocial y de rehabilitación es fundamental. Así que recientemente M3D se ha concentrado en la implementación de nuevos programas que permitan a padres e hijos adaptarse al uso de la prótesis.

Parte de su trabajo para lograrlo es la personalización de las prótesis para niños basadas en diseños de superhéroes que ellos mismos han elegido. Así lo explica Wilmer García, artista plástico y miembro de M3D, “generamos la transformación de un niño que tiene una carencia con la posibilidad de que él decida si quiere remplazar su brazo con una prótesis que le dé identidad y seguridad. Es un niño que se vuelve un superhéroe. En la actualidad, nuestros imaginarios sociales se manejan a través de superhumanos por los referentes de nuestra época”. “Antes todos queríamos parecernos a todos. Lo más normal era buscar una prótesis igual a la de todos pero hoy eso cambia. Yo quiero tener una prótesis roja, naranja, azul… Sabemos que esto genera a nivel psicológico un impacto positivo, ellos se sienten empoderados usando una prótesis de Iron Man, de Elsa de Frozen o del Capitán América”, expresa Salamanca. Sin duda, el modelo de M3D, que actualmente opera en Bogotá, no podría ser posible hoy sin el apoyo de donantes, empresas y alianzas estratégicas, como es el caso Recrear Tech, que pone a disposición de la Fundación sus equipos y su personal para realizar el escáner de los muñones de los niños y diseñar prótesis exactas. Otros aliados como Enablethefuture (USA), R&D 3D (Francia), IKU Innovation, Lab 1 (Bogotá) y Makers (Cali), entre otros, hacen lo propio para impulsar la Fundación.

Conéctese con la M3D

Web: www.materializacion3d.com @M3DColombia materializacion3d

17


REVISTA SÉNECA • Cambio• Climático REVISTA SÉNECA Tema

Central

En 2010 se fundó la Corp-Oraloteca, un grupo de investigación de la Universidad Tecnológica del Chocó ubicado en Quibdó que se encarga de salvaguardar las manifestaciones de la tradición oral, sonora y corporal de los pueblos del Pacífico colombiano. Semejante hazaña fue posible gracias al liderazgo de la antropóloga Uniandina Ana María Arango y, por supuesto, a un equipo de cómplices que la ha acompañado durante estos últimos 6 años. Hoy el inventario de la Corp-Oraloteca se acerca a 3.600 LP, 600 CD y un sinnúmero de videos de agrupaciones en diversos escenarios, recortes de prensa, partituras, libros e investigaciones. Durante este tiempo, se ha convertido en el espacio de encuentro de la comunidad y la academia, y su agenda abierta gira en torno a las tertulias artísticas, conversatorios, performance, programas de radio y proyección de documentales que recogen buena parte de las investigaciones realizadas. Por su trabajo, la Uniandina y directora de la Corp-Oraloteca se hizo merecedora del primer lugar en la categoría general del premio Antropología Visible, otorgado por el Capítulo de Antropología de Uniandinos en 2014. Además, Arango es candidata a PhD en Antropología Social de la Universidad de Barcelona y vive en la capital del departamento del Chocó desde hace 8 años, donde también se desempeña como investigadora de la Asociación para las Investigaciones Culturales del Chocó (ASINCH) y como docente de la Universidad del Chocó. Ana María, que no es chocoana pero se siente como una viviendo en su territorio, no se demoró en entender que una de las grandes características de los habitantes del Pacífico es la resistencia; y cómo refutarlo si hace apenas un mes los chocoanos lograron que el Gobierno Nacional se comprometiera con un pliego de peticiones gracias a un paro cívico que se extendió por 8 días y que terminó con la firma de un acuerdo entre las partes que exigía apenas lo justo: inversión en carreteras, la construcción de un hospital de tercer nivel, conexión a energía eléctrica, infraestructura educativa, entre otros.

C

M

Y

18 FICHA TÉCNICA

Departamentos: Chocó, Valle del Cauca, Cauca, Nariño Superficie: 83.170 km² 7% del territorio nacional Clima: Tropical cálido, húmedo y monzónico

“Para mí esa idea de resistencia que está en su discurso desde la infancia, esa idea en la que ellos no aceptan por nada la debilidad, es muy grande. Tienen la capacidad de sacar un chiste, de soportar. La gran riqueza del Chocó es la resiliencia que ellos tienen para adaptarse, con una sonrisa sincera, a lo que venga”, dice Arango. Recientemente, esta Uniandina y su equipo acaban de lanzar, en Quibdó, el documental Los hijos del Okendo, que muestra cómo los niños indígenas y afrodescendientes aprenden las labores tradicionales y cómo se desenvuelven en sus territorios.

CM

MY

CY

CMY

K


www.revistaseneca.com • REVISTA SÉNECA

Este documental, que en algunos meses se proyectará en Bogotá, le permitió a su equipo entender y dimensionar las riquezas de estas poblaciones, desde la primera infancia, y reafirmar que Colombia es un país tremendamente centralista y aún con muchos dejos de racismo. “Creo que hablamos de una manera muy alegre de lo que significa el patrimonio cultural… pero hay una doble moral en donde el Gobierno dice: ‘aquí lo importante son las Pruebas Saber, necesitamos medir el conocimiento de los niños y esa es la forma de hacerlo’, pero estos niños tienen otras inteligencias”, explica Arango. Estas inteligencias permiten que los niños con solo ver el movimiento del agua en el río puedan detectar si viene una balsa y hasta quién la está manejando, que por la sensación Anuncio_uniandinos.pdf 1 18/08/2016 9:39:25viene una de su piel sepan que

serpiente o que conozcan el nombre de cada planta y puedan indicarle, con total seguridad a cualquiera, qué beneficios medicinales tiene. “Eso no está en las Pruebas Saber… pero sí les estamos exigiendo que se encierren a estudiar Matemáticas e Inglés y que se sientan afectados e indignos de ser quienes son. Tenemos un montón de niños indígenas y campesinos que no quieren ser lo que son, porque todo el sistema les está diciendo que eso no vale”, afirma Arango sobre los hallazgos de la investigación. Ana María y su equipo siguen trabajando día a día para resaltar y revivir la oralidad y la corporalidad de una región talentosa, que tiene una perspectiva de la realidad distinta; una que debe ser abordada desde la visión más humilde y respetuosa por parte de la academia y las instituciones del país, “es

impresionante el talento que hay en la región y es igual de impresionante la falta de oportunidades. Tengo estudiantes que de un día para otro practican en el chelo y el contrabajo, y en dos meses están tocando sus instrumentos. De hecho vinieron unos españoles a trabajar con la Sinfónica Libre de Quibdó y dijeron que un repertorio que se demoran dos años trabajando en cualquier parte del mundo, con estos niños lo sacaron adelante en tres meses”, cuenta Arango, que no se cansa de trabajar para que el Chocó siga sonando.

Conéctese con la Corp-Oraloteca

Web: www.corporaloteca.com corporaloteca corporaloteca @CorpOraloteca

C

M

Y

CM

MY

CY

CMY

K

19


REVISTA SÉNECA • Cambio• Climático REVISTA SÉNECA Tema

Central

20 FICHA TÉCNICA

Departamentos: Arauca, Casanare, Meta, Vichada Superficie: 285.437 km² 18% del territorio nacional Clima: Cálido tropical


www.revistaseneca.com • REVISTA SÉNECA

Se necesita el coraje de un llanero para ir en contra de esa idea, de hacer la vida en la capital. Se necesita valentía y quizás unas buenas dosis de rebeldía, de esas que le sobran a Francisca Reyes Díaz, antropóloga de la Universidad de los Andes, que ha dedicado años enteros a investigar todo lo que pueda sobre la cultura llanera en el departamento del Casanare. Estudió Biología en Los Andes y rápidamente se dio cuenta de que más que la tierra donde había pasado su infancia y sus vacaciones, lo que ella quería entender era a su gente, quería entender la riqueza de una cultura que hace parte de la historia y la leyenda de la Orinoquía colombiana; y por eso se cambió a la carrera de Antropología. “Terminé la tesis e intenté entregársela a la gente del Llano y me impactó su reacción, pues fue: ‘muy bonito, pero no entendí nada’… Y claro, es por la forma de mostrar el conocimiento que resulta tan difícil comprender un lenguaje académico, una hipótesis… etc. Conversando con Talía Osorio (antropóloga y documentalista de la Universidad de los Andes) surgió la idea de convertir la tesis en un documental. Allí nació: Enlanzando querencias”, cuenta Reyes. Hoy ese trabajo audiovisual, que explora la cultura de los hatos como institución social y cultural en los Llanos Orientales, ha obtenido numerosos premios e invitaciones nacionales e internacionales. Ha sido proyectado en los teatros de Tribeca en Nueva York, emitido por el Canal Caracol y ha obtenido reconocimientos como ganador a Mejor Documental en el Festival Internacional de Cine de Pasto, mención a Mejor Documental en

el Festival Internacional de Cine de Bogotá (2012) y selección oficial del Festival de Cine Colombiano y Colombian Film Festival NYC (2013), entre otros.

uñas, pero ha funcionado. Ganar un premio es lo de menos, pero cuando se exhiben en una plataforma es mostrarle al mundo lo que es la cultura llanera”, comenta la Uniandina.

“En el documental mostramos cómo se origina un hato, por qué es tan importante dentro de la cultura llanera, qué pasaría si no existiera y qué es lo que hace que la gente lo quiera… Haciéndolo nos vimos enfrentadas a ciertos factores que están irrumpiendo en el hato que tienen que ver con toda la extracción petrolera, los cambios en los pisos de la tierra, la llegada de nuevos actores…”, explica la antropóloga.

Aunque la cuestión sea siempre la misma, la falta de recursos, Francisca también se ha valido de otros formatos para divulgar los resultados de sus investigaciones sobre la cultura llanera. Junto a la fotógrafa Juanita Escobar, publicaron el libro Silencios: un llano de mujeres (Editorial Número), que se concentra en el rol de la mujer llanera a través del testimonio y la fotografía. Además, están por publicar el libro Sierra errante, que trabaja en la estrecha relación que tiene un jinete con su caballo, “la cultura de jinetes se ha construido en muchas partes del mundo. En el llano es la vida de un jinete que no está encima de un caballo por deporte, sino que vive su vida todo el día encima de uno”, explica.

Al terminar el documental, viajó hasta San Luis de Palenque, el pueblo más cercano del lugar de la grabación para proyectarlo en el parque principal con los locales de la región. “Creo que esa línea de investigación que uno quiere manejar sigue siendo un bache, pero causamos algo que considero muy importante, más allá de lo anecdótico, y es que ellos se dan cuenta de que su cultura es valorada. A la gente le gusta que el documental gane premios, que salga en televisión, y se produce esa reflexión: ‘lo que tenemos sí es importante’. La gente lo valora y eso me ha gustado mucho del trabajo audiovisual”, dice Francisca. En 2014, junto a Osorio, realizaron el documental De a caballo: Con el horizonte en la piel, que hoy completa más de 1 millón de espectadores en salas de cine, ha participado de la selección oficial de festivales como el Festival Internacional de Cine de Pasto, El Samán y Arica Nativa en 2015 y recientemente ganó un premio de coproducción con Señal Colombia que permitirá la emisión de 13 capítulos en diciembre de 2016. “Los documentales son un mundo muy costoso de hacer, en el país toca con las

Hoy Francisca hace su vida en Yopal (Casanare) con sus hijos y su esposo. Dejó Bogotá para concentrarse en la sabana y los hatos, para cuidar su finca, resolver los problemas de la provincia, que son otros, y para guardar en sus ojos nuevos atardeceres de una tierra a la que no renuncia. “Yo creo que cuando uno va a un lugar a ver el atardecer y conversa con una persona, es un universo muy fascinante. Me parece que lo más fascinante es esa conversación que tienes con una persona que lleva viendo ese atardecer toda su vida”.

Vea el tráiler de De a Caballo en: HayDocumentales @haydoc_

21


Central

Fotografía Álvaro Caro Niño

REVISTA SÉNECA • Cambio• Climático REVISTA SÉNECA Tema

22

FICHA TÉCNICA

Departamentos: Amazonas, Caquetá, Guainía, Guaviare, Putumayo, Vaupés Superficie: 483.119 km². 41% del territorio colombiano Clima: Tropical, cálido, húmedo


www.revistaseneca.com • REVISTA SÉNECA

Para ir desde Bogotá hasta el resguardo Mirití Paraná, territorio de las etnias Yukuna, Letuama, Tanimuca y Matapi en Colombia, se debe tomar un vuelo comercial hasta Leticia (Amazonas), luego otro más corto hasta el resguardo La Predrera y, finalmente, subir por el río Mirití Paraná en un bote durante 10 horas. Se trata de un largo viaje que la filósofa y antropóloga de la Universidad de los Andes, Carolina Bermúdez Currea, tuvo que hacer varias veces desde 2011 cuando fue parte del proyecto Orígenes, liderado por Artesanías de Colombia —entidad vinculada al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo— y realizado gracias al trabajo de un grupo interdisciplinario que buscaba fortalecer las tradiciones de unas 34 comunidades indígenas y afro de todo el país, y apoyarlas en convertir su actividad artesanal en una alternativa productiva para cada comunidad. “En Mirití Paraná hice mi mayor labor. La comunidad Puerto Guayabo quería vender sus artesanías en un escenario comercial y enviaron una carta a Artesanías de Colombia. Recibí esa carta y mi misión era ponerme en contacto con ellos, empezar el proceso, pero allá no hay señal de celular. Fue una locura intentar entablar un canal de comunicación… Hay un primo de ellos que es médico y trabajaba en la cabecera del río, entonces lo que hacíamos es que escribía un correo al primo médico, él lo imprimía, lo mandaba en un bote, la carta llegaba a la comunidad y ellos respondían de vuelta”, cuenta Bermúdez sobre ese primer contacto que repetiría ya junto a otros profesionales vinculados al proyecto. Y es que en esta comunidad se ha reservado el oficio de la cerámica, bajo su técnica tradicional, a unas 26 mujeres que combinan diferentes tipos de barros para elaborar piezas únicas. Además, la comunidad Puerto Guayabo participó con sus artesanías en diferentes ediciones de la Feria Expoartesanías en Bogotá, con un éxito evidente que le permitió ganar la Medalla a la Maestría Artesanal. “Allí empiezan las dinámicas y el choque comercial con clientes que quieren 100 piezas y se les explica que no se puede sacar todo el barro que se quiera, porque eso tiene que ver con un permiso a su dueño espiritual para sacar la materia prima, porque ellos no empiezan a hacer las primeras figuras que se les ocurran sino que tienen unas

figuras determinadas y porque, por ejemplo, los chamanes hacen parte de la elaboración de estas piezas… fuera de lo que implica el transporte”, explica la antropóloga. Sin duda, para Bermúdez, el gran aprendizaje de esta comunidad del Amazonas colombiano tuvo que ver con la cultura de comunidad, pues a diferencia de lo que pasaba en otros grupos, las ganancias de las ventas eran reconocidas por igual para la comunidad, sin importar si el artesano individualmente había logrado vender su pieza. “El trabajo con ellos gira la lógica de proyectos que tienen una visión asistencialista. Siento que esta comunidad fue un ejemplo para el proyecto y para otras comunidades, siento que fue al revés, que aprendimos. Sale uno como regañado porque son tan sabios. Ellos llevan manejando ese territorio por muchos años, son comunidades muy fuertes”, afirma Bermúdez. Actualmente, Carolina vive en Australia, hace una maestría en Política Social porque sin duda su interés se concentra en el empoderamiento de los grupos indígenas y el establecimiento de puentes con diferentes instituciones que permitan a las comunidades más autonomía en sus procesos sociales. “Algunos piensan en políticas con las mejores intenciones, pero a veces no funciona ese modelo de incluir a un grupo minoritario en un sistema de educación o salud… Lo veo en términos de experiencia, cuando uno está haciendo algo, el que más lo ha hecho durante años es el que sabe, y los grupos indígenas llevan miles de años manejando el territorio. ¿Por qué no aprender y preguntarles a ellos? Pero todo lo contrario, creemos que son incivilizados porque andan con ropa diferente, porque no hablan español, y en realidad son unos sabios, tienen un conocimiento milenario”, puntualiza esta Uniandina que volverá a Colombia en un par de años para poner en práctica toda su experiencia.

Conéctese con el Proyecto Orígenes

Web: artesaniasdecolombia.com.co @artesaniasdcol ArtesaniasColombiaOficial artesaniasdecolombia

23


REVISTA SÉNECA • Talento Profesional

24


REVISTA SÉNECA • Actualidad

Por: Yulieth Mora G. Fotografía René Tobón

26


www.revistaseneca.com • REVISTA SÉNECA

“El rugby es un deporte de bárbaros, jugado por caballeros” Winston Churchill Tras meses de entrenamiento intenso, 18 mujeres estaban a la espera de quedarse con uno de los 12 cupos. El 13 de julio de 2016 la Federación Colombiana de Rugby publicó el listado final de las deportistas convocadas a la Selección Nacional Femenina de Rugby, (conocidas como Las Tucanes) para representar a Colombia en los Juegos Olímpicos de Río 2016. En la lista estaba su nombre: Estefanía Ramírez Castillo. Posición: medio. Camiseta: 7. Un tiquete para viajar en menos de dos semanas a las justas deportivas más importantes del mundo. La revista Séneca habló con esta economista, politóloga y deportista de la Universidad de los Andes, afiliada a Uniandinos, que a sus 24 años ha viajado a Irlanda, Emiratos Árabes, Uruguay, Estados Unidos y Brasil, entre otros, y ha llevado en alto, junto a su equipo, el nombre de su país y el de un deporte como el rugby que no recibe la misma atención que el fútbol en Colombia. Es la primera vez en la historia de los Juegos Olímpicos que se realiza un torneo de rugby femenino. ¿Cómo le fue a Colombia escribiendo esa historia en Río 2016? Fue una experiencia muy bonita. Quedamos en el último lugar, viajaron 12 selecciones y quedamos de últimas, pero sucede que el rugby de Colombia es muy nuevo. En otros países las personas conocen el rugby desde muy pequeños, desde los 8 o 15 años porque es un deporte

tradicional, y en Colombia llegó apenas a finales de los noventa. La mayoría de nosotras conocimos el deporte a nivel universitario, que es donde más se fomenta. Pero esta experiencia sirve para ayudar a desarrollar el rugby, pues hoy los medios de comunicación están enfocándose en otros deportes diferentes al fútbol. Ya hay más gente consciente del deporte y eso hace que otras personas y niños se involucren en este, lo que en unos años dará frutos. Estuvo muy cerca de otros atletas colombianos, incluso de unos que hoy son medallistas. ¿Qué tal esa experiencia? Los Juegos Olímpicos son un intercambio cultural muy grande, hay deportistas de todas partes del mundo. Estuvimos en el evento de inauguración, vivimos un gran espectáculo, es algo imborrable de mi memoria. Nosotras compartimos con Chávez, Figueroa, Mosquera, con todos los deportistas. Uno se da cuenta de todo el esfuerzo y los sacrificios que han hecho para lograr estos objetivos y estoy muy orgullosa también porque están mostrando más de lo que las personas creen sobre Colombia; muchos creen que es guerra y en realidad está lleno de personas que quieren dejar en alto el nombre del país. ¿Cuál ha sido su mayor sacrificio por el deporte? Tuve que irme a vivir a Medellín por cuatro meses con mi dinero. Dejar a mi familia, dejar todo. Luchar por un puesto sin saber si iba a quedar. Al final, solo viajamos 12 de 18. En el plano profesional, yo estaba haciendo mi práctica en la Embajada de Canadá, y no pude quedarme trabajando allí porque tenía que viajar mucho y en ningún trabajo aceptan que uno se la pase viajando, entonces suspendí por un año mi proyecto profesional.

27


REVISTA SÉNECA • Actualidad

¿Su familia la apoyó en esas decisiones? Desde pequeña mi papá me incentivó en los deportes. Al principio fue complicado, duré un año sin trabajar, solo dedicada al rugby, pero mi papá me ayudó económicamente y él sabía que este sueño era demasiado importante, que no se podía comprar sino que necesitaba dedicación y tiempo. Mi mamá

y mi papá me apoyaron cuando estuve en Medellín, estuvieron pendientes de mí, me vieron jugar y cuando quedé en la lista de los Juegos Olímpicos se emocionaron conmigo. Celebramos. Ellos me han apoyado en esto. ¿Cómo hizo para lograr dos pregrados en Los Andes y entrenar? Mi horario era de 10 a.m. a 5 p.m., casi siempre, y en cualquier hueco llegaba al gimnasio y entrenaba. Salía de la universidad y entrenaba de 8 a 10 p.m. martes, miércoles y jueves. Cuando tenía viajes, los profesores entendían. Además, la Federación envía una carta y es obligación de las instituciones respetarla porque se está representando a Colombia, así que nunca tuve problemas.

28

Graduada de Economía y Ciencia Política, ¿cómo va a combinar estas carreras con el deporte? Ahora que se terminaron los Olímpicos estoy buscando trabajo. Lo que más me gusta son las políticas públicas. Estudié las dos carreras porque me gusta ayudar a la gente, me gustaría redistribuir los recursos y hacer un impacto real y positivo mediante las políticas públicas. Estoy buscando una beca para una maestría en Políticas Públicas y Deporte, porque más adelante me gustaría trabajar en

una entidad como Coldeportes o el Comité Olímpico Colombiano. Pienso que muchas veces los recursos no están tan bien dirigidos; por ejemplo, yo acabo de terminar un proceso olímpico y nunca recibí apoyo de Coldeportes ni del Comité. ¿Por qué el rugby y no otro deporte? Conocí el rugby por una amiga que era parte de un club y sabía que yo hacía deporte. Me invitó y hace 5 años empecé a jugar, yo ya estudiaba en la Universidad de los Andes. Antes jugaba fútbol, básquetbol y tenis, y en Los Andes fui capitana de la Selección de Fútbol Sala. Toda la vida he hecho mucho deporte pero me interesa el rugby porque me gusta el contacto. Además, es un deporte inclusivo, acepta a personas distintas, acepta bajitas, altas, etc. Te enseñan muchos valores, es un juego en el que tienes que ser muy responsable con tu rival, eso quiere decir jugar dentro de las reglas. Las personas con las que juegas se convierten en tus hermanos, porque siempre tienen que apoyarte, entonces hay mucha hermandad dentro de los equipos de rugby.

¿Qué viene para usted y para Las Tucanes? Yo voy a seguir buscando trabajo, pero voy a seguir entrenando rugby por las tardes. Y para el equipo se vienen Juegos Centroamericanos, Bolivarianos y Suramericanos. Esos torneos los ganamos en ediciones pasadas, lo que viene es reafirmar lo que hemos ganado y mejorar nuestra presentación en los Panamericanos, a los que fuimos y quedamos de quintas. Ese es el trabajo que hay que hacer.


REVISTA SÉNECA • Responsabilidad Social Uniandina

ORGANIZACIONES

SOCIALES: su papel en el posconflicto

30


www.revistaseneca.com • REVISTA SÉNECA

Uniandinos, a través de su programa de responsabilidad social Alianza Social Uniandina, realizó recientemente la séptima versión del Encuentro Responsable, en alianza con la Fundación Bolívar Davivienda y su programa Aflora. Esta vez, a diferencia de las versiones anteriores, el escenario se enfocó en la capacitación y el fortalecimiento de las organizaciones sociales en temas de comunicación y marketing, y en otorgar herramientas para el posicionamiento de las organizaciones en el nuevo contexto del país, generado por las negociaciones de paz.

ese, según Pearl, es precisamente el reto para el cual deben estar preparadas, o empezar a prepararse, ante el posconflicto. El economista de la Universidad de los Andes, quien se desempeñó como Alto Comisionado para la Paz, también compartió su visión de que la paz resulta un mejor negocio que la guerra:

“En un negocio, normalmente hay alguien que obtiene algo o genera un valor a costa de otro; esos son los negocios de corto plazo. Los negocios de valor compartido son aquellos El evento, al que asistieron cerca de 750 personas, donde todos ganan, y lo que nosotros estamos haciendo contó con una charla a cargo de Frank Pearl, quien aquí es tomar una decisión fundamental en la historia de habló sobre la trayectoria que Colombia con la que todos ganemos y han tenido las organizaciones le agreguemos un valor, para ponerlo sociales en el país. El economista, en términos de negocio, y ese valor académico y político colombiano, agregado es la paz, la convivencia quien tuvo el rol estratégico de ser para tener orden, seguridad, progreso “Yo pienso que el papel de los negociador del Gobierno en los y justicia”, concluyó. movimientos y las organizaciones recientes diálogos con las Farc —que sociales es clave porque van a culminaron con la firma de un En el Encuentro se realizaron ser el fiel reflejo de la balanza Acuerdo de Paz entre las partes—, además 4 mesas de trabajo y 3 de lo que pase en Colombia. destacó la importancia de estas workshops con los representantes Ellos deben reflexionar, tomarse en el posconflicto. de las organizaciones sociales el tiempo, las herramientas y asistentes, y el publicista los recursos necesarios para colombiano Juan Pablo García “Yo pienso que el papel de los redefinirse, si es el caso, de estuvo encargado de la charla de movimientos y las organizaciones cara a lo que viene, que es cierre. En los últimos años Juan sociales es clave porque van a ser fundamental” Pablo, en compañía de su grupo de el fiel reflejo de la balanza de lo que pase en Colombia. Ellos deben trabajo, se ha internado en la selva para invitar a los guerrilleros de las reflexionar, tomarse el tiempo, Farc a desmovilizarse. Campañas las herramientas y los recursos como “Operación Ríos de Luz” y necesarios para redefinirse, si es el caso, de cara a lo que viene, que es fundamental” asegura “Eres mi hijo” son algunas de las más recordadas que Pearl, al tiempo que afirma que la ciudadanía no puede dieron como resultado la desmovilización de cerca de quedarse a la espera de que otros hagan los cambios 17.000 guerrilleros. En su charla demostró cómo las que quieren, y las organizaciones sociales son claves en ideas con un alto contenido de creatividad pueden ese proceso porque permiten que la sociedad civil se ayudar a transformar e impactar positivamente al país. organice. Según Lina Tangarife, subdirectora de ASU, lo más “El movimiento de las organizaciones sociales puede gratificante de estos espacios es el aporte en formación ayudar a comunicar, a transmitir la información, a que y el acompañamiento a las organizaciones que realmente los ciudadanos estén enterados, a validar propuestas y a se dedican a ejecutar pequeñas transformaciones que se expresar sus opiniones libremente, pero estas tienen que convierten en verdaderas #AccionesPorColombia. pasar a la acción, tienen que participar en los cambios” y

31


REVISTA SÉNECA • Opinión

La razón de ser Uniandinos:

elogio a una amistad En realidad, el único momento de la vida en que me siento ser yo mismo, es cuando estoy con mis amigos. Gabriel García Márquez

Carlos Salazar Vargas ® Uniandino vitalicio. Consultor internacional en Politing (MR). Beca de honor en el London School of Economics. Profesor visitante en universidades inglesas, centroamericanas y mexicanas. Autor de varios libros y textos. www.carlosalazarvargas.org

Iniciemos recordando que los años que tenemos no son los de nuestra edad cronológica, sino aquellos que nos quedan por vivir. Son los únicos con los que contamos, pues los que cumplimos ya se fueron, y no sabemos cuántos nos quedan. Por eso “en vida, hermano, en vida”, y hacia allá va esta columna. Con este cambio de perspectiva, podemos aseverar que el hecho de desconocer los años que tenemos es un buen recordatorio para quienes por distintas circunstancias estamos radicados en otros países, donde las reuniones para compartir con los amigos Uniandinos, esos momentos valiosos e inigualables, no son tan frecuentes.

32

No sé si pensando en eso, por el hecho de haber vivido en el exterior o por pura casualidad, se nos ocurrió hace ya varios años —cuando ocupaba la Vicepresidencia Nacional de Uniandinos— proponer la creación de la “RUM: Red de Uniandinos en el Mundo” como grupo de afinidad, con el propósito de tener una disculpa que intente desaparecer las fronteras, lo cual hoy es factible gracias a las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC). En el exterior no es nada común interactuar permanente con Uniandinos o con personas que tengan el soporte de la sólida formación que recibimos en nuestra alma máter, o que exhiban ese sentido de pertenencia que poseemos como “talante Uniandino” que, querámoslo o no, hace parte de nuestra “marca personal”. Con este

gran legado único tenemos lo necesario para traspasar fronteras y hacer historia en otros lugares de esta pequeña aldea global. Apoyar ese capital es, sin duda, el gran reto de los líderes de hoy. Surge entonces también la importancia de resaltar la amistad, hacer que prevalezca la unión, cuidar la convivencia, evitar los roces, los malos entendidos y las animadversiones, pues vale la pena recordar que un ser humano sin defectos existe solo bajo la mirada de unos ojos enamorados. Infortunadamente, la realidad presiona para hacer visibles las evidentes imperfecciones humanas. Es imperativo entonces ser conscientes de nuestras deficiencias, y es en el entendimiento cotidiano que nuestros colegas nos hacen un gran favor al ayudarnos a conocerlas, comprendiendo que, al ser nosotros tan humanos como ellos, no estamos exentos de defectos. También es muy sano mejorarlos para que podamos limitar sus consecuencias. Es por eso que debemos valorar y resaltar las virtudes de quienes nos rodean, para que al sentirse comprendidos —al igual que nosotros— tengan una mayor fortaleza para luchar contra sus defectos. Para ello, vale la pena traer a cuento lo que muy acertadamente recomendaba Joubert: “Cuando mis amigos son tuertos, yo los miro de perfil”. Mirémonos, entonces, de perfil entre Uniandinos como requisito indispensable para avanzar en esa esperada RUM.


www.revistaseneca.com • REVISTA SÉNECA

Ser Uniandino

siempre

Lasissa Joya Olarte Ingeniera industrial de la Universidad de los Andes con especialización en Gerencia Internacional de la Pontifica Universidad Javeriana. Fue miembro de la Junta Nacional de Uniandinos – Asociación de Egresados de la Universidad de Los Andes. Actualmente es Jefe de Uniandino Siempre del Programa de Egresados de la Universidad de los Andes. Desde que acepté el reto de liderar el programa de egresados de mi alma máter, he estado trabajando para identificar lo que nos mantiene conectados, entre nosotros y con la Universidad. A la fecha somos más de 75.000 personas en todo el mundo quienes hemos recibido más de 80.000 títulos profesionales otorgados en pregrado, especialización, maestría y/o doctorado. Decidimos nombrar el programa de egresados “Uniandino Siempre”, lo cual refleja que es una relación para toda la vida. Como en el mundo de hoy el aislamiento no es una opción viable, estructuramos los canales necesarios para comunicarnos, sin importar el lugar donde vivimos. La consolidación de la relación con todos los egresados y la integración con la comunidad Uniandina son las que garantizan la interacción que cada audiencia necesita, entre estudiantes, profesores y sus entornos, dando visibilidad a los Uniandinos, en el país y en el exterior. A corte del primer semestre de 2016, el 11,5% de quienes recibimos un título profesional en la Universidad de los Andes residen fuera de Colombia. Hoy son algo más de 8.300 Uniandinos por el mundo con quienes nos interesa seguir en contacto y para quienes continuamos trabajando desde diversas áreas. Empezamos por contarles que la Universidad de los Andes de hoy tiene espacios pertinentes para cada egresado. Hay egresados Uniandinos en 70 países en el mundo. Siendo consciente de que cada uno es un embajador, entre 2013 y 2016 la Universidad, con su programa Uniandino Siempre, ha congregado egresados en más

de 20 ciudades alrededor del mundo, en actividades que reúnen entre 2 y 15 egresados con algún otro miembro de la comunidad —profesor, estudiante de posgrado e incluso el Rector— para recrear los lazos que nacieron en el campus universitario y que viven en la memoria. En Estados Unidos residen el mayor número de egresados que hoy están conectados a través de la University of the Andes Foundation, con sede en Nueva York. Se han realizado encuentros en Washington, California, Boston, Miami, Nueva York y Houston. Por su parte, en Europa (Reino Unido, España, Francia y Alemania) los Uniandinos son muy enérgicos todo el año, realizan varias actividades que incluyen a sus familias. De hecho, el grupo del Reino Unido surgió en Uniandinos, la Asociación de Egresados de la Universidad de los Andes, con Diana Higgins, quien luego fue contactada desde la Universidad; es el más activo de todos y se convirtió en el anfitrión del tercer encuentro de egresados en Europa el pasado mes de mayo. Y no hacen falta eventos en Chile y Perú, donde la mayoría son egresados de posgrado; ni en Asia, donde se realizaron encuentros en Singapur, Pekín y Tokio. Continuamos promoviendo esta estrategia. No importa el lugar del mundo donde esté, cada Uniandino dispone de medios para encontrar y ser encontrado por otro Uniandino, desde el momento en que comenzó a estudiar en la Universidad de los Andes, es Uniandino siempre.

33


REVISTA SÉNECA • En el Radar

Algunos Uniandinos para tener En El Radar

Patricia Cardoso Cineasta y antropóloga Estados Unidos

34

Su profesión la llevó a viajar por Colombia, lo que le dejó una amplia enseñanza de valor y respeto hacia las personas y la multiculturalidad del país. Llegó a Estados Unidos becada para estudiar Dirección de Cine en la Universidad de California. Su sensibilidad y orgullo hacia las raíces latinas la han hecho alcanzar grandes logros. En 1996 ganó en Los Ángeles el Oscar universitario a la mejor película por su cinta El reino de los cielos, grabada en Colombia. Es la única colombiana que ha ganado este premio.

Fusionarte, con el respaldo de Procolombia, reconoció el talento de 100 colombianos en el exterior. Aquí presentamos a algunos de los Uniandinos que fueron reconocidos por su labor en la más reciente recopilación de 100 Colombianos y son nuestros representantes ante el mundo. Conozca más Uniandinos galardonados en www.revistaseneca.com

Fernando García de Guido los Ríos José Parra Arroyo Vergara Ingeniero eléctrico y electrónico España

Se destacó por intervenir de principio a fin el desarrollo del primer avión militar más grande de Europa, gestionando la conexión eléctrica. Hoy lidera el Departamento de Sistemas de Avión en la fábrica de Sevilla, donde se encarga del soporte de ingeniería en el ensamblaje final, de los ensayos de vuelo y la entrega a clientes.

Biólogo Australia

Es catedrático de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Flinders y director del Centro Laboratorio de Ecología, Comportamiento y Evolución de Cetáceos (CEBEL). Su curiosidad y amor por la vida marina lo han llevado a realizar diferentes investigaciones que contribuyen al mejoramiento de la conservación efectiva de mamíferos marinos, especialmente de delfines. Hoy es considerado un experto internacional en ecología.


Manténgase atento a las actividades del trimenstre. Amplíe información sobre estos eventos durante los meses correspondientes en www.uniandinos.org.co y www.revistaseneca.com o en el PBX. 6162211

OCTUBRE

Humberto Otto Friedman Ibarra Ávila Microbiólogo microscopista Estados Unidos

EVENTOS SEDE NACIONAL

Tras una larga trayectoria profesional en Colombia y Alemania, en 2012 empezó a manejar la Unidad de Microscopía en Florida. Allí aplica toda su experiencia en la adquisición y análisis de imágenes a través de microscópicos de última tecnología para la investigación científica de enfermedades como diabetes, cáncer y obesidad.

Arquitecto Israel

En Israel se enfocó en el diseño y la planificación de espacios de ocio y recreación. Su obra más destacada son los Planes Maestros para el desarrollo del uso de la bicicleta en la ciudad de Beit Shemesh y el bosque Ben Shemen. También ha diseñado viviendas y planes urbanos para el Ministerio de Vivienda.

Cenas de Maridaje Octubre 6: China y Japón – Manjar Milenario Noviembre 3: Argentina Gastronómica Contemporánea Diciembre 1: Cena fin de Año Ext. 159 - 106

Festivales Gastronómicos Octubre 15: Infantil Noviembre 19: Perú Ext. 159 - 106

Bar Experience Octubre 20: Fear Factor Noviembre 24: Noche de Casino Ext. 159 - 106

Fiestas Institucionales Octubre: Halloween Noviembre: Fin de año Ext. 164

21

XXVII Festival de Cuenteros y Comediantes Uniandinos Organiza: Dirección de Servicio Lugar: Sede Nacional Uniandinos Ext. 164

22 23

Torneo de Tenis Organiza: Uniandinos Lugar: Club La Hacienda Ext.148

26 27

Uniandinos Emprende 2016 Organiza: Empreandinos Lugar: Uniandinos y Universidad de los Andes Ext. 125

NOVIEMBRE 1

Coworking Experience Organiza: Desarrollo Profesional Coworking Dirigido a: Emprendedores Lugar: Sede Nacional Uniandinos Ext. 209

5 11

México Lindo y Querido Organiza: Psicoandinos Lugar: Ciudad de México y Puebla Ext. 195

12 14

Salida a Caño Cristales Organiza: Caminandes Lugar: Caño Cristales Ext. 198

25

Feria Convenios Organiza: Dirección de Servicio Lugar: Sede Nacional Uniandinos Ext. 164 -165

35


REVISTA SÉNECA • Mundo Uniandino

Grupo Regional de Ibagué dentro del marco del II Torneo de Integración Uniandina de Golf – Club Campestre de Ibagué

Conferencia: Pro y Contra del auge inmobiliario en la ciudad de Barranquilla - Regional Norte

36

Conferencia: La seguridad en Barranquilla - Regional Norte

Conferencia: Aspectos positivos y por desarrollar en Barranquilla frente a la movilidad – Regional Norte


www.revistaseneca.com • REVISTA SÉNECA

Creando Organizaciones Incluyentes

Foro “Paz Naranja”: La economía naranja en el posconflicto

7mo Encuentro Responsable

37

Exposición Fotográfica: Del puente para acá está... Cali de Augusto Ilián - Regional Suroccidente

“Alma Provinciana” Cine silente colombiano de los años 20

Exposición: Experiencias de Paulo Bione - Regional Suroccidente


REVISTA SÉNECA • Mundo Uniandino

Representantes del CEU en Uniandinos

Grado de Medicina

Feria Uniandina Automóvil

Diálogos Uniandinos con Colombia

XXV Feria Laboral

38

Carrera Senek

Óscar Figueroa – Medallista Olímpico Río 2016


www.revistaseneca.com • REVISTA SÉNECA


Revista Séneca Nº 34  

Revista de la Asociación de Egresados ​​de la Universidad de los Andes, edición 34

Advertisement