Page 52

50

INFORME ANUAL DE ONU HABITAT 2010

Por medio de dos proyectos, se ha conseguido la mejora y construcción de 100 viviendas, y otros cinco proyectos están a la vista de realizarse. En todos ellos, un banco local dota de un préstamo a una institución local de micro financiamiento, que vuelve a prestar las ganancias a los solicitantes de un préstamo; el préstamo bancario inicial está asegurado por el fondo de financiamiento local. El Programa de Sri Lanka se ha desarrollado de manera conjunta con municipios, instituciones de micro financiamiento, grupos comunitarios y

bancos locales para crear un patrón reproducible de proyectos bien coordinados que combinen la mejora de infraestructuras y viviendas dando préstamos a comunidades que se encuentran en áreas desatendidas de la capital Colombo y en las ciudades secundarias de todo el país. Se espera que el fondo de financiamiento local para toda la nación de Sri Lanka alcance más de 1.000 viviendas en 2014 con una fuerza económica superior al 6:1 del valor del proyecto para los fondos de mejora crediticia.

PLANIFICACIÓN Y CAMPAÑA PARA LOS DERECHOS DEL SUELO A FAVOR DE LOS POBRES Las ciudades globales, sostenibles y con capacidad de recuperación ante los efectos del cambio climático exigen una gestión del suelo más efectiva y una mejor planificación urbanística. Esta demanda se puede satisfacer en la actualidad gracias al sistema de registro de los derechos del suelo a favor de los sectores pobres llamado “Social Tenure Domain Model” (STDM) presentado en el congreso celebrado en 2010 de la Federación Internacional de Topógrafos (FIG, por su sigla en inglés) en la ciudad australiana de Sydney. Este sistema se desarrolló conjuntamente con diversos socios de la Red Global de Herramientas del Suelo (GLTN, por su sigla en inglés) como FIG, la Facultad de Ciencias de la Geoinformación y Observación de la Tierra (ITC) de la Universidad de Twente en Holanda, el Banco Mundial y ONU-HABITAT, y representa el resultado operativo del concepto de un “flujo continuo de derechos del suelo” capaz de integrar un gran abanico de derechos del suelo y tenencias sociales. Son los derechos o demandas privados, públicos y consuetudinarios o tradicionales, individuales y de grupo utilizados por el pobre urbano como una alternativa a pesados sistemas catastrales inasequibles y convencionales para

garantizar la tenencia. Estos derechos o demandas no se corresponden con los formales y convencionales sistemas de registro de la tierra debido a su propia naturaleza, su única descripción espacial o el requisito de titularidad del suelo. De acuerdo con un software de código abierto, este nuevo sistema es adecuado tanto para entornos urbanos como rurales y es regulable según cualquier condición natural. De hecho, este innovador sistema de registro es apropiado puesto que hasta el momento el 70 por ciento de la tierra en muchos países en vías de desarrollo se encuentra fuera de los sistemas de administración de parcelas de plena propiedad y sistemas de información existentes. Esta situación se interpuso a la correcta administración del suelo, un factor importante detrás de la emergencia de ciudades caóticas e insostenibles caracterizadas por la degradación de la tierra, la mala gestión del agua, las disputas por el suelo y la expansión de los barrios precarios. El modelo ahora ofrece a los políticos y a los encargados de la toma de decisiones el poder que ellos tanto necesitan para que la gestión del suelo y la administración y la planificación

urbanística consigan alcanzar el reto conjunto de reducir los barrios precarios y la pobreza, mejorar los servicios, la inclusión, la sostenibilidad y la capacidad de recuperación ante los efectos del cambio climático. ONU-HABITAT defiende la integración de sistemas de tierras informales o consuetudinarios con los formales o catastrales en su informe sobre el Estado de las Ciudades Africanas 2010/2011, mientras que en el Estado de las Ciudades Asiáticas 2010/2011, también publicado por la Agencia, el informe sobre las ciudades asiáticas enfatiza el importante papel de la seguridad de la tenencia para el acceso a servicios básicos a nivel urbano. Gracias a los derechos registrados bajo el amparo de un sistema de administración de tierras más uniforme, los residentes de los barrios precarios ganan la seguridad de la tenencia necesaria para hacer mejoras graduales en sus viviendas así como para tener un mejor acceso a los servicios básicos y al microcrédito. Además, antes de que el sistema brinde a los pobres urbanos una oportunidad efectiva para un tipo más formal de tenencia, les protege frente al desahucio y las disputas relativas a las tierras.

Profile for UN-Habitat

Informe Anual 2010 (Annual Report 2010)  

This report presents UN-HABITAT's main achievements in 2010. They range across the whole continuum of operatioa and normative projects, from...

Informe Anual 2010 (Annual Report 2010)  

This report presents UN-HABITAT's main achievements in 2010. They range across the whole continuum of operatioa and normative projects, from...

Profile for unhabitat
Advertisement