Issuu on Google+

VI - Plan de desarrollo del Centro de Biblioteca e Información

Plan de desarrollo del Centro de Biblioteca e Información “La biblioteca puede ser un espacio olvidado o uno indispensable, dependiendo del modelo educativo de cada universidad. En aquellos esquemas centrados en la enseñanza del profesor, el recinto bibliotecario o las fuentes informativas, pueden tener funciones secundarias, porque la cátedra se convierte, generalmente, en la fuente principal del conocimiento y el alumno en un ente pasivo asimilador del discurso del profesor”. Lau Noriega (2002)

E

l examen e importancia que se otorgue a la Biblioteca, está en estrecha relación con la concepción de universidad que se posea y con la importancia que se le otorgue a la misma. En la práctica, se le puede asumir como parte neuronal del sistema de Universidad o simplemente como un dispositivo para el tránsito de la relación consulta e información. Como resulta obvio desde las condiciones de entorno, la determinante se teje alrededor de lo neuronal, como centralidad del sistema caracterizado como de Gestión del conocimiento. Es importante comprender que hoy en día, la celeridad bajo la que opera la información, aunado a la presencia de fuentes de transmisión y de operación, está indicando definitivamente que la sociedad de la información es una sociedad en RED. En esta nueva condición de entorno, propiciada por el desarrollo de las tecnologías de información, los usuarios manifiestan

diversidad de características y necesidades, engendrando problemáticas disimiles que afectan las formas a partir de las cuales se accede al dato, al sistema, al control, al proceso de los resultados y a las maneras como se usa la información y las fuentes. En la sociedad en RED, el usuario resulta invisible como sujeto, en tanto lo evidente es su necesidad. En dicha sociedad, al parecer, está importando más la necesidad inmediata que manifiesta el sujeto, antes que la construcción y perfeccionamiento humano del sujeto. Las referencias de cambio, entre muchas, determinan que están acaeciendo transformaciones que aún socialmente no han sido bien decantadas. ¿Cómo comprender, por ejemplo, que se está operando un salto cualitativo en la forma como el hombre y la mujer se relacionan con los objetos de trabajo? En un pasado reciente, las herramientas de trabajo, le preveían al hombre el ahorro de energía fundamentalmente corporal. Se establecía una especial relación entre el cuerpo y la máquina, donde ésta adquiría una funcionalidad definitivamente material. Los esfuerzos de relación hombre-máquina, se mediaban por atributos visibles y de operación material que indicaban con meridiana certeza las causas y los efectos. En la actualidad, ésta relación ha cambiado y sin que se pueda explicar cabalmente, el asunto material se ha convertido en in-material, otorgando valor a lo intangible que se asume como determinante. Hoy en día, el sistema-mundo se mueve en esquemas cada vez más intangibles que adquieren determinaciones capaces de decidir sobre los asuntos de la vida, la producción y la cotidianidad.

Página




Sistema de planificación

Universidad de Manizales

La presencia del computador como herramienta de trabajo, sin duda propició uno de los saltos cualitativos más drásticos que se evidencian desde el siglo XVIII. Como lo afirma Jesús Martin Barbero, con el computador ya no estamos ante la relación exterior de un cuerpo y una máquina, sino frente a un nuevo tipo de relación: una aleación entre cerebro e información. El salto es cualitativo, pues la materia prima del computador ya no es la tela o el acero, sino algoritmos, programas y signos; y lo producido, no son objetos, sino informaciones y conocimientos. Evidentemente, un cambio cualitativo que colocó a la información en el centro de las reproducciones y significaciones, incluidas las nuevas referencias para la reproducción del capital; por supuesto, con incidencias culturales profundas. En la denominada sociedad del conocimiento convertida en sociedad de la información, las razones del cambio se desplazan hacia contenidos simbólicos y semióticos, modificando sustancialmente las formas de comunicación, el aprendizaje y las maneras como se accede a la lectura y apropiación de los saberes. De tal manera el espectro comunicativo se ha ampliado afectando las relaciones establecidas entre los diversos sistemas y subsistemas. Lo que se creía establecido y dispuesto claramente, ahora es borroso, insinuando nuevas modalidades en el marco de los gestores y actores de las acciones. La natural forma de apropiar los asuntos, se ha tornado compleja.

Lo dicho, tiene implicaciones para la biblioteca y sus relaciones. Evidentemente han emergido cambios entre el emisor y el receptor; el texto y el hipertexto; el sujeto y el objeto; el autor y el lector. En este nuevo escenario, ya no es suficiente el texto y la escritura, como únicas maneras para acceder y trabajar en los campos del conocimiento. En definitiva, se han trastocado las entradas y salidas del sistema, ahora en(red)dados y entrelazados en redes de información. Un breve examen sobre el papel de las bibliotecas, indica, que éstas seguirán existiendo, conjugando especiales convergencias entre los documentos tradicionales y las tecnologías de la información, adicionando especialmente el tratamiento a los usuarios que resultan decisivos a partir de sus requerimientos. Si algo indica el cambio, es precisamente la emergencia de un nuevo tipo de usuarios de la biblioteca y específicamente de lo ampliamente denominado como “usuarios de la información.” En este nuevo escenario, el conocimiento sobre el usuario resulta determinante y, como tal, debe ser objeto de investigación e indagación para detectar su comportamiento, sus actitudes, preferencias, motivaciones, características y tipologías de la información y servicio que requiere de la biblioteca. Si algo se identifica hoy en día, es que los usuarios de la información se clasifican en: usuarios análogos o tradicionales, usuarios automatizados, usuarios clic, usuarios híbridos, usuarios digitales, red de usuarios, usuarios virtuales, usuarios universales.

. BARBERO Martín. “La Crisis de las Profesiones en la Sociedad del Conocimiento. En Revista Nómadas, N 16, Universidad Central, Bogotá, 2002, p. 180.

. CORREA U. Guillermo. La Sociedad de la Información unida a un Clic en Perspectiva de la Biblioteca Universal. En Uni-pluri/ versidad. Universidad de Antioquia, 2001, p. 30.

Página




VI - Plan de desarrollo del Centro de Biblioteca e Información

La calidad

L

os procesos de calidad, la reconfiguración del modelo educativo, la especialización de la estructura docente, el crecimiento de la investigación, y el lugar prominente que ocupa la información en los recursos que la sociedad precisa para enfrentar los retos del desarrollo actual, generan un escenario de oferta y demanda de información que la biblioteca en el marco de su función esencial está llamada a satisfacer. Lo anterior exige cualificar los servicios y extender sus fronteras hacia el entorno, así como trascender los conceptos de organización y operación, para fortalecer los aspectos débiles que vulneran su capacidad de dar respuesta efectiva a las demandas de los usuarios. En esta perspectiva, es ineludible organizar y sistematizar los procesos, potenciar el uso de los recursos, diversificar las líneas de acción y proyectar el desarrollo futuro, para mejorar su presencia en el marco académico-institucional; así como ser más eficiente y eficaz en la generación de servicios, y sostenible en términos de costo/beneficio. Un centro proveedor de información para la educación, la investigación y la proyección social, sería un modelo ideal de biblioteca en una época en la que este recurso se ha visibilizado como el conductor de los procesos y las decisiones. El análisis de las brechas que afectan el cumplimiento de la misión; y la reflexión del colectivo institucional a propósito de su modernización, son el insumo que orienta el Plan de desarrollo 2005-2015, basado en una

prospectiva clara que plantea para la biblioteca la oportunidad de superar los vacíos organizacionales y satisfacer mejor las necesidades de su entorno interno y externo.

Modernización del centro de Biblioteca

“L

a calidad de una universidad se mide por su biblioteca.” Con esta frase inició el señor Rector la reflexión en torno a su modernización; precisó, además, que hoy más que nunca se requiere un modelo que se constituya en soporte de calidad para la universidad en su proceso de acreditación, puesto que en los conceptos y recomendaciones recibidos por el CNA, esta dependencia presenta falencias que es necesario fortalecer, para que se constituya en área estratégica para al logro de los objetivos de calidad y excelencia académica que la Institución tiene como horizonte. El compromiso de pertenecer al grupo de universidades colombianas acreditadas institucionalmente es inaplazable; de allí, la reflexión a la que fueron invitados los estamentos de asesoría y decisión, con el objeto de reunir ideas y conceptos para la construcción de una biblioteca que rompa con el paradigma de su función netamente instrumental como administradora de documentos, generalmente en formato impreso; y se involucre con mayor decisión en la era del conocimiento, soportada por las nuevas tecnologías . Derivado de la jornada de trabajo realizada en diciembre de 2006.

Página




Sistema de planificación de la información y la comunicación. Este hecho, implica un avance tan portentoso en relación con sus formas de trabajo, cultura organizacional e innovación de servicios, como lo fue en su momento el famoso giro copernicano en astronomía. La biblioteca no puede detenerse, ni encasillarse en esquemas estrechos de acción (unidades de trabajo aisladas), ya que el campo de su quehacer es el mundo, la aldea global donde compite por/y con la calidad de sus insumos y productos. De allí, la necesidad, teniendo como horizonte el Plan Nacional de Educación, de establecer alianzas con las redes de información científicas locales, regionales y mundiales; tal el caso de la Red Nacional Académica de Tecnología Avanzada, Renata. Ésta es una iniciativa de las redes regionales colombianas actualmente en funcionamiento, enbtre las que figuran Ruana, Ruav, Rumba, Rumbo, Rup Unired y Radar, que es el nodo regional para el Eje Cafetero, a las cuales están vinculadas las principales instituciones de educación superior y centros de investigación de las diferentes regiones del país, incluida la Universidad de Manizales. Se resaltan, también los aspectos sustantivos que confieren y dan carácter a la cultura de la academia: la docencia, la investigación y la proyección, teniendo como soporte la acción decidida, motivada y comprometida de todos los estamentos y actores de la institución, a cuyo alrededor está creciendo y fortaleciéndose lo que se ha dado en llamar la nueva cultura del emprendimiento, en la que la biblioteca juega un papel primordial, siempre que se encuentren respuestas a los siguientes interrogantes:

Página



Universidad de Manizales  ¿Qué biblioteca tenemos?  ¿Qué podemos hacer para convertirla en una fortaleza?  ¿Cómo se puede lograr? Quedó flotando en el ambiente un reto para cumplir: la Acreditación institucional está en proceso; la aspiración en un futuro cercano es que la Universidad se pueda contar entre las instituciones de educación superior colombianas que conforman el Club de la excelencia, gracias, entre otras, a la calidad de su biblioteca. Para el equipo del Centro de Biblioteca e Información los antecedentes de la historia institucional, indican que la idea de modernizar la biblioteca no es nueva, las diversas propuestas lo constatan: propuesta de modernización administrativa (2002); propuesta de ampliación (2003); aproximación critico constructiva del centro de biblioteca e información (2003); propuesta de integración de servicios, reordenamiento de colecciones y áreas (2005); Plan de desarrollo 2005-2015 (2005). No obstante, los anteriores esfuerzos, el diagnóstico revela que no se han logrado avances significativos para su posicionamiento coherentes con el desarrollo institucional. La biblioteca no puede pensarse sólo como un problema de espacios, de equipos, o de adquisición de libros;, sino desde la perspectiva de un cambio cultural, el cual no es un fenómeno fortuito, y deber ser conducido en forma sistemática hasta que las lógicas de interrelación fluyan efectivamente y se genere un esquema de biblioteca con mayor capacidad de respuesta, un usuario más comprometido con la lectura, el auto-aprendizaje requerido y la investigación; una bibliote-


VI - Plan de desarrollo del Centro de Biblioteca e Información ca con significado dentro del marco institucional en la medida que está integrada a los procesos curriculares de los programas académicos. Ni las mejores conexiones vía Internet, ni los mejores equipos, o lugares gratamente ambientados son garantía de modernización; las acciones en conjunto deben propender por el desarrollo equilibrado de cada una de las áreas estratégicas dentro de su plan de desarrollo actual. En la praxis administrativa la dimensión de la biblioteca ha recibido una connotación muy simplista, que se traduce en la insatisfacción de los clientes en la medida en que la Universidad se está tornando más compleja y con mayores exigencias. Esto es un indicador de que su responsabilidad trasciende la adquisición y el préstamo de libros, puesto que como organización de servicios no escapa a dos principios elementales: a) mantener sus clientes actuales y atraer los potenciales; b) solucionar las necesidades de acuerdo con los requerimientos reales de los usuarios, y no de acuerdo con lo que cree que éste necesita. Las estadísticas confirman que la biblioteca no tiene garantizado sus clientes, puesto que por más que los docentes y estudiantes la requieran, ellos sólo la usarán si sienten la confianza de que sus necesidades serán atendidas con efectividad, si la ven como parte fundamental de su proceso de aprendizaje y quehacer académico; y si, además, ésta les multiplica las posibilidades de uso. Es perentorio el aumento de los índices de satisfacción, la consolidación de actividades que mejoren el fomento a la lectura, el apoyo a las investigaciones y la pertinencia de sus contenidos.

En síntesis, más que biblioteca lo que se requiere es un laboratorio de aprendizaje integrado armónicamente con los procesos académicos, capaz de cerrar la brecha que existe entre los servicios y la satisfacción del cliente, con un modelo sostenido y sostenible, que prevé y corrige los errores antes de que ocurran; flexible para adaptarse al medio, experto en hacer lo que hace con liderazgo. De lo anterior se puede concluir que la modernización de la biblioteca debe asumirse mediante procesos de calidad orientados a gestionar información con énfasis en flujos de contenidos y mapas de conocimiento; a brindar respuestas rápidas y efectivas; y a crear círculos virtuosos de retroalimentación de aprendizajes e información con la participación de los actores que se mueven a su alrededor. El colectivo de directivos y docentes considera que ésta debe constituirse en actor participativo de los procesos académicos con una mirada integral, en procura de que su quehacer impacte las funciones sustantivas de la Universidad: docencia, investigación, proyección social. Lo anterior requiere eliminar los imaginarios que se han mantenido en relación con su actividad principal: depósito de libros ordenados y dispuestos para el préstamo, y dimensionar la complejización de su función en el contexto actual de la Universidad para que cumpla una acción primordialmente pedagógica; a partir de ahí, su acción más importante se debe reflejar en los nexos e interrelaciones que mantenga con los diversos actores de la sociedad universitaria, en la que su presencia resulte decisiva en cada uno de los escenarios que habita la academia.

Página




Sistema de planificación Requiere, además, una gestión integral de todos sus recursos, lo que significa que no se dé preponderancia a unos aspectos en detrimento de otros; sino una valoración racional, equitativa e imparcial buscando el equilibrio de sus áreas estratégicas, para estar a tono con las exigencias, retos tecnológicos y requerimientos de información de la sociedad actual. Así mismo, hubo consenso en que la biblioteca debe contar con personal calificado, que pueda ser agente de mediación documental y cognoscitiva de la información; lo que conlleva problematizar el rol del personal que se vincula, puesto que requiere desarrollo de competencias específicas, con la exigencia de un aprendizaje permanente para interactuar con el profesionalismo que demanda el cambio tecnológico y el avance sin tregua de la ciencia y la investigación científica. Se denota la necesidad de contar con el escenario de apoyo a la investigación, el auto-aprendizaje, la lectura y el estudio que la biblioteca, hasta ahora, no ha logrado ofrecer. Hace énfasis en la cultura de la lectura como estrategia de interiorización del conocimiento, planificando espacios lúdicos y culturales para su promoción; espacios apropiados para la lectura investigativa en grupo e individual. Se propone una biblioteca con la capacidad de atender la pluralidad y la diversidad de clientes, así como de repensar su utilidad para la Universidad en términos de eficiencia, eficacia y credibilidad. Por último propone una biblioteca mediadora de los insumos y productos de la información que fluyen en las redes locales, regionales y mundiales, fuerte en alianzas e integración con sus pares, diversa en contenidos de bases de

Página



Universidad de Manizales datos y revistas científicas nacionales e internacionales, clara en sus políticas de creación y gestión de centros y nodos de documentación especializados; y centro compilador de la producción editorial.

Plan de Desarrollo (2005- 2015)

M

isión. La Biblioteca administra y promueve los recursos y servicios de información que requiere la Universidad, para sustentar los procesos de enseñanza-aprendizaje, investigación y proyección social. Mediante un desarrollo sistémico será modelo gerencial eficiente, flexible y sostenible de información científica y técnica, que extiende las relaciones inter-institucionales en el ámbito local, nacional e internacional para ampliar la oferta de fuentes y recursos de información que ofrece a la comunidad en su desarrollo social, profesional y humano. Área estratégica Gestión de recursos El crecimiento equitativo del fondo bibliográfico, la dotación física, el talento humano, la infraestructura tecnológica y los recursos financieros, son elementos imprescindibles para lograr las metas propuestas. Objetivos  Ejecutar la asignación presupuestal para el desarrollo de la biblioteca.  Asegurar los recursos financieros en forma adecuada, tanto para las adquisiciones bibliográficas como


VI - Plan de desarrollo del Centro de Biblioteca e Información para los demás rubros de funcionamiento. Estrategias a) Garantizar los recursos financieros. b) Diversificar las fuentes de financiación. c) Mantener el desarrollo del fondo bibliográfico. El insumo básico para el trabajo de la biblioteca es su fondo documental, que debe ser pertinente a todos los programas académicos de la Universidad y variado en relación con los formatos de acceso. Estrategias a) Sostener un crecimiento equilibrado de material bibliográfico en términos de cantidad y calidad. b) Establecer alianzas para el intercambio y adquisición cooperativa de fuentes de información. c) Definir políticas para la selección, adquisición y organización de materiales bibliográficos. d) Hacer visible la producción editorial institucional. e) Disponer de una plataforma tecnológica adecuada Las necesidades de acceso a la información, están en la actualidad influidas por los desarrollos tecnológicos, éstos potencian la cobertura de los servicios y crean nuevos modelos de biblioteca. Estrategias a) Evolucionar hacia una biblioteca de base tecnológica con el apoyo de las TIC’s. b) Identificar y analizar las innovaciones tecnológicas en el campo de la información.

Planta física. La biblioteca percibida como un lugar de encuentro, desde donde se genera controversia y acción hacia la creación de conocimiento, requiere de espacios en donde los usuarios puedan interactuar en ambientes que motiven y sean adecuados para el estudio y la investigación. Estrategia a) Evaluar alternativas de ampliación y re-adecuación del área física de acuerdo con estudio de necesidades. Cualificar y reajustar la planta de personal. El talento humano es el recurso más importante y de éste depende el éxito o fracaso de una organización; por lo tanto, la planta de personal de la biblioteca debe estar conformada por un equipo interdisciplinario que acredite competencias para ejecutar los procesos con calidad y eficiencia. Estrategias a) Redefinir la estructura de cargos. b) Mantener un programa de actualización permanente. c) Asignar funciones de acuerdo con el perfil acreditado. d) Establecer métodos de trabajo con base en metas y objetivos. e) Establecer normas y métodos para medir los resultados. f) Implementar un programa de incentivos. Área estratégica: fortalecimiento de los servicios Para lograr que el usuario satisfaga sus necesidades de información es necesario que el servicio cumpla con

Página




Sistema de planificación los atributos de calidad, confiabilidad, cumplimiento, comodidad y atención requeridos. Objetivos  Reorientar los procedimientos para el acceso a los servicios.  La biblioteca debe rediseñar sus productos y servicios, para lograr su efectividad y ampliar las posibilidades de acceso. Estrategias a) Modernizar las formas de acceso a los servicios y recursos. b) Implementar un programa de mercadeo de servicios. c) Diversificar el portafolio de servicios. d) Mejorar los servicios de información para la investigación y la educación. e) Atender con mayor eficiencia y calidad las demandas de información de la sociedad académica de la Universidad. Área Estratégica La Biblioteca y su integración en el Marco Institucional Para responder efectivamente al nuevo modelo educativo y a las necesidades de acceso a la información oportuna, la biblioteca debe constituirse en un laboratorio de aprendizaje integrado perfectamente con los procesos de docencia, investigación y proyección social. Objetivos  Consolidar el modelo de gestión de la biblioteca.  La modernización del Centro de Biblioteca e Información requiere diseñar un modelo de gestión,

Página



Universidad de Manizales acorde con las actuales tendencias gerenciales, que le permitan alcanzar niveles elevados de eficiencia, competitividad y productividad. Estrategias a) Consolidar una estructura organizacional definida, de acuerdo con la proyección de la biblioteca dentro de la normativa legal de la Universidad. b) Integrar los procesos de la biblioteca a las actividades académicas. c) Establecer sistemas de indicadores para todos los procesos. Área Estratégica Relaciones interinstitucionales En un mundo sin fronteras, la oferta de recursos de información ha aumentado y las necesidades de conocimiento se hacen más evidentes. Es necesario extender los lazos cooperativos para optimizar recursos y aprovechar las experiencias externas. Objetivos  Establecer un programa permanente de cooperación y participación.  La biblioteca requiere fortalecerse académica, cultural y administrativamente mediante la realización de proyectos de investigación conjuntos, intercambio de experiencias y establecimiento de acuerdos. Estrategias a. Mantener las alianzas de colaboración y participación con las asociaciones regionales y locales de bibliotecas. b. Participar en eventos nacionales e internacionales relacionados con el gremio.


VI - Plan de desarrollo del Centro de Biblioteca e Información c. Afiliarse a redes y asociaciones de biblioteca nacionales e internacionales. d. Establecer convenios y alianzas con bibliotecas académicas y especializadas. Estructura y organización Misión y visión La misión y visión del CBI, se encuentran definidas; sin embargo, hay diferentes versiones, a partir de lo cual se infiere que han sido redactadas en momentos coyunturales, y para responder a necesidades específicas,

pero sin integrarse a la cultura corporativa, ni identificarse en la práctica con la dependencia respectiva. Estructura: en el Acuerdo No. 004 del 12 de Julio de 1983, artículo, primero (1o) numeral siete (7), por el cual se adopta la estructura orgánica de la Universidad, la biblioteca aparece como un departamento adscrito a la Vicerrectoría Académica; pero esta reglamentación no se refleja en la estructura orgánica institucional. En la dependencia se encuentran dos versiones, y ninguna de las dos corresponde a la realidad organizacional del centro:

VERSIÓN No. 2

Página




Sistema de planificación

Universidad de Manizales

El numeral veintinueve (29) del Acuerdo citado, se refiere a la constitución del Comité de Biblioteca como el “organismo asesor del director del Departamento de Bibliotecas e Información, en la determinación de las políticas de enriquecimiento de libros, revistas y materiales bibliográficos en general, así como la mejor utilización de estos recursos por la sociedad universitaria”. Pero, en la actualidad, se deben revisar y actualizar las funciones en procura de darle mayor participación en la gestión del centro.

b) falta armonía grupal y sentido de trabajo en equipo, c) algunas personas acreditan potencialidades que se pueden explotar en otros procesos. d) Algunas secciones son atendidas por monitores, debido a que se carece de personal asignado para las mismas. e) Con el personal actual no es posible implementar otros servicios para atender proyectos especializados.

Los recursos Talento humano: el componente más valioso del CBI es el talento humano, factor estratégico para cumplir las metas y objetivos; de su cualificación, actitudes y motivación dependen la eficiencia, la eficacia y la calidad del servicio, la situación actual de la biblioteca en este aspecto es la siguiente: a) Un alto porcentaje del personal tiene más de diez (10) años vinculado a la biblioteca, ejerciendo labores de tipo operativo, incluyendo las personas con perfil profesional que podrían vincularse a procesos de mayor complejidad. b) La relación contractual no permite asignar mayores responsabilidades. c) Existen limitantes presupuestales para realizar acciones de capacitación. En relación con las actividades que se realizan, se detecta: a) las tareas responden a lo cotidiano, no hay proyección ni aporte creativo,

El fondo bibliográfico De acuerdo con el Inventario 2004, el acervo bibliográfico está conformado por 25 mil 404 volúmenes, de los cuales: • 7 mil 505 son anteriores a 1979; • 5 mil 534 corresponden a la década de los 80’s; • 10 mil 047, a la década de los 90;’ • y 2 mil 498, a la presente década. En relación con la hemeroteca, se tiene un total de 210 títulos discriminados así: • 68 títulos vigentes adquiridos por suscripción, que corresponden al 32%; • 106 títulos vigentes por donación; corresponden al 50%; • y 36 títulos vigentes por canje, que equivalen al 17%. Complementario a la colección hemerográfica y bibliográfica impresa, se cuenta con suscripción a: • PROQUEST, 26 bases de datos. • E-Libro.

Página

10


VI - Plan de desarrollo del Centro de Biblioteca e Información • Datalegis y Legisnet. • BVS-ADOLEC, en convenio con la OPS. Las instalaciones Área total 655m2,. • 2 mezanines. • 30 mesas para 4 usuarios cada una. • 40 cubículos individuales. • 120 puestos de estudio, que cubren el 4% de la población estudiantil en pregrado (3 mil 496). • La capacidad total de almacenamiento de colecciones, está ocupada en un 80% aproximadamente. • Las condiciones medioambientales: ruido, ventilación, iluminación, señalización y sistemas de evacuación, entre otras, no son adecuadas. • La distribución de las secciones, no facilitan una atención eficiente al usuario ya que se encuentran ubicadas en sitios poco estratégicos.

Presupuesto

E

l promedio anual de inversión en adquisición de libros es de treinta y cinco millones de pesos ($35.000.000); y cada unidad académica ejecuta el monto asignado; pero la biblioteca no participa en el proceso de selección, por lo tanto algunas áreas no quedan cubiertas. Esto conlleva desequilibrio en el desarrollo de la colección. Existe deficiencia en la ejecución presupuestal; por ejemplo, para el año 2004 se invirtió el 73% con relación al monto total.

El presupuesto en general no proviene de una planeación adecuada en la que se discrimen los diferentes ítems: libros, revistas, bases de datos y otros; esta falta de análisis hace que en algunas oportunidades, el monto para bibliografía sea insuficiente y que la biblioteca no reciba una asignación para su funcionamiento: alianzas, capacitación, proyectos o asistencia a eventos, entre otros. Ésta asignación, se incluye en un rubro general de la Universidad; pero la biblioteca no tiene claro el porcentaje que podría utilizar para sus actividades. Computadores Cuenta con 27 PC’s Pentium III y IV, más un servidor, distribuidos así: • 1 en la dirección. • 1 en la secretaría. • 2 en desarrollo de colecciones. • 2 en la hemeroteca. • 2 en referencia. • 2 en préstamo. • Y 1 en monitoreo de cámaras. • 1 servidor. • 4 servicios de consulta (Opac) • 12 Consulta bases de datos e Internet. El servidor presenta unas especificaciones técnicas apropiadas para el aplicativo que actualmente maneja; no obstante, en un eventual cambio de software requeriría su actualización o reposición. Software La información bibliográfica del centro se encuentra automatizada en el Sistema Colombiano de Información Bibliográfica, Scib; y presenta las siguientes características:

Página

11


Sistema de planificación • • • •

Modulo de catalogación. Modulo de creación de índices. Modulo de consulta. Modulo de producción de informes. • Modulo de préstamos. • Modulo de estadísticas. • Compatible con el formato Marc. • Desarrollado en Informix 4 GL. • Sistema operativo Uníx. • Ambiente texto. Desde la perspectiva funcional, el sistema actual no satisface los siguientes requerimientos: a) no brinda información directa al usuario sobre su estado de cuenta, b) no permite hacer reservas, c) no hace reclamaciones automáticas a morosos, d) no cuenta con un módulo para la selección y manejo de adquisiciones, e) no asigna automáticamente las etiquetas Marc, f) el kárdex para seriadas es limitado, g) no tiene tesauros y diccionarios, h) no es un manejador integrado de recursos, i) no es funcional para referencias cruzadas de véase, y véase además, l) no cuenta con catálogos de autoridades, n) no permite la consulta directa a través de la Web. En términos generales, su diseño es obsoleto en correspondencia con los desarrollos tecnológicos actuales; no

Página

12

Universidad de Manizales es intuitivo para el usuario final, y las operaciones como estadísticas de préstamos, de morosos, etc., fundamentales para la el flujo normal de los servicios, deben ser ejecutadas por un experto en sistemas. Otros recursos tecnológicos • 1 VHS • 1 Betamax • 1 Televisor • 1 Grabadora • 1 CD Server para el almacenamiento y consulta de documentos digitales. • 1 escáner.2 lectores de código de barras y aplicativo propio. • 3 impresoras. En general, se requiere elaborar un Plan de desarrollo tecnológico, en el que se contemple la actualización, reposición y adquisición de nuevos equipos, incluyendo otra tecnología. Los procesos Desarrollo de la colección No existen políticas de desarrollo de la colección. La selección no se orienta por un procedimiento definido. Crecimiento irregular de la colección, tanto cuantitativa como cualitativamente. Proceso de adquisición bibliográfica desordenado. Proyección del desarrollo bibliográfico sin planeamiento. Los procesos de evaluación y depuración no se ajustan a criterios definidos.


VI - Plan de desarrollo del Centro de Biblioteca e Información Procesos técnicos: El personal que realiza los procesos técnicos no tiene dominio experto de procedimientos, técnicas y normas catalográficas. Se hace catalogación por copia, con muy poco o ningún análisis de pertinencia. No se elabora el índice analítico de revistas. La colección videográfica se encuentra sin procesar. El análisis documental es deficiente. Los servicios: Es necesario implementar estrategias de valor añadido a cada uno de los servicios, rediseñarlos de acuerdo con estudios de necesidades y extender su radio de acción y capacidad de respuesta. Existe inercia y monotonía en los servicios.

No se realizan actividades de medición de impacto, análisis de satisfacción, diseño de servicios, etc. No existe un diseño y procedimiento formal. No se encuentran implementados servicios de información especializados. Se detecta inconformidad del usuario frente a los servicios. El horario Es amplio, quince (15) horas diarias, entre los lunes y los viernes; y cinco (5) horas los sábados, para un total de ochenta (80) horas semanales, cubiertas en dos turnos por 10 funcionarios; no obstante, se notan vacíos de personal para poder atender este horario. Los sábados se cubren con el 40% del personal de servicios; esto implica cuatro (4) funcionarios trabajando una hora menos de lunes a viernes.

Página

13


Sistema de planificación

Universidad de Manizales

Bibliografía ACUERDO No. 004 del 12 de julio de 1983 por el cual se adopta la estructura orgánica para la organización universitaria de Manizales, y se determinan las funciones de las unidades que la conforman. Manizales: Fundema, 1983. ARIAS O., GUILLERMO. Proyecto de gestión por procesos. Manizales: Universidad de Manizales, 2003. DOCUMENTOS DE gestión del archivo de la biblioteca. Manizales: Universidad de Manizales. Centro de Biblioteca e Información, 1972-2004. DOMÍNGUEZ G., Gerardo. Indicadores de gestión: las tarjetas de resultado, de eficiencia, eficacia, efectividad, Medellín: Biblioteca Jurídica Diké, 1998. 141p. INFORME DE auto-evaluación con fines de acreditación institucional. Manizales: Universidad de Manizales, 2002-2004. LAU N., Jesús. Bibliotecas universitarias: su importancia en el proceso de acredita-

Página

14

ción. Gaceta Universitaria, año XVII, no. 149 (may. 2002); p.8 MURILLO G., Damaris y USUGA C, María del Carmen. Aproximación críticoconstructiva del Centro de Información y Biblioteca de la Universidad de Manizales. Tesis de Maestría. Manizales: Universidad de Manizales. Facultad de Educación, 2003. NADLER, David A. Arquitectura organizativa: el diseño de la organización cambiante. Barcelona: Granica, 1998. 398 p. PLAN ESTRATÉGICO y de mejoramiento institucional 2005-2015. Manizales: Universidad de Manizales. Oficina de Planeación: 2006. REFLEXIONES A propósito de la modernización del centro de biblioteca e información: Jornada de trabajo (7 de diciembre de 2006). Manizales, Universidad de Manizales, 2006.


VI - Plan de desarrollo del Centro de Biblioteca e Informaci贸n

P谩gina

15


Sistema de planificaci贸n

P谩gina

16

Universidad de Manizales


h