Issuu on Google+

El nortE vida / Mayo del 2014

Universitarios U-ERRE Llevan a las

empresas la opción de concluir la prepa.

18

UANL Alumnos

de medicina apoyan a la comunidad con brigadas.

20

MÉDICOS PARA EL MUNDO En la Universidad de Montemorelos forman profesionales de la salud con la filosofía de la Iglesia Adventista del Séptimo Día

¡bicAmpEoNAs! Las Borreguitas del Tec triunfan en futbol soccer y rápido en Universiada Nacional en Puebla.

10


14

UNIVERSITARIOS

pos De la meDicina global en


UNIVERSITARIOS

15

Jorge Alberto gArcíA

L

a fortaleza de la carrera de Médico Cirujano de la Universidad de Montemorelos (UM) es una internacionalización que permite a sus alumnos servir en cualquier punto del globo donde la necesidad es grande. Esto gracias a convenios que le permiten realizar programas de intercambio o de servicio misionero, por ser uno de los centros de educación de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Localizado en el municipio citrícola, la vida dentro del campus universitario se respira tranquila y apacible; tanto así que maestros y alumnos tienen la oportunidad de conocerse cercanamente, casi como si estuvieran en familia. La licenciatura se imparte desde 1975, dos años después de que la institución adquiriera el estatus de universidad. Sus inicios se remontan a 1942 como una escuela de carácter agrícola e industrial. “Dura siete años: los primeros cinco años son teórico-prácticos, después, hacen un año de internado y al final por obligatoriedad su servicio social”, explica Nahúm García, director de la Facultad de Ciencias de la Salud. El ingreso es anual en agosto y para ser seleccionados los jóvenes interesados deben aprobar un exa-

z Buena parte de

La internacionalización de quienes egresan como médicos cirujanos de la UM les permite ejercer en cualquier punto donde se les necesite

Miguel Ángel Chávez

la población estudiantil total de la universidad es de origen extranjero, la mayoría estudia medicina.

men de admisión y presentar cartas de recomendación para ser aceptado. No es requisito pertenecer a la iglesia adventista. “Tenemos 505 estudiantes, de los cuales 405 están en los primeros cinco años de la carrera y los otros 100 en internados o servicio social. Tenemos un tope de ingreso anual de 100 alumnos”, afirma García. Su procedencia es variopinta. Actualmente están representados en la población estudiantil total casi 50 países, la mayoría de América Latina y el Caribe, lo que equivale a un 23 por ciento. La mayor parte estudia Medicina. Esta riqueza cultural fomenta que los estudiantes, sin importar su procedencia y creencias, muestren mayor apertura y tolerancia hacia otras formas de pensar, afirma el director de la institución. “Esto incluso ocurre a nivel docente, ya que la mitad de nuestros maestros son extranjeros provenientes de países como Panamá, Haití, Cuba y Estados Unidos, aunque algunos ya se han naturalizado mexicanos”, explica. Para celebrar esta diversidad, se organizan regularmente eventos cívicos y culturales de cada país, donde la comunidad de la UM tiene la oportunidad de conocer la música, gastronomía o trajes típicos de estos lugares.

EstudiantEs mEtacognitivos El plan de estudios está basado en competencias para formar formar estudiantes metacognitivos, es decir, que son responsables de su propio aprendizaje, dice por su parte Gener Avilés, secretario académico de la Escuela de Medicina. “En tres momentos de la carrera tienen la oportunidad de revisar cómo va su avance a través de un portafolio profesional; en el que no solamente nos dicen qué han aprendido, sino que nos lo muestran con evidencias. “También hacen una reflexión de lo qué les falta por aprender. Esto permite que el futuro médico sea un muchacho que está muy consciente de su aprendizaje y rendimiento en la profesión médica”, dice. Los primeros cinco semestres los alumnos aprenden ciencias básicas, como anatomía, fisiología, bioquímica, entre otras, y en los últimos cinco, las clínicas, como cardiología, neumología, ginecología. Además hacen sus rotaciones. Duran cuatro semanas cada una y cumplen una o dos por semestre en hospitales del IMSS, ISSSTE o la SSA. Además, a lo largo de la carrera, cumplen con materias de carácter filosófico institucional. “Luego vienen sus dos últimos


16

UNIVERSITARIOS

años: uno es el internado, que se hace en hospitales, la mayor parte de ellos en Monterrey, pero también en Saltillo y otros lugares, y luego su servicio social”, explica por su parte García. “También estamos dando mucho impulso a los proyectos de investigación que tienen que realizar los alumnos, especialmente en el último año antes de su graduación”. Por ser parte de la red adventista, la UM ha cultivado relaciones y convenios con instituciones de nivel superior, como la Universidad Loma Linda, en California, así como el Hospital Good Hope, en Perú, entre otras. Dentro del campus, alumnos de Medicina y de otras carreras del área de la Salud, realizan prácticas en el Hospital La Carlota, en un esquema similar al de un hospital-escuela, pero sin llegar a serlo completamente. “Es un hospital pequeño y privado. Legalmente es una institución independiente y trabajamos de una manera coordinada con ellos”, reconoce Jorge Salazar, director de la Escuela de Medicina Desde 1983 la Facultad de Ciencias de la Salud de la UM es miembro de la Asociación Mexicana de Facultades y Escuelas de Medicina y de la Federación Panamericana de Facultades (Escuelas) de Medicina Además, agrega por su parte García, casi el 25 por ciento de los alumnos están becados con financiamientos que en algunos casos alcanzan el 80

z En el campus

montemorelense se respira un ambiente apacible, ideal para el estudio.

por ciento del costo de la matricula, que es de 70 mil pesos por semestre. Para becarlos se valoran la necesidad y sobre todo el potencial. Es por ello que las mejores becas están ligadas a proyectos de investigación financiados por Conacyt donde los muchachos tienen la posibilidad de insertarse. En cuestiones extracurriculares, los jóvenes tienen la oportunidad de integrarse a clubes deportivos, artísticos, musicales o de servicio a la comunidad, a través de brigadas médicas o servicio comunitario. En el servicio misionero, el cual pueden realizar en numerosos países del mundo durante un año o más, se les recomienda que accedan a él una vez que concluyan su carrera universitaria. “Tenemos en lugares tan lejanos como Nepal e Indonesia, también en África. Tenemos egresados esparcidos en todo el mundo, aunque un buen porcentaje de ellos decide quedarse a radicar en Monterrey”, afirma por su parte Avilés. Con el aniversario número 40 de la institución acercándose rápidamente en el 2015, la institución desea seguir formando médicos que den servicio de una manera integral al ser humano, en sus facetas física, mental y espiritual. “Nos buscamos que den un servicio cualquiera, lo que queremos es un servicio abnegado, un servicio que realmente sea altruista”, señala el director de la facultad.

z Jathnial Pannaflek y

Jéssica Martínez, ambos foráneos, dicen que la comunidad los ha recibido con los brazos abiertos.


UNIVERSITARIOS

17

Universidad de Montemorelos

Por profesionales abnegados En esta institución de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, se congregan alumnos y maestros de todo el mundo Diego RoDRíguez

A unos 45 minutos de Monterrey por carretera, la Universidad de Montemorelos (UM), fundada en 1942, es punto de encuentro para estudiantes y profesores de todo el mundo. La institución, concebida como un centro de educación con valores cristianos por miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, tiene estudiantes de carrera completa originarios de lugares como India, Ucrania, Curazao, Bélgica y otros países. La mayor parte de sus estudiantes se concentra en la Facultad de Ciencias de la Salud, que ofrece ocho carreras, aunque en su campus hay otras siete facultades y una preparatoria. Se ofrecen 30 carreras entre las

que destacan Ingeniería Industrial y de Sistemas, Contaduría Pública, Ciencias Físico Matemáticas, y hasta Música. También hay 25 posgrados en las Facultades de Salud, Educación, Psicología, Administración, e Ingeniería y Tecnología. El campus tiene amplias áreas verdes y estacionamientos, cuenta con espacios educativos, religiosos y residenciales y tiene convenios con universidades en Estados Unidos, México, Colombia, Cuba, Costa Rica, Venezuela, República Dominica y Haití. El enfoque que se le da a la educación en la Universidad de Montemorelos se centra en las enseñanzas de Jesucristo, y se enfatizan valores cristianos tradicionales, como el amor y el servicio, dentro de las aulas. Sin embargo, la Iglesia Adventista del Séptimo Día se esmera en garantizar que quienes crezcan dentro de su comunidad vivan en plenitud, buscando la formación física, mental y espiritual, por lo que no se desvincula de lo que la ciencia descubre constantemente.

La UM es uno de varios centros de educación adventista en el mundo, por lo que muchos de sus alumnos entran para estudiar en una institución con enfoque hacia la fe que conocieron desde niños, aunque las puertas de la universidad están abiertas a gente de todas las creencias. Jathnial Pannaflek, originario de Curazao, empezará el séptimo semestre de Medicina en la UM y afirmó sentirse contento en Montemorelos, sobre todo al ir a los ojos de agua que le recuerdan a su isla natal. “Mis padres querían que estudiara en una universidad adventista. Hay otras en el mundo, pero pocas dan medicina o son demasiado caras”, dijo. Él se siente tranquilo en este municipio, y aunque en ocasiones le sorprende lo impredecible del clima, le agrada la calidez con la que las personas lo han recibido. “Una de las primeras cosas de las que me di cuenta es que aquí todos saludan a todos, si los conocen o no”, comentó. Jéssica Martínez, de Chiapas,

estudia desde la preparatoria en la Universidad de Montemorelos, y afirma sentirse contenta en la calma de este municipio. Sin embargo, muchas veces aprovecha los fines de semana o los descansos académicos para ir a Monterrey a divertirse acompañada de sus amigos. Miguel Villarreal Covarrubias estudia el sexto semestre de teología después de haber llevado cuatro años de psicología en la UM, y explica que para él, la experiencia le ha permitido crecer como persona y no sólo académicamente. Ha observado que la UM se enfoca también en el desarrollo físico, al patrocinar programas como “Quiero Vivir Sano” y el espiritual por medio de actividades de discusión y reflexión que se llevan a cabo los sábados, después de servicios religiosos. “Es el desarrollo en sí del ser humano. El ser humano en su máxima esencia, desde una perspectiva holística. Se enfatiza tanto porque es en realidad lo que somos”, explicó. Quienes deseen mayor información de la UM, pueden comunicarse por mail: promocion@um.edu.mx


Reportaje "Médicos para el Mundo" del Periódico El Norte