Page 6

TUTOR ACADÉMICO Una vez admitido un estudiante a un programa de Doctorado en Educación Familiar, el coordinador del programa le asignará un tutor académico atendiendo a la línea de investigación del estudiante, quien tendrá la responsabilidad de orientarlo en las decisiones que debe tomar en el transcurso de su programa de estudios. El tutor académico deberá orientar al estudiante en la organización de su plan de estudios, especialmente durante el proceso de matrícula. Al orientar al estudiante en la confección de su calendario, tiene en cuenta si trabaja o no y sus horarios de trabajo, y lo ayuda a decidir por los espacios curriculares optativos que mejor se adecuen a sus necesidades y a las posibilidades horarias de cursarlas. Una vez adoptado un determinado plan, debe ser refrendado y aprobado por el coordinador de la carrera. Es conveniente revisar el programa con cierta frecuencia —antes de cada nuevo semestre puede ser una buena oportunidad— a la luz de la realimentación aportada por el avance del estudiante en el programa. Deberá recomendar cada semestre el número de créditos y los espacios curriculares que tomará el estudiante, teniendo en cuenta el calendario general de estudios y su situación laboral. También será su función realizar un seguimiento de su rendimiento escolar y del cumplimiento de sus compromisos académicos, especialmente si el estudiante fue admitido como alumno provisional. El estudiante comenzará a trabajar directamente en proyectos dentro de alguna de las líneas de investigación de su tutor académico, que le permitirá participar de las distintas etapas de un trabajo de investigación, desde el diseño hasta la difusión o transferencia del conocimiento. Como parte de su plan de estudios deberá participar en la presentación de ponencias, conferencias y elaboración de artículos de investigación. El estudiante puede solicitar a la coordinación del programa un cambio de tutor académico si siente la necesidad. Al fin del primer semestre el alumno tendrá la posibilidad de cambiarlo, para lo cual debe (a) notificar a su tutor académico designado la decisión de cambiar, (b) identificar un nuevo tutor académico que esté dispuesto al cambio y disponible para asumir las funciones de consejería académica y (c) formalizar el cambio consiguiendo las firmas correspondientes en el formulario “Solicitud de cambio de tutor académico”. La asignación de un tutor académico (a) ayuda al estudiante a obtener el máximo provecho de su experiencia educativa, llevándole a comprender las oportunidades que le ofrece la Universidad, (b) lo ayuda a determinar metas de corto y largo plazo, con base en sus aptitudes e intereses, (c) lo ayuda a bosquejar su programa de estudios en función del logro de las competencias requeridas por el programa, (d) brinda atención y manifiesta interés por los problemas académicos de los estudiantes y por otros problemas relacionados, previendo las derivaciones apropiadas cuando fuere necesario, (e) brinda al estudiante la oportunidad de desarrollar una interacción personal con un representante de la Universidad y (f) genera la oportunidad de que el alumno desarrolle una perspectiva positiva del programa, de la unidad académica y de la institución, mediante su interacción con un docente tutor. La función del tutor no debe ser confundida con la asistencia psicológica del estudiante que requiere consejería profesional especializada. Se centra en la vida académica del alumno, aunque puede atender otros aspectos de la vida del estudiante. Su función es asesorar a los estudiantes en el momento de su matriculación a las asignaturas cada nuevo semestre, siguiendo el programa de estudios acordado en un primer momento. La reglamentación académica establece el máximo de créditos que puede cursar un estudiante por término lectivo. Si por alguna razón se acuerda con el alumno modificar en algo el calendario originalmente elaborado y fuere necesario algún ajuste, habrá que volver a calendarizar lo que resta por cursar. En el caso excepcional de un estudiante que requiera cursar un número de créditos mayor al estipulado, debe contar con el visto bueno de su tutor académico y con la aprobación del coordinador de la carrera. Igualmente, el tutor académico debe asegurarse cada semestre de deducir de la carga completa que cursará el estudiante el número de créditos que corresponda a calificaciones diferidas. El estudiante necesita la firma del tutor para darse de alta o de baja en alguna asignatura, dentro de los plazos permitidos para estos procesos en el calendario académico anual. Otra de las tareas importantes del tutor académico es la de orientar al estudiante en la confección de su portafolio de aprendizaje y realizar un seguimiento de acuerdo con las especificaciones que se señalan en el presente manual.

Manual del estudiante de Doctorado en Educación Familiar Enero de 2012

Visión para emprender Pasión para servir

6

Manual del estudiante del Doctorado en Educación Familiar  

Manual del estudiante del Doctorado en Educación Familiar

Manual del estudiante del Doctorado en Educación Familiar  

Manual del estudiante del Doctorado en Educación Familiar

Advertisement