Page 1

Igrejas prometem santuários a indocumentados: Estão sendo oferecidos para as pessoas que enfrentan deportação. Ver pag. 3.

Obispo Hagiya apoya a iglesias santuario:

“Recibir al extranjero entre nosotros es un mandato bíblico”. Ver pág. 2

Pastor de la IMU en atentado de Fort Lauradale: “En medio del mal, había paz que sólo puedo atribuir a Dios. Ver pág. 6

Agencia de Comunicaciones Metodistas Unidas Diciembre 2016 Año 1 Número 6

Hispanic.umc.org

Un asunto delicado El pueblo metodista unido se organiza

Saber quién ofrenda

El tema de las ofrendas es una cuestión delicada para un pastor de la iglesia local. Tocar el asunto es como una sacudida de corriente eléctrica. “¿Debería el pastor saber cuánto ofrenda un miembro de la iglesia? “Es” la misma pregunta de siempre”. A finales de 2015, la oficina de ofrendas conexionales de Comunicaciones Metodistas Unidas, (United Methodist Communications) que trabaja para aumentar visibilidad, conciencia y apoyo financiero para los ministerios conexionales de la Iglesia Metodista Unida, hizo una encuesta donde 372 personas respondieron a esa pregunta. Los resultados no fueron muy claros. “Definitivamente que sí”, dijo el reverendo Tom Barnard, pastor de la Iglesia Metodista Unida Crum en Berryville, Virginia. “Los recursos llegan por muchas vías y es muy importante saber sobre esos recursos financieros, ya que, generalmente, esto determina el compromiso con el trabajo de la iglesia y el reino”. “Creo firmemente que esto es algo que debe permanecer entre los fieles y Dios”, dijo Carl Sudduth, pastor en la Iglesia Metodista Unida de Gainseville en Livingston, Alabama. “Si un pastor sabe mucho sobre las finanzas de un miembro, podría afectar como ministra a esa familia”. “Yo esperé por lo menos un año antes de saber cualquier información financiera sobre las ofrendas, primero quería conocer a los líderes, miembros y asistentes”, dijo la Rev. Melissa Dodd, pastora de la Iglesia Metodista Unida de Asbury en Springfield, Missouri. “Ahora estoy al corriente de nuestros mayores donantes”. Algunas iglesias Metodistas Unidas tienen una política que prohíbe que el pastor sepa cuanto ofrendan los miembros. Aquellos que lo hagan se encontrarán en violación de las nuevas legislaciones del Libro de Disciplina 2016, que pronto será publicado. La Conferencia General 2016 aprobó una legislación como parte del calendario de consentimiento que enmendó el párrafo 340.2.c. (2) (c) del Libro de Disciplina 2012 que dice: “... el pastor, en cooperación con el secretario financiero, tendrá acceso a, y la responsabilidad de la administración profesional de los registros de donaciones de la congregación”. Uno de los propósitos citados es la atención pastoral. La legislación se hizo efectiva el 1 de enero de 2017. Saber o no saber El Rev. Clif Christopher, consultor en mayordomía, estaría de acuerdo con este cambio. (más información. Pag. 6)

para apoyar a inmigrantes y minorías

Los Principios Sociales de La Iglesia Metodista Unida declaran que: “Reconocemos, abrazamos y afirmamos a todas las personas, independientemente del país de origen, como miembros de la familia de Dios”. En la Conferencia General de 2016, La Iglesia Metodista Unida (IMU) aprobó a nivel global, una declaración que se opone a las políticas de inmigración que separan a las familias, que incluyen la detención de familias con niños y hace el llamado a las iglesias locales, a que estén ministrando a familias inmigrantes.. Foto por Mike DuBose, UMNS. En diferentes niveles de La Iglesia Metodista Unida (IMU) se están llevando acabo reuniones de planificación y estrategias a seguir para apoyar a la comunidad inmigrante y a las minorías sociales, ante la creciente ola de ataques e incidentes por xenofobia, que se están dando en diversas zonas del país. En los diez días siguientes a las elecciones se produjeron alrededor de 900 incidentes de xenofobia, según lo reportó la organización “Southern Poverty Law Center”. Estos episodios se han producido en escuelas, universidades, lugares públicos es instituciones religiosas, incluyendo iglesias metodistas en donde se han venido produciendo incidentes de discriminación, incluyendo el de un grupo de jóvenes que fue víctima recien-te de acciones hostiles en un evento de jóvenes (Pilgrimage 2016), en la Conferencia Anual de Carolina del Norte. Junto al reporte de ataques xenofóbicos, se suma la creciente preocupación de la comunidad inmigrante, por las políticas migratorias de la nueva administración

que comenzó el pasado 20 de enero de 2017. A pesar de que el gobierno del presidente Obama ha roto records de deportaciones con 2.7 millones de inmigrantes deportados entre 2009 y el 2016, de acuerdo con el informe del Departamento de Seguridad Interna (DHS) y el Servicio de Inmigración y control de aduanas (ICE), las promesas de campaña y la recientes declaraciones de Donald Trump después de haber sido electo, en las cuales ratificó su intención de deportar en principio entre 2 y tres millones de inmigrantes indocumentados/as que tengan antecedentes penales, ha incrementado los niveles de ansiedad y preocupación. En la comunidad hispano-latina, hay una preocupación creciente por las familias que serán afectadas por esta medida, especialmente por quienes están participando en los programas DACA (iniciativa para dar estatus legal a quienes ingresaron al país ilegalmente siendo menores) y DAPA (programa que ampara a los padres indocumentados

con hijos ciudadanos y/o residentes). Ambos programas serían derogados, según lo ofreció el actual presidente electo en su campaña, dejando en la incertidumbre a casi 800 jóvenes estudiantes de altas calificaciones, muchos de los cuales serían futuros profesionales de la comunidad hispanolatina. Ante este panorama, la IMU se está movilizando y organizando, siguiendo los lineamientos establecidos en sus principios sociales de la iglesia que contemplan la igualdad de derechos para las minorías raciales, así como para los/as inmigrante y la responsabilidad que la iglesia tiene de cuidar y proteger a los sectores más desvalidos de la sociedad. Varias son las iglesias que están brindando santuario a familias inmigrantes o se están preparando para ello. Tal es el caso de la Iglesia Metodista Unida Arch Street en Filadelfia, la cual ha brindado refugio a Javier Flores y su familia, quien enfrenta una orden de (más información. Pag. 2)


2 DICIEMBRE 2016

El pueblo metodista unido se organiza para apoyar a inmigrantes y minorías (viene de la Pag. 1)

deportación y ha decidido permanecer con su familia y sus hijos/as (de 13, 4 y 2 años respectivamente) quienes son ciudadanos estadounidenses. Por otra parte, la Iglesia Metodista Unida de Travis Park en San Antonio, estado de Tejas, ha albergado a un grupo cercano a 500 personas, entre madres y niños/as inmigrantes de países centroamericanos, que han sido liberados de un centro de detención migratoria de esa localidad y están en proceso de ser relocalizados con sus familias en diferentes partes del país. Equipo de Tarea en Inmigración (Immigration Task Force)

De derecha a izquierda Moisés Escalante, (líder de el Movimiento Interreligioso por la Integridad Humana), la Obispa Minerva Carcaño (líder episcopal de la Conferencia Anual de California-Nevada) y el Obispo Julius C. Trimble (líder de la Conferencia Anual de Indiana), durante la reunión de Equipo de Tarea en Inmigración. Foto de Rev. Gustavo Vasquez, UMCOM.

Este equipo está integrado por líderes episcopales, agencias y organismos de la IMU con el fin de integrar estrategias que cumplan con la reivindicación de los derechos de los/as inmigrantes, que se establecen en los principios sociales de la iglesia. Este equipo se reunió recientemente en el área de Pacific Palisades, cerca a la ciudad de Santa Mónica en California, para escuchar los reportes de los organismos representados, analizar la situación migratoria en el nuevo panorama postelectoral y trazar líneas estratégicas que contribuyan con el trabajo que desarrolla la denominación en pro de un trato justo a la comunidad inmigrante en todos los territorios donde La IMU tiene presencia en el mundo. Esta reunión contó con la presencia y el liderato de los/as obispos/as Minerva Carcaño (California-Nevada), Julius C. Trimble (Indiana), Bishop LaTrelle Easterling (Baltimore-Washington) y Elías Galván (Honduras – MARCHA). Igualmente estuvieron presentes representantes de la organización de Mujeres Metodistas Unidas, Justicia para Nuestros Vecinos, algunas agencias, comisiones, planes nacionales y organizaciones de base pertenecientes a la Conferencia Anual de CaliforniaPacífico, entre otras. Durante los momentos devocionales y de reflexión teológica, los/as obispos/ as enfatizaron en la necesidad de reivindicar el mensaje profético de esperanza de la iglesia para el pueblo de Dios, especialmente para los más necesitados/as y oprimidos/as en la sociedad, en medio de la angustia que produce la incertidumbre sobre el futuro de las familias inmigrantes y el creciente clima de hostilidad contra los grupos minoritarios de la sociedad. Los representantes de agencias y organismo conferenciales presentes compartieron reportes y experiencias de las tareas desarrolladas en relación a los ministerios con inmigrantes y refugiados, tanto en los Estados Unidos como en Europa. Justicia para nuestros Vecinos tiene entre sus recursos material para asesorar a las congregaciones con

familias en proceso de deportación y junto con la Junta general de Iglesia y Sociedad están ofreciendo materiales y adiestramiento para aquellas iglesias que están en disposición de convertirse en santuario para dar asilo a familias inmigrantes en peligro de deportación. La organización de Mujeres Metodistas Unidas (UMW) viene desarrollando una serie de programas y materiales para atender las necesidades y situaciones familiares y sociales que se desprenden de los problemas de la comunidad inmigrantes y refugiados con énfasis en la atención de la niñez. De acuerdo con Marisa Villareal, secretaria Ejecutiva para los Ministerios en Lenguas Diversas “atender la necesidad de los/as niños/ as es atender los problemas de la familia, de la educación, de la salud, etc…”. Por su parte, el caucus hispano-latino MARCHA está solicitando reunirse con el Concilio de Obispos/as y los/ as secretarios/as ejecutivos/as de las agencias metodistas unidas, para expresar la preocupación por la situación que está confrontando la comunidad inmigrante hispano-latina y buscar una estrategia denominacional que promueva una mayor conciencia en la iglesia, al mismo tiempo que se impulse un mayor apoyo a las minorías más vulnerables de la sociedad. El Caucus del Medio oriente compartió el trabajo y acompañamiento que viene haciendo con las iglesias metodistas unidas en Europa, que mantienen minis-terios de atención y apoyo entre los/as refugiados/s llegados/as del medio oriente, especialmente de Siria. Así mismo, se destacó el crecimiento y desarrollo de iglesias cristianas originarias, en países que mantienen cierta hostilidad contra el cristianismo, a través de medios no convencionales y la internet. Este Equipo de Tarea en Inmigración está trabajando para convocar a una estrategia que incorpora autoridades episcopales, agencias, organizaciones de base, conferencia anuales y congregaciones para responder a las posibles situaciones que puedan presentarse en contra de las la comunidad inmigrante y las minorías en el país. El Obispo Julius Trimble hizo referencia al compromiso que tradicionalmente La Iglesia Metodista Unida ha mostrado con la comunidad inmigrante y refugiada y dijo que “desde nuestros orígenes como iglesia hemos sido una comunidad compasiva, hemos alimentado a las personas con hambre; pero ahora tenemos que ser más audaces. Este es el momento de tomar riesgos”. Metodistas unidos/as apoyan madres y menores inmigrantes

El programa “No Están Sólos/as”, auspiciado por la Conferencia Anual de California-Pacífico, está atendiendo 86 menores y están buscando ampliar la capacidad de atención y los servicios de asesoría legal que ofrecen. Foto cortesía de la Conferencia Anual de CaliforniaPacífico.

Lejos de lo que algunos pueda pensar el número de menores cruzando la

frontera sur de Estados Unidos, solos/ as y acompañados/as aumentó en el 2016. De acuerdo con el Departamento de Seguridad Interna de los Estados Unidos este año han sido detenidos cruzando ilegalmente la frontera 408,870 personas, de las cuales 59.692 han sido menores solos/as y 77.674 acompañados/as por familiares, lo que significa un aumento del 23% con respecto al año 2015. Diversas iglesias, organizaciones, religiosas y humanitarias han venido ayudando a estas familias a conseguir apoyo para su permanencia en el país. La Conferencia Anual de California – Pacifico, ha desarrollado un programa para atender a los menores inmigrantes

en el Valle de San Fernando en California, que se denomina “No están Solos/as”, el cual alberga actualmente 86 niños, quienes están siguiendo procesos inmigratorios en las cortes del estado. Este centro tiene como meta, “poder formar un enlace con estos niños y sus familias por medio de las congregaciones de la iglesia metodista, las cuales están equipadas como lugares de hospitalidad y sanidad por medio de nuestra colaboración con organizaciones comunitarias”. En la ciudad de San Antonio, estado Texas, la Iglesia Metodista Unida de Travis Park recibió a cientos de madres y niños/as inmigrantes, provenientes

Obispo Grant Hagiya declara su apoyo a iglesias santuario

de los centros de detención de Karnes y Dilley en el sur de Texas, luego que fueron liberadas/os, aparentemente como consecuencia de la decisión de una jueza en Austin, quien dictaminó que el Departamento de Servicios de Protección a la Familia (DFPS) de Texas no tiene autoridad legal para regular prisiones, como si la tiene para otorgar licencias a centros de cuidado infantil, por lo que los espacios de los centros de detención fueron declarados no aptos para recibir menores. Liana Pott, líder de la iglesia, declaró al canal Univisión que la iglesia se preparó para proveer hospedaje y alimentación a varios cientos de madres con sus hijos/as, mientras otras organizaciones sociales buscan la manera de ayudarles a conectarse con familiares en otras partes del país.

Igrejas prometem se oferecer como santuários aos indocumentados

Iglesias Hispano-latinas del Norte de Illinois se organizan

O pastor Abraham Waya dentro da Igreja Metodista Unida Central em Brockton, Massachusetts, anuncio que a igreja se tornará um santuário de imigrantes. Centenas de casas de culto que representam uma série de crenças em todo o país estão oferecendo santuário para as pessoas que poderiam enfrentar a deportação se Presidente Donald Trump segue em sua promessa de campanha. Foto da greja Metodista Unida Central em Brockton.

El líder episcopal de la Conferencia Anual California-Pacífico, Obispo Grant Hagiya, reafirmó su apoyo a todas las iglesias, ministerios e instituciones que se comprometen a ser santuario seguro para refugiados/ as que buscan asilo, inmigrantes amenazados/as de deportación y ruptura familiar y para todos aquellos/as que son víctimas de los actos cada vez mayores de abuso, intimidación y violencia en territorio estadounidense. Foto de Mike Dubose, UMNS. El liderazgo de la Conferencia California Pacífico de la Iglesia Metodista Unida reafirma firmemente nuestro apoyo inequívoco a todas nuestras iglesias, ministerios e instituciones que se comprometen a ser lugares de refugio y hospitalidad para los refugiados que buscan asilo, los/as inmigrantes/as amenazados/as de deportación y la ruptura de sus familias y de todos aquellos que son víctimas de los actos cada vez mayores de abuso, intimidación y violencia en nuestra tierra. La Iglesia Metodista Unida cree que dar la bienvenida al extranjero entre nosotros/as es un mandato bíblico. En Levítico 19:33-34 las Escrituras declaran: “Cuando un extranjero resida entre vosotros en vuestra tierra, no los maltratéis. El extranjero que reside entre ustedes debe ser tratado como su nativo. Amadlos como a vosotros, porque fuisteis extranjeros en Egipto. Yo soy el Señor, su Dios.” Levítico 19:33-34 (NVI). Los Principios Sociales de la Iglesia Metodista Unida declaran: “Reconocemos, abrazamos y afirmamos a todas las personas, independientemente del país de origen, como miembros de la familia de Dios. Afirmamos el derecho de todas las personas a la igualdad de oportunidades para el empleo, el acceso a la vivienda, el servicio médico, la educación y la no discriminación social. Instamos a la Iglesia ya la sociedad a reconocer los dones, las contribuciones y las luchas de los inmigrantes y a defender la justicia para todos”. La Iglesia Metodista Unida afirmó en la Conferencia General de 2016 la siguiente declaración: “Nos oponemos a las políticas de inmigración que separan a los miembros de la familia entre sí o que incluyen la detención de familias con niños, y llamamos a las iglesias locales a estar en el ministerio con familias inmigrantes”. Estamos trabajando activamente, dentro de la Conferencia Cal-Pac, para crecer, entrenar y equipar nuestra red de Iglesias Santuario, nuestros Centros de Bienvenida para Refugiados “No Están Solos”, nuestras Clínicas de Inmigración, red de congregaciones de bienvenida al inmigrante y nuestro equipo de Ministerios Fronterizos. Estamos comprometidos a fortalecer nuestro trabajo cooperativo con nuestros compañeros interreligiosos y comunitarios, ya que todos nos unimos en un Movimiento Santuario de amplia magnitud. Nosotros, como la Conferencia Anual de California-Pacífico, apoyamos inequívocamente el Santuario para los menos afortunados y más vulnerables entre nosotros, y respaldaremos este apoyo con acciones concretas. O Obispo Grant J. Hagiya

Líderes clérigos/as y laicos/as hispanolatinos/as de la Conferencia Anual del Norte de Illinois, se reunieron para analizar la situación de la comunidad inmigrante y explorar los próximos pasos hacia una estrategia ministerial y de servicio. Foto cortesía de la Revda. Fabiola Meyer-Crandon.

El pasado 10 de diciembre líderes laicos y clérigos de la Conferencia Anual del Norte de Illinois, se reunieron para dar el primer paso ha integrar una estrategia conjunta para responder a las situaciones que están emergiendo y está afectando a la comunidad inmigrante y otras minorías en la sociedad estadounidense. Con la participación de la Obispa Sally Dick y los facilitadores Manuel Padilla (Plan Nacional para el Desarrollo de los Ministerios Hispano/Latinos - NPHLM), el Rev. Giovanny Arroyo (Comisión General de Relaciones Raciales GCORR) y el Rev. Gustavo Vasquez (Comunicaciones Metodistas Unidas – UMCOM), las iglesias presentes compartieron sus inquietudes y visiones sobre el clima de tensión racial y los crecientes ataques contra la comunidad hispano-latina entre otros grupos. La Revda. Fabiola Grandon-Mayer, miembro del equipo organizador de la actividad, expresó que este encuentro es “un buen momento para volver a conectarse con colegas y amigos, y pensar en cómo podemos caminar juntos en esta nueva era”. Por su parte el Rev. Walter Coleman, pastor de dos congregaciones en la ciudad de Chicago, alertó sobre la urgencia y la necesidad de tomar acciones en vista al inicio del nuevo período presencial en enero del 2017. Este intercambio condujo a la creación de un equipo de tarea que vaya explorando los próximos pasos para llegar a acuerdos estratégicos y de acción, para proveer asesoramiento, información y adiestramientos para que las iglesias hispano-latinas puedan servir como espacios de fortalecimiento espiritual, cuidado pastoral y refugio a las personas y familias que estén en situaciones de riesgo. O Rev. Gustavo Vasquez

Centenas de casas de culto estão se oferecendo como santuário para as pessoas que poderiam enfrentar uma deportação se o presidente eleito Donald Trump seguir em sua promessa de campanha de remover milhões de imigrantes que vivem no país ilegalmente. Para algumas igrejas, santuário significa apoio espiritual ou assistência jurídica para combater a deportação. Outros prometem ou já estão estendendo o santuário físico alojando imigrantes. Em Brockton, uma cidade pobre de cerca de 95 mil pessoas ao sul de Boston, quatro igrejas se comprometeram a receber imigrantes temerosos de serem deportados. “Se você precisa de um lugar seguro, uma vez que você entra nas portas deste edifício, você está seguro”, disse o reverendo Abraham Waya, pastor da Igreja Metodista Unida Central, que disse que sua igreja pode abrigar até 100 pessoas. “Vamos recebê-lo e cuidar de você durante o tempo que for preciso.” Durante a campanha, Trump prometeu “encerrar imediatamente” as ações executivas do presidente Barack Obama sobre imigração, incluindo a Ação Diferida para Lançamentos de Infância (DACA) de 2012, que ampliou as licenças de trabalho e o alívio de deportação temporária para mais de 700.000 imigrantes. Em uma entrevista com a revista Time publicada esta semana, Trump adotou um tom mais simpático em relação aos jovens imigrantes, dizendo: “Vamos fazer algo que vai deixar as pessoas felizes e orgulhosas”. Um porta-voz do Serviço de Imigração e Alfândega dos EUA disse que a agência segue uma política de 2011 para evitar entrar em “locais sensíveis”, como escolas, locais de culto e hospitais para tomar ilegalmente a custódia de imigrantes no país. A política diz que as ações de execução podem ser conduzidas nesses locais em casos de terrorismo ou quando há “circunstâncias exigentes”.

Cerca de 450 casas de culto de várias denominações de todo o país ofereceram alguma forma de santuário, incluindo espaço de vida, assistência financeira ou passeios para crianças em idade escolar, disse Alison Harrington, pastor da Southside Presbyterian Church, em Tucson, Arizona. Os imigrantes têm sido temerosos durante décadas, particularmente como as deportações aumentaram durante o governo Obama, disse Harrington, que está envolvido no movimento santuário em escala nacional. Mas a campanha de Trump promete construir um muro ao longo da fronteira mexicana, impedir que os muçulmanos entrem no país e deportar milhões “realmente galvanizou as pessoas”, disse ela.

A Diocese Episcopal de Los Angeles, com mais de 140 congregações, adotou uma resolução pedindo “santa resistência” às propostas de imigração de Trump e declarandose uma “diocese santuária”. Na Filadélfia, uma coalizão de 17 igrejas e duas sinagogas disse ter visto um enorme aumento no número de voluntários para um programa de apoio aos imigrantes quando o ICE invade suas casas. O programa teve 65 voluntários em maio. Nas duas semanas seguintes à vitória de Trump, mais de 1.000 novos voluntários se inscreveram, disse Peter Pedemonti, diretor executivo do New Sanctuary Movement of Philadelphia. “Nós sabemos que estamos em um momento histórico diferente agora e que nossa fé nos obriga a tomar ações cada vez mais ousadas”, disse Harrington. Algumas igrejas já cumpriram suas promessas. Na Filadélfia, um homem de 40 anos do México vive na Igreja Metodista Unida de Arch Street há três semanas. Javier Flores entrou ilegalmente nos Estados Unidos em 1997 e foi deportado e reentrado várias vezes desde então. Depois de ficar preso em um centro de detenção do ICE por mais de um ano, a agência libertou-o por 90 dias para que ele pudesse se preparar para deportação. Ele não queria ser separado de sua esposa e três filhos, então ele procurou refúgio, disse o Rev. Robin Hynicka, pastor sênior. “Para nós, sentimos que é uma obrigação moral manter as famílias unidas”, disse Hynicka. Ingrid Encalada Latorre, uma imigrante do Peru, tomou o santuário na semana passada com seu filho de um ano, Anibal, em uma casa de reuniões Quaker em Denver. Latorre, de 32 anos, esgotou os apelos de uma ordem de deportação e está aguardando uma decisão sobre um apelo final e discricional aos funcionários da imigração em Washington. O Denise Lavoie, AP

A Igreja Metodista Unida Central em Brockton, Massachusetts, pode abrigar até 100 pessoas. “Vamos recebê-lo e cuidar de você durante o tempo que for preciso, “ disse su pastor Rev. Abraham Waya. Foto da greja Metodista Unida Central em Brockton.

DEZEMBRO 2016 3

Para celebrar o Natal de acordo com o calendário cristão

O Ciclo do Natal corresponde a quatro tempos litúrgicos do calendário cristão, a saber: Advento, Natal, Epifania e Batismo do Senhor. Esse ciclo tem início quatro domingos antes do Natal e se estende até o Batismo do Senhor. Foto cortesía Kathleen Barry, UMCOM.

Os 4 grandes ciclos do calendário cristão: o Calendário Litúrgico, ou Ano Litúrgico, não é uma ideia, mas uma pessoa: Jesus Cristo e o Seu mistério realizado no tempo, que hoje a Igreja celebra sacramentalmente como memória, presença e profecia (cf. Dicionário de Liturgia. São Paulo: Paulinas, 1992, p. 58). O Ano Litúrgico se baseia, portanto, na história da salvação, cujo centro irradiador é o mistério pascal e a união em Cristo. Esse evento histórico é celebrado como memorial litúrgico, que atualiza a mensagem da salvação e desafia a comunidade de fé na direção da consumação do Reino de Deus. Ao longo dos séculos, convencionou-se uma estrutura para o Ano Cristão que se organiza em quatro grandes ciclos: Natal, Primeiro Tempo Comum, Páscoa e um Segundo Tempo Comum. Esses ciclos subdividem-se, por sua vez, em tempos específicos. Nesta edição publicaremos apenas o Ciclo do Natal. Ciclo do natal: o Ciclo do Natal corresponde a quatro tempos litúrgicos do calendário cristão, a saber: Advento, Natal, Epifania e Batismo do Senhor. Esse ciclo tem início quatro domingos antes do Natal e se estende até o Batismo do Senhor. A) Advento: o Advento é o tempo que marca o início do calendário litúrgico cristão. Sua origem é documentada a partir do século IV a.C. Semelhante à preparação da Páscoa, expiação de Cristo, o Advento surge como preparação para o nascimento de Jesus, o Natal. Advento, do latim adventus, significa “vinda”, “espera”. Trata-se de uma celebração cujo foco é a expectativa da vinda do Messias, o Cristo prometido. Nesse período, celebrase a espera do Messias e pode ser dividido em duas partes: os dois primeiros domingos enfatizam o Advento Escatológico; o terceiro e o quarto domingos, a Preparação do Natal de Cristo. Dessa forma, o Advento tem a dimensão da expectativa da segunda vinda de Cristo, bem como a expectativa da chegada do Messias que concretiza o Reino, o “já” e o “ainda não”, que significam viver à espera do cumprimento das promessas e renovar a esperança no reino que virá. A espiritualidade do Advento é marcada pela esperança e pelo aguardo do Messias prometido; a fé na concretização da promessa; o amor que se demonstra com a chegada do Messias e a paz por Ele anunciada e plenificada. B) Natal: segundo tempo litúrgico desse ciclo é o Natal. Essa celebração teve sua origem em meados do século IV d.C., entretanto, sua aceitação como festa cristã ocorreu no século VI d.C. O Natal surgiu com a finalidade de afastar os fiéis da festa pagã do natalis solis invictus (“deus sol invencível”) e passou a significar a chegada do Messias, o “sol da justiça” (cf. Ml 4.2), já anunciado e aguardado no Advento. Natal, na acepção da palavra, significa “nascimento”, entretanto, para as/os cristãs/ aos, a partir do século IV d.C., esse significado é ainda mais profundo, pois, com o nascimento de Cristo, celebra-se “o Verbo que se fez carne e habitou entre nós”, o Deus infinitamente rico se faz servo e habita entre os/as despossuídos/as da terra. É esse Verbo que atrai para Si toda a criação, a fim de reintegrá-la ao projeto salvífico de Deus. A espiritualidade desse período enfatiza a humanidade de Cristo e a salvação que n’Ele é absoluta. C) Epifania: terceiro tempo desse ciclo é a Epifania, que surgiu no Oriente como festa da manifestação do Cristo encarnado. Somente a partir do século IV d.C. Passou para o Ocidente, a fim de rememorar a visita dos reis magos ao Messias que havia chegado. Epifania, do grego Thifimeia, significa “manifestação”, “aparição”. Antes de tornar-se um termo utilizado pelos/as cristãos/ãs, significava a chegada de um rei ou imperador. A partir de Cristo, tem a conotação de manifestação do divino ao mundo, que no Antigo Testamento era expressa pelo termo “teofania”. Esse tempo celebra a manifestação de Cristo aos seres humanos no momento em que os reis do Oriente seguiram a estrela em busca daquele que viria a ser o Salvador por excelência. A Epifania é para o Natal o que o Pentecostes é para a Páscoa, isto é, desenvolvimento e permanência do ato de Cristo em favor da humanidade. A espiritualidade desse período é caracterizada pela manifestação e aparição de Cristo ao mundo. É o Cristo prometido que se torna uma realidade na vida de mulheres e homens que procuram a paz, a justiça e o amor. D) Batismo do Senhor: o Batismo do Senhor é celebrado no primeiro domingo após a Epifania e representa o início da missão de Jesus no mundo. Esse tempo é parte da manifestação de Jesus aos seres humanos, por isso, tratase de uma continuidade da Epifania. Diferenciando-se pelo fato de que, na Epifania, é o ser humano (representado pelos magos) que vai a Cristo, ao passo que, no Batismo do Senhor, é Deus (por meio de Jesus Cristo) que vem até o ser humano, a fim de cumprir Sua missão. Por isso, a espiritualidade desse dia é marcada pela missão iniciada por Jesus em prol dos/as menos favorecidos/ as e dos/as injustiçados/as. Com o Batismo do Senhor termina o Ciclo do Natal, dando-se início ao Tempo Comum ou Tempo após Epifania. O Rev. Luiz Carlos Ramos / Rev. Luciano José de Lima (in memorian) / Revda. Suely Xavier dos Santos. Este artigo foi originalmente publicado em Expositor Cristão.


DICIEMBRE 2016 5

4 DICIEMBRE 2016

Dejemos que los/as niños/as ofrenden Cuando una estudiante de la escuela dominical de cuarto grado de la Iglesia Metodista Unida Los Altos se dio cuenta de cuánto dinero necesitaba recaudar su clase para comprar una llama para una familia necesitada, su pasión y creatividad se encendieron. Unida de Bethesda (Maryland), también utiliza un sistema múltiple de promesas financieras para reforzar la mayordomía. Por ejemplo, durante una campaña para levantar fondos para una ampliación al edificio, los jóvenes se comprometieron financieramente y dedicaron tiempo como voluntarios. Haigler dice que cuando los/as niños/as y jóvenes “entienden todo lo que necesita hacer para cuidar a la iglesia, invierten en la salud de la iglesia y empiezan a hacer la conexión entre el dinero recolectado en la iglesia y cómo se convierte en ministerio”. “Mamá, me preocupa que no vamos a recaudar lo suficiente”, dijo Faith Watters. “Voy a vender limonada y obras de arte para asegurarnos de que podamos lograr lo que prometimos”. A través de su arduo trabajo, la niña recaudó $300 para Heifer International y así apoyar en la compra de una llama.

que “los niños aprenden viendo y crecen por medio de la acción.” A medida que los/as niños/as aprenden acerca de la intersección entre la “cabeza y corazón”de la mayordomía y las “manos y pies” de la misión, Halverson sugiere que primero deben aprender a valorar la iglesia.

Mantener el aspecto misional de “generosidad extravagante” relativo a los/as niños/as es vital para nutrir un espíritu de mayordomía y ofrenda, dice Lisa Conway, directora del ministerio de niños en la iglesia de Los Altos, California, quien ha incorporado proyectos locales e internacionales para fomentar la donación.

La Rev. Rosanna Anderson, directora asociada de mayordomía en Discipleship Ministries, dice: “Es importante involucrar a niños y jóvenes con recursos que están diseñados para su edad y etapa de desarrollo en la fe”. Recursos como Earn. Save. Give. (Gana. Ahorra. Da). (Abingdon Press) y el estudio de Adviento Finding Bethlehem in the Midst of Bedlam (Encontrar a Bethlehem en medio de Bedlam) (Abingdon Press) puede ayudar a las familias a “involucrarse más personalmente en una campaña de mayordomía en toda la iglesia”.

“Pedirle a un niño que dé 10 por ciento no significa mucho para él o ella”, dice. “Pero si les decimos que los regalos de sus propios recursos combinados con los regalos de sus compañeros de clase pueden comprar un animal para una familia a través de Heifer International, o proporcionar el desayuno para las familias de nuestra propia comunidad, comienzan a darse cuenta”. En un reciente seminario web patrocinado por Discipleship Ministries, Delia Halverson, educadora cristiana y autora de Deja que los niños den: tiempo, talentos, amor y dinero (Upper Room Books), recordó a los participantes

Como parte de la campaña, se puede pedir a los niños que se unan a sus padres para comprometerse con sus dones, oraciones, presencia, servicio y testimonio. Halverson dice que una tarjeta de compromiso especial diseñada para los/as niños/as les ayuda a comprometerse a cuidar de la iglesia recogiendo basura, diezmando de su mesada semanal, y sirviendo como ujier y acólito. Nick Haigler, ministro de la juventud en la Iglesia Metodista

Dar con un corazón alegre no se limita a colocar ofrendas en las cestas ya que las tarjetas de débito precargadas se vuelven más comunes entre los jóvenes y los adultos que diezman cada vez más a través de donaciones automatizadas. “Nos dimos cuenta de que con la donación electrónica, los niños de hoy pueden perder la señal visual y tangible de las personas que contribuyen a la ofrenda”, explica el Rev. Ken Sloane, secretario general asociado interino de los ministerios de liderazgo. En respuesta, Discipleship Ministries colaboró ​​con United Methodist Communications para crear Tarjetas “I’m a UMC E-Giver!”. Sloane dice: “Ahora las personas sentadas en los bancos que hacen su donación electrónicamente pueden participar en la ofrenda del domingo por la mañana poniendo una tarjeta en el plato de las ofrendas”. Haigler dice que la iglesia de Bethesda fomenta la donación electrónica. “La tecnología es parte de la vida diaria, todo se paga por internet”, dice. “Podemos comprar una hamburguesa de comida rápida de forma automatizada ¿No debería ser así de fácil hacer un regalo a la iglesia?” él sugiere. O La Rev. Melissa Hinnen es pastora de la Iglesia Metodista Unida de Asbury, Croton-on-Hudson, Nueva York. Anteriormente, formó parte del personal de comunicaciones de la Junta General de Ministerios Globales. O Traducción y adaptación: Amanda Bachus

(viene de la Pag. 1)

“La iglesia es la única organización sin fines de lucro en el planeta que no quiere que su líder sepa todo sobre cómo funciona la organización y cómo paga sus cuentas”, escribe Christopher en Whose Offering Plate Is It? (Abingdon Press). En su libro, el autor ofrece un plan para alejar a las congregaciones de esa práctica y escribe: “Asegúrese de que sus líderes entiendan que saber lo que se recibe es una herramienta de diagnóstico espiritual que un pastor debe tener para ser eficaz”. Un pastor que decide no saber, continúa Christopher, “constituye una mala práctica del clero ... Se sabe bien que la forma de ofrendar es uno de los mejores indicadores en cuanto a la condición del alma de una persona. Si una persona no está dando, es más que seguro que Jesucristo no es el Señor de su vida”. ¿Existen razones válidas para elegir no saber? El Rev. David Jones lanzó la pregunta en dos blogs que escribió en 2012 para The Rocket Company (www. therocketcompany.com). Ahora pastorea la Primera Iglesia Metodista Unida en Decatur, Georgia, y le dice a la congregación que, como su pastor espiritual, él tiene la intención de conducirlos “sin temor ni favor”. “Pero”, añadió, “me di cuenta que, al principio de mi ministerio, esa promesa era difícil de mantener cuando revisaba el historial de las personas, y eso influía en la forma de cómo me sentía con algunas personas, especialmente por las que hablaban mucho sobre lo que la iglesia debería estar haciendo, pero daban poco o nada para lograrlo”. En Oakdale Emory UMC en Olney, Maryland,el Rev. Kevin Baker está de acuerdo con Jones, pero maneja las cosas un poco diferente. “Creo que un pastor tiene el derecho de saber”, dijo “¿Acaso sé de ti personalmente o de cualquier otra persona?” No. El problema de saber cuánto da una persona es abrir la posibilidad de tratarlos de manera diferente. Si ellos son donantes mayores, se les da más atención o, si no dan nada, no los tratas bien. Francamente no confío en mí mismo, temo que si yo supiera lo que una persona ha dado, puede que me influya. Baker pide los resultados de las ofrendas con frecuencia. Recientemente, él pidió las cifras ofrendadas de cada uno de los miembros de la junta directiva de la iglesia. “Les pedí que no anotaran los nombres”, dijo. “No quería saber cuánto daba cada persona, sin embargo, quería saber cuánta integridad nuestra junta posee en sus propias ofrendas. No creo que sea correcto pedir a la congregación que haga algo que la junta directiva y el personal no están haciendo”. Hablar acerca del dar En última instancia, la mejor manera de fomentar una cultura de mayor transparencia en torno al ofrendar es hablar más sobre el asunto, señala Ann A. Michel, directora asociada del Centro Lewis y profesora de liderazgo de la iglesia en el Wesley Theological Seminary en Washington, D.C. “Los pastores y otros líderes clave pueden mostrar el camino discutiendo abiertamente cuánto dan y por qué”, dijo Michel en un artículo en www. churchleadership.com. Sin embargo, cuando compartimos testimonios sobre nuestras donaciones, cuando nos animamos más que ofendernos, cuando alguien se entera acerca de nuestra generosidad, enseñamos e inspiramos a otros acerca de la importancia de dar fielmente”. Michel dijo que la “conspiración del silencio” en torno al dinero y el dar en las iglesias locales es contraria a una administración responsable. “El discipulado responsable requiere que seamos mucho más honestos y transparentes en todo lo que tiene que ver con la fe y el dinero”, dijo. “Y ser un poco más abiertos sobre nuestras ofrendas y un poco menos tensos acerca de quién sabe, son buenos pasos en esa dirección”. Frank Robert, director asociado de la Mid-Atlantic United Methodist Foundation (Fundación Metodista Unida del Atlántico Medio), enseña clases de mayordomía en toda la región y dice que esta pregunta surge “todo el tiempo”. La respuesta ha cambiado al pasar de los años. La Fundación Mid-Atlantic ha preparado una academia financiera intensiva de dos años para pastores. Ellos enseñan que los pastores necesitan saber, y deben saber, lo que un miembro da. “Yo, personalmente, creo que el saber es una de las medidas del cristianismo”, dijo Robert. “Si hay cambios en su ofrenda, creo que el pastor necesita saberlo”. Los cambios en el diezmo, dijo, podrían alertar al pastor sobre otros problemas, quizás muy serios, en la vida de una persona. “¿Está fulano o fulana usando drogas, está pasando por un divorcio, perdió su trabajo? y ¿qué es lo que está pasando?” él dijo. “Es un alerta para que el pastor sepa, o, al menos, que se le avise el hecho de que la ofrenda de esa persona cambió.” Robert entiende que la gente no quiere hacer alarde de su donación y eso es algo que Jesús enseñó. Al mismo tiempo, esconder la ofrenda de una persona “sólo entre ellos y Dios” no es muy eficaz. “No tomas tu dinero y simplemente lo arrojas directamente al cielo”, dijo Robert. “No es así, cuando uno da, alguien en la iglesia está contando tu dinero, lo está descontando de tus impuestos”. Robert enfatiza que el dar es una disciplina espiritual; algo que refleja nuestra relación con Dios. En estos tiempos en que el dar a las causas caritativas está aumentando, a un estimado de $373.25 billones de dólares en 2015, según informe de Giving USA (givingusa.org), las donaciones a las organizaciones religiosas se han mantenido sin cambios durante los 10 últimos años. “Tenemos que enseñar a ofrendar a la próxima generación”, dijo Robert. “La generación anterior lo entiende como una práctica espiritual, pero a menos que enseñemos esto a la siguiente generación, lo vamos a perder”. O El Rev. Erik Alsgaard es editor de UMConnection, periódico oficial de la Conferencia de Baltimore-Washington.

LA OFRENDA ELECTRONICA UN TEMA TECNO-TEOLOGICO QUE LEVANTA

Preguntas

Está muy claro que las personas que asisten a la iglesia prefieren donar electrónicamente. Un estudio reciente demostró que el 79 por ciento de fieles de 24 a 34 años de edad prefieren ofrendar electrónicamente y 60 por ciento de todos los asistentes indican la misma preferencia. Los resultados de un estudio realizado por Vanco Payment Solutions están basados en las respuestas de los pastores a una encuesta sobre ofrendas en línea realizada por la oficina de ofrendas conexionales de Comunicaciones Metodistas Unidas (United Methodist Communications) en la primavera pasada. (El Concilio General de Finanzas y Administración aprueba a la compañía Vanco como proveedora de recursos digitales). “Elimine los obstáculos que puedan surgir en el camino y se pueda practicar la generosidad”, escribió el Rev. Matt Lipan en respuesta a la encuesta. “Ha sido una experiencia positiva para nuestra congregación que más y más personas se inscriben para ofrendar por internet. También incentivo a la congregación desde el púlpito”. Lipan pastorea la Iglesia Metodista Gateway United en Indianápolis. El desafío en atender las preferencias de los donantes es tanto tecnológico como teológico. Menos de la cuarta parte de todas las iglesias ofrecen la opción de donar electrónicamente. The Rev. Thad Austin

La mayoría de la gente continúa ofrendando en persona durante la adoración. A medida que más y más iglesias adoptan por la ofrenda electrónica, existe la preocupación de que la gente pierda el propósito de ofrendar como un acto de adoración.

Dar, una adoración conectiva

Es importante no dejar que los medios minimicen la conexión entre ofrendar y adorar, dijo el Rev. Thad Austin, presbítero de la Conferencia de Tennessee y candidato al doctorado en la Escuela Lilly Family School of Philanthropy de la Universidad de Indiana. “El primer acto de ofrenda como parte del culto acontece con Caín y Abel, la primera familia de la Biblia”. Dar durante un servicio de adoración transmite poder, pues expresa un acto espiritual de una manera visual. Dar los recursos a la iglesia bajo su mayordomía permite que los fieles hagan coincidir las palabras con sus acciones mientras cantan sobre el sacrificio de la alabanza. La falta de “conexión emocional que debería existir al poner algo en ese plato de ofrendas” le preocupa al reverendo Dwayne Scoggin, pastor de la Iglesia Metodista Unida de Courtland en Mississippi. “Personalmente no veo que haya daño en ofrendar en forma digital, pero tampoco podemos dejar de dar la ofrenda durante los servicios de adoración”. Las familias que deciden ofrendar por internet, pueden complicar el aprendizaje de los niños y los jóvenes acerca de cómo se debe dar. Cuando los jóvenes ven a sus padres y abuelos poniendo cheques y dinero en efectivo en el plato de la ofrenda, pueden comprender la importancia que su familia pone en la fidelidad financiera. Si no existen disposiciones para algún tipo de ofrenda simbólica --en lugar de dinero-- Austin dijo, “Los niños podrían ver pasar el plato y nunca ver a sus padres poner algo en ella”. Para abordar el dilema de ofrendar en el plato o de ofrendar electrónicamente, Austin dijo que las iglesias primero “deben permitir que la gente dé en su idioma originario”. Eso significa que la iglesia no puede ignorar el

cambio de ofrendar directamente ante hacerlo por transacciones electrónicas; es algo similar al cambio de escribir cheques en lugar de usar dinero en efectivo. “¿Por qué querríamos limitar la capacidad de dar a alguien en un mundo de constante cambio sólo porque nos pueda incomodar que se ofrende de esta manera?” Pregunta el Rev. Russell Corben, pastor de la Iglesia Metodista Unida de West Freedom en Parker, Pensilvania. “Mi experiencia es que las congregaciones que han integrado las opciones de ofrendar

digitalmente han visto subir el nivel de generosidad en las personas que se congregan”. Ofrecer a los congregantes nuevas formas para ofrendar, sea por internet, por mensajes de texto, tablas electrónicas con puntos de venta y quioscos en la iglesia, para nombrar algunos, también proporciona una oportunidad de enseñanza sobre la teología del dar y el dinero en general. Eso puede ser a través de una serie de sermones o incluso un video de enseñanza colocado en la página web de la iglesia que explique cómo funciona

Beth Lodwick (izquierda), asistente financiera y de jóvenes en La Iglesia Metodista Unida Cristo en Mobile, Alabama, demuestra el uso de una tableta “Square” a Angela Tait, miembro de la iglesia. El dispositivo permite a las personas utilizar tarjetas de créditos y débito en la recaudación de fondos y ofrendas para la iglesia, con la cual también se pueden promover las ofrendas en línea.

el nuevo sistema de ofrendas.

Ofrendas en el plato Cuando se trata de colocar una ofrenda en el plato, las iglesias están encontrando soluciones creativas. Los miembros de la Iglesia Metodista Unida de Michelson Memorial en Grayling, Michigan, se registran para ofrendar electrónicamente, cada uno recibe 50 tarjetas que dicen, “Yo di en Internet”. Al final de cada servicio, los ujieres retiran esas tarjetas de los platos y las guardan para ser enviadas nuevamente cuando se envía la caja de sobres de ofrenda a los donantes tradicionales. La Primera Iglesia Metodista Unida de Childersburg en Sylacauga, Alabama, alienta a las personas que ofrendan electrónicamente, así como a aquellos que ofrendan en persona sólo una vez al mes a colocar un dólar en el plato cada semana para ayudarles a participar más plenamente en el culto . Austin sabe de al menos una iglesia que da (guijarros) piedrecillas a los miembros para colocar en los platos metálicos. Esa práctica da a los asistentes algo que poner en el plato y alerta a los sentidos cuando la piedra golpea el metal. La Iglesia Metodista Unida Eureka en Kansas invita a la gente a tomar una tarjeta dorada del estante del banco y colocarla en el plato para indicar que dieron de esta forma. Otras iglesias hacen que la gente simplemente coloque su hoja de asistencia en el plato cuando han ofrendado por internet. “Al no aceptar las formas modernas de ofrendar, en realidad, estamos excluyendo a la gente de poder participar plenamente en la adoración”, dice Austin. “Abrir la puerta a la donación electrónica no significa tener que cerrar la puerta a la participación en la ofrenda durante el culto de adoración. Si planifican cuidadosamente, los líderes de la iglesia pueden eliminar las barreras para ofrendar y aumentar la participación en la adoración. O Rev. Jeremy Steele, Pastor del ministerio juvenil en la Iglesia Metodista de Cristo en Mobile, Alabama. Es autor, orador y bloguero, escribe y contribuye a la sección Technology de la revista The Interpreter y para Interpreter online, www.interpretermagazine.org. O Traducción y adaptación: Amanda Bachus


DICIEMBRE 2016 7

6 DICIEMBRE 2016

“Fundición de Cristo” brinda espacio a la esperanza

La Misión Metodista Unida la Fundición de Cristo ofrece en este tiempo de adviento y navidad, un lugar donde congregarse, aprender más a fondo de la palabra de Dios, a conectarse en comunidad con otras familias y a servir al pueblo de Dios. Foto cortesía de Ministerios Globales. La Misión Metodista Unida Fundición de Cristo, una congregación en el norte de Dallas estado de Tejas, está ubicada estratégicamente en una zona para alcanzar familias

hispano-latinas, por lo que el 90 por ciento de sus miembros son de esta comunidad étnica, mientras el 10 por ciento son familias anglosajonas. La FDC (Fundición de Cristo) busca principalmente conectar con las diferentes familias inmigrantes y no inmigrantes y así poder dar a conocer a Dios mediante su palabra. El pastor de La FDC, Rev. Owen K. Ross, oficia dos celebraciones dominicales a las 10 am (en español) y a las 11:30 a.m. (bilingüe), para servir a las comunidad en ambos idiomas. Sabiendo que la comunidad tiene un notable apego por la cultura y costumbres latinas, la iglesia está abierta a las expresiones culturales que contribuyen a profundizar la interrelación entre los/as congregantes. La proximidad de la navidad es una buena oportunidad para afianzar la unidad y la confraternidad de la comunidad, por lo que la FDC ha desarrollado un programa de actividades para ofrecer un espacio donde el pueblo se encuentre y reciba la buena noticia del evangelio. El tercer Campamento de Adoración (Worship Camp) es una de esas actividades y consiste en un ciclo de clases de música enfocadas en guitarra y piano para toda la comunidad, a partir de los 8 años en adelante, así como clases bíblicas. Los/as participantes aprenderán a interpretar villancicos navideños que

presentaró en la celebración especial de navidad, el 25 de Diciembre. Al terminar cada día sus clases los alumnos tuvieron oportunidad de convivir en las posadas navideñas organizadas en las casas de congregantes, con esto los/as alumnos/as y el resto de la comunidad pudieron vivir la experiencia de salir en marcha pública, cantando villancicos hasta llegar a la posadas (casa) y poder seguir conviviendo compartiendo comidas y oraciones. De esta manera las tradiciones son una herramienta para el discipulado y la evangelización. Además de aprender la ejecución de un instrumento musical, a interpretar villancicos y aprender de la palabra de Dios, la iglesia se da a conocer en la comunidad como un lugar seguro para quienes buscan cuidado y desarrollo espiritual, especialmente para las familias que se sienten amenazadas con los anuncios y acciones contra la comunidad inmigrante, después de las recientes elecciones presidenciales. La FDC ofrece en tiempo de adviento y navidad, un lugar donde congregarse, aprender más a fondo de la palabra de Dios, a conectarse en comunidad con otras familias y a servir al pueblo de Dios, especialmente a los más necesitados y a quienes viven bajo el creciente temor de posibles deportaciones y acciones de discriminación racial. O Antonio Celaya

Líderes religiosos lanzan nuevo Movimiento Santuario en Los Ángeles

Para la mexicana Yesenia Cortés, la idea de regresar a México después de vivir en Estados Unidos por 18 años no está en sus planes. Sin embargo, su estatus de indocumentada la hace vulnerable ante las posibles deportaciones masivas que Donald J. Trump quiere iniciar una vez asuma la presidencia. Pero así como millones de personas en el país están luchando por permanecer aquí, Cortés también se aferra a que su fe la protegerá. “Como hija de Dios, yo sé que mis hijos y yo no vamos a regresar a México”, dijo la mujer de 39 años de edad y madre de dos hijos, uno de ellos, de 21 años, beneficiario de la Acción Diferida (DACA) y un ciudadano americano de 14 años. Para luchar contra la retórica antiinmigrante, Cortés se unió a un grupo de líderes religiosos para anunciar el movimiento evangélico a favor de los inmigrantes y sus familias, en esencia un nuevo Movimiento Santuario. La Coalición de Pastores Latinos de Los Ángeles (COPALA) está formada por más de 40 pastores del condado, provenientes de iglesias de diferentes denominaciones incluyendo pentecostales, bautistas, presbiterianas y asamblea de Dios, entre otras. “Sentimos que ésta es nuestra vocación y muchas de nuestras ovejas tienen temor y sentimos el mandato de Dios que es ayudar”, dijo Carlos Rincón, pastor de la iglesia Centro de Vida Victoriosa, lugar donde se llevó a cabo la conferencia de prensa. “No solamente estamos orando por ustedes y ayunando, pero organizándonos es otra forma de abogar”, añadió. Educar a la comunidad inmigrante es parte importante del proceso. Los inmi-

grantes indocumentados deben conocer sus derechos, explicó Jerry Guardado, organizador con la Coalición de Derechos Humanos pro Inmigrantes (CHIRLA), que es parte del movimiento. Por ejemplo, si la policía detiene a una persona, ésta tiene derecho a permanecer callada. Si agentes de inmigración tocan la puerta de su casa, la persona tiene derecho a no abrir si los agentes no traen una orden judicial firmada por un juez. Y es importante que las familias mantengan un fondo de ahorros en caso de una emergencia. Listos para ofrecer santuario Los presentes pidieron que la comunidad continúe con su vida normal, que envíen a sus hijos a las escuelas y no teman de acudir a la policía cuando sea necesario. Sin embargo, si la amenaza de deportación continúa una vez que el nuevo presidente asuma el cargo, las iglesias de diferentes etnias y cleros se están preparando para afrontar esta realidad. Los pastores dijeron que están dispuestos a convertir sus centros religiosos en lugares santuarios. “Esto debe ser bien planeado y bien organizado porque no es muy fácil tener a familias [en las iglesias] porque no todas las iglesias están acondicionadas, pero estamos dispuestos a llegar hasta eso si es necesario”, dijo Martín García, pastor y activista comunitario. “Se desconoce el precio [monetario] de tener a familias dentro, pero es por eso que la organización es necesaria. Van a haber iglesias que no van a poder tener a personas en sus centros, pero están dispuestas a apoyar de diferente manera”, aseveró. Ante el temor de que se prohíba a los centros religiosos actuar como

lugares santuarios por orden de Trump, la abogada de inmigración Jessica Domínguez dijo que la comunidad no se debe alarmar. “Felizmente, la constitución de los Estados Unidos separa iglesia y estados; leyes federales y estatales. Las iglesias van a poder seguir gozando de los derechos que hasta ahora tienen”, dijo la abogada. Los miembros de COPALA dijeron que en los próximos días realizarán más reuniones para planear foros de educación, información y asistencia a las familias. “Lo que pasa es que éste no es un problema demócrata o republicano, éste es un problema y punto”, dijo Mario Fuentes, organizador de LA Voice, una red de organizaciones interreligiosas en Los Ángeles, en referencia al temor que los inmigrantes sienten desde que Trump fue declarado ganador a la presidencia. “Pero les decimos a los políticos anti inmigrantes que si se meten con uno de nuestros miembros se meten con todos”, añadió Guardado. Esta no es la primera vez que grupos religiosos ofrecen santuario a inmigrantes indocumentados. Entre 2007-2010, Liliana Sánchez de Saldívar se refugió en la Iglesia Unida de Cristo de Simi Valley para evitar la deportación. Elvira Arellano también hizo lo mismo en una iglesia de Illinois, donde estuvo por largo tiempo y se convirtió en la imagen del movimiento santuario a mediados de la década pasada. Al salir del reciento visitar Los Ángeles, la mexicana fue detenida por agentes migratorios que posteriormente la deportaron. O Jacqueline García, Diario La Opinión.

Pastor de la IMU en atentado de Fort Lauradale:

‘En medio del mal, había paz’

El Revdo. John Schlicher estaba en el suelo orando, pensando que él y su familia morirían a manos de un pistolero que mató a cinco personas a su alrededor en el aeropuerto de Fort Lauderdale, Florida. “Incluso en medio del mal, había paz - una paz que sólo puedo atribuir a Dios”, dijo con voz temblorosa el pastor metodista unido. “Sólo por la gracia de Dios es que todavía estoy aquí. Michelle todavía está aquí y Jane sigue aquí. Estamos tan agradecidos pero con el corazón destrozado”. Rev. John Schlicher pastor de la IMU San Andrés en Beavercreek . El pastor de la Iglesia Metodista Unida St. Andrew en Beavercreek, Ohio, había volado a Fort Lauderdale el 6 de enero con su esposa, Michelle, y su suegra, Jane. Los tres se encaminaban hacia un crucero. El Revdo. Schlicher dijo a la Conferencia de Ohio Oeste que su familia estaba en el área de reclamo de equipaje en el Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale-Hollywood cuando escuchó un disparo y escuchó a la gente gritar: “¡Abajo, Abajo!” Schlicher cayó al suelo y llamó al 911. Separado de su familia, comenzó a orar. “Pensamos que íbamos a morir”, dijo. El Revdo. Schlicher vio al pistolero disparar sobre la gente que lo rodeaba y lo observo cuando volvió a cargar el arma. Cuando cesaron los disparos, hubo seis heridos y cinco muertos. El hombre armado fue identificado como Esteban Santiago de 26 años de Anchorage, Alaska, quien sirvió en la guerra de Irak con la Guardia Nacional, pero fue degradado y despedido el año pasado por desempeño insatisfactorio. La esposa del Revdo. Schlicher, Michelle, envolvió el suéter de su madre alrededor de la cabeza de un herido mientras los supervivientes trataban de ayudar a los heridos. “Queríamos revisar que la gente que nos rodeaba estuvieran bien, pero se habían ido”, dijo el Revdo. Schlicher. El obispo Gregory Palmer habló con el Revdo. Schlicher a las 7:30 p.m. el 6 de enero, mientras la familia todavía estaba en el aeropuerto con otros pasajeros, y dio su agradecimiento por las acciones del pastor en medio de la tragedia. “Lamentamos la pérdida de vidas en el tiroteo en el aeropuerto de Fort Lauderdale y nuestros corazones se dirigen a todos aquellos/as que han sido heridos/as y traumatizados/as físicamente, espiritualmente y emocionalmente”, dijo. “Aplaudimos la presencia pastoral del Revdo. Schlicher y su familia que frente a la crisis se extendieron para ayudar a otros/as”. En lo que el Revdo. Schlicher y su familia comienzan el proceso de sanación, ellos/as pide oraciones por todos/as los/as afectados/as en esta tragedia. Pasajeros afuera en la pista en el Aeropuerto Internacional de Fort LauderdaleHollywood después de que un tirador abrió fuego dentro de un terminal, matando a varias personas e hiriendo a otros antes de ser detenido el viernes 6 de enero de 2017 en Fort Lauderdale, Florida. Foto de Lynne Sladky, AP.

Una carta abierta del Equipo Obispas metodistas se pronuncian en procesos judiciales sobre ordenación de Justicia y Reconciliación ¿Cuál es el papel de las juntas conferénciales de ministerio ordenado para determinar si los/as candidatos/as al ministerio cumplen con los estándares metodistas unidos relacionados con la homosexualidad y el matrimonio?

Middleton dijo, “si una persona que está siendo evaluada es conocida, por evidencia intrínseca o por autodeclaracion, como homosexual practicante, no pueden ser comisionados/as u ordenados/as bajo las reglas de la Disciplina”.

Dos obispas dictaminaron sobre cuestiones de derechos eclesiásticos derivados de esa cuestión, cumpliendo con la fecha límite del 31 de diciembre establecida por el Concilio Judicial, tribunal superior de la denominación.

Las decisiones de las obispas son el desarrollo más reciente en el debate de la denominación, y sus decisiones no son la palabra final.

Específicamente, el tribunal de la iglesia requirió a la obispa Sally Dyck, quien dirige la Conferencia de Illinois Norte, y la obispa jubilada Jane Allen Middleton, que acaba de terminar su liderazgo en la Conferencia de Nueva York, para responder a dos preguntas: ¿Se requiere que las juntas de ministerio ordenado determinen si un/a candidato/a es un/a “homosexual autodeclarado/a y practicante”? ¿Pueden las juntas legalmente recomendar a los/as candidatos/ as que ellos/as creen que están violando los estándares denominacionales de celibato en la soltería o fidelidad en el matrimonio entre un hombre y una mujer? En cada uno de sus casos, ambas obispas se opusieron a las palabras “averiguar” y “creer”. “Los/as miembros de la Junta de Ministerio Ordenado no están obligados/as a iniciar afirmativamente una investigación para determinar la sexualidad de los/ as candidatos/as para el ministerio, ni pueden basar sus votos en creencias subjetivas y opiniones no basadas en ​​ hechos sobre los/ as candidatos/as”, escribió Middleton en una decisión enviada al Concilio Judicial el 20 de diciembre.

El Concilio Judicial revisará todas las sentencias de ley de las obispas cuando la corte se reúna en abril. Homosexualidad y ordenación El Libro de la Disciplina, el cual es el documento gobernante de La Iglesia Metodista Unida, declara que todos/as los/as individuos/ as son de valor sagrado, pero que la práctica de la homosexualidad “es incompatible con la enseñanza cristiana”. La denominación prohíbe la ordenación de clérigos homo-sexuales que son “practicantes autodeclarados/as” y define que el matrimonio es entre un hombre y una mujer. También requiere que el clero practique la fidelidad en el matrimonio y el celibato en la soltería. Bajo La Disciplina, las juntas de ministerio ordenado examinan a los/as candidatos/as del clero para ver si se van a dedicar “a los altos ideales de la vida cristiana”.

Conferencias de Illinois Norte y Nueva York En las conferencias anuales de Illinois Norte y Nueva York en junio, tanto Dyck como Middleton se enfrentaron a preguntas sobre leyes de la iglesia relacionadas con las declaraciones de sus respectivas juntas. Al menos otras cuatro juntas de ministerio ordenado en los Estados Unidos han anunciado que tampoco tomarán en cuenta la orientación sexual o la identidad de género de los/as candidatos/ as. En la Conferencia del Illinois Norte, la sesión clerical derrotó una moción que habría dirigido a la Junta de Ministerio Ordenado a “mantener el estándar mínimo para el ministerio licenciado o ordenado” del celibato en soltería o fidelidad en el matrimonio heterosexual.

Por su parte, Middleton escribió que sería “impropio” que un/a obispo/a tomara una decisión relacionada con la autoridad “reservada a otras organizaciones, órganos y divisiones en la Constitución”. En octubre, el Concilio Judicial revocó ambas decisiones y dijo que las obispas debían abordar preguntas apropiadas sobre las leyes”.

La responsabilidad y autoridad de la junta es “estar satisfecha en cuanto a los ideales más altos” de los/as candidatos/as mientras examinan y disciernen su preparación y aptitud para el ministerio”, escribió Dyck.

En diciembre, Dyck descartó la declaración de su junta directiva de la conferencia. En su orden,

Las juntas de las conferencias evalúan las respuestas de los/as candidatos/as a los exámenes y recomiendan a los/as que satisfagan sus requerimientos a la sesión anual de clero en sus conferencias anuales. La sesión de pastores/as entonces vota si los/ as candidatos/as cumplen con las normas para el estatus provisional o la ordenación.

Después de la derrota de la moción, Dyck dictaminó que las preguntas subsecuentes de la ley eran “discretas e hipotéticas”.

Del mismo modo, Dyck escribió en una decisión publicada el 31 de diciembre: “Creer algo no significa necesariamente que uno sepa con certeza. Si alguien en la Mesa Directiva de la Junta de Ministerio Ordenado o en la sesión de clero cree que saben algo sobre un/a candidato/a, esto es rumor a menos que el/la candidato/a ofrezca la información”.

Las sentencias siguen los anuncios públicos del año pasado de las juntas de ministerio ordenado de las conferencias de Nueva York y de Illinois Norte, que no considerarían la orientación sexual y la identidad de género en el proceso de candidatura al ministerio. Ambas conferencias durante mucho tiempo han defendido poner fin a las restricciones de la denominación relacionadas con los individuos LGBTQ.

Con este fin, los/as candidatos/ as a la ordenación deben acep-tar “ejercer un autocontrol responsable por hábitos personales conducentes a la salud física, desarrollo intelectual intencional, fidelidad en el matrimonio y celibato en la soltería, integridad en todas las relaciones personales, responsabilidad social, crecimiento en gracia, conocimiento y el amor de Dios”.

La Conferencia de Nueva York en junio también aprobó cuatro candidatos/as al ministerio abiertamente homosexuales. Middleton no abordó estos casos específicos. Bajo La Disciplina, es un deli-to imponible ser pastor/a homo-sexual “autodeclarado/a y prac-ticante”. Hay un proceso de quejas, separado del proceso de ordenación, para trabajar los deli-tos imputables.

Las obispas Sally Dyck (Illinois Norte) y Jane Allen Middleton (Nueva York). Foto cortesía del Concilio de Obispos/as.

Dyck señaló que en el año 2016 en la Conferencia de Illinois Norte “no hubieron informes de candidatos/as que por su propia autodeclaración (o de otra manera) no cumplen con el Libro de Disciplina”. O Heather Hahn/ Michelle Maldonado

Una carta a los/as cristianos/as metodistas unidos/as en el oeste de Carolina del Norte Queridas hermanas y hermanos en Cristo, Como cristianos/as somos llamados/as por nuestro Señor a cumplir con el deber a nuestro país, como obedecer leyes justas, pagar impuestos y votar. Por desgracia, en el proceso de las elecciones, fuimos arrastrados por la incesante campaña y pusimos nuestras esperanzas en los/as candidatos/as de los partidos que mejor parecían representar nuestros puntos de vista. En la medida en que pusimos nuestra esperanza en los/as candidatos/as hemos pecado, nuestra esperanza sólo es legítima en el Señor. Tenemos que arrepentirnos. El miedo ha estado aumentando. El miedo es la emoción que sentimos cuando percibimos, ya sea real o imaginado, que nos están quitando algo. La respuesta natural al miedo es la ira hacia la cosa o personas que creemos amenazan con quitarnos algo. Hemos estado inundados/as de ira. Tradicionalmente y actualmente gran parte de esa ira se está enfocando al extranjero. Muchos/as de nuestros/as antepasados/as ​​cuando llegaron a esta tierra fueron el foco de la ira de aquellos/as que los precedieron aquí, con la excepción de los/ as esclavos/as tomados/as de su tierra y enviados/as aquí contra su voluntad. Se les acusó de quitarles los empleos y la prosperidad a los/as “verdaderos/as estadounidenses”. Una vez más nos sentimos tentados a hacer lo mismo. Tenemos que arrepentirnos si hemos caído en este pecado. ¿Cuál es la verdadera razón por la que tenemos miedo y enojo? Verdaderamente es porque no hemos confiado en Dios. Tenemos que arrepentirnos y confiar en Dios, no en los partidos Demócrata, Republicano, u otros. La Escritura muestra que Dios elimina bendiciones cuando el pueblo de Dios no cuida: extranjeros/as, viudos/as, huérfanos/as, pobres y otro/as que están en necesidad. Tenemos que arrepentirnos de nuestro egoísmo. Volvamos a comprometernos a ayudar a los/as necesitados/as. El maltrato de las personas de color a través de la institución de la esclavitud ha sido uno de los mayores pecados que manchan nuestra conciencia nacional. Se han hecho grandes avances en la prohibición de las prácticas discriminatorias raciales. Gracias a Dios por los/as que han luchado por estos cambios. Sin embargo, la sospecha hacia otras personas y las actitudes raciales permanecen y son experimentadas diariamente por nuestro pueblo negro, marrón y hermanas y hermanos de otras minorías. Busquemos en nuestros corazones y pidamos a Dios que elimine los prejuicios restantes. Esto no es teórico; Es muy personal y real. Muchos/as de nosotros/as tenemos historias personales y otras historias han sido compartidas por nuestros vecinos y parroquianos. Aquí hay dos de las muchas historias: En las últimas semanas, dos niñas de escuela primaria que asisten a una Iglesia Metodista Unida regresaron a casa de la escuela y su abuela se sorprendió cuando las chicas le dijeron lo asustadas que estaban porque en la escuela ese día sus compañeros les dijeron que serían deportadas. No debería hacer ninguna diferencia porque estas chicas, sus padres y abuelos son todos ciudadanos de los EEUU. En otro incidente reciente, uno de nuestros clérigos metodistas unidos recibió un mensaje de texto altamente ofensivo, donde el remitente envió insultos despectivos y la llamó una “nigga”. Somos llamados/as a ser reconciliadores por medio de Cristo. Hagamos el esfuerzo en la iglesia, el trabajo, la escuela y en el vecindario de entrar en comunidad uno con el otro. A medida que se desarrollan las amistades, hagamos un espacio seguro para escuchar las historias de los demás. Seamos humildes cuando nuestra conciencia está agrietada, debemos arrepentirnos y pedir perdón cuando reconocemos que hemos ofendido a alguien que fue hecho/a a imagen de Dios. Que todas las Iglesias Metodistas Unidas se conviertan en lugares seguros donde toda la gente, ya sean, negros, marrones, blancos, nacidos en Estados Unidos, extranjeros, ciudadanos, residentes, indocumentados, gays, heterosexual o pobres, ricos, se sientan seguros/as y aceptados/as. Nuestra ciudadanía está en el cielo. Esa es la lealtad que estamos llamados a defender. Que nuestra lealtad no sea roja, azul o verde, aunque pueden ser nuestras preferencias de voto. Mientras estamos aquí, trabajemos por leyes buenas y justas, un trato justo y la dignidad de todas las personas. Ayudemos a los/as necesitados/ as y oremos para que el Reino de Cristo venga a la tierra. Pero cuando llegue el fin, abandonaremos este mundo con la confianza de llegar al reino de nuestra verdadera ciudadanía. En el Amor de Cristo, En nombre de toda la WNCC-Equipo de Justicia y Reconciliación Timothy Webster Susan Suarez-Webster Ministerios Hispanos / Latinos-WNCC Pamela Shoffner, Presidenta interino WNCC - Equipo de Justicia y Reconciliación


8 DICIEMBRE 2016

WEB METODISTA UNIDA PARA DENUNCIAR ATAQUES RACIALES El caucus hispano/latino (MARCHA) de La Iglesia Metodista Unida (IMU), a puesto al servicio público una página web para reportar incidentes y ataques de orden racial. En respuesta al incremento de las denuncias de ataques motivados por odio racial, después de las elecciones presidenciales, Metodistas Unidos/as Representando la Causa Hispano Americana (MARCHA) busca ofrecer a las víctimas de estas acciones, apoyo y seguimiento a los reportes encausándolos y denunciando públicamente la necesidad de justicia sobre cada caso. En un comunicado oficial, MARCHA ha solicitado al pueblo metodista unido, sus iglesias, autoridades clericales y agencias, a que se avoquen a contrarrestar las expresiones de odio, a promover la unidad y a denunciar la injusticia y cualquier ataque discriminatorio. PARA DENUNCIAR INCIDENTES Y ATAQUES ABRA EL SIGUIENTE ENLACE: http://www.marchaumc.org/comunique-un-incidente/

Búsca Mural Metodista en Facebook y comparte las actividades y programas de tu iglesia con el pueblo metodista en todas partes del mundo.

December 2016, Year 1, Númber 6 EL INTÉRPRETE is published monthly by United Methodist Communications: 810 12th Avenue South, Nashville TN 37203. Application to Mail at Periodicals Postage Prices is Pending at Nashville TN. POSTMASTER: Send address changes to El Intérprete, 810 12th Avenue South, Nashville TN 37203-4704.

EL INTÉRPRETE es una publicación mensual, en español y portugués, de Comunicaciones Metodistas Unidas: 810, 12th Avenue South, Nashville, TN 37203. P.O. Box. Para surcribirse a nuestras publicaciones digitales puede hacerlo a traves de: hispanic.umc.org o por el correo: IMU_Hispana-Latina@umcom.org Director: Rev. Gustavo Vasquez, gvasquez@umcom.org , Tlf.: (615) 742-5111 Directora Asoc.: Michelle Maldonado: mmaldonado@umcom.org, Tlf.: (615) 742-5775

El interprete 2016 diciembre  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you