Issuu on Google+


Síguenos en Twitter: www.twitter.com/ ultratumbajh Y en Facebook: www.facebook.com/ ultratumbajh

!"#$%"&' Llegó el verano y con él estrenamos nuevo logotipo y nueva regularidad de la revista. A partir de ahora Ultratumba dejará de ser mensual y pasa a ser bimestral. Es una decisión tomada para darle más calidad a Ultratumba y cuidar mejor los contenidos. El resultado lo veis en este número veinticinco, yo creo que el que más contenidos tiene de todos lo que han salido hasta ahora. Quiero que Ultratumba se especialice más en lo que hace y se involucre en los actos, yengo a los más interesantes para ofreceros reportajes con fotos y que todos lo podáis ver. Se intentará también cuidar más la parte literaria, añadiendo más reseñas y entrevistas a escritores. Este mes de junio se acaba el plazo para entregar los relatos del tercer premio de la revista. Aún no he leído ninguna obra, porque quiero hacerlo a la vez que el jurado y entre todos decidir cuáles son los mejores, pero estoy convencido de que el nivel no va a bajar y Un Halloween De Untratumba III estará a la altura de sus predecesores. Nos espera un verano leyendo relatos sobre asesinos en serie y disfrutando con toda seguridad de ellos. Aprovecho para daros las gracias una vez más por estar ahí y por ayudarnos a crecer número a número. Recordad que sin vosotros Ultratumba no es nada. Javier Herce (junio 2013).


+'#%&#+,-& !./0123.4/5.46.

()!"* Libros – 04

Nº 25 2013

Libros – Nuria C Botey – 06 Mind Driller – 12

Director y editor: Javier Herce Jefes de redacción: Wiccans NaT Jacq The Rimmel Colaboradores: Magda Robles Tony Jiménez Germán Piqueras Weiße Mörderpuppe Andrex El Drugo Sir Jack Winchester Javier Martos Javier Fernandez Bilbao Guillermo Gala Arias Sonia M Corral Linnoska

Relato – Javier Fernández Bilbao – 22 Fotografía – Annie Horror – 26 Entrevista – The Fright – 38 Relato – Guillermo Gala Arias – 42 Magda Robles – 46 Láudano – 50 Cómic – La cosa del pantano – 58 Relato – La Vixen Fatale – 60 Los terrores de NaT – 62 Serenity, Visions of Atlantis, Souldrinker – 64 Vhalt Night – 66

La dirección de esta revista no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores ni de los textos y fotos que ellos han aportado.

Relato – Germán Piqueras – 68 Entrevista – Javier Quevedo Puchal – 70 22° Wave Gotik Treffen – 74 Cine – Jóvenes Ocultos – 76

Todos los derechos de los textos y fotografías que aparecen en estas revistas pertenecen exclusivamente a sus autores.

Fotografía – Linnoska – 80 La noche más punk – 94 Cine – The Broken – 102 IX Amphi Festival – 106

revistaultratumba@gmail.com

Música – Freedom Call - 108


'"-%$7 '&//*89+'& 7:.;<.=/>3=? Ahora que la CBS va a estrenar la serie basada en la novela de Stephen King, es un buen momento para reseñar la novela, aunque haya sido editada hace ya unos dos años y pico. ¿Quién nos iba a decir que el tercer libro más extenso de Stephen King –1074 páginas, tras Apocalipsis (1153) e It (1138)– sería la revisión de una novela que llevaba más de treinta años escrita? ¿Quién hubiera pensado que ese titánico borrador llamado The Cannibals iba a terminar convirtiéndose en uno de los mejores libros de King de los últimos años? Hace pocas semanas terminaba de leer El almacén de Bentley Little, centrado en un pueblo de Arizona llamado Juniper, y pasaba la última página del libro con la satisfacción de haberme sumergido en una muy buena historia junto a los habitantes de esa localidad; no obstante, ellos habían pasado por su particular infierno. Dejé el libro en la estantería mientras me preguntaba cuándo volvería a encontrarme con una historia que tuviera como protagonista un pueblo de pequeñas dimensiones y una densidad de población reducida. En pocas palabras, echaba de menos Derry (It), Castle Rock (La tienda), e incluso Little Tall (La tormenta del siglo). Fue una grata sorpresa que la nueva novela de King, que saldrá publicada en castellano en pocos meses, se centrara en Chester’s Mill, una localidad de Maine con dos mil habitantes y que, además, estaba aislada del mundo mediante una Cúpula invisible cuya procedencia era desconocida. Si bien es cierto que la ambientación de Apocalipsis está más conseguida y que los personajes de It quizá sean, desde luego, más entrañables, el conjunto orquestal plasmado en Under the dome es más resuelto, más asequible, más cotidiano. Los personajes pecan, salvo un par de excepciones, de un cierto deje de maniqueísmo. Hecho que, sin embargo, no perjudica a la narración: a los muy malos se les odia de verdad, a los muy buenos se les llega a

querer como a alguien de la familia. James Rennie, detestable. Desde la primera página el lector desea ese infarto que asoma en cada esquina. A Dale Barbara y Rusty Everett se les aprecia, se les ama, se les pretende ayudar para conferirles un digno final_ y que sobrevivan, por supuesto. Junior Rennie, versión malvada de las dolencias del Johnny Smith de La zona muerta, se erige como uno de los grandes malos de la novela: reprochable siempre, lastimoso a veces. Personajes afectivos, sorprendentes y cercanos: Ollie Dinsmore y sus patatas, el soldado Ames, el pequeño Aidan Appleton, el conocidísimo Joe «el espantapájaros». En definitiva, un elenco protagonista amplio y convenientemente racionado. Roles con participación y resolución inesperadas. Reacciones verosímiles y armoniosas. El ritmo de la novela te sacude a veces para dejarte descansar entre plantas durante escasos minutos. Cuando parece que la historia invita a abandonar la lectura, King se dispara y se apresura a desbaratarnos la trama. Pasajes que recuerdan a

+@:41:ABC1/DE

Casa Negra, con esa semejanza a una cámara melódica flotando entre personajes y edificios. Capítulos en tiempo verbal presente, prácticamente geniales. Párrafos veloces, primitivos. El desenlace del Día de las Visitas: funesto, a la vez implacable, para contener alguna que otra lágrima, lleno de grandeza y cataclismo. El clímax, como digo, enorme, a la altura de las circunstancias. El destino de ciertos personajes: desgarrador. Se les echará de menos, seguro. Pero no todos serán vítores. Algún pero sí que hay. Dale Barbara: demasiado tiempo a la sombra. La aparición final del viejo y oxigenado Sam: deus ex machina, al menos en parte, aunque se le viera venir desde muchas páginas anteriores. La explicación de la procedencia de la Cúpula: para algunos no será creíble. La resolución del problema: cogido con pinzas. Pinzas, en su máxima expresión. En pocas palabras: King roza el sobresaliente una vez más con sus historias. Javier Martos.


'"-%$7 7#"''//'$F %7 @.=1/!G4HB1= Damas, caballeros, bienvenidos de nuevo a mi sección dedicada a reseñar libros curiosos, raros, extraños, demenciales o como quieran llamarlos. Es verdad que no siempre lo son o al menos, en algunos casos solo son curiosos, como es el caso del anterior libro reseñado en mi sección, “El país de octubre”, pero en otras ocasiones, esta misma, lo de demencial viene que ni pintado. Recuerden, me llamo Robert Christie y siempre he estado obsesionado con el misterio y el terror. Hoy les traigo una muestra de lo que denomino “oscuridad cotidiana”, quizá el terror más intenso por ser el más real y por tanto el que produce más desasosiego. Siempre se ha hablado de la inquietud que producen las muñecas de porcelana pero en muy pocas ocasiones se ha hecho referencia a las muñecas de tamaño real y cuando se hace, en la mayoría de los casos se trata desde un punto de vista cómico. Pero de la realidad más cruda se habla en “Still Lovers” de Elena Dorfman, un libro dedicado a plasmar fotográficamente las vidas de aquellas personas que viven con muñecas. Ya habíamos visto películas como “Tamaño natural” o “No es bueno que el hombre esté solo” pero ya sabemos que la realidad supera la ficción y este libro es buena muestra de ello. Quizá se echa en falta mayor información: testimonios, entrevistas (no solo a los propietarios de las muñecas sino también a los fabricantes), reflexiones sobre soledad...

Aunque justo es decirlo, en Youtube se puede encontrar un documental en el que salen algunos de los protagonistas del libro. También se echa en falta una mayor diversidad en cuanto a las muñecas reflejadas. Son todas “real dolls”, es decir muñecas muy realistas y caras, que tienen por objeto asemejarse lo máximo posible a un ser humano. Quizá por ese carácter uniforme el libro peca de frialdad. Se echa de menos más variedad: no solo “real dolls” sino maniquíes o muñecas de cualquier otra clase_ A pesar de esos defectos es

+@:41:ABC1/DI

un libro curioso y fascinante, ilustrativo no solo de la soledad sino de filias como la agalmatofilia que consiste en “Necesidad irrefrenable de mantener relaciones sexuales con estatuas, bustos, muñecas, maniquíes y otras simulaciones del ser humano.” Esto conllevaría por otro lado la cosificación, es decir, convertir a las personas en cosas. Si le interesan las muñecas, la oscuridad cotidiana o los aspectos más sórdidos de la soledad, éste es su libro. Sir Jack Winchester.


'"-%$7 % 7 J&K )#% F"7#&

)+%"&//*//-$# L FGMG:4GM/NAM:3H36O3M/B3

Nuria C Botey es una de las escritoras más interesantes que tenemos ahora mismo en este país, y lo único que se le puede echar en cara como tal es que no publique más de lo que lo hace. Comprendo que no tenga más tiempo, como madre que es de un niño pequeño, pero no nos debe de castigar dejando pasar tanto tiempo entre libro y libro. Ultratumba tuvo el lujo de contar con ella para su número dos, cuando aún éramos unos bebés, colaborando con un relato titulado Bajo control, en el que nos narraba un recibimiento de amor_ mortal. Después de publicar dos novelas bajo el pseudónimo de Pablo Castro, en Odisea Editorial, y participar en varias antologías de relatos, tiene como novedad ahora mismo Vosotros justificáis mi existencia, una colección de relatos de terror que cubre toda una etapa, desde mil novecientos noventa y tres, hasta el dos mil doce. Publicada en la editorial Saco De huesos, en esta colección encontramos a la verdadera Nuria, una mujer que tiene mucho que contar, y además lo hace bien. A lo largo de las historias no se consigue apreciar cuál ha sido escrita hace veinte años y cuál la hizo el año pasado. Normalmente un escritor suele cambiar mucho su estilo y madurez a medida que pasa el tiempo, pero que en ella no se note solo hace ver que siempre ha sido poseedora de esa madurez literaria que le hace ser una escritora a tener muy en cuenta. Relatos de misterio, de terror, de ciencia ficción_ Hay una gran variedad de temas, todos ellos con un halo oscuro que te atrapa desde la primera palabra. Así encontramos una historia con una supuesta casa encantada, o un hombre encerrado a lo Cube, animales fantásticos, una historia sobrenatural del siglo XIX_ Hay dónde elegir. Yo destacaría de entre todos primero Dancing with an angel, por estar escrito de una forma en la que simplemente no puedes parar de leer. Consigue que te metas en la mente del adolescente venido de la época

victoriana hasta los días de hoy y cómo un abogado intenta comprenderle. Segundo destacaría también el primero de todos, Nunca beses a un extraño, porque me recordó mucho al espíritu que transmite la película Los Goonies, y como esa película forma parte de toda una generación, la mía, hizo que el relato me lo tragara en unos pocos minutos sintiendo lástima por el patito feo que lo protagoniza. En definitiva, Vosotros justificáis mi existencia, la que hasta ahora es la última obra de Nuria C Botey, se convierte en una antología imprescindible ahora mismo. Con motivo de este conjunto de relatos he querido charlar con Nuria y ahondar un poco más en cómo piensa y de dónde saca esa magia a la hora de escribir. JAVIER HERCE: ¿Por qué han tenido que pasar 4 años hasta ver tu nueva obra publicada? NURIA C BOTEY: Pues mira, por un motivo muy sencillo: en 2008 fui mamá de un niño maravilloso, afectado por una discapacidad severa... Y como Susana Vallejo (una gran autora de novela negra, de fantasía, de juvenil y de lo que le echen) resumió maravillosamente en Twitter “Los escritores escriben. Las escritoras escribimos cuando todo lo demás nos deja un rato libre”. JH: ¿Qué te ha hecho decidirte por un libro de relatos en vez de por una novela? NCB Debo reconocer que la idea de publicar una antología de relatos no fue mía. Un día, charlando con mi profesora de Literatura del colegio (sí, sí, lo has leído bien: del colegio. Hoy en día ella está jubilada y yo doy clase en la Universidad, pero eso no es motivo suficiente para perder una gran amistad, ¿verdad?) me sugirió reunir en un solo libro todos los cuentos que he ido publicando desde que gané mi primer certámen de relatos, a principios de los años noventa... Y yo pensé que incluso se podían incluir algunos que tenía archivados en la carpeta de los textos inéditos. Lo cierto es que en estos úl-

+@:41:ABC1/DP


timos diez años he publicado en múltiples antologías nacionales e internacionales, ha ganado o quedado finalista en varios premios y he escrito otras historias por el mero placer de hacerlo. ¿Por qué no darles un techo a todos juntos? JH: ¿De dónde has sacado las ideas y la inspiración para Vosotros justificáis mi existencia? NCB: ¡Uf, es imposible responder a eso! Ten en cuenta que “Una auténtica pena”, el cuento más antiguo de la antología, data de 1993, pero el más reciente, “La evolución de las especies”, es de 2012. En general, me suelo inspirar en detalles pequeños: una noticia en la columna lateral de la sección de sucesos del periódico, una conversación oída de pasada en la parada del autobús, dos estrofas de una canción, una imagen poderosa... La vida está llena de ideas sugerentes; sólo hay que abrir bien los ojos y echarle imaginación. JH: ¿Qué te llevó a empezar tu carrera literaria bajo pseudónimo masculino publicando dos libros de temática homosexual? NCB: Supongo que molaría contar una historia rocambolesca para explicarlo, pero me temo que lo que escribo no es más que una evolución lógica de mi vida. Ten en cuenta que yo nací en el 77, así que la famosa “movida madrileña” me pilló siendo una niña que oía hablar en televisión del cambio de sexo de Bibiana Fernández sin entender demasiado el tema, pero segura de estar escuchando algo importante. Llegaba a comprender que las monjas del colegio dijeran que estaba mal hacer daño al prójimo porque había que amarse los unos a los otros, pero luego insistían en que los chicos tenían que comportarse de una manera y las chicas de otra, o que era pecado que dos hombres se quisieran... Sin embargo, yo veía a Boy George cantando Do you really want to heart me? en un vídeo musical o leía a Lorca, a Cernuda, a Wilde y me chirriaban todas aquellas afirmaciones categóricas. En fin, que buscando entender dónde estaba el problema, acabé por descubrir que no sólo no había ningún problema, sino que una parte de la humanidad había sido sistemáticamente ridiculizada, oprimida y ninguneada por el mero hecho de querer de una forma distinta a la del

resto. ¿Cómo no iba a marcar esa búsqueda mi producción literaria? Hay historias que piden ser contadas con una voz, con unos personajes. Mi primera novela está basada en una anécdota que cuenta Truman Capote en “Plegarias atendidas”. ¿Qué sentido tenía inventar una relación heterosexual para escribirla, cuando está basada en una historia de amor entre dos hombres? Obviamente, luego está el tema del seudónimo. ¿Por qué Pablo Castro y no Nuria C. Botey? Pues mira, igual que no se deja entrar a las chicas en los cuartos oscuros de los bares de ambiente. ¿Qué pinta una mujer (que no sea Annie Proulx, la autora de “Brokeback Mountain”, un nombre ya consagrado) escribiendo literatura gay? No, no quería que mis potenciales lectores pensaran eso al ver mi nombre bajo el título de la no-

+@:41:ABC1/DQ

vela. Quería que le dieran una oportunidad a mis libros, sin influencia ninguna por culpa de la persona que los escribe. Por eso no quise poner tampoco mis iniciales. Las iniciales sugieren que se oculta algo de forma deliberada y yo no quería eso. Sólo quería que el lector se sumergiera en las historias y las juzgara única y exclusivamente por lo que se cuenta en ellas. Soy consciente de que no todo el mundo está conforme con la idea. Me han acusado de engañar al lector, incluso de perpetuar el patriarcado machista en la literatura... Desde luego, cada uno es libre de pensar lo que quiera. Yo sólo te puedo decir que Pablo Castro ha pasado de ser un mero seudónimo a convertirse en mi alter ego, con página en Facebook y contactos propios. Un gran amigo, sin duda.


JH: ¿Te quedas con el terror, o volverá Pablo Castro? NCB: ¿Pero es que son mutuamente excluyentes? Y hasta ahí puedo leer...

una incursión en la literatura infantil. Ya dormiré en otro momento, si acaso. JH: ¿Tendremos que esperar otros cuatro años para ver otro libro tuyo publicado? NCB: ¡Te prometo que no! De hecho, si no se tuerce nada, para otoño espero sorprenderos con una antología muy peculiar... Y quizá, la novela en 2014.

JH: ¿Cómo está siendo recibido Vosotros justificáis mi existencia? NCB: Estoy francamente contenta de la recepción que está teniendo el libro. Se han publicado críticas muy buenas (y bien argumentadas) en páginas de reseñas como Goodreads, Paraíso4 o Pandora Magazine por parte de escritores de la talla de Libertad Morán, Ángel Luis Sucasas o Lydia Alfaro, e incluso mi editorial, Saco de Huesos, ha decidido presentarlo al Premio Setenil 2013, uno de los más prestigiosos del país en el terreno de la antología.

JH: ¿Qué tiene el terror para que nos guste tanto? NCB: E.F. Benson, escritor inglés de cuentos de terror, dice que el miedo es la emoción más poderosa de todas, porque nos atrapa por completo. Cuando sentimos miedo somos incapaces de sentir ninguna otra cosa más. Da que qué pensar, ¿no?

JH: ¿En qué trabajas ahora? NCB: Como de costumbre, en varias cosas a la vez. Estoy terminando la que será mi tercera novela (con la inestimable colaboración de Pablo Castro), en breve aparecerán un par relatos en sendas antologías colectivas, espero acabar pronto un libro-homenaje a una de mis novelas favoritas e incluso me planteo hacer

JH: ¿Cómo tiene que ser para ti una buena historia de terror? NCB: Una buena historia de terror deba resonar en tu memoria después de haberte enfrentado a ella. Dormido o despierto, la buena historia se agazapa en tu memoria y te inquieta mientras haces cosas cotidianas. Una buena historia de terror no deja lugar a la esperanza. Siempre debe

haber un cabo suelto que te haga pensar que no hay posibilidad de escapar. JH: ¿Tienes algún referente? NCB: No sé si te lo vas a creer, pero tengo menos referentes en literatura de terror que en literatura gay. Obviamente, quien auna ambos es Clive Barker, especialmente con sus “Libros de Sangre”. Yo he crecido de la tradición narrativa castellana, así que reivindico las leyendas de Bécquer por encima de los relatos de Stephen King. Los cuentos de fantasmas de E.F. Benson también me resultan especialmente inspiradores. JH: ¿Cómo ves el estado de la literatura de terror actual en España? NCB: Pues creo que es francamente interesante. A los autores clásicos como Pilar Pedraza, Elia Barceló, Santiago Eximeno o David Jasso se suman nombres muy potentes como Ismael Martinez Biurrum, Emilio Bueso, Javier Quevedo, Darío Vilas, Ignacio Cid o Marc R. Soto (aunque él asegura que ha dejado de lado el terror en los últimos tiempos), por citar algunos de mis favoritos. Pero lo más importante es que no se trata de una iniciativa solitaria de autores específicos, sino que las editoriales se están volviendo hacia el género. Random House Mondadori acaba de presentar Fantascy, Planeta apuesta por Minotauro en papel con Carlos Sisi y Víctor Conde, y en formato electrónico con Scyla Ebooks, donde han publicado ya Miguel Puente y Fermín Moreno, Valdemar sigue siendo un referente... Y cada vez hay más editoriales como Salto de Página, Saco de Huesos, Tyrannosarus Books, Dólmen, Tombooktu o Punto en Boca que están apoyando a autores nacionales, por citar algunas. Incluso los escritores nos organizamos en asociaciones como Nocte, la Asociación Española de Escritores de Terror, que resulta un espacio muy interesante para compartir experiencias, debatir sobre el género y organizar quedadas para beber cerv... Intercambiar opiniones, intercambiar opiniones literarias. JH: Muchas gracias. NCB: Gracias a ti, Javier, por brindarme estas páginas. Texto: Javier Herce.

+@:41:ABC1/DR


-&7 7/! '/"""/9% ,"$/+'#%&#+,-&/ ! /0&F" %/5 %* S 1- Podrán concursar escritores de cualquier nacionalidad o sexo, siempre y cuando presenten relatos escritos en lengua castellana, inéditos y que nunca hayan sido premiados en cualquier otro concurso literario o de cualquier tipo. Tampoco serán aceptados relatos que hayan sido difundidos de ninguna manera, ya sea en publicaciones en papel, internet, blogs, fanzines o cualquier forma de expresión artística. 2- Cada escritor se hará responsable de los derechos de autor de su texto. La redacción de Ultratumba no se responsabilizará en ningún momento de la autoría de los relatos presentados. Cada relato deberá ir acompañado de una declaración de la propia autoría del texto y la afirmación de haber leído estas bases. 3- La extensión mínima de los relatos será de 1.500 palabras y máxima de 5.000. La temática obligatoria será Asesinos en serie. Los textos serán enviados vía e-mail en archivo Word a la siguiente dirección: revistaultratumba@gmail.com. El asunto del mail será “Concurso Ultratumba” y dentro del mail, aparte del archivo adjunto en Word con el relato, se deberán remitir los datos personales (nombre, apellidos, edad y lugar de residencia, con dirección postal), el título de la obra, la declaración de autoría del relato y la afirmación del conocimiento de estas bases (insertado en el mail, no en archivo adjunto). No se podrá presentar nadie bajo pseudónimo o nombre artístico. 4- El plazo de envío de relatos finalizará el 30 de junio de 2013 (incluido, hora española). Bajo ningún concepto se aceptarán relatos enviados fuera de esa fecha. 5- El fallo del concurso se hará público en la revista Ultratumba, en su número de septiembre de 2013 y los ganadores serán informados mediante mail, a la misma dirección que usaron para el envío del relato. En su defecto, podrá hacerse público tanto en la página de Facebook de la revista, como en su Twitter, o en www.javierherce.com. 6- El premio del concurso estará dividido en tres: un primer premio, que recibirá un lote de tres libros de terror, un segundo premio que recibirá un lote de dos libros de terror, y un tercer premio, que recibirá un libro de terror. Los relatos también serán publicados en un libro digital titulado provisionalmente Un Halloween De Ultratumba 3, y que verá la luz durante el mes de octubre de 2013. En el libro los autores serán libres de modificar su nombre personal, siempre y cuando sea inédito. 7- El concurso podrá declararse desierto si el equipo organizador lo creyese necesario. En este caso sería notificado únicamente en la revista Ultratumba en el número de septiembre de 2013, o en su defecto en la web www.javierherce.com. 8- El jurado del concurso será formado por parte de los colaboradores de la revista Ultratumba. En ningún momento ninguno de ellos mantendrá contacto con los participantes. Una vez enviado el e-mail con el relato, los concursantes recibirán una única respuesta confirmando la recepción de su texto. Después de esto, los autores deberán esperar al fallo del concurso. Los autores no ganadores del concurso no serán notificados de ninguna manera. 9- Cualquier caso no contemplado en estas bases será resuelto por el equipo de redacción de Ultratumba y notificado por e-mail a la persona o personas afectadas. 10- El no cumplimiento de cualquiera de las bases de este concurso será motivo de descalificación. 11- La participación en este concurso implica la aceptación de sus bases y el conocimiento de estas.

+@:41:ABC1/TD


*$)*" %#$

,/"/)/!///!/%/"/'/'/ /% F3=3.4G=U/23.4G=/V/2.=63.4G= Cuando Mind Driller estuvieron firmando su cd Red Industrial (mirad el número anterior de Ultratumba) nos confesaron que harían un concierto en Madrid en mayo, y desde ese momento en Ultratumba estuvimos esperando la fecha con ansias. El

día llegó y pudimos comprobar en primera persona que el grupo gana una barbaridad en directo. Ofrecieron un espectáculo de principio a fin en la sala Wurlitzer Ballroom, llena hasta arriba de un público entregado a los temas del grupo.

Tocaron las canciones de Red industrial en un concierto en el cual iban turnándose los tres cantantes solistas, y a veces los tres a la vez. El sonido fue potente y las voces estuvieron a la altura. Varios fueron los que aseguraron que se habían llevado una grata sorpresa y no fue para menos. Con este concierto de-mostraron que tienen tablas, que van en serio y que han venido para quedarse. La reedición de su Red Industrial salió debido a que la primera edición se agotó, y parece que pronto van a tener que pensar en una tercera, porque con un solo álbum se están convirtiendo en un referente del metal en España. He tenido ocasión de charlar con dos de los miembros, Estefanía y Pharaoh, con ocasión de este concierto, a la espera de que vuelvan pronto con nuevo material bajo el brazo.

+@:41:ABC1/TW


JAVIER HERCE: ¿Cómo vivisteis la acogida del público Madrileño? MIND DRILLER: Lo cierto es que ya en Madrid, Valencia, Alicante_ la acogida del público ha sido desde un principio bestial, nos sentimos con mucho apoyo externo, y desde luego, es muy de agradecer a todos los que siguen nuestro trabajo. JH: ¿Qué recuerdos tenéis de ese concierto? MD: Fue el primer concierto que da el grupo como sí, lejos de casa, en la capital, por lo que lo vivimos como un concierto muy serio y significativo, pero a la vez divertido y con mucha ilusión. JH: ¿Qué os pareció la sala? MD: Bueno, tiene sus pros y sus contras. Es una sala modesta y no muy grande, pero por otra parte, muy acogedora. Sobre todo salimos muy contentos con el técnico de sonido con el que cuenta la sala, todo un crack. JH: ¿Cómo van las ventas de la re-edición de Red Industrial? MD: Quizá nos hemos vuelto a quedar cortos con las copias realizadas_ Tengo entendido que quedan bien pocas, por lo que ¡mejor imposible! y más aún tal y como está actualmente el panorama musical y la venta de discos. JH: ¿Volveréis pronto a Madrid? MD: Esperamos volver a Madrid una vez hayamos sacado el próximo disco. Se augura para mediados del próximo año. JH: ¿Cuándo es vuestro próximo concierto? MD: Nuestro próximo concierto es el 10 de Agosto en Almendralejo (Badajoz) en la sala Cocha Velasco. JH: ¿Estáis preparando un nuevo álbum? MD: Sí, la verdad es que siempre tenemos una mirada puesta en el futuro y estamos trabajando poco a poco en nuevos temas.

+@:41:ABC1/TE


+@:41:ABC1/TP


JH: ¿Cómo se lleva pertenecer a un grupo en el que no todos viven en la misma ciudad? ¿Cómo son las grabaciones y los ensayos para los conciertos? MD: Pues realmente debido a las distancias, ya que cada uno somos de diferentes localidades como Elda, Alicante, Parla, Dénia, Vall de laguar y Muchamiel (Mutxamel), ensayamos como podemos_ De normal ensayamos casi todos los miembros menos cuando se acerca la fecha del concierto que Daniel hace el esfuerzo de venir hasta alicante para ensayar con toda la banda al completo. En cuanto a las grabaciones intentamos cuadrar fechas y nos reunimos en los estudios J.X de Javi localizados en Elda. JH: ¿Algo que decir a los lectores de Ultratumba? MD: Un saludo para todos los lectores y agradeceros vuestro apoyo a Mind Driller. Nos vemos en los escenarios. Y también gracias a Ultratumba (y a medios semejantes) por dejar expresarnos y darnos a conocer. JH: Muchas gracias por la entrevista, y nos vemos pronto otra vez. Texto y fotos: Javier Herce.

+@:41:ABC1/TQ


+@:41:ABC1/WD


% '&#$

'//X+,-"!$ 0123.4/Y.4=1=Z.[/-3@C1G Aquí no hay nada, excepto otro día de encierro en una cárcel sin paredes. Sé de sobra que allá, aupado sobre el lejano horizonte, se extiende otro mundo contrario a este. Un mundo de oportunidades, de ilusiones por cumplir, donde hay bullicio, vida_ un lugar de hallar todo aquello de lo que aquí nunca se oyó hablar. Y todos los días me imagino a mí mismo huyendo hacia ese lugar que se insinúa abriéndose paso entre mis pesadillas. Si al fin me atreviese, jamás echaría la vista atrás. Lo juro. ¿Qué puede esperarse de un nuevo día en Withermaple? _No existe nada. Nada que pueda inspirar nostalgia. Todo lo que sucede es digno de ser olvidado cuanto antes; despreciable hasta escupir mil veces este suelo. Y nada me gustaría tanto, que poder hacer un ovillo de todos mis recuerdos y lanzarlo tan lejos como pudiese. Si consiguiera desprenderme de ese pesado lastre, quizá me atrevería a volar fuera de aquí. Aún sin equipaje. Aún sin nada. Sin embargo, Withermaple es como un negro espíritu que siempre se las arregla para engancharte con sus zarpas en el último momento. Para no dejarte escapar. Porque le perteneces. Eres suyo. Un hijo más de sus oscuros pecados. Y así, si nadie lo remedia, deberá amanecer otro día más en el cual me retorceré entre anhelos que por sencillos, parecen imposibles. Sé que hubo gente que aun siendo completamente analfabeta razonó lo mismo que yo acerca de este lugar. Y eso les llevó a buscar la única liberación posible. ¡Benditos ellos que encontraron el punto de cobardía necesario para quitarse la vida! No obstante, esta villa los terminó absorbiendo, los hizo anónimos_ supo ocultar discretamente esa porción de sus miserias. Al fin, pareció que nadie se hiciese preguntas. Nadie, excepto yo. ¿Y quién soy yo? Esa es una cuestión muy simple de contestar: Yo soy hijo de fracasados y nieto de vencidos y cobardes. Soy un subproducto, un brote aislado que germinó de una retorcida rama. Fruto

de un apareamiento casual, una espontánea abertura de piernas de mi madre ante las insistentes solicitudes de cópula por parte de cualquiera de los que rondaban siempre la casa. Nunca creí que mi padre fuese realmente mi padre. Siempre estaba demasiado borracho como para ponerse a ello. Sí, es cierto, mi madre es una zorra y mi padre un cabrón consentido, pero no más que cualquiera de sus convecinos. Mi prima Millie, con sólo trece años, abusó reiteradamente del hijo mongólico de los Greywood, y no le importó que el gigantón tuviese cuatro años más que ella. Yo los vi juntos varias veces. Le gustaba excitarlo enseñándole su sexo, escondiéndose después entre pícaras risitas, haciéndolo sufrir prolongadas erecciones_ para luego practicar a escondidas con su enorme falo técnicas impropias de su edad. A partir de ese brusco despertar, aquel desgraciado se paseaba con su miembro enhiesto, siempre dispuesto a perforar cualquier cosa que respirase. Un violador en potencia capaz, tanto de desgraciar a la hija menor de los Gallagher, como de reventar culos de gallinas en el granero de los Cornell. Alternaba sus visitas haciendo rejuvenecer la entrepierna de la abuela de Eli Thompson, o dándole inmenso placer al solícito trasero de Kenneth Stockton. Ojalá el sórdido mundo que hay inscrito entre las maderas de Withermaple, se limitase a hallar consuelo entre sus vicios. La depravación de sus almas y el alcohol, sólo son una parte de los matices menos disimulados. Este pueblo se asemeja a un aislado microcosmos que subsiste revolcándose en la pura degradación de sus habitantes, dejando que la esencia de la virtud humana se pudra y se confunda con el lodo de sus cimientos. Se retroalimenta de sus desechos, se nutre de su enfermedad, y medra fuerte como la zarza y la ortiga cuando hunden sus raíces en el estiércol. Sólo así puede entenderse, que este rincón habido a los márgenes del infierno no haya acabado sepultado por la arena; enterrado entre el polvo y el olvido muchas dé-

+@:41:ABC1/WW

cadas atrás. Hay algo que le impide convertirse en un cementerio de tablas y huesos raídos por el viento. Hay algo que lo sostiene, que lo arrulla y que lo inspira por pura diversión, por pura maldad. Nuestros abuelos fueron colonos que antaño dieron el alto a sus pies para aca-bar aposentándose en este preciso lugar. Gente que poco podría imaginar que terminarían siendo tomados de rehenes por esa misma tierra. Sus espíritus acabaron contaminados de la pérfida esencia que recorre las venas de nuestro subsuelo. Eso que es, y que no es, que está y no está. Que eleva su cántico para hacer enloquecer a la gente. Por lo que nadie pregunta y a lo que todos, de una u otra forma han terminado claudicando. Cada arbusto y cada piedra, cada colina y cada quebrada, forman la invisible barrera que los preserva de toda tentación de fuga. Sus corazones palpitan sin pesar alguno, ni remordimiento por sus actos pasados o presentes; ni tampoco piden explicaciones cuando son testigos del permanente oprobio que les rodea. La tierra se hizo estéril en cuanto cesó el sacrificio de brazos y espaldas. Los instintos despertaron en cuanto las conciencias se apagaron y los delirios cogieron forma. No hay camposanto. No hay despedidas. Sólo estómagos hambrientos. Leah Horsfield fue nuestra maestra luchando contra viento y marea. Vívido enlace entre la civilización y este pueblo; hasta su desgraciada desaparición. Nunca lloraré su pérdida lo suficiente. Nadie hubo nunca, capaz de sacar tanto partido a unos viejos libros y a una desgastada pizarra. Ella sabía que algo iba mal, y aunque no supo darle un origen, se negó a darse por vencida ante lo que quiera que fuese que corroía a la gente. Buscaba los niños y preguntaba por ellos en cada esquina. Un día y el siguiente. Pero sus padres atendían su llamada con la indiferencia más absoluta, y poco a poco la clase se quedaba vacía. Fue un proceso lento e inexorable. Como la madera cuando empalidece al sol.


Yo nunca necesité que me viniese a buscar, y ya desde muy niño me di cuenta que ella era mi único refugio. Fue mucho más que mi madre, y mi único impulso para crecer. La escuela, una liberación. Recuerdo perfectamente aquella última tarde en que quiso impartir su clase afuera. Éramos apenas seis, y creyó conveniente darnos la lección mientras dábamos un pequeño paseo. Sentado en su porche (como siempre) se hallaba un desmadejado Quentin Queensbury, que observaba con curiosidad aquella pequeña y ordenada comitiva mientras limpiaba la escopeta con la que meses más tarde se levantó la tapa de los sesos. Thaddeus, el hijo mayor de los Ruston, sólo se fijaba en el grácil vuelo de la falda de la señorita Horsfield, probablemente imaginando que eran sus sucios dedos y no la brisa, quien ceñía la tela a sus muslos. Mientras tanto, Eileen Morrison daba un fuerte cachete al pequeño Otis cuando este se nos quedó mirando de reojo, no sin cierta añoranza; y después escupió al suelo. Pesara a quien pesara, sus ojos aún brillaban felices para nosotros. Se la veía dichosa caminando a nuestra vera. Y yo —uno de los pocos niños que aún le dábamos cuatro o cinco razones para continuar—, lo era con ella. Pero cuando llegamos a la altura de aquel viejo arce hendido por el rayo, su rostro se transformó en una mueca de disgusto. Otra vez ese leve retemblar del suelo, ese pulso bajo tierra que se sucedía regularmente de un tiempo atrás. Y luego ese sonido, el hum. Aquel que, estuvieses donde estuvieses o hicieras lo que fuese, nunca se separaba de tu cabeza. Era completamente inútil que dispusiesen las manos de pantalla por encima de los oídos. No llegaba con gran intensidad, y apenas podía considerarse más que como un ronroneo molesto. Pero persistía por encima de cualquier barrera. Especialmente en mi caso. Especialmente de noche. La clase terminó aquel día con unas desasosegantes y premonitorias palabras lanzadas al viento. Las últimas que recuerdo con cierto sentido. Las últimas que leí de sus labios. Las últimas_ «—Jimmy, Kurt, Rebecca, Tim_ pequeños míos_ qué poco tiempo nos queda de estar todos juntos_»

El último día. El día en que perdí algo más que la inocencia_ Jimmy no se presentó a clase. Rebecca se volvió a su casa resignada. Kurt maldijo un par de veces y escupió sobre el encerado. Fui yo quien me inquieté de veras por aquella inesperada ausencia. Salí de clase y bordeé la esquina para planear donde comenzar mi búsqueda. Por instinto decidí mirar primero en el patio tra¬sero_ Una larga cuerda cabeceaba adelante y atrás enganchada a una vigueta de madera que sobresalía del alero del tejado. Su otro extremo estaba firmemente enroscado al cuello de Leah Horsfield. Joel Greywood, el subnormal, siempre se hallaba dando vueltas por ahí desde muy temprano. Esperando que alguien le chistara desde una esquina, o tal vez, masturbándose sobre el porche de cualquiera. No era de extrañar por tanto que fuese el primero en encontrar el cuerpo inerte de Leah Horsfield. Hubo de apañárselas para arrastrar uno de los pupitres y colocarlo justo a la altura de la señorita Horsfield. Cuando los encontré, vi que la había arrancado el vestido y la ropa interior. Parte reposaban en el suelo, parte aún se columpiaban en el aire al son del incesante meneo. Joel la tenía firmemente sujeta. Una mano derecha gigantesca se hincaba en un pecho hasta hundir sus uñas en la carne flácida. La otra mano se perdía por la entrepierna para hacer tope, mientras su trasero se bamboleaba adelante y atrás a un ritmo animal. Su faz era una mueca desfigurada en la que no se distinguía más que a una bestia; ladeaba la cabeza de izquierda a derecha y abría desmesuradamente la boca sacando su lengua como haría un buey trabajando a pleno esfuerzo. Por supuesto que ni aun advirtiendo mi presencia se detuvo. Nada lo hubiese despegado de ella en ese instante. Culminó con una sucesión de espasmos y aún se entretuvo dentro de ella un rato más, manteniendo los ojos prietos. Luego dio un salto al suelo. Se guardó su húmeda serpiente, se subió el pantalón, y se ajustó los tirantes en un santiamén. Me brindó su faena con una sonrisa medio desdentada, amarillenta y babeante, y echó a correr fuera del solar. Me quedé allí sentado no sé cuánto tiempo; horas sin apartar la vista del cadá-ver mientras este describía pequeños círculos perpendiculares al suelo. Tuve inmensas ganas

+@:41:ABC1/WE

de llorar, pero no lo pude conseguir. Toda aquella tensión emocional que fui acumulando se alivió en cuanto comenzó el «hum». Fue regular, como cada tarde, fiel a su cita. Se prolongó durante varios minutos y finalmente cesó. Volví a casa. Allí estaba mi madre despellejando una serpiente para la cena. Mi padre se hallaba tumbado en su mecedora alternando tragos de aguardiente. A su lado reposaba el recipiente de sus aperitivos, donde hundía la mano regularmente para extraer algún gusano o insecto. Al pasar por delante de ellos ni siquiera me miraron, y me refugié en mi cuarto sin más. Ambos me daban asco. Esa noche el «hum» se mantuvo constante hasta el amanecer. El persistente zumbido, el calor sofocante_ la cabeza dándome vueltas_ imposible dormir. No dejaba de pensar que Leah Horsfield al fin había conseguido huir de Withermaple, aún a costa de abandonarnos. Había sido una egoísta y una cobarde. No podía creer que me hubiese dejado aquí, que no me hubiese llevado consigo_ Precisamente, cuando se hartó de repetirme que yo era muy especial para ella. Se había olvidado incluso de su promesa: una pequeña fiesta... sí, me lo prometió. Ni siquiera esperó un día más. Rabia y coraje, eso es lo que sentí. No obstante todo eso, mataría a Joel Greywood por lo que hizo. Yo ya tenía suficientemente edad para tomar esas decisiones. Y él se lo tenía más que merecido. Celebré mi octavo cumpleaños sentado al sol sobre una piedra mientras observaba cómo las llamas devoraban el cuerpo de Joel Greywood. Sólo me bastó bajarme los pantalones en su presencia, para lograr que me siguiese al descampado. Lo hube de aprender tanto de mi prima Millie, como de otros tantos. Mordí su cosa con tanta fuerza que apenas le dejé la colorada punta pendiendo de un hilo de carne. Me empapé de su sangre, pero mereció la pena poder ver que aquella espantosa contorsión no se debía esta vez al goce sexual. Fue sencillo rematarle con una piedra en la cabeza. Estaba postrado en cuclillas, agarrado a su maltrecha entrepierna. Pero yo aún no tenía mucha fuerza; estaba muy flaco. Y el subnormal era grande y fuerte. Pese a que su cráneo escupía sangre como un géiser, aún me pareció que respiraba. Otra vez retumbó el «hum» intensa-


mente. Me acompañó todo el camino hasta llegar al viejo tractor de Jake Hornington. Hacía mucho tiempo que había sido abandonado. La maleza brotaba de sus bajos y escalaba por unas cubiertas deshechas y cuarteadas. De hecho, yo nunca lo conocí en marcha. Pero intuí que en su depósito aún debería hallar algo de petróleo. El zumbido persistió hasta que el sol comenzó a caer tras las lejanas montañas. Contemplé tranquilamente la puesta de sol. Unas ligeras volutas de humo se inter-ponían en la postal como un borrón, elevándose desde la espalda carbonizada de Joel Greywood al cielo. Cuando oscureció me levanté de mi piedra y fui hasta el musgoso abrevadero de Jake Hornington para lavarme la cara y las manos. Luego regresé a casa. Desde afuera pude oler a guiso de carne y se me despertó el apetito. Pasé justo por

delante de mis padres, que como era costumbre ni siquiera apartaron la vista del plato. Creí ver que peleaban por repartirse un pie y una mano. No quise pensar de quien eran aquellos restos, aunque en mi fuero interno lo sabía de sobra Mi padre gruñó como un animal y mi madre tosió un par de veces y esputó al suelo una masa negra y viscosa. Pero el hambre no me despistó. Me eché al catre satisfecho de mi labor. Cogí la lata en donde guardaba mis escorpiones y machaqué tres de ellos para calmar el estómago. Aquella madrugada el «hum» fue especialmente persistente, y largó su monótona sinfonía hasta más del mediodía. Los pocos habitantes de Withermaple aún se sostienen viviendo bajo esa especie de anestesia sonora que anula su conciencia y conforma sus actos. Yo no puedo escuchar las voces y los gritos. Tampoco

+@:41:ABC1/WI

las palabras, si es que las hubiera. Mis oídos nunca funcionaron como es debido, y solamente es ese zumbido quien logra traspasar el hueso para hacerse solidario a mi cabeza. Cada tarde y cada noche. Así, una vez más me hallo en la frontera reflexionando sobre estas cosas y otras, sobre el mundo, sobre una huida que nunca llegará_ Ya ha comenzado. Ya viene: el «hum». Otro día que se esfumó sin que fuese capaz de concordar un plan y una voluntad para escapar de él. Esperaré a mañana, a ver si entonces reúno el coraje suficiente para volar lejos de aquí, aunque sea colgando de una soga. Mientras tanto, regresaré a mi casa y me entretendré afilando mi hacha hasta la noche. Mi madre agoniza. No creo que pase de hoy_ Javier Fernandez Bilbao.


Y$#$\%&Y(&

&/)/)/"/ 5/$/%/%/$/% ;G4 0123.4/5.46. Al ver las fotos de nuestra nueva Chica Ultratumba salta a la vista su belleza indudable, pero Annie Horror no es solo una mujer hermosa, sino todo un mito viviente de la escena actual española. Después de estar en Mal Gusto, fue componente de Baby Horror junto a su marido J Horror, y juntos han estado dando música desde el año mil novecientos noventa y cinco, convirtiéndose en un grupo indispensable. Muchos les han querido imitar, pero ellos son únicos. En dos mil once decidieron aparcar Baby Horror y juntos formaron Reverbduo, con un cambio radical de música, mucho más tranquilo y minimalista. También estuvieron fugazmente en Los Turboesqueletos, y últimamente parece que Baby Horror amenaza con volver, y esperamos que así sea. Para mí ha sido un honor fotografiar a una mujer como Annie en un escenario que ella misma me aconsejó y resultó ser perfecto. Con corset de Jacq The Rimmel, la clase de Annie Horror salta a la vista, convertida en la Chica Ultratumba perfecta. Fotografía: Javier Herce Modelo: Annie Horror Ayudante de fotografía: Wiccans Corset: Jacq The Rimmel Estilismo: Annie Horror

+@:41:ABC1/WP


)#% F"7#&

Llevaba tiempo queriendo entrevistar a estos chicos, y de repente, me entró la inspiración y me puse a escribir las preguntas. Así que no dudé en contactar con Lon, cantante de The Fright para preguntarle si me concedería el placer de mandarle unas preguntas. Cuál fue mi sorpresa que, al día siguiente, ya tenía una respuesta. He disfrutado mucho leyendo sus respuestas (no así traduciendo, menuda tarea...), así que espero que vosotros también lo hagáis. Weiße Mörderpuppe: Antes de nada, muchas gracias por la entrevista. Me alegra muchísimo que me la hayas concedido. Ya he nombrado a The Fright en otra ocasión (debido al concierto con The 69 Eyes) en la revista, por lo que nuestros lec-

tores ya saben algo sobre vosotros. Pero me gustaría que me dijeses tú mismo qué es exactamente lo que tocáis (y no puedes decir Horrock'n'Roll). Lon: ¡Hola! ¡Yo también me alegro! Nuestra música se puede describir como Hardrock inspirado por el horror. Lo que nos diferencia es que nos dejamos influenciar por diferentes estilos como el Sleaze, Deathrock, Punk y Goth. Como es imposible poner tantos estilos uno detrás de otro, lo denominamos Horrock'n'Roll. Oh no, ¡lo he dicho!. WM: Por el nombre del grupo nos podemos imaginar que tratáis temas como el horror. ¿De dónde viene esta afición? ¿Cuál es vuestra inspiración? Lon: El horror no se tiene que

basar exclusivamente en el cine, sino que también se puede expresar a través de experiencias cotidianas y emociones. Es decir, hay una situación en mi vida que me ronda la cabeza, la cojo y la meto en una bonita tumba. Así surgen mis canciones. De todas formas, cada uno puede interpretar los temas a su manera, algo que me encanta, ya que cada uno puede hacer de cada canción lo que quiera que sea. Dónde exactamente está la afinidad con el horror y lo oscuro, no lo sé. Creo que a la mayoría de los niños les va lo de los monstruos, y algunos llevan a su favorito consigo hasta la edad adulta. Preguntémosle a Freud... ;-) WM: Nunca he sido capaz ni de componer ni de inventar algo. Puede que sea así porque no he encontrado mis influencias. ¿Cuáles son las vuestras? Lon: Si te refieres a grupos, éstos serían Danzig y The Cult. También nos van otros estilos como los de Mötley Crüe, Guns'N'Roses, Type O Negative, Sisters of Mercy, Bauhaus, Iggy Pop, Billy Idol. Además, hemos crecido con el punk, género que nos ha enseñado a amar la música. WM: Acabáis de girar con The 69 Eyes. ¿Cómo ha sido? ¿Cómo es eso de ser los teloneros de un grupo tan grande e importante de la escena? Lon: ¡El tour ha sido bestial! Cuando tocas cada noche en salas que están llenas y la gente tiene ganas de pasarlo bien desde el princi-

+@:41:ABC1/]Q


pio hasta el final, uno se lo pasa jodidamente bien. Ha sido un enorme placer abrir para The 69 Eyes. Lo agradecidos que estamos con los fans, los responsables y la banda no se puede poner en palabras. Aquí, me gustaría volver a decir que los tíos de The 69 Eyes son unos de los más simpáticos que nos hemos encontrado nunca. En la escena, uno se encuentra con tíos asquerosos que no tienen ni de lejos la mitad de éxito que The 69 Eyes. Pero The Eyes tienen los pies sobre la Tierra. WM: ¿Cómo ha respondido el público? ¿Os lo esperábais? En Colonia sentí un muy buen ambiente. Lon: El público nos ha recibido muy bien y ha disfrutado con nosotros como Dios. Pero eso es evidente cuando se abre para un grupo como The 69 Eyes. Además, ha sido genial que el público fuera tan variopinto, desde chicas de 16 años, hasta parejas por mitad de los 50. Hemos charlado con gente en el merchandising todas las noches, ¡y el feed-back ha sido más que bueno! Sabíamos que pegábamos con The 69 Eyes, que podíamos hacer disfrutar al público, pero de todas formas ha sido una grata sorpresa.

WM: Tampoco hace mucho tiempo tocasteis en un gran festival, que es el Wave Gotik Treffen (WGT) en Leipzig, en el Felsenkeller. ¿Cómo fue el tocar delante de semejante público? ¿Qué os pareció? Lon: Hubo bastante gente, pero el público era muy reservado. Eso le hace al grupo un poco más difícil el actuar. Cuando el público tiene ganas y energía, se transmite automáticamente al escenario. A pesar de ello, estuvo bien y fantásticamente organizado. Eso hace que uno se lo pase bien. WM: The Fright tiene ya 3 CD's en el mercado. El último, que tiene el mismo nombre que el grupo, salió a través de Fiend Force

Records. ¿Qué ha significado este cambio para la banda? Lon: Ahora compra más gente nuestros discos, viene más gente a los conciertos, hemos tocado en el Hell Nights Tour(*), en el WGT, abierto a Hardcore Superstar y girado con The 69 Eyes. Por lo que el cambio se tiene que entender en este caso como algo positivo. Nuestra reputación de pobres desvalidos ha llegado a su fin, por lo que sólo puede ser algo positivo. WM: ¿Tenéis ya ideas para el próximo trabajo? Confieso que tengo mucha curiosidad, ya que habéis tenido una evolución tan bestia en tan poco tiempo. Lon: Ya hemos escrito unas cuantas canciones y ahora mismo estamos buscando un productor. A dónde nos llevará este viaje, no lo sabemos. Tengo ganas de algo oscuro, pero sin pasarnos. WM: Al principio erais sólo 3. ¿Cómo decidisteis incorporar un nuevo miembro al grupo? Si te soy sincera, no te puedo imaginar con la guitarra y sin moverte (es impresionante la energía que das al show). Es algo que simplemente forma parte de The Fright.

+@:41:ABC1/ED


Lon: A Danny le encontramos en un cubo de basura y nos dio pena. Vino como caído del cielo, porque tocaba la guitara, y yo podía dar la fuerza que el show necesitaba y dejar de estar atado al micrófono y la guitarra. Me gusta entretener al público y, sin lugar a dudas, funciona mejor sin guitarra. WM: Para terminar, me encuentro en la obligación de formularte esta pregunta: ¿por qué seguís tocando versiones? Creo que ya conseguís con vuestra música que el público se lo pase bien, por lo que no lo encuentro para nada necesario (y me cabrea de alguna forma). Lon: No tocamos versiones, tocamos una versión. Nuestra versión de Mother es, para unos, un homenaje a Glenn Danzig y, para otros, una forma de acceder a gente a la que no conseguimos llegar con canciones que no conocen. Así se consigue la atención de gente que está tomando una cerveza en la barra. Es algo con lo que les consigues entretener. Es así: lo que el agricultor no conoce, no se lo come, y lo que queremos es estamparle nuestro show al agricultor en la cara. Y, eso es divertido. WM: Muchas gracias por la entrevista de nuevo. ¿Quieres decir algo más? ¡Seguid así! Lon: ¡A ti por la entrevista! Gracias también a todos los que nos han recibido tan bien en la gira, ¡y a los que compran nuestra música! Nos vemos en el siguiente concierto o por algún bar... YOU ROCK! *Nota: El Hell Nights Tour fue la gira de despedida de Blitzkid, en la que tocaron Blitzkid, The Other, Bloodsucking Zombies from Outer Space y The Fright. Texto: Weiße Mörderpuppe.


% '&#$

'&//% +)"^)//! '//Y")//! '//,+)!$ \A3@@.4BG/\1@1/&431M El informe era superfluo, el desastre saltaba a la vista. El miedo era (de momento) la parte más desagradable de aquella situación, era como una furiosa alimaña que, muy despacio, se comía lo poco que quedaba de su alma, llenando su cuerpo de un vacío intolerable, convirtiendo su lengua en estropajo y sus manos y axilas en geiseres de sudor frio. Las dos soluciones que se sugerían al final del informe y que se venían repitiendo desde que se inició el conflicto, se le antojaban, de acuerdo con su propia moral, intolerables: una pasaba por destruir el mundo y la otra por entregarse a sus enemigos. Encendió un cigarrillo que apuró de dos caladas. La ceniza se desmoronó sobre el informe. Sacudió el documento e intentó volver a leerlo, pero los datos y las estadísticas se derretían ante sus ojos, dejando paso al miedo que, implacable, le llenaba la mente con una imagen atroz: La de un ejército de_ ángeles_, que enarbolando en su estandarte una terrorífica runa, prendía fuego a los altos edificios desde los que habían dirigido el destino, moldeándolo de acuerdo con los deseos de Dios. ¿En qué punto perdieron el control? Encendió otro cigarrillo y sacudió la cabeza, tratando de centrarse en los datos objetivos para buscar una solución menos gravosa. Volvió a fijar su atención en el informe, pero se desconcentró una vez más porque el documento estaba mal escrito, lleno de errores ortográficos y gramaticales ¿Quién lo había elaborado? Imposible saberlo. El anonimato era la norma, las responsabilidades estaban diluidas y los esclavos, una masa que habían descerebrado a conciencia durante cientos de años, eran incapaces de hacer nada en condiciones, quizá eso explicase parte de lo que había pasado. Si la gente que trabajaba era inútil o inhábil, cualquier imperio se desmoronaría, y esa circunstancia, en su caso, era algo difícil de solucionar, ya que ellos no deben trabajar por si mismos. El

deseo de Dios es que dominen, no que se manchen de sudor. Ellos dirigen y gozan de los frutos que generan sus siervos. Sin embargo, analizando fríamente esa situación, algo no cuadra, en el sentido de que, por simple lógica, no puede ser sostenible a largo plazo. A la anterior reflexión le siguió otra igual de desalentadora, que junto a un nuevo cigarrillo, ardía y contaminaba su intelecto con más miedo: Los suyos habían sido señalados por Dios que, a cambio de un pacto de sangre, les dio el dominio del mundo. El único inconveniente de entregarle sus almas había sido la pérdida de la capacidad de crear, sólo podían copiar cosas que ya existían y resultaba que las copias eran mediocres_ quizá ese era el problema, pero esa pérdida, ese detalle, al igual que el de la insostenibilidad de un imperio forjado sobre las espaldas de esclavos, era algo que no podía comentar con los demás miembros del Consejo de Dirección, le descuartizarían. Siguió ahondando en el concepto del pacto con Dios, y al tiempo que apuraba el octavo café y el vigésimo cigarro de la mañana, no pudo evitar acordarse del Fausto de Goethe, una de las obras que habían destruido por perniciosa, únicamente se publicaba lo que ellos manipulaban y autorizaban. Era uno de los pilares del dominio. No obstante, el tenía una copia del libro y aquella historia le revolvía el estómago. Desde que todo comenzó a derrumbarse, incluso antes de que empezase la guerra que ahora estaban perdiendo, veía a su gente reflejada en el protagonista de la obra, y un escalofrío le recorrió la espalda ¿Quién era Dios? ¿Con quién había cerrado un trato su gente? El teléfono sonó y su potente pitido electrónico, que retumbaba por el ciclópeo despacho del ático de la planta 777, le sobresaltó, haciéndole derramar el café sobre el informe. Frustrado y furioso consigo mimo, arrojó el documento a la papelera. -Ya da igual, es basura -se dijo en voz alta. Al dar paso a la llamada se encendieron las 11 pantallas que, adosadas a las paredes, rodeaban la

+@:41:ABC1/EW

mesa principal, mostrando cada una de ellas la silueta de un hombre o una mujer y una inscripción luminosa con su respectivo nombre. Sus rostros estaban ocultos tras un sudario de sombras, nunca se veían entre sí, no sabían quiénes eran, incluso las voces estaban distorsionadas con sintetizadores. La reunión había comenzado. -Señor Viñedo ¿Ha revisado ya los datos? –preguntó una de las figuras situadas en las pantallas de su izquierda con una atronadora voz metálica. Carraspeó para aclararse la garganta, limpió apresuradamente la ceniza que había en la mesa, arañándola sin querer con los anillos de oro y respondió: -Si Señor De Oro, es preocupante, en especial las predicciones de los Magos, esos números son funestos y_ Otra voz, igual a la del Señor De Oro salvo por un leve matiz femenino, le interrumpió. -¿Por qué nuestros malditos Magos no desmantelan la ofensiva? Hemos gastado miles de millones durante cientos de años en prepararlos para este momento ¿Qué sucede? En los últimos meses el mismo se había planteado en muchas ocasiones esa pregunta, por suerte tenía algo parecido a una respuesta. -Señora Casino –tragó para generar algo de saliva en su boca, sus congéneres le daban casi tanto miedo como los otros-, los entramados de runas de nuestros enemigos devastan todas nuestras formas de magia como si fuesen juegos de niños, nunca estuvimos preparados para enfrentar eso y nunca conseguimos hacerlas desaparecer. Otro interlocutor, el varón tremendamente grueso de la pantalla contigua por la derecha a la de la Señora Casino, expuso una nueva cuestión: -Señor Viñedo ¿Cómo es posible que tras cientos de años y miles de millones invertidos, nuestros ejércitos sean derrotados con tanta facilidad? Tenía ganas de decir la verdad: que sus soldados-esclavos eran


unos imbéciles y los que no eran completamente ineptos y cobardes, despertaban de su imbecilidad por arte de magia al contemplar las monstruosas runas y se pasaban al otro bando, que algo no cuadraba en el plan de Dios, que estaban condenados, pero se aguantó las ganas y procedió de la manera que llevaba haciendo toda la vida, y al igual que su padre y los padres de sus padres, mintió: -Señor Montaña de Azúcar, los enemigos tienen una tecnología superior, fruto de su ciencia blasfema y de su magia rúnica, pero en este aspecto tenemos a todos los genios-esclavos trabajando para contrarrestar sus armas. -Eso que dice usted Señor Viñedo, es, con perdón, un montón de porquería y bien sabe que los genios ya no son esclavos porque se han suicidado o porque se han pasado al otro lado, además_ La Señora Casino no dejó terminar al Señor Montaña de Azúcar y a su vez fue interrumpida por el Señor De Diamante, cuya voz quedó acallada por el agudo chirrido eléctrico que generaba el Señor Interesante, pero el estrépito cesó cuando Señor De Oro retomó la palabra acallando las decenas de preguntas y reproches que, en completo caos, fruto del nerviosismo y el miedo, estaban chillándose unos a otros, culpándose del fracaso sin asumir ningún error. -Bien, damas y caballeros ahora que nos hemos calmado –prosiguió el Señor De Oro cuando se hizo el silencio-, lo único que resta por hacer es aportar datos para ayudar a este Consejo a tomar una decisión sobre el futuro, confirmándoles que el líder del enemigo es inflexible, que no existe forma a nuestro alcance de corromperle ni quebrarle, y que, a pesar de todos nuestros esfuerzos, tampoco hemos conseguido asesinarle, los cuerpos de élite que hemos enviado a terminar con su vida se han esfumado. Por otro lado, les recuerdo algo que todos ustedes saben ya: estamos perdiendo, esta vez van a ganar y nada podrá evitarlo, por ello, a estas alturas, deben tener plena conciencia de que debemos elegir, en las próximas horas, alguna de las dos soluciones planteadas en el Informe. Por último, antes de levantar la sesión y pasar a la fase de voto, les quiero tranquilizar ya que, como siempre, sus decisiones permanecerán eternamente en secreto, no obstante, esta

vez la responsabilidad es muy real. Encomienden sus almas a Dios y que el guie sus voluntades para que, si no en este mundo, en otros, podamos gozar del paraíso que nos fue prometido –a pesar de la distorsión artificial se podía percibir como en las últimas palabras le temblaba la voz al Señor De Oro. Entre sollozos y llantos reprimidos se despidieron de acuerdo con las formalidades del protocolo y uno a uno, cortaron la comunicación apagando las cámaras. La reunión había concluido. Volvió a quedar a solas con su conciencia. Se encendió otro cigarro, pensando con su última chispa de sentido del humor que de cáncer no iba a morir. Su mente retornó a Fausto, a como un pacto con un Demonio nunca termina bien. Dios les había ofrecido el paraíso, pero nunca lo tendrían. Su dios (ya estaba convencido de que no se trataba de Dios) tampoco creaba nada, sólo imitaba y lo más parecido a un edén que podía ofrecerles era un mundo de ruinas y muerte en el que reinarían sobre las cucarachas ¿Qué hacer? Tal vez si se entregaban sus adversarios sabrían como deshacer ese pacto, tal vez les salvarían, pero esa salvación implicaba que tendrían que trabajar, ganar el pan por si mismos y medirse en igualdad de condiciones con los que habían esclavizado. Serían gente ordinaria y al final, desaparecerían empapados en sudor y barro_ como sus esclavos. Pero el era distinto a sus congéneres, el no quería la destrucción, no quería desatar la Plaga y vaciar el planeta de toda vida, tenía moral y conciencia, tenía hijos y mujer y amante. ¿Podría readaptarse? ¿Sería capaz de trabajar? ¿Podría hacer todo eso guiado por el amor? Opuesto a su propia moral y a los razonamientos que acababa de verbalizar en leves susurros, más allá de la complicada situación a la que se había visto abocado, un terror cerval y profundo le obligaba a pensar en la aniquilación como la solución más adecuada, mucho más atractiva que vivir a la sombra de las terribles runas. Ese terror era atávico y no sabía si podría combatirlo, la hora de decidir se acercaba, sería una dura lucha consigo mismo ¿Los otros miembros del Consejo tendrían el mismo conflicto espiritual que le atormentaba? Tal vez si los otros once estaban en su situación quedase esperanza para el

+@:41:ABC1/EE

mundo. El voto se enviaba por un sistema de correo electrónico encriptado que impedía rastrear la identidad del votante, bastaba con apretar unas pocas teclas para que una máquina que yacía en un profundo subterráneo a miles de kilómetros de allí, activase las pautas de exterminio si el resultado imponía esa consecuencia. Tras otro paquete de cigarros y medio litro de café, oprimió los botones que transportarían su deliberación final junto a las decisiones de los demás miembros del Consejo.

;_@G?G Mil años después de la Primera Gran Devastación, la más grande y la que casi supuso el fin de la humanidad, los druidas descifraron las claves de la siniestra máquina que desencadenó la Plaga, dichas claves revelaban que el holocausto se había iniciado con el favor de los 12 miembros del Consejo de Dirección. Vaélico. Guillermo Gala Arias.


,&\!&//%$-' 7

9$ ,&`% '&#$ '1/B.6O=361/Z./A=/6G41[a=bbb/ Ella dijo: “Si no existe el mañana, ¿puedo hacerme eterna caminando por el filo de tu boca?” Y él, al intentar parar el tiempo, hizo saltar uno a uno cada muelle de su desengrasado corazón... Magda Robles.

&;4.=Z3.=ZG/1/M.=:34/ Tan solo era un pequeño juguete de metal: vacío, lleno de aire donde debiese habitar un alma. Sin más necesidad que unas manos que le diesen la vida, y una sonrisa infantil que contemplase su milimetrado movimiento. No era su intención ser así, nunca fue su culpa; solo era una carcasa hueca, no podía albergar calor ni sentimiento. Día tras día pasaba dormido en su estante, rodeado de inventos extraños, y la única compañía del tic tac de su propio corazón. Puesto que era un autómata, solo una fría máquina le daba vida, impulsaba su cuerpo y le obligaba a vivir. Robaba el reposo a los días en que su creador olvidaba dar cuerda a su mecanismo, quedando relegado entre cachivaches y objetos varios. Pero aun así, era el orgullo de su inventor: preciso hasta el extremo en cuanto a las órdenes que recibía. Nada fallaba, ni un engranaje, ni la más mínima pieza en su maquinaria. Un día, como tantos otros, recibió el impulso vital del inventor, y se prestó a hacer las delicias de una dama encopetada que visitaba la tienda. La acompañaba una joven doncella, acompañante y sufridora de los caprichos de su señora. Piel de terciopelo, un leve rubor tiñendo las mejillas de su carita de ángel, tuvo la osadía de cometer un desliz imperdonable: sonreír ante el movimiento del juguete. De manera fulminante, el pequeño autómata perdió el paso. Dio un traspié, mientras la insufrible dama reía a carcajadas, y temeroso ante la cara de enfado del inventor. En mitad del desconcierto por este fallo, alzó la vista, y se prendió de los ojos de la niña. Y con una tristeza inmensa, aunque por supuesto él ignoraba que estaba experimentando un sentimiento, vio surgir una lágrima. Y esa lágrima rodó por la mejilla, a la par que nuestro pequeño amigo avanzaba en su caída. Sin salir de su asombro, dio con sus tuercas en el suelo, justo en el mismo instante en que aquella gota de pena se volvió sangre para el autómata. Recibió la savia de la joven damisela sobre su ajado cuerpo. Mas esta sangre no fue portadora de vida, sino causante de muerte: el pequeño mecanismo que marcaba el tic tac de su corazón se ahogó... Magda Robles.

+@:41:ABC1/EP


)#% F"7#&

,/&/\/!/&///%/$/-/'/ /7 \1=1ZG41/Z.@/cF""/94.B3G/)163G=1@/Z. 9G.M_1/,3?A.@/!./*.421=:.M Nuestra poetisa particular, la impagable Magda Robles, acaba de recibir todo un reconocimiento al esfuerzo, la pasión, la constancia y, sobre todo, al talento. Acaba de recoger el Premio Nacional de Poesía Miguel de Cervantes de la Ciudad de Armilla, que además le ha supuesto publicar su primer poemario, En penumbras se hizo verso. Toda una celebración para Ultratumba de una de sus colaboradoras más importantes y constantes. Qué voy a decir yo de Magda Robles, si solo tengo elogios para ella. Necesitamos más artistas así. La literatura la necesita, y esperamos que este premio y poemario solo sean las primeras de un sinfín de oscuras alegrías que nos tiene que deparar Magda en su carrera literaria. Mientras tanto tiene los panteones de Ultratumba abiertos para que nos siga considerando su casa. Estamos muy orgullosos de Magda Robles, y no lo escondemos. JAVIER HERCE: Lo primero, enhorabuena por ganar este merecido Premio Nacional de Poesía Miguel de Cervantes de la Ciudad de Armilla. MAGDA ROBLES: Muchísimas gracias. No sé si merecido, pero lo que si es cierto es que ha sido un

enorme impulso para seguir escribiendo aún con más ganas. JH: ¿Qué te hizo presentarte al premio? MR: La total certeza de que no iba a ganarlo... JH: ¿Cómo fue la selección de poemas? MR: Fue uno de los trabajos más complejos que hasta el momento había hecho, pero un ejercicio muy productivo. Nunca había recopilado material para un poemario, así que no sabía de qué manera enfocarlo. Hice una criba inicial entre lo que tengo escrito. Fui repasando poemas, corrigiendo y modificando, y pensé que sería buena idea que los seleccionados tuviesen un nexo común, o pudiesen formar una historia. Esto me ayudó mucho a darle forma a lo que hoy ya es una realidad en forma de libro. JH: Tu primer libro, En penumbras se hizo verbo, es el resultado de este premio. ¿Cómo está siendo acogido? MR: Para mi enorme sorpresa, de una manera fantástica. Escribir, y conseguir algo de atención hoy día, es muy complejo, mucho más si hablamos de poesía, que es el arte

+@:41:ABC1/EQ

para minorías por antonomasia. En mi caso, que solo soy una aprendiz de juntaletras, apenas conocida más allá de un pequeño círculo, es aún más complicado. Sin embargo, la respuesta que voy viendo desde que el libro salió a la venta, ha sido muy positiva. Tanto en la presentación aquí en Granada, como en diversas lecturas que he realizado desde la publicación, e incluso a través de redes sociales, el libro ha suscitado bastante interés, y está teniendo muy buena acogida. ¡Ah, y mi biblioteca particular está entusiasmada de tenerlo en una de sus baldas! JH: ¿En qué te ha cambiado haber ganado el premio? MR: Pues no sabría decirte si me ha cambiado de alguna forma, aparte de haberme aportado momentos increíbles que no olvidaré jamás, como la emoción tan intensa que me embargó cuando me dieron la noticia, o la sensación tan especial de tener por primera vez entre las manos el libro, y ver que encierra tus palabras.. Quizá me ha dotado de más confianza a la hora de escribir, y me ha ayudado a templar un poco mi sentido de autocrítica. Ver que tus palabras han sido valoradas de una forma tan positiva por un jurado, y después por determinados lectores,


hace que te tomes un poco más en serio. Pero también implica una mayor responsabilidad: ya no se trata de escribir para mí, o para algún alma errante que se deje caer por el blog. Ahora siento que debo intentar mejorar en cada verso nuevo que escribo, algo que no es siempre fácil de conseguir. JH: Últimamente no paras de hacer recitales. ¿Para cuándo uno en Madrid? MR: Para el momento preciso en que alguien desee contar conmigo jeje. Estoy deseando volver por Madrid, y si es con la posibilidad de leer y compartir algo de lo que escribo, mejor que mejor. Si es cierto que en estos últimos meses estoy teniendo la enorme suerte de ser invitada a distintos eventos, sobre todo por parte de Andalucía, además de todas las actividades que estamos llevando a cabo en Granada. Ha sido un año intenso, y todavía queda mucho más por delante. ¡Pero sin duda que haré hueco en la agenda si surge algo por ahí arriba! JH: ¿Tienes planeado recopilar algún poemario más? MR: Sin duda. Como te comenté, el contar con una publicación en papel ha sido un enorme impulso creativo para mí. Tengo ideas, material y título para un par de poemarios más que ojalá algún día vean la luz; de temática algo similar al “En penumbras se hizo verbo”, explorando uno de ellos la soledad y sus diferentes vertientes desde un prisma un tanto oscuro (al que creo os tengo un poco acostumbrados), y el otro haciendo un guiño a mis principales fuentes de inspiración, los poetas malditos, y todas aquellas figuras que poblaban sus versos y sus pesadillas. Últimamente también me estoy planteando la idea de dar forma a otro de corte amoroso, se ve que mi musa se encuentra sumamente embriagada por esta primavera que ya nos deja...

A veces creo que soy un poco esponja, me empapo de todo aquello que me rodea, recopilo mentalmente imágenes y emociones. Luego es mi subconsciente el que procesa, y decide qué merece unas palabras. A veces tomo notas, o me asalta un verso debido a una sensación particular, que con el paso del tiempo toma forma, y da vida a un poema. ... Y mis malditos, siempre mis escritores malditos, y ese universo romántico y decadente que tanto me fascina. Todos tenemos nuestras debilidades. JH: Muchas gracias. MR: Gracias a ti, y a Ultratumba, siempre. Texto: Javier Herce. Fotos. Ricardo Ruiz.

JH: ¿Cuáles son tus inspiraciones? MR: La inspiración puede ser cualquier cosa. Una persona (o muchas), una charla interesante, una idea propia o ajena, una escena vista en el cine, una fotografía que capta tu atención, una canción que te atrapa, un verso que lees en el momento adecuado y te obliga a darle respuesta...

+@:41:ABC1/ER


*$)*" %#$

'd+!&)$ .=/6G=63.4:G Madrid se visitó de largo (y negro, por supuesto) para recibir a uno de los mejores artistas góticos de este país. La formación Láudano tenía doble cita, y en el mismo día. Por supuesto Ultratumba no iba a faltar a un acto tan importante. No en vano, somos fans incondicionales de Láudano, como bien atestigua la portada del número 23 de esta revista, en la que hicimos a Albert Chico Ultratumba

por excelencia. Ese sábado por la tarde Láudano firmaba ejemplares de su nuevo álbum, Lucifer (imprescindible para los amantes de la buena música gótica) en Rara Avis, escenario de excepción para todo acto cultural que se precie en la escena madrileña. Allí vivimos un par de horas en las que pudimos disfrutar entre fans con una organización de los

chicos de Rara Avis (Jorge y Jacq) que hacen grande todo lo que llevan a su tienda. Firmaron gran cantidad de cds y pudieron tener un contacto cercano con sus seguidores. Por la noche tocaba Long Live The Horror, la sesión que Rara Avis montaba en el desaparecido Dark Hole, y que ahora han trasladado a la taberna Triskel, y que estrenaban allí con la apertura del concierto de Láudano y después Jorge Rara Avis a los platos. El concierto elevó aún más el concepto Láudano, demostrando que en directo suenan incluso mejor que en nuestro reproductor. En un acto íntimo tocaron casi todas las canciones de Lucifer, y nos regalaron una gran interpretación de Onírico y La Última Promesa. Fue un acto que los amantes de la buena música que allí estábamos recordaremos por mucho tiempo. Después la fiesta continuó y el Long Live The Horror tuvo el Triskel lleno toda la noche. Con motivo de este concierto en Madrid he podido hablar de nuevo con Láudano, que siempre es un gran placer, para hacerle unas cuantas preguntas. JAVIER HERCE: ¿Cómo fue la experiencia de la firma de discos en Rara Avis, en Madrid? LÁUDANO: Realmente fue un gran día. Siempre es un placer compartir momentos de esa índole con personas que conectan contigo y comparten vivencias a través de la música_ sobre todo si se trata de LÁUDANO, como en este caso. Tener la oportunidad de charlar con gente que sigue tu trayectoria después de tantos años es algo maravilloso, y poder estar ahí con ellos es mágico. JH: ¿Y el concierto después en la sala Triskel? L: Actuar en las catacumbas del TRISKEL TAVERN es algo muy especial_ un lugar sobrecogedor que posee una atmósfera propicia para ofrecer algo muy íntimo (como fue esa ocasión). Tanto Mónica, como yo mismo, pudimos sentir el calor del público de una forma muy directa; quedamos realmente sorprendidos por la reacción de la gente que acudió al concierto aquella noche. Además, también estuvieron muchos amigos_ una noche perfecta, SIN PALABRAS.

+@:41:ABC1/ID


JH: ¿Cómo viviste la acogida del público madrileño? L: En SHOCK_ desde los primeros compases de la OBERTURA, el público comenzó a gritar y animarse; y conforme transcurría el concierto tuvimos la oportunidad de ver como la gente aplaudía las canciones, cantaba las canciones y pedían un BIS tras otro. Había preparado una actuación de una hora escasa (Jorge “RARA AVIS” tenía su propia “LONG LIVE SESSION” tras el concierto), y acabó convirtiéndose en casi 90 minutos de puro placer, gracias al público. Sois gente muy GRANDE los madrileños. JH: ¿Te llevas algún recuerdo especial? L: ¡¡¡BUUFFF!!! Muy difícil_ para mí fue un día redondo y quedarme con algún recuerdo en concreto, desmerecería cualquier otro. Destacaría la “SENSACIÓN”_ saber que en el futuro volveremos a Madrid y tendré esa SENSACIÓN de arropo por parte del público que me hace sentir tan bien. JH: Fue algo muy íntimo y personal. ¿Era lo que buscabais? L: Indudablemente. La música de LÁUDANO es muy especial y llevarla a los escenarios supone todo un reto. Siempre busco la manera de conjugar el sonido grandilocuente de los álbumes con la emoción del directo; y el hecho de actuar en un lugar como el TRISKEL contribuyó en la creación de momentos sumamente mágicos, que permanecerán en nuestra retina durante mucho tiempo. JH: Ahora le toca el turno a Barcelona, ¿qué tenéis pensado para aquel concierto? L: Esperamos una buena reacción por parte del público catalán_ es la primera vez que LÁUDANO actúa en BCN. Tanto LuisMi como Mireia (UNDEAD DARK CLUB) nos han brindado muchas facilidades_ y las características del lugar donde actuamos son perfectas para ofrecer un set-list más amplio y completo. Gracias a la colaboración de KONDESIGNER y KOOMORI, los asistentes podrán ver en primicia el nuevo merchandising de LÁUDANO, creado por ellos en exclusiva para este evento. Por lo demás, será un concierto genial donde el público podrá disfrutar de la esencia “Gothic-

Neoclassical” de LÁUDANO en estado puro. JH: ¿Habrá más conciertos después? L: Esperamos que sí_ me gustaría tener la oportunidad de actuar fuera de España (concretamente en Latinoamérica LÁUDANO tiene bastantes seguidores) y disfrutar de nuevo del calor del público de Madrid; también en el País Vasco_ pero todo se irá viendo. Lo que es seguro es que LÁUDANO continuará trabajando para ofrecer lo mejor de sí. JH: ¿Cómo le está yendo a Lucifer, el nuevo álbum? L: Estoy impresionado por la buena acogida del álbum; en los escasos seis meses desde salida del disco las críticas han sido estupendas, el público lo ha acogido con gran efervescencia y cariño (cada vez recibo más e-mails felicitándome por “Lu-

+@:41:ABC1/IW

cifer”). Es algo realmente grande_ JH: ¿Estás pensando ya en nueva música? L: Por supuesto_ es algo que jamás duerme dentro de mí. Estamos rodeados de música por todas partes, y poder manifestar mis sensaciones y emociones a partir de la música me hace sentir completo_ no concibo la vida sin música. Por ese motivo, trabajo en lo que será la nueva obra de LÁUDANO y en una pequeña sorpresa que habrá a final de año_ pero que todavía no puedo desvelar. JH: Muchas gracias por la entrevisa. L: Gracias a ti_ por brindarme la oportunidad de volver a aparecer en tu magnífica revista. Fotos y texto: Javier Herce.


+@:41:ABC1/I]


+@:41:ABC1/II


+@:41:ABC1/IP


+@:41:ABC1/Ie


*^,"*

'&/*$7&/! ' 9&)#&)$ Os podría contar cosas de Berni Wrightson, mas de las que os conté cuando comenté “Feria de Monstruos”, pero no es necesario porque lo mas importante que ya dije y lo repito es que es el maestro mas grande del comic de terror que ha existido. Pero el merito de la cosa del pantano no es solo suyo, hay que atribuirle la mitad de ello a Len Wein, guionista americano, no solo conocido por la creación de La Cosa Del Pantano sino también por crear a Lobezno de Marvel Comics junto a John Romita y Herb Trimpe y años después revivir junto con Dave Cockrum la colección, también de Marvel, X-Men, donde modifico totalmente su alineación de miembros e incluyo a Lobezno cuyo resultado seria que dicha colección se convirtiese en una de las principales de Marvel. Pues bien, si a Marvel le dio la revitalización de los X-Men, a la competencia, DC Comics (Superman, Batman,_) le dio La Cosa Del Pantano, la cual seria una de sus series estrella, porque como bien dijo Len Wein, él y Berni Wrightson no pensaban que iban a crear una leyenda. La primera historia de La Cosa del Pantano, apareció en el numero 92 de una colección llamada House Of Secrets en 1971. Era una historia corta de 6 paginas, la cual, se le había ocurrido a Len Wein en un viaje en tren mientras iba a DC a conseguir algún encargo como guionista para seguir sobreviviendo y la escribió al llegar a las oficinas de DC antes de entrar a la reunión con Joe Orlando, editor de La Casa Del Misterio (donde uno de los dibujantes que destacaba por su calidad era Bernie Wrightson) y su hermana pequeña La Casa De Los Secretos. Len desesperado por conseguir algún encargo y Bernie, que había roto con su novia, dieron forma a esta historia que quizás debido al estado de animo de ambos y al significado emocional que tenia para ellos, consiguieron crear una historia que en tan solo 6 paginas, se convirtió en un inesperado fenómeno ya que fue un éxito inmediato. Un año después, esta

historia corta se convirtió en una serie regular, la cual la mas importante, por su enfoque personal es la de los primeros 10 números, que son los escritos por Len y dibujados por Berni. El cambio mas importante fue que el protagonista original de la historia publicada en House Of Secrets es sustituido. El nuevo protagonista es un científico al cual, unos gansters interesados en su investigación, intentan matar haciendo explotar su laboratorio en el bosque. El cuerpo, destrozado y mezclado con los productos del laboratorio, acaba en el fondo del pantano e inexplicablemente, en vez de morir, resucita como algo mas, como un monstruo incapaz de hablar recubierto de lodo y plantas pero todavía consciente de quien es y de lo que ha pasado, de recordar a su mujer que le ayudaba en la investigación y de pensar que es la única capaz de ayudarle, por tanto decide volver a su laboratorio en busca de ella solo para descubrir que la han matado. El hombre que una vez había sido, había dejado de existir, estaba muerto para el mundo y la única cosa que le importaba también estaba muerta, ya solo quedaba una criatura que lo único que tiene es su deambular por el pantano en búsqueda de venganza y una vez que la consigue, en búsqueda de paz y redención. Quizás muchos opinen que esto no deja de ser un comics de superhéroes_ pues no se puede estar mas equivocado. Aunque La Cosa Del Pantano vive en el mismo universo

+@:41:ABC1/IQ

que Batman y Superman y en algún momento (para mi lógicamente de los peores y menos mal que es ya casi al final de los 10 números) existe algún encuentro superheroico, hay que recordar quién escribe y dibuja esta obra maestra porque aunque haya gente que opine que no, consiguieron que La Cosa Del Pantano fuese una de las series mas importantes de terror publicadas en DC Comics. Len y Bernie llegaron a hacer juntos 10 números, pero los mas recomendables para leer son los 5 primeros que es donde podéis comprobar la cantidad de homenajes que hay a los clásicos del terror. En estos 5 números, conoceréis a Anton Arcane que es como una especie de Dr. Frankenstein y como no, también tiene su propio monstruo de Frankenstein que es su propio hermano, aparte de una serie de seres deformes que viven con él. También podéis encontrar aldeanos que viven con temor a Rebecca Ravenwind y a su intento de quemarla por ser una bruja. O uno de mis favoritos junto con la historia del hermano de Anton Arcane, el matrimonio Maccob, que vive en una casa solitaria en el páramo ocultando un terrible secreto sobre el monstruo que habita en el páramo que resulta ser un hombre lobo. Por suerte, al que se le atraganten los tipos con pijama y capa, os podéis parar en el quinto numero, que aunque la historia de La Cosa Del Pantano no quede cerrada pero no os deja a medias nada de lo contado


anteriormente, eso si, sin leer el epilogo del quinto, porque si no, tendréis que continuar y ya es cuando empieza a estar menos orientado hacia lo que nos habían acostumbrado en los primeros números, aunque eso si, hay momentos como el regreso de Arcane. Originalmente, la historia corta y los 4 primeros números se publicaron en 1983 por la editorial Toutain y desde luego, si podéis comprarlo, es una joya de coleccionista que como os he comentado otras veces, en los puestos del rastro, alguna vez lo he visto. Si no, la colección completa no debería ser muy difícil conseguirla porque Planeta DeAgostini la reeditó en un solo tomo en el 2007 llamado La Cosa Del Pantano: Génesis Oscura. Andrex El Drugo.


% '&#$

f+g//Y+ //! //7L'F"& './F3h.=/Y1:1@. ' She walks on beauty, like the night of cloudless climes and starry skies; and all that's best of dark and bright meet in her aspect and her eyes' “She walks on beauty” (Lord Byron 1788-1824) Parece mentira, que a sus 32 años Sylvia aún parezca una chiquilla traviesa. Quizás sean esas pequeñas pecas, que rebeldes como el polen de primavera al viento, se esparcen graciosamente por su perfecto rostro. Por más que he tratado de convencerla, no se ha dejado retratar con mi nueva cámara de fotografiar que encargué hace un par de meses a un marchante de Londres. Y sé que le gustan las fotografías que se han hecho algunas de las muchachas de su conservatorio, pero creo que le puede la vergüenza. Sin embargo por fin he podido retratarla, aunque un pequeño mohín de niña ha turbado su delicioso rostro. Es una lástima que estos novedosos artefactos de retratar no puedan aún captar el color, aún así me siento capaz de transmitir la belleza sublime de Sylvia. Bien parece una odalisca, reclinada en el diván del salón. Es un mueble que mi padre trajo de su reciente visita a las colonias que Inglaterra tiene en el Índico. Su manufactura es deliciosa, creo que de madera de palosanto, suave al tacto, con un leve brillo viscoso que la hace más exótica aún. Lord Francis, ayudante de mi padre recomendó que lo cubriéramos con unas ricas telas que él mismo trajo de España. Bordadas en hilo de oro y seda por los mismísimos artesanos de la Corte española. Sin duda, el terciopelo que salpica el bordado de las telas hace resaltar la palidez casi enfermiza de mi dama. Mientras preparo mi artefacto observo como el ambiente se torna irreal, casi mágico. El amanecer tiene algo de etéreo y fantasmagórico, las sombras de la noche se recogen sobre sí mismas y van dejando paso al sol que tímidamente va iluminando mi imaginación.

Personalmente prefiero trabajar mi fotografía al anochecer, me atrae de manera misteriosa el mundo de las sombras, creo que las formas se enfatizan, los colores revelan su belleza en la oscuridad, muy diferentes a como se muestran a la luz del día. Pero así lo ha querido Sylvia, y yo sólo soy su humilde servidor, ávido de satisfacer todos sus caprichos y deseos. Siempre ha sido así, y así seguirá siendo. Por siempre... Sylvia lleva puesto un precioso vestido color miel, de corte victoriano, tan de moda entre las muchachas jóvenes en estos tiempos que corren. Tiene unos graciosos ribetes con motivos estampados, de un fuerte color magenta, trazando unas bonitas grecas geométricas. Las mangas le caen con suavidad, dejando ver sus nudosas muñecas, que hacen de sus lívidos brazos los brazos de un ser etéreo, parecido a esas ninfas volátiles y casi transparentes que Waterhouse retrata en sus cuadros. Sylvia no quiso ponerse el corsé, decía que no le dejaba respirar, que no era moda de su agrado. La vaporosidad del vestido hace que se muestre levemente la turgencia de sus hombros y de sus senos, tan perfectos y suaves. Deja ver totalmente su delicado y largo cuello, decorado por un collar de cuentas de coral rojo, que le regalé el mes pasado. Tiene apoyada la mano izquierda sobre un libro de poesía que mantiene en su regazo. Su postura me resulta muy plástica, y el anillo que descansa en su anular, un precioso solitario de rubí, hace juego con el collar, la tela del diván, su pelo... Su pelo...una resplandeciente, ondulada y larga cabellera pelirroja que cae de manera voluptuosa sobre sus hombros hasta casi media espalda. Sylvia le debe ese fogoso resplandor natural a su madre irlandesa. Mi amada siempre ha sido objeto de deseo de muchos caballeros de la zona, y ella bien sabía de ello, y de soltera jugaba a resaltar sus labios con fuerte carmín, potenciando de un modo casi lujurioso el brillo de su pelo, al que yo le encuentro un resplandor casi demoníaco.

+@:41:ABC1/PD

Ahora lo lleva suelto, y el sol del amanecer que incide sobre su figura recostada hace que su cabellera parezca un río de lava salvaje, tan salvaje como su carácter. Su pose lánguida encaja perfectamente en el encuadre, así es como siempre he deseado retratarla. Quiero inmortalizar esta imagen de ella. Casi siento que podré retratar su alma, que podré poseerla sin límites. Mucha gente pusilánime piensa que estoy algo chiflado, que hacer una simple fotografía no se puede comparar con los coloridos lienzos que se exponen a diario en las galerías de arte de la ciudad. Corre por ahí el absurdo rumor de que las fotografías roban el alma de los retratados. Son sólo supercherías de supersticiosos. Y creo que en el fondo Sylvia pensaba lo mismo, por eso nunca estaba dispuesta a posar ante mi cámara, decía que le parecía frío el verse en una imagen en blanco y negro, que parecía no tener vida. Yo creo que le asustaba más el fogonazo del sulfuro de plata. Perfecta, seguro que esta foto será perfecta. Tan perfecta. Tan perfecta. Tan perfecta. Tan quieta. Tan quieta en su agonía. Y al carecer de color no se apreciará la sangre que le recorre un pequeño trecho del cuello. Creo que al golpearle le provoqué sin querer algún derrame interno en el oído. No importa, seguro que se confundirá con algún mechón de su cabellera roja. Roja, Roja como la sangre. Que más da, la foto será solo para mí, igual que Sylvia. No hubo otra manera de hacer que posase para mí. Su muerte será sin duda mi mejor creación. Al fin he conseguido la foto perfecta. Y de paso también su alma... Le Vixen Fatale.


)1#

'$7 # %%$% 7 ! )/1/# )iE Cuarta entrega de películas/carteles de cine en la que los colaboradores de la revista (o gente que ha aparecido en ella) quedan plasmados en un papel en el que yo escribo la trama; o más bien la dibujoV En este caso le ha correspondido la inmortalidad del papel a Wiccans. Bien podía haberle elegido en la caracterización de Alexander Skarsgard (más conocido como Eric Northman en la serie True Blood) pero sería simplemente dibujarlo y ponerle unos colmillos (Sé que le haría ilusión), pero en mi imaginación cuando empecé a fraguar esta sección y a buscar fotos de los protagonistas, tenía bien claro quién iba a ser. Y ahí le tenéis casi escondido tras el alma de Brandon Lee. NaT. +@:41:ABC1/PW


,87"*&

7.4.=3:V F3M3G=M/GH/&:@1=:3M 7GA@Z43=j.4

Colonia, 23 de marzo de 2013. Llevaba esperando que llegara esta fecha desde que llegué a esta ciudad y sin comerlo y ni beberlo, ¡ya estaba aquí! Tenía lugar en, quizás, una de las salas más pequeñas de Colonia: Underground. Como en las ocasiones anteriores, sonido muy bueno. Con un poco de retraso y con no mucho público esperando saltaban los primeros teloneros sobre el escenario: Souldrinker. La verdad es que me sorprendí muchísimo al ver que la

encargada de la voz era una mujer. Directo muy estático y demasiado puretilla para mi gusto (el último tema que tocaron fue Night Crawler de Judas, por ejemplo). Sin embargo, tengo que decir que la actitud tanto de la vocalista como del guitarrista sobre el escenario era fantástica. Después de una media hora y del cambio de escenario, había llegado el turno de Visions of Atlantis. La sala ya se veía un poco más llena, y es que el concierto empezaba a tomar interés con esta banda en escena. Nos ofrecieron un total de 12 temas,

+@:41:ABC1/PE

como por ejemplo Seven Seas, Hypnotized y Passing Dead End. A pesar de tener un directo también muy estático dentro de lo que cabe, tuvieron mucha conexión con el público, y se les veía en la cara que estaban haciendo lo que les gusta, algo que se transmite inmediatamente a los asistentes, y hace que disfrutes más lo que te están ofreciendo. Tengo ganas de verles en un escenario más grande, con un poco más de libertad para ver de lo que son realmente capaces. Con la sala ya llena, y con gente proveniente de al menos tres países diferentes (Holanda, Alemania y España, como la menda) salieron Serenity a escena, encabezados por Georg Neuhauser, al que se le ha sumado en el último lanzamiento War of Ages la cantante francesa Clémentine Delaunay. Daban comienzo a su actuación con un tema nuevo: Age of Glory. Impresionante salida al escenario, con una respuesta del público unánime. Dispuestos a machacar el escenario del Underground, y nosotros dispuestos a echar abajo la sala. La verdad es que estuvo tremendamente bien elegido para empezar. A cantar su parte salió sobre el escenario la nueva integrante, que me dio cierta grima cuando la vi: ¡está tremendamente delgada, MUY del-


podía quedarse fuera, fue, bajo mi punto de vista, uno de los momentos álgidos del concierto. No se podían olvidar de uno de sus temas más conocidos, diría yo, como es Velatum. Bestial. Terminaron la actuación con Serenade of Flames, saltando sobre el escenario y pasándoselo tremendamente bien. Pero en ésta sí que sí, me quedo con Charlotte Wessels (Delain). Todo esto resultó en un show realmente bueno, con gente en el escenario que disfruta lo que hace y disfruta haciendo disfrutar a los demás, con un repertorio perfectamente seleccionado y ordenado. ¡A seguir así! Texto y Fotos: Weiße Mörderpuppe

gada! Eso sí, lo hizo requetebién. Le siguieron temas viejos como son Far From Home, Coldness Kills y Heavenly Mission. Impresionante lo coreadas que fueron las canciones per-tenecientes a los trabajos anteriores. Genial. Después de tiempos para recordar, era hora de volver sobre el nuevo trabajo, brindándonos así la posibilidad de disfrutar en directo una de las mejores canciones (bajo mi punto de vista) del War of: The Matricide, con un Georg y una Clémentine sublimes. Impresionante actuación, y es que esta pareja de artistas tiene mucha química sobre el escenario. Hora de echar la vista atrás con Rust of the Coming Ages, When Canvas Starts to Burn. ¿Os podéis hacer una idea de quién se encargó

de hacer las voces guturales en la primera de ellas? ¡Clémentine! Podéis imaginaos que me quedé con los ojos como platos. Entre tanta caña, había que meter temas más lentos para recobrar un poco de aliento. Éstos nos los trajeron con For Freedom's Sake y Fairytales. Esta última en su versión completamente acústica, tan sólo con piano. Tema en el que absolutamente todo el público se puso a cantar, tanto que era casi imposible escuchar lo que salía del escenario. Forever, Reduced to Nothingness, Engraved Within y The Chavelier también fueron temas que corrieron la suerte de ser elegidos para tocar en directo. El último tema del nuevo trabajo que tocaron en directo fue Wings of Madness, single de éste, y que no

+@:41:ABC1/PI


"'+7#%&*"^)

5163.=ZG/4.1@3Z1Z 1

F5&'#//)"\5# ;G4 7G=31/,/*G441@ Cuando salió publicada mi novela Matar a un vampiro, Sonia M Corral me pidió permiso para hacer una ilustración de lo que ella pensaba que era Vhalt Night, uno de los personajes centrales de la historia. Por supuesto le dije que sí. Conocía su obra y confiaba plenamente en que iba a hacer un gran trabajo. Fue manteniéndome informado sobre cómo iba yendo el trabajo y, al mandarme los primeros bocetos, me quedé tan sorprendido que no me podía creer lo que veía. Sonia estaba consiguiendo plasmar en una imagen lo que yo había visto en mi cabeza mientras creaba la historia de Matar a un vampiro. El Vhalt Night que ella estaba haciendo realidad era exactamente como yo lo había imaginado. El resultado final salta a la vista por su espectacularidad. Si alguno de vosotros se preguntaba cómo es realmente Vhalt Night, aquí lo tenéis, porque así es como en mi mente salía cada vez que pensaba en él para escribir la novela. Quiero darle las gracias a Sonia M Corral por el gran trabajo que ha hecho. Podéis ver todos sus trabajos en www.soniacorral.com. Javier Herce.

+@:41:ABC1/PP


% '&#$

'//9 7#"''$ \.4BO=/93kA.41M

mundo paranormal (junto a lo normal) pero hacía bastantes años que no le pasaba nada. El flashback pudo ser solamente mental. O quizás no. Pero no sintió (tanto) miedo y se levantó, caminó hacia la puerta por el lánguido pasillo, la luz azul del verano chocaba contra el ruido que algunas baldosas viejas, desgastadas y mal puestas emitían cuando él caminaba sobre ellas, llegó al oscuro hall y encendió la luz para comprobar que, efectivamente su padre –¿quién si no?- había cerrado el pestillo. Todos suponemos que para protegerlo_ quién sabe qué clase de loco se hubiera podido colar aquella noche en su casa.

El día había sido duro y casi deprimente: trabajar y trabajar para llegar a casa y seguir haciéndolo. Así, el bueno de Alfredo estaba trabajando sesuda y concienzudamente en su despacho; números y más números. Era una apacible tarde de verano, pero el sol ya se estaba escondiendo, el calor era casi insoportable pero se fue de repente, al menos en el pecho de Alfredo cuando éste escuchó cómo alguien echaba el pestillo en la puerta principal de su casa. Él estaba solo y no esperaba a nadie más. Se mantuvo quieto durante varios minutos, conteniendo respiración y pestañeo, queriendo no creer que había entrado alguien. El sonido había sido muy brusco, era imposible que fuera el viento –aún habiéndolo habido-, sin duda, aquel ruido solo lo podía hacer un ser humano_ un ser humano que quería estar encerrado en esa casa junto a él. Pero Alfredo no escuchó pasos ni respiraciones ajenas, solo el silencio del miedo, ese que incluso parece llevar consigo una sinfonía siempre inacabada, porque siempre la acabas tú; con un suspiro o un grito. Pasaron los minutos y cada vez estaba más nervioso, pero igual de inmóvil, sabía que tenía que levantarse ya que, de ver una silueta cualquiera en la puerta del despacho se caería redondo y por años, al suelo. Y así, cuando el miedo rozaba la cima de la cúspide, una fuerza que hacía años no sentía, se apoderó de él y sintió instintiva y acorazonadamente un flashback en el que su difunto padre emergía delante de él.

Estaba seguro que había sido su padre, recordó cómo, de pequeño, su padre siempre era el último en llegar a casa y siempre cerraba el pestillo y siempre, valga la redundancia, le decía a Alfredo que perdería la cabeza de no fijarse más en las cosas. Estaba seguro que había sido su padre, todo el hall olía a él. Y ya volviendo hacia su despacho, mientras las luces de cocinas ajenas alumbraban por la solitaria ventana del largo y estrecho pasillo su rostro reconfortante, exclamó para sí mismo: “Gracias papá, ya sabes que soy muy despistado”. Alfredo pudo seguir trabajando casi toda la noche, pues a las tres de la mañana y de manera misteriosa se fue la luz. La sabia naturaleza le estaba diciendo que se fuera a dormir y ya en la cama se durmió, como cuando era un niño, mientras su padre lo observaba sentado en la silla que yacía junto a la mesita.

Aquella visión espectral lo tranquilizó.

Germán Piqueras.

Alfredo siempre fue una persona sensitiva y sensible respecto al

+@:41:ABC1/PQ


)#% F"7#&

0&F" %//f+ F !$//9+*5&' l =/.M:GM/BGB.=:GM/=G/kA3.4G/.=61M3@@14B./=3 ;.=M14/kA./Z.CG/=1Z1/1/=3=?m=/6G@.6:32Gn La publicación de una nueva novela de Javier Quevedo Puchal siempre es un acontecimiento. Desde Ultratumba no nos cansamos de decir que es uno de los mejores escritores de su generación, y sabemos que no nos equivocamos. Le avala el Premio Nocte a la mejor novela de terror de 2012, por Cuerpos descosidos, y la nominación a los Premios Shangay a la mejor novela, por Todas las maldiciones del mundo. Conozco a Quevedo desde hace años, cuando éramos compañeros de editorial y los dos dábamos nuestros primeros pasos. Ha llovido mucho desde entonces y el escritor ya va por su cuarta novela, Lo que sueñan los insectos, posiblemente la novedad editorial más interesante de esta temporada. En dicha novela nos cuenta la historia de Isabel, una chica que desaparece en la ciudad de Sitges, lugar que le apasionó al autor al visitarla para asistir a su famoso certamen de cine fantástico y de terror. Nadie sabe nada de su desaparición hasta que entra en acción Milena, una demonóloga, que coincide con el padre de Isabel en un acto en Madrid. Ella puede tener la clave para encontrar a la desaparecida. Javier Quevedo Puchal ha presentado la novela en ciudades como Madrid, Castellón, Valencia y Onda, y acaba también de firmar en la Feria del Libro de Madrid. Imparable con la promoción, ahora le dedica unos minutos a Ultratumba, en un placer de entrevista. JAVIER HERCE: ¿Qué diferencias podemos encontrar entre Cuerpos descosidos, tu anterior y exitosa novela, y Lo que sueñan los insectos? JAVIER QUEVEDO PUCHAL: Lo que sueñan los insectos es, aparentemente, más directa y menos laberíntica que Cuerpos descosidos. Ambas comparten ese armazón que combina novela negra, terror y drama,

pero en el caso de Cuerpos descosidos la estructura era un tanto juguetona. Lo que sueñan los insectos es más lineal y va más al grano_ al menos, en apariencia, porque creo que el arco temporal y los temas que trata a la larga son posiblemente más complejos que en la anterior. También se desmarca en cuanto al humor y a los toques fantásticos, que en mi nueva novela son mucho más palpables que en Cuerpos descosidos, y sirven para oxigenar lo que de claustrofóbica pueda tener la propuesta.

JH: Ganaste el premio Nocte 2012 a la mejor novela de terror española. ¿Esperas repetir el éxito con Lo que sueñan los insectos? JQP: No lo creo. Mi anterior novela fue una sorpresa para mucha gente (quizá para mí el primero). Yo venía de la llamada “literatura LGTB”, nadie me conocía en el mundillo de la literatura de género y, de pronto, aparecí con Cuerpos descosidos, una novela que nadie esperaba. Parte de su éxito creo que residió en ese factor

Quevedo durante su firma en esta última Feria de Libro de Madrid

+@:41:ABC1/eD


sorpresa del que te hablo. Obviamente, una vez perdido ese factor, es difícil repetir la jugada. Sí es cierto que en “Lo que sueñan los insectos” mantengo algunas coordenadas de la anterior novela, pero definitivamente son propuestas muy distintas. Quien esté esperando una especie de Cuerpos descosidos 2 se llevará una decepción. Quien no, tal vez se lleve una agradable sorpresa.

descubrimos que ya existía una novela de zombis con esa misma portada. Fue una jarra de agua fría, pero nos pusimos a buscar como locos nuevas imágenes y, de pronto, dimos con esta. Era asombroso, porque condensaba algunos de los temas principales de la novela, como si hubiera sido diseñada a propósito para nosotros: la joven asustada, el osito de peluche, la figura amenazante con una máscara de gas_ Todos esos elementos aparecen de un modo u otro en la novela. Resultó un feliz hallazgo, desde luego.

JH: Lo que sueñan los insectos ha sido la novela que ha inaugurado el sello editorial Punto en Boca. ¿Cómo ha sido la experiencia de estrenar editorial? JQP: Desde luego, supone un honor inaugurar un sello editorial, pues no es algo que ocurra todos los días. Estoy muy contento porque mi editor apostó por mí casi con los ojos cerrados, desde el principio confió al cien por cien en Lo que sueñan los insectos y el trato ha sido a pedir de boca en todo momento. En eso, Diego Manuel Béjar se parece mucho a mi antigua editora, Pily B, que además de editora sabía ser una buena amiga y alguien con quien daba gusto hablar.

JH: ¿Cómo han ido tus firmas en la Feria del Libro de Madrid? JQP: “Han ido”, que ya es más de lo que cabe esperar en estos tiempos que corren. La Feria del Libro de Madrid es muy curiosa, porque siempre tengo la sensación de que una gran parte de los asistentes solo van “a la caza del famoso”, como lo llamo yo. Es decir, que buscan al famoso de turno para sacarse una foto con él o ella y que les eche una firma a un libro que a saber si leerán o acabará en la estantería acumulando polvo. Los escritores como yo, muchísimo menos conocidos y muchísimo más minoritarios, nos podemos dar con un canto en los dientes si vendemos una docena de ejemplares en la Feria. Pero, como decían en un chiste a propósito de este evento, “lo importante es participar”.

JH: ¿De dónde sacaste la inspiración para escribir Lo que sueñan los insectos? JQP: Si mal no recuerdo, estaba en el Festival de Cine de Sitges y le dije a un amigo: “Tengo que escribir un libro que transcurra, aunque sea en parte, en esta ciudad y en este festival”. También me apetecía mucho escribir una historia que fuera más obviamente “novela negra” y más obviamente “terror” que la anterior. Ya ves que, en ese sentido, fue todo un poco abstracto. Luego empecé a pensar en personajes y situaciones y surgieron Milena, esa protagonista que es una especie de “espantademonios”, y su amiga desaparecida, Isabel, con quien pretendía una vuelta de tuerca nunca antes vista de uno de los arquetipos más reconocibles de la novela negra. A partir de ahí fue todo saliendo de forma más o menos orgánica.

JH: Has hecho ya varias presentaciones de Lo que sueñan los insectos. ¿Tienes en mente algún acto más? JQP: Estaría bien participar en la Semana Gótica de Madrid y, si nos invitan, también en la HispaCon. Lo de colarnos en la Semana Negra de Gijón, en cambio, ya lo veo algo más_ digamos que complicado. Y hasta aquí puedo leer. JH: ¿Cómo es tu contacto con los lectores? JQP: Muy cordial, en general. Y con algunos he llegado a hacer buenas amistades. Desde luego, no soy de esos escritores a quienes les escriben constantemente para decirles que qué maravilla sus libros y que qué bien todo, pero algún e-mail he recibido. Hace tiempo, por ejemplo, un adolescente me escribió para decirme

JH: La portada es, cuanto menos, perturbadora. ¿De quién fue la idea? JQP: En realidad, la portada fue el resultado de un tiro por la culata. Mi editor y yo ya habíamos escogido de un banco de imágenes una ilustración que nos encantaba, pero poco antes de mandar el libro a la imprenta

+@:41:ABC1/eW


lo mucho que le había ayudado a aceptarse mi novela “El tercer deseo”. Fue muy emocionante. Luego también he tenido alguna crítica encarnizada, como la de un lector que me puso literalmente a caldo en mi muro de Facebook. Pero en casos como este último lo mejor que puedes hacer es guardar las formas, ignorar las malas formas de los demás y aceptar que es imposible que a todos les guste lo que haces. JH: ¿En qué estás trabajando ahora? JQP: Justo he acabado “El vestido de mi madre”, un relato para una antología de terror colectiva que debería salir a la venta hacia Halloween. Y quiero tomarme unos meses de descanso para pensar en la siguiente jugada a nivel literario, que en estos momentos no tengo demasiado clara aún. JH: ¿Seguirás con el terror? JPQ: Nunca se sabe, pero lo veo improbable. Tengo una idea en mente que me resulta atractiva, pero encaja más en una fantasía oscura que en el género de terror. En estos

momentos no quiero encasillarme ni pensar que debo nada a ningún colectivo. Me gustaría dar con una idea que me enamore. Y si para ello hay que salirse del género de terror, que así sea. JH: ¿Te asusta ser considerado uno de los mejores escritores españoles de tu generación? JQP: Más bien me resulta chocante. Sobre todo porque, mientras algunos me consideran así (no creo que uno de los mejores de mi generación, pero quizá sí uno de los mejores “de terror” de mi generación), para otros ni siquiera existo. Es una situación desconcertante lo de pasar de un polo al opuesto y tan pronto “ser” muy bueno como “no ser” nada ni nadie. Tal vez debiera escribir una historia sobre eso. JH: ¿Cómo ves el panorama literario actual? JQP: Veo editoriales que no quieren autores, empresas de autoedición que quieren sacar los cuartos a jóvenes ilusionados, agencias que no quieren representados, es

critores que se inventan las cifras de ventas y el prestigio, estrellas mediáticas que venden decenas de miles de libros de cocina o de sus memorias, libros sin lectores que acumulan polvo en almacenes, lectores sin libros que les interesen lo más mínimo, páginas web de descargas ilegales que se sacan su dinerillo con los banners de publicidad, el Premio Planeta (que es el único premio literario que la gente conoce en España), a Ana María Matute muerta de asco en su caseta de la Feria del Libro de Madrid mientras la cola frente a la caseta de Mercedes Milá no tiene fin_ y luego veo algunos buenos libros, algunos buenos lectores y algunos buenos autores que se están comiendo los mocos. Sé que con esta respuesta corro el riesgo de parecer un resentido, pero así es como veo el panorama. Y prefiero eso que parecer un falso modesto (sobre todo, porque de estos últimos también hay toda una escuela en el mundillo literario). JH: Muchas gracias. JQP: A ti, Javier. Ha sido un placer. Texto: Javier Herce.

+@:41:ABC1/e]


,87"*&

WWo/p12./\G:3j/#4.HH.= Ahora de vuelta en casa, toca hacer recapitulación. Por fin llegaba la fecha indicada y es que el sentimiento WGT no se puede comparar con otro, es algo más que un festival, y ya estaba ahí. Me dirigía a Leipzig con una gran responsabilidad: estar a la altura de mis predecesores, tarea nada fácil, ni por experiencia ni por conocimientos musicales. Para mí el WGT es una ocasión para conocer grupos nuevos, para dejarme sorprender. Así que espero por lo menos estar a la mitad de altura. El viernes despertaba un día soleado, achicharrante, pero con un buen programa por delante, a pesar de faltar todavía muchos asistentes por llegar. La tarde comenzaba con Letzte Instanz, con un show especial aniversario, con un Agra medianamente lleno con público disfrutando a tope. La verdad sea dicha, saben cómo plantarse sobre las tablas, directo muy dinámico. Das Ich volvieron a saltar sobre el escenario del WGT tras su aparición en la noche especial del jueves del 20° WGT. Por fin conseguía verlos en directo tras innumerables intentos, y a pesar de tener un show completo, no me dijeron nada en especial. Van directamente a mi lista de "una y ya basta". A continuación llegó el que era para mí uno de los platos fuertes de esta edición: The 69

Eyes. Si soy completamente sincera, he de decir que no dieron su mejor concierto, con una voz un poco floja en algunas ocasiones, pero actuación de lujo. Me quedé a ver al siguiente grupo, Abney Park, por mera curiosidad, ¡y menuda sorpresa! Steampunk llegado desde el otro lado del charco que me gustó mucho, con un directo muy entretenido. Recomendables 100%. El segundo día de festival era el día grande de la electrónica en el Agra, en cuyo cartel había grupos clásicos de la escena. Iba a ver a Vel-

+@:41:ABC1/eE

vet Acid Christ con muchas ganas. Me esperaba mucho, muchísimo de ellos porque son realmente buenos, pero me llevé un chasco indescriptible. Fue terriblemente aburrido. Para dar el cambio saltaban sobre el escenario llenos de energía, como siempre, Suicide Commando, presentando su nuevo trabajo. Actuación genial, como sólo Johan van Roy las sabe hacer, y público rompiéndose. Pena que no tocaran su clasicazo Bind, Torture, Kill. Para culminar la noche llegaban Leather Strip. Y, qué queréis que os diga... Otro tostonazo para el que no


tentísimo desenfrenado. Les seguían los americanos Koffin Cats. Simplemente geniales. Sigo alucinando con los grupos de tan sólo tres componentes. Me parece fascinante cómo tan poca gente puede hacer algo tan grande. Fue un directo sencillo, sin mucha parafernalia y set-list completo realmente bien organizado. Por fin llegaba el que era el grupo Treffen: The Other. Directo fantástico (aunque me dio la impresión de que un poco acelerado), pero con una voz un poco a medias. Estuvo repleto de temas nuevos, aunque obviamente también hubo representación de temas antiguos. Show completo, con debut de guitarristas incluido. Highlights de la vigesimosegunda edición: Abney Park, por la sorpresa, Suicide Commando, por esa garra que tienen y esa facilidad por hacer mover el esqueleto y The Other, por conseguir reunir a público de toda la escena y del metal en una misma sala. Ya va quedando menos para el 6 de junio del 2014 (ay, ¡esta vez hay que esperar más de un año!). Texto: Weiße Mörderpuppe Fotos: Ellen Strum y Weiße Mörderpuppe Edición de fotografía: Thomas Breuer y Weiße Mörderpuppe

tengo palabras. Decepción.Era ya domingo y yo seguía sin plan, pero después de la tremenda decepción del día anterior, mi cuerpo me pedía volver a mis raíces, y al final me decidí por dirigirme al maravilloso Parkbühne, donde me esperaba una tarde de metal. Mi sesión de música en vivo daba comienzo con Devilish Impressions. A pesar de no pertenecer para nada a mis gustos musicales metaleros, me gustaron mucho, ¡una grandísima sorpresa! Hecate Enthroned fueron el contrapunto... Horror... Pero finalmente llegaba el cabeza de cartel, Crematory. Están mayores, pero dieron un muy buen show, con un Parkbühne lleno y con público divirtiéndose y recordando viejos tiempos. No se puede pedir mucho más.

Como en todas las ediciones llegaba el lunes, el gran día, el que es EL día del WGT, el día grande del psychobilly y el Horrorpunk en el Werk II. La mejor manera de despedirse hasta el próximo año. La velada empezaba con Dr. Hell, grupo muy joven germano de horrorpunk que gustó mucho. Me llevé una grata sorpresa. Pero ese momento versión de los Back Street Boys... Mejor lo dejo sin comentarios. La tarde siguió con más horrorpunk, con The Spook, directo lleno de energía y con un artista invitado: Lon de The Fright, ¡sorpresón! A pesar de ser uno de los grupos que más me han gustado de esta edición, al final resultaron ser algo monótonos. Había cambio de puesta en escena y de estilo con los franceses Banane Metalik y su "Gore'n'Roll". Directo po-

+@:41:ABC1/eI


*")

0^F ) 7//$*+'#$7 Título original: The lost boys Director: Joel Schumacher Intérpretes: Kiefer Sutherland, Jason Patric, Corey Haim, Corey Feldman, Jami Gertz, Edward Feldman, Dianne Wiest, Barnard Hughes, Alex Winter, Alexander Bacon Chapman, Edward Hermann, Brooke McCarter, Jamison Newlander. Guión: Jeffrey Boam, James Jeremias, Janice Fischer Música: Thomas Newman Género: Terror Nacionalidad: Estados Unidos Duración: 98 minutos Año: 1987

73=G;M3MS

fueran buenos años para el cine fantástico. Evidentemente, para los que crecimos en esa década, el recuerdo es incluso mejor, llegando algunas veces a pensar que hay ciertas películas de mayor calidad que la que tienen en realidad. Digamos en pocas palabras que la nostalgia puede ser muy buena a veces y, en otras ocasiones, no tanto. Muchos son los filmes míticos de esos años, tantos que prácticamente darían para un extenso artículo (uno de varios, porque no me cabe duda de que ya los ha habido, y en abundancia). Sin embargo, hoy me centraré en la reseña de “Jóvenes ocultos”, que no Muchos son los filmes míticos de esos años, tantos

Sam y Michael Emerson son dos jóvenes muy normales, hermanos de una familia en la que sus padres se han separado. Junto a su madre se trasladan a Santa Carla, California, donde parecen poder comenzar una nueva vida. Sin embargo, no tardarán en descubrir que misteriosas desapariciones asolan el lugar. Mientras Sam se hace amigo de unos chicos que aseguran que hay vampiros en Santa Carla, Michael comienza a ir con una banda de moteros cuyo líder es David, y que, pronto, le cambiará para siempre.

%.M.q1S Nadie puede negar que los 80

+@:41:ABC1/eP

que prácticamente darían para un extenso artículo (uno de varios, porque no me cabe duda de que ya los ha habido, y en abundancia). Sin embargo, hoy me centraré en la reseña de “Jóvenes ocultos”, que nomás reconocidas de la época, sí es de las que mejor muestran algunas de las virtudes de los filmes de por entonces. En pocas palabras, “Jóvenes ocultos” contiene lo mejor de los 80 y, al mismo tiempo, algunos de sus peores defectos, afortunadamente, no demasiados. En “Jóvenes ocultos” hallamos a los Emerson, una familia como cualquier otra. Descubrimos que se han mudado a un tranquilo, apacible y soleado pueblo de California donde nunca ocurre nada, ¿o sí?


Parece ser que la zona está siendo acosada por una serie de desapariciones. Sam y Michael son los jóvenes de la familia, y pronto hacen nuevos amigos en el pueblo; Sam conoce a los Frog, dos hermanos que llevan una tienda de cómics y que le previenen sobre los vampiros de Santa Carla; Michael, por su parte, conoce a la banda de David, jóvenes, moteros y alejados de toda autoridad. Pronto, descubrirá que, además, poseen una sobrenatural naturaleza que no tardará en consumirle a él mismo. Así pues, tenemos un filme de vampiros, de jóvenes vampiros rebeldes con peinados de la época, actitud de la época y ropa muy de la época. Por si eso no fuese suficiente para catalogar “Jóvenes ocultos” como una película de los 80, además tenemos a adolescentes y jóvenes de protagonistas, y buenas dosis de humor, de terror y de, por supuesto, maquillaje y efectos especiales de la época. Casi nada, ¿verdad? La historia se divide poco después de su comienzo en dos tramas que se conjuntan bastante bien. Por un lado, tenemos a Michael, el mayor de los Emerson, un joven Jason Patric (Narc, Los perdedores) que cumple bastante bien su rol de coprotagonista de la película. Michael es quien conoce a los vampiros del pueblo, un grupo de moteros liderado por David, un muy convincente Kiefer Sutherland (Última llamada, Vidas ajenas). Esta trama nos presenta a Michael uniéndose a esta banda, en principio por una chica a la que acaba de conocer y pertenece a ella, y más tarde, por curiosidad por lo que se traen entre manos. Pronto, la banda de vampiros convierte a Michael en uno de los suyos; es entonces cuando el joven tendrá que lidiar con su nueva condición, al mismo tiempo que trata de que su hermano y sus novios amigos no le maten en el proceso. Y ahí es donde se conectan ambas historias, no sólo por el hecho de que los hermanos Emerson se enfrenten a los vampiros, cada uno a su estilo (uno volviéndose como ellos, y el otro, aterrorizado ante la idea de que su hermano mayor pueda devorarle en cualquier momento), sino por las dos estrellas del filme: los hermanos Frog. Y es que, si por algo ha pasado a la historia del cine de terror “Jóvenes ocultos” ha sido por la presencia de estos curiosos hermanos, que llevan una tienda de cómics, e in-

terpretados por Jamison Newlander (El terror no tiene forma) y la joven estrella de los 80, Corey Feldman (Los Goonies, Gremlins). Son ambos quienes dan la nota más cómica de la película, además de ser algo así como el sello personal de la misma, hasta el punto de que serían prácticamente los protagonistas de un par de secuelas que tuvimos años más tarde de la primera parte. La trama en la que Sam, interpretado por Corey Haim (Una de las chicas, Adictos a la sangre) tristemente fallecido en el año 2010, nos presenta a este joven conociendo a los Frog, al mismo tiempo que descubre que su hermano es un vampiro. A partir de eso momento se convertirá en un improvisado cazador de nomuertos que intentará encontrar al vampiro maestro, cuya muerte hará que Michael vuelva a ser un humano normal y corriente. Para ello, cómo no, contará con los Frog, que en un principio sólo quieren matar a Michael, para después ayudarle a recuperar su humanidad. Es entonces cuando ambas historias confluyen. Los Frog y los Emerson tendrán que lidiar con los vampiros, que no se van a quedar quietos viendo cómo son cazados, hasta llegar a un tremendo clímax que es, sin duda, otro de los grandes puntos positivos de la película. Entre tanto, hay un poco de romanticismo, algo que parece que no podía faltar por aquel entonces; mientras que la historia romántica de la madre de los hermanos Emerson está bastante bien, y da para mucho, sobre todo al final (no contaré más), la que mantienen Michael y la chica de la banda de los vampiros sobra mucho, hasta el punto de que si la quitásemos de la trama principal no se notaría. Pero “Jóvenes ocultos” no sólo tiene grandes personajes y espectaculares momentos (repito, la lucha final es muy buena) sino tam-

+@:41:ABC1/eQ

bién decenas de virtudes más, como los efectos especiales, muy de la época, artesanales y muy bien hechos; o lo absorbente de la trama, que se desarrolla de manera fluida, sin que aburra al espectador; o, ¿cómo olvidar la estupenda banda sonora, con esa canción principal que perduraría durante los años siguientes? La calidad de “Jóvenes ocultos” es la suma de unas partes perfectamente orquestadas, dirigidas con muy buen hacer por Joel Schumacher (Asesinato en 8mm, Un día de furia), director que, pese a darnos una de las peores adaptaciones comiqueras del cine, ha tenido una carrera digna de un notable como mínimo. “Jóvenes ocultos” es una buena muestra de ello. Por supuesto, no es perfecta. A día de hoy, “Jóvenes ocultos” ha envejecido algo mal en ciertos aspectos, sobre todo en el tono de la historia; el hecho de no decidirse entre comedia y terror, al menos no del todo, por entonces era todo un acierto, algo que ver con cariño, pero hoy, puede suscitar más de una crítica. Sobran algunos personajes, se echa en falta más sangre en algunos momentos (algo que arreglarían sus secuelas) y alguna subtrama está de más, como la mencionada de Michael y su chica. Pero, en general, “Jóvenes ocultos” es uno de esos filmes imprescindibles para los amantes del terror. Una película sin la que no se puede entender el cine de los 80, porque huele a eso, desde sus primeros minutos, hasta los títulos de crédito. Joel Schumacher supo crear algo notable en todos los sentidos y que, tantos años después, sigue manteniendo su calidad general. Buen cine de género, en definitiva. Nota: 7,5/10 Tony Jiménez.


Y$#$\%&Y(&

Y '"*"!&! 7 0&*f Estamos de celebración, ya que uno de los pilares de Ultratumba cumple años, aunque no diré cuántos. Se trata de Jacq The Rimmel, más conocida por mí como La Musa. Creo que ya iba siendo hora de hacerle algo realmente original para regalarle en su cumpleaños y un día Linnoska me dio la idea. Había creado unos cuantos fotomontajes con varios trabajos que le había hecho yo a Jacq cogiendo las caras y poniéndoselas a figuras del Hollywood clásico. Le quedó tan bien, que se prestó a hacer más y yo le pedí que me las pasara en secreto para hacer esta especie de reportaje-regalo y que saliera publicado

justo en el cumpleaños de Jacq The Rimmel. Jacq no era del todo ajena a esto, ya que el primer par de fotos Linnoska se las enseñó a ella antes que a mí y quedamos en que haríamos una expresamente para pasársela a Linnoska y que la convirtiera en la novia de Frankenstein. Esa foto es la única de la que no se le ha cogido la cabeza y se le ha encajado en el cuerpo de una foto antigua. Solo el pelo es montado. Jacq en realidad llevaba una coleta. Todo el cuerpo es auténtico de ella (le delatan los tatuajes y el corset). La foto se la hice en la

misma sesión del anterior número de Ultratumba, para aprovechar y no volver a quedar solo para hacer una fotografía. El resultado lo podéis ver vosotros mismos. Es espectacular. Este es el pequeño homenaje de Ultratumba para nuestra mayor inspiración, Jacq The Rimmel. Desde aquí quiero felicitarte y darte las gracias por TODO lo que me aportas y por estar siempre ahí. También darle lar gracias a Linnoska, ya que sin ella este regalo habría sido imposible. Has hecho un trabajo simplemente impresionante. GRACIAS. No te librarás de ser Chica Ultratumba, y lo sabes. Podéis ver acompañando a las obras de Linnoska las fotos originales. Para los malpensados (y mentes calenturientas) hay que decir que el pecho que se ve no es de Jacq, sino de la actriz original, así que no hace falta que imprimáis esa página para colgarla en el baño y quedaros ciegos, cochinos. Javier Herce.

+@:41:ABC1/QD


'"))$7>&S/ l'G/Z./<16.4/@1M/HG:GM/M./B./G6A443a/;G4kA./VG/MA.@G/<16.4 .M:1M/r6GM1Mr/1/@1/?.=:.b/&/2.6.M/6GBG/C4GB1U/1/2.6.M/.=/;@1= 14:_M:36GU/V/016k/.M/A=1/BAN.4/kA./Z1/BA6<G/NA.?Gb/ M/BAV/ ;G@3H16s:361U/V/64.G/kA./M./Z.M.=2G@2.4_1/BAV/C3.=/.=/61Z1 ;.4MG=1N./Z./@1M/HG:GM/tu h6.;:G/.=/@1/Z./@1/HG@6@a4361vwb &Z.BOMU/@1/Z3H36A@:1Z/Z./.=6G=:414/HG:GM/kA./.=61N.=/.=/.@ BG=:1N./6G=/.@@1/=G/.h3M:_1/1@/:.=.4/:1=:_M3BGM/;GM1ZGM/1/B3 B1@21Z1/Z3M;GM363a=bbb//'GM/G43?3=1@.M/@GM/M16G/Z./C@G?M/6G= 3BO?.=.M/23=:1?.U/;.4G/MGC4./:GZG/Z./A=1/;O?3=1/Z.Z361Z1/1 16:G4.M/V/16:436.M/Z./@1/s;G61/ZG41Z1/Z.@/63=./tkA./;G4 MA;A.M:G/=G/2GV/1/Z.634/6AO@/.MU/.M/M.64.:G/r;4GH.M3G=1@rwbn FOTOGRAFÍA: LINNOSKA Basada en trabajos hechos por JAVIER HERCE +@:41:ABC1/QQ


% '&#$

'&7//9 7&!"''&7//! // 7#5 % t61;_:A@G/3=sZ3:G/Z./,1:14/1/A=/21B;34Gw 0123.4/5.46. Londres, 1843 Esther sabía que su familia la estaba tomando por loca, que pensaban que había perdido la cabeza después de morir su esposo Frederick, pero ella sabía que no era así. Todos la veían evadida, metida en un mundo a parte y sumida en una seminconsciencia que no le dejaba enterarse de lo que ocurría a su alrededor. Había pasado de ser una mujer llena de vitalidad, a convertirse casi en un mueble más de la casa que ni escucha cuando le hablan y ha perdido el apetito. Por mucho que el doctor White le diera esas hierbas que le hacían dormirse y que la trataran como a una niña de diez años que no comprende el mundo adulto, ella era muy consciente de que estaban equivocados. La cabeza le funcionaba como siempre, aunque sí que había perdido toda la vitalidad. Se le estaba llevando ese ser... Sus estados de evasión, casi fantasmagóricos, se debían al tormento que estaba viviendo noche tras noche. Ojalá esas pesadillas fueran fruto del sueño profundo, pero no, eran reales y las estaba viviendo en sus carnes. Ni siquiera las hierbas del doctor White impedían que se despertara siempre que la visitaba en sus aposentos para llevarse algo de ella al acercarse y darle un beso monstruoso en el cuello. Cada vez que caía la noche, para ella era como enfrentarse a Satanás, y lo peor de todo era que, una vez él estaba a su lado, no podía evitar desear que nunca se marchara. Sabía que terminaría acabando con ella y a la vez deseaba que así fuera, porque morir en sus brazos sería lo más placentero que podría experimentar jamás. Esa noche, como todas las demás desde que perdió a Frederick, la acompañaron a su cuarto, después de beber ese maldito té que sabía como el mismísimo infierno, y Eliza-

beth la arropó como si se tratara de su verdadera hija. Estaba muy orgullosa de que Wilhelm hubiera encontrado a alguien como ella, y que fueran a darle un nieto. Sí, ella lo sabía, pero no porque se lo hubiera contado nadie. Era una mujer muy observadora y se daba cuenta de muchas más cosas de lo que los demás creían. Pensar en ese nieto le ayudaba a luchar por seguir adelante, aunque él no le dejara_ No sabía su nombre, ni siquiera quién o qué era. Solo que la visitaba por las noches, cuando nadie más estaba con ella, y que le hacía transformarse en algo que nunca había sido haciendo cosas de las que no se sentía orgullosa. Al cerrar Elizabeth la puerta y quedarse sola, el sueño empezó a llamarla provocado por esas hierbas. Ella se dejó llevar, aunque sabía que no iba a ser diferente a los demás días y que, cuando todos en la casa estuvieran dormidos y la noche hubiera madurado hasta convertirse en silencio absoluto, él la despertaría. Cerró los ojos deseando soñar con que todo volvía a ser como antes, incluso que regresaban a su España natal para volver a ser tan felices como fueron allí, y se durmió relajándose, aunque una parte de ella seguía intranquila pensando en la visita que la despertaría más tarde, como así fue. Su cuerpo se encontraba sumido en el sueño más profundo, cuando sintió que la llamaba. Su poder era tan fuerte, que derrotaba a cualquier medicamento que corriese por su cuerpo para que no se despertara. Era igual que si no se hubiera tomado el té de Joseph White. Abría los ojos despejada como si hubiera estado durmiendo durante al menos diez horas, aunque solo habían pasado dos. Sabía que estaba cerca. En su mente oía cómo decía su nombre y le pedía que abriera los ojos para recibirle como se merecía. Se incor-

+@:41:ABC1/RD

poró en la cama observando la oscuridad y esperando sus instrucciones, como siempre. Las cortinas se abrieron solas dejando que la luz de la luna entrara en la habitación y la iluminara con un halo siniestro. Miró hacia la ventana. Sabía que no tardaría en aparecer, y allí se presentó para volver a invadir su paz. Ya no le sorprendía verle al otro lado del cristal flotando a esa altura. Su larguísimo pelo se movía con el viento y la miraba con una expresión malévola que le hacía saber que iba a hacer todo lo que él le pidiera. No sabía su nombre ni si era humano o no, pero de lo que estaba segura era de que eso no era fruto de su imaginación, que ese hombre era real y que se metía en su cabeza para tenerla a su merced. Él puso su mano de uñas cristalinas en la ventana y Esther echó la cabeza hacia atrás sintiendo cómo penetraba dentro de ella. Esa sensación placentera recorrió su cuerpo y solo le quedó dejarse hacer. En el fondo lo estaba deseando. Jamás nadie ni nada le había hecho sentir algo parecido, y aquello empezaba a crearle adicción. Apartó las sábanas que aún la tapaban y puso los brazos en cruz dejando que su cuerpo se levantara de la cama flotando y sintiendo una suave brisa alrededor de ella que hacía que su vaporoso camisón se meciera y el pelo acariciase sus hombros. Al volver a bajar la cabeza, el hombre ya había traspasado la ventana y se encontraba dentro de la habitación. El aire empezó a pararse hasta que se detuvo del todo y su cuerpo volvió a postrarse sobre el colchón, preparada para recibirle. Ahí estaba él, con su increíble altura, su porte elegante y llevando solo una camisa roja medio abierta que caía sobre sus pantalones negros. Mirándole tuvo claro que jamás había visto a nadie tan sensual y que necesitaba ser suya para siempre, sin


importar nada más que ese cuerpo que tenía delante. Se arrodilló sobre la cama y Esther abrió las piernas remangándose el camisón viendo cómo se arrastraba y subía hacia ella como una serpiente. Al estar sus cuerpos uno sobre el otro dejó escapar un gemido y, guiada por un instinto dominante, ladeó la cabeza y le mostró el cuello, donde dos pequeñas heridas no conseguían curarse al ser abiertas cada noche para dejar que él tuviera lo que en verdad buscaba de ella. Él sacó la lengua y recorrió su escote haciendo que casi perdiera el sentido, hasta llegar a esos dos puntos que esperaban ser mordidos otra vez. Al notar que los colmillos de ese ser entraban de nuevo en su carne, sintió su sexo palpitar y notar la sangre salir de ella y ser tragada por el amante nocturno, era como ver su vida en imágenes y recordar tantos momentos felices que nunca se iban a repetir. Eso hacía que deseara que no acabara nunca, que la dejara sin sangre si hacía falta, pero quería seguir viviendo esos recuerdos pasados para siempre. Antes de ser demasiado tarde, él se separó del cuello relamiéndose con un temblor de mandíbula casi animal y dejándola caer sobre la cama, sin fuerzas y con la suficiente sangre en su cuerpo como para no morir y que se recuperase para volver a la noche si-guiente. Esther, con las pocas fuerzas que le quedaban, le vio levantarse y acercarse de espaldas hacia la ventana, sin dejar de mirarla. Al llegar hasta la pared el cuerpo de ese hombre se empezó a difuminar saliendo de él una especie de vapor frío hasta que se convirtió por completo en una niebla que se fue filtrando por la ranura de la ventana hasta desaparecer por completo. Esther se relajó volviendo a ser ella misma y las lágrimas la asaltaron consciente de que había vuelto a vivir la pesadilla de todas las noches y sabiendo que no iba a parar hasta que su cuerpo no pudiera más y terminara por morir, cosa que cada vez se le antojaba más apetecible. La muerte era mucho mejor que vivir de esa manera y ser la víctima de un monstruo diabólico que no le dejaba ser persona y que no le dejaría nunca. Javier Herce.

+@:41:ABC1/RW


,87"*&

'&//)$*5 //,d7//9+)>//! '//&J$

Todo estaba preparado para que el pasado día uno de junio viviéramos la noche más punk del año en Madrid. Después de actuar con éxito en Barcelona, venían la santísima trinidad a ofrecernos casi cinco horas de concierto ininterrumpido. Se trataban de Kante Pinréliko, Eyaculación Post-Morten y Los Carniceros Del Norte. La cosa prometía en el Gruta 77, y ninguno de los tres grupos defraudó al público asistente. Además, se vendieron todas las entradas y la sala estaba a reventar de gente deseando ver a alguno de los grupos, o a los tres. El ambiente del Gruta acompañaba a lo que esperaba esa noche, congregando a una variedad de personas que iban desde punkys hasta góticos, demostrando que todos podemos estar juntos con buen ambiente para disfrutar del punk que nos esperaba por delante. Una cita organizada por Rara Avis y ASP que no defraudó a ninguno de los asistentes, que pese cantidad de horas que estuvimos de pie, se nos hizo corto. Los tres grupos podrían haber tocado una hora más y todo el mundo habría estado encantado, pero había que seguir un horario marcado.

+@:41:ABC1/RE


'&//)$*5 //,d7//9+)>//! '//&J$

Los primeros en salir fueron los cartaginenses Kante Pinréliko, veterana formación que desde mediados de los ochenta no han parado de tocar música punk. Sin duda fue el grupo con el que el público más se entregó y bailó. Todos coreaban las letras de las canciones, que por otra parte no tienen desperdicio, con letras que cuentan historias como por ejemplo la de un hombre que estaba haciéndolo con una mujer y ella le succiona por su entrepierna. Él allí dentro descubre que, aparte de hacer mucho calor, hay todo un mundo en el que decide instalarse (qué difícil es contar esto con un vocabulario “educado”_ Con lo fácil que es decir polla y coño_ también yo_). Tocaron casi treinta canciones y fue el concierto más largo de los tres aunque, igual que con sus compañeros, se hizo corto. Pronto presentarán nuevo álbum, así que tenemos que estar atentos para seguir inspirándonos con esas historias que cuentan, que por otra parte les pueden suceder a todo el mundo.

+@:41:ABC1/RP


+@:41:ABC1/Re


'&//)$*5 //,d7//9+)>//! '//&J$

Después les tocó el turno a los barceloneses Eyaculación Post Morten. Todos temíamos un baño de sangre como el que dieron en tierras catalanas, pero la cosa no fue tan grave. Tocaron temas de sus cinco álbumes con los que hicieron temblar la sala. Una pega es que el sonido no era todo lo bueno que cabía esperar, al menos comparado con otros conciertos de la banda. No obstante supieron suplirlo con un show entretenidísimo y frenético. Fueron la única banda en llevar merchandising, cosa que deberían haber hecho los demás, porque siempre es un gusto poder comprar cosa en los conciertos de tus grupos preferidos que normalmente no se

encuentran con facilidad, ya que aunque tenían allí a la venta su último álbum, Viva La Muerte (que TODOS deberíamos tener. Es un álbum obligado), también se podía comprar el dvd con un concierto y varios video clips, titulado Baño De Sangre (el primer dvd que publica la banda), una re-edición con extras de su álbum Temblad Malditos (solo a la venta en sus conciertos), la revista Horrorvision (de una calidad tanto en maquetación, contenidos, como papel, que es para felicitarles), camisetas y bragas (sí, bragas). Para mí fue el concierto más divertido. Los Eyaculación nunca defraudan y son una garantía en directo.

+@:41:ABC1/RQ


'&//)$*5 //,d7//9+)>//! '//&J$ Por último, pero no por eso menos importante, salieron a tocar la banda bilbaína Los Carniceros Del Norte, la formación más siniestra de las tres. Hubo que esperar hasta casi las tres para verles, pero mereció la pena, puesto que ofrecieron el show más elaborado llevado en momentos casi hasta el límite. No cabe duda de que Txarly Usher es un frontam carismático, con mucha personalidad y una voz con la que podría hacer lo que quisiera si se lo propusiese. Además, se le ve disfrutar tanto, que te contagia a cada momento con todos sus movimientos sobre el escenario. Llevado casi al punto del cabaret, Los Carniceros ofrecieron un espectáculo digno de cerrar una noche que tardaremos en olvidar. Txarly se colgó del techo, dio vueltas sobre un taburete, se tiró por los suelos_ lo dio todo y eso el público lo notó. Como he dicho, la noche se hizo corta. Un evento perfectamente organizado que se saldó con el éxito que se merecía. Todos salimos de allí un poco más punks y deseando que algo así se repita pronto. Texto y fotos: Javier Herce.

+@:41:ABC1/TDD


*")

#5 -%$> ) Título original: The Broken Director: Sean Ellis Intérpretes: Lena Heady, Ulrich Thomsen, Melvil Poupaud, Michelle Duncan, Asier Newman, Richard Jenkins, Daren Elliot Holmes, Howard Ward, Damian O´Hare. Guión: Sean Ellis Música: Guy Farley Género: Terror, suspense Nacionalidad: Reino Unido Duración: 88 minutos Año: 2008

73=G;M3MS Gina es una exitosa radióloga de un importante hospital londinense. Vive una vida normal y corriente, con su novio, rodeada de su familia, que la adora y con un trabajo que le encanta. Un buen día, durante la cena de celebración del cumpleaños de su padre, Gina ve, sorprendida, como uno de los espejos del salón se rompe sin mayor explicación. Poco después, observa por la calle a una mujer exactamente igual que ella, una mujer a la que sigue hasta un apartamento donde tiene fotos de ella con su familia, ¿qué está pasando?

%.M.q1S Hay películas que, instantáneamente, se convierten en filmes

conocidos por todo el mundo. Su fama llega a todas partes y, poco a poco, entran en el hall de la fama de esos clásicos del cine. También hay películas que logran mucha fama, pero nunca entran en la galería de los clásicos. Por supuesto, también podemos encontrar producciones que pasan desapercibidas, pero poco a poco se convierten en filmes de culto, películas muy apreciadas por quienes las han visto, pero que no poseen esa fama que se merecerían. Evidentemente, hay películas que fracasan tan estrepitosamente que apenas son recordadas incluso por quienes las vieron. Y hay filmes que no consiguen ninguna popularidad, pero tampoco son de culto, y sin embargo no son malas películas. Se quedan en ese terreno gris del “quiero y no puedo” donde las grandes ideas no son aprovechadas del todo, dando luz a proyectos que se quedan tan a medio gas que da bastante lástima ver lo que son, y pensar en lo que podrían haber sido. Me temo que “The Broken” es una de estas películas. El filme lo tiene todo para haber triunfado. Un reparto atrayente, encabezado por la siempre estupenda Lena Heady (Dredd, 300) ahora más famosa que nunca por su papel de la más importante de los Lannister en “Juego de tronos”; un reparto que incluye a ese genio de la interpretación que es Richard Jenkins (Hermanos

+@:41:ABC1/TDW

por pelotas, Jack Reacher), además de algunas caras poco conocidas para el público en general. Eso sin mencionar que estamos ante una producción británica, que tan buenos resultados suele dar en el terreno del terror. ¡Ah! Y un gran homenaje en general a películas como “La invasión de los ultracuerpos” y filmes del mismo tipo, es decir, pérdida de la identidad, el tema del “yo” y derivados. A todo esto le añadimos grandes gotas de suspense, y algunas de terror y violencia y_ ¿por qué no tenemos una película para recordar? Repasemos lo que hallamos en “The Broken” antes de contar sus defectos. Se nos cuenta la historia de Gina, una radióloga que trabaja en un importante hospital pero que, a partir de un extraño suceso en casa de su padre, comienza a vivir extrañas experiencias. El suceso tiene que ver con un espejo que se rompe repentinamente sin motivo alguno. Poco después, Gina ve por la calle a una mujer que es igual que ella. Es tan parecida que la sigue hasta su casa, sólo para descubrir que tiene fotos de su familia en el apartamento. Más tarde Gina tiene un accidente de coche y es partir de entonces cuando su vida se vuelve más rara todavía. Tenemos una historia repleta de suspense, con pinceladas de terror, algunas veces físico y otras veces más psicológicos, incluso con


tintes oníricos muy bien llevados. La tensión es tal que, hasta el último momento, no sabemos cómo puede terminar la historia. Bueno, en realidad, sí que nos lo olemos, especialmente cuando el metraje va avanzando y sabemos de qué va todo. No, tranquilos, no voy a desvelar nada, pero supongo que con una de las referencias del filme que he dado antes ya podéis oleros el pastel. En este sentido, el terror, el miedo, la paranoia y el suspense están muy bien plasmados, y acaban siendo una de las principales virtudes de la película, siendo una gozada en este sentido, sobre todo cuando todo parece convertirse en una pesadilla para la protagonista que no tiene ni idea de en quién confiar. La ambientación también ayuda bastante. La fotografía, el diseño de producción, el emplazamiento de la acción hacen que no sea una película más de miedo realizada en Hollywood. El aire británico le aporta un tono diferente que el director sabe aprovechar la mayor parte del tiempo, así como el suspense de la historia que, como digo, se mantiene hasta el final, hasta el punto de que a veces el espectador no sabe exactamente qué esperarse. Los espejos se rompen, aparecen dobles de la gente, los asesinatos empiezan a sucederse, la protagonista se ve inmersa en una pesadilla, hay calles vacías en la ciudad, pasillos sin nadie por ellos en bloques de apartamentos y hospitales_ El director sabe bien cómo crear desasosiego en el espectador, lo usa y lo logra con creces en más de una escena (por ejemplo, cuando comprobamos que el hospital de la protagonista está cada vez más vacío). Otro de los grandes aciertos del filme es el plantel de actores. Mencionaba antes a Lena Heady, que es capaz de llevar el protagonismo de la historia perfectamente. Su personaje es una persona normal y corriente superada por las circunstancias. No es una superheroína, no es una guerrera que lo va a solucionar todo a espadazos, disparos o va a salvar el mundo. Sólo quiere descubrir qué es lo que está pasando, y si aún está en sus cabales, o es que hay algo extraño que la está carcomiendo por dentro. ¿Cómo acabará todo para Gina? De la peor de las maneras, eso seguro aunque, ¿de la peor maneras para su mente o para su cuerpo? ¿Es real todo lo que sufre Gina, o es todo culpa

del accidente de tráfico que sufrió? Habrá que acompañarla en su pesadillesco viaje para averiguarlo.Hasta aquí todo suena bastante bien, ¿verdad? Incluso dan muchas ganas de ver la película. Entonces, ¿qué es lo que sale tan mal en “The Broken” como para que se convierta en una película anodina, pasable y fácilmente olvidable? Dos cosas: su ritmo y su metraje. Dos áreas que van muy unidas, principalmente porque su alargado metraje es el que hace que su ritmo no fluya lo necesario como para conseguir una película entretenida y llevadera. ¿Alargado metraje cuando apenas dura hora y media? Sí, porque hay películas que duran tres horas y se hacen cortas, pero “The Broken” se hace bastante larga, sobre todo cuando empiezas a ver que dicha lentitud no aporta nada; no es que el filme sea pausado y esas pausas aporten a la historia, sino todo lo contrario. Y esto es por algo muy sencillo: la historia no da para tanto. Si la veis, una vez visionada, pensadlo, ¿no se podría haber hecho lo mismo en un corto de una hora? Pensadlo mejor, no dura ni hora y media, ¿no podrían haber desaparecido ciertas escenas, y otras haber sido acortadas perfectamente? ¿Cuántas veces se

nos recuerda el accidente de coche de la protagonista para dejar claro que podría estar perdiendo la cabeza a causa del choque? Lo que en principio puede parecer una nimiedad convierte la película en algo pesado, a ratos soso, repetitivo y aburrido en más de una escena. Afortunadamente, sus puntos positivos quedan por encima de los negativos, que son pocos pero bastante graves, pero es una pena que dichos puntos flacos conviertan una película con mucho potencial, sobre todo en la idea (¿dobles de los espejos o locura de la protagonista?) en algo que pasa sin pena ni gloria por nuestros ojos. Merece la pena su visionado, la verdad, al menos para que cada uno se haga su propia idea del filme, pero tened paciencia con ella, porque su ritmo no es precisamente ágil. Un ejemplo perfecto que una buena idea, buenos actores, buena ambientación, buen suspense y buen terror, de forma alargada innecesariamente y mal llevada puede convertirse en algo no demasiado fácil de digerir. Nota: 6/10 Tony Jiménez


Y 7#"F&'

"c/&B;<3/Y.M:321@

En la sesión veraniega y, por tanto, de festivales, no se podía quedar la zona oeste de Alemania sin uno, y ése es el Amphi Festival, ya en su novena edición. No tiene fecha fija, pero se celebra todos los años sobre el tercer fin de semana del mes de julio en Colonia, por lo que este año tendrá lugar los días 20 y 21 de ese mes. Y dónde, pues en su sitio que realmente tiene su encanto: Tanzbrunnen, en el camino Rheinparkweg 1, en la orilla este. Se encuentra casi directamente en la orilla del río, y tiene incluso una miniplaya en la que descansar entre concierto y concierto... si es que encuentras sitio. El llegar con transporte público no es un problema, sólo hay que coger la línea 9 o la línea 1 de U-Bahn o las líneas 6, 11, 12 o 13 de S-Bahn hasta Köln Messe/Deutz, y de allí andar un poquito hasta la zona del festival. Todos los años los organizadores de tal sarao organizan el viernes una prefiesta. Este año lo han pensado mejor y, en vez de hacer algo tradicional en una discoteca, se hará en un barco, en el Rin, con la actuación incluída de tres banda: Classic & Depeche, Welle:Erdball y Covenant. A tal despiporre le han dado el nombre de "Call the Ship to Port", ¿casualidad? Pena que estas entradas ya estén agotadas. Pero no dudéis que tendréis mención de ello. Todo esto está muy bien, ¿pero de qué grupos vamos a tener el

lujazo de disfrutar? Básicamente se trata de un festival de la variante electrónica, con VNV Nation, Agonoize, Suicide Commando, y Frozen Plasma; pero también de grupos como Fields of the Nephilim, Diary of Dreams, Letzte Instanz y Umbra et Imago, entre otros. En lo que respecta a las entradas del Amphi per se: están disponibles desde hace ya bastante tiempo, por lo que ya sólo quedan las de fin de semana completo por un módico precio de 66€ y las entradas únicas para el domingo, por 49€. Como en todo festival que se precie, también se puede acampar. ¡Hay que

+@:41:ABC1/TDP

estar pendiente y ser rápido, porque desde hace un par de años ahora es siempre sold out! Para más información (como por ejemplo para los horarios) siempre podéis echar un vistazo a la web del festival o al facebook oficial: www.amphi-festival.de www.facebook.com/amphifestival A seguir disfrutando se ha dicho! Texto: Weiße Mörderpuppe Foto: Ellen Sturm


)#% F"7#&

Y%

!$,//*&'' 7.?A=Z1/;14:.

(Continúa del número anterior) Weiße Mörderpuppe: ¿Cuál es tu ciudad de España favorita para tocar? Chris Bay: Buah, ésa es una pregunta difícil. ¿Sólo de España? WM: Sí, de España. CB: Bien, entonces la cosa es algo más fácil. Pero ahora tengo que tener cuidado con la respuesta, porque España está muy dividida por regiones. No es como cuando se toca en Alemania "Hola, Alemania". En Barcelona no se puede decir "Hola España", esa situación puede ser bastante estresante. WM: A mi me da igual. ¡Puedes ser totalmente sincero! CB: Son diferentes aspectos los que tengo. Vale, empecemos: encuentro que los que más carácter tienen, pero siendo tremendamente subjetivo, son los de San Sebastián, porque es para mí especial. Porque para mí tampoco es España, porque está en el Atlántico, y España la asocio con el Mediterráneo. De pensamiento muy cerrado, como de un pueblo muy pequeño, aunque sea una ciudad grande, con mucha gente. Pero la cara de la gente se me hace como la de un pueblo pequeño, en el que todos se conocen entre sí y en el que la gente es muy llana. "No queremos todo lo que es de fuera, sólo lo nuestro", así es como yo lo percibo.

WM: Sí, eso es el País Vasco... (*Aclaración: yo soy vasca) CB: Así es como yo lo percibí. Por otro lado, por esta misma razón, no me podría imaginar el vivir allí. Pero me gusta. Siempre me ha recordado a Astérix y Obélix. Eso es definitivamente para mí el País Vasco, eso es San Sebastián. Con la playa en la ciudad, es como de cómic, me hace gracia. Con su propia lengua, como en la Comarca de El Señor de los Anillos. Sí, es como de cómic. Y, aaaggh, la gente es tan... Con la txapela... Y la cara redonda (hincha los mofletes), y los mofletes rojos... Me hace gracia. Aparte de eso... Siempre le he pedido a nuestro promotor tocar en Barcelona, porque Barcelona está en la costa, es como estar de vacaciones. También me gusta mucho Andalucía, Málaga, Granada. Me encantaría ir a Sevilla. Todavía no he estado allí. Pero de alguna manera lo encuentro muy bonito, muy auténtico. Pero no todo el centro turístico... Me parece sorprendente que en el aeropuerto de Málaga te den un vaso de cerveza de plástico de un litro. Por un litro de cerveza te dan el vaso de plástico. Son así de grandes (abre los brazos para mostrarme cuán grandes son). Me impresionó que hubiera algo así. Sí... WM: ¿Todavía no habéis tocado allí? CB: Sí. En Granada hemos

+@:41:ABC1/TDQ

tocado dos o tres veces. Con Rage tocamos allí, con Gamma Ray, también. Después tocamos por Málaga, en Jaén, cerca, en Torres. Es decir, perdidos en medio de la nada. Cuando quiera que fuese condujimos y condujimos... y pensamos que nos habían raptado, y en un momento llegamos a un pueblo muy pequeño, era como una aldea en medio de olivares. Allí tocamos. Allí estaban Gamma Ray, Doro, nosotros y DragonForce, pero era todavía un grupo muy pequeño y no los conocía nadie, justo acababan de empezar a tocar. WM: Entonces tu ciudad favorita son todas. CB: La mayoría de las veces hemos tocado en España cuando era invierno, y es realmente agradable cuando se viaja a España de las temperaturas invernales alemanas. Sí, es mucho más confortable. Y Barcelona me gusta porque tiene carácter de vacaciones. Allí tocamos en la Razzmatazz. Fui a correr, y cuando había corrido tan sólo durante cinco minutos, ya estaba en la playa. Eso no lo tenemos en Alemania. No hay playa excepto en el norte. Y es como una sensación de estar de vacaciones. Pero lamentablemente cuando estamos de gira, tenemos muy poco tiempo para conocer realmente una ciudad. Llegamos a lo largo del día y a la noche tenemos que volver a viajar. Nos queda muy poco tiempo para conocer realmente la ciudad.


WM: ¡Madrid es para mí algo especial! En Madrid siempre siento un ambiente muy especial, que no siento ni en el País Vasco ni en Barcelona. Es siempre en Madrid. Madrid es mi "Ciudad Freedom Call". CB: Vale, la mayoría de las veces, o en realidad siempre, se relacionan las ciudades preferidas o las canciones favoritas con ciertas experiencias que se han tenido en cierto contexto. Por ejemplo, cuando he escuchado ciertos temas que me gustan, siempre va relacionado con ciertas experiencias o situaciones emotivas que he vivido. Y ahí también entran las ciudades. Cuando he vivido algo bonito en esa ciudad, entonces me gusta la ciudad en la que he vivido eso. Cuando he vivido algo malo, entonces no me gusta la ciudad. Creo que así se puede elegir la ciudad favorita. Pero lamentablemente tengo muy poco tiempo, nunca he tenido la oportunidad de vivir malas experiencias en una ciudad, porque al día siguiente ya vuelvo a estar en marcha. Cuando se está de gira, también influye la reacción del público. Y cuando la gente se lo ha pasado bien, a uno le gusta la ciudad, pero realmente no se conoce la ciudad para nada. WM: No, no estoy totalmente de acuerdo. En Barcelona he vivido muy buenas experiencias, pero no me gusta nada, no volvería a ir. CB: Es terriblemente estresante. Esa velocidad de la ciudad, me pone nervioso. Tanto ruido, todo tan rápido... Tocamos allí en el tour con Rhapsody, en Barcelona, después Madrid... ¿o fue del revés? WM: Fue Bilbao, Madrid y Barcelona. CB: Vale, después fuimos a Suiza, a Lyss. Una ciudad muy pequeña en medio de la naturaleza. Me bajé del autobús y me fui a correr al bosque, allí estaba todo en paz. Fue genial después de esas ciudades tan estresantes. Bilbao es también una ciudad muy activa, y la zona donde estaba la sala no era precisamente la zona más bonita. También fui a correr al monte, y pude ver, eeeh, sí, era un polígono industrial... En Barcelona también estuve por la ciudad y Madrid también es un poco más de lo mismo. No tenía mapa, sólo llevaba el móvil, con un poco de navegación, siempre

CB: Pero los trayectos son más largos. Uno está continuamente viajando, hay vuelos por la noche, jetlag, son otras circunstancias. Y el nivel económico está más bajo que en Europa, incluso más que en España (se ríe).

corro por intuición y llegué al río donde está La Riviera. Corrí un poco por allí, donde se respiraba un poco más de tranquilidad. Pero las calles... (pone los ojos en blanco). WM: Habéis confirmado un concierto en Sudamérica. ¿Qué os esperáis? CB: Lo primero de todo un vuelo muy, muy largo. Es la primera vez para nosotros que tocamos en otro continente a parte de Europa. WM: ¿No habéis tocado ya en EEUU? CB: Nooooo, en Japón toqué con el grupo que tenía antes, pero no con Freedom Call. Y sólo me puedo basar en la respuesta que percibo de los fans. Pero ya hay un club de fans mexicano, uno chileno y tenemos muchos fans brasileños que tienen pinta de ser muy, muy entusiastas. Y por lo tanto espero que sea algo para recordar. Pero siempre me dejo sorprender, no me pongo las expectativas muy altas. Creo que será algo bonito, disfrutaré el haber podido tocar allí. Pero no me imagino algo concreto de lo que vaya a pasar. Porque nunca sucede lo que te imaginas. Simplemente me dejo sorprender. De todas maneras pasaremos un tiempo fantástico y espero que haya más conciertos. Está muy lejos para volar y hacer tan sólo un concierto. Pero ya hay agencias que están manos a la obra para que toquemos en Brasil y Argentina. WM: ¡Se van a alegrar muchísimo! CB: De todas formas será muy, muy estresante, porque: tocar, volver a volar, tocar, volver a volar. Dormiremos muy, muy poco. WM: Pero es así en todos los tours.

+@:41:ABC1/TDR

WM: Creo que al ProgPower irá mucha gente de diferentes países. CB: Eso espero. Creo que los sudamericanos tienen ya experiencia y saben que cuando va un grupo de Europa, harán probablemente más conciertos. Llevan esperando ya cierto tiempo, pero creo que el festival, el ProgPower, es ya una institución y que la gente irá. WM: Ya han pasado quince años desde que con vuestra música conseguís que la vida sea más feliz y bonita. ¿Cómo te sientes? ¿Qué sientes al pensar en ello? CB: Si te soy sincero, no soy amigo de los números. Tan sólo porque sea un quince... te lo tengo que decir sinceramente: hubiera pasado por alto este aniversario. Por sentimiento hubiera pensado que es el año que viene, porque sacamos el primer cedé en 1999. Por lo que hubiera pensado en hacer el aniversario el año que viene, pero entonces me dijo Olly, el jefe de SPV, la discográfica: "ei, ¡cumplís años!". "Ah, sí, es verdad". Así que un número no me dice tanto. Pero cada vez que veo el número, me impresiona lo rápido que pasa el tiempo. Sí, qué rápido pasa el tiempo... Quince años... No se me hacía tanto. Todavía me acuerdo de dónde tocamos por primera vez, el primer disco, todas las emociones cuando firmamos el primer contrato discográfico, la primera gira, y demás. Pero sí, de todas maneras han sido quince años llenos de diversión y felicidad, pero también de trabajo muy duro y por supuesto muchos acontecimientos. Creo que es una vida dentro de la vida. Como persona vives experiencias, y cuando haces de tu pasión tu trabajo, es algo muy emotivo, y ahí vives estos quince años, o vives experiencias con el grupo más intensamente que cuando tienes un trabajo normal, un trabajo que tienes que hacer para ganar dinero. Se hace, por así decirlo, una pequeña vida dentro de la propia vida.


WM: ¿Cuál es la experiencia más bonita que has vivido en estos quince años? CB: Buf, eso es muy difícil... Pero tiene que ser algo grande, porque son muchas experiencias pequeñas. Pero lo tengo que mirar global en el tiempo. Tengo que decir que estoy impresionado y fascinado de cómo otros aman y se dejan impresionar por algo que alguien ha creado. Toqué unas pocas notas en la guitarra sentado en mi pequeño estudio en Núremberg, las grabé con medios muy sencillos, y creció y creció hasta convertirse en una canción. Después tuvimos la gran suerte de producirlas en disco, y ahora las escucha gente en Brasil, en EEUU y en Japón. Nuestros discos están por todo el mundo y los escribí en el sótano o en mi habitación. Los que más fascinante encuentro de todo esto es que lo que uno tiene en su pequeña cabeza en todo el mundo se... naturalmente no por todos (se ríe)... escuche y se aprecie. Recibo e-mails en los que la gente escribe cuánto se emocionan con nuestra música, qué momentos han vivido con nuestra música, por ejemplo en bodas. Gente que ha elegido Turn Back Time para el vals de su boda, o The Wanderer o Hymn to the Brave. Encuentro, simplemente, fascinante cómo algo puede funcionar. Cómo una melodía insignificante puede tomar ese camino. Me parece impresionante.

WM: No sé cuántas veces habéis estado sobre el escenario. Pero me gustaría saber cómo fue el primer concierto de Freedom Call. ¿Y el mejor concierto? CB: Buuf... El primer concierto fue en un pueblo pequeño en el este de Alemania, cerca de la frontera con Baviera. Fue con F.U.C.K., como teloneros (se lo piensa) en 1999, sí. Fue nuestro show de calentamiento, por así decirlo, antes de nuestra primera gira, con EdGuy y Angra. Angra era el grupo principal, después EdGuy, y después nosotros. En Francia. Sólo en Francia. El primer show oficial fue en Grenoble. Pero no me acuerdo muy bien porque estaba tremendamente nervioso. Estaba en lucha conmigo mismo. No he estudiado nunca guitarra. Siempre había cantado. Para mí la guitarra era un enemigo, no me podía concentrar en lo que quería hacer, es decir, cantar. Me estorbaba la guitarra, y entonces me estorbaba el cantar para tocar la guitarra, por lo que estaba en lucha continua. Continuamente. Estaba en guerra. Guerra interna durante los primeros años. Pero quería que fuera así. No me había dicho nadie que lo tenía que hacer, pero era un reto personal. Y, creo que he ganado, un poquito. Este show se pasó rápido, estaba como en un pequeño delirio. No lo pude disfrutar nada. Era sólo lucha. Y naturalmente debido a la guitarra tuve problemas con la voz. Y la guitarra era bleeeeh, y por lo tanto no

+@:41:ABC1/TTD

tocaba bien la guitarra. Fue un desarrollo muy largo. Pero cuandoquiera que fuera fue a mejor. Y estaba muy nervioso. Porque era lo más importante de mi vida. Y creo que debido a este nerviosismo algunos compañeros también se sentían perjudicados, porque quería tener mucho al principio. Ahora lo veo con más calma, ahora me doy cuenta de que con un poco más de paciencia y cuando uno se divierte haciéndolo, se puede avanzar más rápido. Y el show más bonito... Puedo decir que han sido los grandes festivales. Los he disfrutado todos, además de muy bonitas experiencias como las del Wacken, o Masters of Rock, o Bang Your Head, o Rock Harz, o en Suecia hemos tenido siempre grandes conciertos. Es impresionante. Pero creo que fue un concierto en Julio, en mi cumpleaños, teníamos un equipo fantástico, y pasamos casi todo el día anterior en Hamburgo, de fiesta, realmente todo el día. Creo que fue en el 2004, y tenía la sensación de que todos éramos uno. No hubo nadie que pensara "buffff" o que se fuera a dormir pronto o que no encajara. Y conciertos como éstos hemos tenido muchos. Así que no hay tan sólo uno que pudiese calificar como el non plus ultra. Hemos tenido conciertos muy buenos. Algunas veces especialmente buenos, como con Blind Guardian en Alemania, cuando tocamos frente a 8000 personas o así. Son momentos bonitos... Pero han sido muchos


conciertos... ¿Sabes cuántos hemos hecho? 500 o así... WM: ¿Cuál ha sido el concierto más especial? Me imagino que es la grabación del DVD en Pratteln. CB: Fue una experiencia muy bonita. Fue algo, el show, de lo que todavía me acuerdo. Realmente lo pude disfrutar, porque estábamos muy, muy bien preparados, porque ya habíamos hecho muchos conciertos. Nada me despistaba, pude disfrutarlo todo y me sentí muy sexy durante todo el concierto y creo que así lo hicimos todos. Es un muy buen ejemplo, fue un concierto muy bonito. WM: Habéis tocado en muchas ocasiones como grupo telonero. ¿Con qué grupo es con el que mejor os lo habéis pasado? CB: (se lo piensa) A ver, el tour en el que más nos divertimos fue con Virgin Steele y Hammerfall. Estábamos en el bus con Virgin Steele y nos lo pasamos muy bien. El tour con Saxon también fue genial... WM: ¿Vexillum? CB: Sí, con ellos también... Y vuelven a estar ahí... Ésa es una razón, porque queremos tener amigos... En el tour del aniversario tiene que haber amigos. Siempre ha sido terriblemente divertido. Realmente nunca hemos tenido problemas con ninguna banda. Y lo que también fue muy divertido, fue un tour muy corto, con Nocturnal Rites... Están locos... Fueron cinco conciertos. Estuvimos

una semana en el bus. Nunca he hecho tanta fiesta... iiiiiiiincreible. También fue genial. WM: ¿Cambiarías algo de estos quince años? CB: No puedo. La pregunta realmente se anula por sí misma. Porque no es posible y porque tampoco quiero. He disfrutado mucho todo lo que he vivido con el grupo y todo lo que hemos hecho. Uno siempre se puede decir las mismas cosas: si hubieras trabajado más, si hubieras aprendido más, si hubieras tenido más dinero, si hubieras tenido más éxito, si hubieras hecho esto y aquello, lo otro y lo de más allá... Encuentro mucho más importante que disfrutes de la vida. Podríamos haber tenido naturalmente más éxito y más rápido si no hubiéramos sacado un disco cada dos o tres años, sino cada año, pero yo también quiero vivir. Quiero disfrutar, necesito un poco de tiempo para cuidar de mi. La música es mi pasión, pero no es el 100% de mi vida. Está también la persona, no está sólo el cantante, también está la persona Chris, y no la quiero descuidar. WM: Y, una pregunta que tengo que hacer: ¿quieres añadir algo más? CB: ¿Ahora tengo que decir cosas como "esperamos que os guste nuestro nuevo álbum" y así? (se ríe) Realmente ya he dicho mucho. Aunque se convierta en mofa -aunque no se debería tomar en serio- el CD adicional Masqueraded es muy importante para mí. Es algo informal.

+@:41:ABC1/TTT

Porque sabemos que somos un grupo de metal, pero que no hemos hecho metal con estas canciones. Eso lo sabemos. Me puedo imaginar que algunos periodistas o algunos metaleros piensen "¿os habéis olvidado de que hacéis metal?" No, ¡no nos hemos olvidado! Somos músicos. Hacemos metal, nos encanta el metal, pero eso no quiere decir que sólo hagamos metal. Un panadero no hace sólo pan, puede hacer algo diferente. Nuestro próximo álbum será metal, como lo ha sido hasta ahora. Para unos será muy poco metal, pero para otros será perfecto. Pero con el Masqueraded lo que realmente hemos hecho es lo que nos ha dicho nuestro corazón de músicos. Somos gente abierta y a parte de nuestra vida en el mundo del metal hay otra vida, hay otros estilos musicales, y hemos tenido el lujo de poder llevarlo a la práctica. Hemos podido hacer una buena producción y nos lo hemos pasado muy bien. Quizás haya sido también una auto-terapia para ser un poco más libre para el próximo álbum, después de un tour tan largo como el del pasado año. WM: MUCHÍSIMAS GRACIAS. CB: ¡Con mucho gusto! ¡Que te diviertas traduciendo! (se ríe) Entrevista y Weiße Mörderpuppe.

traducción:

Transcripción: Elfy, Thomas y Weiße Mörderpuppe.



Ultratumba Nº25