Issuu on Google+


¿Quieres colaborar con Ultratumba? ¿Escribes relatos de terror? ¿Haces fotografía o ilustración oscura? Escribe un mail a revistaultratumba@gmail.com

Síguenos en Twitter: www.twitter.com/ultratumbajh Síguenos en Facebook: www.facebook.com/ultratumbajh Visita nuestro blog oficial: revistaultratumba.blogspot.com

!"#$%"&' Llegó el verano, la estación del año que menos me gusta, pero bueno, hay que pasar por ello. En verano todo se para, la gente piensa en playa, piscinaD Y yo odio el sol. Por eso nada más llegar esta estación del año, estoy esperando que se pase cuanto antes. Menos mal que este nuevo número de Ultratumba viene cargado y potente. Empezando por nuestra portada, la segunda de Susana Guerrero, con un reportaje de fotos haciendo un homenaje a las estrellas de Hollywood de los años cuarenta y cincuenta, un estilo que a ella le vine como anillo al dedo. También tenemos el photocall de lo que fue la primera fiesta Ultratumba. Había expectación por ver esas fotos. Si fuiste a la fiesta y posaste, búscate. Como podéis ver en este nuevo número hay más reportajes culturales y musicales. Eso es porque Ultratumba se está preparando para un cambio que veréis después del verano. Vamos a evolucionar y estamos creciendo gracias a los nuevos fichajes de colaboradores de lujo. Quiero que la revista sea más cultural, no solo literaria, que fue en un principio el objetivo. Ultratumba está evolucionando y va por el camino que todos queréis llevarla. Yo encantado, porque eso significa que estamos creciendo con vosotros. Una vez más quiero daros las gracias por estar ahí y por hacer de Ultratumba algo importante dentro de nuestros oscuros corazones.

Javier Herce.


EV1@;1EQ5; */0S&L"/%0O/%7/ )_0:[ S9<"$0!/0K3:K *"%/7#$%0P0/!"#$%` S&L"/%0O/%7/

()*+, -."#/01%&2.0034 56789/%00:3 ;'"/<0=/>0?"/<!00:4

S/H/20!/0%/!&77"W<` -"77&<2 )&1 S&7801./0@"DD/' ,$'&A$%&!$%/2` Q&G!&0@$A'/20 S$%G/0@&%&0;L"2 1$<P0S"D6</Y V&9%&0VWX/Y0;'H%&<7& <%"89/0Q/2/G/% ;%&D7./7M Q"%&%"0A9/<$ ="%0S&7M0-"<7./2#/% ;'A/%#$05/''"!$ OP2#/%"7&'0Q"<!2 C&#%"7"&0R ;<#$<"$0C/!%&>&2 Q"G9/'0\<G/'0=]<7./Y0*/ V&0J9I& ;<!%/&0RA%/GW< V&0!"%/77"W<0!/0/2#&0 %/L"2#&0<$02/0.&7/0 %/2X$<2&A'/0!/0'&20$X"<a "$</20!/029207$'&A$a %&!$%/20<"0!/0'$20#/>#$20P H$#$2089/0/''$20.&<0 &X$%#&!$b 1$!$20'$20!/%/7.$20!/0 '$20#/>#$20P0H$#$G%&HI&2 89/0&X&%/7/<0/<0/2#&20 %/L"2#&20X/%#/</7/<0 />7'92"L&D/<#/0&02920&9a #$%/2b

@/'&#$00;'A/%#$0 5/''"!$00:B C%/D"$0E'#%&#9DA&00:F ?$#$G%&HI&00=92&<&0 J9/%%/%$00K3 -&L/0J$#"M01%/HH/<00NK ;%#/00OP2#/%"7&'0 Q"<!200NF @/'&#$00C&#%"7"&0R004F S&7801./0=/%"&'0 +<#/%L"/T/%00U3 C$/2I&00Q&G!&0 @$A'/200UF @/'&#$00V&9%&0VWX/Y0 ;'H%&<7&00BK C.$#$7&''0?"/2#&0 E'#%&#9DA&00B4 @/2/Z&00Q9Z/7$0 *"&AW"7$00[F ?$#$G%&HI&00;<#$<"$0 C/!%&>&200F4 @/'&#$00Q"G9/'0\<G/' =]<7./Y0*/0V&0J9I&00^K

()*+, %/L"2#&9'#%&#9DA&cGD&"'b7$D


-O+1 001@;=O =/0!/2X"!/0.&2#&0!/2X9620!/'0L/%&<$0 7$<09<&0H"/2#&0.&T&"&<&b El White Trash se despide hasta después del verano. Van a ser tres meses que se nos harán interminables, pero estamos convencidos de que van a volver con mucha fuerza para darnos fiesta, caspa y despiporre a raudales. Hasta entonces nos quedamos con el recuerdo de una sesión que empezó como un proyecto, una pequeña ilusión que ha ido creciendo mes a mes hasta considerarse una cita obligada. Como decimos en Ultratumaba, no eres nadie si no vas al White Trash. Si aún no lo has hecho, te perdonamos, con la condición de que en septiembre vayas sin falta. Que conste que vammos a pasar lista para asegurarnos de que no nos falláis. Para despedirse de la primera temporada, Jacq, Jorge y Alex organizaron una fiesta hawaiana que fue acorde con la temperatura de local. Caras habituales, charla siempre intersante y música para disfrutar de la última noche importante hasta después del verano.

O$D/<&d/0&0 C&'$D&%/2 E'#%&#9DA&034


¿Por qué él sonríe y ella se asusta? Estas cosas solo ocurren en White Trash...

Dos victorianos de incógnito, porque también hay gente infiltrada.

E'#%&#9DA&03B


De gente as铆 solo pueden salir conversaciones interesantes.

Para informaci贸n sobre las pr贸ximas fiestas de White Trash, www.raraavisstore.com

E'#%&#9DA&03F


@ CR@1;S

50e0,0f0E0 0@ X$%0Q"%&%"059/<$ Gustavo Adolfo Bécquer nació en Sevilla el 17 de febrero de 1836 y murió en Madrid el 22 de diciembre de 1870. Es un escritor muy precoz, con diez años ya se manifiestan sus dotes literarias y escribe un drama, Los conjurados junto con su amigo Narciso Campillo, que se representa en el colegio San Telmo. Viaja a Madrid en otoño de 1854. A pesar de sus ansias de gloria sufre una gran decepción. Para subsistir y bajo el pseudónimo de Gustavo García, escribe comedias y zarzuelas como La novia y el pantalón (1856). Con Julio Nombela y García Luna este mismo año lleva a cabo la adaptación teatral de la novela de Victor Hugo Nuestra Señora de París, con el título Esmeralda, que no se representó. Estos años de privaciones culminan en los primeros meses de 1858 con la grave enfermedad (tuberculosis) durante la que fue solícitamente atendido por sus amigos, quienes encuentran entre sus papeles la leyenda El caudillo de las manos rojas, publicada durante los meses de mayo y junio en La Crónica para conseguir dinero con que afrontar los gastos de la enfermedad. En otoño de ese mismo año conoce a las hermanas Espín (Julia y Josefina) que le sirvieron de inspiración para sus Rimas. A Josefina

le dedicó su famosa rima Tu pupila es azul. @"D&0g+++ 190X9X"'&0/20&Y9'h0P079&<!$0%"/2 2907'&%"!&!029&L/0D/0%/79/%!& /'0#%6D9'$0H9'G$%0!/0'&0D&Z&<&h 89/00/<0/'0D&%02/0%/H'/d&b 190X9X"'&0/20&Y9'h0P079&<!$0''$%&2h '&20#%&<2X&%/<#/20']G%"D&20/<0/''& 2/0D/0H"G9%&<0G$#&20!/0%$7I$ 2$A%/09<&0L"$'/#&b 190X9X"'&0/20&Y9'h0P02"0/<0290H$<!$ 7$D$09<0X9<#$0!/0'9Y0%&!"&09<& "!/&h D/0X&%/7/0/<0/'07"/'$0!/0'&0#&%!/ 9<&0X/%!"!&0/2#%/''&b Entre 1859 y 1860 amó con pasión a una dama cuya identidad se desconoce y tras el abandono de esta se sumió en la desesperación y se casó precipitadamente en 1861 con Casta Esteban y Navarro, hija de Francisco Esteban, el médico que le trataba una enfermedad venérea, y de quien tiene tres hijos. Fue una relación tormentosa y tras una agria discusión se separaron en 1868. Se volvieron a unir dos meses antes de la muerte del poeta (1870) en una aparente reconciliación. Bécquer trabaja como escribiente para la Administración, como periodista, como censor de novelas, trabajos que lo agobian pues como artista sufría con tener que enfren-

E'#%&#9DA&0:3

tarse todos los días a la dura realidad. Su idealidad la resolvía mediante la creación literaria incluyendo fantasía y ensoñación en sus obras y suspirando por lo inalcanzable.

V/P/<!&2 Fundamentalmente Bécquer elabora en sus Leyendas asuntos o motivos de la tradición popular. Son uno de los primeros intentos de prosa poética. Para Cernuda es Bécquer quien adivina en España la necesidad de la poesía en prosa y le da forma en sus Leyendas, con la armoniosa presencia de lo poético, maravilloso y atmosférico. Si Bécquer en las rimas alcanza la culminación del intimismo y de la esencia, consigue en las Leyendas los más altos valores de sensorialidad, plasticidad, musicalidad y estética. Las Leyendas logran cumbres de gran calidad poética y momentos de intenso lirismo. Otra característica de las Leyendas sería el presentar los escenarios como secuencias de un discurso cinematográfico: abundan los fotogramas llenos de ritmo y dinamismo, vistosidad y colorido, intensidad y brillantez, y en algunas resulta magistral el movimiento de masas o la captación de muchedumbres. Es habitual que Bécquer, siguiendo las tendencias de la escuela romántica, sitúe un elevado porcentaje de sus leyendas en el medievo. Un medievo repleto de ventanas y chimeneas góticas, de trovadores y romances, de mesnadas y cazadores. Bécquer, aunque cronológicamente posromántico, utiliza elementos estéticos propios del Romanticismo, pero más bien como términos de un determinado estilo de decoración: abundan las ruinas, el misterio, la melancolía, la soledad y las nocturnidades. Los temas de las Leyendas son fundamentalmente el amor, la búsqueda del ideal, vinculado externamente con la belleza femenina como


en Los ojos verdes, El beso, El rayo de luna. La mujer aparece en las Leyendas como referente de belleza, como símbolo soñado de la perfección artística. El miedo o el terror será otro de los temas de las Leyendas, como es el caso de La voz del diablo o El monte de las ánimas. Es notable la captación de matices cromáticos y pictóricos del alba, el atardecer y la noche como antesala de lo mágico. Es obsesivo en Bécquer su afán por acotar los momentos del día: alba, mañana, tarde, crepúsculo, noche, medianoche, etc. La medianoche y el ocaso son sus escenarios preferidos. Incluímos un fragmento de la leyenda Los ojos verdes; recreación del tema del folclore europeo La dama del lago. Podría haber llegado a Bécquer esta fuente a través de la ondina Loreley de Clemens von Brentano o de Heine, o de la Undine de La MotteFouqué. “Por último, una tarde\yo me creí juguete de un sueño\; pero no, es verdad; la he hablado ya muchas veces como te hablo a ti ahora\; una tarde encontré sentada en mi puesto, y vestida con unas ropas que llegaban hasta las aguas y flotaban sobre su haz, una mujer hermosa sobre toda ponderación. Sus cabellos eran como el oro; sus pestañas brillaban como hilos de luz, y entre las pestañas volteaban inquietas unas pupilas que yo había visto\, sí, porque los ojos de aquella mujer eran los ojos que yo tenía clavados en la mente, unos ojos de un color imposible, unos ojos\ -¡Verdes! –exclamó Íñigo con un acento de profundo terror e incorporándose de un salto en su asiento. Fernando le miró a su vez como asombrado de que concluyese lo que iba a decir, y le preguntó con una mezcla de ansiedad y alegría: -¿La conoces? -¡Oh, no! – dijo el montero-. ¡Líbreme Dios de conocerla! Pero mis padres, al prohibirme llegar hasta esos lugares, me dijeron mil veces que el espíritu, trasgo, demonio o mujer que habita en sus aguas tiene los ojos de ese color. Yo os conjuro, por lo que más améis en la tierra, a no volver a la fuente de los Álamos. Un día u otro os alcanzará su venganza y expiaréis, muriendo, el delito de haber encenagado sus ondas.

-¡Por lo que más amo! –murmuró el joven con una triste sonrisa. -Sí –prosiguió el anciano-; por vuestros padres, por vuestros deudos, por las lágrimas de la que el cielo destina por vuestra esposa, por las de un servidor, que os ha visto nacer. -¿Sabes tú lo que más amo en este mundo? ¿Sabes tú por qué daría yo el amor de mi padre, los besos de la que me dio la vida y todo el cariño que puedan atesorar todas las mujeres de la tierra? Por una mirada, por una sola mirada de esos ojos\ ¡Mira cómo podré yo dejar de buscarlos!

E'#%&#9DA&0:K

Dijo Fernando estas palabras con tal acento, que la lágrima que temblaba en los párpados de Íñigo se resbaló silenciosa por su mejilla, mientras exclamó con acento sombrío: -¡Cúmplase la voluntad del cielo! Me gustaría despedir este comentario con unas palabras del propio autor: “Yo nada sé, nada he estudiado; he leído un poco, he sentido bastante y he pensado mucho”. Mirari Bueno.


@ CR@1;S

;V+ )0= g ?+ )* /<07$<7"/%#$ LA RIVIERA , MADRID, 25 de mayo de 2012 Segunda edición del E.B.M. FESTIVAL 2012, celebrado nuevamente en una de las salas más caras de la capital del reino. Con el objetivo de reivindicar una enloquecida época (los 80) y unas costumbres poco sanas (la ruta del bakalao) se ofrecía una imponente propuesta de Disc jockeys reputados y versados en la materia (Oscar Mulero, Neuronal, David El Niño, Fan DL Kaox, Big Toxic y El Largo) entre los cuales nos sorprendió encontrarnos con dos nombres bastante ajenos a la propuesta: SIGUE SIGUE SPUTNIK y ALIEN SEX FIEND, doblemente curioso ya que en principio poco o nada tienen que ver con la ELECTRONIC BODY MUSIC y segundo por ser elegidos para ser un mero relleno de la ordalía de pinchadiscos que se avecinaba, así que decidimos acercarnos con la sana intención de ver a una de las bandas más curiosas de la historia de la música: ALIEN SEX FIEND. Llegamos tarde debido a una ingente masa de alegres descerebrados futboleros que olvidaban sus miserias diarias aletargados por los avatares de su equipo, por lo que no pudimos ver en qué nuevo esperpento se han convertido SIGUE SIGUE SPUTNIK (mis experiencias anteriores con este “grupo” no es que hayan sido muy satisfactorias) así que entramos en la enorme sala para apoyarnos en las vallas de la primera fila gracias a la poca asistencia de público “de negro” o punk (posteriormente los colores del personal cambiarían para dar paso a un extraño gabinete de curiosidades humanas a medida que el concierto se acababa y los D.J´.s ocupaban sus puestos) y esperar cómodamente apostados a que Nik Fiend, Mrs Fiend y el guitarrista mercenario de turno salieran al escenario. Confieso que estaba nervioso, iba a ser la primera (¡sí, la primera!) vez que asistía


a un concierto de unos tipos que llevan en activo la friolera de treinta años, que han conseguido hacer del “feísmo” musical y estético su “leit motiv”, sin importarles una mierda lo que la gran industria o el público puedan pensar de ellos, manteniéndose siempre independientes, originales, arriesgados, atrevidos y provocadores hasta la fecha. Y ciertamente no defraudaron: Un escenario plagado de imaginería 100% A.S.F., con bustos deformados, pintados, lacerados y claveteados, telarañas gigantes, cubos de basura, huesos humanos, ratas y plátanos gigantes inflables fueron parte de la parafernalia de un gran espectáculo de cómo llegar a cierta edad siendo fiel a tus principios y a ti mismo, a lomos de punk lisérgico, siniestrismo, serie B y electrónica mutante. Canciones que ya son clásicos (Ignore the machine o I walked the line) conjuntadas a la perfección con temas de su último disco “Death Trip” cobraron vida gracias a un esperpéntico Nik Fiend, grotesco, desquiciado e hiper divertido, controlado y mesurado bajo la siempre atenta mirada de una Mrs Fiend parapetada tras su muralla de teclados y PC´s, apuntalado

todo ello por un guitarrista borrachín de estética 100% Ministry. Sonido apabullante, hipnótico, denso, ominoso, con notas musicales deformadas y retorcidas hasta el desquicie que nos dejaron en estado de placentero letargo y más que convencidos de pertenecer a algo orgánico y vivo muy alejado de modas y gilipolleces sin sentido. Afortunadamente los “alienígenas” no tomaron en cuenta las advertencias de sus colaboradores musicales cercanos (“¿Para qué vais a España?, si la industria musical ha colapsado\ ) y decidieron pasarse a derramar un poco de su (controlada) locura sanadora en esta miserable piel de toro, aunque mucho temo que sus colaboradores tienen razón... Jorge Rara Avis.

E'#%&#9DA&0:U


@ V;1R

V00 )VRfE ,+*R00,R)* 00* 00@E *; ;'A/%#$05/''"!$ Yo no espero que nadie crea el extravagante pero sencillo relato que me dispongo a escribir. Soy el Conde de Rueda y mi vida transcurrió durante el Siglo diecinueve. Sí, yo soy el último de mi estirpe. Y después de mí, la nada, la nada más absoluta y cósmica. La familia se extinguió como las postreras brasas de lo que había sido un fuego vigoroso y ardiente, como las flores se marchitan con la llegada del más crudo de los Inviernos. No obstante, antes de que la mayor de las desgracias se abatiera sobre mí, disfrute, gocé de una felicidad y una dicha que parecían imperecederas. En la época de mayor esplendor de mi casa, en el ejercicio de mis funciones como Conde, llegué a tener un reducido pero apreciable sequito de criados y una esposa que representaba para mí a la más virtuosa y bella de las damas. La prosperidad en mis dominios era tal que la incalculable cantidad de hectáreas de viñedos que tenía, daban como fruto, a juicio de cualificados y expertos catadores, el mejor de los vinos que se fabricaban en España, y mis jornaleros, igualmente, se contaban entre los más competentes y trabajadores del País. Yo era un Conde prudente y jovial, amado por mi esposa y respetado por mis súbditos. Y cuando impartía justicia, todos acataban mis sentencias con singular respeto. Pero llegó un año, un año auténticamente maldito, en el que un cúmulo de desgracias se abatió sobre mí y me destrozaron física y mentalmente. A la Primavera, cuando los días del calendario marcaban ya que se debía de comenzar con la siembra de la vid, una serie de fuertes tormentas destrozaron los campos. Yo, afectado en gran medida por la noticia, cambié repentinamente de carácter. Donde antes era afable y generoso, me volví huidizo, esquivo, huraño. Dejé de dirigir mi negocio y mi hacienda con sensatez, y a mi esposa, a la que antes prodigaba en atenciones,

comencé a ignorarla, como si tuviera la peor de las pestes. Cada vez con mayor frecuencia, me fui encerrando por las noches en un cuarto pequeño y oscuro, anexo a la cocina. Allí, cada vez que una jornada tocaba a su fin, y una vez que me aseguraba que tanto los criados como mi esposa se habían marchado a descansar a sus aposentos, me recluía con una botella de absenta y encendía una vela. La decadencia de mi noble casa se fue haciendo progresivamente más honda, más profunda. Los criados, tentados por otros Aristócratas, abandonaron mi casa, mi hacienda. Y llegó el fatídico día en el que mi esposa, mi mujer, me confesó su infidelidad. Yo me había encerrado, como de costumbre, en mi nuevo y reducido hogar, en el cuarto oscuro. Mi esposa abrió la puerta y me relevó que estaba cansada de esperarme por las noches, que ella también necesitaba un hombro sobre el que desahogarse por el declive de que un día fue un rico Condado. Al no obtener el adecuado alivio a su sufrimiento en su esposo, se había enamorado del último de los criados que se había resistido a abandonar la casa, un joven atractivo y apuesto. Hecha esta confesión, mi afligida mujer me volvió a dejar sólo, sometido al dictado de mis más siniestros y lúgubres pensamientos. Embargado por la rabia, empecé a beber compulsivamente absenta y a gritar, lanzando todo tipo de insultos y menosprecios contra ella. Pero no se dio por enterada. Me había abandonado. Me había abandonado para siempre. Aquella noche, la embriaguez me condujo al sopor más grande que mi ya deteriorada memoria por los excesos etílicos era capaz de rememorar. A la mañana siguiente, me desperté sobresaltado con una única obsesión: Encontrar a mi esposa y propinarle el castigo que se merecía por su adulterio. Registre toda la casa y no halle ni rastro del amante, del

E'#%&#9DA&0:B

¡joven criado, ni de mi esposa. La maldecía una y mil veces, pero, a decir verdad, nunca me resultaron suficientes. Completamente destrozado en mi físico y en mi moral, demolido por la tristeza y exhausto, volví mis pasos hacia el cuarto oscuro, y allí me encerré, ya para siempre, con un collar que mi esposa había olvidado en su huida y con varias botellas de absenta. En esos días no hice otra cosa que no fuera beber, gritar hasta el enloquecimiento y la extenuación, agarrando con violencia el collar, como si aquel gesto me fuera a devolver a mi esposa, y dormir, dormir sumergiéndome en unos sueños negros y agitados. Fueron unas jornadas frenéticas, que acabaron por consumir toda mi energía. En el momento culminante de mi agonía, moví la única vela que me quedaba con las manos y descubrí, alterado, un precioso vestido de color morado que, sin duda, pertenecía a mi esposa. Esperanzando, me arrastré hacia él, pues creí ver su cara coronándolo. Pero era el alcohol el que estaba provocando mi confusión. Agarré, abracé con pasión las enaguas del vestido y después subí hasta el talle. De repente, sentí como mi cabeza comenzaba a dar vueltas y más vueltas, con la cara de mi esposa apareciendo y desapareciendo a un lado y a otro. Hasta que agobiado por aquella inhumana sensación, me lance a beber de un trago el escaso contenido que quedaba ya en la última botella de absenta. Y, en ese instante, alcancé el límite de mi resistencia, mejor dicho, la sobrepasé. Mi cuerpo cayó hacia atrás y mi cabeza se golpeó contra el frío suelo. Varios hilillos de sangre se entremezclaron entre las baldosas. A la mañana siguiente, a instancias de unos campesinos, vecinos míos, que habían denunciado mi desaparición, al no haber vuelto a frecuentar los terrenos correspondientes a mis dominios. Los Agentes de la Au-


toridad, las Fuerzas Locales de Orden Público, accedieron a mi casa y me hallaron muerto en aquel tortuoso cuarto oscuro que había sido mi última morada. Todos ellos no pudieron evitar retroceder al contemplar mi cadáver, pues tenía el collar enredado entre los dedos y los ojos abiertos al máximo. Aquel fue mi triste final, el final del que fuera el Noble más distinguido y afortunado de España. Alberto Bellido.

E'#%&#9DA&0:[


5;= =0* V0++0C@ Q+R0 EV1@;1EQ5;h0* 0S;i+ @0O @, 1- Podrán concursar escritores de cualquier nacionalidad o sexo, siempre y cuando presenten relatos escritos en lengua castellana, inéditos y que nunca hayan sido premiados en cualquier otro concurso literario o de cualquier tipo. Tampoco serán aceptados relatos que hayan sido difundidos de ninguna manera, ya sea en publicaciones en papel, internet, blogs, fanzines o cualquier forma de expresión artística. 2- Cada escritor se hará responsable de los derechos de autor de su texto. La redacción de Ultratumba no se responsabilizará en ningún momento de la autoría de los relatos presentados. Cada relato deberá ir acompañado de una declaración de la propia autoría del texto y la afirmación de haber leído estas bases. 3- La extensión mínima de los relatos será de 3.000 palabras y máxima de 10.000. La temática obligatoria será zombis. Los textos serán enviados vía e-mail en archivo Word a la siguiente dirección: revistaultratumba@gmail.com. El asunto del mail será “Concurso Halloween” y dentro del mail, aparte del archivo adjunto en Word con el relato, se deberán remitir los datos personales (nombre, apellidos, edad y lugar de residencia, con dirección postal), el título de la obra, la declaración de autoría del relato y la afirmación del conocimiento de estas bases (insertado en el mail, no en archivo adjunto). No se podrá presentar nadie bajo pseudónimo o nombre artístico. 4- El plazo de envío de relatos finalizará el 31 de julio de 2012 (incluido, hora española). Bajo ningún concepto se aceptarán relatos enviados fuera de esa fecha. 5- El fallo del concurso se hará público en la revista Ultratumba, en su número de septiembre de 2012 y los ganadores serán informados mediante mail, a la misma dirección que usaron para el envío del relato. 6- El premio del concurso estará dividido en tres: un primer premio, que recibirá un lote de tres libros de terror, un segundo premio que recibirá un lote de dos libros de terror, y un tercer premio, que recibirá un libro de terror. Los relatos también serán publicados en un libro digital titulado Un Halloween De Ultratumba 2, y que verá la luz durante el mes de octubre de 2012. En el libro los autores serán libres de modificar su nombre personal, siempre y cuando sea inédito. 7- El concurso podrá declararse desierto si el equipo organizador lo creyese necesario. En este caso sería notificado únicamente en la revista Ultratumba en el número de septiembre de 2012, o en su defecto en la web www.javierherce.com. 8- El jurado del concurso será formado por parte de los colaboradores de la revista Ultratumba. En ningún momento ninguno de ellos mantendrá contacto con los participantes. Una vez enviado el e-mail con el relato, los concursantes recibirán una única respuesta confirmando la recepción de su texto. Después de esto, los autores deberán esperar al fallo del concurso. Los autores no ganadores del concurso no serán notificados de ninguna manera. 9- Cualquier caso no contemplado en estas bases será resuelto por el equipo de redacción de Ultratumba y notificado por e-mail a la persona o personas afectadas. 10- El no cumplimiento de cualquiera de las bases de este concurso será motivo de descalificación. 11- La participación en este concurso implica la aceptación de sus bases y el conocimiento de estas.

E'#%&#9DA&0:F


?R1RJ@;?(;

=0E0=0;0)0; J0E0 0@0@0 0@0R X$%0S&L"/%O/%7/

,$<0290&'#/%0/G$0V&!P0*%&D&M9"<h0=92&<&0J9/%%/%$0L9/'L/0& !/2'9DA%&%07$D$07."7&0E'#%&#9DA&b

E'#%&#9DA&0K3


E'#%&#9DA&0KK


@ CR@1;S

gg+0-&L/0J$#"M01%/HH/<

Llevo más de una hora sin ver un gótico en el momento de empezar esta crónica. Y se hace extraño. Durante la larga escala en Francfort la marea negra se ha ido diluyendo a medida que los asistentes al XXI Wave Gotik Treffen, que ha tenido lugar en Leipzig del 25 al 29 de mayo, embarcaban en vuelos con destino a medio mundo. Es en ese momento de "soledad" en el aeropuerto cuando uno toma conciencia de que el festival ha terminado por este año, y los sonidos, imágenes y vivencias de los últimos 5 días se agolpan en la mente cansada del "WGTariano". Parece un momento perfecto para echar la vista atrás y empezar a escribir... Así que intento poner orden en la barahúnda de recuerdos intensos y recientes, y empezar el relato por el principio. Tanto para el visitante primerizo como para el veterano, Leipzig abre los brazos hospitalaria para recibir al público del Treffen durante el puente de Pentecostés. Y este año, con temperaturas que han rondado los 30 grados al mediodía, la hospitalidad ha incluido tiempo veraniego y sol brillante en el cielo. El calor no ha hecho mella en el número de lujosos

E'#%&#9DA&0NK


atuendos victorianos, de látex, vinilo o cuero que, como es tradición, han paseado por el Agra o el Moritzbastei. Los góticos no sudan, se conoce, y menos ante las cámaras. Eso si, la desnudez, en mayor o menor medida, ha sido una tendencia bastante popular en los espontáneos "photocalls" que se forman en Augustusplatz o el espectacular Picnic Victoriano. Con el sol implacable (invicto, se diría) en el cielo, el festival se abre el jueves con unos fastos que este año han sido más discretos que la espectacular apertura del XX aniversario. No obstante, la ciudad ha bullido de fiestas en el Villa, la Sixtina, el Dark Flower, el Beyerhaus Keller (la novedad en el circuito de fiestas del WGT: muchos pequeños cubículos y humo, mucho humo) y un Morizbastei abierto en toda su extensión para delicia del visitante. La noche da respiro de las temperaturas del día, pero en los escenarios, en cambio, el calor no ha dado tregua. Mi elección para el viernes es la tarde de Rock Gótico que nos depara el Felsenkeller, en cuyo escenario Ahràyeph (BE) y Rhombus (UK) son las dos primeras bandas que nos echamos a los ojos y oídos. Les sigue en el escenario una de las actuaciones más deseadas (y temidas) de este año: Press Gang Metropol (FR). Quizá la encarnación actual de Corpus Delicti habría estado mejor ubicada junto a The Names o I Like Trains, pero la presencia de temas como “Saraband” o “Patient” justificaban su presencia en un escenario de Rock Gótico. Los viejos temas, no obstante, suenan ajenos, sin energías\ “Twlight” es, efectivamente, un crepúsculo. Tras ellos, The Eden House (UK) cambia el ambiente etéreo de las grabaciones por un directo contundente. Sin duda su actuación sufre por el sonido de la sala pero su buen hacer queda de manifiesto, con el virtuoso bajo de Tony Petit supliendo la frialdad de la banda sobre el escenario. Los más veteranos del día, Red lorry yellow lorry (UK), inician su concierto imparables, con una batería solida y un sonido contundente. Atacan sin pausa un repertorio de temas clásicos – “Big Stick”, “Nothing Wrong”\ – junto algunas novedades sorprendentes. “Talk About The Weather” declamada a quemarropa marca el auge de un concierto de casi hora y media que si pecó de algo fue de linealidad.

E'#%&#9DA&0NN


Más tarde, la fiesta de Neofolk, Minimal y Post Punk en el Villa, cuajado de primeras espadas de la escena Neofolk, me permite enterarme de cómo, en otros escenarios, Corde Oblique (IT) deleitaba a aquellos que habían decidido permanecer en el Central Theater (antiguo Schauspielhaus) tras la aclamada actuación de Steven Severin (UK) (ex– Siouxsie and the Banshees) con su espectáculo Vampyr. El día en el teatro lo acababan Love is Colder Than Death (D) con su refundada formación. En otros lugares In Slaughter Natives (SW), Haujobb (DE), Lacuna Coil (IT), Clan of Xymox (NE), Project Pitchfork (DE) y Eisbrecher (DE) acaparaban los primeros puestos de un cartel que cubría todo el espectro del Dark Ambient al Gothic Metal. El sábado se inicia con una duda cruel: ¿Merecerá la pena perderse el directo de los italianos Oniric para acudir al Parkbühne y asistir al primer concierto de The Danse Society (UK) desde 1987? El Treffen es así, y no queda sino arriesgarse, como cada año, con un cartel lleno de coincidencias y solapamientos. Lo descubrimos tras el directo de Secret Discovery (DE): 25 años sin tocar bajo la misma marca no han cambiado su sonido, pero la voz de la exuberante Maethelyiah - cuya destreza

vocal es innegable - no logra evocar la de Steven Rawlings, ni durante “2000 light years from home”. Un buen directo, sin duda, pero con sabor agridulce. Tras el menú de ayer (Rock Gótico de primero, segundo y postre) decido prescindir de los conciertos de Element (US) y Vendemmian (UK), que preceden en el escenario del Werk Halle II a una de las “viejas glorias” del cartel: Sigue Sigue Sputnik (UK). No obstante me permito una breve incursión en el Werk para sumergirme en el punk oscuro de Fliehende Stürme (DE): energía e intensidad para un concierto lleno de incondicionales de la banda alemana. Desde allí mis pasos me devuelven al Felsenkeller, donde Ordo Equitum Solis (FR/IT) vuelven a pisar los escenarios. Después de un largo retiro, aparecen algo desentrenados y sin percusión, pero despliegan una complicidad exultante al dedicar a una audiencia entregada temas clásicos como “Playing with the fire”. Como quiera que la sala parece a punto de estallar con la cercanía de los directos de Ordo Rosario Equilibrio(SW) y Hekate (DE), que celebran su 25º aniversario, huyo del agobio y llevado de sabias recomendaciones, me encamino a ciegas al Central Theater. Allí me espera el Folk rúnico de Wardruna (NW). Su potente concierto

E'#%&#9DA&0N4

de voces rotas y ritmos primordiales me deja clavado al asiento... Paganismo y un sorprendente y genial juego de luces para ambientar un magnifico concierto, a pesar del enfado de Gaahl con el técnico de sonido. Unto Ashes (US) atrajeron menos atención que los sensacionales Wardruna, pero nos envolvieron en un excelente aire neoclásico, contando con la colaboración de Sonne Hagal, con el que tocaron dos temas de su disco conjunto. Ricos en registros, fueron desde su lenta y atemperada “Pallästinalied” hasta su versión de “Dead Stars” de Covenant. Humor a los neoyorquinos no les falta. Mucho más serio, en cambio, resulta un abarrotado When We Were Young, que en esta edición hace especial honor a su nombre volviendo la vista - y la pista - al rock gótico de los 90. Seguro que nada tendrá que ver en ello el recopilatorio en 2 CDs de los hermanos Thyssen titulado “Another Gift From Goth”... Pero tras un día a la carrera, la noche no podía ser menos, y me lleva desde la WWWY a las salas inundadas de humo del Beyerhaus Keller, donde es otra juventud más bailable la que se recuerda con Conny, la cantante de Zadera, a los platos. Y de nuevo, el sol, que en estas latitudes madruga como nadie, pone fin a un sábado agotador y que


aun así, ha dejado de lado los conciertos de Dreadful Shadows (DE), Combichrist (NO), The Arch (DE), los españoles Terrorolokaust o la mismísima Montserrat Caballé. El domingo las dudas son menos: Al habilitar la cantina del Volkspalat como escenario B se ha formado un nutridísimo circuito Neofolk con 8 bandas en programa a lo largo de la tarde: un atractivo con el que las carreras para ver a The House of Usher (DE), The Dark Shadows (AUS), Diary of Dreams, (DE), Opera Multi-steel (FR), Qntal (DE) o los españoles Aura Noctis y Larva no pueden competir. Solblot (SW) abrió el programa en el escenario A con componentes de Sonne Hagal y OTWAM en sus filas: la colaboración entre grupos es la constante a lo largo de toda la noche. En el B, Vurgart (DE) desplegaron un folk reposado, intimista y melódico con arranques puntuales de fuerza como los de “Hail to the Sun” con el violinista de Solblot y, de nuevo, con Sonne Hagal (claramente el artista más ocupado del XXI WGT a pesar de no estar en cartel), con quien nos regalaron una versión de “Eismahd”. De vuelta a la cúpula, Ain Soph (IT) desgranaron su sonido esotérico bajo la oscurecida cúpula del Volkspalat. Teclados y percusiones fantasmagóricas como fondo a la arenosa voz de Marcello Fraioli, acompañada de distorsiones ruidistas rayanas en la psicodelia. Tras ellos, Gnomonclast (US), proyecto paralelo de Luftwaffe toman la cantina con sus dos figuras encapuchadas - una más

E'#%&#9DA&0NB


cara de gnomo y un\ bueno, un nazareno – entre duras percusiones, juego de voces masculinas y femeninas, flauta dulce e intensidad rabiosa. Les siguen, bajo la cúpula, Dernière Volonté (FR) a los que un público entregado desde antes del inicio del concierto esperaba con entusiasmo abarrotando el Volkspalat. Sobre el escenario despliegue de carisma y provocación, con un concierto basado en las versiones mas bailables de sus temas, menos los reclamadísimos

bises, con un sonido más clásico. A las percusiones nos encontramos a Andy Julia de Soror Dolorosa en un rol poco habitual en él. De regreso a la cantina, Luffwaffe (US): uniformes y rabia ruidista en un concierto de gran fuerza que recuerda a las actitudes más industriales de DIJ y Current 93. El gran final llega con :Of The Wand And The Moon: (D). Kim Larsen sobrellevó con humor la necesidad de probar sonido ante un Volkspalat repleto y ansioso. La magia de las

proyecciones y la música se vieron estropeadas no pocas veces por los continuos acoples sobre los que el técnico parecía no tener control alguno, pero aún así, lograron llegar a todos los asistentes con toda la fuerza de su Lone Descent. Claramente, uno de los mejores conciertos del festival. El lunes nos encontramos un cartel menguado, que preconizaba ya el final del XXI WGT. Con muchas menos opciones, me decanté por el Parkbühne donde la banda alternativa The Exploding Boy (SW) me dejó preguntándome cómo narices habían atraído a tanta gente un grupo tan intrascente. La paradoja es mayor cuando The Names (LUX) se encontraron un Parkbühne vacío en comparación con sus antecesores\ Es verdad que la voz cristalina de la veterana banda de Bruselas no es inmune al paso del tiempo pero su sonido sigue sólido y puro con los temas de siempre, estos si, atemporales: “Calcutta”, “The Astronaut”\ Tras ellos, nadie: el show de I Like Trains (UK) es cancelado por enfermedad. La duda queda entre acercarme al Werk Halle II, donde se desataba el apocalipsis Psychobilly a manos de Mad Sin (DE), The Creepshow (CA), The Hellfreaks (HU) y The Crimson Ghosts (DE), o dejar morir el WGT en un cómodo teatro. Quizás elegí mal, o demasiado bien porque el concierto de Alice Neve Fox (IT), proyecto personal de Elena fossi de Kirlian Camera, reventó el aforo del Central Theater, sin que este humilde reportero pudiera hacer nada para acceder a la sala. Como consuelo, la banda búlgara Irfam ofreció un concierto mágico y perfecto para poner broche final al WGT- quizá demasiado perfecto a tenor de los múltiples afinados a las que fueron sometidas las percusiones. Virtuosismo musical y vocal de una banda que suena más a Dead Can Dance que los propios Dead Can Dance, con la poderosísima voz de Denitza Seraphimova, la única que rompió la seria y parsimoniosa puesta en escena, abandonándose a la música entre sonrisas cómplices. Con el telón se cerró también el programa de conciertos del festival, pero aún nos quedarían las fiestas en el Volkspalat y el imprescindible Moritzbastei en las que intentar alargar hasta la llegada del sol la última noche del festival. Aramcheck.

E'#%&#9DA&0N[


;@1

(Melancholy por Martin de Diego Sadaba & Liran Szeiman)

OP2#/%"7&'0Q"<!2

="<H$<I&

El colectivo artístico internacional Hysterical Minds presenta este mes su décima exhibición on-line, coincidiendo con el tercer cumpleaños de la agrupación y justo después de presentar su debut expositivo internacional y su libro “Retrospectiva” en la feria de arte Parallax en Londres. Tras dos lanzamientos tan potentes como Shadowness o Twisted Essence, en esta ocasión el colectivo nos presenta un conjunto de piezas inspiradas en música de la cual os mostramos una selección a continuación. “ Hemos llamado "Sinfonía" a este lanzamiento porque queremos ofrecer un concierto visual en vuestras casas, nacido por una pasión común que nos une a todos como artistas: la Música. Hemos dado rienda suelta a nuestra imaginación para reinterpretar nuestras canciones, estilos y autores preferidos, desde la música clásica a la industrial, del black metal al pop bailable, visitando un amplio abanico de matices entre todos ellos para ofrecer una colección tan variopinta como coherente, donde hay material para todos los gustos y en el que seguro, muchos de vosotros encontrareis alguno de vuestros temas favoritos representados visualmente desde los prismas personales de cada uno de los artistas que conformamos el colectivo. Además, no te pierdas el trabajo que nuestros músicos han realizado inspirándose en piezas artísticas clásicas o mejor aún, en el propio material visual de esta exhibición. En definitiva, os ofrecemos un momento para disfrutar, relajarse y dejarse llevar. ¡Esperamos que lo disfrutéis y no olvidéis subir el volumen!” El colectivo se encuentra en fase de preparación de una serie de eventos y publicaciones que verán la luz durante lo que queda de año, mientras perfilan la que será su próxima exhibición, en la que, siguiendo la evolución última de sus trabajos, promete marcar un antes y un después en la trayectoria de Hysterical Minds.

E'#%&#9DA&0NF


(Anesthesia por Liran Szeiman)


(Deep por Mario S. Nevado)

(Fallout por Dumaker)


(Help me por Daniel Torres Storni)


(Essence por Andrea Melendez)

(Written in waters por Marcela Bolivar)


(Hierarca por Martin de Diego Sadaba)


(Paraiso oscuro por Jose D. Rodriguez)


(Rhythm of rebels por Diego de Jesus Romero)


(Sisters of sorrow por Be単at Olea)

www.hystericalminds.com


@ V;1R

,;j;*R@0,;j;*R C&#%"7"&0Rb Cada vez que recibe correspondencia desde sus tierras termina asqueado. Esas interminables cartas de su lacayo en donde predomina el discurso panegírico hacía su persona y que el aborrece sobremanera lo dejan al borde del colapso digestivo. Sin embargo, debe reconocer la lealtad que este siempre le ha tenido a su familia, pues es un sirviente que hace generaciones sirve a los suyos. Además, todo lo que le cuenta es de vital importancia para sus planes de regresar. El clima en estas tierras áridas no le sienta nada bien; durante el día debe permanecer escondido para no deshacerse en el aire y durante la noche apenas puede salir a recoger su alimento porque el frío es tan intenso que lo dejaría congelado sin una remota posibilidad de escape. Estruja la carta entre sus dedos amarillos y de uñas largas y asquerosas. La luz de la única vela que alumbra el interior de la caverna refleja su sombra casi esquelética sobre las ásperas y húmedas paredes. En una esquina de la inmunda pocilga se amontonan restos de ratas del desierto, ese ha sido su alimento desde hace muchísimo tiempo. Desde que debió dejar sus amadas tierras para huir de la furia y de la ignorancia del pueblo. ―Sí, ya es hora de regresar. Necesito sangre nueva.―susurra una voz de ultratumba al tiempo que retuerce sus dedos y una sonrisa diabólica se forma en su boca de labios agrietados y dientes podridos. Suena una sonora carcajada en la caverna. Él sabe que su estado es transitorio, que en sólo cuestión de segundos puede convertirse en un hombre seductor y atractivo capaz de hipnotizar a la más indiferente de las mujeres. Solo necesita alimento nuevo y puro, y rápidamente tendrá un harem de mujeres dispuestas a servirle de alimento. En estos pensamientos está cuando le parece escuchar algo en el exterior. Apenas se asoma a la entrada para evitar el intenso frío de la

noche y sus sentidos comprueban que es cierto; alguien se acerca en el medio de la oscuridad y pese a la inclemencia de la noche desértica. Se mantiene atento, con sus asquerosas orejas atisbando cualquier sonido que le haga saber de qué o quién se trata. Lentamente avanza la caravana que se dirige a Oriente. Son varios los camellos y los carromatos que trasladan a mujeres y niños. La enorme luna llena les ha permitido continuar un tramo más antes de detenerse por esos pasajes para armar las tiendas, acomodar a los animales y los vehículos. Mientras los hombres jóvenes y adultos se encargan de eso, y de mantener al grupo a salvo de cualquier peligro, las mujeres y los niños ya descansan cómodamente en el interior de los carromatos. Pronto se empiezan a ver las antorchas en los distintos puntos del campamento nómade, así como a los hombres armados y bien provistos y abrigados. La tienda de campaña que está en el medio es la más grande y la más ornamental. Seguramente en su interior albergue a alguien importante. Pronto no se oye otro ruido más que el de la vida animal nocturna; al parecer todos, a excepción de los centinelas, se han entregado al reparador sueño. Esa es la señal, es el momento que espera desde hace tanto tiempo. Su sensible olfato ha captado el olor de la sangre fresca, nueva y pura. El aroma de las hormonas femeninas abunda en ese campamento que no termina de hacer visible a todos los integrantes que viajan en él. Haciendo acopio de valor ante la sola idea de tener que salir a la intemperie, se apronta a introducirse en ese lugar en busca de sus presas. Deslizándose como una serpiente, sin ser visto ni oído, se interna en el misterio de la carpa central.

E'#%&#9DA&04F

Hasta allí lo llevan sus instintos de depredador, allí encontrará lo que busca. Cinco días permaneció el campamento nómade en ese sitio. Cinco días estuvo yendo y viniendo; y en ese tiempo su cuerpo recupero los atributos que siempre lo habían caracterizado y por los cuales había adquirido fama entre las damiselas. Pronto volverá a su tierra; ya no será necesario que se esconda ante la gente, ya es uno más de ellos. ―Es una pena que se hayan ido\―piensa en voz alta mientras se acaricia la barbilla con las ahora seductoras manos que posee. Su voz ya no es aquella de ultratumba que asustaba a los indefensos animalejos de la noche desértica. Esa voz ahora es capaz de hacer que lo amen tan sólo con un suspiro de sus sensuales labios. Sonríe de forma muy varonil, mostrando unos dientes perfectos y blancos en esa sonrisa de labios carnosos y atrevidos por los que muchas han perecido. Se pasea por la cueva luciendo una de esas túnicas robadas en el campamento. Esta lo hacen ver como un jeque árabe cuya elegancia y buen estado físico sería la envidia de cualquier hombre. Se arrodilla despreocupadamente entre los almohadones y telas caras que también ha usurpado de la caravana nómade, entre otras muchas cosas. Aunque no puede mirarse en ningún espejo recuerda muy bien como luce con su largo y sedoso cabello castaño oscuro y sus ojos grises capaces de derretir un témpano. ―¿Estás segura que quieres seguirme? La vida junto a mí no te será muy fácil.― susurra con los ojos cerrados y la cabeza echada hacía atrás al tiempo que unas manos morenas le quitan la túnica dejando al descubierto su fuerte y musculoso cuerpo. La cabeza de una bella mujer de color, cuyo cabello ensortijado cae salvaje por su cara, se asoma tras su


espalda. Sus ojos son negros y malignos aunque cuando habla su voz suena dulce e inocente. ―No creo que lo sea tanto como la que vive mi gente. Siempre en peligro, escapando para evitar nuestra extinción; siempre resguardando nuestro milenario secreto.―habla en un tono muy sensual al tiempo que le hace unos masajes en los hombros. ―¿Secreto? ¿Qué secreto más horroroso que el mío puede tener un harem de mujeres bellas como tú? ― susurra con los ojos cerrados mientras disfruta de esos masajes que seguramente sean el preludio de otra noche apasionada. ―¿Realmente quieres saberlo?―suena inocente la pregunta en comparación con la ferocidad que se ve en sus ojos y en su cara. ―Me gustaría.―responde suavemente él. Está tan a gusto con esos masajes que no puede ver la transformación que ha comenzado a operarse en la otrora bella mujer. Semejante a una inmensa boa, pero sin serlo, lo aprisiona entre sus fuertes y monstruosos brazos al tiempo que hunde sus finos colmillos en toda su carne. El grito desgarrador resuena en la solitaria y fría noche del desierto. A kilómetros de allí, los integrantes de la caravana se detienen a escuchar y olfatean el aire; sonríen de forma maligna. Al parecer el plan engorde dio resultado y al fin su reina pudo alimentarse como corresponde: de abundante carne de alimaña en descomposición, alimentada por ella misma. A punto de amanecer, una figura grotesca se acerca al campamento; esta va cambiando lentamente. Es la reina que regresa, es la bella mujer de piel negra que acaba de cenarse a su presa. Patricia O.

Modelo: Cristina Runewald


)1@ i+=1;

Hablar de J. Horror y Annie Baby es hablar de una parte muy importante de la escena musical madrileña. Desde 1991 lleva esta pareja dando caña, primero con su formación de Punk-Hardcore llamada Mal Gusto, para crear en el 96 Baby Horror. Ahora cambian de tercio y dan a luz a la extraña criatura llamada Reberbdúo, más intimista y suave, pero igual de compleja y personal. Y es que Jesús Horror y Annie Baby son unas de las personas más coherentes profesionalmente y eclécticas musicalmente que conozco. Dos pedazo de profesionales y mejores seres humanos, éste dúo profesional y per-

S&7801./0=/%"&'0+<#/%L"/T/%

sonal nos arrastran a su universo personal lleno de inconformismo, rebeldía meditada y oscuridad divertida alejándose de los clichés que tanto daño hacen a otras bandas. Os dejo con lo nuevo de J. Horror y Annie Baby. JACQ THE RIMMEL: Después de sacar vuestro disco Ritual en el 2008 con Baby Horror, decidís hacer un parón y tras tenernos a pan y agua un tiempo, el año pasado aparece Reverb Dúo. ¿Qué ha evolucionado en ese tiempo para llegar a RD? REBERB DÚO: Bueno, tras algo más de 15 años nos apetecía

E'#%&#9DA&0U3

cambiar un poco el concepto, investigar por otro lado musical y estéticamente. Baby Horror siempre ha sido muy ecléctico dentro de parámetros que para mi son compatibles como es el punk, pop, psychobilly y garage oscuro con textos en los que mezclamos horror y ciencia ficción, con magia y experiencias más personales. Llega un momento en el que el grupo toma una especie de personalidad de la que te es difícil escapar a la hora de componer. Lo que te quiero decir es que una canción como “Per la costa” de Reverbduo nunca la hubiera podido hacer tal y como yo la tenía en la cabeza si hubiésemos seguido con


Baby Horror, y eso no me gusta. Por otro lado, editar esas canciones como Baby Horror no me parecía honesto porque aunque los dos proyectos puedan compartir público, el concepto es muy diferente y como personalmente no me gusta cuando un grupo cambia totalmente de estilo y concepto y se sigue llamando igual, pensé que nosotros no debíamos hacerlo. JTR: Reverb Dúo es un proyecto más intimista, de pop minimista, decís vosotros, con pinceladas clarísimas punks, y mucho, mucho gancho. ¿Qué necesitabais sacar a la luz que no os ofrecía

Baby Horror? RD: Lo de minimista me hace gracia. Somos la mínima expresión y creo que va muy acorde con los tiempos que corren, porque para sacar ahora cualquier proyecto adelante necesitas reducir todo a lo mínimo. Queríamos coger aire, ver que podemos cambiar la forma y expresarnos en este momento tal y como lo sentimos, sin tener que maquillar las canciones, es lo que te comentaba antes. Puede resultar absurdo para algunas personas, pero la música ha sido y es muy importante para nosotros, y yo tengo mi propia forma de ver qué es autentico y creo que utilizar un nombre para vender 4

E'#%&#9DA&0U:

discos más aunque sientas que ese no es el espíritu de tu grupo, no es genuino y es justo lo que no quería. Es muy posible que un futuro nos apetezca volver a sacar material nuevo con Baby Horror y cuando llegue ese momento lo haremos de todo corazón. JTR: Extraña Maldición es vuestro primer corta duración, con cuatro canciones veraniegas, pegadizas y sentimentales, con mucho de Jesus and Mary Chain, en un precioso vinilo blanco y una portada de escándalo, con serigrafía en relieve. Todo un lujazo de coleccionista. ¿Cómo os embarcáis en ésta aventura con Rumble Records con la que está cayendo? RD: Bueno, Pablo es el culpable de todo. Gracias a él salen de una forma muy underground un montón de proyectos que de otra forma no verían la luz. Nosotros le enviamos las canciones y fue escucharlo y proponernos editarlo en ep. Nosotros hablamos con Mario Feal que se encargó del diseño y demás. Siempre hemos sido fans de Mario y esta vez creo que se ha lucido como nunca. Nosotros quedamos encantados. Al ser una edición tan pequeña y todo tan artesanal, se ha disparado el precio pero ha merecido la


de los amplificadores Fender por ejemplo, tan limpio, cristalino y muy utilizado en los 50´s en el rockabilly o en los 60´s por grupos de surf. Además es un efecto que utilizamos muchísimo en el grupo, las voces están totalmente envueltas en reverb, y si a esto le unes que solo somos dos, nos sale Reverbduo. JTR: He podido escucharos en directo, y sonáis tan contundentes, que es imposible separaros del estilo de Baby Horror: sucios, macarras e irreverentes. ¿Qué le decís a los fans de Baby Horror que piensan que no pueden encontrar ahora lo que escuchaban antes? RD: (Risas) Yo diciendo que esto no tiene nada que ver con Baby Horror y tú erre que erre. No, está bien porque en realidad las personas somos las mismas, seguimos componiendo Annie y yo y es lógico que recuerde. A la gente que les gustaba Baby Horror les diría que escucharan, teníamos un público muy variado, posiblemente todos coincidían en que les gustaba el punk y el R´n´R, pero cada uno era de su padre y de su madre y eso les hacia mucho más abiertos que los fans de otros grupos; por lo que pienso que muchos de ellos podrán disfrutar de Reverbduo. (Nota: No soy la única que opina así, y tras la versión de Eskorbuto en el último concierto que os vimos, salimos encantados. Intimistas y distintos, pero esencialmente los mismos, que es lo que cuenta para los fans.) pena. Son solo 100 copias, solo para 100 personas y eso me gusta. Por otro lado me gustaría alguna vez hacer algo que reportara algún beneficio a Rumble Records porque ni el ni nosotros sacamos un euro ya que lo vende a precio de costo pero sin incluir las horas de curro que hemos dedicado todos. JTR: ¿De qué hablan las letras de Reverbduo? ¿Qué diferencia hay entre las letras de Baby Horror? RD: Es algo más personal. Aquí no hay terror, pero si oscuridad: esa parte oscura que tenemos expresada de una forma más pausada a la que no estábamos acostumbrados. Los derroteros de Reverbduo tienden

al country y a textos muy personales. Ese sería el próximo paso, ya veremos lo que ocurre. JTR: Estamos acostumbrados a vuestras pinceladas sobre Wicca, magia, vampiros, etc. en vuestras canciones. No veo la implicación con vuestro nombre actual, aunque sí la veo en el nombre de vuestro primer trabajo bajo ésta formación, Extraña Maldición. ¿Por qué Reverb Dúo? ¿Nos podéis hablar un poquito de ello? RD: La reverberación es el sonido que queda tras parar de hacer ruido, cantar o tocar un instrumento. Este concepto me gusta, es lo que queda cuando ya no hay nada y además el efecto en sí me encanta, el

E'#%&#9DA&0UK

JTR: Cambiando un poco de tema. ¿Podemos mirar al futuro y encontrar algo nuevo de J. Horror? RD: Si. Estoy preparando disco en solitario que también se aleja de aquel “Chic-o-billy de lujo” que edité en el 2005, pero esta vez para adentrarme en sonidos mucho más extremos. Va a ser una mezcla entre Horror Punk y Hardcore con toques de Black Metal y una pizca de Psychobilly. Estoy recuperando algunas de mis primeras influencias, gente como G.B.H. en el lado punk, Celtic Frost, Danzig o Venom en el lado metal y por supuesto cosas que siempre han estado ahí como Misfits, aunque reconozco que este trabajo va a contener muy pocas melodías y mi


forma de cantar no va a ser agradable (risas), en este sentido está mucho más cerca del hardcore. Es el contrapunto de Reverbduo. Se está convirtiendo para mí en un proyecto muy ambicioso en el buen sentido. El disco va a tener un hilo conductor, con una pequeña historia que estoy escribiendo para incluirla cuando se edite y que nos sitúa en un futuro que está a la vuelta de la esquina, en el que en Europa todo el poder está en manos de la banca y la iglesia católica, ejerciéndolo sin dar a

elegir, manipulando desde sus propios medios de comunicación a la población para no dar opción a ningún cambio. Esto es lo que lleva pasando toda la vida pero en mi historia, la resistencia humana cuenta con la ayuda de vampiros que entre otras cosas disfrutan haciendo a los banqueros lo que ellos nos están haciendo a nosotros: ¡chuparles la sangre! Me falta algo menos de la mitad de las canciones compuestas para completar el disco pero va todo

E'#%&#9DA&0U4

muy lentamente. Lo estoy componiendo y grabando en casa, en forma de maqueta para en un futuro grabarlo en estudio con ayuda de músicos. Mario Carrasco grabará contrabajos y de momento no tengo batería pero no me preocupa hasta que esté todo compuesto. “Jesús Horror II Vampiros contra el sistema”, este es el titulo que va ganando de momento. JTR: Uaaauuuuu, vaya notición más jugoso. Ahora nos queda


la larga espera hasta que podamos disfrutarlo. Y en conjunto, ¿qué sorpresas nos deparan los Horror? RD: Tenemos varios proyectos: yo acabo de contarte el mío en solitario, también tenemos unas canciones grabadas Annie y yo como dúo pero esta vez como Los Horror que van en una onda más trash, tipo primeros Cramps, Hasil Adkins, Charlie Feather y por otro lado estamos inmersos en la composición de material para un proyecto que aún no puedo contar para no gafarlo pero que va a ser divertido. JTR: Muchos coincidimos en calificaros a Annie y a ti como los Cramps españoles (y no lo neguéis), Aparte de Lux y Poison, ¿qué grupos o personas os han influido a lo largo de vuestra carrera musical? RD: Qué honor, Poison y Lux son dioses. Hay mucho y muy variado, pero ahí van algunas de nuestras influencias o artistas que nos han marcado de alguna manera: Cramps, MIsfits, Ramones, Buzzcocks, BAuhaus, JOy Division, Damned, Gories, Fuzztones, P.I.L, G.B.H, Stranglers, Cosmic Psychos, Blitz, Cryptic Slaughter, Celtic Frost, Venom, Napalm Death, Desechables, Paralisis Permanente, Anti-Dogmatikss, G.R.B, ESKORBUTO, Jesús

E'#%&#9DA&0UU


tiempo que tenemos lo necesitamos para preparar parte de todo lo que te he contado, así que tendréis que esperar.

and Mary Chain, Queers, Hank Williams y H.Williams III, J.Cash, Eels, Scientis, Jonathan Richman, Nikis, Samhain y Danzig, Rezurex, Tiger army, Rancid, Dio, Slayer, Descendents, Morryssey & Smiths, the Quakes, Bowie, Buddy Holly, Elvis, Hasil Adkins y Beatles. Estos son algunos de los artistas a los que hemos estado enganchados en algún momento de nuestra vida. JTR: Sois unos amantes declarados del cine de Terror, ¿qué películas nos recomendaríais? RD: La noche de los muertos vivientes, Alien I y II, Mal Gusto, El exorcista, Dellamorte dellamore (mi novia es una zombie), Un hombre lobo americano en Londres, Pánico en el transiberiano, 28 días después, Aque lla casa al lado del cementerio, No profanar el sueño de los muertos, 30 días de oscuridad, Vampiros (Carpenter). Y por otra parte, más trash,

cualquiera de J.Waters, sigue siendo mi director favorito. JTR: Vamos a cotillear un poco. ¿Como pasan los Horror una velada perfecta? RD: Nos encanta ir al cine, sobre todo a ver algo de ciencia ficción o terror, después paseo por tiendas a comprar algunos vinilos y cómics, tomar unas cervezas, cenar en un mexicano y por último terminar la noche en un buen hotel. JTR: Ahora que viene el calorcito, vuestros fans querrán refrescarse con vuestros sonidos frescos y nuevos. ¿Qué conciertos tenéis a la vista? RD: Pues tocamos hace una semana en Lozoyuela, en un nuevo local que se llama La Leñera y que nos encantó y de momento ya no tenemos más conciertos pero tampoco podemos coger nada, porque el poco

E'#%&#9DA&0UB

JTR: Desde que formasteis Mal Gusto han pasado ya unos añitos. ¿Qué valoración hacéis de vuestra trayectoria profesional? ¿Qué ha cambiado en estos años, aparte de estar más guapo y Annie más buenorra? RD: ¡¡Jacq!! Nos estamos poniendo colorados con estas cosas que nos dices. A nivel personal estamos contentos, vivimos en un país que no apoya la cultura y además nosotros siempre hemos estado fuera de los parámetros necesarios para que los medios te hagan caso, cosa que no ha ayudado a que nuestra música llegara a más gente. Pero si miramos hacia atrás, musicalmente nos gusta lo que hemos creado en estos años, cada disco te trae unos recuerdos diferentes, personas, vivencias, conciertos\ y eso es agradable. ¿Que nos hubiera gustado vivir de nuestra música? Por supuesto, pero la música en este país es como la política. Unos pocos se llevan el presupuesto de todos y los demás lo hacemos solo por placer, llegando solo a los más curiosos, gente que busca y no se conforma con lo que le meten por los ojos. La valoración es buena, aunque el sacrificio ha sido mayor que la recompensa. Pues lo cierto es que mi mujer cada día me gusta más, lo mío no lo veo tan claro (risas), pero te agradezco muchísimo el piropo. Los cuarentones necesitamos que nos lo digan, sobre todo si lo hace una dama como tú. ¡Grrrrrrrrr! JTR: Como ya sabéis, todo un placer charlar con vosotros. ¿Algo más que añadir? RD: El placer es nuestro. Solo agradeceros que existáis. Ahora más que nunca hace falta una cultura underground o alternativa, llámalo como quieras. La gente más joven lo agradecerá, y es la única salida para cualquier artista, de cualquier disciplina, fotografía, música, pintura, arte dramático\ Gracias por existir. ¡Besos a todos los que hacéis Ultratumba! Jacq The Rimmel.


)0CR,;=0C;V;5@;= -¿Que frase usáis más a menudo?: “Todo tiene que ir a mejor” -¿Soñáis despiertos?: Por supuesto, para mí ese es el principio de cualquier idea que puede terminar materializándose. -Una pasión: Nuestros hijos. -Una canción: Uf, qué difícil. ¿Solo una? “I walk the line”, de Johnny Cash.

E'#%&#9DA&0U[


CR =(;

Q0;0J0*0;0000@0R050V0 0=

Tu boca sabe tan dulce cuando me habla... Mas desconfío de mis sentidos porque al rozar tu cara a mi mano tan solo la envuelve el aire; '0/2X/d$0 porque al besar tu pelo es en silencio donde me enredo, porque al caer mi lágrima es tu recuerdo lo que humedece... Si alargando mi mano pudiese rozar tu boca Pero calla... oye mi voz, dibujaría con mis dedos el contorno de tus labios, contesta al susurro que te arrastra lentamente despacito, para que no duela. ¿Ves? No hay peligro. Y tal vez, solo tal vez, Ven, sígueme, cruza el espejo. si cerrando mis ojos pudiese Cierra los ojos y toma mi mano verter una lágrima en tu rostro ¿Desconfías? Yo te guío la dejaría correr, y marcarte así Atraviesa este muro de cristal y búscame como tu has marcado mi alma. porque al otro lado mi vida te ofrezco. E imaginemos por un momento Y una vez allí podré atrapar tu esencia en mi palabra que así, con mis pupilas a oscuras, y esa pequeña herida curar con el solo roce de mi aliento. consigo perderme en tu pelo. Al otro lado tu voz no será tan solo un eco al que seguir desesperada. Y te enredo, y me pierdo y percibo tu aroma Hasta que el espejo se cierre y nos rechace la entrada. y me envuelvo en tu tacto. Y en tal caso no quedará mas salida que vivir... Magda Robles.

E'#%&#9DA&0UF


*/<#/''&!&2 He roto por fin la palabra y en ella me encontré tu nombre. Mordí con saña la vida, y me devolvió un sabor familiar. Encaré con rabia el futuro, y un dulce aliento la tornó osadía. Apreté con fuerza mis sueños, y se deshizo, suavemente entre mis manos, la tinta de tus dedos. Magda Robles.

=/<!/%$20!/0#"<#&0 Me manché de tinta los zapatos de tanto recorrer tus versos. Al volver, tropecé y erré el camino: se mantuvo firme el guión que marcaba tus pasos mas cortaron mi senda varios puntos suspensivos. Magda Robles.

O$P0 Hoy necesito aspirar tu ausencia, prender el vacío que deja tu cuerpo llenar los recovecos donde deberías estar tú. Compartir fugacidades que me infunden vida para seguir un poquito más viviendo muerta. Hoy me he levantado con ansiedad inquieta, recordando tus líneas, el timbre tal vez del silencio que acompaña cada espacio de tu voz. Es solo un sueño, me digo, mas me basta cerrar los ojos y sentir un pulso palpitando aquí a mi lado. Ausente, lejano, mas todo tú. Pues sé que la distancia es algo efímero y que tu cuerpo es el cuerpo donde habita mi alma y que mi alma no es nada si le fallas tú\ Magda Robles.

E'#%&#9DA&0U^


V$79%& Loca la llaman, loca... Por vivir atrapada en un mundo que no corresponde, ajena a visiones y realidades que le resultan extrañas rodeada de seres grises que se diluyen en la rutina sin fuerza ni luz para darle calor. Loca le gritan, loca\ Porque cuando pretende hablar no produce palabras Y si intenta reír solo escapa un quejido En sus pupilas no se reflejan las luces de neón Porque un gris tormenta veló la entrada a su alma. Loca le dicen, loca... por cerrar su pasión y su deseo a un mundo oscuro y vivir anclada en pasados de creación propia dejándose guiar por los laberintos tortuosos de la razón que la arrastran cada día más en su demencia. Loca se cree, loca... al sufrir el rechazo despiadado de seres sin luz propia y recibir bofetadas de realidad que intentan suprimir un sueño: envidiosos, el resto, no pueden saberla ajena a su tortura e intentan arrastrarla a su misma, cruel, y lenta muerte en vida. Y quizá lleven razón, y sea loca por percibir el aroma de un cuerpo que no se encuentra, al dibujar los contornos de una piel que en realidad no existe, deslizando con ternura las palmas de sus manos por el aire alfarera de pasiones, dando forma así a una figura inventada. Vista ante el espejo, si está loca pues su cuerpo se estremece al sentir una boca que no besa y su piel se eriza al tacto de unas manos fuertes hechas de tiempo. Cuelga su esperanza en cadencioso movimiento de esas pestañas imaginadas Sacia con premura el hambre en la comisura de un labio hecho de sal y yedra. Pasa las horas en vela junto a un cuerpo entretejido de humo y anhelo, se pierde acariciando el leve rostro de un fantasma. Se abandona noche a noche a otra alma atormentada que acompaña cada instante su dulce y tortuoso delirio. Se debate bajo un sueño que arrebata el alma fiel y entregada incapaz de distinguir donde realmente se halla lo incierto ¿acaso no siente esos besos que recorren su cuerpo? Definitivamente si, está loca al permitirse en su locura hablar entre silencios y ver el mundo con luz propia a través de sus ojos cerrados. Construir barreras es motivo y causa más de este delirio al pretender así guardar el sueño que le da su aliento encerrando en su pequeño refugio a quien día tras día la vuelve a la vida y la aleja del gris transitar del resto de mortales. Si... Me llaman loca... Magda Robles.

E'#%&#9DA&0B3


@ V;1R

;00V;00* ,+QR1 @, @; V&9%&0VWX/&0;'H%&<7&

Soñé que caminaba por una ciudad perdida en el tiempo, cuyas calzadas estaban pavimentadas con asfalto en la que no había coches que circularan por ella. Las personas paseaban a través de los edificios sin hablar, en silencio, con la mirada fija en lo que pasaba por delante de ellos. El lugar era igual que todas las ciudades que he conocido con el paso de los años y a la vez, a las que nunca había pisado; consiguiendo así que mi atribulado espíritu se sintiera aún más confundido ante aquellas visiones. Por el aire flotaba un pesado polvo ocre que me traía recuerdos pasados, presentes y futuros de un mundo mejor, un lugar que no existió y que nunca será real. Entonces la multitud se detuvo y los niños más pequeños me señalaron con ojos rojos y dedos acusadores, mientras empezaban a cantar una letanía que se extendió por toda la multitud infantil, como si recibieran una orden muda del que les precedía. En poco tiempo, todos alzaron sus manitas y sin dejar de cantar y observarme, las alzaron al cielo azul y yo no pude evitar levantar la mirada, para comprobar con horror, lo que ocurría sobre mi cabeza sin yo

saberlo. La bóveda se estaba desquebrajando a lo largo y ancho de todo el mundo, mostrando, entre sus grietas claras, una oscuridad inmensa que pugnaba por salir de su prisión celestial... pero de las fisuras comenzó a surgir un líquido rojo que amenazaba con desplomarse encima de nuestras cabezas. Era sangre, de la que manaba un olor pútrido y nauseabundo. -Al caer la decimotercera gota, todo llegara a su fin...- dijo uno de los niños y entonces la frase se expandió de la misma forma que el cántico, que seguía resonando en mis oídos furiosamente. Pensé entonces, con esa extraña lógica onírica que se nos da en aquellos momentos, que aquello apenas tardaría en ocurrir, porque la sangre del cielo amenazaba con abundante lluvia. De pronto sentí mis piernas mojadas, por lo que bajé la mirada para descubrir horrorizada, que las calles estaban inundadas de aquel líquido vital y que me empapaba hasta los tobillos. Volví a alzar la vista por entre los edificios ruinosos y entonces comprendí que no iba a haber lluvia. Del firmamento cayó una única gota rojiza, tan grande y virulenta que fui incapaz de moverme a causa del terror.

Y mientras, veía la gota caer sobre la ciudad hasta arrasar lo poco que quedaba de ella, ahogando a la multitud y a mí con ella. Desperté y respiré profundamente, aún creía sentir en mi boca el sabor acre de la sangre ahogándome y encendí la luz para alejar a las sombras. Intenté convencerme a mí misma de que aquello sólo había sido un sueño y para comprobarlo, escupí en mi mano para probar que nada era real... y horrorizada observé, que entre la saliva se encontraba un pequeño hilo de sangre oscura. Una vez soñé que una gota de sangre caía en el mundo y producía miles de males cuyos motivos me eran desconocidos... y como cada vez que volvía allí, mi esperanza moría un poco más, decidí perder la razón antes que abandonarme a la desesperación. Para mi pobre consuelo, volví hasta doce veces a ese lugar\ sólo espero, que cuando al fin recupere mi poca cordura, no encontrarme de nuevo en aquella ciudad. Laura López Alfranca.


C@+Q @;0?+ =1;

EV1@;1EQ5; '0X&2&!$0!$20!/0d9<"$0#9L$0'9G&%0'&0X%"D/%&0H"/2#&0E'#%&#9DA&b0?9/ /<0/'0*&%M0O$'/0!/<#%$0!/0'&02/2"W<0D/<29&'089/0&''I0.&7/<0'$207."7$20!/ @&%&0;L"20''&D&!&0V$<G0V"L/01./0O$%%$%b0 ''$20D"2D$202/0/<7&%G&%$<0!/ $%G&<"Y&%'&b )$0H&'#&%$<07&%&20L"2"A'/20P07$<$7"!&20!/0'&0%/L"2#&h07$D$0S&7801./ @"DD/'h0S$%G/0@&%&0;L"2h0Q&G!&0@$A'/2h0-"77&<2h0/'0Q%"D$<"$0 2X/7#%$h <%"89/0Q/2/G/%h0Q&"20,$D&A/''&h0$0S&L"/%0O/%7/b V&0H"/2#&0H9/09<06>"#$0P0!9%W0.&2#&0X&2&!&20'&207"<7$0!/0'&0D&Z&<&b */<#%$0!/0/''&02/0D$<#W09<0X.$#$7&''0X&%&089/0'&0G/<#/0X$2&%&0"DX$%L"2&!&a D/<#/0!/'&<#/0!/'0$Ad/#"L$0!/0S&L"/%0O/%7/07$<0/'0H"<0!/0X9A'"7&%0/2&20H$#$2b C9/20A"/<h0&89I0/2#]0/'0%/29'#&!$0!/0/2/0X.$#$7&''0P0!/0'&20D/d$%/20H$#$2089/ 2&'"/%$<0!/06'b

E'#%&#9DA&0B4


' C.$#$7&''


E'#%&#9DA&0BB


E'#%&#9DA&0[4


@ = k;

QEk ,R0 *+;5lV+,R Título original: Child´s Play Director: Tom Holland Intérpretes: Catherine Hicks, Chris Sarandon, Alex Vincent, Brad Dourif, Dinah Manoff, Tommy Swerdlow, Jack Colvin. Guión: Don Mancini, Tom Holland, John Lafia Música: Joe Renzetti Género: Terror Nacionalidad: Estados Unidos Duración: 87 minutos Año: 1988

="<$X2"2 Andy Barclay sólo quiere una cosa para su cumpleaños: un Good Guy, el muñeco de moda. Su madre consigue uno a muy buen precio, rescatado de la calle. Andy se convierte en el niño más feliz que pueda existir, hasta que empiezan a ocurrir hechos inexplicables y violentos a su alrededor. Todo el mundo cree que algo le pasa a Andy, pero él sabe la verdad. Su muñeco se llama Chucky, posee el alma de un asesino en serie y está vivo. Y quiere venganza contra quienes le mataron.

la nostalgia nos toma un poco el pelo de cuando en cuando y recordamos los 80 mejores de lo que eran? Porque también había mucha basura cinematográfica, hay que admitirlo. Afortunadamente, la odisea asesina de Chucky no es una de ellas. ¿Quién no conoce al muñeco diabólico por excelencia? Puede que Jason Vorhees, el protagonista de la saga “Viernes 13” y Freddy Krueger sean más conocidos a nivel general, pero Chucky no es que se quede muy atrás y, ¿cuántas personas pueden presumir de haber visionado la primera entrega? Un producto de su tiempo, de principio a fin, banda sonora y actores incluidos. “Muñeco Diabólico”, el título español dado a “Child´s Play”, que tampoco suena nada mal (aunque es

@/2/Z& Los 80. Menuda década, ¿eh? Especialmente para el cine de terror. ¿Cuántas joyitas habrá dado? ¿Cuántas películas de culto? ¿Quizá

E'#%&#9DA&0[F

tamos en uno de esos extraños casos donde la libre traducción no duele al compararla con el original) traslada a la gran pantalla uno de esos miedos que se dan, sobre todo, en la infancia: el terror a que los juguetes cobren vida, de la peor de las maneras. Y, en el filme, ocurre, con todo lo que ello conlleva. La historia nos sitúa en las vidas de una madre y su hijo, quienes llevan una vida normal y corriente. Antes de esto hemos visto la persecución llevada a cabo por un policía cuyo objetivo es un asesino en serie conocido como Charles Lee Ray, cuyo alias personal es Chucky. Seguimos con la familia; el pequeño Andy quiere el juguete de moda, un Good Guy, su madre le consigue uno a buen precio algo más tarde y todo empieza a cam-


biar. El muñeco parece poder hablar con el niño, tiene sus propias preferencias y además se hace llamar Chucky. Es entonces cuando las muertes se suceden y las sospechas recaen en el chico, que no sabe qué hacer para convencer a su madre de lo que ocurre. Una de las genialidades del filme está precisamente en la trama, y en la pregunta de, ¿es Andy el asesino y le está echando la culpa a su juguete? Entre una de las curiosidades

que corren sobre la película se dice que el guionista intentó que la duda sobre quién era el autentico asesino se diese durante gran parte del filme; viéndolo, está claro que los estudios al final eligieron que fuese más directa la trama, pero es una pena, porque, evidentemente, hay muchos momentos donde parece que el pequeño Andy se ha vuelto realmente loco y todo lo del muñeco es una fantasía. Esto enlaza con un fuerte componente que tiene el filme y que

E'#%&#9DA&0F3

iría perdiendo en sus secuelas: el suspense. Sí, “Muñeco Diabólico” es en parte un slasher, es una película de terror, pero su mayor componente es el del suspense, incluso en las escenas finales, cuando Chucky se enfrenta a la familia de Andy al completo. Aunque el negro sentido del humor que tiene el personaje del muñeco está ahí (ver la escena de la muerte del maestro vudú) es el suspense el autentico protagonista, otorgando escenas realmente terroríficas, como el primer asesinato de Chucky, o todas aquellas apariciones entre sombras antes de que veamos a Chucky en toda su gloria (la mayoría de las veces mediante unos efectos especiales realmente sobresalientes para la época). Incluso aun sabiendo ya que el muñeco está poseído de verdad por el alma del asesino se nos deja escenas como en la que la madre de Andy descubre que ha estado funcionando sin pilas; realmente tensa. De ahí gran parte del éxito de la película. Aunque, la otra gran parte la merece el villano del filme, y de la saga que vendrá después: Chucky. Interpretado siendo Charles Lee Ray por el experto en villanos Brad Dourif (El Señor de los Anillos: Las dos torres, Alien: Resurrección) que también le puso la voz al muñeco, Chucky no es Michael Myers, no es Jason Vorhees, no es Pinhead. Puestos a compararlo podríamos hacerlo con Freddy Krueger; mal hablado, lleno de humor negro, y capaz de cabrearse cuando las cosas no le salen como


quiere, al tiempo que usa su condición de muñeco para cometer sus asesinatos y confundir a sus víctimas. El diseño del muñeco además es espeluznante, especialmente cuando logra hacer creer que no tiene vida mientras suelta sus frases “programadas” que dicen mucho entre líneas. En el resto del reparto tenemos al joven Alex Vincent en su primer filme, funcionando a las mil maravillas, a Catherine Hicks (The Shield) como madre del protagonista y a Chris Sarandon (Noche de Miedo, Safe) que vuelve a trabajar con Tom Holland (Maleficio, Langoliers) tras ser el villano en la archiconocida “Noche de Miedo”. Quizás hay interpretaciones en el filme que desentonan un poco en algunos momentos pero, en general, el reparto se porta bastante bien. La trama se desarrolla sin prisa pero sin pausa, de manera absorbente. No es raro estar viendo la

película y que se acabe antes de que nos demos cuenta, porque es una gran historia, una joya de culto que una vez empezamos a ver hay que acabar. Tiene ciertos agujeros de guión que le hacen pierde algún que otro punto de calidad, pero nada realmente reseñable que pueda considerar una falta grave que evite su disfrute. Tampoco es que la banda sonora destaque demasiado, y eso que los 80 fue una década de oro también para las mismas. En resumen, “Muñeco Diabólico” es un clásico del cine de terror y suspense. Tanto por su calidad como por la creación de Chucky, uno de los más queridos y temidos villanos del cine de terror. Del cine en general, me atrevería a decir. Nota: 8 Tony Jiménez.

E'#%&#9DA&0FB


?R1RJ@;?(;


C&#%"7"&0JWD/Y g ;<#$<"$0C/!%&>&2 Fotos: Antonio Pedraxas (pedraxas.com/photo) Modelo: Patricia G贸mez (www.patrygomez.com) HS & MUA: Rosa Jurado Estilismo: Oscar Fidalgo


Foto: Antonio Pedraxas


Foto: Antonio Pedraxas


Foto: Antonio Pedraxas


Foto: Antonio Pedraxas


Foto: Antonio Pedraxas


@ V;1R

*@+Q 00)+5E; Q"G9/'0\<G/'0=]<7./Y0!/0'&0J9I& Hacía poco más de dos horas que acababan de conocerse, él era abogado, hombre de éxito, tenía muchísimo dinero, todo el que quería, y por ende, podía tener a la mujer que quisiera, aunque aquella noche no quería a otra que no fuera ella. Ella le había dicho que era secretario, aunque la verdad era que jamás se había interesado por estudiar, tenía el dinero justo que le daba su trabajo como cajera de supermercado y vivía con sus padres, su vida era una sucesión de fiestas y despreocupaciones, donde una chica de su edad se hubiera preocupado por encontrar un novio y comprarse una casa, ella solamente pensaba en disfrutar, y, si llegaba el caso, encontrar a un hombre con suficiente dinero como para mantenerla, quizás el que tenía delante podría servirle. Sean quienes sean, ambos, al poner el pie en aquellas escaleras, nocturnas y silenciosas, buscaban, a corto plazo, lo mismo, alguien con quien acostarse aquella noches y escapar de sus respectivas vidas aunque solo fuera por unas horas. El apartamento era grande, tal y como debería permitirse un abogado, todo estaba adornado con muebles caros, cuadros abstractos que daban a la vivienda un aire más “snob”, lámparas pequeñas pero de diseño, figuras art-decó que parecían querer cobrar vida con la luz de la luna, que entraba a borbotones por la ventana, y una pintura color azul cielo. El dejó que entrara primero, observando sin ningún disimulo las curvas de aquella joven que bien podría ser su hija, su trasero bajo su minifalda roja, sus piernas vestidas con unas medias de rejilla, sin duda había cazado un buen ejemplar. —¿Te gusta?—le preguntó. —Mucho—dijo ella tras mirar el apartamento con un giro de cabeza. Era mentira, la casa le pareció horrorosa, pero sabía que no había ido allí para hablar sobre la decoración que bien podría gustarle a sus abuelos. —Siéntate en el sofá—le dijo él—¿Quieres una copa de vina?

—Por

supuesto—contestó

ella. Entró en la cocina y ella se cruzó de piernas en el sofá, se alisó la minifalda a pesar de que esta no tenía ninguna arruga y se desabrochó el segundo botón de su blusa, dejando ver parte de su escote, quería mostrarle parte de su artillería, lo que tendría si no se enrollaba mucho en la conversación, ya que estaba ansiosa, deseosa de que aquel hombre la llevase a la cama y le hiciera el amor hasta volverla loca, su trabajo le había impedido desmelenarse de ese modo en mucho tiempo, pero estaba segura de que había llegado el momento. Él salió con una botella de vino carísimo y dos copas que relucían como si fuera nuevas, sirvió vino y la miró a la cara con lo que él tomaba como la más seductora de sus miradas. —Por nosotros—dijo queriendo brindar. —Por nosotros. Bebieron de las copas, ella dejó la suya sobre la mesa y miró los cuadros del salón, fijando la vista en uno que le pareció un bote de pintura vertido accidentalmente en el suelo. —¿Te gustan?—le preguntó él. —Mucho—mintió ella, que no entendía no quería entender de arte. —Son de un pintor neoyorkino llamado Pollock. ¿Lo conoces? Ella le miró, tuvo miedo de que él la descubriera como una ignorante, como lo que era, una mujer que jamás había dado con un tipo tan adinerado y guapo como él, como una poligonera de tres al cuarto. Así que decidió cambiar de tema. —Y los muebles son muy bonito también—dijo palpando la superficie de la mesa. Él la miró y sonrió. —Me alegra que te gusten— dijo—Porque tienen una historia detrás. Ella abrió mucho los ojos y apretó los labios, él observó el gesto y no pudo evitar desear el momento en el que se la llevaría a la cama y en

E'#%&#9DA&0^K

que besaría esos jóvenes y carnosos labios. Pero antes debía seducirla un poco más, y tal y como había hecho en otras ocasiones, con mayor o menor éxito, le contaría la historia que le contaba a todas, la de aquellos viejos muebles que compró en una vieja tienda, pero que vendía muebles que eran verdaderas obras de arte, que ya no existía. No tardó en descubrir que esa historia era una buena baza para ligar, las mujeres sentían ese escalofrío al escuchar aquel relato de terror y se convertían en la amante perfecta para él cuando les decía, “no temas” “Ven a la cama y haré que te olvides de esos diabólicos indígenas”. —Cuéntamela—dijo ella casi por instinto. —Pero es de terror—dijo él— ¿No te dará miedo? Ella bebió su copa de un sorbo mientras sentía como su adrenalina se disparaba. —Por favor—dijo. Aquello era, para ella, la noche perfecta, una historia de terror que haría que, con el vino, se excitara mucho más para el inminente sexo. —¡Que excitante!—dijo al notarlo reticente—¡Una historia de terror! —De acuerdo—dijo él viendo que había mordido el anzuelo—Te la contaré. Ella llenó su copa de vino y se acomodó en el sofá, sin dejar de mirarle mientras hablaba. —Hace muchísimo tiempo— comenzó él—Existía una tribu en medio de África, vivían alejados de toda civilización, y eran unos auténticos salvajes, cuando digo salvajes me refiero a que no dudaban en atacar a otras tribus para robarles todo lo que tenían. Eran adoradores de un dios llamado Angat, Angat era el mal personificado, al que esta tribu le entregaba como sacrificio el cuerpo de mujeres y niñas que raptaban de otras tribus mucho más pacíficas que ellos. Ella pareció sentir un escalofrío y él también, pero el suyo era por el deseo de poseer a aquella mujer, su relato, tal y como esperaba,


Ilustraci贸n: Andrea Obreg贸n


estaba causando efecto. —Continúa—pidió ella. —Se dice que los árboles de esta madera eran grandes y gruesos como las secuoyas, los llamaban Drime Nibua, que se traduce a algo así como árbol que come, o árbol comilón. —¿Y por qué lo llamaban así?—preguntó ella. —En seguida lo sabrás—dijo él—Pero antes, otra botella de vino. Se levantó y no tardó ni siquiera un minuto en volver con otra botella de tinto, igual de cara que la anterior. —¿Por dónde iba? Ah, sí, árbol comilón, se dice que esta tribu hacía los sacrificios como siempre se supone que se hacen, su método era muy diferente, ataban a las mujeres y a las niñas a los árboles, a los Drime Nibua, que según cuentan, solamente crecían donde vivía esta tribu, después de atarlas se iban a dormir, y, a pesar de que sus víctimas gritaban de dolor y pedían clemencia, ninguno se dignaba a salir de sus cabañas, cuando amanecía no quedaba ni rastro de las mujeres, se decía que los árboles las habían devorado, de ahí su nombre, Drime Nibua, árbol que come. Ella le miró unos segundos y después se sacudió con fingido miedo. —Uuuufff—dijo—Que miedo. —Queda muy pocos de esos árboles—dijo él—Todos mis muebles están hechos de esa madera, así que valen un pastón. —¿Todos?—preguntó ella. —Todos, las sillas, las mesas, la cama... —¿La cama también?—preguntó ella— ¿Y no te da miedo dormir por las noches? —A veces necesito compañía—dijo él—¿Se te ocurre alguna idea para quitarnos el miedo del cuerpo? Ella no pudo más, no sabía si era la excitación de aquella historia o el vino, pero deseaba a aquel hombre, así que le besó, él la abrazó mientras la besaba y después fueron juntos a la cama, fabricada con la madera del árbol que come, allí, se despojaron de sus ropas y llegó el momento deseado para los dos, él la penetró con fuerza y ella dio por fin rienda suelta a su pasión, como si dejara atrás su aburrida vida de cajera de supermercado, no quería, no podía dejar de acariciar-

le mientras gemía de placer hasta que juntos llegaron al orgasmo en la oscuridad de la habitación. Después, ambos se durmieron. Durante horas, solo les acompañó la noche, después ella sintió como él tocaba sus glúteos desnudos, todavía impregnados en sudor, se movió, gimiendo despacio, las manos cesaron. Tras varios minutos, sintió de nuevo los dedos del hombre, esta vez por sus muslos, subiendo y bajando, ella sonrió, siempre era mejor dos veces que una, sobre todo cuando los dedos llegaron a su sexo, juguetones, indecisos. Quiso volverse y responderle con un beso o algo más guarro, algo que lo dejase atónito y le hiciera desearla todavía más, pero, curiosamente, no podía mover un solo músculo de su cuerpo. Repentinamente asustada, pensó en que aquel tipo la había drogado, que había dado con psicópata, con un depravado que quería coleccionarla como si fuera su muñeca particular. —¡Socorro!—gritó. Sintió como alguien la volvía para colocarla boca arriba, con fuerza, sin mucha delicadeza, estaba sola en la cama, entonces ¿Quien la estaba moviendo? ¿Qué la envolvía por todos los lados de su cuerpo, dominándola a placer? Miró a ambos lados y abrió los ojos aterrorizada, unas ramas, largas, vivas, pensantes quizás, tenían agarrados sus brazos y sus piernas, después observó al hombre, a su amante, en el umbral de la puerta, bebiendo una copa de vino. —¿Que...que es esto?—chilló desbordada por el pánico. El tipo la miró, pero no respondió. Aquella frialdad con la que la miraba le daba pavor, aunque no tanto al saber que estaba atrapada por unas diabólicas ramas que surgían de aquella cama. —¡Por favor!—suplicó ella— ¡Sácame de aquí! Le vio desaparecer, las ramas se ajustaron más a sus miembros, lo que hizo que gritara de dolor, aquellas cosas, fueran lo que fueran, tenían una fuerza sobrehumana. —¡Noooo!—gritó. Las ramas continuaron retorciendo, estirando, hasta que los miembros cedieron, quejumbrosos

E'#%&#9DA&0^4

como una madera vieja, haciendo que miles de gotas de sangre saltaran sobre el colchón, por el suelo, pero aquellas ramas no querían desperdiciar nada. Ni un brazo, ni una pierna, tocaron el suelo cuando se separó del cuerpo entre los gritos de dolor de la mujer, ni tampoco desaprovechó el torso ensangrentado, mutilado y todavía con una chispa de vida de aquella ignorante víctima, y es que, en sus últimos segundos de su existencia, ella pensó que era verdad, no era sino una ignorante cajera de supermercado que se dejaba engañar por cualquiera. Y así le había pasado. Nuevas ramas surgieron del somier de madera de la cama y envolvieron todos los restos, los devoraban, se alimentaban de ellos, hasta que, en aquel dormitorio, no quedó ni siquiera una gota de aquella masacre, nada que pudiera demostrar que una mujer había yacido en aquella cama. El hombre entró en el dormitorio despacio y observó la cama con algo de pesar, sin duda, aquella mujer le había gustado, pero debía dar de comer l dios Angat, al cual había entregado su alma años atrás, cuando había viajado a África, a cambio de dinero y éxito con las mujeres, a veces odiaba hacer eso, pero si no quería que Angat le procurara una muerte espantosa no le quedaba más remedio. Apagó la luz y salió, suspiró, todo había pasado y, en parte, el también había ganado algo, se había acostado con una mujer hermosa. La semana que viene, de nuevo, debía alimentar al drime nibua, el árbol que come. Miguel Ángel Sánchez de la Guía.


!"#$" %&$'()*(+,-.*/(0*/1* 234-*536(*7(894.3(137(5:6 /*;3/<,8*6 /*4,<36 *7</*-.6<,6 =3<3>/,=?, @@@


Ultratumba Nº17