Page 72

• 146

PROPEDÉUTICA

EL MÉTODO EN LAS CIENCIAS SOCIALES

conveniente ver primero cómo las ciencias naturales deben apartarse por fuerza de estas construcciones de sentido común.

teriores. De modo que cuando la ciencia natural alcanza cierto grado de madurez los "hechos", tales como son interpretados por las construcciones de sentido común, no ocupan ningún lugar en la ciencia 17.

7.5.10. Las ciencias naturales y las construcciones de sentido común Tomo nuevamente como punto de partida el mundo de la vida. El concepto de Naturaleza (Physis), nos dice Schutz, es una abstracción que deja afuera las personas, sus vidas biográficas y su interacción social. Sin embargo, como hemos visto en 7.5.4. más arriba, el Lebenswelt consiste básicamente en interacción humana. Las construcciones de sentido común aculturadas determinan también qué clases de hechos existen ahí para poder ser observados. Esta afirmación hubiese sido resistida por los empiristas que daban por sentado que existían hechos puros y simples. Sin embargo, este punto de vista fue luego abandonado más modernamente reconociéndose que toda observación contiene una "carga teórica" 15. Schutz remarcó el mismo punto citando la opinión de muchos importantes filósofos de diversas tendencias que comparten este punto de vista: los hechos puros y sirriples no existen: todos son hechos interpretados 16. Algunos ejemplos conocidos: tormenta/ira de Zeus; plaga/castigo de los dioses; convulsiones/posesión por espíritus; manchitas plateadas en el cielo/platillos voladores. Los hechos así interpretados por construcciones de sentido común pueden servir como punto de partida para el científico de la naturaleza. Sin embargo, para corporizar e incrementar su conocimiento científico, él tendrá que sustituir la "carga teórica" de las construcciones de sentido común por su propio conjunto de hipótesis y teorías. Esto es lo que ha hecho, por ejemplo, la psiquiatría con las convulsiones. Luego tendrá que' alterar el conjunto de hechos observables que constituyen la base empírica de su ciencia a fin de poder contrastar sus hipótesis y teorías. Los hechos serán agrupados en forma distinta: las ballenas, delfines, etcétera, irán a juntarse con los mamíferos y no con los peces; desaparecerán las brujas y aparecerán los microbios, etcétera. Con el desarrollo del conocimiento científico los hechos incluidos en la base empírica aceptada por la comunidad de los científicos se convertirán en el punto de partida para nuevasyoñjeturas e hipótesis destinadas a mejorar o reemplazar a las anBROWN, H., La Nueva Filosofía de la Ciencia, Tecnos. Madrid, 1984, pág. 105. SCHUTZ, A., El Problemn .... cil., pág. 36. Chalmers explica en forma muy convincente cómo el condicionamiento sociocultural determina en buena medida qué puede ser visto pese a que el ojo actúa como una cámara fotográfica (CHALMERS, A., Qué es esa Cosa Llamada Ciencia, Siglo XXI, Madrid, 1984, págs. 42 Y 45. 15

7.5.11. Las ciencias sociales y las construcciones de sentido común El enfoque del científico social debe ser distinto ya que su objeto de estudio es la acción humana la cual no puede ser separada de las construccionesde sentido común, que la integran por vía doble: en su aspecto ex~erno estableci~ndo el repertorio de acciones disponibles, y en su aspecto mterno determll1ando los propósitos de la acción. Schutz extrae la conclusi.ón de que las ciencias sociales son construcciones de segundo grado relatl:as a las con~trucci~nes de primer grado que hacen los protagonistas mismos de la Vida social. Veamos cómo procede el científico social a efectuar tales construcciones o "constructos". Las tipificaciones de conductas realizadas por las construcciones de sentido común permiten al científico social delimitar cursos de acción que tienen el mismo sentido objetivo, el cual constituye el resultado de tales. cursos de conducta. Este resultado será considerado el propósito que persIgue el agente: el "motivo para" de su acción. Delimitado así el curso ~ cursos ~e acción qu~ desea investigar, el próximo paso que da el cientlfic.o sO,c~al es c?ns.trmr un patrón típico mínimo para tal curso de acción. El clentIflCo soclalll1cluye en tal patrón solamente los elementos que son r~levantes .para el curso de acción que investiga. Este patrón mínimo típICO es atnbllldo a un modelo de agente dotado de conciencia, capaz de proponerse fin~s (purposeful) y, hasta cierto grado, racional. Sin embargo, la conCienCIa que se atribuye a este modelo de agente contiene solamente los ~Iementos necesarios para producir el patrón típico de conducta const~uldo por el científico social, en particular los propósitos del mod~lo ll1cluyen solamente los "motivos para" típicos incluidos en ese patrono SO,lamente algunos "motivos porque" considerados típicos entran en el palron como causas de los "motivos para" típicos 18. . ~ste modelo de agente no es un hombre con su biografía, miedos, ambICIones y car,ácter. Es más bien un homunculus (el hOl11o juridicus, el hamo eCOIU!1711CUS, etc.) que tIene solamente los propósitos invariables y el resto de los elementos relevantes que le atribuye el científico. El modelo actuará, en cualquier ocasión, de conformidad con el patrón con s-

16

147

17

18

SCHUTZ, 1\., El Problema '" SClllJTZ, A., El Problema ",

Cl't .•

. Clt.,

' 37 - 39 . pags. , 37 , 6 5 Y 80 . pags.

Introducción al Derecho Parte 1 - AFTALIÓN, VILANOVA Y RAFFO  

ENFOQUE EXISTENCIAL: EL CONOCIMIENTO EN LA VIDA COTIDIANA

Advertisement