Page 70

• 142

143

PROPEDÉUTICA

EL MÉTODO EN LAS CIENCIAS SOCIALES

damentación filosófica en las estructuras del mundo de la vida, de todos modos los científicos sociales tiene acceso a estas construcciones de sentido común pues ellas constituyen el contenido del proceso de socialización, aculturación o endoculturación familiar a todos los científicos sociales. Estas construcciones de sentido común tipifican el sentido que una acción cualquiera tiene para los miembros del grupo. Y lo que decimos de una acción se aplica no solamente a acciones aisladas, sino también a cur·· sos típicos de acción tales como los que se adjudican al cumplimiento de roles. Como veremos más adelante, se aplica también a la ciase de acontecimientos (naturales) que pueden ser observados. Aunque Schutz insiste en privilegiar el aspecto interno y el sentido subjetivo de la acción, Cíeemos que conviene insistir en el sentido objetivo que las construcciones de sentido común adjudican a las acciones de los hombres. Estas construcciones de sentido común proveen el repertorio completo de las acciones posibles en un grupo sociocultural dado 9. En otros términos: en un grupo sociocultural no existen otras acciones ("comprensibles") que aquéllas provistas por las construcciones de sentido común 10.

. afirmación quizá concite un rechazo espontáneó por parte de los juristas, especialmente de los penalistas, punto sobre el que volveremos más adelante. Pem supongo que los economistas y sociólogos no tendrán nada que objetar ya que a ellos no les interesa la conducta individual. Según Schutz, la acción requiere que el agente anticipe la conducta futura en forma preconcebida o por medio de la imaginación It. Lo que el agente anticipa no es el transcurso mismo de la conducta sino lo que Schutz denomina el "acto" o "resultado", vale decir, la acción cumplida. Así, si me encuentro escribiendo en un extremo de la habitación y se levanta un fuerte viento por lo que me propongo cerrar la ventana, no anticipo mi tránsito por la habitación, el acto de tomar el pestillo, etcétera, sino, sencillamente, el resultado, esto es, la ventana ya cerrada 12.

7.5.6. El aspecto interno de la acción: la intencionalidad Nos ocuparemos ahora del llamado aspecto interno de la acción, vale decir, de la acción desde el punto de vista del agente. Este aspecto interno parece gozar de una especie de privilegio dado que la intención por parte del agente es presupuesta cuando los miembros del grupo comprenden la acción y le asignan de este modo un sentido objetivo. Vamos a sostener en este trabajo, sin embargo, que solamente este punto, a saber, que la acción presupone la intención por parte del agente, es importante para la fundamentación de la metodología de las ciencias sociales. En cambio la intención real que efectivamente tuvo un agente al cometer una acción no tiene mucha importancia. Y ello por el hecho bien conocido de carecer dicha intención real de posibilidad de contrastación y objetividad, siendo, como es, un hecho mental al que sólo tiene acceso el agente mismo. Esta 9 A una conclusión similar llegan Berger y Luckmann, aunque no llegan a exponerla como regla general (ver BERGER, Peter - LUCKMANN, Thomas, La COl1slrucción Social dc la Realidad, Amorrortu, Buenos Aires, 1968, pág. 49). 10 Un miembro de una tribu ágrafa, p. ej., trasladado súbitamente a una biblioteca no podría entender la acción de "leer", dado que ella no existe en su grupo sociocultural. Del mismo modo nosotros -si no lo supiésemos por lecturas, etc., no podríamos entender la acción dc illvul!arc- una especie de maleficio practicado con figuras de cera- que se realizaba en la Edad Media como cosa corriente. Desde luego que lo que se afirma en el texto se refiere al mundo cotidiano y no significa que no se puedan crear nuevas acciones como cuando se inventa unjuego nuevo o se fabrica una herramienta antes desconocida.

7.5.7. Desplazamientos de la intencionalidad Conviene advertir que Schutz murió en 1959 y que no menciona el libro de E. Anscombe, "lntention ", publicado en 1957. Este libro dejó aceptablemente establecido que una acción puede 'ser intencional a tenor de cierta descripción de sí misma y no serlo a tenor de una descripción distinta. Supongamos que intento abrir una ventana, entonces el resultado de esta acción será la ventana abierta. Una consecuencia (efecto) de este resultado será, por ejemplo, que descienda la temperatura de la habitación. Pero supongamos que intento refrescar la habitación y que me valgo para ello, como medio, de la acción de abrir la ventana. Aunque el curso de conducta desplegada es el mismo, en el segundo caso mi intención no fue abrir la ventana. Estos "desplazamientos de la intención" no revisten importancia para la fundamentación de las ciencias sociales en general por las razones señaladas en el primer párrafo del punto precedente. Pero sí tienen interés para los juristas que tienen la misión de ilustrar a los jueces en la decisión de casos individuales. Dado que Schutz no se encuentra en condiciones de hacerlo, trataremos aquí de dar algunas reglas que permitan considerar con justicia tales desplazamientos sin abandonar los principios de contrastabilidad y objetividad propios del conocimiento científico. Los desplazamientos hacia el futuro los llamaremos "hacia adelante" y los desplazamientos hacia el pasado, "hacia atrás". Proponemos las siguientes reglas:

SCHUTZ, A., El Problema ... , cit., págs. 49 y 147. SCHUTZ, Alfred, Fenomcllología del Mundo Social, Paidós, Buenos Aires, 1972, pág. 90 . 11

12

Introducción al Derecho Parte 1 - AFTALIÓN, VILANOVA Y RAFFO  

ENFOQUE EXISTENCIAL: EL CONOCIMIENTO EN LA VIDA COTIDIANA

Introducción al Derecho Parte 1 - AFTALIÓN, VILANOVA Y RAFFO  

ENFOQUE EXISTENCIAL: EL CONOCIMIENTO EN LA VIDA COTIDIANA

Advertisement