Page 54

• 110 PROPEDÉUTICA

Tarski se decide sensatamente . · por renuncIar a1 uso d e lengucDes semántlcamente cerrados.

~·16.3.5.

Lenguaje objeto y metalenguaje rechazo de los lenguajes semá ( e.l ~s?,de dos lenguajes para la defi . ~ !c~mente cerrados requiere, pues :InICIOn de la verdad que se a li u~n~c~on e l.a verdad. Buscamos una de~ ~ste e~ el lenguaje del que "se~ab!a'" las or~flones de u~ primer lenguaje; 1,e-obJet? Pero hay un segundo len y P?r e o lo denonunaremos lengua~e??uaJe-objeto". En este segundo aJe e~ el cual hablamos acerca del l1Ic¡~n de verdad para el primer len u ~guaJe deseamos construir la definomInaremos metalenguaje. Con e~oaje. A este segundo lenguaje lo denos encontramos nuevamente con el tema de los niveles de lenaua' e Por Consiguiente paradef'? .J que ya hemos explicado más arr¡'ba . , Inlr l a verdad . su fiICIentemente rico como . nuestro metaIenguaJ'e debe se d 11' para construl b r e enguaJe-objeto, debe contener tér . r un, n?m re para cada oración ~s deseable que no contenga términos im~n~~ 1.~gICOS de carácter general y os que se encuentran en ei len auaJ'e n ~ InI os con excepción de aqueb -o b~eto. 5.6.3.6 Bosquejo d J e construcción de la dej"ImCLOn . ., .,. L a s emantIca -para decl'r1 o SIn . gran p " , q ue se OCupa de ciertas 1 . reCISlon_ es una discipl' lb' re aClones entre 1 . , Ina y os c: 'Jetos (o "estados de cosas") a as expr:SLOnes de un lenguaje (op .. Cll., S. 5, pág. 117). Dentro de los que se refieren esas expresiones nos Interesa el de satisfaccio'n u '1 concep~os o nociones semánticos 'a d fi . " , p es e nos serv ' . d1 e InIClOn de 'verdad' . A'd SI eCllll0S p . ITa para la construccl'o'n de ~ tomate y la camiseta de Inde ~' oreJe.mplo, que la sangre, el ju o cIO~al (sent~ntial) 'x es roja'. pendIente satIsfacen la función propo~as funcIOnes Proposicionales ( . tales como 'x es blanca' , sentencLalfunctions) Son expresl'one , s , . ,xesmayorqu ' ma1es analoga a la de las o. . e y , etcetera. Su estructura "0 _ , , raCIOnes pero p d l' r (como x e 'y' en los ejemplos uestos I~e en conten,er variables libres ahora como una función proPos~ciona/ . Una or~cLOn puede definirse . ~n 10 que respecta a la noción sem' q~e no Cont~ene variables Libres. tUltlva es que ciertos objetos s t' f antlca de satisfacción, la idea in~uando ésta se convierte en verd:dl:r: cen una función Proposicional lIbres por los nombres de di~h b' cuando reemplazamos variables L- os o ~etos. Pero está claro que no p'od ' emos

fe

14

. Para definir "función ro ." ,. o mductivo. Se describen' p posIcIonal se utiliza un método den' luego las operaciones de la {arma más n constrUIrse formas compuestas.

me~~~l~~o~:s::,~~~~~~od~ales

.

s~~~;=~os~e~~s~~~~

LENGUAJE Y LENGUAJE CIENTÍFICO

111

basamos en esta idea para definir la verdad, pues entraríamos en un círculo vicioso 15. Hemos obtenido pOFmétodos recursivos o inductivos la noción de satisfacción (de una función proposicional) y la noción de oración como función proposicional que no contiene variables libres. Estamos ahora en condiciones de definir la verdad y la falsedad diciendo simplemente que una oración es verdadera si es satisfecha por todos los objetos, y falsa en el caso contrario 16. Para que el lector no se desoriente con la definición precedente debemos recordarle que el universo de los objetos pertinentes ha sido acotado o delinútado por la oración ya que ésta no contiene variabieslibres. Así, solamente los objetos que son nieve cuentan para decir la verdad o falsedad de la oración 'la nieve es blanca'. Esta oración será verdadera si todas las nieves son blancas y falsa si ello no es asÍ. Solamente el objeto Sócrates cuenta para decidir la verdad o falsedad de la oración 'Sócrates bebió la cicuta'. Esta oración será verdadera si Sócrates bebió ese veneno y falsa en el caso contrario, etcétera. 5.6.3.7. La concepción semántica de la verdad, ¿es la correcta? Esta pregunta parece estar mal fonnulada. Existen otras teorías de la verdad como, por ejemplo, la teoría de la coherencia y la teoría pragmatista, que rivalizan desde antiguo con la concepción clásica a la que Tarski ha dado forma moderna. Esas teorías no han sido aún objeto de una formulación precisa. Pero suponiendo que lo fueran, ahora la cuestión sería una mera cuestión de palabras: habría que abandonar eruso ambiguo de 'verdadero' introduciendo en su lugar diversos términos, uno para cada noción distinta (op. cit., s. 14, pág. 135), por ejemplo, "verdadero", "derdadero", "werdadero", etcétera. 5.6.3.8. Eliminación de términos semánticamente redundantes Algunos han sostenido que la semántica es un juego puramente verbal dado que tanto el ténnino 'verdadero' como las otras nociones semánticas pueden eliminarse en favor de las oraciones y frases equivalentes del 15 Nuevamente se emplea un método recursivo. La definición parte de los casos simples, construye otros con ellos y establece, caso por caso, las circunstancias en las cuales hay que decir que una sucesión (sucesión de objetos. agreguemos nosotros) satisface una oración (QUINE, W. O., Filosofía ... , cit., pág. 79). 16 La noción de objeto y objeto que satisface, hace justicia en cierta medida a la pretensión ontológica de la noción clásica de verdad sin incurrir en la desmesura denunciada al criticar la noción de "correspondencia". Tarski, por su parte, no encuentra objetable una ontología como disciplina que estudia objetos ele experiencia (op. cil., pág. 145) .

Introducción al Derecho Parte 1 - AFTALIÓN, VILANOVA Y RAFFO  
Introducción al Derecho Parte 1 - AFTALIÓN, VILANOVA Y RAFFO  

ENFOQUE EXISTENCIAL: EL CONOCIMIENTO EN LA VIDA COTIDIANA

Advertisement