Page 53

108 PROPEDÉUTICA

109

LENGUAJE Y LENGUAJE CIENTÍFICO

En términos generales podemos formar una equivalencia T reempla_ zando una oración arbitraria cualquiera de nuestro idioma por la letra 'p', luego formamos el nombre de esa misma oración y 10 reemplazamos por la letra 'X'. Valdrá la siguiente equivalencia: (T) X es verdadera si, y sólo si, p

. . ro one analizar esa para~oja a parT arski siguiendo a LukasIewlc z, p p a" mediante la sigUIente ora' laClOn " "en estado d e purez tir de su formu ción: . , . 109 , línea 4 de este trabajo no es (7) La oración impresa en la pagma verdadera.

La expresión precedente es solamente un esquema de oración. Si en él reemplazamos 'p' por cualquier oración de nuestro idioma y 'X' por el nombre de dicha oración obtenemos un caso particular de la forma (T), casos particulares que hemos ejemplificado en los enunciados (2) al (5) más arriba. Cada uno de estos casos particulares es una 'equivalencia de la forma r. Pero ninguno de estos casos puede considerarse como una definición de la verdad, aunque cada uno puede ser visto Como una definición parcial de la misma. Todas estas definiciones parciales, vale decir todas lasde equivalencias (T), deben poder ser inferidas de la definición semántica la verdad. 5.6.3.3. Advertencia sobre enunciados, oraciones y proposiciones Utilizamos como sinónimos los vocablos 'enunciado' y 'oración' (en inglés sentence). Aunque 'enunciado' tiene en castellano la ventaja de ser participio del verbo enunciar, con lo que de algún modo alude al acto efectivo de proferirlo en circunstancias de tiempo y de lugar de las que depende su valor de verdad, como ya hemos tenido Oportunidad de constatar en (1). Tarski se pronuncia expresamente al respecto: el predicado 'verdadero' se usa a veces con referencia a fenómenos pSiCOlógicos, como creencias, otras en relación a objetos físicos -las expresiones lingüísticas que constituyen oraciones_ ya veces para ciertos entes ideales llamados "proposiciones". Esta noción ha sido, sin embargo, objeto de largas disputas y su significado no ha sido aún suficientemente aclarado. En esta situación Tarski opta por aplicar el término "verdadero" a las oraciones (sentences), vale decir, a objetos físicos. 5.6.3.4. La antinomia del mentiroso y la incoherencia de los lenguajes semánticamente cerrados El uso del predicado "verdadero" en los lenguajes naturales es vago. Si tratamos de eliminar esta vaguedad nos encontramos con la paradoja del mentiroso, y advertimos que ella constituye una antinomia pues encierra una contradicción la cual, a primera vista, no parece ser superable fácilmente.

,

ar la oración que está impresa en lmea 4 Cuando nos ponemos a busc 1 so resa de que es justamente la de la página 109 nos encon~ram~nC~tn:me~ (7). De esta manera resulta oración que acabam?s de CItar c ella misma no es verdadera. ., que la oración (7),vl~ne a afi~~d~e ue"noes verdadera",estaoracIOn Al referirse a SI1 mIsma ~redII t·qoso' si ella es verdadera, entonces dOJade men Ir . d es falsa entonces ella es verda era:, nos pone frente a a para. ella no es verdadera; o,s~ ~lla I ar~doja reemplazamos la OraClO? (7) Para abreviar el anahSlS de a p lla afirmamos la correspondIente por la letra 's' (de sentenc~), y con e equivalencia de la forma T. . , , Impresa . ' gina 109 lmea en l a pa 's' es verdadera SI,. y Sólo si , la oracion ., . 4 de este trabajo no es verdadera. .. Y de esta equivalencia se extrae la SIgUIente -y p aradojal-concluslOn. , SI,. 's' no es verdadera. (8) 's' es verdadera SI,. y solo

.

.

. u uestos que conducen a la a.ntmomIa Se trata . ahora de anahzar lo tantolos a lSa Pd e tectada contradicción. DIchos sudel mentIroso y, ~or . ' d en a dos: . . puestos en última mstancla se re u: ' e en que se construye la antI~OmIa a (1) Hemos supuesto que ell~ng J los nombres de estas ~xpreslOn~s, contiene, además de su~ e~presIOne¿omo 'verdadero' refendo.a oraClOasí como término.s seman.t~cos tales su uesto que todas las oraCIOnes que nes de ese lenguaje; tambIen hem~s tér~no pueden afirmarse en e~e ~en­ determinan el uso adecua?o de es e ropiedades se llamará "semantIca. Un lenguaje que tlene estas p guaje. . . d mente te len uaje valen las leyes ordmarms e ( cerrado". H) Hemos supuesto que en es . g ma'nticamente cerrado conduce d . la lógica. Demostra o que un lenguaje d'¡ sea' o bien renunCIamos a exp rea contradicciones e~frenta:n~s un ~t~~e~ado, o bien insistimos ~n .exsamas en un lenguaje ~emantIcam~ de abandonar las leyes de la 10gICa. presarnos en tal lenguaJe pero a cos a

Introducción al Derecho Parte 1 - AFTALIÓN, VILANOVA Y RAFFO  

ENFOQUE EXISTENCIAL: EL CONOCIMIENTO EN LA VIDA COTIDIANA

Introducción al Derecho Parte 1 - AFTALIÓN, VILANOVA Y RAFFO  

ENFOQUE EXISTENCIAL: EL CONOCIMIENTO EN LA VIDA COTIDIANA

Advertisement