Page 1

Virginia Espa Lasaosa: Un caso particular de fotografía de familia Universidad Internacional Menéndez Pelayo Pirineos Septiembre 2012 Título del curso: «Representación y recreación del álbum familiar: el archivo autobiográfico»

Génesis del trabajo La decisión de elaborar las «biografías» de Domingo Lasaosa Morer (Huesca 1899-1936), mi abuelo, y de Elena Lasaosa Lafarga (Huesca 1934, Zaragoza 2005), mi madre, surgió en el seno de las primeras actividades planteadas por el Programa Visiona durante la pasada primavera en Huesca. Concretamente, la necesidad de realizar este trabajo de carácter familiar y personal, nació y se fraguó durante el Curso de Formación para Profesores impartido en el Centro de Profesores y Recursos de Huesca. El curso, que estuvo dirigido por el artista Mira Bernabeu (Alicante, 1969), partía de las siguientes preguntas: ¿Cómo desarrollar la idea de «álbum de familia» para que pueda convertirse en un proyecto de arte contemporáneo? ¿Cómo podemos enfrentamos a la creación de nuestro proyecto personal sobre el álbum de familia? Ante todo, Mira Bernabeu, nos propuso una metodología de trabajo. En todo momento insistió en que íbamos a trabajar a la manera de muchos artistas contemporáneos, de forma similar a cómo él mismo elabora sus propios proyectos, por lo que el trabajo resultante lo creyésemos o no, entraría en la categoría de Arte Contemporáneo . Entendiendo éste como el proceso de trabajo en torno a una problemática y la realización de un producto final, sin perder de vista que el arte es un acto de comunicación y que por lo tanto su puesta en escena responde a las leyes de ésta. Resumidamente el método de Mira consiste en desarrollar, con papel y lápiz, una especie de gran mapa mental que permita visualizar con facilidad y casi en un solo


golpe de vista todos los aspectos del proyecto. Una vez planteada la problemática (en este caso el álbum de familia), se trata de desgranar y apuntar las ideas cuidadosamente, viendo todas las caras, las aristas y los vértices del objeto de trabajo. Así se pueden establecer las relaciones más o menos ocultas que aparecen de forma recurrente, categorizar o seleccionar los aspectos que van surgiendo o los que se van añadiendo. Todo con el fin de elaborar un proyecto consistente, que responda a una lógica propia e interna, que podamos argumentar y explicar.

Fotografía Pablo Segura, Diario del Alto Aragón Curso con Mira Bernabeú

La memoria construida Durante el curso con Mira Bernabeu respondí a una batería de preguntas para tratar de desvelar mis señas de identidad familiar y mis intereses sobre el álbum familiar, lo que me facilitó tomar conciencia de mis antecedentes personales y de las motivaciones que estaban latentes y que a veces me asaltaban de forma no del todo consciente. Una fotografía de mi madre, que falleció repentinamente coincidiendo con la adopción de mi hijo Nicolás y que comentamos con detalle con los compañeros del curso, fue el detonante para descubrir la imperiosa necesidad de elaborar su biografía.


Retrato de mamá, 1985-86 Virginia Espa (recopilación de fotografías de familia antiguas para su análisis)

Quise aprovechar la coyuntura de la propuesta de Mira, para entrar por mi cuenta en una especie de “análisis psicoanalítico” y elaborar el duelo por la muerte de mi madre, cuestión que tenía pendiente desde octubre de 2005. En psicología la elaboración del duelo permite despedirse emocional, psicológica e intelectualmente del ser querido y aceptar su muerte. La antropología ha señalado que la fotografía de familia forma parte del proceso del duelo y de los ritos funerarios: nos recuerda que han estado vivos, pero también que están muertos y enterrados. Siguiendo la dinámica del curso, en el que se proponía en primera instancia recopilar antiguas fotografías familiares para su análisis y archivo (según su significado emocional, la finalidad de la fotografía o los personajes que aparecen en la imagen), empecé a interactuar con los álbumes de fotografías de mi madre, álbumes domésticos que ella había compuesto para plasmar su genealogía y los “momentos fuertes” de su vida (sus álbumes de soltera, el de su petición de mano, el de su boda, los nacimientos de sus hijos, etcétera). Me topé además con los cientos de materiales que Elena guardaba con escrupuloso detalle en cajas y carpetas en su mesilla de


noche: notas, cartas, recuerdos, facturas, telegramas y otras cosas. Podemos decir que mi madre cumplió con esmero con las labores que la sociedad atribuía al género femenino, a “la madre de familia”: la tarea de conservar los recuerdos y las imágenes para mantener las relaciones con los miembros del grupo.

“Esta caja de bombones me la regalaron los cadetes que vinieron al guateque que di en casa el día 28 de Noviembre de 1954”

Página del álbum de soltera de Elena Lasaosa, retratos de 1956.


La necesidad de poner palabras a las imágenes que volvía a ver, para explicármelas, y la idoneidad del canal de comunicación (público) me llevó a iniciar la biografía de Elena en Pinterest, una red social cuyo funcionamiento por carpetas a modo de pizarras me recuerda al panel de corcho en el que el detective va colgando los datos de su investigación. Los PINS que elaboro con cada fotografía o documento me permiten volcar los recuerdos y las palabras que me dijeron en determinados momentos, pero también crear nuevos trazos en mi memoria añadiendo comentarios significativos. Puesto que la memoria es activa, trato de dar significado a los recuerdos, comprender y asimilar las fotografías en un contexto social y cultural. Mi intención es establecer la correspondencia entre las fotos y su “realidad”, de la manera más concisa y objetiva posible (los PINS admiten texto de 500 caracteres como máximo). Por un lado, las fotografías son el estímulo para la reconstrucción del pasado colectivo y, por otro, el motivo para presentar la memoria de la familia. http://pinterest.com/virginiaespa/biografia-de-elena-lasaosa-en-construccion/ El proceso de rememorar a mi madre está siendo activo, deliberado, interpretativo, cognitivo, significante. Así las marcas de memoria quedan grabadas con más puntos de anclaje en mi sistema nervioso. De alguna manera los PINS que he creado en Pinterest son como engramas, huellas mnémicas o unidades de memoria, de la historia de mi madre. Soy una observadora transgeneracional, que mira al pasado, y que por lo tanto estoy capacitada para acoger las consignas, las marcas y las características de las generaciones anteriores, es decir puedo contextualizarme en su tiempo. Según la pedagogía sistémica las generaciones nos vamos completando, de manera que cada generación compensa las faltas de las generaciones anteriores. Este punto de vista me permite no edulcorar demasiado la vida familiar y procurar un relato fiel, cercano a lo que estaba sucediendo en esos momentos. Estoy realizando la semblanza de Elena de forma ordenada cronológicamente. Esta cuestión es un reto a la hora de trabajar, por el funcionamiento de Pinterest, que no permite intercalar nuevos PINS entre los ya creados. Las razones para mantener la sucesión ordenada de acontecimientos son varias. Primero que siendo coherente con sus álbumes éstos tienen un sentido cronológico. También que, a través de Elena, quiero explicar y caracterizar la evolución de una mujer de la generación de los 40, o sea de la posguerra española. Un ejemplo, entre muchos otros casos, de huérfana de


la Guerra Civil. Integrar la memoria individual de Elena en la memoria colectiva de las mujeres españolas que fueron protagonistas y herederas directas del dolor y del miedo. Como decía, quiero hacer un seguimiento cronológico de la vida de mi madre, estructurado en el orden de las sucesivas décadas que vivió, para caracterizarlas tocando aspectos referentes a la cultura de masas en España: la educación, las ideas, los actos sociales, el comercio, la moda, los medios de comunicación, el ocio, las relaciones, los ídolos, el arte, aspectos de la realidad que interesaban a mi madre. En este sentido, la vida de Elena es representativa de la de muchas mujeres españolas de su misma condición o clase social. Elena pertenecía a la burguesía aragonesa, su madre regentaba La Parisién, un próspero comercio especializado en mantillas y mantones de Manila, situado en la calle Alfonso de Zaragoza. En mi trabajo las fotos de familia no tienen solamente un significado moral y utilitario, como son los de aumentar el sentimiento de pertenencia y reforzar la unidad del grupo familiar. Más bien trato de subordinar las imágenes a su significación histórica, social y cultural. Al revisar el caldo de cultivo, en pleno Régimen Franquista, en el que creció mi madre, y las décadas siguientes de la Transición, en las que tuvo que incluir y aceptar nuevas posibilidades, puedo entender mejor cómo se construyó su identidad, sus creencias, sus prejuicios, su conducta, sus gestos, su manera de hablar y de entender la vida... Sin embargo, teniendo en cuenta que la relación con los padres y la infancia en la casa familiar, los vínculos de pertenencia que establecemos, son las mayores y principales influencias para nuestra programación neuro-lingüística, este trabajo es una suerte de autobiografía. La fotografía familiar tiene un significado ético ineludible: se fotografía lo que es socialmente aceptado, lo que es significativo para la familia. En este sentido, los álbumes de mi madre son también una plasmación de mi genealogía y de mi herencia, son como un catalizador para el auto-conocimiento. Por mucho que quiera objetivarlo, el conocimiento al que irremediablemente me llevan las fotografías de mi madre pertenece al área del “saber emocional”, en el que se ponen en juego la identificación, la participación y el reconocimiento.

Encuentro con Domingo Lasaosa Lógicamente, cuando empecé a escribir la historia de la vida de Elena apareció la figura de su padre, de mi abuelo Domingo Lasaosa. Una gran incógnita envuelta con la amnesia familiar y presidida por su retrato enmarcado en el salón de casa.


Domingo Lasaosa Retrato en Huesca, 1935-36 Su persona había desaparecido de nuestra memoria por olvido motivado, es decir por represión. Según la teoría de la represión, los recuerdos de los sucesos traumáticos son obligados a salir de la conciencia (del habla) para ser ocultados en el inconsciente. En nuestra familia se habló poquísimo del abuelo Domingo porque el manejo de su recuerdo era triste, angustioso, profundamente injusto, además de amenazador y peligroso en tiempos de Franco.

http://pinterest.com/virginiaespa/album-de-domingo-lasaosa-1899-1936/ Hoy tengo claro que si mi abuela Basi Lafarga hubiera hablado, nombrando a las cosas por sus nombres prohibidos, habría tenido que decirnos que nuestro abuelo era un significado republicano, que fue primero asesinado y después eliminado, exterminado, reducido a la nada. Ante este panorama desasosegante, en el seno de un régimen totalitario y autoritario, los recuerdos de mi abuela quedaron reprimidos, seguramente ocultos en los huecos recónditos de su inconsciente. Es posible que Basi recordara cuando estaba a solas, pero protegió primero a su hija y luego a nosotros para que no nos calara la tragedia que ella había vivido. Aunque el silencio debió hacerse más palpable, cuando Elena fue investigada por oficiales del Ejército antes de casarse con mi padre Teniente de Infantería en 1957 y militar de carrera, creo que Basi ya había aprendido a navegar entre dos aguas anteriormente. Durante la Guerra


Civil en zona roja enseñaba a los niños de la escuela de Viu de Linás la letra de La Internacional. Como todos sabemos, pocos meses después, esas mismas palabras eran tabú. El contexto de Visiona ha funcionado para mí como las indagaciones de un terapeuta, sacando a la luz de la conciencia la corta vida de mi abuelo. Sumergiéndome en las lagunas de la memoria he conseguido recuperar su figura para mi memoria y la de mis hermanos — La tarea no ha sido muy difícil en este apartado, gracias al exhaustivo trabajo de algunos historiadores y escritores sobre la Guerra Civil en Huesca como Victor Pardo Lancina o José Mª Aspiroz —. Con los pocos datos que quedan en la memoria de familiares y las diminutas fotografías que guardaba mi madre, he elaborado un Álbum de Domingo Lasaosa en Pinterest. Durante el proceso he interpretado a mi abuelo, como republicano, como hombre de ideas sensatas, responsable y liberal que formaba parte de la sociedad, como amigo de sus coetáneos, como hijo, hermano, marido y padre. Sabía unas pocas anécdotas de él, como que no había probado nunca el arroz con leche y que era buen conocedor de lo que se comía tradicionalmente en Huesca cada día del año... pero, lamentablemente, el acto más señalado y significativo de su vida fue el de su muerte. En su biografía las fatales circunstancias que rodearon su ejecución, generadas en la ciudad “embrutecida” y sitiada de Huesca, son las más perturbadoras y por ello las más significantes para mí, son las que tengo que investigar y sacar al campo de la consciencia. A la luz de los escritos de Primo Levi, Jorge Semprún, Jean Améry, Thomas Mann y otros me he concienciado de las injusticias, las locuras y los horrores que se vivieron en los años 30 y 40 en Europa y en España. Así he podido empatizar con él, poniéndome en su piel para sentir la estupefacción ante la barbarie, el miedo y la angustia de su detención, de su encarcelamiento y de su brutal fusilamiento. Es muy interesante pensar que la relación entre abuelo y nieta haya empezado a fraguarse y a sanarse después de 76 años de silencio, en el contexto de la realización de un álbum familiar. En este álbum la cronología no es importante, lo decisivo es objetivar las explicaciones y aclarar los hechos. La memoria aquí se construye a base de fogonazos y flashes que se disparan, a partir de las pocas cosas que me contaron, por medio de entrevistas recientes con los miembros más mayores de la familia y por la bibliografía que he manejado. Para este álbum he creado un tablero en el que los


PINS de Pinterest van encajando, como en un rompecabezas, para formar un todo comprensible y creíble.

Homenaje Tomé la decisión de que hoy fuera un homenaje a mi abuelo, la ocasión para traer al centro neurálgico de Huesca el nombre y la memoria personal y significativa de Domingo Lasaosa Morer. Quiero aprovechar estos minutos, en este contexto académico, para rendirle el emotivo homenaje que nunca tuvo. Volver a decir su nombre (que desapareció como el de muchos otros de los Registros Civiles del Estado Español)1. Recuperar la figura paterna, que estaba extinguida del mapa familiar, para Elena, mi madre, y para nosotros sus seis nietos. Situar a Domingo en la historia de la familia, ponerlo en el lugar del que fue excluido. Reconsiderar su influencia en la constelación familiar. También ha llegado la hora de reconocer en mí misma los efectos del adiestramiento cultural de que fui objeto. El adoctrinamiento de la sociedad española en las primeras décadas de la posguerra fue demoledor y siguió siendo ineludible hasta la generación de los 70. Sin embargo, en los 80 ya había resquicios de salida, puertas que yo no me atreví o no pude transitar, y por las que sé que otros salieron. Así que no hay excusas para mi negligencia e indiferencia durante todos estos años. Por lo tanto, ahora es el momento para pedir perdón a Domingo, por haber tardado tanto tiempo en recuperarlo para la Historia de la Segunda República Española, para quedar en paz con él. Me propongo sacarlo del inconsciente y darle su espacio en la memoria consciente, unir mi esfuerzo al de otros hombres y mujeres que a través de sus obras han trabajado a contracorriente para desenmascarar el fraude histórico que elaboró el Franquismo. El día del funeral de mi abuela Basi Lafarga, en enero del año 2000, mi primo Emilio García Satué, nieto de una hermana de mi abuelo, me dijo que tenía guardadas las cartas que Domingo escribió desde la cárcel vieja de Huesca desde el 23 de septiembre hasta el 13 de octubre de 1936. Esta primera noticia y la obtención de las tarjetas escritas del puño y letra de mi abuelo fueron un choque emocional para mi y aquí comenzaron las pesquisas que he realizado sobre él. Partiendo de estas cartas he elaborado una serie de imágenes y textos dedicados a mi abuelo en los que recojo

1

Hoy 17 de septiembre de 2012 he obtenido respuesta del Archivo de Personal del Cuerpo de Correos en Madrid. El expediente de Domingo Lasaosa se conserva y está allí: su examen de ingreso al Cuerpo de 1917 y otros documentos de su vida profesional...


todas las ideas expuestas. Esta especie de álbum, que requiere la lectura atenta del espectador y un tiempo variable para su recepción podría ser difundido en forma de publicación impresa o digital.

Álbum de Cartas y Aclaraciones a un republicano español Domingo Lasaosa Morer (Huesca 1899-1936) Durante estos meses de trabajo me he convencido de que nos corresponde a la generación de los nietos y nietas de la Guerra Civil Española2 elaborar a nuestra manera el Álbum de Familia de nuestros abuelos y abuelas. Aunque se nos considere “narradores molestos” es preciso que la verdad salga a la luz. Formamos parte, lo recordemos o no, de la España que albergó la derrota y la aniquilación del espíritu republicano.

2

Deseo manifestar que, teniendo en cuenta que en 1969 Franco dictó una Ley por la que prescribían todos los delitos cometidos antes del 1 de abril de 1939, día en que terminó la Guerra, hoy soy totalmente favorable a que se mantenga y amplíe la Ley de Memoria Histórica de España de 2007, por la que se reconoce a los que padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la Dictadura.


La República era algo más que un sistema de gobierno, en el que el poder reside en el pueblo y se personifica en un presidente por un periodo determinado. El espíritu republicano español de los años 30 abanderaba valores de plena vigencia en la actualidad, como la libertad, la tolerancia, la justicia, la cultura, la igualdad, la asociación... Hay que tener claro que todos estos valores y las concreciones que conllevan en la sociedad, como leyes, infraestructuras, modelos de funcionamiento, etc. quedaron desterrados durante 40 años de nuestro país. Debemos rellenar esa laguna porque, sin duda, esto ha marcado la idiosincrasia del pueblo español.

Virginia Espa Lasaosa Ortilla, Huesca Verano de 2012


BIBLIOGRAFÍA A propósito de la «Biografía de Elena Lasaosa (1934-2005)» y del «Álbum de Domingo Lasaosa (Huesca, 1899-1936)» Carmen ORTIZ: Fotos de familia. Los álbumes y las fotografías domésticas como forma de arte popular. En Maneras de Mirar. Lecturas antropológicas de la fotografía. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Madrid. 2005. Pierre BORDIEU: La Fotografía: un arte intermedio. Nueva Imagen, Buenos Aires, 1979. Ed. Original 1965. E. GARRIGUES: Famille et Photographie: La Photographie comme matrice des recherches. En Famille et Photographie. 1996. A. L. WALKER y R. K. MOULTON: Photo Albums: Images of Time and Reflections of Self. En Qualitative Sociology. 1989. A propósito de «Álbum de cartas y aclaraciones a un republicano español. Domingo Lasaosa Morer (Huesca, 1899-1936)» Luis Alfonso ARCARAZO, Pedro BARRACHINA, Fernando MARTÍNEZ DE BAÑOS: Guerra Civil Aragón. Tomo V. Huesca “El cerco”. Delsan Ediciones. Zaragoza. 2007 Jose Mª AZPIROZ: La Voz del Olvido. La Guerra Civil en Huesca y la Hoya. Editado por Diputación Provincial de Huesca. Área de Cultura. 2007. Víctor PARDO: Tiempo Destruido. Edita Víctor Pardo Lancina subvencionado por el Gobierno de Aragón, Programa “Amarga Memoria”. Huesca, 2009. R. FERRERONS: Huesca: La Bolsa de Bielsa. Fotografías 1938. Diputación de Huesca. 1991. Ramón J. CAMPO: El Oro de Canfranc. Biblioteca Aragonesa de Cultura. Zaragoza, 2002. Emilio CASANOVA, Jesús LOU: Ramón Acín La Línea Sentida. Edita Gobierno de Aragón y Diputación de Huesca. 2004.


Inés ARIAS, José Mª AZPIROZ, Félix A. RIVAS: Fermín Galán en Biscarrués. La muerte de un hombre: el nacimiento de una leyenda. Editado por Ayuntamiento de Biscarrués. 2010. Enrique CARBÓ: El Balcón Negro. ¡Viva la República! Panorama en la cima de Oroel. 2002/2006 (Obra fotográfica). En Panorámica y Paisaje. Huesca (1850-2006). Diputación de Huesca. 2006. Antonio GASCÓN: La Bolsa de Bielsa. El Heroico Final de la República en Aragón. Edita Diputación Provincial de Huesca. Área de Cultura. 2005. Primo LEVI: Vivir para contar. Escribir tras Auschwitz. Colección Literatura Prohibida. Diario Público, 2011. Thomas MANN: Hermano Hitler y otros escritos sobre la cuestión judía (De 1893 a 1948). Colección Literatura Prohibida. Diario Público, 2011. Jorge SEMPRÚN: Viviré con su nombre, morirá con el mío. 2001. Jorge SEMPRÚN: Pensar en Europa. Tusquets Editores. Barcelona, 2006. María DUEÑAS: El tiempo entre costuras (Novela). Ediciones Planeta. Madrid. 2009.

ANTECEDENTES Y AUTORES DE REFERENCIA «Me gustan las novelas que cuentan biografías, el espionaje y las investigaciones. Ser detective. Me interesa el arte que implica un proceso de trabajo (interacción – desarrollo – realización). Me atrapan las obras que funcionan por acumulación de imágenes, aunque no me considero coleccionista. Actualmente me conmueven el arte y las expresiones de la espiritualidad, que aprecio en muchas manifestaciones...» «Antecedentes fotográficos contemporáneos: Paul Caponigro (clave baja), Nam June Paik (Buddha), Gerhardt Richter (Atlas), Sophie Calle (práctica detectivesca, seguimientos, investigaciones), Hamish Fulton (andar, experimentar, resultados gráfico-plásticos), David Nash (Wooden Boulder, 1978-2003), Herman de Vries (The Earth Museum, The Botanical Cabinet)» «Atlas Mnemosyne de Aby Warburg – Estudió filosofía, historia y religión. Trató en general el problema de la transmisión de la iconografía antigua y pagana a la cultura europea moderna, considerada desde el renacimiento italiano. Estudió las relaciones entre el pensamiento mágico y el pensamiento racional. Mediante el Atlas Mnemosyne, constituido por una colección de imágenes acompañadas de poco texto,


quería contar la historia de la memoria icónica de la civilización europea. Aby Warburg fue precursor del museo virtual “Junto a materiales clásicos de investigación en historia del arte utilizó sellos, alfombras, panfletos, postales, carteles publicitarios, páginas de libro, recortes de periódico, fotos de prensa; medios populares, reproducibles, que por su difusión aseguran la supervivencia de las formas y sus energías intrínsecas” (EL PAIS. España)» «Dear Photograph. Proyecto en la Web creado por Taylos Jones (Canadá) en 2011. Se basa en fotografiar una fotografía en el mismo lugar donde fue tomada años atrás. Una forma significante de acercarse a la memoria»

An impossible "Dear Photograph". The blue bench, 1924 -2012. Huesca. Spain. José María Lasaosa, nicknamed Cacon (center) with his son Domingo Lasaosa and wife Basi Lafarga. Like in a dream, the bench stays there but, all its precious style has gone away! Sadness but, gratitude and beauty of being there!

«Roland Barthes por Roland Barthes (2004) En este libro, Roland Barthes pretende explicarse a sí mismo a través de imágenes escogidas por él mismo y de palabras certeras y concisas. Barthes dibuja un autorretrato, en el que pasa revista a sus temas favoritos —los libros, los signos de la civilización contemporánea, la moda, la sexualidad— desde un punto de vista libre del rigor académico. Hablando en tercera persona, como si se tratara de una novela con la que quisiera entenderse a sí mismo desde la distancia, intenta huir de su figura pública para acercarse a su propia persona entendida como un enigma que hay que descifrar...» Virginia Espa, 2012

Virginia Espá  

Virginia Espá

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you