Page 1

Facultad de Ciencias Económicas y Comerciales Departamento de proyectos

El emprendimiento

E

l emprendedor que pretendo describir en las siguientes líneas, es aquella persona que en principio busca necesariamente el bien común, personas que sean capaces de comprender que sus valores y objetivos personales deben insertarse con los valores y objetivos de la sociedad.

Si comprendemos que lo que es bueno para uno, no necesariamente podría ser bueno para todos, y además, lo que beneficiaría a todos, es también bueno para uno mismo; entonces el concepto del “emprendimiento”, corresponde más a la capacidad de hacer cosas con respeto hacia los demás, y de llevar a cabo nuestras ideas, de hacerlas realidad, contribuyendo al cuidado del entorno y de su medio ambiente. La capacidad de emprender se forma desde niño, ya que constituye una manera de ver el mundo, de soñarlo, de hacerse cargo. La formación de emprendedores comienza desde la casa, a través de la educación de los padres, de la familia y que más tarde se continúa en el colegio y con los estudios superiores. Un emprendedor puede desarrollar habilidades con buenos resultados, teniendo para ello una buena guía, apoyo de la familia y un entorno propicio para su desarrollo. Por otro lado, existen algunos estudios que han señalado que en ciertas ocasiones los padres de familia a veces no son conscientes que pueden afectar la capacidad emprendedora de un niño, cuando por ejemplo se les inhibe su curiosidad o se les sanciona con frecuencia con el afán de corregirlos. Entonces, ¿cuáles podrían ser los rasgos más importantes de la personalidad de un emprendedor? Un emprendedor debiera tener las siguientes características:

Ser visionario Ser soñador Ser innovador

1

Ser valiente Ser perseverante Tener determinación

Continúa...


Lo anterior no significa que quien no tenga estas habilidades, nunca podría llegar a ser un emprendedor. Más bien se trata de motivar a todos quienes quieran participar en este interesante desafío y que las habilidades pueden ser perfectamente aprendidas y desarrolladas para quienes la naturaleza no los haya favorecido en este sentido. Además, existen otras capacidades que fácilmente podemos aprender o saber, y que diferencian a un emprendedor exitoso de uno que no lo es, y que tiene que ver con desarrollar habilidades, que por cierto no sólo nos sirven en el mundo de los negocios. Vale la pena por cierto mencionar algunos:

Capacidad de aprender y des-aprender Saber escuchar Saber decir que no Saber pedir Saber ordenar Saber jerarquizar Saber negociar Ser empático Saber liderar y motivar La lista puede ser mucho más larga, incluso distinta para cada uno de nosotros, pero todos estos atributos personales se pueden ir adquiriendo y desarrollando en el tiempo.

“Ser emprendedor es un concepto que se comprende fácilmente, y que además pareciera ser muy útil para nuestra vida, entonces, ¿por qué son tan pocas las personas que se aventuran y se deciden finalmente a hacer realidad sus sueños? Creo que lo que falta es una actitud decisiva, un horizonte donde mirar y una meta para alcanzar. Luego en el camino se podrán cultivar ciertas virtudes. A veces pensamos que es más fácil justificarse o dar explicaciones, tales como:

“No tengo capital” “No es el momento adecuado” “No tengo la experiencia necesaria “No conozco el negocio” “No tengo suficiente antigüedad en el cargo” entre otras razones.

2

Rodolfo López Docente de Administración

El Emprendimiento  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you