Page 1

IDEOLOGÍA DE GÉNERO Y TEMAS COLATERALES - III Dr. Marino Latorre Universidad Marcelino Champagnat Octubre 2019, Lima Hemos publicado con anterioridad dos reflexiones sobre la Ideología y ahora quiero concluir este tríptico tratando algunos temas que son complementarios y están relacionados con la ideología de género. Pero antes queremos sintetizar algunos aspectos relacionados con naturaleza y cultura. La sexualidad en el ser humano ha de entenderse como un complejo entrecruza-miento de naturaleza y cultura; ni naturaleza prescindiendo de la cultura –porque la sexualidad sería puro instinto animal-- ni cultura, prescindiendo de la naturaleza –de sus reglas y su función natural--. En esta dialéctica naturaleza-cultura, las formas naturales que triunfan son aquellas que son acordes con las leyes y los límites que la naturaleza establece. Hasta hoy, y a pesar de los avances de la neurociencia y neuropsicología, no se sabe qué es lo que determina la orientación sexual, pero sí se sabe que aparece entre la media infancia y la primera adolescencia (Istitutio Beck, 2013) a diferencia de la identidad de género que presumiblemente se constituye mucho antes, entre los dos y tres años (OMS, 2010). En todo individuo hay tendencias masculinas y femeninas por lo que parece verosímil que se desarrolle y prevalezca una u otra tendencia en función de las experiencias que vive. “El principio regulador fundamental es el cerebro y se basa en los genes y en las hormonas, pero no se pueden ignorar los cambios proporcionados por la interacción de otras personas y con el contexto en que se vive, en general” (Brizendine, 2010, p. 47). Por eso se ha dicho que el cerebro es el primer órgano sexual.

1. La homosexualidad no es una enfermedad “Hay individuos que, por razones que se desconocen, nacen con morfología de varones y se sienten mujeres, e individuos que nacen con morfología de mujer y se sienten varones y actúan de modo masculino” (Pallazani, 2008, p. 33). “No he elegido ser mujer. Yo era ya mujer, aunque prisionera de un cuerpo de hombre”, cuenta Natacha Taurisson, un hombre que ha cambiado de sexo por intervención quirúrgica (Marzano, 2015, p. 41). Habría que comprender y escuchar a personas transexuales […] captando el sufrimiento que hay en la vida de quienes, desde la más tierna edad, sienten de una manera profunda y permanente –no es que lo sientan un día sí y otro no-- […] que están prisioneros de un cuerpo equivocado.

1


El hecho del carácter no libre de la homosexualidad no se debe presentar como un estado patológico. Según la comunidad científica “el ser homosexual es, de hecho, una expresión de la sexualidad humana y, por consiguiente, no hay motivo para querer cambiar esa característica” (APA, 1973). La define como “una variante no patológica del comportamiento sexual”. No hay nada que sanar o curar. Solo hay que reconocer y aceptar”.

2. Matrimonio homosexual Lo llaman “matrimonio igualitario”. Esgrimen que lo llaman así porque se sienten discriminados. Pero hay que llamar a cada cosa por su nombre. Según Aristóteles “injusticia es dar un trato igual a lo que es desigual”. Podemos decir que discriminar es tratar de un modo igual aquello que por naturaleza es desigual. En todo caso puede haber “una discriminación positiva” para favorecer a aquel que más lo necesita. No aceptar o conceder el matrimonio homosexual no es injusticia ni discriminación, ya que al no ser iguales (sexualmente hablando) que los heterosexuales hay que darles (en justicia) un trato diferente. Puede ser “una discriminación positiva…”. No es que sean más o menos dignos, pero sí –según ellos mismos dicen-- son distintos a los heterosexuales. Darles un trato igual es injusto tanto con los heterosexuales como con los homosexuales. Podríamos proponer algunos ejemplos: ¿La ley del Estado es discriminatoria cuando se niega a otorgar el carnet de conducir a un ciego? Aplicado al tema que nos ocupa podemos decir que todos tenemos los mismos derechos fundamentales, pero el homosexual, igual que el ciego, no cumple las mismas condiciones, por lo cual merecen un trato digno, pero no igual. Por ejemplo, un pedófilo declarado y practicante no se le debe permitir que trabaje con niños, como a un ciego no se le puede dar un carnet para conducir aviones o carros. Las leyes positivas deben subordinarse a las leyes naturales y no deben colisionar con ellas. Volvamos al sentido común: Todos somos iguales ante la ley, pero no todos somos iguales mediante la ley (Márquez y col, 2016, p. 200 y ss.).

3. Adopción por parte de homosexuales Los menores para ser adoptados son personas vulnerables desde su nacimiento y situación social; no son mascotas, ni hobbys para curar la soledad de los opulentos. Muchas parejas generosas los adoptan y los educan como a sus hijos, pues una vez adoptados, lo son. Savage, (como se citó en Márquez y col, 2016, p. 209) periodista homosexual americano, narró en primera persona cuáles fueron los motivos que le llevaron a adoptar un niño: “Tener niños ya no es cuestión de propagar la especie […] es algo para los adultos, un pasatiempo, un hobby. ¿Por qué no tener hijos? Los homosexuales también tenemos

2


necesidad de hobbys […] Me he travestido de muchas cosas, ahora quiero travestirme de papá”. Escribió esto en su libro “El niño. Qué sucedió cuando mi enamorado y yo decidimos embarazarnos”. El menor tiene derecho a ser adoptado por su dignidad no como pasatiempo o regocijo por un par de homosexuales que conviven. A un niño adoptado por homosexuales no solo se le priva de una madre o un padre, sino que es lanzado a una aventura en donde corre grandes riesgos de integridad psicológica y física, al estar forzado a convivir en un círculo propenso a las enfermedades venéreas, SIDA y otras patologías, estando en riesgo grande de ser abusados por sus propios adoptantes. Los niños adoptados por homosexuales repiten la identidad homosexual un 9% más que los que lo viven esta situación, siendo el promedio global del 1%. Un estudio hecho en EE.UU. (1973) el 56% de los criados por parejas homosexuales dijeron que era posible y normal mantener una relación homosexual, mientras que solo el 14% lo afirmaron lo mismo los que fueron criados por parejas heterosexuales. No sería discriminatorio negar la adopción a una pareja homosexual como tampoco lo es cuando hay parejas heterosexuales a quienes se les niega el derecho de adopción por diversas causas, como por no cumplir los requisitos exigidos (psicológicos, edad, salud, situación social o economía, etc.) Hay asociaciones en EE.UU. de hijos adoptados por homosexuales que están pidiendo a los Gobiernos de los Estados que prohíban esa práctica.

4. El aborto: el filicidio El aborto es la muerte de un concebido, sin haber nacido, por alguna causa: sea natural o por intervención externa. Cuando es provocado intencionalmente se llama un filicidio. Filicidas son las mujeres que asesinan a sus hijos antes de nacer, bajo el pretexto que “tienen derecho a disponer de su cuerpo”. Pero una cosa es disponer de su cuerpo para hacerse un persing, un tatuaje, hacerse una liposucción, teñirse el pelo, etc. y otra es disponer del cuerpo y de la vida de un tercero, recordando, al mismo tiempo, que ese tercero no es cualquier persona: es su hijo. Simone de Beauvoir –quien confesó haber abortado-- dice que “el aborto no es más que la eliminación de un parásito” que se ha implantado en el vientre de una mujer; es decir, el feto no sería más que un trozo de carne enquistado en el vientre materno. A quienes argumentan que “la mujer tiene derecho a disponer de su cuerpo” hay que advertirles que el feto es un ser con genes diferentes a los de la madre, con un cerebro diferente, con una morfología diferente, con un sistema inmunológico diferente, etc. En consecuencia, no es “un parásito” ni “un trozo de carne” con el que se puede hacer lo que uno quiera. Los abortistas definen el aborto como “la interrupción del embarazo”. Juegan, de nuevo, con el lenguaje, para engañar o decir con un eufemismo: “asesinato de un ser humano

3


indefenso no nacido”; con este eufemismo están designando un crimen. El embarazo no se interrumpe, porque la interrupción es “el cese transitorio de una actividad para su posterior reanudación”; el aborto es un acto de naturaleza conclusiva, definitiva e irreversible. “Ahorcar es interrumpir la respiración…” decía, con sorna, Julián Marías. Ahorcar es ejecutar a alguien y punto final. Lo demás es juego de palabras para sembrar confusión. Hay muchos Estados que han aprobado leyes abortivas legislando sobre el momento de embarazo en el que se permite el aborto legal. Algunos países permiten hasta los cuatro meses de concebido, otros hasta los seis meses. En el 2019 acaba de aprobarse una ley en el Estado de Nueva York por la cual se puede practicar el aborto hasta un instante antes de nacer el niño. ¿Qué dice la ciencia sobre el humano en estado de gestación? El ser humano tiene 46 cromosomas; 23 proceden del gameto masculino (espermatozoide) y 23 del gameto femenino (óvulo); la unión de ambos produce el cigoto con 46 cromosomas. Solo hay un cromosoma diferente entre hombre y mujer. El cigoto es el ser humano con un potencial y solo necesita nutrición, oxígeno y tiempo para alcanzar la madurez del ser adulto.  A los 21 días el corazón comienza a latir y bombear sangre. ¿Si el indicador de que una persona ha muerto es cuando el corazón deja de latir, por qué no decir, que la vida empieza cuando el corazón empieza a latir?  A las cuatro semanas comienza la formación de los ojos.  A las seis semanas la cabeza tiene su forma casi definitiva y el cerebro está ya muy desarrollado.  A los 40 días la actividad del cerebro ya es detectada por un electroence-falograma. Una de las razones que dan las filicidas es que “en el vientre de la madre el bebé depende totalmente de ella y, en consecuencia, puesto que depende de ella, la madre puede hacer lo que quiera, ya que “esa cosa” es parte de su cuerpo. El hecho de que el bebé dependa de la madre para seguir viviendo, no quiere decir que sea la misma cosa que la madre (como lo es un brazo, una oreja, una uña, etc.); estos órganos tienen los mismos genes que la madre. En cambio “esa cosa” que está en el vientre materno durante nueve meses tiene unos genes distintos, su propio cerebro, y su propio sistema inmunológico; es otro ser. Es verdad que depende de la madre para subsistir, pero también depende de los padres para vivir en los primeros días, meses y años de la vida, una vez nacido. ¿Cuántos días u horas resistiría con vida el niño sin recibir el alimento de otra persona, una vez nacido? ¿Tiene más dignidad un bebé recién nacido que uno que está a punto de nacer o que está en estado de gestación? El niño en gestación se puede comparar al astronauta y la nave; si saliera de ella moriría, pero no por estar el astronauta transitoriamente dentro de la nave forma parte de ella; la nave es una cosa y el astronauta es otra.

4


¿Cuándo el feto empieza a ser humano? ¿Cuándo se une el espermatozoide y el óvulo, o cuando lo determina alguien que puede estar interesado? El 50% de los científicos afirma que la vida comienza desde la concepción, y el 50% dice que comienza después, pero no dicen en qué momento y solo plantean hipótesis. Ante la duda no habría que abortar; eso es lo que hacen los jueces: ante la duda no condenan al acusado (in dubio pro reo) (según se citó en Muñoz et al. 2016, p. 216). Consecuencia:  La mujer puede disponer de su cuerpo, pero no puede disponer del cuerpo de otro, que además es su propio hijo; disponer arbitrariamente de su hijo (abortar) es un asesinato y la madre es una filicida.  La placenta, el cordón umbilical y el líquido amiótico son generados por el cigoto para protegerse dentro del vientre materno y los abandona cuando nace, de la misma manera que abandona los dientes de leche cuando ya no le son útiles para seguir viviendo.  Los que defienden el aborto no es que ignoren de todo lo indicado anterior-mente; es que buscan sus intereses o, peor aún, es que son malvados. Alguien, llamado “progresista”, puede preguntar: ¿Quién tiene derecho a meterse en asuntos tan personales como es la privacidad del vientre de una madre? Yo le respondería: La privacidad del vientre materno no le autoriza a que mate lo que hay dentro de él, como la inviolabilidad de la vivienda y domicilio no da derecho a sus propietarios a asesinar a sus hijos o a cometer cualquier delito. Lo más curioso de las organizaciones feministas extremas es que agitan las banderas del aborto para luego militar en organizaciones ambientalistas (con dinero de ONGs millonarias e interesadas) a fin de impedir la caza de ballenas, delfines, pingüinos, mosquitos africanos, lobos o los alacranes españoles, en peligro de extinción, etc. Son los que luchan por abolir las luchas de gallos o las corridas de toros o la tala de árboles. ¿Les importa más todo esto (que hay que reconocer que es valioso) que la vida de una persona, que es más valioso? El Papa Francisco condenó el aborto y defendió que no es un derecho sino que es un crimen. El Papa se pregunta: "¿Es justo pagar a un sicario para resolver un problema?". El Papa rechazó una vez más la "supresión de la vida humana en el seno materno en nombre de la salvaguarda de otros derechos". "¿Cómo puede ser terapéutico, civil, o simplemente humano, un acto que suprime la vida inocente e indefensa en su inicio?", se cuestionó el Pontífice (Audiencia General del 10, octubre, 2018). Con razón Ronald Reagan decía: “Me he dado cuenta de que todos los que están a favor del aborto ya han nacido”.

5


5. Enfermedades del feto Otro argumento de las filicidas es que el feto pueda nacer con alguna enfermedad. Nosotros volvemos a preguntar: ¿Mataría a su hijo, una vez nacido, al detectar que tiene una enfermedad o una malformación? ¿Tiene más dignidad un bebé recién nacido que uno que está a punto de nacer o que está en estado de gestación? Según narra Plutarco, (Vida de Licurgo) hablando de los espartanos, “nada más nacer, el niño era examinado por una comisión de ancianos en la Lesjé (“Soportales”), para determinar si era hermoso y de constitución robusta. En caso contrario se le llevaba al Apóthetas, un barranco al pie del monte Taigeto, donde se le arrojaba o abandonaba en una cima”. Es decir, que siguiendo la misma lógica que los espartanos, admiten que habría que matar al menor que tiene una enfermedad o malformación. ¿Quieren justificar la práctica de los espartanos? ¿Quieren seguir el ejemplo de los nazis que ordenaron la desaparición de los discapacitados y malformados que no respon-dían al canon de la raza aria? Celso Bastos, constitucionalista brasileño, participó en una discusión con un médico abortista en su país, dueño de varias clínicas de abortos. El médico decía que con aparatos de ultrasonidos se puede detectar con un 80% de seguridad si un feto sufre mongolismo, en cuyo caso tendría que ser abortado. El constitucionalista le preguntó:  Ya que admite un 20% de inseguridad, ¿por qué no dejar nacer a la criatura (in dubio pro reo) y matarla después de nacida, si sufre mongolismo? Entonces tendríamos el 100% de certeza. El interrogado no supo contestar. El Papa Francisco ha advertido que la "violencia contra la vida" proviene del "miedo" a lo desconocido. "Pensemos en la llegada de un niño enfermo. Esta situación puede ser dramática, por eso los padres deben ser apoyados para superar sus comprensibles miedos", aseguró el Pontífice. Francisco lamentó que los padres en lugar de ser acompañados "a menudo reciben apurados consejos para interrumpir el embarazo". El Papa defendió que un niño enfermo o cualquier otra persona vulnerable no es un problema sino un regalo de Dios "que nos puede sacar de nuestro egoísmo y hacernos crecer en el amor". "Los ídolos de este mundo: dinero, poder y éxito, son parámetros equivocados para valorar la vida", sentenció (Audiencia General del 10, octubre, 2018). El Dr. Botella Llusiá, de la Universidad Complutense, afirmó en 1979 que: “Los progresos de la medicina han sido tales que, hoy en día, cualquier mujer con cardiopatía puede sobrellevar el embarazo y pueden ser resueltas las más graves complicaciones de la preñez sin necesidad de interrumpirlas” y añadía que “puede considerarse,

6


afortunadamente, como un dilema ya obsoleto”, afirmación que confir-mó después la OMS (como se citó en Muñoz y col, 2016, p. 222). Hay quien argumenta que, aunque lo prohíba el Código Penal los abortos siguen cometiéndose y que se cometen en lugares clandestinos con el consiguiente peligro para la madre. Las madres van libremente a esos lugares para cometer un filicidio. Es lamentable que ellas y su hijo no nacido sean víctimas en tal situación. Pero yo pregunto: ¿Tenemos que despenalizar el robo y asalto a mano armada para que el ladrón no corra riesgo de muerte, porque a veces el ladrón es abatido en un enfrentamiento con la policía que lo persigue? (Muñoz et al. 2016, p. 221).

6. Paridad de género La “paridad” exige que las listas a candidatos de elecciones políticas se confor-men de acuerdo al género de las personas. La paridad exige que haya el 50% de mujeres y 50% de varones. Estoy totalmente de acuerdo con Salazar (2019) cuando afirma que la ley de paridad es una trampa por ser antidemocrática, vejatoria para la mujer e injusta para la sociedad.  Es antidemocrática, pues la democracia está fundamentada en la libertad de elegir ciudadanos, no en elegir varón o mujeres. La Constitución concede los derechos a las personas, sea cual sea su sexo o condición y no a los que tienen uno u otro sexo.  Es antidemocrática porque recorta el derecho a elegir a ser elegido.  Es antidemocrática porque la condición de género es excluyente y discriminatoria; en cambio, el criterio de elegir personas no deja fuera a nadie.  Es antidemocrática porque hace prevalecer la condición de género (varón-mujer) sobre la condición universal (persona).  Es vejatoria para la mujer. La paridad es una forma de discriminación, porque en un Estado de derecho la única razón para designar funcionarios y candidatos electorales debe ser la meritocracia; el resto es demagogia. Es vejatoria para la mujer pues en esta ley subyace el principio siguiente: “Como la mujer, por su condición, su desarrollo intelectual, su capacidad de gestión, etc. no puede acceder a ciertos cargos en situación de paridad con el varón que está mejor preparado para ejercerlos, seamos condescendientes con ellas y hagamos una ley para darles esa posibilidad, aunque no estén preparadas para desempe-ñarlos”. Y el principio de la meritocracia, ¿cómo queda?  Es injusta para la sociedad a la que tienen que servir los funcionarios públicos. Supongamos que para ciertos puestos políticos (congresistas, alcaldes, presidentes, etc. o para puestos de libre designación de los gobernantes) se presentan una cierta cantidad de postulantes, sean varones y mujeres; el criterio para asignar el puesto debe ser “elegir al mejor, a aquel que tenga más competencia y más méritos acreditados en

7


su currículum para desempeñar el cargo”. Si hay más mujeres competentes que hombres, deben ser designadas y si hay más hombres que mujeres también. Utilizar otro criterio es discriminar a unos o a otros y, tal vez, a los dos; es favorecer el clientelismo político, el amiguismo, (antiguamente se llamaba nepotismo) y la corrupción. Según Eugenio D’Medina Lora (Periódico, Ojo, 01/08/2019, p. 8) “la paridad no solo es tramposa sino abusiva y totalmente discriminatoria. Abuso y discrimina-ción porque excluye a gentes capaces solo por no tener una característica física que el sexo. ¿A continuación vendrán las paridades de razas, edades, pesos o color del cabello y de los ojos…?

7. Violencia de género ¿Por qué violencia de género? La violencia no tiene género; la violencia es violencia y punto. La violencia es propia de un fanático, sea varón o mujer y es independiente del género masculino o femenino.

El varón no viola, viola el violador. El varón no mata, mata el asesino/a. El varón no maltrata, maltrata el maltratador. El varón no humilla a la mujer, humilla un cobarde.

El varón es un ser humano igual que la mujer. Si queremos igualdad empecemos por el respeto y el reconocimiento de esta realidad. ¿No vale tanto la vida de un varón que la de una mujer? No se ha estudiado o no se ha publicado lo suficiente la violencia psicológica ejercida por la mujer para dominar al varón. Y la experiencia dice que la mujer, al no poseer la fortaleza física del varón, ha desarrollado otras habilidades emocionales para dominarlo y lo ha conseguido. No utiliza la violencia física pero sí la psicológica y esta última no está legislada. Asumimos que las mujeres, en general, son más pacíficas, más gentiles, más dadas a criar, a educar a los hijos y no sabemos cómo reaccionar cuando no son así, pues hay que reconocer que muchas mujeres han estado envueltas en genocidios, que las mujeres cometen actos de terrorismo, torturan, etc.

8


De acuerdo con el más reciente estudio mundial sobre el homicidio de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), publicado en 2014, cerca de 95% de los homicidas a nivel global son hombres. Los porcentajes del estudio de UNODC son más o menos constantes "de país a país y entre regiones, independientemente de la tipología del homicidio o del arma empleada". "Los homicidios son principalmente un problema de hombres, desde la perspectiva no sólo de los perpetradores sino de las víctimas, y en su mayoría involucra a menores de 30 años", le dice a BBC Mundo, Enrico Bisogno, jefe de la unidad de desarrollo de datos de la UNODC. En un informe publicado en marzo por el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas sobre las tendencias de la delincuencia a nivel mundial, se afirma que alrededor del 80% de las víctimas de homicidio intencional en todo el planeta, son hombres. Son cifras de la ONU. Y añade: "El 90% de quienes cometen homicidio en el mundo son hombres, y la tasa es similar en todas las regiones", indica el reporte. "Mientras que los hombres son asesinados por alguien que ni siquiera conocen, casi la mitad de las mujeres víctimas son asesinadas por las personas más cercanas a ellas", señala un comunicado de la UNODC. En Nueva York, en dos siglos, desde 1800 a 1999, el 82% de los asesinados, fueron hombres y el 18% de las asesinadas fueron mujeres. En Nueva York, entre 1968 y 1994, (26 años) el 93 % de los asesinos fueron hombres. Aun admitiendo que la violencia no tiene género, cuando se habla de la violencia de género –refiriéndose exclusivamente contra la mujer-- se recorta la visión sobre la violencia, abordándola solo hacia la mujer, cuando la violencia es total y no particular. En Argentina el 83% de los asesinatos son de varones y el 16,4% son de mujeres. En Perú ocurre casi lo mismo. ¿Por qué no hablar –por obvias razones-- de violencia contra el género masculino? Las Naciones Unidas (2003) ha definido “violencia de género” como “aquella que se dirige a individuos o grupos sobre la base de su género”, aunque el movimiento feminista la asocia exclusivamente a la violencia del hombre contra la mujer. En Perú, en la exposición de motivos del Proyecto de Ley N° 537/2011-PE, se estableció que feminicidios son “los homicidios en el ámbito de las relaciones de pareja o ex pareja son homicidios de género, pues (…) las víctimas de estos homicidios son las mujeres en mucho mayor proporción que los hombres”. ¿Se han preguntado qué tipo de violencia es la que existe entre parejas de homosexuales y lesbianas? En EE.UU. la violencia en parejas lesbianas y homosexuales es tanto o más frecuente que en parejas heterosexuales (Romero et al. 2013, p. 591). ¿No habrá otros móviles más complejos en la violencia de género que la simple aversión al otro sexo? Habrá que cambiar la expresión “violencia de género” por otra menos ideologizada como “violencia familiar”. Observemos que no se habla de violencia familiar, violencia social, etc. sino de “violencia de género”. Otra vez jugando con las palabras en provecho de la ideología de género.

9


He hecho una breve investigación sobre los asesinatos ocurridos en Perú del 2011-2017 y los resultados son los siguientes: En el Perú se produjeron muertes por homicidio en los años indicados estas muer-tes: Año

Muertes

2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017

1617 1968 2013 2076 2247 2435 2487

Tasa por habitantes 5,4 6,5 6,6 6,7 7,2 7,7 7,8

100

milVarones % 82,8 83,9 84,6 83,4 81,9 78,7 77,9

Mujeres % 17,2 16,1 15,4 16,6 18,1 21,3 22,1

Fuente: Informe estadístico nº 6. INEI, Perú – 2018.

8. Conclusión a) La ideología de género quiere sustituir la verdad de la realidad natural de la sexualidad humana por realidad cultural sobre el sexo de los humanos. Esto ya ha ocurrido en la Historia con otros aspectos de los humanos:  El nazismo quiso implantar la idea de la superioridad de la raza alemana, …  El comunismo intentó, a través de una revolución cruenta y de decenas de millones de muertes, una organización y gobierno totalitario coartando las liberta- des y derechos de los individuos, … Al final la realidad se impone, aunque llegue tarde, pero se impone. No se puede derogar por decreto la “ley de la gravedad”, ni las “leyes de Mendel… Sófocles (el autor de las tragedias griegas como Edipo Rey, Electra, etc.) dice: “La verdad puede más que la razón…” Y otro ha dicho: “Los hechos son más tozudos que las ideas que tenemos sobre ellos”. “Contra facta non argumenta” decían los latinos. Si los parlamentarios quieren abolir la ley de la gravedad, y votan aboliéndola, según la votación desaparece como ley. Terminada la votación un legislador se tira por la ventana y se estrella contra el suelo; a pesar de la abolición realizada, el parlamentario ignorante ha comprobado que la ley de la gravedad está presente. Pero, mientras los parlamentarios debaten la abolición de esta ley de la naturaleza, cobran buenos emolumentos, se lo pasan bien en el Parlamento y sacan sus beneficios. Algo parecido pasa con la ideología de género.

10


b) La verdad científica Observamos cómo la APA no define “sexo” sino “orientación sexual”, porque el sexo es un dato natural del ADN y de la biología y se manifiesta en la morfología de la persona. Los sentimientos, los gustos y las emociones son más difíciles de cuantificar, y, en definitiva, comprobar; es la manera de difuminar sus teorías y escapar de la “comprobación científica”. Lo razonable es atenernos a lo que dice la ciencia positiva y la verdad científica, frente a la cual no hay gustos, opiniones, deseos, etc. La ciencia solo acepta evidencias y aceptación de lo que es naturaleza y lo que es cultura. c) Síntesis La naturaleza da un sexo a los animales de forma natural con manifestaciones concretas (ADN, biología, morfología) que hace que cuando un animal nace nace sea macho o hembra. Y se actúa en la vida conforme establece código genético. Esa es la regla general. Todo ser humano tiene una dimensión anatómica, antropológica, fisiológica, psicoló-gica concreta. La complementariedad de los órganos sexuales es una determinación de la naturaleza, no es una invención cultural o un prejuicio religioso. Es una forma de garantizar la procreación y la continuidad de la especie. En la naturaleza sexuada tiene un puesto fundamental la corporeidad y la morfología de la persona, que no es un mero dato material y accidental que se puede manipular, sino que la corporeidad hunde sus raíces en la feminidad y en la virilidad a través de todas las civilizaciones y culturas. En ella se fundamenta la paternidad y maternidad y en consecuencia la supervivencia de la especie humana. Los humanos llevamos insertos en nuestro ADN ciertas condiciones o tendencias naturales; es prudente acatarlas para sobrevivir. Toda regla puede tener excepcio-nes; puede haber personas con un cuerpo de varón que tengan una “orientación sexual de mujer”, contraria a lo que indica su genética y morfología; no se puede negar. Es una mente de mujer encarnada en un cuerpo de varón. Pero son excepciones, que confirman la regla. La cultura puede influir y modificar lo que hace la naturaleza. Los estudios afirman que los homosexuales en la especie humana son alrededor del 2% en los varones y el 1% en las mujeres. La alimentación, necesaria para vivir, pero de igual manera que en la nutrición hay personas desordenadas en sus dietas (bulímicos, obesos, anoréxicos, bebedores, fumadores, drogadictos, etc.) en el plano sexual ocurre lo mismo. Ambas situaciones son contrarias a lo que es natural (Muñoz et al. 2016, p. 251).

11


REFERENCIAS Brizendine, L. (2010). El cerebro femenino. Barcelona, España: RBA Libros. Instituto A. T. Beck (2013). Educare alla diversità a scuola. Scuola primaria. Minis-terio Educación de Italia, recuperado de https://www.riscossacristiana.it/newwebsite/wp-content/uploads/2014/02/Filecompleto-Scuola-Primaria.pdf Márquez, N. y Laje, A. (2016). El libro negro de la nueva izquierda. Ideología de género o subversión cultural. Buenos Aires, Argentina: La imprenta ya. Marzano, M. (2015). Papà, mamma e gender. Novara: UTET. Pallazani, L. (2008). Identità de genere? Dalla differenza alla indifferenza sessuale nel diritto. Balsano: San Paolo. Salazar, F. (2019). Paridad de género es una trampa. Periódico, El Comercio, Lima, 30/06/2019, p.33.

//////////////////////////////////////////////////////

12

Profile for UNIVERSIDAD MARCELINO CHAMPAGNAT

IDEOLOGÍA DE GÉNERO Y TEMAS COLATERALES - III -  

Hemos publicado con anterioridad dos reflexiones sobre la Ideología y ahora quiero concluir este tríptico tratando algunos temas que son com...

IDEOLOGÍA DE GÉNERO Y TEMAS COLATERALES - III -  

Hemos publicado con anterioridad dos reflexiones sobre la Ideología y ahora quiero concluir este tríptico tratando algunos temas que son com...

Advertisement