Page 1

REALIDAD AUMENTADA, SOCIEDAD AUMENTADA Y EL APRENDIZAJE (De la información a la sabiduría) Dr. Marino Latorre Universidad Marcelino Champagnat, Lima, 2018 Introducción La cultura es propia de los humanos. ¿Qué es cultura? Todo lo que no es naturaleza, es cultura. La cultura es el plus (aumento) que el ser humano proporciona a la naturaleza. Ese plus o aumento ha ido produciéndose a través de los siglos a medida que se han desarrollado las tecnologías. Hemos pasado de la edad de fuego a la del hierro, cobre, bronce, etc. Las etapas de desarrollo social progresivo a través de la Historia han sido: etapa de los cazadores, de los pastores, de los agricultores y de los comerciantes. Cada uno ha producido diversas tecnologías. Todo esto es el desarrollo cultural. Los animales irracionales se adaptan a las condiciones de la naturaleza para sobrevivir; el animal humano además de adaptarse a la naturaleza, la transforma, para vivir mejor. La transformación se produce utilizando la tecnología. Con ella construye casas, carreteras, puentes, diseña artefactos, aviones, computa-doras, etc. Toda esta tecnología permite al ser humano interactuar con la naturaleza y desarrollar acciones que no podría hacer sin ella. ✓ Llegamos a la realidad aumentada (RA); como hemos dicho se refiere a la interacción del ser humano con el mundo físico a través de algún dispositivo tecnológico. Por ejemplo una prótesis aumenta las posibilidades de interacción y movimiento; un telescopio, un microscopio, unas lentes, etc., permiten ver objetos que sin ellos no podrían ser vistos. Estos objetos tecnológicos amplían las posibilidades de lo que el ser humano es capaz de hacer de forma natural para interactuar con el mundo real. Estamos ante la realidad aumentada. Con la aparición de las tecnologías digitales ha surgido la realidad virtual, (la no real). La realidad aumentada no es lo mismo que la realidad virtual; (una prótesis en un miembro del cuerpo humano no es digital); la tecnología digital permite una mezcla de las dos realidades: la real y la virtual. Con la ayuda de la tecnología digital, la información sobre el mundo real, se convierte en virtual, interactiva. Esta información artificial puede ser almacenada y recuperada; es como una capa de información en la parte superior de la visión del mundo real.


✓ La sociedad aumentada (SA); es un nuevo estado de la sociedad surgido a comienzo del siglo XXI; es una sociedad en la que es posible mayor interacción y comunicación, gracias al uso de las tecnologías digitales. podemos decir que las tecnologías han posibilitado la “sociedad aumentada”; la “sociedad en red”. El ser humano del siglo XXI, está más "empoderado", puede ser más participativo y protagonista, recupera la posibilidad de comunicación y de participación ciudadana. Hasta la llegada de la sociedad aumentada, la información era unidireccional: la que ofrecían la TV, la radio, los periódicos, las revistas, etc. Nos transmitían una visión única de la realidad. Ahora podemos interactuar, crear opinión y confrontar ideas. ✓ Querámoslo o no, hay algo en el siglo XXI que ha llegado para quedarse, son las tecnologías de la información y comunicación. Con su llegada todo ha cambiado: las posibilidades de comunicarse, hacer nuevas cosas, encontrar y difundir información, crear conocimiento, crear opinión, etc. y con todas estas posibilidades la vida de las personas ha cambiado. El hombre crea la tecnología y la tecnología recrea la vida del hombre, su modo de vivir y su modo de pensar. Basta ir a cualquier lugar público para percibir la gente conectada al celular, escuchando música desde algún artefacto digital, hablando con personas que están a miles de km de distancia, ensimismados, riendo, gesticulando, sin darse cuenta del mundo real que los rodea. Parecen locos que están hablado solos... Con la llegada de la tecnología ha cambiado todo; es la sociedad aumentada. Todo tiene sus problemas, también las tecnologías, pues “la tecnología nos acerca a los que están lejos y nos aleja de los que están cerca”; “cuanto más conectados, más desconectados” de la realidad próxima. Sociedad aumentada y aprendizaje Si aplicamos el concepto de “aumentada” a la educación, los expertos dicen que se produce el “aprendizaje aumentado”; se pasa del paradigma de aprendizaje autónomo a un aprendizaje colaborativo, y permite aprovechar la potencia de la web para transitar del aprendizaje individual al aprendizaje conectado, a la inteligencia colectiva. Es lo que dicen los gurús del nuevo aprendizaje. Pero yo me pregunto: Si el estudiante no es capaz de comprender la información por sí mismo, si no tiene las herramientas mentales y emocionales que conseguirlo, ¿cómo va a aprender en pequeño grupo? ¿Qué aportará al pequeño grupo si no tiene nada? La sociedad aumentada nos remite a la revolución social, cognitiva y creativa posibilitada por las tecnologías que han producido una verdadera revolución social; son las TIC (tecnologías de la información y la comunicación), las TAC


(tecnologías del aprendizaje y el conocimiento), las TEP (tecnologías del empoderamiento y la participación) y las TIP y las TES. Las tecnologías digitales y su múltiple utilización Como ya hemos dicho las tecnologías digitales han llegado para quedarse, no hay marcha atrás. El mundo está invadido por las tecnologías. Cada día aparecen nuevas tecnologías y nuevas aplicaciones. Definamos varios conceptos relacionados con las tecnologías, en función de sus características y de sus aplicaciones. 1. TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), hace referencia a las tecnologías que facilitan los procesos de transmisión e intercambio de información. Proporcionan información y permiten la interacción en la vida y el trabajo de las personas. Pertenecen a cualquier ámbito de la vida y son usadas por personas de cualquier condición y profesión. Para ello basta con aprender su manejo y funcionamiento que es muy sencillo. Es la Web 1.0 que servía para para publicar textos e información cultural, es divulgativa y con contenidos de gran fácilmente obsolescencia. 2. TAC (Tecnologías del Aprendizaje y del Conocimiento), es la utilización de las TIC con fines educativos y de aprendizaje. Es el mismo concepto de las TIC pero con aplicación en contextos educativos. Permite la adquisición del conocimiento y el aprendizaje, de forma personal y colaborativa, utilizando la tecnología. Sigue utilizando la Web 1.0 y algunos elementos de la Web 2.0, -también llamada “red social”—como blogs, wikis, foros, facebook, etc. 3. TEP (Tecnologías para el Empoderamiento y la Participación social); las tecnologías ya no es solo una herramienta de comunicación personal pues se ha convertido en un instrumento de comunicación social. Las TEP permiten trasladar la voluntad de los individuos aislados a la sociedad y hacer llegar sus reivindicaciones a los gobernantes y posibilitan la participación ciudadana en el entorno social; antes de existir estas herramientas digitales la voluntad del pueblo se manifestaba ante los gobernantes con artículos periodísticos, reportajes en revistas, pintadas, algaradas, etc. y otros medios, a menudo, violentos. Ahora se hace se manera silenciosa, pero efectiva. Utiliza en toda su potencia y desarrollo la Web 2.0, --“redes sociales”-- como blogs, wikis, foros, facebook, tablets, smartphones, mapas interactivos, etc. Ahora las TIC se utilizan para influir, crear tendencias de opinión, y esto, no por parte de unos pocos entendidos o expertos, sino de todas las personas o al menos todas las personas con acceso a Internet, a un smartphone, a una tablet o PC, es decir, la mayoría de la población. Es una manera de devolver el poder al pueblo. Ya no hay que esperar varios años para participar en unas


elecciones y expresar la voluntad; ahora se hace en cualquier momento y desde cualquier lugar (ubicuidad y asincronía). Aparece el término empoderamiento (empowerment) y es que la antigua aspiración de “el poder para el pueblo”, parece ser que por fin se ha conseguido a través de las redes sociales usando medios digitales. Por primera vez, la opinión de la gente puede hacer caer un gobierno, una marca y todos los ciudadanos somos co-creadores de la información-opinión y del conocimiento a nivel global. Nuestra opinión cuenta, pero no sólo cuenta: aporta e influye. Es la “democracia electrónica” o “ciberdemocracia”, a través de la cual las opiniones de la gente se propagan por la red y las entidades que se precien deben escucharlas, tenerlas presente y actuar en consecuencia. Las TEP, no sólo comunican, sino que crean tendencias y transforman el entorno y, a nivel personal, ayudan a la consecución real de los valores personales en acciones con un objetivo de incidencia social y autorrealización personal (Reig, 2012). 4. TIP (Tecnologías de la Investigación y Publicación) permiten la creación y compartición de información y conocimiento. Las TIP son las tecnologías que posibilitan la adquisición y divulgación del conocimiento científico (episteme) y así entrar en “la sociedad de la pregunta” (Freire). “En algún momento tendremos una biblioteca universal a nuestra disposición para producir conocimiento” decía Asimov; pues bien, ya la tenemos. Tenemos todas las repuestas y ahora hay que saber formular las preguntas. Es “el aprendizaje situado” (Vigostsky). Las TEP permiten salir de contextos culturales cerrados y pobres y acceder a contestos más ricos y con más posibilidades. Utiliza la Web 3.0 que se asocia a la web semántica, un concepto que se refiere al uso del lenguaje en la red. Por ejemplo, la búsqueda de contenidos utilizando palabras clave. También utiliza herramientas de la Web. 2.0. para acceder a bibliotecas virtuales, skype, correo, MOOC, plataformas, repositorios, bibliotecas virtuales, etc. Estamos en la sociedad del conocimiento creada por la tecnología; la velocidad de generación y trasmisión de información ha reducido barreras geográficas y espaciales –acceso ubicuo y asincrónico a la información-- sin restricción horaria y espacial y esto permite su la difusión masiva. 5. TES (Tecnología, Entendimiento y Sabiduría), es la tecnología pensada como “sophia” (∑οΦία), como sabiduría o conocimiento supremo. Esa es la misión de la educación superior. “La escuela es conocimiento; en la universidad se aprende sabiduría” (Inscripción en la Assumption University de Bangkok, Tailandia). Cuando se habla de la escuela o de la universidad, da la impresión que el objetivo último es la adquisición del conocimiento. Este es uno de los objetivos pero no es el único ni el más importante; existe algo más importante que eso;


se asiste a la escuela para aprender a vivir mejor y desarrollar una biografía feliz, siendo ciudadanos que ayudan a los demás. Eso se consigue mediante la adquisición de la sabiduría; es más un aprendizaje del estudiante que una lección del profesor. Es fruto de la observación de los hechos de la naturaleza y de la sociedad, de la reflexión, interiorización y de las conclusiones personales. La sabiduría no viene de fuera, no es la erudición libresca, sino que brota de dentro. Y podemos observar que la mucha cultura no es equivalente a mucha sabiduría, pues existen analfabetos que poseen mucha sabiduría y hombres cultos que no poseen ninguna. La vida es un conjunto de opciones personales. La calidad de nuestras opciones es la que define la calidad de nuestra vida. Bertran Russell (2007) afirmaba que “lo más difícil en la vida es saber qué puentes hay que construir y cuáles hay que destruir”. En la vida hay decisiones que no son fáciles de tomar pues la sabiduría tiene pocas certezas y muchas dudas y preguntas. La ignorancia, por el contrario, tiene demasiadas certezas y pocas preguntas. ¿Cómo se crea el conocimiento? ✓ Crear conocimiento supone comprensión profunda del conocimiento ya producido por otros, pero utilizándolo para ir más allá, y para ello hay que innovar, producir nuevos conocimientos a través de la investigación y aprender de forma continua para enfrentarse a una sociedad en cambio permanente y acelerado. ✓ Supone indagar y la construcción colaborativa del conocimiento utilizando las habilidades cognitivas y emocionales adecuadas (herramientas mentales y emocionales) relacionadas con el aprender a aprender durante toda la vida. Este es el núcleo de lo que hoy se llama desarrollo de “capacidades y competencias en la educación del siglo XXI”.

DEL CONOCIMIENTO A LA SABIDURÍA Creo que hay que añadir algo importante que considero esencial: hay que trabajar por adquirir la sabiduría. ➢ “La sabiduría es más que ciencia; es saber vivir y tener razones para vivir (…) Ciencia es conocimiento organizado, sabiduría es vida organizada y con sentido”, decía Kant (1987). No todo conocimiento es sabiduría. El conocimiento está en la cabeza y la sabiduría está en la mente y en el corazón. La sabiduría está más en el corazón que en la cabeza; en la cabeza está la ciencia, que es el conocimiento de la verdad de las cosas; la sabiduría, en cambio, es el conocimiento de la verdad del ser y de la vida. El conocimiento


gobierna el saber, dice cómo son las cosas, cómo funcionan, qué puedo hacer con las cosas (técnica) etc.; exige siempre el razonamiento y la comprensión. En cambio, la sabiduría gobierna el ser; muestra el valor de las cosas, enseña a comportarse y exige la actuación según la conciencia. Pascal (1999) afirmó que “la función suprema de la razón es reconocer que hay infinidad de cosas que nos sobrepasan”. Este conocimiento-sabiduría es fuente de vida para el que la posee, pues orienta sobre el camino que hay que seguir y da el sentido de la existencia. Tarde o temprano todos los humanos de todos los tiempos y culturas se preguntan: ¿Qué sentido tiene la vida? La respuesta exige meditación y reflexión; requiere sabiduría. “La sabiduría se consigue en la universidad de la vida (…); no es un producto de la escuela, sino el resultado del esfuerzo de toda la vida” (Einstein). Dreze y Debelle (1983, p. 39), hablando a profesores universitarios, les decían: “Los hombres son hombres antes de ser abogados, médicos, comerciantes o industriales. Si vosotros, docentes, hacéis de ellos hombres capaces y sensatos, ellos se transformarán, por sí mismos, en abogados, médicos, comerciantes e industriales capaces y sensatos”. De ahí que todo profesor tenga que ser, ante todo, un maestro en humanidad; solo así formará buenas personas. Todos lo demás viene después. Todo esto está relacionado con las TES –Tecnologías del Entendimiento y la Sabiduría--. La misión del profesor es provocar en los estudiantes la reflexión, la búsqueda de sentido, pues la sabiduría es, sobre todo, el resultado del crecimiento interior de la persona. El Eclesiastés (3, 30-31) recomienda: “El hombre inteligente reflexiona sobre las palabras de los sabios y con oído atento desea la sabiduría”. Por inmaduros e irreflexivos que el docente vea a sus estudiantes nunca puede dejar de hacerles reflexionar sobre la vida. Las personas siempre sorprenden y pueden cambiar a mejor.

A PROPÓSITO DEL APRENDIZAJE UTILIZANDO TECNOLOGÍA

✓ Partimos del presupuesto que la tecnología por sí sola no resuelve los problemas de la educación; más aun, “sin educación” el Internet, las computadoras y la tecnología digital pueden ser muy peligrosas (Alan Kay). Por ser la tecnología un arma poderosa y peligrosa, hay que saberla “utilizar adecuadamente” (Schleicher, A. 2016). ✓ No es una tesis comprobada que la mucha tecnología en el aula produzca mejores aprendizajes. La tecnología amplía los buenos resultados y también amplifica los malos. Todo depende de la utilización adecuada de la misma; eso es obra del docente. El factor humano tiene facetas que son


imposibles de medir. Se necesitan evaluaciones más holísticas, midiendo temas como valores y comportamiento, manejo de emociones que aparecen en las relaciones humanas, regulación personal, etc. La información que proporciona el informe PISA no alcanza a explicar más allá del 30% de los resultados del aprendizaje. Hay otra vida más allá de lo que evalúa PISA. ✓ En el ámbito de la educación lo primero que hay que preguntarse es el para qué –la pregunta educativa-- y después viene el cómo, --la metodología-es decir, sobre la tecnología que se puede y se debe utilizar en cada momento de la intervención educativa. ✓ Es cierto que la tecnología proporciona más posibilidades para recibir información, pero la información recibida será útil y podrá compartirse, si el sujeto es capaz de producir conocimiento con la informacíón que recibe; esto solo será posible cuando el que utiliza la tecnología posea herramientas mentales y actitudinales adecuadas para poder producir conocimiento a partir de la información que le proporciona la tecnología. Para muchos estudiantes “navegar por Internet” se convierte en “naufragar en Internet…”. ✓ Lo esencial en la educación es que prepare personas capaces de “producir conocimiento a partir de la información de que dispone”, (McCarthy, M. J., 1991). Este es el gran desafío de la escuela y de la universidad. “Podemos tener tecnología cien y pensamiento cero”. Un colegio puede ser un bosque de tecnología y simultáneamente un desierto en humanidad. ✓ El educador es irreemplazable, pues una máquina puede aportar datos, información, etc., pero nunca conocimientos ni el calor humano, el afecto, la acogida, la comprensión, la motivación y la mediación adecuada, cuando sea precisa. Una educación sin el encuentro personal estudiante-docente, se puede convertir en un panteón de verdades. Se oye decir que una máquina va a poder sustituir al profesor. Pero yo les digo: “Un profesor que puede ser sustituido por una máquina, debe ser inmediatamente sustituido” (Arthur Clark). El cambio en educación debe ser un esfuerzo sistémico en el que participan todos los agentes educativos. La revolución no empieza con las herramientas o los elementos tecnológicos, sino con las personas (estudiantes, docentes, directivos, padres y familia completa); estos deben entender que pueden cambiar el mundo y transformarlo a través de la educación, porque la educación es “un arma de construcción masiva”.


LA TECNOLOGÍA: ARMA PODEROSA Y PELIGROSA

La tecnología: arma poderosa y peligrosa1. Estamos ante “el ídolo de la tecnología” y un desafío importante de la educación hoy es recuperar la educación centrada en la persona. Cuando se utiliza la tecnología digital existe un elevado riesgo de “infoxicación”, es decir, de manipulación del hombre, por sobreabundancia, intoxicación y ruido informativos, así como de provocar desorientación tanto personal como social (Onrubia, 2016, p. 17). En 2016 Andrew Sullivan publicó un artículo en New York Magazine titulado: Yo fui un ser humano, en el que explica su propia experiencia de adicto a Internet. Y cómo, después de 15 años de vida online o virtual, decidió optar por la vida real, afrontando una especie de programa de desintoxicación. En ese artículo habla de un estudio realizado en 2015 en Estados Unidos con jóvenes adultos. Esos jóvenes usaban sus celulares una media de cinco horas al día, en 85 momentos distintos. Como ocurre con la mayoría de personas adictas, no eran conscientes de que pasaran tanto tiempo con sus celulares. Pero la verdad es que, fueran conscientes de ello o no, una nueva tecnología tomó control de aproximadamente un tercio de las horas en que esos jóvenes estaban despiertos. Esta nueva epidemia de distracción es el punto débil específico de nuestra civilización. Y amenaza no solo a nuestras mentes, sino a nuestras almas. Sullivan, en algunos encuentros con jóvenes les hizo la pregunta: ¿Vives o tan sólo sobrevives? Una pregunta que me hago también a mí mismo, porque el peligro de vivir dormido o de manera superficial, acecha continuamente. Seguramente que muchos de nosotros recordamos un texto de Thoreau que se hizo famoso gracias a la película El club de los poetas muertos: “Quienes están amenazadas son nuestras almas. Y a este paso, si el ruido no cesa, quizás incluso lleguemos a olvidar que tenemos alma” (Andrew Sullivan). El “Proyecto hombre” lleva más de 50 años trabajando en Europa con personas adictas a distintas sustancias, como drogas, etc.; su finalidad es curar tales adicciones; En el 2015 el 20% de personas que recibían ayuda eran “adictos digitales”. 1

J. Lanier (2011) ha escrito un libro titulado “Contra el rebaño digital”. Es un aviso contra la obsesión por la tecnología y por el Internet, al primar lo digital sobre las personas, --la cultura nerd— en la que prima la cantidad sobre la calidad, los gritos y los escándalos sobre las ideas. Zadie Smith, (The New York Review of Books) ha dicho de este libro: "Este es el libro más importante escrito hasta la

fecha (2011) sobre el mundo cada vez más digitalizado. Será recordado como el manifiesto que salvó a la humanidad al límite de la extinción, o como el último mensaje inteligente de una especie en peligro de extinción”.

Realidad aumentada sociedad aumentada y aprendizaje  

La cultura es propia de los humanos. ¿Qué es cultura? Todo lo que no es naturaleza, es cultura. La cultura es el plus (aumento) que el ser h...

Realidad aumentada sociedad aumentada y aprendizaje  

La cultura es propia de los humanos. ¿Qué es cultura? Todo lo que no es naturaleza, es cultura. La cultura es el plus (aumento) que el ser h...

Advertisement