Issuu on Google+

32

Tierra Estella

Diario de Navarra Domingo, 29 de septiembre de 2013

CONTACTE CON NOSOTROS

Teléfono 948 54 63 30 Fax 948 54 60 63 email estella@diariodenavarra.es

m

Un monumento oculto entre las calles

Un kilómetro de muralla en pie que protege la historia de Estella

ESTELLA DESDE LA PUERTA DE SANTA MARÍA. Al pie del castillo de Zalatambor y junto a la iglesia de Santa María Jus del Castillo se encuentra la puerta de Castilla, que no formaba parte de las defensas del conjunto de fortalezas, sino que constituía una de las entradas a la ciudad. Este tramo de muralla ciudadana se recuperó y consolidó en 2009 bajo la dirección del gabinete arqueológico Navark, entonces asesoría municipal para estos temas. MONTXO A.G.

Cuatro barrios de la ciudad estuvieron rodeados de un perímetro defensivo del que hoy sólo quedan unos pocos restos Entre 2008 y 2010 se consolidaron tres tramos, pero las labores se han detenido hoy por falta de fondos

R. ARAMENDÍA Estella

Desde hace un lustro Pamplona ha convertido sus murallas en un recurso turístico. Es conveniente tomar ejemplo de iniciativas exitosasy,enloposible,adaptarlasal terreno propio. Pero ¿dónde está la muralla de Estella? Intuitivamente se asocia al perímetro de los castillos y así es, pero la defensa fortificada de la ciudad del Ega fue mucho más extensa. Los distintos barrios que protegía conservan restos más o menos intactos, la mayoría de las veces unas pocas piedras. Uniendo unos y otros retazos aún queda en torno a 1 km de muralla que cuidar y proteger, habida cuenta de que la

reconstrucción, salvo virtual como la que acompaña este reportaje, es inviable. Mientras las fortificaciones de Pamplona son relativamente recientes (construidas entre los s. XVI y XVIII), las defensas de Estella son medievales y tras la incorporación a Castilla en 1512, que puso punto final a las refriegas bélicas, la necesidad de mantenerlas desapareció y se derrumbaron o fueron absorbidas por los edificios que iban surgiendo. Existen cuatro excepciones. La primera es la del conjunto de los Castillos, donde las actuaciones arqueológicas llevadas a cabo por diez años de campos de trabajo han contribuido a sostener algunos tramos y rescatar otros,

como la puerta de Santa María, frente a la iglesia de Santa María Jus del Castillo, cuyos restos se restauraron en 2009. Aunque por falta de fondos las intervenciones se han detenido, parece probable que el futuro se continúe trabajando en este conjunto, uno de los más importantes de la ciudad. En perspectiva, el único lienzo que puede avistarse desde la distancia es la muralla de la judería nueva, que se recuperó en el año 2009 y fue mostrada al público en distintas visitas guiadas. Desde la entrada por la NA-1110 (antigua N111 puede verse esta construcción que serpentea por la colina opuesta al barrio de Camineros. La última actuación sobre la muralla data de 2010 y se realizó

sobre las defensas del barrio de San Miguel, junto la Guardería Izarra, hoy cerrada, el tercero de los conjuntos mejor conservados. Este tramo, que llega hasta Cordeleros es el único contemplado para su recuperación futura en el plan urbanístico como un paseo peatonal encastrado dentro del proyecto de bulevar o paseo calle Norte, que hoy está aparcado por falta de perspectivas del sector de la construcción. Todas las intervenciones recientes en la muralla han estado dirigidas por Navark, el antiguo gabinete arqueológico del Ayuntamiento. Hoy se propone un paseo por los tramos menos conocidos de muralla en un intento de recomponer y defender estos restos de la historia de Estella.

Un esfuerzo cívico Las murallas de Estella son el armazón de su sistema defensivo, junto con los castillos. Se trata de un conjunto de construcciones que se expandieron en círculos rodeando los barrios a medida que éstos iban surgiendo y creciendo. Tienen su origen en el siglo XII y se completaron hasta el XVI. Hay documentos antiguos sobre sus obras y reparaciones, el más remoto de 1.187, menos de cien años después de la refundación de la ciudad en 1090. Aunque su función era defensiva, no se trata de una infraestructura puramente militar, puesto que los vecinos estaban obligados a participar en su construcción y mantenimiento. En esencia, se trataba de un muro de altura variable, entre 3 y 5 metros con paredes externas de sillería o mampostería y un relleno de tierra y piedras que le daban una anchura variable de entre 1 y 3 metros. Estaba coronada por un paseo de ronda (para hacer las guardias) y cada cierto espacio constaba de torres cuadrangulares que tenían distintos usos. Los recintos amurallados fueron los de la zona de los castillos, San Pedro y burgo nuevo, San Miguel, San Juan, y la judería nueva. Tenían portales o puertas de acceso a la ciudad.

San Pedro Dos puertas La puerta de Castilla, una de las imágenes más conocidas de Estella, es la salida de Estella hacia Logroño, transitada por miles de peregrinos. Pero otra construcción similar se alzaba en el extremo


NAVARRA 33

Diario de Navarra Domingo, 29 de septiembre de 2013

Tierra Estella

Un monumento oculto entre las calles

DE MERCADO VIEJO A CORDELEROS. La muralla exterior del barrio de San Miguel puede apreciarse desde la calle Mercado Viejo, junto a la Guardería Izarra. MTX

ENTRE LAS CASAS. El cerco exterior del barrio de San Miguel sigue oculto entre las traseras de las casas y dotaciones modernas como este párking. MTX

TORREONES CÚBICOS. Algunos tramos están bien conservados, como este de la zona de Cordeleros, donde se aprecia el arranque de un torreón cuadrangular. MTX

opuesto de entrada al barrio, la puerta de Santa María, ya descrita. Descendiendo la ladera y entre el convento de Santo Domingo y la iglesia del Santo Sepulcro arranca un muro que muchos creen defensivo, aunque no es sino el límite exterior del cenobio, que estuvo en el interior del conjunto de los castillos. Desde la ruta jacobea se accedía a Estella por el portal del Santo Sepulcro, hoy desaparecido, aunque quedan restos de amurallamiento como el torreón fluvial, junto al Ega. Descendiendo por el puente de la Cárcel hacia la Rúa, el muro de sillares de una casa engaña al espectador, ya que en realidad se trata de un fragmento de muralla.

San Miguel Futuro paseo Este barrio es el que más restos “ocultos” de muralla atesora. Partiendo desde la Guardería Izarra y hastalazonadeCordelerosseconserva todo un recorrido que empieza en la calle Mercado Viejo, gira en la torre de los Zapateros (el ángulo del actual albergue parroquial de San Miguel) y continúa en descenso hacia Cordeleros, oculto entre párkings improvisados y torreones bien conservados frente a bloques de pisos de los 70. La iglesia fortificada de San Miguel ha “engullido” como capilla de San Jorgeuntorreónmagníficoqueincluyó una cripta que era almacén. Lo que se ha perdido es la puerta de Chapitel, justo en la calle del mismo nombre.

San Juan Sólo vestigios En este barrio es en el que menos vestigios de muralla han quedado. Muy conocida por las fotos antiguas es la puerta de la Gallarda, que estuvo en pie hasta 1902, en que fue demolida para construir

el cuartel militar. Se mantienen unas pocos sillares adosadas a la roca de la cuesta de Entrañas en el lado izquierda de salida, aunque no son fáciles de reconocer. Aquí debió estar el portal de Santa Ana, también llamado de San Juan o Santiago, que era la entrada a Estella desde el norte.

La judería Restaurada Después de los trabajos realizados entre 2008 y 2009, 300 m de lienzo de la muralla de la judería nueva en el término de Ordoiz,

UN LIENZO DISFRAZADO. Lo que parece el muro exterior de un edificio medieval no es sino un fragmento del lienzo de muralla del barrio de San Pedro que se aprovechó para la construcción. MONTXO A.G.

abandonada en 1498, están entre los mejor conservados del cerco defensivo. No puede decirse lo mismo de los muros y torrreón del castillo de Belmecher, a cuyo abrigo estaban, y que no han sido objeto de ninguna intervención.

D PARA SABER MÁS ■ Estella, posta y mercado en la ruta jacobea, Antonio Sola y Toño Ros y El nacimiento de Estella y sus castillos, Toño Ros. ■ Estella, Javier Itúrbide. ■ Castillos y murallas, en www.estella.com.es

PUERTA DE CASTILLA. Uno de los elementos identificativos de la ciudad, en la muralla de San Pedro. DN

DE TORREÓN A CAPILLA. El torreón situado junto al ábside de la iglesia de San Miguel alberga en la actualidad la capilla de San Jorge. DN

EN EL RECUERDO. Imagen antigua de la puerta de la Gallarda, derruida en 1902. DN

DE PERFIL ONDULADO. La segunda judería o judería nueva de Estella en Ordoiz estuvo rodeada por una muralla que hoy se ha recuperado. DN


Murallaestella