Issuu on Google+

El diablo malo. Al lado de una casa hay una caa abandonada se contaba que se aparecía un diablo travieso, grosero y malo y en la entrada de la casa pusieron la imagen de un apache que tenía una cara muy mala y se murmuraba por la calle que cobraban vida por las noches y las personas corrían por que se espantaban y gritaban y todas las personas se despertaban a fijarse qué estaba pasando y veían que corría y que nadie la estaba persiguiendo y todos decían: Está loca María, ¿qué le pasa?. Y María por las tardes salía a caminar con su gorro simpático, y todas las personas querían un gorro como el de María. Y un domingo pasaron unos soldados tocando sus tambores y se quedaron en el centro de México, en la Presidencia, tocando los tambores y toda la gente se quedaban a ver cómo tocaban los tambores esos soldados. Bryan Jair Montes García 13 años 2o. A.


El diablo malo