Issuu on Google+

GRATIS

Ejemplar: #13 Tiraje: 20,000 ejemplares mensuales

www.tutazacafe.com ¡Alo Barcelona! TU TAZA CAFÉ llamó a Brenda Mau a España. Nuestra compatriota, segundo lugar en la última edición de Operación Triunfo, habló sobre su futuro y su próximo viaje al Perú. Pasado el concurso, ¿qué sientes que has aprendido? Después de haber vivido esta experiencia me queda claro que me quiero dedicar a la música, y me queda mucho por aprender. En los tres meses que estuve en carrera aprendí a do pararme en el escenario, a tener un poco más de cuidado Brend ólo con la música y confirmé que las cosas que uno quiere sólo a Mau se consiguen con trabajo y con mucho cariño. ¿Qué propuestas tienes luego de este segundo lugar? Mi primer proyecto es seguir formándome y hacerlo lo más rápido posible. Quiero seguir creciendo como artista y como cantante. Paralelo a esto quiero comenzar a perfilar un proyecto personal con mucha luz propia y con cosas innovadoras, para poder sorprender al público y sobre todo agradecerle por todo lo que han hecho por mí. Si tuvieras que elegir una canción para decir lo que sientes en este momento de tu vida, ¿qué canción elegirías? No sé si conoces una canción que se llama «La guardia nueva». Yo la canto desde que tenía 8 años y me la enseñó un amigo y cantante criollo. Esa canción dice algo así como: «Soy la nueva voz que le quiere cantar al Perú». Yo me identifico con esa canción. No porque me considere una gran artista, sino porque soy una persona que quiere mostrar su voz y salir adelante. Esa canción me define no sólo porque me identifico con ella sino porque la he cantado toda mi vida. ¿Cuándo vienes al Perú? Para agosto o septiembre, pero como estoy todavía ligada al programa no puedo decidir por mí misma. Tengo que planearlo bien. Pero será en esos meses. ¿Qué te ha enseñado la cultura española? Barcelona me ha enseñado a vivir, a disfrutar de la literatura y del arte. Ésta es una ciudad hermosa y cosmopolita. Su gente vive la integración y acepta la inmigración. Tiene tantas cosas buenas que no podría acabar de decirte todas las cosas buenas que me ha dado.

El chef recomienda El Club Empresarial: Este Jueves 13, 7:30pm, El Grupo Habano, cata de habanos Cohiba y Tequila José Cuervo. Informes: 2159000 anx. 1157 Teatro: Del 11 de julio al 15 de agosto, Esperando la carroza de Jacobo Langsner. Dirigida por Alberto Isola. De jueves a martes a las 8:00 pm. Domingos a las 7:00 pm. La Plaza ISIL en Larcomar. Música: Los Fabulosos Cadillacs tocarán este 28 de agosto en la Plaza de Acho, como parte de su gira «Satánico Pop World Tour 2008-2009». Entradas a la venta en Tu Entrada de Plaza Vea y Vivanda. Música: Sábado 22 de agosto, Lima Reggae Festival en el Centro Cultural Scencia de La Molina. Entradas en Tu Entrada de Plaza Vea y Vivanda.

? ¿Que hacer en Lima? Le pedimos a José Tsang, crítico de cine y colaborador de Caretas, que nos ayudara a elegir las cinco películas que no debemos perdernos del XIII Festival de Cine de Lima. Aquí su lista. Este festival ha buscado un balance entre llamar la atención del gran público y tener cierto rigor en la programación de las cintas para satisfacer a gente más especializada. En ese sentido, comenzaría la lista con una película de la cual tengo muy buenas referencias. Me refiero a Los Paranoicos, una cinta argentina que marcó el debut como director de Gabriel Medina. La historia gira en torno a un personaje que estudió cine y que se gana la vida organizando fiestas infantiles mientras escribe eternamente su primer guión. Su vida cambia cuando se cruza con un amigo que está triunfando en la televisión con una serie llamada Los Paranoicos. Pese a que es el típico tema del cine dentro del cine, engancha muy bien porque tiene esta cosa de frustración generacional. Para mí es un básico porque la historia es buena y transcurre en la Buenos Aires pop, con música indie rock de fondo. Otra cinta clave es Gigante, de Adrián Biniez. Una historia de amor virtual donde el protagonista es un empleado de seguridad muy tímido que se enamora de una empleada de limpieza a través de las cámaras de vigilancia. En la última edición del Festival de Cine de Berlín compitió con La teta asustada. Mientras esta última ganó el premio máximo, Gigante ganó tres premios: el Oso de Plata en la categoría Gran Premio del Jurado, el de Mejor Ópera Prima, y el galardón Alfred Bauer, «por innovaciones especiales». Pero creo que el verdadero plato fuerte de este festival es la retrospectiva de Alain Resnais, famoso por su película Hiroshima, mon amour, la cual recomiendo junto a Mélo, una cinta a la que Ricardo Bedoya califica de obra maestra. Finalmente, y para sumar cinco, hay varias cintas españolas que han sido programas a propósito del país invitado. De ésas, si no han visto Los amantes del círculo polar, véanla.

Brenda Mau: Mi primer proyecto es seguir formándome y hacerlo lo más rápido posible.

*En esta edición


Sale todos los Jueves

Semana del 6 al 12 de Agosto del 2009

¿Quién entiende a las mujeres? ¿Es cierto que las mujeres viven más que los hombres? ¿De verdad manejan peor? Éste y otros mitos son respondidos en el nuevo libro de Gustavo Rodríguez y Sandro Venturo: Ampay mujer! Lo mínimo que debemos saber sobre las peruanas de hoy. Un libro para entender a las mujeres escrito por hombres. A primera vista parece una paradoja, pero o Gustavo Rodríguez y Sandro Venturo, los autores, nos os dan una lección de claridad desde la primera página con n tres razones que los llevaron a investigar los cambios que se han producido en la sociedad peruana y que han tenido como protagonista a la mujer. Transformaciones que no sólo definen la vida de ellas sino también la de nosotros los hombres, pues, como dicen los autores, no se puede hablar de unas sin hablar de los otros, y viceversa. Dividido en seis capítulos, el libro pasa revista, a lo largo de sus 111 páginas, a los mitos que van desde cómo viven las mujeres su sexualidad, pasando por su maternidad y su condición de consumidoras, hasta su papel en nuestra historia. A continuación algunos datos extraídos de este libro, que lo sorprenderán. Talla promedio de la mujer peruana: 151,8 cm. Peso: 57,9 kg. Promedio de vida: 74 años (5 años más que los hombres). En el aspecto económico, el 32% de las mujeres son jefas de hogar. Otro dato sorprendente es que los hombres van a la peluquería más que las mujeres dentro del universo de jóvenes de 21 a 35 años según Ipsos Apoyo. Respecto al mito de que manejan peor que los hombres, las encuestas demuestran que es falso. El 90% de accidentes lo ocasionan los choferes masculinos. Éste y otros datos claves para entender a las peruanas están en este libro que se lee rápido, pero cuya información tomará un poco más de tiempo asimilar.

¿Qué prepararé? Daniel Gonzaga, barman del restaurante Danica, nos cuenta la historia de un trago inventado en honor de la chef Vanessa Siragusa y su pasión por la chicha morada. Voy a cumplir tres años trabajando en este restaurante de fusión italoperuana. Hace un tiempo la gerencia nos Dan pidió ampliar la carta de tragos, así que, junto a Mario iel G onz aga Sandoval —el otro barman del restaurante—, me puse a pensar en qué podíamos inventar. Luego de darle varias vueltas al asunto, partimos de una idea concreta. A la dueña y cheff de este lugar, lug Vanessa Siragusa, le encanta la chicha morada, ella muere por este refresco sco peruape no. Entonces, en honor a ella, se nos ocurrió inventar un trago basado sobre esta bebida. La idea era hacer algo que no tuviera un grado alcohólico muy alto y que fuera dulce, pues a muchas mujeres les gusta establecer una conversación larga mientras disfrutan de una copa. Así nació Morena dulce. Morena por la chicha morada y dulce por la leche condensada. Los ingredientes. 2 onzas de pisco quebranta (de preferencia Gran Cruz), 1 ½ onzas de esencia de chicha morada, ½ onza de lime juice, ½ onza de Cointreau y 1 onza de leche condensada. Preparación. En un vaso grande de vidrio, poner 5 cubos de hielo, luego la chicha morada, el pisco, el lime juice y el Cointreau. Mezclar con una cuchara de mango largo todos los ingredientes. Luego, agregar la mitad de leche condensada. Pasar todo a la coctelera y agitar por espacio de 20 segundos, retirar los cubos de hielo y verter el contenido en una copa de Martini, la cual debe estar fría. Decorar la copa con una fruta de la selva llamada carambola, que tiene forma de estrella, y finalmente echar ½ onza de leche condensada para darle un último toque y listo. ¡Salud! Si tienes una receta que quieras compartir, escríbenos a info@tutazacafe.com. Hasta una próxima edición.

Historias de café Paul Alonso llegó a Lima procedente de Texas para presentar su nuevo libro de cuentos Me persiguen (relatos de escape). Antes le pedimos un encargo del que no pudo escapar. Yo no puedo comenzar el día sin un par de tazas de café y cuando venía a la entrevista me acordé que el ángulo era hablar de una historia relacionada a estos lugares y entonces, no sé por qué, me acordé del loco Pichino. lonso Todo ocurrió cuando estudiaba literatura en la UniversiPaul A dad Católica y junto a dos amigos inseparables, Jerónimo Pimentel y Giancarlo Peña, comencé a irme de conversa. En esos años frecuentábamos el café de la Paz que está frente al parque de Miraflores, cuyo afrancesamiento nos resultaba convenientemente posero. Con aquel par de amigos nos quedábamos horas haciendo todo tipo de cosas que ahora podemos mirar con un poco de vergüenza. Como leer poemas y hablar con solemnidad de temas realmente etéreos de los cuales no teníamos la menor idea. Teníamos 18 años y nos quedábamos hasta que cerraba el café. Por allí a veces también caían nuestros amigos Santiago Alfaro y Omar García. Este grupo fue creciendo y conocíamos a mucha gente. Uno de ellos fue el loco Pichino, al que no sé porqué le decían así. Era un poco mayor que nosotros, alto y con un apellido inglés, que si mal recuerdo podía ser el del rey de Inglaterra si se morían unas 250 personas de la realeza inglesa. Bueno, al menos eso era lo que decían. Pichino era un excéntrico y definitivamente estaba loco, pero era un loco bacán. Como ya lo conocíamos, nunca le dejábamos pedir nada, porque sabíamos que no iba a pagar. Una noche en que no fuimos ninguno de los tres al café, nos cuentan que se puso a invitar a diestra y siniestra. Cuando la reunión estaba de lo más animada, el loco Pichino se levantó y como quien se va al baño avanzó hasta la salida y se fue corriendo a su casa. ¿Qué habrá sido de la vida del loco Pichino? ¿Dónde se habrá metido? Esa última pregunta fue la que se hicieron todos a los que les tocó pagar la cuenta esa noche con odio, dolor y angustia.

Edición: Daniel Flores Bueno


TTC Ed. 13