Page 1

Ejemplar Gratuito

Versión cafés y restaurantes

10

www.tutazacafe.com ¿Quien entiende a las mujeres? A poco de iniciarse la Feria del Libro, Frieda Holler, una de las autoras más queridas de la editorial Planeta, cuenta que está escribiendo su primera novela, y en plena entrevista recuerda a su suegra, una mujer de la que aprendió casi todo lo que sabe de etiqueta. La zarina de la etiqueta en el Perú es una máquina de e escribir. Ha publicado hasta la fecha nada menos que ue cuatro libros, además tiene uno listo sobre etiqueta para ara hombres, que lanzará en el 2010, y actualmente está tá escribiendo dos más: uno sobre ángeles y, por primera vez en su vida, una novela. Estamos en su oficina y esta señora descendiente de italianos y alemanes, educada en un colegio inglés, cuenta que la trama de su nuevo proyecto editorial se le ocurrió un día que estaba descansando en Máncora. «Es la historia de dos amigos de la infancia que en un momento dado se separan y luego de muchos años se vuelven a encontrar. Uno de ellos es exitoso y al otro le fue mal en la vida. El primero irá en rescate del segundo, y de paso lo introducirá en el mundo de la etiqueta», cuenta Frieda. Pero ¿en dónde aprendió esta mujer emprendedora todo lo que sabe sobre etiqueta? La directora del instituto que lleva su nombre cuenta que nació en el seno de una familia de italianos. «Mi abuela se sentaba en la mesa y decidía cuánta cantidad de tallarines comía cada uno, acompañada con su copa de vino. Como buenos italianos eran muy campechanos. Mi padre alemán aceptó esa forma de ser de la familia de mi mamá. Yo estuve relacionada a eso, pero estudié en un colegio inglés, el San Silvestre, en donde las normas británicas y una educación maravillosa me dieron otro estilo. Luego me enamoré y me casé con el padre de mis hijos, que era hijo de los embajadores del Perú en Inglaterra. Gracias a él tuve una suegra maravillosa que se codeaba con la reina. Le debo mucho a ella porque fue la que me enseñó casi todo lo que sé sobre etiqueta», dice Frieda, para luego agregar que nunca se imaginó convertirse en maestra de etiqueta y que a veces la vida te pone en los lugares más insospechados.

El chef recomienda El Club Empresarial: El miércoles 22 de julio a las 7:00 pm se realizará la exposición «Templos Coloniales del Valle del Colca», con Luis Enrique Tord. Telf. 215-9000, anexo 1152. Fotografía: El 22 de Julio en el Bar Coco de Mer, ubicado en Av. Grau 400 Miraflores, se llevará a cabo una exposición venta de fotografía. Los ingresos serán donados para ayudar a las poblaciones del sur del país. Inf. 999-434281. Primer mundial de Impro: Del 16 al 26 de julio, en el teatro Julieta, el Auditorio del ICPNA de Miraflores y el Satchmo Café Concert. Venta de entradas en Teleticket.

¿Que hacer en Lima? ? Paintball: un juego de acción con más de 30 años de existencia que ayuda a pensar en equipo y a divertirse con los hijos. Según Wikipedia, este deporte tiene sus orígenes en 1976, cuando un corredor de bolsa y un escritor, ambos amigos de una zona cercana a New Hampshire, bautizaron este juego con el nombre de Supervivencia. El objetivo es arrebatarle la bandera al contrincante. En el Perú, el paintball llegó hace 14 años. En ese entonces, César Ojeda, gerente general de Perupaintball.pe, no se imaginaba lo divertido que podía ser hasta que, en un viaje, un amigo lo invitó a jugar una partida en Miami, Florida. «Cuando regresé al Perú busqué a mi socio Jaime Farah y pusimos el negocio», cuenta César. Hoy, el paintball lo juegan niños, adultos, hombres y mujeres. El campo de paintball se encuentra dentro de la Universidad Agraria de la Molina. «Allí se pueden organizar cumpleaños para niños con sandwichitos, bebidas y torta y dos equipos que se enfrentan en una guerra sin cuartel», cuenta uno de los invitados. «Nunca olvidaré cómo uno de los amigos del niño del santo me disparó una bolita de pintura por la espalda. Se metió debajo del chaleco protector y me dolió como no te imaginas, pero fue una experiencia muy segura, divertida y con mucha adrenalina», termina de contar. Muchas empresas, desde bancos hasta laboratorios, juegan paintball. La razón: es una actividad que te enseña a trabajar en equipo, desarrollar liderazgo, mejorar tus habilidades de comunicación y tu capacidad para solucionar problemas bajo presión, todo mientras te diviertes y juegas.

Cuando murió Michael estábamos consternados en el bar. Así nació el Jackson Memorial.

*En esta edición


Semana del 16 al 22 de Julio del 2009

Sale todos los Jueves

Lo que todo ejecutivo

debe saber acerca de...

Cristina Quiñones, máster en Administración Estratégica de Empresas (MBA) de la Universidad Católica y gerente de Consumer Insights EIRL, habló con Tu Taza Café sobre los insights: aspectos ocultos de la mente del consumidor con aplicación comercial. Se conoce como insight a toda relación que el consumiidor establece con un producto o servicio y que nos habla la de sus creencias, emociones y sentimientos más profundos al respecto. Es una verdad que pertenece a la esfera del inconsciente y que por lo tanto requiere de mucho trabajo para identificarlo y aprovecharlo comercialmente. En ese sentido, el insight no puede ser solamente un psicoanálisis del consumidor, sino que tiene que ser la base de una propuesta de innovación o creación de un nuevo servicio o producto. En el Perú, los publicistas hablan de insights cuando tienen que crear una campaña. Sin embargo, como parte de una cultura organizacional, el tema del insight es relativamente nuevo. Comenzó cuando las multinacionales trajeron una filosofía centrada en el consumidor, cuando empresas como Kraft, Procter & Gamble, Unilever o Nestlé comenzaron a tener sus áreas de consumer insights paralelas a las áreas de márketing e investigación. En la actualidad, los insighters se definen como investigadores. Un insighter es un asesor con una especialidad en psicología o antropología que, a través de técnicas etnográficas y proyectivas, ayuda a identificar las creencias más profundas que tiene un consumidor sobre un producto. Un ejemplo de esto se dio cuando trabajaba en el área de consumer insights de Kraft ¿Qué hicimos allí? Pues bastante trabajo etnográfico: fuimos a los hogares de los consumidores de bajos ingresos, conocimos a sus familias y convivimos durante una semana con ellos para encontrar en ese tiempo demandas latentes que convertimos en un producto innovador. Así nació la idea de lanzar una gelatina bebible. Me saco el sombrero por ese trabajo, porque demuestra claramente como en una compañía tanto el consumer insight, como el área de marketing, ventas y la gerencia general pueden trabajar alineados.

¿Qué prepararé? Eduardo Gonzales, barman de Terra Media Café Bar Cultural, nos regala una receta de su última creación, el «Jackson Memorial», un trago en honor al Rey del Pop. Cuando murió Michael Jackson todos estábamos consternados en el bar; entonces, junto con Luis La Madrid —otro barman—, me puse a pensar en un trago con el cual pudiéramos rendirle un tributo al cantante de «Beat It». Así nació el Jackson Memorial. Cuando creas un trago debes buscar cualidades. En este caso, tenía que ser vistoso como Michael Jackson, por eso elegimos trabajar con la copa Martini. En cuanto a la elección de los licores, era claro que ten tenían iento y lo que ser negros y blancos. Lo primero, porque el negro fue su color de nacimiento, segundo, porque el cantante terminó blanco. En cuanto a la decoración, se nos ocurrió simular una corona, por eso rayamos chocolate que pusimos en el borde de la copa. Manos a la obra. Ingredientes: 1 onza de pisco, 1 cuchara de crema de coco, 1 onza de Amaretto y 1 onza de licor de café, cubos de hielo y una copa de Martini de 8 onzas. Preparación: licúas 2 onzas de pisco con una cucharada de crema de coco. Luego enfrías la mezcla pasándola a una coctelera que agitas con tres cubos de hielo dentro. Haces lo mismo con la mezcla del Amaretto y el licor de café, cuidando que no se derrita el hielo y luego retirándolo. Posteriormente, decoras los bordes de la copa con el chocolate rayado y viertes en la copa la combinación de Amaretto con café de licor y luego la capa de pisco con crema de coco. El resultado es un trago bicolor, como Michael, y con la fuerza del pisco para recordarlo en este invierno. Si tienes una receta que quieras compartir, escríbenos a info@tutazacafe.com. Salud y hasta una próxima edición.

Historias de café A casi todos nos ha ocurrido algo inolvidable en un café: conocer al amor de nuestra vida, enterarnos de una mala noticia o ser testigos de un hecho sorprendente. Tu Taza Café invitó a sus lectores a compartir sus historias. Luis Yago envió este texto dedicado a Mavi. No me esperaba ese final. Había entrado a un café que quedaba a dos cuadras del cine. Faltaban dos horas para que empezara la película y decidí hacer tiempo en una mesa con un cappuccino y mi laptop. Eso ocurrió hace dos años, un frío día de agosto. La película que estaba porr ver era argentina y concursaba en un Festival de Cine que organiza todos los años la Universidad Católica. Días antes, le había dicho a ella que siempre iba a ese festival y se interesó. Me dijo que también iría y me faltó valor para decirle que vaya conmigo. En el fondo esperaba que todo resultara más casual, que ella misma me sugiriera ir juntos. Pero eso no pasó. Estaba sentado cerca de la puerta en una mesa para dos, pero en la silla en donde debía estar sentada ella solo descansaban diarios viejos. Escribí en mi laptop un intento fallido de cuento con la frase inicial: “No me esperaba ese final”, sin saber a dónde me podía conducir esas palabras. Hay un momento en la escritura en que todo parece fluir naturalmente. No se puede predecir si pasa al principio o al final. Simplemente pasa y uno cree que está poseído. Es como la vida o como cuando empiezas a andar en bicicleta. Primero pedaleas con temor, luego avanzas con confianza y al final fluyes movido por la inercia del impulso. Así estaba yo, pedaleando a toda velocidad sin temor a caerme. Escribía las ideas como si fuera a olvidarlas en segundos. Juro que ya no escuchaba ni la música del lugar, ni las conversaciones de la gente, ni lo autos que pasaban a pocos metros. Fue entonces cuando algo me arrancó de mis pensamientos e hizo rebobinar mis ideas como una cinta de video. “Hola”, dijo ella y me tomó del brazo. Fue solo un segundo pero fue suficiente. No lo podía creer. Ella se reía de mí y de lo distraído que estaba. “¿Qué haces aquí?”, pregunté de la manera más torpe. Mi cara debió haberme delatado. “Vine a ver la película argentina del festival y cuando vi este café pensé que estarías aquí”, me respondió. Me quedé mudo. De todas las funciones del festival, de todos los cines de la ciudad, de todos los cafés frente a un cine, ella pensó que estaría aquí y no se equivocó. Una semana después me declaré. El próximo mes cumpliremos dos años juntos. Hay un momento en la escritura y en la vida en la que todo parece coincidir naturalmente y yo no me esperaba este comienzo.

Edición: Daniel Flores Bueno


TTC Ed. 10  

Edicion numero 10 de Tu Taza Café, boletin gratuito que se distribuye en mas de 100 cafes y restaurantes de Lima

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you