Issuu on Google+

DESARROLLO TURISTICO SOSTENIBLE

mayo 31

2014

Concepto, principios y ejes turismo sustentable María Rosa de Muñoz


El modelo de turismo sostenible

Los 3 pilares del turismo sostenible. Este modelo entra al plano turístico como una alternativa para contrarrestar de cierto modo los efectos deteriorantes del turismo masivo, predominante a nivel global. El modelo de turismo sustentable ha ido adquiriendo mayor importancia con el paso del tiempo, esto debido a la creciente preocupación a nivel mundial por generar un desarrollo sustentable que permita a las futuras generaciones el disfrute de recursos similares a los que actualmente aprovechamos.10 El mundo actual se rige mayoritariamente por un sistema capitalista globalizado. El turismo como una de las mayores industrias a nivel mundial forma parte de este sistema,11 y es por eso que la mayoría de las nuevas modalidades propuestas para el turismo van enfocadas al desarrollo económicamente sustentable. Como ejemplo podemos tomar a Hassan,12 quien propone el modelo de turismo sustentable como una forma de aumentar la competitividad de los destinos en el mercado. En general, el modelo de turismo sustentable conlleva la coordinación de los tres pilares de la sustentabilidad (economía, ecosistema y sociedad), la creciente “sensibilización” del turista en aspectos ecológicos y sociales, y el mayor empoderamiento de la actividad por parte de las sociedades receptoras.13 Los tipos de turismo mayormente referenciados como sustentables son: el ecoturismo, el turismo solidario y el turismo comunitario.14 Sin embargo, cabe recalcar que la sustentabilidad se puede aplicar en distintos niveles para diferentes tipos de turismo. Por otro lado, el éxito del término ecoturismo, y tal vez como consecuencia de que parece hacer mayor hincapié en la sostenibilidad de tipo medioambiental que en otros, ha fomentado que los operadores turísticos lo utilicen para definir formas de turismo cuya naturaleza es poco o nada sostenible. Un ejemplo lo ofrece el volcán Mombacho, en Nicaragua. En lo que hace pocos años eran tierras de una cooperativa campesina, nacida en tiempos de la Revolución Sandinista, una empresa privada ha instalado un exitoso servicio de canopy tour. Se trata de un paseo por las copas de los árboles, deslizándose en tirolinas, que permite admirar el paisaje desde una perspectiva poco habitual. El problema es que los campesinos, antiguos propietarios de aquellas tierras, se vieron obligados a malvenderlas, ahogados por la falta de créditos y apoyo a la economía campesina, y acabaron desplazados de sus antiguas propiedades. En la gestión del servicio turístico estos campesinos únicamente participan, en el mejor de los casos, como empleados, sin


participar realmente en los sustanciales beneficios económicos generados por esta actividad. Un mismo modelo de turismo no tiene efectos similares sobre sociedades diferentes. Su impacto varía dependiendo el contexto de la sociedad anfitriona, así como sus características endógenas sociales, políticas y económicas. En la Isla de Taquile, situada en el Lago Titicaca, desde la década de 1970 se desarrolla un modelo de turismo que combina la iniciativa privada con la gestión comunal de manera exitosa y sostenible. Sin embargo, el intento de aplicación de ese modelo por parte de otras comunidades vecinas, con condiciones sociales y demográficas diferentes, se convirtió en fuente de conflictos. Se puede decir que no existe un modelo de turismo sostenible aplicable universalmente ya que, como queda dicho, el impacto del turismo varía dependiendo de las características de la sociedad anfitriona y de su contexto. En cambio, sí hay modelos de desarrollo turístico que, sean cuales sean las características sociales, económicas y medioambientales de la zona de destino, siempre son insostenibles: el turismo masificado, el turismo sexual, turismos a pequeña escala controlados por agentes foráneos, entre otros. Las tendencias del turismo sustentable o sostenible pueden resumirse en los siguientes temas: Preferencia por viajes con el menor impacto ambiental, elegir los destinos en base a sus atractivos naturales promoviendo su conservación, preferencia por hoteles que cuenten con certificaciones ambientales, interés sobresaliente en la cultura y la sociedad del lugar que se visita y disposición de pagar un precio elevado si éste constituye un mayor beneficio para la comunidad local.

Principios Ante esta situación, el turismo responsable no aparece como un tipo o modelo de turismo específico, sino como un movimiento: 

que busca establecer modelos de desarrollo turístico sostenibles y específicos para cada zona de destino, para lo que se han de tener en cuenta sus variables sociales, económicas y medioambientales;

que denuncia los impactos negativos que el turismo conlleva o puede conllevar en las sociedades anfitrionas, así como la imagen distorsionada que los visitantes pueden hacerse de la realidad que han ido a conocer;


que valora y reclama la responsabilidad de turistas, tour-operadores, anfitriones e instituciones públicas a la hora de favorecer modelos turísticos sostenibles.15

Desde esta forma de entender el turismo responsable, el problema no consiste, solamente, en considerar que el turismo pueda ser un motor de desarrollo al que hay que ponerle algunos mecanismos correctores ante los riesgos que entraña. Para Jordi Gascón, miembro de la Xarxa de Consum Solidari, se trata de una cuestión de perspectiva previa: el turismo, como cualquier otro nuevo recurso que genera beneficios, se convierte en un espacio de confrontación social. Un recurso en el que los distintos sectores sociales implicados no necesariamente tienen los mismos intereses, sino que muchas veces, al contrario, tienen posiciones claramente opuestas. De esta forma, a pesar de que el turismo internacional en los países del Sur generalmente supone un aumento de los problemas para la mayor parte de la población, también puede implicar un potencial de desarrollo de sectores marginados de esas mismas zonas. Existe, además, un sistema de indicadores de sustentabilidad para el turismo, el cual se compone de cuatro grandes temas: -Medio ambiente -Entorno Socio económico -Turismo -Desarrollo urbano Una vez aplicado dicho sistema, es posible obtener un diagnóstico para realizar una correcta planeación que permita tomar acciones adecuadas para desarrollar el turismo en condiciones sustentables. Principios básicos de sostenibilidad Toda actividad turística que realmente pretenda definirse como sostenible debe considerar los siguientes aspectos: 

Uso adecuado de los recursos naturales

Respeto por la diversidad Socio-Cultural

Asegurar prácticas empresariales adecuadas

Farrell, B. H. y Twining-Ward, L. (2004) coinciden que para lograr una transición hacia un turismo sostenible es necesario que las personas involucradas en esta temática comprendan que los sistemas sociales y


naturales bajo los cuales se desenvuelve la actividad turística no son lineales, sino complejos y fuertemente integrados. Para lograrlo es deseable realizar una aproximación transdisciplinar o por lo menos interdisciplinar. ¿Por qué es necesario tener en cuenta la sostenibilidad en el turismo? Según algunos investigadores, los pilares que sostienen esta actividad son el entorno (natural, histórico, artístico, social...) y el factor humano, ambos interdependientes. La explotación turística está provocando la destrucción del hábitat de patrimonio social, económico, natural y cultural. Por ello se trabaja en este sentido a nivel mundial con el fin de encontrar un equilibrio entre la explotación turística, el factor humano y nuestro entorno. Para alcanzar todo esto es necesario tener en cuenta los derechos que nos definen como personas por una parte, y por la otra, las obligaciones que tenemos como habitantes de la Tierra. Así, diferentes organizaciones gubernamentales como la UNESCO o la ONU tienen en cuenta los factores del ecoturismo, incluyéndolos entres sus políticas de sostenibilidad. Existiendo además la Carta de turismo sostenible de 1995. Los ejes del turismo sostenible Todo turismo que busca ser sostenible debe de basarse en estos ejes: Eje ambiental Busca el respeto a los ecosistemas e implica la compatibilidad entre las actividades sociales y económicas, así como la preservación de la biodiversidad. Señala la necesidad de modificar las pautas de consumo para: 

Revertir el deterioro ambiental y mantener la base material del desarrollo.

Impulsar una mejor comprensión de la importancia de la diversidad de los ecosistemas.

Aplicar medidas localmente adaptadas a problemas ambientales.

Mejorar el monitoreo del impacto ambiental producido por las actividades productivas.

Respetar las pautas socioculturales propias, sobre todo, de los pueblos indígenas.

Asumir un enfoque de género en el desarrollo de los proyectos. Eje social Establece que deben satisfacerse las necesidades de la sociedad como educación, salud, alimentación, vestido, vivienda, servicios públicos, seguridad y trabajo. Valores sustentables para una ética global El concepto de desarrollo sustentable requiere como condición, darle una gran importancia a las dimensiones asociadas a la calidad de vida, tales como el acceso a la


educación, empleo, salud, seguridad social, vivienda en espacios libres de riesgos con servicios, infraestructura y equipamiento. Así como a valores como: 

Justicia social.

Equidad económica y de género.

Igualdad racial, étnica y religiosa.

Libertad política e ideológica.

Democracia.

Seguridad.

Respeto a los derechos humanos.

Calidad del ambiente.

Eje económico Tomar, como medida del bienestar, la cantidad de bienes materiales y servicios útiles producidos por un país, dividido entre el número de sus habitantes (lo que se conoce con el nombre de PIB per cápita) o alguna medida directamente relacionada con ésta. Gobierno y ciudadanía ante el turismo sostenible El turismo tiene evidentes connotaciones sociales, sicológicas y culturales, tanto para los turistas como para los pueblos y comunidades que los acogen, así que estos aspectos deben ser tomados en cuenta a la hora de planificar el desarrollo de un destino turístico, y se deben administrar y controlar adecuadamente. Es posible encontrar muchos ejemplos de evolución de destinos turísticos, con dinámicas muy variadas que muestran cuán compleja puede ser la relación entre turistas y residentes y sus consecuencias para el destino. Es, considerando esta situación, que debe hacerse una buena planificación para promover un turismo sustentable y, por lo tanto, es necesario hacer estudios de análisis económico, social y ambiental, integrados con miras al desarrollo turístico y también con miras a insertar un dinamismo sostenible con la vida tradicional y los factores ambientales de la localidad. Ante esto puede decirse que la clave de un turismo sostenible es negociar con eficacia el acercamiento cultural y natural que se hará con el objeto de tener ventajas que contribuyan al bienestar social y a aumentar el interés de los visitantes. 16 Los principios que la sustentabilidad maneja y el aprovechamiento ambiental se vinculan directamente con la actividad turística, así se produce una interacción de los actores de la sociedad y otros sistemas complejos como los ecosistemas, que pueden impulsar un desarrollo en las comunidades locales a


partir de la puesta en marcha de un turismo armónico, vinculando elementos como educación, cultura, organización económica y el desarrollo urbano, entre otros, que permita la participación de los diversos actores de la comunidad. 17 Es ante esta compleja particularización de la aplicación de la sustentabilidad a las planificaciones locales, que la OMT, en su función de servir de consultoría y de asistencia técnica para políticas, directrices de desarrollo, técnicas de gestión e instrumentos de medición, al servicio de gobiernos nacionales y a la industria del turismo, ha incorporado los principios de sostenibilidad en sus procesos y tomas de decisiones. Así el PNUMA ha iniciado un programa destinado a integrar la sostenibilidad medioambiental para la toma de decisiones en la industria turística. Es importante mencionar que el turismo sostenible no es una forma distinta o especial de turismo, sino que, de hecho, todas las formas de turismo deberían tender a ser más sostenibles; su posición puede ayudar a beneficiar a las comunidades locales económica y socialmente, pero que a la vez sea un apoyo para la conservación del entorno 18 El ejemplo de España El Gobierno de España parece que está apostando por un turismo sostenible donde no sólo se obtenga beneficio económico sino que, ante todo, se cuide el medio. Esta preocupación ha quedado reflejada en la noticia de Europa Press de la sección de economía, publicada el 24 de marzo de 2010, que informa sobre los 50 proyectos innovadores en turismo que recibieron 2 millones en ayudas a las AEI en 2009. En el subtítulo se podía leer: En total se presentaron 123 solicitudes, siendo Andalucía, Comunidad Valenciana y Castilla y León las más activas. Y es que está demostrado que el turismo sostenible, de naturaleza, además de preservar el medio natural, de cuidar la flora y la fauna nacional e internacional, reporta dinero, cubriendo de este modo ambos intereses. Poco a poco se está luchando por políticas medioambientales pero aún no se ha llegado a la meta. 1. Gruntland, G.H. (1987). Our Common Future. Oxford University Press, Oxford, UK. 2. Castillo Néchar M. y Vargas Martínez, Elba Esther (2007). Breve recuento de la modernización de la política Mexicana. Teoria y Praxis No. 3 Pp. 9-34 3. Hassan, Salah (2000). Determinants of Market Competitiveness in an Environmentally Sustainable Tourism Industry. The journal of travel research. DOI: 10.1177/004728750003800305


4. Barbini B., Cruz G., Roldán N. y Cacciutto, M. (2012) Modelos de desarrollo e implicancias en el turismo: un análisis histórico. Taller Internacional Historia y Turismo, 1, 15-16 marzo 2012, Mar del Plata. 5. Barbini B., Cruz G., Roldán N. y Cacciutto, M. (2012) Modelos de desarrollo e implicancias en el turismo: un análisis histórico. Taller Internacional Historia y Turismo, 1, 15-16 marzo 2012, Mar del Plata. 6. Gascón, J. y Cañada, Ernest: Viajar a todo tren: Turismo, desarrollo y sostenibilidad, Editorial Icaria, Barcelona, 2005. 7. London, Silvia; Brida, Juan Gabriel y Sánchez Carrera, Edgar J. Demanda por servicios turísticos: análisis de su evolución en un modelo autoorganizado. Estud. Econ. (on line). 2007, vol 24, n. 48 (cited 201211-11), Pp. 39-56. Avaliable from http://bibliotecadigital.uns.edu.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S042 5-368X2007000100003&lng=en&nrm=iso>. ISSN 0425-368X› 8. Serrano-Barquín, R. (2006) “Turismo armónico y planeación integrativa participante, hacia el 9. Anónimo, 2006. Por un turismo más sostenible. Guía para responsables políticos. PNUMA, OMT Bibliografía 

Farrell, B. H. y Twining-Ward, L.: Reconceptualizing Tourism, Annals of tourism research, Vol. 31, Num. 2, PP. 274-295, 2004. [1]

Gascón, J. y Cañada, Ernest: Viajar a todo tren: Turismo, desarrollo y sostenibilidad, Editorial Icaria, Barcelona, 2005.

Guías temáticas de Canal Solidario (licencia copyleft).

Sancho, A. (2009). Introducción al turismo, Organización Mundial del Turismo, España.

Maldonado, C. (2006) Turismo y comunidades indígenas: Impactos, pautas para autoevaluación y códigos de conducta. Serie Red de Turismo Sostenible Comunitario para América Latina (REDTURS.

Berroterán, M., González, Y. (2010) Valoración económica del paisaje para la gestión sostenible del área de playa puerto viejo, municipio Gómez, estado nueva Esparta. Venezuela. Gestión Tur, N° 13, Jun. 2010, 63-91 DOI:10.4206/gest.tur.2010.n13-03


SUSTAINABLE TOURISM, 2009, Training the Trainers Programme, UNESCO Regional Bureau of Science, and Culture in Europe (BRESCE), pp.33-43.

Anónimo.(Documento Web) 2012 http://www.profepa.gob.mx/innovaportal/v/430/1/mx/impacto_de_desarro llos_turisticos.html


Desarrollo sostenible