Issuu on Google+

L i \I.: \ ! 1- ' i: . ÚS T I . \IB R E S \ S O C IED AD

Mnos y LEyEI{DAS

UN nrno MTECA el dios principalde los azie:: Quetzalcóatl. que vivíanen el cenro de México.reníal: forma de una serpienteempiumada.Tras creara los humanosy darlesel conocrmier se alejó navegandosob¡euna balsade serpientes.Los aztecascreÍanque su rEgresa señalaría el fin del mundo.

DgsneELpzuNclpro DELos rIEMposlas personashan inventadohistoriasparaexplicarse el mundo.Los mitos ayudana explicarcosascomola creacióny la razónde quetcidosmuramos,ademásde fenómenos naturales comoel clima.Las leyendassonmuy similaresa los mitos,peropuedenestarbasadaien acontecimientos reales.

L.qntos¡ DELATrERM

VENUS Estañgurade arcillaausriaca representa a la Venusde Willendorf.fechadaen el 25.000 a. de C. Su formaobesa rcpresenra la fenilidadde la diosa,

Durantemilesde añosseadora¡on imásenes de la diosade la tiena,o <G¡anMugl:",.l distintaspartesdelmundo.En su calidadde <madre delmundo>secreíaqueestadiosa dabavidaa lasplantas,rosanimales y ios humanos. Dadoquela fertilidadgarantiza er fururode la humanidad, lasdiosasde la tiena slempre handesempeñado un papel rmportante en la mitología.

Mnos DELACREACIÓN Las historiasque Fatande resolverel misteriodel comienzodel mundorecibenel nombrede mirosde la creación. IZANAGIE IZANAT{I Losjaponeses creíanquela denahabÍasidouna masainforme.Undiosy unadiosa.izanagie lz¿¡aml.revolvteron esamasaconunalargalanzay, pocoa poco.ia mezclafuehaciéndose másdensa hasucaerdela lanzaparaforma¡unaisla.El diosv ia diosasecasaron hijos.qu. u ,u u., s. ),tuvieron convlnteron eniasochoislasdeJaxín.

Esto.náscaro. qucrepresento al dioseuet:atcóatl eslahechqc.onun mosaicode turquesas.

Er n¡y Anruno Existeunafamosaleyendaanúrica quecuenucómola óamadelLa_eo le entregóEr-caliáar, la espada mágica, al re¡,4nuro.Onaversión explica qu. io .oronu,onrey r¡asananca¡ta espada de unapiedá.il.;;q;. Anuropudo,.i un ,.y o caudiiro au¡éntico de la GranÉretaña enel siglov. Anilro obsena cónto la espada Excalibur srrrgr dcl lago.

EL CUERVO Hayunmirodelosindios

noneamencanos quecuentaqus un cuervovolabasobreel a-suaiin encon¡rar ningúnsinodondeposane. tsntoncesar¡o1ópiedreciasp¡ra c¡ear lslasy luegoc¡eó los ¿í¡boles. En los bosquesvivían los animalesy en el mar los peces.Cua¡do el cuervohizo al primerhombre¡, a la pnmera muJefcon maderay arcilla.el mundoesruvopor fin

EL HUEVO DEL MT]NDO En la mitologíaegipcia.la vida comenzóen el asua. de dondesurgióla pnmeradena, un mondculo primigenio.<La Gran Caca¡eadora,.una granave. se posóen esarierr¿v pusoel huevodel irundo. que fue el origende la vida.

MnorocÍeEcpcrn

Losdiosesegipciossolíantener cuerpohumanoy cabeza de animalo pájaropararepresenmr supoder. Nomb¡e Ra(Amón-Ra)

Fome Diosuniversal, adopta muchastormas

Anubis

Checalo pero

Apis

Toro

Bastet

Galo

Hator,o Hathor

Vaca

lsrs

Mujerconun tronosobre la cabeza

Khep¡,o Kheper

Escarabajo

Mut

Burtre

Nut

Muierconun cuerpo aErgado, o vaca

Osiris

Hombre momiticado

Set

Animalfantástico

Sebek. o Sobek

Comdrilo

Tefnul

Leona

Thot,o Tot

lbiso babuino

ArruuupsMÍTrcos En la mitologíahay algunascria¡uras 'atenadoras que quizáse crearanpara representar el mal. Algunasparecen mitad humanas,mirad a¡imales; otrasadopun formas que cambian lrD¡emente. DEMONIOS Losdemoruos o espírirus malignos suelen aparecer comoseres grotescos querondan loscementenos v nos obhgan a cometer actosviolentos. En las distintas reiigiones rienendivenas formas. a veces conpezuñas hendidas. cuemos y unlargombo.

MONSTRUOS Estafigurarepresenta a una un monstruo _gorgona. femeninode ia mirología gnegaque teníaserpienres en iuga¡de cabellos. Medusaes la más famosade las res gorgonas.Tras ser decapinda por el héroePerseo.su cabezasrguiórenlendoei poderde conveniren oied¡a a oulenla mtrase.

LucnngssAGRADos Monte Shasta,Califomia.Es un lugarsagndoindioen e que se sienreel poderdel Espírirude ia Tierr¿. GlastonburrTor. Ilglatena.Es unode los lusaresdono: se guu.dóel San¡oGnal. la copadi la que ¡e,di91Oue bebióCnsroen i¡ UlrimaCena. Uluru, Ausn-¿lia. Es un lugar especralparaios aborígenes. Hay prntuns en refugios rocososque muestranios viajes de los ancesnos que le dieronforma. Cabo Reinga.Nueva Uluru(AtersRo Zeianda.Es ei lugaren el quelos esp¡nrus 0e los muenospanenhaciaHawaiki.unadern lejanade los inicrosmísdcosde polinesia.

Mnorocracnr¡,cey RoMANA

Losgriegos teníandocedioses principales quese ocupabar dedistintos aspectos dela vida.Losromanos adoptaron después a granpartede losdiosesgriegos, aunque diíndoles nombres nuevos. Griego

Romano

Zeus

Júpiler

Rey de los dioses.djos del trueno

Fera

Juno

Reinade losdioses,prolectora de la mujer

Afrodita

venus

D¡osa de la belleza y delamor

Papel

Aporo

Apolo

D¡osdel soly de ta profecia

Ares

Marte

Dios de la guera

Artem¡sa

Diana

Diosade Ia cáza,prolectora de los y losniños anrmales

Atenea

Minerua

Diosa de la sabiduríay cje la ouena

Deméter

Ceres

Diosade la fenilidad.de la frute

Heiesto

vulcano

Diosdei fuego

Hennes

Mercun0

Diosmensalero y oe tosvraJeros

Hestia Posetdón

Diosaoelhogary oe suiuego Ne0tuno

Dlosdeimar


L

E,T-orucnru DEL HOMBRE EN LTS Tk{DI CIONES F.ELIGIOSAS No existia ei ser, tampoco existía el no-ser en ese tiempo. No había ni espa.cioni firmamento en el mís allá. ¿Qué es io que se movía? ¿Dónde y baio la guardia de quién? ¿Existía el igua protund4 el agr-rasin fondo? En ese tiempo, tampoco existía la muefre ni la no-muerte, ningún stgno que diferenciara el día de la noche. El Uno respiraba sin aliento, mudo de sí mismo: ninguna otra cosa existia en el más ¿11¿i. En el ongen, las tinieblas cubrían las tinieblas, todo lo que ahora se lre no era más que ola indefinida. [...] ¿Qüén sabe, en verdarl, quién pudo'¿nuncia¡lo aquí: de dónde ha s¿liclo, de dónde viene esta creación ? I¡s dioses es¡án más acá de este a.cto creador. ¿quién sabe de dónrle em'¿na?Esta creación, de dónr1e em:ur4 si ha sido fab¡icacla o no --ei que vela sobre ella en lo más alto del cielo lo sabe sin duda- [...] o acaso no lo supiera.

Adrarva-Vecl'.rX 129(Trad. L. Renou, Inclio VeclicLro)

He aquí lo que yo te pido, respóndeme, oh Ahoura: ¿Quién es el primer Padre del <orde.n rlel Universo::? ¿Qtúén ha creado el c'amino de las estrell'x y del sol? ¿Por quién LTecey decrece la lun¿? ¿Quién ha Ejado la tierr4 y el cielo, para que no caiganl ¿Quién ha clado ia rapitiez ¿rlos vientos que soplan? ¿Qué artesario ha cre¿do la luz y las tiniebl'¿s? ¿Qué 'artesano ha cre¿do el sueñc'¡y la vigilia? ¿De quién viene la nrañana. el mediodía y la noche que indican al inteligente su labor? [..] He aquí l'a"spre.guntas que te h'ago, oh Maztla, Creador rle tod¡s las cos'¿spor el Espíritu Santo.

Gáthás,Yasna44 . 3 ss. (Irad. M. Molé) (Irán Mazdeen,principios del primer milenio a.C)

Dios (Amma pzu:r los Dogones) creó el univec¡o a pardr de algo infinit¿mente pequeño, u especie de átomo inicial mateúalizadr¡ ¿ctualmente por el m'is pequeño de los granos de cere'ales,el tonio. Este <grano del mundo>¡ congenia en potenclr ios c¡-ratroeiementos (tuego, tierr4'agua y aire).

Mito de la creación de los Dogones (N{ali, Africa)

Al principio existí¿ el caos, a partir del cual el espíritLr límpido se separó par'.r h'.rcersecielo, mienras que lil' tierra se Fo¡mó con el espíritu turbio. Cuando esta tierr¿ torlar'ía flotaba en la superficie clel agu4 tres r'lioses brof¿ron. Estos dioses, solteros, er¿vl el dios tle la etemidad, el dios de la plenitud del agua y el dios del marrillo simbolizando la-sherramientas. A continuación se fomraron seis dioses que represeataban respectivamente la arcillq la arena, la vivienda, la riquezg la belleza y Ia nz6n. Al final apareció una pareia de dioses. Izanagui e lzanami. El dios del cielo les pidió que solidificaran la tiernr- Entonces, tomaron una ¿labarda y remor,ieron las agu'a-sdei mar. La sal que caía de la punta de la alabarda se acumuló y se formó una isla. Izanagui e lzanami bajaron a esta isla y co¡struyeron un p'alacio donde se casaron. De este matrimonio n:rcieron el zuchipiélago del Japón, el dios cle los mares, el clios de los ríos, el cle las montunas, el de las llanur'.x, el t1elos árboles y el dios t-lelviento.

NIito de l¿ creacióndel archipiélagodelJapón.


Antes de que existiera la tier:r, todo era agua. L:r tierra no existía. Tampoco existí'¡n ni el sol ni la luna. Dios voiaba a.lredeclor.También había un hombre que volaba'¿lredec'lor, así como una parej;r cie ociu negras, Dios no pensaba en n.ada, pero el hombre levanhnrlo la. brisa recogió Lrs aguas y lm lanzó contr'.¡ l¿ figuril tle Dios. Este hombre ter¡ía la ambición de elevarse a un nivel superior al de Dios, pero tropezó )'caÉ en el agua. En su caídir, casi ahogado grito: <<OhDios, siílvame.¡> Dios le respondió. <<I-evántatepor encima del agua.> Inmediat¿mente el hombre se alzó a sí mismo fuer¿ del agua. Díos diio. <<Quese levante un sólid¿ roco, del fbndo del mar salió una piedra dura" en su superficie pudo instalarse el hombre y vivió con Dios. Dios diio. <Sumérfete h'¿stilel fondo del m'¿r y táeme ba¡ro;t El homl¡re baio :d tbnclo dei m:lr y tomó el bar:ro y le clio a Dios, que tomándoio lo lanzó sobre Ia superflcie del mar orrlenzurtlo: <d]ue se h,agala tierra> De esta lbrma hizo nacer la tierr¿.

Relato cosmogónico de los Tártaros tle Altai, recogrdo por W' Radlov.

El dos Marduli, oyendo la llamada cle los rlioses, rlecidió crear una ol¡rir bella ... ,üoy a iracer un río de saÍtgre, a tbrma¡ un esqueleto y construi¡ un ser hum'¿¡lo y que su nombre se¿ el hombro¡ (luiero crear este ser humano, este homlrre, para que, encar¡¡-ldo del servicio de los dioses. esto$ vivan en paz ...¡)Conte.stándole, el dios Ea le diio estas p';rlabra-s: <<Quesea librado uno solo entre los dioses, que sea destruido, p¿&t que se forme la humanidaó¡ ... El dios Kingu, que inició el comb¿te (contra los dioses).. que se le encadene ... se le inflija el ca^stigo:se le corte la sangre. De esta sangge. Ea creó la humanidad.

Poemababilonio de la Creación.(haciael siglo XI a.C. \¡I tabieta)

{El munrlo rlel Hinduismo es un munc'lo cíclico c¿racteriz'.rdopor la ree¡carnación de los seres vivos y la destrucción del universo seguida de una nueva creación. El tiempo tiene un ritmo constituido por las grandes eras cósmicas, qile a su \¡ez esti¡ dir,rdidas en miles de ciclos. Al f'inal de cada era, el universo, los dioses y los seres, son destruidos y sumeqgidos en el agua,a ella le sucede un período de reabsorción de igual duración). Brahma es el creador del primer mundo, como tarnbién es el creador de cad¿ era cósmic¿. Svayambu (el <nacid* de sí mismo>), creó l¿s aguas cósmiciu y depositó en ellas su semilla. De ahí r'ino u¡ huevo de oro del que n,.rció Brahm:r. De las dos p'artes del huevo roto, hizo el cielo y la tierra y entre los dos, pusn ei <éten:. Brahma creó el espíritu, el <g'o>,la virtud, la energía, el mal, los cinco senticlos, emitió los dioses y creó el sacrificio; él creó el tiempo y sus tlivisiones; también creó l'¿s constelaciones. Como queria crear los seres, <emitió el ardor intenso y l¿ palabra,'a^sícomo la facultad panagozar, el deseo y la cólerar>.De su cuerpo sacó los cuafro castas principales; de su boca ir:s Brahmanes, de sus brazos lcs g:erreros, de sus cader'¿slos come¡ciantes y de sus pies ios siervos. Luego Br'ahma se diüdió en dos y se convirtió en hombre y muier.

Concepciónhinduistabrahmánica.

Durante un largo período, Tangaroa permaneció en su concha. Esta era rerlonda . como un iruevo y daba meit'.rs en el espacio, en la oscuridad perm¿mente. No hill>í¿ni lula ni sol, ni tierra ni mont'añas, todo estab¿ en un est¿do de mezcla. No hallia ni bestizrs,ni aves, ni perros, ni seres vivientes, ni mar, ni agu.t dulce.


Pero, por frn, Tangaroa goipeó su conch'"1 cuanclo est¿ba estrechamente confinado y ésta se 'agnetó y se ilrrió. A continuación se deslizó 'al exterior y manteniénclose solrre ella gritó: qqruén está ahí ariba?, ¿quién está ahí abajob No contestó nadie. qQuién estáahí deiante? ¿Quién está ahí detrásh¡. Nadie contestó. Entonces Tangaroa difo: r<Oh roc¿ ven hacia mí> Pero no había roca que acudiera a é1.diio: r<Oh aren¿ r'en a mi.r>Perr: no habí¿ ¿ren'¿que acudiera a é1.Se enoió de que no se le obedeciera. Entonces dio la r'uelt¿ a 1¿concha y ia levantó para hacer con ella una cúpula para el cielo y la ilamó Rumi¿. Tangaroa se volvió pesado y al cabo de r-rncierto tiernpo se deslizó fuera de otra concha que ie cubría y que él utilí26 pata hacer la rcscayla arena- Pero su cólera no se h¿bh apaciguado todavía y tomó su espina dorsal y la convirtió en una caden¿rtle montañ'as, sus vísceras en las grandes nubes que flotan, su c:lrne en la riquez:r de la tierr4 sus br'¿zos y sus piemas en l'.r fuerza de lir tierr4 sus r¡ñas de l'¿smanos y los pies en l:rs escam:ls y cap'¿razonesde los peces, sus plumas en árboles, matorr'¿les y plzrntas trepildor'"x con el fin de vestir la tierra, sus intestinos en l'angostas,contzas y e.nanguilas de ios ¡íos y de los mares, ]i la sangre de Tangaroa se caientó e hizo enroiecer el cielo r. los arco iris. Pero la cll¡ez:r cle Tangaroa permaneció s;rgratla para é1, y continuó viviendo indestructible. Era el dueño rle todas l'¿scosas. ?oseía la expansión y el crecimiento.

con su misma c;rbeza e.r! su ñierpo

Más tircle, de la unión del cielo y Ate;r la tierr4 nació Tane, el hombre, pero el niño era asi: <Oh sin tbrmas! ¡Oh sin tbrmasl Sin car¿^ sin nariz, sin oreia-s,sin boca" sin cuello, sin pecho ni esp:rld4 sin costiilas, sin vientre, sin ombligo, sin caderas, sin nalgas, sin rcdiilas, sin pierna^s,sin plantas de tos pies. ¡Oh ¿Cuál es el crecimiento de este pequeñc niño? ¡Oh i'a nada sin formas! ¡Sin form'a^s!¿Quién hubiese podido llerzr a este niño?> qEl niño hil nacido? ¿Te h'.u d'.rdo cuenta a qr-rése pareceb><<,{qué mn!¿ tle polvo, a una metlusa gigurtesc:r. Oh h n¿da sin formas, sin formas. El yace en el gran abrztzode Ateiu.

N{ito polinésico.

(?'arn los aborígenes tie ,tustrali4 no hay una creación única del hombre, pero sí una creación especíñcil rle cada cl:ur totémico). <<Huboun tiempo en que los animales se 'apreciiur ¿llos homlrres y se comportab'¿n como ellos y en el que los lrombres se transfoffnab:ur en animales. Se transforrnarl en otr'¿s cosas también, en árboles e incluso en piedr'.rs.Er.l ei <iTiempo de los Sueños>> en el que es todo posiblo. Este <<N{undode los Sueños), que existe sin haber sidr.¡ creado al igual que los seres que 1o habitan, es eterno. Actualmente, existe en el subconsciente y en los sueños de los hon'rbres y los seres que lo habit¿n son los mtep'as'ados totémicos. Cada uno es conocido por su epopey4 lo que hace que la mitología sea extremad¿mente compleia.

Mito aust¡aiiano.

Los primeros hombres proceden c1eios brotes del suelo, y ruro de ellos, un poderoso <arigakok' {chaman) se transformó en mujer. De esta tbrm¿ nació la unidad de base de la sociedrrd esquimal: el hombre cazador v la muier camicera y costurer¿. La creación es posible ya que el mundc entero está vivo: cad:r una de las roca-sdel aren¿l, el iceberg en el tiordo, el propio fiordo, están vivos igual que ei sueño y ei alimento, desprovistos sin embargo de un aima que sólo po$een el hombre y los animaies.

Mito esquim'al.

rAl principio el aguacubría c'¿sipor compieto el mundo ll:rno por clebajorle nuestratierra. I-eios, en el este,vivia una diosa en una Kir.a. Al Oeste había otra diosa parecidaf...1Entonces ia^sdios'¿sdel Este y del Oeste hicieron levalrtarsela


tierra iirme fuera del agua. ,tl pasar por encima del mu¡rdo, el Sol se dio cuent'.r de ia nueva tiera y le hablti r la tliosa del Oeste cliciéndole que no había visto ningún signo tle vida. La tliosa rlel Oeste creó un gran número de :rves y de animiiles... v los envió a pobl:lr la primero una muier de arcilla y iuego un hombre y los recubrió ccn un velo. A continuación para dar vida a estos dos muñecos, les enseñ'.:ron un leng.raie y les diieron como ocuparse de llevó por encima dei .arco iris ¿ su vivienda en la que permanecieron cuatro días antes de partir

tiera. La diosa rlel Este hizo amba^sdiosas cantaron iunt?rs la úera. La dios* del Este los para formar un hog¿r...

Mito Hopi, de los incliosde Arizon4 en América del Norte.

pas dil-erentes yenjiones del mito cosmogónico nahr,¡-ttl(Aztec:r), se sitlan soltre cua"Ío soies anteriores qlre ternin'Nr en catástrofe ocasion¿d'¿spor cada uno de los cuatro elementosr tierra, viento, fuego y agua. Nuestra etap'a actr.rales la quint:r que se termin'.r¡á con grandes temblores de tierra. La creación del hombre está relatada tan sólo en el primero y en el quinto sol. I-os humanos de los otros soles no son más que la posteridad de una pareja que sobrevivió ¿ las diferentes c¿tístrofes, mientra-s que el resto de la huu¿nidrrd se tr¿nsformaba sucesivamente en monos, peces y aves). <Una vez fue creacla la tierra por el quinto sol, los riioses disr:utierofl acerca clel homlrre. Conitaron :r {]uetzalcoatl la misión cle crear al hombre otra vez. Baio el '¿specto tle su doble animal Solotl), baja a.l mundo subteráneo con el hn cle susüaer ai dueño de ios lugiues fNficdantecuhdi) los huesos de lix humanirlades prececlentes. Al salir del mundo de l:rs tinieblas, Quetzalcoatl depositó los huesos en un sitio ilamado T:rmoanch¿n clonde otr'.u dos dir,iniclades los reduieron a polvo. Quetzalcoatl interviene de nuevo haciéndose sangrar el falo encim'.r de este polvo de huesos, mienfr'¿s que los otros dioses hacen penitencia. I)e esta form¿ nació el hombre actr¡aL>.

Mtto lztec'"i.

Un diluvio hizo morir a torlos los h<¡mlrres en los ,{ncles :l excepción cle una p:ireja que se habí'.rrefugiado e¡ un t'.¡mbor y que, empujada por los vientos, se encont¡ó en Tiahuariaco. \'iracoch:r, el creldor, rehizo a los hombres. Yiracocha modeló figr"rrascon tiera y la-spintó, cada una con un vestirlo y un peinado particular. Animó a estas hguras y dio '"rc¡¡da ü1a sus costumbres propia^s.Ordenó a esta^simágenes de hombres y muieres qlre regresa-sen¿ la tierra y se instalasen donde debían echar raíces. Algrna^s salieron de las montañ'¿s, otra^sde las cuer,-as.de los 124;osy también de los árboles. Estr:s luga.resse Los antepa^sadosde cada rama que saiieron de la tierra" se rnultiplicaron y mis convirtieron en lugares sagrados, Ia-s<¿lu¿c¿s)>. t'arde se transformaron en piedras, que tienen 1:lfonna de halcones, de cóndores y otros animaies que también son sa¡gados. los <<huaca*¡.

N,lito de los Altos Andes. Recogido por Cristóbal de Molina el cusqueño e¡ :fábulas y ritos tie los Inc:u (siglo XVI).

<Sólo los L-re¿doresTepeu y Gucumirtz estab'¿nerr el agu:r envueltos cle clarid¿d... Mientras merlitab';m, se les ocurrió que al alba del¡ía nacer el hombre. No habrá ni gloria ni grandeza en nuestra creación mientr'¿s no exist'.1iil. criatur:r humana, el hombre acabado. Habl'¿¡on de esta for:rna...Pero se dieron cuenLr {lue ios l:ombres no nodían habl¿r" Entonces intentaron crear otro hombre capaz de invoc¿r a sus creadores ]¡ que les guardara en su memorn.,. Entances de tierra" de arcill4 hicieron la carne del hornbre. Pero no estaba bien... no tenía ni fuerza ni movimientc¡ principio hablaba pero no ccmprendía. . . entonces 1o destruyeron....


A continu¿ción hicieron muñecos de madera que se apreciiu a los hombres, lrabl:lban como eilos y poblaron l:r tierra..., pero no tenían ni ;rlma ni inteligencia. Fue simplemente una pmeba, una tentntiv4 para hacer a los hombres. Entonces de maíz amarillo y tle maíz blanco, hicieron la came de los hombres, con p2rstade mdz hicieron los brirzos y ias piernas...

Mito maya. (según un manuscrito maya eiaborado en el siglo XVI a partir de tradiciones orales).

En el tiempo en que Yavé hizo el cielo y la tierr4 no existia todrroía ningLrn arbusto en los campos solrre l:r tiera.,. Entonces Yar'é Dios modeló al hombre con l¿ :rrcill;r del suelo, insulló en la nadz un aliento de vid¿ y el hombre se convirtió eri un ser r.ivo. \'avé Dios plantó un jarclín en el Edén,'¿l L-)riente,y en él puso ai hombre que El hd;ía modelaclo... Yavé Dios diio: <O.Joes bueno que el hombre esté solo... Yar'é Dios modeló otr'.I vez dei suelo toclru l'as bestias sah'aiesy fodo los páiaros del cielo y se los lievó al hornbre p'¿r¿ s¿ber corno los iba a ll¿mar: cada uno debía ller.ar el nomhrre que el hombre le hubiese d¿do. El hombre dio nombre a iodos los animales, a los páiaros del cielo y a toda^slas bestia-ssalvaies pero. p?lra un hombre, nr: encontró ia ayuda que ie convenía. Entonces Y¿vé Dios hizo caer en un profundo sueño al hombre, que se durmió. El tomó una t1e sus costillas y volvi<i :r cerrar la c¿rne en su lugar. Luego de 1¿costilla que había sac'¿doal hombrg Yavé Dios creó a la muier y la llevó al hombre...

La Biblia. Tradición Yaveist¿ftacin el srglc\¡III a.C.)

Dios creó il tollos los seres vir.os :r partir del agu:1.Alp¡-rnos tle ellos reptan sobre sus vientres, otros '¿ncl'.ursolrre dos patas, y algunos otros sobre üratro.

El Coran ss.X.\I\¡:45.

El homlrre vino pdmero '¿l reino de l'.x cos:ls inorgánicas, más m¡de de ahí pasó al reino vegefai, sin acordarse de su conclición precedente. Y cuanrlo pasó ai estado '¿nimal ya rio se acordó cle su est'¿do en tanto que plañt1r, sólo le quedab:r la inclinación que é1sintió p'¡r'.r ese estado, en particular en i'.rprimi*'era y en la época c1elas flores... A condnuación ei hombre entró en el estado humirno, de sus primeras ¿lmas no le queda ningún recuerdo, y cambiará de nuet-o.

Dielál ed-Din Rümi, Mathanavi,IV: 3637 ss.(srglosXII-XIII de la era).

h{inisteria de Cultur¿ N{adrid 1984,p.16-22. Todos estostertos han sido publicrrdosen Oñgen-y etnl¡.tc¡(hr delJsar¡luv,


Mitologías (ficha)