Page 8

La Leyenda del Almirante Por: Daniel Francisco Casas

La magia y el destino, o mejor la magia del destino, esa sustancia de la que están hechos los sueños cuando ocurren los sabios milagros y accidentes de la creación, y que por místicos designios ya pertenecen a su dueño, puede ser la hoja de ruta de alguien cuyo tránsito por la vida no fue otro que el de navegar por las tempestades del alma y sosiegos del espíritu para llegar al puerto de nostalgias y dichas de su corazón. Fueron las letras quienes escogieron a su héroe desde antes que él lo supiera, su desarraigo y desastrada “errancia” como lo sugirió en no pocas ocasiones de lo que podía haber sido su aventura por la vida, hizo entender a su lectores y compañeros de viaje, que más que en vivir, el éxito de la vida está en sobrevivir a la lucidez y la desesperanza. La historia del almirante que se embarcó en un sueño del que no pudo regresar jamás, cuan largo y cuanto más trecho existe entre los puertos de Amberes y Buenaventura; ajeno a nación propia y muy bien curtido en aguas extrañas, que tuvo como patria la mejor de las infancias frente al mar y la pulpa de sus misterios y todo lo que hay a su paso y le adorna con la intromisión de los hombres, vulnerables a su inmenso poder y al inexorable gobierno del tiempo. Hombre de infinita resolución para adquirir el desafío de aguas saladas y dulces, soñador de navíos como su buen amigo y siempre recordado Abdul Bashur, ilusionista del tiempo y del espacio a los que la 8

vida llevó accidentadamente pero nunca por capricho a la expedición de un mundo del que comprendió había que vivir con dedicada convicción. La vorágine le persiguió siempre o fue él quien se empecinó en enfrentarla con el debido respeto por sus leyes que escapan a las de los hombres, de estas últimas hizo las suyas para ser él y nadie más el capitán de su alma, de empresas fallidas, de amoríos de puerto, de amigos de travesía, de los peligros de turno y de los amores que el tiempo ni los inextricables sueños que le visitaron a lo largo y ancho de su estadía por toda geografía y ninguna pudo extinguir el sabor y olor de la nostalgia. Encallar en la nostalgia, era un riesgo al que la selva y los calores del trópico, sometían al marinero que dejaba el mar, al que la tierra se venía encima y al que el aire que respiraba resultaba ser una infusión de delirio e hipnótica lucidez para enfrentar las estaciones que estaban por venir; al tiempo que desarrollaba la suerte y la destreza necesarias para sortear la vida y ocupar el vació de algunos sueños que se le amputaron a su corazón exiliado. Fue en las ciudades flotantes, donde el flamenco es lengua, y a la distancia más próxima se habla francés en los puertos bretones, cuando el primer amor bailó en olas y se levantó en espuma para no dejar ir el corazón del almirante nunca más, sin saber que de tajo el sino de la tragedia lo arrastraría hacia aguas dulces con el agrio sabor de quien pierde su patria para conocer otras mieles, que no probaría de lleno hasta curar el desengaño que la sal le había dejado después de amar. Pero como en todas las historias extraordinarias sucede, el arte de vivir los sueños se hizo inquebrantable en la voluntad de los héroes, que no lo fueran de no ser por los peligros y amenazas que se ciernen sobre ellos y su capacidad para vivir a la luz de su ley y la filosofía que desarrollan hábilmente por su trasegar, engendro de la desdicha y derrota que se convierten en lecciones inagotables de valor y amor por encontrar su misión vital.

Profile for Túnel de letras

Revista literaria Túnel de letras - Número 2  

Revista digital de circulación semestral, dedicada a la literatura y el teatro.

Revista literaria Túnel de letras - Número 2  

Revista digital de circulación semestral, dedicada a la literatura y el teatro.

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded